SWAT
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

SWAT

on

  • 1,237 views

Armas y Tácticas Especiales. Special Weapons and Tactics.

Armas y Tácticas Especiales. Special Weapons and Tactics.

Statistics

Views

Total Views
1,237
Views on SlideShare
1,237
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
42
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

SWAT Document Transcript

  • 1. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Armas y Tácticas Especiales SWAT - Special Weapons and Tactics Traducción y copilación de: Carlos Guillermo Blanco, M.Sc. Comandante Mayor (R) Pág. 2 7 8 10 12 15 19 22 25 26 28 31 33 35 37 39 Autor Don Hollenbaugh Brad Smith Glenn French Glenn French Glenn French Fred Burton Glenn French Glenn French Lance Eldridge Lance Eldridge Dan Marcou Ken Hardesty Irlanda del Norte Dan Marcou Glenn French Dan Marcou Tema Fuego de precisión en las Operaciones de SWAT Un jefe policial francotirador reflexiona sobre un hecho de vida o muerte El pensamiento cognitivo y el guerrero táctico Haciendo SWAT: Cuatro componentes vitales para hacer el equipo El entrenamiento para mejorar la conciencia de la situación táctica Un mal día para SWAT, un día mortal para los rehenes Diez consideraciones tácticas para tomar por asalto un autobús SEAL Team Six y las tácticas policiales de SWAT para el Combate de Cerca La aplicación errónea de la teoría militar para hacer cumplir la ley Los antiguos pensadores militares y la moderna aplicación de la ley Sun Tzu para los policías del siglo XXI Modifique sus tácticas, derrote al oponente ¿Está su "control de mirada y patrón de lectura" vinculado con su desempeño? Equipo ALERTA: Una fuerza de tareas regional de operadores de SWAT Estrés de Combate en la aplicación de la ley: ¿existe? Las especialidades de un moderno grupo de SWAT «Reaccionas tal como entrenas» 1
  • 2. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Fuego de precisión en las Operaciones de SWAT 4 de mayo de 2010 New York Tactical Officers Association. La NYTOA es una corporación sin fines de lucro establecida para promover el entrenamiento, el profesionalismo y el intercambio de información entre miembros de la aplicación de la ley, las unidades tácticas y los equipos de negociación de crisis dentro-y alrededor- del Estado de Nueva York. Don Hollenbaugh (SWAT Digest and Red Tail Tactical). Sirvió en el Ejército de EE.UU. en el lapso 1985-2005. Los últimos 7 años, con el 1er Destacamento de Operaciones de Fuerzas Especiales ~ Delta (Delta Force). Ha actuado en entornos operacionales de acción directa, contraterrorismo, reconocimiento estratégico, y la defensa internacional extranjera, guerras convencionales y no convencionales. Tiene giras de combate en Bosnia, Afganistán e Irak. Ha trabajado con otras agencias gubernamentales para planificar, coordinar y llevar a cabo misiones nacionales sensibles. Ha participado en acciones de entrenamiento combinado con unidades contraterroristas aliadas extranjeras y entrenó a múltiples unidades aliadas en el espectro de las disciplinas de la guerra urbana que incluyen batalla en cuartos cerrados (close quarters battle), tácticas de francotirador, y entradas explosivas (explosive breaching). Otras operaciones incluyen la integración con la Patrulla Fronteriza de los EE.UU. para llevar a cabo misiones de lucha antidroga a lo largo de las fronteras de EE.UU. y las costas. Don ha brindado seguridad personal a los dignatarios de alto nivel nacional e internacional. También ha trabajado con Laboratorios Nacionales conduciendo comunicaciones de respuesta a las emergencias a nivel nacional y operaciones involucrando a elementos nucleares, biológicos y químicos. Como Instructor Ranger, llevó a cabo la plataforma de instrucción como instructor primario haciendo hincapié en los elementos tácticos y técnicos de la pequeña unidad de patrullaje y de evaluación del rendimiento de los estudiantes durante el entrenamiento en ejercicios de campo. Es muy experimentado en la evaluación de riesgos y de seguridad para el entrenamiento de alto riesgo y las operaciones en el mundo real incluyendo fuego vivo diurno y nocturno, aerotransportadas, de asalto aéreo, y las operaciones transportadas por el agua. Don asistió a la escuela de francotiradores en 1987 y terminó su última misión como francotirador en Falluja, Irak, en 2004. Recibió la Cruz por Servicios Distinguidos del Vicepresidente Cheney por actos de heroísmo durante la Guerra Global contra el Terrorismo. Es propietario y opera la Red Tail Tactical, una compañía de entrenamiento táctico: www.redtailtactical.com Cada posición del cuerpo disponible para el tirador –prono o boca abajo, sentado con apoyo de una plataforma, de rodillas, sentado y de pie- varía en su capacidad para estabilizar el arma. Las cosas que suelen pasarse por alto porque parecen tan “básicas”, son las básicas. A menudo nuestro propio orgullo se interpone en el camino de la correcta aplicación de los fundamentos básicos porque estamos obviamente "más allá" de tales elementos "básicos". Cualquier entrenador de cualquier deporte le dirá que aquellos que han dominado los fundamentos básicos y se toman el tiempo para refrescarlos, son aquellos que se convierten en campeones. «Reaccionas tal como entrenas» 2
  • 3. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Hay una diferencia entre la práctica y la capacitación. La práctica establece la memoria muscular requerida para desempeñar las destrezas motoras finas y gruesas. La capacitación incorpora múltiples elementos de las habilidades motoras, los procesos de pensamiento, la familiaridad con el equipamiento, y la pericia táctica. La capacitación nos ayuda a identificar las áreas que necesitamos practicar. Una vez identificados esos elementos, pueden ser aislados y ejercitados individualmente. Las dinámicas de las operaciones SWAT ponen al operador en situaciones tan oscuras e inciertas que constantemente desempeña funciones básicas sin ningún pensamiento consciente hacia ellas. Esta es una razón por la que todos debemos estar atentos para ver a otros para identificar cuándo estos fundamentos básicos están comprometidos. La crítica profesional constructiva junto con un poco de humor autocrítico debería ser siempre compartida entre los operadores. Esto nos mantiene fuertes como individuos y nos une como un equipo. Los fundamentos del tiro se encuentran entre algunos de los principios más violados, porque disparar solo múltiples cargadores lenta y metódicamente no es muy entretenido de hacer o ver. La tendencia es a comenzar lento solo para tener los nervios de 50.000 libras de presión en nuestras manos. Es una sensación desconcertante y muy poco natural, por decir lo menos. Una vez que los nervios se han ido y creemos que hemos superado esa tendencia inicial al tirón, nos movemos rápidamente a los disparos múltiples y luego progresamos a disparos múltiples con múltiples objetivos. Ahora nos estamos divirtiendo. El problema es que hemos dejado algo atrás. Conducir tal entrenamiento puede llevar a la aplicación indebida de los fundamentos básicos en el transcurso del tiempo. Así termina esta larga introducción a los fundamentos de la puntería de los francotiradores. Debido a la importancia del fuego de precisión, el francotirador hace un máximo uso de las ayudas disponibles. Las posiciones con apoyo se refieren a apoyar el arma en dos lugares, la parte frontal de la región protectora de la mano y la culata. El apoyo puede ser de bolsas de arena, bípodes, palos cruzados, o trípodes, etc. El apoyo improvisado puede hacerse con un relleno de arena o basura dentro de los calcetines o ropa de cama o la ropa de peluche dentro de un par de pantalones. Las posiciones con apoyo varían en estabilidad y la estabilidad se refleja en gran medida en la precisión del disparo y a su vez la distancia a la que puede dispararse con confianza en la precisión. Cada posición del cuerpo varía en su capacidad para estabilizar el arma. Las posiciones disponibles para el francotirador son prono (echado sobre el vientre), sentado con apoyo en un banco o plataforma (bench rest), de rodillas, sentado y de pie. Todas esas posiciones pueden tener apoyo o no. En las posiciones sin apoyo el uso de un cabestrillo puede ser una tremenda ayuda para la estabilización del arma. Las dos posiciones más estables son: prono con apoyo y sentado con apoyo en una plataforma. Los francotiradores en las zonas urbanas usan mesas y otros muebles para alcanzar una posición de reposo. Una nota importante aquí es que cuando un arma se pone a cero (zeroed) en una posición determinada, como el reposo en un banco o en decúbito prono, el retroceso del arma se realiza de una manera determinada. Cada vez que un francotirador cambia su posición, los elementos físicos que efectúan el retroceso cambian y por lo tanto también lo hará el impacto del disparo. El punto en el que el rifle descansa naturalmente en relación con la posición del cuerpo del francotirador y el punto a apuntar (the aiming point) son llamados ‘punto natural del objetivo’ (the natural point of aim). El método para el control del francotirador del punto natural del objetivo consiste en que cierre los ojos, tome un par de respiraciones, y se relaje tanto como sea posible. Al abrir los ojos, la cruz del telescopio (the scope’s cross hairs) o estaca de hierro (iron post) deben estar posicionados hacia el punto a apuntar. Puede que el francotirador necesite ajustar la posición del cuerpo hasta que el rifle apunte naturalmente al punto de impacto deseado. Una vez que el punto natural del objetivo ha sido determinado, el francotirador debe mantener su posición hacia el blanco. Para mantener su punto natural del objetivo en todas las posiciones de tiro, el punto natural del objetivo puede reajustarse y revisarse periódicamente. Para cambiar la elevación del punto natural del objetivo, el francotirador debe deslizar su cuerpo hacia delante o hacia atrás. El movimiento hacia atrás elevará el punto natural del objetivo; hacia delante, bajará el punto natural del objetivo. «Reaccionas tal como entrenas» 3
  • 4. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Decúbito prono es una de las posiciones más firmes. Se debe utilizar siempre que sea posible. Asumir la posición prona con apoyo, el francotirador debe acostarse y colocar el arma en un soporte que permita apuntar en dirección a la meta. Mantenga la posición lo más baja posible. Remueva la mano que no dispara de debajo del guardamano del arma doblando el brazo por debajo del receptor y el gatillo, agarrando la pieza giratoria del arnés trasero o el apoyo de la culata. Esto evita que el francotirador subconscientemente trate de ejercer control sobre el punto natural del objetivo del arma. Mantenga los codos en una posición cómoda que proporcione el mayor apoyo. Mantenga el cuerpo en línea con el arma lo más posible, no en un ángulo exagerado. Esto proporciona la mayoría de la masa del cuerpo para absorber el retroceso y ayudará al arma en retroceso directo hacia atrás. Las piernas deben extenderse a una distancia cómoda de separación, con los talones en el suelo o lo más cerca posible y sin causar tensión. Encoger (coking a leg) una pierna ayudará a levantar el diafragma del suelo, ayudando a respirar y a controlar la respiración. La posición prona sin apoyo ofrece otra plataforma de tiro estable para comprometer objetivos. Para asumir esta posición, el francotirador se enfrenta a su blanco, separa sus pies a una distancia cómoda, y cae sobre sus rodillas. Usando la culata del rifle como pivote, el tirador rola sobre su lado que no dispara. Coloca la culata del rifle en la bolsa formada por el hombro del tirador, agarra la empuñadura con la mano de tiro, y baja al suelo el codo que dispara. El rifle reposa en la V formada por el pulgar y los dedos de la mano que no tira. El francotirador ajusta la posición del codo que dispara hasta que los hombros están a nivel, y tira al rifle hacia atrás firmemente con ambas manos. Para completar la posición, obtiene una soldadura de acciones y se relaja, manteniendo los talones cerca de la tierra. Sentado con apoyo en una plataforma (Bench Rest). El tiro sentado con apoyo automáticamente trae a la mente la competencia de distancia extrema larga. Básicamente es una posición sentada con el arma sobre una mesa que ha sido cortada para permitir que el tirador posicione adecuadamente su cuerpo. El arma es apoyada en pedestales de tiro y en bolsas con arena. Usando el nuevo adagio ‘de la práctica a la táctica o viceversa’, esto realmente es un "qué vino primero, la gallina o el huevo." Los francotiradores en los ambientes urbanos han ocupado siempre posiciones elevadas en las habitaciones o aspilleras (abertura larga y estrecha en un muro para disparar por ella) que cubren las avenidas de aproximación. Los muebles disponibles como mesas y sillas se han utilizado para las posiciones de campo para apoyar el arma. Es muy chocante ver la falta de énfasis en esta posición en los cursos para francotiradores policiales o militares. Esta es una de las posiciones de disparo disponibles más estables y flexibles. En Falluja, Irak, un francotirador fue grabado matando a 1,05 millas (1.848 metros confirmados por láser y GPS) desde una posición de campo apoyada en un banco. La mesa y la silla eran muebles blancos de plástico para jardín. Una khafia con arena dentro de ella se utilizó para el apoyo material y los bípodes fueron utilizados para el soporte delantero. Fui testigo de primera mano y fue bastante sorprendente. Sentado. La posición sentado puede usarse sola o en conjunto con bípodes u otro apoyo para el arma. Para asumir la posición sentado el francotirador enfrenta aproximadamente 45 grados fuera de la línea del blanco y a su costado que tira. El pie delantero se cruza por debajo del pie trasero. Al mismo tiempo, el francotirador dobla las rodillas y se sienta al estilo indio. La culata del arma se coloca en el hueco del hombro y la mano que no dispara sostiene la parte delantera del arma. Los codos descansan en el bolsillo de carne creado por la curva en las rodillas. Porque la gente no tiene el mismo físico, esta posición puede ser difícil de llevar a cabo para algunos. Una vez que la posición es asumida, el punto natural del objetivo se ajusta cambiando las nalgas para el ajuste de izquierda a derecha y moviendo el pie bajo la parte delantera que apoya la rodilla hacia atrás y adelante para la elevación. Un cabestrillo contribuirá al mantenimiento de esta posición. Otra posición sentada efectiva se da cuando un vehículo, un árbol o una pared pueden ser utilizados como apoyo para la espalda. El francotirador se sienta con la espalda contra el árbol, con las rodillas dobladas y los pies cómodamente separados. Su lado que no dispara debe dirigirse hacia el área del blanco. El arma se coloca en el hueco del hombro y llevada perpendicular a través del cuerpo. Inclinándose ligeramente hacia delante, los brazos se cruzan y los codos reposan en las rodillas. El arma se apoya en el brazo que no dispara. Esta posición es buena para una larga ocupación de las zonas. Arrodillado. La posición arrodillada puede ser asumida y recuperada de forma rápida. También es muy flexible, permitiéndole al francotirador comprometer un área amplia. Esta es una gran posición de acción inmediata o «Reaccionas tal como entrenas» 4
  • 5. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores cuando el francotirador tiene que ver por encima de arbustos pequeños u obstáculos. Se asume saliendo fuera de la línea del blanco en 45 grados. El francotirador se arrodillará con la pierna que dispara, manteniendo la pierna que no dispara lo más perpendicular posible al suelo. El francotirador se sentará sobre la pantorrilla y el talón de la pierna que dispara. Pasando los dedos del pie hacia adentro o hacia afuera y dejando los pies en el suelo en lugar de sentarse sobre ellos es más estable y permite al francotirador permanecer en dicha posición por más tiempo. El arma se coloca en el hueco del hombro y se apoya en el brazo que no dispara no colocando el tríceps inferior del brazo que no dispara en la parte superior de la rodilla que no dispara. Apoyarse contra un árbol, edificio o vehículo para apoyo del cuerpo ayuda a estabilizar en gran medida esta posición. Una posición de rodillas alternativa utiliza edificios, vehículos u otros objetos como apoyo y cobertura. El francotirador se arrodilla con longitud aproximada del largo de los brazos desde la cubierta con la pierna que no dispara. El francotirador se pone de rodillas sobre la rodilla que no dispara. La palma que no dispara se coloca en el borde de la cobertura con el pulgar y el dedo índice sosteniendo la parte delantera del arma. El brazo de tiro se apoya en la rodilla de tiro añadiendo estabilidad a la parte trasera del arma. Parado. La posición de pie es el método menos deseado para efectuar un disparo apuntado y preciso. Se utiliza principalmente sólo como una posición de acción inmediata para reaccionar repentinamente ante una amenaza o cuando los obstáculos le impidan al francotirador tomar cualquier otra posición. Tenga en cuenta que la inestabilidad reduce el rango en que el fuego discriminatorio preciso que puede lograrse. Para asumir una posición de pie se coloca la palma que no tira se coloca en el borde de la cobertura con el pulgar y el dedo índice apoyando la parte delantera del arma. Con el arma sostenida por la mano que no tira y la culata en el hueco del hombro, el francotirador debe apoyarse en el arma para que la presión vaya a la culata y a la palma de apoyo. Este método puede ser utilizado tanto para las estructuras verticales y horizontales de apoyo variando la posición de la mano de apoyo. El control del gatillo es uno de los aspectos más importantes de la puntería. El disparo debe romper cuando la imagen a la vista está en su mejor momento. No debería haber ninguna influencia extraña sobre el arma cause su movimiento el momento del disparo. El dedo índice debe colocarse en el gatillo de manera que éste es el centro de la almohadilla del músculo del dedo índice. El dedo se debe colocar lo más bajo posible en el gatillo sin que entre en contacto con el arco guardamonte. Cuando se mantiene constante una posición del cuerpo y la mira está en el blanco, se coloca el dedo en el gatillo. Con la pausa respiratoria natural se introduce presión inicial que se aplica sobre el gatillo. Esta presión inicial será eliminada con holgura en un gatillo de dos etapas. La presión constante y uniforme aumenta a medida que la pausa respiratoria natural continúa y el francotirador detiene su respiración. Esta presión debe ser aplicada directamente a la parte trasera cuando se produce el disparo. El gatillo se mantiene en la parte posterior hasta que el retroceso del arma se ha detenido y la vista está de vuelta en el blanco. Esto se conoce como ‘seguir adelante’. Sólo entonces el gatillo es liberado para restablecer o cerrar el cerrojo. No "milk" el gatillo para sentir como se repone. La adrenalina y la memoria muscular, que suelen ser una buena cosa, provocarán una tendencia a la carrera corta del gatillo causando una falta de reposición. Esto suele ser un problema con las armas semi-automáticas. Errores comunes. Los errores comunes de puntería son: luchar contra el bamboleo, anticiparse al retroceso, tironear el gatillo, pestañear. Uno o más de estos errores puede cometerse al mismo tiempo. De hecho, si un tirador tiene uno de esos problemas, probablemente tiene más. El bamboleo es un movimiento que ocurre naturalmente y que se ve en la mira. Este movimiento hace que la mira se mueva en un patrón muy similar al signo de ‘infinito’ (∞). Las posiciones que son menos estables tendrán más tambaleo. La tendencia luchar contra este bamboleo tratando de detenerlo con una presión adicional sobre el arma. Esta reacción pone más tensión en el arma generando inconsistencias en cada disparo porque la cantidad de tensión no puede aplicarse de forma coherente. La otra tendencia en la lucha contra el bamboleo es disparar cuando las miras pasan por el punto de objetivo deseado. Esto se conoce como ‘tiro de emboscada’ (ambush shooting) y «Reaccionas tal como entrenas» 5
