• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Carta respuesta de montufar a correa ene 2012
 

Carta respuesta de montufar a correa ene 2012

on

  • 773 views

 

Statistics

Views

Total Views
773
Views on SlideShare
773
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
5

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel

15 of 5 previous next Post a comment

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • Franco y valiente, asi debe ser un presidente.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • @MonicaBurbanoReyes
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • Estimado Sr Montufar, le felicito!!!!! ser franco y defender el derecho de pensamiento no puede dejar de ser libre.
    Monica Burbano R
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • Excelente carta, sentimientos puros y me imagino la indignacion de no poder hacer nada mas al respecto, siga asi no deje de luchar
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • Arrecho, ojala recapacite el Servidor Público Rafel Correa para poder pensar que realmente es tal y no una 'mutación' de monarquía europea medieval.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Carta respuesta de montufar a correa ene 2012 Carta respuesta de montufar a correa ene 2012 Document Transcript

    • REPUBLICA DEL ECUADOR ASA1I/IBLEA IIIACIONALof.cMAN-002-2012Quito, 9 de cnero dc 2012EconomistaRafael Correa DelgadoPRESIDENTE DE LA REPt]BLICAEn su despacho.Le oontcsto porque debc quedar escrito en el registro de la historia que un Prcsidente del Ecuador,a sabiendas de la grave injusticia que represenlaba, pcrsisti6 en una demanda penal, ganadaflaudulentamente, con el tnico objetivo de beneficiarse econ6micamente. un acto de tanmonumental com.rpci6n no ha ocurrido jam6s en la historia del Ecuador. Ese presidente de raRepriblica es usted y se lo digo sin rodeos ni eufemismos. Mi denuncia demuestra, no a base deespeculacioncs sino de una comprobaci6n cientifica, que el juez no redact6 la sentencia en contrade Palacio y El Universo sino que 6sta provino dcl mismo computador en el cual su abogado firm6otro documento. Por tanto, cst6 matem6ticamente comprobado que ambos archivos tienen unmismo origcn y aquello convierte a dicha sentencia cn un instrumento nulo e inmoral.Jam6s un Prcsidente de la Repiblica demand6 a un cditorialista y a un peri6dico por un delito deopini6n; jam6s exigi6 una indemnizaci6n rnillonaria para enriquccerse; jam6s protegi6 a suabogado para que fraguara un fallo judicial, en una groscra intervenci6n cn cl sistema de justicia,con el fin dc obtener una sentencia favorable. Esa es la verdad que usted no quiere enfientar y poreso huy6 al desafio que le plante6 como contestaci6n a su incitaci6n de que me despojara de lainmunidad parlamentaria. Usted ser6 rcsponsable ante la historia de este ignominioso acto oeabuso de poder. Todos sus insultos y descalificaciones en contra mi persona no cambiarin esarealidad. La verdad no se modifica escondi6ndola detnis de un lenguaje procaz; huyendo condescalificativos para no enfientarla. La prepotencia no desvanece la vcrdad. Su actuaci6n en esrecaso ha sido el m6s pat6tico acto de abuso de poder cometido por un Jefe de Estado en beneficiopemonal y esa realidad lo acompaflanl todos los dias de su vida.La Corte Nacional de Justioia est6 a punto de resolver sobre un recurso proccsal definitivo, en 6steque cs el m6s grave atropello a la independcncia de la justicia y a la libertad de expresi6n en lahistoria del pais. La unica manera que ustcd tcndria de lavar su nombre es desistir dc estavcrgonzosa dcmanda. Pido su desistimiento no porque crea que lo va a hacer ni considerc que restaen usted algun vestigio de decencia politica, sino porque considero quc tcngo la obligaci6n depcdirselo. Cuando uno est6 seguro de algo, como yo lo estoy dc mi denuncia, y ve casi irreversiblela comisi6n dc una injusticia tiene la obligaci6n moral de intentar evitarla y ese es el rinicoprop6sito dc csta carta y de mi pedido.No mc escontlo dctr6s de epitetos ni adjetivaciones; no me parapeto detnis dc la representaci6n qucostento; firmo lo quc pienso y lo que digo.