Cosas que hacer en paro

  • 1,619 views
Uploaded on

Descubre qué cosas se pueden hacer cuando estás en paro.

Descubre qué cosas se pueden hacer cuando estás en paro.

More in: Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
1,619
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
4
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Cosas que hacer cuando estás en paro El mercado laboral es el principal exponente de la crisis. La tasa de paro roza el 20% y promete seguir subiendo en los próximos meses. Aunque no estar en paro no es algo con lo que todo el mundo sueña, todo ese tiempo libre también abre un enorme abanico de posibilidades que a la larga puede ser beneficioso si se sabe aprovechar. José Trecet – Noviembre 2009 La empresa no va bien, los números no cuadran y un buen día el jefe nos reclama en su despacho. Lo siente mucho pero hay que recortar gastos, hacer un ajuste de personal… En apenas unos minutos nuestra vida ha dado un giro y nos encontramos ‘de patitas en la calle’, en paro. Esta situación, con sus lógicas variantes, se ha repetido 990.327 veces en los últimos doce meses (el número de personas que han perdido sus empleos) según los datos de noviembre del Ministerio de Trabajo e Inmigración. La primera reacción nada más perder el empleo suele ser una mezcla de impotencia, rabia, tristeza y por su puesto angustia e incertidumbre. El grado de cada emoción dependerá de las circunstancias personales y las obligaciones económicas, pero lo que no hay que hacer es dejar que esas sensaciones nos dominen. Estar desempleado no es la situación idónea, pero tampoco es el fin del mundo. ¿Quién no tiene algún conocido al que quedarse en paro le ha cambiado la vida (a mejor, claro está)? Lo bueno y lo malo del paro es que al no trabajar hay mucho tiempo libre. Si se sabe aprovechar puede que este periodo de desempleo termine siendo hasta beneficioso desde un punto de vista profesional o de desarrollo personal. El truco está en no hundirse y ocupar ese espacio con actividades provechosas que nos ayuden a volver al mercado laboral, reenfocar nuestra carrera profesional, ejercitar nuestra mente… Las posibilidades son casi infinitas, pero antes de entrar a fondo en cada una de ellas, un consejo: afrontar el paro con ánimo, no dejarse llevar por la apatía ni por el hastío y para eso, nada mejor que seguir levantándonos a una hora prudencial, cuidar nuestro aspecto como si fuésemos a ir a la oficina y tomarnos cada día como un nuevo reto. Buscar empleo ¿Qué es lo primero que debe hacer un parado? Buscar empleo. Esta es la respuesta más lógica y repetida. Algunas personas optan por darse un ‘homenaje’ de unas semanas e incluso un mes entero de sosiego, pero tarde o temprano, todos acaban intentado regresar al mercado laboral. Buscar trabajo puede considerarse un empleo en sí mismo y de hecho la mayoría de expertos recomiendan tomarse la tarea con seriedad y diseñar la jornada como si estuviésemos todavía activos. Es decir, olvidarse de estar en casa en pijama y salir a la calle. Las nuevas tecnologías han multiplicado las fuentes para encontrar trabajo, aunque la primera opción sigue siendo la oficial. El Gobierno ha lanzado reciente Redtrabaj@, el nuevo portal del Sistema Público de Empleo Estatal (SPEE), donde reúne tanto ofertas de trabajo como consejos para tener éxito en nuestra búsqueda. Redacción aprendemas.com
  • 2. Las diferentes Comunidades Autónomas también cuentan con sus propios servicios de empleo (se puede consultar pinchando aquí). Otra de las alternativas clásicas son los periódicos en papel y su sección de anuncios. Lo mejor es que ni siquiera es necesario comprarlos, basta con acudir a una biblioteca y apuntar los anuncios que nos interesen. Pero es en internet donde realmente se multiplican las opciones e incluso en la Red hay portales que se pueden considerar 'clásicos'. Infojobs, Infoempleo, Monster, Laboris, Michael Page, Oficinaempleo o Trabajar son algunas de las redes más visitadas. Algunas, además de incluir ofertas de trabajo (que es de lo que se trata) cuentan con artículos que ayudan a enfocar la búsqueda y la carrera profesional, además de otras herramientas de networking. Por último, las empresas de trabajo temporal o ETT son de visita obligada para