La historicidad de jesucristo

4,305 views
4,152 views

Published on

presentación sobre textos y documentos para hablar de la historicidad de Jesús.

Published in: Education
2 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Posiblemente la de mateo sea posterior en torno al 70, pero algunos, es cierto, que lo sitúan antes.
    Raymond E. Brown, en su libro An Introduction to the New Testament, considera que las fechas más aceptadas son:
    Marcos: c. 68–73.
    Mateo: c. 70–100 (aunque algunos autores, que no aceptan la prioridad de Marcos, sitúan su redacción en una fecha anterior al año 70).
    Lucas: c. 80–100 (una mayoría de estudiosos lo data en torno al años 85).
    Juan: c. 90–110.
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Solo por curiosidad yo encontre que las fechas propuestas para los evangelios son
    Mateo 50-55 DC
    Marcos 70DC
    Lucas 80 y 90 DC
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total views
4,305
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
254
Actions
Shares
0
Downloads
134
Comments
2
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La historicidad de jesucristo

  1. 1. La historicidad de Jesucristo. AUTOR: CARLOS SERRADOR
  2. 2. <ul><ul><ul><li>¿PODEMOS CONOCER AL JESUS HISTORICO? </li></ul></ul></ul><ul><li>El teólogo luterano alemán  Rudolf Bultzmann  sostuvo, el pasado siglo, que todo lo que sabemosde jesus de Nazaret, cabe en una hoja de papel. </li></ul><ul><li>En cualquier caso, otros personajes de la historia -  ¿El Che Guevara?  – han motivado miles de libros y, posiblemente, sepamos muchos menos. La clave es ¿qué hay en ese papel? Y, sobre todo ¿quién nos lo dio? En un primer lugar tenemos los evangelios , que de partida no nos dan una biografia sobre Jesús, sino que nos intentan trasmitir el mensaje de jesús. </li></ul><ul><li>En un segundo nivel, hay otros textos, con contenidos parecidos pero bastante más directos y que son los  Evangelios Apócrifos  y, no forman parte de las  Sagradas Escrituras . </li></ul><ul><li>Por último, tenemos el legado de aquellas personas que hablan de él, porque fueron testigos de aquellos mismos acontecimientos, como  Flavio josefo , o porque trataron con personas con información de primera mano, como  Plinio, Tácito o Suetonio . El más importante, sin duda, es el testimonio de  Flavio Josefo , historiador Judío que tuvo buenas relaciones con los romanos y que habla de Jesús en tres ocasiones: Una cuando se refiere a Juan el bautista , otra cuando proporciona algunos datos sobre la muerte violenta de  Santiago , el “hermano” de Jesús y una tercera en la que se refiere directamente a él diciendo...  “y a él le llamaban Cristo, porque fue condenado a la penal capital por el procurador Poncio Pilatos” . </li></ul>
  3. 3. <ul><li>Fuentes extra-bíblicas (seculares). Muchas personas ignoran que hay referencias a la persona de Jesús en fuentes histórica no cristianas. Bosquejo algunas. • Cornelio Tácito, 55-120 D. C. (historiador romano;15.44) • Gaius Suetonius (secretario del Emperador Adriano entre los años 117 y 138 AD. C.; Claudius, 25; Nerón, 16 • Flavio Josefo (37-97 D. C.; historiador judío;Antigüedades 18:3) • Plinio el Joven (autor romano; Cartas, Vol. II, X:96) • Trajano (Emperador; citado en la anterior obra, X:97) • Hadriano (Emperador romano entre 117 y 138 D. C.; documen- tación citada por Eusebio, Historia Eclesiástica, IV:IX) • El Talmud (Obra judía, escrita antes del 135 D. C; Vol. III, Sanhedrín 43a) • Luciano (Sátiro griego del 2do siglo; La muerte de Peregrina, 11-13) . Fuentes extra-bíblicas (gnósticas).  Por último, y no menos interesantes, están los escritos por aquellos dentro de la Iglesia que intentaron abrazar doctrinas no-cristianas, en especial los de fundamento gnóstico. Por ejemplo: Evangelio de la Verdad (136-160 D. C., 26:4-8; 30:27-33; 31:4-6); El Apócrifo de Juan (120-130 D.C.; 1:5-17); El Evangelio de Tomás (140-200; 32:10-11; 34:30-35:4; 44:34-35; 45:11-15; etc) y otros. http://carlosserrador.blogspot.com/search/label/apócrifos </li></ul><ul><li>En su libro &quot;The Historical Jesus&quot; el Dr. G. R. Habermas demuestra que muchos de los asuntos principales respecto a la vida, ministerio, muerte y resurrección de Jesús pueden ser reconstruídos a partir de las fuentes NO bíblicas. Lo mejor es citar sus palabras: &quot;Hemos examinado un total de 45 fuentes antiguas para la vida de Jesús, que incluye 19 de credos tempranos, cuatro arqueológicas, 17 no cristianas y cinco fuentes cristianas fuera del Nuevo Testamento. A partir de estos datos hemos enumerados 129 hechos reportados relacionados con la vida, persona, enseñanzas, muerte y resurrección de Jesús y el mensaje temprano de sus discípulos. Con esto no estamos diciendo que todas estas fuentes son de la misma calidad (por variedad de razones). Pero estos hechos ... están dispersos a lo largo de todas las categorías y tipos de escritores de manera más o menos equilibrada&quot;. </li></ul>
