• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Elementos para un nuevo modelo de desarrollo sostenible
 

Elementos para un nuevo modelo de desarrollo sostenible

on

  • 7,868 views

 

Statistics

Views

Total Views
7,868
Views on SlideShare
7,865
Embed Views
3

Actions

Likes
1
Downloads
56
Comments
0

1 Embed 3

http://www.linkedin.com 3

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Elementos para un nuevo modelo de desarrollo sostenible Elementos para un nuevo modelo de desarrollo sostenible Document Transcript

    • ELEMENTOS PARA UN NUEVO MODELO DE DESARROLLO SOSTENIBLE Por: Cristina Llano Orrego 1. EL ORIGEN DEL CUESTIONAMIENTO Todas nuestras actividades dependen de la naturaleza. Cualquier bien manufacturado es el resultado de la aplicación del trabajo humano sobre un conjunto de bienes de capital, fabricados por el hombre, y de materiales y energía provenientes directamente de la naturaleza. Por ese motivo la actividad económica es sinónimo de apropiación y transformación de la naturaleza en beneficio de satisfacer las necesidades individuales y por esta razón el crecimiento económico conduce a la disminución de los recursos naturales. Con la revolución industrial los daños ambientales aumentaron cuando se contaminó el suelo y se envenenaron los recursos de aire y agua. Pero no fue sino hasta la década de los 70 debido a la crisis petrolera que se despertó la sensibilización global por los problemas del agotamiento de los recursos no renovables y la contaminación ambiental. Sin embargo economistas clásicos del siglo 19 (Ricardo, Malthus) ya se habían preocupado por las cuestiones relacionadas con el papel de la economía en los recursos naturales y su agotamiento, al considerar que las existencias limitadas impondrían restricciones al crecimiento económico. La idea de racionalizar el uso y gestión de los recursos naturales está en la base de la economía; pero, desde un punto de vista absoluto, únicamente son utilizables con relación a cierto nivel de desarrollo técnico y a la situación geográfica de un espacio. Los elementos naturales que componen un territorio tienen valor como recursos en función de su utilización como excedente por una sociedad en una determinada época. 1
    • Cuando la cuestión es conservar la naturaleza, al sistema económico implica resolver como los recursos naturales deben ser valorados también por su no-utilización. El primero a plantear esta cuestión en el desarrollo capitalista fue Meadows (1973), al enviar su famoso informe a la Conferencia de Estocolmo sobre Medio Ambiente Humano. El autor elaboró un modelo para analizar la taza de agotamiento de los recursos naturales en función de la creciente explotación humana, y pronosticó que aproximadamente en el siglo veinticuatro estos recursos en todo el mundo llegarían a un agotamiento total. Este pronóstico despertó gran interés por parte de la sociedad civil, sobre todo en los países industrializados que, en la década de los 70’s experimentaron la crisis petrolera. Introducir la conservación de los recursos naturales en el debate económico fue un esfuerzo innovador, ya que prevalecía desde la tradición neoclásica hasta la marxista la suposición de que, a través de la acumulación de capital y del progreso técnico, el crecimiento económico podría continuar indefinidamente, aunque quizás a expensas de la calidad ambiental. Parte de los ambientalistas se lanzó al debate denunciando la incompatibilidad insuperable entre el crecimiento económico y la conservación del medio ambiente en el largo plazo, lo que pondría a la humanidad en una encrucijada para formular una nueva racionalidad para el desarrollo. Esta tesis fue primero sintetizada por Herman Daly, en 1973, con la publicación de la teoría de la economía en estado estacionario. En lugar de empezar el análisis con la premisa de la eficiencia de asignación de los recursos o de su distribución, esta teoría se fundamenta en la capacidad de soporte de la tierra. Las decisiones económicas sólo serían éticamente justas desde el punto de vista de la conservación de los recursos del planeta para las generaciones futuras. Obviamente, el estado estacionario tuvo amplio rechazo, sobre todo en los países del tercer mundo, donde la obsesión por el crecimiento económico era sinónimo de desarrollo en aquél entonces. 2
