Medios, Criminalización y Sociedad

  • 603 views
Uploaded on

 

More in: Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
603
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
4
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Medios, criminalización y sociedad Traducción y copilación de: Carlos Guillermo Blanco Comandante Mayor (R) Oficial de Estado Mayor Licenciado en Administración de Seguridad Pública Especialización en "Justicia Criminal y Gestión Policial" Magister en Ciencias en "Liderazgo y Gestión Policial" "Si un árbol cae en el bosque y no hay nadie allí para oírlo, ¿hace ruido?" 1
  • 2. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores ÍNDICE Autor Universidad de Leicester Módulo 2 Policing Diversity Unidad 7 Media, Criminalisation and Society Paul Virilio Jules Régis Debray Humberto Eco Silvia Hopenhayn Noam Chomsky Carlos G. Blanco Alejandra Folgarait LA NACIÓN Charles Remsberg Sofía Corral CBS News Lauri Stevens Christa M. Miller Christa M. Miller Lauri Stevens Lauri Stevens Hannah Simon Ariel Torres Associated Press Phil Bronstein PoliceOne Staff Justin Cox Juanjo Robledo John Rivera John Rivera Erica Goode Wikipedia MEDIOS, CRIMINALIZACIÓN Y SOCIEDAD 7.1. Metas y objetivos de esta Unidad. 7.2. Introducción. 7.3. "Medios-subversivos" (modelo funcionalista). 7.4. "Medios-hegemónicos" (modelo determinista). 7.5. "Medios-como-un-sitio-de-lucha-ideológica" (modelo pluralista). 7.6. "Medios-bufones" (modelo posmoderno). 7.7. Valores (o criterios) de las noticias (News Values). 7.8. Estableciendo la agenda. 7.9. Pánico Moral. 7.9.1 Los problemas con la tesis del "Pánico Moral". 7.10. Conclusión. 7.11. Sumario. 7.12. Guía para la lectura. 7.13. De la teoría a la práctica. 7.14. Bibliografía. MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL El Arte del Motor Mediología Para qué sirven los diarios Foucault y los modos de circulación Noam Chomsky y las 10 Estrategias de Manipulación Mediática ¿Cómo interactuar con el periodismo? Hacia el fin de la privacidad Argentinos en la era digital Día de entrenamiento para los medios Las redes sociales cambian el empleo "SOCIAL NETWORKING" Foto en Facebook causa la expulsión de una policía de Carolina del Sur En defensa del uso de las herramientas de los medios en el servicio policial Use las redes sociales para llegar a su público Estudio de casos del Departamento para los medios en el servicio policial Actualización de las tres políticas institucionales sobre las redes sociales para la aplicación de la ley El método C.O.P.P.S. de los medios de comunicación social para oficiales Cinco recursos vitales para las redes sociales en la Ejecución de la Ley Fórmula mágica contra las agresiones virtuales Facebook ayuda a la policía filipina a arrestar a un sospechoso de homicidio Twitter y Facebook incrementan la transparencia policial Usando Internet como herramienta para prevenir la delincuencia juvenil Cinco maneras en que los medios pueden prevenir la violencia juvenil España: cuando las redes sociales vigilan a la policía Facebook y el Oficial de la Ley ¿Cómo pueden matarlo los metadatos? Las redes sociales, un arma de doble filo para la policía GLOSARIO 2 Pág. 3 3 3 6 8 10 10 12 12 16 17 17 18 18 19 21 21 22 22 23 24 27 27 31 31 34 37 37 37 39 41 42 47 51 53 55 55 56 58 58 60 61 62 64
  • 3. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Módulo 2: "Policing Diversity"  Unidad 7: Medios, criminalización y sociedad 7.1 Metas y objetivos de esta Unidad. La meta de esta Unidad es introducir teorías que analizan y evalúan el rol de los medios de comunicación en los debates públicos acerca de la Policía. Para ello, tomará un amplio punto de partida sociológico. Los objetivos específicos de esta Unidad son:  Críticamente, examinar la cobertura que el periodismo da a la Policía;  Analizar de quiénes son los intereses servidos por la cobertura que los medios prominentes dan a los incidentes de desorden;  Considerar si los medios son culpables de "ampliar" algunos temas y grupos de personas por sobre otros; creando "pánico moral" sobre algunos tipos de desorden; inflamando temores públicos y creando una sociedad dividida;  Proveer un marco teórico de trabajo con el cual analizar incidentes específicos de conflicto. 