quienes necesitan encontrar un empleo de forma inmediata. Las más importantes en España son Adecco, Randstad y Manpower, aunque se puede acceder al listado completo a través del Ministerio de Trabajo (pinche aquí). Hacer networking Se podría incluir dentro de las fórmulas para buscar trabajo, pero no todo el networking tiene por qué estar exclusivamente enfocada al ámbito laboral. Uno de los consejos más habituales para quienes pierden su trabajo es que expriman a sus amistades para lograr una nueva oportunidad pero tampoco hay por qué hacerlo inmediatamente para no 'quemar' todas las naves y asegurarnos de que quienes se prestan a ayudarnos lo hacen 'de verdad'. Internet también ha cambiado la forma de hacer networking y una vez más añade alternativas a las tradicionales ferias, congresos, encuentros de emprendedores y charlas. Cada día hay cientos de eventos a los que se puede acudir para ampliar nuestra red de contactos pero puede resultar agotador e incluso imposible acudir a todos (sobre todo teniendo en cuenta que muchos ni siquiera se celebrarán en nuestro lugar de residencia, con los gastos que esto implica). Localizar estos eventos no siempre es fácil. Algunas formas de hacerlo es a través de la Confederación de Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y sus organizaciones regionales, así como las asociaciones de empresarios (para acceder a un listado por regiones pincha aquí) o las Cámaras de Comercio y de forma menos 'oficial' páginas como Iniciador.com, LastThursday, Beers & Blogs, Café y Finanzas, Opencoffeeclub, Loogic, Networking Activo o Eventosfera, por poner algunos ejemplos. Además, las famosas redes sociales son el ámbito ideal para hacer networking y ampliar contactos. En este caso no nos referimos tanto a Facebook o Tuenti, más enfocadas a las amistades, sino a LinkedIn o Xing específicamente destinadas al mundo profesional. Aquí también podremos encontrar eventos de grupos afines y hacer nuevos contactos con profesionales de nuestro sector e incluso pedir consejo si lo que queremos es dar un giro a nuestra carrera. Formarse Precisamente si lo que queremos es cambiar de sector o dar una vuelta a nuestra carrera profesional nada mejor que apostar por la formación y hacer un curso especializado o un máster. La formación siempre crece en momentos de crisis y el paro puede ser la excusa perfecta para regresar a las aulas. Según un reciente estudio de Randstad, el 67% de los desempleados se plantea mejorar su cualificación como forma de hacer frente a la crisis y aumentar su capacidad competitiva. El SPEE es un buen punto de partida para retomar los estudios, ya que cuenta con una amplia oferta en cuanto a cursos de formación con distintos grados de complejidad y, sobre todo, de Redacción aprendemas.com
  • 3. profundidad con la que aborda cada temática. El problema surge si encontramos empleo mientras estamos cursando uno de estos programas. Además, este tipo de formación no tiene por qué servir para nuestros objetivos por muy gratuita que sea. En este sentido, si lo que queremos es reenfocar nuestra actividad un curso del Inem puede ser un buen punto de partida, pero posiblemente necesitemos algo más. Es aquí donde hay que tener en cuenta otras opciones de pago. Los MBA son un buen ejemplo de máster como puerta de acceso a un sector concreto, en este caso al de la dirección. Por fortuna no todos los cursos son tan costosos como los MBA y hay alternativas hasta para un bolsillo en paro. Además, hasta el 16 de noviembre los parados entre 25 y 40 años podrán acceder becas para cursar másteres oficiales de forma gratuita. En cualquier caso, apostar por la formación siempre es rentable a largo plazo y aunque quizás el paro haga que seamos más prudentes con nuestros gastos, se trata de una inversión segura. Sólo queda decidir el tipo de curso que queremos cursar y para ello, inquietudes intelectuales al margen, lo mejor es fijarse en dos cosas: cómo complementará nuestra formación y capacidades y qué salidas profesionales ofrece ese sector de actividad concreto. En este sentido, para buscar los trabajos más demandados se pueden buscar informes como el Adecco Profesional de Los + buscados 2009 desarrollado por la empresa de trabajo temporal. En el ámbito de ventas y