Loading…

Flash Player 9 (or above) is needed to view presentations.
We have detected that you do not have it on your computer. To install it, go here.

Like this presentation? Why not share!

Like this? Share it with your network

Share

Tabla cuantica

on

  • 62,535 views

una tabla cuantica de los elementos en 3d diseñada x Gustavo Sosa E. de Argentina. El video de la tabla puede verse en Youtube

una tabla cuantica de los elementos en 3d diseñada x Gustavo Sosa E. de Argentina. El video de la tabla puede verse en Youtube

Statistics

Views

Total Views
62,535
Views on SlideShare
62,417
Embed Views
118

Actions

Likes
5
Downloads
374
Comments
2

6 Embeds 118

http://www.slideshare.net 99
http://cmarquezm72.googlepages.com 10
http://agarccultu.blogspot.com 5
http://macrociclos.blogspot.com 2
http://www.macrociclos.blogspot.com 1
http://slopecult7.blogspot.com 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • Les dejo una tabla cuántica que hice on line:

    http://www.grupoalianzaempresarial.com/tablacuanticadeloselementosquimicos.htm
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • Este libro completo puede bajarse también desde cienciasantiguas@hotmail.com, la clave para entrar es 'ciencias'. Al bajarlo completo funcionan todas las animaciones y los links. Gracias...Gustavo Sosa E.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Tabla cuantica Presentation Transcript

