Trabajo Inteligencia Estrategica
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Trabajo Inteligencia Estrategica

on

  • 4,802 views

 

Statistics

Views

Total Views
4,802
Views on SlideShare
4,802
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
78
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Trabajo Inteligencia Estrategica Trabajo Inteligencia Estrategica Document Transcript

  • . Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas INTELIGENCIA ESTRATEGICA Alumno: Claudio Sánchez Cátedra: Gestión Del Conocimiento Profesor: Jorge Israel
  • LA INTELIGENCIA ESTRATÉGICA. CONCEPTOS Y DEFINICIONES. El término "estrategia" se relaciona con algunos conceptos cuyos significados hacen referencia a: objetivos, metas, políticas, programas, plan, patrón, misiones, secuencia de acciones, tácticas, maniobras, logística, sincronización de fuerzas, enfoques de operaciones, selección de posiciones, pautas, modelos, fuerza motriz, actitud, proceso que asegura decisiones óptimas, propósito, visión, etcétera. Todos esos vocablos utilizados por los autores para definir la estrategia poseen distintos significados; por ello afirmamos que la estrategia es un concepto multidimensional que se define en función de en qué atributo se haga énfasis. H. Mintzberg y J. B. Quinn la definen de una manera genérica como: “El patrón o plan que integra las principales metas y políticas de una organización, y, a la vez, establece la secuencia coherente de las acciones a realizar”. Actualmente, se han identificado diferentes criterios en la conceptualización de la Inteligencia Estratégica, especialmente vinculado a su objeto y alcance. También han sido reconocidas diferencias respecto a los regímenes jurídicos y a los sistemas organizativos de la actividad. De esta manera aparecen varias definiciones sobre Inteligencia Estratégica, como las que se presentan a continuación: “Es el resultado de un proceso simple o complejo de reunión y de análisis de informaciones que permiten extraer conclusiones sobre un determinado asunto o problema que debe resolverse en conexión con otros problemas o en el marco de una resolución final”. “Organización destinada a recolectar informaciones y transformándolas en un producto útil para la toma de decisiones por un, así llamado, “Usuario”, o autoridad que debe resolver sobre una situación actual o futura”. “Aquella función de la mente humana que le permite acceder al conocimiento con sentido epistemológico”. Según David Reyes en su libro "Inteligencia Estratégica" (l986), señala que: “........ inteligencia es conocimiento, organización, actividad y función primaria de la conducción”. Desde otra aproximación, podemos anotar:
  • “......que la Inteligencia Estratégica tiene como finalidad disminuir los grados de incertidumbre, que existen en un momento dado para adoptar determinada decisión estratégica, abriendo alternativas viables que aseguren una mayor probabilidad de éxito en la obtención del o los objetivos previamente definidos”. Como se plasma en las definiciones anteriores la Inteligencia Estratégica tiene el objetivo de fijar una base histórica de partida, por lo que se puede afirmar que la misma se ocupa de objetivos a corto, mediano y largo plazo y, sobre todo, de las acciones adecuadas para lograr estos objetivos prefijados. LA INTELIGENCIA ESTRATÉGICA EN LAS ORGANIZACIONES La Inteligencia Estratégica en las organizaciones no es mas que el proceso sistemático de identificación, procesamiento, evaluación y determinación de impactos y consecuencias, basado en datos disponibles públicamente, de la evolución interna y externa de un sector empresarial dado, las capacidades y el comportamiento de los competidores, proveedores y clientes actuales y potenciales, a fin de construir una base de decisiones que apoye las acciones de viabilidad, estabilidad y factibilidad de la organización en el tiempo. Incertidumbre, riesgo y oportunidad son palabras recurrentes para describir o explicar la percepción que se tiene frente a los procesos actuales, donde las modificaciones producidas en el modo de vida de las personas en los últimos años, tanto en el ámbito individual como también empresarial, han generado expectativas y desafíos en todos los ámbitos del quehacer social, económico y político. Este impacto es aún más notable en los niveles de dirección y conducción, donde los procesos decisionales exigen ser oportunos, precisos, efectivos, transparentes y creíbles, frente al aumento de las demandas de ciudadanos, clientes y/o socios. En este sentido, el recurso información no sólo se ha masificado sino que además, implica la existencia de una capacidad para su obtención, procesamiento y difusión según objetivos previamente determinados, con la finalidad de disminuir riesgos e identificar oportunidades futuras. Desde hace mas de una década, la Inteligencia Estratégica ha estado dedicada a la actividad empresarial, económica - financiera y a la identificación de nuevos negocios, la penetración y creación de mercados y a la tutela de los intereses de los accionistas, además de ser utilizada por las autoridades con diversos fines.
