Your SlideShare is downloading. ×
Sobre el heroe novelesco
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Sobre el heroe novelesco

695
views

Published on

Estudio comparativo entre dos novelas: El Quijote vs El guardián entre el centeno

Estudio comparativo entre dos novelas: El Quijote vs El guardián entre el centeno

Published in: Education

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
695
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
9
Actions
Shares
0
Downloads
8
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. LA FORMACIÓN DEL HÉROE NOVELESCOLectura comparada de dos novelas: Don Quijote de la Manchay El guardián entre el centenoCARMEN LUISA MARTÍNEZ MARZALCentro de trabajo:I.E.S. Dr. Faustí BarberàVicente Lis Barona, s/n46970 ALAQUÀS Valencia1
  • 2. En este año conmemorativo raro será el alumno que no leafragmentos, adaptaciones, representaciones, actualizaciones y otras actividadesvarias sobre el Quijote. Parece a veces petulante reincidir en que es una obramaestra y, de éstas, pocas son las literaturas que disfrutan de ellas. Porqueobra maestra no sólo es aquella que obtiene gran fama en su momento (el"best-seller) sino que perdura en el tiempo, erigiéndose en modelo clásico,presentándose como espejo para las otras obras que se escribiránposteriormente y sirviendo, en todos los lugares y momentos históricos, no yacomo divertimentos respetabilísimos, sino como explicación y representaciónde la propia experiencia del lector. Al lector del siglo XXI- al lector estudiante,obligado a leer la obra por su inclusión en los planes de estudios - se lepresenta no sólo el esfuerzo de seguir una historia a través de la lectura y nopor imágenes- cosa a la que sin duda estará más acostumbrado - sino el retode intentar buscar puntos en común con su protagonista, de entender suforma de pensar y descubrir los valores que hacen que la obra se haya2
  • 3. convertido en una lectura universal. Por ello, cuando me enfrenténuevamente a la obra en un curso de Bachillerato, me planteé de qué manerapodría hacer que sintiesen al protagonista de esta novela como un personajepróximo, cercano, con el que sin duda podrían coincidir algunos de los puntosde vista de los alumnos. Lo hice partiendo, de una forma experimental, de lalectura de un clásico entre muchas generaciones de jóvenes: El guardián entre elcenteno de J. D. Salinger, pensando que probablemente su protagonista,Holden Caulfield, sería un personaje bastante atractivo y con el que podríancompartir algunas experiencias. Tras dejar bien clara la caracterización de estepersonaje, pasamos a la lectura, en el siguiente trimestre, del Quijote. La obrade Salinger nos había permitido repasar los conceptos de la narración conejemplos claros y conocidos a través de una novela. Una vez asimilados,pretendí que lo mismo se hiciera con el Quijote. Después recurrí a variasactividades para relacionar a los dos personajes protagonistas de las novelas ytratar de ver sus puntos en común. Todo ello con el objetivo de intentaraproximar al héroe del Quijote a la realidad de los alumnos y a separarlo unpoco de la lejanía temporal, sin por ello desvirtuarlo en su esencia.La novela de Cervantes se encuentra en los inicios de la novelamoderna y es, para muchos, la primera. Muchos son los aspectos por los quese puede señalar esta particularidad aunque uno de los más estudiados ha sidola formación y caracterización de su protagonista. Según Goldman, la novela3
  • 4. moderna se asienta sobre la contraposición entre individuo problemático ysociedad. Si bien esta acepción alcanzará a partir del Realismo su pleno valor,podemos ceñirnos a ella para explicar lo que es el héroe novelesco.Creo que una forma de presentar al joven lector de hoy en día elpersonaje de don Quijote es enfocando la actividad como una reflexión sobreel HÉROE en general. Así partiremos del personaje de El Quijote ymostraremos qué lo hace singular y qué semejanzas puede tener con otrospersonajes clásicos de la literatura, para llegar a un concepto, a ser posibleunitario, de héroe, que nos haya permitido realizar un estudio comparado dediferentes lecturas y experiencias de nuestros alumnos.La actividad puede ser organizada para todos los niveles de E.SO. y deBachillerato. Dependiendo de la edad de los alumnos se podrá profundizarmás y comparar con otras lecturas del programa anual. He preparado elestudio pensando en los alumnos del Primer curso de Bachillerato, ya queprobablemente ya han tenido la oportunidad de acercarse a otras obrasclásicas universales.En primer lugar, abordaremos una definición de lo que llamaremoshéroe novelesco, protagonista de la historia.¿Qué cualidades caracterizan a los héroes queconocemos?4