  • 1. LA TABLA QUIMICA DE LOS ELEMENTOS SEGUN LA ALKIMIA GUSTAVO SOSA ESCALADA
  • 2. TEMA 1: HISTORIA DE LA TABLA TEMA 2: EL PRINCIPIO UNICO TEMA 3: LA LEY UNIVERSAL TEMA 4: LA RED ESPACIOTEMPORAL TEMA 5: EL OCTAEDRO TEMA 6: LA ENERGIA TEMA 7: EL ATOMO TEMA 8: LOS CAMPOS ATOMICOS SEGÚN LA ALKIMIA TEMA 9: LA TRANSFERENCIA DE ENERGIA TEMA 10: DISTRIBUCION DE FRECUENCIAS TEMA 11: ALTERNO ESPACIO TIEMPO TEMA 12: MOVIMIENTO DE UN CUERPO EN LA RED TEMA 13: FORMAS DE RADIACION TEMA 14: LA VELOCIDAD DE LA LUZ TEMA 15: EL ESPECTRO ELECTROMAGNETICO TEMA 16: EL NACIMIENTO DE LA MATERIA TEMA 17: LOS ELEMENTOS
  • 3. TEMA 1 HISTORIA DE LA TABLA: Durante el siglo XIX, un científico ruso llamado Mendeleiev, gran estudiante de alkimia, recopiló la mayoría de los elementos puros conocidos hasta el momento y los ordenó en una tabla . Esta se llamó tabla periódica de los elementos. Periódica por q ue cada elemento está formado por órbitas escalonadas, que responden a determinados períodos de clasificación.   DIMITRI IVANOVICH MENDELEIEV ABRIR TABLA CONVENCIONAL
  • 4. Cuando Mendeleiev presentó su tabla, explicó que aún faltaban elementos por descubrirse; es decir, él dibujó una tabla con 92 casilleros, pero no todos estaban llenos. Los casilleros vacíos correspondían a elementos que aún no se habían descubierto, y sin embargo debían existir.   A medida que pasó el tiempo, los científicos han descubierto los elementos faltantes, hay 92 elementos naturales, el primero es el hidrógeno, y el último es el uranio. También se consideran naturales el 93 y 94, neptunio y plutonio respectivamente. Después vienen otros elementos llamados transuránicos cuyo número atómico va del 95 en adelante, y cada vez son más radioactivos e inestables. Los elementos 108, 109 y 110 duran milésimas de segundo, es decir, se desintegran apenas son purificados y aislados en el laboratorio. Los últimos informes que tengo, a fines del 2003 es que ya se ha logrado transmutar en un ciclotrón los elementos Nº 116 y 118.  La tabla convencional agrupa a todos los elementos conocidos, incluso los transuránicos, como un todo, como un orden armónico y lógico que implica la existencia de un total de mas de 105 elementos conocidos, y sugiere que existen espacios disponibles para otros elementos que tal vez lleguen a conocerse.  La tabla convencional tiene forma rectangular, con algunos elementos agrupados en bloques fuera del rectángulo principal, tal como se observa en la Fig. 1.   Sin embargo, el punto de vista de los antiguos alkimistas era muy diferente en cuanto al orden de los elementos. Ellos decían que debería haber un orden natural y matemático tal como el que rige el crecimiento de los cristales. Además ese orden debe ser estudiado desde el principio absoluto, desde el primer acto de la creación al que ahora llamamos Big Bang.  
  • 5. Por lo tanto, con el fin de exponer mi teoría sobre el orden alkímico de los elementos, vamos a recorrer los procesos de formación del universo, la energía y la materia hasta llegar a descubrir el orden natural y espontáneo de cada elemento en la tabla geométrica.   Estos principios ya los he expuesto en los primeros temas de mi libro “ LA CIENCIA DEL BIEN Y DEL MAL ”. Los temas que veremos a continuación no son más que una repetición de los primeros 17 temas de los 74 que conforman esa obra completa, pero son imprescindibles para comprender la formación de la materia desde el principio único .
  • 6. TEMA 2 EL PRINCIPIO UNICO:   Imaginemos un universo sereno, vacío, oscuro, una zona en la que no existe el tiempo, ni el espacio, y que por lo tanto no llegaría a ser una zona tal como la concebimos en la vida ordinaria. Se le podría denominar pre-universo, una especie de anticipo a la formación de un universo conocido.   Bien, entonces supongamos que tenemos un pre-universo absolutamente vacío, en el que ni siquiera existe el espacio, ni el tiempo, ni mucho menos la energía.   Por un extraño fenómeno al que yo llamo el primer milagro, aparece de pronto un punto; un simple punto flotando en alguna no-parte del pre-universo. ¿Quién quiso que ese punto apareciera, quién lo colocó? Ese es el gran misterio. Ese punto es el uno, el principio único, la estrella primaria.   En realidad no importa si esa estrella mide un centímetro, un metro o un kilómetro, porque como aún está sola en el pre-universo, no existe elemento con que comparar su tamaño. No habiendo espacio, no hay tamaño.   Tampoco sabemos si esa estrella es de materia, de energía, de mente o de espíritu, sólo sabemos que tuvo que haber un principio, un paso del pre-universo al universo y que ese principio debe haber sido tan simple como un punto, la estrella primaria.   Imaginemos ahora a ese punto flotando en el principio del universo. Este punto, esta estrella primaria, al estar en absoluta soledad pasa a ser relativamente todo, todo lo que existe, porque a su alrededor no hay nada más. Y al ser todo, su energía, por despreciable que parezca, es relativamente grande, enorme, infinitamente grande porque no tiene relación comparable.  
  • 7. Yo no sé qué tipos de energía comenzarían a funcionar ante semejante situación, pero por lo menos, con los principios de acción y reacción que se han comprobado en las pocas formas de energía estudiadas hasta ahora, alcanza para asegurar que en una estrella con todas las formas conocidas y desconocidas de energía latente, se producirían reacciones extraordinarias, y más aún al no tener competencia alguna a su alrededor.   Los primeros efectos serían la proyección del espacio y del tiempo. Yo sostengo que tanto el espacio como el tiempo son formas de energía. El sistema espacio-tiempo es un equipo, un conjunto inseparable en condiciones normales con respecto a los sentidos o instrumentos del hombre común. El espacio interactúa en el tiempo y éste en el espacio como una función matemática.   La estrella primaria sería entonces, en primer lugar, el principio generador de las energías conocidas como espacio y tiempo. El espacio, para el hombre común, sus sentidos y sus instrumentos, (considerados como extensiones de los sentidos) es tridimensional. A su vez interactúa en el tiempo, sin que éste último sea necesariamente otra dimensión, sino más bien el soporte del espacio.   Para nosotros el espacio es tridimensional porque percibimos una serie de leyes que cumple la estrella primaria, y que se manifiestan constantemente en todas las obras de la naturaleza y del universo.  La expansión primaria tiene forma esférica, la forma geométrica más simple y perfecta. Sin embargo, sería imposible dejar de notar que existe cierta tendencia en el espacio a definirse en tres dimensiones bipolares; los semiejes X, Y, Z y sus contrapartes, los semiejes -X,-Y,-Z. Ver Fig. 2. y ver la Fig. EJES en el VISOR3D
  • 8. Los semiejes X y -X se denominan habitualmente eje de las X, y representan las líneas horizontales. Las verticales son representadas por el eje Y, y las horizontales que apuntan hacia el lector y hacia el fondo de la hoja son el eje Z.   Los seis semiejes forman tres ejes que surgen de la estrella primaria. Todo esto ocurre siempre en el tiempo, que no puedo dibujar. Sería como visualizar la velocidad a la que crece esta esfera triaxial mientras forma el espacio en el tiempo. Y este crecimiento seguiría c ontinuamente creando espacio y tiempo hasta el infinito. Y como todo lo que empieza debe terminar, en algún momento todo volvería a retraerse hasta quedar la estrella primaria nuevamente sola. Fig. 3.   Sin embargo, no se acabaría allí el universo, sino que la energía que ha vuelto al centro, pasaría a través del mismo para formar un nuevo universo, opuesto al anterior.   Sería un antiuniverso, de signo negativo con respecto al universo anterior, ya que tendría a su derecha las energías que en el universo positivo estaban a la izquierda; arriba las que estaban abajo y adelante las que estaban atrás. O sea que los seis semiejes tendrían el signo opuesto al del primer universo, el positivo.   Para visualizarlo con mayor claridad, podríamos compararlo con un globo de color negro que, partiendo de un punto, se infla hasta llegar a cierto tamaño. Al color negro le
  • 9. podemos asignar un valor positivo. El globo crece en negro y positivo hasta llegar a un máximo. El segundo paso es el decrecimiento. El globo negro decrece hasta llegar a ser tan pequeño como un punto, como la estrella primaria. El tercer paso es que el globo, como tiende a decrecer, se atraviesa a sí mismo y empieza a crecer en otro color, por ejemplo blanco, que representa el universo negativo. El cuarto paso ocurre cuando el globo llega al máximo negativo, blanco, y empieza a decrecer. Así el ciclo negro-blanco-negro-blanco, se repite indefinidamente, represen - tando el nacimiento y la muerte del universo y del antiuniverso.
  • 10. TEMA 3 LA LEY UNIVERSAL:   La expansión y contracción del universo es un tema difícil de imaginar, ya que es infinito. Por eso sugiero compararlo con el movimiento de un péndulo; un simple péndulo colgado de un punto fijo. Fig. 4. Una mano mágica, un primer milagro, mueve el péndulo que estaba en absoluta quietud, hacia cualquier lado, la derecha por ejemplo. Digamos que lo empuja unos 30º con respecto a la vertical. Este primer movimiento simboliza la creación del universo positivo.   Mientras el peso marche hacia la derecha, representa la expansión del universo. Llega a un máximo (30º) y empieza a declinar. Mientras vuelve al centro imaginamos la contracción del universo positivo. El peso vuelve a 0º, a la vertical. Esto es volver a la estrella primaria, no hay universo. Pero por inercia, el peso sigue ahora hacia la izquierda otros 30º, representando la formación y expansión de un antiuniverso, un universo negativo o izquierdo, o como se lo quiera llamar. El peso llega a los 30º de izquierda y declina, volviendo a la nada y representando la contracción del antiuniverso .
  • 11. El peso seguirá oscilando entre izquierda y derecha infinidad de veces, no importa si 30º, o 10º o 1º; ya que para nosotros, los habitantes de un pequeño mundo dentro del juego cósmico, cualquier movimiento nos parece infinito, cualquiera fuere la oscilación, nos resulta incomparable e imposible de evaluar. Sólo sabemos que por inercia el movimiento seguirá pulsando entre universo-adimensional-antiuniverso-adimensional en forma eterna.   Y aún sigue en pié la gran pregunta: ¿Quién le dió el primer empujón al péndulo, quien lo movió por primera vez, y por qué?   En el movimiento del péndulo los alkimistas han detectado seis leyes universales, tal como las llama el antiguo alkimista Hermes Trismegistos, y están magníficamente explicados en el KYBALION aunque también se verifican en las ancestrales filosofías orientales, especialmente la taoísta.  LEY DE VIBRACION: el péndulo vibra, oscila a cierta frecuencia, todo, absolutamente todo vibra, nada está quieto. LEY DE POLARIDAD: el péndulo oscila entre dos polos, en este caso izquierda y derecha. Todo vibra entre dos o más polos. LEY DE RITMO: el péndulo oscila a cierto ritmo, que depende del largo del hilo y la fuerza gravitatoria. Todo oscila o vibra a su ritmo particular. LEY DE GENERACION: todo es el producto del trabajo de dos o más elementos. Péndulo + impulso = vibración. Cuando dos o más elementos se juntan forman un sistema. LEY DE CAUSA Y EFECTO: causa...impulso primario; efecto...oscilación. Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa.
  • 12. LEY DE CORRESPONDENCIA: del mismo modo que funciona un péndulo funciona todo; un átomo, un sistema solar, un compuesto químico, una ciudad. Todo sigue leyes análogas.   En la Fig. 5 vemos representadas a estas seis leyes rodeando una ley central, la del mentalismo, que veremos detalladamente mas adelante.   CONCEPTO DE SISTEMA: Para aclarar aún más el origen del universo, conviene ordenar ciertos conceptos, especialmente el concepto de sistema. Un sistema es un objeto que intenta funcionar de determinada manera. Por ejemplo, una mesa es un objeto que sirve para apoyar algo sobre ella. La mesa no es sólo una plataforma con cuatro patas, no importa tanto su forma sino su función. El concepto de mesa sólo se cumple cuando se tiene la certeza de que funciona como tal. Un sistema es por lo tanto un elemento o conjunto de elementos que intentan cumplir una función. Es como la diferencia entre una casa y un hogar. La casa es una construcción de material fría y vacía. Hasta que no es habitada por la familia no se transforma en hogar. Es como si la casa intentara o pidiera a gritos ser habitada por alguien para funcionar y ser catalogada como sistema ¨casa¨.
