Trabajo Solemne 1
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Trabajo Solemne 1

on

  • 760 views

 

Statistics

Views

Total Views
760
Views on SlideShare
760
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
4
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Trabajo Solemne 1 Trabajo Solemne 1 Document Transcript

  • Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas Escuela de Economía y Negocios Pymes & Gestión del Conocimiento Alumno: Claudio Sánchez Cátedra: Gestión Del Conocimiento Profesor: Jorge Israel Primavera 2009 1
  • Índice o Índice…………………………………………………………………….…………1 o Introducción………………………………………………………………………..2 o La importancia de una buena Gestión del Conocimiento y la incidencia del Capital Intelectual…………………………………………………………….…...4 o ¿Qué positivo nos entrega una buena cultura del conocimiento?.................5 o Gestión del Conocimiento………………………………………………………..8 o Tic´s y Estrategia Empresarial………………………………………………….11 o Conclusión……………………………………………………………………......13 o Anexo……………………………………………………………………………...14 o Bibliografía………………………………………………………………………..16 Primavera 2009 2
  • Introducción Gestión del Conocimiento: La Gestión del Conocimiento es, en definitiva, la gestión de los activos intangibles que generan valor para la organización. La mayoría de estos intangibles tienen que ver con procesos relacionados de una u otra forma con la captación, estructuración y transmisión de conocimiento. Por lo tanto, la Gestión del Conocimiento tiene en el aprendizaje organizacional su principal herramienta. La Gestión del Conocimiento es un concepto dinámico o de flujo. En este momento deberíamos plantearnos cuál es la diferencia entre dato, información y conocimiento. Una primera aproximación podría ser la siguiente: los datos están localizados en el mundo y el conocimiento está localizado en agentes (personas, organizaciones,...), mientras que la información adopta un papel mediador entre ambos conceptos. Hay que reconocer que, en realidad, lo que fluye entre agentes distintos nunca es conocimiento como tal, sino datos (información). Es posible aproximar el conocimiento de dos agentes que comparten los mismos datos, pero debido a sus experiencias anteriores y a las diferencias en el modo de procesar los datos (modelos mentales, modelos organizacionales), nunca tendrán las mismas tendencias para la acción, ni estados idénticos de conocimiento. Sólo podemos conseguir aproximaciones, ya que el contexto interno y externo de un agente siempre es diferente a otro. Esto es así, porque el conocimiento es información puesta dentro de un contexto (experiencia) En definitiva, los datos, una vez asociados a un objeto y estructurados se convierten en información. La información asociada a un contexto y a una experiencia se convierte en conocimiento. El conocimiento asociado a una persona y a una serie de habilidades personales se convierte en sabiduría, y finalmente el conocimiento asociado a una organización y a una serie de capacidades organizativas se convierte en Capital Intelectual. ¿Y qué es el Capital Intelectual?. El Capital Intelectual, es un concepto casi contable. La idea es implementar modelos de medición de activos intangibles, denominados habitualmente modelos de medición del Capital Intelectual. El problema de estos modelos es que dichos intangibles no pueden ser valorados mediante unidades de medida uniformes, y por lo tanto, no se puede presentar una contabilidad de intangibles como tal. De cualquier forma, la Medición del Capital Intelectual, nos permite tener una foto aproximada del valor de los intangibles de una organización. Lo interesante es determinar si nuestros intangibles mejoran o no (tendencia positiva). Por supuesto, no nos interesa analizar la tendencia de todos los activos intangibles de la organización, ya que sería un trabajo imposible de realizar en un periodo razonable de tiempo. El objetivo es determinar cuales son los intangibles Primavera 2009 3
  • que aportan valor a la organización y posteriormente realizar un seguimiento de los mismos. Una vez que hemos introducido el concepto de Capital Intelectual, podemos definir de nuevo el concepto de Gestión del Conocimiento de una forma más precisa: conjunto de procesos y sistemas que permiten que el Capital Intelectual de una organización aumente de forma significativa, mediante la gestión de sus capacidades de resolución de problemas de forma eficiente, con el objetivo final de generar ventajas competitivas sostenibles en el tiempo. Primavera 2009 4
