• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Web semántica
 

Web semántica

on

  • 946 views

Artículo sobre la web semántica

Artículo sobre la web semántica

Statistics

Views

Total Views
946
Views on SlideShare
946
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
14
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Web semántica Web semántica Document Transcript

    • La Web Semántica16 de diciembre2008Universidad Pontificia de Salamanca Facultad de Informática Autor: Carlos Pérez Ruiz Profesor: Luis Joyanes Aguilar Expediente: 021030 Email: carlos.perez.ruiz@gmail.com Grupo: FT-55Sistemas Informáticos<br />Contenido TOC o "1-3" h z u Índice de Figuras PAGEREF _Toc217217951 h 3Resumen PAGEREF _Toc217217952 h 4Palabras clave PAGEREF _Toc217217953 h 4Abstract PAGEREF _Toc217217954 h 4Keywords PAGEREF _Toc217217955 h 4Introducción PAGEREF _Toc217217956 h 5La Web hoy día PAGEREF _Toc217217957 h 6Que es la Web Semántica PAGEREF _Toc217217958 h 8Infraestructura de la web semántica PAGEREF _Toc217217959 h 11Conclusiones PAGEREF _Toc217217960 h 13Bibliografía PAGEREF _Toc217217961 h 14<br /> TOC h z c "Figura" <br />Índice de Figuras<br />Figura 1- web actual vs web semántica PAGEREF _Toc217216757 h 9<br />Figura 2 - Niveles de la web semántica PAGEREF _Toc217216758 h 11<br />Resumen<br />La web semántica es un área que impulsa la unión de la Inteligencia Artificial y las tecnologías web que propone introducir descripciones explícitas sobre el significado de los recursos, para permitir que las propias máquinas tengan un nivel de comprensión de la web suficiente como para hacerse cargo de una parte, la más costosa, rutinaria, o físicamente inalcanzable, del trabajo que actualmente realizan manualmente los usuarios que navegan e interactúan con la web. <br />El proyecto de la Web semántica CITATION Jes06 l 1034 (Codiga, 2006) incluye transformaciones que ya están afectando a los ámbitos de la creación, edición y publicación de páginas y sitios Web1 y que seguirán teniendo una importancia creciente en el futuro.<br />Palabras clave<br />Web semántica, tecnologías web, sitios Web<br />Abstract The Semantic Web is a thriving area at the confluence of Artificial Intelligence and technologies that proposes to introduce web explicit descriptions of the meaning of resources, to allow the machines themselves have a level of understanding of the web enough to take over one hand, the most costly, routine, or physically ill defined, the work currently carried out manually users to navigate and interact with the Web. <br />The project of the Semantic Web CITATION Jes06 l 1034 (Codiga, 2006) includes changes that are already affecting the areas of creation, editing and publishing pages and Web sites and still have a growing importance in the future. <br />Keywords <br />Semantic Web, Web technologies, Web sites<br />1<br /> Escribiremos Web con mayúscula cuando nos refiramos al conjunto de la Web (es decir a la World Wide Web); mientras que escribiremos web con minúscula para referirnos a un solo sitio o una sola página web.<br />Introducción<br />En poco más de una década desde su aparición, la World Wide Web se ha convertido en un instrumento de uso cotidiano en nuestra sociedad, comparable a otros medios tan importantes como la radio, la televisión o el teléfono, a los que aventaja en muchos aspectos. <br />La Web es hoy un medio extraordinariamente flexible y económico para la comunicación, el comercio y los negocios, ocio y entretenimiento, acceso a información y servicios, difusión de cultura, etc. Paralelamente al crecimiento espectacular de la Web, las tecnologías que la hacen posible han experimentado una rápida evolución. Desde las primeras tecnologías básicas: HTML y HTTP, hasta nuestros días, han emergido tecnologías como CGI, Java, JavaScript, ASP, JSP, PHP, Flash, J2EE, XML, por citar algunas de las más conocidas, que permiten una web mejor, más amplia, más potente, más flexible, o más fácil de mantener. Estos cambios influyen y son al tiempo influidos por la propia transformación de lo que entendemos por WWW. La generación dinámica de páginas, el acoplamiento con bases de datos, la mayor interactividad con el usuario, la concepción de la web como plataforma universal para el despliegue de aplicaciones, la adaptación al usuario, son algunas de las tendencias evolutivas más marcadas de los últimos años.