  • 13. El péndulo es un sistema que intenta oscilar. Sin intento no hay sistema. Por lo tanto el péndulo como material más la fuerza que lo hace oscilar, forman un sistema. Por lo tanto el ¨intento¨, tal como lo explica el Nagual Juan Mathus, maestro de Carlos Castaneda, es la fuerza que mueve al universo. Ver libros de CASTANEDA Para un alkimista una silla no es un mueble, sino un instrumento que intenta que alguien se le siente encima. Un cuchillo no es un cubierto, sino un elemento que intenta ser tomado por el mango y cortar algo más blando que su filo. Una persona es un sistema complicado, y que tiene múltiples intenciones. Pero a su vez, un grupo de personas también es un sistema compuesto por varios elementos o subsistemas llamados personas.   Todo sistema está compuesto por dos o más elementos o subsistemas, y cada uno de ellos por dos o más sub-subsistemas, y así hasta lo infinitamente pequeño.   A su vez cada sistema es parte de uno mayor, llamado supersistema, y este es parte de otro mayor llamado super-supersistema, y así hasta lo infinitamente grande. Es como el átomo que forma parte de la molécula, y ésta de la célula, y ésta del órgano, y éste del ser, y éste de la ciudad, y éste del país, y éste del mundo, y así hasta el universo infinito.   Pero la esencia del sistema es el intento, todo sistema intenta algo, el solo hecho de ser, de existir, ya implica una acción, una influencia, un lugar en el tiempo y el espacio.   Por lo tanto, además de las seis leyes universales, existe una séptima que dice:   TODO ES MENTE, EL UNIVERSO ES MENTAL. Todo es energía, acción, influencia, intento, poder. Todas las cosas son sistemas que parten del gran sistema, el universo. Todo lo que vemos a nuestro alrededor es energía en sus miles de variantes, hasta el pensamiento es energía, y todo es parte del gran sistema que proviene del primer milagro.
  • 14. Por lo tanto las otras seis leyes se podrían enunciar como:   *Todo sistema vibra, nada está quieto, la existencia es vibración, la vibración es intento, energía, poder de influir sobre los otros sistemas.   *Todo sistema vibra entre dos o más polos.   *Todo sistema vibra a un ritmo determinado.   *Todo sistema esta formado por dos o más menores y es parte de otro sistema mayor.   *En todo sistema existe una causa que provoca un efecto, un poder de influir y de ser influído ante otros sistemas.   *Todos los sistemas funcionan de manera análoga, aparentemente distinta, pero siempre en base a estas leyes.
  • 15. TEMA 4 LA RED ESPACIOTEMPORAL :   En algún momento, y por el primer milagro, comenzó el ciclo de expansión y contracción del universo, así como también el ciclo de contracción y expansión del anti-universo.   Desde nuestro humilde estado de conciencia, creemos que tuvo que haber un principio, de modo que el ciclo sea. (Fig. 6).   Pero los sabios que han llegado a la armonía con el universo, enseñan que la gruesa línea recta de la figura 6 se dobla para formar un grueso círculo sin principio ni fin, eterno. Y la sinusoide fina de la figura 6 se convierte en una elíptica que órbita alrededor del círculo en la figura 7.   Tal vez los maestros que han liberado su mente de las garras de la ilusión, y que viven en armonía con el universo, tengan razón en sus enseñanzas; tal vez jamás hubo un pre-universo, un principio temporal.   Lo cierto es que nosotros, los no iniciados, percibimos que el universo existe, la conciencia existe, y al decir uno mismo "pienso, luego existo", estamos confirmando la existencia de la creación completa y el primer milagro, el primer impulso.
  • 16. Todo lo que sabemos es que la estrella primaria es adimensional, o sea, sin dimensiones; como un punto matemático, perfecto, sin masa, color, forma ni tamaño, y que funciona como punto de unión entre el universo positivo y el negativo. Ahora bien, sabemos que ya sea positivo o negativo, el universo se forma comenzando por el espacio en el tiempo. ¿Y cómo es el espacio-tiempo? (se abrevia e-t). Tomemos por ejemplo, el universo positivo; supongamos que el universo que nos ha tocado sea el positivo. El negativo sería idéntico porque sus habitantes estarían bajo su signo. Pero supongamos que pudié - ramos contemplar la expansión bipolar de los ejes X, Y, Z del e-t universal. Cuando el eje X se proyecta un kilómetro a la derecha, el -X se proyectará otro tanto a la izquierda; si el eje Y sube un km. el eje -y bajará esa misma distancia, y cuando el eje Z se acerca al lector un km, el eje -Z se alejará también un km. De esta manera se forman unas figuras curiosas en forma de cruz, pero con ejes que se proyectan fuera y dentro del papel. En base a estas formas surgen dos figuras geométricas fundamentales, el cubo y el octaedro.Si dibujo un cuadrado, centrado en la punta de cada eje de esta cruz tridimen-
  • 17. sional, obtengo un cubo. (Fig. 8). Otra posibilidad es la de unir las puntas de los seis semiejes, con lo cual se forma el octaedro, la forma madre del universo. El octaedro es como una pirámide doble; consta de 8 lados triangulares, 6 puntas y 12 aristas. Es sabido que el cubo es el mejor ejemplo del espacio tridimen - sional, ya que es fácil visualizar en él largo, ancho y espesor, en iguales medidas. El octaedro también mide igual de ancho, largo y espesor, y está contenido en el cubo. Cada punta del octaedro corresponde al centro de cada cara de un cubo. (Fig. 9).  En realidad la cruz e-t define tanto un cubo como un octaedro; pero es este último el que mejor representa la estructura espaciotemporal.  Cuando de la estrella primaria, adimensional, surgen las tres dimensiones en el tiempo, se forma un octaedro que crece en el no-espacio y no-tiempo, formando el e-t como un conjunto inseparable, como formas especialísimas de energía que influyen directamente sobre nuestros sentidos, nuestro nivel de realidad, nuestro humilde estado de conciencia, que es
  • 18. posiblemente una pequeñísima parte de la realidad completa. Ver las figuras (próxima hoja). Así que, si hubiera que dibujar la formación del universo, habría que trazar un octaedro centrado en la estrella primaria y rodeado de una esfera. La forma del octaedro representa las tres dimensiones, mientras que la velocidad a la que crece representa la velocidad de la luz, el tiempo, la teoría de la relatividad desde su origen. Ver con el 3D Exploration VISOR3D EJES, OCTA 1,2 y 4, RED, 1, 2 y 3   Para nosotros, simples mortales con sólo cinco sentidos y un humilde grado de percepción con respecto a la realidad completa, el universo crece a la velocidad del tiempo, de la luz, en forma esférica y con polaridades de orden geométrico que responden a las tres dimensiones. A eso llamamos red e-t, cuya estructura básica es el octaedro. (Fig. 10).   La red e-t es una maraña de líneas geométricas en forma de un gigantesco octaedro que abarca la totalidad del universo y que, vista desde adentro del universo, crece a la velocidad de la luz. Pero ese octaedro está formado por seis octaedros menores. A su vez cada uno de ellos está formado por seis octaedros menores, y cada uno por seis menores, y así hasta llegar al tamaño de los átomos, formando la gran maraña cósmica que llamamos red e-t.
  • 19. TEMA 5 EL OCTAEDRO:   Esta figura geométrica, junto con el cubo, representa la estructura de la red e-t. El octaedro está formado por líneas rectas que forman triángulos equiláteros. Ver SOLIDOS PLATONICOS   Supongamos que estamos flotando en el espacio con una caja llena de bolitas metálicas. Si soltamos 2 bolitas, éstas se juntarán en el espacio. Del centro de una al centro de la otra se define una línea recta. En el caso de un octaedro, esas rectas formarían las aristas.   Si soltamos 3 bolitas, se juntarán de tal modo que si unimos el centro de cada una de ellas se define un triángulo equilátero. Esos triángulos forman las caras del octaedro, que son figuras planas, bidimensionales. Si soltamos cuatro bolitas se juntan definiendo un tetraedro, ya primer forma tridimensional que estudiaremos más adelante.Si soltamos 6 bolitas se formará el octaedro simple, pero sin la bolita central. Para que se forme el octaedro completo debemos soltar 19 bolitas y dejar que se junten naturalmente, de modo que quedarán 1 en el primer piso, 4 en el segundo, 9 en el tercero, 4 en el cuarto y 1 en el quinto.
  • 20. Cada octaedro completo está formado por 6 octaedros simples y 8 tetraedros. Y cada octaedro simple está formado por 6 menores con sus 8 tetraedritos menores, y cada uno por otros tantos menores, y así hasta el verdadero átomo según la alkimia, lo infinitesimal. La palabra átomo significaba indivisible.  Así, la red e-t partiendo de la estrella primaria se expande según nuestra percepción a la velocidad de la luz para formar el espacio en el tiempo, creciendo continuamente en forma de pequeños cuerpos (octaedros y tetraedros) que forman otros más grandes, y éstos otros más grandes, y así hasta el infinito. Es como ver al microscopio, el crecimiento de un grano de sal, o de hielo, en que vemos al cristal crecer ante nuestros ojos al agregársele al sistema más solución. Si al octaedro completo le sacamos 6 bolitas, una de cada punta, nos quedan 13; 1 en el centro, 6 en los bordes, 3 arriba y 3 abajo. Este cuerpo geométrico tiene 8 caras triangulares y 6 caras cuadradas. Los triángulos son siempre equiláteros, es decir, de 3 lados y 3 ángulos iguales. El científico Lord Kelvin, logró construir esta figura con 14 burbujas de jabón que se unan naturalmente. Soltando burbujas se formaron las 14 caras. Si se soltaran 13 bolitas en el espacio se definirían las puntas.
  • 21. La red e-t sigue estas formas dando lugar a un estudio geométrico intenso en el que se define la forma del universo. Si el universo tiene estas formas, todas las cosas naturales deben tener formas análogas o combinaciones de ellas , sobre todo a nivel atómico. Observando la ley de correspondencia, si el gran sistema tiene una estructura determinada, los subsistemas deben verse notablemente influídos por esa estructura.  Eso es fácil de demostrar, ya que en física y química se reconocen diversas estructuras moleculares que coinciden con la red e-t. Por ejemplo, una molécula de cobre consta de 14 átomos. En la fig. 13 vemos la ubicación espacial de los átomos de cobre, que coinciden perfectamente con los puntos de la fig. 9; son 8 átomos en las puntas y 6 centrados en las caras = 14 átomos. Este cristal es sólo un ejemplo para poder concebir una idea sobre el propósito de estos conocimientos. Lo importante es dejar en claro que el espacio tiempo es una red geométrica tridimensional que cubre cada lugarcito del universo, que se expande en forma esférica y que desde adentro del universo, víctimas de nuestra relatividad, sólo podemos creer que se expande a la velocidad de la luz.
  • 22. Según el punto de observación, esta red tiene 3 aspectos principales; cuadrado cuando vemos los octaedros desde arriba o de frente pero a 45 grados; romboidal cuando los vemos de frente o de costado a 90 grados, y hexagonal cuando la vemos desde un punto intermedio. En la figura Nº. 14 se ve al octaedro en estas tres distintas posiciones. Estas formas geométricas dan origen a las 7 estructuras cristalinas conocidas. Cualquier químico o geólogo sabe que en el reino mineral existen 7 sistemas cristalinos subdivididos a su vez en 32 sistemas menores.   En las siguientes figuras podemos ver cómo se forman en base a la red espacial cada uno de los 7 sistemas principales. Es importante notar que no son figuras dibujadas al azar, sino que son resultantes directos de la red espacial basada en el octaedro como estructura madre del universo.
  • 23. Los sistemas principales son: VER PROGRAMA CRISTALLYNE SOLIDS CUBICO HEXAGONAL MONOCLINICO ORTORROMBICO ROMBOEDRICO TETRAGONAL TRICLÍNICO   Ver con el 3d Exploration XCUBICO XHEXAGONAL XMONOCLINICO XORTORROMBICO XROMBOEDRICO XTETRAGONAL XTRICLINICO VISOR3D
  • 24. REPRESENTACION GRAFICA DE LA TRANSFORMACION DE UN TETRAEDRO EN OCTAEDRO. CADA POLIEDRO CONTIENE INTRINSECAMENTE AL OTRO
  • 25. TEMA 6 LA ENERGIA :   Nosotros somos simples mortales, poseedores de un cerebro de 1.300 gramos y un restringido estado de conciencia con el cual queremos comprender lo absoluto. Para nosotros, observadores internos del universo, la red e-t crece a una velocidad indeterminada. Si pudiéramos captar su velocidad de crecimiento con algún instrumento óptico o electrónico, o con cualquier instrumento construido con materia y que procese las energías reconocidas por la ciencia moderna, las del espectro electromagnético, con seguridad captaríamos que el universo se expande a la velocidad de la luz.   Pero los instrumentos y nuestros sentidos nos señalan una partecita de la verdad muy pequeña, relativa. Sólo podemos hablar de velocidad cuando hablamos de espacio y tiempo, de energía, del universo relativo que podemos captar. A nivel absoluto sólo se puede decir que el universo crece y decrece a su propio ritmo.   Imaginemos que estamos viendo una película cualquiera, de celuloide, como en los años 70. La película se pone en el proyector y la imagen se ve en la pared formando un cuadrado de un metro de lado. Si yo quiero representar la expansión del universo, sólo debo separar el proyector de la pared. Entonces la imagen que representa el universo crece sin que los actores puedan percibirlo. Si quiero representar la contracción del universo, acerco el proyector a la pared y la imagen se contrae sin que la acción interna de la película se altere en lo absoluto.   Los actores no tienen la menor posibilidad de medir el crecimiento o decrecimiento de “su” universo porque están adentro de la película. Del mismo modo nosotros no podemos medir la expansión del universo porque estamos dentro del mismo.  