    • Las tesis en favor de un crecimiento económico sostenible empezaron a surgir tras la realización de la Conferencia Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo (CMMAD), en 1987, cuando se proclamó la necesidad de convergencia de las naciones hacia un proceso de desarrollo sostenible desde el punto de vista ambiental. Otra tesis también favorable al crecimiento económico sostenible fue formulada por la CEPAL, a principio de los noventa, cuya premisa es no destruir los recursos en los cuales se basa el progreso1. Su apuesta difiere explícitamente de la del Banco Mundial por predicar que el desarrollo sólo puede ser sostenible mediante el aumento de la equidad territorial y social. 2. MODELO DOMINANTE: ECONOMÍA NEOCLÁSICA La economía neoclásica extendió la teoría ricardiana de la renta diferencial basada en la productividad diferencial de la tierra, al trabajo y al capita, el capital es tratado análogamente a la tierra. El individualismo se manifiesta en el comportamiento egoísta. La teoría neoclásica busca la racionalidad económica donde los trabajadores tratan de maximizar su salario y los capitalistas tratan de maximizar sus ganancias. La búsqueda de la maximización por parte del agente económico llevan a los economistas neoclásicos a confiar en la racionalidad del homo economicus. Después de la segunda guerra mundial el objeto de estudio de la economía neoclásica se enfocó en el crecimiento económico. El crecimiento se explicaba por el resultado de un incremento en el capital. Robert Solow (1957) demostró que este hecho no era suficiente para explicar el crecimiento sino que éste era el resultado del cambio técnico. Su trabajo de la teoría del crecimiento se basa en la función de producción agregada, en la cual los recursos naturales no aparecen y toma la producción como una función solamente del capital y trabajo. 1 CEPAL (1992). 3
    • Su explicación se basa en la supuesta sustituibilidad de los recursos no renovables y los recursos renovables y en el supuesto hecho de que los recursos no son realmente escasos . Las principales críticas al estilo de desarrollo dominante, resumiéndolas son: 1. Que la abundancia material (crecimiento) no necesariamente conduce al mejoramiento del bienestar (calidad de vida). 2. Que la economía no puede crecer indefinidamente porque existen límites físicos para ello, límites de los cuales estamos muy cercanos si es que no los hemos ya tocado. 3. Que el problema económico fundamental no es el crecimiento sino la distribución; aunque los sistemas que se orientaron a enfrentar prioritariamente ésta no lo hayan hecho bien, ello no significa que el problema como tal no exista y que no sea el fundamental. Las evidencias que da Goodland en las cuales el mundo ha llegado a sus límites (Apropiación humana de la biomasa, el calentamiento del planeta, la biodiversidad, la destrucción de la capa de ozono, la degradación de la tierra), junto con los hechos anteriores señalan la no sostenibilidad biofísica del modo de producción. Se requiere pasar de una economía ‘de un mundo vacío’ basada en la abundancia ilimitada de recursos a una economía donde se considere la Naturaleza como primordial en la producción, con su complejidad y limitaciones. Sin embargo como asegura Maital (1982): Ninguna ciencia aceptará desechar sus axiomas probados y exactos aunque se vuelvan impugnables e inciertos mientras no se disponga de un nuevo más poderoso conjunto de axiomas’. 3. ECONOMÍA AMBIENTAL La economía ortodoxa crea, a raíz de la crisis medioambiental, una rama denominada economía ambiental que está dedicada al estudio de los problemas suscitados por la gestión del medio ambiente . El punto de partida es entender la economía como un sistema cerrado, no abierto al 4
    • entorno, con el que únicamente se intercambio materia, energía e información. Por eso el problema al incorporar la variable de la naturaleza es que el mercado no es capaz por sí mismo de resolver el problema energético-ambiental. La solución la encuentran en aplicar los conceptos e instrumentos de análisis de la economía ortodoxa a los recursos naturales y a los valores ambientales. Como resultado de esta traducción todo valor ambiental recibe una valoración monetaria, es decir, internaliza las externalidades. Así, las ineficacias de nuestra sociedad consumista se solventan interiorizando los efectos externos e imputando todos los costes a sus responsables económicos (por medio, por ejemplo, de tasas e impuestos "verdes"). La economía ambiental cree resolver definitivamente su problema cuando incorpora dentro de su universo conceptual la idea del desarrollo sostenible que está fundamentada en la premisa de que el medioambiente se puede monetarizar en un mercado abierto y competitivo. Incorpora con ello dos aspectos nuevos no tenidos en consideración antes: una preocupación por la calidad -no sólo por la cantidad- del crecimiento y un interés en asegurar un medioambiente sano para las generaciones futuras. Sin embargo, bajo este concepto se esconde peligrosamente la creencia de que el sistema económico funciona bastante bien, por eso no se pretende renunciar al crecimiento económico. 