  4. 4. <ul><ul><ul><ul><li>Plinio el Joven (61-113), Tácito (aprox. 55-118), Suetonio Tranquilo (70-140). </li></ul></ul></ul></ul><ul><li>Históricamente, Jesús es ubicado con suficiente claridad por historiadores y escritores ajenos a la Iglesia durante los primeros siglos, sean estos de origen romano, judío u otros escritores de la época : </li></ul><ul><li>1 - En el año 112, PLINIO EL JOVEN escribió una carta al Emperador romano Trajano, y en ella hablando de los cristianos dice: </li></ul><ul><li>“ Ellos han confesado que toda su falta o error, se limita a reunirse periódicamente en días fijados, antes de la salida del sol y a cantar, todos ellos, un himno a Cristo, como a un Dios” </li></ul><ul><li>2 - Hacia el año 116, el famoso historiador romano TACITO , cuenta en sus Anales que el emperador romano Nerón (37-68) - que ordenó el incendio de la ciudad de Roma en el 64 - , acusa de él, a los cristianos :  “Nerón los supone culpables y les impone como castigo, tormentos rebuscados a aquellos que eran detestados por sus abominaciones y que el pueblo llamaba cristianos” </li></ul><ul><li>3 - SUETONE , tambien historiador romano y secretario particular del emperador Adriano, en su obra “Vidas de los doce Cesares” hacia el año 120 hace de un tal Crestus, el instigador de los disturbios entre los Judíos de Roma en el 49, bajo Claudio que los expulsa. En los Hechos de los Apostoles, - libro del Nuevo Testamento escrito por San Lucas y que en cierta forma completa el Evangelio por el escrito - , hace una alusión directa a esta expulsión durante la llegada de San Pablo a la ciudad de Corinto al encontrarse con Aquila y Priscila que salieron de Roma debido a ese decreto del emperador Claudio. (Hechos cap.18, vers.2) </li></ul>
  5. 5. <ul><li>El testimonio de Flavio Josefo  , es el mas sorprendente; tan sorprendente que se pensó que el texto original, en el momento de la transmisión del manuscrito había sido arreglado por copistas cristianos. </li></ul><ul><li>Flavio Josefo peleó en las filas de los insurgentes, luego se rindió a los romanos y se puso de su lado.. Escribió en el 93 una historia muy precisa de estos acontecimientos, en la que cuenta, entre otros hechos, la muerte del apóstol Santiago como así también de Jesucristo. Un cierto numero de criticas estiman que algunos pasajes de esta historia eran demasiado favorables a Jesús. </li></ul><ul><li>Esta es una objeción seria pero debido a la existencia de distintos manuscritos provenientes de diferentes orígenes hubo estudiosos que continuaron esta investigación que llega de esa manera llega a una “versión de mínima” del texto de Flavio Josefo. Aquí esta : </li></ul><ul><li>“ En aquel tiempo, vivía un hombre prudente llamado Jesús. Tenia un buen comportamiento y era estimado por su virtud. Fueron numerosos los judíos como gente de otras naciones que llegaron a ser disc ípulos suyos. Pilato lo condenó a ser crucificado y a morir. Pero aquel los que fueron sus discípulos no cesaron de seguir sus enseñanzas. El los contaron que se les apareció tres días después de su crucifixión y que estaba vivo. Sin duda el era el Mesías del cual los profetas han contado tantas maravillas.” </li></ul>
  6. 6. <ul><ul><ul><li>PRUEBAS ARQUEOLOGICAS </li></ul></ul></ul><ul><li>Los Evangelios nos dicen un enorme cantidad de cosas sobre Jesús. Incluso sabiendo que ellos no tienen por objetivo, propiamente hablando, contar la historia día por día ni de ser una crónica periodística detallada como las actuales. Pero los Evangelios son, sin embargo, mucho mas precisos de lo que se creyó durante mucho tiempo. Se encuentran en ellos muchos detalles sobre las ciudades y los pueblos de su tiempo, sobre sus estilos de vida, sus formas al hablar, sus personajes oficiales. La historia y la arqueología confirman que todos esos elementos son exactos, verídicos. Además, ciertos detalles no pueden haber sido inventados o escritos mas tarde porque hay ciertas instituciones, ciertas costumbres que cambiaron poco tiempo después de la muerta de Jesús, precisamente en el año 70, el año de la destrucción de Jerusalén. Mil novecientos años después se descubre que son los Evangelios que tenían la razón contra la opinión de historiadores sobre ciertos pasajes del Evangelio; así en el de San Juan, - de los Evangelios el considerado mas espiritual y por lo tanto menos concreto, menos preciso, con menos detalles de tiempos y lugares -, se encontraron veinte nombres de localidades que no fueron mencionadas en los otros tres Evangelios. De esas localidades, un buen numero de ellas han sido identificadas a pesar de que ya han desaparecido. Los historiadores no han encontrado su existencia sino recientemente.