  • 6. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores puede llevar a tironear el gatillo. Esto no debe ser confundido con el método de la emboscada para comprometer a un blanco en movimiento. Anticiparse al retroceso es una tendencia natural del cuerpo para prepararse por el impacto del arma en movimiento hacia atrás. El hombro de tiro comienza a moverse hacia adelante justo antes del disparo y desvía en consecuencia al arma del blanco. Cuanto más dispara una persona, menos la afectará esta tendencia como un factor siempre y cuando sea identificado temprano y el francotirador haga un esfuerzo consciente para corregirlo. Sacudir el gatillo es apretarlo rápidamente de tal manera que causa que el arma se mueva antes del disparo. Esto es causado por ‘tiros de emboscada...’ o una combinación de los otros errores comunes. Pestañear es en realidad una combinación de los otros errores. El sistema nervioso simpático del cuerpo responde a la anticipación del disparo haciendo que se mueva el arma. Esto también se debe generalmente a la falta de familiaridad con el arma y la inexperiencia en tiro. Seguir desde el principio hasta el fin es continuar aplicando todos los fundamentos básicos de la puntería conforme el arma se descarga hasta el punto en que el arma se restablece de nuevo. Seguir completamente asegura que el arma permita el fuego y el retroceso natural y completamente. Esto incluye todo desde las técnicas de posición correcta, la posición de la cabeza on the stock, manteniendo el gatillo en la parte trasera, centrándose en el punto de mira o retícula, y relajarse. Después de un ciclo completo a través del disparo y el retroceso, el sistema del arma se ha detenido, el francotirador suelta el gatillo desde la posición trasera. En las armas semi-automáticas, repondrá el fiador y permitirá un segundo disparo inmediato. En los sistemas de cerrojo el francotirador completará un ciclo del cerrojo para volver a cargar otro cartucho. Aquí hay que decir que en ciertas situaciones de francotiradores, por lo general en escenarios militares, el francotirador deseará ciclar el cerrojo lentamente para recuperar las vainas y no dejar ningún rastro de su posición una vez evacuado. El usuario del sistema semi-automático quiere planificar a futuro sobre cómo va a desviar las vainas a una posición donde pueda recuperarlas rápidamente. El control de la respiración es importante en relación con el proceso de puntería. Si el francotirador respira mientras trata de apuntar, el ascenso y caída de su pecho hace que el rifle se mueva. Debe, por lo tanto, lograr la alineación de la mira durante la respiración. Para hacerlo, primero aspira y entonces exhala normalmente y se detiene en el momento de la pausa respiratoria natural. Un ciclo respiratorio dura de 4 a 5 segundos. La inhalación y la exhalación requieren sólo dos segundos. Así, entre cada ciclo respiratorio hay una pausa de 2 a 3 segundos. Esta pausa puede ampliarse a 10 segundos sin ningún esfuerzo especial o sensaciones desagradables. El francotirador debe disparar durante esta pausa cuando sus músculos respiratorios se relajan. Esto evita la tensión en el diafragma. Un francotirador debe asumir su posición de disparo y respirar de forma natural hasta que su dominio empieza a asentarse. Muchos francotiradores entonces toman una respiración un poco más profunda, exhalan y entonces hacen una pausa, esperan el disparo estalle durante la pausa. Si la retención no se conforma lo suficiente para permitir que el disparo sea hecho, el francotirador reanuda la respiración normal y repite el proceso. La pausa respiratoria nunca debe sentirse antinatural. Si es demasiado largo, el cuerpo sufre de deficiencia de oxígeno y envía señales para reanudar la respiración. Estas señales producen movimientos involuntarios en el diafragma e interfieren con la capacidad de concentración del francotirador. Uno de los efectos principales e inmediatos de la falta de oxígeno es la degradación de la visión. Alrededor de 8 a 10 segundos es el período máximo seguro para la pausa respiratoria. Durante varios compromisos, rápidos, el ciclo de la respiración debe ser forzado a través de un ciclo rápido y poco profundo entre los tiros en vez de tratar de detener la respiración. El disparo debe ser realizado durante la pausa respiratoria forzada. «Reaccionas tal como entrenas» 6
  • 7. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Sin embargo, esto no siempre es posible debido a la exposición limitada de los objetivos, por lo tanto el francotirador debe dejar de respirar inmediatamente y alinear las miras y el fuego. Esto se denomina ‘patrón de interrupción de la respiración’. La habilidad para comprometer eficazmente una exposición limitada o chasquidos (snaps) y blancos que están fuera de línea de la posición del cuerpo del francotirador es lo que separa a un francotirador experto de uno promedio.Un jefe policial francotirador (sniper) reflexiona sobre un hecho de vida o muerte Un sospechoso tuvo a punta de pistola a una mujer en un auto Brad Smith, The Tampa Tribune (Florida) 16 de marzo de 2005 TAMPA — Cuando el Capitán John Bennett de la Policía de Tampa presionó la cola del disparador de su rifle de alto poder, sus opciones parecieron claras: matar a Bobbie Miles o ver cómo él mataba a su rehén. El francotirador habló el martes por primera vez desde que el incidente ocurriera el 1 de febrero, que concluyera con la muerte de Miles y la rehén Sandra Soley segura pero herida por una bala policial. Desde una distancia de 50 yardas en la oscuridad de la noche, el zoom de la mira telescópica de Bennett tomó a Miles muy de cerca. Miles estaba perdiendo. Por más de dos horas, las negociaciones por la rehén se desarrollaron. Repentinamente, todo empeoró. "En los últimos minutos, Miles tomó una nueva postura completamente y comenzó a actuar más agresivamente", dijo Bennett. Fue cuando Miles comenzó a contar. "Cuando alcanzas ese punto, tenemos una madre inocente haciendo compras con sus hijos, y tú debes sopesar el valor de su vida sobre la de algún otro que la tomó ilegalmente por la fuerza”, dijo Bennett. Miles, un ex-convicto de Jacksonville, lanzaron un desesperado conteo desde uno hasta 30 dentro del auto de Soley, diciéndole a los negociadores policiales que planeó "hacer algo estúpido". La Policía decidió que Miles, 27, debía morir en la playa de estacionamiento de la avenida Hillsborough. Cuando Miles llegó a 22 en su conteo, se convirtió en el primer muerto por el equipo de francotiradores desde que se formara 15 años atrás. Desde entonces, fueron desplegados una docena de veces. "Literalmente, tuvimos una buena visión y un claro camino para el uso de la fuerza letal, y supimos que a los niños les dieron explicaciones", dijo Bennett. Las dos hijas de Soley y los niños de un amigo escaparon antes que Miles pusiera un arma en el abdomen de Soley y la forzara a sentarse en el asiento trasero. La decisión de disparar perteneció a los francotiradores: Bennett, y los cabos Wayne Hutches y Tommy Downes. Los tres se están recuperando de haber matado a un hombre. "Lo que sobrevino, en aquel momento pivote, es que sentimos que las negociaciones ya no estaban avanzando positivamente", dijo Bennett. "El ‘chico malo’ dio indicaciones de que ya no estaba bien predispuesto a resolver nada. Llegó a un clímax". Soley, 26, trabajadora de un comedor escolar en Tampa, se sentó a unas pulgadas de Miles cuando los tres proyectiles de los francotiradores penetraron en su frente. El caso está bajo investigación interna, pero el Fiscal de Estado Mark Ober recientemente libró de sospechas a la policía. Bennett habló acerca de esa noche en un polígono fuera de la State Road 39, donde los 12 miembros de un equipo de francotiradores se entrenan. Miles era buscado por un tiroteo relacionado con las drogas en Jacksonville, cuando apareció en Tampa dos días más tarde. Sospechoso de una violación de domicilio y de robos, Miles salió de prisión en octubre último y juró no retornar. Cuando la policía de Tampa siguió a Miles dentro de la playa de estacionamiento del Tampa Festival Center en el 2525 E de la avenida Hillsborough justo antes de las 7 p.m., saltó fuera, junto con tres pasajeros que huyeron. Eso le dio tiempo suficiente para tomar a Soley y llevarla dentro del vehículo, donde todo comenzó. Ordinariamente, Bennett habría comandado la operación en lugar de ser un sniper. "Una vez que estás en posición, es difícil salir", dijo Bennett, 41, un policía veterano de 20 años de servicio. "Traté de comandar desde esa posición. También sabía que había una profunda preocupación, que éste era el modo como podía ser resuelto, y quise asegurarme que cada uno entendiera la mecánica". Dispararle a Miles fue el último recurso. "No hay una luz verde como la que ves en Hollywood", dijo Bennett. «Reaccionas tal como entrenas» 7
  • 8. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores "La decisión siempre es propia". Soley sobrevivió a la mala experiencia. Ella agradeció a los snipers aquella noche, cuando fuera enviada al hospital y les agradeció de nuevo tras ser dada de alta. "Tienes una única oportunidad para salvar una vida, y quieres asegurarte que el trabajo sea bien hecho", dijo Bennett.El pensamiento cognitivo y el guerrero táctico Dedico este artículo al Oficial “Mark Sawyers”, Departamento de Policía de Sterling Heights: Tu memoria vive. 13 de mayo de 2009 El autor: Sargento Glenn French, Departamento de Policía de Sterling Heights (Michigan); con 19 años de servicio, es Jefe del Equipo de Respuesta Especial, Sargento de la Oficina de Instrucción, Unidad DARE y de Prevención del Delito. Con 12 años de experiencia en SWAT; Jefe de Equipo de Francotiradores y Jefe de Equipo REACT. Crear entrenamiento con realismo es el factor primario que ayudará a tener mejores habilidades de pensamiento cognitivo, de modo que cuando los policías de SWAT estén involucrados en un combate sentirán que ya han estado allí y que han sido expuestos a ese ambiente. Para ello, hay muchas técnicas que pueden usarse cuando se entrena a SWAT, pero introducir el estrés en todo el entrenamiento es primordial. Como todos sabemos, esta es la Semana Nacional de la Policía y cuando reflexionamos sobre nuestros guerreros que dieron el último sacrificio, quisiera compartir con usted la importancia del pensamiento cognitivo como se aplica a SWAT y a todo el trabajo policial. El pensamiento cognitivo puede ser el rasgo singular más importante del guerrero de SWAT – cuando trata con un adversario letal en ese oscuro momento del combate su éxito puede depender de sus habilidades de pensamiento cognitivo. El proceso del pensamiento cognitivo incluye:  Atención dividida y capacidad para gestionarla: la atención dividida le permite manejar dos o más tareas a la vez.  La memoria de trabajo y su capacidad para utilizarla bajo presión: la memoria de trabajo es la capacidad de retener información durante cortos lapsos, mientras la procesa o usa.  Velocidad de procesamiento de la información presentada: es la velocidad a la que el cerebro maneja la información.  La memoria de largo plazo de los incidentes del pasado y del entrenamiento: es la habilidad para almacenar y recuperar información para uso posterior.  Tratamiento visual de la situación: es la habilidad para percibir, analizar y pensar en imágenes visuales. La discriminación visual es ver las diferencias en tamaño, color, forma, distancia, y la orientación de los objetos. La visualización es la creación de imágenes mentales.  Procesamiento auditivo de la situación: es la habilidad para percibir, analizar y conceptualizar lo que se escucha. La discriminación auditiva consiste en escuchar las diferencias entre los sonidos, como el volumen, el tono y la duración.  La lógica y el razonamiento de la información y de la situación: son las capacidades para razonar, establecer prioridades y planificar. «Reaccionas tal como entrenas» 8
  • 9. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Los guerreros de SWAT deben centrarse en estas habilidades de pensamiento cognoscitivo para acelerar y para responder más eficazmente a las acciones de un adversario. Crear entrenamiento con realismo es el factor primario que ayudará a construir mejores habilidades de pensamiento cognoscitivas de modo que cuando los policías de SWAT se sujetan al combate real, sentirán que han estado ya allí y que se han expuesto a ese ambiente. Hay varias técnicas que usted puede utilizar cuando entrena a SWAT para alcanzar esto, pero introducir tensión en todo su entrenamiento es supremo. El estrés puede ser tan simple como la actividad física tal como correr con el equipo de SWAT completo antes de disparar a objetivos dentro del alcance del arma, o ejecutar tácticas de SWAT con equipamiento completo, con su careta antigás protectora puesta, mientras que se le mide el tiempo en la tarea. Ésas son algunas ideas simples y la lista puede seguir obviamente sin cesar – usted está limitado solamente por su imaginación al soñar diversas técnicas de estrés. La llave para introducir tensión en su entrenamiento es hacerla aplicable según cuál es el objetivo de entrenamiento y cerciorarse de llevar a SWAT a esa oscuridad, un lugar incómodo, a una y otra vez. SIMUNITION: Entrenamiento Realista. Debido a la necesidad cada vez mayor por parte de las fuerzas armadas y de seguridad de acceder a una formación más realista, nace Simunition® en 1980, creando un tipo de munición innovadora y reconocida como el sistema mundial de entrenamiento más realista. Al ayudar a los agentes del orden, los equipos de respuesta de emergencia y personal militar, a mejorar sus habilidades tácticas y condicionando su respuesta al miedo, puede decirse que la familia de productos Simunition®, salvan vidas. El sistema de formación Simunition® ha sido aprobado e incorporado por las principales organizaciones militares, como las Fuerzas Armadas españolas, el Ejército de los EE.UU., la Infantería de Marina, el Ministerio de Defensa británico, el Ejército Real de los Países Bajos y muchas organizaciones militares. Además, se ha calificado y presentado como un componente esencial en la formación Federal y de las agencias policiales locales en todo el mundo. (http://www.mainshoot.com.ar/academia/simunition/) Los escenarios Simunition son otra gran técnica. El entrenamiento en táctica de SWAT usando Simunition proporciona estrés mientras conduce la operación de entrenamiento. La mera presencia de la posibilidad que usted pueda recibir disparos del simunition induce estrés. Simunition induce la tensión en dos niveles. Primero está el miedo de la picadura cuando le tiran pero más importante, los policías de SWAT no quieren el estigma de ser `el individuo que fue blanco de su adversario - es embarazoso. Éste es el tiempo que muchos operadores de SWAT rechazan sus tácticas fuera de la ventana y es un gran momento para capitalizar en puntos del entrenamiento, pues usted ahora tendrá un grupo interesado. La velocidad de proceso, la percepción auditiva, y la atención dividida son el foco de los escenarios de Simunition. Los mejores líderes en combate tienden a ser motivadores bajos que pueden dar la instrucción bajo condiciones peligrosas. Intente esta técnica para construir habilidades de liderazgo y para inducir estrés para aquellos que carezcan de habilidades de liderazgo. Escoja a diversos líderes de equipo para el día durante las sesiones de entrenamiento, incluyendo oficiales menos experimentados. Entonces durante el día del entrenamiento, lánceles tareas desafiadoras que incorporen un cierto tipo de tensión física, con un plazo para completar el desafío y para hacer el desafío un cierto tipo de problema de SWAT para trabajar tal como un rescate de rehén, un pistolero atrincherado, una orden de allanamiento, o un desafío físico. Incorporar un desafío físico en su entrenamiento puede ser muy simple. Por ejemplo, tome sus dos equipos de allanamiento o parta a su equipo por la mitad y haga que compitan cara a cara empujando un automóvil patrullero cuesta arriba en una colina por un tiempo y después que consigan la meta, haga que terminen una táctica de SWAT mientras están cansados y aireados. Esto es bueno para la creación de equipo pero cuando usted agrega la táctica de SWAT después que sean forzados a utilizar la lógica y el razonamiento bajo mucha tensión de la competición y del esfuerzo físico realizado. En el alcance del arma tenga los equipos emparejados para arriba en la competición cabeza-a-cabeza, corriendo y atravesando obstáculos mientras que le tiran a los blancos. La seguridad es de suprema importancia pero la competición comparativa divide su atención, y entrenarán su proceso de audición y las habilidades del proceso visual mientras que intentan moverse sin poner en peligro a los tiradores de los otros equipos. «Reaccionas tal como entrenas» 9
  • 10. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Conforme los líderes novatos comandan su equipo, experimentará todos los procesos de pensamiento cognoscitivos antedichos y mejorará su pensamiento cognoscitivo. El foco de este entrenamiento es lógica y razonamiento, así como la atención dividida. El entrenamiento de la observación es otra gran técnica que mejora las habilidades de pensamiento cognoscitivas. Dé a su SWAT una misión simulada de exploración durante el entrenamiento tal como un cuarto en un edificio y haga que procedan hacia ese objetivo. Fije el cuarto con artículos que naturales a ese ambiente pero también agregue cosas que pueden ser piezas críticas de inteligencia para un comandante de SWAT. Dé a los exploradores tiempo para reportar al líder de equipo la inteligencia que recogen. Cuando finalizaron, usted puede evaluar la información - no se sorprenda por la diferencia en las percepciones que sus oficiales tendrán. El foco de este entrenamiento es la memoria y el proceso visual de la información. El componente clave del entrenamiento para el pensamiento cognoscitivo es repetición e intensidad. Usted debe esforzarse en replicar el miedo de la batalla, la intensidad, la incertidumbre, el caos, y la ambigüedad del combate y repetirlo una y otra vez hasta que el proceso de pensamiento cognoscitivo de sus guerreros de SWAT sea tan agudo como el cuchillo en su bolsillo. Haciendo SWAT: Cuatro componentes vitales para hacer el equipo Consejos para los oficiales jóvenes en su búsqueda para hacer el equipo SWAT en su departamento. Sargento Glenn French (SWAT) 2 de febrero de 2010 Los oficiales de SWAT se capacitan para desempeñar operaciones de alto riesgo que caen fuera de las habilidades y el entrenamiento de los oficiales uniformados regulares. (Foto AP) A menudo me preguntan: "¿Qué puedo hacer para prepararme para hacer SWAT?" No hay una sola cosa que un joven oficial puede hacer para parecer más atractivo que otros. Sin embargo, hay cuatro componentes principales que se destacarán en su currículum. Esos cuatro componentes clave son esenciales para ser un exitoso operador SWAT; úselos para guiar su carrera y dejar que le moldeen el carácter como oficial de policía. De este modo, obtendrá la ventaja al formar parte del equipo - y en el camino rápidamente se convertirás en un mejor policía. Estos cuatro componentes son: 1. Entrenamiento. 2. Trabajo en equipo. 3. Acondicionamiento Físico. 4. Motivación. SWAT es una unidad de élite de operaciones especiales dentro de una agencia de policía. Los oficiales de SWAT se capacitan para desempeñar operaciones de alto riesgo que caen fuera de las habilidades y el entrenamiento de los oficiales uniformados regulares. Los oficiales de SWAT se seleccionan de los voluntarios dentro de su organización policial. «Reaccionas tal como entrenas» 10