4. ELEMENTOS QUE SE DEBEN RECONSIDERAR 4.1 CRECIMIENTO DEMOGRÁFICO E INDUSTRIAL INCONTROLADO El crecimiento demográfico incontrolado constituye un claro índice de la magnitud del deterioro medioambiental. La población mundial ha permanecido estable durante casi toda la historia de la humanidad. Empieza a crecer de manera gradual con la revolución agrícola y mantiene una tasa de crecimiento lenta hasta la revolución industrial, período en el cual la curva empieza a crecer de manera acelerada. Este rápido y explosivo crecimiento de la población mundial están modificando a tal escala que estamos produciendo un impacto ambiental de dimensiones sin precedentes. Las estimaciones de futuros aumentos de población 5
    • plantean serias dudas sobre si el planeta podrá seguir satisfaciendo las crecientes necesidades de la gente. La producción industrial ha crecido un poco mas rápidamente que la población, con el resultado de una lenta e irregular mejoría en las condiciones materiales normales de existencia de la población. La producción industrial mundial, muestra también un claro crecimiento exponencial, pese a las fluctuaciones por los bruscos incrementos en el precio del petróleo. Probablemente la biosfera no podrá aguantar esta situación sin sufrir un deterioro irreversible. 4.2 RACIONALIDAD ECONÓMICA: INDIVIDUALISTA La teoría neoclásica busca la racionalidad económica donde los trabajadores tratan de maximizar su salario y los capitalistas tratan de maximizar sus ganancias. La visión del Homo Economicus que se encuentra en la disciplina existente, es radicalmente individualista. El individualismo se manifiesta en el comportamiento puramente egoísta. El mundo representado por la teoría económica es uno en el que todos los individuos buscan su propio bien y se muestran indiferentes al éxito o al fracaso de otros individuos ocupados en la misma actividad. No se mira el bien colectivo, sino sólo la posibilidad de que haya un mejoramiento para algunos sin costos para otros. 4.3 MEDIDA DEL CRECIMIENTO ECONÓMICO: CREMATÍSTICO La economía ortodoxa es principalmente crematística, es decir, se relaciona con la manipulación de la propiedad y la riqueza para maximizar el valor de cambio monetario para el propietario a corto plazo. Esto tiene que ver con el PIB como un índice del bienestar, los economistas suponen que el bienestar social y el bienestar económico van en una misma dirección. 6
    • La medida tradicional de progreso de los países no tiene en cuenta lo que ocurre internamente, no importa que crezca el número de pobres o que la mayor riqueza sólo llegue a un sector muy reducido de la población. Tiene además un ingrediente perverso: la utilización de los recursos naturales no renovables es considerada como acumulación de riqueza cuando por puro sentido común debería significar lo contrario. Acabar con los recursos minerales de un país con sus cuencas o sus bosques, produce la ilusión de una mayor riqueza ene le corto plazo, pero a expensas del futuro. 4.4 SUSTITUIBILIDAD ENTRE FACTORES La sustituibilidad de la que se habla en economía neoclásica se relaciona con la capacidad de reemplazar otras formas de capital por capital natural cuando éste se haya agotada. Solow (1974) afirma: “El mundo puede pasársela sin recursos naturales” como evidencia del tratamiento erróneo de la relación economía medio ambiente de la disciplina neoclásica2. El modelo dominante se basa en que el patrón de escasez lo determina el capital hecho por el hombre y trata a los recursos naturales, capital natural, como abundante e incluso infinito, por lo tanto con bajo valor. Una propuesta de sostenibilidad débil presupone que las posibilidades de substitución del capital natural existen en amplio sentido; de este modo, para los recursos agotables se debería invertir parte de la renta excedente para su recuperación como forma de alcanzar un consumo constante a través del tiempo, desplazando el punto de la asignación óptima de la teoría neoclásica en el análisis de coste-beneficio. La explotación de los recursos naturales llevan a su agotamiento. Si es posible la sustitución de dicho recurso, entonces según la economía ortodoxa no hay escasez absoluta, siempre y cuando 2 Economía ¿Ecológica?. International Society for Ecological Economics, 1997 7