  • La importancia de una buena Gestión del Conocimiento y la incidencia del Capital Intelectual La materia prima de las naciones ya no está en los recursos minerales o marinos. La riqueza de los pueblos está en ellos mismos, en la capacidad de las personas para recoger, compartir, discriminar, potenciar y consolidar lo que sabe del mundo, de la persona y las cosas (W i n s t o n H. E l p h i c k D). De este modo está a la vista que la constante necesidad de orden dada la enorme cantidad de información obliga a buscar métodos de almacenar esa información. Teorías en la gestión moderna, la dinámica en las organizaciones, la complejidad de la sociedad, la globalización de los mercados (con su constante expansión e inducción de nuevas naciones y organizaciones) y el valor de los intangibles (capital intelectual); han hecho necesario considerar que el conocimiento es de mayor valor que los recursos tangibles, porque es la fuente para el desarrollo organizacional, para la innovación, la competitividad, la comunicación y para la participación en redes sociales. Las TIC´S han puesto a disposición de las naciones, empresas y organizaciones; eficaces sistemas de gestión del conocimiento. Una buena gestión del conocimiento no son sólo sistemas informáticos ágiles y potentes, es decir, para gestionar el conocimiento es más importante la actitud de las personas; se debe implantar una cultura que propicie la transmisión de los flujos de información de forma continua y de mejor calidad. Debe realizarse una reflexión de fondo sobre el real papel que juega la gestión del conocimiento en las estrategias de las organizaciones, tanto grandes multinacionales, organismos públicos o Pymes. Por ser el conocimiento algo que nos beneficia a todos, cuando éste es utilizado y aplicado cabalmente en sus mejores dimensiones, veremos que obtendremos continuos resultados satisfactorios para cada uno de los integrantes que pueden componer una organización. Por ello, la información diaria y permanente, bien conocida y oída, bien asimilada y efectiva, llevará a cualquier organización al desarrollo máximo de sus potencialidades ya que la comunicación es el mejor catalizador de toda la información que hace que los individuos actúen de acuerdo a las circunstancias de su momento y brinden las respuestas apropiadas que se correspondan. Claro está, para obtener esas respuestas ó resultados que esperamos, también los individuos deben sentirse motivados. Ahí es precisamente donde el gerente actual debe incorporar constantemente en su agenda de trabajo, el estimulo a su personal para lograr los objetivos de toda la organización. Primavera 2009 5
  • ¿QUÉ POSITIVO NOS ENTREGA UNA CULTURA DEL CONOCIMIENTO? - Incremento en la profesionalización de las personas y sus roles laborales. - Integración de ópticas diversas y de enfoques complementarios. - Mayor identidad de la persona con los objetivos organizacionales y la búsqueda de nuevos procedimientos en la gestión laboral. - Reducción de costos, de tiempos mejorando la calidad al generar estrategias, modelos de acción, instrumentos reutilizables, (procedimientos acordados, inventariarlos de éxitos, etc.) - Creación y Mantención de la memoria organizacional, se validan experiencias exitosas (inventarios de éxitos) de tal que en el futuro sea posible volver a emplearlos en cualquier proceso interno. - Acelera la producción del valor gracias mejores flujos en la comunicación, las pautas de actuación, la capacitación de los trabajadores. - Mejora la atención de los clientes, respondiendo prontamente a las exigencias y cambios del mercado. - Descentraliza el poder del conocimiento, lo comparte y reparte en todos los miembros de la organización, de acuerdo a sus roles y funciones. - Permite proyectar con claridad la mirada común de la organización: la visión y la misión, reduciendo incoherencias internas, estandarizando procedimientos y calidad del servicio. - Validación de estrategias y acciones comunes de tal forma que se comparten las evaluaciones y en equipo se generan modelos de cambio, aplicación de remediales a las situaciones no logradas. - Genera una organización con mayor nivel de flexibilidad, por tanto más atenta a generar acciones de adaptación a los nuevos escenarios, posibilitando incluso la creación de ellos (pro actividad organizacional). - Potencia los valores comunes, el compromiso hacia la organización, se comparten los ejes vitales de la organización, no existen áreas secretas, los dilemas y problemas se socializan y las soluciones emergen del análisis y del compartir conocimientos y experiencias. - Se comparte el liderazgo, se anima una cultura empresarial y organizacional con clara opción hacia el trabajo en equipo. Esto permite compartir los dos mayores bienes o “activos” de las personas: lo que se sabe, la información que se ha adquirido y que se maneja (conocimiento) y los modos exitosos de resolver la práctica laboral (experiencia). Todo lo anterior se potencia aún más cuando vemos que una organización que valora la Gestión del Conocimiento, se hace signo de una tremenda responsabilidad social empresarial, muchas veces usada con un sentido de marketing de algunas empresas. Esta Responsabilidad Social Empresarial se concreta en la construcción de ambientes de trabajo solidarios, en donde la información se comparte y reparte, en donde las instancias de desarrollo profesional se unen con las de desarrollo personal. Se proyecta así una organización libre de la “contaminación” de la desconfianza interna, abriendo rutas Primavera 2009 6
