Nuevas exigencias en competencias profesionales, transformando las
Emociones Negativas en pensamiento práctico.
Belén BARQ...
El principito en su diálogo con el zorro nos muestra que las emociones nos
movilizan e informan, y cuando se integran con ...
En este breve capítulo distinguiremos tres ejes principales, para supervisar la
competencia específica en las siguientes e...
Además de las respuestas biológicas de huída, inmovilidad, etc. Las que más
conocemos y utilizamos. Existen dos fundamenta...
reacción, según Francesco Alberoni5
, se debe a que la envidia se valora como “una
reacción ante el reconocimiento de una ...
De esta distinción, podemos concluir que la envidia encierra una interpretación
personal, mientras que en la admiración el...
Ahora bien la culpa aflorará cuando a la voz externa (culpador) le acompañe la voz
interna (culpable). Si alguien que no c...
2. En este momento tendríamos que centrar nuestro pensamiento en qué es lo
que sentimos cuando estamos presenciando esa de...
del otro le estaríamos ayudando, ya que puede pensar que es que le tenemos manía al
novio o pensamos que ella es boba por ...
aspectos contextuales y evolutivos. “… a diferencia de lo que ocurre
con otros sentimientos, comunicar la envidia nunca ha...
• Rosenberg, Marshall.(2006) Comunicación no violenta. Un lenguaje de vida.
Gran Aldea Editores. Buenos Aires.
• Tierno, B...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Educación Emocional(miedo,culpa,envidia e ira y comunicación no violenta)en Equipos deTrabajo

4,391

Published on

Artículo académico que está completado con 1 vídeo:

http://www.youtube.com/watch?v=8EBdNltNcxg

Da cuerpo al capítulo1. La transformación de las emociones negativas, perteneciente al bloque I. Fundamentos Teórico- practico del análisis grupal e intergrupal del libro : "Equipos de trabajo: de la emoción a la Transfor-Acción" (Alicia E. Kaufmann Directora ) Capítulo 3, en la página 29. Se trata de un manual innovador, realizado por investigadores, profesores y alumnos de la Universidad de Alcalá. Constituye un instrumento clave para universitarios y profesionales de los recursos humanos y formadores, tanto del ámbito publico como del privado.

http://dialnet.unirioja.es/servlet/li...
http://www.amazon.es/Equipos-trabajo-...
http://carmenviejodiaz.wordpress.com/...


Borrador de capítulo del libro : Equipos de trabajo: de la emoción a la Transfor-Acción (Alicia E. Kaufmann Directora )
Capítulo 3, en la página 29:
1. La transformación de las emociones negativas, perteneciente al bloque I. Fundamentos Teórico- practico del análisis grupal e intergrupal.

http://transdisciplinarte.blogspot.com.es/2010/11/video.html http://transdisciplinarte.blogspot.com.es/2011/12/libro-equipos-de-trabajo-de-la-emocion.html
https://www.facebook.com/ciff.net/posts/206278999453298

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
4,391
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
11
Actions
Shares
0
Downloads
53
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Educación Emocional(miedo,culpa,envidia e ira y comunicación no violenta)en Equipos deTrabajo