marketing la multinacional identifica los especialistas en ventas como el más exitoso, mientras que los programadores de java y consultores SAP destacan en el ámbito de las tecnologías de la información. Los pediatras y gestores de proyectos biotecnológicos son los más solicitados en medicina y ciencia, en tanto que en finanzas y el ámbito legal son los controladores y abogados concursales. Por último, los ingenieros aeronáuticos siguen sin tener problemas para encontrar trabajo. Por su parte, la escuela de negocios Fundesem describe al profesional más buscado como un ingeniero con conocimientos de idiomas. En general, idiomas y ofimática siempre son buenas opciones a la hora de buscar cursos de formación, así como programas con un perfil técnico que encaje en el cambio hacia un modelo más productivo que busca la economía española. Viajar al extranjero Empezamos con algunas de las alternativas menos clásicas como viajar al extranjero, aunque no como ocio, sino para trabajar y/o aprender idiomas. Actualmente todos los países tienen sus problemas y ninguno atraviesa su mejor momento económico. Sin embargo, se espera que la recuperación sea más rápida y temprana que en el caso español. Además, tampoco se pierde nada por buscar trabajo en el extranjero y acudir sólo si hay alguna propuesta en firme. Además, también se puede viajar al extranjero con un fin formativo, para aprender idiomas. En este sentido Londres (e Inglaterra en general) suele ser la primera opción para estudiar inglés in situ. Además, sectores como el turístico y el hotelero casi siempre disponen de plazas para españoles que tengan un mínimo conocimiento del idioma. De esta forma, conseguimos 'matar dos pájaros de un tiro'. Escribir un blog y twittear Crear un blog es fácil y rápido, pero mantenerlo requiere bastante tiempo si queremos hacer un trabajo de calidad y mantenerlo actualizado. Por fortuna, tiempo es precisamente lo que le sobra a quien está en paro, así que nada mejor que convertirse en blogger. En principio una Redacción aprendemas.com
  • 4. hora al día debería ser suficiente para empezar. Lo importante en este caso es saber que se trata de una apuesta a largo plazo, como explica Borja Prieto en su blog Desencadenado. Los blogs llevan algo más de trabajo al principio, cuando hay que dotarlos de suficiente contenido como para que empiecen a generar tráfico. Durante esos primeros meses es posible que las horas invertidas no se traduzcan en visitas, pero todo llega con el tiempo. El objetivo de contar con un blog es poder crear una marca personal y demostrar nuestros conocimientos y mostrarnos como expertos. Además, escribir el blog también servirá para mantenernos ligados al ámbito profesional, evitar que nos oxidemos y perfeccionar nuestra comunicación escrita. Al final, el blog puede ser nuestra mejor carta de presentación, por encima incluso del curriculum vitae y la experiencia laboral, por no mencionar que también puede ser una excelente forma de hacer networking. Y no sólo podemos limitarnos al blog, sino que también podemos iniciarnos en Twitter y otras herramientas de comunicación 2.0 Ayudar en negocios a familiares y amigos Sí, por fin ha llegado el momento de hablar de trabajo gratis. Sin embargo, ya que no vamos a cobrar por lo menos que sean amigos y familiares quienes se benefician de nuestro talento. Una vez más esto servirá para mantenernos ocupados y evitar que nos oxidemos. Además, también puede darnos una dosis de moral extra si la espera se alarga. Por otra parte, siempre es una opción para hacer networking y ampliar nuestra red de contactos. Si el trabajo está a la altura puede abrirnos nuevas puerta laborales e incluso generar algún ingreso extra, aunque en este punto habría que estudiar la legalidad del asunto (en principio el cobro de prestaciones por desempleo es incompatible con el trabajo por cuenta propia, por lo que habría que recurrir a otras fórmulas como los contratos a tiempo parcial). Autoempleo, crear una empresa De ayudar a un familiar a plantearnos la alternativa del autoempleo hay sólo un paso. Crear una empresa supone un enorme riesgo, sobre todo para quienes están en paro, pero también puede ser la mejor solución para el futuro. El emprendedor depende exclusivamente de su capacidad