Peticion alta-comisionada-ddhh

  • 254 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
254
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
2
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. REPIJBLICA DEL ECIJADOR ASAIVIBI-EA NTACI(DNIAI,Quito, 29 de octubre del 2010SeñoraNavanethem PillayALTA COMISIONADA PARA DERECHOS HUMANOSNACIONES UNIDASL211 Ginebra L0SuizaMuy estimada señora:NOSOTROS, César Montúfar, Andrés Páez, Fausto Cobo, Lourdes Tibán, PacoMoncayo, Leonardo Viteri, Gilmar Gutiérrez, Cynthia Viteri, Jorge Escala, PatricioQuevedo, Richard Guillen, Fernando Vélez, Guido Vargas, Paco Fierro, FranciscoCisneros, Galo Lara, Tito Nilton, Luis Morales, Abdalá Bucaram, Magali Orellana, AlfredoOríiz, Fernando Aguirre, Marco Morillo, Luis Almeida, Jimmy Pinoargote, Juan CarlosLÓpez, Klever Jiménez, Ramiro Terán, Linder Altafuya, Diana Atamaint, Mario Molina,Jerónimo Yantalema, Hugo Quevedo, Nivea Vélez, Gerardo Moran, Saruka Rodriguez,Carlos Guzman, María Cristina Kronfle, Luis Noboa, José Luis Vergara, Fernando Floresy Wladimir Vargas, ciudadanos ecuatorianos, miembros todos de la Función Legislativade la República del Ecuador, penenecientes a diferentes sectores políticos del país, enpleno ejercicio de la representación que recibimos en las urnas de parte del puebloecuatoriano, acudimos ante ustedes, con el presente pedido de investigación de eventosque han generado violaciones graves a los derechos humanos en nuestro país.La denuncia que aquí ponemos en su consideración, tiene su origen en acontecimientosviolentos en los que intervino el Presidente de la República del Ecuador, economistaRafael Correa Delgado, que generaron enfrentamientos con un saldo trágico de más decinco muertos y más de 200 heridos, varios de ellos de gravedad. El efecto político deestos hechos, es la instauración, por parte del gobierno nacional, de un ambiente deintolerancia, intimidación, persecución política, amenazas y acusaciones en contra dequienes expresen opiniones distintas a las que propugna el régimen. Esta situación hagenerado temor en la población, particularmente en quienes fueron afectados por loshechos que se relatan a continuación, que temen represalias por parte del gobierno.Por la situación señalada, esta petición la realizamos insistiendo en el hecho de que noexisten en el país las garantías necesarias para que los afectados por las violaciones alos derechos humanos individuales y colectivos, puedan expresar directamente susreclamos. Esto será debidamente sustentado y probado en el petitorio. PETICIÓN A LA ALTA COMISIONADA PARA DERECHOS HUMANOS
  • 2. HECHOS DENUNCIADOSPor razones de reivindicación salarial y de otros beneficios laborales, el día 30 deseptiembre de 2010, ocurrió una insubordinación de parte del personal policial delRegimiento de Policía Quito No. L, ubicado en la ciudad de Quito, República del Ecuador.Según los datos de prensa que han sido publicados al respecto, esta insubordinaciónhabría obedecido a que ciertos beneficios en favor de la tropa policial, habrían sidodisminuidos y/o eliminados mediante la Ley Orgánica del Seruicio Público, recientementeaprobada por la Asamblea Nacional y vetada por el Ejecutivo.Según referencias periodísticas que no han sido desmentidasl, el señor Presidente de laRepública del Ecuador, economista Rafael Correa Delgado, se presentó de maneraespontánea2 en el Regimiento de Policía Quito No. 1-, en donde ocurría la insubordinaciónpolicial a la que nos hemos referido, con el objeto de dialogar con los insubordinados. Lapresencia de esta autoridad, sin embargo, exacerbó los ánimos, ya de por sí exaltados delos policías, que atribuían a ese dignatario la autoría de los cambios legales que ellossostenían que les afectaba, por lo que se generó un ambiente de tensión entre elmandatario y el grupo de policías insubordinados. Además, según muestran lasimágenes de televisión grabadas en ese momento, el presidente Correa se dirigió a lospresentes con un tono desafiante, lo cual fue respondido con agresiones verbales yfísicas, de parte de un grupo de policías, en contra del Mandatario. lgualmente, en horasde la mañana, varios asambleístas del bloque oficialista fueron impedidos de entrar alrecinto legislativo y agredidos físicamente por miembros de la Escolta Legislativa,Tras la necesaria intervención de parte de los agentes de seguridad presidencial paraproteger al Mandatario, se condujo a éste a la edificación más cercana al lugar de loshechos, el Hospital Quito No. 1- de la Policía Nacional, en donde fue atendido enprimeros auxilios por el personal de dicho centro de salud. En una de las habitaciones deeste hospital, el Presidente permaneció por más de diez horas, junto a algunosfuncionarios y a su guardia de seguridad.Debido al clima de agitación que se generó por el incidente relatado, en lasinmediaciones de la citada edificación del Hospifal Quito No. 1 de la Policía Nacional, semantenían algunos elementos de tropa de la Policía Nacional, que habían protagonizadola insubordinación, así como personas civiles que por curiosidad o apoyo a los En Ia sección "Documentos Anexos", al final de este petitorio, se listan todas las fuentes de las que se haobtenido Ia i¡formación en la que se basa esta denuncia. Esto incluye la versión digital de la "Cadena nacional deradio y televisión indefinida e ininterrumpida", ordenada por el gobiemo del Ecuador et día 30 de septiembre del2010.2 Según el Diario El Universo, a eso de las 17h:30 del día 30 de septiembre del 2010, la estación de televisiónpública, ftansmitió una entrevista al Presidente de la República en la que é dice: "... yo vine el Regimiento Quitoa ftatar de ver qué pasaba. Traté de conversar con la gente... había una agresividad terrible, pero muy poca gente..." . Ver: "Seis horas en las que el país recibió solo la versión oficial". Diario El Universo, Domingo 17 de octubredel 2010. Esta declaración y todas las que se han obtenido de esta publicación del Diario El Universo, pueden servistas en la versión digital de la "Cadena nacional de radio y televisión indefinida e ininterrumpida", que seadjunta a este petitorio. 2 PETICIÓN A LA ALTA COMISIONADA PARA DERECHOS HUMANOS