  1. 1. Nuevas exigencias en competencias profesionales, transformando las Emociones Negativas en pensamiento práctico. Belén BARQUÍN, Miriam GÓMEZ, Carmen VIEJO 5º Curso de Psicopedagogía Universidad de Alcalá Contacto: alicia kaufmann@uah.es 1. INTRODUCCIÓN Centrada nuestra atención en el tema de las emociones negativas. Nos proponemos reflexionar desde una perspectiva holística nuestra experiencia en la asignatura de “Dinámica de grupos y comunicación en los procesos formativos”, vamos a examinar en primer lugar una analogía, con el párrafo libro “El principito” de Antoine de Saint-Exupéry (1943) […] Adiós -dijo el zorro-. He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos. -Lo esencial es invisible para los ojos- repitió el principito para acordarse. -Lo que hace más importante a tu rosa, es el tiempo que tú has perdido con ella. -Es el tiempo que yo he perdido con ella…- repitió el principito para recordarlo. -Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado. Tú eres responsable de tu rosa… -Yo soy el responsable de mi rosa… -repitió el principito a fin de recordarlo […] (Antoine de Saint Exupery. El principito) 1
  2. 2. El principito en su diálogo con el zorro nos muestra que las emociones nos movilizan e informan, y cuando se integran con la razón, logran hacernos más sabios que cuando utilizamos exclusivamente nuestro intelecto. Un nuevo enfoque que define el marco de esta conversación literaria es el constructo de la comunicación no violenta (CNV) un modelo desarrollado por Marshall Rosenberg que busca que las personas se comuniquen entre sí de manera efectiva y con empatía (Aunque en general, el ser humano no considere violenta su forma de hablar, a menudo las palabras pueden herir no sólo a los demás, sino también a nosotros mismos. Consideramos oportuno construir un aprendizaje en competencias emocionales de forma permanente, para adquirir una mayor inteligencia emocional1 y social2 propia de la humanidad. La complejidad con la que lidiamos para expresarnos emocionalmente evidencia la multidimensionalidad del proceso. Para ello es fundamental basarse en una concepción teórica .Según el libro “NoMiedo en la empresa y en la vida” de Pilar Jericó, las razones por las que las distintas emociones nos hacen menos vulnerables quedan establecidas de la siguiente forma: 1 La inteligencia emocional es la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y la habilidad para manejarlos. El término fue popularizado por Daniel Goleman, con su célebre libro :Emotional Intelligence, publicado en 1995. Goleman estima que la inteligencia emocional se puede organizar en cinco capacidades: conocer las emociones y sentimientos propios, manejarlos, reconocerlos, crear la propia motivación, y gestionar las relaciones. 2 La inteligencia social : Isabelle Fillozat “Los otros y yo .Como desarrollar la inteligencia social ( Ed. Kairós) 2
  3. 3. En este breve capítulo distinguiremos tres ejes principales, para supervisar la competencia específica en las siguientes emociones: el miedo, la envidia y la culpa. Aspiramos alcanzar con ello, ciertos objetivos para poder adquirir una visión de aprendizaje autodirigido para el lector de este libro ,que le ayude a adquirir cierta competencia o una visión más amplia en su desempeño emocional y en sus relaciones comunicativas. 2. EMOCIONES NEGATIVAS 2.1. EL MIEDO Cada uno de nosotros experimentamos el miedo como una señal que surge tras valorar la amenaza y los recursos. Si contamos con las técnicas suficientes para afrontar la amenaza, no conoceremos el miedo. Las personas padecemos de miedo al fracaso, a la escasez de recursos económicos, a la pérdida de poder, al rechazo. ¿Qué artista no ha tenido miedo de fracasar ante el público?, ¿qué familia no ha sentido pavor cuando ve que no llega a fin de mes?, ¿cuántos “peces gordos” se horrorizan ante la idea de jubilarse?, ¿acaso la vida de los adolescentes no gira en torno a la necesidad de aceptación? Desde hace al menos dos décadas la sociedad y cultura han hecho una gran labor en cuanto a los factores más temibles para el ser humano. Desafortunadamente, la otra parte, aquella que habla de cómo poder reconocer el miedo, explicarlo… y en resumidas cuentas, enfrentarnos adecuadamente a él, se obvia demasiado a menudo. ¿Interesa una sociedad miedosa?, ¿por qué se presenta el miedo como algo negativo cuando únicamente constituye una señal?, ¿hay algún tipo de interés oculto o se trata de una “deformación” cultural? En primer lugar, podríamos preguntarnos cómo gestionar el miedo y en segundo lugar, ¿Cómo responderíamos al mismo? Seguidamente, proponemos una secuencia: 3