  • 5. Iniciaremos la actividad realizando un cuadro en el que colocaremos, amodo de orientación, el nombre de personajes conocidos ampliamente,directa o indirectamente, que pueden representar desde héroes de la mitologíaclásica hasta los protagonistas de historietas. La lista puede ser larga, así quecitaremos algunos de forma orientativa:Jim Hawkins (La isla del tesoro), Tom Sawyer, Don Quijote, RodrigoDíaz de Vivar, Aquiles, Héctor, Spiderman, el rey Arturo, Robin Hood,Superman, Carlitos Brown...La primera actividad que realizaremos será separar estos héroes en tresgrupos: héroes mitológicos, héroes fantásticos y héroes que llamaremos, deforma ocasional, "cotidianos". 1Naturalmente, la lista puede ampliarse. De entrada, haremos observarque, de estos héroes, algunos tienen cualidades físicas extraordinarias; algunosson personajes del mundo del cómic, otros pertenecen a obras de género"fantástico" que podemos comparar con los caballeros por los que donQuijote siente una profunda admiración. Sin embargo, para nuestro objetivo,tomaremos aquellos que no son diferentes a nosotros, que no poseencualidades extraordinarias y que, sin embargo, protagonizan "su" aventura, seconvierten en "héroes novelescos" ya que toman la iniciativa de su vida ante elmundo que los rodea, aquéllos que hemos llamado héroes cotidianos. Acontinuación pediremos que se elabore una lista con cualidades tanto positivascomo negativas, que creemos que pueden tener estos personajes5
  • 6. anteriormente seleccionados. Los adjetivos que podrían aparecer serían:valiente, fuerte, audaz, atrevido, tímido, generoso, idealista, amable, divertido, torpe, débil,sincero, traidor, astuto, depresivo, melancólico ...Todo esto podría aparecer en el siguiente gráfico:6Jim HawkinsTom SawyerAlonsoQuijanoCarlitos BrownArturoRobin HoodEl CidSpidermanSupermanBatmanHéctorAquilesaudaz atrevido valiente fuerte tímidogeneroso idealista amable divertido torpe débilsincero traidor astuto depresivo melancólicocon poderes sobrenaturalescon
  • 7. Con flechas, los alumnos deberán completar una correspondencia entrelos grupos de héroes y sus cualidades. Esto llevará a ceñir y caracterizar elgrupo de héroes que interesa, es decir, los héroes cotidianos; en éstos,cualidades como la fuerza o la valentía no serán imprescindibles. De hechovamos a llamar "héroe" a Don Quijote y está claro que no posee ni juventud,ni belleza ni está en excesiva buena forma para enfrentarse a los peligros quecree que le van a acechar, por lo que, de entrada, se abrirá un pequeño debateentre los alumnos:¿podemos identificarnos con Alonso Quijano?Lo lógico es que, sin relfexionar un poco, la mayoría respondanegativamente. Es aquí donde cobra sentido la relación de El Quijote con laobra de Salinger citada más arriba. ¿Qué pueden tener en común un jovenneoyorquino que nos va a relatar su vida después de la Segunda GuerraMundial y un viejo hidalgo manchego cuya historia será contada por un sinfínde historiadores ficticios?Para demostrar la posibilidad de encontrar elementos comunes enambos protagonistas, dividiremos la exposición en varios apartados en losque, previamente, se advierten algunas semejanzas. Estos apartados serán:a) Inicio de las dos novelas: planteamiento.b) Caracterización física y psicológica. Las razones desus viajes.7
  • 8. c) Idealismo de los dos personajes: en busca de unaArcadia perdida.d) Su relación con el amor.e) La pasión por la literatura: personajes-lectores.f) La crítica social: ¿personajes contra la sociedad?a) El inicio de las novelas: su plenteamiento.Comenzaremos la exposición con la lectura de la primerapágina de ambas novelas:"En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha muchotiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgocorredor. Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos yquebrantos los sábados, lentejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos,consumían las tres partes de su hacienda (...) Frisaba la edad de nuestro hidalgo con loscincuenta años; era de complexión recia, seco de carnes, enjuto de rostro, gran madrugador yamigo de la caza. Quieren decir que tenía el sobrenombre de Quijada o Quesada, que enesto hay alguna diferencia en los autores que deste caso escriben; aunque por conjeturasverosímiles se deja entender que se llamaba Quejana. Pero esto importa poco a nuestrocuento; basta que en la narración dél no se salga un punto de la verdad". 28