  • 11. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Los postulantes para SWAT se someten a un proceso de selección dura y deben asistir a un entrenamiento riguroso. Los cuatro componentes antes mencionados son de vital importancia para la selección exitosa de la unidad SWAT. A la mayoría de los solicitantes se les da una prueba de agilidad física, un examen escrito y una entrevista oral. Algunos oficiales pueden ser obligados a tomar un test psicológica. Después de la selección, los oficiales de SWAT deben asistir y aprobar los cursos de la especialidad tales como un curso básico de SWAT o un curso básico de francotirador. Esos cursos capacitarán al oficial para convertirse en un operador calificado de SWAT – un individuo cuyas funciones es probable que incluyan: • Patrullas armadas. • Operaciones contraterroristas. • Operaciones contra-francotirador. • Supresión de la delincuencia. • Rescate de rehenes. • Prestar asistencia por una orden del servicio. • Proporcionar seguridad en eventos especiales. • Proporcionar sistemas de armas y tácticas superiores en situaciones de peligro. • Operaciones de rescate de los ciudadanos y oficiales heridos. • Resolución de casos de hombres armados atrincherados, crisis de rehenes, y sujetos suicidas. • Resolver situaciones de alto riesgo con una pérdida mínima de vidas, lesiones, o de los bienes. • Control de disturbios. • Estabilización de situaciones peligrosas tratando con criminales violentos. Los cuatro componentes: Entrenamiento: Asista a tanto entrenamiento como su departamento le permita. Céntrese en el entrenamiento de tácticas y armas de fuego. Involúcrese en tanto entrenamiento como sea posible, especialmente aquellas cosas que requieren que un oficial obtenga la certificación como instructor en tácticas defensivas, armas de fuego, y combate en ambientes cercanos y cerrados. Trabajo en equipo: Los comandantes de SWAT no tomarán oficiales que han sido incapaces de trabajar en un ambiente de equipo. Ayudar a otros oficiales y aceptar las críticas constructivas mientras se trabaja en uniforme son buenas maneras de ayudar a sus posibilidades de hacer SWAT. Acondicionamiento Físico: La mayoría de los equipos de SWAT tiene una prueba de aptitud física durante el proceso de selección. Las pruebas pueden incluir correr, flexiones de brazos, sentadillas o carreras de obstáculos. Mantenerse en forma física es beneficioso para sus servicios uniformados y una gran manera de prepararse para el proceso de selección. Motivación: El trabajo policial tiene sus pruebas y tribulaciones y mantener una actitud positiva 24/7 es una buena cosa que hacer. Más importante aún es que los oficiales de SWAT, cuya resiliencia les da una actitud positiva hacia el trabajo (y vida) durante momentos de estrés llegan a convertirse en SWAT. Recientemente, mi departamento entrevistó a 50 candidatos al Equipo de Respuesta Especial. Como comandante del equipo, me senté en las entrevistas y fui parte del proceso de selección. Algunos factores que personalmente consideré, además de los cuatro componentes durante el proceso de selección, incluyeron: 1. ¿Cuán entrenable es el solicitante? 2. ¿El oficial opera con humildad o su ego le impide absorber información crítica durante el entrenamiento? 3. ¿El oficial exhibe habilidades cognitivas de pensamiento necesarias requeridas a un operador de SWAT? «Reaccionas tal como entrenas» 11
  • 12. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores 4. ¿Cuál es la ética de trabajo del oficial en la calle? 5. ¿El oficial despliega las relaciones sociales apropiadas con compañeros? 6. ¿El oficial despliega el "espíritu guerrero" necesario para las operaciones especiales? Cuando considere todo lo que se ha mencionado, esos factores y componentes se pueden encontrar en muchos oficiales patrulleros antiguos que no son parte de SWAT. Algo que me pareció beneficioso para mí en el Ejército -y como un policía novato- era emular a uno de esos oficiales superiores que era muy respetado por sus pares. A menudo es difícil para los oficiales novatos definir su carácter policial, así que empiece recogiendo los rasgos positivos de un alto oficial muy respetado. Conforme pasen los años, cambiará la forma de operar para convertirse en su propia persona, pero la base ha sido establecida. Tome las siguientes consideraciones con usted, nunca se dé por vencido, y trabajar duro hasta que haga SWAT. Buena suerte y cuídese. El entrenamiento para mejorar la conciencia de la situación táctica La repetición en el entrenamiento desarrolla la memoria — La memoria fomenta la confianza, la decisión, y la velocidad en la toma de decisiones en combate. Sargento Glenn French (SWAT) 15 de marzo de 2010 Ya sea que usted está respondiendo a las llamadas de las patrullas o está en operaciones de SWAT, comprender cómo manejar la conciencia situacional puede maximizar en gran medida sus posibilidades de éxito. La conciencia situacional es un componente de lo que yo llamo la "Tríada del Pensamiento Estratégico". Puede ser aplicado a todos los entrenamientos tácticos incluyendo las operaciones de SWAT y las respuestas de las patrullas. La "Tríada del Pensamiento Estratégico" se compone de: 1. Cognición situada. 2. Habilidades del pensamiento cognitivo. 3. Conciencia situacional. Escribí sobre “las habilidades del pensamiento cognitivo” en un artículo anterior y discutiré la “cognición situada” en un futuro artículo, pero aquí me centraré en el tercer punto –“conocimiento de la situación” a “conciencia situacional”-, que se aplica a las operaciones policiales y al entrenamiento. Definición de conciencia situacional. El Manual de Campo del Ejército de EE.UU. define a la conciencia situacional como: “el conocimiento y la comprensión de la situación actual, que promueve la evaluación oportuna, relevante y exacta de las operaciones amistosas, competitivas y otras dentro del espacio de batalla a fin de facilitar la toma de decisiones. Una perspectiva informacional y habilidades que fomentan la capacidad de determinar rápidamente el contexto y la relevancia de los eventos que se están desarrollando". Entonces, ¿cómo aplica esto el policía uniformado o el de SWAT? En el contexto de las operaciones de SWAT, el conocimiento de la situación se refiere a la capacidad de la unidad para determinar las relaciones de los factores que están presentes -como la percepción, la comprensión, y la proyección- y formar conclusiones lógicas sobre cualquier amenaza al individuo o al equipo, así como a los objetivos de la misión. Simplemente, la conciencia situacional es un proceso a través del cual nuestras mentes pasan para casi todo lo que hacemos. «Reaccionas tal como entrenas» 12
  • 13. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Por ejemplo, cuando está involucrado en una persecución a alta velocidad, está procesando cognitivamente numerosas piezas de inteligencia activa en forma simultánea. Conforme la persecución continúa, actúa sobre las decisiones que toma en base a esa información. Durante una persecución a alta velocidad, puede procesar información tal como:  ¿Qué información recibe por radio acerca del auto y del sospechoso?  Las órdenes que sus oficiales al mando están proporcionándole a través del aire.  La transmisión, al centro de despacho, de la información relevante para la persecución.  Las velocidades a las que está persiguiendo al sospechoso.  Las intersecciones y las señales que se acercan y pasan.  Las preocupaciones de seguridad de los oficiales y varios otros parámetros. En este escenario, su habilidad para procesar varias piezas de inteligencia activa es su conciencia situacional. Algunos funcionarios tienen capacidad natural para gestionar su conocimiento de la situación. Por participar en (y escuchar a) esas persecuciones en desarrollo, usted sabe que es usualmente obvio, sólo por la brevedad de la comunicación radial, que cierto funcionario está tan tranquilo como si estuviera hablando en la cafetería. Sin embargo, otros pierden la calma y hallan necesario gritar por la radio, pasar al patrullero que lidera la persecución, o incluso tratar de reanudar la persecución por completo. Esos funcionarios han perdido el control de su conciencia situacional y tienden a hacer una situación estresante, e incluso peor. Cuando un oficial pierde la habilidad para manejar su conciencia situacional, puede crear más problemas de los que ya está enfrentando, simplemente porque tomar decisiones tácticas incorrectas puede poner en peligro a los demás. Como mínimo, pueden crear (o contribuir a) otros factores que tendrían que ser mitigados también. La buena noticia es que, los oficiales que carecen de habilidad innata para manejar su conciencia situacional, pueden ser entrenados a un nivel más alto. No significa que todos los funcionarios pueden ser entrenados a un nivel aceptable, pero ese es un problema enteramente diferente en sí mismo. Como jefes tácticos, jefes de equipo, sargentos de patrulla, oficiales al mando de uniformados, e instructores, podemos intentar mejorar a esos funcionarios. Cuando usted encuentra a un oficial que no responde al entrenamiento, éste debe ser identificado como ‘peligro potencial’, y si se involucra más tarde en un incidente crítico, el comandante tomará las precauciones necesarias para minimizar esa capacidad del oficial de perder su conciencia situacional, potencialmente poniendo en peligro la seguridad de los demás oficiales envueltos en el incidente. Los oficiales al mando deben tener en cuenta que es su responsabilidad reconocer cuando un oficial es un peligro para sí mismo y para los demás. No deben vacilar en mitigar el problema. Para mejorar la conciencia situacional del oficial a través del entrenamiento, necesitará tomar sus objetivos de entrenamiento: “decisión basada en fuego vivo”, “operaciones de SWAT” o “respuesta de la patrulla”, e identificar “medidas objetivas” y “medidas subjetivas” para monitorear. Medidas objetivas. Las medidas objetivas pueden evaluar directamente la conciencia situacional comparando la percepción de la situación de un oficial con la realidad de la situación u objetivo de entrenamiento. Mediante la evaluación de las medidas objetivas de la percepción de la situación del oficial y comparándolas con lo que realmente sucede, usted puede marcar la exactitud de su conocimiento de la situación en un momento dado durante el entrenamiento. Así, la evaluación proporciona una medida directa de conocimiento de la situación y no exige a los operadores hacer juicios sobre el conocimiento situacional sobre la base de información incompleta. Entrenar las medidas objetivas puede hacerse en una de tres maneras: 1. Hacer preguntas relacionadas con el objetivo de entrenamiento en tiempo real, sin detenerse, conforme la tarea está siendo conducida. «Reaccionas tal como entrenas» 13
  • 14. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores 2. Durante una interrupción del entrenamiento, parar y hacer preguntas acerca de la tarea. 3. Después que el objetivo de entrenamiento se completó, conducir una crítica de la actuación. Medidas subjetivas. Las medidas subjetivas evalúan directamente la conciencia situacional mediante preguntas a los oficiales individualmente, para que evalúen su propio conocimiento de la situación o por la conciencia situacional observada por otros individuos que miraban al oficial en el escenario de entrenamiento. Las medidas subjetivas de conciencia de la situación son relativamente sencillas y simples de conducir. Sin embargo, deben señalarse varias limitaciones. Los individuos que hacen evaluaciones subjetivas de su propia conciencia situacional a menudo son inconscientes de la información que no saben. La auto-evaluación puede ser útil porque puede proveer una evaluación del grado de confianza del operador en su propia conciencia situacional y su propio desempeño. Medir cómo es percibida la conciencia situacional por el operador puede proporcionar información tan importante como la actual “conciencia situacional” del operador. El exceso o la falta de confianza en el conocimiento situacional pueden tener un efecto tan perjudicial sobre la toma de decisiones de un individuo o equipo, como errores en su actual “conciencia situacional”. Las críticas subjetivas de la conciencia situacional de un individuo también pueden hacerse mediante observadores experimentados tales como los pares, los jefes o los expertos externos. Esas críticas del observador podrán ser superiores a la auto-evaluación porque tienen más información, sobre el verdadero estado del escenario de entrenamiento, el objetivo y el medio ambiente, que el operador que está realizando la capacitación. Cuando un oficial halla una situación que ofrece múltiples señales para su significado y consecuencias, aquellas que son relevantes para nuestros conceptos accesibles tienden a ser anoticiadas con más facilidad, y la situación tiende a ser interpretada en términos de ese concepto antes que de otro. Básicamente, vemos las cosas como queremos verlas. La "conciencia situacional" de los oficiales depende de los conocimientos, motivos, estado emocional, experiencias, expectativas, fatiga, y otras variables. Los operadores de SWAT con un agudo sentido de la conciencia situacional tienen la habilidad de poner su ‘cara de juego’ previo a cualquier operación. Esto es válido para los oficiales uniformados que responden y concurren a patrullas de alto riesgo. Este proceso de poner su ‘cara de juego’ en realidad es la capacidad del individuo para aumentar sus sentidos y su estado de alerta para la tarea a enfrentar. Algunos operadores pueden repasar mentalmente sus funciones individuales en la operación. Algunos pueden escuchar música en el camino a la escena y otros pueden hacer la transición al momento del aviso. Una vez que está en ese estado realzado de conciencia situacional, usted tendrá la habilidad de recoger trocitos de inteligencia que habría perdido de todas maneras. Cuando conduce el entrenamiento será testigo de primera mano cuando observe al operador trabajando a través del objetivo de entrenamiento. Sin embargo, tenga en cuenta que el refuerzo de las medidas objetivas y subjetivas debe seguir siendo positivo para ser eficaz. Cuando en el entrenamiento todos cometemos errores, los errores de algunos oficiales crean emociones negativas que pueden interferir con el aprendizaje y también llevar a la retirada. Algunos oficiales se vuelven ansiosos ante la idea de participar en algún tipo de entrenamiento en el que pueden ser vistos “fracasando”. Enseñar conciencia situacional puede aumentar el rendimiento y la confianza del oficial. La clave para el éxito es desacelerar la respuesta del oficial a una velocidad en la cual pueda procesar la información, priorizarla, y entonces actuar decisivamente. Una vez que el agente desarrolla esta habilidad, incluso cuando percibe que está desacelerando el proceso de toma de decisiones, en realidad se está volviendo más rápido. Imagínese envuelto en una persecución de alta velocidad, como mencionara antes, y teniendo todos esos trocitos activos de información para procesar conforme continúa la persecución. Los funcionarios deben «Reaccionas tal como entrenas» 14
  • 15. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores priorizar cada trozo, procesarlo, y no dudar en actuar sobre esas decisiones. A veces, no elegir un curso de acción puede ser peor que tomar la decisión equivocada. Tome cualquier objetivo de entrenamiento e introduzca estrés y múltiples problemas, de una, para ese objetivo. Al introducir esos problemas, ofrece varias opciones potenciales para resolverlos. Identifique las medidas objetivas y subjetivas y cree las críticas y preguntas para las medidas del oficial. Dele al funcionario un corto lapso y fuércelo a tomar decisiones basadas en la información que proporcionó. Después, critique su desempeño y discuta todas sus opciones. Recuerde, ¡manténgalo positivo! Continuar este estilo de entrenamiento y hacerlo muy repetitivo – la repetición en instrucción desarrolla la memoria. La memoria fomenta la confianza, la decisión, y la velocidad para tomar decisiones en combate. Una vez que el entrenamiento se vuelve repetitivo para sus oficiales, entonces les habrá ayudado a desarrollar la confianza de cara a la adversidad. De ahí viene un mayor conocimiento situacional. Un mal día para SWAT, un día mortal para los rehenes Es dolorosamente evidente que la unidad SWAT de Manila carecía de la experiencia, equipamiento y capacitación para realizar operaciones efectivas de rescate de rehenes, un problema común en el mundo en desarrollo. Fred Burton 27 de agosto de 2010 El 23 de agosto de 2010, Rolando Mendoza, un ex oficial inspector del Departamento de Policía de Manila, abordó un bus de turistas en el centro de Manila y tomó control del vehículo, reteniendo a los 25 ocupantes (turistas de Hong Kong y sus guías filipinos) de rehenes. Mendoza, quien vestía su uniforme de oficial inspector de policía, estaba armado con un rifle M16 y por lo menos un arma de puño. Acorde con la policía, Mendoza ha sido despedido del departamento después de ser acusado de extorsión. Mendoza alegó que los cargos eran fabricados y luchó una larga batalla administrativa y legal en su esfuerzo por ser reincorporado. Aparentemente, la frustración de Mendoza acerca de su proceso lo llevó a planificar la toma de rehenes. El hecho que Mendoza tuviera la esperanza de recuperar entretenido su trabajo de policía violando la ley y tomando rehenes dice mucho acerca de su estado mental en el momento del incidente. Después de muchas horas de negociación fallida para convencer a Mendoza de que se rindiera, las comunicaciones se interrumpieron, Mendoza comenzó a dispararles a los rehenes y la policía lanzó una operación táctica torpe y prolongada para tomar por asalto el bus. La operación duró más de una hora y dejó a Mendoza y a ocho turistas muertos al final de un muy público y prolongado caso de violencia derivada de una queja de su lugar de trabajo. Las operaciones de rescate de rehenes son algunas de las más difíciles y exigentes operaciones tácticas para policías y militares. Para ser exitosas, ellas requieren una gran cantidad de entrenamiento y planeamiento, que debe ser cuidadosamente ejecutado. Por ello, los equipos de rescate de rehenes están entre las unidades policiales y militares de élite del mundo. Desde que esos equipos están entrenando y aprendiendo permanentemente, le prestarán mucha atención a las operaciones como la de Manila y estudiarán esas operaciones cuidadosamente. Buscan adoptar e incorporar tácticas y técnicas que funcionan y aprender de los errores cometidos para evitar repetirlos. Incluso en operaciones muy exitosas, siempre hay áreas que pueden ser mejoradas y lecciones que pueden ser aprendidas. En efecto, en el caso de Manila, los eventos que se desplegaron proveyeron una letanía de lecciones para los equipos de rescate de rehenes. El caso casi seguramente será usado en las aulas de clases militares y de la aplicación de la ley alrededor del mundo durante años, como un ejemplo de libro de texto sobre qué no hacer. «Reaccionas tal como entrenas» 15