7.2 Introducción. Siguiendo a Ericson (1995) y a Reiner (1997) esta Unidad sostiene que la investigación sobre la relación entre los medios de comunicación social y la policía (y otras actividades criminalizadas) ha sido dominada por dos perspectivas que son polos opuestos, políticamente y dentro de la comunidad académica. La primera, que se origina en las teorías de la sociedad de masas de comienzos del siglo XX, que puede ser claramente definida como conservadora, es la tradicional de los "medios-subversivos’. Más fuertemente apoyado por los psicólogos, esta perspectiva pretende demostrar el potencial efecto nocivo que los medios pueden tener sobre sus audiencias. La segunda, originada en las criminologías radicales de izquierda de los sesenta y setenta, e influidas por la sociología, es la tradicional de los "medios-hegemónicos" que ve a la industria de los medios promoviendo la agenda del Establishment [término inglés usado para referirse al grupo dominante visible o élite que ostenta el poder o la autoridad en una nación] y cultivando temores exagerados acerca de la criminalidad. Cada una de esas perspectivas, que pueden ser descriptas como "tipos ideales", han generado un vasto cuerpo de investigación, y juntas han dominado el estudio de los medios de comunicación en los últimos 50 años. En la última década, sin embargo, otras dos perspectivas emergieron; éstas, mientras comparten algunas de las características de las perspectivas dominantes, son más moderadas y, en algunos aspectos, son una caracterización más positiva del poder de los medios. Son definidas como los "medios-como-un-sitio-de-lucha-ideológica" y los "medios-como-bufones". Esas cuatro perspectivas no son mutuamente excluyentes; pueden coexistir en la interpretación de hechos específicos. 7.3 «Medios-subversivos» (modelo funcionalista). La historia de la investigación de la comunicación masiva es, en gran medida, la historia de la conceptuación y estudio de los efectos de los medios. En algunos países, liderados por investigaciones norteamericanas, ha sido dominada por la investigación psicológica que asume un vínculo directo entre la exposición a imágenes anormales o desviadas y un comportamiento imitador. Caracterizado como el modelo de los "medios-subversivos", tiene sus raíces epistemológicas en la escuela funcionalista de los cincuenta, aunque el interés acerca del efecto potencialmente nocivo de los medios masivos puede remontarse al menos a comienzos de los años veinte cuando la audiencia masiva de los cines y las radios comenzó a expandirse rápidamente. Desde aquel tiempo, los medios fueron acreditados como una poderosa influencia sobre el público, y una investigación anterior –coincidente con los movimientos de propaganda política en Europa y en Estados Unidos- destaca el potencial de los medios para persuadir y manipular audiencias. A pesar de que las investigaciones más recientes (particularmente británicas) se apartaron de la noción de las audiencias pasivas susceptibles a los mensajes de los medios, hacia una más sofisticada visión de las audiencias como usuarias activas del material de los medios que no puede ser vista aisladamente de sus contextos sociales, la noción de los todo-poderosos medios que pueden persuadir, manipular y corromper permanece fuerte. Así los medios en general, y la TV en particular, persistentemente fueron considerados responsables de la declinación de los estándares morales en general (especialmente entre gente joven) y culpados de un número específico de imitaciones. 3
  • 4. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Entre las más populares proponentes de la teoría de la imitación del desorden (the copy-cat theory of disorder) está Mary Whitehouse. La organización que fundó en el Reino Unido, la Asociación Nacional de Telespectadores y Oyentes (National Viewers and Listeners Association, NVLA) ha sido el grupo que más presión ejerció, con la meta de preservar los estándares de gusto y decencia, en la transmisión de los últimos 30 años. La NVLA ha culpado persistentemente a los medios por la erosión de los valores tradicionales y las restricciones sociales, y ha culpado a la televisión en particular –entre otras cosas- de legitimar la violencia como una forma de protesta. Más sorpresivamente, dada la ausencia de alguna evidencia firme, Lord Scarman en su informe sobre los disturbios de Brixton de 1981 sostiene esta visión, y sugiere que el desorden o amotinamiento es un acto contagioso aprendido de los medios. Sin embargo, la teoría de la copia generalmente es desestimada por los expertos, aún cuando Lord Scarman enfatiza claramente la gran importancia que han tenido las desventajas políticas, sociales y económicas -incluyendo los altos niveles de desempleo, escasez de viviendas y discriminación racial-, como factores presentes en los disturbios de Brixton. [Copycat crime: Un delito de imitación es un acto criminal que se modela o es inspirado por un delito anterior que se ha informado en los medios o se describe en la ficción.] Un rasgo clave del modelo de los "medios-subversivos" es su fundamentalismo conservador populista (Sparks, 1995); una tendencia nostálgica que busca comparaciones y justificaciones mediante referencias a un ideal y orgánico pasado; una "era de oro" cuando el delito era raro y la cultura popular buscaba levantar los espíritus de la audiencia con inocuo pero comprometedor entretenimiento. Por supuesto, como Geoffrey Pearson (1983) demostró en «Rufianería: una historia de respetables miedos» (Hooligan: A History of Respectable Fears), nunca hubieron