para generar ingresos, así que todo dependerá de la confianza que tengamos en nosotros mismos. Trabajar como freelance, hacernos autónomo y montar una empresa son las principales alternativas. Lo mejor es que al estar en paro disponemos del tiempo necesario para dedicarnos 'en cuerpo y alma' al proyecto, además de recursos económicos. Por una parte tendríamos el dinero de la indemnización por despido y por otro el de la prestación por desempleo. Es cierto que trabajar por cuenta propia es incompatible con percibir el paro, pero sin embargo existe una alternativa, conocida como capitalizar el paro y que consiste en percibir el dinero de la prestación de golpe para crear una empresa o establecerse cono trabajador autónomo. Otra opción que ofrece el Inem es utilizar el dinero del paro para pagar las cuotas de autónomo hasta agotar la cuantía de la prestación. Ambos casos tienen sus riesgos, pero suponen una importante ayuda si decidimos convertirnos en nuestros propios jefes. Invertir en bolsa Si estamos en paro y necesitamos dinero, una alternativa para conseguirlo es invertir en bolsa. Lo primero que debemos saber es que podemos ganar, pero también perder todo el capital que invirtamos. La ventaja, una vez más, es el tiempo. Primero para adquirir la formación necesaria, segundo para realizar un seguimiento exhaustivo del mercado y tercero para la propia operativa e inversión. Y es que para poder convertirnos en inversores Redacción aprendemas.com
  • 5. intradiarios (los que hacen varias de compra y venta de un mismo valor en una sesión) es necesario contar con tiempo para estar constantemente dentro del mercado. Invertir en bolsa puede ser una buena forma de completar el dinero del subsidio, pero también de perderlo. Todo dependerá de nuestra pericia inversora y nuestra aversión o gusto por el riesgo. Y como el mundo de los mercados financieros es mucho más que la Bolsa, también podemos aprovechar para conocer productos como los CFD's, ETF's y otros futuros y derivados. Otras alternativas para obtener ingresos En primer lugar hay que repetir lo comentado anteriormente: la prestación por desempleo es incompatible con cualquier forma de trabajo por cuenta propia. Clases particulares y otras fórmulas similares como colaboraciones en medios de comunicación, blogs o similares, trabajar para agencias de modelos o como figurante serían susceptibles de tener esta consideración. Eso sí, llegado el momento cada uno debe rendir cuentas a sí mismo y su conciencia. Por suerte hay otras formas de ganar dinero que sí entran dentro de la legalidad, aunque sean algo más singulares. Presentarse a concursos televisivos es un buen ejemplo. Se pueden conseguir interesantes premios en metálico que además serán totalmente legales. El único problema es que hay verdaderos 'cerebritos' por ahí sueltos y ganar no es precisamente fácil. Lo mismo ocurre con las carreras locales, sólo que en este caso en lugar de 'cocos' nos encontramos con portentos físicos. Sin embargo se puede ganar mucho dinero corriendo en pruebas locales que reparten premios en metálico que van desde los 60 hasta los 500 euros. Sólo hay que aprender a seleccionar las carreras en las que realmente tenemos posibilidades, si es que hay alguna. Por si acaso, en Runners.es y Carrareaspopulares.com se pueden localizar pruebas a lo largo de todo el país. Realización personal Ahora que tenemos tiempo libre, ¿por qué preocuparnos por volver trabajar si estamos cobrando el paro? ¿Acaso no nos merecemos un respiro? Para quienes piensan así y pueden permitírselo, nada mejor que apostar por lo que mejor nos hace sentir y nos completa como personas. En este punto las opciones son infinitas, desde pasarnos el Super Mario de la Nintendo o el Grand Theft Auto hasta devorar todos los libros que no hemos tenido tiempo de leer. Sin embargo, hay algunas propuestas que se pueden leer por internet. Una de las más repetidas es hacer el camino de Santiago, todo un clásico para el que hace falta tiempo (y ganas). Ponerse en forma es otro de los que figura en el 'top ten' de los propósitos de realización personal, aunque probablemente también sea uno de los que nunca llegue a buen puerto. Asimismo, pasar más tiempo con la familia es de los más repetidos. El trabajo les ha robado tanto tiempo que muchas veces es difícil recuperarlo, pero si hay un momento es este. Voluntariado Podría incluirse dentro del apartado de realización personal, pero por el tipo de acción merece la pena dedicarle un apartado entero. Dejando de lado la parte relacionada con la contribución a la sociedad, ayudar a los más necesitados, etc, lo cierto es que el voluntariado Redacción aprendemas.com
