Acreditación lingüística
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Acreditación lingüística

on

  • 3,087 views

Descubre lo importante que es tener un certificado de idiomas a la hora de presentar tu currículum.

Descubre lo importante que es tener un certificado de idiomas a la hora de presentar tu currículum.

Statistics

Views

Total Views
3,087
Views on SlideShare
3,087
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
14
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Acreditación lingüística Document Transcript

  • 1. Acreditación lingüística: el currículum que no miente "Niño, ponte a estudiar inglés, que es el futuro". Esta frase, repetida por las madres españolas de hace 30 años, ha quedado obsoleta. Conocer un segundo idioma no es cuestión de futuro, sino la más imperante necesidad de nuestro entorno laboral y académico, donde los certificados de competencia lingüística se vuelven imprescindibles. Eva del Amo – Febrero de 2009 Hablar a la perfección otro idioma se ha convertido en requisito necesario para lograr un puesto de trabajo y en ocasiones se convierte en el elemento determinante para que un candidato sea elegido en el proceso de selección de una empresa o consiga el tan esperado ascenso. También en el ámbito académico, donde cada vez es más habitual la movilidad entre países por parte de los estudiantes, el conocimiento de un segundo idioma se ha vuelto imprescindible. Los jóvenes que quieren estudiar en una universidad extranjera deben acreditar un suficiente manejo del idioma natal para ser aceptados por el centro universitario. A la hora de elaborar el curriculum para solicitar un trabajo o para ingresar en una universidad extranjera nos encontramos con el problema. Términos como "nivel medio" o "comprensión alta" son muy subjetivos, y cualquier organización o compañía los pondrá en tela de juicio hasta comprobar fehacientemente que el grado de conocimiento que aparece en el papel se corresponde con el que efectivamente tiene el interesado. Por ello muchas personas recurren a los certificados de competencias lingüísticas, un requisito que, por otra parte, cada vez es más demandado en el mundo laboral o académico, e incluso en la Administración Pública. Por su parte, las entidades de certificación dan respuesta a esta creciente demanda por parte de la sociedad de una manera cada vez más específica, con la emisión de certificados dirigidos a colectivos o campos profesionales muy concretos, o bien con acreditaciones de conocimientos generales de un idioma pero orientados a un área específica e incluso a un tramo de edad definido. Para sembrar un poco de orden en medio del caos que supone tanta oferta certificadora por parte de las instituciones, en los últimos años se han establecido unos criterios comunes, con el fin de que los certificados gocen de pleno reconocimiento, sean comprables entre distintos países y acrediten el verdadero nivel lingüístico de sus titulares. Idiomas como el español, el alemán, francés, italiano o chino disponen de sistemas de certificación propios e internacionalmente reconocidos. Pero a la hora de seleccionar un sistema de certificación hay elegir muy bien, pues no todos sirven de ayuda a sus titulares. Para empezar, es necesario que tengan un reconocimiento internacional por parte de universidades, escuelas de negocio y en el ámbito empresarial. Redacción Aprendemas
  • 2. Esfuerzos conjuntos EE.UU, por ejemplo, dispone de sus propias instituciones certificadoras, entre las que domina el ETS, al gestionar los exámenes TOEFL y TOEIC. Y en Reino Unido también existen distintas instituciones de certificación de inglés, pero la oferta está muy controlada por el gobierno británico a través del Qualification & Curriculum Authority (QCA), que regula todas las actuaciones, dentro del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas, desarrollado por la UE. Esta iniciativa comunitaria fue fruto del esfuerzo conjunto de especialistas del ámbito de la lingüística aplicada y la pedagogía procedentes de los 41 estados miembros del Consejo de Europa, que durante una década estuvieron investigando la mejor manera de establecer unas directrices comunes. Publicado en 2001, las 265 páginas del informe han sentado las bases comunes para la elaboración de programas lingüísticos, orientaciones curriculares, exámenes, criterios de evaluación, manuales y materiales