• Like
  • Save
El perú hacia la segunda mitad del siglo XX
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

El perú hacia la segunda mitad del siglo XX

on

  • 26,329 views

Para afrontar los nuevos retos que planteaba la realidad peruana, aparecieron nuevas propuestas políticas, así como inusitadas alianzas entre antiguos enemigos. Se aceleró también el proceso de ...

Para afrontar los nuevos retos que planteaba la realidad peruana, aparecieron nuevas propuestas políticas, así como inusitadas alianzas entre antiguos enemigos. Se aceleró también el proceso de migración del campo a la ciudad, que cambiaría el rostro de Lima.

Statistics

Views

Total Views
26,329
Views on SlideShare
26,310
Embed Views
19

Actions

Likes
4
Downloads
299
Comments
1

3 Embeds 19

http://multilocuaz.blogspot.com 11
http://www.weebly.com 7
http://elperude1956alaactualidad.weebly.com 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel

11 of 1

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    El perú hacia la segunda mitad del siglo XX El perú hacia la segunda mitad del siglo XX Presentation Transcript

    •  
    • Para afrontar los nuevos retos que planteaba la realidad peruana, aparecieron nuevas propuestas políticas, así como inusitadas alianzas entre antiguos enemigos. Se aceleró también el proceso de migración del campo a la ciudad, que cambiaría el rostro de Lima.
    • EL SEGUNDO GOBIERNO DE PRADO (1956-1962) Cena entre antiguos y encarnizados enemigos (1958) Después de ocho años, el régimen de Odría dio muestras de cansancio y descomposición. La más clara quizás fue la destitución y destierro, en 1954, del general Zenón Noriega, acusado de sublevación. El año 1955 abundó en protestas hacia el gobierno por parte de diversos sectores de la sociedad, de la política y de la prensa escrita. En este marco, Odría no tuvo más remedio que convocar a elecciones en 1956. El triunfo fue para Manuel Prado Ugarteche. Este segundo gobierno de Prado se conoce como el de la «Convivencia», debido a su alianza con el APRA, que le permitió contar con los votos que necesitaba para ganar las elecciones y para tener una cómoda mayoría en el Congreso. A cambio, Prado devolvió la legalidad al APRA apenas asumió el poder. Pese a que esta situación no fue del agrado de todos, Prado tuvo la capacidad para convocar a líderes de diversas tendencias políticas. Uno de los casos más notables fue el del liberal Pedro Beltrán, principal crítico del gobierno, quien aceptó ser ministro de Hacienda. Desde esta cartera ministerial, Beltrán trató de estabilizar la moneda y retirar los subsidios a los alimentos, aunque sus medidas golpearon la economía de la población.
    • LAS NUEVAS FUERZAS POLÍTICAS
      • Luis Bedoya Reyes y Fernando Belaunde Terry
      • La segunda mitad del siglo XX, al término del Ochenio, fue el escenario en el que surgieron nuevos partidos políticos. Algunos de ellos fueron:
      • La Democracia Cristiana, fundada por Héctor Cornejo Chávez. Su propuesta trató de integrar la doctrina social de la Iglesia Católica. Integró sus filas Luis Bedoya Reyes, quien en 1966 formaría su propio partido, el Partido Popular Cristiano (PPC).
      • El Movimiento Social Progresista, que trató de presentarse como una nueva propuesta de la Izquierda.
      • Acción Popular (AP), fundado por el arquitecto
      • Fernando Belaunde Terry, quien pretendió lograr
      • una mayor participación de los jóvenes profesionales
      • y técnicos de la clase media en la consecución de
      • reformas populares.
    • EL FENÓMENO MIGRATORIO
      • La explosión demográfica, generada por la reducción de la tasa de mortalidad, gracias a la implementación de mejores políticas sanitarias y de salud y al mantenimiento de una tasa de natalidad alta.
      • La crisis de la agricultura en la sierra, originada por la presión de los gamonales, la escasez de tierras, las malas cosechas y, según el historiador Carlos Contreras, por la dificultad que tenían los productos cosechados por los campesinos para competir con los alimentos importados.
      • La modernización del campo en la costa, que no supuso una mejora en las condiciones de los trabajadores del campo.
      • La influencia del estilo de vida urbano en el campo, que creó expectativas entre la población rural.