  4. 4. Además de las respuestas biológicas de huída, inmovilidad, etc. Las que más conocemos y utilizamos. Existen dos fundamentales: ponerle cara al miedo y hacer un uso óptimo del buen humor. Estas dos últimas opciones resuelven la respuesta más adecuada. El reto que se nos presenta cuando hacemos algo no enriquecedor en nuestra vida, es el de evaluarnos de una manera inspirada , cambiar la dirección hacia la cual nos gustaría dirigirnos a partir de la autocompasión y del respeto hacia nosotros mismos y no del odio, la culpa o la vergüenza. Respecto al ámbito empresarial, no podemos olvidar las competencias profesiones de índole intrínsecamente emocional, es decir, no podemos obviara nunca las emociones, ya que forman parte del comportamiento. Estemos en casa, con los amigos o en el trabajo, siempre nos acompañan. En ocasiones el uso de la fuerza es inevitable, se precisa saber gestionar los conflictos. El proceso corrector por lo tanto consistiría en educar esta emoción y no castigar /nos. O por el contrario consensuar una sanción 2.2 LA ENVIDIA Podríamos definirla como “La destrucción del otro o de sus logros”. El objetivo central conlleva la eliminación de un contraste cuya percepción produce un dolor insoportable. Esta emoción culturalmente se considera un pecado capital. Según avanza el tiempo y van desplegándose estudios, Melanie Klein3 , psicoanalista austriaca, afirmó que es una expresión de los “impulsos destructivos” o “fuerzas tanáticas” que todo ser humano alberga dentro de sí. En el campo psicológico podemos percibir cierta discusión entre los que defienden que se debe a un factor genético frente los que defienden que está relacionado con los aspectos contextuales y evolutivos. La envidia parece revelar una deficiencia de la persona que no se admite fácilmente, razón por la cual se tiende a negar y ocultar. Plutarco4 , hace casi 2000 años, ya lo decía “Nadie dice que es envidioso”. Esta 3 Melanie Klein (Viena; 30 de marzo de 1882 - Londres; 22 de septiembre de 1960); psicoanalista austriaca y creadora de una teoría del funcionamiento psíquico. Hizo importantes contribuciones sobre el desarrollo infantil desde la teoría psicoanalítica y fundó la escuela inglesa del Psicoanálisis. 4 Las Vidas paralelas (Bioi parallēlloi) son una colección biográfica de Plutarco (s. I) que contiene veintitrés pares de biografías, donde cada par incluye la oposición de un personaje griego a otro romano, así como cuatro vidas desparejadas 4
  5. 5. reacción, según Francesco Alberoni5 , se debe a que la envidia se valora como “una reacción ante el reconocimiento de una derrota”. Estamos hablando de una emoción universal que todo ser humano puede sentir según se den ciertas condiciones: 1. Cuando experimento cierta necesidad o deseo y percibo a alguien que ha realizado alguno de esos deseos. 2. Cuando además creo que no dispongo ni dispondré de los recursos necesarios para lograr realizarlos. 3. Cuando tampoco cuento con una cuota suficiente de deseos satisfechos y disfrutados para equilibrar el dolor que me producen los no realizados. Ante la experiencia de estas condiciones, se pueden reconocer dos realidades: la alegría por el logro del otro y el dolor por nuestra carencia. Según diversos autores, la envidia está relacionada con la identidad, teniendo así la persona envidiosa un problema con su autoimagen. Además, los especialistas coinciden en que este semiento crece cuando comprobamos que la circunstancia desencadenante choca con nuestro sentido de la justicia. Respecto a su utilidad, cuanto más desarrollado se encuentre nuestro grado de conciencia, con más naturalidad podremos preguntarnos ¿Qué deseo no satisfecho he podido descubrir a partir de la envidia que siento? De la misma forma que observamos el paso del cambio de la envidia a la admiración, sólo se puede producir cuando hemos descubierto nuestro deseo no logrado y los recursos que necesitamos desarrollar para poder realizarlo. Etimológicamente también podemos apreciar una diferencia que nos aporta una gran información: - Envidiar: [enbi'ðjaɾ] Eu video “yo veo” - Admirar: [aðmiˈɾaɾ] Ad mirare “mirar a “ 5 5 Francesco Alberoni (nació en Borgonovo Val Tidone (Piacenza - Italia), el 31 diciembre de 1929). Es sociólogo, periodista y Catedrático de sociología. Fue miembro del Consejo de Administración y Consejero Decano, ejerciendo el cargo de Presidente de la RAI, la televisión nacional italiana, en el período 2002 – 2005 5