de enseñanza en Europa. Otra de las iniciativas conjuntas es el Portfolio Europeo de las Lenguas, un documento en el que los estudiantes de un idioma pueden guardar aspectos relacionados con su aprendizaje y sus experiencias culturales, y cuya validación la realiza el Comité de Validación, nombrado por el Comité de Educación del Consejo de Europa. El portfolio tiene un "pasaporte lingüístico" que su propietario pone al día regularmente y una tabla donde puede anotar sus capacidades según unos criterios comunes validados en toda Europa y que puede servir de complemento a los certificados tradicionales. Además, también contiene una "biografía lingüística" en el que la persona escribe sus experiencias y que está diseñada para guiar al estudiante a la hora de evaluar su proceso. Finalmente, hay un "dossier", donde se pueden guardar ejemplos del trabajo personal para probar sus competencias. Seis niveles Otras instituciones también han luchado para que el sistema común de evaluación para todas las lenguas europeas sea una realidad. Es el caso de ALTE‐The Association of Language Tester in Europe, fundada en 1990 y que hoy cuenta con 31 miembros asociados representando 26 lenguas, entre ellas el catalán o el euskera. Su sistema de evaluación se ha convertido en el modelo de gran mayoría de organizaciones examinadoras. Los seis niveles que reconoce se corresponden con la división clásica: Usuario principiante (Basic User): A1 y A2; Usuario Independiente (Independent User): B1 y B2; y Usuario Experto (Proficient User): C1 y C2. En el A1 la persona puede entender y utilizar expresiones básicas, mientras que el A2 logra comprender frases y expresiones utilizadas en las áreas más relevantes. El B2 entiende los puntos principales de cualquier situación estándar y el B2 es capaz de comprender las ideas principales de textos tanto concretos como abstractos. El usuario experto C1 se maneja perfectamente en un amplio espectro de textos más largos y exigentes, y es capaz de reconocer el significado de los mismos. Y el C2 entiende virtualmente todo lo que oye o lee. Por su parte, el Instituto Cervantes ha sido, junto con la Universidad de Salamanca, el encargado de organizar y diseñar los títulos oficiales en España, denominados Diplomas de Español como Lengua Extranjera (DELE). Bajo las directrices del Marco de referencia europeo, son tres los diplomas que conforman este sistema de evaluación: el Diploma de Nivel Inicial (B1), Diploma de nivel Intermedio (B2) y Diploma de Nivel Avanzado (C2). Precisamente ha sido el Instituto Cervantes el propulsor del Sistema de Certificación Internacional del Dominio del Español como Lengua Extranjera (SICELE), rubricado entre el Instituto Cervantes y un centenar de universidades latinoamericanas en 2007. El SICELE tiene como objetivo armonizar los criterios seguidos para la certificación del conocimiento del español como lengua extranjera por parte de toda la comunidad iberoamericana De esta manera, las instituciones que quieren expedir diplomas o certificados acreditativos del conocimiento del español como lengua extranjera deben ser reconocidos por el SICELE. Redacción Aprendemas
  • 3. Pero si de interés por una lengua hablamos, el inglés ocupa el primer puesto indiscutible. Más de 480 millones de personas tienen este idioma como su lengua materna, y otros 1.100 millones la utilizan cotidianamente. Con estos datos, el idioma de Shakespeare todavía no tiene competencia en el panorama mundial, y es precisamente la necesidad de hablarlo lo que hace que su aprendizaje sea todo un negocio en los países angloparlantes. Dentro de su amplia oferta, Reino Unido posee seis acreditaciones reconocidas por el QCA, encargado de regularlas. University of Cambridge ESOL Examination Anualmente son 2 millones de personas de todo el mundo las que se presentan a los exámenes de la Universidad de Cambridge, que también es la preferida por los españoles para conseguir su acreditación. Los títulos obtenidos tienen un gran reconocimiento internacional por parte de colegios, institutos, universidades, ministerios, agencias internacionales y corporaciones empresariales como prueba tangible del nivel de conocimiento del idioma. En España existen 80 centros examinadores para presentarse a los exámenes. Algunos de ellos incluso organizan convocatorias en colegios, universidades y empresas si hay un número suficiente de