  • 3. insubordinados o al gobierno, se mantenían en los alrededores. De acuerdo conversiones de personas presentes, el Canciller de la República, economista RicardoPatiño habría convocado a partidarios del movimiento político al que pertenece elPresidente Correa, a darse cita en las inmediaciones del Hospital de la Policía Nacional,a fin de supuestamente rescatar a este dignatario, del lugar en el que se encontraba.Asimismo, desde una radio afín al Gobierno, se habría también convocado a laciudadanía a acudir al Hospital en el que se encontraba siendo atendido en primerosauxilios, el Presidente de la República. La presencia de partidarios del régimen generóenfrentamientos con los policías insubordinados, quienes se encontraban en lasinmediaciones de su cuartel y del Hospital de la Policía, contiguo.Sin embargo de los esporádicos enfrentamientos entre los policías y algunos partidariosdel Gobierno, la seguridad del edificio del Hospifal Quito No. 1de la Policía Nacional, endonde se encontraba el señor Presidente de la República, fue garantizada durante todo eltiempo en que éste se mantuvo en su interior. Ésta fue controlada primero por personalde seguridad del propio hospital y, horas más tarde, por el Grupo de OperacionesEspeciales, GOE y del Grupo de Intervención y Rescate, GlR, ambos, fuerzas especialespertenecientes a la Policía Nacional, que no tomaron parte en la insubordinación y, portanto, totalmente leales al Presidente de la República. Así, los incidentes que ocurrieronen las vías cercanas a la edificación no constituyeron factor de peligro para la seguridaddel Presidente pero sí dificultaban el que el dignatario pudiera salir por la puerta principaldel Hospital y calles aledañas, en donde se concentraron la mayor parte de disturbios. Detodas formas, según lo evidencian declaraciones de varios funcionarios gubernamentalesque visitaron al Presidente durante su permanencia en el Hospital, la situación del Presidente era buena, como es el caso de aquella que dio a las 1-6h:1-1- del día referido, la Ministra Coordinadora de la Política, señora Doris Soliz, quien señaló: "Nuesfro Presidente está bien, hemos habtado los ministros..."3.Debido a la situación que reinaba en las inmediaciones del Hospital y por razones queaún no han sido plenamente esclarecidas, el Presidente Correa optó por no abandonar elHospitat Quito No. L de la Policía Nacional, decidiendo mantenerse en ese centrohospitalario durante varias horas. De todas formas, existen evidencias de que laevacuación de dicho mandatario podía haber sido plenamente garantizada y ejecutadapor el personal del GOE y del GIR a su cuidado. Precisamente a las 1-4h:23, del día enreferencia, el abogado Alexis Mera, Secretario Jurídico de la Presidencia de la República,expresó en el enlace de radio y televisión que el Gobierno ordenó ese día, que: "e-l Presidente va a venir a Carondete(; en este momento está bajo cuidado médico (...)"u.La certeza de este alto funcionario público y persona del círculo íntimo del Jefe deEstado, muestra claramente que existía confianza tanto en la seguridad como en lacapacidad de movilidad del Presidente de la República, para abandonar el sitio en el quese encontraba y dirigirse a la sede del Gobierno.3 Diario El Universo, Ídem.4 El Palacio de Carondelet es la sede de la Presidencia de la República,5 Diario El Universo, idem PETICIÓN A LA ALTA COMISIONADA PARA DERECHOS HUMANOS
  • 4. No obstante la decisión de permanecer en el Hospital Quito No. 1- de la Policía Nacional,durante varias horas en el día de los hechos, el Presidente pudo allí actuar con totallibertad, realizando algunas acciones administrativas propias de su cargo, como son lasde impartir órdenes, dictar al menos un decreto ejecutivo, comunicarse con personal delgobierno, ordenar la realización de una cadena nacionalo de radio y televisión; decretarel estado de excepción que fue dictado ese día; e, incluso, dio declaracionesperiodísticas a medios informativos nacionales e internacionales, lo cual es deconocimiento público.El control que el Presidente tenía sobre la situación y su libertad de actuación, soncorroborados por varios funcionarios públicos, como es el caso del Ministro de Turismodel Ecuador, Freddy Ehlers quién, las pruebas que adjuntamos, a las 18h:03 del día encuestión, mencionó que ha hablado con el Ministro del Interior, Gustavo Jalkh y que éstele ha dicho que el Presidente está en buen estado de ánimo y que está "comandando lanación. Desde el lugar donde se encuentra, él esrá disponiendo todo lo que se debehacer y actuar..;. Esta puntualización del Ministro de Estado citado, es confirmada por elpropio Presidente de la República, quien pocos minutos más tarde, a través de la mismaseñal y mediante una llamada telefónica, expresa lo siguiente: "Lo escuchaba a Freddy(Elhers) decir que el Presidente está gobernando la nación desde el hospital, y tienerazón Freddy. Todo et día he esfado en contacto con todos /os secfores de la patria..;.7Una de las medidas que el Presidente de la República adoptó mientras se encontraba enel Hospital Quito No. 1 de la Policía Naciona/, fue la de ordenar que un grupo de fuerzasespeciales del Ejército Nacional, prepare un asalto al hospital, para sacarle al Presidentede ese lugar. Según relato del Comandante de la Brigada Patria, de las FuerzasEspeciales No. 9, Coronel Luis Castro, su unidad militar recibió una orden preparatoriapara rescatar al presidente Correa alrededor de las L2h:3O del día de los hechos. Laejecución de esta orden se cumplió a las 2Lh:00, con una tropa de aproximadamente 700soldados, 200 de ellos portando armamento de guerra, de acuerdo a la fuente militarseñalada8. Vale subrayar que esta orden se ejecutó sin agotar ningún procedimiento quepermitiera que el Presidente abandonara este centro sanitario sin que se produjera elenfrentamiento armado y sin que, previamente, fueran evacuados los enfermos y otraspersonas internas, el personal médico y administrativo del Hospital y los comunicadores yperiodistas que cubrían los hechos desde el interior del mismo.La operación de rescate se produjo con una balacera descomunal, que aparentemente sedio al inicio entre los miembros del Grupo Especial de Operaciones, GEO, unidadespecializada del Ejército, que ingresaron al Hospital y las fuerzas del GOE y del GIR det "Cadena Nacional" es el nombre con el que en Ecuador se designa a la transmisión simultánea de parte de todoslos canales de televisión y radios del país, de la misma señal, generalmente transmitida desde la estación detelevisión pública. Las "cadenas nacionales" üenen una regulación especial y se realizan con orden expresa deautoridades específicas del gobierno.7 Diario El Universo, ídem8 Ver: Entrevista a Luis Castro Ayala: No se adelantó (eI operativo); usamos eI foctor sorpresa. Diario ElUniverso: Miércoles 06 de octubre del 2010. 4 PETICION A LA ALTA COMISIONADA PARA DERECHOS HUMANOS