- </li></ul><ul><li>Del mismo modo, se ha cuestionado si la localidad de Nazaret no hubiera sido inventada por los Evangelios. Porqué? Nada mas que porque el Antiguo Testamento y los antiguos comentadores hebraicos no hablan de ella. Una reciente emisión de televisión ha hecho de esto, toda una novela. En verdad, ya en 1962 un equipo de arqueólogos israelitas dirigidos por el profesor Avi Jonah encontró en las ruinas de la Cesarea marítima una placa grabada en lengua hebrea que data del siglo III a.C. que lleva el nombre del pueblo de Nazaret. Es así que todas esas teorías elaboradas que afirmaban que los evangelistas habrían inventado la ciudad de Nazaret caen por tierra con el descubrimiento mencionado. </li></ul><ul><li>Otro ejemplo. Se encontró en Jerusalén la “piscina de los cinco pórticos”, la piscina de Betesda, cerca de la puerta de Brebis, cuando siempre los críticos pensaron que era una descripción mítica. </li></ul><ul><li>En 1925, el arqueólogo francés Vincent encontró el “Lithostroton”, ó “Gabbatha”, aquella gran plaza enlosada del pretorio donde Jesús compareció ante Poncio Pilato. (San Juan cap.19, vers.13). En cuanto a Pilato mismo, el fue el Prefecto Romano que condenó a Jesús a muerte y del cual no se habían encontrado huellas durante 18 siglos ; en 1961 un grupo de arqueólogos italianos encontraron, tambien en las ruinas de la Cesarea marítima, el nombre de Pilato grabado sobre una piedra con su función precisa “prefectus”. </li></ul>
  7. 7. <ul><li>Los expertos en historia de la navegación reconocen que el Libro de los Hechos es uno de los documentos más instructivos para conocer la náutica antigua. Otro ejemplo es el uso que hace Lucas de diferentes títulos imperiales: </li></ul><ul><li>Filipos no era una provincia senatorial, sino una colonia romana, tal y como Lucas mismo nos dice en Hechos 16.12. Por lo tanto, sus oficiales tenían otros nombres distintos: pretores y lictores (traducidos magistrados y alguaciles en nuestra versión de Hechos 16.20, 35). </li></ul><ul><li>Las autoridades de Tesalónica son llamadas politarcos por Lucas (en el texto griego de Hechos 17.6; en nuestra traducción dice sencillamente las autoridades de la ciudad). Esta es una palabra desconocida en la literatura clásica, pero ha aparecido en diferentes inscripciones arqueológicas de la región de Macedonia. </li></ul><ul><li>En Hechos 28.7, cuando Pablo sufre el naufragio en Malta, leemos acerca del hombre principal de la isla. Durante mucho tiempo se creía que ésta sencillamente una frase descriptiva. Pero ahora se ha establecido que era el título oficial del gobernador romano. </li></ul>
  8. 8. <ul><li>La exactitud histórica de los autores . </li></ul><ul><li>Por su naturaleza, la veracidad de muchos de los hechos de la vida de Jesús y de los apóstoles (por ejemplo, muchos de sus milagros, viajes, enseñanzas, etc.) no se presta a ser demostrada por métodos de investigación histórica. Sin embargo, como hemos dicho, los autores del Nuevo Testamento tuvieron a bien colocar sus narraciones dentro de un marco social y político amplio, con referencias históricas que se prestan a la clase de investigación que puede medir la exactitud y la integridad del autor. Ahora bien, si las narraciones históricas del Nuevo Testamento fueran fraudulentas, fabricadas décadas después de los hechos a fin de servir de apoyo a una religión inventada, habría sido poco probable que los autores se hubieran arriesgado a crear este marco socio—histórico más amplio. Quien hace mención frecuentemente, como en los Evangelios, de las estructuras imperiales y de figuras históricas conocidas, debe tener mucho cuidado con la exactitud de los datos, porque éstos ofrecen a sus lectores muchas oportunidades de comprobación. Consideremos el caso del evangelista Lucas. Vez tras vez los datos de sus escritos que pueden ser comprobados resultan ser tan exactos que nos convencen de su rigor como historiador, y por lo tanto de la veracidad de los datos que no pueden ser demostrados. </li></ul>
  9. 9. <ul><li>La fecha de los libros del Nuevo Testamento. Con estas consideraciones nos introducimos en la complicada cuestión de cómo establecer la fecha de los escritos del Nuevo Testamento. Evidentemente podemos afirmar que cuanto más antiguos son, tanto más se acercan a los hechos narrados y menos podemos dudar de su fiabilidad. En la actualidad , las fechas generalmente propuestas para los Evangelios serían las siguientes: </li></ul><ul><li>Mateo: 70 D.C. </li></ul><ul><li>Marcos: 55-65 D.C. </li></ul><ul><li>Lucas: 60 D.C. </li></ul><ul><li>Juan: 80-100 D.C. </li></ul><ul><li>Algunos, no sin justificación, proponen fechas aún más tempranas. Aun si aceptamos las fechas tardías, es de observar que fueron redactados en vida de muchos de los testigos oculares de los hechos narrados. </li></ul>
