Lección 7
TEXTO CLAVE
“Quien llevó él mismo nuestros
pecados en su cuerpo sobre el
madero, para que nosotros,
estando muertos a los ...
INTRODUCCION
En cinco
ocasiones,
Isaías nos
ofrece
vislumbres de
la vida y obra
de Jesús:
Canto
primero:
Isaías
42:1-9
Describe la tare...
Exaltación y humillación (Is. 52:13-15)
• “He aquí que mi siervo será prosperado, será engrandecido y exaltado, y será pue...
El ministerio de Jesús bajo la capacitación del
Espíritu Santo.
• “El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque
me...
REFLEXION
Medita en todo lo que dice
Isaías 53 que Cristo hizo
por nosotros.
¿Cómo puedes hacer que
la certeza que hay aqu...
“así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los
pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación...
SUSTITUCIÓN SUFICIENTE
Jesús murió por los pecadores.
Él no tenía pecado (Heb. 4:15), de modo
que cuando dio su vida como ...
En este pasaje, la meta de la Encarnación es la muerte del Hijo. Solo
por medio del sufrimiento de la muerte Jesús podía l...
Brevemente, la cruz tenía que preceder a la corona. “Sobre Cristo
como Sustituto y Garante nuestro fue puesta la iniquidad...
Cristo, el Creador del universo, murió como un ser humano por tus
pecados. Medita en lo que esto significa. Piensa en la i...
“Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha,
apartado de los pecadores, y hecho más sublime que l...
“Jesús obró con fervor y constancia. Nunca vivió
en el mundo nadie tan abrumado de
responsabilidades, ni llevó tan pesada ...
“¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el
Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios,
limpiará vu...
3. LA SANGRE DE CRISTO
El concepto de la sangre redentora satura la Biblia
entera. Comenzando con los primeros sacrificios...
Lee los siguientes pasajes en Hebreos acerca de la sangre de
Cristo y de la sangre en los sacrificios del Antiguo Testamen...
La sangre de Cristo no se refiere a su vida sino que es un símbolo
de su muerte sustitutoria y, como tal, describe el aspe...
En Hebreos hay un contraste
poderoso: la sangre de Cristo es
mejor que cualquier otra
sangre. Ninguna otra sangre
puede re...
REFLEXION
¿De qué modo una
comprensión de la muerte
de Cristo puede
ayudarnos a liberarnos de
la idea de que nuestras
prop...
“¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo
de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en...
E.G.W. (El Deseado de todas las gentes, cp. 8, pg. 63)
ESTE SERVICIO ES GRATUITO Y PUEDES USARLO
Te invito a bajar y estudiar cada
una de las 13 lecciones que tratan
sobre el te...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

07 cristo nuestro sacrificio

475

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
475
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
44
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