  • 5. la Policía, que protegían al Presidente. Ambos bandos, por razones de la confusiónreinante en ese momento, habrían intercambiado disparos, pese a que sus objetivos eransimilares, esto es proteger y/o sacar al Presidente del edificio del Hospital, Asimismo, elenfrentamiento ocurrió en las afueras del Hospital, entre el personal de las FuerzasArmadas y el personal policial que se encontraba insubordinado en el Regimiento QuitoNo. 1- y en sus inmediacionesEste operativo en los alrededores y al interior del Hospital Quito No. 1- de la PolicíaNacional, por parte del personal militar que fue llamado por el Presidente de la República,ocasionó un elevado temor y angustia en todos los internos, personal médico yadministrativo del citado centro de salud, cuyo número ascendía a alrededor de 100personas, según testigos y reportes del hospital. El temor y la angustia se extendieron aotro centro de salud, el Hospital Metropolitano de Quito, contiguo al Hospital policial. Losdestrozos a puertas y mamparas del hospital policial, la profusa utilización de bombaslacrimógenas y la balacera que ocurrió durante el ataque, generó pánico entre lospacientes, muchos de los cuales no podían valerse por sí mismos dado su estado desalud o su edad.Este operativo ha dejado, hasta el momento, un saldo de más de cinco muertos y más de200 heridos, varios de ellos de gravedad. Los desmanes que a nivel nacional seocasionaron como reflejo de esta insubordinación, han ocasionado varias muertesadicionales, en otros lugares de la ciudad de Quito y en la ciudad de Guayaquil.Una vez concluida la crisis, el gobierno nacional creó una versión de los hechos, que nofue la que se reflejó mientras los medios de prensa, transmitían para todo el país lossucesos que ocurrían. Esta nueva versión, incluso, contradice a lo que los mismosfuncionarios públicos expresaron el momento mismo de los hechos.La versión del gobierno nacional sobre los sucesos narrados, ha sido la de calificarloscomo un intento de golpe de estado, de magnicidio y, posteriormente, de secuestro alPresidente de la Republica. Esta versión, resulta contradictoria con las mismasdeclaraciones que los funcionarios gubernamentales dieron durante el día de los hechos,como es el caso del Secretario General de la Administración Pública, señor VinicioAlvarado, quién a las 15h:20 declaró ante la estación pública "Ecuador TV", "que no hayun estado de conmoción social, sino que todo se frata de una demanda puntual de ungrupo de la Policía de forma abusiva"e. En similares términos se refirió el Ministro delInteriorl0. Sin embargo de las contradicciones existentes en la versión gubernamental,expresamente pedimos que las investigaciones también se centren en determinar a losautores intelectuales y materiales, cómplices y encubridores, de los supuestos delitos det Dia¡io El Universo, ídem.1o En una entrevista telefónica realizada por EcuadorTV, al Ministro del Interior Gustavo Jalkh, a las 14h:40 deldía 30 de septiembre, éste refirió a que la protesta es de un grupo de personal de tropa de la PolicÍa. Esto indicaque este funcionario, que es quién más debe conocer sobre lo que ocurre en la Policía Nacional, descarta oÍaintención de la insubordinación. Ver: Diario EI Universo, ídem. 5 PETICIÓN A LA ALTA COMISIONADA PARA DERECHOS HUMANOS
  • 6. intento de magnicidio y de secuestro al presidente; así como también de supuestaconspiración para desestabilizar al gobierno y dar un golpe de estado.Serán las conclusiones de la investigación que se realice las que determinen si hubo o nointento de golpe de estado, de magnicidio y/o de secuestro, como sostiene el gobiernodel Ecuador. Aquí nuestro interés es el de expresar los efectos que para los derechoshumanos han tenido los hechos que aquí se narran y cómo éstos, han generado unambiente persecutorio y de intolerancia para quienes expresen otro punto de vista que elexpuesto por la versión oficial, así como contra quienes no comparten las políticas delgobierno.De acuerdo con las evidencias periodísticas y declaraciones de los mismos funcionariosgubernamentales, se puede apreciar que la orden de rescate al Presidente, en la maneracomo se lo hizo, conllevó a un desproporcionado ataque a una instalación hospitalaria,con lo cual se violaron normas de derecho humanitario que el Gobierno tenía laobligación de respetar, así como se ocasionaron al menos cinco muertes y más de 200heridos. Cabe resaltar que la zona en donde se suscitó la insubordinación y los ataques,es una zona hospitalaria, donde, a más del Hospital de la Policía, se encuentran edificiosde atención médica externa y un hospital privado.Para la petición que aquí realizamos, es fundamental que se investiguen los hechosocurridos, pues de éstos se han derivado violaciones a los derechos humanos, al menosde tres maneras: 1) Durante el día 30 de septiembre, en que por la insubordinaciónpolicial muchos ciudadanos fueron objeto de la violación de sus derechos a la integridadpersonal, incluidos el propio Presidente de la República, asambleístas y otrosfuncionarios del Gobierno, siendo especialmente alarmante el caso de una ambulanciaque fue atacada por efectivos policiales alrededor del medio día; 2) Al momento mismodel operativo de rescate al Presidente en el Hospital, cuando ocurrieron varias muertes yheridas de diverso grado a muchas personas; y 3) Luego de finalizados los hechos,utilizando éstos como pretexto para acometer una persecución judicial y política, encontra de quienes no estan de acuerdo con la política gubernamental.El Presidente del Ecuador sostiene que se encontraba secuestrado en el edificio delHospital Quito No. L de la Policía Nacional. Este hecho, justificó, según el mandatario, laacción de rescate ordenada, Al efecto, es importante que se compare esta versión delPresidente, frente a hechos concretos que ocurrieron en momentos que el Presidentemanifiesta haber estado secuestrado: L. La libertad de acción que tuvo el mandatario durante todo el tiempo en que se encontró en una de las habitaciones del Hospital Quito No. L de la Policía Nacional. Prueba de esta libertad son los actos administrativos que realizó, las entrevistas que concedió. 6 PETICION A LA ALTA COMISIONADA PARA DERECHOS HUMANOS