  6. 6. De esta distinción, podemos concluir que la envidia encierra una interpretación personal, mientras que en la admiración el juicio es a posteriori. Por ejemplo: Mica posee mayores competencias emocionales, y por ello, es envidiada por Juan. Sin embargo, María le profesa una completa admiración. No podemos gestionar la envidia de una manera ingenua y falaz sino adquirir habilidades para ello. Una manera de reducirla es elevando el umbral de influencias externas: La envidia influirá a la persona cuanto más influenciable sea. Otra manera de sobrellevar la envidia, se enfocaría en desear lo mejor al rival; sin duda facilitará el hacerle frente al sentimiento. También, haciéndonos esta pregunta y respondiendo a ella de forma negativa; ¿Merece la pena realmente desperdiciar mi energía en algo como esto para lo corta que es la vida? Con este propósito la petición es una de las partes más importantes de la CNV, ya que en un momento determinado, podemos concretar en palabras nuestras necesidades y sentimientos. Adopta dando posiciones de respuesta a un comportamiento, sin juzgar, ni culpar al otro por lo que sentimos sino invitándole a satisfacer nuestras necesidades. 2.3. LA CULPA La investigación contemporánea plantea pocas dudas sobre el carácter holístico de la culpabilidad y añade un elemento más a la práctica profesional, esta emoción provoca un sentimiento frecuente, que acostumbra a tener una epistemología teológica, pero no es la que nos interesa. Si una persona dice sentirse culpable, lo que está enunciando es una parte de su realidad psicológica, es víctima y culpable al mismo tiempo. Llegados a este punto, resulta clave la búsqueda de la flexibilidad, sin ella, el código moral (determinado por la cultura y la educación, primordialmente) actuará como una cárcel, con las mismas limitaciones. Por ejemplo; siempre que te vas de viaje y llegas a tu destino, acostumbras a llamar a tus familiares para informarles de que has llegado bien. Si cambias tu normativa interna y en esa modificación, encuentras inútil esta costumbre y la erradicas, has de informar a quien la eche de menos, pues sus reclamaciones te pueden hacer sentir culpable. De tal manera que si tras la explicación de las razones, existe un consentimiento, culpador y culpable quedarán libres. 6
  7. 7. Ahora bien la culpa aflorará cuando a la voz externa (culpador) le acompañe la voz interna (culpable). Si alguien que no conocemos de nada nos convierte en la causa de sus desgracias, obviamente, le ignoraremos tal despropósito. Si por el contrario, una persona conocida infiere o nos reclama algo, hasta que no hagamos un balance entre la queja y nuestra actuación, no podremos dictaminar si nos sentimos culpables o no. Algo que puede ayudarnos a gestionar tanto el sentimiento de culpa como cualquiera de los anteriormente explicados, podría denominarse una restructuración sl al ser consciente de que lo que hacen o dicen los demás puede ser el estímulo, pero nunca la causa de nuestros sentimientos. Nuestras emociones son el resultado de cómo elegimos tomarnos las atribuciones y acciones emitidas por quienes nos rodean, y también de nuestras necesidades y expectativas en ese momento. Existe un binomio cultural entre mujer y culpa, a veces se explicitada de forma inconsciente en el lenguaje cotidiano. De hecho, la paulatina incorporación del sector femenino al mundo laboral siempre ha constituido un factor de acusación para la voz externa (culpador). Por este motivo, trabajar con el sexo mujer, es un código moral que establecemos de una manera r imprescindible a saldar como responsabilidad social. El rol que les ha obligado a adquirir la humanidad desde tiempos inmemoriales como amas de casa, ha de cambiar, como los tiempos. La búsqueda de la igualdad, no puede ni debe justificar la causa de la culpabilidad de la mujer. Evitar este lastre desde el postulado de la CNV considerada, un estudio relativamente joven. Las investigaciones más serias y reconocidas iniciaron, a principios del siglo pasado, y los científicos más reconocidos en el tema siguen haciendo descubrimientos en la actualidad. Programas como Lie to me o The Mentalist han iniciado un boom sobre la CNV. Quedaría reflexionado de la siguiente manera: 1. Tenemos que observar lo que ocurre realmente en una situación dada. Es muy importante que en este momento solo nos dediquemos a prestar atención a lo que pasa, sin producir ningún juicio de valor. Por ejemplo; vemos que dos chicos discuten y finalmente se están pegando porque uno no le pasa al otro la pelota, otro ejemplo podría ser escuchar lo que te dice una amiga que se siente colérica porque su novio es un desordenado 7
  8. 8. 2. En este momento tendríamos que centrar nuestro pensamiento en qué es lo que sentimos cuando estamos presenciando esa determinada situación. Siguiendo con los dos ejemplos de arriba proponemos dos sentimientos diferentes; en el primer caso nos podemos sentir desilusionados porque los dos chicos no han sabido solucionar su problema de otra manera, en el segundo caso podríamos sentirnos preocupados porque nuestra amiga se esté cargando con todo el trabajo que su novio no hace 3. Después de darse cuenta de un sentimiento propio negativo, podemos pensar qué necesidad nuestra no está cubierta al presenciar ese acontecimiento, ya que en cualquier conflicto hay necesidades no satisfechas. Los niños se pelean porque la necesidad de juego de uno de ellos no está satisfecha, mi amiga está disgustada con su pareja porque ella necesita más tiempo para ella y no tener que estar recogiendo lo que desordena su novio. Asimismo como yo que estoy