Sistemas de Gestión Ambiental  y trabajadores de la Industria            del Papel
2
INDICEPRESENTACIÓN1. INTRODUCCIÓN............................................................................................
7.1.4. Conocimiento de los trabajadores encuestados del documento en el que se refleja la                    política ambi...
PRESENTACIÓNCCOO y UGT convenimos en realizar este estudio porque creemos firmemente en la necesidad de la participación d...
6
1. INTRODUCCIÓNLa incidencia de los condicionantes ambientales sobre las actividades económicas es cada vez mayor. Para el...
de los requisitos exigidos por la norma UNE-EN ISO 14001 -comunes también a EMAS- y a su interpretación segúnel marco de r...
2. LA NORMALIZACIÓN EN LA GESTIÓN AMBIENTAL: TIPOLOGÍA                                                               YCARA...
En el ámbito de la Unión Europea, el potencial de las normas como instrumento de protección del medio ambienteha aumentado...
•    Mayor intensidad en la mejora continua de sus resultados ambientales.    •    Mayor divulgación de su comportamiento ...
12
3. LA PARTICIPACIÓN DE LOS TRABAJADORES EN LOS SISTEMAS DE GESTIÓNAMBIENTALLas actividades económicas, industriales y de s...
Junto a las razones expuestas hasta el momento, también es preciso señalar que esta participación es esencial:     •    Pa...
•    Presentar propuestas de mejora en la gestión ambiental.     •    Desarrollar labores de seguimiento en el cumplimient...
16
4. DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO SISTEMAS DE GESTIÓN AMBIENTAL YTRABAJADORES DE LA INDUSTRIA DEL PAPEL4.1. Objetivos del proyec...
Los informantes clave han constituido un grupo suficientemente representativo de las estructuras de las empresas entodos s...
5. DIAGNÓSTICO DE LA IMPLANTACIÓN DE SISTEMAS DE GESTIÓN AMBIENTALEN EL SECTOR DE LA INDUSTRIA DEL PAPEL CONSIDERADO5.1. C...
Gráfico 2. Distribución de instalaciones según CNAEFuente: elaboración propia5.3. Distribución territorial (CCAA) de las i...
Tabla 3. Distribución territorial de las instalaciones diagnosticadas                   Comunidad Autónoma Nº de instalaci...
Gráfico 4. Distribución territorial de las instalaciones según número de trabajadoresFuente: elaboración propiaTabla 4. Nú...
6 IMPLANTACIÓN DE SISTEMAS DE GESTIÓN AMBIENTAL EN EL SECTOR DE LAINDUSTRIA DEL PAPEL CONSIDERADO6.1. Sistemas de gestión ...
Tabla 5. Implantación de sistemas de gestión ambiental en el sector                      Instalaciones con SGA UNE-EN ISO ...
En menor medida, y dado que la implantación de instalaciones es sensiblemente inferior al de estos dos territoriosmenciona...
6.2.3. Implantación de sistemas de gestión ambiental UNE-EN ISO 14001, segúntamaño de instalaciónAtendiendo al criterio de...
competitiva que puede suponer la incorporación de la componente ambiental en su gestión. Igualmente, se haconstatado que l...
Tabla 12. Instalaciones con EMAS y porcentaje respecto del total de instalaciones, segúnCNAE clase                   Nº in...
7. DESCRIPCIÓN, RESULTADOS Y CONCLUSIONES DE LAS DISTINTASACTUACIONES DESARROLLADAS PARA VALORAR LA IMPLICACIÓN YPARTICIPA...
7.1.3 Conocimiento de los trabajadores encuestados sobre la existencia de un SGAimplantado en su centro de trabajoEl 87 % ...
Gráfico 7. Conocimiento de la política ambientalFuente: elaboración propiaLa política ambiental es un conjunto de principi...
Gráfico 8. Canales de comunicación ambientalFuente: elaboración propiaEn todas las instalaciones con EMAS, los encuestados...
Tabla 18. Formación en medio ambiente                                                                   Nº de           Po...
•    Una mayoría de los encuestados manifestó no haber recibido formación en materia de medio ambiente. Al          margen...
Entre los participantes que sabían de la existencia de un SGA implantado en su centro de trabajo, varios decíanconocer los...
Ante la pregunta de si el Comité de empresa u otras instancias de representación sindical abordaban temasambientales, hubo...
etc., aunque alguno las relaciona más con sus propias políticas cotidianas que con el SGA. Indicaron también que laplanifi...
•    Valoración sobre la implantación de SGA en el sector del papel .     •    Valoración de la información que las empres...
8. CONCLUSIONES8.1 Implantación de sistemas de gestión ambiental en las empresas diagnosticadas   •   Se han diagnosticado...
ambiente dirigida al conjunto de la plantilla. De la encuesta se deriva que sólo el 39% de los encuestados          con SG...
9. PROPUESTAS     ✗   Mejorar la difusión de la política ambientalHa quedado constatado un amplio desconocimiento del docu...
Sistemas de gestion_ambiental_y_trabajadores_de _la_industria_del_papel (fsc-ccoo)
Sistemas de gestion_ambiental_y_trabajadores_de _la_industria_del_papel (fsc-ccoo)
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Sistemas de gestion_ambiental_y_trabajadores_de _la_industria_del_papel (fsc-ccoo)

338 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
338
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Sistemas de gestion_ambiental_y_trabajadores_de _la_industria_del_papel (fsc-ccoo)

  1. 1. Sistemas de Gestión Ambiental y trabajadores de la Industria del Papel
  2. 2. 2
  3. 3. INDICEPRESENTACIÓN1. INTRODUCCIÓN.................................................................................................52. LA NORMALIZACIÓN EN LA GESTIÓN AMBIENTAL: TIPOLOGÍAY CARACTERÍSTICAS DE LOS SISTEMAS DE GESTIÓN AMBIENTAL............73. LA PARTICIPACIÓN DE LOS TRABAJADORES EN LOSSISTEMAS DE GESTIÓN AMBIENTAL................................................................94. DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO SISTEMAS DE GESTIÓNAMBIENTAL Y TRABAJADORES DE LA INDUSTRIA DEL PAPEL.........13 4.1. Objetivos del proyecto 4.2. Descripción de tareas y metodología de trabajo desarrolladas5. DIAGNÓSTICO DE LA IMPLANTACIÓN DE SISTEMAS DEGESTIÓN AMBIENTAL EN EL SECTOR DE LA INDUSTRIADEL PAPEL CONSIDERADO 17 5.1. Clasificación CNAE industria del papel considerada 5.2. Instalaciones diagnosticadas pertenecientes al CNAE 17.1 5.3. Distribución territorial (CCAA) de las instalaciones diagnosticadas 5.4. Distribución de las instalaciones según número de trabajadores6. IMPLANTACIÓN DE SISTEMAS DE GESTIÓN AMBIENTALEN EL SECTOR DE LA INDUSTRIA DEL PAPEL CONSIDERADO..................19 6.1. Sistemas de gestión ambiental considerados y fuentes empleadas para determinar su implantación en las instalaciones objeto de diagnóstico 6.2. Implantación de sistemas de gestión ambiental UNE-EN ISO 14001 6.2.1. Implantación de sistemas de gestión ambiental UNE-EN ISO 14001, según CNAE clase 6.2.2. Distribución territorial (CCAA) de las instalaciones con sistema de gestión ambiental UNE-EN ISO 14001 6.2.3. Implantación de sistemas de gestión ambiental UNE-EN ISO 14001, según tamaño de instalación 6.3. Implantación de sistemas de gestión ambiental EMAS 6.3.1. Implantación de sistemas de gestión ambiental EMAS, según CNAE clase 6.3.2. Implantación de sistemas de gestión ambiental EMAS, según tamaño de instalación7. DESCRIPCIÓN, RESULTADOS Y CONCLUSIONES DE LAS DISTINTASACTUACIONES DESARROLLADAS PARA VALORARLA IMPLICACIÓN Y PARTICIPACIÓN DE LOS TRABAJORESEN EL ÁMBITO DE LOS SISTEMAS DE GESTIÓN AMBIENTALDE LAS INSTALACIONES OBJETO DE DIAGNÓSTICO....................................29 7.1. Encuestas desarrolladas en las instalaciones diagnosticadas 7.1.1. Alcance y contenido de las encuestas 7.1.2. Número de encuestas y tipología de las instalaciones 7.1.3. Conocimiento de los trabajadores encuestados sobre la existencia de un SGA implantado en su centro de trabajo 3
  4. 4. 7.1.4. Conocimiento de los trabajadores encuestados del documento en el que se refleja la política ambiental de la empresa 7.1.5. Canales de comunicación en materia de medio ambiente en el centro de trabajo 7.1.6. Formación en materia de medio ambiente 7.1.7 Resumen y conclusiones de las encuestas 7.2 Grupos de discusión 7.2.1. Alcance de los grupos de discusión 7.2.2. Resumen y conclusiones de los grupos de discusión 7.3 Entrevistas con responsables y técnicos empresariales 7.3.1. Alcance de las entrevistas 7.3.2. Resumen y conclusiones de las entrevistas con los técnicos y responsables empresariales 7.4 Entrevistas con responsables y técnicos sindicales 7.4.1. Alcance de las entrevistas 7.4.2. Resultados y conclusiones de las entrevistas con los técnicos y responsables sindicales8. CONCLUSIONES...............................................................................................41 8.1 Sobre la implantación de sistemas de gestión ambiental en las empresas diagnosticadas 8.2 Sobre la implicación y conocimiento de los trabajadores y sus representantes en los sistemas de gestión ambiental9. PROPUESTAS...................................................................................................43 4
  5. 5. PRESENTACIÓNCCOO y UGT convenimos en realizar este estudio porque creemos firmemente en la necesidad de la participación delos trabajadores y las trabajadoras de la industria del Sector del Papel en los temas ambientales.Esta participación no debe ser entendida como un simple acceso a una información, a una planificación o a unagestión ambiental realizada, evaluada y respaldada por la empresa, o como un trámite rutinario para poder obtener lacertificación EMAS. Debe ser entendida como una responsabilidad más de las trabajadoras y los trabajadores,responsabilidad que ya tienen reconocida, por citar un ejemplo, en otros ámbitos como en el de la prevención deriesgos laborales. Para ello, los representantes de los trabajadores y las trabajadoras deben de tener reconocidos unosderechos y unas obligaciones específicas en medio ambiente.Entre los argumentos que respaldan esta reivindicación se pueden mencionar los siguientes: ✗ El Estatuto de los trabajadores (Art. 64.7.c) lo entiende así al establecer que “ El comité de empresa tendrá también las siguientes competencias: … Colaborar con la dirección de la empresa para conseguir el establecimiento de cuantas medidas procuren el mantenimiento y el incremento de la productividad, así como la sostenibilidad ambiental de la empresa, si así está pactado en los convenios colectivos”. ✗ La Resolución del Parlamento Europeo de 7 de septiembre de 2010, sobre el desarrollo del potencial de creación de empleo en una nueva economía sostenible, no puede ser más clara: “pide a la Comisión, a los Estados miembros y a los interlocutores sociales que incluyan las cuestiones medioambientales básicas en el diálogo social, en todos los niveles de consulta, prestando especial atención a las negociaciones sectoriales; subraya que, para que la transición sea socialmente justa, los trabajadores deberían desempeñar un papel social participativo en el proceso; pide la participación de los representantes de los trabajadores encargados de ecologizar los lugares de trabajo según lo establecido por la OIT, …” ✗ En la propia satisfacción de las empresas que lo han puesto en práctica, como se destaca en el boletín nº 236 de la Industria Papelera, donde una de las mayores papeleras de España “reconoce la contribución de sus empleados en la mejora de su eficiencia” por la que se han reducido consumos de algunos de los componentes utilizados, rebajando el consumo energético y de agua, así como la eliminación del cloro en su proceso industrial. El director de la fábrica señaló que "el compromiso de los empleados" en esa iniciativa fue "clave para la consecución de unos objetivos que eran exigentes y que requerían un importante esfuerzo”. ✗ En que hay otros sectores industriales, tales como la industria química o la fabricación de cemento, donde la implantación de sistemas de gestión ambiental, la participación de la plantilla en su funcionamiento y el reconocimiento de derechos en materia de medio ambiente entre la representación de los trabajadores es significativamente superior al del resto de los sectores.Queda clara la necesidad de este estudio para valorar el éxito o el fracaso de las estrategias empleadas por lasindustrias del sector del papel para implicar a sus plantillas en los sistemas de gestión ambiental en su obligadocaminar, convergente con otros sectores y el resto de la sociedad, hacia una nueva economía sostenible.Esperamos que las propuestas de este estudio ayuden a mejorar la situación actual de la participación de lostrabajadores y trabajadoras del sector del papel. 5