tales tiempos, y la diseminada tendencia a culpar a los entretenimientos populares por la delincuencia y el desorden ha sido un tema de largos debates públicos y políticos. Para muchos, es una cuestión de "sentido común" que la sociedad devino más violenta desde el advenimiento del film, la televisión y el video, y los dos fenómenos –medios y violencia- están por lo tanto "naturalmente" conectados. Como la columnista Anne Diamond escribiera en el Mirror el 1 de diciembre de 1993, al momento del asesinato del pequeño niño James Bulger a manos de dos niños de más edad: Nuestras entrañas nos dicen que ellos deben haber visto al muñeco diabólico Chucky. Deben haber amado el film. Y deben haberlo visto una y otra vez, porque algunas de las cosas que hicieron son una copia casi exacta de la película...Dios nos proteja de los "sociólogos" – porque su trillada percepción es peligrosa. Algunas veces pienso que alguna suerte de "discurso que da razón de las cosas" nos ciega al sentido común. Sabemos que la violencia engendra violencia (citado por Petley en O’Sullivan y Jewkes, 1997: 192-3). Actualmente no hay evidencia de que los perpetradores de este particular crimen hayan visto el film "Juego de Niños 3" (Child’s Play 3) al cual el escritor alude, y puede notarse que no hay paralelos significativos entre el film y el delito. Lo que es interesante es la apelación al "sentido común", un rasgo perenne de la teoría de la copia del delito y el desorden. El "sentido común" es visto por aquellos que lo invocan como natural e "inatacable"; pero es instructivo recordar la definición que Antonio Gramsci (1891-1937) da al término "sentido común": "una reserva de histórica discontinuidad y desunión de ideas que funciona como la filosofía de los no-filósofos", un folklore cuya distinción fundamental es su "fragmentario, incoherente e inconsecuente" carácter (Gramsci, 1971: 419). Otros mostraron cómo las incuestionables verdades que aceptamos como de sentido común son hoy mitologías culturalmente derivadas y por lo tanto específicas, no sólo de culturas individuales, sino también de distintos momentos en el tiempo (Barthes, 1973; Foucault, 1977; Geertz, 1983). Antonio Gramsci (1891-1937): filósofo, teórico marxista, político y periodista italiano. 4
  • 5. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Aún a pesar de esta especificidad histórica, el tema permanece continuamente en las actitudes del público respecto del delito y el desorden, y por muchos siglos las interpretaciones con "sentido común" que han jugado las fuentes de las conductas violentas dentro de los históricos temores de "la multitud" (Pearson, 1983). Estas ansiedades han sido cristalizadas en el nacimiento de la Era Moderna y desde el siglo XIX, cuando la Ilustración coexistió con la Revolución (más notablemente en Francia), habiendo temor al poder elemental de la masa, resumido por Charles MacKay en su libro, "Ilusiones populares extraordinarias y la locura de las multitudes" (Extraordinary Popular Delusions and the Madness of Crowds, edición 1841), así: los hombres "van enloquecidos en manadas, mientras que sólo recobran su sentido lentamente y uno por uno" (MacKay, 1956: xx). La visión de que es la predisposición psicológica -más que los arreglos espaciales de los individuos- la que forma el concepto esencial de multitud, halló su más enérgica e irresistible expresión en "La multitud: un estudio de la mentalidad popular" (The Crowd: A Study of the Popular Mind) por Gustave Le Bon (edición 1895) quien argumentó que las multitudes tienen a la bestia dentro de sí, la absoluta antítesis de los ciudadanos racionales. Este trabajo altamente influyente señaló que, cuando forma parte de la multitud, un hombre "desciende varios peldaños en la escala de la civilización" (Le Bon, 1960: 32); coincide exactamente con el primer film desarrollado en París, un evento que fue acompañado en la edad del cine comercial y otras formas de entretenimiento visual (Murdock, 1997). Igualmente Le Bon mismo alude a los poderes persuasivos de los medios al decir que: Las multitudes que son sólo capaces de pensar en imágenes son sólo impresionables con imágenes. Sólo las imágenes los atraen y devienen en motivos para la acción...Nada tiene un mayor efecto en la imaginación de las multitudes que una representación teatral...Algunas veces los sentimientos sugeridos por las imágenes son tan fuertes que tienden, como las sugestiones habituales, a transformarse a sí mismas en actos (Le Bon, 1960: 68). Gustave Le Bon (Francia, 1841-1931): psicólogo social, sociólogo y físico aficionado. Autor de numerosos trabajos en los cuales se expusieron teorías sobre los rasgos nacionales, la superioridad racial, el comportamiento y la psicología de las masas. El fin del siglo XIX también vio crecientes ansiedades sobre la popularidad del film cómico "Penny Dreadful" (novela de muy poca categoría) y, otra vez, las imágenes