  • 26. Por lo tanto no sabemos a qué velocidad crece la red e-t. Aunque se contrajera al mínimo y se invirtiera el universo, no nos daríamos cuenta como tampoco se darían cuenta los actores si con un juego de lentes se invirtiera la imagen de la película.   Sólo sabemos que el universo está formado exclusivamente por la red e-t con su geometría octaédrica exclusiva. De cada nudo de la red e-t, es decir, de cada punta de los infinitos octaedros que la forman, surgen esferas de energía, todo tipo de energías, de todas las frecuencias posibles. La energía nace en todos los focos donde los tensores de la red e-t se cruzan.   De cada cruce de la red e-t surgen esferas de energía de miles de frecuencias. (Fig. 15.). Las esferas más pequeñas son de alta frecuencia y las más grandes de baja frecuencia. Estas esferas, vibrando cada una a su ritmo, tanto más lento cuanto más grandes son, produce un movimiento en forma de espiral que es el que se encarga de transportar la energía en el espacio. Entonces se forman espirales que se expanden y contraen y van uniendo varios puntos de la red e-t a la velocidad de la luz, creando así flujos de energía. Por lo tanto en la red e-t existen tres estructuras principales: octaedros, esferas y espirales. Los octaedros, con sus tetraedros intercalados, dan existencia al espacio y al tiempo.   Las esferas tienen todos los tamaños desde el átomo hasta el universo, y crean el ritmo, es decir, aparecen y desaparecen cada una a su ritmo. Además, según su tamaño, conectan distintos puntos de la red espacial entre sí, ya que si bien las esferas tienen diversos tamaños, caen siempre en un cruce de la red e-t; porque las esferas jamás tienen tamaños intermedios, sino los adecuados para conectar el centro de un octaedro con los nudos de la red cercanos que convengan a los efectos físicos que se estén desarrollando en ese momento y lugar. Sin embargo, de un solo nudo, puede surgir una esfera tan pequeña como un protón o tan grande como una galaxia.
  • 27. Y las espirales son formaciones que aparecen durante el juego rítmico de las esferas de distintos tamaños. Fig. 16. Cada esfera tiene un diámetro invariable, que toca nudos de la red con sus bordes y con el centro. Para transmitir energía una esfera aparece, desaparece y reaparece con signo opuesto cierta cantidad de veces por segundo. Es como arrojar una piedra a un lago y observar los anillos de agua que se expanden. Si miramos una zona circular determinada, veremos que en ese círculo el nivel del agua sube y baja, se eleva y se hunde con respecto al nivel normal. Las esferas son iguales; cambian de positivo a cero y a negativo, como en la formación del universo-estrella primaria-antiuniverso. Por lo tanto las esferas no se agrandan. Su poder de cambiar de polaridad a cierto ritmo es el que relaciona una esfera con su inmediata superior o inferior, de modo que cada esfera emite una frecuencia única y determinada por su tamaño.   Esa frecuencia emitida son ondas de expansión o contracción, como un diapasón vibrando en el aire. Esas ondas se trasladan en forma de espiral por la red e-t hasta la esfera inmediata superior o inferior, o hasta la esfera que entre en resonancia con la emisora según las condiciones del sistema.
  • 28. Las esferas funcionan como un diapasón. Si el diapasón vibrara estando quieto, las ondas de presión serían esféricas. Pero si lo hacemos girar mientras vibra, las ondas resultantes adoptarían forman de espiral. Fig. 17. Del mismo modo, si las esferas estuvieran quietas, las ondas de presión serían esféricas, pero como las esferas giran en las tres dimensiones, las ondas emitidas son espirales complejas. Su forma tiene relación con la velocidad de giro y con su posición con respecto a la red espacio - tiempo.
  • 29. TEMA 7 EL ATOMO :   De la estrella primaria surge la red formadora de un tipo de energía conocida como espacio-tiempo. Esta red está formada por tensores que configuran cubos, octaedros y tetraedros de tamaños específicos que van desde los más pequeños hasta el infinito.   De cada cruce de la red e-t surgen espirales energéticas que interconectan entre sí esferas concéntricas también de tamaños específicos que coinciden con otros cruces de la red espacial. Van también desde lo más pequeño hasta el infinito, y se entre­cruzan con las esferas vecinas.   De este modo las espirales, que representan las formas de energía reconocidas por la ciencia moderna, pueden circular de un punto a otro de la red e-t.  El auténtico átomo para el alkimista es pues un cruce de tensores de la red e-t rodeado por una determinada cantidad de esferas y con espirales que surgen de su centro para relacionarlo con otros átomos o con el medio ambiente. Fig. 18 
  • 30. Si observamos al átomo surgiendo de un nudo de la red e-t desde el aspecto cuadrático, vemos como las esferas tocan las puntas de los cuadrados que se forman. Además las espirales tienden a seguir la forma de la red, pasando por los cruces o nudos y relacionando las esferas entre sí.   En esta figura está dibujada una espiral doble levógira, es decir, que se expande hacia la izquierda. También existe otra espiral doble levógira que llega hasta las otras esquinas de los cuadrados. Y por su puesto, existen sus opuestas destrógiras que giran hacia la derecha cuando la energía se contrae, volviendo al centro. De modo que un átomo visto de arriba en su aspecto cuadrático mostrará espirales energéticas levógiras al emitir energía y destrógiras al recibir energía. Por supuesto, visto de abajo se vería exactamente al revés; de manera que no existiría un sentido de giro exclusivo para la emisión y otro para la absorción de energía, sino que depende del punto de observación.   La circulación de energía puede ser contemplada por videncia, en estado de conciencia acrecentada. Los alkimistas de todo el mundo así lo ven y por eso le dan tanta importancia a la geometría.  Por lo tanto, para el alkimista un átomo es:   1- Un punto de la red e-t rodeado por otros puntos dispuestos en formación cuadrática, romboidal o hexagonal según el ángulo de observación.   2- Un grupo de espirales dobles que surgen de ese punto y que siguiendo los tensores de la red e-t, la cruza en otros nudos de la red.   3- Un grupo de esferas concéntricas al primer punto de la red e-t que cruzan otros nudos de la misma según la formación geométrica. Estas esferas vibran gracias a la energía que reciben de las espirales, con tanta mayor frecuencia cuanto más pequeños sean los tensores que vibran, especialmente cuanto más se acercan al centro del átomo.
  • 31. De modo que un átomo, alkímicamente hablando, es en realidad un pequeño universo. Su centro es como una estrella primaria, y sus tensores y esferas lo relacionan con todo el medio ambiente hasta donde llegue su potencia. A través de sus esferas elige funcionar en frecuencias determinadas, y a través de sus espirales emite su energía a otros puntos de la red espacio-temporal.   Por lo tanto:   TENSORES = EXISTENCIA ESPIRALES = POTENCIA ESFERAS = FRECUENCIA   Un átomo es a la vez materia y energía. La materia no es más que energía concentrada vibrando en forma potencial. El juego de resonancias típico de cada elemento o material define si éste va a ser gaseoso o sólido, rojo o negro, conductor o aislante, radioactivo, o magnético, o inestable, etc.   El átomo no es más que un hermoso juego de tensores, espirales y esferas concéntricas que según el nivel de resonancia de unas con otras define sus características particulares del momento en relación con el medio ambiente.   Pero tal vez la ley más notable que aquí se cumple es la de la vacuidad del átomo. De su centro parten tres tensores; X, Y, Z con su correspondientes semiejes opuestos -X, -Y, -Z que definen el octaedro. Cada esfera pasa de positivo a neutro y de neutro a negativo, y cada espiral doble recibe en un momento energía y la emite en otro momento, creando una polaridad que oscila también entre positivo y negativo. Fig. 19.
  • 32. Por lo tanto, la suma total de las energías que circulan por un átomo es igual a cero. El átomo es vacío, es sólo una fuente de circulación de energías recibidas y entregadas. ¿De dónde? Al igual que el primer impulso de la estrella primaria, es un misterio. 
  • 33. Cada átomo es una pequeña estrella primaria que oscila como un pequeño péndulo entre positivo, neutro y negativo. De modo que todo lo que vemos alrededor nuestro, desde nuestros zapatos hasta la última galaxia, es vibración energética entre lo positivo y lo negativo, cuya suma real es igual a cero.   Con el microscopio electrónico se ha podido ver y fotografiar al átomo, es como una pequeña esfera de energía. Sin embargo, de acuerdo a su comportamiento en la red espacial, yo intuyo que el átomo no se comporta como un objeto unitario, sino como un sistema doble, bipolar, un conjunto de 2 susbsistemas. Me hace acordar al descubrimiento por Mendel de la transmisión genética, en que existe un gen dominante y uno recesivo. Yo creo que los átomos también actúan con un código binario dando lugar a que las reacciones químicas sean tan complicadas. Y el primer misterio sigue en pié, pues ¿quién dió el primer impulso, el primer movimiento al péndulo universal o a cada átomo para crear las infinitas toneladas de materia y energía que vemos existir y circular en la tierra, en el cielo, en el tiempo.?
  • 34. TEMA 8 LOS CAMPOS ATOMICOS SEGUN LA ALKIMIA:   Cada átomo nace en un punto, en un nudo de la red espacial. Los átomos son semejantes a la estrella primaria, y están ligados entre sí por la red e-t.   Todo átomo es movimiento, energía, vibración, polaridad; la materia también es energía. La energía atómica se manifiesta como esferas o campos que al girar forman espirales de todas las frecuencias posibles.   La ciencia moderna sólo domina el espectro electromagnético y puede estudiar una pequeña fracción del total de los campos que irradia el átomo.   Las energías del espectro electromagnético funcionan a velocidades conocidas por la relatividad, es decir, a la velocidad de la luz o menores, pero el verdadero átomo es capaz de transmitir energías que funcionan a velocidades desconocidas, no al doble o al triple que la luz, sino en forma de escape de la relatividad. Por ejemplo, si yo quiero transmitir un mensaje por radio a un astronauta que se encuentra en un planeta cercano, en el mejor de los casos tardaría 40 minutos, que es lo que tarda en ir y volver la onda de radio. Los experimentos de telepatía efectuados por grupos secretos de las agencias espaciales han demostrado que se puede transmitir y recibir mensajes mentalmente en forma instantánea, como si el transmisor y el receptor estuvieran juntos.   La energía mental proyectada, la telepatía, se mueve en forma instantánea, mucho más rápido que la luz, y es una de las formas de energía del átomo. Los campos energéticos que emanan del átomo tienen tamaños definidos y crecen en progresiones geométricas, cuadrados, rombos, hexágonos, cubos, octaedros y diversas combi­naciones de todos ellos.
  • 35. La actividad de un átomo depende de la ley de resonancia existente entre cada uno de sus campos. Supongamos que el campo Nº 2 está en resonancia con el Nº 11, emitirá un tipo de onda, por ejemplo ondas de radio. Y si el campo Nº 43 resuena con el 632 y el 712, emitirá otra onda, por ejemplo rayos X. O si resuenan los campos Nº 12, 5 y 18, emitirá luz violeta.   Todo lo que podemos apreciar, ver, tocar y sentir es un conjunto de frecuencias resonantes irradiadas por cada átomo de la red e-t. Sin embargo, la fracción de la mente que podemos captar es terriblemente pequeña comparada con el total.   Muchas veces he discutido con científicos que dicen que yo no soy tan sabio como para atreverme a hablar de energías desconocidas por ellos, que escapan a la relatividad y al universo tridimensional.   Mi respuesta es que la prueba de que esas energías existen está en el mismo poder de pensar, la mente. La energía que los científicos cuestionan es la misma que usan para pensar y discutirme. Un científico o cualquier otro hombre, es algo más que 70 u 80 kilos de átomos, ya que el poder de pensar no corresponde a ninguna de las energías electromagnéticas ni electroquímicas conocidas.   Si los científicos aprendieran a ahorrar energía vital, verían con sus propios ojos a la red e-t, los campos energéticos y la mente de todos los seres como un aura ovoide formada por fibras luminosas, tal como le ocurrió a Frijott Capra, escritor de "El Tao de la Física". El proceso para ahorrar energía es el objetivo de los alkimistas, y no se puede enseñar en tres renglones; pero en los próximos temas iremos directamente a esa cuestión, desde el principio, como corresponde.
  • 36. Todo lo que podemos ver, tocar y sentir es un conjunto de frecuencias resonantes irradiadas por cada átomo de la red e-t. Sin embargo, la fracción del universo que podemos captar con nuestros sentidos, es pequeñísima; con instrumentos, algo mayor, pero las energías mentales que usamos normalmente son irrisorias comparadas con nuestras posibilidades latentes. Los últimos experimentos sobre telepatía son un buen ejemplo que ya mas o menos está científicamente aceptado.  Cada átomo se comporta como si fuera una pequeña estrella primaria, y trabaja en forma absolutamente independiente de la misma. Sin embargo siempre está indirectamente ligada a la estrella primaria porque ésta es el origen de todo. Fig. 20. El tamaño de un átomo en sentido estricto es igual a la distancia promedio que existe entre ese átomo y sus vecinos, pero en sentido amplio, es infinito. Su influencia y su existencia llegan hasta el último rincón del universo.   Al resonar dos campos de un mismo átomo se forma entre ambos un puente de comunicación que adopta la forma de espiral, primero porque tiende a seguir los tensores de la red e-t, y segundo, porque los campos giran.