  6. 6. 6
  7. 7. 1. INTRODUCCIÓNLa incidencia de los condicionantes ambientales sobre las actividades económicas es cada vez mayor. Para el sectorindustrial esto conlleva efectos importantes sobre sus capacidades productivas y técnicas y sobre las tecnologías aemplear, sobre los costes económicos, etc. Estos condicionantes también influyen en el espacio de negocio y losmercados y, en definitiva, sobre la gestión de la empresa y de todos sus recursos, tanto humanos como materiales. Enconsecuencia, afectan a los trabajadores en su doble dimensión, como actores de la producción y como ciudadanosafectados por los impactos ambientales de la actividad económica. En el primer caso, los niveles de empleo, laestabilidad de los puestos de trabajo y las condiciones de trabajo pueden depender, en mayor o menor grado, delcomportamiento ambiental de la empresa. Por tanto, los trabajadores tienen un interés legítimo en la sostenibilidadambiental de la empresa y, en particular, aquellos que trabajan en sectores industriales más contaminantes.En este sentido, el artículo 64.7.c del Estatuto de los Trabajadores recoge entre las competencias del Comité deempresa lo siguiente:“Colaborar con la dirección de la empresa para conseguir el establecimiento de cuantas medidas procuren elmantenimiento y el incremento de la productividad, así como la sostenibilidad ambiental de la empresa, si así estápactado en los convenios colectivos”.La paulatina incorporación de la dimensión ambiental dentro de la gestión empresarial ha venido motivada,fundamentalmente, por una normativa ambiental cada vez más rigurosa, como respuesta al evidente deterioro delmedio ambiente ocasionado por los impactos derivados de las actividades productivas y de servicios, y por lairrupción en el mercado de las preocupaciones de la sociedad por el medio ambiente.El mundo de la empresa está optando por integrar la componente ambiental en el marco de su gestión global a travésde los sistemas de gestión ambiental, los cuales constituyen un instrumento con gran potencial para alcanzar uncomportamiento ambiental adecuado y eficaz.Lo cierto es que con la implantación de un SGA, las empresas pueden obtener otra serie de beneficios tales como: • Garantía de cumplimiento con la normativa ambiental en vigor y adaptación a futuras disposiciones legales. • Mejoras en la eficiencia de los procesos, optimización y ahorro de consumos de materias primas y recursos (energía, agua,…) • Prevención y control sobre la generación de emisiones, residuos y vertidos, lo que se puede traducir en menores costes de gestión, de tratamiento, en el pago de tasas y cánones, etc. • Exenciones y beneficios en el cumplimiento de determinados requisitos legales, mayores facilidades para la obtención de permisos y licencias, acceso a subvenciones y contratas públicas, etc.La información, la formación y la participación de los trabajadores son elementos esenciales para un eficazfuncionamiento del sistema de gestión ambiental, y con ello alcanzar mejoras ambientales permanentes y consolidaren la empresa una política ambiental que ayude a avanzar hacia modelos de producción más sostenibles. Elloredundaría, a buen seguro, en una mejora de la salud laboral y la seguridad en los centros de trabajo, de lacompetitividad de la empresa, de la estabilidad de los puestos de trabajo y de la calidad del medio ambiente.Tanto las labores de planificación como la propia operatividad del sistema sólo se realizarán y desarrollarán de lamanera más eficaz si se cuenta con la experiencia y el conocimiento de aquellos que cotidianamente estánvinculados al proceso productivo o a la prestación del servicio. Los trabajadores son, en definitiva, los que deberánejecutar una parte importante de las pautas y actuaciones planificadas en el sistema de gestión ambiental.Además, la normativa vigente determina una serie de derechos y obligaciones de los trabajadores y susrepresentantes que afectan a numerosos requisitos de los SGA. Asimismo, la información, formación y participaciónde los trabajadores es un requisito de los sistemas de gestión ambiental desarrollados según el Reglamento EMAS yla norma UNE-EN ISO 14001, y su incumplimiento puede y debe ser tratado como una no conformidad. Losderechos y competencias que tienen los trabajadores y sus representantes en este ámbito provienen de la aplicación 7
  8. 8. de los requisitos exigidos por la norma UNE-EN ISO 14001 -comunes también a EMAS- y a su interpretación segúnel marco de relaciones laborales establecido por el Estatuto de los Trabajadores y por la Ley de Prevención deRiesgos Laborales.Por otro lado, son cada vez más las empresas en las que, a través de la negociación colectiva, se han reconocidocompetencias y facultades a los representantes de los trabajadores para participar en las cuestiones ambientales delos centros de trabajo. Ejemplo de ello es que la figura del delegado de medio ambiente existe ya en centenares deempresas.Por todo lo anterior, el objetivo de este proyecto ha sido el de proporcionar un diagnóstico que permita valorar elgrado de información, formación y participación de los trabajadores en el ámbito de los sistemas de gestiónambiental implantados en las empresas del sector de la Industria del Papel. Los resultados del mismo serán deutilidad de cara a plantear a futuro propuestas de mejora de aspectos tales como la formación impartida, lainformación proporcionada, los canales de comunicación empleados y los cauces e instrumentos de participación delos trabajadores en el ámbito de los sistemas de gestión ambiental como contribución al desarrollo sostenible. 8
  9. 9. 2. LA NORMALIZACIÓN EN LA GESTIÓN AMBIENTAL: TIPOLOGÍA YCARACTERÍSTICAS DE LOS SISTEMAS DE GESTIÓN AMBIENTALLa normalización busca homogeneizar y articular numerosos aspectos de la producción de bienes y servicios, a finde incorporar criterios de calidad, de seguridad o de protección ambiental.Las normas tienen carácter voluntario, a diferencia de las disposiciones legislativas, que son de obligadocumplimiento.En la actualidad coexisten normas que operan en distintos ámbitos: • Normas cuyo ámbito exclusivo es el Estado español, denominadas normas UNE. • Normas cuyo ámbito es la Unión Europea, denominadas normas EN. • Normas cuyo ámbito es internacional, denominadas normas ISO.Un sistema de gestión está normalizado cuando cumple con los requisitos de una NORMA. En el ámbito de lacalidad, la referencia fundamental es la norma ISO 9001. Con su implantación la empresa pretende gestionar lacalidad de sus productos y servicios. Generalmente incluye el establecimiento de la política de la calidad y losobjetivos de la calidad, así como la planificación, el control, el seguimiento y la mejora de la calidad. Entre losobjetivos prioritarios está la satisfacción del cliente.En el ámbito de la gestión de la seguridad y salud laboral en el trabajo, la referencia principal en la normalización esla norma OHSAS 18001. En ella se establece una metodología para que la empresa que implante un sistema según lamisma esté en disposición de: • Cumplir los requerimientos legales que existen en seguridad y salud laboral. • Aplicar la mejora continua como principio de actuación preventiva. • Demostrar el compromiso de la Dirección con la seguridad y salud laboral.En cuanto a los sistemas de gestión ambiental, actualmente hay dos referencias: la norma ISO 14001, de ámbitointernacional, y el Reglamento Europeo EMAS.Han sido diseñados para mejorar las prestaciones y el rendimiento ambiental de las empresas, incluyendo losderivados del ciclo de vida de sus productos, actividades y servicios. Se pueden definir como la parte del sistemageneral de gestión que realiza la política medioambiental de la empresa actuando sobre: • La organización de la empresa. • La planificación de las actividades y operaciones de producción. • El diseño y definición de los productos o servicios. • Los recursos disponibles.En la actualidad se tiende a articular las distintas normas de implantación y certificación de sistemas (calidad, medioambiente y prevención de riesgos laborales) a fin de hacerlas compatibles entre sí.Cada vez son más los ámbitos y sectores en los que determinados aspectos relacionados con el medio ambiente sonobjeto de normalización: composición y características de las materias primas, maquinarias, diseño de productos ycomponentes, análisis de ciclo de vida, eficiencia energética, métodos de ensayo, medición y calibración de equipos,tecnologías ambientales, etc. 9
  10. 10. En el ámbito de la Unión Europea, el potencial de las normas como instrumento de protección del medio ambienteha aumentado ya que: • El número de normas europeas ha experimentado un incremento considerable en los últimos años. • Han aumentado los sectores que las utilizan. • Hay una creciente integración de la normalización en la normativa europea.En el Estado español, una empresa que decida implantar un sistema de gestión ambiental puede optar por doscaminos que no son excluyentes: la norma UNE-EN ISO 14001:2004 y el Sistema Comunitario de Gestión yAuditoría Ambientales (EMAS), establecido en el Reglamento Europeo 1221/2009.La certificación de una empresa y su inscripción en el registro EMAS exige como requisito que su sistema de gestióncumpla con todos los aspectos esenciales de la norma UNE-EN-ISO 14001 (la sección 4 completa, la cual recoge loselementos del sistema de gestión ambiental), y que además cumpla con otra serie de exigencias que son las quedeterminan las diferencias entre la norma UNE-EN-ISO 14001 y el Reglamento EMAS.En resumen, los elementos diferenciales de EMAS respecto a la norma UNE-EN ISO 14001 son: • Realizar un análisis medioambiental inicial. • Realizar auditorías que evalúen el comportamiento ambiental de la organización, más allá de la evaluación del funcionamiento y eficacia del SGA y su adecuación a la norma que plantea ISO 14001. • La evaluación del comportamiento ambiental de la organización tendrá en cuenta, cuando se disponga de ellas, a las mejores prácticas de gestión ambiental de su sector. • Hacer una declaración ambiental que ilustre la mejora continua de la empresa y que tenga en cuenta las necesidades de información de las partes interesadas. • La información ambiental del comportamiento de las empresas está ligada, entre otros aspectos, a una serie de indicadores que deben obligatoriamente comunicar en su declaración ambiental y que están referidos a las siguientes áreas: • Eficiencia energética • Eficiencia en el consumo de materiales • Agua • Residuos • Biodiversidad • Suelo • Examinar el cumplimiento del análisis ambiental, del sistema de gestión, el procedimiento de auditoría y validar la declaración por medio de un verificador ambiental autorizado.Las mayores exigencias de los SGA certificados según EMAS son, a priori, una garantía de que la empresa asumemayores retos y pretensiones de mejora de su comportamiento ambiental. La norma UNE-EN ISO 14001:2004 essumamente ambigua en numerosos aspectos, lo que permite un amplio margen de interpretación de los requisitos.Por el contrario, EMAS es mucho más preciso y restrictivo e impone a las empresas: • Mayores esfuerzos en reducir el impacto ambiental de sus actividades. 10