<br />La evolución de la web no termina aquí ni mucho menos. Son diversos los aspectos susceptibles de mejorar. Entre las últimas tendencias que pueden repercutir en el futuro de la Web a medio plazo, a finales de los 90 surge la visión de lo que se ha dado en llamar la web semántica CITATION Ber01 l 1034 (Berners-Lee, 2001). Se trata de una corriente, promovida por el propio inventor de la web y presidente del consorcio W3C, cuyo último fin es lograr que las máquinas puedan entender, y por tanto utilizar, lo que la web contiene. Esta nueva web estaría poblada por agentes o representantes software capaces de navegar y realizar operaciones por nosotros para ahorrarnos trabajo y optimizar los resultados. <br />Para conseguir esta meta, la web semántica propone describir los recursos de la web con representaciones procesables (es decir, entendibles) no sólo por personas, sino por programas que puedan asistir, representar, o reemplazar a las personas en tareas rutinarias o inabarcables para un humano. Las tecnologías de la web semántica buscan desarrollar una web más cohesionada, donde sea aún más fácil localizar, compartir e integrar información y servicios, para sacar un partido todavía mayor de los recursos disponibles en la web.<br />La Web hoy día<br />Aunque es sumamente difícil medir el tamaño de la web, se estima que hoy día unos mil millones de usuarios utilizan la web, y que ésta contiene del orden de 4 * 109 documentos, un volumen de información equivalente a entre 14 y 28 millones de libros CITATION Ber011 l 1034 (Bergman, 2001). Como dato comparativo, la asociación American Research Libraries, que agrupa unas 100 bibliotecas en EE.UU., tiene catalogados unos 3.7 millones de libros. La biblioteca de la Universidad de Harvard, la mayor de EE.UU., contiene en torno a 15 millones de libros. Estas cifras incluyen sólo lo que se ha dado en denominar la web superficial, formada por los documentos estáticos accesibles en la web. Se ha calculado que la llamada web profunda, constituida por las bases de datos cuyos contenidos, no directamente accesibles, se hacen visibles mediante páginas generadas dinámicamente, puede contener un tamaño de información varios cientos de veces mayor, y de mucha mejor calidad, que la web superficial, y crece a un ritmo aún mayor que ésta CITATION Tim03 l 1034 (O'Neill, 2003). Se estima que el tamaño de la web profunda ha superado ya al volumen total de información impresa existente en todo el planeta. <br />Hoy casi todo está representado de una u otra forma en la web, y con la ayuda de un buen buscador, podemos encontrar información sobre casi cualquier cosa que necesitemos. La web está cerca de convertirse en una enciclopedia universal del conocimiento humano. <br />Por otra parte la web nos permite realizar diferentes actividades de nuestra vida diaria con una comodidad, economía y eficiencia sin precedentes: sin movernos de casa podemos comprar todo tipo de productos y servicios, gestionar una cuenta bancaria, buscar un restaurante, consultar la cartelera, leer la prensa, localizar a una persona, matricularnos en la universidad, acceder a un callejero, o trabajar desde nuestro domicilio. <br />No obstante, en este panorama tan favorable hay espacio para mejoras. Por ejemplo, el enorme tamaño que ha alcanzado la web, a la vez que es una de las claves de su éxito, hace que algunas tareas (por ejemplo encontrar la planificación óptima con transporte, alojamiento, etc., entre todas las posibles para un viaje bajo ciertas condiciones), requieran un tiempo excesivo para una persona o resulten sencillamente imposibles. <br />Desarrollar programas que realicen estas tareas en nuestro lugar es enormemente complicado, ya que es muy difícil reproducir, y más costoso aún mantener, en una máquina la capacidad de una persona para comprender los contenidos de la web tal y como están codificados actualmente. <br />La asombrosa eficacia de los buscadores actuales tiene también sus límites. Por ejemplo, si queremos conocer la historia de Netscape, los resultados de una consulta como “Netscape history”, nos informan sobre las herramientas de históricos de este navegador, pero no nos dicen nada sobre el origen y evolución de Netscape. <br />Igualmente, para averiguar qué organismo se ocupa de estandarizar CGI, o en qué fecha apareció la primera versión de Java, necesitaremos realizar varias consultas y leer varios documentos y artículos hasta llegar indirectamente a la respuesta buscada. <br />Estos ejemplos son el síntoma de una causa común: la falta de capacidad de las representaciones en que se basa la web actual para expresar significados. Los contenidos y servicios en la web se presentan en formatos (p.e. HTML) e interfaces (p.e. formularios) comprensibles por personas, pero no por máquinas. <br />Que es la Web Semántica<br />La Web semántica es el proyecto del W3C para transformar la Web en la Web de las próximas décadas. Ante todo, veamos la definición oficial de la Web semántica según el W3C:<br />“La Web semántica proporciona un marco común que permite que los datos sean compartidos y reutilizados a través de aplicaciones, empresas y fronteras comunitarias. Es un esfuerzo colaborativo liderado por el W3C con la participación de un gran número de investigadores y socios industriales. Está basado en Resource Description Framework (RDF) e integra una variedad de aplicaciones utilizando XML para la sintaxis y URI para las denominaciones (www.w3.org/2001/sw/)”<br />Que quiere decir esto, que la Web Semántica es una Web extendida, dotada de mayor significado en la que cualquier usuario en Internet podrá encontrar respuestas a sus preguntas de forma más rápida y sencilla gracias a una información mejor definida. Al dotar a la Web de más significado y, por lo tanto, de más semántica, se pueden obtener soluciones a problemas habituales en la búsqueda de información gracias a la utilización de una infraestructura común, mediante la cual, es posible compartir, procesar y transferir información de forma sencilla. Esta Web extendida y basada en el significado, se apoya en lenguajes universales que resuelven los problemas ocasionados por una Web carente de semántica en la que, en ocasiones, el acceso a la información se convierte en una tarea difícil y frustrante.