  • 16. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Desglose del incidente. Poco después de las 10:00 a.m. del 23 de agosto, Mendoza condujo al autobús y sus ocupantes (su uniforme de oficial inspector de policía probablemente le fue útil para ganar acceso al vehículo). En cuestión de minutos, liberó a dos mujeres rehenes. Poco después, liberó a cuatro rehenes (una mujer y tres hijos). Mendoza utilizó un teléfono celular para llamar a la policía de Manila, para informarles de la situación y formular sus demandas: que los cargos contra él se dejaran caer por la oficina del Defensor del Pueblo de la policía y que se le reincorporara a la fuerza policial. Esas tempranas liberaciones de rehenes generalmente son vistos como un signo positivo por las autoridades, demostrando que en Mendoza había un poco de compasión por las mujeres y los niños y que, incluso si se reducía el número de rehenes por razones pragmáticas y tácticas (que le permitían un mejor control sobre el grupo), al menos estaba reduciendo el número mediante la liberación de las personas y no los estaba matando. La policía mantuvo comunicaciones con Mendoza, que se quedó a bordo del autobús y mantuvo el motor en marcha. Esto no sólo conservó fresco el vehículo, sino que le permitió que Mendoza observar los acontecimientos que sucedían alrededor del autobús en el set de televisión a bordo. A sus rehenes les hizo cerrar las cortinas del autobús para que sea más difícil a las autoridades determinar dónde se encontraba en el autobús. Poco después de las 13:00 horas, Mendoza requirió más gasolina para el bus y algo de comida. Liberó a otro rehén, un hombre anciano, en retorno por el combustible y el racionamiento. Otros dos rehenes, ambos fotógrafos filipinos, fueron liberados conforme el fin del plazo establecido por Mendoza (15:00 horas) vino y se fue. Un fotógrafo fue liberado antes y el otro, después. También se informó que Mendoza había fijado inicialmente un fin de plazo para la acción a las 12:30 horas. El hecho que esos plazos topes pasaran sin violencia sería un signo alentador para las autoridades de que el incidente podía ser resuelto sin una matanza. Se llevó comida nuevamente al bus justo antes de las 17:00 horas durante la tarde, Mendoza pudo haber sido atacado por francotiradores en al menos dos ocasiones, pero dado que las negociaciones estaban avanzando bien y Mendoza no se puso a tiro, se decidió tratar de sacarlo, esperar y tratar de no matarlo. Si los francotiradores fracasaban en incapacitar a Mendoza, podían haber puesto en riesgo las vidas de los rehenes. Durante la ordalía, Mendoza continuó mirando los eventos que se desarrollaban en la televisión dentro del autobús y se dice que incluso habló con los periodistas a través de su teléfono celular. Mendoza también ordenó al conductor del autobús que estacionara el vehículo de lado en el centro de la carretera en un aparente intento de hacer difícil la aproximación sin detección. Las cosas tomaron un profundo cambio para peor en torno a las 18:20 horas, cuando los negociadores, acompañados por el hermano de Mendoza, Gregorio (que también es un oficial de policía y que había ayudado al principio a convencer a Mendoza para que extendiera su plazo), se acercó al autobús con una carta de la Oficina del Defensor del Pueblo ofreciéndole reabrir su caso. Mendoza rechazó la carta, diciendo que quería que su caso fuera desestimado, no revisado. En este punto, hay informes contradictorios de lo que pasó. Los negociadores de la policía le dijeron al Philippine Daily Inquirer que el hermano de Mendoza le dijo a Mendoza que la carta de la oficina del Defensor del Pueblo era una basura y que no debía rendirse. Otros informes de prensa indican que el hermano rogó a Mendoza que lo llevara como rehén y liberara a los turistas y que ese ruego se consideró contraproducente para las negociaciones. Cualquiera sea la historia, el hermano de Mendoza fue detenido y su arresto fue transmitido en vivo por la televisión y visto por Mendoza en el autobús. Poco después de la detención de su hermano, Mendoza disparó dos tiros de advertencia y exigió en una entrevista radial que todos los funcionarios de SWAT del Departamento de Policía de Manila fueran removidos del lugar. Poco después de las 19:00 horas, Mendoza repitió sus amenazas y se negó a hablar con los miembros de su familia. Cada vez más agitado, Mendoza le disparó a dos de los rehenes cuando su demanda de que los oficiales de SWAT se retiraran, no se había cumplido. Él liberó al conductor filipino del autobús, que al parecer le dijo a la policía que todos los rehenes habían muerto. (No estamos seguros de por qué el conductor dijo esto cuando sólo dos de los pasajeros habían sido asesinados, pero la policía habría sido capaz de decir, a partir del volumen de fuego, que Mendoza no había «Reaccionas tal como entrenas» 16
  • 17. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores matado realmente a todos los rehenes). Alrededor de las 19:30, los neumáticos del autobús fueron destrozados con disparos y un equipo policial táctico se acercó al vehículo y comenzó a romper las ventanas con una almádena (mazo de hierro con mango largo). La policía trató de entrar lentamente por la parte posterior del autobús arrastrándose a través de una de las ventanas rotas desde la parte superior de un camión de la policía, pero fueron obligados a regresar por la ventana por los disparos. Alrededor de 20:40, la policía arrojó gases lacrimógenos en la parte trasera del autobús a través de las ventanas faltantes. Un tiroteo estalló y Mendoza murió finalmente bajo una lluvia de balas. Seis rehenes adicionales también perecieron durante el intercambio de disparos. No está claro en este punto si Mendoza les disparó intencionalmente o si fueron víctimas del fuego cruzado. ¿Una situación evitable? En el momento del intento de rescate, la saga de los disparos de la policía a Mendoza había estado ocurriendo por algún tiempo, y es importante reconocer que él no tomó una decisión espontanea de secuestrar el autobús turístico. Incluso si el autobús hubiese sido abordado poco antes del ataque, el recorrido de Mendoza hacia la acción violenta hubo de incluir varias señales de advertencia importantes. Como en casi todos los casos de violencia que surgen de problemas en el lugar de trabajo, una vez que la cadena de acontecimientos se examina más de cerca, surgen informes de que los signos de advertencia fueron perdidos o ignorados. Si esas señales de peligro se hubiesen notado y actuado en consecuencia, esta situación podría haberse evitado. Dado que el evento no fue adelantado, una vez que sucedió y se convirtió en una situación de rehenes, el objetivo principal de las autoridades era resolver el incidente sin violencia. Hábiles negociadores de secuestros hacen esto al permitir que el secuestrador se exprese. También trabajan duro para aliviar cualquier tensión que tiene el atacante nervioso y para desgastarlo suavemente hasta el punto de entrega. Uno de los principios esenciales en este esfuerzo es aislar al secuestrador para que él o ella no puedan recibir comunicación del exterior, motivación, estímulo u otras formas de apoyo. Los negociadores de rehenes tratan de controlar el flujo de toda la información que entra o sale de la escena del crimen. Eso no ocurrió en este caso. Mendoza fue capaz de hablar con extraños en su teléfono celular e incluso dio entrevistas a los medios. También fue capaz de utilizar la televisión en el autobús para ver los incidentes en vivo por los medios de comunicación, incluyendo el vídeo del despliegue de los agentes de policía. Esto le dio una ventaja considerable y mucho más información que la que podría haber observado con sus ojos desde el interior del autobús cortinado. Como se muestra en el ataque de noviembre 2008 en Mumbai, India, se ha vuelto más difícil aislar a los asaltantes de la comunicación con el exterior en la era de los teléfonos celulares, pero hay maneras para que dichas comunicaciones se puedan desactivar. No se sabe por qué la policía de Manila no ha intentado interferir la comunicación de señales hacia y desde el autobús, pero se trata de algo que vendrá en el examen posterior a la acción, al igual que su manejo de los medios de comunicación y de los curiosos (uno de los cuales resultó herido) durante el incidente. Dado que las negociaciones están avanzando durante una situación de rehenes, las autoridades deben estar siempre muy ocupadas preparándose para lanzar un asalto en caso que las negociaciones fracasen. Cuando el agresor está agitado o con trastornos mentales, la situación sobre el terreno a veces puede cambiar muy rápidamente, y el equipo de rescate tiene que estar preparado para actuar en cualquier momento. Por lo general, el equipo llega con un plan de asalto inicial y luego cambia y refina su plan a medida que se disponga de más inteligencia, y se hayan hecho más familiares con el sitio y la situación. Si los rehenes son retenidos en un edificio, el equipo de rescate puede auxiliarse con los planos del edificio y recoger la mayor cantidad de información posible en un esfuerzo para planear su asalto al lugar donde los rehenes están detenidos. En este caso, los rehenes estaban retenidos en un autobús parado, lo que hizo mucho más fácil reunir este tipo de inteligencia - un bus es un bus. Las autoridades también tenían acceso a los rehenes liberados que, de haber sido interrogados, podrían haber descrito a las autoridades la situación dentro del autobús. «Reaccionas tal como entrenas» 17
  • 18. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores En una situación prolongada de rehenes, las autoridades con frecuencia emplean medidas técnicas para reunir información adicional sobre las actividades del secuestrador. Esto puede implicar la utilización de equipos de vídeo abiertos o clandestinos, micrófonos parabólicos o subrepticios colocados en o cerca del lugar. Incluso se utilizan a veces los conjuntos de imágenes térmicas y los equipos técnicos para interceptar comunicaciones por teléfono celular o radio transmisores. Toda la información obtenida de esos esfuerzos no sólo va a los negociadores, para ayudarlos a comprender el marco de la mente del secuestrador, sino también se utilizará para ayudar al equipo de rescate a afinar su plan de asalto. Mientras tanto, como el plan de asalto está cambiando, las negociaciones continúan y los negociadores de rehenes trabajan para desgastar al secuestrador. Parece que los negociadores en el caso de Mendoza estaban haciendo un buen trabajo al mantener la situación en calma hasta que la situación estalló al participar el hermano de Mendoza y la carta de la oficina del Defensor del Pueblo. Las autoridades claramente se equivocaron al no enviarle una carta diciendo que habían dejado caer el caso en su contra. (No necesitaban los cargos por extorsión ahora que podían arrestarlo y acusarlo de secuestro y una serie de otros delitos). Es difícil entender por qué el departamento de policía utilizó subterfugios sobre las palabras y se negó a darle el pedazo de papel que expresamente exigía. La policía entonces agravó la situación en gran medida con la detención del hermano de Mendoza ante el público. Esos dos acontecimientos provocaron que la situación se deteriore rápidamente y resultó en la decisión de Mendoza de comenzar a disparar. Una vez que les disparó a los dos primeros rehenes, las negociaciones cayeron claramente y era hora de aplicar una solución táctica al problema. Tres componentes perdidos: Velocidad, Sorpresa y Violencia de la Acción. En una situación de rehenes, el uso de la fuerza es el último recurso. Si la fuerza es necesaria, sin embargo, el equipo de rescate tiene que golpear duro, rápido y con precisión. Hay poco tiempo para la vacilación o el error: las vidas penden de un hilo. Aquí es donde las cosas empezaron a ponerse muy feas en el caso de Mendoza. No sólo hubo un retraso entre el asesinato del primer rehén y el inicio del primer intento de asalto, sino que el asalto no fue duro, rápido y exacto. Para tener éxito, un asalto debe ser dinámico, asumir el control de la escena por la fuerza abrumadora y la sorpresa y usar la confusión para tomar al secuestrador con la guardia baja e incapacitarlo rápidamente. El equipo de rescate debe dominar el lugar donde se halla la entrada, y luego dispararle con rapidez y precisión al agresor. Cuando la policía empezó a romper las ventanas del autobús con mazos y luego continuó golpeando las ventanas durante más de un minuto, Mendoza tuvo tiempo suficiente para matar a sus rehenes si hubiera querido hacerlo. Lo único que salvó a los rehenes que sobrevivieron, fue la aparente renuencia de Mendoza para matarlos. Parece que la intención de la policía fue romper la ventana trasera para obtener una entrada y luego seguir rompiendo ventanas a medida que avanzaba hacia adelante en un esfuerzo por llamar la atención de Mendoza hacia el frente del autobús, mientras que el equipo de asalto entraba por la espalda. Cuando la policía trató de entrar al autobús usando el techo del vehículo policial, sin embargo, fue un proceso lento, un torpe intento que fue rechazado rápidamente por Mendoza una vez que abrió fuego contra el equipo. No entraron al autobús con rapidez, y su enfoque tibio les hizo perder el elemento de la sorpresa táctica, les negó la oportunidad de emplear la fuerza abrumadora y le dio a Mendoza tiempo para pensar, reaccionar y comenzar a disparar. No había esperanza para el equipo de asalto que dominaba el punto de entrada (o el resto del bus) cuando entraron de manera poco decidida. Entonces, en lugar de seguir adelante con el ataque tomando por asalto la puerta principal mientras que Mendoza le disparaba a la policía en la parte trasera del autobús, la policía se retiró y volvió a la mesa planificación. Una vez más, Mendoza pudo matar a todos sus rehenes restantes, el retiro del equipo de asalto le dio tiempo suficiente para hacerlo. Más de una hora después del primer asalto, la policía se acercó al autobús y arrojó granadas de gas lacrimógeno por las ventanas rotas en la parte trasera del autobús. Esto llevó a Mendoza hacia la parte delantera del autobús y, después de un breve intercambio de disparos, fue asesinado. Hubo algunos informes de que fue asesinado por un francotirador de la policía, pero no hemos visto ninguna evidencia para corroborar esos informes, y parece que le dispararon desde una distancia relativamente corta. Ocho de los rehenes sobrevivieron a la terrible experiencia. Por «Reaccionas tal como entrenas» 18
  • 19. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Supuesto, un autobús ofrece algunos retos para una operación de desmontaje, pero también es una forma muy común de transporte en todo el mundo, y ha habido numerosas situaciones de rehenes implicados en autocares en muchos países diferentes. Debido a esto, los equipos profesionales de rescate con frecuencia practican desmontajes de autobuses de la misma manera que practican desmontajes de edificios y desmontajes de aviones. Era muy evidente que la unidad SWAT de Manila carecía de experiencia, equipo y capacitación para realizar operaciones efectivas de rescate de rehenes; hemos visto este problema en otros Departamentos de Policía en el mundo en desarrollo. No hemos sido capaces de entender por qué la policía no buscó la ayuda de una unidad nacional de rescate de rehenes para el aspecto táctico de esta situación en lugar de dejar que el equipo local lo resolviera. Dada la prolongada duración de la situación y la ubicación en la capital, los activos de más alto nivel debieron desplegarse al lugar. A diferencia de muchos casos de violencia en el trabajo, ésta no implicaba un empleado descontento cargando contra su antigua oficina con armas de fuego flameantes. En cambio, Mendoza se embarcó en un curso de acción que, como se vio después, le causó una gran humillación pública a su antiguo empleador. De hecho, el jefe del distrito de policía de Manila presentó su dimisión el 24 de agosto. Cuatro líderes del SWAT de Manila también fueron pasados a disponibilidad. En el pasado, algunos intentos de rescate fallidos han estimulado las investigaciones que han dado lugar en los países en crear o mejorar dramáticamente sus capacidades de rescate de rehenes. Por ejemplo, el fallido intento de rescate en Múnich en 1972 llevó a la creación de la GSG-9 alemana, uno de los equipos de rescate de rehenes más competentes en el mundo. Será interesante ver si el caso Mendoza impulsa una evolución similar en Filipinas, un país que enfrenta una serie de amenazas de seguridad. Diez consideraciones tácticas para tomar por asalto un autobús Las operaciones de rescate de rehenes en un entorno móvil es quizás el reto más difícil que cualquier equipo táctico puede encontrar Sargento Glenn French (SWAT) 2 de noviembre de 2010 Los miembros de la Fuerza de Acción Especial de la Policía Nacional de Filipinas demuestran sus habilidades en la operación de rescate de rehenes del autobús el jueves 9 de septiembre 2010 en los terrenos del Comando de la Capital en el Camp Bagong Diwa, ciudad de Taguig, al este de Manila, Filipinas. La manifestación fue impulsada tras el rescate frustrado de turistas que fueron tomados como rehenes por un capitán de la policía despedido de la Fuerza. El incidente dejó ocho rehenes muertos. (Foto AP) «Reaccionas tal como entrenas» 19
  • 20. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Los equipos de la SWAT se enfrentan a muchos desafíos tácticos - los más frecuentes son el hombre armado detrás de una barricada y el sujeto suicida. Ocasionalmente, nos enfrentamos a una situación con rehenes, pero rara vez tenemos que hacer una intervención de crisis con los rehenes. Aun así, para muchos equipos la crisis de los rehenes sigue siendo el punto focal del entrenamiento de SWAT. La teoría es que si usted puede dominar la intervención de crisis de los rehenes, entonces su respuesta a un hombre armado tras una barricada y un sujeto suicida será igual de buena. También hemos sido llevados a creer que la crisis de los rehenes es el mayor desafío táctico que un equipo SWAT puede enfrentar. Aunque estoy de acuerdo que la crisis de los rehenes es uno de los retos más difíciles para un equipo táctico SWAT, una crisis de rehenes en un autobús puede ser el reto más difícil que cualquier equipo táctico puede encontrar. Nosotros en la aplicación de la ley hemos llegado a conocer esta opción táctica como el asalto del autobús. En muchos aspectos, tiene que ser tratado como una operación de rescate de rehenes, ya que se trata de una crisis de los rehenes. Por desgracia, su equipo se enfrentará a muchos retos para los que normalmente no se entrenará a la hora de realizar las intervenciones típicas de rescate de rehenes en un bastión tradicional con habitaciones y puertas. Inmovilizar el vehículo. El mayor problema es la fortaleza de su adversario en sí mismo. Puede volverse móvil rápida y fácilmente, y a menos que usted limite su movimiento, sus opciones son muy limitadas. Hay varias tácticas que se pueden utilizar para evitar que un autobús se mueva. Si es posible utilizar dos vehículos tácticos blindados para bloquear la parte delantera y trasera del autobús aparcándolos contra el autobús para evitar cualquier movimiento adicional. Esta es una táctica agresiva, pero le da tres ventajas muy valiosas: a. Usted ha impedido que el autobús se mueva hacia adelante o hacia atrás. b. Usted tiene un punto de observación cercano – en realidad, dos de ellos. c. Usted tiene un lugar de parada y alguna cubierta para la aproximación. Si usted está limitado a un solo vehículo táctico, entonces cree una trampa haciendo que la unidad de vehículo táctico se pare enfrente del autobús - mientras lo hace, que un equipo táctico se aproxime por la parte trasera del autobús y desactive el interruptor del motor. La mayoría de los autobuses de tipo comercial y de larga distancia tienen algún tipo de interruptor en el compartimiento del motor en la parte trasera del autobús. Lo animo a pasar por su patio de autobuses locales para pedirle al mecánico que le muestre la ubicación de esos interruptores. Lamentablemente, los autobuses escolares suelen tener compartimentos delanteros del motor por lo que estará limitado en las maneras en que puede apagar los motores. Otras tácticas incluyen el corte de las líneas de freno para agotar la presión de la línea o pinchar las líneas de gas o tanque para drenar el combustible. Tenga en cuenta que la mayoría de los autobuses usan el combustible diésel por lo que el riesgo de incendio es mínimo. Esas dos tácticas son probablemente las más peligrosas debido a que el equipo encargado de la operación más probable no tiene ninguna cobertura o encubrimiento en la aproximación y el piso del autobús ofrece muy poco en términos de cobertura. Además, no tienen el éxito garantizado mediante la interrupción de esas líneas así que como lo he mencionado antes, considere el uso de dos vehículos blindados para obstruir el autobús. Prepare su contra-francotiradores. Una vez que el autobús se ha detenido y el movimiento ya no es posible, deben desplegarse los equipos de contra-francotiradores. Los francotiradores deben estar equipados con cartuchos anti-barrera o de rotura con los que se hayan entrenado y reunido datos para sus respectivas armas. En un asalto de autobuses no le dé la tarea a un francotirador que dispare a través de barreras de cristal si no tiene la munición adecuada para el vidrio o el techo. Yo incluso recomendaría que su francotirador dispare al entrenar a través de los carteles del autobús y registre los datos recogidos. Grabe en una cinta de vídeo los disparos de los francotiradores en el interior a medida que pasan a través de las ventanas del techo y el vidrio. Esto es importante porque si una intervención se produce, los equipos de francotiradores ejecutarán tiros repetitivos en el techo cuando el equipo de entrada haga su aproximación para mantener la cabeza de su adversario hacia abajo o incluso en el piso. «Reaccionas tal como entrenas» 20