  10. 10. <ul><li>Los manuscritos . Según los últimos cálculos, existen unos 5.400 manuscritos antiguos del Nuevos Testamento, desde pequeños fragmentos de algún libro hasta textos completos. Por supuesto, el estudio y clasificación de tantos documentos es un trabajo inmenso, y su fecha y significado son tema de debate entre los expertos. Pero algunas cosas son muy claras. De inmediato podemos afirmar que este cuerpo de documentos constituye una evidencia para la autenticidad del Nuevo Testamento cien veces más importante que la que existe para cualquier obra literaria de la antigüedad. Por otro lado, quizás resulte desconcertante para algunos saber que el manuscrito más antiguo que tenemos de la totalidad del Nuevo Testamento data de mediados del siglo IV. Se trata de dos documentos: el Códice del Vaticano y el Códice Sinaítico (conservado en el Museo Británico). En seguida nos preguntamos: ¿Qué seguridad puede haber en cuanto a la autenticidad del Nuevo Testamento si el manuscrito completo más antiguo data de 300 años después de su supuesta fecha de redacción?. </li></ul>
  11. 11. <ul><li>La respuesta es que podemos tener muchísima seguridad , y esto por dos razones. En  primer lugar , en el estudio de manuscritos antiguos 300 años es poca cosa. A fin de entenderlo consideremos algunos otros ejemplos: </li></ul><ul><li>Julio César escribió su Guerra de las Galias aproximadamente en el año 60 a.C. El manuscrito más antiguo que actualmente conocemos data del 850 D.C., a una distancia de 9 siglos. En total existen sólo diez manuscritos. </li></ul><ul><li>Tito Livio escribió su Historia de Roma en el año 10 D.C. De los 142 libros sólo existen hoy 35. El manuscrito más antiguo data de finales del siglo IV —una distancia de casi 4 siglos— pero sólo contiene tres de los libros. Existen unos veinte manuscritos más. </li></ul><ul><li>Tácito escribió sus Historias alrededor del año 100 D.C. Sólo tenemos dos manuscritos de ellas, y de los catorce libros que él escribió sólo nos han llegado cuatro y parte de un quinto. El manuscrito más antiguo es del 850 D.C., o sea, a una distancia de 750 años. </li></ul><ul><li>Las distancias son aún mayores en el caso de los historiadores griegos. Los manuscritos más antiguos que tenemos tanto de Tucídides como de Herodoto datan de principios del siglo X D.C., a unos 1.400 años de la fecha de redacción. De la historia de Tucídides sólo tenemos ocho manuscritos. </li></ul><ul><li>Es con estos datos con los que debemos comparar los 5.400 manuscritos y tres siglos de distancia del Nuevo Testamento. Pues bien, casi nadie duda de que los textos que actualmente tenemos de Julio César, Tito Livio y los demás, sean lo que estos autores verdaderamente escribieron. Menos razón aún tenemos para dudar de la autenticidad del texto del Nuevo Testamento. </li></ul>
  12. 12. <ul><li>En  segundo lugar , debemos subrayar que hemos dicho que el texto más antiguo que tenemos del Nuevo Testamento completo data del siglo cuarto, pero por supuesto tenemos textos fragmentarios más antiguos . Entre los muchos que hay anteriores al 350 D.C. podemos destacar los siguientes: </li></ul><ul><li>Los papiros Chester—Beattie contienen los cuatro Evangelios, Hechos, las Epístolas de Pablo y Hebreos (es decir, la mayor parte del Nuevo Testamento) y datan de la primera mitad del siglo tercero. </li></ul><ul><li>El fragmento John Rylands , del año 130 D.C. aproximadamente, contiene Juan 18:31,32. Fue descubierto en Egipto y sólo dista unos 30-35 años de la redacción original. </li></ul><ul><li>En 1972 el padre O´Callaghan —quien a pesar de su apellido irlandés es oriundo de Tortosa— anunció el hallazgo de un pequeño fragmento (papiro 7Q5 ), procedente de la cueva 7 de Qumran, que él identificó como un texto del Evangelio de Marcos. Previamente a su identificación, el fragmento había sido fechado por los expertos como procedente de los años 50-75 D.C. (¡o antes!) Hasta el día de hoy, a pesar del escepticismo de algunos, la autenticidad de esta identificación no ha podido ser desautorizada. Al contrario, en una entrevista en el periódico barcelonés La Vanguardia, O´Callaghan pudo afirmar: Mediante ordenador podemos comprobar que esta lectura (es decir, la identificación de 7Q5 con Marcos 6:52-53) es la más probable (según una prueba hecha en Liverpool, la única) de toda la literatura clásica, bíblica y patrística, pues toda esta literatura ya está introducida en programas informatizados que buscan cualquier pasaje en que se dé un conjunto de letras. Luego cita a un experto alemán en manuscritos antiguos, Peter Thiede: De acuerdo con las normas del trabajo paleográfico y de crítica textual, resulta que 7Q5 es Marcos 6:42,53, el fragmento más antiguo que tenemos de un texto neotestamentario, escrito entorno al año 50 y con toda seguridad antes del 68. </li></ul>
