Cosmovision azteca

  • 6,155 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
6,155
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1

Actions

Shares
Downloads
46
Comments
0
Likes
3

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Cosmovisión AztecaOrigen del MundoSegún los aztecas el creador de todo fue el dios Ometecuhlti que, junto a su esposa Omecihuatl,creó toda la vida sobre la tierra. Esa pareja cósmica, dio a luz a los cuatro dioses que más tardecrearían cada uno de los soles y estos a su vez a mas de 1600 divinidades. Según la mitologíaazteca antes de nuestro sol, que es el quinto, existieron otros cuatro. Para los aztecas vivimos, portanto, en la quinta creación, o en la quinta era. La leyenda mexica señalaba que cada uno de esosdioses luchaba por la supremacía en el mundo, empleando cada uno su propia fuerza: tierra,fuego, viento o agua. Mientras esas fuerzas se mantuvieran en equilibrio, el mundo estaba enorden y podía existir la era de un sol; sin embargo, si se producía un desequilibrio cósmico, ese sol,con los humanos desaparecería.MuerteLa muerte era abrazada con respeto y sin temor. Estaba presente en su cosmogonía, en sufilosofía, en sus mitos y en sus festividades. Todo giraba alrededor de la dualidad vida-muerte,todo tenía su contraparte, como un principio fundamental entre los aztecas. Al parecer, esta dualidad partió del hecho de los períodos de lluvias y secas. En el primero todoflorecía, mientras que en lo segundo todo se secaba. Sin embargo, los ciclos naturales lesenseñaron que tras el período de secas, nuevamente regresaba un período de florecimiento y estemovimiento continuo explicaba a su vez la existencia de las noches y los días, y de la vida y lamuerte. Y los aztecas entendieron que para que existiera esta dualidad que indiscutiblemente generabavida, ellos tenían la responsabilidad de mantener un equilibro entre los hombres con el universo ypor ello, se explica que realizaran sacrificios humanos, ya que de la muerte, surge la vida.Los hombres y mujeres tenían destinados un lugar específico al momento de su fallecimiento. Porejemplo, se tenía la creencia que los guerreros muertos en combate o en sacrificio eran elegidospara acompañar al sol desde su nacimiento por el oriente, hasta el mediodía, y las mujeresmuertas en parto - quienes eran consideradas como guerreras por la lucha que tuvieron quesostener al dar a luz - eran elegidas para acompañar al Sol desde el mediodía hasta el atardecer.Pero sólo los hombres, al cabo de cuatro años de acompañar al astro rey en sus viajes diarios, seconvertían en aves de rico plumaje para regresar así a la vida terrena.El tlalocan, era otro lugar donde iban los muertos, pero aquí iban los que partieron de esta vidapor diversas enfermedades como la gota, la sarna, la lepra, por ahogamiento o por un rayo. Setenía la creencia de que este era el lugar de las delicias, de veraneo, de verdor absoluto, en dondeno hacía falta nada. En él residía el Dios del agua y sus ayudantes, los tlaloques. Y el tercer lugar a donde se dirigían los muertos era el Mictlán al que iban todas las personas quemorían de muerte natural o de enfermedades no relacionadas con el agua. Se creía que para llegara este sitio, se tenía que atravesar un largo camino lleno de peligros entre los que estaban: el lugarde la culebra que guarda el camino, y el lugar del viento frío de navajas. En el Mictlan residía una dualidad: Mictlancihuatl y Mictlantecuhtli, señor y señora del mundo delos muertos. El Mictlan era concebido también de forma dual, como una caverna a través de lacual llegan los muertos.Los Aztecas también tenían la creencia de que algunos animales eran representativos de la muertey el murciélago era uno de ellos ya que vive dentro de las cuevas y sólo sale de noche. Perotambién, de acuerdo a su mitología, las lagartijas y las serpientes eran animales que asociabancon la muerte ya que según sus relatos, estos animales eran encontrados en el recorrido quetenían que hacer los muertos hacia el Micltan. El perro era otro que tenía una conexión con lamuerte, pero de forma benéfica que ya que eran ellos quienes ayudaban a los difuntos a cruzar el