  • 21. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores El objetivo primario de la lucha de los contra-francotiradores es reunir inteligencia. Es crítico que recoja información sobre su secuestrador(es), así como el rehén(es). Esta información será crucial para el equipo de entrada si hace una intervención. El segundo objetivo de los contra-francotiradores es reconocer la amenaza y la eliminación. La opción al aire libre para neutralizar a los secuestradores es el método preferido para hacer una entrada al autobús. Cuando sea posible, asigne dos francotiradores contra cada tomador de rehenes para asegurar un disparo letal rápido, instantáneo, no-reflexivo. Ahora que el vehículo está parado y los francotiradores desplegados, es el momento de establecer negociaciones. Esto se puede lograr mediante el uso de teléfonos celulares, sistemas de dirección pública, y de teléfonos lanzados. Al igual que cualquier otra operación táctica, mantenga el puesto de comando lejos del lugar de su objetivo y con un poco de suerte los negociadores pueden desactivarlo. ¡Todos a bordo! Los asaltos de autobuses requieren una aproximación oculta para proporcionar sorpresa, una entrada decisiva con el dominio rápido del autobús, y tácticas específicas. La táctica debe repartir una cantidad abrumadora de fuerza dominante. Esto puede hacer la diferencia entre una operación exitosa o catastrófica. Una vez tomada la decisión de realizar un asalto de autobús, la preparación es la clave para el éxito de la operación. Aquí hay algunas consideraciones tácticas durante la fase de planificación: 1) El uso de distracciones o una artimaña. 2) La aproximación de los equipos de entrada al objetivo. 3) Seguridad o la contención de la escena. 4) Rotura de la puerta y ventanas. 5) Entrada al autobús. 6) La custodia de los rehenes y los secuestradores. 7) Cristales tintados. 8) Acceso para apagar el motor. 9) Número de puertas y salidas de emergencia. 10) El uso de agentes químicos. Un ejemplo a considerar. El siguiente es sólo un breve ejemplo -entre muchas posibles variaciones- de un asalto a un autobús comercial. Estoy seguro que sus equipos tienen diferentes estilos y opiniones sobre diversas tácticas, pero esta es mi táctica preferida. • El bus debe ser inmovilizado, preferentemente con vehículos blindados bloqueando el autobús, pero cortando las líneas de la fuente de energía, del motor o del freno. • Los contra-francotiradores se despliegan en condiciones de reunir información de inteligencia. Los francotiradores deben tener la capacidad de tomar un tiro al aire libre si se presenta. Los francotiradores también deben tener la capacidad de ofrecer múltiples disparos de fuego de cobertura al techo del autobús si se les pide. Una vez más, esos francotiradores deben conocer sus capacidades y limitaciones. Si no tienen el entrenamiento o el equipo, entonces no deben ser utilizados para proporcionar fuego de cobertura. • Los equipos de francotiradores, al iniciar el movimiento el equipo de entrada, disparan al techo del autobús, sucesivamente durante toda la aproximación al autobús. Continúan los disparos manteniendo a los rehenes y los secuestradores agachados para cubrirse o mejor aún, en el suelo para cuando se acerque el equipo de entrada. • El equipo de entrada -un mínimo de 10- hace la aproximación al autobús sobre el lado de la puerta del autobús, en dos columnas de operadores hombro con hombro. Llevan mantas balísticas si están disponibles. Cuando se acercan a la parte posterior dos operadores lanzarán múltiple granadas flash-bang, en la sucesión en el lado del conductor del autobús para llamar la atención sobre el lado opuesto de la aproximación si los disparos de los francotiradores no llaman su atención. «Reaccionas tal como entrenas» 21
  • 22. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores • Una vez al lado del autobús, el equipo de cubierta -ocho operadores- rompe varias ventanas y chimeneas a lo largo de un flanco conforme el equipo de entrada se acerque a la puerta. A orden de los jefes de equipo, los francotiradores dejarán de disparar al autobús y cuatro operadores encubiertos tomarán posiciones inmediatas en las ventanas con sus armas hacia las ventanas para que ofrezcan una cobertura. Los operadores tendrán escaleras de mano o utilizarán a sus compañeros para conseguir la elevación necesaria para controlar adecuadamente las ventanas. • El líder del equipo dará una segunda orden para el equipo de entrada para hacer la entrada una vez que los operadores encubiertos han tomado su posición. Aunque este es un comando separado, el tiempo de retraso sólo toma uno o dos segundos entre que los agentes encubiertos tomas posiciones y el equipo de entrada hace su irrupción. • El equipo de entrada ingresa al autobús por la puerta o la ventana del frente. Las ventanas de los autobuses comerciales salen relativamente fácil con la herramienta adecuada. Un golpe y tirón bien dado y el parabrisas está fuera del marco. • El primer hombre va al conductor y toma una posición en la parte superior de él cubriendo "largo" ese lado del autobús. • El segundo hombre se refugia en las escaleras o el primer asiento cubriendo "largo" el lado opuesto del conductor. • Los próximos cuatro a ocho operadores entonces limpian el autobús moviéndose hacia cada asiento a medida que avanzan. Evite la exploración cuando limpia los asientos. Es más rápido que el primer hombre busque en una dirección y el segundo busque en sentido contrario, nunca explore al otro lado del autobús, pero explore hacia delante según se va aclarando. • Una vez que la dominación del autobús se logra, los objetivos deben ser controlados rápidamente. Si no los reconocen en la operación de limpieza, la comunicación fuerte entre el líder del equipo y los ocupantes del autobús será necesaria. Primero grite en voz alta a los ocupantes para que levanten la mano hacia el techo. Segundo, pregunte a los ocupantes dónde está el chico malo de la película. Entonces usted puede preguntar si alguien está lesionado. • Después de tomar los objetivos bajo custodia y la evacuación de los ocupantes se completó, haga un segundo barrido de artefactos explosivos en el vehículo. Esta es una breve reseña de una y si inyecta variables, las tácticas cambian para satisfacer sus necesidades. Recuerde que un asalto de autobús es un esfuerzo de último recurso cuando todo lo anterior ha fracasado, por lo que para ganar hay que combatir el caos con el caos, sólo controlado de una manera táctica. ¡Cuídese! SEAL Team Six y las tácticas policiales de SWAT para el Combate de Cerca La batalla en cuartos cerrados (CQB, close-quarters battle) también conocida como combate cercano (CQC, close quarters combat), fue fundamental para eliminar a Osama ben Laden y es la piedra angular de todos los SWAT policiales de los EE.UU. Sargento Glenn French 5 de mayo de 2011 «Reaccionas tal como entrenas» 22
  • 23. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Nuestra nación sigue celebrando el triunfo de la baja del terrorista más buscado por los EE.UU., siendo tomado en las manos de un guerrero americano. Esta victoria es agridulce. Por un lado, hemos eliminado uno de los enemigos más temidos, y por otro lado, tenemos que enfrentar el hecho de que su desaparición no eliminó la amenaza del terrorismo. El último par de días he reunido la mayor cantidad de información posible sobre el ataque y la captura de Osama bin Laden y las tácticas utilizadas por SEAL Team Six. La información es, obviamente, muy guardada y limitada, pero es evidente que las tácticas utilizadas para capturar a Bin Laden eran fundamentalmente tácticas básicas de la batalla en cuartos cerrados (CQB, closequarters battle). Aquellos de nosotros que hemos estado en la aplicación de la ley y el entrenamiento táctico durante las últimas dos décadas puede recordar cuando los militares vinieron a nosotros para aprender las tácticas CQB. Fue, en ese momento, un cambio relativamente nuevo en las tácticas de combate para el ejército, cuando el terrorismo y el campo de batalla urbano pasaron a primer plano. Conforme los policías y soldados entrenaran juntos, hemos aprendido el uno del otro. Los militares tomaron nuestras tácticas CQB para la guerra y desarrollaron algunas mejoras para lo suyo. Las tácticas de irrupción (breaching tactics) de hoy y la tecnología se vieron fomentadas por nuestros homólogos militares. Pasé mi tiempo en el Ejército con la demolición en la mano. En aquel entonces pasamos la mayor parte del tiempo volando objetivos como puentes, pistas de aterrizaje, y pequeñas estructuras. Los zapadores del Ejército enseñaban tácticas de irrupción, pero en una escala pequeña en comparación con los militares de hoy. Cuando empecé en SWAT, me encontré con una escuela de irrupción con explosivos a cargo de un ex comando del SAS. Tuve la suerte de que mis comandantes de SWAT eran progresistas en su pensamiento y se me permitió asistir a este curso. En poco tiempo se estaban realizando operaciones de irrupción con explosivos en las llamadas al SWAT. Esta táctica militar probó ser valiosa una y otra vez. Sospecho que lo mismo es cierto para el Equipo Seis SEAL y todas las otras innumerables unidades militares que tomaron el concepto CQB de la policía y lo hicieron suyo. Nosotros en la policía siempre podemos aprender de nuestros hermanos militares. De vuelta en el día en que buscaron nuestra ayuda porque realizábamos operaciones CQB a diario, pero después de dos guerras esos hombres han aprendido un montón y siempre están dispuestos a compartir sus conocimientos. Lo que me sorprende sobre la operación para eliminar a bin Laden es que el Equipo Seis SEAL se focalizó en las operaciones CQB fundamentales. La inteligencia reunida de varias fuentes fue usada para formular un plan de asalto, el plan fue ensayado, y el plan fue ejecutado tal como fue diseñado. U.S. Navy SEALS entrenan sin descanso en lugares como Moyock, en Carolina del Norte. El recinto fue despejado habitación por habitación justo de la manera en que lo hemos estado haciendo en las operaciones SWAT durante décadas. Cuando Bin Laden se negó a rendirse y colocó a una mujer delante de él como un escudo (¡cobarde!) un tiro en la cabeza puso fin a la corta disputa. «Reaccionas tal como entrenas» 23
  • 24. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Según se informa, veintitrés soldados comenzaron la operación y veintitrés subieron a los Blackhawks para regresar a casa. A los terroristas no les fue tan bien. Obviamente ellos no tenían un plan, ni tampoco ensayaron ni ejecutaron sus tácticas así como los guerreros norteamericanos. Si lo hubiesen hecho, el resultado podría haber sido diferente. Esta fuerza de seguridad de al Qaeda tuvo cinco años para preparar y entrenar en este recinto para tal ataque. El Equipo Seis SEAL informó que tuvo sólo cinco días con su inteligencia sobre la operación, sin embargo el Equipo Seis SEAL entrena todos los días sobre los fundamentos básicos de todas sus tácticas de batalla colectiva. Este concepto mantiene a los policías y soldados seguros todos los días mientras realizan operaciones tácticas. La preparación y el enfoque en los fundamentos son la clave para conducir operaciones CQB seguras. Hoy, al jactarnos del SEAL Team Six, ellos ya se están preparando para su próxima misión. Ellos están en algún lugar entrenando sobre los fundamentos de las tácticas de batalla para que puedan vivir y ver otro día. Su dinamismo para ser la mejor fuerza de combate en el mundo nos debe motivar para ser los mejores operadores tácticos que podamos. Que su éxito te motive para entrenar en los fundamentos del CQB en su próximo ciclo de entrenamiento. Me gustaría dar las gracias a los guerreros militares norteamericanos que han pasado los últimos diez años luchando en dos guerras para mantener a nuestras costas libres de terrorismo. Me siento orgulloso de ser un ciudadano estadounidense, un veterano del ejército, y un oficial de policía norteamericano, pero hoy me siento más orgulloso por y más agradecido al soldado estadounidense. Sus sacrificios en la última década han sido grandes y hoy son victoriosos. Usted guerreros estadounidenses prometieron al Departamento de Policía de Nueva York y a este país que vengarían sus pérdidas de vidas durante los ataques del 11Set. Han perdido a muchos en su búsqueda, pero nunca se rindieron. Hoy, agradezco por servir a la justicia - algo que usualmente los policías hacemos por nosotros mismos. A medida que continúe esta guerra contra los terroristas radicales, no tengan miedo por sus seres queridos en casa. Sus hermanos en azul están dispuestos a sacrificar nuestras vidas por la libertad y la seguridad de sus esposas, esposos, hijos, padres, y el resto de su la familia como lo hicieron por los nuestros esta última década. La atención selectiva, comúnmente conocida en la aplicación de la ley como visión de túnel y audición de túnel, juega un papel muy importante en la percepción de un oficial, en el rendimiento y en la memoria en un encuentro de alto estrés. Un aspecto de este fenómeno en que el Centro de Investigación en Ciencias de la Fuerza (FSRC, Force Science Research Center) en Minnesota State University, Mankato, está interesado en investigar son las respuestas de atención del oficial y el impacto de ésta en la capacidad de un funcionario para desempeñar multitareas efectivamente - sobre todo en un encuentro de vida o muerte. La investigación clínica nos ha informado que la respuesta emocional de un oficial tiene un alto grado de relevancia en la atención del oficial y luego en la capacidad de un oficial para comprometerse en una conducta que salva vidas y al mismo tiempo dar órdenes significativas y relevantes en un intento por controlar a un sujeto amenazador. Las observaciones también nos llevaron a suponer que cuanto más se dé cuenta un oficial de que tiene el control de una situación, más capaz será de dar órdenes relevantes y significativas. Cuanto menos control perciba que él/ella tiene sobre una situación y cuanto más peligrosa sea esa situación, menos relevantes y significativas serán las órdenes del oficial conforme su atención se centre en la necesidad de comprometerse en una acción para salvar vidas o parar la amenaza. Este artículo es el primero de una serie que el FSRC (Centro de Investigación en Ciencias de la Fuerza) presentará conforme este fenómeno sea explorado y se hayan buscado los tipos de respuestas y las órdenes más eficaces para los funcionarios en sus encuentros amenazantes para la vida, con estrés muy elevado. «Reaccionas tal como entrenas» 24
  • 25. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores La aplicación errónea de la teoría militar para hacer cumplir la ley Los vicios humanos y morales como la codicia, la ira, el poder y la crueldad -que motivan la actividad criminalpueden perderse fácilmente en el lenguaje de los académicos. Lance Eldridge 27 de abril de 2011 En los últimos años, una serie de artículos han aparecido en la prensa policial popular que intentó aplicar la teoría militar para hacer cumplir la ley. Los artículos que aplican la teoría militar para ejecutar la ley han surgido debido a tres factores interrelacionados. 1) En primer lugar, desde la década de 1980 los departamentos de policía -especialmente en los centros urbanos- han paramilitarizado su equipamiento y capacitación que, a su vez, llevó a que un investigador sostuviera que hay una "mentalidad compartida" entre la policía y el ejército [Diane Cecilia Weber, “Policías Guerreros: El siniestro crecimiento del paramilitarismo en los Departamentos de Policía estadounidenses”, Cato Institute Briefing Papers, 26 de agosto de 1999]. Una consecuencia natural ha sido el interés en todas las cosas militares, incluyendo el pensamiento estratégico y la teoría. 2) En segundo lugar, como resultado de la creencia de que la policía está "en guerra" en el frente interno (que incluye las metáforas gastadas de "la guerra contra el crimen" y "la guerra contra las drogas"), muchos policías han adoptado una "mentalidad de guerrero". Aunque esto promueve la seguridad de los funcionarios -especialmente cuando las muertes violentas de los policías han aumentado drásticamentese hace poco para reforzar el carácter de servidor público del policía. La "mentalidad de guerrero" puede fallar superficialmente en diferenciar a los delincuentes como un "enemigo" abstracto y los ciudadanos en una república- a quienes debe servir la policía. En una república, los delincuentes y las bandas pueden "declarar la guerra" a la policía con impunidad y utilizarán todos los medios disponibles para librar esa guerra. La respuesta policial a esos atropellos sigue siendo limitada por la legislación y por la práctica. 3) En tercer lugar, algunos funcionarios también han encontrado un empleo temporal en las empresas de seguridad que han privatizado actividades militares selectas del estado-nación. Esta controversial experiencia los puso en contacto con los militares profesionales que han discutido la teoría y generado un poco de curiosidad intelectual sobre el tema en dicha ocasión. Es poco probable, sin embargo, que cualquier debate amplio y serio sobre estrategia tenga lugar entre los agentes del orden fuera de la sala de patrulla. Es justo decir que tales reflexiones teóricas encontrarán poca compra permanente incluso entre los más curiosos, cuya atención se centra más bien en los aspectos más tácticos y prácticos del servicio policial. Los jefes locales de policía y los alguaciles se ven tan abrumados con negociar en el laberinto de la política local, los presupuestos, el reclutamiento, la contratación, la retención, y la aplicación de la tecnología a sus departamentos, que no tienen tiempo para dedicar mucho pensamiento a esas cuestiones pesadas. El problema, sin embargo, es que la voz de los departamentos, donde el servicio policial real ocurre, se perderá en la cacofonía de los políticos y los científicos sociales. Los vicios humanos y morales, como la codicia, la ira, el poder y la crueldad -que motivan la actividad criminal- pueden perderse fácilmente en el lenguaje de los académicos en particular criminólogos, sociólogos, psicólogos y administradores públicos. Los vicios morales y humanos, tales como la codicia, la ira, el poder y la crueldad -que motivan la actividad delictiva- pueden perderse fácilmente en el lenguaje de los académicos que tienen puntos de venta bien establecidos para su trabajo. «Reaccionas tal como entrenas» 25
