LA CONCIENCIA UNIVERSAL
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

LA CONCIENCIA UNIVERSAL

on

  • 24,802 views

UNA COSMOLOGIA QUE ESTUDIA LA CREACÍON, VIDA Y CONCIENCIA DESDE SU ORIGEN Y QUE EXPLICA LOS PODERES DEL CIELO, LA TIERRA Y EL HOMBRE. ESCRITA POR GUSTAVO SOSA E. DE ARGENTINA EN 1990

UNA COSMOLOGIA QUE ESTUDIA LA CREACÍON, VIDA Y CONCIENCIA DESDE SU ORIGEN Y QUE EXPLICA LOS PODERES DEL CIELO, LA TIERRA Y EL HOMBRE. ESCRITA POR GUSTAVO SOSA E. DE ARGENTINA EN 1990

Statistics

Views

Total Views
24,802
Views on SlideShare
24,671
Embed Views
131

Actions

Likes
8
Downloads
887
Comments
1

4 Embeds 131

http://www.slideshare.net 93
http://col.educa.khipu.net 31
http://www.fachak.com 6
http://dev.toeska.cl 1

Accessibility

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • Envié los slides por email pero los gráficos no salen. Cómo puedo hacer para que se vean?
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

LA CONCIENCIA UNIVERSAL LA CONCIENCIA UNIVERSAL Presentation Transcript

  • LA CONCIENCIA UNIVERSAL
  • Titulo......................LA CONCIENCIA UNIVERSAL Tema principal....................FILOSOFIA NATURAL Temas aledaños....ALKIMIA, MAGIA, CIENCIA, RELIGION Autor......................GUSTAVO E. SOSA ESCALADA INTRODUCCION: 2
  • Esta obra es un intento de recopilar de una vez, y en toda su magnitud, la historia de la evolución universal; desde sus orígenes hasta la actualidad. Por lo tanto, en esta obra se analizan las evidencias que el presente nos expone cuando lo investigamos concienzudamente. Esta investigación nos lleva a un estado de claridad mental que nos permite encontrar nuestro verdadero rol en el orden del universo. Dicho encuentro nos lleva a analizar la manera correcta en que el individuo común puede madurar hasta llegar a la totalidad de sí mismo. Esta filosofía está contemplada desde el punto de vista de la alkimia; del árabe ALKYMIYA, que a su vez viene de China AI XING MING, que significa armonía entre el yin y el yang, entre lo negativo y lo positivo. Los antiguos alkimistas de casi todo el mundo, nos han dejado diversos métodos de investigación, todos muy parecidos entre sí y que consisten en una lenta y constante maduración que nos permita comprender la realidad. Este libro esta dividido en temas cortos y completos, ubicados en forma estratégica para conservar un orden metódico. Sólo recomiendo encarecidamente al lector que después de leer cada tema descanse o se distraiga unos minutos antes de pasar al tema siguiente. Los temas científicos o relacionados con leyes de física y química pueden ser leídos una sola vez, y aunque no se comprendan plenamente, es posible seguir leyendo y comprendiendo los temas posteriores sin afectar a la comprensión final del libro. Por último deseo aclarar que yo no soy maestro, ni iniciado, ni profesor de disciplina alguna. Por ello sólo me interesa comentar mi experiencia y mis investigaciones con la esperanza de que puedan ayudar a algún lector en su camino hacia la verdad. 3 View slide
  • DEDICADO A LAURA Y A MIS TRES HIJAS; CLARA, MARIA Y SOFIA. TEMA 1 DEFINICION DE ALKIMISTA: 4 View slide
  • Un alkimista es un hombre que estudia el mundo en que vive, por amor al mundo, al arte de investigar y por buscar un perfeccionamiento propio. La alkimia es la madre de todas las ciencias, y combina en un solo estudio lo que ahora llamamos magia, ciencia y religión. El alkimista es un ser ávido de investigación, meticuloso, abstraído, alejado de los problemas sociales pero muy observador de las leyes que mueven al mundo y al universo. El alkimista busca comprender y asimilar las leyes naturales para poder así entrar en armonía con la naturaleza, con el universo. Todo alkimista sabe o intuye que al entrar en armonía con el infinito, nuevos sentidos se abren a su campo de percepción. En primer lugar, se da cuenta que el ser humano es una unidad formada por tres partes a saber; cuerpo, mente y espíritu. Con años de investigación y observación, su espíritu, su conciencia, se va despertando, y va teniendo la sensación de que dentro suyo existe algo importante, imponente, eterno y absoluto. Siente la presencia de un gran aliado, un Dios interior. Se da cuenta entonces de que siempre tuvo dos maestros a su disposición; su conciencia y su experiencia. A cierta altura de su investigación, su conciencia se despeja tanto que ya puede percibir el mundo en una forma mas completa. Puede captar las formas de energía que irradia la materia, las plantas, los 5
  • animales y otros seres humanos, de tal modo que la percepción extrasensorial, la videncia y la telepatía se hacen comunes para él. Además de los cinco sentidos, se desarrollan en el alkimista nuevos sentidos que le permiten captar la escencia de todas las cosas y conocer así la estructura del átomo, de los cristales, moléculas, células, así como la formación de los planetas, estrellas y galaxias. Asimismo, puede captar las leyes de causa y efecto que funcionan en las plantas, animales, y seres humanos, pudiendo tratar enfermedades y conocer el motivo de la aparición de las mismas desde su primer causa. Cuando el alkimista logra perfeccionar la videncia, puede captar las actividades del alma humana o animal antes del nacimiento o después de la muerte, y ver el ciclo de encarnaciones con sus causas y efectos correspondientes. Asimismo, el alkimista comienza a comprender esas causas y efectos en cada uno de sus actos, con lo cual surge la voluntad de imponerse una disciplina que le ayude a despertar aún más a su Dios interior. Cuando llega a cierta etapa de despertar, termina su misión en este mundo simplemente porque ya lo ha comprendido, pero no sin antes dejar una semilla de conocimiento en otro ser para continuar una verdadera dinastía. Además, antes de llegar a esas etapas debe reivindicar cada uno de sus errores hasta que pueda vivir en la más perfecta justicia, en un equilibrio impecable, porque solo allí nace el Dios interior. Cuando el Dios interior ha crecido, el alkimista se da cuenta de que es su propio yo; que lo mejor de sí mismo y la chispa divina son exactamente lo mismo, de modo que automáticamente se apaga el temor a Dios y se produce una perfecta alianza. 6
  • Entonces el alkimista deja de ser una hoja al viento como víctima de la fortuna o desgracia y se transforma en amigo del destino, logrando por ello la sabiduría y el poder necesarios para cambiar el destino de acuerdo con la voluntad del Dios interior que es uno con él y con el Dios universal. Y es ahí cuando se dice que un alkimista puede transmutar el plomo en oro, porque ha convertido a un joven inquieto y lleno de pasiones, curiosidad y caprichos, en un anciano sabio y poderoso; una mente débil en un espíritu fuerte. Una masa de deseos pesada como el plomo en un lingote de oro puro como el espíritu. Y la piedra filosofal no es otra cosa que el Dios interior, el eterno transmutador, el sabio. Todo este proceso debe ser estudiado desde el principio absoluto, desde el misterio de la creación. Hay que ver cómo se ha desarrollado todo el universo para tener una idea de cómo es posible que un hombre común tenga posibilidades tan poderosas. Es por eso que este estudio comienza con la creación del universo y nos pasea por el origen del espacio, el tiempo, la energía y la materia. Sólo después de comprender qué es la energía, es posible encarar seriamente la posibilidad de estudiar la vida orgánica. Además, antes de estudiar la vida orgánica, es necesario estudiar la vida inorgánica y la formación de energías superiores y espirituales. Entonces será posible comprender cómo ve el mundo un alkimista, y tal vez contribuya a dar importancia al verdadero motivo de la creación, el arte de Ser. TEMA 2 LOS TRES MILAGROS: Existen en el universo, tres milagros, tres misterios que escapan absolutamente a toda explicación racional; éstos son: la Creación, la Vida, y los Sentimientos Superiores tales como el amor y el odio. 7
  • No importa cuánto tiempo dediquemos a pensar sobre el origen de estos misterios, no importa cuánta inteligencia apliquemos o cuánta información recopilemos. De todos modos, jamás podremos hallar su contenido racional. Todo lo demás puede deducirse, todas las cosas, salvo estos tres eventos, tienen explicación racional. Cualquier otra cosa puede ser explicada, suponiendo que alcanzara la inteligencia, pero siempre fuera de estos tres milagros. Los alkimistas representan estos milagros con un triángulo. Fig.1. El primer milagro es la polaridad CREACION-DESTRUCCION. El segundo milagro es la polaridad VIDA-MUERTE. Y el tercero es la existencia de sentimientos bipolares conocidos como AMOR-ODIO. 8
  • EL MISTERIO CREACION-DESTRUCCION: Usted puede ver todos los días la naturaleza, la tierra, el cielo, las montañas, el mar, el sol y las estrellas. Del mismo modo puede ver las construcciones, la gran ciudad, todo lo artificial. Usted sabe que todo lo que está frente a sus ojos sale directa o indirectamente de la tierra; y que ésta gira alrededor del sol, el cual forma parte a su vez de nuestra galaxia a la que llamamos Vía Láctea. Tal vez haya oído hablar de la teoría del Big Bang o estrella primaria, de donde surgieron todas las galaxias que forman el universo conocido. En fin, todo lo que podemos percibir es materia y energía en sus muchas variantes, y todo parece provenir de una estrella primaria, de un principio único. Todo lo que existe ha sido creado; el papel, la mesa que tiene en su casa, las plantas, la tierra, el sol, las galaxias, la estrella primaria.¿Pero, cómo surgió esa estrella primaria, de dónde salió? La naturaleza nos demuestra con sus ciclos que todo se crea o destruye en cierto plazo. Hasta las estrellas y galaxias tienen un período de existencia. Por otro lado la ciencia moderna está confirmando que todo el universo parece estar en expansión, y que algún día comenzará a contraerse hasta convertirse nuevamente en la estrella primaria. Y a su vez, los grandes iniciados, maestros y los líderes de las grandes religiones, interpretan la creación y destrucción del universo como el día y la noche de Dios. El gran misterio sin duda reside en ¿quién o que fuerza logró el origen de la estrella primaria, quien le dio el primer empujón, cual es el primer motor, la primer vibración?; en otras palabras, cuál es el misterio al que los creyentes llamamos Dios ? 9
  • Sólo sabemos que todo existe, y que todo es un milagro, un milagro que será creado y destruido continuamente durante un tiempo infinito. Así como un átomo radioactivo nace y muere en minutos o segundos, el universo se expandirá y contraerá por ciclos larguísimos durante toda la eternidad. El porqué de la existencia es el primer milagro, el gran misterio. EL MISTERIO DE LA VIDA Y LA MUERTE: Todo lo que nace debe morir, pero de las cenizas de la muerte surgen los elementos para una nueva vida. Mas allá del ciclo vida-muerte-renacimiento, existe el misterio de la conciencia. Nadie sabe como se produce el efecto llamado conciencia, como se produce la sensación de existir, de vivir, de ser. La ciencia moderna ha logrado crear aminoácidos y aproximarse al origen de la vida, incluso modificar a voluntad cualquier forma de vida gracias a la ingeniería genética. Puede aumentar o disminuir los reflejos, la inteligencia, el metabolismo, etc, pero de ninguna manera puede crear conciencia. En cibernética por ejemplo, es posible ahora inventar un robot con mucha fuerza, memoria, velocidad, inteligencia y habilidades diversas, pero jamás se le podrá dar conciencia de existir. La conciencia es un milagro, un misterio extraordinario. Simplemente aparece en todos los seres mas allá de todos los fenómenos biológicos o psicológicos. Cada ser es un microcosmos completo con infinidad de posibilidades gracias a un completísimo plan de evolución. Y mas allá de su aparente fragilidad coronada por la muerte, existe la promesa de una nueva vida que tiende a la perfección. 10
  • EL MISTERIO DEL AMOR Y EL ODIO: Si usted ama a otra persona por tal o cual motivo, ya no es amor. El amor es un sentimiento que surge sin motivo, sin razón. El amor es porque sí. Es dar por dar. Si existiera un motivo ya deberíamos hablar de cariño, compañerismo o estima. Y si usted odia a su vecino porque le hizo tal o cual maldad, tampoco es odio. El auténtico odio, como el amor, es porque sí, sin razón. Si existiera alguna razón, ya deberíamos hablar de bronca, furia, etc. El amor es el fruto de la conciencia ordenada, libre, es espiritual, es la máxima obra de un ser. El odio es el absoluto bloqueo de la conciencia, el desorden, el máximo grado de degradación de un ser. Pero ambos son irracionales, y no debemos confundir odio con desprecio ni amor con simpatía. El amor es armonía absoluta; el odio es el desorden también absoluto. Lo extraño es que estos sentimientos puedan existir, ya que escapan a toda lógica, a toda línea de evolución. Es como un talento extrañamente infiltrado en todos los seres, sin explicación racional. TEMA 3 EL PRINCIPIO UNICO: Imaginemos un universo sereno, vacío, oscuro, una zona en la que no existe el tiempo, ni el espacio, y que por lo tanto no llegaría a ser una zona tal como la concebimos en la vida ordinaria. Se le podría denominar pre-universo, una especie de anticipo a la formación de un universo conocido. 11
  • Bien, entonces supongamos que tenemos un pre-universo absolutamente vacío, en el que ni siquiera existe el espacio, ni el tiempo, ni mucho menos la energía. Por un extraño fenómeno al que yo llamo el primer milagro, aparece de pronto un punto; un simple punto flotando en alguna no-parte del pre-universo. ¿Quién quiso que ese punto apareciera, quién lo colocó? Ese es el gran misterio. Ese punto es el uno, el principio único, la estrella primaria. En realidad no importa si esa estrella mide un centímetro, un metro o un kilómetro, porque como aún está sola en el pre-universo, no existe elemento con que comparar su tamaño. No habiendo espacio, no hay tamaño. Tampoco sabemos si esa estrella es de materia, de energía, de mente o de espíritu, sólo sabemos que tuvo que haber un principio, un paso del pre-universo al universo y que ese principio debe haber sido tan simple como un punto, la estrella primaria. Imaginemos ahora a ese punto flotando en el principio del universo. Este punto, esta estrella primaria, al estar en absoluta soledad pasa a ser relativamente todo, todo lo que existe, porque a su alrededor no hay nada más. Y al ser todo, su energía, por despreciable que parezca, es relativamente grande, enorme, infinitamente grande porque no tiene relación comparable. Yo no sé qué tipos de energía comenzarían a regir ante semejante situación, pero por lo menos, con los principios de acción y reacción que se han comprobado en las pocas formas de energía estudiadas hasta ahora, alcanza para asegurar que en una estrella con todas las formas conocidas y desconocidas de energía latente, se producirían reacciones extraordinarias, y más aún al no tener competencia alguna a su alrededor. 12
  • Los primeros efectos serían la proyección del espacio y del tiempo. Yo sostengo que tanto el espacio como el tiempo son formas de energía. El sistema espacio-tiempo es un equipo, un conjunto inseparable en condiciones normales con respecto a los sentidos o instrumentos del hombre común. El espacio interactúa en el tiempo y éste en el espacio como una función matemática. La estrella primaria sería entonces, en primer lugar, el principio generador de las energías conocidas como espacio y tiempo. El espacio, para el hombre común, sus sentidos y sus instrumentos, (considerados como extensiones de los sentidos) es tridimensional. A su vez interactúa en el tiempo, sin que éste último sea necesariamente otra dimensión, sino más bien el soporte del espacio. Para nosotros el espacio es tridimensional porque percibimos una serie de leyes que cumple la estrella primaria, y que se manifiestan constantemente en todas las obras de la naturaleza y del universo. 13
  • La expansión primaria tiene forma esférica, la forma geométrica más simple y perfecta. Sin embargo, sería imposible dejar de notar que existe cierta tendencia en el espacio a definirse en tres dimensiones bipolares; los semiejes X, Y, Z y sus contrapartes, los semiejes -X,-Y,-Z. Ver Fig. 2. Ver tambien la fig. “ejes.dwg” en el visor de 3 dimensiones ..3DEXPLOREXPLOR3D.EXE , con el cual es posible mover los ejes en el espacio. Los semiejes X y -X se denominan habitualmente eje de las X, y representan las líneas horizontales. Las verticales son representadas por el eje Y, y las horizontales que apuntan hacia el lector y hacia el fondo de la hoja son el eje Z. 14
  • Los seis semiejes forman tres ejes que surgen de la estrella primaria. Todo esto ocurre siempre en el tiempo, que no puedo dibujar. Sería como visualizar la velocidad a la que crece esta esfera triaxial mientras forma el espacio en el tiempo. Y este crecimiento seguiría continuamente creando espacio y tiempo hasta el infinito. Y como todo lo que empieza debe terminar, en algún momento todo volvería a retraerse hasta quedar la estrella primaria nuevamente sola. Fig. 3. Sin embargo, no se acabaría allí el universo, sino que la energía que ha vuelto al centro, pasaría a través del mismo para formar un nuevo universo, opuesto al anterior. Sería un antiuniverso, de signo negativo con respecto al universo anterior, ya que tendría a su derecha las energías que en el universo positivo estaban a la izquierda; arriba las que estaban abajo y adelante las que estaban atrás. O sea que los seis semiejes tendrían el signo opuesto al del primer universo, el positivo. Para visualizarlo con mayor claridad, podríamos compararlo con un globo de color negro que, partiendo de un punto, se infla hasta llegar a cierto tamaño. Al color negro le podemos asignar un valor positivo. El globo crece en negro y positivo hasta llegar a un máximo. 15
  • El segundo paso es el decrecimiento. El globo negro decrece hasta llegar a ser tan pequeño como un punto, como la estrella primaria. FIG. 3 16
  • El tercer paso es que el globo, como tiende a decrecer, se atraviesa a sí mismo y empieza a crecer en otro color, por ejemplo blanco, que representa el universo negativo. 17
  • El cuarto paso ocurre cuando el globo llega al máximo negativo, blanco, y empieza a decrecer. Así el ciclo negro-blanco-negro-blanco, se repite indefinidamente, representando el nacimiento y la muerte del universo y del antiuniverso. TEMA 4 LA LEY UNIVERSAL: 18
  • La expansión y contracción del universo es un tema difícil de imaginar, ya que es infinito. Por eso sugiero compararlo con el movimiento de un péndulo; un simple péndulo colgado de un punto fijo. Fig. 4. Una mano mágica, un primer milagro, mueve el péndulo que estaba en absoluta quietud, hacia cualquier lado, la derecha por ejemplo. Digamos que lo empuja unos 30º con respecto a la vertical. Este primer movimiento simboliza la creación del universo positivo. Mientras el peso marche hacia la derecha, representa la expansión del universo. Llega a un máximo (30º) y empieza a declinar. Mientras vuelve al centro imaginamos la contracción del universo positivo. El peso vuelve a 0º, a la vertical. 19
  • Esto es volver a la estrella primaria, no hay universo. Pero por inercia, el peso sigue ahora hacia la izquierda otros 30º, representando la formación y expansión de un antiuniverso, un universo negativo o izquierdo, o como se lo quiera llamar. El peso llega a los 30º de izquierda y declina, volviendo a la nada y representando la contracción del antiuniverso. El peso seguirá oscilando entre izquierda y derecha infinidad de veces, no importa si 30º, o 10º o 1º; ya que para nosotros, los habitantes de un pequeño mundo dentro del juego cósmico, cualquier movimiento nos parece infinito, cualquiera fuere la oscilación, nos resulta incomparable e imposible de evaluar. Sólo sabemos que por inercia el movimiento seguirá pulsando entre universo-adimensional-antiuniverso-adimensional en forma eterna. Y aún sigue en pié la gran pregunta: ¿Quién le dió el primer empujón al péndulo, quien lo movió por primera vez, y por qué? En el movimiento del péndulo los alkimistas han detectado seis leyes universales, tal como las llama el antiguo alkimista Hermes Trismegistos, aunque también se verifican en las ancestrales filosofías orientales, especialmente la taoísta. LEY DE VIBRACION: el péndulo vibra, oscila a cierta frecuencia, todo, absolutamente todo vibra, nada está quieto. LEY DE POLARIDAD: el péndulo oscila entre dos polos, en este caso izquierda y derecha. Todo vibra entre dos o más polos. LEY DE RITMO: el péndulo oscila a cierto ritmo, que depende del largo del hilo y la fuerza gravitatoria. Todo oscila o vibra a su ritmo particular. 20
  • LEY DE GENERACION: todo es el producto del trabajo de dos o más elementos. Péndulo + impulso = vibración. Cuando dos o más elementos se juntan forman un sistema. LEY DE CAUSA Y EFECTO: causa...impulso primario; efecto...oscilación. Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa. LEY DE CORRESPONDENCIA: del mismo modo que funciona un péndulo funciona todo; un átomo, un sistema solar, un compuesto químico, una ciudad. Todo sigue leyes análogas. En la Fig. 5 vemos representadas a estas seis leyes rodeando una ley central, la del mentalismo, que veremos detalladamente mas adelante. 21
  • CONCEPTO DE SISTEMA: Para aclarar aún más el origen del universo, conviene ordenar ciertos conceptos, especialmente el concepto de sistema. Un sistema es un objeto que intenta funcionar de determinada manera. Por ejemplo, una mesa es un objeto que sirve para apoyar algo sobre ella. La mesa no es sólo una plataforma con cuatro patas, no 22
  • importa tanto su forma sino su función. El concepto de mesa sólo se cumple cuando se tiene la certeza de que funciona como tal. Un sistema es por lo tanto un elemento o conjunto de elementos que intentan cumplir una función. Es como la diferencia entre una casa y un hogar. La casa es una construcción de material fría y vacía. Hasta que no es habitada por la familia no se transforma en hogar. Es como si la casa intentara o pidiera a gritos ser habitada por alguien para funcionar y ser catalogada como sistema ¨casa¨. El péndulo es un sistema que intenta oscilar. Sin intento no hay sistema. Por lo tanto el péndulo como material mas la fuerza que lo hace oscilar, forman un sistema. Por lo tanto el ¨intento¨, tal como lo explica el Nagual Juan Mathus, maestro de Carlos Castaneda, es la fuerza que mueve al universo. Para un alkimista una silla no es un mueble, sino un instrumento que intenta que alguien se le siente encima. Un cuchillo no es un cubierto, sino un elemento que intenta ser tomado por el mango y cortar algo más blando que su filo. Una persona es un sistema complicado, y que tiene múltiples intenciones. Pero a su vez, un grupo de personas también es un sistema compuesto por varios elementos o subsistemas llamados personas. Todo sistema está compuesto por dos o más elementos o subsistemas, y cada uno de ellos por dos o más sub-subsistemas, y así hasta lo infinitamente pequeño. A su vez cada sistema es parte de uno mayor, llamado supersistema, y este es parte de otro mayor llamado super-supersistema, y así hasta lo infinitamente grande. Es como el átomo que forma parte de la molécula, y ésta de la célula, y ésta del órgano, y éste del ser, y éste de la ciudad, y éste del país, y éste del mundo, y así hasta el universo infinito. Pero la escencia del sistema es el intento, todo sistema intenta algo, el solo hecho de ser, de existir, ya implica una acción, una influencia, un lugar en el tiempo y el espacio. 23
  • Por lo tanto, además de las seis leyes universales, existe una séptima que dice: TODO ES MENTE, EL UNIVERSO ES MENTAL. Todo es energía, acción, influencia, intento, poder. Todas las cosas son sistemas que parten del gran sistema, el universo. Todo lo que vemos a nuestro alrededor es energía en sus miles de variantes, hasta el pensamiento es energía, y todo es parte del gran sistema que proviene del primer milagro. Por lo tanto las otras seis leyes se podrían enunciar como: *Todo sistema vibra, nada está quieto, la existencia es vibración, la vibración es intento, energía, poder de influir sobre los otros sistemas. *Todo sistema vibra entre dos o más polos. *Todo sistema vibra a un ritmo determinado. *Todo sistema esta formado por dos o más menores y es parte de otro sistema mayor. *En todo sistema existe una causa que provoca un efecto, un poder de influir y de ser influído ante otros sistemas. *Todos los sistemas funcionan de manera análoga, aparentemente distinta, pero en base a estas leyes. TEMA 5 LA RED ESPACIOTEMPORAL: 24
  • En algún momento, y por el primer milagro, comenzó el ciclo de expansión y contracción del universo, así como también el ciclo de contracción y expansión del anti-universo. Desde nuestro humilde estado de conciencia, creemos que tuvo que haber un principio, de modo que el ciclo sea. (Fig. 6). Pero los sabios que han llegado a la armonía con el universo, enseñan que la gruesa línea recta de la figura 6 se dobla para formar un grueso círculo sin principio ni fin, eterno. Y la sinusoide fina de la figura 6 se convierte en una elíptica que orbita alrededor del círculo en la figura 7. 25
  • Tal vez los maestros que han liberado su mente de las garras de la ilusión, y que viven en armonía con el universo, tengan razón en sus enseñanzas; tal vez jamás hubo un pre-universo, un principio temporal. Lo cierto es que nosotros, los no iniciados, percibimos que el universo existe, la conciencia existe, y al decir uno mismo quot;pienso, luego existoquot;, estamos confirmando la existencia de la creación completa y el primer milagro, el primer impulso. Todo lo que sabemos es que la estrella primaria es adimensional, o sea, sin dimensiones; como un punto matemático, perfecto, sin masa, color, forma ni tamaño, y que funciona como punto de unión entre el universo positivo y el negativo. Ahora bien, sabemos que ya sea positivo o negativo, el universo se forma comenzando por el espacio en el tiempo. ¿Y cómo es el espacio-tiempo? (se abrevia e-t). 26
  • Tomemos por ejemplo, el universo positivo; supongamos que el universo que nos ha tocado sea el positivo. El negativo sería idéntico porque sus habitantes estarían bajo su signo. Pero supongamos que pudiéramos contemplar la expansión bipolar de los ejes X,Y, Z del e-t universal. Cuando el eje X se proyecta un kilómetro a la derecha, el -X se proyectará otro tanto a la izquierda; si el eje Y sube un km. el eje -y bajará esa misma distancia, y cuando el eje Z se acerca al lector un km, el eje -Z se alejará también un km. 27
  • De esta manera se forman unas figuras curiosas en forma de cruz, pero con ejes que se proyectan fuera y dentro del papel. En base a estas formas surgen dos figuras geométricas fundamentales, el cubo y el octaedro. Si dibujo un cuadrado, centrado en la punta de cada eje de esta cruz tridimensional, obtengo un cubo. (Fig. 8). Otra posibilidad es la de unir las puntas de los seis semiejes, con lo cual se forma el octaedro, la forma madre del universo. El octaedro es como una pirámide doble; consta de 8 lados triangulares, 6 puntas y 12 aristas. Es sabido que el cubo es el mejor ejemplo del espacio tridimensional, ya que es fácil visualizar en él largo, ancho y espesor, en iguales medidas. 28
  • El octaedro también mide igual de ancho, largo y espesor, y está contenido en el cubo. Cada punta del octaedro corresponde al centro de cada cara de un cubo. (Fig. 9). Ver “octaedro” en ..3DEXPLOREXPLOR3D.EXE En realidad la cruz e-t define tanto un cubo como un octaedro; pero es este último el que mejor representa la estructura espacio-temporal. Cuando de la estrella primaria, adimensional, surgen las tres dimensiones en el tiempo, se forma un octaedro que crece en el no-espacio y no-tiempo, formando el e-t como un conjunto inseparable, como formas especialísimas de energía que influyen directamente sobre nuestros sentidos, nuestro nivel de realidad, nuestro humilde estado de conciencia, que es posiblemente una pequeñísima parte de la realidad completa. 29
  • Así que, si hubiera que dibujar la formación del universo, habría que trazar un octaedro centrado en la estrella primaria y rodeado de una esfera. La forma del octaedro representa las tres dimensiones, mientras que la velocidad a la que crece representa la velocidad de la luz, el tiempo, la teoría de la relatividad desde su origen. Para nosotros, simples mortales con sólo cinco sentidos y un humilde grado de percepción con respecto a la realidad completa, el universo crece a la velocidad del tiempo, de la luz, en forma esférica y 30
  • con polaridades de orden geométrico que responden a las tres dimensiones. A eso llamamos red e-t, cuya estructura básica es el octaedro.(Fig. 10). La red e-t es una maraña de líneas geométricas en forma de un gigantesco octaedro que abarca la totalidad del universo y que, vista desde adentro del universo, crece a la velocidad de la luz. Pero ese octaedro está formado por seis octaedros menores. A su vez cada uno de ellos está formado por seis octaedros menores, y cada uno por seis menores, y así hasta llegar al tamaño de los átomos, formando la gran maraña cósmica que llamamos red e-t. 31
  • VISTA DEL OCTAEDRO COMPLEJO EN SU ASPECTO ROMBOIDAL 32
  • TEMA 6 RED E-T, EL OCTAEDRO: Esta figura geométrica, junto con el cubo, representa la estructura de la red e-t. El octaedro está formado por líneas rectas que forman triángulos equiláteros. Supongamos que estamos flotando en el espacio con una caja llena de bolitas metálicas. Si soltamos 2 bolitas, éstas se juntarán en el espacio. Del centro de una al centro de la otra se define una línea recta. En el caso de un octaedro, esas rectas formarían las aristas. Si soltamos 3 bolitas, se juntarán de tal modo que si unimos el centro de cada una de ellas se define un triángulo equilátero. Esos triángulos forman las caras del octaedro, que son figuras planas, bidimensionales. Fig.11 33
  • Si soltamos cuatro bolitas se juntan definiendo un tetraedro, ya primer forma tridimensional que estudiaremos más adelante. 34
  • Si soltamos 6 bolitas se formará el octaedro simple, pero sin la bolita central. Para que se forme el octaedro completo debemos soltar 19 bolitas y dejar que se junten naturalmente, de modo que quedarán 1 en el primer piso, 4 en el segundo, 9 en el tercero, 4 en el cuarto y 1 en el quinto. Cada octaedro completo está formado por 6 octaedros simples y 8 tetraedros. Y cada octaedro simple está formado por 6 menores con sus 8 tetraedritos menores, y cada uno por otros tantos menores, y así hasta el verdadero átomo según la alkimia, lo infinitesimal. La palabra átomo significaba indivisible. Ver en el visor ..3DEXPLOREXPLOR3D.EXE octaedro6 y octaedro64. Así, la red e-t partiendo de la estrella primaria se expande según nuestra percepción a la velocidad de la luz para formar el espacio en el tiempo, creciendo continuamente en forma de pequeños cuerpos (octaedros y tetraedros) que forman otros más grandes, y éstos otros más grandes, y así hasta el infinito. Es como ver al microscopio, el crecimiento de un grano de sal, o de hielo, en que vemos al cristal crecer ante nuestros ojos al agregársele al sistema más solución. 35
  • Si al octaedro completo le sacamos 6 bolitas, una de cada punta, nos quedan 13; 1 en el centro, 6 en los bordes, 3 arriba y 3 abajo. Este cuerpo geométrico tiene 8 caras triangulares y 6 caras cuadradas. Los triángulos son siempre equiláteros, es decir, de 3 lados y 3 ángulos iguales. El científico Lord Kelvin, logró construir esta figura con 14 burbujas de jabón que se unan naturalmente. Soltando burbujas se formaron las 14 caras. Si se soltaran 13 bolitas en el espacio se definirían las puntas. La red e-t sigue estas formas dando lugar a un estudio geométrico intenso en el que se define la forma del universo. Si el universo tiene estas formas, todas las cosas naturales deben tener formas análogas o combinaciones de ellas, sobre todo a nivel atómico. Por ley de correspondencia, si el gran sistema tiene una estructura determinada, los subsistemas deben verse notablemente influídos por esa estructura. 36
  • Eso es fácil de demostrar, ya que en física y química se reconocen diversas estructuras moleculares que coinciden con la red e-t. Por ejemplo, una molécula de cobre consta de 14 átomos. En la fig. 13 vemos la ubicación espacial de los átomos de cobre, que coinciden perfectamente con los puntos de la fig. 9; son 8 átomos en las puntas y 6 centrados en las caras = 14 átomos. Este cristal es sólo un ejemplo para poder concebir una idea sobre el propósito de estos conocimientos. Lo importante es dejar en claro que el espacio tiempo es una una red geométrica tridimensional que cubre cada lugarcito del universo, que se expande en forma esférica y que desde adentro del universo, víctimas de nuestra relatividad, sólo podemos creer que se expande a la velocidad de la luz. 37
  • Según el punto de observación, esta red tiene 3 aspectos principales; cuadrado cuando vemos los octaedros desde arriba o de frente pero a 45 grados; romboidal cuando los vemos de frente o de costado a 90 grados, y hexagonal cuando la vemos desde un punto intermedio. En la figura Nº. 14 se ve al octaedro en estas tres distintas posiciones. 38
  • TEMA 7 LA ENERGIA: Nosotros somos simples mortales, poseedores de un cerebro de 1.300 gramos y un restringido estado de conciencia con el cual queremos comprender lo absoluto. Para nosotros, observadores internos del universo, la red e-t crece a una velocidad indeterminada. Si pudiéramos captar su velocidad de crecimiento con algún instrumento óptico o electrónico, o con cualquier instrumento construido con materia y que procese las energías reconocidas por la ciencia moderna, las del espectro electromagnético, con seguridad captaríamos que el universo se expande a la velocidad de la luz. Pero los instrumentos y nuestros sentidos nos señalan una partecita de la verdad muy pequeña, relativa. Sólo podemos hablar de velocidad cuando hablamos de espacio y tiempo, de energía, del universo relativo que podemos captar. A nivel absoluto sólo se puede decir que el universo crece y decrece a su propio ritmo. Imaginemos que estamos viendo una película cualquiera, de celuloide, como en los años 70. La película se pone en el proyector y la imagen se ve en la pared formando un cuadrado de un metro de lado. Si yo quiero representar la expansión del universo, sólo debo separar el proyector de la pared. Entonces la imagen que representa el universo crece sin que los actores puedan percibirlo. Si quiero representar la contracción del universo, acerco el proyector a la pared y la imagen se contrae sin que la acción interna de la película se altere en lo absoluto. Los actores no tienen la menor posibilidad de medir el crecimiento o decrecimiento de “su” universo porque están adentro de la película. Del mismo modo nosotros no podemos medir la expansión del universo porque estamos dentro del mismo. 39
  • Por lo tanto no sabemos a qué velocidad crece la red e-t. Aunque se contrajera al mínimo y se invirtiera el universo, no nos daríamos cuenta como tampoco se darían cuenta los actores si con un juego de lentes se invirtiera la imagen de la película. Sólo sabemos que el universo está formado exclusivamente por la red e-t con su geometría octaédrica exclusiva. De cada nudo de la red e-t, es decir, de cada punta de los infinitos octaedros que la forman, surgen esferas de energía, todo tipo de energías, de todas las frecuencias posibles. La energía nace en todos los focos donde los tensores de la red e-t se cruzan. De cada cruce de la red e-t surgen esferas de energía de miles de frecuencias. (Fig. 15.). Las esferas más pequeñas son de alta frecuencia y las más grandes de baja frecuencia. Estas esferas, vibrando cada una a su ritmo, tanto más lento cuanto más grandes son, produce un movimiento en forma de espiral que es el que se encarga de transportar la energía en el espacio. Entonces se forman espirales que se expanden y contraen y van uniendo varios puntos de la red e-t a la velocidad de la luz, creando así flujos de energía. 40
  • Por lo tanto en la red e-t existen tres estructuras principales: octaedros, esferas y espirales. Ver las figuras “red” y “redplana” en ..3DEXPLOREXPLOR3D.EXE Los octaedros, con sus tetraedros intercalados, dan existencia al espacio y al tiempo. Las esferas tienen todos los tamaños desde el átomo hasta el universo, y crean el ritmo, es decir, aparecen y desaparecen cada una a su ritmo. Además, según su tamaño, conectan distintos puntos de la red espacial entre sí, ya que si bien las esferas tienen diversos tamaños, caen siempre en un cruce de la red e-t; porque las esferas jamás tienen 41
  • tamaños intermedios, sino los adecuados para conectar el centro de un octaedro con los nudos de la red cercanos que convengan a los efectos físicos que se estén desarrollando en ese momento y lugar. Sin embargo, de un solo nudo, puede surgir una esfera tan pequeña como un protón o tan grande como una galaxia. Y las espirales son formaciones que aparecen durante el juego rítmico de las esferas de distintos tamaños. Fig. 16. Cada esfera tiene un diámetro invariable, que toca nudos de la red con sus bordes y con el centro. Para transmitir energía una esfera aparece, desaparece y reaparece con signo opuesto cierta cantidad de veces por segundo. Es como arrojar una piedra a un lago y observar los anillos de agua que se expanden. Si miramos una zona circular determinada, veremos que en ese círculo el nivel del agua sube y baja, se eleva y se hunde con respecto al nivel normal. Las esferas son iguales; cambian de positivo a cero y a negativo, como en la formación del universo-estrella primaria-antiuniverso. Por lo tanto las esferas no se agrandan. Su poder de cambiar de polaridad a cierto ritmo es el que relaciona una esfera con su inmediata superior o inferior, de modo que cada esfera emite una frecuencia única y determinada por su tamaño. Esa frecuencia emitida son ondas de expansión o contracción, como un diapasón vibrando en el aire. Esas ondas se trasladan en forma de espiral por la red e-t hasta la esfera inmediata superior o inferior, o hasta la esfera que entre en resonancia con la emisora según las condiciones del sistema. 42
  • CONTRACCION EXPANSION FIG. 16 43
  • Las esferas funcionan como un diapasón. Si el diapasón vibrara estando quieto, las ondas de presión serían esféricas. Pero si lo hacemos girar mientras vibra, las ondas resultantes adoptarían forman de espiral. Fig. 17. Del mismo modo, si las esferas estuvieran quietas, las ondas de presión serían esféricas, pero como las esferas giran en las tres dimensiones, las ondas emitidas son espirales complejas. Su forma tiene relación con la velocidad de giro y con su posición con respecto a la red e-t. 44
  • 45
  • TEMA 8 EL ATOMO: De la estrella primaria surge la red formadora de un tipo de energía conocida como espacio-tiempo. Esta red está formada por tensores que configuran cubos, octaedros y tetraedros de tamaños específicos que van desde los más pequeños hasta el infinito. De cada cruce de la red e-t surgen espirales energéticas que interconectan entre sí esferas concéntricas también de tamaños específicos que coinciden con otros cruces de la red espacial. Van también desde lo más pequeño hasta el infinito, y se entrecruzan con las esferas vecinas. De este modo las espirales, que representan las formas de energía reconocidas por la ciencia moderna, pueden circular de un punto a otro de la red e-t. El auténtico átomo para el alkimista es pues un cruce de tensores de la red e-t rodeado por una determinada cantidad de esferas y con espirales que surgen de su centro para relacionarlo con otros átomos o con el medio ambiente. Fig. 18 46
  • Si observamos al átomo surgiendo de un nudo de la red e-t desde el aspecto cuadrático, vemos como las esferas tocan las puntas de los cuadrados que se forman. Además las espirales tienden a seguir la forma de la red, pasando por los cruces o nudos y relacionando las esferas entre sí. En esta figura está dibujada una espiral doble levógira, es decir, que se expande hacia la izquierda. También existe otra espiral doble levógira que llega hasta las otras esquinas de los cuadrados. Y por su puesto, existen sus opuestas destrógiras que giran hacia la derecha cuando la energía se contrae, volviendo al centro. De modo que un átomo visto de arriba en su aspecto cuadrático mostrará espirales energéticas levógiras al emitir energía y destrógiras al recibir energía. Por supuesto, visto de abajo se vería 47
  • exactamente al revés; de manera que no existiría un sentido de giro exclusivo para la emisión y otro para la absorción de energía, sino que depende del punto de observación. La circulación de energía puede ser contemplada por videncia, en estado de conciencia acrecentada. Los alkimistas de todo el mundo así lo ven y por eso le dan tanta importancia a la geometría. Por lo tanto, para el alkimista un átomo es: 1- un punto de la red e-t rodeado por otros puntos dispuestos en formación cuadrática, romboidal o hexagonal según el ángulo de observación. 2- un grupo de espirales dobles que surgen de ese punto y que siguiendo los tensores de la red e-t, la cruza en otros nudos de la red. 3- un grupo de esferas concéntricas al primer punto de la red e-t que cruzan otros nudos de la misma según la formación geométrica. Estas esferas vibran gracias a la energía que reciben de las espirales, con tanta mayor frecuencia cuanto más pequeños sean los tensores que vibran, especialmente cuanto más se acercan al centro del átomo. De modo que un átomo, alkímicamente hablando, es en realidad un pequeño universo. Su centro es como una estrella primaria, y sus tensores y esferas lo relacionan con todo el medio ambiente hasta donde llegue su potencia. A través de sus esferas elige funcionar en frecuencias determinadas, y a través de sus espirales emite su energía a otros puntos de la red espacio-temporal. 48
  • Por lo tanto: TENSORES = EXISTENCIA ESPIRALES = POTENCIA ESFERAS = FRECUENCIA Un átomo es a la vez materia y energía. La materia no es más que energía concentrada vibrando en forma potencial. El juego de resonancias típico de cada elemento o material define si éste va a ser gaseoso o sólido, rojo o negro, conductor o aislante, radioactivo, o magnético, o inestable, etc. El átomo no es más que un hermoso juego de tensores, espirales y esferas concéntricas que según el nivel de resonancia de unas con otras define sus características particulares del momento en relación con el medio ambiente. Pero tal vez la ley más notable que aquí se cumple es la de la vacuidad del átomo. De su centro parten tres tensores; X, Y, Z con su correspondientes semiejes opuestos -X, -Y, -Z que definen el octaedro. Cada esfera pasa de positivo a neutro y de neutro a negativo, y cada espiral doble recibe en un momento energía y la emite en otro momento, creando una polaridad que oscila también entre positivo y negativo. Fig. 19. Por lo tanto, la suma total de las energías que circulan por un átomo es igual a cero. El átomo es vacío, es sólo una fuente de circulación de energías recibidas y entregadas. ¿De dónde? Al igual que el primer impulso de la estrella primaria, es un misterio. 49