  • de crecimiento con otros a partir de mejores aprendizajes que unan el Saber, con el Hacer y el Ser del que aprende con otros. El conocimiento organizacional se mide a través del capital intelectual de la organización; y de la misma manera, éste se imparte y registra en la memoria de la empresa a través del aprendizaje organizacional. Durante la década de los 90´s, las nuevas tendencias de valoración de empresas centró su interés en la investigación y desarrolla un tanto compleja y abstracta en torno a los conceptos de aprendizaje organizacional, gestión del conocimiento, determinación y medición del capital intelectual comprometiendo esfuerzos y recursos con miras a identificar y reconocer la importancia estratégica del capital intelectual para el logro y sostenimiento de ventajas competitivas. Para la estructuración, valoración, administración medición y reporte del capital intelectual, en el mundo de la academia y empresarial se han desarrollado entre otros los siguientes modelos: a) IAS 38 como respuesta de la contabilidad financiera a la medición del capital intelectual. La norma internacional de contabilidad 38 define los activos intangibles susceptibles de ser valorados e incluidos en la contabilidad; para el efecto define un activo intangible como: "es un activo no monetario identificable, carente de sustancia física, poseído para uso en la producción o suministro de bienes o servicios, para alquiler a otros o para propósitos administrativos. b) INDICADOR Q- DE TOBIN: Uno de los enfoques iniciales para medir el capital intelectual fue emplear la "q de Tobin", técnica desarrollada por el Premio Nobel James Tobin, que mide la relación entre el valor de mercado y el valor de reposición de sus activos físicos. Las empresas intensivas en conocimiento, como Microsoft, tienen unos valores de "q" superiores que aquellas empresas que están en industrias más básicas. c) EL MODELO DE SKANDIA: Diseñado por Leif Edvinson es una forma de medir el proceso de creación de activos en la empresa. Edvinson desarrolló una teoría del "Capital Intelectual" que incorpora elementos de Konrad y del "Balanced”. El objetivo estratégico de la Gestión del Conocimiento es lograr que el conocimiento implícito se transforme en explícito, clasificable y transferible para que pueda ser compartido. Score Card" (Kaplan y Norton). En los modelos económicos tradicionales se utiliza normalmente el capital financiero únicamente, pero la empresa sueca Skandia propone el "Esquema Skandia de Valor", donde se propone que el capital intelectual está compuesto por: - Capital humano -Capital estructural Primavera 2009 7
  • El Capital Intelectual de Skandia, este surge en un proceso de creación de valor fundamentado en la interacción del capital humano y estructural, donde la renovación continua -innovaciones- transforma y refina el conocimiento individual en valor duradero para la organización. d) El modelo Balanced Scorecard: Este modelo consiste en un sistema de indicadores financieros y no financieros que tienen como objetivo medir los resultados obtenidos por la organización. El modelo integra los indicadores financieros (de pasado) con los no financieros (de futuro), y los integra en un esquema que permite entender las interdependencias entre sus elementos, así como la coherencia con la estrategia y la visión de la empresa. El modelo presenta cuatro perspectivas: • Perspectiva Financiera • Perspectiva de Cliente • Perspectiva de Procesos Internos de Negocio • Perspectiva del Aprendizaje organizacional. e) Technology Broker: Annie Brooking, Desarrolla un modelo de medición de activos intangibles. Las medidas de Capital Intelectual son útiles por las siguientes razones: 1) validan la capacidad de la organización para alcanzar sus metas, 2) planificar la investigación y desarrollo, 3) proveen información básica para programas de reingeniería, 4) proveen un foco para educación organizacional y programas de formación, 5) calculan el valor de la empresa, y 6) amplían la memoria organizativa. El Capital Intelectual esta formado por cuatro categorías de activos: activos de mercado (marcas, clientes, imagen, cartera de pedidos distribución, capacidad de colaboración, etc.) activos humanos (educación, formación profesional, conocimientos específicos del trabajo, habilidades), activos de propiedad intelectual (patentes, copyrights, derechos de diseño, secretos comerciales, etc.) y activos de infraestructura (filosofía del negocio, cultura organizativa, sistemas de información, bases de datos existentes en la empresa, etc.). Al igual que en el Modelo de Skandia, el Modelo Technology Broker supone que la suma de activos tangibles más el Capital Intelectual configuran el valor de mercado de una empresa. Este modelo, a diferencia de los anteriores, revisa una lista de cuestiones cualitativas, sin llegar a la definición de indicadores cuantitativos, y además, afirma que el desarrollo de metodologías para auditar la información es un paso previo a la generalización de la medición del Capital Intelectual. Primavera 2009 8