  • 9. "Si de verdad les interesa lo que voy a contarles, lo primero que querránsaber es dónde nací, cómo fue todo ese rollo de mi infancia, qué hacían mis padres antes detenerme a mí, y demás puñetas estilo David Copperfield, pero no tengo ganas de contarlesnada de eso. Primero porque es una lata, y, segundo, porque a mis padres les daría unataque si yo me pusiera aquí a hablarles de su vida privada. Para estas cosas son muyespeciales, sobre todo mi padre. Son buena gente, no digo que no, pero a quisquillosos nohay quien les gane. Además no crean que voy a contarles mi autobiografía con pelos yseñales. Sólo voy a hablarles de una cosa de locos que me pasó durante las Navidadespasadas, antes de que me quedara tan débil que tuvieran que mandarme aquí a reponermeun poco."3En ambas, el narrador, bien sea uno externo o el propio protagonista,se plantea qué es lo que va a contar. En realidad, no van a contar una historialarga de principio a fin sino unos hechos determinados y que, en ambos casos,llevan a los protagonistas a un viaje en el que con sus "cerebros alterados"observarán, criticarán y se involucrarán en algunas "aventuras". Lasdiferencias físicas entre los dos protagonistas son muy claras: uno es unmuchacho en plena adolescencia; el otro, ya lo sabemos, tiene cincuenta añosy es ya casi un anciano. Sin embargo, desde el punto de vista de supsicología, ¿son estas diferencias tan evidentes?9
  • 10. Teniendo en cuenta lo que al principio comentábamos de la definiciónsobre la novela moderna de Goldman, ¿no es ésta característica común entreEl Quijote y Holden Cauldfield? En realidad, ambos son unos soñadores quereprueban muchos de los aspectos de la sociedad en que viven y tienen sueñosíntimos tan ingenuos como los que reflejan sus secretos amores (Dulcinea yJaneGallaher.)4b) Carcterización física y psicológica de los personajes. Lasrazones de sus viajes.Poco sabemos de su aspecto físico salvo que uno es un adolescente y elotro tiene cincuenta años; uno vive interno en un colegio del que se escapa yel otro vive soltero con un ama y su sobrina. Pero es curiosos observar cómobuscan un aspecto físico de forma expresa, que los distingue de los demás.Don Quijote recurre a la vieja armadura para vestirse en su nueva empresa;desaparecido su casco, buscará el yelmo de Mambrino y su aspecto quedaráaún más ridiculizado cuando lo encuentre en la bacía de un barbero. HoldenCaulfield, a su modo, también busca diferenciarse de los demás. No cabe dudade que la forma de vestir marca la pertenencia a una clase social y Holden odiaesas chaquetas a cuadros que llevan los que estudian en alguna universidadprivada. Él marcará la diferencia con una gorra roja. Una gorra que se compra10
  • 11. en el desastroso viaje a Nueva York que hace junto al equipo de esgrima (cap.1)y que se coloca con la visera hacia atrás, una gorra que es "para matargente".En cuanto a sus características psicológicas, tenemos que hacerreferencia al "desequilibrio mental" que ambos poseen, producto de larebeldía y de la incapacidad de aceptación de la realidad que los envuelve. Lascausas inmediatas de sus respectivas locuras son diferentes pero no lo quequieren expresar: su rechazo acomodaticio a la sociedad.5El objetivo que lanza a Alonso Quijano a los caminos está claro:"Rematado ya su juicio, vino a dar en el más extraño pensamiento que jamás dioloco en el mundo, y fue que le pareció convenible y necesario, así para el aumento de suhonra como para el servicio de su república, hacerse caballero andante, y irse por todo elmundo con sus armas y caballo a buscar aventuras y a ejercitarse en todo aquello que élhabía leído que los caballeros andantes se ejercitaban, deshaciendo todo género de agravio, yponiéndose en ocasiones y peligros donde, acabándolos, cobrase eterno nombre y fama."(Cap. I, Primera Parte)Las razones de la fuga de Holden son un poco diferentes: harto de lavida en el colegio y como sabe que lo van a expulsar, decide adelantar elregreso a casa por Navidad y estar unos días solo en Nueva York, a laaventura.11