    • la tasa de ahorro total de la sociedad sea suficientemente alta para producir curvas de bienestar sostenibles. Sin embargo, hay algunos servicios que solamente el capital natural puede suministrar y son irremplazables en el funcionamiento del sistema de sustento ambiental general de la vida, y no pueden ser sustituidos por ninguna forma de capital humano. 4.5 FE EN UNA TECNOLOGÍA SIN LÍMITES Existe una aseveración por parte de los neoclásicos de que el poder de la tecnología no conoce límites. Según esta idea son muy pocos los recursos que se resistan al progreso tecnológico como para proporcionarnos con el tiempo productos extractivos a un costo constante o reducido ya que la tecnología avanza en forma exponencial. La justificación superficial es que un progreso tecnológico conduce a otro, lo cual es cierto, sólo que en este caso no es un proceso acumulativo como el crecimiento de la población3. La ilusión de que el desarrollo tecnológico sea la inagotable fuente de sostenibilidad del actual estilo de desarrollo presenta dos tipos de problemas: en primer lugar, el consumo de recursos o la disipación de desechos podría avanzar más allá de las posibilidades de las nuevas tecnologías por revertir sus consecuencias negativas –o bien, las consecuencias de los daños producidos no son conocidas hasta después que tales daños ya son irreparables–; en segundo lugar, la enorme desigualdad en las posibilidades de desarrollo tecnológico entre naciones o entre sectores sociales incrementa la disparidad en el acceso a fuentes alternativas de energía. 4.6 LA PRESENCIA DEL MODELO FÍSICO EN LA TEORÍA NEOCLÁSICA 3 Selección de “Mitos de la economía y de energía”, Pág. 75. Economía Ecología y Ética, 1989 8
    • La economía ortodoxa se transformó en una rama de la mecánica. La visión mecanisita que empapa la teoría económica no consigue captar la complejidad de los procesos económicos actuales. La economía ambiental neoclásica sufre de serias deficiencias a causa de su concepto de valor copiado de las mecánica clásica. Si se toman los medios y fines como datos y suponiendo que las variables son conocidas, bastaría con un sistema de ecuaciones para resolver el problema económico. La análoga mecánica es inadecuada e inaplicable en muchos campos de la economía4. El objetivo de la economía es liberar gradualmente el universo económico de la actividad humana, hacer de ese universo económico un modelo separado de la realidad, de la misma manera en que los físicos crean un modelo abstracto de la realidad física, y a partir de ese modelo, deducir leyes que gobiernan el mundo real. El modelo actual sufre de deficiencias a causa de su concepto de valor copiado de la mecánica clásica. 5. ELEMENTOS PARA UN NUEVO MODELO ECONÓMICO De acuerdo con lo analizado y descrito en el capítulo anterior, es necesaria la búsqueda de un enfoque mas amplio para la gestión medioambiental, que permita abordar el medio ambiente como objeto de gestión. Para llegar a un mundo sostenible el hombre debe dar un paso atrás y reconocer que el sistema socioeconómico humano, tal como está estructurado en la actualidad no es gestionable, ha sobrepasado sus límites y se dirige hacia un colapso, y consecuentemente, cambiar las estructuras del sistema5. 4 La crisis del modelo neoclásico. Pág. 39. Revista Económica # 1-2, 1998 5 Más allá de los limites del crecimiento. 9