      El crecimiento de las barriadas en Lima Uno de los cambios fundamentales de la sociedad peruana durante las décadas de 1950 y 1960 fue el crecimiento de las ciudades debido a las migraciones internas. Los campesinos, buscando salidas a sus problemas económicos y agobiados por la falta de tierras, empezaron a migrar hacia las ciudades, especialmente las localizadas en la costa. Así, con una enorme masa de población que no podía ser asimilada por las ciudades, aparecieron las «barriadas» -luego llamadas «pueblos jóvenes» y, más tarde, «asentamientos humanos»-, marcadas por la pobreza y la marginación. Varios factores explican este fenómeno migratorio:
    • Según él, estos asentamientos aparecieron por invasión de espacios situados en la periferia del casco urbano. En estas invasiones participaban grupos organizados de familias de bajos ingresos económicos, en su mayoría procedentes de áreas rurales, que actuaban de forma solidaria para obtener los servicios básicos. La precariedad de las viviendas era evidente: estaban construidas principalmente con cartones, esteras y cañas. Los asentamientos humanos: características iniciales Hacia 1957, en uno de los primeros intentos por definir las barriadas o asentamientos humanos, el investigador José Matos Mar encontró ciertos rasgos característicos.
    • PRESIDENTES DEL PERÚ
    • FERNANDO BELAUNDE TERRY (1963-1968 / 1980-1985) El arquitecto demócrata El arquitecto demócrata Fernando Belaunde Terry nació en Lima, el 7 de octubre de 1912 fue un arquitecto, estadista, político y presidente del Perú en dos ocasiones: de 1963 a 1968 y de 1980 a 1985. Nació en el seno de una familia aristocrática muy ligada a la política, hijo de Rafael Belaúnde Diez-Canseco y de Lucila Terry García, su bisabuelo el general Pedro Diez Canseco Corbacho había sido presidente interino en tres ocasiones y su tío Víctor Andrés Belaúnde Diez-Canseco un destacado político. Asimismo Fernando Belaúnde fue tío de los políticos Víctor Andrés García Belaúnde y Raúl Diez Canseco Terry y del diplomático José Antonio García Belaúnde. Estudió en el colegio limeño La Recoleta, hasta que su familia fue exiliada a Francia en 1924 y allí recibió toda su educación secundaria y preuniversitaria. Inició estudios de ingeniería en la Escuela de Electricidad y Mecánica Industrial de París y en 1930 secundó a la familia en su decisión de instalarse en Estados Unidos. Estudió arquitectura en la Universidad de Miami y en la Universidad de Texas en Austin , graduándose en 1935. Posteriormente se mudó a México en donde se desempeñó como arquitecto por un corto tiempo. En 1937 regresó al Perú y fundó la revista "El Arquitecto Peruano". Fue docente en el Departamento de Arquitectura de la Escuela Nacional de Ingenieros, hoy Universidad Nacional de Ingeniería y brevemente en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Acción Popular El 1 de junio de 1956 Fernando Belaúnde presentó su candidatua presidencial por primera vez. Era un joven aristócrata y carismático, un catedrático en la Escuela de Ingenieros del Perú. Era apoyado el Frente de Juventudes Democráticas que estaba integrado por discípulos suyos y por estudiantes de la Universidad de San Marcos. Su inscripción fue frustrada debido a la manipulación del gobierno de entonces presidido por el general Manuel A. Odría. Ante la negativa se originó una enérgica protesta del naciente grupo en las calles de Lima.
    • El manguerazo Belaúnde fue aclamado en la plaza San Martín, en hombros de sus partidarios se cubre con la bandera del Perú. Ya las masas en ese momento se encontraban efervescentes. Entonces un carro rompemanifestaciones lanza un potente chorro de agua que no logra separar la turba. Frustrados por su impotencia, los policías arrojan una pesada manguera que derriba al naciente líder. De esa manera el hasta entonces poco conocido arquitecto ganó portadas en los diarios y radioemisoras. El incidente fue bautizado como "el manguerazo" y sería la partida de nacimiento de su partido Acción Popular. En mayo de 1959 Belaúnde fue arrestado cuando se disponía a inaugurar la convención anual del partido en Arequipa, que el Gobierno no había autorizado. Internado en el penal de la isla de El Frontón, frente a la costa limeña, a los doce días fue puesto en libertad no sin antes intentar la fuga por mar a nado, lo que puso en cuestión el celo de unos carceleros que simpatizaban con él y volvió a mostrar el arrojo y la sangre fría del político en situaciones de alto riesgo. El Gobierno de Prado tuvo también que parar el juicio criminal que le promovió ante la presión de la calle, en un momento de fuerte malestar social por la crisis económica. Elecciones 1962 y 1963 En 1962 Belaúnde estuvo cerca de ganar las elecciones, siendo superado por decimas de puntos por el candidato del APRA, Víctor Raúl Haya de la Torre. Las sospechas de fraude y el antiaprismo llevaron a un golpe de Estado poco después de las elecciones para convocarse a nuevas elecciones en 1963, en las que Belaúnde consiguió ser electo presidente en coalición con los democristianos y con el apoyo oficioso del Partido Comunista.