personas interesadas. Cambridge ESOL ofrece 12 exámenes certificados, desde el nivel A1 al C2, que suponen un título de por vida, así como pruebas que evalúan el nivel de inglés en el momento en que se realizan, por lo que es imposible suspenderlas, pero tampoco se obtiene ningún diploma realizándolas. Cada examen tiene un precio diferente y el coste varía en función del centro examinador. Generalmente, oscilan entre los 45 y los 140 euros. También existen pruebas tanto para inglés general como para inglés de negocios. Se denominan IELTS (International English Language Testing System), y están diseñadas para quienes se dispongan a vivir, trabajar o estudiar en un país de habla inglesa. Otro tipo de exámenes también muy demandado es el BULATS (Business Language Testing Service), que mide el nivel de inglés de negocios de una persona y que es ampliamente utilizado por muchas empresas e instituciones educativas. La prueba incluso se puede celebrar en las instalaciones de una compañía en una fecha previamente fijada. Por último, existen otros exámenes todavía más especializados, como el Cambridge International Legal English Certificate (ILEC), dirigido a los profesionales o estudiantes de derecho, y elYoung Learners English Tests (YLE), dirigido a niños de entre 7 y 12 años. London Test of English ‐ Person Language Assesment Pearson Language Assesment (PLA) es parte del grupo Pearson Education, la mayor empresa privada del mundo en medición educativa. Para medir la capacidad lingüística como lengua extranjera, PLA trabaja con Edxel para ofrecer uno de los sistemas de evaluación más valorados en el mundo por su excelente calidad, el London Test of English (LTE) y el London Test of English for Children. Los LTE están implantados en 40 países y son más de 70 las universidades y escuelas universitarias británicas que los usan como referente de la competencia lingüística de estudiantes extranjeros. Redacción Aprendemas
  • 4. Los LTE poseen una avanzada tecnología de corrección on line, lo que confiere al método una gran rapidez y eficacia, al tiempo que intenta eliminar cualquier medición subjetiva por parte de los profesores y le da un enfoque comunicativo a la prueba. Es, por ejemplo, la única entidad certificadora en lengua inglesa que graba íntegramente el examen oral de sus candidatos. El LTE tiene seis niveles, desde el A1 hasta el C2, y pueden realizarlo personas de cualquier edad, incluso los niños, que se presentan al LTE for Children, una prueba con cuatro niveles. Trinity & Pitman Aunque menos conocida, tiene una gran trayectoria como certificadora y sus certificados son plenamente reconocidos por universidades británicas y empresas de todo el mundo. Posee cuatro familias de certificación lingüística para no nativos: Integrated Skills in English (ISE), Graded Examinations in Spoken English (GESE), estructurada en 12 grados de exámenes orales desde preA‐1 hasta C2; y dos más sólo disponibles en Reino Unido: Certificates in ESOL Skills for Life y Certificates in ESOL for Work. En nuestro país existen más de 1.000 centros examinadores autorizados. En ellos se puede conseguir también el certificado TESOL, dirigido a la certificación de profesores de inglés como lengua extranjera. Test of English as a Foreign Language (TOEFL) Es un examen realizado por una organización estadounidense que goza con casi medio siglo de trayectoria. Por ello, son casi 800.000 las personas que realizan este examen cada año en todo el mundo, ya que es ampliamente reconocido en universidades y escuelas de negocio, principalmente estadounidenses. Cada examen, hecho por ordenador, está personalizado para el candidato, que va realizando preguntas cada vez más difíciles si ha contestado a la anterior correctamente, o de menos dificultad si ha contestado incorrectamente. La prueba conocida como Computer‐based TOEFL tiene cuatro apartados: listerning, strecture, reading y writing. Por su parte, en la modalidad TOEFL Internet‐based Test, los alumnos deben leer un texto o escuchar una presentación y después responder de forma escrita o hablada, como preparación a las circunstancias cotidianas a las que van a tener que hacer frente. Este sistema permite un diagnóstico más preciso de los puntos fuertes y débiles de cada alumno. Si piensa prepararse este examen a través de un curso específico, le será muy útil realizar una búsqueda exhaustiva hasta encontrar