  11. 11. • Mayor intensidad en la mejora continua de sus resultados ambientales. • Mayor divulgación de su comportamiento ambiental. • Mayor participación de los trabajadores en la implantación y desarrollo del sistema de gestión.Asimismo, EMAS reconoce la importancia de la participación de los trabajadores para asentar con éxito el sistemade gestión ambiental en la empresa y exige que esta participación se dé a todos los niveles, desde la evaluaciónambiental inicial hasta la elaboración de las declaraciones ambientales. Establece que esta participación es unafuerza impulsora y una condición previa para las mejoras ambientales permanentes y con éxito, y un recurso clave enla mejora de los rendimientos ambientales de la empresa.El Reglamento EMAS detalla un abanico de posibles iniciativas, a distintos niveles, para la participación de lostrabajadores en el sistema: • Formulación de las políticas medioambientales. • Evaluación medioambiental inicial y análisis de avances, recogida y comprobación de la información. • Establecimiento del Sistema de Gestión Medioambiental. • Comités medioambientales para obtener información y garantizar la comunicación entre la dirección, los representantes de los trabajadores y los trabajadores. • Grupos de trabajo conjuntos en relación con los programas de acción y las auditorías. • Elaboración de declaraciones medioambientales. • Sugerencias, mediante la creación de buzones de sugerencias. • Incentivos, cuando las medidas se traduzcan en un mejor rendimiento económico y/o ambiental.Gráfico 1. Certificados UNE-EN ISO 14001 y EMAS en España.Fuente: elaboración propia a partir de datos de los Informes anuales de certificación en España del ForumCalidad y de la Comisión Europea.A fecha de diciembre de 2010, los certificados EMAS son 1542. 11
  12. 12. 12
  13. 13. 3. LA PARTICIPACIÓN DE LOS TRABAJADORES EN LOS SISTEMAS DE GESTIÓNAMBIENTALLas actividades económicas, industriales y de servicios, como responsables de un gran número de los problemasambientales actuales, deben reconducir su comportamiento ambiental hacia prácticas y actitudes coherentes con lasostenibilidad. Para ello, es necesaria la participación de todos los agentes sociales implicados y vinculados con laactividad empresarial. La capacidad de adaptación de las empresas a un marco jurídico cada vez más exigente, delque se derivan mayores requerimientos y obligaciones de carácter ambiental, depende, en gran medida, de laimplicación de todos los actores de la empresa. En este contexto, la participación de los trabajadores y susrepresentantes en las cuestiones ambientales de la empresa resulta fundamental y necesaria por varios motivos yaexpuestos con anterioridad.En muchas ocasiones, su seguridad y salud están comprometidas o pueden verse afectadas por las propiascondiciones ambientales de su centro de trabajo. Asimismo, como sujetos fundamentales del proceso productivo,cualquier medida de mejora ambiental que se pretenda implantar deberá contar con su participación para garantizarasí la eficacia de las mismas.Además, el Estatuto de los Trabajadores reconoce el interés legítimo de los trabajadores en la sostenibilidadambiental de la empresa. Así, el artículo 64.7.c del citado texto recoge entre las competencias del comité de empresalo siguiente: “Colaborar con la dirección de la empresa para conseguir el establecimiento de cuantas medidas procuren el mantenimiento y el incremento de la productividad, así como la sostenibilidad ambiental de la empresa, si así está pactado en los convenios colectivos”.La participación de los trabajadores en los sistemas de gestión ambiental implantados en la empresa es un requisitode los mismos y, a la vez, es una necesidad para su eficaz funcionamiento: Los derechos y competencias que tienen los trabajadores y sus representantes en este ámbito provienen de la aplicación de los requisitos exigidos por la norma UNE-EN ISO 14001- comunes también a EMAS- y a su interpretación según el marco de relaciones laborales establecido por el Estatuto de los Trabajadores y por la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.Asimismo, la implantación y funcionamiento de un SGA requiere de la implicación y participación de lostrabajadores para garantizar la eficacia del mismo.Tanto las labores de planificación como la propia operatividad del sistema sólo se realizarán y desarrollarán de lamanera más eficaz si se cuenta con la experiencia y el conocimiento de aquellos que cotidianamente estánvinculados al proceso productivo o a la prestación del servicio. Los trabajadores son, en definitiva, los que deberánejecutar una parte importante de las pautas y actuaciones planificadas en el sistema.En este contexto, el Reglamento EMAS se refiere a la implicación de los trabajadores en el sistema de la siguientemanera: “La organización debería reconocer que la participación activa de los trabajadores es una fuerza impulsora y una condición previa para las mejoras ambientales permanentes y con éxito, y un recurso clave en la mejora del comportamiento ambiental, así como el método correcto para asentar con éxito en la organización el sistema de gestión ambiental.La expresión “implicación de los trabajadores” comprende tanto la participación de los distintos empleados y de susrepresentantes como la información facilitada a los mismos 1”.Es decir, la principal herramienta de gestión ambiental diseñada por la Unión Europea para materializar su políticaambiental y garantizar el cumplimiento de la normativa en materia de medio ambiente vincula la consecución de lasostenibilidad ambiental de la empresa a la participación de los trabajadores.1 Directrices para la aplicación del reglamento EMAS, aprobadas por la Decisión de la Comisión Europea de 7 de septiembre de 2001. 13
  14. 14. Junto a las razones expuestas hasta el momento, también es preciso señalar que esta participación es esencial: • Para conocer e impulsar la prevención y la minimización de los impactos medioambientales de la empresa.El conocimiento de los riesgos medioambientales de la actividad de la empresa permite afrontarlos y corregirlos enmejores condiciones si se aportan la experiencia y el conocimiento cotidiano de los trabajadores. Su implicación enlas tareas de identificación permitirá una mayor eficacia y acierto en la determinación de aspectos ambientales, asícomo en la búsqueda de soluciones que redunden en mejoras de las condiciones de trabajo en las empresas. • Para impulsar la implantación de Mejores Técnicas Disponibles (MTD) que permitan la mejora continua del comportamiento ambiental de la empresa.La implantación de las mejores técnicas disponibles para la prevención y control integrados de la contaminación estápasando a ser un requisito básico para la adecuación a las exigencias del conjunto de la normativa ambiental y a lasnuevas condiciones de aceptación social de las actividades productivas en el ámbito europeo.La introducción de nuevas tecnologías y técnicas de producción en las empresas implica, en muchos casos, cambiosen la organización del trabajo, nuevas necesidades formativas, y modificaciones en los hábitos y comportamientoscotidianos. Afrontar todo ello por la vía del diálogo para la resolución de posibles situaciones conflictivas que sepueden generar en los procesos de adaptación implica también la necesaria participación de los representantes de lostrabajadores desde el inicio de los procesos de adaptación, anticipando efectos y consecuencias. • Para el mantenimiento y la mejora del empleo y de la calidad de las condiciones de trabajo.Los cambios o actuaciones para la mejora ambiental, que pudieran implicar riesgos para la salud o la calidad deltrabajo, pueden terminar generando rechazo entre los trabajadores, y motivar la ineficacia de las medidas adoptadas.La implicación y la participación de los representantes de los trabajadores deben ayudar a identificarpreventivamente los impactos que estas medidas de mejora ambiental puedan tener sobre las condiciones de trabajoy el empleo, adoptando los necesarios procesos de control sobre sus efectos y propiciando soluciones compartidas.La participación de los trabajadores y sus representantes en la gestión de los aspectos, impactos y riesgosambientales de los centros de trabajo debe ser una participación “informada”. Sin la adecuada información no esposible que éstos participen con garantías en la mejora ambiental de la empresa. Los sistemas de gestión ambientalcertificables según la norma ISO 14001 o el Reglamento europeo EMAS confieren un importante papel a lainformación a los trabajadores para garantizar la eficacia de estas herramientas de gestión ambiental. Aspectos talescomo la comunicación de la política ambiental de la empresa a los trabajadores, conocimiento por parte de éstos delos aspectos ambientales significativos, impactos reales o potenciales relacionados con el desempeño de su trabajo,beneficios de un mejor desempeño personal, sus funciones y responsabilidades en la consecución de la conformidadcon los requisitos del sistema de gestión ambiental, las consecuencias potenciales de la falta de seguimiento de losprocedimientos de funcionamiento especificados, identificación de sus necesidades de formación y planes deformación, comunicación de los avances y logros ambientales, etc., son requisitos necesarios para la implantación delos sistemas de gestión ambiental.Es imprescindible, en primer lugar, que existan los canales adecuados para la transmisión de la información, asícomo interlocutores definidos por parte de la empresa.Esta información debería alcanzar o extenderse, al menos, sobre una serie de aspectos o contenidos, cuyoconocimiento permita a los trabajadores: • Conocer los aspectos e impactos ambientales relacionados con el desempeño de sus funciones y actividades. • Conocer los comportamientos y actuaciones a desarrollar en el desempeño de actividades de las que se deriven o puedan derivar riesgos y daños ambientales. • Colaborar en la prevención y en el control de los riesgos e impactos ambientales. 14