  • Cada átomo es una pequeña estrella primaria que oscila como un pequeño péndulo entre positivo, neutro y negativo. De modo que todo lo que vemos alrededor nuestro, desde nuestros zapatos hasta la última galaxia, es vibración energética entre lo positivo y lo negativo, cuya suma real es igual a cero. Y el primer misterio sigue en pié, pues ¿quién dió el primer impulso, el primer movimiento al péndulo universal o a cada átomo para crear las infinitas toneladas de materia y energía que vemos existir y circular en la tierra, en el cielo, en el tiempo..? 50
  • 51
  • TEMA 9 LOS CAMPOS ATOMICOS SEGUN LA ALKIMIA: Cada átomo nace en un punto, en un nudo de la red espacial. Los átomos son semejantes a la estrella primaria, y están ligados entre sí por la red e-t. Todo átomo es movimiento, energía, vibración, polaridad; la materia también es energía. La energía atómica se manifiesta como esferas o campos que al girar forman espirales de todas las frecuencias posibles. La ciencia moderna sólo domina el espectro electromagnético y puede estudiar una pequeña fracción del total de los campos que irradia el átomo. Las energías del espectro electromagnético funcionan a velocidades conocidas por la relatividad, es decir, a la velocidad de la luz o menores, pero el verdadero átomo es capaz de transmitir energías que funcionan a velocidades desconocidas, no al doble o al triple que la luz, sino en forma de escape de la relatividad. Por ejemplo, si yo quiero transmitir un mensaje por radio a un astronauta que se encuentra en un planeta cercano, en el mejor de los casos tardaría 40 minutos, que es lo que tarda en ir y volver la onda de radio. Los experimentos de telepatía efectuados por grupos secretos de las agencias espaciales han demostrado que se puede transmitir y recibir mensajes mentalmente en forma instantánea, como si el transmisor y el receptor estuvieran juntos. La energía mental proyectada, la telepatía, se mueve en forma instantánea, mucho más rápido que la luz, y es una de las formas de energía del átomo. Los campos energéticos que emanan del átomo 52
  • tienen tamaños definidos y crecen en progresiones geométricas, cuadrados, rombos, hexágonos, cubos, octaedros y diversas combinaciones de todos ellos. La actividad de un átomo depende de la ley de resonancia existente entre cada uno de sus campos. Supongamos que el campo Nº 25 está en resonancia con el Nº 110, emitirá un tipo de onda, por ejemplo ondas de radio. Y si el campo Nº 43 resuena con el 632 y el 712, emitirá otra onda, por ejemplo rayos X. O si resuenan los campos Nº 123, 512 y 633, emitirá luz violeta. Todo lo que podemos apreciar, ver, tocar y sentir es un conjunto de frecuencias resonantes irradiadas por cada átomo de la red e-t. Sin embargo, la fracción de la mente que podemos captar es terriblemente pequeña comparada con el total. Muchas veces he discutido con científicos que dicen que yo no soy tan sabio como para atreverme a hablar de energías desconocidas por ellos, que escapan a la relatividad y al universo tridimensional. Mi respuesta es que la prueba de que esas energías existen está en el mismo poder de pensar, la mente. La energía que los científicos cuestionan es la misma que usan para pensar y discutirme. Un científico o cualquier otro hombre, es algo más que 70 u 80 kilos de átomos, ya que el poder de pensar no corresponde a ninguna de las energías electromagnéticas ni electroquímicas conocidas. Si los científicos aprendieran a ahorrar energía vital, verían con sus propios ojos a la red e-t, los campos energéticos y la mente de todos los seres como un aura ovoide formada por fibras luminosas. El proceso para ahorrar energía es el objetivo de los alkimistas, y no se puede enseñar en tres renglones; pero en los próximos temas iremos directamente a esa cuestión, desde el principio, como corresponde. Todo lo que podemos ver, tocar y sentir es un conjunto de frecuencias resonantes irradiadas por cada átomo de la red e-t. Sin embargo, la fracción de universo que podemos captar con nuestros cinco sentidos es pequeñísima, con instrumentos algo mayor, pero las energías mentales que usamos 53
  • normalmente son irrisorias comparadas con la posibilidades latentes. La telepatía es un pequeño ejemplo de una posibilidad ya más o menos aceptada científicamente. Cada átomo se comporta como si fuera una pequeña estrella primaria y trabaja en forma absolutamente independiente de la misma. Sin embargo siempre está indirectamente ligada a la estrella primaria porque ésta es el origen de todo. Fig. 20. 54
  • El tamaño de un átomo en sentido estricto es igual a la distancia promedio que existe entre ese átomo y sus vecinos, pero en sentido amplio, es infinito. Su influencia y su existencia llegan hasta el último rincón del universo. Al resonar dos campos de un mismo átomo se forma entre ambos un puente de comunicación que adopta la forma de espiral, primero porque tiende a seguir los tensores de la red e-t, y segundo, porque los campos giran. El giro de los campos es la manera exclusiva que tienen éstos de guardar una cantidad de energía que han absorbido en algún momento. Cada campo gira en tres direcciones al mismo tiempo. Para conservar su energía, un campo gira alrededor de sus ejes X, Y y Z al mismo tiempo. Cualquier punto del campo sufre entonces un constante movimiento complejo. Fig. 21. En un corto intervalo de tiempo, se mueve en tres direcciones a la vez creando un movimiento final muy extraño, ya que distintos puntos del campo siguen distintas trayectorias. 55
  • FIG. 21 Las tres velocidades correspondientes a los tres ejes no son constantes; en determinadas circunstancias, una puede ser mayor o menor que las otras. De este modo un campo, a través de espirales, puede acumular o ceder energía, afectando a su propia velocidad, que aumenta al ganar energía y disminuye al perderla. A su vez, algunos campos de un átomo pueden transmitir su energía a los campos de otro átomo. Este trabajo se realiza en forma de espirales y se llama transferencia de energía. Con la fig. del octaedro en el visor C:CIENCIASJAW3DOCTAEDRO.BAT, es posible observar cómo se mueve un objeto al girar en torno a los 3 ejes sucesivamente. Para verlo bien hay que hacerlo en formato “mesh” (presionando la “M”) y luego presionar los ejes X, Y o Z. 56
  • TEMA 10 LA TRANSFERENCIA DE ENERGIA: Imaginemos un grupo de átomos vibrando en la red e-t. Cada átomo tiene a su alrededor miles de campos concéntricos que pulsan a frecuencias determinadas y giran a velocidades proporcionales a la cantidad de energía que han recibido. Cuando un átomo recibe una determinada cantidad de energía, el campo o los campos correspondientes almacenan esta energía aumentando la velocidad de giro, como un giroscopio, un trompo muy balanceado. Cuando el átomo pierde energía, sus campos reducen la velocidad de giro y desprenden la carga en forma de espiral para que la capten los campos de los átomos vecinos. Fig. 22 57
  • Si la energía que recibe el átomo es débil, quedará girando potencialmente en el campo correspondiente, que aumentará su velocidad. Pero si la energía resulta excesiva, entrará y saldrá de ese campo para dirigirse a otro átomo, y luego a otro, y a otro, creando así un flujo de energía. FIG 23 De modo que cada campo atómico recibe y emite energía de distintas frecuencias constantemente. Imaginemos dos campos de distintas frecuencias en un mismo átomo. El campo menor tiene frecuencia 10 y el campo mayor frecuencia 8, Fig. 24. 58
  • Una energía de frecuencia 10 llega al átomo y lógicamente cae en el campo de su misma frecuencia. Este campo aumenta su poder y velocidad hasta cierto punto, porque como el campo tiene una frecuencia específica no puede variar más allá de ciertos límites. Por lo tanto, debe descargar el exceso energético de alguna forma, y esto es transmitiéndolo a un campo de mayor diámetro y menor frecuencia, el de frecuencia 8 por ejemplo. Se produce entonces una espiral que tiene la facultad de cambiar la frecuencia aumentando la órbita de giro. En este nivel la energía es estable y gira cómodamente manteniéndose potencialmente activa hasta que ocurra otro cambio energético. Si la sustancia en que ocurre este fenómeno tiene su campo 8 a distancia de roce con el campo 8 de sus átomos vecinos, la energía se transmitirá por todo el cuerpo cambiando de frecuencia de 10 a 8 en el primer átomo pero conservándose en frecuencia 8 mientras fluye por todos los demás. Fig. 25 59
  • Por último, cabe agregar que todo proceso energético es bipolar. Si usted golpea una pelota de un solo lado, por efecto de acción y reacción, ésta se achatará de ambos lados. Fig. 26 60
  • Es como una campana. Supongamos que tenemos una campana en estado de reposo. Fijemos nuestra atención en el borde inferior de la campana, el cual es circular. Si lo observamos desde abajo, lo veremos como un círculo. Al golpearla empieza a vibrar. Esa vibración obliga a la campana a adoptar forma ovalada achatándose y alargándose en forma alternativa. Cuando un campo atómico es afectado por un golpe de energía, ingresa una espiral doble. Si el campo puede soportarla, quedará girando a una velocidad algo mayor, sino, pasará a otros campos cambiando su frecuencia. Fig. 27. 61
  • 62
  • TEMA 11 DISTRIBUCION DE FRECUENCIAS: Las espirales de potencia transmiten la energía de un nudo a otro de la red espacial. Si contemplamos las espirales de cerca veremos que en realidad no son líneas separadas de la red e-t, sino que cada tensor de la red es el que forma la espiral. En efecto, cada uno de los tensores de la red vibra como una cuerda de violín cuyos extremos aparecen como atados a puntos fijos del espacio que corresponden a los nudos de la red. Al vibrar un tensor, lo hace hacia ambos lados. En los dibujos anteriores sólo aparecía el lado que nos interesaba para observar la forma de espiral, pero el movimiento completo es el que se aprecia en las figuras 28 y 29. 63
  • Entonces: *cada tensor vibra como una cuerda de violín hacia ambos lados por igual. *cada tensor está fijo por ambos extremos a los nudos de la red espacio-temporal. *cada tensor desemboca en otro, transmitiendo así su energía. 64
  • *cuando un tensor transmite su potencia, se puede dividir en dos más pequeños o dos más grandes, pero siempre armónicos al primero. *si la potencia va desde el centro del átomo hacia afuera, cada tensor puede dividirse en dos más pequeños de mayor frecuencia o dos más grandes de menor frecuencia. Lo mismo ocurre si la potencia va hacia el interior del átomo. El hecho de que la energía decida dividirse en frecuencias mayores o menores depende de las propiedades físico-químicas del material. *los tensores más largos vibran en bajas frecuencias, y los más cortos en altas frecuencias. 65
  • Los tensores se dividen según una proyección geométrica muy simple; la raíz cuadrada de 1, luego de 2, luego de 4, luego de 8 y así sucesivamente, siempre el doble a partir del número 1. Si se observan las figuras en ..3DEXPLOREXPLOR3D.EXE cubo1, cubo8 y raíz 1 a 6, se podrá tener una noción mas clara de las medidas de la raíz cuadrada. En los puntos de contacto atómico es donde se producen perturbaciones energéticas que nuestros científicos catalogan como partículas subatómicas. 66
  • Si seguimos las líneas simples tal como aparecen en la figura 30, veremos que los tensores más pequeños y de más alta frecuencia se encuentran cerca del centro atómico. A medida que se alejan los tensores se hacen más largos y vibran más lentamente, con menor frecuencia. Pero al dividirse, tal como se ve en estas figuras, pueden formarse también tensores más cortos, de mayor frecuencia aunque nos alejemos del centro atómico. Estos pequeños tensores son fruto de divisiones geométricas y por lo tanto tienen mucho menor potencia que los pequeños tensores cercanos al centro atómico. Fig. 30. 67
  • Los tensores centrales de alta frecuencia forman el núcleo atómico, mientras que los pequeños tensores, también de alta frecuencia que se encuentran en la periferia atómica forman lo que nuestros científicos llaman partículas subatómicas, y se encargan de transferir energía de un átomo a otro. Estos tensores están representados en la figura 30 desde el aspecto cuadrático de la red e-t. Desde el aspecto hexagonal se verían mas complicadas, y más aún en su aspecto tridimensional, el octaedro. Pero de todos modos las leyes que lo regulan son siempre las mismas. Es importante por último comprender que si un tensor mide un número igual a la raíz cuadrada de 2 (1,4142) unidades de medida atómica) el armónico inferior correspondiente va a medir 1 unidad, y el superior va a medir 2 unidades de medida atómica. 68
  • TEMA 12 ALTERNO ESPACIO TIEMPO: Queda claro entonces que la transmisión de todo tipo de energías entre los campos de un mismo átomo o de diferentes átomos se realiza a través de tensores que vibran dando la forma de una espiral. Ahora bien, estas espirales tienen que viajar por los tensores de la red e-t para moverse. La energía hace vibrar a los tensores como una cuerda de violín con una potencia determinada y frecuencias que dependen de la longitud de los tensores. Al centro de cada átomo llegan doce tensores según vimos en los diagramas anteriores. Si se observan los dibujos con atención, se advierte que cada nudo de la red está cruzado por cuatro planos hexagonales, es decir que el núcleo atómico es el centro de cuatro hexágonos. Cada hexágono tiene una inclinación en el espacio que viene a formar las cuatro caras de una parte del octaedro. En la Fig. 11 está dibujado el octaedro complejo, en el que se pueden ver los hexágonos planos cruzando el centro. Cuando vemos un campo de plano, corresponde observarlo desde su aspecto hexagonal, en la red. Porque si bien el campo es una esfera, la misma está formada por la vibración de los tensores de la red e-t. 69
  • Dentro de ese campo, se forman, por geometría espacial, estrellas de 6 puntas de tamaños armónicos entre sí (Fig. 31), que disminuyen en progresión geométrica simbolizando campos cada vez menores y que giran más rápido, es decir, de más alta frecuencia. Cualquier movimiento energético que quisiera entrar hasta el campo más pequeño de los dibujados aquí, o salir hasta el más grande, tendría que seguir las líneas espirales aquí marcadas. Siempre se presentan como espirales dobles. No es cierto que la entrada de energía sea siempre destrógira y la salida levógira; el sentido de rotación depende del punto de vista. Si yo miro al átomo de arriba, veré entrar la energía girando hacia la izquierda, si lo miro de abajo, la veré entrar en sentido contrario. 70
  • En la figura 32 sólo dibujo la entrada de energía para no crear confusión. La salida de energía es igual pero con las espirales girando hacia el lado opuesto. Además, este sistema gira de tal modo que sólo se vislumbra un par de espirales por vez. Cuanto más pequeño es el campo, más rápido giran las espirales sobre el sistema, alimentando su energía. Es como ver el sistema solar, en que los planetas más cercanos al sol giran más rápido que los más lejanos, creando así una imagen de espiral que se enrosca sobre el sol. También se aparece el átomo a los videntes como un remolino de agua que se va por el desagüe de una pileta girando siempre en un mismo sentido. Pero lo más importante de todo es que en el hexágono que define cada campo ocurre el siguiente fenómeno. Tomemos como referencia el vértice superior del hexágono. En la fig. 32 vemos que se cumplen los siguientes ciclos: En el primer ciclo la espiral positiva está arriba, y su doble, la reacción, que aquí llamamos negativa, se encuentra abajo. En el segundo ciclo ambas giran hacia la izquierda; la positiva queda arriba a la izquierda y la negativa abajo a la derecha. 71
  • FIG.32 72
  • En el tercer ciclo continúa el giro levógiro quedando la positiva abajo a la izquierda y la negativa arriba a la derecha. En el cuarto ciclo queda la negativa en el ángulo superior y la positiva en el inferior; y así sigue girando todo el sistema en el quinto ciclo hasta que por fin en el sexto se cumple una vuelta completa. Por lo tanto el séptimo ciclo sería idéntico al primero. De modo que para cualquier vértice, el superior por ejemplo, el ciclo pasa de positivo a neutro y a negativo en forma rítmica. Este ritmo se podría definir como POSITIVO - ADIMENSIONAL - NEGATIVO - ADIMENSIONAL-POSITIVO, y así sucesivamente. Esto significa que cada nudo de la red espacial pasa de positivo a adimensional y a negativo. El nudo es un punto lógico, sin energía ni existencia real. Sólo existe en tanto transmita energía positiva a negativa. Pero lo importante es el pulso. Cada nudo pulsa entre los polos positivo y negativo pasando por lo adimensional, por lo no existente. De modo que cada nudo aparece, desaparece y reaparece en forma negativa constantemente. Cada nudo, cada átomo, cada objeto y cada parte aún de nuestro ser, aparece y desaparece millones de veces por segundo a distintos ritmos según la frecuencia específica. Mientras una parte del átomo está desapareciendo, la opuesta está apareciendo, y así todo parece continuo. Pero el continuo espacio-tiempo no existe, el espacio-tiempo es alterno, son ciclos infinitesimales de energía, todo es vibración. Y el trabajo de enroscar y desenroscar las espirales de un campo a otro es el que define la velocidad de la energía en los distintos materiales. Ver Fig. 33 73
  • 74
  • TEMA 13 MOVIMIENTO DE UN CUERPO EN LA RED: Imaginemos nuevamente una campana, igual a la del tema 10, Fig. 26. Es una campana ideal y sólo nos interesa la vibración del borde visto de abajo. Es más, nos podemos dar el lujo de imaginar que cortamos el borde de la campana obteniendo así un anillo metálico, flotando en el espacio. En un principio, ninguna vibración perturba al anillo. Este se verá, observándolo desde arriba o abajo, perfectamente circular. De pronto el anillo recibe un golpe en un costado. Tal como vimos en el tema 10, se produce un efecto de acción y reacción en que el anillo se transforma en un óvalo horizontal, luego vertical, luego horizontal, y así a un ritmo que depende de las propiedades del metal. Pero también existe un segundo efecto; si el golpe vino del lado izquierdo, el cuerpo, el anillo completo, se trasladará hacia la derecha. Para trasladarse el anillo debe pasar de un estado estático a un estado dinámico, y el golpe logra producir tal cambio. Hay que tener en cuenta que el anillo está formado por millones de átomos incrustados en la red e-t. El simple acto de moverse significa que cada átomo del anillo ha vencido su propia inercia estática y emitido millones de espirales energéticas que se enroscan y desenroscan muchísimas veces por segundo. Estos despliegues y repliegues de las espirales energéticas permiten que el objeto se traslade en la red espacio-temporal. O sea que en definitiva, cada campo atómico desaparece y reaparece un poquito más a la derecha cada vez. 75
  • El vértice superior de cada campo aparece en positivo, luego desaparece y reaparece en negativo, mientras que al mismo tiempo el vértice inferior realiza el mismo trabajo pero con signo contrario. Cada campo cumple en su doble polaridad el ciclo positivo, adimensional, negativo, adimensional, positivo, y así sucesivamente. En otras palabras, cada campo atómico pasa, gracias al despliegue y repliegue de las espirales, del mundo tridimensional a lo adimensional, y de lo adimensional a lo tridimensional, millones de veces por segundo. Los campos o esferas en sí siempre existen, pero cada órbita varía según una frecuencia determinada, siempre hay un campo mayor y uno menor. Lo que deja de existir alternativamente es el vértice del campo. Deja de existir en el sentido de que la energía es neutra en cierto momento. Y cuando no hay energía, no hay nada. Es ese el momento en que desaparece y reaparece más a la derecha en el caso del anillo metálico. De modo que el efecto de traslación en el espacio es que todos los vértices de todos los campos de cada átomo se trasladan desapareciendo y reapareciendo un poquito más a la derecha en la red e-t. El objeto camina por la red e-t; no se mueve independientemente de ella. Es muy parecido a ver una imagen móvil en la pantalla de un televisor color. Si usted mira de cerca la pantalla, verá que está formada de puntos luminosos rojo verde y azul. Cada grupo de color representa un campo en la rede e-t. Se podría decir que cada nudo de la red equivale a los tres puntos de la pantalla, los puntos rojo, verde y azul. Cuando vemos la pantalla, no advertimos que ésta se enciende y apaga 20 veces por segundo. 76
  • Cuando la imagen se mueve en la pantalla hacia la derecha, desaparece y reaparece en secuencia. Es decir, primero vemos por ejemplo un punto blanco en la pantalla. Ya sabemos que ese punto blanco corresponde al rojo, verde y azul encendidos. Si el punto debe correrse un milímetro a la derecha, todo lo que ocurre es que esos tres colores se apagan y se encienden los tres que siguen al costado derecho. De la misma manera en que el objeto que se ve en la pantalla no tiene colores propios, sino que está formado por los colores de la pantalla, el objeto que flota en el espacio no tiene en este caso energía propia, sino que es la resultante de la actividad energética de la red e-t y depende de ella para su existencia, vibración y movilización. Todas las manifestaciones o efectos físicos, así como la luz, el color, la electricidad, el peso, el calor, etc. no son más que distintas combinaciones de los campos atómicos unidos por las espirales de la red e-t, la distancia de los campos atómicos entre sí y la resonancia de los campos ligado a su cantidad de energía y al trabajo de las espirales. Un objeto puede tener energía potencial almacenada, por ejemplo un resorte puede permanecer tenso durante mucho tiempo hasta que decidamos liberar su energía, y eso sí sería energía propia del objeto. Pero la vibración atómica de cada cuerpo, el hecho de existir, de vibrar, de ser, está en manos de la red e-t, es universal. Los científicos modernos ya están aceptando la no existencia de partículas en el átomo, pues ya sus explicaciones de 480 partículas diferentes, resultan contradictorias e insostenibles. * En definitiva, el trabajo de las espirales es: expansión-transmisión-contracción-transmisión; en que la expansión es positiva, la contracción negativa y la transmisión estática, es decir, adimensional. 77
  • * Así que se puede decir que para que un objeto se traslade en el espacio-tiempo, se produce un trabajo alterno entre lo adimensional y lo tridimensional. Aunque el objeto estuviera quieto el trabajo de aparecer y desaparecer se cumple constantemente. * Cada foco energético del cuerpo desaparece de un nudo de la red e-t para reaparecer en otro. * En definitiva, el proceso espacio-tiempo es un fenómeno alterno. Cada vez que nos movemos, y aún cuando estamos quietos, desaparecemos y reaparecemos millones de veces por segundo en la red e-t, en el alterno espacio-tiempo. TEMA 14 FORMAS DE RADIACION: 78
  • En primer lugar, conviene recordar que el ser humano goza de cinco sentidos que le permiten captar parte del mundo que lo rodea. El sentido de la vista, por ejemplo, nos permite captar todas las frecuencias que van del rojo al violeta en el espectro electromagnético. El sentido del tacto nos permite captar el calor o frío y la presión que ejercen los objetos sobre la piel. Asimismo los otros sentidos captan cierta gama de influencias, pero sin duda el sentido de la vista es el que mayor información nos brinda. Pero, del enorme espectro electromagnético que va de unos pocos ciclos por segundo, a bandas de muchos megaciclos, sólo podemos percibir un pequeño porcentaje. Del mismo modo nuestra conciencia puede captar sólo un universo, sólo éste mundo en que vivimos. No hay prueba de que no existan muchos universos, muchas bandas de realidad, pero el ser humano, en su estado de conciencia común, sólo puede captar con sus cinco sentidos una sola, que se puede extender y ampliar con ayuda de todos los instrumentos modernos que usan los científicos. Pero paralelamente a la banda de frecuencias del espectro electromagnético, existen otras bandas, quién sabe cuantas, que escapan a nuestros sentidos e instrumentos. Sólo podemos percibir materia, energía, espacio y tiempo. Los antiguos alkimistas, los auténticos videntes, los maestros realizados y los devotos de cualquier religión que entran en estados acrecentados de conciencia o éxtasis espirituales, pueden percibir hasta cierto punto otras bandas de frecuencias que reciben distintos nombres; mundo astral, mundo mental, espíritu, líneas del destino, akash o registro akáshico, intento, manitú, nagual, mundo negro, etc. La figura 34 tiene dos dibujos análogos; en el superior se ve cómo la luz blanca se divide en miles de frecuencias, de las cuales sólo podemos percibir una pequeña porción. En el inferior se esquematizan bandas de realidad, varios universos paralelos del cual sólo podemos captar uno. 79
  • De modo que así como hay bandas de frecuencias que corresponden a este universo, pero nos son desconocidas por la limitación de nuestros sentidos o instrumentos, del mismo modo pueden existir otros universos paralelos al nuestro. Yo creo firmemente que existen y creo en el testimonio de aquellos que lo han percibido después de años de prácticas espirituales y férrea disciplina. El universo conocido es energía vibrando en el alterno espacio-tiempo. Los alkimistas pueden captar otros universos paralelos, y no es que estén en otro lugar, no es un lugar que se pueda señalar 80
  • con un dedo. Están compenetrados con este universo, aquí y ahora; pero el hombre común no puede captarlos, no con nuestro pobre nivel de conciencia. De modo que aquí encontramos otra ley. La estrella primaria al expandirse ha creado muchos campos de existencia, pero sólo un campo, una esfera del tamaño del universo es captada y vivida por el común. El alkimista capta dos, y ese segundo no es una realidad cualquiera, sino la que rige las causas de todos los acontecimientos que se realizan en nuestro mundo material, porque está en la mente, en lo profundo de nuestra propia conciencia. Los libros sagrados están llenos de comentarios sobre milagros, hombres santos, seres celestiales, levitaciones, transmutaciones, grandes poderes, transfiguraciones, etc. Cuanto más poder tiene un alkimista, más planos de conciencia puede percibir. Castaneda relata cómo su maestro, el Nagual Juan Mathus y su benefactor, Genaro Flores, al controlar las bandas de existencia podían desaparecer ante sus ojos y, podría reaparecer en otro lugar, en otro espacio. La parapsicología ya está considerada ciencia en varios países, las principales potencias. Uno de los fenómenos más verificados es la telekinesis, o movimiento de objetos mediante el poder mental. Este fenómeno se puede reproducir en laboratorio. Existen otros fenómenos que no se pueden reproducir a voluntad porque implican un tremendo esfuerzo emocional, pero sí se tienen numerosos registros de estos fenómenos en todas las épocas y lugares variados. El fenómeno llamado aporte está registrado y comprobado. En éste fenómeno, un objeto o una persona desaparece de un lugar para reaparecer en otro. Incluso la Iglesia Católica tiene registros sobre la aparición y desaparición de santos, y otros fenómenos, tal como la bilocación (aparecer en dos lugares 81
  • simultáneamente), la levitación y la transfiguración. Existe un archivo de 40 santos que han levitado repetidas veces cada uno, siempre en estados de éxtasis religioso o emoción muy profunda. De modo que las dimensiones funcionan de una manera accesible al ser humano, al alkimista, y merecen estudiarse detenidamente. Por ejemplo, en la figura 34, en la parte inferior del dibujo, vemos que uno de los rombos representa nuestra dimensión. Este rombo es un octaedro visto desde su aspecto romboidal. Cuando existe un fenómeno de aporte, es porque el objeto escapa a este octaedro y entra en el superior o en el inferior, cualquiera de ellos representa otra dimensión. El hecho de que ese octaedro haya sido irradiado por la estrella primaria, le da el poder necesario para actuar como una pequeña estrella primaria, para crear su propio espacio, su propio tiempo y su propia energía. Así el sabio puede ver cómo nace la materia en el extremo de cada octaedro de la red espacio-tiempo. TEMA 15 LA VELOCIDAD DE LA LUZ: Las pruebas científicas han demostrado que la luz, ya sea de baja o de alta frecuencia, parece desplazarse en el espacio siempre a la misma velocidad, casi 300.000 kilómetros por segundo. La teoría de la relatividad nos explica que la energía, la masa y la velocidad de un cuerpo están relacionados, y que ningún cuerpo puede acercarse ni mucho menos pasar la velocidad de la luz, ya que 82
  • dado el caso, su masa aumentaría infinitamente. Por eso la velocidad de la luz está relacionada con el tiempo y el espacio de tal forma que a veces se la llama la velocidad de la relatividad. Nada que pertenezca a las frecuencias conocidas de materia y energía escapa a la relatividad y su velocidad, sin embargo el alkimista conoce un tipo de energía que arrasa a la velocidad de la luz, la sobrepasa absolutamente. Es la energía mental, el pensamiento, la fuerza emocional, los sentimientos, la mente en forma de onda portadora de información. Pero para distinguir entre la energía mental y la energía común, debemos primero definir como funciona cada una, por dónde circula en la red e-t. En este tema estudiaremos a la energía común. En la fig. 35 vemos un diagrama de cómo se desplaza la energía común, el proceso de viajar en el alterno espacio tiempo es un continuo enroscarse y desenroscarse de las espirales energéticas en los campos que rodean a cada nudo de la red. Por qué distintas frecuencias viajan a la misma velocidad, si aparentemente ahorrarían parte del trabajo de enroscarse y desenroscarse? Pues bien, si una onda de frecuencia 100 parte de un punto de la red, seguirá el camino que se observa en la Fig. 35. 83
  • O sea que una órbita, un campo determinado, es estimulado por una fuerza externa y dicho campo se satura de energía. Entonces emite espirales que se estacionan en un campo mayor y circulan así de átomo en átomo mediante un trabajo continuo de enroscarse y desenroscarse entre el campo mayor y el menor de cada átomo. Finalmente queda una interacción entre los campos pequeño y grande, dando como resultado un flujo de energía que se podría dibujar así: Fig. 36. De modo que si tomamos un recorrido de 8 unidades, la distancia recorrida por la trayectoria final sería de cuatro semicírculos, de 2 unidades cada uno. Esto equivale a 2 círculos de 2 unidades de diámetro cada uno. Como queremos calcular el borde, tenemos que multiplicar el diámetro por 3,14. Esto nos da que la energía para recorrer 8 unidades de largo tuvo que zigzaguear formando una sinusoide de 12,56 unidades, frecuencia 100. Ahora bien, qué pasaría a otra frecuencia, por ejemplo 200? También se produciría el despliegue y repliegue de las espirales, y la trayectoria final sería como la que se observa en la Fig. 37. 84
  • De modo que en un espacio de 8 unidades las sinusoides forman 8 semicírculos, o sea 4 círculos de una unidad de diámetro cada uno. La longitud de la trayectoria curvilínea sería de 4 x 3,14 o sea también 12,56 unidades, igual que en la frecuencia 100. O sea que tanto para la frecuencia 100 como para la 200 se produce un trabajo de envolvimiento y desenvolvimiento de las espirales que motiva su retardo en el acto de trasladarse en el espacio. Para el alkimista, un cuerpo es energía. Dicho cuerpo se compone de paquetes de ondas que fluyen en la red e-t. Cuando a ese cuerpo se le imprime una aceleración, el alkimista ve en sus campos atómicos un aumento de potencia que se manifiesta como aumento de la masa y la inercia. Cuando el cuerpo llega casi a la velocidad de la luz, su masa es tan grande que resulta imposible seguir acelerándolo, pero esa aceleración no se evalúa con respecto a un planeta, o al observador, sino 85
  • con respecto a la red e-t. Es decir que la inercia es la actividad extrema de algunos de los campos que giran en las tres dimensiones como pequeños giróscopos a toda velocidad. En estos dibujos se ve también como las espirales pasan de arriba a abajo de la línea horizontal, cruzando a está última en intervalos regulares. Esto le da a la energía el carácter de positivo-adimensional-negativo, de modo que una onda de frecuencia 7.000 por ejemplo, pasa a lo adimensional 7.000 veces por segundo, y a lo tridimensional positivo y negativo, otros tantos. 86
  • TEMA 16 EL ESPECTRO ELECTROMAGNETICO: Ya dijimos que cada átomo posee una banda de frecuencias completa, desde la más alta en el centro, hasta la más baja en la zona periférica del átomo. Fig. 38. 87
  • En el espectro electromagnético perceptible a nuestras posibilidades, conocemos desde las más bajas frecuencias de radio hasta las partículas trans-alfa, verdaderos paquetes de energía de altísima frecuencia que en ciertas condiciones pueden materializarse, de decir, crear materia sólida. Estas frecuencias se encuentran distribuídas en cada átomo en forma de campos, y del grado de actividad de cada campo en resonancia con sus vecinos, dependen todas las propiedades y efectos físicoquímicos conocidos o conocibles. 88
  • Los átomos livianos tienden a usar bajas frecuencias en momentos de estabilidad, mientras que los más pesados tienden, en su mayoría a las altas frecuencias, por lo tanto son más inestables. Cada átomo tiene una geometría, un sistema cristalino adecuado a la red espacial y al nivel de excitación al que se lo exponga. Existen siete sistemas cristalinos, y todos coinciden con la geometría de la red espacial. Pero según las frecuencias de resonancia de cada compuesto en el momento de la cristalización, puede adoptar una u otra forma. Así por ejemplo, del azufre podemos obtener cristales rómbicos o monoclínicos, ambos con distintas propiedades. Más allá de la mas baja frecuencia, tal vez exista otra dimensión, otro tipo de espectro, otro universo; y más arriba de las más altas frecuencias debe existir aún otro espectro más, otra nueva dimensión con nuevas leyes espaciotemporales, hasta cierto punto, correspondientes con el nuestro. En nuestro universo, cada átomo tiene un espectro determinado por sus bandas de irradiación, campos y espirales en actividad. Todas las estrellas se alejan unas de otras, el universo parece estar en expansión, como recién surgido de la estrella primaria. Y en el universo abundan en primer lugar los elementos livianos, hidrógeno, helio, nitrógeno, sodio, calcio; mientras que los más pesados como el radio, uranio, etc, parecen recién formados. Por eso se supone que los átomos, la materia, se formó a partir de las sustancias más livianas, empezando por el hidrógeno, y que de allí en adelante se fueron complicando hasta formar los elementos más pesados. En este universo, y gracias a la geometría sagrada, el alkimista sabe que existen 120 elementos, de los cuales 109 a 110 han sido ya estudiados por la ciencia oficial. Estos últimos son tan inestables que apenas son aislados, se transmutan durando milésimas de segundo, tal es su vida media. Fig. 39. 89
  • Imaginemos tres octaedros suspendidos en el vacío; el de arriba pertenece a un universo desconocido, el del medio a nuestro universo tridimensional, y el de abajo a otro universo desconocido. En el octaedro central tenemos bajas frecuencias en su punta superior y altas frecuencias abajo. Cuando la frecuencia es demasiado baja, la energía escapa a nuestra percepción e influencia espaciotemporal y pasa a otra dimensión. 90
  • Y cuando la energía es demasiado alta, se escapa también a otra dimensión por exceso. Este fenómeno es comparable al sonido para nuestros oídos; si es demasiado grave o demasiado agudo, no podemos captarlo. TEMA 17 EL NACIMIENTO DE LA MATERIA: Ya hemos visto, que si consideramos la estructura de los octaedros como representantes de distintas dimensiones, éstos se ordenarán según sus frecuencias. Fig. 40. 91
  • No olvidemos que cada octaedro está compuesto por otros 6, y cada uno de ellos por 6 menores, y cada uno por 6 más chicos hasta lo infinitesimal. Pero a su vez, cada octaedro se comporta como un pequeño universo en que existen miles de dimensiones. En cada octaedro hay una zona en que se forma la materia y energía que conocemos y utilizamos en nuestro universo conocido, pero esta porción es sólo un pequeña parte del octaedro total. Entre los millares de tipos de energía que surgieron de la estrella primaria, surgió la electromagnética, que es registrable a nuestros sentidos e instrumentos. Es importante comprender que cuando la banda electromagnética llega a billones de ciclos por segundo, se transforma en la base de la materia, de baja frecuencia. La ciencia actual conoce de 110 a 111 elementos, pero gracias a la geometría de los octaedros se deduce que en esta dimensión hay 120 elementos ubicados en 120 casilleros. O sea que un octaedro de la red e-t, es en definitiva una función potencial que puede dividirse en caras, órbitas, casilleros, zonas, campos o tensores según la función que estemos analizando en cada momento. Por ejemplo, para comprender las órbitas atómicas, debemos dividir al octaedro en 8 niveles; cada nivel tiene un determinado número de semioctaedros o pirámides. Si a un octaedro le cortamos la mitad inferior, obtendremos una pirámide con 4 lados triangulares, 4 triángulos equiláteros. En la Fig. 41 se ve el octaedro dibujado de frente con algunas pirámides sombreadas; en la mitad superior las que apuntan hacia arriba, y en la inferior las que apuntan hacia abajo. 92
  • *En el 1er y último nivel tenemos una pirámide. *En el 2º y 7º se ven dos, pero más atrás hay otras dos; son cuatro en el 2º nivel y cuatro en el 7º. *En el 3er y 6º nivel tenemos tres filas de tres, son nueve pirámides arriba y nueve abajo. *Y en los niveles 4º y 5º tenemos cuatro filas de cuatro, dieciséis pirámides positivas y otras tantas negativas, es decir, que apuntan hacia abajo. Ver “pisos 1 a 8” en ..3DEXPLOREXPLOR3D.EXE 93
  • En cada pirámide vemos cuatro caras, cuatro triángulos equiláteros. En dos de las caras, se ubican dos elementos comunes, de los conocidos por la ciencia. En las otras dos caras se ubicaría factores desconocidos de la tabla, tal vez antimateria, tal vez otra relación, francamente no he podido descubrirlo. Es posible que lo sepan los antiguos alkimistas. Para los fines que quiero demostrar ahora sólo importa que cada pirámide equivale a dos elementos. Por lo tanto en el 1er nivel habrá dos elementos, en el 2º habrá ocho, en el 3º habrá dieciocho, en el 4º nivel habrá treinta y dos elementos, y lo mismo para los niveles inferiores; 5º nivel treinta y dos, 6º dieciocho, 7º 8 y último dos elementos mas, total, 120 elementos. Fig. 42. 94
  • En la figura 43 podemos apreciar un ejemplo del 2º nivel, en que aparecen 8 elementos, del 3 al 10. Si se continúan analizando todos los niveles, aparecen todos los elementos conocidos y desconocidos, ordenados según sus propiedades, órbitas y niveles. En el 3er nivel aparecerán los elementos 11 al 28, en el 4º nivel, los elementos 29 al 60; en el 5º nivel, los elementos 61 a 92; en el 6º nivel los elementos 93 a 110, que son los transuránicos; en el 7º nivel los elementos 111 al 118; y en el último nivel, el 8º, los elementos 119 y 120. 95
  • 96
  • TEMA 18 LOS ELEMENTOS: En el siglo pasado, un científico ruso llamado Mendeliev, gran estudiante de alkimia, recopiló la mayoría de los elementos puros conocidos hasta el momento y los ordenó en una tabla de clasificación. Esta se llamó tabla periódica de los elementos. Periódica porque cada elemento está formado por órbitas escalonadas, que responden a períodos determinados. La alkimia y la ciencia moderna ahora están separadas, ya son pocos los científicos que respetan el origen de su ciencia, la alkimia, porque el alkimista a la antigua no cree en la existencia de corpúsculos llamados electrones, ya que al proyectar su mente sobre la materia, percibe campos, espirales y tensores de la red, pero no percibe corpúsculos ni partículas. En cambio sí puede interpretar la posición de los campos que percibe como períodos que coinciden con la tabla de Mendeliev. A medida que pasó el tiempo, los científicos han descubierto los elementos faltantes, hay 92 elementos naturales, desde el hidrógeno hasta el uranio. Después del uranio vienen otros llamados transuránicos, el neptunio, plutonio, que cada vez son más radioactivos e inestables. Los elementos 108, 109 y 110 duran milésimas de segundo, es decir, se desintegran apenas son purificados y aislados en el laboratorio. NIVEL CARGAS CARGAS POR NIVEL 97
  • 1 2 2 2 2+6 8 3 2 + 6 + 10 18 4 2 + 6 + 10 + 14 32 5 2 + 6 + 10 + 14 32 6 2 + 6 + 10+ 18 7 2+6 8 8 2 2 TOTAL ABSOLUTO: 120 CARGAS Tanto en la tabla de Mendeliev, como en la tabla moderna, como en la videncia de los alkimistas, los períodos atómicos se ven así: En la fig. 44 se ven los 8 niveles, los 8 pisos del octaedro, desglosados para poder ver todos sus subniveles y sus cargas. Yo opino, por la geometría de la red e-t, que existen 120 elementos, y la ciencia moderna parece estar confirmándolo día a día. 98
  • 99
  • Si algún día pudiera aislarse en laboratorio el elemento Nº 120, duraría tan poco tiempo que sería imposible examinarlo; y si de algún modo se pudiera llegar al elemento Nº 121, sería el primero en otra lista, en otra dimensión, escaparía a este espacio y este tiempo. Estos niveles determinan que cada elemento tiene una posición definida dentro del octaedro. Ya sabemos que el octaedro es una figura tridimensional, y que si el octaedro tiene 8 niveles, tendrá 60 pirámides de interés para la tabla, 30 apuntando para arriba y 30 para abajo. Los espacios restantes (los misteriosos) sólo nos confundirían, por el momento no nos interesan. En la figura 45 tenemos un dibujo del octaedro con sus 8 pisos. En el primero hay una pirámide con 2 elementos, el hidrógeno y el helio. Sin embargo en esa figura vemos tan sólo el número 1, que corresponde al hidrógeno. Pues bien, el elemento Nº 2, el helio, estaría exactamente atrás del número 1. Para que se entienda con más facilidad, prefiero dibujar un sólo elemento, el impar. En el 2º piso hay 4 pirámides, de las cuales sólo vemos 2. Cada una de ellas tiene 2 elementos, pero en éste dibujo vemos sólo los impares. En el 3er piso existen 9 pirámides, o sea 18 elementos, de los cuales sólo se ven los 9 impares, 3 en cada triángulo. Y así sucesivamente con los pisos restantes. Ahora, si observamos la cantidad no de pirámides, sino de triángulos que se ven en cada piso, obtendremos otra ley. Los triángulos marcan los períodos de cada nivel, que en química se conocen como S, P, D y F. La tabla de los elementos es un octaedro, que si bien al lector no versado en química le resulta difícil de entender, pero el interesado en la materia descubrirá combinaciones fascinantes, ya que según de dónde se mire la tabla, descubrirá niveles, órbitas, grupos, valencias, propiedades, combinaciones, etc. 100
  • 101
  • Si separamos los pisos y los ponemos uno al lado del otro, podemos verlos desde arriba. En la figura 46 tenemos un ejemplo de como se verían los primeros ocho pisos separados y desde arriba. Cada cuadrado con sus dos diagonales es una pirámide que nos apunta, en cuyas caras anterior y posterior está escrito el número del elemento que corresponde. 102