  • 7. 2. El control del edificio del Hospital de la Policía Nacional, que estuvo en todo momento a cargo de personal de seguridad propio de dicha entidad, así como del GOE y del GlR, las fuerzas especiales de la Policía Nacional que protegieron al Presidente. Prueba de esto es que en ningún momento estos dos grupos de élite de la Policía fueron rebasados por la muchedumbre que se encontraba en las afueras del Hospital. 3. El libre ingreso y salida que tuvieron varios funcionarios y autoridades al hospital y la habitación en la que se encontraba el señor Presidente de la República. Entre los funcionarios que ingresaron y salieron, se citan a la Vicepresidenta de la Asamblea Nacional, señora lrina Cabezas, en esos momentos encargada de la Presidencia y al Canciller de la República, señor Ricardo Patiño, quienes al igual que otras personas del entorno presidencial, ingresaron y salieron del lugar en el que se sostiene estuvo secuestrado el mandatario ecuatoriano.A las 14:21 del día de los hechos, la estación de televisión del gobierno, se contactótelefónicamente con el director del HospifalQuito No. 1- de ta Poticía Naciona/, a quién lepreguntaron en qué condiciones está el Presidente. El director del centro de salud.respondió: "Aquí el personal de seguridad está cuidando... Hemos escuchado que está secuesfrado, no lo considero así porque debería esfar con algunas personas que I o retengan. Eso no está sucediendo porque esfamos obseruándole al señor Presidente que está, inclusive, comunicándose hacia el exterior".A las 1-7h:30 del día de los hechos, se transmitió una entrevista de nueve minutos, alPresidente, en la que él manifestó: "Yo estoy en el Hospital de la Policía porque yo vine el Regimiento euito a tratar de ver qué pasaba. Traté de conversar con la gente... había una agresividad terrible, pero muy poca gente... y cuando intenté retirarme se trató de evitar que salga... Todavía no acaba el suero... me encuentro recuperándome en el hospitat policial para después regresar a Carondelet...".Esta declaración, realizada con total libertad desde el centro de salud en el que seencontraba el Presidente, demuestra que este dignatario se mantenía en ese lugarrecuperándose, para "después regresar a Carondelet...". Es decir, hubo en todomomento un control de la situación.Más tarde a las 1-8h:09, según el resumen de la cadena de radio y televisión, que hizo eldiario El Universo, al que nos hemos remitido, el mandatario afirmó que afuera, "a t)nacuadra del hospital, hay LO0 milpersonas reprimidas por la Policía". "¿lJsted se sienfesecuesrrado por esfos insurrectos?", le pregunta el periodista. El presidente Correaresponde: "Por supLtesto. En realidad las primeras horas no podía (sali) porque tenía suero y me estaban tratando la pierna, pero hace unas horas esfoy listo para salir y no he podido porque no han despejado ta satida." PETICION A LA ALTA COMISIONADA PARA DERECHOS HUMANOS
  • 8. En esta declaración se expresa una situación de impedimento de salir del edificio delHospital Quito No. 1- de la Policía Nacional, debido a que la gente presente en losalrededores no "despejaba" la vía de salida, más no debido a que algún grupo armado lemantenía en calidad de rehén o situación parecida.Los hechos que reflejan las declaraciones de funcionarios públicos y del mismoPresidente de la República, durante la ocurrencia de los mismos, dan una imagencontroversial respecto de lo que el Gobierno ha venido sosteniendo luego del 30 deseptiembre de 201-0. Por este motivo, es crucial que se realice una investigaciónindependiente, a fin de que se identifique a los autores del supuesto secuestro, intento demagnicidio y de otros delitos que se desprenden de la versión que sostienegubernamental.Operativo militar en el HospitalPara las circunstancias de violación de derechos humanos que aquí se denuncian, esfundamental la determinación de si el operativo militar al Hospital Quito No. 1- de laPolicía Nacional, fue necesario y proporcionado. Como se ha indicado ya, éste fueordenado por el Presidente de la República, a fin de que lo rescataran de un supuestosecuestro del que él sostiene era víctima.Las declaraciones de tranquilidad y confianza de parte de todos los funcionarios públicosentrevistados durante el tiempo que duró el enlace de radio y televisión obligatorio,ordenado por el gobierno el día 30 de septiembre, muestran que el incidente en el que sevio involucrado el Presidente de la República, fue totalmente manejable. Altosfuncionarios, de nivel ministerial como son, la señora Doris Solís, y los señores AlexisMera, Freddy Elhers, Vinicio Alvarado, Gustavo Jalkh, y aún el propio Presidente de laRepública, en ningún momento sostuvieron que hubo un impedimento mayor para que elmandatario y su comitiva pudieran salir del Hospital de la PolicÍa Nacional. Inclusive, elmandatario llegó a decir: "... me encuentro recuperándome en el hospital policial paradespués regresar a Carondelet...".A las I9h:24, un periodista de "Ecuador TV,la estación del gobierno, que era la únicaautorizada a retransmitir los eventos, durante las más de seis que duró la crisis,manifestó que "e/ Presidente saldrá en unos minutos y que los mismos policías van aescoltarlo a Carondelet...trComo puede apreciarse, las declaraciones de altos funcionarios públicos así como delPresidente, que fueron realizadas de manera espontánea mientras se desarrollaba lacrisis, en ningún momento dejan entrever que el Primer Mandatario se encontrasesecuestrado. Por otro lado, como se analizará posteriormente, varios funcionariospúblicos pudieron ingresar y salir del hospital, sin tener problema alguno para hacerlo.Esto sería un indicativo de que el operativo militar que se ordenó, no se encontraba" Ver: Diario El Universo. ídem. PETICION A LA ALTA COMISIONADA PARA DERECHOS HUMANOS
  • 9. plenamente justificado, pues habrían habido opciones para que el Presidente pueda serevacuado de ese lugar.VIOLACIONES A LOS DERECHOS HUMANOSSi bien es cierto que el Gobierno del Ecuador estableció el estado de excepción el dÍa 30de septiembre del 2010,lo cual le facultó para restringir ciertos derechos ciudadanos, sinembargo como lo demostramos aquí, hubo un uso arbitrario y excesivo de esa figuralegal, prevista en el artículo 164 de la Constitución de la República del Ecuador. Loshechos relatados y sus efectos, han generado varias formas de violación a los derechoshumanos previstos en la Constitución del Ecuador y en instrumentos internacionalessobre derechos humanos, como es el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticosy el lV Convenio de Ginebra, relativo a la Protección debida a /as Personas Civiles enTiempo de Guerra.Entre las situaciones de violación a los derechos humanos que han ocurrido, se citan, lassiguientes:. Asesinatos y tratos crueles e inhumanoso Atentados contra la vida y la seguridad física de varias personas, incluido