  • 26. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Para la mayoría, la profesión policial ve a la delincuencia a través de la lente del científico social. Aunque el enfoque de la investigación social es fundamental para mejorar las tácticas y técnicas policiales, el mismo hace poco para crear las estrategias competitivas necesarias para iniciar un debate saludable entre los profesionales de la aplicación de la ley. En cambio, las ciencias sociales se aferran al ideal de que si sólo podemos reunirnos y analizar datos suficientes, podemos entender el comportamiento criminal y, en consecuencia, reducir la delincuencia. Esto ignora el conflicto más complejo de las diferentes normas morales que los agentes encuentran a diario. Los vicios morales y humanos, como la codicia, la ira, el poder y la crueldad -que motivan la actividad criminalpueden perderse fácilmente en el lenguaje de los académicos. El éxito de la policía no se produce en el aula o en la sala de reuniones. El hilo común. Lo que los militares y policías tienen en común es la amenaza y la aplicación de la violencia para lograr fines políticos. El problema con el uso de la teoría militar para llenar el vacío entre las ciencias sociales y lo que los policías observan en la calle, es que el soldado está luchando contra un "enemigo", mientras que los agentes del orden están trabajando dentro de una población general que ha reforzado sus derechos y libertades constitucionales. Los soldados de EE.UU. en el siglo XXI se adhieren a las leyes generales de la guerra a menudo expresadas en reglas de empeño flexibles. Los policías se atienen a un conjunto más rígido de limitaciones legales establecidas. Los profesionales de la aplicación de la ley deben buscar riqueza en su propio patrimonio y, a menudo para su orientación, en su herencia localizada. Para una república, no hay nada realmente novedoso en la idea que una combinación de persuasión y fuerza creíble son necesarios para mantener la paz, incluso en entornos urbanos contemporáneos, donde la decadencia física y moral de los barrios hacen que se parezca más a Grozni en 1996 que a cualquier otra ciudad brillante en la colina. La única diferencia real entre los métodos del servicio policial pasado y presente es lo que las cambiantes restricciones morales y legales tolerarán. El desafío que el terrorismo y la actividad criminal organizada y violenta ofrece a la policía no es nuevo. Los antiguos griegos, romanos, chinos, etc. todos enfrentaron problemas similares y, como era de esperar, arribaron a soluciones similares que contenían una combinación y un equilibrio flexible entre la persuasión y la coerción, cuando eran más exitosos. Uno puede decir con seguridad que cuando alguien identifica una nueva amenaza para nuestros ciudadanos y una solución totalmente nueva, está siendo menos que sincero, aunque posiblemente por ignorancia, no por malicia. La verdad es que no hay nada realmente nuevo acerca del servicio policial. En el mejor de los casos la policía puede mantener a raya a las hordas, pero un estudio de nuestro pasado profesional sólo puede conducir a una mejor comprensión de las formas y medios más efectivos para llevar a cabo esta tarea aparentemente imposible. Los antiguos pensadores militares y la moderna aplicación de la ley Lance Eldridge. 27 de abril de 2011 Citar pensadores militares estratégicos complejos y forzar sus "lecciones" en un contexto de aplicación táctica de la ley ignora el importante marco histórico y cultural en el que escribieron esos hombres. Aunque citar a un teórico militar puede estar de moda y sonar bien, sin aplicación estudiada tiene poco significado real o uso fuera del contexto militar más amplio en que fue escrito. Entonces, ¿cómo debemos pensar incluso en gente de la talla de Sun Tzu, Clausewitz y Jomini? Echemos un vistazo a cada uno individualmente. «Reaccionas tal como entrenas» 26
  • 27. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Sun Tzu. Fue un comandante militar -si es que existió- que encontró empleo con el gobernante de Wu durante el período chino "de los Reinos Combatientes" (alrededor de 425 d.C. a 221 d.C.). Probablemente es el teórico militar más popular que encontró su camino en las páginas de las revistas de la aplicación de la ley, en parte porque ha sido ampliamente traducido y sus ideas, a primera vista, parecen claras y concisas. Lo que ha atraído la atención de la aplicación de la ley ha sido el énfasis de Sun Tzu en la fuerza moral del hombre, la disciplina, y lo que Liddell Hart ha llamado el "método indirecto", una idea que en su forma más simple significa someter a un enemigo sin luchar realmente. La aplicación de la acción violenta es sólo un último recurso. Sin embargo, Sun Tzu es más que una reducción a principios y frases. Martin Levi van Creveld, teórico e historiador militar israelí, nació en Rotterdam el 5 de marzo de 1946 y vivió en Israel desde una temprana edad. Según el historiador militar Martin van Creveld, no se puede entender a Sun Tzu, "sin tener en cuenta la forma subyacente en que la cultura china enfoca la guerra". Los chinos veían la guerra como un "mal temporario" y una corta "salida de la armonía cósmica". En general, para un adherente de Sun Tzu, la violencia se debe mantener al mínimo; incluye la idea de que negociar con un enemigo y sobornarlo es mucho más preferible que pelear. Si las negociaciones fracasan, el asesinato o la captura y la tortura puede ser el paso siguiente antes que los ejércitos contendientes se enfrenten en el campo de batalla. Un adherente de Sun Tzu puede encontrar las controvertidas reuniones del Superintendente de la Policía Jody Weis con pandilleros de Chicago el año pasado perfectamente aceptables. Tratar con esos delincuentes puede ser visto como un enfoque más apropiado para la disminución de la delincuencia que arrestar las bandas de forma directa en un conflicto abierto, al menos en el corto plazo. Desde la reunión inicial de Weis, los informes de prensa del área de Chicago sugieren que los homicidios han disminuido, especialmente en el Distrito 11 de alta criminalidad. Los concejales que habían sido inicialmente críticos ahora parecen estar más a favor; y es probable que el Superintendente Weis reciba el reconocimiento -al menos a regañadientes- en el corto plazo para lo que comenzó como un esfuerzo de reducción de la delincuencia altamente controvertido. Carl Philipp Gottfried von Clausewitz. Conspicuamente ausente de la literatura policial, el tercero y más difícil de entender del triunvirato que incluye a Sun Tzu y Jomini. Michael Handel consideró a este trío como los «Reaccionas tal como entrenas» 27
  • 28. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores tres "Maestros de la Guerra". Como Jomini, las experiencias de Clausewitz se produjeron durante la época napoleónica cuando combatió contra Napoleón como miembro del ejército prusiano. El clásico de Clausewitz Sobre la Guerra, es una discusión abstracta y teórica amplia, intelectualmente difícil de entender incluso para los estudiantes de la guerra más destacados. Clausewitz era más filósofo que estratega. Menos preocupado con lo que el historiador Peter Paret ve como "esquemas estratégicos y medidas tácticas", Clausewitz tenía la intención de discernir los "elementos permanentes de la guerra" y el uso de la violencia para alcanzar los fines del Estado. Clausewitz escribió acerca de la trinidad de la violencia, la oportunidad, y las políticas que corresponden a tres grupos sociales: los militares, el pueblo y el gobierno. El balance entre esos fue una consideración importante que lo convirtió, paradójicamente, en uno de los teóricos militares más "democráticos" de su tiempo. La discusión filosófica de Clausewitz entre las partes de la trinidad y su explicación de los resultados intangibles e impredecibles de la aplicación de la fuerza (fricción) pueden tener una aplicación única, pero aun inexplorada, para hacer cumplir la ley. Antoine-Henri de Jomini. Como Clausewitz, Jomini fue un producto de la Revolución Francesa y escribió sus observaciones y experiencias al servir con Napoleón y con los rusos. En su ensayo "El arte de la guerra", Jomini intentó establecer un enfoque científico para la guerra que enfatizó los conceptos de líneas de comunicación y de fuerza masiva abrumadora en el "punto decisivo" para destruir el ejército enemigo. Sun Tzu no está aquí - maniobrar al ejército a una posición de ventaja a menudo fue suficiente como para abrumar a un enemigo. En cambio, Jomini prevé la razón para maniobrar: Encontrar el punto decisivo del enemigo, atacarlo con fuerza abrumadora, y ganar no sólo la batalla, sino posiblemente la guerra en un combate crítico. Encontró que el éxito de Napoleón, al menos inicialmente, era un producto de esos preceptos. Como historiador John Shy (Profesor Emérito de Historia de la Universidad de Michigan) ha señalado que otro aspecto de Jomini era que una vez que la guerra fue decidida- "el gobierno debe elegir su comandante más capaz, y luego dejarlo libre para hacer la guerra de acuerdo con principios científicos". Aunque este enfoque puede tener algún mérito en una dictadura militar donde los líderes políticos y militares son uno, es dudoso que la guerra pudiera o debiera ser librada de esta manera en una democracia. Esto sería similar a dar a la policía una autoridad sin límites, formas y medios para perseguir a los delincuentes de todo tipo. Aunque esto puede jugar bien en los libros de historietas, un enfoque tan torpe amenaza a nuestros ideales democráticos. Sun Tzu para los policías del siglo XXI Teniente (R) Dan Marcou (SWAT) 1 de junio de 2009 “Cuando sea el momento de golpear, hágalo como los rayos de los cielos”. Es lo que dijo Sun Tzu hace más de 2.500 años. Excepto por el rasgo literario, el significado es el mismo que todos los funcionarios dijeron haber escuchado de su instructor de tácticas defensivas: “Nunca entrene con su adversario”. “El arte de la guerra” de Sun Tzu (también Sun Wu) es uno de los textos de historia más ampliamente difundidos, discutidos, anotados al pie de página, traducidos, y argumentados. Es utilizado en el mundo de hoy por conductores «Reaccionas tal como entrenas» 28
  • 29. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores tácticos exitosos en el ejército, en la aplicación de la ley, e incluso en los círculos empresariales. Sun Tzu no podría ser una lectura recomendada para estudiantes académicos, pero después de varios años de estudio cuidadoso y de aplicación de tácticas en la vida real, Sun Tzu puede hablarle a cualquier policía o funcionario táctico que desee sobrevivir en su carrera, su siguiente turno, su próxima llamada, o incluso, muy posiblemente, en el siguiente momento. Un ejemplo de cuán actual puede ser Sun Tzu es su afirmación de que el éxito en una confrontación comienza con “fuerza moral, intelecto, benevolencia y rectitud”. El servicio policial en los Estados Unidos no ha alcanzado la perfección absoluta, pero la mayoría de los policías en la calle son “buenos muchachos”, benévolos y rectos, que buscan a los “chicos malos”. La gran mayoría de los funcionarios se esfuerza por servir con honor. Lo sienten tan orgullosamente como su propia insignia. He aquí algunos principios de más de 2.500 años atrás que aún enriquecen a la táctica necesaria para ganar en el mundo actual de la ejecución de la ley: “El supremo arte de la guerra es someter al enemigo sin luchar”. Una respuesta integral a cualquier situación táctica es parecer un profesional indomable. Desalienta la resistencia, tanto si le habla a un funcionario que parece ser un profesional con el debido apoyo, o a un equipo SWAT que no está meramente presente, sino que es una presencia. Su experiencia (o percepción de la experiencia) alienta la rendición en muchos casos. Intimar a un sospechoso a que se entregue siempre es preferible y los oficiales de todos los niveles se están convirtiendo en grandes comunicadores mediante las tácticas de comunicación profesionales adquiridas en el entrenamiento. Los patrulleros se forman en “judo verbal”, y los elementos de SWAT son altamente capacitados en negociación de la crisis, con conocimientos para escuchar con empatía diseñada para someter sin luchar. TASER es una herramienta que ha prevenido tantas confrontaciones como las ha terminado. En muchos casos, el inminente despliegue de la TASER ha convencido a muchos sospechosos a entregarse pacíficamente en lugar de comprometerse en una resistencia inútil. El TÁSER es un arma de electrochoque, diseñada como arma no letal, que genera unos pulsos eléctricos capaces de controlar los músculos motores (principalmente brazos y piernas) de una persona, inmovilizándola debido al dolor. Su uso está autorizado generalmente en niveles de amenaza muy inferiores a la que requiere el uso de armas de fuego, apareciendo en ocasiones en el nivel inmediatamente superior a las órdenes verbales. Ha recibido fuertes críticas por parte de organizaciones de derechos humanos así como por la Comité de las Naciones Unidas contra la Tortura, que dictaminó que el uso de armas TÁSER puede constituir una forma de tortura. El TÁSER, (acrónimo de Tom Swift, personaje favorito de ficción del inventor, John H. Cover, protagonista de una serie de obras infantiles escritas por Victor Appleton entre 1910-1941; en la ficción de uno de esos libros Tom Swift crea un rifle eléctrico) fue diseñado por John H. Cover, piloto de bombardero durante la segunda guerra mundial y más adelante fuera director científico del North American Aerospace's Apollo Moon Landing Program. Es eficaz hasta 7,6 metros mediante el disparo de dos dardos unidos a sendos cables eléctricos, que transmiten los pulsos desde el arma hasta el agresor, si bien también funciona por contacto. Hasta julio de 2008 más de 1.400.000 personas probaron los efectos del Táser, bien en intervenciones policiales o bien voluntariamente. El táser moderno dispara dos dardos que contienen los electrodos que se conectan con el arma mediante unos alambres de metal. El arma envía las cargas eléctricas a los electrodos que al ser proyectados sobre una persona controlan los músculos motores incapacitándola. Al principio los efectos de los primeros modelos tenían una cierta dificultad para traspasar la ropa gruesa, pero los últimos diseños son capaces de traspasar un chaleco anti-balas (Wikipedia, La enciclopedia libre, http://es.wikipedia.org/wiki/Taser, consultada el 2 de junio de 2009) “Confiar en los rústicos y no prepararse, es el mayor de todos los crímenes. Estar preparado de antemano para cualquier contingencia es la mayor de las virtudes”. “Rústicos”, 2.500 años atrás, eran los agricultores que dejaban sus implementos de labranza en tiempos de conflicto, se les entregaba una lanza y se los colocaba en la línea del frente de un ejército con poca o ninguna formación. Un rústico era lo opuesto a un profesional. Los administradores están más comprometidos que nunca en la obtención y el mantenimiento «Reaccionas tal como entrenas» 29
  • 30. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores de personal altamente capacitado. Los días de la pistola con correa y placa de identificación y el envío de policías a la calle se han ido. El nivel de conocimientos y la educación del funcionario sentado en el patrullero son mayores que nunca antes en la historia de este país. Los días del “rústico de guardia”, ya se han ido y no regresarán. “Golpee cuando la victoria esté asegurada”. Una de las mayores decisiones de un funcionario en la calle, o de un funcionario a cargo de un equipo armas y tácticas especiales (SWAT) es “¿nos comprometemos o no? ¿Contactamos o contenemos?”. Algunas veces el sospechoso no deja otra opción, en el caso de un repentino asalto a un funcionario –que juró proteger a los demás- o a una posible víctima. Ante la posible acción de un sospechoso, debe tomar la decisión táctica cuando las probabilidades de ganar se basen en sus habilidades superiores, el equipo, la posición, la actitud, y el personal. “Evita al fuerte y ataca al débil”. Hay un tiempo para hablar y un tiempo para usar las manos con control. Hay tiempo para usar las manos con control y un tiempo para desplegar un TASER. Hay un tiempo para portar un TASER y un tiempo para una pistola. Hay un tiempo para llevar una pistola y un tiempo para portar un arma larga. Hay un tiempo para llamar a la puerta con una orden en la mano y un tiempo para tener en la mano una “orden de no tocar”, mientras un equipo SWAT está rompiendo una puerta. Hoy los oficiales de policía se dan cuenta de que ganar es la única opción y las tácticas superiores deben ser utilizadas para ganar. Ganar con su fuerza no sólo es saber cómo hacerlo, sino cuando utiliza sus tácticas y herramientas más eficaces con la justificación del momento para lograr los mejores resultados. “Vaya hacia el vacío, golpee los huecos, evite lo que él defiende y golpéelo donde no lo espere”. Cuando se desplace para tomar contacto, si está preparado en la parte delantera, avance desde atrás. Es el simple concepto de flanquear al oponente y proceder desde donde él menos lo espera a usted. Sun Tzu habló de la necesidad del “Cheng”, o elemento fijador que aferró al oponente en su lugar, y del “Chi” o elemento de flanqueo o acompañamiento. En la aplicación de la ley actual los instructores tácticos insisten en la necesidad de establecer un oficial de contacto y un oficial encubierto, que flanquea al sospechoso. En las operaciones de SWAT el elemento que aferra sería el de los funcionarios en el perímetro interno y el elemento que flanquea sería el equipo de entrada. “El experto es divinamente misterioso. Él es inaudible. Por lo tanto él es el master de la suerte de su enemigo”. ¡Sigilo! La capacidad de moverse alrededor de un sospechoso, a través de un área o hacia un sospechoso sin detección puede significar la diferencia entre el éxito y el fracaso de una operación. Equípese y practique para ser capaz de moverse con sigilo como individuo o como equipo. “Los buenos comandantes conducen con sabiduría, sinceridad, humanidad, valentía y rigor”. Algunas cosas nunca cambian. Si usted piensa en los mejores comandantes que ha tenido probablemente sea capaz de enumerar sus virtudes. Si usted es un buen jefe esfuércese siempre por mejorar y ser un gran comandante. Usted puede hacer un impacto positivo en su departamento haciendo un impacto positivo en su personal. Sun Tzu consideró que la disciplina era esencial. Pregúntese a sí mismo si es disciplinado. Si usted se auto disciplina, nadie tendrá que disciplinarlo. Un buen comandante no sólo sabe cómo utilizar eficazmente la disciplina, sino que es un ejemplo. “Si conoces a los demás y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro; si no conoces a los demás, pero te conoces a ti mismo, perderás una batalla y ganarás otra; si no conoces a los demás ni te conoces a ti mismo, correrás peligro en cada batalla”. Conocer al sospechoso, el terreno, sus capacidades, tendencias, fortalezas y debilidades, su determinación y los de sus cómplices. Conozca su equipo, sus armas y su nivel de destreza. Conozca estas mismas cosas acerca de sí mismo, su compañero de guardia y de equipo, y usted también conocerá el éxito. Cinco principios esenciales de Sun Tzu para la victoria: 1. Triunfan aquellos que saben cuándo luchar y cuándo no luchar. «Reaccionas tal como entrenas» 30
  • 31. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores 2. Triunfan aquellos que saben discernir cuándo utilizar muchas o pocas tropas. 3. Triunfan aquellos que tienen tropas cuyos rangos superiores e inferiores tienen el mismo objetivo. 4. Triunfan aquellos que se enfrentan preparados a enemigos desprevenidos. 5. Triunfan aquellos que tienen generales competentes y no limitados por sus gobiernos civiles. Pregúntese, ¿se aplican estos principios hoy en día? Los historiadores sostendrán que la persona que escribió El Arte de la Guerra fue un general llamado Sun Wu, o (como algunos sospechan) que fue escrito por muchos generales. Discutirán si ha sido escrito de una sola vez o compilado durante un período de tiempo. No puede ser discutido que cualquier concepto o táctica para la victoria, adoptado hacen más de 2.500 años y que sigue siendo válida hoy en día, es atemporal, inestimable y es, de hecho, un principio. Aquí hay un ejemplo de El Arte de la Guerra de Sun Tzu, de un viejo principio de 2.500 años que se ajusta a la ejecución de la ley de hoy. Si tiene espacio en su bolsa de equipo para uno solo de los principios de Sun Tzu, llévese éste: “La victoria está asegurada antes de la lucha”.Modifique sus tácticas, derrote al oponente Excelencia en el entrenamiento Ken Hardesty: ex Infante de Marina y actual Instructor de Policía. Traducción de Carlos G. Blanco, M.Sc. 30 de septiembre de 2011 El que puede modificar sus tácticas en relación a su oponente, y así tener éxito al ganar, puede ser llamado un capitán venido del cielo. (PoliceOne Image) "2011 sangriento - ¿Qué puede detener la marea?", "Despedidos: ¿Qué hace usted ahora?" y "Baño de sangre: ¿Existe realmente una guerra contra los policías". Esos titulares ocuparon la portada de las publicaciones policiales mensuales. Los policías en todo el país están bajo escrutinio cada vez mayor, por parte del público y de las administraciones. Además de un mayor escrutinio y supervisión, los policías son atacados físicamente mientras están de servicio en cifras récord. Al escribir estas líneas, la página del memorial de Oficiales Caídos informa sobre 128 muertes en servicio en el año 2011, 49 de ellas en tiroteos. Para colmo, los departamentos de policía de todo el país se enfrentan a recortes presupuestarios masivos, lo que resulta en un menor número de personas y de recursos para capacitación. No importa cómo se sume, la suma es la misma: la moral del oficial ha sido diezmada. Todos los oficiales reconocen a los oponentes visibles: políticos que conducen la política, juicios civiles desfavorables y, por supuesto, a los criminales que enfrentamos a diario. El único enemigo que la mayoría no reconoce podría ser el más peligroso para nosotros como profesionales: la complacencia. «Reaccionas tal como entrenas» 31
