Ciclo  C  Domingo después de Pentecostés La Santísima Trinidad 30 de mayo de 2010   Música: (Sinagoga hebrea)
Pr 8,22-31   «Yahveh me creó, primicia de su camino, antes que sus obras más antiguas. Desde la eternidad fui fundada, des...
Salmo 8  ¡ Señor, Dios nuestro qué admirable es  tu nombre en toda la tierra! Al ver el cielo, obra de tus dedos, la luna ...
¡ Señor, Dios nuestro, qué admirable es tu nombre en toda la tierra!  Lo hiciste inferior a un dios, coronándolo de gloria...
¡ Señor, Dios nuestro, qué admirable es tu nombre en toda la tierra!.  Todo lo pusiste bajo sus pies; rebaños y vacadas, t...
Rm 5,1-5   Habiendo, pues, recibido de la fe nuestra justificación, estamos en paz con Dios, por nuestro Señor Jesucristo,...
Aleluya   Ap 1, 8 Gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo. Al Dios que es, que era y que vendrá.
Jerusalén. Explanada del Templo. Mezquita de la Roca.  Juan 16, 12-15 Mucho tengo todavía que deciros, pero ahora no podéi...
Jesús, nuestra paz, tu Espíritu Santo es un fuego que no  dice nunca: <<Ya basta>>  Como lo hiciste con tus discípulos des...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Salm8 domingo santísima trinidad 30 05 10

235

Published on

Salm8 domingo santísima trinidad 30 05 10

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
235
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Salm8 domingo santísima trinidad 30 05 10

  1. 1. Ciclo C Domingo después de Pentecostés La Santísima Trinidad 30 de mayo de 2010 Música: (Sinagoga hebrea)
  2. 2. Pr 8,22-31 «Yahveh me creó, primicia de su camino, antes que sus obras más antiguas. Desde la eternidad fui fundada, desde el principio, antes que la tierra.   Cuando no existían los abismos fui engendrada, cuando no había fuentes cargadas de agua.   Antes que los montes fuesen asentados, antes que las colinas, fui engendrada.   No había hecho aún la tierra ni los campos, ni el polvo primordial del orbe. Cuando asentó los cielos, allí estaba yo, cuando trazó un círculo sobre la faz del abismo, cuando arriba condensó las nubes, cuando afianzó las fuentes del abismo,   cuando al mar dio su precepto - y las aguas no rebasarán su orilla - cuando asentó los cimientos de la tierra,   yo estaba allí, como arquitecto, y era yo todos los días su delicia, jugando en su presencia en todo tiempo, jugando por el orbe de su tierra; y mis delicias están con los hijos de los hombres. »
  3. 3. Salmo 8 ¡ Señor, Dios nuestro qué admirable es tu nombre en toda la tierra! Al ver el cielo, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que has creado; ¿qué es el hombre para que te acuerdes de él, el ser humano para que de él te cuides?
  4. 4. ¡ Señor, Dios nuestro, qué admirable es tu nombre en toda la tierra! Lo hiciste inferior a un dios, coronándolo de gloria y esplendor; le diste el dominio sobre la obra de tus manos.
  5. 5. ¡ Señor, Dios nuestro, qué admirable es tu nombre en toda la tierra!. Todo lo pusiste bajo sus pies; rebaños y vacadas, todos juntos, y aun las bestias salvajes, las aves del cielo, los peces del mar y todo cuanto surca la sendas de las aguas.
  6. 6. Rm 5,1-5 Habiendo, pues, recibido de la fe nuestra justificación, estamos en paz con Dios, por nuestro Señor Jesucristo, por quien hemos obtenido también, mediante la fe, el acceso a esta gracia en la cual nos hallamos, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios. Más aún; nos gloriamos hasta en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación engendra la paciencia; la paciencia, virtud probada; la virtud probada, esperanza, y la esperanza no falla, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado.
  7. 7. Aleluya Ap 1, 8 Gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo. Al Dios que es, que era y que vendrá.
  8. 8. Jerusalén. Explanada del Templo. Mezquita de la Roca. Juan 16, 12-15 Mucho tengo todavía que deciros, pero ahora no podéis con ello. Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por su cuenta, sino que hablará lo que oiga, y os anunciará lo que ha de venir. El me dará gloria, porque recibirá de lo mío y os lo anunciará a vosotros. Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso he dicho: Recibirá de lo mío y os lo anunciará a vosotros.
  9. 9. Jesús, nuestra paz, tu Espíritu Santo es un fuego que no dice nunca: <<Ya basta>> Como lo hiciste con tus discípulos después de tu resurrección, derramas el mismo Espíritu sobre todos nosotros. Roger de Taizé
  1. ¿Le ha llamado la atención una diapositiva en particular?

    Recortar diapositivas es una manera útil de recopilar información importante para consultarla más tarde.

×