el propio Presidente de la República, asambleístas del partido oficial y funcionarios del Go bierno. Detenciones arbitrariaso Amenazas y hostigamiento a quienes opinan diferente al Gobierno,. Operativo militar para ingresar por la fuerza a un hospital.Las citadas violaciones ocurrieron en el contexto de hechos cuyo esclarecimientosolicitamos se realice mediante una investigación independiente, la misma queconsideramos no podría realizarla el sistema judicial del Ecuador, debido al control que elGobierno tiene sobre los distintos poderes del estado. Una prueba de esto es el rechazo,por parte de un tribunal nacional, a una acción de protección constitucional que algunosde los peticionarios presentamos hace poco, en relación a los efectos que en la libertadde expresión tuvieron los mismos hechos que aquí exponemost2.Las pruebas que aquí mostramos indican, al menos, las siguientes situaciones deinfracción a derechos humanos individuales y colectivos:12 En Ia sentencia dictada por el Tribunal Tercero de Garantías Penales de Pichincha, acción 77243-2070-0751,,este Tribunal expresamente reconoce que se "afectó el derecho a la Iibertad de expresión e información" durantelos sucesos del 30 de septiembre del 2010, sin embargo, esa afectación al derecho citado, ha sido calificada comode "plena, necesaria y legítima" para "garantizar la vigencia tanto de ese principio como el del orden público yseguridad ciudadana". Es decir, el Tribunal sostiene que se afectó el derecho a la Iibertad de expresión einformación, para garantizar ese mismo derecho. Irónicamente, se arguye aquí que un derecho puede ser violadopara protegerlo! 9 PETICION A LA ALTA COMISIONADA PARA DERECHOS HUMANOS
  • 10. . Agresiones físicas a más de 200 personas, incluyendo el asesinato de al menos cinco de ellas;. Ingreso por la fuerza un hospital sin toma de precauciones para sus pacientes y personal médico;. Agresión física y moral, por parte de un grupo de policías, al Presidente de la República del Ecuador, asambleístas del partido oficial y funcionarios del Gobierno;o Amenazas y persecución política a quienes se oponen al gobierno, utilizando la excusa de un complot para dar un supuesto golpe de estado.A continuación analizaremos los hechos que originaron las violaciones a los derechoshumanos que denunciamos.Uso excesivo de la fuerza militarEl artículo 1-64 de la Constitución de la República del Ecuador, manifiesta lo siguiente: Art. 1-64.- "La Presidenta o Presidente de la República podrá decretar el estado de excepción en todo el territorio nacional o en parte de él en caso de agresión, conflicto armado internacional o interno, grave conmoción interna, calamidad pública o desastre natural. La declaración del estado de excepción no interrumpirá las actividades de las funciones del Estado.El estado de excepción observará los principios de necesidad, proporcionalidad,legalidad, temporalidad, territorialidad y razonabilidadl3. El decreto que establezca elestado de excepción contendrá la determinación de la causal y su motivación, ámbitoterritorial de aplicación, el periodo de duración, las medidas que deberán aplicarse, losderechos que podrán suspenderse o limitarse y las notificaciones que correspondan deacuerdo a la Constitución y a los tratados internacionales."En el operativo militar de rescate en el Hospital policial, ordenado por el Presidente de laRepública, no existió proporcionalidad ni razonabilidad. En momento alguno hubopreocupación por los enfermos y personal médico del hospital que fue atacado.Tampoco se ensayaron otros mecanismos para lograr los objetivos que se buscaron conla interuención,Violación al derecho a la vida v la seguridad física de los ecuatorianos.En los hechos relatados, se ha producido un enfrentamiento entre fuerzas policiales ymilitares entre sí, utilizando las armas entregadas por el pueblo para su protección, conrazones dudosas sobre la necesidad y condiciones del operativo. Esto dejó un saldo demás de cinco muertos y más de 200 heridos, varios de ellos de gravedad.13 Énfasis añadido. 10 PETICIÓN A LA ALTA COMISIONADA PARA DERECHOS HUMANOS
  • 11. Además, la situación de extrema peligrosidad creada al ordenarse el ataque a un hospitalen cuyo interior había numerosos pacientes internos, en situación de indefensión debidoa su estado de salud, innecesariamente se generó una situación de extremavulnerabilidad de esas personas. El estrés elevado al que fueron sometidos lospacientes del Hospifal Quito No. L de la Policía Nacional, durante más de una hora queduró el ataque, ha generado situaciones de crisis nerviosa, tanto en dicho pacientes,como en sus familiares, quienes temieron por la seguridad física y la vida de dichospacientes.A más de los ciudadanos muertos y heridos durante los enfrentamientos, la población entodo el país, quedó en condiciones de indefensión durante varias horas, debido a laausencia total de las fuerzas de seguridad. La prolongación del incidente ocasionó undesconcierto social en todo el país, dando oportunidad a que se produzcan robos, asaltosy otros atentados a la seguridad ciudadana.Todas estas situaciones, crearon condiciones que materializan la violación de derechoshumanos fundamentales de ciudadanas y ciudadanos del Ecuador.Violación a normas universales humanitariasEl operativo militar de rescate al Presidente en el Hospital Quito No. 1- de la PolicíaNacional, en el que se encontraban más de 80 pacientes y personal médico, por parte deelementos del Ejército, constituyó una violación a normas humanitarias debidamentereglamentadas. Utilizando armamento de guerra y bombas lacrimógenas, el contingentemilitar que ejecutaba las órdenes del Presidente, generó terror y problemas graves apacientes hospitalizados, así como daños importantes en el citado centro de salud y otroscentros de salud ubicados en áreas contiguas.Los hospitales gozan de una protección especial por parte del sistema jurídicointernacional. Un asalto militar deliberado a un hospital, como es el caso del sufrido porparte del Hospital Quito No. 1de la Policía Naciona/, viola normas expresas del derechointernacional humanitario. Incluso en circunstancias de una guerra declarada, el ataquemilitar a un hospital constituye un crimen, según lo establece el lV Convenio de Ginebrarelativo a la Protección debida a las Personas Civiles en Tiempo de Guerra, suscrito el 12de agosto de 1949, del cual el Estado Ecuatoriano es signatario. Las normas pertinentesde este convenio, establecen lo siguiente: Artículo 16 - Heridos y enfermos. l. Protección general: Los heridos y los enfermos, así como los inválidos y las mujeres encintas, serán objeto de protección y de respeto particulares. Artículo 18 - lll. Protección de los hospitales.- En ninguna circunstancia, podrán ser objeto de ataques los hospitales civiles organizados para prestar asistencia a los heridos, a los enfermos, a los inválidos y a las parturientas; deberán ser siempre respetados y protegidos por las Partes en conflicto. 11 PETICION A LA ALTA COMISIONADA PARA DERECHOS HUMANOS