  • La Gestión del Conocimiento La gestión del conocimiento (GC) es la gestión del capital intelectual en una organización, con la finalidad de añadir valor a los productos y servicios que ofrece la organización en el mercado y de diferenciarlos competitivamente. Hay dos factores que han facilitado la aparición del concepto de gestión del conocimiento. Por un lado, el desarrollo tecnológico, que facilita enormemente la gestión del capital intelectual y la hace factible desde un punto de vista financiero. Por otro, la creciente concienciación por parte del mundo empresarial (e incluso por parte de las naciones económicamente más desarrolladas) de que el conocimiento es un recurso clave en aquellas sociedades y organizaciones en las que la información es abundante –en gran medida, gracias a Internet.[3] En este contexto, el papel fundamental que desempeñan las tecnologías de la información y la comunicación radica en su habilidad para potenciar la comunicación, la colaboración y la búsqueda y generación de información y conocimiento. No se debe olvidar, sin embargo, que el objetivo más importante cuando nos referimos a la gestión del conocimiento, es el de conseguir un entorno de trabajo que sea colaborativo y que esté dotado de una constante vocación de aprendizaje. Se trata de lograr un entorno laboral en el que los trabajadores puedan realizar todo tipo de actividades de aprendizaje y compartir el conocimiento adquirido con sus compañeros, clientes y socios. En este sentido, cabe destacar que en muchos casos se infravalora la importancia que tienen los equipos de trabajo multidisciplinares, las relaciones personales entre trabajadores, las de éstos con los clientes y las redes de colaboración que se establezcan dentro de la organización o entre organizaciones que compartan objetivos comunes. Los factores citados son clave para la generación, transmisión y difusión del conocimiento en las empresas. Según Davenport (1998), la gestión del conocimiento debería preocuparse por explotar y desarrollar los activos de conocimiento que posee la organización a fin de que ésta pueda llevar a cabo su misión estratégica. Obviamente, tanto el conocimiento explícito como el tácito deberán ser gestionados. La distinción entre estos dos tipos de conocimiento no debe, sin embargo, entorpecer el objetivo de la empresa: la gestión de aquel conocimiento que asegure su viabilidad y supervivencia, al cual ya hemos denominado conocimiento crítico. La gestión incluye todos los procesos relacionados con la identificación, puesta en común y creación del conocimiento. Como se ha apuntado, ello requiere tanto sistemas informáticos que permitan la creación y el mantenimiento de repositorios de conocimiento, como una cultura organizativa que favorezca la transmisión del conocimiento individual y el aprendizaje colectivo. Eventualmente, pues, la gestión del conocimiento consiste, en gran medida, en la gestión estratégica de las capacidades intelectuales de los miembros de una Primavera 2009 9
  • organización. En este sentido, es necesaria la implicación no sólo del departamento informático y del propio departamento de gestión del conocimiento, sino también del departamento de recursos humanos, responsable, entre otras cosas, de potenciar una formación continua para sus empleados que resulte coherente con los objetivos de la organización. En este punto cabe hacer notar que la tecnología aparece como condición necesaria para la gestión del conocimiento en la actualidad, aunque no es una condición suficiente. El modelo de proceso de creación del conocimiento de Nonaka y Takeuchi (1995) describe el ciclo de generación de conocimiento en las organizaciones mediante cuatro fases (ved la figura 1): (1) socialización –los empleados comparten experiencias e ideas, el conocimiento tácito individual se transforma en colectivo–, (2) externalización –el conocimiento tácito colectivo se transforma en conocimiento explícito–, (3) combinación –intercambio de conocimiento explícito vía documentos, correos electrónicos, informes, etc.