<br />La web semántica CITATION Ber01 l 1034 (Berners-Lee, 2001) propone superar las limitaciones de la web actual mediante la introducción de descripciones explícitas del significado, la estructura interna y la estructura global de los contenidos y servicios disponibles en la WWW. Frente a la semántica implícita, el crecimiento caótico de recursos, y la ausencia de una organización clara de la web actual, la web semántica aboga por clasificar, dotar de estructura y anotar los recursos con semántica explícita procesable por máquinas. La figura 1 ilustra esta propuesta. <br />Actualmente la web se asemeja a un grafo formado por nodos del mismo tipo, y arcos (hiperenlaces) igualmente indiferenciados. Por ejemplo, no se hace distinción entre la página personal de un profesor y el portal de una tienda on-line, como tampoco se distinguen explícitamente los enlaces a las asignaturas que imparte un profesor de los enlaces a sus publicaciones. Por el contrario en la web semántica cada nodo (recurso) tiene un tipo (profesor, tienda, pintor, libro), y los arcos representan relaciones explícitamente diferenciadas (pintor – obra, profesor – departamento, libro – editorial). <br />Figura 1- web actual vs web semántica<br />La web semántica mantiene los principios que han hecho un éxito de la web actual, como son los principios de descentralización, compartición, compatibilidad, máxima facilidad de acceso y contribución, o la apertura al crecimiento y uso no previstos de antemano. En este contexto un problema clave es alcanzar un entendimiento entre las partes que han de intervenir en la construcción y explotación de la web: usuarios, desarrolladores y programas de muy diverso perfil. <br />Gruber define ontología como “a formal explicit specification of a shared conceptualization” CITATION TRG93 l 1034 (Gruber, 1993). Una ontología es una jerarquía de conceptos con atributos y relaciones, que define una terminología consensuada para definir redes semánticas de unidades de información interrelacionadas. Una ontología proporciona un vocabulario de clases y relaciones para describir un dominio, poniendo el acento en la compartición del conocimiento y el consenso en la representación de éste. Por ejemplo, una ontología sobre arte podría incluir clases como Pintor, Cuadro, Estilo o Museo, y relaciones como autor de un cuadro, pintores pertenecientes a un estilo artístico u obras localizadas en un museo. <br />La idea es que la web semántica esté formada (al menos en parte) por una red de nodos tipificados e interconectados mediante clases y relaciones definidas por una ontología compartida por sus distintos autores. Por ejemplo, una vez establecida una ontología sobre cuadros y pintura, un museo virtual puede organizar sus contenidos definiendo instancias de pintores, cuadros, etc., interrelacionándolas y publicándolas en la web semántica. La adopción de ontologías comunes es clave para que todos los que participen de la web semántica, contribuyendo o consumiendo recursos, puedan trabajar de forma autónoma con la garantía de que las piezas encajen. Así por ejemplo varios museos podrían colaborar para dar lugar a una gran meta-museo que integre los contenidos de todos ellos. Un programa que navegue por una red como ésta puede reconocer las distintas unidades de información, obtener datos específicos o razonar sobre relaciones complejas. A partir de aquí sí podemos distinguir entre un cuadro pintado por un artista y un retrato de un artista. <br />Por último, la web no solamente proporciona acceso a contenidos sino que también ofrece interacción y servicios (comprar un libro, reservar una plaza en un vuelo, hacer una transferencia bancaria, simular una hipoteca). Los servicios web semánticos son una línea importante de la web semántica, que propone describir no sólo información sino definir ontologías de funcionalidad y procedimientos para describir servicios web: sus entradas y salidas, las condiciones necesarias para que se puedan ejecutar, los efectos que producen, o los pasos a seguir cuando se trata de un servicio compuesto. Estas descripciones procesables por máquinas permitirían automatizar el descubrimiento, la composición, y la ejecución de servicios, así como la comunicación entre unos y otros. <br />Infraestructura de la web semántica<br />Los medios con los cuales se persiguen los objetivos de la Web semántica que hemos presentado anteriormente son, a grandes rasgos, los siguientes: <br />En primer lugar, mediante una codificación de páginas en la cual las etiquetas tengan, precisamente, carga semántica. Este apartado corresponde al estándar denominado XML (eXtensible Markup Language).