  13. 13. <ul><li>Profundizando en los textos: </li></ul><ul><li>A) TEXTOS PAGANOS/ROMANOS Y NO JUDÍOS 1) Tácito ,  Anales , XV, 44: (h. 116 d.C.) (para época de Tiberio y Nerón) Sed non ope humana, non largitionibus principis aut deum placamentis decedebat infamia, quin iussum incendium crederetur. ergo abolendo rumori Nero subdidit reos et quaesitissimis poenis adfecit, quos per flagitia invisos vulgus CHRESTIANOS appellabat. auctor nominis eius CHRISTUS Tiberio imperitante PER PROCURATOREM PONTIUM PILATUM SUPPLICIO ADFECTUS ERAT; repressaque in praesens exitiabilis superstitio rursum erumpebat, non modo per Iudaeam, originem eius mali, sed per urbem etiam, quo cuncta undique atrocia aut pudenda confluunt celebranturque... que traduzco: &quot;[Descripción del incendio de Roma] ...Pero por ningún medio, ni con las larguezas del emperador, ni con expiaciones a los dioses, cedía la infamia y que dejara de creerse que el incendio lo había ordenado él mismo. Para acabar con este rumor, Nerón suministró otros culpables, a los que hizo aplicar los más duros castigos; eran aquellos a los que, odiados por sus escándalos, el vulgo llamaba “cristianos”.  El autor de este nombre ERA CRISTO, que en época de Tiberio había sido ejecutado por el procurador Poncio Pilato . Reprimida momentáneamente, aquella perniciosa superstición rebrotaba, y no sólo por toda Judea, cuna de esta calamidad, sino hasta por Roma misma, donde confluyen en masa, y encuentran adeptos, las cosas más atroces y vergonzosas.” </li></ul>
  14. 14. <ul><li>2) Suetonio ,  Vita Claud. , XXV, 4 (hacia 120 d.C.) (para época de Claudio, dentro de una larga relación histórica de diversos actos de su reinado): (Claudius)...Iudaeos impulsore CHRESTO assidue tumultuantis Roma expulit. Germanorum legatis in orchestra sedere permisit...  &quot;(Claudio) expulsó de Roma a los judíos que continuamente se rebelaban,  instigados POR CRISTO.  Permitió sentarse en la orchestra (del teatro) a los embajadores germanos...” 3) Plinio el Joven ,  Epist.  X, 96: (h. 112 d.C.) (consultando a Trajano si ha obrado bien con respecto a los cristianos) C. PLINIUS TRAIANO IMPERATORI 1. Sollemne est mihi, domine, omnia de quibus dubito ad te referre. Quis enim potest melius vel cunctationem meam regere vel ignorantiam instruere? Cognitionibus de Christianis interfui numquam: ideo nescio quid et quatenus aut puniri soleat aut quaeri […] 5. praeterea male dicerent CHRISTO, quorum nihil cogi posse dicuntur qui sunt re vera Christiani, dimittendos putavi. 6. Alii ab indice nominati esse se Christianos dixerunt et mox negaverunt; fuisse quidem sed desisse, quidam ante triennium, quidam ante plures annos, non nemo etiam ante viginti. [Hi] quoque omnes et imaginem tuam deorumque simulacra venerati sunt et CHRISTO male dixerunt. 7. Affirmabant autem hanc fuisse summam vel culpae suae vel erroris, quod essent soliti stato die ante lucem convenire, carmenque CHRISTO QUASI DEO DICERE secum invicem seque sacramento non in scelus aliquod obstringere, sed ne furta ne latrocinia ne adulteria committerent, ne fidem fallerent, ne depositum appellati abnegarent. &quot;(Carta de) Cayo Plinio al Emperador Trajano: Me he impuesto como una costumbre, Señor, consultarte todas mis dudas. Porque ¿quién podría, en efecto, guiarme en mis incertidumbres o enseñarme en mi ignorancia, mejor que tú? Nunca he asistido a los procesos contra los cristianos, de modo que ignoro cómo, y hasta qué punto, se acostumbra a castigarles o a interrogarles…. (5) Se divulgó un libelo anónimo denunciando a muchas personas [por ser cristianas]. Llevados ante mí, aquellos que negaban ser o haber sido cristianos han invocado a nuestros dioses, y han suplicado ofreciendo incienso y vino ante una efigie tuya, que a tal fin yo había ordenado traer allí, junto con estatuas de nuestras divinidades. Además,  HAN MALDECIDO A CRISTO, a lo cual, según se dice, es imposible obligar a los que son verdaderos cristianos . Por ese motivo decidí que lo correcto era dejarles en libertad” (6) Otros, llevados allí por un denunciante, primero reconocieron que eran cristianos, y se retractaron enseguida, declarando que en verdad lo habían sido pero que ya no lo eran, unos desde hacía más de tres años, otros desde hacía más tiempo, algunos incluso veinte años. Todos ellos han adorado [también] tu imagen y las estatuas de los dioses.  TODOS ELLOS HAN MALDECIDO A CRISTO . (7) Por lo demás, aseguraban que su máxima culpa o error sólo había consistido en esto: Se reunían, en un día señalado, antes del amanecer, y cantaban uno tras otro  HIMNOS EN HONOR DE CRISTO, COMO SI ÉSTE FUERA UN DIOS . Se juramentaban, pero no para hacer algún crimen, sino para no robar, no saltear, no cometer adulterio, no faltar a un </li></ul>