  • 6. es una buena alternativa desde un punto de vista profesional. Para empezar, ofrece innumerables opciones de networking que sólo se pueden encontrar en ese entorno. Es muy posible que esas mismas personas con las que colaboramos como voluntarios cambien cuando están lejos de la acción social. Además, siempre será un punto a favor en nuestro currículum y, en función del tipo de voluntariado que escojamos, una experiencia de lo más enriquecedora. Por último, también puede brindarnos la oportunidad de viajar y conocer nuevas culturas. Tomarse un año sabático y recorrer mundo Aunque podría incluirse en el apartado de viajar al extranjero, en este caso no se trata de viajes de trabajo, sino de placer, autoconocimiento e incluso realización personal. Por supuesto, no todos pueden permitírselo, pero recorrer mundo es algo que casi todos han pensado alguna vez. Si estamos suficientemente atentos es posible que incluso encontremos oportunidades de trabajo en un país diferente o por lo menos interesantes contactos para el futuro. No estudiar unas oposiciones Puede resultar contradictorio teniendo en cuenta que una de las premisas para estudiar unas oposiciones es tener tiempo. Sin embargo tampoco basta con eso. Prepara unas oposiciones en muy duro y no todos las personas están cualificadas para hacerlo. Se trata de un proceso largo en el que no se producen avances graduales y en el que en la meta puede esperar sólo el fracaso. Antes de preparar unas oposiciones hay que prepararse ante un eventual fracaso y el hueco que este dejará en nuestro curriculum. Es complicado justificar un año en blanco. No hacer nada y esperar en la madriguera Simplemente, ¿por qué no? Después de años trabajando bien nos merecemos un descanso, aunque sólo sea para hacer el holgazán un tiempo o para llevar a cabo cualquiera de los puntos anteriormente propuestos. Sea cual sea la elección, hay algo que debemos saber antes de embarcarnos en este periodo del paro, y son las condiciones bajo las que podremos cobrar la prestación y subsidio por desempleo y las condiciones para mantenerlo. En primer lugar, hay que aclarar que para cobrar el paro la pérdida del trabajo debe de ser involuntaria. Si abandonamos nuestro puesto de forma voluntaria no tendremos derecho al paro. Según explican desde el SPEE la cuantía de la prestación y el tipo dependerá del salario previo a la pérdida del empleo, en tanto que la duración se establece en función del tiempo que hayamos cotizado a la Seguridad Social durante los seis años anteriores a la situación legal de desempleo. La relación de días cotizados y duración d ella prestación es la siguiente: Desde 360 hasta 539 días – 120 días Desde 540 hasta 719 días – 180 días Desde 720 hasta 899 días – 240 días Desde 900 hasta 1.079 días – 300 días Desde 1080 hasta 1.259 días ‐ 369 días Redacción aprendemas.com
  • 7. Desde 1.260 hasta 1.439 días ‐ 420 días Desde 1.440 hasta 1.619 días – 480 días Desde 1.620 hasta 1.799 días – 540 días Desde 1.800 hasta 1.979 días ‐ 699 días Desde 1.980 hasta 2.159 días – 660 días Desde 2.160 días ‐ 720 días Pese a que se puede alargar el paro hasta dos años, no cobraremos la misma cantidad durante todo el tiempo de la prestación. Durante los primeros 180 días cobraremos el 100% de lo que nos corresponda, pero a partir de ahí el porcentaje bajará al 60% hasta agotar el tiempo de la prestación. Cobrar el paro implica una serie de obligaciones, empezando por sellar la tarjeta de desempleo en las fechas indicadas y siguiendo por la búsqueda activa de trabajo. Además, el demandante está obligado a aceptar la colocación adecuada que le sea ofrecida. En definitiva, que también hay que cumplir ciertos requisitos para poder disfrutar de todo ese tiempo libre. * * * * Redacción aprendemas.com
  • 8. Recuerda que tienes más información en nuestra sección de educación www.cext.es