<br />En segundo lugar, aportando descripciones (metadatos) de las páginas y sitios web con un formato que sea compatible con la estructura general de la Web y con diversas categorías de páginas e interoperable entre distintos sistemas informáticos. De este se ocupa la norma RDF (Resource Description Language).<br />En tercer lugar, mediante un sistema de ontologías que permitan especificar conceptos de los diversos dominios del conocimiento mediante el uso de un lenguaje fuertemente basado en lógica simbólica y susceptible, por tanto, de ser eventualmente interpretado por un ordenador. De este aspecto se ocupa el denominado OWL Web Ontology Language (OWL).<br />No obstante, el proyecto de la Web semántica está formado por una auténtica sopa de letras, dada la diversidad de normas, protocolos, lenguajes y especificaciones involucradas. De hecho, existe un famoso diagrama debido a Tim Berners-Lee, de gran capacidad expresiva, que pretende abarcar la totalidad del proyecto mediante una metáfora de capas que comprende 7 niveles y que reproducimos a continuación:<br />Figura 2 - Niveles de la web semántica<br />En la tabla siguiente presentamos más detalle el significado de las capas del gráfico de la Figura 2.<br />Conclusiones<br />Podemos decir que parte del programa de la Web semántica ha sido un éxito. Estamos pensando en la gran penetración de XML, cuyas consecuencias tendrán sin duda una influencia duradera en el mundo de la información en general y de la documentación en particular. Esta influencia será prácticamente invisible, pero sus consecuencias serán de enorme calado, porque significa el triunfo de aquello que siempre ha defendido la documentación: un modelo de datos no propietario, independiente de la plataforma y que garantiza la compatibilidad con futuros sistemas.<br />Hay otro aspecto en el cual el proyecto de la Web semántica, por así decirlo, ha sido ya un éxito: se trata de que este proyecto ha sido capaz de obligar a las empresas de software más importantes del mundo (léase Microsoft, IBM, Sun, Adobe, etc.) a tomarse en serio la importancia de la normalización.<br />Por el contrario, hemos de situar la presunción de que a las alturas del 2010, los ordenadores conectados a la Web ya serán capaces de efectuar razonamientos inteligentes gracias a la infraestructura de la Web semántica CITATION Ber01 l 1034 (Berners-Lee, 2001). Esta es, sin duda, la peor cara de la Web semántica. Su otro empeño consiste en fingir que, sin ningún aliciente tangible, los millones de creadores de páginas web de todo el planeta, de una forma espontánea y sin embargo coordinada, empezarán a crear páginas web pobladas con metadatos que serán a la vez fiables, creíbles y honestos y todo ello con el uso de estándares y tecnologías cuya comprensión dista de ser trivial.<br />Por último, podemos preguntarnos, ¿qué enseña la Web semántica a los documentalistas? En mi opinión, nos enseña algo que se supone que ya sabíamos, que si tomamos un conjunto de datos y los etiquetamos sistemática y cuidadosamente, tenemos lo más parecido a la inteligencia (sin ser inteligencia). Si las bases de datos exhiben un notable grado de inteligencia en comparación con la Web es porque en una base de datos, todos los datos están "etiquetados" o sea, forman parte de los valores admitidos de un campo predefinido. Cada campo, a su vez, tiene unas propiedades o restricciones bien definidas: se trata de un campo de texto, o de un campo numérico, o lógico, etc. Por último, todos los datos en una base de datos están sistematizados: cada registro responde a la misma estructura, así que la mera posición (la sintaxis) genera sentido (semántica). Así que, lo que es (genialmente) nuevo en la Web semántica es la idea de convertir toda la Web es la más gigantesca base de datos documental que la humanidad pudiera haber soñado jamás.<br />Bibliografía BIBLIOGRAPHY Bergman, M. K. (1 de Agosto de 2001). The Deep Web. The Journal of Electronic Publishing , pág. Volumen 7.Berners-Lee, T. Semantic Web Architecture. Accessible en: http://www.w3.org/2000/Talks/1206-xml2k-tbl/slide11-0.htmlBerners-Lee. (2001). The Semantic Web. Scientific American , 16-20.Codiga, L. (2006). La Web Semántica. En J. Tramullas, Tendencias en documentación digital (págs. 9-54). Gijón: Trea.Karvounarakis, G (2002). RQL: A Declarative Query Language for RDF. 11th International World Wide Web Conference (WWW2002), 2002.Tramullas, J. 2001. “La recuperación de información en el World Wide Web”. En J. López Yepes (coord.) Manual de Ciencias de la Documentación. Madrid: Síntesis, 2001, p.601-631World Wide Web Consortium. 2006. “Semantic Web”. Semantic Web Activity, Acceso: http://www.w3.org/2001/sw/<br />