  • 32. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Los oficiales están luchando actualmente con la moral baja, la reforma de pensiones, los recortes salariales, y la flacidez de la aprobación pública. Todos esos factores de preocupación pueden conducir fácilmente a los oficiales a la toma de decisiones complacientes. Como instructores tenemos la responsabilidad de combatir esto cuando lo vemos. Sun Tzu escribió: "El que puede modificar sus tácticas en relación a su oponente, y con ello tener éxito al ganar, puede ser llamado un capitán nacido del cielo". En el contexto moderno, el "oponente" son los factores de preocupación que enfrentan nuestros oficiales y las decisiones y tácticas que se producen como consecuencia de ello. Como instructores en la aplicación de la ley, hay varios métodos que podemos usar para ganar esta batalla y evitar que nuestros oficiales sean víctimas de este oponente. Aquí hay algunos... Termine en una victoria. Los principales instructores abandonaron hace mucho tiempo la filosofía de "matar" educandos en un ejercicio de instrucción. Aquellos que todavía practican esta táctica deben considerar medidas alternativas. La primera vez que experimenté esto fue mientras estaba con los militares, donde a un aspirante que cometió un error “fatal” se le dijo que estaba "muerto" y se lo separó del ejercicio. Aunque originalmente diseñado para tratar el punto de evitar errores, la capacitación de directivos en los últimos años comenzó a darse cuenta de esta práctica construida en la idea de que los policías y los militares deberían colapsar y rendirse tras recibir un disparo. Obviamente, recibir un disparo no significa que el receptor sea incapaz de continuar la lucha. Una filosofía mejor se puede utilizar cuando los estudiantes cometen errores. Un interrogatorio a fondo (debriefing) garantiza que los puntos de entrenamiento se han logrado y que el alumno entienda cómo mejorar su rendimiento. Una vez hecho esto, ejecute el ejercicio de nuevo. Una vez que las lecciones de la experiencia inicial han sido inculcadas, el estudiante debe realizar mucho mejor la segunda pasada, lo que permite al participante terminar en una victoria. Al permitir que esto ocurra, el estudiante tendrá un enfoque mucho más positivo sobre la capacitación en el futuro, que no se sienta mal acerca de sus habilidades o su desempeño en general, y la moral general de los estudiantes habrá mejorado. Entrenamiento libre de egos. La inserción del ego en cualquier sesión de entrenamiento es un cáncer que se disemina rápidamente y destruye la intención original del material. He visto material fantástico y un esquema bien construido, rápidamente cerrado por una audiencia que vio a un instructor dándose golpes en el pecho. Siempre dije que ego no equivale a credibilidad. Hay un montón de maneras de establecer la credibilidad con una audiencia sin tener un enfoque condescendiente con su presentación. Todos hemos visto los efectos negativos de un instructor que habla despectivamente a los estudiantes o que tiene un aire de superioridad. Nada destruye la moral interna más rápido que afirmarse verbal o físicamente como mejor que los que le han sido confiados a ayudar, monitorear, o entrenar. Quédese con lo que sabe, reconozca la experiencia de los que le rodean, y aprenda algo nuevo cada vez que enseñe. Esta política ha servido mucho en mi organización, incluyéndome a mí. Acepte realimentación. Independientemente del material, pregunte a los participantes cómo se puede mejorar el curso que paga enormes dividendos. Un simple "¿qué podemos hacer mejor?" será más que suficiente. Es probable que se presenten ideas que no había considerado previamente. La información que usted reciba será vigente y aplicable a lo que los oficiales de patrulla enfrentan actualmente. Por supuesto, los planes de estudios exigidos por el estado están estandarizados - sin embargo, la presentación del material siempre se puede mejorar y adaptarse mejor a su público. Por último, cerrar con un «gracias» hace maravillas para la moral. Al decirle a sus alumnos: "Gracias por venir, tengan cuidado", le enviaremos el mensaje de que son una parte activa en la configuración de los objetivos de capacitación y que en general se preocupa por su bienestar y no lo está llevando a cabo una instrucción del tipo "marque una casilla". No hay duda que enfrentamos tiempos difíciles y retos futuros. Ahora más que nunca, le debemos a nuestro personal entrenarlo de manera adecuada para enfrentar rivales. Modifique sus tácticas, derrote al adversario, y sea el capitán venido del cielo. «Reaccionas tal como entrenas» 32
  • 33. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores ¿Están su "control de la mirada y patrón de lectura" vinculados con su desempeño? Los policías que son muy expertos en tratar con situaciones violentas, ¿evalúan visualmente escenas potencialmente amenazantes de una manera diferente que los oficiales menos hábiles? Los estudios sobre "el movimiento de ojos y los patrones de control de la mirada" de los profesionales versus los aficionados sugieren que puede ser el caso; un proyecto de investigación único lanzado en mayo por el Centro de Investigación de la Ciencia de la Fuerza confirmará si es así realmente. Si es así, FSRC espera determinar cómo pueden ser entrenados mejor los agentes menos competentes para emular a sus compañeros de elite y, por lo tanto, mejorar su nivel de desempeño. Trabajando en Irlanda del Norte bajo los auspicios de FSRC, la Dra. Joan Vickers, reconocida investigadora del patrón de escaneo y comportamiento de la mirada, completó recientemente un estudio de investigación de 2 semanas de pruebas de campo, involucrando a cerca de 2 docenas de oficiales voluntarios. La mitad de los sujetos eran miembros de la Unidad de Apoyo Móvil del Cuartel General (Headquarters Mobile Support Unit), un equipo experto ERU de lucha contra el terrorismo de los Servicios de Policía de ese país, basada en Belfast. "Esos oficiales son consistentes ganadores de las competiciones internacionales de SWAT, y trabajan en un ambiente muy activo contra los grupos criminales organizados que están importando drogas y armas y cometen actos extremadamente violentos de terrorismo", le dijo a Force Science News el Dr. Bill Lewinski, director ejecutivo de FSRC. “En la jurisdicción del equipo y sólo en los últimos pocos meses, los patrulleros con policías dentro han sido explosionados, estuvieron bajo fuego de francotiradores y fueron atacados con lanzagranadas". Los otros sujetos testeados eran oficiales "regulares" que recientemente completaron su entrenamiento en armas de fuego y toma de decisiones, pero no tienen una amplia experiencia tratando con las confrontaciones violentas de la vida real. Uno a la vez, todos los oficiales fueron expuestos a una serie dinámica y realista de acción en vivo, escenarios de conflicto que les requería estar atentos a las posibles amenazas, evaluar si el comportamiento de alguno de los participantes requería una respuesta de fuerza letal, y luego reaccionar (disparando simuladamente) o no reaccionar apropiadamente. Los jugadores de rol en las situaciones "trabajaron durante semanas con un profesor de actuación para asegurar que cada escena fuera repetida en forma constante para cada oficial", dice Lewinski. "Para que cada encuentro fuera lo más realista posible, no quisimos utilizar simulaciones computarizadas". Antes de entrar en los escenarios, cada uno de los oficiales fue equipado con un rastreador móvil liviano de ojos diseñado para seguir sus movimientos oculares. Cámaras adicionales fueron colocadas para captar la escena en su conjunto y sus movimientos de tiro durante el despliegue de la acción. El rastreador de ojos de peso ligero identifica a dónde está mirando el usuario mediante el monitoreo del movimiento de la mira de la pupila del ojo, capturando la mirada cada 33,33 milisegundos y transmitiendo la información a una computadora que utiliza un software diseñado específicamente para los estudios de Vickers. "En cualquier escenario complejo y en evolución, es imposible mirar simultáneamente a todos los elementos ", explica Lewinski. "Hay que fijarse en las señales más críticas en el limitado tiempo disponible, explorando de lado a lado, arriba y abajo, y de cerca a lejos para obtener todo, y el cerebro trabaja con el ojo para procesar la información a fin de determinar qué parece ser lo más importante en lo cual centrarse. «Reaccionas tal como entrenas» 33
  • 34. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores "Mediante la coordinación de las imágenes con código de tiempo de varias cámaras diferentes, los investigadores pueden rastrear el movimiento de los ojos de cada oficial – qué miró él o ella, en qué orden y por cuánto tiempo leyeron las situaciones, tomaron decisiones con respecto a las respuestas de fuerza apropiada, y luego desplegaron o no la fuerza letal. Su centro de atención, posicionamiento del cuerpo, juicio, velocidad y precisión de disparo todos pueden ser evaluados". Al analizar la enorme cantidad de datos recogidos, Vickers y su equipo de investigación tratará de identificar las diferencias en los patrones de exploración entre la "elite" y los oficiales "normales" y ver qué patrones parecen correlacionarse más estrechamente con el buen juicio, la velocidad, y la precisión - en síntesis, con desempeño exitoso. El estudio, financiado por el Instituto de Ciencias de la Fuerza, y también con parte de una beca de investigación de la Federación de Policía de Inglaterra y Gales, "es la primera investigación amplia de los patrones de exploración de los policías", dice Lewinski. "Esto es abriendo nuevas e importantes bases que se espera tengan un impacto significativo en el entrenamiento y en la supervivencia del oficial". Vickers fue elegida para dirigir el proyecto debido a su trabajo aclamado con atletas olímpicos y profesionales. Ella es directora del Laboratorio de Psicología Neuromotora en el Centro de Investigación en Kinesiología en la Universidad de Calgary en Alberta, Canadá. Fue jugadora de voleibol de alto nivel y entrenadora. Y se sintió intrigada durante más de 20 años con la forma en que la selección visual se relaciona con el desempeño de las habilidades motrices. Trabajando con atletas en una amplia gama de deportes, como golf, baloncesto y hockey sobre hielo, ha documentado una relación entre ciertos patrones visuales -qué ven los atletas, cuándo lo ven y por cuánto tiempo- y el desempeño de primera categoría. Una mirada ganadora o patrón de lectura en un entorno de alto estrés, competitivo, depende de tres elementos clave, dice ella: 1. La localización óptima para que los ojos se centren dentro del espacio de actuación. Esto varía, dependiendo de la actividad. El mejor lugar para centrarse, por ejemplo, para un golfista es la parte de atrás de la pelota, mientras que en el baloncesto es la parte frontal del aro. 2. El inicio óptimo o cuándo empiezan a concentrarse los ojos o fijarse en la ubicación óptima. "El tiempo es crucial", dice Vickers. 3. ¿Cuánto tiempo es mantenido el foco antes que ocurra una acción crítica o deje la localización óptima? En el golf, poniendo, por ejemplo, la mirada tiene que permanecer en la parte de atrás de la pelota durante el golpe y luego detenerse brevemente en el green. "La mayoría de los golfistas", dice ella, "no hacen esto consistentemente". Uno de los resultados de los estudios anteriores de Vickers ha sido la identificación de lo que ella llama "el ojo tranquilo". Este es un período de concentración poco antes de la realización de un acto deportivo (un tiro de baloncesto o el swing del bateador) cuando el jugador es capaz de eliminar toda distracción y concentrarse plenamente en el objetivo que él o ella están a punto de pasar. "La duración tiende a ser más larga para los jugadores de elite", dice ella. La idea básica detrás del ojo tranquilo es que su cerebro necesita una ventana de tiempo para recibir la información correcta a fin de organizar el movimiento y entonces controlarlo mientras está ocurriendo". Una vez que el patrón individual de los movimientos oculares es identificado y el patrón de control óptimo de la mirada para la actividad elegida, puede comenzar el entrenamiento para subsanar las deficiencias. Cuando un equipo de baloncesto de la universidad comenzó a entrenar de acuerdo a las recomendaciones de Vickers, el equipo de tiro libre mejoró la estadística de puntuación en la competencia en un 22%. "Normalmente, cuando entrena a atletas usando solamente técnicas fisiológicas o biomecánicas en el nivel más alto obtendrá una mejora sólo del 1% o 2%", dice ella. "La mayoría de los atletas no tienen un problema motriz. Tienen un problema de concentración y la combinación del entrenamiento del ojo tranquilo durante las prácticas activas lleva a mejoras mayores en el desempeño de lo que se encuentra tradicionalmente". «Reaccionas tal como entrenas» 34
  • 35. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Lo que está en juego en la investigación de FSRC de Vickers, por supuesto, son vidas, no sólo puntos en un juego. La esperanza es que ella será capaz de encontrar una similitud susceptible de recibir capacitación en la forma cambiante más rápida, las escenas volátiles son visualmente analizadas por los oficiales que muestran el mejor criterio y la mejor capacidad de disparo. "No podemos saber qué enseñar", dice Lewinski, "hasta que no sepamos qué está ocurriendo con los oficiales de élite altamente capacitados". Él espera que el análisis inicial de los datos de Vickers tome por lo menos 9 meses. Después de eso, una segunda fase de la investigación se pondrá en marcha, para determinar cómo la información revelada podría ser mejor utilizada en el entrenamiento. El Centro de Investigación de la Ciencia de la Fuerza está muy agradecido por la excelente cooperación del Jefe del Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI), Hugh Orde, la Federación de Policía de Irlanda del Norte, los miembros de la Unidad de Apoyo Móvil del Cuartel General y los oficiales alumnos del PSNI. ALERTA: Una fuerza de tareas regional de operadores de SWAT El intrépido Equipo ALERTA de Wisconsin está equipado y preparado para responder a y mitigar los eventos terroristas, de armas de destrucción masiva, u otros eventos catastróficos. Teniente (R) Dan Marcou (SWAT) 2 de noviembre de 2010 El Coronel Ardant du Picq, un destacado teórico militar que vivió a mediados del siglo XIX, es citado muy seguido por decir, "cuatro hombres bravos que no se conocen entre sí, no se atreverán a atacar a un león. Cuatro menos bravos, pero que se conocen entre sí, seguros de su fiabilidad, y por consiguiente, de su ayuda mutua, atacarán con decisión". Esta es la esencia de un sistema que está siendo elaborado en Wisconsin que ofrecerá una mayor capacidad táctica a través de equipos críticos especializados, tácticas avanzadas, y un plan de respuesta altamente coordinado en caso de incidente mayor. Moscú. El 23 de octubre de 2002, en Moscú, hombres y mujeres esperaban con ansiedad un concierto en el Teatro Nord-Ost, cuando hombres armados con armas automáticas junto con mujeres, que fueron conectadas con cables para detonar, chocaron contra la puerta y tomaron 850 rehenes. Después de un asedio prolongado, con una inminente fecha límite, un grupo de élite de la policía rusa gaseó el teatro y les disparó a los secuestradores. Se perdieron vidas después del aparente éxito inicial, debido al tiempo prolongado que le tomó a los rescatistas alejar a los rehenes inconscientes fuera del alcance del gas nocivo utilizado en el rescate. 170 personas murieron en el asedio de Nord-Ost. Beslán. El 1 de septiembre de 2004, los niños con sus ropas nuevas, con útiles escolares en la mano eran conducidos nerviosamente por padres amorosos para encontrarse con sus nuevos maestros en el primer día de clases. De repente, una horda de despiadados terroristas, armados con armas automáticas y explosivos, tornó la escena pintoresca en la escuela primaria en Beslan, Rusia, en un caos sangriento. Se llevaron 1.100 hombres, mujeres y niños en su mayoría como rehenes, y comenzó un asedio de tres días. Durante el enfrentamiento los secuestradores les niegan el alimento, el agua y las comodidades a los condenados, porque se ocuparon del cableado del gimnasio para el asesinato en masa que planearon. El 3 de septiembre, con el tiempo que se acababa para las víctimas indefensas, las fuerzas de seguridad, que fueron convocados a la escena e improvisaron una unidad de combate, intentó un rescate. En la feroz batalla que siguió murieron 334 personas. Mumbai, India. El 26 de noviembre de 2008, un equipo de terroristas golpeó varios lugares, atacando desde tierra y mar en ataques múltiples coordinados. Los policías fueron asesinados a tiros; y tomó días en lugar de horas para que una fuerza de elite de comandos llegara y lentamente tomara la ciudad de nuevo. «Reaccionas tal como entrenas» 35
  • 36. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores 179 murieron en los tres días corridos de tiroteo. Los terroristas estaban armados con armas automáticas y granadas. Nueva York, Washington, Pennsylvania, 11 de septiembre de 2001. Nada más hay que decir. La lista podría seguir y seguir, lamentablemente. Palabras y Acción. Mientras algunos todavía discuten los términos más políticamente correctos para esos asesinos y qué término debe ser usado para identificar esta lucha por la vida y la muerte, hay algunos dirigentes que se preparan. En Wisconsin, al igual que en otros estados, se recibieron los fondos del Departamento de Seguridad Interior para ayudar a cumplir y hacer frente a esta amenaza. La Oficina de Asistencia Judicial ha sido seleccionada para supervisar el uso de estos fondos a través de un plan estratégico en todo el estado de Wisconsin, que se endurece como un objetivo terrorista. Este plan incluye el desarrollo de una fuerza de tareas especializada de aplicación de la ley equipada y preparada para responder y mitigar a los terroristas, las armas de destrucción masiva, u otros eventos catastróficos. Un plan integral de seguridad se ha desarrollado y se llevará a cabo en el próximo año. Esta iniciativa se ha denominado ALERT (Aligned Law Enforcement Response Team) – Equipo de Respuesta Alineada de la Aplicación de la Ley. ALERT. Tony Peterson, quien es el Administrador del Programa de la Oficina de Asistencia Judicial de Aplicación de la Ley dice: "La misión primaria de ALERT es ofrecer mayor capacidad táctica a través de equipos críticos especializados, tácticas avanzadas, y un plan de respuesta altamente coordinada cuando se activa como un activo o posesión capital en todo el estado". ALERT es una fuerza de tarea regional de aplicación de la ley compuesta por los equipos de SWAT existentes que incluyen 11 agencias separadas y seis unidades antibombas existentes separadas. Esos equipos fueron seleccionados con un énfasis geográfico para garantizar la cobertura más amplia en todo el estado y la respuesta a las emergencias. Los activos de ALERT tendrán la capacidad de responder en la mayor parte del Estado de Wisconsin, en un plazo aproximado de una hora. Esos equipos estarán equipados y entrenados para dar una respuesta altamente coordinada a las amenazas planteadas por armas de fuego, explosivos y/o materiales peligrosos. Hoja de ruta para el éxito. El desarrollo de ALERT ha incluido una fuerte implicación de los recursos locales. SWAT y grupos de trabajo de las Unidades Antibombas y un comité ejecutivo integrado por tres sheriffs, tres jefes y tres agencias del estado (División de Investigación Criminal, Manejo de Emergencias de Wisconsin, y la Oficina de Asistencia Judicial) han establecido inventarios de equipo mínimo, un Procedimiento Operativo Estandarizado, el Plan de Respuesta, y un criterio para el plan de llamada. Los miembros del equipo fueron enviados a Israel para entrenar y observar su capacidad de respuesta combinada a la emergencia y regresaron para compartir y aplicar lo aprendido en la iniciativa ALERT. Un buen ejemplo de cómo las subvenciones de Seguridad Interior han beneficiado a la aplicación de la ley en Wisconsin fue el notable enfrentamiento iniciado por Robert Bayliss, que ocupaba bunker reforzado en la cima de una colina en la zona rural de Wisconsin. Debido a la disponibilidad y el uso de vehículos blindados Lenco Bearcat, ningún agente de policía o civiles resultaron heridos y Bayliss fue detenido después de efectuarse más de 500 disparos. Llamada a Procedimiento. Una matriz de plan de llamada ha sido desarrollada para ayudar en la decisión de activar los activos ALERT. El Sistema de Servicio Policial de Emergencia de Wisconsin, con los respectivos Directores de Servicios Policiales de Emergencias, tomará la determinación si hay un llamado de ALERT. En realidad, puede tomar más tiempo para la agencia originadora pedir ayuda hasta que ésta llegue. Muchos factores podrían llevar a una agencia, que pueden tener su propio equipo táctico, a decidir llamar al Equipo de ALERT. Esos factores incluyen el hecho de que hay varios sospechosos en varios lugares con peligro para las víctimas múltiples. La situación podría extenderse durante días en lugar de horas, los sospechosos pueden ser identificados como terroristas, utilizando armas automáticas y explosivos o incluso materiales peligrosos. Sólo el equipamiento, por favor. Peterson dice que puede haber un momento en que una agencia no necesite toda una unidad de ALERT para responder a un incidente, pero sí la crítica necesidad de algunos de «Reaccionas tal como entrenas» 36