  15. 15. • Presentar propuestas de mejora en la gestión ambiental. • Desarrollar labores de seguimiento en el cumplimiento de las obligaciones, objetivos y metas ambientales.Por ello, los representantes de los trabajadores en los centros de trabajo deberían tener acceso a la información que laempresa posea en relación con: • Los aspectos ambientales de la empresa o centro de trabajo. • Las medidas de prevención y control de los accidentes graves. • La información que la empresa emita sobre su situación medioambiental, incluyendo las auditorías y evaluaciones de riesgos ambientales, así como planes y medidas que adopte en esta materia.Asimismo, los trabajadores deberían poder acceder a la documentación ambiental que la empresa esté obligada apresentar a la Administración, así como la remitida por ésta a la empresa relativa a solicitudes de autorizaciones olicencias, comunicaciones, expedientes, denuncias, sanciones, etc.Al igual que la información ambiental debería alcanzar unos contenidos mínimos, ésta también debería presentar unaserie de características que permitan garantizar el objetivo de la participación, comenzando por la accesibilidad. Porello, la información ambiental debe ser: • Veraz y ajustada a la realidad de la empresa o del centro de trabajo. • Actualizada y transmitida de manera periódica. Aquella información que la empresa esté obligada a proporcionar a la Administración para el otorgamiento o renovación de autorizaciones, permisos, licencias, condicionados ambientales, etc., debería ser proporcionada en un momento previo y con la suficiente antelación para permitir que la representación de los trabajadores pudiera estudiarla, dando margen con ello a que ésta pueda realizar alegaciones, sugerencias o propuestas que pudieran ayudar en el posterior proceso ante la Administración. • Comprensible y accesible, sin excesiva complejidad y extensión, pero sin menoscabo de la suficiencia y calidad necesaria. Determinada información ambiental -aquélla que presente mayor perfil técnico- debería ser reorientada y ajustada a los conocimientos de los trabajadores. • La información referida a la evolución del comportamiento ambiental de la empresa, cumplimiento de su política ambiental, consecución de objetivos y metas para la mejora, etc., debería estar sistematizada y ser comparable, acompañada de indicadores cuando fuera posible, de manera que permitiera valorar adecuadamente tal evolución. 15
  16. 16. 16
  17. 17. 4. DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO SISTEMAS DE GESTIÓN AMBIENTAL YTRABAJADORES DE LA INDUSTRIA DEL PAPEL4.1. Objetivos del proyectoEl objetivo del proyecto ha sido la ejecución y elaboración de un estudio de diagnóstico que permitiera conocer, de lamanera más detallada posible, el grado de información, formación y participación de los trabajadores y trabajadorasen el ámbito de los Sistemas de Gestión Ambiental (SGA) implantados en las empresas del sector de la Industria delPapel.Asimismo, había un conjunto de objetivos intermedios tales como la obtención de la relación de empresas consistemas de gestión ambiental en la industria del papel, la elaboración de indicadores para comparar su evolución odeterminar la tipología de los informantes clave para poder valorar los aspectos esenciales vinculados al empleo deeste tipo de herramientas de gestión ambiental.Para ello, se han desarrollado una serie de entrevistas y grupos de discusión y se distribuyó un cuestionario entreinformantes clave (trabajadores, responsables y técnicos empresariales y sindicales, etc.) a fin de obtener unainformación cuantitativa y cualitativa relevante.Previamente, fue necesario realizar un diagnóstico que permitiera conocer la implantación de los sistemas de gestiónambiental en la industria del papel, la metodología seguida -UNE-EN ISO 14001 o Reglamento EMAS-, ladistribución en función del tamaño de la empresa y otro tipo de variables.El diagnóstico presentado por el proyecto ha sido de gran utilidad para identificar carencias, debilidades y retos y, apartir de sus conclusiones, establece un marco para plantear propuestas de mejora. Aspectos tales como la formaciónimpartida, la información proporcionada, los canales de comunicación empleados y los cauces e instrumentos para laparticipación de los trabajadores en el ámbito de los sistemas de gestión ambiental podrán ser mejorados tras estetrabajo. Ello redundará en la propia eficacia de los sistemas de gestión ambiental y se asentarán las bases necesariaspara la consecución de mejoras ambientales permanentes en las empresas4.2. Descripción de tareas y metodología de trabajo desarrolladasLas principales tareas desarrolladas durante la ejecución del proyecto han sido las siguientes: 1. Determinación de las empresas del sector papel que han conformado la muestra del estudio.Las empresas que han conformado el espacio muestral sobre el que se ha basado el estudio pertenecen al CNAE 17.1Fabricación de pasta papelera, papel y cartón. Dentro de ésta clasificación, se ha atendido, asimismo, a los CNAEclase 17.11 Fabricación de pasta papelera y CNAE clase 17.12 Fabricación de papel y cartón.Para la determinación de las instalaciones adscritas a esta clasificación se ha partido de la información proporcionadapor ASPAPEL, siendo ampliada a través de fuentes complementarias (Registro Estatal de Emisiones y FuentesContaminantes, Registro Nacional de Gases de Emisión de Efecto Invernadero, etc.) 2. Identificación de las empresas con SGA implantadoUna vez identificadas las instalaciones agrupadas bajo esta clasificación del sector papel, se procedió a determinar aaquellas que tuvieran implantado un sistema de gestión ambiental certificable. Se atendió a la metodología seguidapara la implantación y aplicación del sistema -norma UNE-EN ISO 14001 o Reglamento EMAS-. 3. Identificación de informantes clave en las instalaciones seleccionadas.Una vez identificadas las instalaciones que tenían implantado un SGA según la metodología UNE-EN ISO 14001 oEMAS, se procedió a la identificación de informantes clave que pudieran aportar información relevante sobreaspectos esenciales vinculados a los sistemas de gestión ambiental implantados en el sector . 17
  18. 18. Los informantes clave han constituido un grupo suficientemente representativo de las estructuras de las empresas entodos sus ámbitos. Para ello se ha trabajado con trabajadoras y trabajadores y técnicos y responsables empresarialesy sindicales pertenecientes tanto a distintos niveles de los organigramas organizacionales de las empresas como de larepresentación de los trabajadores. 4. Selección de los trabajadores para la participación en los grupos de discusiónLa selección se realizó siguiendo los criterios anteriormente mencionados.Se conformaron tres grupos de discusión, integrados por un espectro representativo del sector objeto de estudio, demanera que este proceso enriqueciera y reforzara la información cualitativa del diagnóstico. Para ello se atendieron avariables tales como distribución territorial de las instalaciones del sector papel objeto de estudio, procesoproductivo desarrollado, tamaño de la empresa, metodología de implantación del sistema, etc. 5. Elaboración y distribución del cuestionarioUna vez determinado el índice definitivo con los asuntos clave a investigar, se elaboró un cuestionario dirigido aobtener información necesaria y relevante, tanto desde el punto de vista cualitativo como cuantitativo, procedente delos trabajadores y trabajadoras de las instalaciones diagnosticadas que tuvieran implantado un SGA. Estecuestionario se distribuyó en aproximadamente el 40% de las instalaciones con SGA diagnosticadas, garantizandocon ello una amplia representatividad en relación a la implantación de los SGA en la industria del papel. 6. Desarrollo de los grupos de discusiónAsimismo, se llevaron a cabo las sesiones de los grupos de discusión previamente referidos, orientando su desarrolloa partir de un guión estructurado de temas a tratar diseñado previamente. Finalmente, los territorios donde sedesarrollaron estos grupos de discusión fueron Madrid, Barcelona y Zaragoza. 7. Desarrollo de las entrevistas con informantes clave seleccionadosPor otro lado, para recabar información de otros de los informantes clave previamente referidos, se realizaronentrevistas en profundidad concertadas con responsables y técnicos empresariales y sindicales, bajo un guión depreguntas diseñado previamente. 8. Explotación de los resultados obtenidos a partir de los cuestionariosUna vez finalizadas las diferentes acciones anteriormente reseñadas, se procedió a la explotación de la informaciónobtenida, efectuando, en primer lugar, la explotación de la información resultante de los cuestionarios distribuidosentre los trabajadores de las instalaciones seleccionada. Para ello se aplicó la metodología estadística apropiada. 9. Análisis y explotación de la información cualitativa resultante de los grupos de discusión y entrevistas.Posteriormente, y una vez desarrolladas las entrevistas y los grupos de discusión, se procedió a la explotación yvalidación de la información resultante de los mismos. 10. Explotación de fuentes de información complementarias (declaraciones ambientales, bibliografía, bases de datos, artículos, etc.).El informe final se complementó con la información cuantitativa y cualitativa que se había venido obteniendo desdeel inicio del proyecto con la revisión y explotación de fuentes de información diversas, tales como declaracionesambientales de empresas del sector, bibliografía, bases de datos, etc. 18
  19. 19. 5. DIAGNÓSTICO DE LA IMPLANTACIÓN DE SISTEMAS DE GESTIÓN AMBIENTALEN EL SECTOR DE LA INDUSTRIA DEL PAPEL CONSIDERADO5.1. Clasificación CNAE industria del papel consideradaTabla 1. Clasificación CNAE Industria del papel 17. INDUSTRIA DEL PAPEL 17.1 Fabricación de pasta papelera, papel y cartón 17.11 Fabricación de pasta papelera 17.12 Fabricación de papel y cartónFuente: elaboración propia5.2. Instalaciones diagnosticadas pertenecientes al CNAE 17.1El total de instalaciones diagnosticadas pertenecientes al CNAE 17.1 Fabricación de pasta papelera, papel y cartónasciende a 78.De ellas, 11 instalaciones pertenecen al CNAE 17.11 Fabricación de pasta papelera, mientras que 67 instalacionespertenecen al CNAE 17.12 Fabricación de papel y cartón.Tabla 2. Número de instalaciones según CNAE Nº de instalaciones con CNAE 17.11 11 14,00% Nº de instalaciones con CNAE 17.12 67 86,00% Total de instalaciones CNAE 17.1 78 100,00%Fuente: elaboración propiaPara la determinación de las instalaciones que han conformado la muestra del estudio se ha partido de la informaciónfacilitada por ASPAPEL. La misma fue ampliada a través de fuentes complementarias (Registros PRTR y RENADE,entre otras). 19
  20. 20. Gráfico 2. Distribución de instalaciones según CNAEFuente: elaboración propia5.3. Distribución territorial (CCAA) de las instalaciones diagnosticadasRespecto a la distribución territorial de las instalaciones diagnosticadas, las concentraciones más importantes se danen Catalunya (29,5%), Euskadi (19,2%), Comunidad Valenciana (11,5%) y Aragón (9%).Gráfico 3. Distribución territorial de las instalaciones diagnosticadasFuente: elaboración propia 20
  21. 21. Tabla 3. Distribución territorial de las instalaciones diagnosticadas Comunidad Autónoma Nº de instalaciones Porcentaje Catalunya 23 29,5% Euskadi 15 19,2% Comunidad Valenciana 9 11,5% Aragón 7 9% Andalucía 5 6,4% Castilla y León 5 6,4% Navarra 4 5,1% Baleares 2 2,5% Cantabria 2 2,5% Galicia 2 2,5% Asturias 1 1,2% Canarias 1 1,2% Comunidad de Madrid 1 1,2% Región de Murcia 1 1,2%Fuente: elaboración propia5.4. Distribución de las instalaciones según número de trabajadoresAtendiendo al número de trabajadores, el 42% de las instalaciones diagnosticadas tiene más de 150 trabajadores,mientras que el 26% de las mismas tiene menos de 50 trabajadores y el 23% tiene entre 51 y 100. El restante 8% delas instalaciones tiene entre 101 y 150 trabajadores.La determinación del número de trabajadores se ha realizado a partir de los informes mercantiles comunicados porlas propias empresas. 21