    • Primer gobierno Siguió una política moderada y emprendió pequeñas reformas que no contentaron ni a las clases populares ni a la burguesía. Su trabajo fue obstaculizado por la oposición de los partidarios del general Manuel A. Odría (agrupados en torno a la ultraderechista Unión Nacional Odriísta) y el APRA. Esto, unido a su propia indecisión, impidió la realización de importantes y urgentes reformas como la agraria. Durante su mandato se produjeron levantamientos de campesinos y brotes guerrilleros que reprimió con el ejército. Asimismo durante estos años se vivió una época de notable bonanza económica, que se reflejó en la realización de una serie de obras de infraestructura (carreteras, centrales hidroeléctricas, aeropuertos, etc) y de vivienda, además de una importante inversión en salud y educación, a los que se destinaron la proporción más alta con respecto a los gastos públicos en la historia del país. Golpe de Estado En octubre de 1968, a meses de terminar su gobierno fue derrocado por militares izquierdistas, liderados por el general Juan Velasco Alvarado, comandante de las Fuerzas armadas del Perú, quien lo acusó de no haber tenido la voluntad de realizar las reformas sociales que se consideraban necesarias. Deportado a Argentina, en los siguientes años vivió en el extranjero, trabajando como catedrático universitario. En 1970, se casó en segundas nupcias con su secretaria y dirigenta acciopopulista, Violeta Correa.
    • Segundo Gobierno Tras 12 años de gobierno militar se convocaron a elecciones para mayo de 1980, en las que salió vencedor con el 45% de los votos, frente al 27% del candidato del APRA Armando Villanueva. Belaúnde, de inmediato devolvió los medios de comunicación expropiados por los militares a sus dueños y puso fin a la censura, mas no así a la expropiación de las tierras despojadas por la fallida reforma agraria. Conflicto con Ecuador En 1981, se produjo un conflicto con Ecuador. El ejército ecuatoriano había montado en puesto militar en territorio peruano con el nombre de un puesto militar existente en territorio ecuatoriano, por lo que el episodio fue conocido como "Falso Paquisha". Hubo combates hasta la retoma definitiva por parte de las fuerzas peruanas. Guerra de las Malvinas Durante la Guerra de las Malvinas entre Argentina y el Reino Unido, el Perú representó los intereses argentinos destacados en Londres y fue el principal aliado de Argentina, proporcionándole aviones, pilotos y cohetes Exocet. Mientras que Chile apoyó al Reino Unido.
    • Sendero Luminoso Junto con el inicio del gobierno democrático, el Partido Comunista Peruano- Sendero Luminoso le declaró la guerra al Estado peruano, y a partir de 1983, impuso un régimen de terror en el sur andino y asesinando a miles de campesinos y autoridades locales. La reacción del presidente, sin embargo, fue lenta y dubitativa. Ante la escalada terrorista, nunca se diseñó una estrategia antiterrorista, sino simplemente se declaró el Estado de Emergencia y se envió a las Fuerzas armadas a combatir a los subversivos. Este hecho agravó el conflicto, pues los militares se entregaron a una brutal campaña represiva que costó -igualmente- miles de vidas. El gobierno de Belaúnde despreció todas las acusaciones de violaciones de los derechos humanos, arrojando los informes de Amnistía Internacional al tacho de la basura, frente a las cámaras de televisión. El país afrontó otras crisis. Entre 1982 y 1983 ocurrió un Fenómeno del Niño que golpeó fuertemente a la costa norte del Perú. A partir de 1983 la caída de los precios de los metales, se desencadenó una preocupante crisis económica, que se evidenció en las dificultades para el pago de la deuda externa y en un fuerte aumento de la inflación y la devaluación del sol. Adicionalmente, potenció la Fuerza Aérea con la adquisición de aviones Mirage, construyó la autopista de Pucusana y continuó con la construcción de la carretera Marginal de la selva.