  • TEMA 19 LA TABLA DE LOS ELEMENTOS: Como los elementos pares están opuestos a los impares en las caras piramidales de la tabla geométrica, no resulta posible una observación cómoda de todos los elementos de la misma. Para mayor comodidad, conviene ubicar los elementos pares e impares en caras contiguas, y observar la tabla desde un punto ubicado de tal forma que nuestro ángulo de visión quede en diagonal con los octaedros. Para mas informacion ver TABLA.DOC Con esto logramos observar los elementos pares e impares al mismo tiempo, pero aún existe el problema de que los elementos de atrás son tapados por los que están adelante. Entonces, si además de observar la tabla octaédrica desde su diagonal, levantamos nuestro punto de observación 45 grados, obtendremos una visión completa de todos los elementos. En la Fig. 47 explico gráficamente el punto de observación de cada pirámide. Como se puede observar en la fig. 48, cada nivel tiene un color distinto, de modo que sea mas fácil discernir los pisos.. 103
  • Desde el elemento Nº 1 hasta el 60, se usan las pirámides positivas, es decir, las que apuntan hacia arriba. Desde el elemento Nº 61 al 120 se usan las negativas, que apuntan hacia abajo. El elemento Nº 92, el uranio, aparece en el quinto nivel empezando de arriba, como último elemento de ese nivel, ya que es el último elemento natural que puede hallarse en cantidades considerables. Los elementos siguientes son inestables y se agrupan de acuerdo al grado de vida media que los caracteriza. De modo que los elementos del 6º nivel, 93 al 110 son muy radioactivos y tienen vida media cada vez más corta, pero se han podido aislar y purificar en laboratorio. 1H 2 He 3 Li 9F 4B 7N 10 Ne 5B 8O 6C 11 Na 17 Cl 12 Mg 15 P 27 Co 18 Ar 13 Al 16 S 25 Mn 28 Ni 23 V 14 Si 21 Sc 26 Fe 24 Cr 19 K 22 Ti 20 Ca 29 Cu 35 Br 30 Zn 33 As 45 Rh 36 Kr 31 Ga 34 Se 43 Tc 104
  • 59 Pd 46 Pd 41 Nb 32 Ge 39 Y 44 Ru 57 La 60 Nd 55 Cs 42 Mo 37 Rb 40 Zr 53 I 58 Ce 56 Ba 51 Sb 38 Sr 49 In 54 Xe 52 Te 47 Ag 50 Sn 48 Cd 61 Pm 67 Ho 62 Sm 65 Tb 77 Ir 68 Er 63 Eu 66 Dy 75 Re 91 Pa 78 PT 73 Ta 64 Gd 71 Lu 76 Os 89 Ac 92 U 87 Fr 74 W 69 Tm 72 Hf 85 As 90 Th 88 Ra 83 Bi 70 Yb 81 Ta 86 Rn 84 Po 79 Au 82 Pb 80 Hg 93 Np 99 Es 94 Pu 97 Bk 109 100 Fm 95 Am 98 Cf 107 110 105 96 Cm 103 Lr 108 106 101 Md 104 102 No 111 117 112 115 118 113 116 114 119 120 Aislar los elementos que van del 111 al 118 es muy difícil, y el 119 y 120 son imposibles. Es como querer llegar al cero absoluto; siempre falta un poquito. Si se pudiera llegar al Nº 120,se estaría al borde de ésta dimensión, del universo material conocido. Y si pudiéramos llegar al Nº 121, pasaríamos a otro universo, el octaedro inferior, explicado en la Fig. 39. 105
  • Este octaedro inferior representa una nueva dimensión, con leyes análogas a la nuestra. Nadie sabe cuántas dimensiones existen arriba y abajo de la nuestra, sólo sabemos que en nuestra dimensión podemos percibir materia y energía, y que sólo después de una férrea disciplina, el alkimista puede percibir otras dimensiones, otros universos, y que las leyes entre ambos son correspondientes. En cuanto a los lugares vacíos de la tabla, realmente no están vacíos. Simplemente no tengo la seguridad necesaria para explicarlo. Hasta hoy no he podido percibir ni comprender la verdadera función de las otras dos caras de cada pirámide. Como he escrito en la introducción, yo no soy maestro ni iniciado, ni siquiera científico. Sólo se que no corresponde dejar un tema por la mitad ni llenarlo con explicaciones dudosas, sólo me queda sincerarme y dejar escrito que hasta aquí llega mi comprensión de esta parte de la alkimia. Desde ya que esas dos caras se relacionan con la polaridad, pero no creo que se trate de antimateria, ni antielementos, ni nada de eso. De todos modos, con los datos que nos da la tabla, con las dos caras que aparecen llenas, alcanza y sobra para investigar. La tabla geométrica de los elementos es tridimensional, y yo me veo limitado para explicar su funcionamiento, ya que el papel sólo me ofrece dos dimensiones. Si se construye un modelo tridimensional o se dibuja en una computadora gráfica que nos permita rotarla en las tres dimensiones, se podrían descubrir nuevas combinaciones, nuevas posibilidades que interesan a cierto sector de los investigadores. A su vez, los elementos, agrupándose en forma de moléculas, forman los minerales y rocas. Existen 7 sistemas cristalinos con 33 subsistemas que entran en perfecta resonancia con la red e-t. En el visor ..3DEXPLOREXPLOR3D.EXE se pueden ver los 7 sistemas principales con una X como prefijo: x-cubico, x-hexagonal, x-ortorrómbico, x- monoclínico, x-triclínico, x-romboedrico, y x-tetragonal. TEMA 20 LA VACUIDAD DEL UNIVERSO: 106
  • Hemos visto cómo se forman los átomos a partir de la estrella primaria. Luego, los átomos, con la evolución, se juntan para formar moléculas y cristales geométricos. Luego los cristales formarán rocas y astros dando lugar a la existencia de planetas, estrellas y galaxias. Pero es necesario destacar que cada átomo del universo, cada campo de energía de todas las dimensiones universales, cumplen con el ciclo positivo-adimensional-negativo a un ritmo que puede variar de unos pocos a billones de ciclos por segundo. De manera que cada sistema del universo es como un diapasón que oscila entre lo positivo y lo negativo, y que la suma de su oscilación es igual a cero. Como la materia es energía, se puede decir que la suma de todas las oscilaciones de todos los sistemas es igual a cero, de modo que la enorme cantidad de energía que apreciamos oscilando a nuestro alrededor, se mueve en absoluto equilibrio. Uno se preguntará; si yo golpeo un diapasón, sus barras vibrarán entre positivo y negativo, pero el diapasón ha recibido energía, ha recibido un golpe. Pues bien, esa energía recibida de golpe vuelve al aire, y al universo. El diapasón entonces ha recibido y devuelto energía, positivo y negativo, con lo cual la suma sigue dando cero. La energía universal simplemente fluye de un lugar a otro, siempre intentando el perfecto equilibrio. Aquí nace el concepto de vacuidad, ya que el equilibrio, el cero, es vacío. El universo es vacío en vibración, en movimiento. Es como millones de diapasones que en algún momento estuvieron quietos simbolizando una vacuidad inconmensurable, y que en algún momento inexplicable, por el primer milagro, uno de ellos al menos empezó a oscilar con cierta cantidad de energía. Esa primer oscilación fue transmitida y sigue siendo transmitida a todos los átomos, a todos los diapasones del universo. Por eso el universo es vacuidad en vibración; vibración proveniente de la estrella primaria y transmitida a infinidad de sistemas que se comportan como sub-estrellas primarias. 107
  • Como la oscilación total es vacía, igual a cero, la energía total es relativamente enorme, incalculable para nosotros, pequeños seres observando esta sola dimensión del universo total desde un pequeño planeta. Cada sistema, cada diapasón, puede oscilar con mucha o con poca fuerza, y no sabemos con qué fuerza oscila el universo, porque no tenemos nada con qué comparar esa fuerza, ya que al estar nosotros dentro del gran sistema, todo nos resulta relativo. Podemos ver galaxias girando, y estrellas ardiendo a millones de grados, pero tal vez todo el universo, toda su energía, sea relativamente pequeña para alguna inteligencia superior. ¿Dónde termina el espacio? ¿cuándo empezó el tiempo?, he allí las eternas preguntas, y una nueva; ¿Cuánta energía hay? Sólo puedo decir que conforme a la observación simple de los ciclos naturales, todo nace y muere, todo se crea y se destruye para recrearse nuevamente. De acuerdo a la ley de correspondencia, todas las dimensiones universales deben funcionar de modo análogo, por lo tanto, lo único que puedo afirmar sobre el primer milagro es que cada sistema se crea y se destruye a sí mismo en su tiempo y espacio. Cada sistema es como un pequeño universo que se crea y se destruye como parte de un ciclo ancestral que jamás empezó y jamás terminará. Es posible que hace unos quince mil millones de años haya nacido un universo, que luego se contraiga y vuelva a cero para formar un antiuniverso al que le pase lo mismo, pero el ciclo quot;universo-adimensional-antiuniversoquot;, es eterno, sin principio ni fin; y nosotros somos sus observadores relativos que no podemos apreciar su vacuidad. 108
  • Con respecto a la cantidad de energía, ese es el primer golpe, el primer motor, el primer milagro. Nuestra intuición nos dice que el universo surge de sí mismo, pero somos tan relativos, nos cuesta tanto contemplar el origen, que prácticamente no tenemos la posibilidad de comprender en toda su magnitud la frase quot;pienso, luego existoquot;. Si el universo no existiera no estaríamos ahora leyendo estas líneas, pero saber que existe y que hemos recibido conciencia e inteligencia para leer esto, es inconcebible, porque significa que en la creación, existe una maravillosa fuerza que, desafiando toda lógica conocida, ha realizado la voluntad de existir. Es como si en un espacio vacío estuviéramos observando una zona vacía de ese espacio. Imaginemos que estamos observando durante largo tiempo ese lugar. De pronto nos damos cuenta que algo vibra allí, y por fuerza propia. Se forma un campo que emite todas las frecuencias, y la suma de sus oscilaciones es igual a cero. La potencia es mínima al principio, luego aumenta, cuando llega al máximo empieza a bajar. Sigue bajando hasta llegar a un mínimo y a cero y entonces nace un anticampo de pequeña potencia, que luego aumentará a un máximo para bajar y volver a cero en un ciclo eterno. La misma energía que se gastó en el despliegue, se recupera en el repliegue. El verdadero milagro no es ¿cómo se forma el primer golpe, o cuánta energía gasta?, sino cómo existe el maravilloso sistema en que cada unidad funciona como estrella primaria. Por lo tanto, el universo es vacío y existe porque tiene el poder de surgir de sí mismo, de su propia naturaleza. TEMA 21 LA EVOLUCION DEL UNIVERSO: 109
  • Una vez que se forma la materia y la energía en la red e-t, comienzan a cumplirse las seis leyes universales en forma mas evidente. Vibración, polaridad, correspondencia, causa y efecto, ritmo y generación, son leyes que afectan a todos los sistemas universales en todas las dimensiones para formar un sistema complejo, evolutivo, autosuficiente. Es así como después de haberse cumplido la ley de mentalismo por la cual todo existe, todos los sistemas surgen de un proceso alkímico, de un proceso de transmutación o mutación evolutiva y constante. Del no-universo proviene el universo. Este forma el tiempo y el espacio en forma de red. La red e-t da forma a la energía. La energía forma materia. Entonces aparecen los átomos y de allí en adelante ya nos podemos guiar por los conocimientos aceptados por la ciencia moderna. De los átomos surgen las moléculas, microcristales, cristales, sólidos, líquidos, gases, plasma, astros, planetas y estrellas. Así queda ante nuestros ojos la presencia de millones de galaxias formadas por miles de millones de estrellas, muchísimos planetas y astros de distintas características. Y cada átomo, cada piedra, cada estrella, lleva en sí misma el primer milagro; una misteriosa voluntad que le da el poder de existir, de vibrar, de crearse y destruirse millones de veces por segundo. Una vez que se han formado los átomos, éstos se juntan en un diseño geométrico guiado por la red e-t para formar una molécula, un microcristal. Todos los elementos químicos tienen una o varias formas de cristalización conocida y clasificada por la ciencia moderna. Esta forma en todos los casos coincide con la geometría de la red e-t que en mineralogía se conoce como red cristalina. En las figuras 49 y 50 vemos dos ejemplos típicos de cristalización; el cubo de cloruro de sodio o sal común y el hexágono típico del carbono puro o grafito, ambos incluídos en la red e-t. 110
  • Existen 7 sistemas cristalinos con 33 variantes en la clasificación cristalográfica aceptada, y todos coinciden con la red e-t. Cada cristal tiene propiedades definidas; según la alkimia los átomos se juntan para formar un cristal de una u otra manera según las capas o campos activados que entren en resonancia en ese momento. Así por ejemplo, el azufre calentado y enfriado, dará cristales monoclínicos, opacos y quebradizos. El mismo azufre tratado con sulfuro de carbono cristaliza en forma rómbica, resistente, muy transparente y ópticamente activo. Los nudos de la red e-t que forman los átomos son paquetes de energía con forma de espiral doble. Estos se juntan para formar átomos que definen formas cuadráticas y hexagonales. Los átomos entonces se juntan para formar moléculas y cristales de 33 formas posibles hasta ahora catalogadas. 111
  • Los cristales se juntan para formar rocas, montañas y macizos. Luego se forman los continentes y planetas. Cuando un astro tiene un mínimo de tamaño, ya adopta la forma esférica porque su masa interior atrae a su masa exterior. hacia el centro. Cuando se junta más materia se forman estrellas, y millones de estrellas forman las galaxias. Y cuando las galaxias alcanzan cierto tamaño y orden adoptan la forma de espiral doble, (Fig. 51) igual, por ley de correspondencia, a los campitos de energía que forman el átomo, los cuantum. 112
  • TEMA 22 LA RELATIVIDAD: 113
  • Hemos dicho que de la estrella primaria surgen el tiempo y el espacio; que en ambos vibra la energía en todas las frecuencias posibles formando universos perceptibles o no a nuestros sentidos e instrumentos. También queda claro que cada sistema del universo es como una pequeña estrella primaria en donde se cumplen las leyes universales en su totalidad. Y cada sistema posee en su interior el germen de la creación, el primer milagro. Además, cada sistema posee alrededor suyo un área de influencia, un campo. Ese campo es un doblamiento, una perturbación en la red e-t y depende de la cantidad de materia y energía que esté activa en ese momento. Desde el átomo más pequeño hasta la mayor galaxia, todo dobla, moviliza y modifica a la red e-t, de modo que cada sistema influye, hasta cierto punto, en el paso del tiempo y la forma del espacio. Cuando el sistema es muy pequeño, cuando tiene poca energía, el doblamiento que produce en la red e-t es insignificante. En cambio cuando el sistema es grande o tiene mucha energía, dobla mucho la red y entonces se aprecia una perturbación en el tiempo y el espacio. Es un efecto parecido a acercar un imán a la pantalla de un televisor. No lo acerque a una pantalla color ni a materiales de computación o video porque los arruinará. Pruebe con un televisor blanco y negro. Al acercar el imán a la pantalla, la imagen se dobla y se distorsiona, sin embargo, los movimientos de la imagen pasan por la distorsión a la misma velocidad que siempre, sin darse cuenta que al recorrer caminos retorcidos deben aumentar o disminuir su velocidad. En la Fig. 52 se ve un ejemplo de deformación de la red por la existencia de grandes masas. El sistema atrae hacia su centro los tensores de la red, y se forma un agujero negro porque el doblamiento producido por la atracción es tan grande que ya los tensores no tienen lugar donde acomodarse, entonces a través del agujero negro pasan a la próxima dimensión. (recordar Fig. 39). 114
  • Cuando el sistema tiene sus campos activos en un nivel de resonancia opuesto al que forma el agujero negro, se produce un rechazo de la red e-t con lo cual se forma otro agujero adimensional llamado agujero blanco. Es como acercar a la pantalla del televisor el mismo imán pero dado vuelta, con el otro polo. Entonces se observa que la torsión es parecida a la de la Fig. 53. Un observador externo se horrorizaría al ver que un viajero que se traslada por una zona cercana a un agujero negro se vería de 115
  • pronto atraído y chupado por el mismo para no salir de allí jamás, sin embargo, el viajero ni se daría cuenta, el tiempo y el espacio le parecerían normales. Del mismo modo, otro viajero que se acerca a un agujero blanco se vería desviado hacia afuera sin poder advertir la presencia de ese sistema cerca suyo, ni que está en trayectoria curva, ni que por esa curvatura debe viajar más rápido. Seguiría viendo el espacio tal como lo veía lejos del sistema gravitatorio y sintiendo el tiempo al mismo ritmo. Sin embargo, un observador externo vería el cuadro de manera distinta y le costaría entender que el viajero no puede advertir la presencia del agujero blanco, porque todo es relativo; porque así funciona la relatividad. TEMA 23 EL MOVIMIENTO RELATIVO DE UN CUERPO: 116
  • Cuando un cuerpo se mueve en el espacio, lo hace con respecto a la red e-t. Todo movimiento de un cuerpo implica que ha recibido un impulso, una fuerza que causó una aceleración hacia cierta dirección. Esta fuerza estimula los campos atómicos del cuerpo, y como la materia es energía potencial, ésta comienza a desplegarse y replegarse en forma de espirales y campos centrados en cada nudo de la red e-t. Este trabajo de despliegue y repliegue de espirales ya lo hemos visto en otro capítulo. La novedad al respecto es que si la materia es energía, la masa también lo es, y la máxima velocidad de la energía es igual a la velocidad de la luz. Por lo tanto el trabajo de las espirales es lo que determina que un cuerpo no puede viajar en el espacio a mayor velocidad, no al menos en nuestro universo tridimensional. Al aumentar la velocidad aumenta el trabajo de las espirales y la actividad de los campos, con lo cual la masa aumenta a niveles insospechados. Entonces comienza a aumentar el campo de influencia del objeto produciendo una poderosa torsión en la red e-t con la consiguiente curvatura del tiempo y el espacio. Por eso el objeto se acorta en su dirección y el tiempo en él transcurre más lentamente cuanto más se acerca a la velocidad límite. Si el objeto pudiera llegar a la velocidad de la luz se formaría en él un agujero negro, una aberración completa en la que la red e-t formaría un hueco capaz de tragarse al tiempo y al espacio. Si el objeto fuese un reloj por ejemplo, sus agujas se verían detenidas y desaparecería del universo tridimensional, se iría a una dimensión aparte, a otro universo que está aquí mismo pero más allá de nuestra percepción. 117
  • Ese mismo objeto reaperecería en la otra dimensión en un agujero blanco, como apareciendo de la nada, a la misma hora exacta en que desapareció de nuestra dimensión, y llevando una determinada cantidad de materia y energía a ese otro universo. Hay que tener en cuenta que un gramo de un cuerpo que a simple vista parece materia, es en realidad un grupo de cuantums, un paquete de energía equivalente a 25.000.000.000 de wats/hora en las frecuencias energéticas conocidas. De modo que al cambiar de dimensión, al romper la barrera del tiempo, de velocidad de funcionamiento de la energía, se despliega una terrible cantidad de fuerza que perturba en modo extremo a la rede e-t. Sin embargo, la totalidad de esa energía es recuperada en la otra dimensión, porque nada se pierde, todo se transforma. Como diría un alkimista, todo se transmuta. Un observador externo observa un reloj funcionando en un planeta o en un astro que permanece quieto en el espacio, suspendido en la red e-t pero casi sin circular por ella. De ese planeta sale una nave con otro reloj a bordo que está perfectamente sincronizado con el primero. El observador externo vería que a bajas velocidades de la nave, ambos relojes continúan sincronizados. Pero si la nave empieza a aumentar su velocidad hasta llegar casi a la velocidad de la luz, entonces el observador vería como cada átomo de la nave se activa violentamente y emite y recoge espirales de energía que le permiten a los campos atómicos saltar de un nudo a otro de la red e-t. Al mismo tiempo la nave va deformando la red y se hace más corta en el sentido de su desplazamiento, le cuesta más trasladarse y gasta mucho más combustible al incrementar su velocidad. Sin embargo los tripulantes no verían ni sentirían nada extraño a bordo, sólo verían que las estrellas de adelante se tornan azules por un aumento de frecuencia y las de atrás rojas por la disminución de frecuencia. Los habitantes del planeta verían con un poderoso telescopio, que la nave que se aleja de ellos se torna roja. Ahora la nave llega a velocidad límite. El observador externo vería que el reloj de la nave se ha detenido mientras que el del planeta lleva mucho tiempo de adelanto. La nave se haría tan chata como una moneda hasta desaparecer en medio de una torsión de la red e-t, en que se forma un agujero 118
  • negro que se traga a la nave. La nave desaparece entonces en un agujero negro y reaparece en otra dimensión como agujero blanco, con gran despliegue energético. La gente del planeta vería desaparecer a la nave de pronto en una gran explosión después de muchas horas de rastrearla. En cambio los tripulantes sentirían que sólo han pasado minutos y verían delante suyo, entre las estrellas muy azules, un agujero negro, y atrás entre las estrellas muy rojas, una mancha blanca. Al cruzar la velocidad límite se sentirían tragados por el agujero negro y aparecerían de pronto en un nuevo universo, misterioso y desconocido. Y a pesar de haber roto la barrera del tiempo y el espacio, las nuevas leyes que allí rigen serían correspondientes a las de nuestro universo. 119
  • TEMA 24 LA RELATIVIDAD EN EL TIEMPO: Aquí viene la gran pregunta: es posible viajar en el tiempo? De acuerdo con la relatividad, es perfectamente posible. No un viaje como el de las películas de ciencia ficción, en que se viaja con cuerpo y todo, pero sí es posible recopilar información sobre hechos pasados y futuros. Un alkimista que ha llegado a la armonía y libertad totales, puede enfocar su mente en el pasado o en el futuro, y también en otro espacio o lugar, para ver lo que allí ocurre también en cualquiera de los tres tiempos; pasado, presente y futuro. PASIVO PASIVO Tengo pruebas de lo VIAJE ESPACIAL ACTIVO ACTIVO VIAJE TEMPORAL que digo, no olvidemos que todos los profetas bíblicos son en escencia alkimistas. Ellos han dejado escritos en antiguos pergaminos comentarios sobre cosas que pasarían muchos años mas tarde. El viaje en el tiempo y el espacio es posible; vamos a definir las cuatro posibilidades a saber: El viaje pasivo es aquél en que sólo se puede captar los acontecimientos sin poder influir sobre ellos, como si estuviéramos viendo una película. El viaje activo es aquel en que el alkimista tiene el poder de materializarse e influir sobre los acontecimientos del lugar y el tiempo en que se ha proyectado. Si un vidente tiene fuerza moderada, podrá viajar a otro espacio y otro tiempo, ver lo que allí ocurre, regresar y comentarlo de acuerdo a sus intereses. Si tiene intereses personales, jamás podrá llegar a la perfecta armonía ni podrá influir sobre ese espacio-tiempo, sólo podrá ver e informar. 120
  • Tomemos como ejemplo la profecía de José en Egipto, las 7 vacas gordas y flacas, y las 7 espigas gordas y flacas. La gordura profetizaba 7 años de abundancia en Egipto, y la flacura 7 años de escasez y hambre. Al tener esta visión, José no pudo cambiar el futuro, pero si pudo cambiar el presente para sobrellevar el futuro. Y lo hizo, aconsejándole al Faraón que acumule comida durante los primeros 7 años, lo cual le permitió a Egipto sobrevivir de sus reservas durante los otros 7 años. De modo que la videncia pasiva sirve como fuente de información para controlar el destino. En la Fig. 54 vemos un ejemplo análogo con un circuito simple. Influir sobre un circuito es como filtrarlo con una resistencia, de 50 oms por ejemplo, de modo que la corriente cambie después de la influencia. Con respecto a materializarse en otro lugar, pero en el presente, también existen numerosos casos que ya he mencionado en temas anteriores; transfiguraciones, desdoblamientos, apariciones. En casi todas las religiones existen santos que han obrado esos milagros, y en todas las culturas se habla de espíritus, almas, fantasmas etc. 121
  • La proyección en el espacio puede ser pasiva o activa. Si es pasiva, significa que la mente o el alma de quien se proyecta llega a otro lugar donde él puede percibir la realidad pero sin tocar nada, y nadie puede verlo ni sentirlo. En cambio la proyección activa, significa que el alkimista se proyecta a un lugar, y allí se materializa o al menos se dibuja, de modo que haya testigos pueden sentir su presencia, a veces verlo, y en algunos casos hasta fotografiarlo. También de este fenómeno hay muchos casos comprobados por la parapsicología científica. Finalmente nos queda la proyección activa en el tiempo. O sea ir al pasado y cambiar las cosas. Con respecto a ese tema existe una contradicción lógica. Si yo pudiera viajar al pasado y evitar que mis padres se conozcan, simplemente ahora no estaría yo aquí escribiendo esto. Por lo tanto quedan dos salidas; o decir que es imposible, o bien decir que existen ciertas leyes desconocidas. Como yo estoy conciente de que vivo suspendido entre los tres milagros, descarto de plano la palabra imposible. Si yo creyera que la vida es una serie de reglas racionales y que sólo existe lo evidente, entonces diría que no es posible influir directamente en el tiempo, pasado o futuro. Pero como creo en milagros, me dediqué a buscar una explicación y encontré con lo siguiente. 1º- hay que considerar que estamos encerrados, atrapados en esta realidad como los actores están atrapados en su película. 2º- una película se puede volver atrás, adelante, darle mayor o menor velocidad sin que los actores se enteren, a gusto del técnico que la maneja. 3º- a una película se le puede empalmar un final distinto, o cortarla, o agregarle otras escenas. 122
  • 4º- el poder de un alkimista para contemplar la realidad se compara al poder que pudiera acumular un actor para escaparse de su película y manejarla él desde afuera. Si un actor se vuelve importante, llegará el día en que sobrepase la autoridad del director de la película y la mande a modificar a su antojo. En definitiva, la posibilidad que nos queda es que si un hombre pudiera reunir el poder necesario, podría con su voluntad tomar una decisión que cambie el destino, y crear una realidad aparte, ya sea en el pasado o en el futuro. Fig. 55. Cuando uno tiene el poder de voluntad suficiente para influir sobre otro tiempo, la historia se divide en dos partes como un circuito en paralelo. Es decir, que si yo viajo al año 1492 y mato a Cristóbal Colón, nuestros libros de historia normal seguirían diciendo lo mismo de siempre, que Colón descubrió América, nada cambiaría en la vida común. Pero en ese año, 1942, habría nacido también un nuevo tiempo, una nueva historia, una realidad aparte. Habría nacido un nuevo curso histórico sin Colón y sin grandes novedades para los habitantes de la otra realidad, porque su historia les parecería tan normal como nuestra historia a nosotros. En el caso de la película sería como si el director siguiera tratando de propagar su versión y el actor principal la suya. 123
  • Por eso es tan importante comprender la ley de mentalismo, porque todo es mente, el universo es mental. Un solo hombre con el poder de su voluntad puede crear una nueva realidad, una nueva historia desde el momento y el lugar oportunos si logra aclarar su mente, borrar todas las dudas, enfocar la verdad, salirse de la película, comprender que todo es real, pero relativo, y que la duda es lo opuesto a la fe. El tiempo se dobla, no es fácil demostrarlo y las únicas pruebas que tenemos son los enigmas de los centros energéticos, los casos de aportes, distorsiones, fenómenos ovni y los ya conocidos acontecimientos de lugares como el triángulo de las Bermudas, del Japón, el valle de las Luminarias en México, y muchos otros más donde estos fenómenos parecen ocurrir con más frecuencia. 124
  • Tomemos un ejemplo típico; un avión que llega a destino 6 horas antes de lo debido, y en que todos los instrumentos de tiempo y los relojes de los pasajeros quedan atrasados el mismo tiempo, y no por el cambio de huso horario. Es como si el avión hubiese encontrado un atajo que lo hizo llegar tan temprano como si hubiese tenido viento a favor de 800 km. por hora durante 6 horas. En tal circunstancia el comandante del vuelo tiene que dar una explicación y por la cantidad de testigos es difícil ocultar la verdad. Existen cientos de fenómenos registrados, pero en todos los casos la ciencia oficial y el gobierno tienen orden de ocultar la verdad. Cuando una verdad es demasiado evidente y ya no se la puede ocultar, la estrategia de los gobiernos es crear una película de ciencia ficción ridiculizando tal verdad con romances, enanitos verdes y personajes diabólicos. La ley que quiero despejar es que todo es real, pero relativo; todo es producto de nuestra voluntad. De ningún modo los acontecimientos son ilusiones, no, son manifestaciones mentales, reales, y cada uno de nosotros tiene el poder latente de crear una, 10, 1000, millones de realidades. Cada acto de voluntad, cada momento de decisión, es un momento de poder. Si pudiéramos ver la línea de los acontecimientos, (Fig. 56) la veríamos como un árbol con infinidad de ramificaciones, pero en que todas ellas tienden a un destino final en lo alto del árbol. Una vez pasado el punto del destino todo vuelve al origen por el camino simétricamente opuesto. 125
  • 126
  • TEMA 25 SINTESIS DEL PRIMER MILAGRO: Todo el sistema universal es un elemento que se crea y se destruye a sí mismo a una altísima frecuencia. Todo sistema parte de un sistema mayor y éste de uno mayor aún hasta llegar a la estrella primaria. Esta estrella puede considerarse el origen del universo, pero cada sistema, aunque salió de ella, se mantiene a sí mismo gracias a su fuerza heredada, la voluntad creadora. La estrella primaria se expandió en cierto momento, al principio de nuestro tiempo, en el centro del espacio; pero cada sistema se mantiene a sí mismo a su propio ritmo, con su fuerza interior formando un campo y emanando su propio tiempo y espacio. Todo es relativo; existe un macrocosmos y un microcosmos. Para el observador común el macrocosmos es el universo conocido, y el microcosmos cada elemento del primero. Así todo parece haber empezado hace un tiempo determinado, tal vez hace algunos miles de millones de años, y en un espacio enorme, inconmensurable, tal vez infinito, pero determinado en sus tres dimensiones. En cambio para el alkimista todo nace aquí y ahora; no hay tiempo absoluto, sino que éste es relativo. No hay espacio absoluto, ya que éste es infinito. No hay energía de más o de menos porque todo es vacío, equilibrio, justicia. Para el alkimista el universo es aquello que alcanzamos a percibir y mucho más, y también es aquello que creamos. El universo es tal como nosotros lo percibimos y creamos con el solo acto de nuestra presencia, nuestra voluntad, nuestra fuerza interior. Como todos los sistemas del universo, nosotros tenemos un campo de fuerza que crea su propio tiempo y espacio, su propia energía, que influye y distorsiona a los campos de energía de todos los demás sistemas, dependiendo de la distancia. Cuanto más cercanos, mayor será la influencia. Lo que percibimos del universo son aquellos campos de energía externos que, por su frecuencia, entran en resonancia con nuestras propias energías, y les proporcionan cierto nivel de actividad, de 127
  • información o de influencia. Esto sucede a nivel físico, pero también podría suceder a nivel mental si el hombre lograra cultivar su conciencia, su parte espiritual. Cada sistema del universo tiene frecuencias mas elevadas cuanto más se penetra en su interior. Las altas frecuencias son la barrera del tiempo y el espacio. En el centro de cada sistema está la puerta de lo adimensional y de otras dimensiones. En las frecuencias externas hay cientos de campos que al entrar en resonancia unos con otros van produciendo todos los efectos físicos conocidos, dictaminando así todas las leyes fisicoquímicas experimentales y dando origen a todas las partículas atómicas y subatómicas conocidas o por conocerse. Los campos atómicos se unen por principio de generación para formar átomos, moléculas, cristales, rocas y compuestos químicos, astros, planetas, estrellas, galaxias y el universo. A su vez las sustancias se desarrollan para formar aminoácidos, proteínas, virus, bacterias, células, tejidos, órganos y seres inferiores, medios y superiores. A su vez cada elemento del universo emana una red que contribuye a formar la trama del tiempo y el espacio. La estrella primaria es la que emana la gran red, pero ésta se ve distorsionada por la pequeña influencia de la red de cada elemento del universo. Y es esa red la que permite decir que cada elemento, que cada sistema, tiene su propio tiempo y espacio, y que se comporta como una pequeña estrella primaria, y que percibe y crea al universo, y que tiene en su propio origen las puertas de lo adimensional por donde podría pasar a otras dimensiones; que la suma de su polaridad es igual a cero y la suma de sus vaivenes energéticos también es igual a cero. Por eso siendo vacío tiene energía, vibra, existe e influye sobre el universo, se sustenta a sí mismo porque todo lo recibe y todo lo devuelve, no se guarda nada y por ello lo tiene todo. Cumple al pie de la letra con las seis leyes, los seis principios universales, y por ello está en armonía con el infinito. 128
  • Desde la antigüedad se ha simbolizado su geometría, la geometría de la red e-t con símbolos, triángulos, cuadrados, estrellas o círculos. Uno de los símbolos mas perfectos es la rueda de la ley, el SAMSARA, que proviene de la India milenaria, porque expresa todas las leyes geométricas de crecimiento en los cristales, las plantas, los animales, y hasta tiene la misma estructura que se observa en las fotos recientes de átomos. El samsara se llama rueda de la ley, o rueda de las reencarnaciones, o rueda de la creación, o rueda de la vida y la muerte. Según el samsara la existencia proviene de la no-existencia. 129
  • En el disco, la superficie total representa la existencia, y el punto central la no existencia. Este punto central es el origen de la creación, tanto de la existencia como de la no existencia. Ver TAO.DOC. TEMA 26 LOS SEIS DIAS DE LA CREACION: Según la Biblia, Dios creó al universo en seis días y seis noches, y al séptimo día descansó. Ver ..RVABIB98BIB98ES.EXE Supongamos que la estrella primaria se expande a gran velocidad al principio y a poca velocidad al final de su proceso creador, cuando está por empezar su contracción. Pues bien, entonces, y según la teoría de la relatividad, el primer día sería de cierto tiempo para el Creador o el observador interno, pero no para el observador externo. Para este último el tiempo sería largo, larguísimo, miles de millones de años. El observador interno sería Dios; para él el tiempo no existe, todo es absoluto. Para nosotros, simples mortales con una conciencia mediocre, todo es relativo, y lo más que podemos hacer es aferrarnos a nuestra ciencia y a nuestros instrumentos. Con ese criterio, interpretamos la creación como una evolución de unos 15.000.000.000 de años. Si tuviéramos la conciencia perfectamente desarrollada, podríamos contemplar la creación como observadores internos, ya que realmente somos parte de la misma. Pero como nuestro estado de conciencia es tan pero tan pobre, que ni siquiera podemos 130
  • entender bien la relatividad, caemos en una percepción parcial de la creación, como y fuéramos observadores externos. Ese gran período está dividido en seis partes, seis días. Para el creador esos seis días serían también iguales, sin tiempo, pero para el observador externo serían seis larguísimos períodos en que los primeros serían los más largos y los últimos los más cortos. Es como la conocida historia de ciencia ficción en que un astronauta se aleja de la tierra en su nave a enorme velocidad. Después de unos días vuelve a la tierra, para descubrir que todos sus conocidos habían muerto de vejez. Interpretando las cosas de ese modo los seis días de la creación coinciden con los períodos arqueológicos, sin necesidad de forzar o acomodar ni los datos bíblicos ni los científicos. En cuanto al concepto quot;seis días y seis nochesquot; se verifica que el Creador no crea una sola cosa por vez, sino dos sistemas polares; positivo y negativo, día y noche. De la nada saca la luz y las tinieblas, o el cielo y la tierra, o lo alto y lo bajo. En ninguno de los seis casos crea un sistema simple. También se verifica que en cada día habla de esta polaridad; por ejemplo dice: y fue la tarde y la mañana, 1er día. La tarde y la mañana representa lo yin y lo yang respectivamente, lo negativo y lo positivo. Contemplado desde el punto de vista humano (se supone que Moisés escribió esta parte de la Biblia) los seis días coinciden sin forzarlos con los datos arqueológicos modernos, pero siempre en forma polar, como si el Creador no pudiera o no quisiera crear un sistema sino 2 sistemas opuestos por vez; uno positivo y otro negativo. Visto desde la óptica del hombre, el primer día Dios separó la luz de la oscuridad. Arqueológicamente se formaron las primeras estrellas y galaxias como parte positiva, la luz. Y el universo oscuro e infinito como parte negativa, las tinieblas. Fig. 58. 131
  • El segundo día se separaron los cielos de la tierra, todo de acuerdo con las leyes naturales, no por un quot;nuevo y específico mandato de Diosquot; sino porque las leyes que El mismo ejecutó, desembocan en esa segunda actividad y en las subsiguientes. Arqueológicamente el segundo día es un período menor que el primero, y en ese segundo período debieron formarse los planetas alrededor del sol. 132
  • El tercer día se separan la tierra seca y los mares, y surgen los primeros seres vivos, hongos, algas, microorganismos y animales tal vez desconocidos para la arqueología. Por su puesto, para que surja todo esto tiene que estar presente el sol, dando calor a la tierra. También es posible que surgieran seres vivos con la ayuda del calor volcánico, pero en ese caso sería imposible la existencia de plantas verdes. Sin embargo, según la Biblia, el cuarto día aparece el sol, la luna y las estrellas. Así se comprueba que este relato bíblico está escrito desde el punto de vista del hombre, ya que todos esos astros existían previamente. Pero como la tierra estaba cubierta por un densa e impenetrable capa de nubes como la que rodea a Venus actualmente, era imposible ver mas allá de esa capa; seguramente se vería el piso y el cielo nublado, la luz diurna y la oscuridad nocturna, pero no los astros como discos o puntos de luz. Esto es comprobable y es la base del experimento de Miller, quien demuestra que en una atmósfera cargada de humedad, gases volcánicos, tormentas eléctricas y componentes típicos de la tierra, pudieron generarse aminoácidos fundamentales como base del origen de la vida. Debió ser imponente el momento en que la tierra, cubierta de nubes, despejó al fin parte de su cielo y se vieron por primera vez el sol, la luna y las estrellas. Este dato es importante para la arqueología y la geología espacial, ya que confirma que la luna se formó antes de que la tierra despeje su capa de gases, o sea antes de las últimas actividades volcánicas. No se puede decir que sea antes de que existan las plantas verdes, porque probablemente la luz solar se filtraba como pasa ahora en los días nublados. El quinto día crea a las aves como positivo, en la figura aparece geométricamente opuesta al cielo, y a los peces como negativo, opuestos verticalmente al mar en el tercer día. 133
  • El sexto día y cumpliendo con la evolución natural surgen las bestias y animales como negativo y el hombre como positivo. El sexto día aún no terminó; el hombre aún no ha terminado de crearse, no hasta que tengamos plena conciencia e integridad. El séptimo día es el descanso, el centro, el destino que nos espera a todos, el retorno al creador; y no tiene polaridad, es unidad. 134
  • TEMA 27 LAS GALAXIAS: Todos hemos visto alguna vez la foto o el dibujo de alguna galaxia, y tal vez una galaxia en espiral. Existen galaxias con forma de espiral doble, otras con forma elíptica y otras deformes. Se supone que la forma espiral es causada por un cuerpo que ha pasado cerca de la galaxia atrayendo hacia sí un brazo espiral, y dándole un giro lento pero constante que termina formando el espiral doble. En mi opinión no es así, el efecto espiral de debe a que en el centro de cada galaxia se forma un agujero negro o un agujero blanco, según la etapa de formación de la misma. Las galaxias según mi concepto son cúmulos de estrellas en cuyo centro vibran a una frecuencia tan alta que cuando llegan a un punto crítico desaparecen de su propia dimensión en un agujero negro y reaparecen en nuestra dimensión en un agujero blanco haciéndose visibles a nuestros sentidos e instrumentos. Tanto al desaparecer de una dimensión inferior como al reaparecer en la nuestra, lo hacen girando, adoptando la forma espiral, tal como se va el agua de una pileta al sacar el tapón. Al aparecer la galaxia en nuestra dimensión, en nuestro universo, se ven estrellas jóvenes de color azul en el centro como las Pléyades y estrellas más viejas en los bordes, de color amarillo, tal como la M 104. Al llegar a un máximo la galaxia toma forma elíptica y puede deformarse si un gran cuerpo celeste pasa cerca. Pasado un largo tiempo esa galaxia se hará vieja y quedarán las estrellas más jóvenes afuera y las más viejas en el centro, enroscándose en sentido inverso al original. Entonces se formará en su centro un agujero negro y la galaxia se escurrirá por él a una dimensión superior a la nuestra, de modo que ese agujero negro de nuestro universo desembocará en un agujero blanco en el próximo universo dimensional. 135
  • Al nacer una galaxia en nuestro universo está repleta de elementos livianos como el hidrógeno y el helio. Las galaxias viejas, o al menos la parte vieja de ellas, están llenas de elementos pesados, y en los bordes del agujero dimensional deben formarse los elementos Nº 119 y 120. En estas seis figuras vemos todas las posibilidades, desde la aparición de una galaxia joven proveniente de una dimensión inferior, hasta la desaparición de una galaxia vieja hacia la dimensión superior. (Figuras 59 a 64). 136
  • 137
  • TEMA 28 FORMACION DE ASTROS: En primer lugar, conviene aclarar que más del 90 por ciento de la materia universal nos resulta invisible. Nosotros elevamos la vista al cielo, y sólo vemos lo que brilla, las estrellas y galaxias, y la luz que se refleja en los planetas. Pero el cielo está repleto de cuerpos y polvo opaco que no podemos percibir, salvo cuando se interpone a una galaxia o a algún cúmulo estelar tapándolo parcialmente. Lo que se ha podido estudiar convenientemente son las galaxias. Cuando nace una galaxia en nuestro universo, ésta se desenrosca de su agujero blanco para producir nebulosas, estrellas, planetas, polvo, y todo tipo de astros. Por el principio de correspondencia, cada sistema estelar, se forma de manera similar pero en tamaño pequeño con respecto a la galaxia. Nuestro sistema solar, por ejemplo, fue hace algún tiempo una nube de gas y polvo cósmico que se fue desenroscando y formando cúmulos de materia que terminaron por convertirse en el sol, los planetas y los astros menores. Dentro del campo gravitatorio del sistema solar, y a una densidad de 5 kg. por decímetro cúbico, todos los astros mayores de 1000 km. de diámetro tienden ya a adoptar la forma esférica. Por ejemplo las lunas de marte, la mayoría de los asteroides, y en general todos los astros menores de 1000 km. tienen formas irregulares porque no alcanza su masa en relación con su dureza para autocomprimirse. Eso sólo podría pasar en un lugar alejado del campo gravitatorio de nuestro sistema solar o de cualquier otra influencia externa. De todos modos, en el centro de cualquier astro esférico, llega a formarse un exceso de materia y energía, es decir, un agujero dimensional. Por supuesto, tanto el sol como la tierra tienen en su centro un agujero dimensional, tanto más poderoso cuanto mayor sea el astro. 138