  15. 15. <ul><li>4) Luciano de Samósata ,  De morte Peregrini , 13 (hacia 170 d.C., escribe en griego): &quot;Después, por cierto, DE AQUEL HOMBRE A QUIEN SIGUEN ADORANDO, QUE FUE CRUCIFICADO EN PALESTINA por haber introducido esta nueva religión en la vida de los hombres... además su primer legislador les convenció de que todos eran hermanos y así, tan pronto como incurren en este delito, reniegan de los dioses griegos y en cambio adoran A AQUEL SOFISTA CRUCIFICADO y viven de acuerdo a sus preceptos.&quot;  (todo el párrafo). 5) Mara bar Serapión , filósofo sirio, entre el año 73 y el siglo III (en una carta a su hijo, reflexionando sobre lo poco que los pueblos obtienen de matar a los sabios): ¿Qué ganaron los atenienses haciendo morir a Sócrates? Como juicio por este crimen, cayeron sobre ellos el hambre y las plagas. ¿Qué ventaja obtuvieron los Samios quemando a Pitágoras? En un momento sus tierras fueron cubiertas por la arena. ¿QUÉ PROVECHO OBTUVIERON... LOS HEBREOS EJECUTANDO A SU SABIO REY...? Fue después de ello cuando su reino fue abolido. Dios vengó con justicia a estos tres sabios .... los Judíos, en la ruina y expulsados de su tierra, viven en completa dispersión. Pero (aquellos sabios) no murieron baldíamente... Tampoco la muerte del sabio rey fue inútil: VIVE EN LAS ENSEÑANZAS QUE DEJÓ...” B) TEXTOS JUDÍOS 6) Thallus , historiador judío, hacia 52 d.C. (citado en la  Chronographia  de Iulius Africanus, XVIII, 1):  “…As to His works severally, and His cures effected upon body and soul, and the mysteries of His doctrine, and the resurrection from the dead, THESE HAVE BEEN MOST AUTHORITATIVELY SET FORTH BY HIS DISCIPLES AND APOSTLES BEFORE US. On the whole world there pressed a most fearful darkness; and the rocks were rent by an earthquake, and many places in Judea and other districts were thrown down. This darkness THALLUS, IN THE THIRD BOOK OF HIS HISTORY, calls, as appears to me without reason, an eclipse of the sun…. “ Es un testimonio indirecto, pero válido: parece claro que, como recoge posteriormente el famoso cosmógrafo Africanus, en su libro perdido de “Historia” Thallus trataba de ofrecer una explicación alternativa al eclipe de sol relatado por Marcos durante la muerte de Jesús. 7) Flavio Josefo  (hacia 93 d.C.) (para época de Tiberio)  Tiene sobre todo dos citas, siendo la fundamental el llamado  testimonium Flavianum , que aparece en sus  Antigüedades Judaicas  18, 3, 3. Ha habido siempre mucho debate sobre este texto y se admite hoy en día que tiene algunas interpolaciones, pero sobre la base de un párrafo escrito sin duda por él. Pongo aquí entre llaves los párrafos que se acepta que pueden estar interpolados, para que se vea que no afectan al núcleo del testimonio histórico: a)  &quot;Por aquella época apareció Jesús, {&quot; hombre sabio, si es que se le puede llamar hombre, fue autor de obras maravillosas, maestro para quienes reciben con gusto la verdad.&quot;}. Atrajo a sí muchos judíos y también muchos gentiles.{&quot;Éste era el Cristo (el Mesías)&quot;.} Habiendo sido denunciado por los primados del pueblo, Pilato lo condenó al suplicio de la cruz; pero los que antes le habían amado le permanecieron fieles en el amor. {&quot;Se les apareció resucitado al tercer día, como lo habían anunciado los divinos profetas que habían predicho de El ésta y otras mil cosas maravillosas&quot;.} De él tomaron su nombre los cristianos, cuya tribu perdura hasta el día de hoy&quot;.  Según esto, el texto original de Josefo, perfectamente asumible y comparable con su estilo y vocabulario habituales, quitándole las supuestas interpolaciones, sería:  &quot;POR AQUELLA ÉPOCA APARECIÓ JESÚS. ATRAJO A SÍ MUCHOS JUDÍOS Y TAMBIÉN MUCHOS GENTILES. HABIENDO SIDO DENUNCIADO POR LOS PRIMADOS DEL PUEBLO, PILATO LO CONDENÓ AL SUPLICIO DE LA CRUZ; PERO LOS QUE ANTES LE HABÍAN AMADO LE PERMANECIERON FIELES EN EL AMOR. DE ÉL TOMARON SU NOMBRE LOS CRISTIANOS, CUYA TRIBU PERDURA HASTA EL DÍA DE HOY&quot;. Este texto de Josefo, un punto clave para la defensa de la existencia de Jesús y por tanto también muy atacado desde la parte contraria, lo que ha producido una espectacular literatura y polémica a lo largo de siglos, vino a afianzarse definitivamente cuando en 1971 se publicó un manuscrito árabe del siglo X, en el que se recogía una referencia directa a Josefo por parte de Agapio, obispo de Hierápolis, en su  Historia Universal , que tiene delante la obra en cuestión y dice:  &quot;Josefo refiere que por aquel tiempo existió un hombre sabio que se llamaba Jesús. Su conducta era buena y era famoso por su virtud. Y muchos de entre los hebreos y de otras naciones se hicieron discípulos suyos. Pilato lo condenó a ser crucificado y a morir. Pero los que se habían hecho discípulos suyos no abandonaron su discipulado. Ellos contaron que se les había aparecido tres días después de su crucifixión y que estaba vivo; quizás, por esto, era el Mesías, del que los profetas contaron maravillas.&quot; </li></ul>