– y (4) interiorización o aprendizaje –el conocimiento explícito colectivo se transforma en conocimiento tácito individual. Figura-Creación del conocimiento Por ello, todo modelo de gestión del conocimiento estará típicamente basado en la codificación del conocimiento explícito y en la difusión y socialización del conocimiento tácito. La codificación se fundamenta en almacenar conocimiento explícito en bases de datos o sistemas expertos, de manera que éste pueda ser utilizado con posterioridad. Por su parte, la difusión y socialización del conocimiento tácito consiste en fomentar la comunicación entre los individuos que componen la organización a fin de que se vuelva colectivo su conocimiento individual. Figura 1. Creación del conocimiento En esta línea, la compañía Arthur Andersen identificó en 1997 dos tipos de sistemas necesarios para que el conocimiento sea transferido y usado a fin de generar ventajas competitivas: Primavera 2009 10
  • 1. Sharing networks: serie de herramientas informáticas (foros de discusión, espacios de trabajo en grupo, etc.) que permiten el acceso común a una comunidad virtual formada por personas con áreas de intereses afines. 2. Knowledge space: bases de datos documentales donde se almacenan desde las prácticas más destacables –conocimientos sobre procesos basados en la experiencia– hasta metodologías, informes, etc. Primavera 2009 11
  • TIC´s y estrategia empresarial En términos de gestión y desarrollo de estrategias las TIC hacen posible: (Berra,1996:12) - La adquisición rápida y selectiva de información, textos, documentos, filmaciones en archivos cercanos y lejanos y su inmediata inserción y utilización, actuando, cuando es necesario en la definición automática de la configuración de sistemas tecnológicos complejos e instalaciones telefónicas tanto de empresas como de la comunidad; - La utilización de redes mundiales de bancos de datos para cualquier tipo de trabajo - hoy indispensables gracias a la globalización productiva- se realiza a través del uso de las tecnologías de la informática y de la comunicación, que reducen la necesidad de trasladarse; - La conexión automática a la fuente de cualquier dato. En presencia de encargos y pedidos, estas tecnologías son capaces de generar a distancia tanto encargos a la producción como elaborar automáticamente encargos a los proveedores, a partir de un diseño leído e interpretado con base a un examen; - Ahorrar todos los tiempos muertos que existen incluso en el trabajo de oficina mejor organizado. Se pueden descentralizar todos los trabajos de servicio que antes constituían unidades operativas de una misma empresa; - La organización en red con lo que se logra el cambio hacia un nuevo modelo de organización: La empresa virtual. - Interactividad productor-consumidor, lo que lleva a la creación de valor, no sólo mediante el aumento de la utilidad del consumidor, sino también por el incremento del contenido del conocimiento, que se reflejará necesariamente a nivel de la producción, ya que es posible aprender rápidamente cómo prever las necesidades del cliente. A la luz de los acontecimientos planteados, el sector TIC continuará haciendo posible la introducción de nuevo y más capital productivo en la economía y específicamente en la gerencia empresarial, a un coste más reducido. (Aguilló, 1999:11-18). Cualquiera que sea la magnitud del impacto de las TIC en los resultados macro- económicos, organizativos y comerciales las transformaciones en este plano es muy significativa: • Creciente competencia como resultado de la reducción de barreras en el acceso a los mercados y de la creación de novedosas vías de distribución de productos y servicios. • Modifican las condiciones de la competencia, la competitividad y la estructura de los mercados. • Contribuyen a diferenciar productos o servicios, desarrollando marcas prominentes, reforzando las relaciones con los clientes. • Facilitan la adopción de innovaciones y reformas en la gestión empresarial. • Contribuyen al desarrollo de nuevos modelos empresariales, con ahorro de costos, mejor calidad e innovación orientada al cliente (cadenas de valor). • Reducen las consecuencias económicas de la distancia y los costos de acceso a Primavera 2009 12
  • la información. • Reducen el costo de creación de empresas. • Contribuyen directamente al desarrollo económico, tanto por sus propios productos como por su utilización. • Producen nuevas formas de comprar y vender, con una posterior adaptación de productos y servicios personalizados. • Posibilitan que la entrega de productos y la prestación de servicios se realice con nuevos medios cooperativos con mayor calidad y rentabilidad. • Desarrollan nuevos perfiles y de formación requeridos a los profesionales Primavera 2009 13