    • 5.1 RESTRICCIONES AL CRECIMIENTO6 El mundo debe tomar la decisión de tener restricciones en el crecimiento de las familias y tener una eficacia en el control de la natalidad, éste hecho y con ayuda de tecnologías que mejoren la eficiencia de la utilización de recursos bajaría también el crecimiento de las emisiones de contaminación y se podría incrementar el rendimiento de la tierra hasta que los alimentos per cápita alcancen el nivel deseado. En Mas allá de los límites del crecimiento el escenario 10 construido como simulación por World3, la sociedad bajo estos criterios se nivela en 8.000 millones y goza del deseado nivel de vida material casi un siglo. El sistema logra colocarse por debajo de sus límites, evita un colapso descontrolado, mantiene su nivel de vida y se sostiene casi en equilibrio. 5.2 RACIONALIDAD ECONÓMICA: COMUNITARISMO La visión del Homo Economicus derivada de la antropología es puramente individualista. Se debe reemplazar esto por una imagen del Homo Economicus como una persona en la comunidad. El desarrollo comunitario implica que se tome en cuenta a la comunidad, antes que al individuo, como la unidad de desarrollo. Los seres humanos son esencialmente sociales y la economía debe fundamentarse en esta realidad. El esfuerzo mas impresionante que se ha hecho en esta dirección hasta ahora es el movimiento Sarvodaya de Sri Lanka. este movimiento involucra un enfoque global de aldea: moral, religioso, educativo y político, al igual que económico. Se inspira en la visión que tenía Gandhi de la India.7 6 Ibíd. 7 Por el bien común. Daly y Cobb (1989) 10
    • No hay garantía de la sensatez de la aldea, pero los errores que surgen de esta clase de desarrollo comunitario son menores que con las teoría individualistas. El desarrollo comunitario es un progreso económico genuino, del que se benefician la mayoría de los miembros de la aldea. Los costos sociales y ambientales son bajos. 5.3 MEDIDA DEL CRECIMIENTO Si "la necesidad de satisfacer las necesidades y aspiraciones humanas es el principal objetivo del desarrollo", el crecimiento económico es la forma de conseguir la materialización de esas aspiraciones y conseguir restaurar el daño medioambiental producido por la actividad humana. Sin embargo, siendo el crecimiento económico necesario, la forma en que lo hemos estado consiguiendo esta siendo cuestionada cada vez mas ampliamente por su insostenibilidad. Y ello es así porque cuando hablamos de crecimiento en Economía, nos estamos refiriendo fundamentalmente al Producto Interno Bruto (PIB), pero éste es en realidad una medida de la actividad económica, no una medida del bienestar de la población, aunque inevitablemente tengan relación. Pero no todo lo que forma parte del bienestar tiene mercado y no todo lo que forma parte del mercado contribuye al bienestar. Por otra parte, el capital natural, indispensable si tenemos en cuenta un desarrollo sostenible, no forma parte de las Cuentas Nacionales. Es por esto, que las nuevas tendencias económicas han intentado elaborar sistemas distintos al PIB para medir el bienestar. En Desarrollo Económico Sostenible, Posada y Vargas, se dice que además de ajustar el PIB por la depreciación del capital hecho por el hombre para obtener el PNN y descontar los gastos de defensa (GD) se deberá hacer ajustes por la depreciación del capital natural (DCN), obteniendo así una medida del ingreso que debe ser sostenible en el sentido hicksiano (Posada, Vargas). 11
    • También se ha propuesto in indicador llamado índice de progreso genuino e incluye mas de 20 aspectos que el PIB omite: considera la distribución del ingreso, adiciona el trabajo casero y comunitario, contabiliza la pérdida de tiempo libre, sustrae la contaminación del ambiente y el agotamiento del recurso y da como resultado un balance nacional que distingue los costos y beneficios asociados al crecimiento8. 5.4 COMPLEMENTARIEDAD ENTRE FACTORES Se debe abandonar la idea ortodoxa de sustituibilidad perfecta entre factores. El capital natural y el capital hecho por el hombre son, principalmente, complementos. El capital manufacturado se ha incrementado para aumentar el uso de capital natural, no se puede hablar de uno sin el otro. Georgescu- Roegen describe la producción como una transformación. El capital natural es el que está siendo transformado (causa material), mientras que el capital hecho por el hombre efectúa la transformación (causa eficiente). Los dos son claramente complementos. Una versión simplificada del argumento de la sostenibilidad fuerte sugiere que la capacidad de substitución no es del toda infinita, y que la única regla aceptable sería fijar la participación de la sociedad humana en el aumento de la entropía con un patrón estable y en conformidad con la evolución de los fenómenos naturales. Eso incluye una revisión radical de la acción humana en funciones como la manutención del balance del carbono, los ciclos hidrológicos y el flujo de nutrientes. Esta perspectiva no prohíbe la explotación del medio ambiente, pero sugiere una reinversión, en el capital natural, de los rendimientos correspondientes al valor de los recursos, de manera que la diferencia entre outputs y inputs de capital natural en el sistema económico sea más o menos igual a cero. El argumento de la sostenibilidad fuerte supone que lo que es explotado hoy se acaba hoy mismo y, por lo tanto, la renta neta derivada de la remoción del recurso es cobrada con integridad por el sector responsable por su pérdida. 5.5 COMPROMISO EN LA TECNOLOGÍA 8 Desarrollo Económico Sostenible. Posada y Vargas. (1997) 12