  16. 16. <ul><li>Como el primer códice que conservamos de las  Antigüedades Judaicas  de Josefo, el Ambrosiano, es del siglo XI, es evidente que el supuesto texto original sin interpolaciones coincide con lo copiado por los árabes un siglo antes. Además demuestra que el último párrafo en realidad no era interpolado (aunque lo he dejado así en la primera cita porque es lo que la doctrina decía antes). Sobre esta novedad, y otros textos, sobre todo http://www.earlychristianwritings.com/testimonium.html o http://www.feyrazon.org/DanExtrabib.html, etc.). Un nuevo estudio, de 1995, ratificando a Josefo: http://members.aol.com/FLJOSEPHUS/testimonium.htm http://members.aol.com/FLJOSEPHUS/LUKECH.htm  b)  El otro texto importante de Josefo, datable en 62-63 d.C., es  Ant. Jud.  XX, 9, 1, y dice:  &quot;...entre tanto subió al pontificado, según dijimos, Anás, el más joven, de índole feroz y extremadamente audaz...Dado su carácter, pensando que había llegado el momento oportuno...., convocó el consejo de jueces y, HACIENDO PRESENTAR A JUICIO A UN PARIENTE DEL QUE LLAMABAN CRISTO, POR NOMBRE SANTIAGO, y algunos otros con él, habiéndolos acusado de reos violadores de la ley, los condenó a ser apedreados&quot;.   8) El Talmud hebreo : Contiene siete u ocho menciones de Jesús, lógicamente todas calumniosas, pero que son útiles para probar la existencia histórica del personaje. Pongo sólo dos ejemplos: a)   &quot;EN LA VÍSPERA DE LA FIESTA DE LA PASCUA SE COLGÓ A JESÚS. Cuarenta días antes, el heraldo había proclamado: `Es conducido fuera para ser lapidado, por haber practicado la magia y haber seducido a Israel y haberlo hecho apostatar. El que tenga algo que decir en su defensa, que venga y lo diga´. Como nadie se presentó para defenderlo, se lo colgó la víspera de la fiesta de pascua&quot;  (Sanhedrin 43a) b)   &quot;JESÚS, EL GALILEO, SUSCITÓ UNA SECTA IMPÍA Y ENEMIGA DE LA LEY. Nosotros lo crucificamos. Sus discípulos robaron su cadáver del sepulcro durante la noche. y engañan y seducen a los hombres diciendo que resucitó y subió a los cielos&quot;.  (Trifón, Diálogo de Justino, siglo II). 9) Otros.  En este sitio http://www.edoctusdigital.netfirms.com/newpage48.htm se mencionan algunos testimonios más, como unos papiros de Oxyrrhincus y trece códices de Nag Hammadi, que para mí son nuevos, y en el cap. II se hace una interesante revisión historiográfica del problema de los Evangelios, bien entendido que es un documento sintético típicamente de Red, pero de ésos que parecen ofrecer garantías, entre otras cosas por las abundantes citas bibliográficas. C) FUENTES EPIGRÁFICAS: LA INSCRIPCIÓN DE PILATO, SEGURA, Y LA RECIENTE URNA DE SANTIAGO, DUDOSA 10) La inscripción de Poncio Pilato  ( En la página http://www.bible-history.com/empires/pilate.html se puede ver una foto (aunque no muy buena) de la inscripción de caliza que apareció en 1961 en el teatro de la capital de Judea,  Caesarea Maritima  o  Palaestina , recordando la dedicación de la restauración del  Tiberieum  por el gobernador o prefecto de Judea, Poncio Pilato. Naturalmente, fue en su momento una sensación también para &quot;biblistas&quot;, pues corroboraba la existencia histórica del gobernador en ese momento. Las referencias epigráficas y el texto restituído hasta ahora son: [- c. 3 -]s Tiberieum / [ -c.3- Po]ntius Pilatus / [praef]ectus Iudae[a]e / [ref]e[cit] En esta otra página hay una foto mejor (aunque las restituciones que hacen de la inscripción no son convincentes para mi gusto), y se citan al detalle algunos de los trabajos dedicados a este importante epígrafe histórico: http://www.infotdgeova.it/pilato1.htm 11) ¿La urna de Santiago, el hermano de Jesús?  </li></ul><ul><li>A esto hay que sumar la posible autenticidad de la urna, en manos de un coleccionista privado, hace muy poco conocida y cuya polémica supongo que todos hemos seguido. Copio el comienzo del resumen de cómo estaban las cosas el año pasado, de: http://www.grupoese.com.ni/2003/04/11/p18MMM0411.htm, donde se da también la transcripción de su texto:  “La &quot;Biblical Archaeology Review&quot; fue el medio que lanzó la primicia: una urna de piedra con una frase tallada en el idioma de la antigua Palestina decía:  &quot;Ya’akov bar Yosef akhui di Yeshua&quot; , en español &quot;Jacobo (Santiago), hijo de José, hermano de Jesús&quot;. Según el arqueólogo francés André Lemaire, profesor de la Sorbona de París, quien tuvo la oportunidad de tener la pieza en sus manos, éste podría ser el primer hallazgo arqueológico que corroboraría las referencias bíblicas sobre Jesús...”  