  • 12. " Junto a la puerta del cuarto de Leahy y de Hoffman había una caja vacía depasta dentífrica y fui dándole patadas hasta las escaleras con las zapatillas forradas de pielque llevaba puestas. Iba a bajar para ver qué hacía Mal Brossard, pero de pronto cambiéde idea. Decidí irme de Pencey aquella misma noche sin esperar hasta el miércoles. Me iríaa un hotel de Nueva York, un hotel barato, y me dedicaría a pasarlo bien un par de días.Luego, el miércoles, me presentaría en casa descansado y de buen humor. Suponía que mispadres no recibirían la carta de Thurner con la noticia de mi expulsión hasta el martes o elmiércoles, y no quería llegar antes de que la hubieran leído y digerido(...) Tenía los nervioshechos polvo. De verdad." (Capítulo 7).Esta referencia a una alteración de los nervios que puede conducir auna conducta violenta puede ser expresada por medio de ejemplos que losalumnos extraerán de las lecturas.6>> ¿Cuántas veces se pelea Don Quijote a lo largo de la obra? ¿En quépeleas demuestra especial agresividad?>> ¿Cuántas veces se pelea Caulfield? ¿Tiene motivos claros parahacerlo o busca situaciones aparentemente injustificadas?>> Referencias reiteradas en las dos obras a la locura. Enumérensealgunas.>> ¿Cómo acaban los dos cuando se enfrentan a otros personajes:vencen o son vencidos? ¿Tienen algún convencimiento de que moralmenteson vencedores?12
  • 13. c) Idealismo de los personajes: en busca de una Arcadia perdida.El idealismo y la utopía conforman el avance delmundo. La utopía renacentista arrancó al hombre del mundo medieval y locondujo a esferas donde el hombre podría decidir y crear su propio mundo.Que Cervantes viviese las dos caras del sueño imperial (el ascenso y ladecadencia) y que aun así decidiese explorar el mundo utópico con supersonaje nos brinda la oportunidad de reflexionar sobre los sueños humanosy los del individuo. Para el joven Caulfield, la victoria de Estados Unidos enla Segunda Guerra Mundial no debe dejar de hacernos reflexionar sobre laderrota. Antibelicista convencido, la guerra no es más que un lugar en el quelos hombres intentan sobrevivir.Para reflexionar sobre la utopía y el significado de los idealespodemos leer el discurso sobre la Edad de Oro ("entonces los que en ella vivíanignoraban estas dos palabras de tuyo y mío") y el capítulo 17 de El guardián.... en elque Holden le propone a Sally irse con el coche de un amigo hacia Vermont:"Viviremos en cabañas y sitios así hasta que se nos acabe el dinero. Luego buscaré trabajoen alguna parte y viviremos cerca de un río. Nos casaremos y en el invierno yo cortaré leña ytodo eso".>> ¿Qué elementos de conexión podemos establecer entre la añoranzade ese mundo edénico de don Quijote y la intuición de un mundo más felizen Holden?>> El papel del dinero en ambas obras.13
  • 14. >> Las utopías contemporáneas: ¿hay puntos de conexión con losdiscursos de don Quijote y el sueño de Caulfield?d) Su relación con el amorEste sentimiento hace de los dos personajes individuossingulares. A Don Quijote le da por revivir en una persona humilde yordinaria sus aspiraciones amorosas, transformándola en una gran dama en laque se subliman sus sentimientos amorosos, contrarios a los del hombrecotidiano, donde la satisfacción sexual predomina ante cualquier sentimiento.De igual forma el joven Caulfield se muestra retraído ante la prostituta quecontrata en el hotel, le da lástima, piensa que todas las mujeres son tontas ysólo una, Jane Gallaher, puede comprenderlo:"De pronto empecé a notar una sensación rara. Iba todo demasiado rápido.Supongo que cuando una mujer se pone de pie y empieza a desnudarse, uno tiene quesentirse de golpe de los más cachondo. Pues yo no. Lo que sentí fue una depresiónhorrible". (cap. 13)Cuando piensa en Jane le vienen recuerdos del verano pasado juntoa la playa, de la historia extraña que ella vive en su casa, pero sobre todo lemolesta que el chulo de Stradlater la haya seducido como hace siempre;estalla en ira cuando piensa en ello, al igual que don Quijote cuandoalguien cuestiona la belleza y la virtud de la sin par Dulcinea.14