  • 2. río de las regiones de los muertos. Y sumados a lo anteriores, aparecen también los jaguares, losbúhos, las lechuzas, las arañas, los alacranes, los ciempiés y los gusanos, todos los cuales teníandiferentes conexiones con los muertos. Con todo lo anterior, nos damos cuenta de la importanciaque la muerte tenía entre los aztecas quienes también la celebraban de diversas formas. Porejemplo: se sabe que el noveno mes del año de su calendario, era dedicado a la fiesta de losmuertos niños. Para ellos, se realizaban ritos y festividades con los que se les recordaba y a la vezse prevenía su muerte mediante hechizos que realizaban los ancianos. Pero también el décimomes del año, hacían grandes solemnidades sacrificando un gran número de hombres,colocándoseles abundantes ofrendas a su alrededor mientras un grupo de jóvenes bailaban entorno suyo adornados con plumas y joyas, lo cual era una forma de celebrar la muerte y darle labienvenida a la vida.VidaSegún los aztecas sólo se vive una vez, y la vida esta llena tanto de sufrimiento como de alegría y laúnica manera de perdurar tras la muerte es alcanzar la fama, si bien la propia fama desaparececuando los mueren los que recuerdan al difunto. Los aztecas, en un principio, basaban susubsistencia en la caza y la recolección. Pero al instalarse en el lago Texcoco, tuvieron queaprender a cultivar el maíz y otros productos, los cuales se convirtieron en la base económica desu imperio. Para esto, y considerando que vivían en una isla, desarrollaron un sofisticado sistemaque permitía generar superficies de cultivo: las chinampas. Estas se construían a partir de unasbalsas de madera que flotaban en el lago, las cuales eran rellenadas con barro y ramas. Paraanclarlas al fondo, se plantaban arboles de rápido crecimiento que llegaban al fondo y echabanraíces. Los productos cultivados incluían maíz, porotos, ají, calabazas, pimientos y tomates. Entrecada chinampa quedaba un espacio, por donde navegaban las canoas con sus productos. Algunasde estas se siguen utilizando aun hoy.El papel de la mujerEn la cosmovisión azteca la mujer se tenía que mover dentro de un ámbito machista ymilitarizado. Su destino siempre estuvo signado por el cumplimiento de preceptos morales yobligaciones cotidianas.Las mujeres se encontraban sustraídas de todas las actividades que tuvieran relación con el podery el prestigio. Tenían que atender a sus esposos y a sus hijos más todas las labores hogareñas. Lasmujeres cumplían con diferentes tareas que incluían ocupaciones hogareñas, deberes conyugales,participaron las celebraciones religiosas y en la agricultura. Las tareas domesticas incluían losaspectos de la higiene del hogar.Cuidaban a sus hijos y les daba el pecho durante los dos primeros años de vida. Luego la educaciónpasaba a manos de su padre o la madre según se tratase de niños o niñas.Las mujeres también se encargaban de la confección de los vestidos que usarían toda la familia yde enseñarles esas labores a sus hijas.En los templos, las mujeres aztecas realizaban los mismos trabajos que en su casa. Por ejemplo,barrían y cocinaban.Las mujeres aztecas participaban en la agricultura, tenían a su cargo el cuidado del huerto familiary recolectaban leña. Sea cual fuere su origen social, la mujer debía guardar normas de conductaque estaban estrictamente reglamentadas. No podía reírse delante de un hombre que no fuera suesposo. Se esperaba de ella una actitud servicial continuamente. Además debía tener una actitudrecatada. Debía ser honesta y hábil en las diversas labores hogareñas.El peinado que lucia debía ser funcional a las actividades que debía cumplir. Estaba difundido eluso de dos o tres trenzas.Vestimenta. Por lo general, la mujer azteca vestía enagua y huipil, una falda larga y larga blusa sinmangas.