presenciando la pelea necesito que esos niños se lleven bien para que haya después un buen ambiente en clase, o necesito que mi amiga se reconcilie con su novio para que no esté triste cuando venga a verme, porque necesito ver a mis amigos felices 4. La petición es una de las partes más importantes de la CNV, ya que en este momento es cuando se concretan en palabras mis necesidades y mis sentimientos. Muchas veces esperamos que los demás adivinen lo que nosotros necesitamos o sentimos, sin darnos cuenta de que si lo pidiéramos sería mucho más sencillo que supieran qué hacer. Es la respuesta a un comportamiento de una forma no violenta, sin juzgar ni culpar al otro por lo que yo siento, sino invitándole a satisfacer nuestras necesidades. Me siento desilusionada porque veo que no habéis sabido resolver este problema sin pegaros, necesito que os llevéis bien porque tenéis que pasar mucho tiempo juntos y si estáis enfadados ninguno de los dos estáis a gusto, y yo tampoco; ¿podríais decirme si hay alguna forma de solucionar esto sin pegaros ni enfadaros entre vosotros? Y en el caso de mi amiga se podría decir: Estoy preocupada porque quiero verte contenta ¿crees que podrías encontrar alguna forma de no estar detrás de tu novio recogiendo sus cosas? Aquí vemos que podríamos haber consolado a mi amiga juzgando al novio haciéndole sentir como una víctima, o por el contrario le podíamos decir que la culpa es suya por consentirle que lo haga. Pero la CNV no trata de culpar a nadie ni hacer víctimas, sino encontrar soluciones. En el caso contrario, ni poniéndonos de un lado ni 8
  9. 9. del otro le estaríamos ayudando, ya que puede pensar que es que le tenemos manía al novio o pensamos que ella es boba por comportarse así, y esto fomenta una desconexión entre las dos y a la vez un alejamiento de nuestro objetivo, que es ayudar al novio a que sea más ordenado. La CNV no trata tampoco de aconsejar ni educar a la persona con la que hablas, sino de ayudarla para que ella busque sus propias soluciones. 3. CONCLUSIONES • Una de las características a trabajar como base a las situaciones cotidianas consiste en la reflexión sobre las emociones presentadas como negativas pudiéndose considerar una escala dicotómica, positivo/negativo y su contribución en la inteligencia para interactuar en sociedad. • La clave del análisis anterior en relación al mundo de empresa donde los miedos van dirigidos a: el talento, el cambio y la visión a largo plazo, la innovación y la creatividad, la calidad de vida y la felicidad. Toda profesión es intrínsecamente emocional. • Orígenes inter e intra personales en la dimensión entre culpable y culpador, como consecuencias de las dos caras de una misma moneda. El problema surge cuando consideramos que nuestro código interno es rígido en lugar de flexible (como debería reeducarse).Sólo nos sentimos realmente culpables cuando a la voz culpadora externa le acompaña la interna.Existen dos formas de afrontar la culpa: enfrentándola o depositándola en los demás. • No existe consenso sobre la envidia, unos apuestan por un factor genético mientras que otros afirman que está relacionada con los 9
  10. 10. aspectos contextuales y evolutivos. “… a diferencia de lo que ocurre con otros sentimientos, comunicar la envidia nunca ha supuesto una ventaja evolutiva”. Está la envidia sana, aquella que consiste en reconocer los logros del otro. Y la envidia destructiva, trata de destruir al otro y sus logros. Importancia de los beneficios de identificar qué nos hace envidiosos, tratar de reconocer las cualidades del otro, poner la vista en uno mismo, etc. son algunos de los trucos para ser capaces de gestionar la envidia. • La aportación del desarrollo y continúa mejora que supone el proceso de comunicación no violenta (CNV) es: Observación, Sentimiento, Necesidades y Petición. La comunicación no violenta no trata de juzgar a nadie ni hacer víctimas, sino encontrar soluciones. Debemos ser conscientes de que lo que hacen o dicen los demás puede ser el estímulo, pero nunca la causa, de nuestros sentimientos. 4. BIBLIOGRAFÍA • García Ribas, Carmen. (2003). Tengo miedo Carisma y liderazgo a través de la gestión del propio miedo. Barcelona, Ediciones Granica. • Goleman, Daniel.(203) Emociones destructivas: como entenderlas y trabajarlas. Kairos. Barcelona. • Greeberg, Leslie S. y Paivio, Sandra C.(2000) Trabajando con las emociones en psicoterapia. Paidos. Barcelona • Jericó, Pilar.(206) No miedo. En la empresa y en la vida. Alienta Editorial. Barcelona. • Levy, Norberto.(2006) La sabiduría de las emociones. De bolsillo clave. Barcelona, 2 10
  11. 11. • Rosenberg, Marshall.(2006) Comunicación no violenta. Un lenguaje de vida. Gran Aldea Editores. Buenos Aires. • Tierno, Bernabé. (2006) Aprendiz de sabio. Grijalbo. Barcelona, 2006. • Fillozat , Isabelle (2010). “Los otros y yo “.Como desarrollar la inteligencia social Ed. Kairos 11

×