  • 37. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores sus equipos. Tony explicó que en casos como éste, "la misión secundaria de ALERT es para los equipos que conforman la fuerza de tareas el poner a disposición sus equipos especializados/críticos y/o tácticas avanzadas a través de solicitudes de ayuda mutua para casos que no cumplen con un umbral de activación". Por lo tanto, un mecanismo ha sido creado para permitir que cualquier agencia en una región pueda llamar a una Bearcat en un incidente crítico. Escuadrón Antibombas. Seis agencias antibombas locales de Wisconsin participan en la iniciativa ALERT. Las subvenciones de Seguridad Interior - a través de la Oficina de Asistencia Judicial - les han permitido aumentar de forma significativa su capacidad para responder y hacer seguros los dispositivos de seguridad peligrosos. Y, como se mencionó anteriormente, el plan táctico ALERTA integra elementos antibombas en el equipo SWAT tradicional. A través de la investigación israelí realizada este año, ALERT utilizará el Modelo Israelí para el despliegue, ya Israel enfrenta con frecuencia la doble amenaza, que podría describirse como "balas y bombas". Trabajando juntos. "El rol de ALERT cuando es activada, es apoyar y colaborar con el Comando de Incidente local y/o Comando Táctico para cumplir con la mitigación más eficaz y rápida posible", dijo Peterson. Todas las agencias que participan en la iniciativa ALERT se han comprometido a compartir equipamiento especializado/crítico y entrenamiento con sus socios de la aplicación de la ley de Wisconsin para asegurar estar lo más preparado posible. El objetivo es prepararse juntos". Preparándose para lo peor. La mayoría de la gente vive su vida pasando cada día esperando lo mejor. La esperanza es un lujo para los no preparados, pero bien protegidos. Hay algunos cuya vocación es proteger a las masas esperanzadas ya que estos guardianes se preparan para lo peor. En Wisconsin, hay varias unidades bien equipadas, con oficiales bien entrenados, estratégicamente ubicadas de modo que una o más de sus unidades puedan responder como un solo equipo para hacer frente a una amenaza grave. Estas unidades han sido entrenadas y equipadas, para localizar, contener, negociar, neutralizar - y si es necesario, atacar con decisión – a las personas que amenazan a quienes estos equipos juró proteger. Estrés de Combate en la aplicación de la ley: ¿existe? Los Oficiales de comando deben anticipar las reacciones de un oficial a condiciones de estrés Sargento Glenn French (Operador de SWAT) 24 de octubre de 2012 El combate en la aplicación de la ley puede ser repentino, intenso, y amenazante para la vida. Sin embargo, ¿existe "estrés de combate" en el área del cumplimiento de la ley? El estrés de combate experimentado por los oficiales puede ser sustancial. Los oficiales al mando de un oficial expuesto a un incidente traumático tienen el deber de anticipar, reconocer y evaluar la capacidad de un oficial para realizar su trabajo cuando es expuesto, para combatir el estrés. Los oficiales de comando deben primero entender esta dimensión humana y anticipar las reacciones de un oficial a condiciones de estrés por el bienestar de sus funcionarios. La aplicación de la ley primero debe reconocer la posibilidad de que el "estrés de combate" existe incluso en nuestra profesión. "Estrés de combate" por lo general es un término asociado a los veteranos de guerra que luchan en una guerra. He aquí una definición clásica de "estrés de combate" dispuesta en el Departamento de Defensa. Los policías están expuestos a situaciones peligrosas en varios niveles y duración dependiente de la asignación y las condiciones de trabajo. Sin embargo, en algún punto la mayoría de los policías son expuestos a algún tipo de incidente traumático. Pienso que todos estamos de acuerdo en que responder a una llamada «Reaccionas tal como entrenas» 37
  • 38. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores doméstica es estresante. Hemos sido condicionados para responder a esas corridas en el estado más alto de conciencia situacional que permite nuestra mente. Estrés de Combate: La esperada y previsible reacción emocional, intelectual, física y/o de comportamiento de los miembros del servicio que han estado expuestos a eventos estresantes en la guerra o en operaciones militares que no sean de la guerra. Las reacciones al estrés de combate varían en calidad y severidad en función de las condiciones operacionales, tales como la intensidad, duración, reglas de compromiso, liderazgo, comunicación efectiva, moral de la unidad, cohesión de la unidad, y la importancia percibida de la misión. (Diccionario de Términos Militares y Asociados, Departamento de Defensa de EE.UU. 2005) Es común que en esa gran ciudad y suburbios los oficiales respondan a peligrosas e impredecibles llamadas domésticas cada día. Al efectuar arrestos y resolver esas situaciones, nuestras emociones fluctúan de un pico de estrés, que mantiene nuestro conocimiento de la situación en su forma más clara, a un ritmo menos estresante y más relajado. Este tipo de exposición al estrés que se mueve a través de sus reacciones emocionales, intelectuales, físicas y de conducta es, en mi opinión, similar al "estrés de combate" de los militares. La diferencia es que la exposición de la aplicación de la ley al estrés e combate no es en un campo de batalla militar, sino que puede venir de los muchos y diversos tipos de llamadas de servicio a la policía con que tratamos a diario. Yo no soy un profesional de la medicina, ni me jacto de ser un experto en cualquier forma sobre este tema. Sin embargo, he pasado bastante tiempo en este trabajo -y visto todo aquello bajo el sol que los policías tratan regularmente- como para reconocer los paralelismos que existen en cómo el ejército se prepara para combatir y tratar el estrés. Aquí es donde nosotros, como instructores de la policía, los comandantes y los socios, incluso podemos aprender de nuestros camaradas militares para prevenir que el oficial sea víctima del estrés de combate, lo que en última instancia puede conducir a la depresión y/o Desorden de Estrés Postraumático. Como todos sabemos, los policías son reacios a admitir que han sido víctimas de estrés. Los hombres y mujeres de la aplicación de la ley a veces ocultan y reprimen sus temores, ansiedad y estrés, que puede conducirlos a una mentalidad peligrosa mientras estén trabajando en las calles. Los Instructores de policía y oficiales de comando deben conocer a fondo la condición de sus oficiales para lidiar con el estrés de combate antes que ocurran los incidentes, durante esos incidentes estresantes y después de cualquier evento traumático. Los incidentes traumáticos no sólo se aplican a las llamadas domésticas que he mencionado previamente. Un evento traumático puede incluir responder a un niño que se ahogó en una piscina, un bebé que murió en la cuna mientras dormía, una carrera de reanimación cardiopulmonar en un joven padre cuya familia estaba cerca mientras esperaba al Policía Superman para salvar a un ser querido (y aunque hizo todo lo que pudo, con todo, muere). • ¿En cuántos accidentes mortales estuvo en que las niñas adolescentes son mutiladas más allá del reconocimiento? • ¿Alguna vez ha sido asaltado en una carrera de patrulla o una parada de tráfico? • ¿Cuántos homicidios ha respondido o investigado? • ¿Alguna vez ha recibido un disparo o ha sido emboscado? • ¿Cuántas autopsias ha asistido no sólo de los adultos, sino también de los niños? Creo que me entiende ahora: ¿Cómo es que los policías no sufren de estrés de combate? ¿Por qué los militares tienen un sistema para prevenir, reconocer y tratar el estrés de combate y muchas otras agencias encargadas de hacer cumplir la ley no? Todos hemos ido a casa después de nuestro turno, después de tratar con los incidentes traumáticos previamente mencionados, sólo para actuar como si nada hubiese sucedido en nuestro turno de servicio ese día. Se espera de nosotros como padres, esposos, esposas y ciudadanos que «Reaccionas tal como entrenas» 38
  • 39. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores vayamos a la práctica de fútbol de Johnny, a ver una película con una amiga, asistir a una barbacoa familiar y a cada otra función diaria sin ninguna emoción o reacción a lo que acabamos de tratar en el anterior período de servicio. El hecho es que muchas agencias policiales sólo envían a los oficiales a ver a un consejero o terapeuta sólo después de un "tiroteo con un oficial implicado" o por la muerte de un oficial. De alguna manera, se espera que naveguemos a través de todos los otros incidentes traumáticos como una cuestión de rutina. Esa filosofía es donde nos quedamos cortos en la aplicación de la ley a la hora de mantener el bienestar de nuestros oficiales. Análisis del Experto Los signos de estrés de combate en los individuos y las organizaciones Sargento Glenn French El Manual de Campaña del Ejército dice: "El estrés de combate causa fatiga de batalla. La fatiga de batalla es el amplio paraguas de la etiqueta de los signos físicos, mentales y emocionales que resultan naturalmente de enfrentar al peligro o de realizar misiones peligrosas en condiciones difíciles". (6-22 y FM 6-22.5). El Manual de Campo del Ejército dice además que la fatiga de batalla es una condición simple que no es una enfermedad médica o psiquiátrica. (6-22 y FM 6-22.5) Signos de estrés de combate en individuos. Hay algunas señales evidentes de estrés que pueden ayudarle a reconocerlo en sí mismo y en los demás para que una detección temprana pueda ayudar a minimizar los efectos del estrés. Los signos físicos de estrés son: • Sequedad en la boca. • Fatiga. • Incapacidad para mover los músculos. • Falta de memoria. • Incapacidad para concentrarse. Las especialidades de un moderno grupo de SWAT Lo que hace grande a un grupo no son sus aparatos y equipos, sino el personal y el entrenamiento Teniente (R) Dan Marcou 13 de agosto de 2013 El autor: Dan Marcou es un Teniente de Policía (Retirado) y Comandante de SWAT muy condecorado, con 33 años de experiencia a tiempo completo en la ejecución de la ley. Es reconocido en todo el país como instructor policial en muchas disciplinas. Es Master Trainer en el Estado de Wisconsin. «Reaccionas tal como entrenas» 39
  • 40. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Es autor de tres novelas: The Calling: The Making of a Veteran Cop, S.W.A.T. Blue Knights in Black Armor y Nobody's Heroes, disponibles en Barnes and Noble y Amazon.com. SWAT ha recorrido un largo camino desde los primeros años, cuando los equipos consistían en un grupo muy motivado de voluntarios vestidos con uniformes camuflados y chalecos tácticos. Armado con sus armas de puño y M16 heredados de los militares, los equipos a menudo llegaban a la escena de una llamada en un camión de reparto modificado donado por una panadería local. Los primeros operadores de SWAT de la década de 1960 compartieron una visión con los actuales operadores SWAT. Los SWAT siempre han sido y serán compuestos por hombres y mujeres profesionales que constantemente se esfuerzan por estar en su mejor nivel cuando otras personas están en su peor momento. SWAT ha ampliado desde entonces su capacidad para cumplir mejor su misión. He aquí una breve explicación de algunas de las habilidades especiales que poseen los equipos SWAT modernos. Oficial a cargo (Officer in Charge): El Oficial a cargo es el comandante, y en la mayoría de los equipos tiene la autoridad para tomar todas las decisiones en la escena de los incidentes. La mayoría de los oficiales a cargo de hoy han trabajado su camino trepando por la escalera dentro del equipo, así como en el departamento. Poseyendo el rango, así como la experiencia en SWAT, comprenden a fondo las capacidades de su equipo. Jefe de Equipo (Team Leader): Los líderes de equipo preparan planes para la resolución táctica de los problemas que enfrentan en cada llamada y los presentan al Oficial a cargo. Una vez aprobado, los jefes de equipo tienen la autoridad y la flexibilidad para modificar rápidamente la operación si las condiciones sobre el terreno cambian repentinamente. Operador de Equipo Táctico (Tactical Team Operators): Los operadores de equipo táctico llevan a cabo el plan táctico. Deben estar en óptimas condiciones físicas y poseer excelentes habilidades tácticas, físicas y con las armas. Los operadores se capacitan regularmente con otros miembros de su equipo. Un equipo SWAT que no entrena junto con regularidad se volverá un "equipo" sólo de nombre. Contra-francotirador/Observador (Counter-Sniper/Observer): Tiene habilidades excepcionales para ver sin ser visto y proporcionar una cobertura de protección para el equipo antes, durante y después del incidente. Negociador de Crisis (Crisis Negotiators): Los Negociadores de Crisis son como American Express. Los equipos esperan no salir de casa nunca sin una. La posibilidad de un sospechoso atrincherado existe en cada llamada. Los negociadores pueden aportar una solución pacífica a la situación o, al menos, dar tiempo al equipo táctico para planear y tomar acciones efectivas. Investigador: Los esfuerzos del investigador procuran descubrir el quién, qué, cuándo, dónde y por qué de una crisis conforme se desarrolla. El investigador puede reunir esa información incluso cuando comiencen las negociaciones y el Equipo Táctico se despliega. El investigador del equipo también posee la capacidad de agilizar las gestiones para obtener las autorizaciones necesarias para facilitar el desarrollo de un plan táctico. Granadero (Experto en Municiones) Grenadier (Munitions Expert): una creciente variedad de municiones químicas y de impacto, así como de sistemas de suministro, están disponibles para las unidades tácticas. Los granaderos se esfuerzan por mantener las certificaciones requeridas como experto / instructor. Entrenan a los miembros del equipo como usuarios, así como mantienen las actuales municiones del departamento. «Brechero» (Breacher): las vidas dependen de poder pasar a través de ese embudo fatal rápidamente. Un brechero entrenado tiene la capacidad de utilizar todas las herramientas de manera efectiva, desde palancas de barras a la opción del explosivo. Cuanto mejor sea el brechero, más seguro estarán todos los participantes. Entrenadores-Miembros del Equipo (Team Member Trainers): Un equipo sólo es tan bueno como para lo que fue entrenado. El entrenador-miembro del equipo disponible mantiene al equipo constantemente afilado. «Reaccionas tal como entrenas» 40
  • 41. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Armero: En un mundo perfecto, cada operador táctico debe ser lo suficientemente hábil como para blindar sus propias armas, pero esto no es práctico. El armero puede inspeccionar, mantener y, en su caso, reparar todas las armas en el equipo. Intendente (Oficial de Logística) Quartermaster (Logistics Officer): el Oficial de Logística del equipo es responsable de los arreglos para la adquisición, gestión y mantenimiento de todos los efectos del equipo. Este individuo es un maestro de la elaboración del presupuesto y consciente de todos los programas federales dados para mejorar las capacidades del equipo con equipo práctico y asequible. Especialistas en Manos Vacías (Empty Hands Specialists): Todos los operadores deben poseer capacidades excepcionales con la mano vacía. Llega un momento en que los sospechosos deben ser controlados de inmediato de manera experta. Cada equipo de entrada debe tener algunos miembros que se destacan en esta área, y que son capaces de formar a otros en el equipo también. Especialista en Tecnología (Technology Specialist): El Especialista en Tecnología suele ser un miembro del equipo que tiene una inclinación natural hacia la tecnología. Este individuo puede manejar todo, desde la construcción del PowerPoint para la sesión informativa posterior a la acción (after-action briefing) hasta la operación de cualquier cámara del robot. El "SWAT Geek" (persona fascinada por la tecnología y la informática) también puede mantener informado al equipo de los avances en el campo tecnológico. Especialista del Escudo (Shield Specialist): Hay un viejo adagio que sigue siendo cierto hoy en día. "Es más fácil tirar una lanza que portar un escudo". Habilidad, fuerza y resistencia son necesarias para ser eficaz con un escudo balístico. Esto sólo puede venir de la práctica. El novato con un escudo se gastará temprano y será constantemente sobre-penetrado. Un maestro con el escudo (shield-master) en el trabajo es una cosa hermosa de ver. Bearcat Operadores de Vehículos (Vehicle Operators): Atrás quedaron los camiones de panadería. El Bearcat y los helicópteros Bell son solo dos de los vehículos especiales que requieren a sus operadores un entrenamiento especial. Médicos de Emergencia Táctica: las muertes en el campo de batalla están disminuyendo debido a que los médicos y farmacéuticos entrenados por expertos viajan con unidades de combate desplegadas. Los equipos SWAT ahora tienen también la experticia médica en cada llamada, lista para dar asistencia médica de emergencia a otros oficiales, las víctimas y los sospechosos. Unidades Marcadas (Marked Units): los Jefes de Equipo han aprendido que deben tener la capacidad para perseguir y parar a los vehículos que contienen sospechosos trabajados en cada plan táctico. Asalto Aire / Agua (Air/Water Assault): Dependiendo de la configuración del terreno en su jurisdicción, es posible que tenga que añadir estas capacidades. El Alaska State Patrol no podría cubrir el área que tiene sin apoyo aéreo. Si usted opera una instalación portuaria, su equipo se encontrará tarde o temprano en o dentro del agua. Los miembros individuales suelen llevar muchos de esos sombreros en un equipo, ya que lo que hace que un equipo sea grande no es por sus aparatos y equipos, sino por lo cualificado que es el personal de un equipo. «Reaccionas tal como entrenas» 41
  • 42. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Sig SWAT Fusil de asalto suizo con triple cargador SWAT chino «Reaccionas tal como entrenas» 42