07 cristo nuestro sacrificio

  1. 1. Lección 7
  2. 2. TEXTO CLAVE “Quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia, y por cuya herida fuisteis sanados” 1 Pedro 2:24
  3. 3. INTRODUCCION
  4. 4. En cinco ocasiones, Isaías nos ofrece vislumbres de la vida y obra de Jesús: Canto primero: Isaías 42:1-9 Describe la tarea de Jesús: Traer la justicia y la ley a todo el mundo. Su comportamiento será humilde. “No quebrará la caña cascada, ni apagará el pábilo que humeare; por medio de la verdad traerá justicia” (Isaías 42:3) Canto segundo: Isaías 49:1-7 Revela la obra de salvación de Jesús y anuncia sufrimiento y rechazo. “Poco es para mí que tú seas mi siervo para levantar las tribus de Jacob, y para que restaures el remanente de Israel; también te di por luz de las naciones, para que seas mi salvación hasta lo postrero de la tierra” (Isaías 49:6) Canto tercero: Isaías 50:4-9 Jesús sería azotado, golpeado, torturado, humillado; pero confiaría en que Dios lo ayudaría y lo vindicaría. “Di mi cuerpo a los heridores, y mis mejillas a los que me mesaban la barba; no escondí mi rostro de injurias y de esputos” (Isaías 50:6)
  5. 5. Exaltación y humillación (Is. 52:13-15) • “He aquí que mi siervo será prosperado, será engrandecido y exaltado, y será puesto muy en alto” (Isaías 52:13) El rechazo: varón de dolores y sufrimiento (Is. 53:1-3) • “Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos” (Isaías 53:3) La expiación: tomó sobre sí nuestras transgresiones (Is. 53:4-6) • “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados” (Isaías 53:5) El sufrimiento: juicio, muerte y sepultura (Is. 53:7-9) • “Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca” (Isaías 53:9) La glorificación: el resultado maravilloso de la muerte de Jesús. Resurrección, justificación y comparte su victoria con otros e intercede por ellos (Is. 53:10-12) • “Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos” (Isaías 53:11) Canto cuarto: Isaías 52:13- 53:12
  6. 6. El ministerio de Jesús bajo la capacitación del Espíritu Santo. • “El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel” (Isaías 61:1) Canto quinto: Isaías 61:1-3
  7. 7. REFLEXION Medita en todo lo que dice Isaías 53 que Cristo hizo por nosotros. ¿Cómo puedes hacer que la certeza que hay aquí sea personal, para ti, sabiendo que, no importa lo que hayas hecho, ésta se aplica a ti si te presentas a Dios con fe y entrega?
  8. 8. “así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan” (Hebreos 9:28) Todo ser humano está condenado a la muerte eterna: “Porque la paga del pecado es muerte” (Rom. 6:23 pp) Sin embargo, Jesús se ofreció a ocupar nuestro lugar y –sin haber cometido pecado– murió la muerte eterna en nuestro lugar, para darnos la vida eterna: “… mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro” (Rom. 6:23 úp)
  9. 9. SUSTITUCIÓN SUFICIENTE Jesús murió por los pecadores. Él no tenía pecado (Heb. 4:15), de modo que cuando dio su vida como sacrificio no moría por sus propios pecados. Por el contrario, él llevó “los pecados de muchos” (Heb. 9:28), para “expiar los pecados del pueblo” (Heb. 2:17) y quitar el pecado para siempre (Heb. 9:26). Según Hebreos 2:9, el propósito de hacer que Jesús fuera “un poco menor que los ángeles” era que pudiera sufrir la muerte. El punto es explicar por qué la muerte de Jesús es un requerimiento indispensable para su exaltación. En términos simples, a fin de que la humanidad pudiera salvarse, Jesús tuvo que morir. No había otro camino.
  10. 10. En este pasaje, la meta de la Encarnación es la muerte del Hijo. Solo por medio del sufrimiento de la muerte Jesús podía llegar a ser el Autor de la salvación (Heb. 2:10). ¿Por qué era apropiado que Dios permitiera sufrir a Jesús? El contexto de Hebreos 2:14 al 18 sugiere que la muerte de Jesús era necesaria a fin de rescatar a los hijos de Dios de la esclavitud de la muerte, del diablo, del temor a la muerte, y con el propósito de calificar a Jesús para ser un “misericordioso y fiel sumo sacerdote”.
  11. 11. Brevemente, la cruz tenía que preceder a la corona. “Sobre Cristo como Sustituto y Garante nuestro fue puesta la iniquidad de todos nosotros. Fue contado por transgresor, a fin de que pudiese redimirnos de la condenación de la Ley. La culpabilidad de cada descendiente de Adán abrumó su corazón. La ira de Dios contra el pecado, la terrible manifestación de su desagrado por causa de la iniquidad, llenó de consternación el alma de su Hijo” (DTG 701)
  12. 12. Cristo, el Creador del universo, murió como un ser humano por tus pecados. Medita en lo que esto significa. Piensa en la increíble buena noticia que representa. Piensa en la esperanza que te ofrece, personalmente. ¿Cómo puedes hacer que esta verdad asombrosa sea tu principal motivador en todo lo que hagas?