  • 12. Artículo 19 - lV. Cese de la protección de los hospitales: "La protección debida a los hospitales civiles no podrá cesar más que si éstos se utilizan para cometer, fuera de los deberes humanitarios, actos perjudiciales para el enemigo. Sin embargo, la protección sólo cesará tras una intimación que determine, en todos I os casos oportunos, un plazo razonable, y que no surta efectos." Artículo 20 -V. Personal de los hospitales: "Será respetado y protegido el personal regular y únicamente asignado al funcionamiento o a la administración de los hospitales civiles, incluido el encargado de la búsqueda, de la recogida, del transporte y de la asistencia de los heridos y de los enfermos civiles, de los inválidos y de las parturientas."Si las obligaciones de respeto a un hospital no han sido cumplidas por el gobierno, esimprescindible que operen todos mecanismos jurídicos a fin de evitar que una violaciónde esta magnitud al derechos internacional humanitario quede impune.Como establece el artículo 1-9 de la Convención invocada, "[L]a protección debida a loshospitales civiles no podrá cesar más que si éstos se utilizan para cometer, fuera de losdeberes humanitarios, actos perjudiciales para el enemigo." Es decir, si por razones deuso hostil sea imprescindible atacar un hospital, el derecho internacional tolera ese ata-que. Sin embargo, en esos casos, que deben ser debidamente comprobados, existe laobligación de dar advertencias inequívocas y suficientemente entendibles al personal delhospital, de que éste será objeto de un ataque. Además, debe proporcionarse el tiemposuficiente para que los pacientes y el personal médico y administrativo del hospital objeti-vo del ataque, pueda ser evacuadoto.En el caso del HospifalQuito No. L de la Policía Naciona/, se desconoce que éste hubierasido utilizado con fines hostiles y aún, si ése habría sido el caso, en el operativo hacia éldirigido, no se respetaron las normas básicas de derecho internacional humanitario, puesno se lo advirtió para que los pacientes y personal médico se pusieran a salvo. Eloperativo militar ordenado a este centro de salud, no guardó proporción ni siquiera con unmarco normativo previsto para tiempos de guerra.La Constitución del Ecuador en su artículo 1-0 establece que "[L]as personas,comunidades, pueblos, nacionalidades y colectivos son titulares y gozarán de losderechos garantizados en la Constitución y en los instrumentos internacionales." Elartículo 11-, numeral 3, por otra parte, señala que "El ejercicio de los derechos se regirápor los siguientes principios: 3). Los derechos y garantías establecidos en la Constitucióny en los instrumentos internacionales de derechos humanos serán de directa e inmediataaplicación por y ante cualquier servidora o servidor público, administrativo o judicial, deoficio o a pet¡ción de parte." De aquí se desprende que las disposiciones humanitariasdel lV Convenio de Ginebra, constituye una norma de aplicación inmediata y directa en elEcuador. De esta manera que la orden de realizar una ofensiva militar en un hospital,impartida por el Presidente de la República, en la manera como se la ejecutó, constituyeto ICRC (International Committee of üe Red Cross) "Basic rules of the Geneva Conventions and their AddiüonalProtocols." ICRC. 1988. 12 PETICION A LA ALTA COMISIONADA PARA DERECHOS HUMANOS
  • 13. una violación expresa a regulaciones nacionales e internacionales sobre derechoshumanos,Otras violaciones a normas de Derecho lnternacionalLos hechos relatados pueden configurar la ruptura de disposiciones expresas de laConstitución del Ecuador, además del derecho a la vida, a la libertad, a la seguridad, a laintegridad física, psíquica y moral de las personas y otros derechos, garantizados por laDeclaración Universal de Derechos Humanos, por la Convención Americana de DerechosHumanos, entre otros instrumentos internacionales.El artículo 6 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, señala que "el dere-cho a la vida es inherente a la persona humana. Este derecho estará protegido por la ley.Nadie podrá ser privado de la vida arbitrariamente"; y, el artículo 7 del mismo instrumen-to, establece que "nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanoso degradantes". En los hechos que hemos relatado, se puede apreciar que una serie dedecisiones gubernamentales que solicitamos investigar, ocasionaron violaciones al dere-cho a la vida y a la seguridad física de varias personas.El artículo 9 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, determina que "Todoindividuo tiene derecho a la libertad y a la seguridad personales. Nadie podrá ser someti-do a detención o prisión arbitrarias". Adicionalmente, el artículo 1-9 del Pacto Internacionalde Derechos Civiles y Políticos, indican que "nadie podrá ser molestado a causa de susopiniones". Estas prescripciones normativas, como se verá a continuación, están siendoinobservadas, de manera sistemática en el Ecuador, pues por razones de opiniones queincomodan al régimen, se está persiguiendo, amenazando y encarcelando a varios ciuda-danos del país.Posteriormente a los sucesos del 30 de septiembre de 2OIO, el Gobierno haimplementado una política sistemática de intolerancia contra todos quienes no estén deacuerdo con el régimen y, particularmente, con la visión oficial de los hechos de ese día.Esto ha generado incluso una obstaculización a la labor de la justicia y el debido procesopor parte del Presidente de la República, quién ha llegado a amenazar e intimidar apotenciales testigos de los hechos del 30 de septiembre del presente año. Un casoconcreto de esto es la persecución que se ha instaurado en contra del Director delHospital de la Policía Nacional, señor César Carrión, persona clave en el esclarecimientode los hechos del 30 de septiembre. Según lo dio a conocer la publicación electrónica"Ecuadorenvivo.com" en su edición del 25 octubre, el Presidente de la República serefirió a este funcionario, con insultos amenazantes como los que se transcriben acontinuación: "Ni sé el nombre de esfe tipejo, pero que sepa con quien se esfá metiendo, yo soy el Presidente de la República, pedazo de majadero, tú eres mi subalterno y no puedes 13 PETICIÓN A LA ALTA COMISIONADA PARA DERECHOS HUMANOS