  • Si el astro esférico está en etapa de creación, el centro será un agujero blanco. Si está en etapa de destrucción, en que se enrosca a sí mismo en su viaje a una dimensión superior, absorberá energía formando un agujero negro. Un agujero dimensional, tanto negro como blanco, se comporta en cierta medida como la estrella primaria, es decir que tiene distintas frecuencias, distintas capas y distintos campos de actividad. Una estrella puede despedir mucha luz y sin embargo tener poca atracción magnética; o puede tener baja densidad y aún así emitir un gran campo radioeléctrico. En suma, un astro es un sistema con un punto central adimensional, más allá del tiempo y el espacio de nuestro universo, una puerta que puede llevarnos a otras dimensiones, a otros universos. El punto adimensional es el “rector” del astro, ya que rige y transmuta todas las energías del mismo. Ahora bien, si un astro esférico pudiera mantener su punto adimensional, su rector, exactamente en el centro de la esfera, tomaría un gigantesco poder. Un astro está formado por materia y energía. Ese astro en nuestro sistema solar, si fuera blando, de densidad superior a 5 kg. por decímetro cúbico y diámetro superior a 1000 km. resultará más o menos esférico. Ese astro perturbaría a la red e-t que se encontrara a su alrededor, y también perturbaría a otros astros cercanos, con lo cual la deformación por influencia gravitatoria sería recíproca. Cuanto más lejos esté de otros sistemas, más posibilidades tendrá ese astro de llegar a la perfección esférica, y hacer coincidir su centro geométrico con su rector adimensional. Si el astro estuviera absolutamente solo y flotando en el espacio, se atraería a sí mismo produciendo altísimas frecuencias y comenzaría un ciclo de creación-destrucción alrededor de un agujero que también cambiaría alternativamente de blanco a negro. Pero el hecho de que un astro esté rodeado por otros sistemas, impide que se formen nuevas estrellas primarias, y a la vez permite que muchos astros lleguen a adoptar formas casi esféricas o 139
  • esferas achatadas, elipsoides o elipses circulares que permiten que en el centro de cada astro se formen energías de altísimas frecuencias que van a dar origen al segundo milagro, el milagro de la vida. (Fig. 65) Por ejemplo, cuando la tierra está en equilibrio entre el sol y la luna, las energías centrales adoptan la forma de un disco y comienzan a irradiar frecuencias muy superiores a la normal. Los antiguos alkimistas percibieron este fenómeno y comprobaron que éste fenómeno se acentuaba en los días de luna llena. También comprobaron que durante esos días todos los seres mostraban un comportamiento rítmico distinto, incluso coincidía con los períodos de ovulación en las mujeres, tanto más cuanto más en armonía con la naturaleza vivieran. Luego advirtieron que cada planeta influía levemente sobre la energía terrestre y sobre los campos energéticos internos. Así nació la astrología que resulta hoy tan conocida y discutida. De esto se deriva 140
  • una clave. Por ejemplo, si un individuo nace cuando Marte está en Capricornio, la influencia gravitatoria de Marte es despreciable con respecto al cuerpo del recién nacido. Una manzana que estuviera a 100 metros podría influir sobre él mucho más que el planeta Marte. La verdadera influencia de ese planeta, no se ejerce sobre el recién nacido directamente, sino sobre la tierra. El recién nacido capta la energía de la tierra con las leves alteraciones que le produce Marte y los demás astros. En mi opinión ésa es la verdadera astrología. Tal como lo explica el Prof. José T. Zeberio en su obra “Las Leyes de la Evolución Creadora”, cada astro emite sus frecuencias características en cada momento de un ritmo creado por otros astros cercanos que influyen sobre su parte física y energética. TEMA 29 LEYES ENERGETICAS FUNDAMENTALES: 141
  • * El centro de un sistema energético es un nudo del la red espaciotemporal. * De ese nudo de la red e-t surgen tensores en forma radial, en forma cuadrática, romboidal o hexagonal, todas centradas en dicho nudo. * Alrededor del nudo se forman esferas concéntricas que giran en las tres direcciones correspondientes a los ejes de las tres dimensiones físicas. Estas esferas crecen hasta el infinito y son más débiles y de menor frecuencia cuanto más se alejan del centro. * Del centro o núcleo surgen energías en forma de espiral logarítmica que interconectan las esferas entre sí. * Estas espirales son tensores de la red e-t en plena vibración. * Estas espirales logarítmicas están formadas en tramos que corresponden a la longitud de los tensores y a sus armónicos. Observando desde el centro hacia afuera cada tramo puede ser mayor al alejarse del núcleo, pero, dependiendo de las condiciones, puede bifurcarse y emitir armónicos menores, siempre conservando la escala logarítmica y la geometría cuadrática, romboidal o hexagonal. * Las espirales unen los campos esféricos entre sí y sirven para transmitir los distintos niveles de energía que haya ganado o perdido el sistema. * La energía se almacena girando en forma potencial en los campos esféricos girando en forma combinada y produciendo así múltiples efectos. * Cada esfera puede crecer o decrecer hasta cierto límite según la cantidad y la frecuencia de la energía que esté procesando. Nunca crece más que su superior ni se achica más que su inferior. 142
  • * Cuando las esferas de dos sistemas se interceptan, se forman todo tipo de poliedros como en un manojo de espuma en la que múltiples burbujas adoptan formas geométricas de caras curvas. * Cuando las espirales de dos sistemas se interceptan, se comunican armoniosamente entre sí en un nudo de la red y al borde de dos esferas. * Cuando dos sistemas de tensores pertenecientes a dos nudos distintos se interceptan, reducen y tuercen el tejido hasta que ambas redes coincidan, pero los tensores siempre son rectos. Para torcer la red, algunos tensores se acortan mientras otros se alargan. * Las espirales básicamente son planas, sobre todo en los sistemas simples. * Sin embargo, si una fuerza estira una espiral plana hacia arriba o hacia abajo, ésta se vuelve cónica, como la caparazón de un caracol. * Desde el centro de cada octaedro surgen tres cuadrados y cuatro hexágonos, con lo cual resultan 12 espirales cuadráticas (3x4) y 24 espirales hexagonales (4x6). * Cuando un campo de energía se sobrecarga, inmediatamente emite el sobrante a un campo externo disminuyendo su frecuencia al pasar vibrando por los tensores que dan vida a las espirales. * Toda la energía del sistema es mitad positiva y mitad negativa, de modo que la suma de las partes es igual a cero. Por lo tanto es un sistema armónico a la creación completa, cuya energía total es cero. * Si se pudiera mantener mucha energía en los campos internos sin que pudiera salir, se sobrecargaría y se formaría una estrella negra en esta dimensión, mientras que en la dimensión superior se formaría una estrella blanca de donde parecería surgir de la nada un nuevo sistema. 143
  • * Este concepto es igual para las dimensiones inferiores, las leyes son análogas. No debemos confundir la palabra dimensión cuando se refiere a este universo, u otra dimensión cuando se refiere a otro universo superior o inferior, con las tres dimensiones físicas, que son ancho, altura y profundidad. * Todo sistema es un campo de poder que influye en alguna medida a todo el espacio y tiempo que lo rodea hasta el infinito. * Si en cierto lugar del no-espacio se pudiera crear un vacío absoluto, de allí surgiría espontáneamente un nuevo tiempo, un nuevo espacio, un nuevo universo. TEMA 30 MENTE Y ESPIRITU: Ya dijimos que la red espacial tiene un punto de origen, un foco creador. Como el origen es creador, lo podemos considerar la fuente de todo lo creado, es decir, lo llamamos Dios. 144
  • El resto de la red es la extensión del creador, y a esa extensión que es la red espacial en sí, la llamamos Espíritu. De modo que el espíritu es algo así como la extensión, la presencia del creador en cada punto del universo. Ese espíritu transporta conciencia. La conciencia es mucho más que una energía o una sensación de existir. La conciencia es el poder de existir. De modo que por la red e-t circula la conciencia, la cual se expande en cada nudo de la red. Al expandirse crea diversos campos esféricos, algunos de los cuales podemos captar con nuestros sentidos o instrumentos, y los llamamos materia y energía. Imaginemos un punto central que representa al espíritu o conciencia. A su alrededor se formará un círculo que corresponde a una manifestación relativa, llamada materia. Toda la zona existente entre la conciencia y la materia se puede considerar como zona de frecuencias intermedias. Es como un disco cuyo agujero central representa a la conciencia, el espíritu, lo adimensional, lo intangible. El borde del disco sería la materia, la expresión física, la parte que se puede captar (Fig. 66) con los sentidos o con instrumentos. 145
  • En el caso de un ser humano, el borde el disco representaría el cuerpo. De modo que el punto central en cualquier sistema, representa el aspecto creador. Y el borde representa la creación, la manifestación relativa que cualquier observador puede percibir. Toda la zona existente entre el centro y el borde del disco, en donde estaría grabada la música, es una mezcla de creador y creación; es la totalidad del ser o el sistema en estudio. Esa zona de transición es casi el 100% del disco, y recibe el nombre de Mente. De modo que como dice Hermes Trismegistos, todo es mente, el universo es mental, que proviene de la conciencia. Por su puesto, que debido a que existen diversos focos de cultura, estamos acostumbrados a confundir qué es mente, qué es el alma, ánimo, aura, hálito, astral, pensamiento, espíritu, fantasma, etc. 146
  • Todos los seres tienen cuerpo, mente y espíritu, pero en el sentido estricto conviene aclarar que la mente corresponde tanto al cuerpo como al espíritu. No es sólo un puente que une cuerpo y espíritu, sino que es más bien una zona de procesamiento y transmutación que abarca todas las frecuencias, desde la más espiritual en el centro hasta la más material en el borde. Si la conciencia lo impregna todo, y la mente también lo impregna todo; entonces ¿cuál es la diferencia entre mente y conciencia? La conciencia es como un nudo que se halla firme, quieto, inmóvil en el centro de un sistema. Sólo puede moverse por el eje de conciencia, que estudiaremos más adelante. La mente en cambio, es maleable, movediza, inquieta, como una nebulosa que vibra, chispea y se arremolina, y comunica al cuerpo con la conciencia. Supongamos que tenemos un sistema llamado piedra. La conciencia es un punto rector, ubicado seguramente en su centro geométrico o centro de gravedad. Sí, la piedra tiene conciencia, y aún más tiene mente en el sentido alkímico de la palabra. (Fig. 67). Por su puesto que la mente de una piedra es absolutamente distinta a lo que nosotros interpretamos por quot;mente comúnquot;, ya que no tiene nada que ver con una personalidad, o principio de acción y reacción. La mente de una piedra es una nebulosa de energía a la que la filosofía clásica denomina “ser inanimado”. 147
  • Supongamos que la piedra que he tomado como ejemplo e un grano de sal. Cualquiera diría que no tiene vida ni mente, es lógico. Sin embargo, a la hora de comer agregamos ese grano de sal junto con otros cientos a nuestra comida y lo ingerimos. Pues bien, antes de entrar al cuerpo decíamos que el grano de sal no tenía vida ni conciencia. Pero ahora decimos que forma parte el organismo, con lo cual es seguro que forma parte de un sistema con mente, vida y conciencia. Es por eso que en alkimia se dice que hasta las piedras tienen vida, porque la única diferencia entre los componentes de un objeto y un ser, es la organización. Todo tiene mente y vida latente. Y la organización de un objeto puede cambiar con relativa facilidad. Mente es un cúmulo de energías que rodea a la conciencia y permite que ésta contacte con la materia. De modo que así la piedra tiene el poder de existir y saber, sin pensar, que existe en sí. Esto es 148
  • difícil de entender para nosotros, ya que tenemos pensamiento reflectivo, como si nos viéramos en un espejo y entonces dijéramos quot;me veo, luego existoquot;. Del mismo modo, cuando no tenemos espejo decimos: quot;pienso, luego existoquot;. Pues bien, la piedra tiene la percepción de que existe sin pensar que existe. Otro ejemplo que puede aclarar aún más este proceso es de la autocompasión. Si a una persona le dan un golpe, primero siente el dolor, y después sufre mentalmente al imaginarse a sí misma como reflejada en un espejo para decir: quot;pobre de mí, cómo sufroquot;. Si el mismo golpe lo recibe una vaca, primero sufre, y ahí nomás termina el proceso. No se autocompadece, simplemente siente el dolor y crea un reflejo condicionado contra el sistema que provocó el malestar. Del mismo modo la piedra siente su existencia sin reflejar ni imaginar nada, sólo percibiendo que existe. Todo sistema tiene mente y conciencia, sólo que no estamos preparados para comprender la diversidad de mentes que puedan existir en todos los sistemas universales. Aquí conviene repetir las palabras del famoso físico y químico Max Planck quot;hasta los átomos tienen almaquot;. 149
  • TEMA 31 EL ORIGEN DE LA VIDA: El segundo misterio es el origen de la vida, y su contraparte, la muerte. Existe un orden evolutivo que nos lleva desde el reino mineral hasta el reino biológico en un orden progresivo muy bien conocido por la ciencia moderna. Filosóficamente hablando, cualquier cosa es un ser; una piedra, una mesa, un tornillo, están catalogados como seres inanimados. En cambio los seres vivos reciben el nombre de quot;ser animadoquot;. Todos sabemos que un tortuga, por ejemplo, tiene vida, y que en cambio un cristal de sal es un simple objeto. Pero para la alkimia, la sal es un ser con otro tipo de vida muy distinto al de la tortuga, pero vida al fin, con conciencia de existir. La clave de la vida está en la conciencia; todo tiene conciencia, todas las cosas son partes, o elementos, o subsistemas del gran sistema, la conciencia universal. Esto es importante, yo estoy insistiendo en que hasta el más humilde granito de arena es importante, tiene conciencia, tiene geometría sagrada, influye sobre el tiempo y el espacio y es parte de la conciencia universal. Muchas tribus ancestrales consideran que todo es sagrado, piedras, plantas, animales y fuerzas naturales. Pero vayamos por partes; todos sabemos que la sal pertenece al reino mineral y la tortuga al biológico, pero ¿cuál es el eslabón que existe entre uno y otro reino al menos en la línea evolutiva terrestre? Los virus y algunas bacterias están definidos como quot;seres inertesquot;, no es posible clasificarlos ni en el reino mineral ni en el biológico, están en el medio. 150
  • Tomemos como primer ejemplo una solución salina; todos sabemos que la sal no nace, ni come, ni se reproduce sexualmente, ni muere. Sin embargo bajo ciertas condiciones de humedad, presión y temperatura, y visto al microscopio, vemos cómo se forma un primer cristal, y éste marca las líneas de crecimiento de otro, y éste de otro, y así indefinidamente hasta que tal vez millones de cristales quedan formados siguiendo las líneas de la red espacial, y siempre a partir del primer cristal, como si éste fuera el rector del sistema. Visto al microscopio da la sensación de que el cristal se reprodujera a tal punto que si estudiáramos una piedra de sal bajo luz polarizada, podríamos determinar cuál es el primer cristal. Exactamente las mismas impresiones se verifican cuando observamos la reproducción de las bacterias en un caldo de cultivo adecuado tal como agar o gelatina, bajo el microscopio, Las leyes de formación, multiplicación, repiques y deformación son correspondientes, es decir, prácticamente iguales. Así como de un cristalito salen muchos más, de una bacteria salen muchas más, y de cualquier pareja de animales sexuados salen muchos más. Sin embargo lo que interesa al alkimista no es definir si la sal tiene vida o no, sino dejar demostrado que la sal tiene conciencia, y que por el hecho de ser un cuerpo con conciencia, tiene energías que pueden ser percibidas por la mente de un alkimista. Es más, si nos rebajamos a la teoría del materialismo, sólo somos un conjunto de elementos químicos ordenados de una manera especial, pero según los materialistas sólo somos carbono, nitrógeno, oxígeno, hidrogeno, sales, etc. 151
  • Por su puesto la alkimia está en contra del materialismo, pero no deja de ser interesante que con esa primitiva teoría ya queda demostrado que un ser conciente está formado, a primera vista, por sustancias químicas ordenadas. Fig. 68. Por la red e-t circula la conciencia, la energía creadora del primer milagro. En realidad no se la puede clasificar como energía ya que está fuera del tiempo y del espacio. Sin embargo llega y nutre al sistema espacio tiempo dando conciencia a todas las cosas. Fig. 69. 152
  • La conciencia entonces circula por adentro de los tensores de la red e-t y es permanente, indestructible e inquebrantable. Si nos propusiéramos esquematizar a un quot;serquot;, tendríamos que estudiar los siguientes campos: *Campo físico: donde hay materia, energía, tiempo y espacio. Es todo aquello que se puede ver, medir, pesar o fotografiar y tiene una, dos o tres dimensiones. *Campo espiritual: está más allá del tiempo y el espacio, sin forma ni manifestación alguna. Es la escencia de la red e-t, no cambia y es eterno. Cuando ambos sistemas están separados, no hay vida; pero cuando se juntan, se forma en la zona de conjunción un tercer sistema, la Mente. (Fig. 70). 153
  • La mente es un sector que se forma ante la conjunción de cuerpo y conciencia, por lo tanto todos los seres tienen mente, muy distinta a la nuestra a veces, pero mente al fin. La intervención de la conciencia en un cuerpo da lugar a la existencia de la mente, y los seres inanimados no están excentos de ella. Hasta los cadáveres y los esqueletos tienen algo de mente y conciencia. Cualquiera de los dos dibujos de la figura 70 puede representar a un ser completo. En el de la izquierda nos damos cuenta de que la conciencia va desde lo más físico hasta lo más espiritual. Espíritu 154
  • y conciencia es lo mismo. Y en el de la derecha vemos que prácticamente todo el ser es mente, conjunción de cuerpo y conciencia. 155
  • TEMA 32 LAS PRIMERAS FORMAS DE VIDA: Los seres inertes, como los virus, son el eslabón entre el reino mineral y el biológico. Ese eslabón se encontró gracias a la ayuda del microscopio, sobre todo del electrónico, sin cuya invención aún habría muchos virus desconocidos. Los virus y las primeras bacterias tienden a seguir a nivel físico las líneas de la red e-t, a tal punto que a veces resulta difícil distinguir con el microscopio a un cristal de un microorganismo. (Fig.71) 156
  • Hace millones de años en la tierra, la vida comenzó a desarrollarse en presencia del agua, a partir de aminoácidos y proteínas y con ayuda de gases volcánicos y tormentas eléctricas que ayudaron a pasar de uno a otro reino a estos seres. Existe una teoría que sostiene que el origen de la vida es extraterrestre. Esta teoría se ve sustentada por el hallazgo en varios meteoritos de estructuras de aspecto orgánico. Sin embargo, alkímicamente no es necesario importar desde el espacio a un ser vivo para poder desarrollar a otros. En nuestro planeta existen absolutamente todas las condiciones necesarias para la formación espontánea de vida a partir de un proceso evolutivo natural. Lo interesante es que así como los cristales minerales siguen la estructura de la red e-t, otros sistemas superiores también la siguen. Esta tendencia se conserva no sólo en los compuestos orgánicos, hidrocarburos, aminoácidos, sino también en algunos seres primitivos, en virus, bacterias, células y hasta en animales y plantas de gran tamaño como veremos más adelante. Para el origen de la vida y su mantenimiento se requiere de cuatro tipos de energía básicos, que son los cuatro elementos filosóficos: tierra, agua. aire y fuego. En efecto, si observamos una plantita, nos daremos cuenta de que si le falta uno de esos cuatro factores no puede sobrevivir. Del suelo provienen dos energías; tierra y agua. Es cierto que el agua cae en forma de lluvia, pero el organismo vegetal encargado de aprovecharla es la raíz, y busca el suelo. Y del cielo vienen las otras dos energías, el sol y el aire. También el aire proviene en cierta medida de los gases desprendidos de la tierra o de otros seres terrestres o acuáticos, pero el organismo encargado de procesar el aire son las hojas verdes, que absorben anhídrido carbónico y eliminan oxígeno mientras reciben luz y calor solar. 157
  • Estas cuatro energías derivan entonces de dos principalísimas que son el cielo y la tierra, tierra como planeta en donde se forman el aire y el agua. El cielo y la tierra son los dos grandes polos de la vida, y se los compara filosóficamente con espíritu y cuerpo, varón y mujer, yang y yin. La energía cielo corresponde a la influencia del sol, la luna y las estrellas. Este es el principio de la astrología. La energía de todos los astros llega hasta la tierra, la penetra hasta su núcleo donde se transmuta y sale nuevamente creando distintas capas energéticas, distintas atmósferas con distintas virtudes. Existe un tipo de energía que es absorbido por la tierra en sí, la tierra firme y los minerales exclusivos de cada zona. Esa energía cambia según la latitud y la composición geológica. (Fig. 72) El agua absorbe otro tipo de energía que es distinto según se trate de mar, río o lago y según su profundidad. El aire absorbe otro tipo de energía irradiado también por la tierra y depende si es desierto, montaña, bosque, volcán, etc. Y la energía solar depende fundamentalmente de la latitud. 158
  • Estas cuatro energías en condiciones apropiadas pueden crear y mantener vida a partir de sustancias inorgánicas. 159
  • TEMA 33 ENERGIAS NATURALES, PROCESO DE FORMACION: La influencia astrológica es conocida desde tiempos ancestrales por la raza humana. La ciencia actual cuestiona gravemente a la astrología porque sostiene que un planeta no puede ejercer una influencia considerable sobre un ser habitado en la tierra. Es decir, una manzana que esté a 100 metros de distancia, tiene más influencia gravitatoria que el planeta marte o venus, por lo tanto la astrología se basaría en fundamentos ridículos. Físicamente existen 4 energías que nos pueden influir: la electromagnética, la gravitacional, la interacción atómica fuerte y la interacción atómica débil. Ninguna de estas cuatro fuerzas puede ser más poderosa como influencia planetaria que cualquier objeto pequeño que esté ceca de uno. Sin embargo, la astrología no funciona así. Por ejemplo, marte no influye directamente sobre mí, sino sobre el sol, y este sobre la tierra. Y la tierra sobre mí. En efecto, la posición de todas las estrellas de la galaxia determina la posición e influencia del sol sobre los planetas que lo rodean, pero a su vez, éstos determinan con su gravedad parte de las propiedades solares. Por ejemplo, si todos los planetas estuvieran repartidos alrededor del Sol en forma pareja, éste sería más esférico con su clásico achatamiento polar. Pero si los planetas estuvieran alineados de un solo lado del Sol, éste adoptaría una pequeña deformación oval, desplazando ligeramente su centro de gravedad con respecto a su centro geométrico y provocando un cambio considerable en el tipo de energías que irradia. Este cambio energético influiría sobre los mismos planetas que fueron en parte causa del fenómeno. Del mismo modo, cuando el sol y la luna están a 90º con respecto a la tierra, ésta presenta 160
  • una forma menos regular que cuando estos astros están en formación, es decir, cuando hay luna nueva o llena. La mejor prueba de esto son las mareas, que en algunas costas tienen altibajos de hasta 12 metros del nivel del agua. La interacción de cada planeta ejerce un cambio geométrico pequeño pero importante en los restantes planetas, ya sea directa o indirectamente. Así, la energía de todos los planetas y las estrellas llega y penetra en la tierra hasta su núcleo. Allí se transmuta y vuelve a salir formando una atmósfera formada por cientos de capas con distintas particularidades y que llega a miles de kilómetros de altura. La magnetósfera sola ya llega a 65.000 km, y es una de las capas más densas y fáciles de captar electrónicamente. Así se forma la energía tierra que se comparte luego con el agua y el aire. El aire recibe energía también directamente de los astros. Cuando el sol y la luna están en oposición, la tierra adopta una forma más circular en la zona ecuatorial, formando una esfera achatada en los polos.(Recordar Fig. 65). Entonces, una vez cada 28 días las transmutaciones de energía que existen en el núcleo terrestre son de óptima calidad. Así llegan a formarse paquetes o cuantums de una nueva energía, mas allá de las cuatro fuerzas conocidas, que en parapsicología se llama fuerza psi. Esta energía es desconocida por la ciencia clásica y se encuentra fuera de clasificación, es decir que no tiene absolutamente nada que ver con la luz, el calor, la electricidad, o cualquiera de las otras fuerzas. La energía transmutada del centro de la tierra no es exclusiva, sino que se forma también en la luna, los planetas y estrellas, y en cualquier astro que tenga un mínimo de materia o energía crítica como para poder procesar una transmutación de energía en su núcleo. Con exactitud, ésta energía se irradia formando ondas entre los planetas y las estrellas, formando una especie de telaraña espacial. Lo principal de esta energía sin nombre es que funciona como una 161
  • armónica superior a las cuatro fuerzas naturales, y que entra en resonancia con la mente de todos los seres. Es en realidad la energía que motiva y estimula el trabajo mental de todos los seres, la fuerza que nos permite tener atención y voluntad para percibir e influir en el mundo que nos rodea. Voluntad mas atención se puede resumir como intención. Por lo tanto, esta energía que sale en paquetes del centro de la tierra se llama fuerza, poder, intento, espíritu, prana, ki, chi, éter, ka, kim, od, pneuma, y muchos nombres más según la región del planeta en que se hable de ella. El poder es quot;mentequot;, y mente es quot;fuerzaquot;. Todo lo que importa de un individuo es su intención, lo que él está tratando continuamente de ser y lograr, esfuerzo, poder. El quot;poderquot;, desde principios del tiempo, se ha venido impregnando en la tierra, el agua, el aire, dando lugar a distintas formas de vida. Decir poder, es decir alma o mente. Cuerpo y alma forman al ser, cuerpo y mente forman al ser, siempre con su chispa de conciencia como rector. El secreto del origen de la vida está en la energía llamada poder, voluntad, intento, o como se quiera llamarla. A mí, particularmente, me gusta llamarla mente, o energía mental. En un principio, las sustancias orgánicas empezaron a combinarse de diversas maneras. LLegó el día en que un grupo de sustancias formó una combinación tan refinada que fue capaz de atraer a algún paquete de energía mental de baja frecuencia. O sea que lo mejor de la materia entró en resonancia con lo más primitivo del espíritu. Cuerpo y mente se juntaron para crear el primer ser, siempre con la conciencia como su centro rector. En condiciones ideales, las más altas frecuencias materiales, al juntarse con las más bajas frecuencias mentales, pudieron, en un momento de óptimas condiciones, comunicarse. Y ese día apareció el primer ser, tal vez un musgo, o una bacteria, o un hongo, seguramente el más humilde de los 162
  • seres, pero ya tenía cuerpo, mente y espíritu o conciencia. Y no es para menos, el resto es pura evolución, y el resultado es que aquí estamos. ATENCION + VOLUNTAD = INTENCION TEMA 34 TIPOS DE SERES: Existen en mi opinión tres tipos de seres según sus características: 163
  • SERES INANIMADOS: tienen cuerpo y conciencia, y su mente se ve reducida a un mínimo de energía que intenta cambios muy leves en relación con nuestra mente. SERES BIOLOGICOS: tienen cuerpo, mente y conciencia; son los animales y plantas que conocemos. Desde la más humilde plantita hasta el hombre mas importante del mundo pertenecen a esa categoría. No olvidemos que parte de la mente humana es similar a la de las plantas, a tal punto que a cierta parte del sistema nervioso la llamamos quot;sistema vegetativoquot;. SERES INORGANICOS: son los famosos espíritus de la naturaleza, almas, fantasmas, y no tienen cuerpo. Están formados por mente y conciencia y tienen voluntad propia. Su intento se desarrolla en otra dimensión que escapa a nuestros sentidos, y sólo pueden ser percibidos por videntes y por algunos animales (felinos, búhos, cuervos y reptiles). Desde ya todos los seres tienen conciencia. La conciencia es omnipresente, indestructible, eterna. La mente, en cambio, tiene una determinada gama de frecuencias que va desde la más baja o material, hasta la más alta o espiritual. Es por eso que en el esquema del ser podemos dividir a la mente en dos subsistemas, deseo y pensamiento. El deseo está apegado al cuerpo, mientras que el pensamiento se relaciona con el espíritu. La zona llamada espíritu es la formadora del eje de conciencia; sin embargo, como se ve en los esquemas de la fig. 73, la conciencia llega incluso a nivel físico. En este esquema se puede apreciar el nivel de conciencia de todos los seres. Por ejemplo, una piedra tiene cuerpo, pero no tiene deseos ni pensamiento; sólo tiene cuerpo y conciencia, unidas por un lazo mental que no aparece en el diagrama y que no tiene nada que ver con el deseo y el pensamiento que conocemos. 164
  • Una planta tiene deseos además de cuerpo. También tiene conciencia y mente, pero no tiene pensamientos como podría tener un ser humano, porque su mente funciona de otro modo. A propósito, está absolutamente comprobado que las plantas tienen deseos y emociones. Los expertos en ikebana lo saben muy bien. Incluso se han podido registrar curvas de sensibilidad en las plantas con detectores de resistencia cutánea, ante estímulos puramente emocionales y a distancia. Si usted proyecta hacia una planta la intención espontánea de dañarla, ésta reaccionará y esa reacción puede registrarse con instrumentos adecuados. 165
  • Un animal tiene cuerpo, deseo y pensamientos leves o abundantes según sea inferior o superior. El ser humano ya piensa todo el tiempo y tiene vestigios de conciencia pura, espíritu. Los iniciados, los mártires, los yogas, los alkimistas, los santos, ya cruzan la barrera de su mente y su atención queda perfectamente ubicada en el plano espiritual. De modo que éste esquema es como una escalera que va desde lo más material, la piedra, hasta lo más espiritual, los santos y alkimistas. En efecto, la conciencia, como la atención, es la sensación de darse cuenta de ser, de existir. Y esa atención, puede anclarse a distintas alturas del eje de conciencia, desde la material hasta la espiritual. Cuando se llega al máximo espiritual se retorna a Dios, la comunión es perfecta y ya se escapa de esta dimensión. Los dos círculos superiores del esquema son la mente y el espíritu. Cuando un ser muere, éstos se separan del cuerpo y reciben el nombre de quot;almaquot;. Los seres inorgánicos no tienen cuerpo, así que siempre son almas o fantasmas según su frecuencia. El fantasma tiene el ser apegado al deseo mientras que el alma lo tiene apegado al pensamiento. El SER es el rector del eje de conciencia. Este eje va desde lo material hasta lo espiritual de todos los seres, pero la sensación de ser el foco de atención y voluntad, el lugar de donde surge el intento se llama SER, el verdadero YO. El YO está anclado en las piedras a nivel cuerpo, en las plantas y animales a nivel deseo, y en el ser humano a nivel pensamiento. Los santos auténticos tienen fijo el YO en el nivel espiritual, al menos, durante los períodos de inspiración. El YO es como un ascensor que sube y baja por el eje de conciencia y permanece en el nivel de nuestros intentos. 166
  • TEMA 35 EVOLUCION BIOLOGICA: Los cuantum de energía que salen del centro de la tierra y la energía de los astros se combinan para formar gran variedad de quot;paquetesquot; portadores de energía intento de bajas frecuencias. Estos paquetes mentales aparecen ante los videntes como nubecitas brillantes de 10 a 30 cm, con forma de medusa. No sólo son energía, sino que al verlas uno siente que están cargadas de intento, como que tienen atención y voluntad. 167
  • Estos paquetes, si son de baja frecuencia, en condiciones ideales tienen posibilidad de conectarse con alguna masa de material orgánico de la más alta frecuencia física posible, y consolidar con él. El lugar óptimo para estos eventos es el pantano, donde la tierra, el agua, el aire y el calor solar están en pleno funcionamiento y sumamente amalgamados. Los cuantum entran en la materia y le dan el intento o poder necesario para que este ser desarrolle una determinada cantidad de atención y voluntad. Así comienza la historia del intento, en que los seres primitivos empezaron a crecer, moverse, comer, reproducirse y morir. Cuando un ser muere, su cuerpo vuelve de lo orgánico a lo inorgánico, o es aprovechado por otro ser. Pero su cuantum, o su alma si se quiere, (mente + espíritu) se separa y empieza a flotar por la atmósfera hasta encontrar otra frecuencia afín que lo atraiga. Pero esa alma ya no es la misma, ya está enriquecida por el intento de toda una vida. Esa alma cumplió un determinado período de vida en que aprendió a enfocar su atención y su voluntad en las cosas que le beneficiaban y a repeler las que le perjudicaban. Así, esa alma va pasando de uno a otro cuerpo y se va enriqueciendo con su intento de sobrevivir, porque ese es el objetivo de los seres inferiores, sobrevivir. Al encontrar una frecuencia afín, el alma entra en el nuevo cuerpo y lo modifica, lo adapta a su intento creando una evolución física en paralelo con la evolución mental.(Fig. 74). Así se produce el desarrollo de las especies, empezando tal vez por microorganismos, musgos y hongos para luego formar los primeros seres unicelulares, luego los multicelulares, las diatomeas, las algas, las plantas de todo tipo, los peces y los insectos por vías separadas, los anfibios, reptiles, aves y mamíferos hasta el ser humano. Todo por evolución conjunta del cuerpo y el intento, siempre con la conciencia como rector principal. 168
  • La consigna del intento es avanzar, abrirse paso, adaptarse a las necesidades del ser con respecto al medio ambiente; ésta es la más exquisita clave del segundo misterio, el milagro de la vida. El avanzar, el evolucionar, puede compararse al acto de caminar hacia adelante de cualquier bípedo. Un pié representa al cuerpo y el otro a la mente. Ambos como equipo forman el intento. Al avanzar el cuerpo permite un nuevo punto de apoyo para que avance la mente, y este nuevo paso mental traerá aparejado otro nuevo punto de apoyo para que avance otra vez el cuerpo, y así sucesivamente. Y es por eso que en el universo nada es continuo, todo es alterno, en escalas, por pasos. En todas partes hay escalones de evolución en abundancia y escasez de seres intermedios. Hay miles de 169
  • especies de plantas y miles de especies de animales, pero hay pocas plantas-animales, porque a la naturaleza no le gustan los pasos intermedios, son inestables. Por eso fue difícil hallar el eslabón entre el reino mineral y el biológico, y el eslabón entre el vegetal y el animal, así como aún hoy no está del todo reconocido el eslabón entre el primate y el ser humano. El alma que hace 600 millones de años entró en un hongo, fue evolucionando y entrando y saliendo de millones de seres inferiores, medios y superiores, equivocándose y aprendiendo una y otra vez, abandonando su cuerpo, flotando entre las capas energéticas de la tierra hasta entrar en otro cuerpo para adquirir más experiencia. Una y otra vez el intento de cada ser se enriquece justamente porque intenta adquirir experiencia, y así va incrementando su sensación de conciencia hasta que algún error lo lleva a la muerte. Pero ese error no se olvida, sino que queda grabado en lo más profundo de la mente y en las próximas vidas es difícil que lo vuelva a cometer. Si se presenta una situación similar, ese ser sentirá un rechazo, una sutil advertencia. Finalmente esa alma empieza a encarnar en los seres humanos recorriendo en las diez lunas que dura el embarazo unos 600 millones de años de evolución, ya que el embrión al principio es una célula, luego pasa al estado vegetativo, más tarde se le forman branquias en el cuello y recién después adopta el aspecto de mamífero. Finalmente nace con una terrible cantidad de experiencia acumulada en lo profundo de su mente, a tal punto que sabe moverse, respirar, mamar, llorar, digerir su comida, defecar, toser, estornudar, percibir la presencia de la madre y miles de cosas más que se nos escapan por falta de investigación sistemática y estructurada. 170
  • Tal vez ahora se entienda que es la intención, cómo el equipo cuerpo-mente de dedica a intentarlo todo; un ser se dedica a intentar lo que le conviene. El intento es el esfuerzo que ejecuta un ser para alcanzar sus objetivos. Ese esfuerzo depende del poder, de la energía que tenga acumulada. INTENTO = ESFUERZO = PODER TEMA 36 EL EJE DE CONCIENCIA: Todos los seres vivos tienen los siguientes sistemas: CUERPO: formado por materia y energía en íntima dependencia. La materia es energía potencial y pertenece a las espirales y los campos que salen de la red espacial. Se produce por la vibración de los tensores de dicha red tal como se produce un sonido al vibrar la cuerda de un violín. 171
  • MENTE: se divide en dos sistemas, uno que compenetra al cuerpo y otro que se relaciona con los sentimientos, la parte espiritual del ser, lo más profundo de su conciencia. La parte relacionada con el cuerpo es el deseo, y llega a formar un verdadero cuerpo de deseo, un fantasma, un ánima profundamente apegada a lo terrenal, a las costumbres, y a todo lo que implica comodidad, seguridad, emociones o poder. La parte relacionada con lo espiritual es el pensamiento y tiene dos aspectos principalísimos; el razonamiento y el discernimiento. El razonamiento funciona ordenando y acomodando los conceptos lógicos de la mente; es decir, elige lo que más conviene de acuerdo a un orden de prioridades lógico. Una computadora también podría hacerlo. En cambio el discernimiento, evalúa los conceptos de acuerdo a un orden de prioridades distinto, un profundo sentir que nos dice qué es lo bueno y lo malo. El discernimiento es el arte de separar el bien y el mal y evaluarlos en su orden de prioridades de acuerdo al sentir de lo más profundo de nuestro ser, la voz de la conciencia. Es imposible programar a una computadora para que pueda discernir la ciencia del bien y del mal. Por lo tanto la mente lo es todo, porque va desde lo más material hasta lo más espiritual. Por eso los sabios dicen; todo es mente, el universo es mental. CONCIENCIA: o espíritu. No tiene forma, es como un punto que habita dentro de cada ser en su centro geométrico, o en su centro de gravedad, o en forma de eje. No se puede decir que esté en quot;talquot; lugar del cuerpo, está en todas partes, no tiene color, ni peso, ni energía. No se puede ver ni percibir de forma alguna, y al igual que la mente se puede decir que quot;todo ese espíritu, todo es concienciaquot;. Habita en el centro de cada ser, pero también en sus bordes, en sus miembros, en sus células, aún en cada átomo. En definitiva, cualquier intento de conceptualizar el espíritu es simplemente inútil e innecesario. Sólo conviene saber que así como el ojo puede ver todo 172
  • pero no puede verse a sí mismo, el espíritu puede sentir e intentar todo, pero no puede sentirse o intentarse a sí mismo. Sin embargo, la energía mental se ve más brillante, de mejor calidad, en el centro de un sistema que en los bordes. Por lo tanto, a la vista sensitiva de un alkimista, se localiza en todos los seres una o varias zonas de alta frecuencia. Esa zona forma un núcleo que se llama quot;rectorquot; porque es a todas luces el centro de control del sistema, el que rige al sistema. Intuitivamente el sensitivo sabe que la conciencia es más activa en el rector que en el resto del sistema. Fig. 75. Supongamos que el sistema en cuestión es una piedra, un simple canto rodado. Se adivina entonces que el rector se ubica en el centro geométrico o en el centro de gravedad. Conviene repetir que el rector de esta piedra es conciencia pura. El resto de la piedra es físico y algo de mente. Si bien la mente lo cubre todo, en el caso de una piedra su mente es algo pasivo y aparentemente inútil, al menos a primera vista. La mente lo cubre todo y cuando estudiemos, más adelante, las energías mentales 173
  • superiores, descubriremos que la energía mental de una piedra no es algo estático o inerte; sino algo mucho más importante de lo que parece a primera vista. Si la piedra es un cristal centrado, un polígono regular, sigue teniendo un solo rector. Fig. 76. Pero si el cristal presenta forma alargada, como los cristales de cuarzo, por ejemplo, del rector surge un eje al que llamamos eje de conciencia. Este eje continúa hasta donde el cristal presenta su fractura. Si fuese un cristal completo, de dos puntas, el eje terminaría en otro rector. Lo mismo ocurre en las células, en las plantas, y en todos los animales. Según su forma presentan uno o dos rectores unidos por el eje de conciencia. 174
  • Por ejemplo, un gonococo o simplemente un coco (microbiológicamente hablando) por ser esférico tendrá un rector simple. En cambio un bastoncillo o un bacilo, que tienen forma alargada, presentarán un eje de conciencia con un rector en un extremo y un núcleo menor de energía en el extremo opuesto. El rector se ubica en el extremo donde comienza el crecimiento del bacilo. Por lo general, todas las células tienen un eje de conciencia, dos polos y otra cantidad de elementos de energía mental que salen del eje y que tienen correspondencia con los elementos físicos de la misma. Fig. 77. 175
  • TEMA 37 CAMPOS DE PODER: Así como todos los seres, ya sean inertes o vivos, animados o inanimados, orgánicos o inorgánicos, tienen siempre un rector y tal vez un eje de conciencia, del mismo modo tienen a su 176
  • alrededor un campo; una zona de poder formado por energías físicas y mentales de todas las clases y frecuencias imaginables. Un ser orgánico, por ejemplo, tendrá un cuerpo, una mente, y un eje de conciencia. Pero vayamos por orden: Primer caso: un ser inanimado con parte física, por ejemplo una piedra cristalina, un cristal de cuarzo roto en su base, arrancado de su piedra madre. Fig. 78. Este cristal irradia varios tipos de energía físicas y mentales que forman un campo, una especie de burbuja a su alrededor. Además está cruzado longitudinalmente por el eje de conciencia que nace en el 177