  13. 13. “Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos” (Hebreos 7:26) Cada sacrificio que se llevaba al Santuario era examinado minuciosamente. Si se hallaba cualquier defecto en él, era desechado. Solo una vida sin mancha, exenta de todo pecado, podía sustituir la vida del pecador.
  14. 14. “Jesús obró con fervor y constancia. Nunca vivió en el mundo nadie tan abrumado de responsabilidades, ni llevó tan pesada carga de las tristezas y los pecados del mundo. Nadie trabajó con celo tan agobiador por el bien de los hombres. No obstante, era la suya una vida de salud. En lo físico como en lo espiritual fue su símbolo el cordero, víctima expiatoria, “sin mancha y sin contaminación.” 1ª de Pedro 1:19. E.G.W. (El ministerio de curación, pg. 33) Tanto en su cuerpo como en su alma fue ejemplo de lo que Dios se había propuesto que fuera toda la humanidad mediante la obediencia a sus leyes”
  15. 15. “¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo?” (Hebreos 9:14) Una vez muerto el animal, no podía realizar ninguna acción más. Sin embargo, debía ser llevado a la presencia de Dios y realizar la intercesión por el pecador. Esto se hacía a través de su sangre, que representaba al animal mismo. A diferencia del animal, Jesús resucitó y puede realizar personalmente todas las acciones que eran simbolizadas en el Santuario por la sangre de la víctima. De esta forma, cuando el Nuevo Testamento nos habla de la sangre de Cristo, nos está diciendo lo que Jesús hizo en la cruz y lo que Él mismo está haciendo por nosotros en el Santuario Celestial. El Nuevo Testamento enseña que la sangre de Cristo obtiene redención eterna, provee purificación del pecado, proporciona perdón, santificación, y es la razón de la resurrección. Debemos entender este símil (la sangre) en relación a los ritos del Santuario.
  16. 16. 3. LA SANGRE DE CRISTO El concepto de la sangre redentora satura la Biblia entera. Comenzando con los primeros sacrificios después de que Adán y Eva pecaron, la sangre siempre estuvo presente cuando hubo sacrificios de animales. Los ritos de la sangre caracterizaron el sistema de sacrificios israelita a fin de ilustrar la verdad vital de que, sin sangre, no tendríamos ninguna posibilidad de que nuestros pecados fueran perdonados y que entráramos en la presencia de Dios. La sangre siempre fue la única manera de recibir la misericordia de Dios y de tener comunión con él.
  17. 17. Lee los siguientes pasajes en Hebreos acerca de la sangre de Cristo y de la sangre en los sacrificios del Antiguo Testamento. ¿Qué nos enseñan acerca de la sangre? Heb. 9:12 Heb. 9:14 Heb. 9:18 Heb. 9:22 Heb. 10:19 Heb. 12:24 Heb. 13:12 Heb. 13:20
  18. 18. La sangre de Cristo no se refiere a su vida sino que es un símbolo de su muerte sustitutoria y, como tal, describe el aspecto funcional de esa muerte. La sangre derramada de Cristo es multifuncional. La sangre de Cristo obtiene redención eterna, provee purificación del pecado, proporciona perdón, santificación, y es la razón de la resurrección.
  19. 19. En Hebreos hay un contraste poderoso: la sangre de Cristo es mejor que cualquier otra sangre. Ninguna otra sangre puede realmente proveer perdón; la muerte de Cristo es la única razón por la cual nuestros pecados son perdonados, antes de la cruz o después de ella (Heb. 9:15). El derramamiento de la sangre de Cristo, y sus efectos, son claras evidencias de que la muerte de Cristo fue sustitutiva, lo que significa que él tomó el castigo que nosotros merecíamos.
  20. 20. REFLEXION ¿De qué modo una comprensión de la muerte de Cristo puede ayudarnos a liberarnos de la idea de que nuestras propias obras pueden salvarnos?
  21. 21. “¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?” (Hebreos 10:29) Hay un gran peligro en tomar el sacrificio de Jesús a la ligera. Corremos el riesgo de creer que el pecado y el perdón son automáticos, y así perder de vista el alto coste que se pagó para conseguir nuestro perdón. Todo el ritual del Santuario estaba enfocado a imprimir en la mente de los israelitas el horror del pecado y el alto precio de su redención. Reflexionemos diariamente en la muerte de Jesús para comprender cuán horrible es nuestro pecado y cuánto necesitamos de Su gracia para vencerlo.
  22. 22. E.G.W. (El Deseado de todas las gentes, cp. 8, pg. 63)
  23. 23. ESTE SERVICIO ES GRATUITO Y PUEDES USARLO Te invito a bajar y estudiar cada una de las 13 lecciones que tratan sobre el tema: Slideshare.net/chucho1943 Lugar Santísimo Lugar Santo TEMPLO ATRIO Altar de los sacrificios Fuente de agua
  1. A particular slide catching your eye?

    Clipping is a handy way to collect important slides you want to go back to later.

×