  22. 22. Gráfico 4. Distribución territorial de las instalaciones según número de trabajadoresFuente: elaboración propiaTabla 4. Número de instalaciones según tamaño Nº de Instalaciones Porcentaje trabajadores 1 a 50 20 26,00% 51 a 100 18 23,00% 101 a 150 6 8,00% -151 33 42,00% Sin datos 1 1,00% TOTAL 78 100,00%Fuente: elaboración propia 22
  23. 23. 6 IMPLANTACIÓN DE SISTEMAS DE GESTIÓN AMBIENTAL EN EL SECTOR DE LAINDUSTRIA DEL PAPEL CONSIDERADO6.1. Sistemas de gestión ambiental considerados y fuentes empleadas paradeterminar su implantación en las instalaciones objeto de diagnósticoLos sistemas de gestión ambiental considerados han sido aquéllos certificables según la metodología UNE-EN ISO14001 y los verificables según la metodología del Reglamento Europeo EMAS. Las fuentes empleadas paradeterminar la existencia de SGA implantados según la norma UNE-EN ISO 14001 en las instalaciones han sidomúltiples. Ello obedece a que no existe, ni a nivel estatal ni autonómico, un registro único donde poder acceder aesta información.En el caso de los sistemas de gestión ambiental EMAS, sÍ existen, tanto a nivel de comunidad autónoma, como anivel estatal y comunitario, registros específicos, por lo que para la determinación de las instalaciones con este tipode SGA implantados se ha efectuado la consulta de estos registros.Dado que ambos sistemas son compatibles entre sí y, en la mayoría de los casos, la implantación de un SGAverificable en EMAS suele venir precedida de la adopción de un SGA certificable según la metodología de la normaUNE-EN ISO 14001, se procedió, en primer lugar, a comprobar la existencia de estos últimos.Para ello, se utilizaron las siguientes fuentes de información: • Página corporativa de la empresa. • Registro PRTR • Listados de diversas entidades certificadoras. • Llamada telefónica a la empresa.Por último, reseñar que se han considerado tanto aquellos sistemas de gestión ambiental que han sido certificadoscomo aquellos que no han sido certificados pero están plenamente implantados o en fase de implantación.6.2. Implantación de sistemas de gestión ambiental UNE-EN ISO 14001El total de instalaciones con SGA implantados según la norma UNE-EN ISO 14001 asciende a 52, lo que representaun porcentaje del 67% del total de las instalaciones consideradas.Gráfico 5. Implantación de sistemas de gestión ambiental UNE-EN ISO 14001Fuente: elaboración propia 23
  24. 24. Tabla 5. Implantación de sistemas de gestión ambiental en el sector Instalaciones con SGA UNE-EN ISO 14001 52 67% Instalaciones sin SGA UNE-EN ISO 14001 26 33% TOTAL INSTALACIONES 78 100,00%Fuente: elaboración propia6.2.1 Implantación de sistemas de gestión ambiental UNE-EN ISO 14001 según CNAEclaseAtendiendo al criterio de CNAE clase, dentro del CNAE 17.11 Fabricación de pasta papelera hay 9 instalacionesque tienen implantado un SGA certificable según la norma UNE-EN ISO 14001. Esta cifra refleja que el 82% de lasinstalaciones dedicada a la fabricación de pasta papelera tienen implantado un SGA UNE-EN ISO 14001.En lo que respecta a las instalaciones que operan bajo el CNAE 17.12 Fabricación de papel y cartón, el número deaquellas que tienen implantado un SGA UNE-EN ISO 14001 asciende a 43, lo que representa un 64% sobre el totalde instalaciones diagnosticadas bajo este CNAE.Tabla 6. Distribución de la implantación de sistemas de gestión ambiental según CNAE clase Nº instalaciones CNAE 17.11 con SGA UNE-EN ISO 14001 9 82,00% Nº instalaciones CNAE 17.12 con SGA UNE-EN ISO 14001 43 64,00% TOTAL Instalaciones con SGA UNE-EN ISO 14001 52 100,00%Fuente: elaboración propia6.2.2. Distribución territorial (CCAA) de las instalaciones con sistema de gestiónambiental UNE-EN ISO 14001La comunidad autónoma con mayor número de instalaciones con SGA UNE-EN ISO 14001 es Catalunya (15),seguida de Euskadi (12), Aragón (6) y la Comunidad Valenciana (4). Estos territorios coinciden con aquellos dondela implantación de instalaciones diagnosticadas es mayor.No obstante, si nos referimos al porcentaje de implantación de SGA en aquellos territorios con mayor presencia deinstalaciones, Euskadi alcanza un 80% del total de las instalaciones diagnosticadas en su territorio, mientras queCatalunya presenta un 65%. Hay que reseñar que estas dos Administraciones públicas autonómicas se caracterizanpor ser especialmente proactivas en la promoción de la implantación de sistemas de gestión ambiental en lasempresas sitas en sus territorios. 24
  25. 25. En menor medida, y dado que la implantación de instalaciones es sensiblemente inferior al de estos dos territoriosmencionados anteriormente, se pueden destacar a Aragón, con un 86% de instalaciones con SGA implantado y laComunidad Valenciana, con un 44%.Tabla 7. Distribución territorial instalaciones con SGA UNE-EN ISO 14001 Comunidad Autónoma Total de Total de Porcentaje (%) instalaciones instalaciones con SGA Catalunya 23 15 65% Euskadi 15 12 80% Comunidad Valenciana 9 4 44% Aragón 7 6 86% Andalucía 5 3 60% Castilla y León 5 3 60% Navarra 4 3 75% Baleares 2 1 50% Cantabria 2 1 50% Galicia 2 1 50% Asturias 1 1 100% Canarias 1 1 100% Comunidad de Madrid 1 1 100% Región de Murcia 1 0 0%Fuente: elaboración propia 25
  26. 26. 6.2.3. Implantación de sistemas de gestión ambiental UNE-EN ISO 14001, segúntamaño de instalaciónAtendiendo al criterio del número de trabajadores de la instalación, en aquéllas con más de 150 trabajadores hay unaimplantación de SGA del 91%.Resulta significativo que el porcentaje de implantación de SGA en instalaciones con menos de 50 trabajadores seadel 45%, dado que la implantación de SGA en instalaciones de este tamaño, por lo general, no está muy extendidadebido a diversas razones, entre ellas la escasez de recursos financieros y humanos.Tabla 8. Instalaciones con SGA UNE-EN ISO 14001, según número de trabajadores Nº de Nº Instalaciones Total de instalaciones trabajadores con SGA diagnosticadas 1 a 50 9 20 51 a 100 9 18 101 a 150 4 6 151- 30 33Fuente: elaboración propiaTabla 9. Porcentaje (%) instalaciones con SGA, según tamaño de empresa Nº de trabajadores Porcentaje 1 a 50 45% 51 a 100 50% 101 a 150 67% 151- 91,00%Fuente: elaboración propiaDiferentes estudios evidencian que la tendencia general de la PYME es la de adoptar una actitud reactiva dirigida aintroducir los mínimos cambios para responder a las exigencias que la normativa ambiental establece 2. Por logeneral, la PYME no suele percibir la importancia de los temas ambientales ni la necesidad de aplicar la legislacióno las ventajas de adquirir una postura proactiva 3. Un aspecto destacable y que la diferencia de la gran empresa esque no percibe tan claramente como aquélla las posibilidades de mejora de la imagen corporativa y la ventaja2 Responding to the environmental Challenge, Bussines Horizons,vol 35, núm. 2. Winsemius y Guntram. Año 1992.3 Actitud y comportamiento medioambiental de la PYME. Un estudio comparativo. Economía industrial Núm. 371: Industria ymedio ambiente. El resto de la sostenibilidad. Nuria Toledano y Ana Gessa. 26
  27. 27. competitiva que puede suponer la incorporación de la componente ambiental en su gestión. Igualmente, se haconstatado que la importancia que le da una empresa al medio ambiente es más amplia cuando dispone de unapersona responsable de las cuestiones ambientales (responsable de medio ambiente). En el caso de la PYME estafigura está poco extendida, no así en la gran empresa, donde suele ser más frecuente 4. También conviene destacarque suelen ser pocas, en relación con las grandes organizaciones, las empresas PYME que se benefician de lasayudas, programas y políticas públicas para la mejora ambiental.6.3. Implantación de sistemas de gestión ambiental EMASEl total de instalaciones con SGA implantados según el Reglamento EMAS asciende a 14, lo que representa un 18%del total de instalaciones diagnosticadas.Tabla 10. Instalaciones con EMAS respecto total instalaciones Nº instalaciones con EMAS total CNAE 17.1 14 Nº de instalaciones diagnosticadas 78 Porcentaje instalaciones EMAS respecto total de 18,00% instalaciones diagnosticadasFuente: elaboración propiaSi se refiere esta cifra al total de instalaciones con SGA implantado, el porcentaje de instalaciones con EMASasciende al 27%. Se da el hecho de que todas las instalaciones con SGA EMAS implantado tienen, a su vez, un SGAsegún la norma UNE-EN ISO 14001.Tabla 11. Instalaciones con EMAS y porcentaje,respecto total instalaciones con SGA. Nº instalaciones con EMAS 14 Nº instalaciones con SGA 52 Porcentaje de instalaciones EMAS respecto total 27,00% instalaciones con SGAFuente: elaboración propia6.3.1 Implantación de sistemas de gestión ambiental EMAS, según CNAE claseAtendiendo al criterio del CNAE clase, el 36% de las instalaciones diagnosticas que operan bajo CNAE 17.11Fabricación de pasta papelera tienen implantado un SGA EMAS.Respecto al CNAE 17.12 Fabricación de papel y cartón, el 15% de las instalaciones diagnosticadas que operan bajoeste CNAE tienen implantado EMAS.4 Gestión medioambiental de la PYME: consideraciones para las políticas públicas. Información Comercial Española. Revista deEconomía , núm. 798. Brío y Junquera. Año 2002. 27
  28. 28. Tabla 12. Instalaciones con EMAS y porcentaje respecto del total de instalaciones, segúnCNAE clase Nº instalaciones EMAS con CNAE 17.11 4 36,00% Nº instalaciones EMAS con CNAE 17.12 10 15,00%Fuente: elaboración propiaSi nos referimos a las instalaciones con SGA implantado, el 44% de las instalaciones con SGA que operan bajo enCNAE 17.11 Fabricación de pasta papelera tienen también implantado EMAS.Respecto del CNAE 17.12 Fabricación de papel y cartón, el porcentaje de instalaciones con SGA que tambiéntienen EMAS es del 23%.6.3.2 Implantación de sistemas de gestión ambiental EMAS, según nº de trabajadoresLa mayoría de las instalaciones que tienen implantado EMAS tiene más de 150 trabajadores. En concreto, en 12 delas 14 instalaciones EMAS el número de trabajadores es superior a esta cifra.Tabla 13. Instalaciones con EMAS (según nº de trabajadores) Nº de trabajadores Total de instalaciones Porcentaje 1 a 50 1 7% 51 a 100 1 7% 101 a 150 0 - 151- 12 86% TOTAL 14 100%Fuente: elaboración propiaGráfico 6. Implantación de sistemas de gestión ambiental, según tipologíaFuente: elaboración propia 28
