SimulacióN De Contrato

8,254 views
8,048 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
8,254
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
47
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

SimulacióN De Contrato

  1. 1. www.espol.edu.ec www.fen.espol.edu.ec Simulación de Contrato Vs teoría de Contrato real…  Simulación de contrato: La Simulación forma parte de un tema más amplio, la divergencia entre la voluntad real de las partes y la declarada por ellas. La Simulación se caracteriza porque las partes, de común acuerdo, crean una situación jurídica aparente que difiera de la real; en ella existen dos acuerdos de voluntad: uno el real, y el otro que esta destinado a crear una situación aparente, ficticia y distinta de la verdadera que permanece secreta entre las partes, por ello se la ha definido como la declaración de un contenido de voluntad no real, emitida concientemente y de acuerdo entre las partes para producir con fines de engaño la apariencia de un negocio jurídico que no existe o es distinto de aquel que realmente se ha llevado a cabo. El acuerdo de simulación alterará uno u otro aspecto del acuerdo real, y puede tener múltiples finalidades, y de ahí una primera clasificación de ella en lícita e ilícita. La simulación lícita no tiene por objeto perjudicar a terceros, no tiene un fin fraudulento, sino por múltiples razones dejar oculta alguna parte de la declaración real de voluntad. Es el caso de una negociación que por razones comerciales no desea que nadie se entere de una negociación por ella celebrada, o quiere efectuar un acto de beneficencia, sin que lo sepa la persona favorecida, etc. Esta especia de simulación es perfectamente lícita. La Simulación ilícita tiene por objeto engañar a terceros o el fraude a la ley, en los varios casos que señalaremos. Se ha dicho que para su configuración se dan 4 elementos: a) La disconformidad entre la voluntad interna y la declarada; b) Esta disconformidad debe ser conciente y deliberada, pues en caso contrario nos encontraremos frente a un error;
  2. 2. c) Por acuerdo de las partes, con lo que quedan al margen los casos de fuerza y de reserva mental. En esta una de las partes ignora que existe diferencia entre la voluntad declarada por la contraparte y la real de ella, mientras que en la simulación las dos partes quieren una cosa distinta a la que declaran; d) La intención de perjudicar a terceros. El fin principal de la simulación ilícita es producir una disminución ficticia del patrimonio o un aumento aparente del mismo para de este modo frustrar la garantía de los acreedores e impedirle su satisfacción. La Simulación puede también tener por objeto eludir una prohibición legal. Desde otro punto de vista, la simulación se clasifica en: a) Absoluta b) Relativa c) Por interposición de personas Absoluta, las partes celebran un acto totalmente ficticio que solo existe aparentemente; no hay mas acto que el simulado. Relativa, el acto que aparece al exterior existe, pero hay un acuerdo entre las partes que lo modifica y que queda oculto. Mientras que entre la absoluta hay dos acuerdos, uno el aparente y el otro que elimina totalmente a este, en la relativa el acto oculto modifica al aparente. Por interposición de personas, el contrato se celebra aparentemente con una persona para que esta a su vez lo traspase a otra; es muy frecuente eludir una prohibición legal.  Teoría del contrato real: Esta teoría se refiere a que no importa lo que se estipule en el contrato sino lo que realiza el trabajador. El contrato real Es aquel que para ser concluido requiere la tradición de la cosa, objeto del mismo. Sobre el particular dice Maynz que se comprenden bajo denominación de contratos reales "los diversos casos en los cuales una persona se encuentra obligada por haber recibido de nosotros una cosa, que ha sido dada y aceptada."
  3. 3. Zago y Garrido por su parte definen a contrato real como opuesto a los contratos consensuales, requiriendo los primeros para producir sus efectos propios, la tradición de la cosa sobre la que hubiere versado el contrato. Las expresiones de la ley y las vertidas por distintas autores para definir a este tipo de contratos, no implican que los contratos de carácter real no requieran del elemento consentimiento para su configuración.- El consentimiento es un elemento esencial de todos los contratos y por consiguiente también lo es en los contratos reales. Pero en estos, la conclusión del contrato requiere otro elemento esencial, propio de esta categoría, además del consentimiento, que es la tradición de la cosa objeto del contrato. Desde el punto de vista señalado en el párrafo anterior, la tradición configura a nuestro criterio, un elemento esencial del contrato real, con lo cual coincidimos con Bueres, al igual que el consentimiento, el objeto, la causa y la formalidad cuando esta es requerida como solemnidad, es decir, que sin la tradición no podrá configurarse el contrato real. La entrega de la cosa, siendo un elemento esencial del contrato real, no puede confundirse con la causa del contrato. Bibliografía:  René Abeliuk Manasevich, Las obligaciones tomo I  http://74.125.113.104/search?q=cache:-o0YbF- xUB4J:www.salvador.edu.ar/cobas1.htm+significado+de+contrato+real&hl=es& ct=clnk&cd=6&gl=ec

×