  • 14. estar por fus rnfereses y odlos personales tratando de hacer quedar como mentiroso a quien es tú Jefe"Ls.Esos insultos sin una clara retaliación a una declaración del citado Director del Hospital,quién en una entrevista en la que se le preguntó sobre las condiciones del Presidente eldía 30 de septiembre, respondió: "Aquí el personal de seguridad está cuidando... Hemos escuchado que está secuesfrado, no lo considero así porque debería esfar con algunas personas que lo retengan. Eso no está sucediendo porque esfamos obseruándole al señor Presidente que está, inclusive, comunicándose hacia el exterioftd.lgualmente, en una entrevista que la cadena estadounidense CNN, transmitidael día 2Lde octubre del 2010, ese mismo funcionario, al referirse a la situación ocurrida con el Pre-sidente de la República el 30 de septiembre, explicó que "en el tercer piso -donde se en-contraba el Presidente- solo estaba el personal médico, la seguridad del señor Presiden-te, no he visto que una persona haya estado con un arma ni mucho menos"ttEste funcionario, ha sido removido de sus funciones de Director del Hospital de la Policíay acusado por el gobierno de atentar contra la seguridad del Presidente, por lo que seencuentra detenido desde hace varios dÍas. Más allá de su función de Director delHospital de la Policía, este funcionario es un testigo fundamental en el esclarecimiento delos hechos acaecidos el día 30 de septiembre, pues él estuvo presente durante todo eltiempo que el Presidente de la República se encontraba en dicha casa de salud. Laintimidación que en contra de este testigo clave se produjo con los insultos y amenazasdel Presidente y la posterior privación de su libertad, muestran que en el país no se estánrespetando las normas elementales del debido proceso.Las amenazas, insultos, intimidaciones, que el Presidente ha manifestado sonsumamente peligrosas para los derechos y garantías constitucionales del debidoproceso, más aún en momentos en los que la Fiscalía se encuentra realizandoinvestigaciones sobre los hechos del 30 de septiembre.Desde el punto de vista individual, los derechos humanos y constitucionales del Directordel Hospital de la Policía al honor y al buen nombre, así como a opinar y a expresarlibremente su pensamiento, han sido violados por el Presidente Correa. Si hubiere15 Ver: " "Pedazo de majadero, tú eres mi subalterno" Ie dice Correq sI Director del Hospitol de Iq Polícía"Ecuadorenvivo.com, 23 de octubre de 2010. http://www.ecuadorenvivo.com/2010102360361/politicaA15 Ver: "Seis horas en las que el país recibió solo la versión oficial". Diario EI Universo, Domingo 17 de octubredel 2010. También, ver la versión digital de la"Codena nacionol de radio y televisión indefinido eininterrumpido", ordenada por el gobierno del Ecuador el día 30 de septiembre del 2010.17 Ver: "Las declaraciones que desataron Ia ira de Correa", Ecuadorenvivo.com, 26 de octubre de 2010.mI 14 PETICION A LA ALTA COMISIONADA PARA DERECHOS HUMANOS
  • 15. alguna infracción que este funcionario cometió, debe instaurársele una causa yaplicársele el debido proceso, y no someterlo a un acto público de denigración como elprotagonizado por el mandatario con sus declaraciones.Otras personas, a las que el gobierno les ha vinculado con los hechos del 30 deseptiembre, se encuentran con órdenes de prisión. lgualmente, a través de los mediosde medios de difusión gubernamentales, se emitieron noticias en las que se forjó laparticipación de varios de los que esta petición suscribimos, en reuniones deconspiración el 30 de septiembre, con el fin de dar un golpe de estado. Es decir, lejos deaclarar los hechos que ocurrieron el citado día 30 de septiembre del 2OLO, el Gobiernoestá utilizándolos con evidentes fines de acallar la libre expresión de quienes noconcuerdan con sus políticas. Esa noticia solamente fue aclarada luego de varias cartasenviadas para su rectificación18.PETICIÓNComo ha sido analizado, en los sucesos acontecidos el día 30 de septiembre de 2010 enla ciudad de Quito y con repercusiones en todo el país, se han cometido gravesviolaciones a la Constitución del Ecuador y a instrumentos internacionales de derechoshumanos formalmente adheridos por el Estado Ecuatoriano. Debido a la particularsituación política del Ecuador, en donde el gobierno tiene el control total sobre la FunciónLegislativa, la Jurisdiccional, y otras funciones del estado, además, de buena parte delos medios de comunicación, estos hechos no han podido ser aclarados y sobre ellos lasmáximas autoridades del país han presentado una versión que dista mucho de laspruebas existentes.Excediéndose en sus atribuciones, ordenando innecesariamente una acción militar derescate e imponiendo una prohibición total a la circulación de de informaciones, que nosean las emitidas por los medios oficiales, el gobierno habría incurrido en violacionesevidentes a los derechos humanos, que nosotros solicitamos investigar.Las pruebas que aquí mostramos, muestran al menos las siguientes situaciones deinfracción a derechos humanos individuales y colectivos: . Agresiones fÍsicas a más de 200 personas, incluyendo el asesinato de al menos cinco de ellas; . Operativo de asalto militar a un hospital sin toma de precauciones para sus pacientes y personal médico; . Agresión física y moral, por parte de un grupo de policías, al Presidente de la República del Ecuador, asambleístas y funcionarios del Gobierno;1B Ver: "Asambleístas César Montúfar, Leonardo Viteri y Vladimir Vargas aclaran que no participaron en reuniones eI 30 de septiembre". Agencia Pública de Noticias de Ecuador y Sudamérica, ANDES, 21 de octubre del 2010. 15 PETICIÓN A LA ALTA COMISIONADA PARA DERECHOS HUMANOS