  • 37. El giro de los campos es la manera exclusiva que tienen éstos de guardar una cantidad de energía que han absorbido en algún momento. Cada campo gira en tres direcciones al mismo tiempo. Para conservar su energía, un campo gira alrededor de sus ejes X, Y y Z al mismo tiempo. Cualquier punto del campo sufre entonces un constante movimiento complejo. Fig. 21. En un corto intervalo de tiempo, se mueve en tres direcciones a la vez creando un movimiento final muy extraño, ya que distintos puntos del campo siguen distintas trayectorias. Las tres velocidades correspondientes a los tres ejes no son constantes; en determinadas circunstancias, una puede ser mayor o menor que las otras. Si se hace girar un octaedro en las 3 dimensiones con ayuda del movimiento compuesto se verá gráficamente el movimiento que quiero explicar en la F ig. 21.   Ver próxima página. De este modo un campo, a través de espirales, puede acumular o ceder energía, afectando a su propia velocidad, que aumenta al ganar energía y disminuye al perderla. A su vez, algunos campos de un átomo pueden transmitir su energía a los campos de otro átomo. Este trabajo se realiza en forma de espirales y se llama transferencia de energía.
  • 38. MOVIMIENTO COMPUESTO
  • 39. TEMA 9 LA TRANSFERENCIA DE ENERGIA:   Imaginemos un grupo de átomos vibrando en la red e-t. Cada átomo tiene a su alrededor miles de campos concéntricos que pulsan a frecuencias determinadas y giran a velocidades proporcionales a la cantidad de energía que han recibido.  Cuando un átomo recibe una determinada cantidad de energía, el campo o los campos correspondientes almacenan esta energía aumentando la velocidad de giro, como un giroscopio, un trompo muy balanceado.  Cuando el átomo pierde energía, sus campos reducen la velocidad de giro y desprenden la carga en forma de espiral para que la capten los campos de los átomos vecinos. Fig. 22 .
  • 40. Si la energía que recibe el átomo es débil, quedará girando potencialmente en el campo correspondiente, que aumentará su velocidad.   Pero si la energía resulta excesiva, entrará y saldrá de ese campo para dirigirse a otro átomo, y luego a otro, y a otro, creando así un flujo de energía. FIG 23 De modo que cada campo atómico recibe y emite energía de distintas frecuencias constantemente.   Imaginemos dos campos de distintas frecuencias en un mismo átomo. El campo menor tiene frecuencia 10 y el campo mayor frecuencia 8, Fig. 24. Una energía de frecuencia 10 llega al átomo y lógicamente cae en el campo de su misma frecuencia. Este campo aumenta su poder y velocidad hasta cierto punto, porque como el campo tiene una frecuencia específica no puede variar más allá de ciertos límites.
  • 41. Por lo tanto, debe descargar el exceso energético de alguna forma, y esto es transmitiéndolo a un campo de mayor diámetro y menor frecuencia, el de frecuencia 8 por ejemplo. Se produce entonces una espiral que tiene la facultad de cambiar la frecuencia aumentando la órbita de giro. En este nivel la energía es estable y gira cómodamente manteniéndose poten - cialmente activa hasta que ocurra otro cambio energético. Si la sustancia en que ocurre este fenómeno tiene su campo 8 a distancia de roce con el campo 8 de sus átomos vecinos, la energía se transmitirá por todo el cuerpo cambiando de frecuencia de 10 a 8 en el primer átomo pero conservándose en frecuencia 8 mientras fluye por todos los demás. Fig. 25 Por último, cabe agregar que todo proceso energético es bipolar. Si usted golpea una pelota de un solo lado, por efecto de acción y reacción, ésta se achatará de ambos lados. Fig. 26.
  • 42. Es como una campana. Supongamos que tenemos una campana en estado de reposo. Fijemos nuestra atención en su borde inferior, el cual es circular. Si lo observamos desde abajo, lo veremos como un círculo. Al golpearla empieza a vibrar. Esa vibración obliga a la campana a adoptar forma ovalada achatándose y alargándose en forma alternativa.   Cuando un campo atómico es afectado por un golpe de energía, ingresa una espiral doble. Si el campo puede soportarla, quedará girando a una velocidad algo mayor, sino, pasará a otros campos cambiando su frecuencia. Fig. 27.
  • 43. TEMA 10 DISTRIBUCION DE FRECUENCIAS:   Las espirales de potencia transmiten la energía de un nudo a otro de la red espacial. Si contemplamos las espirales de cerca veremos que en realidad no son líneas separadas de la red e-t, sino que cada tensor de la red es el que forma la espiral. En efecto, cada uno de los tensores de la red vibra como una cuerda de violín cuyos extremos aparecen como atados a puntos fijos del espacio que corresponden a los nudos de la red. Al vibrar un tensor, lo hace hacia ambos lados. En los dibujos anteriores sólo aparecía el lado que nos interesaba para observar la forma de espiral, pero el movimiento completo es el que se aprecia en las figuras 28 y 29
  • 44. Entonces: *cada tensor vibra como una cuerda de violín hacia ambos lados por igual. *cada tensor está fijo por ambos extremos a los nudos de la red espacio-temporal. *cada tensor desemboca en otro, transmitiendo así su energía. *cuando un tensor transmite su potencia, se puede dividir en dos más pequeños o dos más grandes, pero siempre armónicos al primero. *si la potencia va desde el centro del átomo hacia afuera, cada tensor puede dividirse en dos más pequeños de mayor frecuencia o dos más grandes de menor frecuencia. Lo mismo ocurre si la potencia va hacia el interior del átomo. El hecho de que la energía decida dividirse en frecuencias mayores o menores depende de las propiedades físico-químicas del material. *los tensores más largos vibran en bajas frecuencias, y los más cortos en altas frecuencias.   Los tensores se dividen según una proyección geométrica muy simple; la raíz cuadrada de 1, luego de 2, luego de 4, luego de 8 y así sucesivamente, siempre el doble a partir del número 1. En los puntos de contacto atómico es donde se producen perturbaciones energéticas que nuestros científicos catalogan como partículas subatómicas. 
  • 45. Si seguimos las líneas simples tal como aparecen en la figura 30, veremos que los tensores más pequeños y de más alta frecuencia se encuentran cerca del centro atómico. A medida que se alejan los tensores se hacen más largos y vibran más lentamente, con menor frecuencia. Pero al dividirse, tal como se ve en estas figuras, pueden formarse también tensores más cortos, de mayor frecuencia aunque nos alejemos del centro atómico. Estos pequeños tensores son fruto de divisiones geométricas y por lo tanto tienen mucho menor potencia que los pequeños tensores cercanos al centro atómico. Fig. 30. Los tensores centrales de alta frecuencia forman el núcleo atómico, mientras que los pequeños tensores, también de alta frecuencia que se encuentran en la periferia atómica forman lo que nuestros científicos llaman partículas subatómicas, y se encargan de transferir energía de un átomo a otro.  Estos tensores están representados en la figura 30 desde el aspecto cuadrático de la red e-t. Desde el aspecto hexagonal se verían mas complicadas, y más aún en su aspecto tridimensional, el octaedro. Pero de todos modos las leyes que lo regulan son siempre las mismas.
  • 46. A su vez conviene destacar que, en geometría sagrada, la raíz cuadrada de cada número entero representa una dimensión; por lo tanto si se observan las figuras CUBO1 y CUBO8 en el 3d Exploration en el se podrá apreciar cómo la distancia de las diagonales coinciden con la raíz cuadrada de cada dimensión. Así, gracias a esta geometría puedo dibujar todas las dimensiones que quiera y ver cómo las diagonales que se proyectan en su interior corresponden a la raíz cuadrada de esas dimensiones. Con estos dibujos se puede demostrar que la cuarta dimensión, y la quinta, y todas las que siguen, no son un misterio de ciencia ficción sino algo perfectamente lógico, comprobable y fácil de dibujar o reproducir con modelos geométricos. Es importante por último comprender que si un tensor mide un número igual a la raíz cuadrada de 2 (1,4142) unidades de medida atómica) el armónico inferior correspondiente va a medir 1 unidad, y el superior va a medir 2 unidades de medida atómica.
  • 47. TEMA 11 ALTERNO ESPACIO TIEMPO:   Queda claro entonces que la transmisión de todo tipo de energías entre los campos de un mismo átomo o de diferentes átomos se realiza a través de tensores que vibran dando la forma de una espiral.   Ahora bien, estas espirales tienen que viajar por los tensores de la red e-t para moverse. La energía hace vibrar a los tensores como una cuerda de violín con una potencia determinada y frecuencias que dependen de la longitud de los tensores. Al centro de cada átomo llegan doce tensores según vimos en los diagramas anteriores. Si se observan los dibujos con atención, se advierte que cada nudo de la red está cruzado por cuatro planos hexagonales, es decir que el núcleo atómico es el centro de cuatro hexágonos. Cada hexágono tiene una inclinación en el espacio que viene a formar las cuatro caras de una parte del octaedro.   En la Fig. 11 está dibujado el octaedro complejo, en el que se pueden ver los hexágonos planos cruzando el centro Cuando vemos un campo de plano, corresponde observarlo desde su aspecto hexagonal, en la red. Porque si bien el campo es una esfera, la misma está formada por la vibración de los tensores de la red e-t. Dentro de ese campo, se forman, por geometría espacial, estrellas de 6 puntas de tamaños armónicos entre sí (Fig. 31), que disminuyen en progresión geométrica simbolizando campos cada vez menores y que giran más rápido, es decir, de más alta frecuencia.
  • 48. Cualquier movimiento energético que quisiera entrar hasta el campo más pequeño de los dibujados aquí, o salir hasta el más grande, tendría que seguir las líneas espirales aquí marcadas. Siempre se presentan como espirales dobles. No es cierto que la entrada de energía sea siempre destrógira y la salida levógira; el sentido de rotación depende del punto de vista. Si yo miro al átomo de arriba, veré entrar la energía girando hacia la izquierda, si lo miro de abajo, la veré entrar en sentido contrario. En la figura 32 sólo dibujo la entrada de energía para no crear confusión. La salida de energía es igual pero con las espirales girando hacia el lado opuesto.   Además, este sistema gira de tal modo que sólo se vislumbra un par de espirales por vez. Cuanto más pequeño es el campo, más rápido giran las espirales sobre el sistema, alimentando su energía. Es como ver el sistema solar, en que los planetas más cercanos al sol giran más rápido que los más lejanos, creando así una imagen de espiral que se enrosca sobre el sol. También se aparece el átomo a los videntes como un remolino de agua que se va por el desagüe de una pileta girando siempre en un mismo sentido.
  • 49. Pero lo más importante de todo es que en el hexágono que define cada campo ocurre el siguiente fenómeno. Tomemos como referencia el vértice superior del hexágono. En la fig. 32 vemos que se cumplen los siguientes ciclos: En el primer ciclo la espiral positiva está arriba, y su doble, la reacción, que aquí llamamos negativa, se encuentra abajo. En el segundo ciclo ambas giran hacia la izquierda; la positiva queda arriba a la izquierda y la negativa abajo a la derecha. En el tercer ciclo continúa el giro levógiro quedando la positiva abajo a la izquierda y la negativa arriba a la derecha.   En el cuarto ciclo queda la negativa en el ángulo superior y la positiva en el inferior; y así sigue girando todo el sistema en el quinto ciclo hasta que por fin en el sexto se cumple una vuelta completa. Por lo tanto el séptimo ciclo sería idéntico al primero.   De modo que para cualquier vértice, el superior por ejemplo, el ciclo pasa de positivo a neutro y a negativo en forma rítmica. Este ritmo se podría definir como POSITIVO - ADIMENSIONAL - NEGATIVO - ADIMENSIONAL-POSITIVO, y así sucesivamente.   Esto significa que cada nudo de la red espacial pasa de positivo a adimensional y a negativo. El nudo es un punto lógico, sin energía ni existencia real. Sólo existe en tanto transmita energía positiva a negativa.   Pero lo importante es el pulso. Cada nudo pulsa entre los polos positivo y negativo pasando por lo adimensional, por lo no existente. De modo que cada nudo aparece, desaparece y reaparece en forma negativa constantemente. Cada nudo, cada átomo, cada objeto y cada parte aún de nuestro ser, aparece y desaparece millones de veces por segundo a distintos ritmos según la frecuencia específica.
  • 50. CLICKEAR ANIMACION Mientras una parte del átomo está desapareciendo, la opuesta está apareciendo, y así todo parece continuo. Pero el continuo espacio-tiempo no existe, el espacio-tiempo es alterno, son ciclos infinitesimales de energía, todo es vibración. Y el trabajo de enroscar y desenroscar las espirales de un campo a otro es el que define la velocidad de la energía en los distintos materiales. Ver Fig. 33. RES 640x480 RES 800x600