  29. 29. 7. DESCRIPCIÓN, RESULTADOS Y CONCLUSIONES DE LAS DISTINTASACTUACIONES DESARROLLADAS PARA VALORAR LA IMPLICACIÓN YPARTICIPACIÓN DE LOS TRABAJORES EN EL ÁMBITO DE LOS SISTEMAS DEGESTIÓN AMBIENTAL DE LAS INSTALACIONES OBJETO DE DIAGNÓSTICO7.1 Encuestas desarrolladas en las instalaciones diagnosticadas7.1.1 Alcance y contenido de las encuestasLas encuestas fueron diseñadas para obtener información cuantitativa y cualitativa en relación a una serie deaspectos vinculados al grado de conocimiento, información y formación de los trabajadores en el ámbito de lossistemas de gestión ambiental implantados en sus centros de trabajo.En concreto, las cuestiones esenciales a las que se aludía en las preguntas contenidas en el cuestionario eran lassiguientes: • Conocimiento de la existencia de un sistema de gestión ambiental implantado en la instalación y tipología del mismo. • Conocimiento del documento que recoge la política ambiental de la empresa. • Canales de comunicación de la información ambiental existentes en la empresa. • Alcance de la formación en materia de medio ambiente impartida en la empresa.La modalidad de desarrollo de las encuestas ha sido vía telefónica.Se acordó formalizar encuestas en algunos centros que no tuvieran implantado SGA, a fin de poder valorar ycontrastar la información resultante de las distintas situaciones (instalaciones con SGA y sin SGA). La muestraseleccionada es representativa del conjunto de instalaciones diagnosticadas, en cuanto a la proporción deinstalaciones según CNAE, tamaño de la instalación, implantación de sistemas de gestión ambiental y tipología delos mismos y otras variables.7.1.2. Número de encuestas y tipología de las instalacionesSe desarrollaron encuestas entre los trabajadores del 44,23% de las instalaciones con sistema de gestión ambientalimplantado. El número total de encuestas asciende a 29, de las que 23 correspondían a empresas con SGA. De estas23 instalaciones, 7 tenían implantado también EMAS.Respecto al CNAE clase bajo el que operan las instalaciones con SGA en donde se ejecutaron las encuestas, 6 deellas pertenecen al CNAE 17.11 Fabricación de pasta papelera (66% del total de instalaciones con este CNAE) y 17pertenecen al CNAE 17.12 Fabricación de papel y cartón ( 39,5% del total de instalaciones con este CNAE).Tabla 14. Número de encuestas y tipología de las instalaciones Instalaciones con UNE- EN ISO 14001 23 Instalaciones con UNE-EN ISO 14001 y EMAS 7 Instalaciones sin SGA 6 Total instalaciones encuestadas 29Fuente: elaboración propia 29
  30. 30. 7.1.3 Conocimiento de los trabajadores encuestados sobre la existencia de un SGAimplantado en su centro de trabajoEl 87 % de los trabajadores encuestados manifestó que conocía la existencia de un SGA implantado en su centro detrabajo. Sólo tres de los encuestados manifestó dudas al respecto.Tabla 15. Conocimiento de la existencia de SGA Nº de encuestados Porcentaje SI conocen 20 87% NO conocen 3 13% TOTAL 23 100%Fuente: elaboración propiaEn cuanto a los trabajadores encuestados en cuyos centros de trabajo no había SGA implantado, el 33% de losmismos conocía este hecho.Respecto de aquellas instalaciones (7) en las que había implantado tanto un SGA UNE-EN ISO 14001 como EMAS,el 57% de los trabajadores desconocía la existencia de este último.7.1.4 Conocimiento de los trabajadores encuestados del documento en el que se reflejala política ambiental de la empresaEl 57% de los trabajadores encuestados manifestó conocer el documento donde se recoge la política ambiental de laempresa, mientras que el 43% decía desconocerla.Tabla 16. Conocimiento de la política ambiental Nº de encuestados Porcentaje Conocen política ambiental 13 57% Desconocen política ambiental 10 43%Fuente: elaboración propia 30
  31. 31. Gráfico 7. Conocimiento de la política ambientalFuente: elaboración propiaLa política ambiental es un conjunto de principios y declaraciones, realizadas por la alta dirección de la empresa, enrelación con el medio ambiente.Debe recoger tres compromisos expresos: • Cumplir con la legislación ambiental aplicable y otros compromisos existentes. • Mejora continua (una progresiva y permanente mejora de los resultados ambientales de la empresa). • La prevención, la minimización y el control de la contaminación.Es un documento público que tiene que haber sido comunicado a todos los trabajadores. Por ello, la existencia de unporcentaje tan significativo de trabajadores que dicen desconocerla, parece indicar que la comunicación de la mismano se está realizando adecuadamente.7.1.5 Canales de comunicación en materia de medio ambiente en el centro de trabajoEl sistema de gestión ambiental debe de tener procedimientos destinados a mantener la comunicación interna entretodos los estamentos de la empresa.Sin embargo, el 83% de los trabajadores encuestados manifestó conocer la existencia de canales de comunicación enmateria de medio ambiente, mientras que el 17% restante respondió lo contrario.Tabla 17. Canales de comunicación ambiental Nº de encuestados Porcentaje Ningún canal de comunicación 4 17% ambiental Existen canales de comunicación 19 83% ambientalFuente: elaboración propia 31
  32. 32. Gráfico 8. Canales de comunicación ambientalFuente: elaboración propiaEn todas las instalaciones con EMAS, los encuestados manifestaron conocer la existencia de canales decomunicación en materia de medio ambiente.Entre las modalidades de canales de comunicación referidas están las siguientes 5: • Tablón de anuncios (9 casos). • Entrega de folleto a toda la plantilla (6 casos). • Reuniones con los representantes de los trabajadores (7 casos, 4 de ellos en instalaciones EMAS). • Intranet (3 casos). • Charlas a todos los trabajadores (1 caso).Respecto a las instalaciones sin SGA implantado, en el 67% de las mismas (4 instalaciones), los trabajadoresencuestados manifestaron que no tenían conocimiento de la existencia de canales de comunicación en materia demedio ambiente.7.1.6 Formación en materia de medio ambienteEl sistema de gestión ambiental debe garantizar la formación adecuada de todos los trabajadores, en relación con elimpacto ambiental asociado a su puesto de trabajo. Esta condición es común en la norma UNE-EN ISO 14001 y enel Reglamento EMAS. No obstante, ISO 14001 acota la formación a aquellos puestos de trabajo asociados conaspectos ambientales significativos.Por su parte, EMAS concede gran importancia a la formación permanente sobre temas ambientales para todo elpersonal, y remarca que los trabajadores más implicados directamente con la gestión ambiental de la empresadeberían recibir formación complementaria.El 39% de los trabajadores encuestados respondieron haber recibido formación en medio ambiente, mientras que un61% contestó no haberla recibido.5 Las modalidades mencionadas no son excluyentes y pertenecen a los 19 casos con canales de comunicación habituales. 32
  33. 33. Tabla 18. Formación en medio ambiente Nº de Porcentaje encuestados SI han recibido formación en medio ambiente 9 39% NO han recibido formación en medio 14 61% ambienteFuente: elaboración propiaGráfico 9. Formación en medio ambienteFuente: elaboración propiaIndependientemente de si estos trabajadores están vinculados a los aspectos ambientales significativos determinadosen sus SGA, la extensión de formación a todos los trabajadores es una garantía para el buen funcionamiento delsistema, la consecución de los objetivos establecidos en el mismo y la consolidación de la mejora ambientalcontinua.Respecto a las instalaciones con EMAS (7), en tres de ellas los encuestados manifestaron no haber recibidoformación en materia de medio ambiente, lo cual podría indicar que no se están cumpliendo adecuadamente lasprescripciones establecidas por el Reglamento EMAS.Respecto a las instalaciones que no tenían implantado SGA, el 100% de los encuestados manifestó que no habíanrecibido formación ambiental.7.1.7 Resumen y conclusiones de las encuestasSi bien hay un conocimiento generalizado entre los trabajadores encuestados acerca de la existencia de un SGAimplantado en sus centros de trabajo, hay un amplio porcentaje que desconoce o no es capaz de identificar eldocumento donde se refleja la política ambiental de la empresa. La política ambiental debe haber sido comunicada atodos los trabajadores y este desconocimiento puede indicar que su difusión no está siendo la adecuada. • Todo sistema de gestión ambiental debe tener procedimientos de comunicación interna entre todos los estamentos de la empresa. Sin embargo, algunos trabajadores manifiestan que en sus centros de trabajo no existen canales de comunicación ambiental. Esta opinión pone de relieve que los medios y canales empleados pudieran no ser los adecuados dado que la difusión de la información en varios centros parece no ser percibida por toda la plantilla. 33
  34. 34. • Una mayoría de los encuestados manifestó no haber recibido formación en materia de medio ambiente. Al margen de los distintos niveles de sensibilización y formación que se pueden establecer atendiendo a los dos tipos de SGA y a la vinculación de los trabajadores con los aspectos ambientales significativos identificados en sus centros de trabajo, la extensión de la formación a todos los trabajadores es una garantía para el buen funcionamiento del SGA, la consecución de sus objetivos y metas, el adecuado control operacional y la consolidación de la mejora continua. En todo caso, lo que parece evidenciarse es que las acciones y actuaciones dirigidas a la sensibilización, formación y toma de conciencia en relación a los aspectos esenciales del SGA entre los trabajadores deben reforzarse.7.2 Grupos de discusión7.2.1 Alcance de los grupos de discusiónSe conformaron tres grupos de discusión, integrados por un espectro representativo de instalaciones del sector objetode estudio, de manera que este proceso enriqueciera y reforzara la información cuantitativa y cualitativa deldiagnóstico. Para ello se atendieron a variables tales como distribución territorial de las instalaciones, procesoproductivo desarrollado, tamaño de la empresa, metodología de implantación del sistema, etc.El número máximo de trabajadores por grupo de discusión se estableció en 5.Participaron un total de 13 trabajadores pertenecientes a 10 instalaciones, de las cuales 3 de ellas tenían, además dela norma UNE-EN ISO 14001, su SGA verificado en EMAS.Atendiendo al CNAE clase bajo el que operan, 8 de las instalaciones pertenecían al CNAE 17.12 Fabricación depapel y cartón y las otras dos al CNAE 17.11 Fabricación de pasta de papel.Los emplazamientos donde se desarrollaron las tres sesiones fueron Madrid, Zaragoza y Barcelona y la duraciónmedia de las mismas fue de 5 horas.De manera previa al desarrollo de los grupos discusión, se elaboró un guión estructurado de temas y cuestiones aabordar en los mismos, entre los que cabe mencionar los siguientes: • Información sobre los sistemas de gestión ambiental • Información sobre la gestión ambiental desarrollada en el centro de trabajo y la afección y cumplimiento de la normativa ambiental. • Formación en medio ambiente. • Participación de los trabajadores y sus representantes en las cuestiones ambientales del centro de trabajo7.2.2 Resumen y conclusiones de los grupos de discusión ✗ Información sobre los sistemas de gestión ambiental implantados en sus centros de trabajoLos participantes no tenían certeza sobre la existencia y tipo de SGA implantados en sus empresas. Hubo varios quedesconocían que su empresa contase con alguna certificación de su SGA. Esta falta de información elemental secorrespondía también con el desconocimiento sobre si la certificación se correspondía con la norma UNE-EN ISO14001 o con el Reglamento EMAS.Este hecho constituye un indicador de que no existe un suministro de información ambiental permanente yconsolidado. Incluso ha habido también algún caso en el que se manifestaba desconocimiento de la políticaambiental de la empresa, documento público cuya publicidad y presencia en la empresa es obligatoria. Estacircunstancia ya se había evidenciado en el desarrollo de las encuestas, donde un amplio porcentaje de losencuestados manifestaba desconocer o no identificar este documento. 34