    • La tecnología es el medio con el que la economía se comunica con la naturaleza. Y en función de la eficacia de la misma, el impacto sobre el medio ambiente va a ser mayor o menor. Ahora bien, hay que tener muy en cuenta -porque si no, sus efectos beneficiosos pueden convertirse en perversos- que el desarrollo de tecnologías que estén en consonancia con la naturaleza, obliga a crear marcos institucionales y sociales que puedan facilitar la introducción de las mismas, y por lo tanto a transformar las estructuras económicas vigentes. Si esto no ocurre así, el desarrollo tecnológico orientado hacia la maximización del beneficio, puede multiplicar los problemas ecológicos en el futuro. 5.6 LA TERMODINÁMICA Es necesario hacer un análisis más amplio que tenga en cuenta la relación entre la economía y las ciencias naturales. La termodinámica puede ser útil para esta unión naturaleza-economía, porque la economía puede ser pensada como una estructura dependiente de su medio ambiente. La tierra es un sistema cerrado que intercambia energía , pero no materia con su medio ambiente. El sistema económico esta localizado dentro de este sistema cerrado. Como la tierra es finita, las interaccionas económicas (hombres, bienes, dinero) no son desdeñables. Desde el punto de vista de la termodinámica, el sistema económico debe ser interpretado como una estructura disipativa. “El proceso económico es entrópico: ni crea, ni consume materia o energía, sino solamente transforma entropía baja en alta”. (Georgescu-Roegen, 1971).9 La producción económica de la ley de entropía se deriva de la finitud de los stocks de energía disponible y de la irreversibilidad de la depreciación de la energía, esta es la razón de porque la “la ley de la entropía es la plataforma o el tope de la escasez económica (Georgescu-Roegen, 1976)10. 9 Economía ¿Ecológica?. International Society for Ecological Economics, 1997 10 Ibíd.. 13
    • La termodinámica es importante para la economía ambiental: además de llenar una función heurística general, también cumple una función conceptual y analítica decisiva, en la medida que ayuda a justificar la sostenibilidad y a operar la política ambiental macroeconómica11. 6. RESUMEN: Dominantes Alternativas CRECIMIENTO INCONTROLADO. RESTRICCIONES AL CRECIMIENTO INDIVIDUALISTA COMUNITARISTA CREMATÍSTICO OIKINOMÍA SUSTITUIBILIDAD COMPLEMENTARIEDAD MECÁNICA TERMODINÁMICA El problema consiste en que enseñados y acostumbrados a pensar bajo las premisas dominantes, dar el paso de atreverse a pensar bajo las premisas alternativas no es nada fácil. Primero porque es más cómodo seguir con la rutina habitual y segundo porque, en el fondo, no sabemos cómo pensar bajo las nuevas premisas ya que esto exige dejar de ser sólo economistas o sólo sociólogos o lo que sea, es decir, exige romper las barreras para pensar en términos transdisciplinares, algo que supone, además de un atrevido reto intelectual, un reto a los intereses académicos establecidos. 11 Ibíd.. 14
    • BIBLIOGRAFÍA Martinez Alier, Juan, La ecología y la economía. Pág. 133-145. CRESPO, Ricardo F. La crisis del modelo neoclásico, Económica #12, 1998. DALY Y COBB, Por el bien común.1989. DALY Y OTROS, Desarrollo Económico Sostenible, 1994. ECONOMÍA ¿ECOLÓGICA?. ISEE, 1997 ECONOMÍA-ECOLOGÍA Y ÉTICA, Selecciones de “Mitos de la economía y de la energía”, 1989 LOWY, Claudio. Medio ambiente y desarrollo sustentable. Realidad Económica #132, 1995 MEADOWNS, Donella y otros. Más allá de los Límites del crecimiento, 1992. POSADA Y VARGAS, Desarrollo económico sostenible, relaciones internacionales y recursos minero-energéticos, 1997. POSADA, Luis Guillermo. La problemática ambiental y los diversos enfoques de la teoría económica. Revista ensayos de economía #13, 1997. VEGA MORA, Leonel. Gestión medioambiental, 1998. YUREVICH, Eduardo. Hacia otro modelo. Realidad económica #130, 1995. 15