  • 51. TEMA 12 MOVIMIENTO DE UN CUERPO EN LA RED:   Imaginemos nuevamente una campana, igual a la del tema 10, Fig. 26. Es una campana ideal y sólo nos interesa la vibración del borde visto de abajo. Es más, nos podemos dar el lujo de imaginar que cortamos el borde de la campana obteniendo así un anillo metálico, flotando en el espacio.   En un principio, ninguna vibración perturba al anillo. Este se verá, observándolo desde arriba o abajo, perfectamente circular.   De pronto el anillo recibe un golpe en un costado. Tal como vimos en el tema 10, se produce un efecto de acción y reacción en que el anillo se transforma en un óvalo horizontal, luego vertical, luego horizontal, y así a un ritmo que depende de las propiedades del metal.   Pero también existe un segundo efecto; si el golpe vino del lado izquierdo, el cuerpo, el anillo completo, se trasladará hacia la derecha. Para trasladarse el anillo debe pasar de un estado estático a un estado dinámico, y el golpe logra producir tal cambio.   Hay que tener en cuenta que el anillo está formado por millones de átomos incrustados en la red e-t. El simple acto de moverse significa que cada átomo del anillo ha vencido su propia inercia estática y emitido millones de espirales energéticas que se enroscan y desenroscan muchísimas veces por segundo.   Estos despliegues y repliegues de las espirales energéticas permiten que el objeto se traslade en la red espacio-temporal.   O sea que en definitiva, cada campo atómico desaparece y reaparece un poquito más a la derecha cada vez.  
  • 52.   El vértice superior de cada campo aparece en positivo, luego desaparece y reaparece en negativo, mientras que al mismo tiempo el vértice inferior realiza el mismo trabajo pero con signo contrario.   Cada campo cumple en su doble polaridad el ciclo positivo, adimensional, negativo, adimensional, positivo, y así sucesivamente. En otras palabras, cada campo atómico pasa, gracias al despliegue y repliegue de las espirales, del mundo tridimensional a lo adimensional, y de lo adimensional a lo tridimensional, millones de veces por segundo.   Los campos o esferas en sí siempre existen, pero cada órbita varía según una frecuencia determinada, siempre hay un campo mayor y uno menor. Lo que deja de existir alternativamente es el vértice del campo. Deja de existir en el sentido de que la energía es neutra en cierto momento. Y cuando no hay energía, no hay nada. Es ese el momento en que desaparece y reaparece más a la derecha en el caso del anillo metálico. De modo que el efecto de traslación en el espacio es que todos los vértices de todos los campos de cada átomo se trasladan desapareciendo y reapareciendo un poquito más a la derecha en la red e-t. El objeto camina por la red e-t; no se mueve independientemente de ella.   Es muy parecido a ver una imagen móvil en la pantalla de un televisor color. Si usted mira de cerca la pantalla, verá que está formada de puntos luminosos rojo verde y azul. Cada grupo de color representa un campo en la red e-t.   Se podría decir que cada nudo de la red equivale a los tres puntos de la pantalla, los puntos rojo, verde y azul. Cuando vemos la pantalla, no advertimos que ésta se enciende y apaga 20 veces por segundo.
  • 53. Cuando la imagen se mueve en la pantalla hacia la derecha, desaparece y reaparece en secuencia. Es decir, primero vemos por ejemplo un punto blanco en la pantalla. Ya sabemos que ese punto blanco corresponde al rojo, verde y azul encendidos. Si el punto debe correrse un milímetro a la derecha, todo lo que ocurre es que esos tres colores se apagan y se encienden los tres que siguen al costado derecho.   De la misma manera en que el objeto que se ve en la pantalla no tiene colores propios, sino que está formado por los colores de la pantalla, el objeto que flota en el espacio no tiene en este caso energía propia, sino que es la resultante de la actividad energética de la red e-t y depende de ella para su existencia, vibración y movilización.   Todas las manifestaciones o efectos físicos, así como la luz, el color, la electricidad, el peso, el calor, etc. no son más que distintas combinaciones de los campos atómicos unidos por las espirales de la red e-t, la distancia de los campos atómicos entre sí y la resonancia de los campos ligado a su cantidad de energía y al trabajo de las espirales. Un objeto puede tener energía potencial almacenada, por ejemplo un resorte puede permanecer tenso durante mucho tiempo hasta que decidamos liberar su energía, y eso sí sería energía propia del objeto. Pero la vibración atómica de cada cuerpo, el hecho de existir, de vibrar, de ser, está en manos de la red e-t, es universal.   Los científicos modernos ya están aceptando la no existencia de partículas en el átomo, pues ya sus explicaciones de 480 partículas diferentes, resultan contradictorias e insostenibles.  
  • 54. * En definitiva, el trabajo de las espirales es: expansión-transmisión-contracción-transmisión; en que la expansión es positiva, la contracción negativa y la transmisión estática, es decir, adimensional.   * Así que se puede decir que para que un objeto se traslade en el espacio-tiempo, se produce un trabajo alterno entre lo adimensional y lo tridimensional. Aunque el objeto estuviera quieto el trabajo de aparecer y desaparecer se cumple constantemente.   * Cada foco energético del cuerpo desaparece de un nudo de la red e-t para reaparecer en el siguiente nudo .   * Por lo tanto , el proceso espacio-tiempo es un fenómeno alterno, no continuo. Cada vez que nos movemos, y aún cuando creemos estar quietos, desaparecemos y reaparecemos millones de veces por segundo en la red e-t, en el alterno espacio tiempo.
  • 55. TEMA 13 FORMAS DE RADIACION:   En primer lugar, conviene recordar que el ser humano tiene cinco sentidos que le permiten captar parte del mundo que lo rodea. El sentido de la vista, por ejemplo, nos permite captar todas las frecuencias de luz que van del rojo al violeta en el espectro electromagnético. El sentido del tacto nos permite captar el calor o frío y la presión que ejercen los objetos sobre la piel. Asimismo los otros sentidos captan cierta gama de influencias, pero sin duda el sentido de la vista es el que mayor información nos brinda.   Pero, del enorme espectro electromagnético que va de unos pocos ciclos por segundo, a bandas de muchos megaciclos, sólo podemos percibir un pequeño porcentaje.   Del mismo modo nuestra conciencia puede captar sólo un universo, sólo éste mundo en que vivimos. No hay prueba de que no existan muchos universos, muchas bandas de realidad, pero el ser humano, en su estado de conciencia común, sólo puede captar con sus cinco sentidos una sola, que se puede extender y ampliar con ayuda de todos los instrumentos modernos que usan los científicos.   Pero paralelamente a la banda de frecuencias del espectro electromagnético, existen otras bandas, quién sabe cuantas, que escapan a nuestros sentidos e instrumentos. Sólo podemos percibir materia, energía, espacio y tiempo.   Los antiguos alkimistas, los auténticos videntes, los maestros realizados y los devotos de cualquier religión que entran en estados acrecentados de conciencia o éxtasis espirituales, pueden percibir hasta cierto punto otras bandas de frecuencias que reciben distintos nombres; mundo astral, mundo mental, espíritu, líneas del destino, akash o registro akáshico, intento, manitú, nagual, mundo negro, etc. Ver libros de CASTANEDA  
  • 56. La figura 34 tiene dos dibujos análogos; en el superior se ve cómo la luz blanca se divide en miles de frecuencias, de las cuales sólo podemos percibir una pequeña porción. En el inferior se esquematizan bandas de realidad, varios universos paralelos del cual sólo podemos captar uno. De modo que así como hay bandas de frecuencias que corresponden a este universo, pero nos son desconocidas por la limitación de nuestros sentidos o instrumentos, del mismo modo pueden existir otros universos paralelos al nuestro. Yo creo firmemente que existen y creo en el testimonio de aquellos que lo han percibido después de años de prácticas espirituales y férrea disciplina.  El universo conocido es energía vibrando en el alterno espacio-tiempo. Los alkimistas pueden captar otros universos paralelos, y no es que estén en otro lugar, no es un lugar que se pueda señalar con un dedo. Están compenetrados con este universo, aquí y ahora; pero el hombre común no puede captarlos, no con nuestro pobre nivel de conciencia. De modo que aquí encontramos otra ley. La estrella primaria al expandirse ha creado muchos campos de existencia, pero sólo un campo, una esfera del tamaño del universo es captada y vivida por el común.
  • 57. El alkimista capta dos, y ese segundo no es una realidad cualquiera, sino la que rige las causas de todos los acontecimientos que se realizan en nuestro mundo material, porque está en la mente, en lo profundo de nuestra propia conciencia. Los libros sagrados están llenos de comentarios sobre milagros, hombres santos, seres celestiales, levitaciones, transmutaciones, grandes poderes, transfiguraciones, etc.  Cuanto más poder tiene un alkimista, más planos de conciencia puede percibir. Castaneda relata cómo su maestro, el Nagual Juan Mathus y su benefactor, Genaro Flores, al controlar las bandas de existencia podían manejar la percepción del espacio tiempo a voluntad, produciendo topo tipo de manifestaciones que la gente común llamaría milagros.   La parapsicología ya está considerada ciencia en varios países, las principales potencias. Uno de los fenómenos más verificados es la telekinesis, o movimiento de objetos mediante el poder mental. Este fenómeno se puede reproducir en laboratorio.   A cualquier crítico fanático de lo racional yo le diría: vaya a una terraza y observe el mundo, cómo fue creado todo lo que ve, la tierra, el cielo, la vida; y cómo es que su conciencia puede interpretar lo que ven sus ojos, el pensamiento, la razón, los sentimientos. ¿quién puede explicar esas cosas cotidianas, y quien puede darse el lujo de no creer en milagros, misterios y mundos desconocidos?   Existen otros fenómenos que no se pueden reproducir a voluntad porque implican un tremendo esfuerzo emocional, pero sí se tienen numerosos registros de estos fenómenos en todas las épocas y lugares variados.   El fenómeno llamado aporte está registrado y comprobado. En éste fenómeno, un objeto o una persona desaparece de un lugar para reaparecer en otro. Incluso la Iglesia Católica tiene registros sobre la aparición y desaparición de santos, y otros fenómenos, tal 
  • 58. como la bilocación (aparecer en dos lugares simultáneamente), la levitación y la transfiguración. Existe un archivo de 40 santos que han levitado repetidas veces cada uno, siempre en estados de éxtasis religioso o emoción muy profunda. También en la actualidad podemos ver milagros repetibles y con posibilidad de ser estudiados científicamente, como la licuefacción anual de la sangre se San Genaro.   De modo que las dimensiones funcionan de una manera accesible al ser humano, al alkimista, y merecen estudiarse detenidamente. Por ejemplo, en la figura 34, en la parte inferior del dibujo, vemos que uno de los rombos representa nuestra dimensión. Este rombo es un octaedro visto desde su aspecto romboidal. Cuando existe un fenómeno de aporte, es porque el objeto escapa a este octaedro y entra en el superior o en el inferior, cualquiera de ellos representa otra dimensión.   El hecho de que ese octaedro haya sido irradiado por la estrella primaria, le da el poder necesario para actuar como una pequeña estrella primaria, para crear su propio espacio, su propio tiempo y su propia energía. Así el sabio puede ver cómo nace la materia en el extremo de cada octaedro de la red espacio-tiempo
  • 59. TEMA 14 LA VELOCIDAD DE LA LUZ:   Las pruebas científicas han demostrado que la luz, ya sea de baja o de alta frecuencia, parece desplazarse en el espacio siempre a la misma velocidad, casi 300.000 kilómetros por segundo.   La teoría de la relatividad nos explica que la energía, la masa y la velocidad de un cuerpo están relacionados, y que ningún cuerpo puede acercarse ni mucho menos pasar la velocidad de la luz, ya que dado el caso, su masa aumentaría infinitamente. Por eso la velocidad de la luz está relacionada con el tiempo y el espacio de tal forma que a veces se la llama la velocidad de la relatividad.   Nada que pertenezca a las frecuencias conocidas de materia y energía escapa a la relatividad y su velocidad, sin embargo el alkimista conoce un tipo de energía que arrasa a la velocidad de la luz, la sobrepasa absolutamente. Es la energía mental, el pensamiento, la fuerza emocional, los sentimientos, la mente en forma de onda portadora de información.   Pero para distinguir entre la energía mental y la energía común, debemos primero definir como funciona cada una, por dónde circula en la red e-t. En este tema estudiaremos a la energía común.   En la fig. 35 vemos un diagrama de cómo se desplaza la energía común, el proceso de viajar en el alterno espacio tiempo es un continuo enroscarse y desenroscarse de las espirales energéticas en los campos que rodean a cada nudo de la red.   Por qué distintas frecuencias viajan a la misma velocidad, si cada vez que se trasladan se toman el trabajo de enroscarse y desenroscarse? Pues bien, si una onda de frecuencia 100 parte de un punto de la red, seguirá el camino que se observa en la Fig. 35. 