  35. 35. Entre los participantes que sabían de la existencia de un SGA implantado en su centro de trabajo, varios decíanconocer los objetivos y metas contemplados en el programa ambiental y algunos de ellos manifestaban haber sidoinformados de las inversiones asociadas a su ejecución, de las mejoras obtenidas y del grado de cumplimiento delprograma.Al ser preguntados por los aspectos ambientales relacionados con sus procesos productivos, demostraron tener unamplio conocimiento de los principales problemas ambientales que afectan a su sector industrial y a sus instalacionesen particular.Asimismo, a pesar de que se ha detectado una importante sensibilización hacia las cuestiones ambientales entre losrepresentantes de los trabajadores, incluso en aquellos casos en los que esta sensibilidad era reconocidaexplícitamente, la misma no tenía reflejo en sus agendas de prioridades de intervención sindical.En relación a las auditorias realizadas en el ámbito de los SGA, una mayoría de los participantes manifestaron quetenían conocimiento de las mismas, de manera previa a su realización, los trabajadores de “planta”, a fin de“prepararlas”, y que luego sólo recibían retorno si del resultado de las mismas se derivaban aspectos negativos (noconformidades). ✗ Información sobre la gestión ambiental desarrollada en sus centros de trabajo y afección y cumplimiento de la normativa ambientalEn un contexto en el que la mayoría de las instalaciones representadas en los grupos de discusión estaban afectadaspor la normativa IPPC, casi la totalidad de los participantes en los grupos de discusión desconocía este hecho. Estanormativa constituye el principal condicionamiento legal que ha determinado la gestión ambiental en las empresastanto en los últimos años como en la actualidad y en el futuro 6.Se constató también que ninguno de los participantes en los grupos de discusión tenía conocimiento de la resoluciónde AAI, que reúne el conjunto de condiciones normativas que configuran la gestión ambiental en los 8 años de suvigencia.Las carencias de información en esta materia son, sin entrar en sus causas, el indicador más determinante de lainexistencia de canales adecuados de información y participación de los trabajadores en la gestión ambiental de lasempresas. ✗ Formación en medio ambienteSe constató la realización de actividades de formación coincidentes especialmente con el periodo de implantación delos SGA, pero sin participación ni implicación de los representantes de los trabajadores en su diseño e impartición yademás los participantes en los grupos de discusión coincidieron en señalar la falta de continuidad de esta actividadformativa en medio ambiente dirigida al conjunto de la plantilla. Por otra parte manifestaron su falta de informaciónsobre la formación que se imparte a trabajadores de puestos específicos relacionados con aspectos ambientalessignificativos. ✗ Participación de los trabajadores y sus representantes en las cuestiones ambientales de los centros de trabajoHubo unanimidad al señalar la inexistencia de la figura del delegado de medio ambiente, entendiendo por éste alrepresentante específico de los trabajadores en materia de medio ambiente. Varios participantes indicaron que en lasplataformas reivindicativas para la negociación colectiva de sus convenios de empresa o de grupo habían solicitadola creación de esta figura sin consecución positiva hasta el momento.Varios participantes coincidieron en señalar que el Comité de seguridad y salud había ampliado sus funciones paraabordar los temas ambientales, aunque sus comentarios denotaban cierta confusión al concretar los temas abordados,mezclándolos en algún caso con cuestiones más propias del ámbito de la seguridad y la salud laboral.6 Las instalaciones afectadas han tenido que obtener la Autorización Ambiental Integrada (AAI), resolución de carácter público,emitida por la administración competente, en un proceso en el que se produce la exposición a información pública de ladocumentación de solicitud. 35
  36. 36. Ante la pregunta de si el Comité de empresa u otras instancias de representación sindical abordaban temasambientales, hubo un cierto tono autocrítico de varios participantes al señalar que no lo hacían, incluso en algunoscasos en los que la empresa ponía a su disposición información del sistema o informaba de algunas de susactividades como la realización de auditorías. En estos casos se alegaba la falta de formación adecuada o lasobrecarga de tareas en los delegados de prevención presentes en los comités de seguridad y salud como causasprobables de la falta de explotación de las posibilidades potenciales de participación en materia de medio ambiente.La inexistencia en la legislación laboral del reconocimiento explícito de competencias en materia de medio ambientea los representantes de los trabajadores parece condicionar tanto la poca implicación de estos en la participación enesta materia, como la escasa predisposición de los empresarios a potenciar una interlocución estable y definida parapropiciarla. Tampoco se ha recurrido (y cuando se ha hecho, ha sido con poco éxito) al instrumento del conveniocolectivo contemplado en el artículo 64.7.c del Estatuto de los Trabajadores para “procurar la sostenibilidadambiental de la empresa” a la hora de recoger la figura del delgado de medio ambiente. Ni siquiera está extendida enel sector la inclusión de derechos de interlocución en medio ambiente en el seno de los Comités de seguridad ysalud.Cabe señalar que en aquellas instalaciones (2) donde había implantados sistemas de incentivos y premios parapromover la participación de los trabajadores en el sistema de gestión ambiental, los niveles de motivación yparticipación sobresalían en relación al resto.7.3 Entrevistas con responsables y técnicos empresariales7.3.1 Alcance de las entrevistasDentro de los informantes clave se habían identificado a los responsables y técnicos empresariales de lasinstalaciones objeto de estudio. Para ello, se desarrollaron 4 entrevistas en profundidad, sobre la base de un guiónque fue distribuido de manera previa al desarrollo de las mismas.Las cuestiones esenciales abordadas hacían referencia a los siguientes aspectos: • Dificultades observadas en la implantación de los sistemas de gestión ambiental • Mejoras y beneficios percibidos tras la puesta en funcionamiento del sistema de gestión ambiental. • Participación de los trabajadores en el ámbito del sistema de gestión ambiental. • Información y formación ambiental dirigida al colectivo de los trabajadores en el marco de los sistemas de gestión ambiental • Interlocución empresarial con los trabajadores y sus representantes en las cuestiones ambientales del centro de trabajo7.3.2 Resumen y conclusiones de las entrevistas con los técnicos y responsablesempresariales ✗ Dificultades observadas en la implantación de los sistemas de gestión ambientalPor un lado, las principales dificultades reseñadas estaban relacionadas con la carga burocrática y el escasoasesoramiento recibido.Por otro lado, coincidieron en señalar las dificultades intrínsecas al proceso productivo, de naturaleza tecnológicafundamentalmente, más que las relacionadas con la organización o las personas. ✗ Mejoras ambientales percibidas tras la implantación de los sistemas de gestión ambientalLos entrevistados coincidieron en señalar que la implantación del SGA había generado mejoras en aspectos referidosa la gestión ambiental cotidiana, tales como la gestión de residuos, consumo de agua y recursos, control de vertidos 36
  37. 37. etc., aunque alguno las relaciona más con sus propias políticas cotidianas que con el SGA. Indicaron también que laplanificación de la gestión relacionada con la implantación del SGA generaba beneficios a largo plazo, al darseguridad y estabilidad a la relación con proveedores, gestores de residuos, etc., así como a la hora de afrontarcambios legislativos. ✗ Participación de los trabajadores en el ámbito de los sistemas de gestión ambientalLos entrevistados afirmaron con rotundidad que la participación de los trabajadores es determinante para mejorar lagestión ambiental y recalcaron que también lo era para la gestión de la calidad. Fundamentaron estas afirmaciones enel conocimiento que los trabajadores tienen del proceso productivo, lo que resulta fundamental en la aplicación delas decisiones del sistema. Uno de los entrevistados fue concluyente a este respecto, al manifestar que “el sistema degestión ambiental son los trabajadores”.Sobre los cauces existentes para su participación, señalaron la existencia de buzón de sugerencias en algunos casos,aunque alguno le daba más importancia a la transmisión verbal directa.Por otra parte, las empresas de mayor tamaño coincidían en considerar al Comité de seguridad y salud como elespacio de interlocución designado para la transmisión de información en materia de medio ambiente. A pesar deello, uno de los entrevistados indicaba lo siguiente:“Trimestralmente informamos al Comité de calidad y medio ambiente, y posteriormente se da traslado al Comité deempresa, pero en el Comité de CyMA no participan los representantes de los trabajadores, y los temas ambientalesno son tratados en el Comité de Seguridad y Salud. Es poco adecuado, creo que deberían participar…creo que seríabueno su participación. Tal vez haya demasiada inercia, o muchas cosas a tratar… pero sería mejor establecer esaparticipación creo.”A este respecto, una de las conclusiones que se podría extraer es que la inexistencia de un marco común definido deinterlocución en materia de medio ambiente lastra la participación efectiva de los representantes de los trabajadoresen esta materia, sometiéndola a los vaivenes y prioridades de órganos con más competencias o generando accionesde transmisión de información excesivamente rutinarias, con cuyo cumplimiento, las direcciones empresariales sedan por satisfechas sin que haya una reflexión sobre la calidad de la información y la participación. Esta conclusiónqueda reforzada por el hecho de que los entrevistados no acertaban a definir modalidades o demandas de apoyodirigidas a la representación de los trabajadores, aunque en la pequeña empresa demandaban comprensión yconciencia de los problemas ambientales.Por otra parte, es reseñable en este mismo sentido la respuesta recibida por parte de una empresa al declinar laparticipación en una entrevista de este estudio; en la respuesta se enumeran mecanismos de comunicación como“memorias e informes ambientales impresos, conferencias, notas de prensa, e-mail, boletines electrónicos, cursos deformación, nuestra página de Internet o nuestra propia intranet”, con cuya sola existencia parecen haberse cubiertolos aspectos de información y participación activa que tan fundamentales resultan para otros empresarios. ✗ Sobre la información y la formaciónLa mayoría de los entrevistados afirmaban haber realizado actividades de formación dirigidas al conjunto de laplantilla, pero no dieron detalles sobre el alcance y balance de estas acciones, por lo que se puede deducir que elesfuerzo formativo se ha realizado, especialmente, en el periodo de puesta en marcha del SGA. Sólo en un caso sepudo constatar la implantación de un programa de formación continua dirigida a la totalidad de la plantilla,englobando también a personal subcontratado, personal temporal y becarios.7.4 Entrevistas con técnicos y responsables sindicales7.4.1 Alcance de las entrevistasDentro de los informantes clave también se habían identificado a los responsables y técnicos sindicales del sector deactividad objeto de diagnóstico. Para ello, se desarrollaron 2 entrevistas en profundidad, sobre la base de un guiónque fue distribuido de manera previa al desarrollo de las mismas.Las cuestiones esenciales abordadas hacían referencia a los siguientes aspectos: 37