  • rector. El campo de poder termina en una membrana dando a todo el conjunto la apariencia de estar encerrado en un globo. Esta membrana funciona en doble sentido, deja pasar hacia afuera una pequeñísima porción de energía que irradia el cristal y al mismo tiempo impide que entre desde el exterior la inconmensurable cantidad de energía que irradia cada nudo de la red espacial. Sólo permite filtrar hacia adentro las energías propias del cristal. Este campo se llama aura, o campo áurico. El trabajo que hace el campo áurico es recibir energías externas, llevarlas al centro del cristal, allí transmutarlas en energías propias y exclusivas de ese único e irreemplazable cristal y emitir hacia el infinito las nuevas energías del mismo. Por lo tanto, si analizamos este asunto desde la relativa postura del materialismo, parece más importante el cristal que su campo de poder, pero si lo vemos desde lo absoluto, como lo ven los alkimistas, es el campo de poder el que recibe, procesa y emite las energías del cristal. El verdadero cristal no es la materia sola. La materia es un efecto, es una manifestación inferior del mismo. El cristal real y absoluto es el poder del mismo, el poder de ser, de existir, de intentar recibir, transmutar e irradiar su energía específica; el poder de ocasionar una perturbación en la red espaciotemporal ocupando un lugar en un intervalo de tiempo y en cada momento. El poder del cristal es el que está ligado a la red e-t por medio de su rector y su eje de conciencia. Es más, el rector es un nudo de la red e-t, y el eje de conciencia es un tensor de la misma. Segundo caso: en el caso de un ser orgánico vivo, por ejemplo una planta, se puede notar mejor por qué el aspecto mental es más importante que el físico. En efecto, la planta no sólo es materia. Tanto los antiguos conocimientos como los experimentos recientes, demuestran que las plantas tienen un campo de poder y que éste es sensible a ciertos intentos. Fig. 79. 178
  • En primer lugar, la fotografía del efecto corona, nos demuestra que cada parte de la planta está rodeada por un halo sensible a la electricidad. Además cuando a una planta se le quita una hoja y se la destruye, o aún cuando se intenta destruirla sin concretarlo materialmente, la planta parece captar la intención y lo expresa cambiando su resistencia cutánea en un 4 %. El campo de poder de las plantas abarca tanto la parte superior como la raíz de la misma, dando al sistema forma ovalada. Su membrana la protege de influencias mentales externas y posee un rector arriba, entre los últimos brotes de la copa o bien en el nivel de la tierra, entre la raíz y el tallo. 179
  • El rector no tiene por qué estar dentro del tallo. En muchas plantas se lo percibe lejos de la parte material, flotando a cierta distancia, pero siempre dentro del campo áurico. No siempre las plantas pequeñas tienen campos pequeños, por ejemplo, los árboles tienen aura pequeña en relación a su tamaño. En cambio las plantas mágicas usadas ancestralmente por los alkimistas tienen una aura muy grande y brillante. 180
  • Insisto en que la verdadera planta no es sólo su cuerpo. Estoy de acuerdo en que la parte material de un ser es un laboratorio maravilloso, pero la mente, el poder de la planta de recibir, transmutar e irradiar la única e irreemplazable energía quot;plantaquot;, es un trabajo único, fantástico e irrepetible. Y tercer caso: un ser inorgánico, puro intento, con mente y conciencia pero sin cuerpo. Estos seres existen, no pueden ser vistos ni fotografiados pero sí percibidos. Tienen poder, rector y eje de conciencia; reciben, transmutan e irradian energía y su intento varía según su nivel evolutivo. Los más bajos intentan absorber deseos, emociones y sentimientos de otros seres. Los más elevados intentan influir correctamente sobre el destino de todos los seres. Algunos son espíritus puros, otros son almas de humanos fallecidos, otros son razas humanoides sin cuerpo. Pero todos, absolutamente todos, tienen conciencia y transmutan energía. Cada piedra, cada planta, cada ser del universo, cumple un trabajo maravilloso, irreemplazable, de absoluta importancia en el mantenimiento de la conciencia universal. TEMA 38 FORMA Y ESTRUCTURA DE LOS CAMPOS: 181
  • Los campos de poder tienen una forma específica que depende de las características de cada ser. En todos los casos los seres tienen rector, y en la mayoría de los casos tienen eje de conciencia con uno o varios centros de energía secundarios que dependen del rector. Estos centros o núcleos secundarios son zonas de elevada energía mental. Cuando hablamos de mente, no se puede decir que la energía mental es de mayor o menor frecuencia, ya que la mente no es una energía común como la física, ni siquiera estoy seguro de llamarla energía. Se habla entonces de que la mente es como un aura que rodea al ser con un color miel y distintas tonalidades y matices y brillos. Se habla entonces de mente noble o vulgar, alta o baja, evolucionada o primitiva. Los núcleos del eje de conciencia tienden a formarse allí donde la concentración de la fuerza mental es más noble. Estos núcleos tienden a ubicarse en nudos de la red e-t, dando al campo una estructura determinada. Así como una piedra puede tener cualquier forma, pero sus cristales, moléculas y átomos, siguen determinada estructura; del mismo modo un campo de poder puede tener por fuera formas más o menos ovaladas, pero por dentro tiende a seguir las líneas de la red espacio-temporal. Fig. 80. 182
  • La primera figura nos muestra una hojita arrancada de su árbol en medio perfil. Allí vemos que el rector se localiza en donde nacen las primeras nervaduras, flotando dentro del campo, separado de la hoja material. El contacto es la energía de unión con su árbol, como si la hoja tuviera un intento constante de volver a su árbol mientras tenga vida. Fig. 81. 183
  • También en la Fig. 80, vemos los rayos que estructuran el campo de la hoja. Hay que recalcar que la mente, el intento de la hoja, es lo más importante. La hoja material es como una pintura del sistema. Lo realmente importante del sistema quot;hojaquot;, es su intento, su campo de poder, su presencia como una modificación, una perturbación en la red e-t. En el campo se puede apreciar la presión de los rayos mentales que dan al campo el aspecto de una burbuja, como si dentro del campo hubiera menos presión que afuera. En efecto, no olvidemos que la membrana impide la entrada de tremendas fuerzas mentales externas, dando al campo el aspecto de una burbuja de baja presión, un microclima de paz donde poder conservar la vida y la evolución. 184
  • En la fig. 81 comprobamos que no es la hoja material quien da forma al campo de poder, sino que es éste el que da la forma y sobre todo la estructura en la parte material de la hoja. La geometría de la red e-t es la que impone la forma de esta hoja y de todas los seres que estudiaremos. Si bien en muchos casos la forma no es estrictamente geométrica, advertimos que todas las hojas, flores, plantas, semillas, células y animalitos inferiores tales como los caracoles, estrellas de mar, etc, tienden a seguir la geometría sagrada definida por tensores, espirales y campos de la red e-t. La forma también se hace evidente en los colmillos y cuernos de algunos mamíferos, los picos de las aves, el armazón de los insectos, los panales de las abejas, los nidos de las aves, las escamas de los peces, etc. En fin, todo tiende a seguir las líneas de fuerza de la red, y eso es porque toda la naturaleza está en armonía y profundamente comunicada. La forma de todas las cosas puede ser irregular, pero su estructura siempre sigue la tendencia de la red e-t. Esta forma que pusimos como ejemplo, la cretona, coincide con cualquier brazo de una espiral logarítmica cuadrática, y su rector, con el nudo más cercano al centro. Fig. 82. 185
  • 186
  • TEMA 39 LA GEOMETRIA DEL CRECIMIENTO: Todos los seres crecen y se desarrollan siguiendo las líneas de fuerza de la red e-t en sus tres aspectos principales: cuadrangular, romboidal y hexagonal. Además crecen en combinaciones geométricas tales como el pentágono y el heptágono. Fig. 83. En el caso del pentágono, por ejemplo, tenemos varias flores y animalitos que se desarrollan con cinco puntas o múltiplo. Cada sector pentagonal se denomina sector áurico y sus longitudes son armónicas de tal forma que la resta entre el 4º y el 3º es igual al 1º. Fig. 84. 187
  • La distancia entre cada vuelta de algunos caracoles, o entre cada par de hojas de algunas plantas, es igual a la que existe entre los sectores áuricos. El pentágono surge de dos círculos pequeños inscriptos en uno mayor. Todas las flores pentagonales nacen de semillas dicotiledóneas, simbolizadas por los dos circulitos. 188
  • En cuanto a la geometría cuadrangular tenemos como ejemplo perfecto al nautilius. Este caracol crece en función cuadrática, y la separación de sus celdas es 4 al cuadrado, es decir cada 16 porciones 189
  • de sector. Los cuernos de gacelas y carneros crecen enroscándose de forma similar. El aspecto matemático del crecimiento exponencial al cuadrado se comprueba también en ciertas plantas que dividen su tronco en 2 ramas y estas en 2 ramitas y estas en 2 más y así sucesivamente hasta que la estructura se pierde para dar lugar a la forma y la planta pierde su orden, ya sea por causas ambientales o falta de energía. Fig. 85. Y del mismo modo, cuando un óvulo y un espermatozoide se unen, la división celular se produce en el mismo orden; en 2, luego en 4, luego en 8, y así sucesivamente hasta que el nuevo ser toma forma. En cierto momento, a las 2 semanas, tomará forma hexagonal visto de atrás y forma de espiral doble visto de costado. 190
  • En todos los embriones, aún en los huevos de aves y reptiles encontramos al nuevo ser de un lado y la placenta del otro, enroscados en forma de espiral doble. Todos los seres tienen estructura geométrica, pero luego impera la forma. Si se observa atentamente un cerebro, notaremos que presenta la forma de racimo surgiendo de su propio centro, el cuerpo calloso. Exactamente lo mismo pasa con un riñón a partir de su cáliz renal. 191
  • El crecimiento en racimo es geometría sagrada y proviene del samsara, la rueda de doce rayos o múltiplos de 3 ó 4. En el caso de los moluscos bivalvos, también comprobamos el crecimiento en forma de rayos. En estos casos el rector se encuentra en el foco de origen de los rayos. Fig. 86. En esta figura se observa un acontecimiento común en la división celular llamado gemelar. Cuando la primer célula se divide en dos, se forman gemelos y se continúa el desarrollo de los mismos por un breve lapso. Después el gemelo más débil es absorbido por el otro. En la figura 87 vemos cómo un caracol marino, sigue las mismas pautas de crecimiento que un abanico. El abanico tiene líneas radiales y circulares, concéntricas con respecto al rector. 192
  • Asimismo, el cerebro o el riñón de los mamíferos sigue las mismas pautas de crecimiento, a pesar de ser seres superiores, supuestamente muy alejados evolutivamente de los caracoles. 193
  • TEMA 40 LA CONCIENCIA DE LOS SERES: Todos los seres tienen a su alrededor un campo de poder, un campo áurico mental que se origina en el núcleo rector y en el eje de conciencia. En sentido estricto, la conciencia pura es un punto de poder, adimensional, espiritual. Pero existe además una conciencia de ser, una conciencia de existir que cambia con las influencias externas y nos hace sentir en diversos estados de ánimo. Sólo los seres muy evolucionados tienen conciencia absoluta. Los seres comunes: plantas, animales, hombres, tienen diversos estados de conciencia que dependen de las influencias externas en relación con la energía interna, de modo que la sensación de conciencia común está dada por la mente. Cuando nace una célula o un ser cualquiera, entra en ese cuerpo un alma (mente más conciencia) y ese ser tiene un grado de conciencia específico. Cuando ese ser adquiere experiencia, evoluciona, enriquece su conciencia y su campo mental se potencia, se sutiliza. Cuando muere, su alma se separa del cuerpo, luego se enquista durante cierto tiempo a una altura determinada de la atmósfera terrestre y luego puede volver a otro cuerpo similar pero un poquito más evolucionado. Así cuerpo y alma avanzan en la evolución como avanza un hombre con sus dos pies. También es posible que por motivos especiales, ese ser no pueda enriquecer su conciencia, con lo cual después de su muerte reencarnaría en un cuerpo igual al anterior. 194
  • En algunos casos ocurre que todas sus experiencias han sido traumáticas y aberrantes, con lo cual reencarnaría en un cuerpo menos evolucionado. Sin embargo, la tendencia general de la naturaleza es hacia una evolución; existen pocas razas que hayan degenerado. También es posible que el óvulo fertilizado, por ejemplo, se divida en dos, formando gemelos. En ese caso, el alma se divide también en dos. Las almas pueden juntarse y separarse como si fueran gotas de agua y combinar así sus experiencias. La experiencia adquirida por cualquier ser se guarda en fibras internas del campo áurico que se alinean, que entran en resonancia con las experiencias que han podido captar, con el mundo que perciben. Fig. 88. 195
  • Cuando una célula se divide, ambas quedan con la información que recibió la primera. La información no se pierde. Es interesante notar que muchos animales nacen sabiendo caminar, correr, escapar, acechar, morder, luchar, dando así pruebas definitivas de que la experiencia no se pierde, sino que se transmite física y mentalmente de padres a hijos. Físicamente es a nivel genético; y mentalmente es en cuanto al traspaso de las fibras internas del campo áurico. Por ejemplo, se toman dos células hermanas, nacidas de división de una original. A una célula se le conecta un sensor que dibuje en un osciloscopio de alta sensibilidad la diferencia de potencial entre la membrana celular y el endoplasma. A la otra célula se la somete a un estímulo determinado (ya sea destrucción, shock eléctrico, calor, acidez, etc.) En el momento del estímulo, la primer célula sufrirá una reacción visible en el osciloscopio al cual está conectada, dando pruebas así de que existe un contacto mental o telepático entre ambas células. Esto ocurre aunque ambas estén a muchos metros y en distintas habitaciones. Cuando dos células se separan del eje de conciencia, éste se divide en dos, arrastrando cada uno una porción de fibras mentales, capaces de 'captar' la realidad que prendiera a percibir la célula original. En la medida que las células evolucionen mediante el sistema de encarnaciones y reencarnaciones, aprenderá a captar más fibras externas, las líneas de la red espacial con sus espirales y campos y así irá adquiriendo un nivel de conciencia más completo cada vez. 196
  • Y es así como las células logran formar microorganismos y éstos forman organismos inferiores, éstos forman organismos medios y éstos últimos forman organismos superiores; dando así lugar a todas las especies y clases de plantas y animales que conocemos, siempre con el mismo método. Y el alma de cada uno de estos seres se divide, se separa del cuerpo, se enquista y vuelve a encarnar miles y miles de veces para llegar a los frutos que hoy vemos: la vida. 197
  • TEMA 41 LA EVOLUCION HUMANA: Primero aparecieron los seres unicelulares, luego los pluricelulares, las plantas, peces, anfibios, reptiles, aves, mamíferos y finalmente el ser humano. Tal vez haya habido otras razas humanas antes que la nuestra, otras civilizaciones que sucumbieron. Físicamente, el hombre desciende del mono, espiritualmente no. El espíritu del hombre es un paso especial de la evolución que se da en un momento determinado por fuerzas superiores al hombre mismo como terrícola. Pero en su camino de evolución dejó rastros muy importantes para tener en cuenta. Todos los seres han nacido de la tierra y el agua, por lo tanto, en los núcleos que se forman en su eje de conciencia se distinguen las energías del agua y la tierra. En ciertos animales como los reptiles, que dependen del calor para su subsistencia, se distingue también la energía fuego. En los peces de altamar, que jamás tocan el fondo marino, la energía tierra es casi despreciable. En los insectos voladores y las aves, la energía aire es más fuerte. En el ser humano estas cuatro energías existen pero no tienen mucha fuerza, ya que el ser humano normal no domina en más de la cuenta ninguno de los cuatro elementos. Estos cuatro elementos están señalados en casi todos los libros sagrados como las cuatro direcciones: este, oeste, norte y sur. Pero para saber más de nuestro pasado, del origen de la humanidad, consultemos a nuestros ancestros, que en algunas ocasiones nos han dejado sus conocimientos por escrito. 198
  • Vemos por ejemplo la Biblia: Y Dios puso un jardín en Edén, del cual salían cuatro ríos: Gehón, Pisón, Tigris, Eufrates. Según la cábala mística y la magia del rey Salomón y los escritos de San Gerónimo, los nombres de estos cuatro ríos significan: principio generador, principio ordenador, principio de armonía y poder y principio fertilidad. En el centro del paraíso puso Dios el árbol de la Ciencia del Bien y del Mal, (la mente) y más en el centro del árbol de la Vida (la conciencia). Entonces el jardín del Edén es el cuerpo, el árbol de la Ciencia es la mente y el árbol de la Vida es la conciencia .Fig. 89. 199
  • Supongamos que yo soy un dios y que quiero crear un hombre; ¿qué necesito entonces? Principio generador: 80 kilos de materia; hidrógeno, carbono, nitrógeno , oxígeno y otros elementos. Principio ordenador: como dice Carl Sagan, si pongo esos materiales en una olla a fuego lento y revuelvo, no sale ningún hombre formado. El principio ordenador es la evolución; miles de millones de 200
  • años en que los átomos se agruparon para formar moléculas, luego amonoácidos, después proteínas, más tarde células, etc. Principio de armonía y poder: es el fuego, la fuerza interior, el campo mental, el soplo de aliento vital convertido en energía. Principio de fertilidad: es la posibilidad de que ese hombre se junte con una mujer para tener descendencia y perpetuar la raza. El jardín del Edén no solo representa al cuerpo del hombre sino la evolución de la especie. Así como un tronco cortado muestra en sus anillos toda la historia de su crecimiento, del mismo modo en jardín muestra el crecimiento, la evolución de la raza. En un principio solo había cuerpo y deseo, éramos animales. Cuando llegamos al árbol de la ciencia del bien y del mal, el hombre mono empezó a pensar, y perdió la ingenuidad, el bienestar, el paraíso. Comenzó entonces la eterna lucha entre el bien y el mal, entre deseo y pensamiento. El ser humano ancestralmente tenía conciencia física y deseos salvajes; si estaba sin hambre y sin frío, sentía bienestar. Tal era su estado de conciencia. Al evolucionar aprendió a pensar, pero entonces la lucha entre deseo y pensamiento le hizo perder su estado de sencillez y sembró la duda en su mente. Según la Biblia, los seres superiores le ayudaron a disipar las dudas y le enseñaron a vivir en armonía, en un verdadero paraíso. Entonces existió otra humanidad muy superior a la nuestra. Pero el hombre se corrompió y la civilización se autodestruyó, de modo que en la tierra solo quedaron los hombres más salvajes. Hace 10.000 años que ese hombre salvaje está re-evolucionando en todo el mundo y ahora muchos están recibiendo nuevamente ayuda de seres superiores. El trabajo espiritual que están haciendo miles de monjes y otros seres evolucionados es más importante que el de los gobiernos y las empresas. Esa ayuda, la que distingue al ser humano del mono más inteligente, es una 201
  • bendición, una aclaración en su lucidez que sirve para que el hombre pueda percibir la conciencia universal. TEMA 42 EL NACIMIENTO DEL SER HUMANO: Ya hemos visto que al gestarse, el ser humano es una sencilla unión de óvulo y espermatozoide. El acto de unión de estas dos células crea un brillo especial a nivel mental y activa el eje de conciencia de la madre, la cual, si está en armonía, siente que ha quedado embarazada aún a las 24 horas del acto sexual. El eje de conciencia se abre y el rector, que se encuentra sobre la cabeza de la madre, funciona como una antenita que atrae un alma afín al nuevo cuerpo. El alma entra por el rector de la madre, recorre el eje de conciencia de arriba a abajo y penetra en el cuerpo del embrión que adopta la forma de espiral doble; uno para el cuerpo y otro para la placenta. La configuración del embrión coincide con los cuatro ríos que son los cuatro elementos energéticos, de modo que en su eje de conciencia se forman cuatro núcleos. Fig. 90. 202
  • El 1º está en el centro de la cabeza, es el centro cerebral o núcleo cerebral. Corresponde al elemento agua porque es compatible con el líquido cefalorraquídeo que se encuentra en el cerebro. Es a su vez el principio ordenador, el absoluto control del cuerpo. El 2º cae en el corazón y se llama núcleo cardíaco. Corresponde al elemento aire porque allí están los pulmones y todo el sistema oxigenador de la sangre. Es el principio generador porque desde allí se impulsa a la sangre para mantener con vida al cuerpo. 203
  • El 3º corresponde al estómago y se llama núcleo abdominal, corresponde al elemento fuego porque allí físicamente se procesan loa alimentos; es la caldera del cuerpo. Corresponde al principio de armonía y poder. Es allí donde se centran también ciertos procesos alquímicos que estudiaremos más adelante. El 4º corresponde a la colita del embrión, al sexo; y se llama núcleo sacro porque de adulto coincide con este hueso. Como está relacionado con el sexo corresponde al elemento tierra, la madre tierra y con el principio de fertilidad. Y en el centro del dibujo, se establece el rector, muy cerca del ombligo al principio, pero luego, en la medida que el embrión se transforme en feto y se vaya estirando, el eje de conciencia se desenroscará y el rector quedará flotando a cierta altura sobre la cabeza. Fig. 91. La función del rector es puramente espiritual y su posición sobre la cabeza controla nuestro estado de conciencia. El eje de conciencia es una línea recta vertical paralela a la columna vertebral que tiene un rector y 4 núcleos. En cada caso uno de estos núcleos habita un elemento y una sensación de conciencia específica. Los cinco puntos están distribuídos en proporciones geométricas cuando el hombre adopta una postura armónica. El hombre común tiene el eje de conciencia cerrado, pero este puede abrirse mediante procesos alkímicos, yoga, concentración, uso de drogas, alimentación antitóxica, hambre, tortura, cansancio, sufrimiento, etc. 204
  • Al doblar la columna vertebral o doblar la cabeza hacia adelante y abajo, la sensación de conciencia se hace más fuerte. Todas las posturas que se adoptan durante los ejercicios de yoga, meditación y otras prácticas espirituales están relacionadas con el manejo de la conciencia, y sirven como herramienta para alterarla. Los animales también tienen rector y de 2 a 4 núcleos y sus posturas de lucha, de acecho, de huída, de protección y de cortejo, están relacionadas con la posición del eje de conciencia y la sensación que esto produce. 205
  • En la zona inferior al corazón se generan los deseos y la conciencia física. No significa que esa zona sea mala; ya que allí se generan también los deseos humanos y necesarios tales como el hambre y sexo. En la zona superior se originan los pensamientos y los sentimientos, que al igual que los deseos, pueden ser buenos o malos. La atención sube y baja por el eje de conciencia como si fuera un ascensor, generando así distintos niveles de conciencia y de realidad. TEMA 43 LA ALKIMIA Y LOS ELEMENTOS: 206
  • Desde que comenzaron los estudios de alkimia en las antiguas civilizaciones, siempre se intentó catalogar a los elementos y su ubicación en el cuerpo humano. La alkimia propuesta por la cábala mística coincide con la del hinduísmo y el taoísmo en cuanto a la división básica Cielo y Tierra. Cabe destacar que la alkimia proviene de Oriente Medio, tal vez de la zona al sur del Mar Caspio. Desde allí se extendió a Extremo Oriente y al Asia Menor, para llegar finalmente a Europa. Sin embargo los conocimientos de alkimia de Egipto y de las culturas precolombinas coinciden notablemente con las de Oriente. Todas la filosofías ubican al Cielo en la cabeza del ser humano y la tierra en distintos puntos del plexo solar hasta el sexo, el hueso sacro. Por ejemplo, el taoísmo ubica a la tierra en el plexo solar, mientras que el hinduísmo lo ubica en la base de la columna vertebral. El cielo se divide en aire y fuego, la Tierra como planeta se divide en tierra como piedra y en agua. El taoísmo interpreta el aire como madera y agrega un 5º elemento: el metal. Es por eso que los distintos tipos de alkimia proponen distintas disciplinas con el propósito de enseñar al individuo a perfeccionar sus energías. No hay forma de decir si el núcleo abdominal corresponde o no al elemento fuego. Un hinduísta diría que si, en cambio, un taoísta diría que pertenece a tierra. 207
  • El verdadero sentido de los elementos se define cuando un vidente logra ver el aura mental de otra persona. Entonces recibe una impresión de cada núcleo energético y nos da una descripción en que cada núcleo parece tener el color, la textura y la emanación del fuego o del agua o de la tierra. Por ejemplo en taoísmo existen dos fuegos: uno fuerte, ubicado arriba del hueso sacro, a media distancia entre el núcleo sacro y abdominal; y otro que debería ser más débil, en el corazón. Entonces descubrimos que además de los cuatro núcleos y el rector, existen otros cuatro centros secundarios, otros canales de energía, decenas de centros de 3º importancia y unos 700 acupuntos. Por lo que yo he podido percibir, de cada núcleo primario surge un vértice de energía con una especie de antenita en el centro, algo así como una flor con su pistilo. Estas cuatro antenitas captan energías mentales de cierta calidad proporcionando así al individuo una mezcla de cuatro estados de conciencia que se integran en un solo estado general. Estos cuatro vértices están unidos no solo por el eje de conciencia sino por otros dos canales que nacen en la gónadas para terminar en las fosas nasales. Esto otorga a la respiración una función primordial en cuanto al estado de conciencia. Estos dos canales se llaman canal solar y canal lunar. El canal lunar nace en el testículo u ovario derecho, sube rodeando el eje de conciencia e intenta llegar al rector, pero cuando llega a la nuca se desvía hacia adelante para llegar al plexo nervioso frontal, sobre la nariz. Fig. 92. Una vez allí termina en la fosa nasal izquierda, la lunar. Asimismo, el canal solar nace en el testículo u ovario izquierdo, sube rodeando el eje de conciencia y llega a cruzar sobre la nariz con el canal lunar, para desembocar en la fosa derecha, la solar. 208
  • Este se relaciona con el sistema nervioso del gran simpático, que estimula las funciones orgánicas. En cambio, el canal lunar se relaciona con el parasimpático, que inhibe las funciones orgánicas. Así el metabolismo puede ser controlado por medio de la respiración. Estos tres canales: eje de conciencia, canal solar y canal lunar, son las tres columnas del cuerpo. Representan respectivamente el equilibrio, lo activo y lo pasivo. 209
  • Los tres tienen múltiples divisiones que forman en el cuerpo humano un verdadero sistema circulatorio energético. Por ellos circula energía mental, fuerza interior. TEMA 44 LOS TRES TEMPLOS: Debido a la confusión que se origina en la distribución física de los elementos; los alkimistas han buscado un código único y simple; los tres templos. Fig. 93. 210
  • Casi todos los vertebrados, y aún los insectos, tienen cabeza, tórax y abdomen. Estas tres zonas del cuerpo delimitan tres templos que aquí se representan con los ya conocidos tres círculos, unidos verticalmente por el eje de conciencia. El templo superior en el cielo, y se ubica en la cabeza de todos los seres. El centro del círculo superior siempre coincide con el centro de la cabeza. Sin embargo hemos visto que en el caso del hombre encontramos allí energías del elemento agua por el núcleo cerebral y elemento aire por el núcleo cardíaco. 211
  • Las escuelas hinduístas sostienen que en el núcleo cerebral no impera el elemento agua, sino un sexto elemento simplemente llamado mente. Sin embargo, otras escuelas hinduístas ubican como símbolo en la frente a la luna, que está relacionada con la paz y con el agua. Lo importante del templo superior es que cubre tres puntos primarios en el ser humano; de arriba hacia abajo son: el rector, el núcleo cerebral y el cardíaco. El templo inferior corresponde a la tierra como planeta, como astro en oposición al cielo, y no como puñado de sustancia mineral. En este templo tenemos arriba también al núcleo cardíaco, que en alkimia taoísta aparece como fuego suave. Aún en la filosofía cristiana se habla del quot;fuegoquot; del corazón. El centro del templo inferior corresponde al plexo epigástrico un palmo sobre el ombligo (4 dedos). Sería el centro de la tierra para la alkimia taoísta, pero el hinduísmo lo interpreta como centro del fuego. El núcleo sacro, es la parte inferior del eje de conciencia y es interpretado como tierra por el hinduísmo. En definitiva, podemos asegurar que el templo inferior es tierra como astro, y el superior es el cielo como herencia espiritual. El templo medio está concentrado en el corazón, foco absoluto de todas las emociones y sentimientos. Este templo es el transmutador, el comunicador entre cielo y tierra. Es allí donde se define el destino del ser. Por abajo llega hasta el centro del templo tierra, y por arriba llega hasta el centro del templo cielo, por eso, en el caso del ser humano, se define al templo medio como el templo del hombre. 212
  • Antiguamente, cuando todos éramos hombres monos, nuestro eje de conciencia sólo estaba bien activo hasta allí, hasta el templo tierra en su parte superior. La fuerza de la evolución nos siguió empujando hacia arriba, más allá de esa zona tan cómoda en que solo existía el cuerpo y el deseo. Cuando cruzamos el núcleo cardíaco, recibimos el espíritu, porque contactamos con el centro superior. Pero el espíritu, en combinación con la totalidad de la mente que es el templo medio, trae como consecuencia el desarrollo del pensamiento. Entonces nuestro eje de conciencia quedó activo en la zona del templo medio. Por abajo podemos sentir la fuerza del deseo, pero por arriba del centro cardíaco podemos pensar. La interminable batalla entre deseo y pensamiento es la ciencia de bien y del mal, el milagro del amor y del odio, el tercer milagro. Estamos tan enfocados en la batalla entre deseo y pensamiento que hasta hemos perdido conciencia del cuerpo en muchos casos. Esa es una de las razones por las que vemos gente de todas las edades con enfermedades que no corresponden a su nivel de conciencia. El haber cruzado el núcleo cardíaco equivale a probar la fruta del árbol de la ciencia del bien y del mal. Es un escalón arduo y de absoluta prueba, pero más arriba en el eje de conciencia, existe un nuevo escalón, el árbol de la vida, que es cuando nuestro eje de conciencia completa el templo superior y llega al rector concientemente. 213
  • Para llegar al árbol de la vida necesitamos estudiar la ciencia del tercer milagro; la polaridad amor-odio, la perfecta justicia, la ciencia del bien y del mal. TEMA 45 TRANSMUTACIONES BIOLOGICAS: Todos hemos oído hablar de la transformación del gusano en mariposa. En efecto, cuando una mariposa hembra pone un huevito, lo hace sobre una hoja de cierto tipo de planta según la especie de mariposa y la región. 214
  • Cuando nace el nuevo ser, encontramos que es muy distinto a la madre, es una oruga, un gusano. Apenas nace el gusanito empieza a comer y comer, empezando por el cascarón de su huevo, la hoja en que está y todas las hojas cercanas. En determinado momento en que ha aumentado muchas veces su primitivo peso y volumen, se enquista y se rodea a sí mismo con una capa de seda o telaraña para formar un capullo. El capullo se llama crisálida, y dentro de ella el gusanito baja su metabolismo a tal punto que casi no respira y su corazón casi no late. Entonces ocurre un proceso de transformación biológica o transmutación, como dirían los alkimistas, que dura una o dos semanas según la especie. Cuando la crisálida se ha vuelto transparente, se rompe y sale el nuevo ser, como un segundo nacimiento. Este nuevo ser es una mariposa que no se parece en nada al primitivo gusano. Esta mariposa buscará otra del sexo opuesto y repetirá el ciclo ya mencionado. Lo interesante es que el gusanito, instintivamente sabe que debe dedicarse a comer y comer, con lo cual incrementa su nivel de energía a un máximo. No tiene sexo mientras es gusano, no hay función sexual y por lo tanto no desgasta su energía. Cuando su nivel de energía obtenido a través de la comida, el sol, el agua y la respiración, llegan a un máximo, recibe una nueva señal que es la de enquistarse. Hasta ese momento su cabeza servía para buscar y masticar comida, su tórax para procesar el aire y su abdomen para procesar la comida. Todo su cuerpo era una máquina de recibir energía. Al salir la mariposa todo cambia. Gasta energía en volar, en buscar pareja con sus antenas, en crear hormonas para la función sexual. Y muere al poco tiempo. 215
  • Pero su muerte no importa porque ha dejado a su prole para continuar con un ciclo evolutivo que cada día se perfecciona más y más. Esta transformación también se verifica en algunos peces como el salmón, que en la época de apareamiento abandona el mar y vuelve al río, al lugar donde nació, en donde sufre asombrosas transformaciones en su anatomía. Cambia sus dientes por colmillos y sus aletas y escamas se tornan monstruosas y puntiagudas. Una vez en el río desovan y los pequeños salmones que nacen, los alevinos, llevan consigo una bolsa de pura energía que sus padres han pagado con la muerte. Los alevinos vuelven al mar y al año siguiente el ciclo se repite. La naturaleza no escatima en nada con tal de asegurar la perpetuidad de la raza. La gallina australiana, por ejemplo, apenas nace ya sale corriendo y huyendo de cualquier animal que se le acerque, definitivamente nace sabiendo casi todo lo que tiene que hacer. En la avispa roja encontramos otro ejemplo de sabiduría natural, ya que cuando quiere desovar esta avispa busca a una araña pollito y la pica en el bulbo raquídeo. Entonces la araña no muere pero queda en estado vegetativo. La avispa mete sus huevos en el interior de la araña de modo que cuando las nuevas avispas nazcan podrán devorar el cuerpo de la araña en que han nacido. La naturaleza no tiene freno, incluso en transmutar elementos a nivel nuclear para asegurar la vida. Supongamos que una gallina pesa 3 kgs. y que el total de calcio de su cuerpo es de 300 gramos. Los huevos que pone la gallina contienen calcio en su cáscara y un poquito adentro, en forma orgánica. 216
  • Si a la gallina se la priva de alimentos con calcio, aún así ella pondrá huevos con cáscara dura. Está calculado que de algún modo misterioso puede producir calcio sin ablandar mucho su esqueleto y sin bajar la cantidad de calcio del cascarón de sus huevos en forma exagerada. La respuesta a este misterio es que la gallina puede producir una verdadera transmutación biológica. Puede convertir al potasio de su cuerpo en calcio. Hasta la fecha se han descubierto muchas transmutaciones biológicas en cientos de animales. Esto tiene que ver con la radiación natural del cuerpo de los animales, dada principalmente por el potasio 40. Para calcular el año en que ha muerto cualquier animal, o planta o material orgánico, es posible medir el radiocarbono 14, con el cual se compara la cantidad de radiación que tenía ese ser cuando murió y la cantidad que tiene ahora, en el momento de la medición. La naturaleza no se detiene con tal de mantener la vida sobre la tierra. Y así como el gusanito sabe como aislarse y cuando hacerlo para transformarse en mariposa, el hombre común debería saber como transmutar su cuerpo y su alma para alcanzar los niveles espirituales. TEMA 46 LOS SERES COMUNITARIOS: Existe una cantidad de seres que tienen el rector sumamente flojo, sumamente débil. Esto se debe a que pertenecen a un sistema. Cada uno de estos seres es un elemento de un sistema. Fig. 94. 217
  • Por ejemplo, las hormigas; cada una de ellas es un elemento de un sistema llamado hormiguero. Del centro de la cabeza de cada hormiga surge un hilo o cordón energético que conecta con una única nube llamada rector del hormiguero. A este rector convergen los cordones de miles de hormigas, como si fuera una central telefónica. A su vez del rector surge un cordón más grueso que conecta con la hormiga reina o con las hormigas reina si hubiera varias. 218
  • El rector está formado por las energías del bosque, una mezcla de tierra, agua, sol y aire. Insisto en que estos 4 elementos nunca se encuentran aislados, siempre existe una sutil mezcla de los mismos que lleva a grandes errores filosóficos si se los quiere catalogar. El mismo ejemplo que acabo de mencionar rige también para otros insectos comunitarios, tales como las termitas, abejas, avispas, etc. Este tema ha sido magníficamente estudiado y desarrollado por el Dr. José T. Zeberio, en su libro “Las Leyes de la Evolución Creadora”. Los insectos tienen un campo de poder distinto al de las plantas y los animales de la línea evolutiva normal (peces, anfibios, reptiles, aves, mamíferos). Esta es la línea normal al ser humano, porque de ella deriva el cuerpo del ser humano. Según el Nagual Juan Mathus, los insectos tienen el campo de un color rojizo, y los arácnidos aún más extraño; una mezcla de blanco y rojo. En mi opinión, la línea evolutiva de estos seres es completamente distinta a la normal. Me da la impresión de que los insectos y arácnidos hubiesen llegado a la tierra en algún momento de nuestra prehistoria. No olvidemos que muchos meteoritos portaban, según los análisis, sustancias aparentemente orgánicas. En cambio, los peces, aves, mamíferos y aún las plantas, animales marinos, algas, hongos, medusas, sí me parecen, a juzgar por el aspecto de sus campos, seres naturales de la tierra, formados por la conjunción de los 4 elementos. Por supuesto que tal evento debe haber ocurrido hace millones de años, y con el tiempo estos primeros seres se han ido cruzando con especies nativas para concretar los seres actuales. En el campo de poder se ve que los insectos han aprendido a adaptarse a la tierra, pero no se ve la tierra como base de su estructura. Tal vez sea por eso que se adapten tan magníficamente a cualquier tipo de cambios. 219
  • Por ejemplo, si en cierto campo existe una plaga de hormigas, los granjeros rociarán el campo con un insecticida de fuerza 1. Muchas hormigas morirán, pero las que queden se volverán inmunes a ese insecticida. Al año siguiente, las hormigas se multiplicarán y los granjeros tendrán que usar un insecticida de fuerza 4. Al año siguiente las hormigas sobrevivientes se multiplicarán y los granjeros tendrán que usar un insecticida de fuerza 9 y así sucesivamente. Esto ocurre porque desde hace millones de años los insectos practican el intento de sobrevivir, de adaptarse a cualquier medio. Otro ejemplo de rector colectivo lo observamos en los bancos de peces, en los cardúmenes. En el caso del pejerrey, por ejemplo, las bandas plateadas que se observan a sus lados, contienen a los canales de energía mental que equivalen a los canales solar y lunar del ser humano. El pejerrey, o cualquier otro pez, tiene un eje de conciencia central, compenetrado en la columna vertebral, y dos bandas laterales que absorben la energía del agua para convertirla en fuerza interior. Las bandas comienzan en las agallas y terminan en la cola. Mientras la parte física recoge el oxígeno del agua para alimentar la sangre, la parte energética asimila las bandas mentales para dar fuerza al campo de poder. Del punto sobre la cabeza del pez, surge al igual que en la hormiga, un cordón que termina en el rector. . Fig. 95. 220
  • Cuando se junta el cardumen, todos los rectores de los peces se unen para formar un gran rector colectivo, y así el pez pierde su individualidad y se transforma en elemento de un sistema; del sistema llamado ¨cardumen¨. Ya no puede pensar por sí mismo, y depende de la intención del cardumen. Quien haya concido la vida submarina, tal vez haya podido notar cómo un cardumen reacciona como un solo ser, como un verdadero sistema. Todos los peces se mueven en perfecta sincronización ante cualquier estímulo. Es como un bosquejo de conciencia universal, es una conciencia grupal. 221
  • TEMA 47 LA POLARIDAD SEXUAL: A medida que las primeras células empezaron a evolucionar su estado de conciencia pasó del nivel cuerpo al nivel deseo; el punto número 2. Fig. 96. 222
  • El haber llegado al círculo del medio, la mente, implica concientizar la dualidad. La dualidad es la eterna lucha entre el deseo y pensamiento, positivo y negativo, bien y mal, hambre y satisfacción, salud y enfermedad, fortaleza y cansancio. Cuando un ser llega al punto 2 en donde comienza la etapa del deseo, surge en él una polaridad. En el caso de la vida orgánica terrestre la polaridad se ha manifestado como sexualidad: masculino y femenino. 223
  • Todos los seres asexuados constan sólo de un eje de conciencia y nada más. En cambio todos los seres sexuados constan de un eje de conciencia y dos canales. Estos dos canales son de energía mental baja (deseo) y pueden recibir diversos nombres: masculino y femenino, positivo y negativo, solar y lunar, fuego y agua, activo y pasivo, ascendente y descendente, etc. En las células, según su forma, los canales se acomodan en forma más o menos paralela al eje de conciencia, mientras que en los animales superiores, los vertebrados, se ubican en la espalda a ambos lados de la columna vertebral. Estos canales se relacionan con el sistema nervioso y con la respiración. En los reptiles los canales ayudan a dibujar sobre el lomo del animal, ciertos diseños geométricos, especialmente en las tortugas. Todo animal masculino tiene algo de femenino, y todo animal femenino tiene algo de masculino. Para la naturaleza el sexo es una simple etapa. Por ejemplo, existe un pececillo llamado budión que presenta una gran curiosidad. Los budiones van en grupos de 6 hembras y en cierta época buscan un macho para fertilizar. Si encuentran el macho, la fertilización se consuma sin problemas, pero si no lo encuentran, una de las hembras sufre una transformación biológica y se convierte en macho; fertiliza a las hembras y una vez que la fertilización se ha consumado vuelve a transformarse en hembra. Simplemente su canal solar se hace más poderoso que el lunar influyendo sobre las glándulas sexuales y segregando durante ese período más hormonas masculinas que femeninas. Asimismo en el reino vegetal, encontramos plantas cuyas flores son bisexuales, es decir que tienen estambres masculinos y el pistilo femenino. Y otras especies vegetales tienen flores unisexuales, ya que constan solamente de estambres o solamente de pistilo. 224