  • 60. O sea que una órbita, un campo determinado, es estimulado por una fuerza externa y dicho campo se satura de energía. Entonces emite espirales que se estacionan en un campo mayor y circulan así de átomo en átomo mediante un trabajo continuo de enroscarse y desenroscarse entre el campo mayor y el menor de cada átomo. Finalmente queda una interacción entre los campos pequeño y grande, dando como resultado un flujo de energía que se podría dibujar así: Fig. 36. De modo que si tomamos un recorrido de 8 unidades, la distancia recorrida por la trayectoria final sería de cuatro semicírculos, de 2 unidades cada uno. Esto equivale a 2 círculos de 2 unidades de diámetro cada uno. Como queremos calcular el borde, tenemos que multiplicar el diámetro por 3,14. Esto nos da que la energía para recorrer 8 unidades de largo tuvo que zigzaguear formando una sinusoide de 12,56 unidades, frecuencia 100. Ahora bien, qué pasaría a otra frecuencia, por ejemplo 19 ? También se produciría el despliegue y repliegue de las espirales, y la trayectoria final sería como la que se observa en la Fig. 37. De modo que en un espacio de 8 unidades las sinusoides forman 8 semicírculos, o sea 4 círculos de una unidad de diámetro cada uno. La longitud de la trayectoria curvilínea sería de 4 x 3,14 o sea también 12,56 unidades, igual que en la frecuencia 100.
  • 61. O sea que tanto para la frecuencia 10 como para la 20 se produce un trabajo de envolvimiento y desenvolvimiento de las espirales que motiva su retardo en el acto de trasladarse en el espacio.   Para el alkimista, un cuerpo es energía. Dicho cuerpo se compone de paquetes de ondas que fluyen en la red e-t. Cuando a ese cuerpo se le imprime una aceleración, el alkimista ve en sus campos atómicos un aumento de potencia que se manifiesta como aumento de la masa y la inercia. Cuando el cuerpo llega casi a la velocidad de la luz, su masa es tan grande que resulta imposible seguir acelerándolo, pero esa aceleración no se evalúa con respecto a un planeta, o al observador, sino con respecto a la red e-t. Es decir que la inercia es la actividad extrema de algunos de los campos que giran en las tres dimensiones como pequeños giróscopos a toda velocidad. En estos dibujos se ve también como las espirales pasan de arriba a abajo de la línea horizontal, cruzando a está última en intervalos regulares. Esto le da a la energía el carácter de positivo-adimensional-negativo, de modo que una onda de frecuencia 7.000 por ejemplo, pasa a lo adimensional 7.000 veces por segundo, y a lo tridimensional positivo y negativo, otros tantos.
  • 62. TEMA 15 EL ESPECTRO ELECTROMAGNETICO:   Ya dijimos que cada átomo posee una banda de frecuencias completa, desde la más alta en el centro, hasta la más baja en la zona periférica del átomo. Fig. 38.  En el espectro electromagnético perceptible a nuestras posibilidades, conocemos desde las más bajas frecuencias de radio hasta las partículas trans-alfa, verdaderos paquetes de energía de altísima frecuencia que en ciertas condiciones pueden materializarse, de decir, crear materia sólida.  Estas frecuencias se encuentran distribuidas en cada átomo en forma de campos, y del grado de actividad de cada campo en resonancia con sus vecinos, dependen todas las propiedades y efectos físicoquímicos conocidos o conocibles. Ver FISICA Los átomos livianos tienden a usar bajas frecuencias en momentos de estabilidad, mientras que los más pesados tienden, en su mayoría a las altas frecuencias, por lo tanto son más inestables.  Cada átomo tiene una geometría, un sistema cristalino adecuado a la red espacial y al nivel de excitación al que se lo exponga. Existen siete sistemas cristalinos, y todos coinciden con la geometría de la red espacial.  
  • 63. Pero según las frecuencias de resonancia de cada compuesto en el momento de la cristalización, puede adoptar una u otra forma. Así por ejemplo, del azufre podemos obtener cristales rómbicos o monoclínicos, ambos con distintas propiedades. Más allá de la mas baja frecuencia, tal vez exista otra dimensión, otro tipo de espectro, otro universo; y más arriba de las más altas frecuencias debe existir aún otro espectro más, otra nueva dimensión con nuevas leyes espaciotemporales, hasta cierto punto, correspondientes con el nuestro.   En nuestro universo, cada átomo tiene un espectro determinado por sus bandas de irradiación, campos y espirales en actividad. Todas las estrellas se alejan unas de otras, el universo parece estar en expansión, como recién surgido de la estrella primaria. Y en el universo abundan en primer lugar los elementos livianos, hidrógeno, helio, nitrógeno, sodio, calcio; mientras que los más pesados como el radio, uranio, etc, parecen recién formados.   Por eso se supone que los átomos, la materia, se formó a partir de las sustancias más livianas, empezando por el hidrógeno, y que de allí en adelante se fueron complicando hasta formar los elementos más pesados.   En este universo, y gracias a la geometría sagrada, el alkimista sabe que existen 120 elementos, de los cuales 109 a 110 han sido ya estudiados y este año han informado que en un ciclotrón se pudo transmutar el 118 durante unas millonésimas de segundo(año 2004). Estos últimos son tan inestables que apenas son aislados, se transmutan durando milésimas de segundo, tal es su vida media. Fig. 39. Imaginemos tres octaedros suspendidos en el vacío; el de arriba pertenece a un universo desconocido, el del medio a nuestro universo tridimensional, y el de abajo a otro universo desconocido. En el octaedro central tenemos bajas frecuencias en su punta superior y altas frecuencias abajo.  
  • 64. Cuando la frecuencia es demasiado baja, la energía escapa a nuestra percepción e influencia espaciotemporal y pasa a otra dimensión.   Y cuando la energía es demasiado alta, se escapa también a otra dimensión por exceso. Este fenómeno es comparable al sonido para nuestros oídos; si es demasiado grave o demasiado agudo, no podemos captarlo.
  • 65. TEMA 16 EL NACIMIENTO DE LA MATERIA:   Ya hemos visto, que si consideramos la estructura de los octaedros como representantes de distintas dimensiones, éstos se ordenarán según sus frecuencias. Fig. 40. No olvidemos que cada octaedro está compuesto por otros 6, y cada uno de ellos por 6 menores, y cada uno por 6 más chicos hasta lo infinitesimal. Pero a su vez, cada octaedro se comporta como un pequeño universo en que existen miles de dimensiones.  En cada octaedro hay una zona en que se forma la materia y energía que conocemos y utilizamos en nuestro universo conocido, pero esta porción es sólo un pequeña parte del octaedro total. Entre los millares de tipos de energía que surgieron de la estrella primaria, surgió la electromagnética, que es registrable a nuestros sentidos e instrumentos. Es importante comprender que cuando la banda electromagnética llega a billones de ciclos por segundo, se transforma en la base de la materia, de baja frecuencia. La ciencia actual conoce de 110 a 111 elementos, pero gracias a la geometría de los octa - edros se deduce que en esta dimensión hay 120 elementos ubicados en 120 casilleros. O sea que un octaedro de la red e-t, es en definitiva una función potencial que puede dividirse en caras, órbitas, casilleros, zonas, campos o tensores
  • 66. según la función que estemos analizando en cada momento. Por ejemplo, para comprender las órbitas atómicas, debemos dividir al octaedro en 8 niveles; cada nivel tiene un determinado número de semioctaedros o pirámides. Si a un octaedro le cortamos la mitad inferior, obtendremos una pirámide con 4 lados triangulares, 4 triángulos equiláteros.  En la Fig. 41 se ve el octaedro dibujado de frente con algunas pirámides sombreadas; en la mitad superior las que apuntan hacia arriba, y en la inferior las que apuntan hacia abajo. * En el 1er y último nivel tenemos una pirámide.   * En el 2º y 7º se ven dos, pero más atrás hay otras dos; son cuatro en el 2º nivel y cuatro en el 7º.   * En el 3er y 6º nivel tenemos tres filas de tres, son nueve pirámides arriba y nueve abajo.   * Y en los niveles 4º y 5º tenemos cuatro filas de cuatro, dieciséis pirámides positivas y otras tantas negativas, es decir, que apuntan hacia abajo. 
  • 67. En cada pirámide vemos cuatro caras, cuatro triángulos equiláteros. En dos de las caras, se ubican dos elementos comunes, de los conocidos por la ciencia. En las otras dos caras se ubicaría factores desconocidos de la tabla, tal vez antimateria, tal vez otra relación, francamente no he podido descubrirlo. Es posible que lo sepan los antiguos alkimistas. Yo creo que esto se debe al comportamiento binario de los átomos.   En estos videos podemos ver la tabla en 3d, con su forma de octaedro, girando en el espacio, ordenada por pisos, orbitas en estado ideal , sin tener en cuenta el efecto “pantalla” que estudiaremos mas adelante; las propiedades , tanto su número atómico como su símbolo químico. Para los fines que quiero demostrar ahora sólo importa que cada pirámide equivale a dos elementos. Por lo tanto en el 1er nivel habrá dos elementos, en el 2º habrá ocho, en el 3º habrá dieciocho, en el 4º nivel habrá treinta y dos elementos, y lo mismo para los niveles inferiores; 5º nivel treinta y dos, 6º dieciocho, 7º, 8 y último dos elementos mas, total, 120 elementos. Fig. 42. Ver en favoritos pisos 1 a 8 en el visor . Ver l a animación TABLA PERIODICA con los números atómicos y símbolos, y TABLA DIDACTICA, también con números y símbolos en el próximo capítulo.
  • 68. En la figura 43 podemos apreciar un ejemplo del 2º nivel, en que aparecen 8 elementos, del 3 al 10. Si se continúan analizando todos los niveles, aparecen todos los elementos conocidos y desconocidos, ordenados según sus propiedades, órbitas y niveles.   En el 3er nivel aparecerán los elementos 11 al 28, en el 4º nivel, los elementos 29 al 60; en el 5º nivel, los elementos 61 a 92; en el 6º nivel los elementos 93 a 110, que son los transuránicos; en el 7º nivel los elementos 111 al 118; y en el último nivel, el 8º, los elementos 119 y 120. Ver con el 3d Exploration PISOS 1 a 8
  • 69. TEMA 17 LOS ELEMENTOS:   Ya he dicho en el tema 1 que Mendeliev, gran estudiante de alkimia, recopiló la mayoría de los elementos puros conocidos hasta el momento y los ordenó en una tabla de clasificación. Esta se llamó tabla periódica de los elementos. Periódica porque cada elemento está formado por órbitas escalonadas, que responden a períodos determinados.   La alkimia y la ciencia moderna ahora están separadas, ya son pocos los científicos que respetan el origen de su ciencia, la alkimia, porque el alkimista a la antigua no cree en la existencia de corpúsculos llamados electrones, ya que al proyectar su mente sobre la materia, percibe campos, espirales y tensores de la red, pero no percibe corpúsculos ni partículas. En cambio sí puede interpretar la posición de los campos que percibe como períodos que coinciden con la tabla de Mendeliev. También he mencionado que a medida que pasó el tiempo, los científicos han descubierto los elementos faltantes, hay 92 elementos naturales, desde el hidrógeno hasta el uranio. Después del uranio vienen otros llamados transuránicos, el neptunio, plutonio, que cada vez son más radioactivos e inestables. Los elementos 108, 109 y 110 duran milésimas de segundo, es decir, se desintegran apenas son purificados y aislados en el laboratorio.  NIVEL 1 2 3 4 5 6 7 8 CARGAS 2 2+6 2+6+10 2+6+10+14 2+6+10+14 2+6+10 2+6 2 CARGAS X NIV . 2 8 18 32 32 18 8 2
  • 70. Tanto en la tabla de Mendeliev, como en la tabla moderna, como en la vi sión de los antiguos alkimistas, los períodos atómicos se ven así: En la fig. 44 se ven los 8 niveles, los 8 pisos del octaedro, desglosados para poder ver todos sus subniveles y sus cargas. Yo opino, teniendo en cuenta la geometría de la red e-t, que existe un total de 120 elementos; y la ciencia moderna, en especial el principio o ley de HUND , parece estar confirmándolo día a día. En las siguientes hojas , podemos ver la tabla estructurada según la hoja en que nos situemos por niveles, símbolos u órbitas mostrando la posición real de los electrones debido al efecto pantalla (principio de Hund). Fig 44
  • 71. TABLA GEOMETRICA EN 3 DIMENSIONES ORDENADA POR PISOS Y NIVELES Cliquear el dibujo para ver la animación
  • 72. 21,Sc 22,Ti 31,Ga 32,Ge 23,V 24,Cr 39,Y 40,Zr 49,In 50,Sn 41,Nb 42,Mo 57,La 58,Ce 71,Lu 72,Hf 81,Tl 82,Pb 73,Ta 74,W 59,Pd 60,Nd 61,Pm 62,Sm 89,Ac 90,Th 103,Lw 104,Rf 113 114 105 106 91,Pa 92,U 93,Np 94,Pu 13,Al 14,Si 5,B 6,C 19,K 20,Ca 15,P 16,S 17,Cl 18,Ar 11,Na 12Mg 1,H 2,He 3,Li 4,Be 7,N 8,O 9,F 10,Ne 37,Rb 38,Sr 33,As 34,Se 35,Br 36,Kr 25,Mn 26,Fe 27,Co 28.Ni 29,Cu 30,Zn 55,Cs 56,Ba 51,Sb 52,Te 53,I 54,Xe 43,Tc 44,Ru 45,Rh 46,Pd 47,Ag 48,Cd 87,Fr 88,Ra 83,Bi 84,Po 85,At 86,Rn 75,Re 76,Os 77,Ir 78,Pt 79,Au 80,Hg 63,Eu 64,Gd 65,Tb 66,Dy 67,Ho 68,Eb 69,Tm 70,Yb 119 120 115 116 117 118 107 108 109 110 111 112 95,Am 96,Cm 97,Bk 98,Cf 99,Ei 100,Fm 101,Md 102,No PISO 1 PISO 2 PISO 3 PISO 4 PISO 5 PISO 6 PISO 7 PISO 8 ORDENADA POR PISOS Y NIVELES NIVEL s NIVEL p NIVEL d NIVEL f Cliquear cada elemento para ver las propiedades
  • 73. TABLA GEOMETRICA EN 3 DIMENSIONES SEGÚN EL ORDEN DE HUND ORDENADA POR PISOS Y NIVELES Cliquear el dibujo para ver la animación
  • 74. 21,Sc 22,Ti 31,Ga 32,Ge 23,V 24,Cr 39,Y 40,Zr 49,In 50,Sn 41,Nb 42,Mo 57,La 58,Ce 71,Lu 72,Hf 81,Tl 82,Pb 73,Ta 74,W 59,Pd 60,Nd 61,Pm 62,Sm 89,Ac 90,Th 103,Lw 104,Rf 113 114 105 106 91,Pa 92,U 93,Np 94,Pu 13,Al 14,Si 5,B 6,C 19,K 20,Ca 15,P 16,S 17,Cl 18,Ar 11,Na 12Mg 1,H 2,He 3,Li 4,Be 7,N 8,O 9,F 10,Ne 37,Rb 38,Sr 33,As 34,Se 35,Br 36,Kr 25,Mn 26,Fe 27,Co 28.Ni 29,Cu 30,Zn 55,Cs 56,Ba 51,Sb 52,Te 53,I 54,Xe 43,Tc 44,Ru 45,Rh 46,Pd 47,Ag 48,Cd 87,Fr 88,Ra 83,Bi 84,Po 85,At 86,Rn 75,Re 76,Os 77,Ir 78,Pt 79,Au 80,Hg 63,Eu 64,Gd 65,Tb 66,Dy 67,Ho 68,Eb 69,Tm 70,Yb 119 120 115 116 117 118 107 108 109 110 111 112 95,Am 96,Cm 97,Bk 98,Cf 99,Ei 100,Fm 101,Md 102,No ORDENADA SEGÚN LA REGLA DE HUND 1 2 3 4 5 6 7 8 Las flechas definen como la tabla ordenada por 8 pisos y niveles se transforma en la tabla cuántica