  • 15. "De pronto, mientras andaba hacia el vestíbulo, me volvió a la cabeza laimagen de Jane Gallaher. La tenía dentro y no podía sacármela. Me senté en un sillónvomitivo que había en el vestíbulo y me puse a pensar en ella y en Stradlater metidos enese maldito coche de Ed Banky. Aunque estaba seguro de que Stradlater no se la habíacepillado -conozco a Jane como la palma de la mano-, no podía dejar de pensar en ella.Era para mí un libro abierto. (...) Llegamos a tener bastante intimidad. No me refieroa nada físico -de eso no hubo nada. Lo que quiero decir es que nos veíamos todo eltiempo. Para conocer a una chica no hace falta acostarse con ella". (cap. 11)Ambos defienden un amor de corte romántico, más centrado en lasexperiencias del alma que en las físicas. Lo que también les sucede es queno es probable que encuentren en las mujeres aquello que buscan: son losdos unos caballeros, no abusan de la fuerza ni de la seducción brutal,siguen una imagen, que, al fin y al cabo, han creado para ellos.>> El amor platónico como elemento literario, ¿es realmente sóloalgo literario o puede verse reflejado en nuestra realidad?>> Las relaciones amorosas en el Quijote: ¿son literarias o, por elcontrario, pueden expresar relaciones actuales?e) Pasión por la literatura. Personajes-lectores.En las dos novelas, sus autores realizan a través de lospersonajes, críticas ácidas a la literatura de su tiempo: en el Quijote, la crítica15
  • 16. no sólo hace referencia a los libros de caballerías de moda en aquel momento,sino que también se extiende a la poesía o al teatro. Un teatro queCervantes no acepta en modo alguno y que podría compararse con la críticaque Holden Caulfield realiza a las películas de Hollyvood, lugar al que suhermano, D.B. ha ido para escribir guiones, dejando su faceta de escritor derelatos. Para Holden su hermano se ha prostituido aceptando realizar trabajospor encargo. En el fondo, ¿no existe en las dos obras el mismo rechazo aldominio el vulgo sobre la literatura? Este sería también un tema que cabríadebatir en clase. De qué modo nuestros gustos se ven modificados por unacultura de masas que marca y confecciona a golpes de audiencias losproductos "culturales" que vamos a ver.>> Comentario sobre la opinión de aquéllos que escriben lo quequiere el vulgo. Tanto el teatro del siglo XVII como el cine americanorepresentan la cultura de masas.En otro sentido, la obra de Cervantes y de Salinger se convierten enpuentes hacia otras obras que existen en la realidad externa del autor y delos lectores.>>Aquí se puede realizar una pequeña labor de investigaciónteniendo en cuenta la facilidad con que, gracias a Internet, se puedeacceder rápidamente a la información. Se trataría de buscar las referencias alos autores y a las obras que aparecen en estas dos novelas para16
  • 17. comprobar, de esta forma, los nuevos caminos que nos pueden abrir en elconocimiento de la literatura.g) La crítica social. ¿Personajes contra la sociedad?Durante los viajes que realizan los dos personajes, nos muestrande diferentes formas algunos aspectos de las sociedad en que viven. Para donQuijote, los tiempos gloriosos de la caballería andante han desaparecido, ya nohay quien vele por la defensa de los más desfavorecidos y en los ejércitos, cuyaloable finalidad es hacer cumplir las leyes, sobreviven de forma muy pocohonrosa los soldados. También Holden nos muestra a través de su mirada unasociedad norteamericana muy ufana tras la victoria en la Segunda GuerraMundial, y sus críticas al ejército no hacen más que mediatizarla. Los textosque deberían estudiarse aquí serían, por una parte, El discurso de las armas y delas letras y el episodio de la liberación de los galeotes; por otra, las últimaspáginas del capítulo 18 y un comentario del capítulo 22 acerca de losabogados. Estos textos deben hacernos reflexionar sobre el valor que da alejército don Quijote; explicar directamente los episodios de la vida deCervantes en los que forma parte del sueño imperial español, y emparejarestos hechos con los que refiere Salinger (la Segunda Guerra Mundial) yepisodios más recientes en los que la intervención de los ejércitos parece ser la17