  • El sexo es una función que entra en rigor cuando el eje de conciencia está entre el punto 2 y 4, en el círculo de la mente, entre el deseo y pensamiento. Incluso está más relacionado al deseo que al pensamiento y por eso se ubica en la parte inferior del abdomen en casi todos los animales. Una abeja, por ejemplo, tiene su cuerpo dividido en tórax como círculo central, abdomen como inferior y cabeza superior. Pasado cierto período de celo, la cabeza envía ciertas hormonas al abdomen. Una vez que el abdomen ha recibido esas hormonas, se comporta en forma independiente, como si fuera un ser aislado de conciencia sexual. A tal punto es cierto esto que en muchos insectos se ha dado la prueba de cortar el vientre del insecto y dejarlo aislado. El vientre solo de una hembra puede atraer a un insecto macho, este fertilizarlo y dar huevitos de los que nacerán hijos aparentemente normales. Es como si el cuerpo de todos los seres estuviese formado por tres cuerpos: cabeza, tórax y abdomen, cada uno con una conciencia independiente pero hasta cierto punto relacionados entre sí. No olvidemos que nuestra conciencia no está solamente en la cabeza. Cuando pensamos nos sentimos ubicados en la cabeza, en el punto 4. Cuando tenemos emociones, deseos o sentimientos nos sentimos ubicados en el centro del corazón; en el punto 3. Cuando tenemos hambre, o conciencia del cuerpo o hacemos esfuerzos físicos como un cazador o recolector, que busca sustento para sí mismo o su familia, nos sentimos ubicados en el punto 2. Y cuando hacemos uso del sexo nos sentimos ubicados en el punto 1, el núcleo sacro, de donde surgen los canales solar y lunar. 225
  • El sexo corresponde a los seres que tienen deseo y pensamiento; no existe en los objetos que sólo tienen cuerpo y tampoco existe en los seres que son puro espíritu. TEMA 48 CONCEPCION Y NACIMIENTO: Ya hemos visto cómo los 4 elementos filosóficos intervienen en los núcleos del eje de conciencia. También he dicho que el alma del futuro bebé entra por el rector de la madre. 226
  • Este evento ocurre a las pocas horas desde que el óvulo y espermatozoide se juntan. La unión de estas dos células puede ocurrir hasta dos días después del acto sexual, porque la sobrevida del espermatozoide puede alargarse hasta ese plazo. El estado emocional de la madre influye muchísimo en la formación de energías del embrión. Por supuesto, cuanto más amor, pasión y sensualidad haya, tanto más fuerza interior adquirirá el futuro niño. El alma del futuro niño flota, en un principio, a la deriva buscando frecuencias afines a su propia energía. Cuando encuentra un foco de emisión, o sea un óvulo + un espermatozoide, el núcleo sacro de esa alma se ve atraída hacia el foco de emisión. Entra por el rector de la madre para absorber todas las energías quot;madrequot; que impregnan el eje de conciencia de la misma. Si la fecundación fuese in vitro, en un tubo de ensayo fuera del ovario materno, se perderían energías maternales insustituíbles para la armonía del futuro ser. Esto se traduce en problemas psicológicos que aparecen durante la adolescencia del muchacho. En el embarazo normal, el vidente ve aparecer el alma del futuro ser entrando al campo áurico y de allí al rector. Yo jamás he podido ver o percibir el alma fuera del campo áurico de la madre, por lo tanto no sé como se consolida o se repara antes de entrar al rector materno. Sí puedo percibir cuando entra, un alma con aspecto de nubecilla de 10 cm. de diámetro con cuatro tonalidades de ámbar y su rector central. El alma que entra representa la energía del cielo. Al mismo tiempo percibo que por el vértice sacro entra una gran cantidad de energía tierra, en forma de filamentos, bandas, como líneas de luz. 227
  • A su vez, por los vértices abdominal y cardíaco, entran más energías de su clase en forma siempre de bandas o fibras luminosas que reordenan el metabolismo de la madre para lograr el mejor período de embarazo posible. Estas entradas, que también se manifiestan en el vértice cerebral (independiente del rector), generan un poderoso impacto en el aura de la madre y el embrión. Tal vez en ese momento perciba que está embarazada, siempre y cuando su miedo o su razón no anulen su capacidad de quot;sentirquot;.Fig.97. 228
  • En este impacto quedan grabadas todas las impresiones externas e internas, incluso las posiciones planetarias, siendo esto un dato importante para la antropología antigua de los alkimistas. 229
  • De allí en adelante el embrión se transformará en feto y su eje de conciencia permanecerá enroscado hasta el momento de nacer. Si el parto es natural, el pasar por el cuello uterino producirá un masaje completo de cabeza a pies en cuerpo y aura. Allí se borran el 99 por ciento de los traumas prenatales que el nonato pudo haber asimilado durante el período de embarazo, ya sea por golpes, accidentes, disgustos, discusiones, etc. El parto por cesárea también roba al alma del bebé un gran porcentaje de posibilidades de vivir en armonía. Sin embargo, hay que tener en cuenta el orden de prioridades. A veces es cuestión de cesárea o muerte. Al nacer el niño y tomar la primer bocanada de aire, se estira su eje de conciencia y se activan por primera vez sus canales solar y lunar, produciéndose entonces un segundo impacto astrológico que quedará grabado en su aura de por vida. El bebé respira moviendo hasta los esfínteres, de modo que su respiración moviliza el eje de conciencia en toda su extensión. Si todo marcha bien, el bebé debe tomar leche de su madre hasta que le salgan los primeros dientes. La energía quot;madrequot; es el agente armonizador más poderoso que existe entre los mamíferos y otros animales superiores. TEMA 49 LA ADOLESCENCIA: 230
  • Una vez que ha nacido el niño, comienza su crecimiento. El total de energías del niño está formado por la suma de: La fuerza del espermatozoide que depende del estado de salud físico y mental del padre. La fuerza del óvulo que depende del estado de salud física y mental de la madre. El estado emocional de la pareja durante el acto sexual y en la relación diaria. La carga energética que trae el quot;almaquot; del niño. El primer y segundo impactos astrológicos correspondientes al momento de la concepción y del nacimiento. El desarrollo del niño depende de la alimentación, de la educación, de la armonía familiar y de la cantidad de aventuras que experimente el niño durante los primeros años de vida. En el primer año el niño define subconcientemente el 80% de su futuro en cuanto a la forma de manejar su destino. El 2º año su poder de decisión baja a un 50% y al 30% durante el tercero. A medida que aumentan sus conocimientos y su educación, baja su poder de decisión. Esto se debe a que nuestro sistema de educar es poco natural y demasiado racional, con lo cual se produce una especie de sugestión más que aprendizaje. En efecto, los animales aprenden por ensayo y error, y por imitación. En cambio los niños aprenden a través de sugestiones absolutas. 231
  • Por ejemplo, al enseñarle a un niño: quot;esto es una puertaquot; lo estamos condicionando a que todos los objetos con forma parecida a una puerta, deben serlo. Al enseñarle así, el niño abandona su concepto natural de las cosas y comienza a crear un archivo racional, de como es una puerta o una silla, o como se camina, o como se come, o que es lo importante. De modo que su punto de referencia para todas las cosas pasa a ser la razón, con lo cual pierde su intuición, su naturalidad y su espontaneidad. Fig. 98. 232
  • 233
  • TEMA 50 DESARROLLO DEL SER HUMANO: El ser humano no es solamente un cuerpo. En realidad el cuerpo es la manifestación menos importante del ser. El verdadero ser es la conciencia, y su obra es su mente, el campo áurico, el campo mental, el campo de poder. Nosotros somos seres de luz, brillante, llena de energía. Fig. 99. 234
  • Las energías principales que irradiamos o percibimos nacen en el eje de conciencia, y son más fuertes en los cuatro núcleos. Así como el núcleo sacro se abre a los doce años, los otros tres núcleos se abren a distintas edades. El núcleo abdominal se abre alrededor de los 25 años, es el centro de fuerza y casi todos los atletas tienen esa edad. El núcleo cardíaco se abre alrededor de los 44 años, con lo cual cambian el carácter y los sentimientos del ser humano y la vida sufre un replanteo. Y el núcleo cerebral se abre alrededor de los 65 años, con lo cual el individuo se torna más filosófico y pensador. Cada núcleo que se abre contribuye al estado general de conciencia, de modo que es como si el ser humano estuviese formado por 4 seres, uno cefálico, otro cardíaco, otro abdominal y otro sexual. Cada núcleo de estos despliega un vértice energético que capta o emite energías mentales de su clase específica. Es decir que cada vértice tiene su propia frecuencia y puede recibir sólo las bandas de energía pertenecientes a su frecuencia. El trabajo de estos cuatro grandes vértices más otros menores conforman la masa áurica. Esta masa áurica es la sustancia mental de la cual está formada el campo de poder. El campo de poder está limitado por una membrana semipermeable que permite cierto contacto con las energías externas ya sean de otros seres o directamente de la red e-t. 235
  • Cuando una banda de energía externa llega al campo áurico, puede ser aceptada o rechazada. Si al energía del vértice entra en resonancia con la energía que llega de afuera, entra y la percepción del estímulo que porta, es concentrada. Por ejemplo, supongamos que un hombre está sentado en paz en el banco de una plaza. Entonces se le acerca una persona que no logra estar en paz porque no sigue un mínimo de disciplinas sociales, morales o espirituales, una persona que no está en paz con su conciencia. Esta segunda persona irradia su mala influencia en forma continua. El hombre al estar en paz percibe esta mala influencia con el vértice cardíaco. Si tiene la fuerza de reacción suficiente el vértice se cierra y el hombre se sentirá incómodo ante la presencia de esta segunda persona. Si no tiene la fuerza, absorberá la mala influencia y se sentirá mal también. El que tenga o no la fuerza depende de su evolución personal. La evolución depende de la cantidad de energía, si es mal tratado o mal educado, si es reprimido o sobreprotegido. Imaginemos que se pudiera contar la energía humana en unidades. Asignemos un valor máximo de 100 y un mínimo de 0 para poder evaluar las distintas condiciones energéticas de cualquier persona. Si la familia es armoniosa y tiene vida activa, el niño, al llegar a la pubertad lo hará con un máximo de energía: 100 unidades. En la pubertad se abre el vértice sacro y el 80% de los varones pierden energía por masturbación. Ese hábito en las mujeres se ve reducido al 40%, porque la mujer, al ser receptiva, no siente tanta satisfacción en el orgasmo sino en la sensación de sentirse penetrada. 236
  • Todo orgasmo masculino o femenino representa una fuerte pérdida de energía. Si el acto sexual se realiza con pasión y sentimientos positivos, la pérdida es menor, y si se realiza con auténtico amor, la pérdida es mínima. La pérdida es tanto más grande cuanto más hay que forzar el acto sexual para lograr el orgasmo. Cuando éste es espontáneo, la perdida de energía es muy leve. El otro factor de pérdida de energía es el ejercicio fuera de ritmo y orden. Cualquier exceso de ejercicios o cualquier exceso de pereza desequilibran el sistema energético, y la energía se pierde. El hombre armónico trabaja en orden y a su ritmo, sin transpirar ni jadear, sin prisa y sin pausa. Otro factor de pérdida de energía es el mal procesamiento de los sentimientos y emociones. Cuanto más apego a lo material y a lo emocional tenga una persona, tanto más perderá en orden y energía. Una persona armónica tiene como prioridad 1º, lo espiritual; 2º, lo mental; 3º, el deseo; y 4º, el cuerpo. A los 44 años se abre el núcleo cardíaco y, según el estado de armonía o corrupción del individuo en ese momento, puede convertirse en un hombre brillante o en un anciano lleno de vicios al que comúnmente llamamos viejo verde. A esa edad el hombre común tiene 50 unidades de energía, y allí puede empezar una nueva etapa de corrupción o de nobleza según los vicios o las virtudes que haya acumulado. A los 65 años, se abre el último núcleo y también, según lo que haya acumulado, se convertirá en un hermoso anciano sabio filosófico o en un viejo senil, cascarrabias, amargado y opresivo. A los 70 años el hombre vive con unas 30 unidades de energía. Orden y energía es todo lo que se necesita para decidir la forma de vida que uno merece. Si uno sabe cuidarla, puede levantarla a 60 o 70 unidades. Y si practica el auténtico yoga, la alkimia interior, puede volver a 100 unidades. 237
  • TEMA 51 LA MUERTE: Cuando el ser humano llega a la adolescencia logra su máximo de energía; de 60 a 100 unidades. De allí en adelante, la energía del hombre común empieza a menguar porque no sabe cuidar su cuerpo ni usar bien su mente. El principal foco de desgaste energético es el sexo, a tal punto que los taoístas llama al punto 1 el centro de la mortandad o la puerta de la mortandad. El sexo es bueno, pero es el abuso lo que nos hace perder energía. El vivir en conflicto entre deseo y pensamiento es también una importante causa de desgaste energético. Y el no desarrollar los propios ideales, nuestro arte, nuestra lucha, nuestro desafío, también es causa de desgaste. En fin, las grandes causas de desgaste derivan de no saber dar la importancia correcta a nuestras prioridades. Por ese motivo, vamos perdiendo energía y a los 40 años ya nos quedan de 40 a 60 unidades; a los 60 años de 20 a 40 unidades y a los 80 años de l0 a 20 unidades. Cuando tenemos menos de 10 unidades, la fuerza interior ya no alcanza para mantener al cuerpo, entonces cualquier enfermedad es suficiente para hacerlo caer en un círculo depresivo que termina con la muerte. 238
  • El hombre vicioso sin duda perderá más rápidamente su energía, sobre todo si no está contento consigo mismo. Si se siente bien siendo vicioso, puede llegar a mantener su energía más tiempo de lo debido, pero si siente culpa, su vida se acorta. Fig. 100. En un primer paso el moribundo comienza a respirar con los hombros, con la parte superior de los pulmones. Entonces toda la energía mental empieza a reunirse en la zona del eje de conciencia más desarrollada y sale por allí en forma violenta. 239
  • Entonces, al reunirse todas sus energías, el muerto ve y siente como si entrara por un túnel brillante y muy largo con una luz divina en el fondo. También ve su intento, es decir, la suma de sus obras, su experiencia, sus habilidades, todo lo que aprendió en esta vida. Se siente fuera del cuerpo y a veces puede ver a su propio cuerpo, su cama, la habitación o el lugar donde se encuentra. Finalmente se siente atraído por la luz divina y si no está excesivamente apegado a lo material, entra en la luz y ya no volverá. Si está excesivamente apegado a lo material, parte de su conciencia no podrá despegarse del deseo y formará un fantasma, un ánima. La otra parte de su conciencia quedará cerca de la luz divina pero no podrá entrar en ella hasta que esté completo. El fantasma deambulará por los lugares más atractivos para él por días, meses, años o siglos, hasta que la experiencia que asimile en ese tiempo sea suficiente para lograr un desapego aceptable del reino material. Entonces, con su conciencia completa, volverá a la luz divina mientras su fantasma se desintegra y es absorbido por la tierra. Cuando el alma penetra en la luz divina, ya se encuentra a gran altura sobre la atmósfera terrestre. El alma desde esa luz divina, que en realidad es el rector del eje de conciencia, se comunica con toda la red espacial en la frecuencia apropiada a su nivel de evolución. Cuanto más alto sea el nivel de evolución, más altura alcanzará en la atmósfera terrestre, pero su disolución en la red no es definitiva, aún conserva su individualidad. 240
  • Por lo tanto, en ese nivel de conciencia ocurre una nueva vida un nuevo capítulo que prepara a esa alma para volver a encarnar. ¿Quién sabe que misteriosos pactos existirán en esas alturas, ya que el alma elevada sufre un nuevo proceso de ordenamiento, planeación y transmutación? De alguna manera que yo no comprendo, el alma decide cuándo, como y dónde va a volver a encarnar, qué tendencias tendrá en la nueva vida y cuál será su próximo intento, qué va a dejarle al mundo y cómo va a enriquecer su conciencia de ser y de existir. TEMA 52 PERCEPCION E INFLUENCIA: 241
  • Todos hemos tenido alguna vez algún milagrito que contar, algo que soñamos y se cumplió, o la sensación de rechazo hacia alguna persona desconocida que captamos por primera impresión y que realmente era mala, o el adivinar algo sin saberlo racionalmente. Fig. 101. El ser humano normal, en momentos de armonía, tiene un poco de percepción y un poco de influencia sobre todos los sistemas que lo rodean. La percepción se produce en la frente, allí tenemos algo así como un tercer ojo, un ojo energético, que está relacionado con la glándula hipófisis, entre y detrás de los ojos. 242
  • De ese punto surge la atención, ya que está centrado entre todos los órganos de los sentidos, o al menos entre los ojos, nariz, oídos y cerca de la boca. Cuando el ser humano se concentra absolutamente en un sistema, sea cual fuere, se siente que del centro de la atención surge una sensación de vacío, de fuerza aspirante, de succión que captura la presencia, la esencia del sistema en cuestión. Aquí cabe aclarar que el arte de concentrarse no equivale a pensar. Es más, si se cruza el más mínimo pensamiento, la percepción no se produce o resulta errónea. Concentrarse significa enfocar nuestros sentidos mentales con máxima atención en el sistema que nos interesa, pero sin el menor pensamiento, y mucho menos intención. Así es como nacen todas las mancias o técnicas de adivinación, siempre mediante la concentración sincera y espontánea en el sistema en cuestión. Mediante el proceso alkímico, la atención se desarrolla al máximo, de modo que el alkimista pasa a ser un vidente capaz de percibir en el tiempo y el espacio. Si no hay espontaneidad y sinceridad, la percepción no funciona. Por ejemplo si queremos mostrar a alguien nuestro talento, o si lo hacemos por dinero, el fracaso es seguro. Hay que concentrarse en un solo tema en forma supersincera y espontánea. Además de la percepción, existe la influencia. Al concentrarse en un sistema, sin querer empezamos a proyectar nuestra fuerza interior hacia ese sistema, ejerciendo en él una influencia determinada. La fuerza interior surge por el área del ombligo, y en determinados casos puede provocar movimientos de objetos o psicoquinesis. Esto ocurre cuando la concentración es tan profunda que el sujeto cae en estado de trance. 243
  • A veces llega a salir unas fibras que surgen de la zona umbilical y siguen la geometría de la red e-t. En ciertos dibujos aztecas se ven 4 o 5 fibras que salen del plexo solar del brujo o tolteca. En ciertas ocasiones pueden materializarse provocando movimientos de objetos, pero su principal poder consiste en influir sobre la energía de otros seres. Sin ir tan lejos, aquél que le quot;hablequot; a sus plantas, el jardinero con quot;mano verdequot;, son casos de gran concentración en que la atención y la voluntad fluyen en forma muy armónica, y las plantas se desarrollan más y mejor. Incluso ha habido casos de plantas que han muerto al morir el dueño de casa, por más que otro cuidador se encargue de ellas. El poner una fruta, o un pedazo de carne bajo una pirámide, o en una espira de alambre, o cualquier otro artificio que atrape la atención, ayuda a que la voluntad de uno fluya hacia la sustancia orgánica, por lo tanto la fruta o la carne tarda más en pudrirse simplemente porque le enfocamos parte de nuestra atención. En el laboratorio hemos hecho pruebas con uno de los parapsicólogos más serios de la Argentina, el Padre Católico Enrique Novillo Paolí. Organizamos para influir un grupo de mujeres sobre 100 semillas de alfalfa, un grupo de hombres sobre otras 100 y un tercer grupo de 100 semillas dejarlo libre como testigo. A los 7 días, las plantas del grupo de las mujeres crecerán 120 mm; las del grupo de los hombres 110 mm- y las del grupo libre 100 mm. A tal punto llega este sentido que se podría decir que es la única actividad que enriquece nuestra conciencia. Atención más voluntad es igual a intención. La intención es el intento, es la mente, casi lo es todo. 244
  • Incluso conocí a otro científico argentino, el Dr. Del Prado, que descubrió que si en un frasco perfectamente esterilizado y hermético, con una buena cantidad de agar o gelatina libre de microorganismos, uno fija su intención todos los días durante 5 minutos 2 ó 3 veces por día; entonces, de la nada, aparecen hongos microscópicos que invaden el frasco por dentro. Si además se deja en el interior del frasco una laminita de aluminio u otro metal, la producción de hongos adquiere mayor fuerza. En mi opinión esto ocurre por fijar la intención en el interior del frasco. Si usted en 2 vasos limpios pone vino de buena calidad, podrá medir la fuerza de su intento. Simplemente fije su intención de cambiar el sabor del vino de un solo vaso durante 5 minutos. Luego pruebe ambos vinos y notará que el sabor es distinto. Si estando medio dormidos, como estamos en nuestro pobre nivel de conciencia, podemos realizar estos pequeños milagros, imagine lo que podremos hacer cuando lleguemos al estado de conciencia universal. Jesús mismo, después de resucitar a Lázaro dijo que si un hombre, sin la menor duda y con toda concentración, sinceridad y justicia dijera:quot;hágase la vidaquot;; la vida en verdad se formaría, tal como se forman los hongos en el interior del frasco. TEMA 53 LEYES NATURALES FUNDAMENTALES: *.La energía se transmite por la red e-t a todos los astros y todos los astros tienen conciencia de ser en su núcleo. 245
  • *.En la tierra también existen energías sutiles, en el núcleo de la misma, que le otorgan conciencia de ser. *.En el núcleo de la tierra está el rector de la misma, que cambia de posición según los movimientos del sol y la luna. *.Cuando hay luna llena, el rector terrestre transmuta energías sutiles formadoras de paquetes de energías llamados almas. *.En la superficie de la tierra se dan todas las reacciones y combinaciones físico-químicas posibles dando lugar a la formación de sustancias orgánicas. *.Existen en la tierra grandes variedades de seres inorgánicos, sin cuerpo, que siguen un camino evolutivo. *.Cuando un alma logra afinar la más baja de sus energías con la más elevada de las energías de un grupo orgánico, se unen para formar un ser orgánico. *.Por lo tanto, la mayoría de los seres orgánicos conocidos son nativos de la tierra. *.Otros seres han venido en distintas épocas desde afuera y se han combinado con los seres nativos. *.En todos los seres primitivos existe el intento básico de sobrevivir y multiplicarse. *.Para un ser, el intento es percibir e influir sobre el medio que lo rodea. 246
  • *.Este intento continuo e inquebrantable, sin la debilidad de la duda, es el que fuerza el mecanismo de evolución y perfeccionamiento. *.Al forzar el intento de percibir, los seres forjan en su cuerpo los órganos de los sentidos. *.Al forzar el intento de influir, los seres forjan en su cuerpo los miembros para trasladarse, defenderse, atacar, comer, etc. *.Mientras no tengan más que deseo y cuerpo, los seres no tienen dudas y por lo tanto evolucionan eficazmente. *.Cuando nace el pensamiento nacen las dudas, el ser se enrosca en su propia filosofía y surge la ciencia del bien y del mal. *.Las dudas se acumulan hasta que el ser pensante se dedica a buscar una solución. La solución es enseñada por la misma naturaleza al mostrar cómo un gusano, al aislarse, puede transmutarse en mariposa. *.Del mismo modo, el ser pensante, al aislarse, puede sentir la voz de su conciencia y decidir si quiere seguirla o no. *.En primer lugar empieza a reordenar su energía. *.Luego comienza a respirar correctamente, subiendo y bajando el diafragma. Es la respiración abdominal. *.Luego comienza a transpirar toda la linfa superflua y vuelve al peso correcto. Luego empieza a rechazar ciertas comidas y vuelve a la dieta ancestral, vegetales crudos. 247
  • *.Luego empieza a desaparecer la ansiedad sexual y se recupera la energía sexual perdida por abuso. Por lo tanto la voz se armoniza como antes de haber perdido la energía por abuso del sexo. *.Luego se producen bostezos, lagrimeo y temblores que indican que el cuerpo se libera de las enfermedades latentes. *.Luego la lengua se levanta, toca el paladar y se siente un gusto dulce. Fluye mucha saliva que una vez tragada cura los problemas gastrointestinales. *.Finalmente se siente un punto de fuerza y de paz en la última vértebra lumbar, entre la parte de abajo de ésta y la parte superior del hueso sacro. *.Entonces la fuerza interior se despierta y comienza a expandirse la percepción y la influencia. Así la fuerza interior queda consolidada. *.Cuando la transmutación física está lista, el hombre está preparado para atravesar la ciencia del bien y del mal. *.Si algún día el hombre llegara a transmutar la ciencia del bien y del mal, llegaría al árbol de la vida. *.Esto significa que aunque el cuerpo muera, el hombre, concientemente será inmortal, imagen y semejanza de Dios, un pequeño Dios. *.Si ese hombre elevado , que realmente puede invocar al Espíritu, dijera, quot;hágase la vidaquot;, la vida aparecería. Ese es el milagro de la vida. 248
  • *.Si ese hombre le dijera a un muerto quot;vuelve a la vidaquot;, el muerto resucitaría y viviría. Ese es el milagro de la muerte. TEMA 54 EL AMOR Y EL ODIO: 249
  • Hasta ahora hemos visto cómo, partiendo de la nada, nos hemos encontrado con el todo y el “menos-todo”, con la formación de la red espacio-temporal, los astros, la vida primaria, la evolución, los mamíferos hasta la aparición del hombre, también hemos visto que han existido civilizaciones superiores pero que ahora el ser humano parece haber salido de las cavernas hace sólo 10 ó 20 mil años. Recordemos que el hombre mono, el primate, vivía en un estado de conciencia llamado bienestar, ya que sólo tenía conciencia de sus deseos y de su cuerpo. La parte superior de su totalidad, pensamiento y espíritu, estaba prácticamente inactiva. Más que estado de conciencia, su vida era una variable de estados de ánimo, dictados por el cuerpo más que por el espíritu. Sin embargo el hombre mono tenía respeto por la naturaleza, ya que éste era el poder que definiría su destino. A causa de ese respeto, el hombre mono continuó evolucionando hasta pasar el umbral de los deseos, hasta que su inteligencia se hizo tan importante que el ya “hombre” pudo darse el lujo de pensar. Al poder pensar se transformó en un peligro para la naturaleza, ya que aprendió a manejar el fuego, las armas, las trampas y su nuevo punto de equilibrio se estableció en sus intereses. En definitiva, cruzó la barrera del árbol de la ciencia del bien y del mal. En la Biblia y en casi todos los libros sagrados se relata una historia similar. Al haber pasado ese umbral, Dios dijo: echemos al hombre del paraíso y pongamos cuatro kerubines con espadas de fuego custodiando el árbol de la vida, porque si el hombre pudiera alcanzar este árbol, alcanzaría la vida eterna y pasaría a ser un Dios como nosotros. El árbol de la vida es el espíritu, la cumbre del eje de conciencia. Al pasar el primer umbral, el hombre perdió su sensación de bienestar, perdió el paraíso. 250
  • El bienestar que sentía en aquella época no era igual al que siente hoy una vaca acostada al sol, era mucho más que eso. En aquella época el hombre sentía la voz de su cuerpo y tenía la intuición muy desarrollada. En su mente casi no había dudas, ni celos, ni vergüenza. Si quería comida simplemente la buscaba. Comía cuando tenía hambre y dormía cuando tenía sueño. Era la ley del más fuerte y el más hábil y cuando era hora de morir, lo hacían sin sufrir, porque cuando uno muere luchando no sufre. Sólo sufre cuando muere enfermo en la cama de un hospital. En aquella época el que se enfermaba era devorado por las bestias y no tenía oportunidad de sufrir más que unos segundos. Yo trabajo en hospital y he visto a los enfermos terminales sufrir durante meses y meses. La forma natural es mejor. Al comenzar el pensamiento, ocurrieron dos cosas: la mayoría de los humanos entró en conflicto deseo-pensamiento, con lo cual nació el miedo, la duda, la inseguridad y el mal. La minoría logró armonizarse dándole mayor prioridad al pensamiento que al deseo, con lo cual nació el bien. Por eso, ese umbral recién pasado en la época de Adán y Eva se llama la ciencia del bien y del mal, por el eterno conflicto entre el deseo y pensamiento. El bien y el mal se empezaron a separar más y más cada vez a tal punto que en muchos lugares se formaron tribus agrícolas, en armonía con lo natural, y tribus depredadoras, cazadoras, guerreras y conquistadoras. Hace 4.000 a 2.000 años fuimos visitados por grandes profetas y seres espirituales que decían que Dios está en cada uno de nosotros, que aquel que se esforzaba podría alcanzar el árbol de la vida. Fig. 102. 251
  • Este árbol de la vida representa el umbral entre la mente y el espíritu, y todos los santos antiguos y modernos lo han alcanzado. Cuando esto ocurre existe abundancia de milagros y conocimientos que son los que vamos a estudiar. 252
  • Desde tiempos remotos ha habido escuelas ocultistas donde se enseñan las grandes verdades, sin embargo muchos hombres lo han alcanzado mediante el simple acto de seguir al pie de la letra la voz de su conciencia. El trabajo de estos pocos hombres es digno de los mejores elogios porque para caminar en la vida casi a ciegas, guiándose por el debilísimo eco de la voz de la conciencia es necesario un esfuerzo gigantesco y una vida de feroz disciplina. 253
  • TEMA 55 EL PROGRAMA MENTAL: El primer aspecto que quebranta nuestra posibilidad de vivir en armonía es la autoimagen y el hecho de que la sociedad nos moldea más que educarnos. Pero al estar ya casi todos metidos en ese nivel de realidad, en ese estado de ánimo, cometemos un segundo error al educar a nuestros hijos. Ese error es el de enseñarles a ver el mundo tal como lo vemos nosotros. Desde luego, ahora no nos queda otra posibilidad que hacerlo así, pero lentamente podemos ir cambiando ese aspecto. Hay que entender que nuestra educación es hipnotizante, que desde que el niño nace hasta que muere, aquellos que lo reordenan le dicen quot;esto es una mesa, esto se hace así, vos tenés que ir a tal lado, lo correcto es hacer esto, comé porque sino te vas a enfermar, es hora de dormirquot;. De modo que el niño no tiene posibilidad de aprender las cosas por ensayo y error ni por reflejo condicionado, por lo tanto, las bases de su fuerza mental quedan destruídas para siempre y el niño pasa a vivir en el nivel de realidad que le han sugestionado. Definitivamente no es libre, y al no sentir el estado de ánimo llamado bienestar, que le dictaría el cuerpo, tampoco podrá recibir el estado de conciencia que le dicta el espíritu, la voz de la conciencia, la voz de la libertad. Por supuesto, insisto en que en las actuales condiciones es casi imposible criar correctamente a nuestros chicos, pero de a poquito hay que insistir para que la sociedad vaya cambiando y se vaya corrigiendo. 254
  • Uno de los pasos que hay que seguir para llegar al estado de conciencia universal, es deshipnotizarse, dejar de lado todo concepto aprendido por vía intelectual. Para ello hay que suspender el diálogo interno, el constante y eterno diálogo entre deseo y pensamiento, entre el estado de ánimo y el estado de conciencia. Fig. 103. Solamente cuando se calla la mente es posible escuchar la voz de la conciencia. Para lograr el silencio mental, conviene primero aquietar al cuerpo. La forma más fácil es sentarse con los ojos cerrados, la columna vertebral derecha y respirando en forma suave, lenta y profunda. Entonces hay que dejar que el cuerpo se ordene, que las energías físicas se ordenen por sí mismas. Hay que confiar en el cuerpo porque el cuerpo ya sabe qué hacer, cómo funcionar desde que 255
  • nacimos. Siempre supimos respirar, mamar, digerir la comida y muchas otras cosas sin tener que pensar en hacerlas. Son todos conocimientos heredados del intento ancestral. Cuando esto funciona el individuo siente mucho bienestar, liviandad y una sensación de analgesia sobre todo en los brazos. Para lograr esto hay que insistir durante una semana unos 10 minutos dos o tres veces por día. Conviene imaginar al cuerpo como una brújula que debería estar alineada de norte a sur, en armonía. Pero hay 4 factores que desvían su aguja: la mala posición, la mala alimentación, la mala respiración y el nerviosismo. Al sentarse bien y respirar en armonía, los nervios empiezan a ceder, de modo que la respiración, la posición y el nerviosismo se van corrigiendo. Una vez logrado este paso, debemos concentrarnos en el sentido del gusto cuando comemos. El cuerpo nos dirá qué nos conviene seleccionar para nuestra dieta. Así se corregirá el problema de la mala alimentación. Una vez cumplido este paso, debemos aquietar la mente.La mente es como otra brújula que también debería, libremente, apuntar de norte a sur. Pero también está rodeada de cuatro imanes, cuatro molestias, que la desvían de su posición natural de libertad y silencio: son los 4 kerubines con espada de fuego que nos impiden llegar al árbol de la vida. Y son los 4 factores que sostienen nuestro ego: la comodidad, la seguridad, las emociones y la búsqueda de poder, el ansia desmedida de poderes y de atributos jerárquicos. Las cuatro cosas que a todos nos interesan. Fig. 104. 256
  • En efecto, cuando tenemos un poco de fuerza enseguida buscamos uno de esos 4 factores. Y si miramos con atención descubriremos que no hay negocio o empresa que no venda uno de estos factores. Si usted va a la panadería a comprar un kg. de pan, está comprando comodidad, ya que se ahorra el haberlo cosechado, desgranado, molido, amasado, horneado, etc. Somos seres de duda, en nuestra mente siempre hay algún deseo, recuerdo, problema o proyecto, por eso siempre buscamos comodidad, seguridad, emociones o poder, sin tener fe en que nuestro espíritu los proveería en superabundancia si lo buscáramos dentro nuestro. 257
  • La única forma de liberar la mente es abandonando todo deseo, permaneciendo en perfecto estado de paz, claridad y vacío mental. Después de unos meses de práctica esto se logra con gran facilidad y entonces estaremos listos para el gran paso, el salto a la conciencia universal. 258
  • TEMA 56 LA AUTOIMAGEN: Desde el principio, todos los seres han intentado percibir el mundo que los rodea. Este intento inquebrantable, permanente, constante, es el que ha permitido la evolución de cada ser según su estilo y forma de vida. El intento continuo de captar la luz es lo que ha programado a nuestro cuerpo para que desarrolle ojos, y no al revés. No es que porque tengamos ojos podemos captar la luz, sino que gracias al intento ancestral de captar la luz sin la menor duda, el cuerpo poco a poco ha ido desarrollando y perfeccionando órganos visuales. Por ejemplo, supongamos que cualquier olor llegue a la membrana celular o la piel de algún ser. Por ser semipermeable, esa piel se va a acostumbrar a intentar percibir e interpretar ese olor. Esa experiencia comienza a enriquecer su conciencia de ser y no se pierde jamás. Sus hijos nacerán con la información sobre el intento de captar olores ya procesada y ordenada. Esos hijos perfeccionarán el sentido o el intento de percibir e interpretar varios olores hasta que aprendan qué beneficio o perjuicio viene acompañando cada olor. Así, por reflejo condicionado y por ensayo y error, el sentido del olfato se va estableciendo y desarrollando a tal punto que después de cientos de generaciones ese ser tendrá órganos olfativos completos. Una jirafa, un hombre y un mamífero de cuello muy corto, tienen la misma cantidad de vértebras cervicales: son 7. Pero la jirafa las ha hecho crecer gracias al intento inquebrantable de comer los brotes más altos. 259
  • En la antigüedad, el hombre se sentía más cómodo dentro de su cuerpo porque su intento era simple, inocente, inquebrantable. Pero desde que empezó a desarrollar el talento de pensar, empezó a pensar en sí mismo. Esto equivale a darle a una mujer vanidosa un espejo. Tal vez su vanidad fuera mínima, o menor que su inocencia antes de verse por primera vez, pero desde el momento en que pudo captar su autoimagen, su vanidad asciende a niveles incontrolables. El enfrentamiento entre deseo y pensamiento contribuye a formar una imagen propia, con lo cual las dudas acosan día y noche al individuo. Desde que el ser humano cruzó la línea del árbol de la ciencia del bien y del mal, no es más que ser dudoso, miedoso y tembloroso. Por eso perdió el paraíso. Como Dios no está afuera, sino adentro del hombre, hay que concluir que él mismo se ha echado del paraíso de la inocencia y el bienestar. Hay que recordar el ejemplo de la vaca: si yo le doy una patada a una vaca, ésta sufre, el golpe duele y nada más, punto final. En cambio si golpeo a una persona, también sentirá dolor, sufrirá físicamente, pero luego empezará a pensar quot;pobre de mi, por qué me habrá pegado, mereceré el castigo?quot;. Y si la persona estuviera muy fuera de armonía, seguiría pensando quot;será un castigo del cielo, que debo hacer, perdonarlo, gritar, devolverle el golpe?quot; Y así seguirá retorciendo sus conocimientos y su filosofía tan complicada para complicarla aún más hasta que algún otro acontecimiento la distraiga. Finalmente, quedaría una herida energética más en su campo mental por donde perder energía. Desde que el ser humano construyó su autoimagen, ha intentado socializarse con el fin de protegerse y tapar su miedo. 260
  • Siempre ha pretendido formar parte de un grupo, o una congregación, o un país o cualquier cosa con tal de sentirse miembro de algo, de tener una identidad, de mostrar al mundo una autoimagen formada y reforzada. La educación moderna consiste en modelar a los alumnos de acuerdo con un molde que seguramente encajará cómodamente en nuestra sociedad. Por causa de esto el niño pierde para siempre su espontaneidad y su libertad, ya que si no funcionara como lo exige la sociedad, tendrá serias dificultades. Las religiones también tratan de modelar al individuo de acuerdo a una ley escrita y a una serie de normas y doctrinas morales y sociales. Mi opinión al respecto, es que no hay ley sino la que dicta la propia conciencia, que los rituales no sirven para nada y que los hombres que alaban a Dios para sentirse bien juzgados están perdiendo su tiempo y su valor en forma miserable. Que a Dios no hay nada que pedirle porque al estar dentro nuestro ya nos ha dado todo, y que a Dios no hay nada que ofrecerle ni agradecerle porque nos ama tanto que se ubicó dentro nuestro como aliado, para compartir, y no para ser servido. La única forma de agradecerle a Dios es buscando el reino divino y su justicia, buscando lo que El quiso brindarnos siempre, que es la felicidad y la perfecta libertad. Sin embargo, la sociedad moderna sigue creando moldes y leyes para convivir. Así tenemos en nuestros libros legales 22.000 leyes y 25.000 decretos con la ridícula esperanza de que algún día se cumplan. Algún día la sociedad comenzará muy lentamente a sentir la voz de la conciencia. 261
  • Hoy tenemos uno de cada cien habitantes, tal vez dentro de unos años tengamos un 2 ó 3 por ciento y el porcentaje continuará creciendo, porque todos los libros sagrados profetizan un despertar masivo de la conciencia espiritual. Tardará muchos años la sociedad en aceptar que la única ley que vale es la que viene de cada conciencia, que no hay que temer a la falta de ley escrita, que dudando estamos como muertos, que en cada conciencia hay una chispa divina sin posibilidad de error. Pero, por ahora, es mejor educar a nuestros hijos de una manera semi-social, sin suprimir su espontaneidad, para que puedan sobrevivir en esta sociedad hasta que alcancen el poder de decisión necesario para cambiar en el momento oportuno, en el momento que su fuerza espiritual sea lo suficientemente fuerte para resistir el cambio sin enloquecer o sin fracasar. Porque aquel que sigue la voz de su conciencia tiene que tener antes la fuerza suficiente para resistir la protesta violentísima de la sociedad actual, enfermiza, equivocada y destructiva, llena de temores y angustias, anuladora del regalo que nos dió Dios: la felicidad. 262
  • TEMA 57 LOS TRES TRIANGULOS: Para llegar al estado de conciencia universal, hay que apaciguar primeramente al cuerpo y a la mente. Por eso y para explicarlo más claramente, los antiguos alkimistas han diseñado un sistema de tres triángulos ubicados en los tres campos del ser humano: inferior, medio y superior. Fig. 105. En estos tres triángulos está contenida la totalidad de la alkimia que transforma al hombre común en imagen y semejanza del Creador. 263
  • Cuando el cuerpo está en paz se abre el 1er. triángulo, en el que confluyen 3 aspectos: la alimentación, el control de lo sexual y la fuerza interior. Pero con respecto al 1er. triángulo, específicamente con relación a la energía sexual, existen 2 caminos, el del monje y el de la pareja. El monje debe crear su energía transmutando la libido en forma personal, sin ayuda del sexo opuesto. Su parte masculina y su parte femenina contenidas en los canales solar y lunar, se combinan para transmutar la libido o energía sexual en fuerza interior. Cuando el monje logra pacificar su cuerpo, empieza a sentir en la zona abdominal, específicamente en el centro de gravedad, una nueva fuerza, una sensación de energía y calor que hormiguea bajo su ombligo, especialmente cuando la respiración es armónica. Este punto recibe el nombre de gran caldero de las transmutaciones alkímicas y para el monje es un punto de paz. Se encuentra exactamente en el promontorio, la parte superior del hueso sacro, a media distancia entre los puntos 1 y 2. La fuerza interior se genera en el punto de paz, en el gran caldero, y el monje debe seguir con toda fidelidad la voz de su cuerpo, tanto en su alimentación como en su trabajo. Es imprescindible en ese momento que el monje respete al pie de la letra la voz de su cuerpo, debe trabajar en forma rítmica y ordenada el tiempo justo y con el esfuerzo justo. No debe descuidarse por exceso ni por defecto. 264
  • Cuando la fuerza interior se despierta, naturalmente el monje sufre una estimulación sexual, un deseo casi irresistible, por lo tanto el voto de castidad debe ser inflexible. Si logra controlar su deseo, su cuerpo, espontáneamente comienza a respirar en forma muy lenta, suave y profunda y pierde las ganas de comer o come muy poco por unos 100 días. Durante esos días debe concentrarse con toda sinceridad en su sentido del gusto para saber que dieta le conviene y apenas se siente satisfecho debe dejar de comer. En esa etapa el monje debe ser espontáneo en cuanto al cuidado de su cuerpo; debe comer cuando tiene hambre, dormir cuando tiene sueño y abrigarse cuando tiene frío. Ya no debe seguir el ritmo de los demás sino el que le dicta su propio cuerpo. Entonces la fuerza interior debe subir por la espalda y bajar por el frente. Cuando la energía sube, lo hace por la columna vertebral previa contracción involuntaria del esfínter anal. La fuerza interior sube desde el punto 1 al 2, luego al 3 y al 4 y sigue hasta lo alto de la cabeza, en donde comienza a bajar. Baja por la frente hasta la nariz y el paladar y entonces la lengua por sí sola se levanta y toca el paladar, formando un puente para que la energía vuelva a bajar por pecho y abdomen hasta el gran caldero. La fuerza interior sube y baja una vuelta completa por cada respiración según el nuevo ritmo involuntario, hasta que en cierto momento la libido se retira del punto 1 y se establece definitivamente en el caldero del abdomen; se ha transmutado y el monje pierde para siempre el deseo sexual. En cambio obtiene una sensación de poder muy superior al placer que podría ofrecer un orgasmo. 265