La urna sería del año 62/63 d.C., fecha de la muerte de Santiago el hermano de Jesús que, dicho sea de paso, es recordada por Flavio Josefo en otro de sus pasajes (véase arriba bajo el nº 7b). No he visto la urna personalmente, sólo por fotografía. Resulta convincente pero, sobre todo, es tan insólita en la epigrafía de Judea en esa época la referencia a un hermano (lo normal es sólo mencionar al padre), que no debe descartarse que sea auténtica. En este caso hay que esperar a mejores estudios sobre su pátina y otros detalles que nos sacarán de dudas. El mejor artículo en Red que conozco sobre el polémico osuario de Jacob/Santiago es de un profesor polaco de la Universidad de Cracovia, que resume muy bien el estudio arqueológico y epigráfico y las opiniones de unos y otros, actualizado a marzo de 2003. Son 27 páginas aunque, desafortunadamente, están en inglés: http://www.bibleinterp.com/articles/Preliminary_discussion.htm Véase también, con fotos e historia del hallazgo: http://www.thenazareneway.com/ossuary_of_james.htm .......... </li></ul>
  17. 17. <ul><li>Otros, a favor: http://www.mercola.com/2002/nov/6/brother_of_jesus.htm (con foto, no muy buena), o http://www.bib-arch.org/bswb_BAR/bswbbar2806f1.html  Y en contra: http://www.rferl.org/features/2002/10/23102002155823.asp Debate académico de la SBL con audio: http://www.sbl-site2.org/Congresses/AM/2003/AMAudio.php3  Por último, algunos han tratado de poner en duda la existencia de Nazareth en la época en cuestión. Hay que recordar que allí se han efectuado diversas campañas arqueológicas desde comienzos del siglo XX, que han demostrado que el lugar estuvo poblado ininterrumpidamente desde la Edad del Bronce hasta la época romana, si bien en época de Cristo se presenta como un lugar agrícola menor, una aldea con unas decenas de casas e instalaciones agrícolas. Nazareth tiene una sala en el Museo de Jerusalén, donde se exponen los materiales. http://www.ofm.org/sbf/00/00/SBF03eng.html http://198.62.75.1/www1/ofm/sbf/SBFmsm.html  - - - - - - Termino esta exposición de documentos con un párrafo de uno de los mejores expertos en el tema de la existencia histórica de Jesús:  &quot;Some writers may toy with the fancy of a 'Christ-myth,' but they do not do so on the ground of historical evidence. The historicity of Christ is as axiomatic for an unbiased historian as the historicity of Julius Caesar. It is not historians who propagate the 'Christ-myth' theories.&quot;   esto es:  “Algunos autores pueden jugar con la fantasía de un ‘mito de Cristo’, pero no lo pueden hacer sobre la base de una evidencia histórica. Para un historiador imparcial, la historicidad de Cristo es tan axiomática como la historicidad de Julio César. Un verdadero historiador no puede defender la teoría del “mito de Cristo”.   (F.F. Bruce,  The New Testament Documents: Are They Reliable? , Inter-Varsity Press, 1972, p.119, en: http://home.houston.rr.com/apologia/sec6p2.htm) Aunque es un poco lapidario, creo que la relación de los textos que arriba quedan escritos, objetiva e imparcialmente vistos, sólo puede venir a corroborar lo que Bruce concluye. Ya que, al revés de lo que aquí acabamos de ver,  no hay un solo texto histórico, ni de época ni de la Antigüedad en general, donde se afirme que la figura histórica de Jesús de Nazareth, o el Cristo, nunca existió, o que fuera un invento de algunos judíos. Una circunstancia que sin duda los detractores del cristianismo, empezando por los romanos y terminando por los judíos de la época, nunca hubieran dejado escapar. La 2ª edición de la «Enciclopedia Mundial del Cristianismo», publicada en 2001 por la Oxford University Press, dice que actualmente hay 2.000 millones de cristianos en el planeta, y que en 2050 serán 3.000 millones, con un crecimiento sostenido del 33-34%. Sumemos los cristianos que vivieron desde el 30-33 d.C. hasta el 2000. De tal forma que la existencia de Jesús de Nazareth se podría probar sólo por los efectos duraderos y planetarios de algo que ocurrió en Palestina durante el gobierno de Tiberio. Es como el viento: carece de una existencia física visible o tangible pero, aunque sólo fuera por sus efectos, nadie podría dudar de él. © Alicia M. Canto, Universidad Autónoma de Madrid, para Celtiberia.net el 8-12-2005. Adaptado y ampliado de un debate en 2004, en Terraeantiqvae. De los demás autores y websites según sus citas. Ampliado el 5-1-2006. // Con fecha 2-6-2007 añado las traducciones (propias) de Tácito, Suetonio y Plinio el Joven, que habían sido solicitadas por algunos usuarios y realmente faltaban. --------------- </li></ul>
  18. 18. <ul><li>Algunas fuentes para este articulo han sido: </li></ul><ul><li>http :// www.menteabierta.es / html / articulos / ar_eltestam.htm#Anchor -Los-4452 </li></ul><ul><li>http :// www.historiaclasica.com /2008/01/la-historicidad-de- jesucristo - ii.html </li></ul><ul><li>http :// elfanzinedemalbicho.blogspot.com /2009/04/dossier- jesus -cristo-o-de- nazareth _8700. html </li></ul>

×