  • Conclusión: La importancia del conocimiento como activo intangible es capaz de generar ventaja competitiva para las organizaciones de la nueva economía. Asimismo, debe destacarse la importancia de que los procesos relacionados con la localización, generación, estructuración, almacenamiento, transferencia, difusión y aplicación de este activo sean convenientemente gestionados. El activo intangible obtenido por la organización o más bien dicho, el conocimiento organizacional está infundido en procesos, bases de datos, productos, archivos digitales, prácticas y, por sobre todo, en la mente de las personas. A este conocimiento infundido lo llamamos, implícito. Este conocimiento no siempre es articulado y transferido a otros miembros de la organización; el objetivo estratégico de la Gestión del Conocimiento es lograr que el conocimiento implícito se transforme en explícito, clasificable y transferible para que pueda ser compartido y asimilado por todos los miembros de la organización a modo de crear cimientos intelectuales para la creación de nuevas e innovadoras ideas y procesos que mejoren la competitividad. Primavera 2009 14
  • Anexo Tic´s En la Educación Las nuevas Tecnologías de la Información y de la Comunicación han evolucionado espectacularmente en los últimos años, debido especialmente a su capacidad de interconexión a través de la Red. Esta nueva fase de desarrollo va a tener gran impacto en la organización de la enseñanza y el proceso de aprendizaje. La acomodación del entorno educativo a este nuevo potencial y la adecuada utilización didáctica del mismo supone un reto sin precedentes. Se han de conocer los límites y los peligros que las nuevas tecnologías plantean a la educación y reflexionar sobre el nuevo modelo de sociedad que surge de esta tecnología y sus consecuencias. La Revolución Digital Nadie duda ya de que la llegada de las tecnologías de la información y comunicación han supuesto una revolución tan importante como la que provocó la invención de la escritura o de la imprenta. Pero mientras que los grandes descubrimientos que han marcado la evolución de las civilizaciones se espaciaron en el tiempo, la revolución actual se ha producido en muy poco espacio de tiempo, ha invadido todos los sectores de la vida social y está en vías de modificar las bases de la economía. A la base de la revolución digital se encuentran tres grandes áreas: la electrónica, la digitalización y las telecomunicaciones. La electrónica propició en una fase preliminar el desarrollo de aplicaciones analógicas: teléfono, radio, televisión, registros magnéticos de audio y video, fax, etc. La digitalización ha proporcionado un sistema más abstracto y artificial de representación de la información, ya sea texto, imagen, audio o vídeo, que mejora los sistemas de almacenamiento, manipulación y transmisión a la vez que facilita el desarrollo de soportes lógicos para interactuar con las máquinas. Finalmente las telecomunicaciones han dado a lo anterior la capacidad de interconexión. El paradigma de las nuevas tecnologías son las redes informáticas. Los ordenadores, aislados, nos ofrecen una gran cantidad de posibilidades, pero conectados incrementan su funcionalidad en varios órdenes de magnitud. Formando redes, los ordenadores no sólo sirven para procesar información almacenada en soportes físicos (disco duro, disquetes, CD ROM, etc.) en cualquier formato digital, sino también como herramienta para acceder a información, a recursos y servicios prestados por ordenadores remotos, como sistema de publicación y difusión de la información y como medio de comunicación entre seres humanos. Todo ello ha hecho de Internet un fenómeno con el que es preciso contar a partir de ahora en todas las esferas de la actividad humana, incluida la educación. Primavera 2009 15
  • Las consecuencias de estos avances están provocando continuas transformaciones en nuestras estructuras económicas, sociales y culturales. Su gran impacto en todos los ámbitos de nuestra vida hace difícil que podamos actuar eficientemente prescindiendo de ellas: el mundo laboral, la sanidad, la gestión económica o burocrática, el diseño industrial o artístico, la comunicación interpersonal, la información, la calidad de vida o la educación. La Sociedad del Conocimiento Las innovaciones tecnológicas han proporcionado a la humanidad canales nuevos de comunicación e inmensas fuentes de información que difunden modelos de comportamiento social, actitudes, valores, formas de organización, etc. Hemos pasado de una situación donde la información era un bien escaso a otra en donde la información es tremendamente abundante, incluso excesiva. Vivimos inmersos en la llamada sociedad de la información. El nuevo orden informático se ha convertido en motor del cambio social. La economía y la cultura se ha globalizado. En la sociedad que emerge de la era digital el conocimiento y la información adquieren un valor creciente. Los trabajadores