Celamex a tu lado junio 2013 web
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share

Celamex a tu lado junio 2013 web

  • 344 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
344
On Slideshare
344
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
0
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. CelamexA tu ladoCentro Laboral México I.A.P.Obra de la Provincia Mexicanade la Compañía de JesúsPUBLICACIÓNMENSUALGRATUITAAño2,Número29,Junio2013Con gran amor y agradecimientorecordamos a nuestro querido Jesús Acosta(Cucho), a un año de su llegada a la casa delPadre. Teniendo la certeza de que su amorgeneroso y solidario sigue dando frutos,compartimos con ustedes este texto queescribió para “La Ruta Jesuita, para tomaruna buena decisión” en julio de 2007.¿Qué son los ejercicios Espirituales(EE)?Cada quien podrá compartir, desde supropia experiencia, una definición, unafigura, una imagen. Algunos los podrándefinir o describir con una canción, con unpoema, con una pintura, con una escultura,con una tesis doctoral, etcétera. Y estavariedad y riqueza es lo que nos revela loque, creo, esencialmente son loe EE: uncamino, una pedagogía, para ser libres paraamar.Y la mejor manera de decir qué son esvivir libres para amar.Los EE, recordemos, no surgieronde una teoría o de ratos de ocio. Son elfruto de una experiencia. Ignacio fue escri-biendo y sistematizando lo que iba vivien-do. Su proceso de conversión y de libera-ción lo plasmó en la dinámica de los EE. Asícomo un maestro va guiando y enseñandoa su alumno (autobiografía #27), así Dios lofue acompañando amorosa, cercana ycuidadosamente en su proceso de libera-ción. Ésa es la pedagogía de Dios paraayudarnos a liberarnos. Eso fue lo queexperimentó Ignacio.Por eso Ignacio afirma que lo EE son “…para quitar de sí todas las afecciones desor-denadas, y después de quitadas, parabuscar y hallar la voluntad divina en ladisposición de su vida para salud delánima…”[1].EjerciciosEspiritualesdeSanIgnacio:UncaminodelibertadparaamarJesúsAcostaGonzález,SJ
  • 2. Y como la voluntad de Dios es que tenga-mos vida en abundancia (Jn, 10,10),entonces los EE son un camino paraliberarnos de lo que esclaviza, de lo nospermite vivir lo que auténticamentesomos, hijos amados de Dios, y para loque estamos hechos, amar hasta el extre-mo”. Son cuatro los pasos de estecamino-pedagogía de liberación.Primera semana: Principio y funda-mento y misericordia de Dios.Principio y fundamento: A lo largode los años y de muchas experienciasllenas del amor Dios caí en la cuenta deque lo le da sustento y sentido a mi vidaes el amor de Dios. San Juan lo dicehermosamente “El amor no consiste enque nosotros hayamos amado a Dios,sino que él nos amó a nosotros…” (1 Jn4,10).El que toma la iniciativa es Dios,que nos ama incondicional, eterna,gratuita e irreversiblemente. Esto noquiere decir que nuestra respuesta noimporte, de hecho San Juan lo afirma enseguida “Hermano queridos, si Dios nosamó así, también debemos amarnosunos a los otro”(4,11). Lo que quiere decires que el amor que Dios nos tiene es locentral en la vida. Todo lo demás tienesentido desde aquí. Todas mis decisiones,todas mis opciones tomadas desde estaexperiencia de libertad, responsabilidady amor serán muy cercanas al Espíritu.“No estás lejos del Reino de Dios “ (Mn12,34b), afirma Jesús al plantear la centra-lidad del mandamiento del amor.Misericordia de Dios: Dios siguesiendo el de la iniciativa, ahora su amor seexpresa como misericordia incondicional.Con su mirada amorosa me enseña amirarme así, para poder llegar a lo másíntimo de mi corazón sin dañarlo odesgarrarlo, ”para que sienta internoconocimiento de mis pecados y aborreci-miento de ellos”[63] y lanzarlos”[43], paraencontrar la raíz de mi desintegraciónpara sanarme y reconstruirme. El amor eslo único que puede liberarnos profunda yradicalmente. Por eso el amor de Dios loperdona todo y así lo transforma todo(1Cor 13, 4-7). Sólo desde esta experien-cia podemos vernos tal como somos sinjuicios sumarios que nos paralizan, conuna sincera actitud de humildad, recono-ciendo nuestros errores y nuestrasheridas. Es la experiencia de una sanaculpa y no de una culpa obsesiva y enfer-miza. Sólo así podremos ir a la raíz denuestra desintegración para encontrarlos caminos que nos sanen y liberen.En esta primera semana empie-zan a surgir algunas luces y mociones(sentimiento y deseos), en nuestra mentey en nuestro corazón. Ya se asoman algu-nas consolaciones de Dios. Tambiénaparecerán algunas desolaciones quedeberemos discernir para encontrar lascausas y atenderlas. En ambos casos ya seapuntan tomas de posturas, decisiones,opciones a definir, que se irán confirman-do, aclarando, profundizando en lassiguientes etapas.Segunda semana: Jesús histórico,vida pública.Ignacio nos llevará por un caminoque nos hará conocer íntimamente aJesús. Y qué mejor manera de ser libresauténticamente que conocer interna-mente a quien vivió libre en plenitud.