  • Esta permite a la empresa un mejor conocimiento y una mejora en la comprensión de su entorno. En un sentido más amplio, le permite buscar un control para evitar ser víctima de cambios brutales e inesperados. La puesta en marcha de estos Sistemas de Inteligencia Estratégica permite, entre otras muchas cosas: - Conocer mejor a los competidores. - Captar oportunidades de negocio y colaboración. - Identificar de forma temprana riesgos y tendencias de mercado. - Generar nuevas ideas y conocimiento para la puesta en marcha de proyectos I+D+i. De esta forma, los Sistemas de Inteligencia Estratégica resultan de gran utilidad para todo tipo de organizaciones: empresas, Administración Pública, asociaciones, colegios profesionales,... Por la década de los años 80 la estrategia estaba muy ligada a la planeación; sin embargo, los nuevos paradigmas del siglo XXI donde esta presente la transitoriedad, la incertidumbre, la complejidad, la novedad, la diversidad y la tecnología, ha hecho que los estrategas de hoy, sean muy diferentes a los planeadores estratégicos de ayer. DESARROLLO DE HERRAMIENTAS PARA DEFINIR ESTRATEGIAS ORGANIZACIONALES La Consultoría Biomundi, considerada como el Centro Pionero de la Inteligencia Empresarial en Cuba, cuenta con una vasta experiencia en el desarrollo de herramientas que facilitan el procesamiento y el análisis de la información, con el objetivo de asegurar la calidad y la agilidad de los servicios que brinda a sectores como: el agrícola, el biotecnológico, el farmacéutico, el de informática y telecomunicaciones, entre otros . Para lograr este reto ha sido necesaria la convergencia de diversos especialistas en ramas de la informática y otras ciencias, el acceso a las nuevas tecnologías, fuentes de información, así como la cooperación con otros centros. Entre las herramientas creadas en el centro se destacan: el Toolinf, el Sistema de Experto BIOMUNDI.SE, la metodología para evaluar la correspondencia de los proyectos con las tendencias mundiales, la metodología para determinar mercados más atractivos y el centro virtual de procesamiento disponible en la Intranet, para bajar información de diferentes bases de datos. En este caso nos referiremos a las dos herramientas creadas para el diseño de estrategias organizacionales, que son: el Sistema de Experto BIOMUNDI.SE y
  • la metodología para evaluar la correspondencia de los proyectos con las tendencias mundiales.
  • Conclusión: Las organizaciones del siglo XXI se encuentran ante unos entornos competitivos cada vez más cambiantes y complejos, en los que es necesario manejar un número elevado de variables para mantener las ventajas competitivas actuales. Se trata de entornos en los que predomina la oferta sobre la demanda, de rápido desarrollo tecnológico y en los que las distancias geográficas se hacen cada día más pequeñas. Esta situación obliga a las organizaciones a adaptar y mejorar sus procesos tradicionales de observación y conocimiento de los entornos en los que compiten, que pueden clasificarse en entornos directos (clientes proveedores competidores...) e indirectos (demografía, regulaciones, tecnologías, economía...) Dichos procesos de observación requieren de una gestión de información de tipología variada: información cuantitativa (datos, ratios...) y cualitativa (artículos, patentes...); interna (generada por la propia organización) y externa (procedente de fuentes externas); formal (la estructurada y publicada) e informal (procedente de nuestros contactos con clientes, visitas a ferias...) Los Sistemas de Inteligencia Estratégica (también conocidos como Vigilancia Tecnológica, Inteligencia Competitiva o Inteligencia Económica) se pueden definir en pocas palabras, y quizás con riesgo de ser excesivamente simplista, como un proceso organizado y continuo de observación y análisis del entorno, con el fin de conocerlo e interpretarlo mejor de forma que permita decidir y actuar eficazmente a la organización. Estos Sistemas tienen un buen aliado en las metodologías y herramientas de gestión avanzada de información, pero también son necesarios la creación de espacios de encuentro y comunicación en el seno de la organización que permita la generación de verdadero conocimiento sobre tales entornos. En particular, las Pymes también pueden (y deben) afrontar estas mejoras en sus procesos de observación, dado que hablamos de implementar metodologías y herramientas que están YA a su alcance. Lo que es necesario es que estos sistemas estén orientados a solucionar sus necesidades y problemáticas particulares, pues cada organización tiene sus propios retos y unos entornos singulares en los que debe competir para alcanzarlos. El “café para todos” es, también en esta ocasión, una estrategia equivocada