  • 18. única salida a ciertos conflictos. La cuestión sería discutir si don Quijoterepresenta un concepto belicista o si lo que realiza es una crítica de lasituación del ejército y, sobre todo, la que vive el soldado raso. En este sentidopueden unirse perfectamente las opiniones de los dos personajes, los cualesven más penalidades en la situación de la soldadesca que en el propio riesgode perder la vida.>> ¿Pueden ser aplicadas a nuestra realidad actual las reflexiones quehace don Quijote al comparar la vida del soldado y la del hombre de letras?>> ¿Qué características representa la caballería andante frente a losejércitos convencionales?>> ¿Qué elementos pacifistas podemos observar en don Quijote?Siendo un héroe poco convencional, no cabe esperar que tenga una opiniónconformista ante el problema que representan las guerras.>> El papel de los hombres de letras y la justicia. En ambas novelas nose cree demasiado en ella. Buscar fragmentos en los que quede reflejado estetema. (p. 185).>> La opinión que tiene Caulfield de los abogados (los hombresde letras para don Quijote.) Semejanzas.Reflexión finalLa lectura de toda novela parece que exige una identificación (al menosparcial) entre el lector y el protagonista. En nuestro caso, creemos que la edad18
  • 19. de los alumnos de Bachillerato (dieciséis años) hace fácil su identificación conel protagonista de El guardián entre el centeno. No así por su extracción social (esmuy poco probable que nos encontremos con alumnos procedentes de la altaburguesía judía) o por su lugar de nacimiento (Nueva York). A simple vistaresulta, sin embargo, que pertenecemos al mismo país que Alonso Quijano,aunque no vivimos ni en la misma época ni nuestros lectores tienen su edad.Tras las actividades realizadas anteriormente, deberíamos llegar aconcluiones en el aula a través de las siguientes preguntas:>>¿Rechazan los lectores adolescentes el mito de Don Quijote? ¿Espara ellos un personaje atractivo? ¿Comprenden realmente que, a su manera,tiene puntos en común con otros héroes novelescos y que pueden entenderlomás allá de su edad, su cultura y su tiempo? ¿Cuáles son las caracteríticas quepueden hacer de Alonso Quijano un personaje admirado?>>¿Qué te parece don Quijote como padre o amante?>>¿Ayuda realmente a las personas con las que se encuentra en sucamino?>>¿Son simplemente sus deseos de ayudar lo que lo convierten en unhéroe?Quizá su grandeza esté en su propio fracaso. Esto nos lo hace máspróximo a nosotros: por una parte se rebela contra su propio destino y se19
  • 20. embarca en una aventura que jamás podrá desarrollar. Su fracaso es, quizá,nuestro propio fracaso. Y es también la oposición que observamos entre lajuventud y la madurez. De ahí que al comparar las dos novelas, nosencontremos con un héroe que va a entrar en la juventud, con una visióncrítica e inconformista de su realidad y que le llevará a una pequeña crisispersonal. Don Quijote, sin embargo, después de una vida transcurrida en unaapacible aldea, decide poner en marcha su aventura, enfrentarse a un destinoque no lo realzaría sobre sus iguales y para ello, parece ser que tiene que estarloco. Hay una cita en El guardián entre el centeno que merece la pena destacar.Cuando Holden acude a casa del profesor Antolini éste le muestra una cita deun psicoanalista. Dice así: Lo que distingue al hombre insensato del sensato es que elprimero ansía a morir orgullosamente por una causa, mientras que el segundo aspira a vivirhumildemente por ella. ¿A qué grupo pertenecen Alonso Quijano y HoldenCaulfield?20
  • 21. 11.Esta terminología puede ser variada e incluso propuesta por los alumnos, siendo ellos mismos losque definan las diferencias entre ellos.2Todas las citas están tomadas de la edición que Juan Bautista Avalle-Arce realizó para la EditorialAlhambra, Madrid, 1983.3.Citamos la traducción de Carmen Criado para la Editorial Alianza.4.Es evidente que las comparaciones pueden ser muchas. Sería conveniente refrescar la memoria delos alumnos e intentar un esquema en el que queden reflejados los héroes novelescos de los quetienen memoria.5Juan Bautista Avalle-Arce es autor de un ensayo titulado Don Quijote como forma de vida. En élse investiga según los estudios de la época la locura del hidalgo. La conclusión a la que llega Arcees que Don Quijote tiene lesionada la imaginativa y que su carácter lo define como colérico segúnla teoría de los humores. Sin embargo, los coléricos eran considerados sabios, sutiles e ingeniosos,de ahí que Don Quijote, pese a su locura, sea ingenioso. De igual forma, Holden Caulfield muestraaccesos de ira (en el colegio, junto al chulo de Stadlater) y también es creativo, capaz de mentir einventar mil historias.6Citaré como ejemplo el momento en que Don Quijote quita la bacía al barbero o cuando confundeun rebaño de ovejas con el ejército de Alifanfarón. También Holden desafía en dos ocasiones aotros tantos personajes y se ve mezclado en una pelea.