  • 3. Por eso, el fruto a pedir en las contempla-ciones de la vida de Jesús, des su encar-nación hasta el domingo de ramos es:“conocimiento interno del Señor, que pormí se ha hecho hombre, para que más leame y le siga”[104].Jesús es, pues, el modelo a seguir.Pero no es un modelo teórico o filosófico:es un modelo vital, y la única manera deaprende a ser libres somos él, es hacién-donos sus amigos entrañables al gradode identificarnos íntimamente con élhasta que podamos afirmar con Pablo:“…y ya no vivo yo, sino que es Cristo quienvive en mí”. (Gal 2,20).Junto con las contemplaciones,Ignacio propone la meditación del llama-do y la jornada Ignaciana (Dos banderas,Tres grados de humildad y tres binarios)para pulir más nuestra opción por Jesús.Es en este ambiente de amistad con Jesúsdonde Ignacio propone que tomemos lasdecisiones que después se purificarán enla tercera semana y se consolidarán en lacuarta. Lo que debe guiar nuestra tomade decisiones es principalmente la diná-mica conocimiento-amor-seguimientode Jesús.Tercera semana: Pasión y muerte deJesús.Las opciones tomadas en lasegunda semana se verificarán, enrique-cerán o matizarán en un contexto duro,difícil de enfrentar: la pasión y muerte deJesús y la presencia del mal en el mundo.Es un principio de realismo: los grandesdeseos, las grandes opciones quehicimos al calor de la amistas con Jesús,se verán interpeladas y confrontadas porlas posibles, muy posibles, consecuen-cias: persecución, represión, incompren-sión y la cruz.Jesús asumió amorosamente lasconsecuencias de su encarnación, dehacerse uno de nosotros. La decisión nofue fácil pero lo movió el amor a su Padre,y el amor a nosotros. La invitación es asolidarizarse entrañablemente, a compa-decer con Jesús, así como él se solidarizócon nosotros; “…demandar lo quequiero,… dolor con Cristo doloroso,quebranto con Cristo quebrantado, lágri-mas y pena interna de tanta pena queCristo pasó por mí”[203].Y de aquí a com-padecernos con el dolor y la frustraciónde quienes sufren en esta historia.Por supuesto que no se trata decaer en una dinámica masoquista e infér-til, pero sí de ser realista: la injusticia, lamentira, el odio, son realidades inoculta-bles, pesadas y destructivas. Se trata,sobre todo, de seguir identificándonosprofundamente con Jesús, para quenuestro deseo más radical sea seguirlo, ydesde ahí trazar nuestro estilo de vida,que tome en cuenta mis propias dinámi-cas destructivas y las estructuras injustasy deshumanizadoras de nuestra sociedadque se oponen al Reino de Dios.Cuarta semana: Resurrección / Con-templación para alcanzar el amor.Resurrección: Ignacio insiste en elconocimiento-amor-seguimiento deJesús, ahora con una vivencia hermosa-mente esperanzadora. La muerte, ladesgracia, la desolación, no tiene laúltima palabra. Dios es el Dios de la vida.