  • 16. . Amenazas y persecución política a quienes se oponen al gobierno, utilizando la excusa de un complot para dar un supuesto golpe de estado.Por su parte el gobierno nacional, sostiene que han existido los siguientes delitos yhechos violatorios a los derechos humanos individuales y colectivos: . Intento de magnicidio; . Secuestro al Presidente de la República; . Conspiración para derribar al gobierno; e, . Intento de golpe de estadoTodos estos hechos, incluidos los que sostiene el gobierno nacional, constituyensituaciones de extrema gravedad, que afectan a la institucionalidad del país y a losderechos humanos de sus habitantes. Los peticionarios vemos con mucha preocupaciónque, por un lado, existen violaciones a derechos fundamentales sobre los que el gobiernono tiene interés en aclararlos y, por otra, se encuentra utilizando los hechos del 30 deseptiembre, para orquestar una persecución política sistemática en contra de quienes noconcuerden con las tes¡s oficiales.Dado el control que el gobierno ejerce sobre buena parte de los medios de comunicacióndel país y las amenazas constantes a periodistas y, en general, a cualquier persona quediscrepe con la visión gubernamental, no ha sido posible que la ciudadanía del Ecuador,conozca la verdad sobre los hechos que Se han narrado en este petitorio.Adicionalmente, el en marco de la Asamblea Nacional, los asambleÍstas Paco Moncayo yFernando Flores, propusieron, en oportunidades distintas, la creación de una comisiónmultipartidista para que investigue de forma independiente los sucesos ocurridos el 30 deseptiembre. Lamentablemente, por dos ocasiones, la mayoría oficialista negó tal petición,impidiéndose que dentro del país podamos encontrar un espacio objetivo e independienteque garantice a los ciudadanos ecuatorianos su derecho a conocer la verdad de loshechos del 30 de septiembre de ZOLO. Este es un motivo adicional por el que nos vemosobligados a acudir ante esta instancia internacional.Tuvimos la esperanza de que la visita que realizó al país el señor José Miguel Insulza,Secretario General de la Organización de Estados Americanos, se tradujera en unaposibilidad de que los hechos atentatorios a los derechos humanos aquí puntualizados,sean investigados de manera independiente. Sin embargo, este funcionario sin siquieraintentar reunirse con otros sectores que no sea el Gobierno, realizÓ un informe en el querepitió la versión oficial de los hechos. A fin de recordarle las omisiones de la OEA enesta materia, según su Informe de Viaje, se envió a dicho funcionario internacional lacarta que aquí se adjunta, de la que hasta el momento no tenemos respuesta alguna.Por las razones expuestas, acudimos ante la Oficina del Alto Comisionado para losDerechos Humanos y, en aplicación del procedimiento 1-503 de la Comisión de DerechosHumanos, solicitamos lo siguiente: 16 PETICIÓN A LA ALTA COMISIONADA PARA DERECHOS HUMANOS
  • 17. 1. Que en marco del mandato del que esta Oficina se encuentra investida, se viabilice una investigación independiente, sobre las gravísimas violaciones a los derechos humanos acaecidas en el Ecuador el día 30 de septiembre de 2OIO. 2. Que se determine la responsabilidad que el gobierno ecuatoriano y otros actores,. pudieran haber tenido en las violaciones a los derechos humanos ocurridas en los citados sucesos; y 3. En caso de comprobarse lo segundo, que se disponga que el gobierno del Ecuador, repare de manera adecuada dichas violaciones, en particular, a las víctimas del uso de la fuerza militar, injustificado y no razonable.Este pedido lo hacemos sumándonos al clamor mundial de que el sistema jurídicointernacional debe prevenir, a toda costa, la impunidad en materia de derechos humanos,en cualquier país.Documentos AnexosCon el fin de que se tenga una visión apropiada de los hechos que aquí se han narrado,adjuntamos los siguientes medios probatorios de nuestra denuncia: . Copia digital de la Cadena Ininterrumpida e Indefinida de Radio y Televisión, ordenada por el gobierno nacional. El contenido de esta cadena fue la única señal informativa a la que los ecuatorianos tuvimos acceso durante más de seis horas del día 30 de septiembre del 2010; . Diario El Universo, "Seis horas en las que el país recibió solo la versión oficial", Domingo 17 de octubre del 201-01e; . Diario El Universo, "Luis Castro Ayala: no se adelantó (el operativo); usamos el factor sorpresa. Entrevista al Comandante de la Brigada de Fuerzas Especiales Patria": Diario El Universo, miércoles 06 de octubre del 2010. . Carta al señor José Miguel Insulza, Secretario General de la Organización de Estados Americanos. . También adjuntamos análisis de la prensa internacional sobre los hechos aquí expuestos de, entre otros, los siguientes medios: The Economist, Financial Times, Wall Street Journal, New York Times, Washington Post, El País (España), Veja (Brasil),.Para finalizar, aclaramos que esta petición la formulamos los representantes de todos lospartidos y movimientos políticos que intervienen en la Asamblea Nacional, con excepcióndel bloque político oficialista, cuyos miembros, se negaron a firmar la misma.1 En esta publicación, se sintetiza el contenido de la Cadena Ininterrumpida e Indefinida deRadio y Televisión 17 PETICION A LA ALTA COMISIONADA PARA DERECHOS HUMANOS
  • 18. u iL ¡i¡)(L (c,frlF e¿7 Pnor,l]o So ..J¿¿¿ P,+re¡oi rcfl- d De usted requerir de mayores detalles sobre los hechos que aquí le /e*presamos, por favor déjenos saber. Para cualquier notificación que sobre este petitorio fuere necesario transmitir, cuéntese con las siguientes direcciones electrónicas: cesarmontufar@ hotmail. com cordavi elaw@yahoo.com Atentamente, /rc7rya lw7qJfu/frru 0oiloer7r*rndil/ Y ftruo w kc /4w*LA áz¿fab bttocAFndl- z/! é-, 2 /t /--/a/o / L ! lf,Úú / C r) I ftc;i,tvil t ,,,.n E.- Á--*/o /ux,tl.z4 ¿¡<¿2H) g. (. /, [). G"/"> PETICION A LA ALTA COMISIONADA PARA DERECHOS HU
  • 19. NOMBRE ORGANIZACION POLITICA FIRMArilTaou ,i,,r,,rto ¿2 3sF?orh,<¡, 6u l(ery ) 737. - ¿- trSPfiutDo hrz¿w CS /. P/l to fl¿neo ov/-0o f -s F [r, 7s tt <-12,t"/c¡J¿¿> Gt¿r¿-P:s ¿62re L:pt ! keñ ÑtnvJ ú4orl ,ft-*^J ( 4s ppTIcIÓN A LA ALTA COMISIONADA PARA DERECHOS HUMANOS
  • 20. t) "ú (N.fu /zr.e (+r&",álre,#*/1 ti¿/L,/,/ (j,n,w>-/ ,/ -, (-, ,* t <LL4 /htnnr"/it t7"w.¡n-F{n^ l/ (tr-l¿:nGlr¿ ) É2"a4/P t/u ,,4 /d*<r,F etr ll fi rJc{; tl ¿ P- i LL-:¿ AH a" íA - /ttt r0 L^ Lt ¡)Lti, ¡ il-ui s 01" e iDr¡ 4, n/u ?, 2 psrtcróN A LA ALTA coMISIoNADA pARA DERECHoS HUMANoS
  • 21. ?t¡ t e¡ ó,"t 2€ t,Ü t) e s7 6F "r^1 l^J7-1EL) A etop n¿ .PCI< loJ H¿C/to) riCesPt)C) €¿ 3c *t€ Jr?Tt en Br¿€- -9¿ z-yo NOMBRE ORGANIZACION POLiTICA FIRMA (Lr* T ", ál^.t z la lt cáq f-frk ,q.tr? {z v/ trP-DLr/^t"Otxu ft|-iKfulrü L -,ttrt.,t --- t r1 ?>) iA ArA (sF o o4At ü7 P-^ {on i- $J.o [ui" C- b{ I, D- MJ c(,*"^r,.* Y^^J"lr^ 11 -/ A I frcf+ALoTl K I t 2l percróN A LA ALTA coMISIoNADA PARA DERECHoS HUMANoS
  • 22. 2( /,o/an, ot,{A C{üS1iN4, tfto/frú YqeKllA w Kvatzno pBTTcIÓN A LA ALTA COMISIONADA PARA DERECHOS HUMANOS
  • 23. NOMBRE ORGANIZAC¡ON POLITICA F¡RMA Lt:r= N. btDN R.-¡N!-r6fD ,/t qAil ,ter{i)vz, /- r/rin ürn*"- ?arA Ne- F)^¡AN -ferzHar/2 o-/taarJ ()) 1.,L,,. |/-r,, G,q^) 23 PETICION A LA ALTA COMISIONADA PARA DERECHOS HUMANOS