  • En el caso de la pareja, el camino es distinto. La pareja, al principio, tiene relaciones sexuales normales, pero lentamente, en el plazo de años, deben ir alargando el tiempo de juego amoroso, y mantenerse al borde del orgasmo durante mucho tiempo, tal vez, después de años de amor, durante horas. Entonces la sensación de éxtasis sexual se va consolidando y la energía sexual se va transmutando en fuerza interior. Llega un momento en que la pareja se siente sexualmente unida aunque estén lejos uno del otro y cuando esta sensación, madura, ambos sienten el éxtasis sexual y la fuerza interior despierta en forma permanente, día y noche. Si se observa sus auras, se ve claramente un cordón energético que une sus centros sexuales. La única ley que hay que observar es que el amor de pareja sólo nace del absoluto respeto, sin exigencias, en forma espontánea. Si se respeta eso lo demás viene por añadidura, ya sea la respiración, la dieta o el trabajar en orden y ritmo. Ya sea por uno u otro camino, hasta no corregir el estado de ánimo en el campo de la tierra, no podemos acceder a la conciencia universal. Primero se trabaja sobre el campo inferior, luego o al mismo tiempo sobre el medio, y finalmente sobre el superior. 266
  • TEMA 58 EL TRIANGULO NEGATIVO: Después de haber cumplido el 1er. paso, de armonizar el cuerpo nos chocamos con el primer problema, el triángulo negativo, la mente. Fig. 106. Ya hemos dicho que la mente nos aparta continuamente de lo espiritual porque mantiene un diálogo interno, que siempre está en busca de comodidad, seguridad, emociones y poder. Todo esto forma otro yo, otra conciencia que es la conciencia personal, el ego; con lo cual, la conciencia universal queda relegada a una prioridad menor. 267
  • El ego significa estar apegado a nuestros intereses, de modo que nuestro sentido de soberbia e importancia personal crece en forma desmedida. El mantener activa nuestra importancia personal, nuestro ego día y noche, anula al 90 por ciento de nuestra fuerza interior, de nuestra energía. Nuestros intereses personales son exactamente lo opuesto a la conciencia universal, y la falta de fe en Dios, en la conciencia universal, nos hace creer que si no tenemos intereses personales lo perderemos todo. Y no es así, porque Dios ya sabe lo que queremos y necesitamos y lo que nos conviene, aún antes de que lo pidamos. Cada acto de nuestra vida debería ser una obra de arte, pero en el hombre común cada acto importante es un intento desesperado e inarmónico de sobrevivir. Por lo tanto, el hombre común vive envuelto en un halo de ansiedad. La ansiedad es lo contrario de la paz, es salirse del presente, es no concretarse en lo que se está haciendo sino en lo que podría pasar. La ansiedad es la causa de que vivamos acosados continuamente por 4 pensamientos satélites: deseos, recuerdos, problemas y proyectos. El hombre armónico se concentra en lo que está haciendo en ese momento, tiene proyectos, pero en el momento de la acción se ubica en esa acción, en el perfecto presente. Todo hombre ya ha cumplido los dos primeros milagros, la creación y la vida. El alkimista sólo busca enriquecer su conciencia porque sabe que así superará a la ciencia del bien y del mal para llegar al amor universal. Por lo tanto, practica la perfecta justicia, ya que sólo a través de ella se llega al amor. Entonces el alkimista no practica la autocompasión pero tampoco la crueldad, sino la perfecta justicia, aceptar a cada uno tal cual es. 268
  • La compasión y sobre todo la autocompasión significan tener lástima de los demás o de sí mismo. Y la lástima es un sentimiento débil y negativo que devora y desordena la fuerza interior; creando dudas y no aceptación de desafíos. Los budistas practican la compasión hacia todos los seres, pero no por tener lástima, sino amor espontáneo por ese ser. Es más, pregonan el desapego, el abandono absoluto de todos los intereses del ego. Lo opuesto a la autocompasión es el “abandono”, refiriéndose exclusivamente al abandono de los intereses del ego, siendo éste el primer paso para destruir el triángulo negativo. Para un alkimista todo acto es una obra de arte, y lo importante de esa obra es el haberla logrado sin motivos racionales. Si existiera un motivo racional para ejecutar una obra, esa obra ya no sería arte. El alkimista es un artesano que vive y actúa por amor al arte de vivir, actuar y enriquecer su conciencia. Aunque su obra de arte fuera destruída al día siguiente, al artesano no le importaría. No le importa la obra en sí sino el haberla logrado. Porque la obra material sólo sirve como testimonio ante los demás de su arte, pero al alkimista no le interesa la opinión de los demás. En cambio el haberla logrado acrecienta el brillo de su alma, y eso no puede ser destruído. Fig. 107. 269
  • Cuando se vencen estos tres obstáculos, que son los que dictan los deseos y las emociones desordenadas, la fuerza interior sigue subiendo hasta el punto 2, el centro del templo inferior y allí se transmuta en poder mental. En el monje este núcleo empieza a brillar. En la pareja se firma un segundo cordón energético que va de vórtice abdominal del hombre al vórtice abdominal de la mujer. 270
  • Un día, el fuego del corazón se apaga y nace en su lugar una luz divina. Entonces el campo mental del monje o de la pareja cambia de arriba a abajo y se ordena, se homogeiniza. En ese momento uno siente como si volviera a nacer, como si pasara de vuelta por el canal de parto. Entonces en el monje se aprecia esa nueva luz en el corazón y en la pareja se forma un tercer cordón de vórtice cardíaco a vértice cardíaco. Entonces se sabe que están preparados para traspasar la ciencia del bien y del mal y recibir al espíritu. 271
  • TEMA 59 EL TRIANGULO SUPERIOR: El sumum de la alkimia se logra cuando el monje o la pareja llegan al triángulo superior. El llegar a ese nivel implica, por supuesto, un cambio completo de vida; una fe absoluta en Dios, en el destino, en las leyes reales. El triángulo del espíritu consta de 3 elementos; concentración, sinceridad y justicia. Concentración significa que el alkimista concentra toda su atención y su voluntad en el asunto que tiene entre manos en ese momento. Hay que estar concentrado en el tiempo y el espacio, en el aquí y el ahora. Esto se practica 5 minutos el 1er. día, 10 el 2º, 15 el 3º y así sucesivamente hasta lograr acostumbrarse a esa disciplina. Sinceridad significa desmentirse absolutamente en todos los órdenes de la vida, es la forma de escuchar la muy débil voz de la conciencia. Se practica aprendiendo a distinguir los deseos de aquello que sinceramente y en el fondo sentimos que es correcto, aunque a veces ataque a nuestros intereses personales. La sinceridad es un intento continuo de quot;sentirquot; y no pensar que es lo correcto, lo absoluto. Su práctica continua lleva a despertar la videncia, ya que el espíritu nos informa de acontecimientos que están fuera de nuestro alcance, tanto en el espacio como en el tiempo. Y justicia es simplemente cumplir aquello que percibimos, darle validez, llevarlo a la práctica. Al principio el espíritu nos dice que hacer o que es lo correcto desde el punto de vista de lo absoluto. Cuando el alkimista asimila y comprende las enseñanzas del espíritu, se da cuenta que son uno, y que por lo tanto ya no es el espíritu una entidad extraña que lo manda, sino que es él mismo, la parte más profunda de la conciencia de cada uno de nosotros. Este es el triángulo de oro del alkimista que quiere llegar a la conciencia universal. Fig. 108. 272
  • Esto se puede empezar a practicar aún desde el 1er. día si al mismo tiempo se practican los otros dos triángulos . Incluso, al practicar esto, los otros dos triángulos se cumplen con mayor facilidad. El renunciar al apego es lo más importante, lo que más energía desgasta en el ser humano. Cuando se practican las técnicas que se resumen en estos tres triángulos, por sí solo el cuerpo empieza a respirar bien, se depura, uno vuelve a su peso, se curan todas las enfermedades, se despierta la fuerza interior, la lengua toca el paladar, se produce mucha saliva, los ojos lagrimean, se contraen los 273
  • esfínteres, se desarrolla la videncia y finalmente se consolida el verdadero poder de la oración, en que uno mismo, siendo parte del espíritu, dobla el destino con su intención. Por eso es tan importante conocer la ciencia del bien y del mal cual es el bien verdadero y el relativo, y cual es el mal real y el aparente. Cuanta veces se ha hablado de la guerra, si es bueno o no matar para defender la patria, o de un enfermo incurable, si conviene o no dejarlo morir. La ciencia del bien y del mal es como una cruz con 2 ejes; el mental y el espiritual. Fig. 109. 274
  • 275
  • El eje espiritual son sentimientos, que van desde el más elevado, lo absoluto, al más bajo, la inercia. El máximo bien es lo absoluto, el verdadero bien es el amor, la justicia está en el medio y el verdadero mal es el odio. Sin embargo, la indiferencia total es peor que odiar, porque es como negar la existencia. A un gran odio siempre se reacciona con un gran amor, de lo contrario la raza se aniquilaría. Pero existe otra barra, la mental, que también habla del bien y el mal. El falso bien es la fortuna, y el falso mal la desgracia. La gente está educada para creer que si uno se gana la lotería, Dios lo bendijo, y que si uno choca con el auto, el diablo lo maldijo. Pero no es así, ya que fortuna y desgracia son la vibración de la vida, como el frío de la noche y el calor del día. La barra que representa al bien y al mal relativos, puede subir o bajar como un ascensor por la barra vertical, siempre centrada en la justicia. Cuando la barra mental se eleva, por regla general se acorta, de modo que la percepción del bien y el mal relativos se hace más tenue, y si la barra asciende hasta lo absoluto, e hace tan corta que prácticamente desaparece. Si la barra baja por debajo de la justicia, se hace más y más larga, de modo que la percepción del bien y el mal relativos se exagera. Y llega hasta la abulia, la barra mental se hace imposiblemente larga, con lo cual el individuo ya no puede percibir el bien y el mal y entra en estado de abulia. Si no hubiera fortuna y desgracia, nada movería a buscar la justicia, y si no hubiera odio y amor, nada nos movería a volver al origen, al Creador. 276
  • En el alkimista, la barra mental, fortuna-justicia-desgracia, sube y se hace más chica, hasta que al llegar a lo absoluto ya no se detecta fortuna ni desgracia. Y cuanto más apegada y envidiosa es una persona, más baja su barra mental y más se acerca al odio, de modo que su distinción por el bien y el mal relativo se hace insoportable. Dios no tiene nada que ver con la fortuna, eso es relativo. Dios es amor y el amor sólo se despierta a través de la perfecta justicia. 277
  • TEMA 60 EL SER Y EL HACER: Una vez que se abre el núcleo mental, se forma, en el caso del monje, una hermosa luz a veces visible para el hombre común, alrededor de la cabeza. Los santos antiguos irradiaban esa luz que vemos en muchas pinturas del renacimiento, se conoce como halo. En el caso de la pareja, se forma el 4º cordón de núcleo cerebral a núcleo cerebral. Esa pareja forma entonces un poder, el igual que el monje. Formar un poder significa que uno ha transmutado sus energías bajas, deseos y pasiones en fuerza espiritual. Este proceso suele durar muchos años y se denomina proceso alkímico. El alkimista divide su tiempo en 3 etapas: el trabajar, el descansar y el ser. El trabajar es el hacer; se trata de hacer todas las cosas con absoluta concentración, sinceridad y justicia. Si se cumplen estas 3 condiciones en forma permanente, el proceso de transmutación se cumple en forma automática. El alkimista se fija como prioridad 1 si lo que hace lo hace por amor o por interés personal. El alkimista no intenta inventar el amor, simplemente actúa con perfecta justicia y un día encuentra que en el fondo de esa justicia nace el amor real, aquel del que hablan los maestros. Luego, como prioridad secundaria, se fija si su acción engendra fortuna o desgracia para el sistema en el que quiere influir. Jamás podemos lograr un acto completamente bueno o completamente malo en cuanto a fortuna o desgracia. Cualquier acto, por insignificante que parezca, beneficia a unos y perjudica a otros relativamente. 278
  • Por supuesto, este beneficio o perjuicio tiene un orden de prioridades. Curar a alguien es casi siempre mejor que herirlo. Pintar una pared es casi siempre mejor que romperla. Sin embargo, cuando chocamos un auto, beneficiamos al mecánico que nos va a cobrar por su reparación. Y cuando arreglamos un auto, perjudicamos al mecánico que se perdió el negocio. De modo que cualquier acto tiene un valor relativo y un valor absoluto. El alkimista siempre se fija primero en el valor absoluto. Cuanto más perfecta es la justicia, más pronto nace el amor real, y más pronto se completa el proceso alkímico. Cuando uno no trabaja porque está cansado debe descansar, o dormir. Nunca hay que presionar excesivamente los ritmos naturales. Sin embargo, hay momentos en que no hacemos trabajos ni descansamos. Estos son los momentos del Ser. El ser, significa sentarse muy derecho y permanecer con la máxima atención pero sin intención. A esto se le llama normalmente concentración o meditación. Existen para concentrarse cientos de técnicas, cientos de creencias, muchas posturas y muchas respiraciones. Sin embargo, el sistema natural es no intentar nada, no pedir nada, liberar cuerpo, mente y conciencia porque estos tres sistemas ya saben cómo ordenarse, desde ya nacimos. Lo único que hay que cuidar es no distraerse ni divagar ni inventar nada. Sólo permanecer lo más conciente, lo más atento posible pero sin tratar de manejar ni la respiración, ni la energía, ni las visiones o sensaciones que aparezcan. 279
  • Para manejar esas cosas haría falta un maestro, así que, si lo hacemos solos, conviene dejarlo en manos de Dios interior, el dios que nos espera en el fondo de nuestra conciencia, en alguna parte del eje de conciencia. Si se realiza de este modo, no hay problema ni peligro alguno. Pero esto sólo debe ser realizado por aquellos que buscan la verdad, la libertad, que tengan auténtica fe en Dios como espíritu universal. Porque existen en alkimia tres tipos de personas que se relacionan con los tres canales: solar, lunar y eje de conciencia. Fig.110. El solar o positivo quiere trabajar todo el tiempo, no respeta los ciclos naturales y se cree causa de todas las cosas. No pide nada a Dios porque cree que lo que no hace uno mismo no lo hace nadie. Se cree víctima de las circunstancias y no tiene fe en las posibilidades superiores del ser humano. 280
  • El lunar o negativo vive pensando que Dios lo observa y anota sus culpas día y noche; habla de Dios todo el tiempo e intenta hacer las cosas como supone que a Dios le gustaría y no como el siente. Le pide todo a Dios y le agradece por aquellas cosas por las que ni siquiera está conforme; todo por tratar de quedar bien con él y ganarse el cielo. No reconoce que es Dios en potencia, ni que es imagen y semejanza de El, vive con miedo a los antojos de Dios y cree que la fortuna y la desgracia son la forma de premiar y castigar. Por quedar bien con Dios sostiene que El siempre premia y que el Creador de desgracias en el diablo, que apareció por accidente, sin que Dios no lo haya creado. Y el tercer tipo de personas es el centrado, que reconoce a Dios como la prefecta justicia que existe dentro de cada uno esperando ser despertada. Sólo pide a Dios no desear, cuando quiere lograr algo lo intenta con toda su atención y su voluntad, con todo su ser. Y cuando quiere agradecer a Dios lo hace ofreciéndole una vida impecable, luchando a más no poder por seguir la voz de su conciencia hasta las últimas consecuencias. Reconoce que la fortuna lleva en su interior la desgracia y que la desgracia lleva en su interior la fortuna, y así hasta le infinito, tal como lo muestra la geometría pentagonal. TEMA 61 EL PROCESO ALKIMICO: Conviene repetir y confirmar que el ser humano tiene varias partes; a saber: 281
  • El cuerpo, que no es el verdadero ser, ya que una vez muerto se pudre y vuelve a tierra. La mente, es el intento; es la suma de costumbres y hábitos que hemos asimilado por sugestión y muchas otras cosas. El intento de casi todos es demasiado pasivo o demasiado activo; es difícil sujetarlo a un equilibrio. Nuestro intento es un subsistema del gran intento, una burbuja del kosmos. El espíritu, la conciencia, el yo superior. Es aquello que se capta cuando el intento está en perfecto equilibrio. Una vez confirmado esto, diremos que el proceso alkímico surge espontáneamente cuando el alkimista equilibra su intento. Para equilibrarlo durante la acción, debe hacer cada cosa con absoluta concentración, sinceridad y justicia. Para equilibrarlo durante los momentos pasivos, debe liberar cuerpo, mente y sentir, en el mayor silencio mental posible, la voz de su conciencia. Una vez acostumbrado a estas prácticas, la fuerza interior surge espontáneamente del gran caldero, del promontorio del hueso sacro (núcleo secundario entre los núcleos 1 y el 2 de la Fig. 111.) y comienza a circular por el cuerpo en sentido transversal. La fuerza sube por la columna vertebral y baja por frente miles de veces, cruzando los puentes de la boca y el esfínter anal. Cuando se transmutan las energías físicas, el caldero combina la energía agua de los riñones con la energía fuego del corazón, produciendo un vapor alkímico. 282
  • Este vapor filosófico se siente como una fuerza que sube hasta el plexo solar, debajo del esternón, entre los núcleos 2 y 3 en donde la energía física se transmuta en mental. El alkimista sigue con su disciplina de seguir la voz de su conciencia día y noche y entonces la energía mental sube hasta la cabeza y se establece en el punto o núcleo 4, el cerebral, donde se transmuta en fuerza espiritual. Si el alkimista continúa con el proceso, la energía llegará al rector en donde se funde con lo absoluto. En el caso del monje, esto se logra solo, fundiendo en sí mismo su polaridad masculino y femenino. En el caso de la pareja, de los cuatro núcleos del hombre surgen cuatro cordones que se unen a los cuatro núcleos de la mujer, quedando unidos para siempre, de modo que forman un solo ser, un poder sobre la tierra. En ambos casos, el objetivo del proceso alkímico es formar un poder, un ser espiritual que vuelva a Dios después de haber cumplido su ciclo evolutivo en la tierra. De modo que el proceso de enriquecer la conciencia implica no solo una vuelta al origen sino además una influencia benéfica, espiritual que bendice al mundo. En las últimas etapas del proceso alkímico, la fuerza espiritual del alkimista bendice al mundo y ayuda a otros seres a escapar de la conciencia del bien y del mal. El poder que se forma es un doble del cuerpo humano, como un fantasma, que sale por la mollera del alkimista (dos entidades en el caso de la pareja) y que puede materializarse, desmaterializarse, hacerse visible, hacerse invisible, atravesar paredes, elevarse en el aire, influir psíquicamente sobre 283
  • otras personas, conocer todos los tiempos estar en mil partes al mismo tiempo, y por sobre todas las cosas, enseñar sin palabras, por mera presencia, irradiando amor y paz a niveles inconcebibles. Fig. 111. Este poder llamado doble espiritual es el logro completo de la alkimia. Entonces se ve aquí que la alkimia es la perfecta combinación de la magia, la ciencia y la religión. Fig. 112. 284
  • Lo increíble de la alkimia es que con sólo seguir la voz de la conciencia uno puede llegar, es más, todos vamos a llegar aunque tengamos que pasar miles de vidas. Es increíble que uno de cada un millón lleguen a lo absoluto. Esto ocurre porque al comenzar el proceso alkímico surgen los poderes. Entonces uno se cree elegido por Dios para arreglar el mundo y se traba en esos niveles intermedios. Uno tiende a creer que Dios anda medio dormido, y que por eso uno tiene que arreglar el mundo en su lugar. La verdad es que no hay mejor forma de arreglar el mundo que completando el proceso alkímico, ya que es tanta la virtud que se irradia que no hace falta otra acción. 285
  • TEMA 62 CONTACTO CON LA RED: Para explicar los tremendos poderes que existen en la conciencia universal, debemos comprender primero que cada uno de nosotros es simple y sencillamente una burbuja de la red, una perturbación o modificación del sistema espacio-tiempo. Nosotros, las burbujas, estamos habituados a presencia, a percibir y a influir sobre determinadas energías de esa red. Esas energías las llamamos nuestra quot;dimensiónquot;, nuestro mundo; la realidad que podemos captar; nuestro intento. Si un ser mentalmente más poderoso que nosotros quot;intentaquot; cambiar la realidad, lo logrará en un pequeño entorno y durante un tiempo determinado. De modo que un ser evolucionado puede desplegar su poder ante otro ser e influir en él con cierta intensidad. Todo poder no es más que un poderoso doblamiento de las líneas de la red espacial. Ya sea que el alkimista influya sobre sí mismo o sobre los demás, todo lo que hace es movilizar las frecuencias internas de su burbuja mental para que entren en resonancia con diversas frecuencias externas. Todas la religiones proféticas y los libros sagrados hablan de 7 cielos, 7 dimensiones que el alkimista puede sintonizar. Debe haber miles, pero el alkimista, por su naturaleza, solo puede abarcar 7 dimensiones. 286
  • Cuando el alkimista sintoniza otra dimensión, simplemente desaparece ante nuestros asombrados ojos y reaparece en esa otra dimensión. Dentro de nuestra dimensión, llamada mundo común, realidad cotidiana, el alkimista puede sintonizar cientos de variantes sin salirse de esta dimensión. Se podría comparar con un equipo de radio; un sintonizador que tenga varias bandas. Por ejemplo: AM NORMAL FM FACIL ACCESO MW SW DIFICIL ACCESO UHF VHF INFRARROJO De todas estas, sólo la primera dimensión, FM, sería el mundo conocido, sin embargo, dentro de esta dimensión tenemos muchas estaciones. muchos canales. Así, cuando el hombre común está enojado, sintoniza la onda quot;enojoquot;, ordena a sus vórtices que capten cierta combinación de frecuencias que provocan el estado emocional llamado enojo, Lo mismo pasa para la risa, la alegría, el cariño, y todas las emociones, estados de ánimo y estados de conciencia posibles. 287
  • El alkimista llega desde el 1º hasta el último canal de esta dimensión, simplemente porque tiene la atención despejada y la energía necesaria para amplificar cada frecuencia que recibe. Así cuando el alkimista se concentra quot;intentaquot; con su doble espiritual aparecer en otro lugar, simplemente se concentra en ese otro lugar hasta que el total de su energía se proyecta hasta allí. Entonces se dice que ha viajado en el espacio. La Iglesia Católica tiene cientos de registros sobre santos que se han tele transportado, o que han desaparecido, o que se han visto en 2 o más lugares al mismo tiempo. Cuando el alkimista se presenta ante un hombre común, puede, con su influencia, hacer que éste perciba lo que el alkimista esté intentando. Si el intento o la concentración del alkimista es débil, ese acto de poder no pasará de ser un momento hipnótico, pero si es fuerte, puede crear cambios permanentes. La hipnosis y la auto hipnosis son buenos ejemplos de como el alkimista cambia la realidad en forma periódica. Pero el verdadero alkimista está más allá de la hipnosis, es más, su lucha consiste en sacarse de encima toda sugestión para percibir el mundo tal como es y no como le enseñaron a verlo. Además el poder acumulado del alkimista ejecuta cambios reales, y no sólo sugestiones. Los cambios son permanentes y son dictados por el espíritu, por la conciencia universal. Un alkimista entonces, mediante el manejo de su propia mente puede percibir o influir sobre el espacio a través de la red espacial, y sobre el tiempo a través de la misma red en su aspecto temporal. Es así como los libros sagrados tienen profecías de 2.000 años que se han cumplido, por el arte de proyectar la mente en el futuro. 288
  • Imaginemos al mundo como una mesa de billar. Dios tiene en sus manos el taco e impulsa una bola en una dirección determinada. Pues bien, una mente superior puede determinar en que momento y lugar pasará la bola por un sitio predeterminado. Si en esa mesa de billar que representa al universo hubiera dos bolas en movimiento, la combinación de posiciones en el tiempo y el espacio se complicaría. Pues bien, el universo es como una gigantesca mesa de billar lleno de bolas que son los seres y las fuerzas naturales, cada una apuntando en cierta dirección, con cierta intensidad y velocidad. La asombrosa cantidad de rebotes, choques, causa y efectos, sólo podría ser calculada por una supercomputadora, que sabrá la posición de cada elemento en cada momento. Y esa gigantesca computadora es la conciencia universal, y todos los que acceden a ella podrán ver el pasado, presente y futuro, de modo que actuando sobre el presente podrían dirigir el futuro. Todos podemos modificar el futuro desde el presente, sólo que no sabemos las consecuencias de nuestros actos, sin embargo, aquel que ha llegado a lo absoluto puede influir, directamente sobre el pasado o el futuro, creando así una división en la línea del tiempo, una doble historia, en definitiva, una realidad aparte. 289
  • TEMA 63 SUPERVIVENCIA, PODER, AMOR: El hombre común dedica su vida a sobrevivir. Apenas comienza su vida, es modelado de acuerdo a la moral y a la forma de vida de su sociedad y asume gran cantidad de pactos y compromisos que debe cumplir para que la sociedad lo juzgue bien. Su vida se transforma en una pesada carga que debe arrastrar para ganarse el cielo a juicio de una sociedad equivocada. Si ese hombre no cree en algo superior, estará condenado hasta el último de sus días. Sin embargo la voz de la conciencia susurra en todos los seres, no importa que tengan acceso a libros sagrados o no. Aún un náufrago en una isla tendría posibilidades de escuchar o sentir la voz de su conciencia. No sería justo que un hombre sí tuviera acceso a lo espiritual y otro no. El reconocer o no la existencia del espíritu dentro de uno es pura responsabilidad personal. Incluso aquellos que tuvieron una pésima infancia, los esclavos, los presos, todos pueden sentirla. Es más, el hambre, la enfermedad, la fiebre muy alta, los sentimientos profundos, el hambre y sed de justicia, y sobre todo el dolor por perder un ser amado, pueden despertar la fuerza espiritual. Todo está planeado por Dios para que sea del todo imposible perder acceso a lo espiritual. El peligro consiste en que al empezar a despertar la fuerza interior, surgen tanto la videncia como el poder de influir. Muchos comienzan a buscar entonces libros o maestros que les enseñen a ver mentalmente, o a influir para que se cumplan sus deseos, o a salirse del cuerpo, o a hipnotizar o a hacer curaciones en nombre de Dios. Pero como no conocen la ciencia del bien y del mal creen que si Dios está con ellos curarán a muchos, y ganarán mucho dinero, o que si hacen largas oraciones para quedar bien con Dios, el les dará poderes o ganarán muchos aplausos y admiración popular. 290
  • El hombre espiritual sigue el camino medio, no es pobre ni rico, no ayuna ni es goloso, no mortifica su cuerpo, sí busca siempre la armonía y trata a todos por igual, no desprecia a nadie, aunque pudiera ver el aura de un hombre cargada de pecados y males, lo trataría como un hermano, enfermo del alma, equivocado, pero no lo despreciaría. El hombre espiritual se sienta y de deja llevar por el silencio mental, permaneciendo en estado de máxima atención sin la menor intención, sólo desea no desear, permanece en estado de quietud total, en perfecta paz, no contemplando su propio yo, sino contemplando el vacío, el infinito, desde su propio yo, Permanece así alrededor de una hora al amanecer y una al anochecer. Durante el momento de actividad, comienza eligiendo cualquier trabajo, lo planea de arriba a abajo sin dejar nada al azar, y lo cumple pensando, bien centrado en el perfecto presente, en lo que está haciendo en cada instante, sin pensar ni un segundo del pasado ni uno del futuro, trabajando a su ritmo y en perfecto orden. Si más que un trabajo es un problema, mejor. El alkimista usa el sufrimiento y los problemas para su provecho porque éstos causan profundas emociones. Cualquier emoción puede ser quemada en el caldero inferior para transmutarla en fuerza espiritual, así siempre es provechosa. Yo recuerdo haber pasado momentos de tremenda angustia que me provocaban un dolor en la garganta en el corazón, y entonces, mediante la respiración lograba bajar esa sensación al promontorio, en donde se quemaba y se transmutaba en un bienestar casi inmediato. Un alkimista elige al principio un pequeño problema y lo convierte en desafío. Para él la palabra problema no existe; son todos desafíos. El alkimista enfrenta el desafío con toda su concentración, sinceridad y justicia, en orden, a su ritmo y sin dejar nada al azar. Cumple absolutamente el desafío dándole una solución que a él y sólo a él le parezca correcta; sin importar la opinión de los demás. Esto 291
  • lo hace por amor al arte, porque el verdadero fruto no está en la solución que ven los demás, el verdadero fruto está en haber cumplido y así haber abrillantado nuestra propia alma. En toda acción, en todo desafío, hay dos frutos; uno relativo y otro absoluto. Si se trata por ejemplo de arreglar un auto, el fruto relativo está en que al final el auto funcione bien. Pero el fruto absoluto está en haber trabajado en armonía, en orden, bien concentrado en ese trabajo, por amor al arte de quot;hacerquot;, de dar expresión y acción a nuestra vida. Todo momento de decisión es un momento de poder, por eso el alkimista no se fija en el fruto relativo, sino en el absoluto. Por lo tanto lo hace todo por amor al arte, y a través de la perfecta justicia, de el perfecto enfrentar a todas las situaciones que el destino nos presenta, nace el verdadero amor, el amor al arte de vivir. Siempre conviene empezar con pequeños desafíos, porque así damos lugar a que la fuerza espiritual vaya creciendo de a poco. Entonces el destino nos irá enfrentando a desafíos más y más importantes cada vez, y cuando uno quiere darse cuenta, la fuerza espiritual ya se le habrá despertado sola, y nos encontraremos usando los mismos poderes que buscan los mentalistas, pero en forma espontánea, correcta, en el momento y el lugar oportuno. El amor es fácil de confundir con el apego, el verdadero amor va más allá de las costumbres y los lazos familiares. Por ejemplo, con respecto a los padres e hijos, sentimos un amor entrañable, es decir que sale de nuestras entrañas y que abarca el templo inferior y el medio. Es difícil reconocer esto, pero cuando el alkimista logra atravesar la zona del bien y del mal, recién ahí es posible distinguir entre el amor familiar y el espiritual. A mi hijo lo quiero porque es mi hijo, hay una razón. En cambio el amor espiritual es sin razón, sin importar si el ser amado es pariente o no, sin importar tampoco si nos han hecho favores o si nos 292
  • llevamos bien o mal. El amor espiritual no se va por mal funcionamiento cerebral, ni por amnesia, ni por los vaivenes del estado de ánimo. El verdadero amor es una luz dorada que sale del corazón y fluye a todos los seres, las plantas, la tierra, las estrellas; es un sentimiento de armonía hacia el bueno y el malo, hacia el justo y el injusto, mientras que el amor humano, en algunos casos, puede apagarse. TEMA 64 LA LUCHA CONTRA EL MAL: En casi todas las filosofías encontramos el simbolismo de la serpiente; una serpiente buena y una mala. En general la serpiente o el dragón buenos están relacionados con el cielo y vuelan. En cambio la 293
  • serpiente y el dragón malignos se arrastran por la tierra y están relacionados con el infierno, como en las leyendas Europeas en que el dragón cuidaba la entrada a las grutas infernales. Fig. 113. Sin embargo esta polaridad bien-mal, es relativa, es una ilusión mental que perdura mientras estemos en este valle de lágrimas bajo el poder de la ciencia del bien y del mal. 294
  • Por ejemplo, lo femenino, está clasificado como negativo, pero todos sabemos que sin lo femenino la vida no existiría. Si hay calor, debe haber frío, si hay luz, debe haber oscuridad, si hay positivo, debe haber negativo. Pero no como algo maligno, sino como la otra cara de la moneda, como la inseparable dualidad que existe en el reino material en el espacio-tiempo. El único y verdadero mal es el odio, que viene acompañado de injusticia, desorden e incertidumbre. Pero no nos confundamos, cuando su vecino lo insulta por tal o cual motivo, eso no es odio, sólo es furia, emociones mal procesadas. El verdadero odio es igual que el amor pero en negativo, es sin razón, es porque sí. La ignorancia fomenta el odio, y el odio da poder, sobre todo poderes hipnóticos y de influencia a distancia. Pero toda persona que logra el poder de odiar, comienza a consumirse a sí misma como una pastilla radioactiva, y después de un plazo determinado, se autodestruye. El hombre espiritual, sabio o alkimista, no intenta jamás crear emociones, simplemente ordena su mente en la perfecta justicia y entonces el amor real fluye de sí mismo en forma espontánea. También evita la competencia, simplemente hace lo suyo sin compararlo con nadie. Jamás enfrenta al mal con otro mal; acaso puede una mala acción borrar otra mala acción? La única forma sabia de enfrentar el mal es con un movimiento enérgico hacia el bien absoluto, dando el ejemplo y buscando el origen del mal, la causa del desorden que lleva a tanto vicio. Sólo así puede manejarse el destino. Yo conozco casos de gente que ha sobrevivido a ataques muy violentos, el caso de un hombre con 3 balazos y 40 golpes en la cabeza, o una caída de 2000 metros en que no se abrió el paracaídas, y sin embargo han sobrevivido. Y también conozco casos de gente que ha muerto por infección, al pincharse un dedo con una espina. Cuando en nuestro destino está escrito que uno debe morir, ya no hay nada que hacer. Eso no 295
  • significa que el que sobrevive es mejor que el que muere, sino que cada uno tiene su profecía escrita, como los movimientos en la mesa de billar. Cada uno tiene su destino escrito en esa computadora que es la conciencia universal. Pero eso no significa que estamos condenados; no lo estamos simplemente porque es uno mismo el que escribe, con sus actos, su destino. Cuanto más poderosos, puros y decisivos sean nuestros actos, más desafiante será nuestro destino. TEMA 65 LA RUEDA DE LA LEY: En la Fig. 114, vemos el Samsara, la rueda de la ley según la filosofía hinduísta. El centro de la rueda representa al espíritu, todo el disco en sí es mente y el borde es la parte física. 296
  • El sabio se ubica en el centro, mientras que el hombre común pierde su atención en zonas cercanas al borde, entre el cuerpo y el pensamiento. Cuanto más materialista sea un hombre, tanto más cerca del borde estará su atención. Y cuanto más espiritual sea, en el sentido estricto de la palabra, más cerca del centro estará su atención. Pero no olvidemos que el cuerpo, el deseo y el pensamiento, aunque son inferiores al espíritu, tienen cada uno su importancia. Es por eso que uno debe cuidar no sólo su mente, sino también su cuerpo, porque el desarrollo evolutivo de un ser es en conjunto, de modo que todas las partes del ser funcionan como un equipo. Así, si se cuida cuerpo, mente y espíritu, el proceso alkímico puede cumplirse, caso contrario, no hay evolución. Fig. 115. 297
  • La sensación de conciencia crece desde la línea entre lo físico y lo mental, y va creciendo conforme el proceso alkímico evoluciona. El hombre que no sabe usar los talentos que se le han dado, cubre un pequeño porcentaje del cuerpo y la mente. Si no cuida mínimamente su cuerpo en alguna etapa del proceso, no hay evolución. Sólo después de cierta etapa en que la fuerza interior empieza a funcionar por sí sola, ya no es necesario preocuparse por el cuerpo, la fuerza interior lo cuida en forma automática. A su vez existe otro error, que es el creerse espiritual. El hombre que se cree espiritual vive con su atención cerca del centro, pero no respeta el cuerpo, deseo o pensamiento, vive fuera de armonía y 298
  • realidad y no alcanza mérito alguno. Son los típicos santones que hablan todo el día de paz relativa, compasión en el sentido de lástima, consuelo y resignación, que caminan con la cabeza doblada y las manos juntas en gesto de beatitud, pero que por dentro están débiles, vacíos y no sienten la presencia del espíritu vivo en el fondo de su conciencia. Por el otro lado, en la figura 115 vemos también al hombre materialista, que concentra su atención sólo en el cuerpo y en los deseos. Este tipo de ser no puede evolucionar, por lo tanto el destino le empieza a mandar distintos tipos de pruebas que le causan sufrimiento hasta que el individuo empiece a buscar soluciones en el plano espiritual. Si no fuera así, ese hombre jamás encontraría motivo o estímulo para evolucionar, y seguiría su vida común como un animal por siempre. A medida que crece el control desde el borde entre lo físico y lo mental, el hombre espiritual logra dominar de a poquito todo su ser, respetando el orden de prioridades que corresponde a cada nivel. Fig. 116. Al principio logra un débil control de cuerpo y mente, o de cuerpo, deseo y pensamiento; luego, al enriquecer su conciencia, tanto el control físico como el mental aumentan simultáneamente, por ley de 299
  • polaridad. Finalmente cuerpo, mente y conciencia se unen en un todo. Todo es mente, es la conciencia total. La rueda de la ley se conoce también como rueda del destino, o rueda de la ciencia del bien y del mal, o rueda de las reencarnaciones. La característica principal es que gira siempre hacia el mismo lado, y cuanto más centrado está uno, menos se siente su giro. La rueda al girar avanza, pero su centro no sufre los altibajos que sufren todos los demás puntos de la rueda, tanto más evidentes cuanto más lejos estén del centro. Estar cerca del borde equivale a ser materialista. Por lo tanto cuanto más materialista sea una persona, más sensación de bien y mal relati- vos tendrá. Fig. 117. Por lo tanto, cuando el Sr. quot;Aquot; avance por la vida, siempre se sentirá en paz aunque su cuerpo y mente sufran altibajos. El Sr. quot;Bquot; que no está tan centrado, tendrá una leve sensación de que la fortuna y la desgracia lo acosan con extraños ciclos. Y el Sr. quot;Cquot; que está muy excéntrico, será acosado por sensaciones de fortuna y desgracia a niveles insoportables aunque le pase lo mismo que a quot;Aquot; y quot;Bquot;. 300
  • Por lo tanto el sabio vive en paz y se enfrenta a su destino con humildad, sin intentar dañar a nadie pero sin sentir lástima tampoco por nadie, porque al sentir pena, lo que hacemos es compartir la pasión, y si le damos prioridad a nuestros deseos, pasiones, o sentimientos inferiores, la fuerza espiritual no se desarrolla. Es cierto que nuestros sentimientos personales parecen ser lo más importante que existe, pero el hombre que tiene fe en el espíritu que hay dentro suyo, descubre de pronto que ya está todo planeado, que los hilos del destino fluyen desde adentro, y que día a día la conciencia universal nos impone desafíos calculados estrictamente para que nos desarrollemos. Si tenemos razones para creer que un desafío es muy grande para nuestro nivel, entonces nos retiramos, y usamos la vergüenza de no haberlo aceptado como estímulo para perfeccionarnos más. Es simplemente un asunto de fe, y repito, la fe no es un creer intelectual; la fe es sentir, con la más absoluta sinceridad y humildad que tenemos la fuerza necesaria para enfrentar los desafíos que nos manda el destino que nosotros mismos hemos tejido. 301
  • Cuanto más nos perfeccionamos, más causa somos. El hombre débil, es puro efecto, y el destino lo envuelve como una hoja al viento. Cuando le damos un consejo siempre contesta: quot;si, pero como hacés para lograr tal o cual cosaquot;. Todos estamos bajo la ley de causa y efecto, pero cuanto más concentración, sinceridad y justicia apliquemos, más dominio de las causas del destino tendremos, más libertad y más fuerza absoluta, fuerza espiritual. El sabio en un principio deja de pedir cosas, se queda en silencio, observa y escucha al destino, luego lo comprende, se hace amigo y finalmente crea su destino. Esto es ser imagen y semejanza de Dios. TEMA 66 LOS MARTIRES: El hombre sabio siempre tiene en cuenta que el mal es el abono del bien, es la ocasión de la bondad. Cuando el hombre común se enfrenta al mal, su primer reacción es deshacerse de él, esquivarlo, no verlo más, sacárselo de encima. 302
  • El hombre sabio, en cambio, como trata igual a buenos y malos, justos o injustos, no puede desperdiciar la oportunidad y dejar que ese mal se pierda sin dejar frutos. Por lo tanto, el sabio debe aprovechar el mal, debe aprovechar la fuerza del enemigo para manejarlo con esa propia fuerza, de acuerdo al dictamen del espíritu. Además el sabio siempre siente un gran amor por ese hombre malvado, equivocado, enfermo, que bien podría ser su hermano. Por lo tanto, el sabio, transmuta el mal y trata por sobre todas las cosas de aliarse con el hombre enfermo y equivocado para salvarlo. El ejemplo clásico es el de Saulo. Este cazador de cristianos iba a caballo llevando a algunos cristianos encadenados para los leones del circo romano, pero de pronto, la luz de Cristo se le aparece en el cielo. Esa luz lo fulmina, lo tira del caballo y lo deja ciego por tres días. Pasado ese tiempo, Saulo cambia por completo, un ángel le devuelve la vista y le enseña el camino de la justicia. El cambio es tan grande que finalmente Saulo se transmuta en San Pablo, uno de los pilares del cristianismo. El mahatma Gandhi, por ejemplo, se enfrentaba al mal y se dejaba golpear, romper los huesos y vivir en prisión por sus enemigos, manteniendo toda su nobleza, todo su valor, y todo su sincero amor hacia el enemigo equivocado que lo golpeaba. Las enormes emociones que se despertaban en esos momentos eran bien transmutadas por la sinceridad y la fe en la justicia, creando en el destino un doblamiento tan poderoso que hasta logró la libertad de la India. A veces el sabio se impone mediante la acción, y otras veces mediante la no-acción, pero la base del trabajo espiritual es sentir un profundo amor real, nacido de la perfecta justicia, por el enemigo que erróneamente nos ataca. Cuando hay salvajismo, a veces, el sabio se retira porque sabe que su madurez, su fuerza espiritual, no alcanza para procesar tanta maldad, por eso conviene empezar el trabajo con pequeños 303