  • 4. Ahora el fruto a pedir “alegrarme y gozarintensamente de tanta gloria y gozo deCristo nuestro Señor” [221]. Nuestrasopciones estarán ahora fortalecidasdesde la esperanza, desde la certeza deque dar la vida tiene un sentido intenso yvivificador, que el dolor tiene un sentidoNO en sí mismo, pero sí como parte de lacondición humana y como consecuenciadel seguimiento de Jesús.Una canción en tono de resurrección dice“… porque el dolor no ha matado a lautopía, porque el amor es eterno y lagente que te ama no te olvida… porquela fe clara limpia las heridas, porque tuEspíritu es humilde y te encarnas en lospobres de su vida”, y también se encarnaen su lucha, en su esfuerzo por transfor-mar este mundo en algo que se parezcamás a lo que Dios sueña de él. Nuestrasopciones, tomadas con la certeza de laresurrección no son estériles, al contrario,creer que es posible un mundo dondehabiten la paz, el amor, la justicia, laverdad, nos impulsará a seguir caminan-do creativa y tenazmente.La resurrección es la utopía. No unautopía irrealizable, sino como lo diceEduardo Galeano: “la utopía es como elhorizonte, camino dos pasos y él avanzados; camino diez y él se mueve otros diez.¿Para qué sirve la utopía? Para eso sirvecaminar”. Y la resurrección como utopíanos inspira a caminar como resucitados,como hijos del Dios vivo, transparentan-do su amor y su misericordia.Contemplación para alcanzar el aor [230]:Ignacio termina los EE como empezó, conel amor. El fruto es“…conocimiento inter-no de tanto bien recibido, para que yoenteramente reconociendo, pueda entodo amar y servir a su divida majestad”[233]. Ignacio tiende un puente entre laexperiencia vivida en los EE y la vidacotidiana: vivir por, con, en y para el amor.ConclusiónNuestra vida y nuestras opciones y deci-siones estarán llenas del Evangelio si sefundamentan en el amor incondicional ymisericordioso de Dios, encontrando lascausas de nuestra desintegración paratomar un rumbo más constructivo; en elconocimiento-amor-seguimiento dJesús, encarnándonos en nuestra reali-dad; con un realismo sano; y con la certe-za de la resurrección.Ignacio nos invita, con los EE, a que haga-mos”… del amor la norma de su vida, aimitación de Cristo que nos amó y seentregó a sí mismo por nosotros…” (Ef5,2).“Ser cristiano implica un espírituinnovador, creativo, flexible y valiente”
  • 5. Informes e inscripciones: 1ra. Cerrada de Ignacio Allende #27 Col. Ampliación Torre Blanca, DelegaciónMiguel Hidalgo Teléfonos: 5527 3712 5527 73 21 55 27 96 91De lunes a viernes de 9:00 a 20:00 hrs., sábados de 9:00 a 14:00 hrs.Twitter @Celamex Facebook: Celamex IAPCELAMEX, I.A.P.“Construyendo a la persona, construyendo al mundo”www.celamex.org.mx“Constelaciones Familiares”Taller de fin de semanaSábado 8 y domingo 9 de junio. Responsable: Nerio Solis ChinEntrada sábado a las 10:00 y salida domingo a las 14:00 hrs.Cupo limitado a 10 personas.“Cine Conciencia” Ciclo: Jesucristo en el CinePelícula: “El evangelio según Mateo. Director: Pier Paolo PasoliniSábado 1ro. de Junio. 16:00 hrs. Exhibición y reflexiónResponsable: José Luis Gómez Gallegos, SJ“¿Al borde de un ataque que nervios?”Taller de Autocontrol de EstrésDel 12, 19, 26 de junio y 3 de julio. Responsable: María Isabel Rodríguez FigueroaDe 18:00 hrs., a 20:00 hrs. Cupo limitado.“Antigimnasia”Taller de fin de semanaSábado 22 y domingo 23 de junio.Responsables: Terapeuta Luz Elena Barrios Calleros, Pisc. Margarita Silva RuedaEntrada sábado 16:00 y salida domingo a las 15:000 hrs."Expresa y nombra tus emociones a través del juego"Curso de verano pra niños de 6 a 12 años9, 11, 16, 18, 23 y 25 de Julio, de 10:00 a 12:00 hrs. Cupo limitado.Responsables: Psic. Karla Díaz Albetos, Terapeuta Sara Quej CorroPróximasactividades“Camino hacia el Perdón y la Reconciliación”TallerInicia el 15 de julio al 21 de octubre de 17:00 a 20:00 hrs.Responsable: Victoria Torres Reséndiz y José Luis Tlalpachicatl Cruz“Ejercicios Espirituales”Taller de una semanaDel 8 al 16 de junio. Responsable: José Francisco Méndez Alacaráz, SJEntrada Sábado 8, a las 16:00 hrs., y salida domingo 16, a las 16:00 hrs.,