    • Post Gobierno A comienzos de 1985 Sendero Luminoso seguía golpeando casi a capricho y la situación social y económica era deplorable, con el dólar cotizando a 12.000 soles, la inflación en torno al 230%, la deuda externa rebasando los 14.000 millones de dólares y el desempleo afectando a casi una tercera parte de la población activa. El Estado era insolvente ante sus deudores y el Gobierno incurrió de hecho en la suspensión de pagos, si bien no llegó a declarar la moratoria de la deuda. Así, en las elecciones de 1985 su partido llegó desacreditado y perdió estrepitosamente, con sólo 7% frente a un carismático joven aprista, Alan García Pérez. En las elecciones de 1990 participó, como líder de Acción Popular en la campaña del Frente Democrático (FREDEMO), liderado por el escritor Mario Vargas Llosa, que fue sorpresivamente derrotado por el desconocido candidato Alberto Fujimori. Durante la década de 1990 Belaúnde participó en la oposición al gobierno de Fujimori. En noviembre de 2000, con la salida de Fujimori, Valentín Paniagua, miembro de Acción Popular, pasó a ocupar la presidencia provisional del Perú hasta julio del 2001. A inicios de 2001 Beláunde le entregó la presidencia de Acción Popular a Valentín Paniagua. En junio de ese año su esposa, Violeta Correa, falleció. Belaúnde entró en una etapa de gran pena y falleció en Lima, un año más tarde, el 4 de junio del 2002 por causa de un derrame cerebral. Sus restos fueron sepultados en el Parque Cementerio Campo Fe de Huachipa, al este de Lima.
    • JUAN VELASCO ALVARADO (1968-1975) El general que cambió al país Juan Francisco Velasco Alvarado nació en Piura el 16 de Junio de 1909 en el seno de una familia trabajadora. En 1929 abandonó Piura y se incorporó al Ejército como soldado raso, sin embargo, gracias a su dedicación y empeño, pudo ingresar a la Escuela de Oficiales del Ejército. Como teniente coronel, dirigió la Escuela Militar y posteriormente, la Escuela de Infantería. Fue jefe de Estado Mayor de la IV División del Centro de Instrucción Militar del Perú (1955-1958). En 1959, Velasco ascendió a general de brigada EP y en 1962 se trasladó a Francia, para ejercer el cargo de Agregado Militar en la Embajada del Perú en París. En 1965 ascendió a general de división y en 1968 asumió la Comandancia General del Ejército y la presidencia del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas del Perú.
    • Cuando ocupaba este cargo, el general Velasco lideró un golpe de Estado que derrocó al presidente Fernando Belaúnde Terry, el 3 de octubre de 1968, formando así un gobierno de tendencia socialista que aproximó al Perú a la Unión Soviética, la República Popular China, Cuba y el llamado "bloque soviético". Al frente del Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas, el general Velasco formó un gabinete integrado exclusivamente por militares, estatizó los diarios y canales de televisión, nacionalizó el petróleo e hizo una reforma agraria eliminando los terratenientes y las grandes haciendas. También alentó a la industria peruana, limitando las importaciones. Estas reformas sociales y económicas realizaron un cambio sin precedentes en el país, las clases trabajadoras consiguieron un reconocimiento que nunca habían tenido, pero la producción agraria prácticamente desapareció, por lo que se produjeron enormes migraciones del campo a la ciudad. Estos cambios continúan afectando al país hasta la actualidad. El 29 de agosto de 1975, el general de división EP Francisco Morales Bermúdez hizo otro golpe de Estado y depuso a Juan Velasco Alvarado, quien murió el 24 de diciembre de 1977.
    • FRANCISCO MORALES BERMÚDEZ (1975-1980 El general de la Segunda Fase Francisco Morales Bermúdez Cerruti nació en Lima, el 4 de octubre de 1921, nieto del general Remigio Morales Bermúdez quien fuera Presidente de la República (1890 a 1894). Francisco Morales Bermúdez inició su carrera militar a los 18 años. Cuando se produce el golpe de Estado del general Juan Velasco Alvarado en 1968, Morales Bermúdez ostentaba el grado de General de División, siendo designado Jefe del Estado Mayor, cargo que ejerció desde 1969 hasta 1974. Fue Presidente del Consejo de Ministros (1974), Ministro de Guerra (1975) y Comandante General del Ejército (1975). Cuando ejercía ese cargo, encabezó el llamado "Tacnazo", el 29 de agosto de 1975, un golpe de Estado que derrocó al general Juan Velasco Alvarado y se autoproclamó "Presidente Constitucional de la República" en lo que se conocería como el gobierno de la "Segunda Fase". El general Morales Bermúdez mantuvo el férreo control de la prensa que inició su antecesor, pero fue más flexible en su política económica que el general Velasco Alvarado. Sin embargo, debido a la convulsión social que tuvo que enfrentar, Morales Bermúdez se vio forzado a devolver el gobierno a los civiles, convocando a una Asamblea Constituyente que promulgó una nueva Carta Magna en 1979. En 1980 se realizan elecciones presidenciales y es elegido presidente Fernando Belaúnde Terry, el mismo que había sido derrocado 12 años antes por los militares.
    • VER NUEVAMENTE Fin SALIR DE PRESENTACIÓN