un centro que reúna las suficientes garantías de calidad. Y si tiene oportunidad, no lo dude, prepararse en EE.UU. es, sin lugar a dudas, la opción más recomendable. Test of English for International Communication (TOEIC) Está orientado a la vida laboral y es uno de los más valorados por las empresas mundiales a la hora de escoger a sus candidatos. Muchas de las compañías lo utilizan para observar los progresos de sus trabajadores en programas de formación en inglés o bien a la hora de contratar a nuevo personal y de ascender a una determinada persona. Esta prueba consiste en preguntas tipo‐test, que deben ser contestadas en un periodo de tiempo establecido. Posee dos partes: listening (en la que los candidatos deben contestar a preguntas basadas en una grabación) y reading (donde responderán preguntas que hacen referencia a diferentes textos escritos). Para superar estas pruebas se recomienda la Redacción Aprendemas
  • 5. realización de un curso específico de preparación. En España hay distintas entidades dedicadas a ello, tanto de manera presencial como on line. Dialang: conoce tus puntos débiles Dialang es un método desarrollado por más de 20 instituciones europeas con el soporte de la Comisión Europea, y el más importante sistema de evaluación lingüística basado en el Marco de referencia común europeo. Con Dialang cualquier persona puede conocer sus puntos fuertes y débiles y su nivel de conocimiento de una lengua, tanto en comprensión lectora como escrita, oral, gramática y vocabulario. Dialang ofrece test cuidadosamente diseñados junto a comentarios y consejos sobre cómo mejorar los conocimientos en una de las 14 lenguas que están a disposición de los interesados. Este método tiene la desventaja de que no imprime certificados. Acreditación de francés La acreditación de conocimiento del francés como lengua extranjera pasa, principalmene, por el DELF (Diplôme d'Etudes de Langue Française) y el DALF (Diplôme Approfondi de Langue Française), ambos gestionados por el Centro Internacional de Estudios Pedagógicos dependiente del Ministerio de Educación y Enseñanza Superior. El DELF se refiere a un ámbito más general y el DALF es más específico. Además, existen convocatorias para niños y jóvenes, de entre 11 y 18 años. Como son diplomas implantados en más de 165 países, la preparación para presentarse a ambos exámenes puede hacerse tanto en Francia (lo más recomendable) como en España. Desde 2005, estos diplomas cuentan con los 6 niveles definidos por el Marco común europeo para las lenguas. En España, la Alianza Francesa, vinculada a la Embajada Francesa, ofrece la oportunidad de acreditar los conocimientos lingüísticos mediante las certificaciones oficiales: DELF adultos y junios, DALF, TCD y CAF (diseñado para centros escolares españoles). Además, la Alianza Francesa prepara para los diplomas de la Alliance Française de París (DAEFLE), y para las certificaciones de la Cámara de Comercio e Industria de París (para profesionales de distintas disciplinas: profesiones científicas y técnicas, médicos, turismo y hostelería, profesional, secretariado, y asuntos franceses y conocimientos generales). Idioma alemán Referido al idioma alemán, el Instituto Goethe Inter Nationes es el encargado de organizar los exámenes oficiales en los 80 países en los que está asentado, entre ellos España (Comunidad de Madrid, Granada y San Sebastián). Sus niveles van desde el A1 hasta el C2 de la tabla europea, con pruebas específicas para cada uno de ellos. Fuera de esta escala, el examen más difícil de aprobar por los estudiantes de alemán es el Großes Deutsches Sprachdiplom, aunque para estudiar en una universidad germanohablante o trabajar una empresa alemana no es necesario tanto nivel, sino que bastaría con poseer el Kleines Deutsches Sprachdiplom o incluso el Zentrale Mittelstufenprüfung. Si lo que busca es una certificación más específica, existe el Prüfung Wirtschaftsdeutsch, especializado en alemán económico, que el Instituto Goethe otorga en colaboración con la Redacción Aprendemas