  • desafíos, luego medianos, y finalmente los más grandes, siempre sin inventar sentimientos ni compartir la pasión, siempre con espontaneidad. Tampoco hay que preocuparse por la fortuna o la desgracia. Mucha gente dice: Y si fulano es tan espiritual por qué le pasó tal o cual desgracia? La rueda de la fortuna y la desgracia nos toca a todos, sólo que el hombre centrado casi no la siente. Hace millones de años, en los primeros niveles de evolución, todos pasamos por la etapa de los seres inferiores, éramos todos como ostras, chupando alimentos del fondo del mar, aburridos, sin problemas, sin fortuna ni desgracia. Actualmente este aprendizaje ha quedado implantado a nivel vegetativo, pero por nuestra evolución mental, tenemos sensación de fortuna y desgracia. No nos queda otra solución que comprenderla y superarla. La polaridad fortuna-desgracia es la vibración de la vida. Por más injusta que parezca una situación, siempre es un mal relativo, es un no volver al fondo del mar a chupar plancton como una ostra. La justicia absoluta engendra el amor, el tercer milagro, y la injusticia engendra el odio, el mal absoluto. Siempre vale la pena amar, aunque el amor sufra los altibajos de la fortuna y la desgracia. Busque a alguien que haya sufrido una gran desgracia, por ejemplo una persona viuda, y pregúntele qué hubiera preferido. O no haberse enamorado, o haberse enamorado y luego haber perdido a su cónyugue. Si esa persona es espiritual contestará que la experiencia de haberse enamorado, aunque después lo haya perdido, es mejor que no haber sentido nada, sólo indiferencia. Para una persona espiritual, los mártires, los que no escupían la cruz o cualquier símbolo de fe aunque fueran quemados vivos o arrojados a los leones, son auténticos héroes, que murieron luchando por sus ideales, en su campo de batalla, y por lo tanto sintieron la paz de una muerte digna. En cambio el hombre común ve en su muerte una desgracia que le parece una mal fruto absoluto. Por lo tanto para el hombre común un mártir es un fracasado. Ver los hechos de los Apóstoles en ..RVABIB98BIB98ES.EXE 304
  • Cuando el hombre está entre la espada y la pared, le quedan sólo dos posibilidades de escape; hacia arriba o hacia abajo. El hombre espiritual se eleva y entonces fluye de él lo mejor de sí mismo, mientras que el hombre de mala voluntad intenta escapar por abajo, arrastrándose y poniendo de manifiesto lo peor de sí mismo. Todo momento de decisión es un momento de poder. Entonces, si la fe es auténtica, si no hay apego ni importancia personal, la fuerza espiritual despierta y se hace justicia; el destino cambia radicalmente. Esos momentos los decide uno mismo, pero si se cumplen los tres triángulos, no hay posibilidad de error. Mientras el hombre madura su proceso alkímico, se equivoca muchas veces, pero no importa, es el sacrificio. La naturaleza y la humanidad pueden soportar ciertos errores. Es más, todos tenemos derecho a equivocarnos una y mil veces, pero debemos asumir cada error y hacernos responsables del mismo. Por eso es tan importante la sinceridad. Si observamos todos los sistemas que nos rodean con absoluta sinceridad, con absoluto desapego y sin el menor prejuicio, la videncia se va despejando, día tras día. Entonces el alkimista más que ver siente la presencia del ser que tiene delante, y siente la presencia de tal o cual intención, sentimiento o esquema. Finalmente, llega a sentir la presencia de todo el mundo que lo rodea como un sexto sentido. En definitiva, siente la presencia del destino. Se siente él como una burbuja del intento, enfrentando al destino, al gran intento. Entonces intenta armonizar con ese destino hasta hacerse amigo, y finalmente logra, a través del espíritu, influir poderosamente en el destino. 305
  • TEMA 67 LOS MANDAMIENTOS: Ya hemos dicho que mediante el intento inquebrantable, constante, permanente, en forma rítmica y ordenada, se llega a un nivel de armonía. El intento consiste en seguir la voz de la conciencia. Como seguir la voz de la conciencia es un intento muy difícil, muy sutil, los quot;diosesquot; que quisieron ayudar a los hombres en la antigüedad, les dictaron o les dieron libros sagrados que contenían leyes o mandamientos también sagrados. 306
  • La diferencia entre un libro común y uno sagrado, es que éste último habla de leyes y verdades eternas, inmutables; no hace falta actualizarlo. Mi opinión personal es que todos los mandamientos son el mismo; buscar el amor universal. Eso incluye no robar, no matar, no mentir, etc. Por su puesto, este amor universal no se puede imaginar, o forzar, o crear. Nadie puede decir quot;desde hoy voy a irradiar amorquot;. El amor universal nace del perfecto respeto, de la perfecta justicia. Sólo se puede intentar una perfecta justicia según lo dicta la voz de la conciencia, y así nace el verdadero amor. Los quot;diosesquot; o como yo les digo, los quot;hombres del cieloquot; entregaron a los hombres de la tierra estos libros. Pero estos mandamientos no son obligaciones legales, sino algo así como una serie de pasos de iniciación. Si yo me esfuerzo por no robar, aunque lo logre, aún no cumplo el mandamiento porque no estoy en armonía. Cuando ya sinceramente no me interesa robar, sólo entonces, he cumplido el mandamiento. Los mandamientos son pasos de iniciación, y empezando por el último se puede llegar al primero. Porque el primero es el más difícil de cumplir, quot;amar a Dios sobre todas las cosasquot; y quot;amar al prójimo como a uno mismoquot; son los dos grandes mandamientos. Si se logran estos dos, se logra todo. El único mandamiento que existe es el amor universal, todos los demás son etapas, pasos de iniciación, intentos metódicos de llegar al amor universal. Los útimos mandamientos se refieren a rituales o fiestas de guardar, y es así como se empieza la vida espiritual en los monasterios. Mediante el intento de seguir un ritual la mente entra en un estado de quietud que permite percibir al espíritu, a la voz de la conciencia. Así como existen libros sagrados, existe una geometría sagrada dictada por los hombres del cielo a los sacerdotes de todo el mundo. Esa geometría sagrada concuerda con la red espacial ya sea en su aspecto plano, que es el samsara, como en su aspecto tridimensional; octaedros, cubos, tetraedros. En la fig. 118 vemos los primeros diseños sagrados, todos incluídos en la red e-t. 307
  • 308
  • Todavía no conviene discutir si los dioses y los hombres del cielo son lo mismo, pero si conviene entender que los sacerdotes, profetas y hombres de poder tenían dos tipos de visiones. Las primeras eran las visiones internas, luces, formas geométricas, símbolos, partes de sus propias energías con mensajes confusos de acuerdo a su psicología y a sus arquetipos. Ver ARCA.DOC Las segundas eran las visiones externas, que eran los pensamiento que les transmitían los hombres del cielo o cualquier ser superior. En el caso de Moisés, tenemos una visión externa, en que Yahveh le manda construir un arca de madera de acacias, de 2,5 codos de largo por 1,5 de alto e igual ancho. Cada codo mide 45 cm. El arca debía estar recubierta de oro y tapada por una lámina rectangular de oro macizo con dos querubines en sus extremos, cincelados todo de una sola pieza. 309
  • 310
  • En su interior se guardaban las tablas con los diez mandamientos, que también tenían forma geométrica. Las tablas eran de piedra blanca y su escritura fue grabada a fuego directamente por los hombres del cielo, los mensajeros de Yahveh, los ángeles. Dios, como conciencia pura, siempre se comunica a través de sus mensajeros, los hombres del cielo, los ángeles. En cambio el rey David, por ejemplo, tuvo una visión interna que son sus propias estructuras áuricas, líneas importantes de su propio campo de poder estimulado por la oración o el éxtasis espiritual. Esa geometría es la famosa estrella de David que luego heredara su hijo como el sello de Salomón. En la fig. 119 se observa cómo el arca de la alianza y la estrella de David están intrínsecamente relacionados. 311
  • TEMA 68 LOS SIMBOLOS INTERNOS: Cuando los biorritmos logran cierta combinación, o en ciertos casos en que el nivel de armonía es muy alto, un hombre común puede llegar a ver una luz dorada o algún símbolo geométrico. Al mismo tiempo siente una inmensa paz, una paz celestial que le hace creer que está viendo a Dios. Entonces, apenas sale de ese nivel de conciencia ya quiere fundar una nueva religión o ponerse una túnica de profeta. Los que se drogan con LSD también ven esas luces, o sea que no es un gran mérito. La visión de las energías internas, son sólo un vislumbre de las inmensas posibilidades del ser humano. De las siete dimensiones que puede captar el ser humano, sólo una corresponde a nuestro nivel normal de percepción, al mundo que creemos conocer. La visión de la luz celestial es algo así como la primer puerta al conocimiento de todas las posibilidades en este mundo, en esta primera dimensión. Todo lo que pasa es que nos hacemos concientes de nuestras propias energías, pero como éstas siguen patrones geométricos, las percibimos como símbolos. 312
  • Existe posibilidad de percibir formas cuadráticas, hexagonales, circulares y en espiral. Fig. 120. En las figuras Nº 120 y 121, tenemos diversos ejemplos de los distintos símbolos que se representan. Todos coinciden con el samsara, y más todavía si tenemos en cuenta que de cada cruce de líneas del samsara surgen nuevas espirales y círculos. 313
  • La forma geométrica representa para el alkimista un mensaje no sólo confirmativo de que está transmutando su campo de poder, sino también de gran sabiduría, porque como ya hemos visto a lo largo de los tres milagros, la geometría está intrínsecamente en todas las cosas. Las grandes verdades pueden escribirse en forma matemática o geométrica, tal como lo demostró Pitágoras. Ver símbolos no significa ver a Dios, ya que El conciencia pura, sin manifestación visual, tal como le fue dicho a Moisés en el monte Sinaí; quot;YO SOY QUIEN SOYquot;. En latín sería quot;EGO SUM QUI 314
  • SUMquot;, y en Hebreo sería quot;YOD HE VAU HEquot; que corresponde a las 4 letras quot;Y H V Hquot; que se pronuncian Yahveh, uno de los 70 nombres de Dios. A propósito de la geometría del octaedro, si recordamos los primeros capítulos veremos en la Fig. 14 que el octaedro en proyección cuadrática parece una cruz, mientras que en proyección hexagonal parece la estrella de David. Gandhi decía: Judíos y cristianos, hindúes y musulmanes, son los dos ojos de Dios. Pero siendo conciencia pura Dios se manifiesta solo a través de sus hombres, profetas, ángeles o mensajeros. Una cosa es ver esos símbolos o luces por ingestión de drogas, o por coincidencia de biorritmos, o por cualquier situación que nos lleve a un estado alterado y descontrolado de conciencia. El verdadero mérito de ver estos símbolos es cuando se logra a través de una disciplina férrea e inflexible, un trabajo armónico y espiritual. Cuando se logra de ésta manera, entonces sí, las visiones vienen acompañadas de revelaciones, conocimiento y poder. 315
  • TEMA 69 LOS TEMPLOS: Los templos son estructuras geométricas que sirven para energizar y facilitar la concentración del sacerdote y los fieles. En la Biblia, por ejemplo, tanto el tabernáculo que YHVH mandó a construir a Moisés, como el templo del rey Salomón, están detallados medida por medida, en ancho, altura y largo. Estos templos entran en resonancia perfecta con el samsara, dando pruebas así de que pertenecen a una geometría sagrada. Actualmente se conoce a esta geometría como Feng Shui, de China. Además estaban recubiertos en oro por dentro y funcionaban como una perfecta caja de Faraday con descarga a tierra porque bloqueaban todas las radiaciones o formas de energía que pudieran molestar durante la ceremonia. Los templos son construcciones alkímicas que llevan diversos elementos; oro, plata, madera, piedras talladas, joyas y telas muy finas. Los alkimistas del renacimiento, y sobre todo en el estilo Gótico, han planeado sus templos con gran respeto por la geometría y las leyes de polaridad. Por ejemplo, debajo de la cúpula de una iglesia, se forma una anticúpula energética que debe caer justo sobre el sacerdote para aumentar su concentración. Así, a veces se puede lograr que el sacerdote trascienda su personalidad para que de su boca realmente salga la palabra de Dios, de sus ojos la luz divina, y de sus manos la bendición. 316
  • En los dibujos a continuación se ven distintos diagramas de los templos, las puertas, los rosetones y las molduras, todos agentes de transmisión y ordenamiento de energías para que todos los participantes de la ceremonia sientan la fuerza espiritual. En las figuras Nº 122 123 y 124 vemos diversas construcciones que entran en resonancia con la red e-t. 317
  • 318
  • 319
  • TEMA 70 LOS INSTRUMENTOS: Siempre con el fin de estimular el contacto espiritual, los hombres del cielo dictaron a los sacerdotes, alkimistas, sabios, profetas y a todo aquél que se molestara en buscar algo más que su propia satisfacción, la forma de construir diversos instrumentos que amplificaran y ordenaran el campo de poder en forma conveniente. Fig. 125. 320
  • Aquél que no tenía la preparación suficiente, enloquecía o se moría al intentar hacer uso de estos instrumentos, es como si a un motor de 110 volts le conectáramos de golpe 220 volts; simplemente se quema. De igual modo, aquel que no se purifica y potencia mediante el cumplimiento de los tres triángulos, se desequilibra por exceso de energía. El instrumento de poder más importante que conozco, es el Arca de la Alianza; cuyo diseño fue dictado por YHVH a Moisés y luego fue ubicada en el fondo del tabernáculo, una cámara llamada el Santísimo. Cuando se construyó el templo del rey Salomón, el arca también se ubicó en el Santísimo, un cubo perfecto de 9 metros de arista cubierto de cedro y oro y custodiada por dos guardianes de madera cubiertos de oro y de 4,5 metros de altura.(Fig. 126). Cuando YHVH comunicó a Moisés las medidas que debía tener el arca, le dijo que desde el punto que existe entre las cabezas de los kerubines, El le hablaría a Moisés para darle instrucciones en adelante. Por su forma geométrica, el arca entra en resonancia con los dos guardianes. Las alas se juntan en el rector, el núcleo cerebral. El centro de la caja corresponde al núcleo cardíaco, compenetrado con las tablas de la ley; y la boca del guardián coincide con el punto desde donde YHVH hablaba a Moisés. Los demás instrumentos, ya sean del tabernáculo de Moisés o del templo de Salomón también son geométricos y armónicos al samsara. Fig. 126. 321
  • La mesa, el altar, el candelabro de siete brazos, el pectoral que usaba el sacerdote sobre su pecho, en fin, todo está preparado para fortalecer el campo de poder de los hombres de la tierra y logren comunicarse con los hombres del cielo. Los guardianes del templo nos sugieren que estos seres eran gigantes de 4,5 metros, y la misma Biblia nos habla de gigantes empezando por Goliat el filisteo de 2,70 metros de altura. Ver Exodo, capítulo 24 en en adelante ..RVABIB98BIB98ES.EXE Yo creo que Dios es conciencia pura. En mi opinión y de acuerdo con lo que he investigado, los dioses, los ángeles y algunas razas de extraterrestres, son exactamente lo mismo. Tanto en el caso del tabernáculo de Moisés como del templo de Salomón, una vez finalizada su construcción, bajó una nube brillante del cielo y se estacionó allí por tres días. La estrella de Belén también se detuvo sobre el pesebre para guiar a los reyes magos. 322
  • Las nubes brillantes y las naves son exactamente lo mismo, y he aquí una lista de las citas bíblicas de los ángeles, hombres del cielo que viajan en carros de fuego o nubes de luz. También los vedas y otros libros sagrados los mencionan como vimanas o cápsulas vitales. 323
  • Nubes brillantes o fuego del cielo: Exodo c.14, 19 a 24 / c.19, 16 a 20 / c.24, 16 / c.33, 9 / c.34, 5 / c.40, 34 a 38. Números c.9, 14 a 17 / c.10, 12 y 34 / c.11, 25 / c.12, 5 y 6 / c.14, 10 y 11 / c.16, 31 a 35. 2ºSamuel c.22, 7 a 20. 1ºReyes c.5, 13 y 14. Crónicas cs.13 y 14. Job c.38, 1. Salmos c.18, 6 a 16. Jeremías c.4, 13. Mateo c.2, 10. Marcos c.16,18. Lucas c.24, 51. Hechos c.1, 9. Saulo c.8, 38 a 40. Apocalipsis todo. Angeles y gigantes: Génesis c.3, 8 y 24 / c.6, 2 y 4 / c.19, 1 a 3 . Exodo c.33, 18 a 23. Números c.20, 16 / c.22, 22 a 35. Deuteronomio c.1, 28. Josué c.5, 13 a 15. Jueces c.6, 11 a 21 / c.13, 3 a 20. Samuel c.2, 27 a 36 / c.17, 4. 2ºSamuel c.21, 18 a 22 / c.24, 16. 1ºReyes c.13 y c.19. 2ºReyes c.19, 35. 1ºCrónicas c.21, 12 a 16. Isaías c.37, 36. Ezequiel c.9, 3 a 4 / c.11, 22 a 24 / c.43, 1 a 7. Daniel c.10, 5 a 21. Oseas c.12, 4 a 5. 324
  • Lucas c.1. Hechos c.12. Apocalipsis todo. TEMA 71 EL ARBOL DE LA VIDA: El objetivo final de todos estos conocimientos es lograr que los canales solar y lunar que normalmente se doblan hacia la nariz, se enderecen y sigan subiendo hasta el rector completando la cuarta vuelta del eje de conciencia. El eje de conciencia corresponde al árbol de la vida, la inmortalidad del alma, y la continuidad de la conciencia. Cuando llega a ese nivel, el alkimista se ha liberado, ya no necesita comer ni respirar porque su verdadero cuerpo es espiritual. En todas las religiones y filosofías vemos báculos, cayados, bastones, varas, caduceos o cualquier objeto que simbolice el eje de conciencia. La vara de Moisés medía 2 codos egipcios, unos 105 centímetros. Por eso se podía guardar en el interior del Arca de la Alianza. YHVH muestra a Moisés cómo su vara se transforma en serpiente. En cierto pasaje bíblico, Moisés muestra sus poderes al Faraón bajo amenaza de mandarle las 10 plagas, y arroja su vara ante él. Cuando la vara se transforma en serpiente, el faráon se ríe y manda a llamar a sus magos. Estos arrojan 2 varas al suelo, que también se transforman en serpientes; pero la serpiente de Dios devora a las serpientes de los magos. Esto simboliza que la fuerza espiritual vence a las fuerzas mentales del bien y del mal, tanto la magia blanca como la negra. 325
  • Otro símbolo de intento de que los canales lleguen hasta el rector, son las coronas, sombreros altos, mitras, turbantes, cascos, los halos que se le dibujan a los santos, o cualquier otro elemento que llegue a 14 cm. por encima de la cabeza.(Fig. 127.) Esto significa símbolo de poder o autoridad. El alkimista debe cuidar su energía sexual, debe trabajar siempre en forma rítmica y ordenada, sin apego a los frutos relativos. En lo posible debe vivir un poco apartado de las grandes ciudades, y comer alimentos regionales, no manoseados ni muy comercializados, y sólo cuando tenga hambre. Cumpliendo estas leyes el eje de conciencia se hace poderoso y el alkimista llega con mayor facilidad a un nivel de armonía. En la Fig. 128 vemos la parte superior del eje de conciencia, y en la Fig. 129 los instrumentos de poder que debía usar el sacerdote como indumentaria sagrada para facilitar el contacto espiritual. Los nombres están en sánscrito, no tienen traducción al castellano. 326
  • Los vórtices de energía se llaman chakras. Los núcleos o centros se llaman tatwas. 327
  • Con respecto a las religiones, el alkimista debe mostrar un gran respeto. El alkimista es de cualquier religión que apunte a la verdad. 328
  • Existe un solo Dios y un solo amor, una sola religión verdadera que es la del amor, la justicia y el respeto. Sólo la sociedad divide las religiones por un equivocado intento de competencia. Si usted ha nacido en el seno de una familia católica, por ejemplo, puede seguir practicando y llamándose católico. Lo mismo si es evangelista, judío, musulmán o lo que sea. Lo importante es no rezar sin concentración o para quedar bien con Dios. Si uno quiere orar, lo mejor es construir con la oración un intento inquebrantable, repetir la oración preferida miles de veces hasta que surja una comprensión interior, que nos conecta con el espíritu, con lo espiritual. En ciertos niveles de conciencia uno puede, espontáneamente, empezar a hablar en lenguas extrañas o adquirir otros dones espirituales. Si se los usa con el mayor cuidado, con una humildad absoluta, los dones van aumentando y se llega a la conciencia universal. Si el alkimista piensa que es él quien ejerce el poder, el espíritu se cierra y los dones no se desarrollan. 329
  • TEMA 72 GENESIS Y APOCALIPSIS: En los primeros temas hemos visto cómo el primer milagro se produjo respetando el principio de polaridad, es decir, que del cero absoluto, surgían el uno positivo y el uno negativo al mismo tiempo. 330
  • El génesis, el primer libro de la Biblia, viene a confirmar esto cuando habla de los seis días de la creación. Lo que es el primer día para Dios, corresponde a la era arcaica, un período que para nosotros representa miles de millones de años. Esto ocurre porque nosotros estamos atrapados en la relatividad, en la ciencia del bien y del mal. El que se ha liberado de la relatividad tiene un concepto del tiempo muy distinto. En este primer día Dios separa de la nada, la luz y las tinieblas, positivo y negativo. El segundo día dura cientos de millones de años, y habla de la separación entre los cielos y la tierra. Allí se nota la polaridad positivo-negativo. El tercer día también se divide una polaridad, se separa la tierra de los mares. Este período dura unos cien millones de años. El cuarto día dura menos tiempo, y se constata al sol como rey del día, y a la luna y las estrellas como reyes de la noche. El quinto día dura aún menos tiempo y habla de los peces y los animales, distinguiendo a los seres marinos como negativos y a los terrestres como positivos. Y el sexto día distingue a las bestias como negativo y al hombre como positivo. De modo que el enigma de la creación se puede dibujar como una estrella de seis puntas polares, que representan los seis días de la creación. El séptimo día sería el descanso, la paz, el centro. (comparar con Fig. 58 del tema Nº 26). Además, recordemos que estos períodos están relacionados con la teoría de la relatividad, ya que la primer expansión se habría generado a máxima velocidad, de modo que el primer día sería un día 331
  • común para Dios, pero millones de años para los habitantes de la red e-t en expansión, atrapados en dimensiones relativas. El segundo día de Dios sería un poco más corto para los habitantes de la red porque la velocidad de expansión es mas lenta. El tercer día de Dios sería todavía más lento, el cuarto y el quinto aún más lentos; y el sexto, la aparición del hombre, unos pocos miles de años, por lo menos en ésta humanidad. Fig. 130. 332
  • La torre de Babel también tiene gran importancia, ya que es un intento de una antigua civilización por lograr el proceso alkímico a través de técnicas, y no por maduración armónica. Vamos, construyamos una torre que llegue al cielo. La torre es el eje de conciencia y el cielo es el templo superior, el rector. Pero cuando a través de respiraciones, acupuntura, asanas fuera de momento, drogas, o cualquier otro método lograron elevar la energía más arriba del corazón, empezaron a 333
  • enloquecer, a morir, a confundirse, a desarrollar poderes descontrolados, a hablar en lenguas extrañas. Tal fenómeno ocurre cuando la energía llega al núcleo intermedio de la garganta. Por eso jamás hay que tratar de guiar las energías sin el control de un maestro. Las energías se desarrollan por madurez armónica, lenta, segura, respetando la voz de la conciencia. Entonces el conocimiento de los tres triángulos se cumple casi en forma automática, y si es necesario un maestro, éste aparece. Yo conozco casos de gente que ha muerto o se han enfermado física y mentalmente por tratar de guiar sus energías. Lo único correcto si no se tiene un maestro que demuestre estar en armonía, es liberar el cuerpo, mente y conciencia y dejar que la conciencia pura movilice las energías, avanzando de a poco, lento y seguro, disfrutando cada paso, cada experiencia, sin ansiedad. Es como subir una montaña; si nos desesperamos por llegar a la cumbre, nos cansamos, nos da taquicardia y no disfrutamos del paisaje ni de la experiencia de escalar. El sabio sube de a poco, alternando el descanso con el esfuerzo, y llega a la cumbre a su tiempo. Repito que un alkimista debe controlar el cuerpo, en especial la energía sexual. Cuando el orgasmo es provocado, por placer y sin amor se pierde mucha energía. Cuando es espontáneo y con amor se pierde poco. Cuando el amor es enorme, ya no se pierde energía y en vez de orgasmo se llega al éxtasis. Entonces la fuerza interior se despierta y circula correctamente. Además el alkimista ya siente que el triángulo mental casi se cumple solo, y entonces se deja llevar por la fe en el espíritu, ya no intenta nada, sólo se entrega a Dios. En este caso no hay peligro, salvo que uno no sea sincero, salvo que la supuesta fe en Dios sea importancia personal. Por eso no me canso de repetir esta advertencia: es terriblemente peligroso tratar de manejar las energías por técnicas y métodos tipo yoga, acupuntura, movimientos especiales, respiraciones, etc. si no se tiene un buen maestro. Sólo a través de la perfecta paz, orden y constancia se puede despertar. 334
  • Tampoco es cierto que si no aparece el maestro uno tiene que aguantarse sin buscar la libertad, no; no es posible eso. Todos tenemos derecho a encontrar lo espiritual. Mi más sincero consejo es que sigan la voz de su conciencia impecablemente, con una sencillez y sinceridad arrasadoras. El único esfuerzo que debemos hacer es “profundizar”, buscar muy dentro nuestro. Cuando sientan un problema busquen el origen de éste, búsquenlo en el fondo de su conciencia, así el problema se disolverá desde su origen y para siempre. Así poco a poco irán despertando, y si hiciera falta un maestro, El se hará presente. Todo, absolutamente todo, se puede dialogar en el fondo de nuestra conciencia, no debe haber problema, ni inquietud ni sentimiento que no haya sido dialogado allí, porque nuestra conciencia profunda es nuestro único contacto con Dios, y si no se dialoga con El como lo hacemos con nuestro mejor amigo, no hay sinceridad. Como dice el Tao te King: la infinita profundidad es el origen de todas las cosas. Si uno se sienta y busca en lo profundo de su conciencia, más allá del intelecto, sentirá que la fuerza espiritual está latente, dentro suyo, esperando una disciplina que le permita desarrollarse. El apocalipsis es el retorno al origen. Una vez que uno ha entrado en la ciencia del bien y del mal, se produce una separación entre dos tipos de personas a las que Jesús llama los vivos y los muertos. Los vivos son aquellas personas de buena voluntad, que buscan el amor, el orden, el arte, la voz de su conciencia. Los muertos son los que tienen mala voluntad, buscan la razón, el dinero, la seguridad, viven buscando a otras personas que los atiendan y se hagan responsables de su salud y bienestar y desprecian a su prójimo. Estas dos características son el bien y el mal dentro de cada uno de nosotros; todos tenemos ambas fuerzas pulseando continuamente y en el momento de la muerte tenemos las visiones correspondientes que se despliegan con todo su poder. Estas visiones son el apocalipsis personal de 335
  • cada uno de nosotros. El apocalipsis es el intento de cruzar el árbol de la ciencia del bien y del mal y llegar al árbol de la vida eterna. No es la gran guerra mundial, sino la guerra individual que tenemos cada uno de nosotros par volver al origen. Se podría dibujar como una espiral doble que vuelve al centro, como si fuera la otra cara de la moneda, la otra cara del génesis. Y la única forma de volver al espíritu es dejándose llevar por la voz interior, o la paz, o Dios, o el espíritu, o la perfecta atención sin la menor intención, o como quiera llamarlo, es todo lo mismo. Pero no hay otro camino que hacer las cosas bien, sin trucos. Fig. 131. 336
  • 337
  • TEMA 73 ESTRUCTURA Y FORMA: Toda persona que sigue la voz de su conciencia es un alkimista. En toda persona rigen dos poderes, el superior y el inferior. El inferior corresponde a la forma, mientras que el superior obedece a la estructura. La estructura es lo profundo, las energías superiores, lo espiritual, las leyes inmutables y eternas que surgen del primer milagro, las causas. La forma en cambio es la adaptabilidad, la necesidad, la dependencia, el efecto, las costumbres morales y éticas del momento. Concentrándose en la estructura, el alkimista logra la armonía, el equilibrio, la paz. Así como un gusano, al sentir cierta señal se enquista en su propia crisálida y se transmuta para renacer como mariposa, del mismo modo el ser humano llegado el momento siente la voz de su conciencia, de su naturaleza interior, de su estructura, y busca retirarse para reordenar su vida y sus energías. LLegará una etapa de nuestra madurez en que nos damos cuenta de que no estamos viviendo en armonía, que estamos mal, que nos sentimos desubicados y tenemos la sensación de que la sociedad completa incluso nosotros debe cambiar. Entonces conviene retirarse y dedicar mucho tiempo por día a buscar nuestro ritmo, nuestro orden de trabajo, nuestra verdad. 338
  • Si logramos aquietar nuestros corazones, fuente de deseos, pensamientos y emociones, habremos logrado el primer paso del proceso alkímico. Hay que recordar que la zona del corazón, es la gran zona de conflicto; es el centro del eje de conciencia, es la línea del árbol de la ciencia del bien y del mal. Es allí donde se producen los deseos, sentimientos y emociones personales que nos ayudan a adaptarnos al mundo, que nos ayudan a mezclarnos con la quot;formaquot;. Un cristal de cuarzo perfecto, tendría seis caras idénticas y dos puntas también iguales. Pero ese cristal no existe, porque la forma necesita adaptarse al mundo que lo rodea. Cuanto más geométrico sea un cristal, más importancia tendrá su estructura y menos su forma. Un árbol también tiene una fórmula estructural, en que el tronco se divide en dos ramas, y cada una de éstas en otras dos, y así sucesivamente hasta llegar a las hojas. Sin embargo, la estructura en cierto momento se convierte en forma dando así la posibilidad de que el árbol se adapte al medio ambiente. Si cerca del árbol hubiera una pared o una sombra, por ejemplo, las ramas olvidarán su estructura y se deformarán para el lado que convenga. Esto ocurre porque el árbol no tiene la fuerza necesaria para derribar la pared. La forma es el recurso en el que hay que caer cuando el sistema no tiene el poder suficiente para vencer las condiciones externas. Así como los cristales, las plantas y cualquier sistema constan de estructura como causa, y de forma como efecto, el ser humano también consta de estructura como espíritu o estado de conciencia y forma como estado de ánimo. 339
  • Cuando el corazón está dominado por el estado de ánimo, el hombre no puede evolucionar. Es víctima de sus pasiones y esclavo de sí mismo. Cuando logra vaciar su corazón de sentimientos personales se manifiesta en él la conciencia universal. Por eso es más exacto decir que uno no debe concentrarse en la conciencia, sino quot;desdequot; la conciencia. La conciencia sube y baja como un ascensor por el eje de conciencia, y según nuestro estado general. Normalmente se ubica en la cabeza o en el corazón. En la cabeza cuando pensamos y en el corazón cuando sentimos. Por eso al principio, al concentrarse, como no hay que pensar sino sentir, conviene concentrarse desde el corazón, ver y sentir el mundo desde el centro del pecho. La práctica más eficiente, que consta de siete pasos, es la siguiente: Ver FUERZA.DOC 1* Ubicarse en el centro del pecho o en cualquier parte del eje de conciencia con los ojos cerrados, sentado, con la espalda derecha y respirando en forma suave, lenta y profunda. Al hacerlo se debe buscar tranquilidad y vacío mental, es decir, dejar de emitir o intentar deseos, recuerdos, problemas o proyectos. Se debe permanecer en la máxima atención pero sin la menor intención. Cuando se logra vaciar el corazón se siente una profunda tranquilidad. Todo lo que hay que hacer entonces, es dejarse llevar por esa tranquilidad. Si la forzamos a crecer, se pierde. En cambio si nos dejamos llevar por la tranquilidad, ésta aumenta hasta un máximo. 2* Cuando la tranquilidad llega a un máximo se empieza a sentir paz. No hay que cambiar de método, hay que seguir manteniéndose libre, vacío de sentimientos personales hasta que la sensación de paz llegue a un nivel máximo. 3* Cuando la paz llega a un máximo se empieza a sentir armonía, como que cada cosa, cada sistema del mundo, está en sus lugar y ejerciendo su función específica. 340
  • 4* Después aparece la sensación de equilibrio. El cuerpo se siente muy quieto pero la fuerza interior circula y se siente con claridad. Junto con ello uno se siente inconmovible, sin compasión, y con una poderosa sensación de abandono, de desinterés por los asuntos sociales. 5* Firmeza: cuando el equilibrio llega a un máximo, la fuerza interior nos da una hermosa sensación de firmeza física y emocional. Sin embargo es imprescindible mantenerse vacío de emociones, sentimientos y deseos sutiles, caso contrario, todo el trabajo se perderá o se corromperá. Es necesario renunciar a sí mismo, tomar su cruz y seguir la voz de la conciencia que es el espíritu. 6* Fuerza interior: la fuerza ya se siente con claridad y aparece un sentimiento de seguridad interior que nos acompaña todo el día. A esa altura corresponde ser más humilde que un gusano. El menor vestigio de soberbia o importancia personal desembocará en corrupciones, locura o trastornos psicológicos incurables con la posibilidad de caer en la llamada quot;magia negraquot;. Todo interés personal debe ser descartado. O seguimos los intereses personales, o los del espíritu. No es posible conciliar ambos. Sin embargo insisto que el espíritu que uno tiende a interpretar como una intención distinta a la nuestra, es todo lo contrario. El intento del espíritu es lo más profundo de nosotros mismos. 7* Poder y Sabiduría: en esta etapa el alkimista renuncia a sus intereses personales para aliarse con lo profundo de su espíritu; aquí se unen la conciencia individual y la universal, lo cual nos satisface 100 veces más que nuestros mejores momentos en la vida cotidiana. Al aliarse con la conciencia universal la reconoce como lo más profundo de su propia conciencia, y entonces el poder se hace presente; ya no es efecto sino causa, ya su estructura manda sobre su forma. Se siente como si la vida fuera un gran tablero de ajedrez y uno fuera una ficha inmersa en el juego. De pronto el poder nos eleva y podemos ver el tablero de ajedrez desde arriba, ya no somos víctimas del juego, lo reconocemos como lo que realmente es. Sin embargo para poder manejar ese juego, por más poder que tengamos, hace falta sabiduría. En el 7º paso recibimos también la facultad de escuchar la voz de la conciencia con absoluta claridad, fuente absoluta de sabiduría. 341
  • TEMA 74 LA CONCIENCIA UNIVERSAL: 342
  • La figura 132, del hombre según la geometría sagrada, es la máxima expresión de conciencia universal. Si se observa a la red e-t desde su aspecto romboidal y con sus campos, surge la forma del cuerpo humano perfecto, con las medidas correctas, y en la postura más armónica que existe. Todos los nudos de la red e-t coinciden con los núcleos energéticos y los acupuntos más importantes. Esta figura emerge espontáneamente de la geometría sagrada, sin trucos, sin una sola línea puesta a propósito. La descubrimos con mi padre en 1985. Este sabio así sentado, trasciende los tres triángulos para entrar en armonía con la conciencia universal. Es una presencia armoniosa que percibe el mundo sin juzgar, sin analizar, con la inocencia de un niño pero también con el poder de quien ha superado miles de desafíos. Cuando el hombre común presencia cualquier acontecimiento, en seguida lo lleva a su mente, construye una imagen, lo analiza, lo juzga, lo duda y lo acomoda a su inventario de quot;cómo funciona el mundoquot;. Entonces una parte de su atención queda permanentemente ligada a ese acontecimiento y así su mente jamás toma poder. En cambio el sabio presencia lo que el destino le asigna, en forma simple y espontánea. Y allí termina todo. Es por eso que no malgasta su atención, y por lo tanto llega a percibir la escencia misma del sistema que el destino le ha presentado. Yo he visto hombres capaces de pensar en una sola cosa a la vez, y pude sentir que esos hombres tenían una potencia mental fantástica, a tal punto que mientras yo los miraba me avergonzaba de mí mismo al darme cuenta que yo no podía dejar de divagar y mezclar mis pensamientos, y me admiraba la sencillez con la que ellos lo lograban, como si fuera algo simple, natural y espontáneo. Ellos me enseñaron a pensar en el asunto que uno tiene adelante con toda nuestra atención, sin juzgar sino dándole prioridad a la observación profunda. Y cuando no hay actividad, el sabio permanece en armonía, sintiendo a Dios dentro suyo como origen de la conciencia individual y universal, y sigue la voz de la conciencia porque no la interpreta como 343
  • otro ser dentro de él, sino como lo mejor de sí mismo. Por lo tanto confía en Dios hasta las últimas consecuencias; ésa es la verdadera fe. Al tener fe abandona sus antojos y deseos personales, libra una terrible batalla contra su ego, pero sin embargo esa batalla es librada en estado de profunda paz. Como logra desprenderse de su ego, el triángulo negativo, entra en armonía con la verdad y la justicia. Entonces se da cuenta de que las líneas de la red e-t, son las líneas del destino, de la rueda de la vida y la muerte. El sabio armoniza con las líneas del destino y llega el momento en que las líneas del interior de su campo de poder, entran en resonancia con las del exterior, las de la red espacial. Cuando esto ocurre, el sabio entra en estado de perfecta justicia. En el momento de la acción lo hace todo con perfecta concentración, sinceridad y justicia. En el momento de la no-acción, siente a Dios dentro suyo, y siente armonía y justicia. Y en medio de la perfecta justicia, del absoluto respeto, nace la luz dorada, la luz del amor real, sin egoísmos, el dar por dar. Por eso, cuando un hombre ayuda al que tiene hambre, o frío, o dolor, y lo hace espontáneamente, sin saber por qué, significa que ese hombre ya irradia amor, es un milagro, el tercer milagro, y ya tiene el cielo ganado. En cambio, aquél que ayuda para quedar bien con Dios o con la sociedad, está perdiendo su tiempo, su dinero y su esfuerzo. El sabio comienza su trabajo mediante el hacer, y cuando cumple todos los desafíos que el destino le ha presentado, llega al no-hacer. Es como el corazón; los seres primitivos necesitaban hacer un acto de voluntad para que latiera su corazón, pero ahora, en los seres superiores, ese acto se cumple involuntariamente, mediante el no-hacer. En la actualidad pasa lo mismo con la respiración, debemos mantenerla en forma semivoluntaria, pero dentro de algunos miles de años de evolución el cuerpo habrá aprendido y la respiración se hará del todo involuntaria. El sabio permanece en estado de profunda paz, con la mente libre y vacía, y sin embargo, por el arte del no-hacer, no podría irradiar mayor bendición al mundo. El no-hacer es el súmun de la acción, del 344
  • interés espiritual por el mundo. Entonces el sabio no lucha contra el mal, simplemente irradia su luz sobre todos los seres, buenos y malos, justos e injustos, acertados y equivocados, y con eso bendice a toda su generación a más no poder. El sabio siente que todos los hombres son hermanos, y que él es uno más, humilde, silencioso, sin erudición. Se siente en paz pero no se ensalza porque sabe que todos somos iguales, hijos del mismo Dios. Y como sabe que todos somos hijos de Dios, sabe que El es el Padre, su Padre. Y por lo tanto conoce el secreto más grande de todos los tiempos; quot;así como un padre busca servir y bendecir a su hijo, así, el Padre, está esperando desde el principio de los tiempos que escuchemos su voz en lo más profundo de nuestra conciencia, con el único propósito de bendecirnos y servirnos. No es el hombre el que sirve a Dios, sino Dios el que quiere servir al hombre; porque el hombre es imagen y semejanza, el orgullo de Dios sobre la tierra. Por lo tanto luchemos para que de nuestros ojos pueda salir la luz de Dios, de nuestra boca la palabra de Dios y de nuestras manos la fuerza de Dios; todo lo que existe está listo para ese glorioso momento. Porque El sólo quiere bendecirnos...y eso es amor. 345
  • 346
  • 347
  • FIN Bibliografía y obras recomendadas: Carlos Castaneda: Las enseñanzas de Don Juan Una realidad aparte Viaje a Ixtlán Relatos de poder El fuego interior El poder del silencio Pases mágicos José Tomás Zeberio Las leyes de la evolución creadora Swami Vivekananda Raya yoga Lu Kuan Yu Alquimia taoísta Khenpo Tsulrim Gyamtso Meditación sobre la vacuidad Yang Jwing Ming Qi gong Wong Kiev Kit El arte del chi kung Lao Tzu Tao Té King Anónimo Y Ching Kohichi Tohei Aikido, estudio completo 348
  • Prof. Neihardt Alce Negro habla E. Raymond Capt El templo del rey Salomón Lobsang Rampa El tercer ojo El médico del Tibet El cordón de plata El ermitaño Usted y la eternidad Henry Borel Wu Wei Eugen Herriguel Zen en el arte del tiro con arco Yang Jwing Ming Chi Kung INDICE 349
  • TEMA 1 DEFINICION DE ALKIMISTA PAGINA 6 TEMA 2 LOS TRES MILAGROS PAGINA 9 TEMA 3 EL PRINCIPIO UNICO PAGINA 13 TEMA 4 LA LEY UNIVERASAL PAGINA 17 TEMA 5 LA RED ESPACIOTEMPORAL PAGINA 22 TEMA 6 RED E-T, EL OCTAEDRO PAGINA 27 TEMA 7 LA ENERGIA PAGINA 31 TEMA 8 EL ATOMO PAGINA 36 TEMA 9 LOS CAMPOS ATOMICOS SEGUN LA ALKIMIA PAGINA 40 TEMA 10 LA TRANSFERENCIA DE ENERGIA PAGINA 44 TEMA 11 DISTRIBUCION DE FRECUENCIAS PAGINA 48 TEMA 12 ALTERNO ESPACIO TIEMPO PAGINA 52 TEMA 13 MOVIMIENTO DE UN CUERPO EN LA RED PAGINA 56 TEMA 14 FORMAS DE RADIACION PAGINA 59 TEMA 15 LA VELOCIDAD DE LA LUZ PAGINA 63 TEMA 16 EL ESPECTRO ELECTROMAGNETICO PAGINA 66 TEMA 17 EL NACIMIENTO DE LA MATERIA PAGINA 69 TEMA 18 LOS ELEMENTOS PAGINA 73 TEMA 19 LA TABLA DE LOS ELEMENTOS PAGINA 78 TEMA 20 LA VACUIDAD DEL UNIVERSO PAGINA 81 TEMA 21 LA EVOLUCION DEL UNIVERSO PAGINA 84 TEMA 22 LA RELATIVIDAD PAGINA 87 TEMA 23 EL MOVIMIENTO RELATIVO DE UN CUERPO PAGINA 90 TEMA 24 LA RELATIVIDAD EN EL TIEMPO PAGINA 93 TEMA 25 SINTESIS DEL PRIMER MILAGRO PAGINA 98 TEMA 26 LOS SEIS DIAS DE LA CREACION PAGINA 101 TEMA 27 LAS GALAXIAS PAGINA 105 TEMA 28 FORMACION DE ASTROS PAGINA 107 TEMA 29 LEYES ENERGETICAS FUNDAMENTALES PAGINA 110 TEMA 30 MENTE Y ESPIRITU PAGINA 112 TEMA 31 EL ORIGEN DE LA VIDA PAGINA 117 TEMA 32 LAS PRIMERAS FORMAS DE VIDA PAGINA 121 TEMA 33 ENERGIAS NATURALES, PROCESO DE FORMACION PAGINA 124 TEMA 34 TIPOS DE SERES PAGINA 127 TEMA 35 EVOLUCION BIOLOGICA PAGINA 130 TEMA 36 EL EJE DE CONCIENCIA PAGINA 133 TEMA 37 CAMPOS DE PODER PAGINA 137 TEMA 38 FORMA Y ESTRUCTURA DE LOS CAMPOS PAGINA 141 TEMA 39 LA GEOMETRIA DEL CRECIMIENTO PAGINA 144 350
  • TEMA 40 LA CONCIENCIA DE LOS SERES PAGINA 148 TEMA 41 LA EVOLUCION HUMANA PAGINA 151 TEMA 42 EL NACIMIENTO DEL SER HUMANO PAGINA 154 TEMA 43 LA ALKIMIA Y LOS ELEMENTOS PAGINA 157 TEMA 44 LOS TRES TEMPLOS PAGINA 160 TEMA 45 TRANSMUTACIONES BIOLOGICAS PAGINA 163 TEMA 46 LOS SERES COMUNITARIOS PAGINA 166 TEMA 47 LA POLARIDAD SEXUAL PAGINA 169 TEMA 48 CONCEPCION Y NACIMIENTO PAGINA 172 TEMA 49 LA ADOLESCENCIA PAGINA 176 TEMA 50 DESARROLLO DEL SER HUMANO PAGINA 178 TEMA 51 LA MUERTE PAGINA 182 TEMA 52 PERCEPCION E INFLUENCIA PAGINA 185 TEMA 53 LEYES NATURALES FUNDAMENTALES PAGINA 188 TEMA 54 EL AMOR Y EL ODIO PAGINA 192 TEMA 55 EL PROGRAMA MENTAL PAGINA 195 TEMA 56 LA AUTOIMAGEN PAGINA 199 TEMA 57 LOS TRES TRIANGULOS PAGINA 202 TEMA 58 EL TRIANGULO NEGATIVO PAGINA 206 TEMA 59 EL TRIANGULO SUPERIOR PAGINA 210 TEMA 60 EL SER Y EL HACER PAGINA 214 TEMA 61 EL PROCESO ALKIMICO PAGINA 218 TEMA 62 CONTACTO CON LA RED PAGINA 222 TEMA 63 SUPERVIVENCIA, PODER, AMOR PAGINA 225 TEMA 64 LA LUCHA CONTRA EL MAL PAGINA 228 TEMA 65 LA RUEDA DE LA LEY PAGINA 230 TEMA 66 LOS MARTIRES PAGINA 235 TEMA 67 LOS MANDAMIENTOS PAGINA 238 TEMA 68 LOS SIMBOLOS INTERNOS PAGINA 242 TEMA 69 LOS TEMPLOS PAGINA 245 TEMA 70 LOS INSTRUMENTOS PAGINA 248 TEMA 71 EL ARBOL DE LA VIDA PAGINA 251 TEMA 72 GENESIS Y APOCALIPSIS PAGINA 254 TEMA 73 ESTRUCTURA Y FORMA PAGINA 259 TEMA 74 LA CONCIENCIA UNIVERSAL PAGINA 263 351
  • 352