del conocimiento empiezan a dominar el mercado laboral. Los incrementos de productividad de las organizaciones se basan en la mejora del saber, en la innovación permanente del conocimiento aplicado utilizando tecnologías, cada vez más potentes. Así, el capital intelectual se convierte en el nuevo activo para la riqueza de las organizaciones y la gestión de ese conocimiento en una de sus actividades fundamentales. Sin embargo no todos participan de los avances económicos y culturales. El acceso a las tecnologías y a la información está creando una brecha digital entre quienes pueden acceder y quienes quedan excluidos. El “Libro blanco sobre la educación y formación” (Comisión Europea, 1995) afirma que la sociedad del futuro será una sociedad del conocimiento y que, en dicha sociedad, la educación y formación serán, más que nunca, los principales vectores de identificación, pertenencia y promoción social. A través de la educación y la formación, adquiridas en el sistema educativo institucional, en la empresa, o de una manera más informal, los individuos serán dueños de su destino y garantizará su desarrollo. La cultura de los pueblos determinará su nivel económico. Partiendo de esta realidad, la Comisión Europea ha elaborado una Estrategia de Empleo que parte de una concepción de la economía basada en el conocimiento. Las líneas fundamentales de actuación pretenden digitalizar Europa y desarrollar tecnologías de futuro. Estos planes de diseño de la futura economía del conocimiento e se han recogido en los programas Europa 2005 y eLearning. Las principales actuaciones de eLearning son: equipamiento de banda ancha en las escuelas, creación de la red de investigación GEANT (mejora del proceso de aprendizaje, difusión de materiales curriculares, acceso a recursos y servicios, identificación de nuevos materiales), implantación de las escuelas del futuro mediante la red de escuelas europeas y la difusión de recursos multimedia entre Primavera 2009 16
  • profesores y otros proyectos específicos para las universidades como el Metacampus o el proyecto Ariadne. El proyecto Europa tiene como principales elementos: Internet para investigadores y estudiantes, empleo en la sociedad del conocimiento, alfabetización digital (capacitar, mediante estos recursos, para el trabajo cooperativo, multidisciplinar, comunicación intercultural, resolución de problemas) , correo electrónico y contenidos europeos de redes globales. La sociedad del conocimiento y la educación El impacto de las nuevas tecnologías y las exigencias de la nueva sociedad se están dejando sentir de manera creciente en el mundo de la educación. La educación está pasando de ser un servicio secundaria a constituirse en la fuerza directiva del desarrollo económico y social. La sociedad del conocimiento necesita nuevos trabajadores y ciudadanos. Éstos han de ser autónomos, emprendedores, trabajadores creativos, ciudadanos solidarios y socialmente activos. Se impone un cambio radical en el mundo de la educación y formación dado que se exige un mayor papel de los estudiantes individuales. El mercado laboral necesita cada vez más trabajadores flexibles y autónomos. Todo lo cual está promoviendo el concepto de “aprendizaje a lo largo de la vida” y la necesidad de integración entre los sistemas educativos y formativos. El aprendizaje a lo largo de la vida no solo trata de ofrecer más oportunidades de formación sino también de generar una conciencia y motivación para aprender. Requiere de un estudiante que tome parte activa en el aprendizaje, que sepa aprender en multiplicidad de entornos, que sepa personalizar el aprendizaje y que construya en base a las necesidades específicas. Educar ya no es empaquetar los contenidos del aprendizaje y ponerlos al alcance de los alumnos sino capacitarles para la experiencia del aprendizaje. Por otro lado hay una tendencia creciente hacia la desinstitucionalización y comercialización de la educación. La identificación del “e-learning” o aprendizaje a través de Internet como un área propicia para el desarrollo del mercado está atrayendo nuevos inversores. Cada vez más se considera el mercado educación- entretenimiento como un sector prometedor. Nuevas iniciativas educativas dirigidas van apareciendo de la mano de museos, biblioteca y otras instituciones no propiamente educativas. Finalmente el mercado se llena de nuevos centros de enseñanza y portales educativos con iniciativas de formación continuada. La educación está adquiriendo un puesto de gran importancia en el desarrollo y consolidación de la nueva sociedad. Primavera 2009 17
  • Bibliografía • http://www.educarchile.cl/UserFiles/P0001/File/GestionConocimiento.pdf • http://www.uoc.edu/dt/20133/index.html • http://www.tendencias21.net/conocimiento/TICs,-Conocimiento-y- Desarrollo_a11.html Primavera 2009 18