  38. 38. • Valoración sobre la implantación de SGA en el sector del papel . • Valoración de la información que las empresas del sector del papel proporcionan a los sindicatos y a la representación de los trabajadores. • Valoración de la participación de los trabajadores en los SGA del sector del papel. • Valoración de la formación en materia de medio ambiente que se proporciona en el sector. • Sindicato y medio ambiente7.4.2 Resultados y conclusiones de las entrevistas con los técnicos y responsablessindicalesLos responsables sindicales entrevistados coinciden en señalar que la implantación de SGA influye positivamente enla mejora ambiental de las empresas y creen que la mayoría de las del sector cuentan certificaciones de sus sistemas,a pesar del desconocimiento y la limitada participación de los trabajadores en el ámbito de los sistemas de gestiónambiental y de las deficiencias, tanto en términos de cantidad como de calidad, de la información que se lesproporciona.Siguiendo con el ejemplo del Convenio General de Químicas, ambos consideran fundamental la implantación deldelegado de medio ambiente, con suficiente crédito horario para poder realizar adecuadamente su labor. Valoran laformación ambiental en las empresas como insuficiente y centrada únicamente en la sensibilización o, en algún caso,en la gestión de residuos y consideran que en el propio ámbito sindical está sensibilización ambiental está todavía enuna fase incipiente y su extensión y generalización requerirá bastante tiempo. 38
  39. 39. 8. CONCLUSIONES8.1 Implantación de sistemas de gestión ambiental en las empresas diagnosticadas • Se han diagnosticado 78 instalaciones pertenecientes al CNAE 17.11 Fabricación de pasta papelera y papel cartón, de las cuales el 14% pertenecen al CNAE 17.11 Fabricación de pasta papelera y el 86% corresponden al CNAE 17.12 Fabricación de papel y cartón. • El porcentaje de instalaciones con sistema de gestión ambiental implantado asciende al 67% del total de las instalaciones diagnosticadas. • El porcentaje de instalaciones con sistema de gestión ambiental verificado en EMAS es del 18% del total de empresas diagnosticadas. • El 27% de las empresas con sistemas de gestión ambiental UNE-EN ISO 14001 tienen también implantado EMAS. • En las empresas dedicadas a la fabricación de pasta de papel (CNAE 17.11) la implantación de sistemas de gestión ambiental alcanza el 82% del total, mientras que en las instalaciones dedicadas a la fabricación de papel y cartón (CNAE 17.12), este porcentaje es del 64%. • Si se atiende al tamaño de la empresa, la implantación de SGA en aquellas instalaciones con más de 150 trabajadores es superior al 90%, mientras que en aquellas con menos de 50 trabajadores, la presencia de SGA implantados es del 45%.8.2 Implicación y conocimiento de los representantes de los trabajadores en los sistemas degestión ambiental • No hay certeza en los trabajadores, tanto en los que participaron en las encuestas como en los integrantes de los grupos de discusión, sobre la existencia y tipología de los SGA implantados en sus centros de trabajo. Entre los participantes en los grupos de discusión había varios que desconocían si su empresa contaba con certificación de su SGA y si ésta se correspondía con UNE-EN ISO 14001 o EMAS. Este hecho constituye un indicador de que no existe un suministro de información ambiental permanente y consolidado. Además, la mitad de los trabajadores encuestados cuyo centro de trabajo tenía implantado un SGA verificado en EMAS desconocía este hecho (sólo aludían al certificado UNE-EN ISO 14001). • Por otro lado, el 44% de los encuestados, cuyo centro de trabajo tenía implantado un SGA, manifestaba desconocer el documento en el que se reflejaba la política ambiental de la empresa. • Casi la totalidad de los participantes en los grupos de discusión desconocían si su empresa estaba afectada por la normativa IPPC (cuando todas lo estaban salvo alguna excepción). Quizás es el indicador más destacable de la inexistencia generalizada de canales adecuados de información y participación de los trabajadores en la gestión ambiental de las empresas. En el 83% de las instalaciones con SGA en las que se realizó la encuesta, los trabajadores participantes en la misma manifestaron que existe algún canal de comunicación sobre medio ambiente (es un requisito exigido por la norma UNE-EN ISO 14001), si bien, dadas las amplias lagunas detectadas en materia de información y conocimiento sobre la existencia y funcionamiento de los sistemas de gestión ambiental, así como por la deficiente participación de los trabajadores en este ámbito, estos canales se revelan como inadecuados o insuficientes. • Se constata la realización de actividades de formación coincidentes con el periodo de implantación de los SGA, pero sin participación ni implicación de los representantes de los trabajadores. Los participantes en los grupos de discusión coinciden en señalar la falta de continuidad de la actividad formativa en medio 39
  40. 40. ambiente dirigida al conjunto de la plantilla. De la encuesta se deriva que sólo el 39% de los encuestados con SGA en su centro de trabajo manifiesta haber recibido formación en materia de medio ambiente. • La inexistencia en la legislación laboral de la figura de representantes específicos de los trabajadores en materia de medio ambiente, parece condicionar tanto la poca implicación de estos en la participación en esta materia, como la escasa predisposición de los empresarios a potenciar una interlocución estable y definida para propiciarla. Tampoco se ha recurrido (y cuando se ha hecho, ha sido con escaso éxito) a la negociación colectiva con el fin de incluir y regular competencias en temas ambiéntales entre la representación legal de los trabajadores 7. En ausencia de lo anterior, tampoco está extendida en el sector la inclusión y el reconocimiento de derechos de información e interlocución en materia de medio ambiente en el seno de los Comités de Seguridad y Salud constituidos. • La existencia de sistemas de incentivos y premios para promover la participación de los trabajadores en el sistema de gestión ambiental aumenta los niveles de motivación y participación de la plantilla.7 El interés legítimo de los trabajadores en materia de medio ambiente está reconocido en el artículo 64.7.c. del Estatuto de losTrabajadores, donde se establece entre las competencias de los representantes de los trabajadores lo siguiente: “Colaborar con ladirección de la empresa para conseguir el establecimiento de cuantas medidas procuren el mantenimiento y el incremento de laproductividad, así como la sostenibilidad ambiental de la empresa, si así está pactado en los convenios colectivos”. 40
  41. 41. 9. PROPUESTAS ✗ Mejorar la difusión de la política ambientalHa quedado constatado un amplio desconocimiento del documento que recoge la política ambiental de la empresa. Sibien ésta lo que establece es un conjunto de principios y declaraciones en relación con el medio ambiente, laimportancia de la misma radica en que recoge el compromiso de Dirección de la empresa con la mejora continua delcomportamiento ambiental. Por ello, y para dotarla de la mayor credibilidad y conseguir la mayor adhesión de lostrabajadores con este compromiso, es necesario que su difusión sea lo más amplia posible y a través de los canalesde comunicación más proactivos. Considerar su difusión como un mero trámite, por ejemplo con su mera exhibiciónen el tablón de anuncios, significa no aprovechar sus potencialidades. Su distribución previa entre los trabajadores ysus representantes y establecer la posibilidad de que estos propongan la incorporación de elementos que respondan asus necesidades e inquietudes, comenzando por el reconocimiento a su participación en el sistema de gestiónambiental, sienta, desde el inicio, los cimientos para un sistema de gestión ambiental eficaz, sobre la base delcompromiso de los trabajadores con el mismo. ✗ Mejorar los canales de comunicación empleados para la difusión de la informaciónCon carácter general, la difusión de la información ambiental relacionada con el sistema de gestión es susceptible deamplias mejoras, comenzando por los canales e instrumentos de comunicación empleados para su distribución. Esnecesaria la adopción de medidas más “proactivas”, que garanticen la recepción efectiva de la información por partede los trabajadores, más allá del empleo de canales que garanticen el simple cumplimiento de los requisitosestablecidos por la norma UNE-EN ISO 14001 en este ámbito.En este sentido, la difusión de la información ambiental a través del tablón de anuncios- el canal más empleadosegún se deduce de los resultados de las encuestas- debe ser reforzada con el empleo de otros instrumentos yactuaciones.Cabe destacar que en alguna de las instalaciones objeto de este estudio, se hacía llegar determinada información a lostrabajadores junto con la nómina. Este medio, sin ser por si sólo la solución más adecuada, si representa, a priori, unmayor grado de compromiso con la difusión de la información. No obstante debería de ser reforzada con otrasactuaciones, entre la que cabe señalar la distribución generalizada en todas las instalaciones de la informaciónambiental derivada del sistema de gestión ambiental entre la representación de los trabajadores. ✗ Difundir los resultados de las auditoríasSi lo que se pretende es pretende lograr la máxima implicación de los trabajadores en el funcionamiento y mejoracontinua del sistema de gestión ambiental, de manera específica, es necesaria la difusión de los resultados de lasauditorías realizadas en el ámbito del sistema de gestión ambiental, tanto las desarrolladas a nivel interno como lasde certificación.Con la divulgación de esta información estos pueden constatar y valorar los resultados obtenidos con suparticipación. No obstante, es necesario que esta información sea presentada de forma que pueda ser comprendidapor toda la plantilla, para lo cual se pueden establecer diferentes niveles para su transmisión. ✗ Favorecer y posibilitar una participación activa en los sistemas de gestión ambientalUna condición fundamental para visualizar y poner en práctica las posibilidades de participación activa de lostrabajadores en los procesos de mejora ambiental de las empresas del sector es el reconocimiento de un sujeto titularde los derechos y obligaciones en materia medioambiental en la empresa o centro de trabajo entre la representaciónde los trabajadores.La forma más eficaz para ello sería la creación de la figura de Delegado de Medio Ambiente (miembro del Comitéde Empresa o delegado de personal) y su consecución debería plantearse como objetivo fundamental en los 41

×