  • 75. ANIMACION QUE MUESTRA COMO LA TABLA DIDACTICA EN 3 DIMENSIONES ORDENADA SEGÚN LA REGLA DE HUND, GIRA EN EL ESPACIO PARA ASUMIR EL ORDEN QUE VEMOS EN LA TABLA CUANTICA, LA CUAL ES PLANA Y POR LO TANTO MAS FACIL DE MANEJAR.
  • 76. 21,Sc 22,Ti 31,Ga 32,Ge 23,V 24,Cr 39,Y 40,Zr 49,In 50,Sn 41,Nb 42,Mo 57,La 58,Ce 71,Lu 72,Hf 81,Tl 82,Pb 73,Ta 74,W 59,Pd 60,Nd 61,Pm 62,Sm 89,Ac 90,Th 103,Lw 104,Rf 113 114 105 106 91,Pa 92,U 93,Np 94,Pu 13,Al 14,Si 5,B 6,C 19,K 20,Ca 15,P 16,S 17,Cl 18,Ar 11,Na 12Mg 1,H 2,He 3,Li 4,Be 7,N 8,O 9,F 10,Ne 37,Rb 38,Sr 33,As 34,Se 35,Br 36,Kr 25,Mn 26,Fe 27,Co 28.Ni 29,Cu 30,Zn 55,Cs 56,Ba 51,Sb 52,Te 53,I 54,Xe 43,Tc 44,Ru 45,Rh 46,Pd 47,Ag 48,Cd 87,Fr 88,Ra 83,Bi 84,Po 85,At 86,Rn 75,Re 76,Os 77,Ir 78,Pt 79,Au 80,Hg 63,Eu 64,Gd 65,Tb 66,Dy 67,Ho 68,Eb 69,Tm 70,Yb 119 120 115 116 117 118 107 108 109 110 111 112 95,Am 96,Cm 97,Bk 98,Cf 99,Ei 100,Fm 101,Md 102,No 1 2 2 3 3 3 4 4 4 4 5 5 5 5 6 6 6 7 7 8 1s 2 s 2 p 3 s 3 p 4 s 3 d 4 p 5 s 4 d 5 p 6 s 5 f 6 d 7 p 8 s 4 f 5 d 6 p 7 s ORDEN CUANTICO Cliquear cada elemento para ver las propiedades VER LOS ESPECTROS
  • 77. Si algún día pudiera aislarse en laboratorio el elemento Nº 120, duraría tan poco tiempo, que sería imposible examinar sus propiedades. Y si de algún modo se pudiera llegar al elemento Nº 121, sería el primero en otra lista, en otra dimensión, escaparía a este espacio y a este tiempo.  Estos niveles determinan que cada elemento tiene una posición bien definida dentro del octaedro. Ya sabemos que el octaedro es una figura tridimensional, y que si el octaedro tiene 8 niveles, tendrá 60 pirámides de interés para la tabla, 30 apuntando para arriba y 30 para abajo. Los espacios restantes (los misteriosos) sólo nos confundirían, por el momento no nos interesan.   En la figura 45 tenemos un dibujo del octaedro con sus 8 pisos. En el primero hay una pirámide (celda rectangular) con 2 elementos, el hidrógeno y el helio. Son los niveles 1s1 y 1s2. Fig 45
  • 78. Pues bien, el elemento Nº 2, el helio, estaría al lado del número 1 , en este dibujo abajo (celda 1s2) . Para que se entienda con más facilidad, prefiero dibujar un elemento, arriba y otro abajo . En el 2º piso hay 4 celdas , siempre en forma de celdas . Cada una de ellas tiene 2 elementos, pero en éste dibujo vemos sólo la nomenclatura; 2s1, 2s2, 2p1 a p6 . En el 3er piso existen 9 celdas , o sea 18 elementos, de los cuales sólo se ven los 9 impares, 3 en cada triángulo. Y así sucesivamente con los pisos restantes.   Ahora, si observamos la cantidad no de celdas , sino de colores que se ven en cada piso, obtendremos otra ley. Los colores marcan los períodos de cada nivel, que en química se conocen como S, P, D y F. Cabe recorda r que las órbitas no siempre van aumentando sus electrones en forma armónica, esto se debe al efecto pantalla y es bien conocido por los científicos. Me pregunto si a 0 grados kelvin y en condiciones ideales el crecimiento de las órbitas será armónico como lo muestra la tabla alkímica.   La tabla de los elementos es un octaedro, que si bien al lector no versado en química le resulta difícil de entender, pero el interesado en la materia descubrirá combinaciones fascinantes, ya que según de dónde se mire la tabla, descubrirá niveles, órbitas, grupos, valencias, propiedades, combinaciones, etc. Yo en estos dibujos estoy exponiendo una figura tridimensional en las 2 dimensiones que me permite el papel o la pantalla, con los datos mínimos necesarios para que el lector no interesado en química pueda seguir adelante, y que el interesado pueda descubrir nuevas propiedades de esta tabla. Si separamos los pisos y los ponemos uno al lado del otro, podemos verlos desde arriba. En la figura 46 tenemos un ejemplo de como se verían los primeros ocho pisos separados y desde arriba. Cada cuadrado es una pirámide que nos apunta, en cuyas caras está escrito el número y el elemento que corresponde.
  • 79. Fig 46
  • 80. Fig.47 TABLA DIDACTICA VISTA DESDE UN ANGULO ESTRATEGICO
  • 81. Como se puede observar en esta figura , cada nivel tiene un color distinto, de modo que sea mas fácil discernir los pisos..   Recordemos que en estos dibujos, las celdas, representan las pirámides explicadas en los capítulos anteriores. Desde el elemento Nº 1 hasta el 60, se usan las pirámides positivas, es decir, las que apuntan hacia arriba. Desde el elemento Nº 61 al 120 se usan las negativas, que apuntan hacia abajo.   El elemento Nº 92, el uranio, aparece en el quinto nivel empezando de arriba, como último elemento de ese nivel, ya que es el último elemento natural que puede hallarse en la corteza terrestre.Los elementos siguientes son inestables y se agrupan de acuerdo al grado de vida media que los caracteriza. De modo que los elementos del 6º nivel, 93 al 110 son muy radioactivos y tienen vida media cada vez más corta, pero se han podido aislar y purificar en laboratorio.   Aislar los elementos que van del 111 al 118 es muy difícil; según he leído en internet, a fines del 2003 se logró transmutar en un ciclotrón el elemento Nº 118. Yo creo que el 119 y 120 son prácticamente imposibles. Es como querer llegar al cero absoluto; siempre falta un poquito. Si se pudiera llegar al Nº 120, se estaría al borde de ésta dimensión, del universo material conocido. Y si pudiéramos llegar al Nº 121, pasaríamos a otro universo, el octaedro inferior, explicado previamente en la Fig. 39. Este último octaedro, el inferior que contiene los elementos Nº 119 y 120, representa una nueva dimensión, con leyes análogas a la nuestra. Nadie sabe cuántas dimensiones existen arriba y abajo de la nuestra, sólo sabemos que en nuestra dimensión podemos percibir materia y energía, y que sólo después de una férrea disciplina, el alkimista puede percibir otras dimensiones, otros universos, y que las leyes entre ambos son correspondientes.
  • 82. En cuanto a los lugares que ocupa cada elemento, debo decir que existen por lo menos dos formas de ordenarlos. La forma lógica es de arriba abajo y de izquierda a derecha, pero existe también un orden “alkímico” que se basa en la forma y la secuencia en que crecen los cristales o a la estructura de formación de moléculas de cualquier elemento o combinación. El orden alkímico sólo tiene sentido cuando se lo ve en 3 dimensiones. En las figura s 47 y 48 podemos ver la tabla esquematizada según sus propiedades y sus pisos, y dentro de cada piso, las órbitas con sus respectivos niveles. El nivel "s" es negro , el "p" es rojo , el "d" es verde y el "f" azul , siempre refiriéndose al estado ideal de los elementos. En el estado real, ñs niveles S, P, D y F son completamente distintos. Según esta tabla no hace falta la existencia de niveles g, h o ningún otro, porque a medida que el número atómico aumenta, ésta se va cerrando de modo que las órbitas de los 60 elementos pesados, en la parte inferior de la tabla, presentan una simetría vertical con respecto a los 60 elementos livianos, en la parte superior de la misma. Cabe destacar que en las tablas que se ven en las figuras, los elementos están ordenados de arriba abajo y de izquierda a derecha. Esta forma de crecimiento, es natural, ya que imita al orden de crecimiento durante la formación de cristales de los elementos. Cuando se forma un cristal en la naturaleza, los microcristales se van pegando al núcleo en un orden específico. La tabla 3D imita ese orden, quedando los elementos en posiciones que podrían sorprender a algún investigador que sepa interpretar las combinaciones que se presentan. En efecto, si observamos la tabla 3d desde distintos ángulos, podremos encontrar nuevas combinaciones de las propiedades de los elementos que podrían interesar a cualquier investigador avanzado. Y tal vez ese investigador pueda encontrar un nuevo orden de los elementos dentro de la forma de octaedro que ofrezca nuevas posibilidades. Repito, no hay un solo orden para la tabla 3d. Yo puedo mostrar el orden lógico, el orden alkímico, pero tambien existe cualquier otro que pueda descubrir algún experto en química.
  • 83. Para poder apreciar la tabla en forma mas esquemática, es posible presentarla en forma de escalera plana, de modo que podamos ver cómo elementos con los mismos períodos quedan uno debajo del otro, y al mismo tiempo cómo los elementos con las mismas propiedades quedan también agrupadas de modo muy simple y conveniente. La tabla en 3d en orden escalonado tiene la forma de un cuarto de octaedro, tal como se la ve en la Fig. 46, separada por pisos. Sin embargo en esta figura la presentamos en forma de escalera plana, por lo tanto sumamente didáctica, y un químico o un físico podrán encontrar en ella combinaciones muy convenientes. Fig 48 Fig 48 VER LOS ESPECTROS DE EMISION Y ABSORCION DE TODOS LOS ELEMENTOS
  • 84. En esta figura vemos la TABLA DIDACTICA, la cual, siendo plana, nos transmite el orden de los elementos tanto por piso como por número atómico; permitiendo a su vez expresar el numero cuántico de cada elemento. Esta tabla didáctica, es sólo una proyección de la tabla en 3 dimen-siones, desde 45 grados a un lado y 45 grados hacia arriba. Resumiendo, yo creo que esta proyección de la tabla nos permitirá estudiar cómodamente los grupos, períodos, órbitas, niveles, pisos, números cuánticos y propiedades de los elementos en forma mas cómoda que la tabla standard. Fig 49 Fig 49
  • 85. A su vez, en estos links podemos ver otros modelos de tablas periódicas que se han publicado:   TABLA DE TARANTOLA   TABLA DE BENFLEY   TABLA DE STOWE ( muy parecida a la tabla alkimica )   TABLA DE ZMACZYNZKI  TABLA DE AMBROSIS (pagina siguiente) Como he escrito en la introducción, yo no soy maestro ni iniciado, ni siquiera científico. Sólo sé que no corresponde dejar un tema por la mitad ni llenarlo con explicaciones dudosas, sólo me queda sincerarme y dejar escrito que hasta aquí llega mi comprensión de esta parte de la alkimia. Desde ya que esas dos caras se relacionan con la polaridad, pero no creo que se trate de antimateria, ni antielementos, ni nada de eso. De todos modos, con los datos que nos da la tabla, con las dos caras que aparecen llenas, alcanza y sobra para investigar.   La tabla geométrica de los elementos es tridimensional, y yo me veo limitado para explicar su funcionamiento, ya que el papel sólo me ofrece dos dimensiones. Si se construye un modelo tridimensional o se dibuja en una computadora gráfica que nos permita rotarla en las tres dimensiones, se podrían descubrir nuevas combinaciones, nuevas posibilidades que interesan a cierto sector de los investigadores. En esta figura vemos la tabla con su forma de octaedro, tal como lo indica la geometría sagrada, que se puede ver con el 3d exploration en el dibujo TAPNUSIM.DWG de la carpeta DIBUJOS 3D. Sin embargo la tabla de las figuras anteriores en forma de un cuarto de octaedro parece ser más didáctica, y se puede ver en el dibujo TABDID.DWG, y la TPRPODID, tabla didáctica en que se ven las propiedades.
  • 86. TABLA PERIODICA DISEÑADA POR EL INGENIERO ARGENTINO RAUL JULIO AMBROSIS, AÑO 1964, CIUDAD DE “LA PLATA”, ARGENTINA. LA TABLA ORIGINAL CONSTA DE 112 ELEMENTOS. YO LE HE AGREGADO LOS ULTIMOS 8.
  • 87. TABLA CON SIMBOLOS Y NUMEROS EN ORDEN ALKIMICO Y CON ORBITAS ORDENADAS POR PISOS TABLA EN FORMA DE OCTAEDRO VISTA DESDE UN ANGULO ESPECIFICICO
  • 88.   La tabla geométrica de los elementos es tridimensional, y yo me veo limitado para explicar su funcionamiento, ya que el papel sólo me ofrece dos dimensiones. Si se construye un modelo tridimensional o se dibuja en una computadora gráfica que nos permita rotarla en las tres dimensiones, se podrían descubrir nuevas combinaciones, nuevas posibilidades que interesan a cierto sector de los investigadores.   De todos modos, aquí agrego otro acceso para los videos del cap. 16, para ver la tabla alkímica desde distintas proyecciones , y se pueden programar para repetición continua, marcha atrás, mas lento, cuadro por cuadro, etc .   En el directorio Instalar, hay un archivo shareware llamado 3d Exploration. Lamentablemente no funciona desde el CD; pero s i se instala en el disco rígido, será posible visualizar la tabla ordenada por pisos, n ú meros, símbolos, propiedades, órbitas y todas sus combinaciones con lujo de detalles y en forma analítica. Estos dibujos se encuentran en el directorio Dibujos 3d. En el visor 3d exploration, VISOR3D en el dibujo : TPNUMSIM (tabla periódica numero símbolo) podemos ver los símbolos de cada elemento y los colores ordenados por períodos .   TPDIDAC (tabla periódica didáctica) podemos ver los símbolos de cada elemento y los colores ordenados por propiedades en la tabla didáctica .   TPROPDID (tabla periódica propiedades didáctica) podemos ver los símbolos de cada elemento y los colores ordenados por propiedades en la tabla didáctica .
  • 89. Para despedirme les dejo el retrato de otro gran científico, ALBERT EINSTEIN, que a su vez y en secreto era un ferviente alkimista, Y no olvidemos que la verdadera ciencia, al igual que su madre, la alkimia, es la búsqueda de la verdad .  Tal vez esta base inspire a algún investigador a descubrir nuevas combinaciones en el punto de vista del orden de la tabla tridimensional que expliquen otras propiedades tales como electronegatividad, estructura cristalina, ionización, magnetismo, valencias, radiación, etc.