  • 6. cámara de Comercio Alemana. Con menor nivel se encuentra el Zertifikat Deutsh für den Beruf. Italiano y portugués Si se decanta por el italiano, la Universita per Stranieri di Perugia es la única adherida al sistema común europeo de niveles, y alguno de sus ellos son reconocidos para acceder a las universidades italianas o para dar clases de italiano en escuelas e institutos estatales. Esta institución reconoce seis niveles de Certificazione della Conoscenza della Lingua Italiana (CELI), desde el Livello 1 (CELI 1) correspondiente al A2 de las tablas europeas, hasta el Livello 5 (CELI 5) equivalente al C2. También hay otras instituciones que permiten obtener diplomas de conocimiento del italiano en sus diferentes niveles, como la Academia Italiana di Lengua (AIL), la Universidad de Siena y la Società Dante Alighieri di Roma. Por su parte, el Instituto Camões, vinculado al Ministerio de Educación portugués y a la Universidad de Lisboa, es el responsable de gestionar el sistema de calificaciones de portugués como lengua extranjera (PLE). La institución otorga cinco diplomas, equivalentes a los niveles A2, B1, B2, C1 y C2 del sistema común europeo. En España se pueden encontrar centros de preparación en Barcelona, Madrid, Cáceres y Vigo. Idiomas orientales Por último, es imprescindible hacer una referencia a los idiomas chino y japonés, cuyo número de personas interesadas en aprenderlos crece día a día. No en vano, el chino mandarín lo hablan más de 1.100 millones de personas en el mundo. El Instituto Confucio, equivalente a nuestro Instituto Cervantes, está promoviendo mucho su difusión, y en España cuenta con varias sedes distribuidas por distintas provincias. Entre sus objetivos está la capacitación de profesores de este idioma y la realización de exámenes para obtener la titulación. El Hanyu Shuiping Kaosh (HSK) es el examen de nivel de chino que determina el conocimiento de este idioma. El Centro de Exámenes de Nivel de Chino de la Universidad de Lengua y Cultura de Beijing se encarga de convocar las pruebas para obtener el diploma, a través de centros también distribuidos en España. Los exámenes de nivel básico se convocan en enero y mayo, mientras que los niveles inicial y medio se realizan en enero, mayo y julio, y el examen del nivel superior tiene lugar en mayo. Por su parte, quien esté interesado en acreditar sus conocimientos de japonés puede hacerlo a través del examen oficial (Noryoku Shiken o Japanese‐Language Proficienci Test), que se convoca una vez al año, en el mes de diciembre. Consta de tres partes: una prueba de vocabulario y escritura, otra auditiva, y una tercera de lectura y gramática, incluyendo la comprensión de los caracteres kanji. En 2008 el examen tuvo lugar en el Centro de Estudios de Asia Oriental de la Universidad Autónoma de Madrid y en la Facultad de Traducción e Interpretación de la Universidad Autónoma de Barcelona. Periodo de preparación Establecer un periodo de preparación para superar los exámenes de los distintos idiomas es muy difícil, pues depende del ritmo de aprendizaje de la persona, su motivación, su cultura y nivel, o el dominio de otras lenguas. También influye, claro está, la calidad de los profesores y las horas que se hayan dedicado al estudio. En muchos casos se recomienda la asistencia a Redacción Aprendemas
  • 7. un curso específico, y en prácticamente todos los idiomas es conveniente que el alumno realice un test para conocer previamente su nivel personal. Muchas son las interpretaciones y discusiones en torno a la certificación de las capacidades de un alumno. El proceso también cuenta con sus detractores, que centran su debate en el argumento que defiende que los procesos de certificación favorecen la exclusión social del interesado. Un criterio no compartido por las instituciones dedicadas a tales fines y que se viene abajo ante la creciente demanda social de este tipo de servicios. Un curriculum que no miente, con un certificado de competencias lingüísticas expedido por una institución de renombre, es un argumento de peso suficiente para encontrar un trabajo y el visado necesario para acceder a una formación en el extranjero. Demasiado interesante como para pasarlo por alto. * * * * Más información: Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas: Aprendizaje, Enseñanza, Evaluación Portfolio de la Comisión Europea Instituto Cervantes ALTE‐The Association of Language Tester in Europe Diplomas de Español como Lengua Extranjera SICELE Cambridge ESOL Pearson Education TOEFL TOEIC DELF y DALF Alianza Francesa Instituto Goethe Inter Nationes Universita per Stranieri di Perugia Instituto Camões Redacción Aprendemas
  • 8. Recuerda que tienes más información en nuestra sección de educación www.cext.es