visuales en estas publicaciones se percibió contenían un efecto potencialmente corruptor, particularmente entre los jóvenes y los analfabetos o semianalfabetos. En efecto, los temores populares acerca de la influencia de los medios masivos en mentes vulnerables ha estado siempre basado en un prejuicio apoyado en clases interesadas acerca de la naturaleza de los textos periodísticos (como derrochadores de tiempo, de gusto desvalorizado, una nociva influencia en mentes indefensas, un modelo de comportamiento inmoral, etc.) siendo dirigidos a aquellos considerados en la sociedad como más vulnerables; los jóvenes, los enfermos mentales, los pobres, los inclinados al crimen. Estos grupos son homogeneizados y resumidos frecuentemente como el "más bajo común denominador" que -la crítica lo dice- están expuestos al peligro mayor de las influencias potencialmente corruptoras de los medios. Asumiendo que están compuestos por varones adolescentes de las clases trabajadoras más bajas, estos grupos son percibidos como la amenaza primaria al orden social, y los temores acerca de la delincuencia varonil juvenil van mano a mano con las ansiedades sobre los contenidos de los medios. En efecto, el ultraje público a las actividades y actitudes de los varones jóvenes aparece así más intensamente focalizado con la introducción de cada nueva innovación en los medios. La historia de miedos respetables puede ser así observada desde la introducción del film, de periódicos populares (ahora llamados "tabloides") y cómic (secuencia de viñetas con desarrollo narrativo) en el siglo XIX, a temores actuales acerca de la información no regulada e imágenes satelitales, de TV por cable o de Internet. 5
  • 6. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores 7.4. «Medios-hegemónicos» (modelo determinista). Hegemonía refiere al proceso por el cual quienes están en el poder ganan la aprobación para sus acciones por consenso más que por coerción. Es realizada extensamente a través de las agencias sociales y culturales tales como el estado, la ley, la familia, el sistema educativo y los medios que reproducen cada día las representaciones, los significados y las actividades de modo tal que presentan los intereses de clases de quienes están en el poder como algo natural, inevitable, y por lo tanto indiscutible. Así, aquello que a menudo es eufemísticamente descrito como el "interés público", con frecuencia es una sutil pero reforzada ideología que hoy va bien con los intereses de la élite dominante. El modelo de los "medios-hegemónicos", marxista en esencia, argumenta que los medios masivos, así como muchas otras instituciones sociales incluyendo la educación y la ley, son un aparato ideológico que mantiene las formaciones de clases. En otras palabras, los proponentes de esta perspectiva teórica argumentan que las estructuras de producción que caracterizan a la prensa, televisión, radio, cine y nuevos medios tecnológicos, están atados a los intereses de la clase dominante. Así, lejos de ofrecer un resultado imparcial, los medios ponen más allá una selectiva y distorsionada visión de la realidad que amplía las voces de los que están "en la cima" y sirve a los intereses corporativos capitalistas de nuevos propietarios y a los intereses ideológicos de quienes están en el poder. En otras palabras, la información fluye de arriba hacia abajo, con los medios amplificando las voces de los líderes políticos, jefes policiales, jueces, intelectuales, dueños de periódicos y opiniones de líderes, a menudo reduciendo al espectador al rol de receptor pasivo, ensombreciéndole en demasía sus opiniones, intereses y deseos. En el Reino Unido el prestigio de la BBC (British Broadcasting Corporation) reposa en el supuesto compartido por su gerencia de que la visión del grupo dominante es la correcta, y en consecuencia es reforzada en la sala de prensa por la mayoría de los reporteros masculinos de clase media dominantemente blanca. Un cuadro similar puede hallarse en la mayoría de las organizaciones de prensa, y a menudo parece que los medios y los transmisores no están alcanzando los resultados para su audiencia culturalmente diversa, sino más bien para sus editores, gerentes y propietarios. La hegemonía, entonces, no viene de la fuerza; en muy pocas sociedades la industria de los medios mantiene una política que equivalga a una censura abierta o etnocéntrica. Pero, de acuerdo a este modelo de influencia de los medios, en un mundo donde muchos reposan en los medios masivos para obtener la mayor vasta parte de su información, y donde una ideología dominante es filtrada hacia abajo a través de la sociedad, desde la "cima hasta la sima", la "realidad" está condenada a ser seleccionada, modelada y distorsionada de acuerdo a los derechos adquiridos de quienes están en el poder. Este proceso se resume como: "pocos hablando a muchos acerca de los problemas de muchos desde el punto de vista de esos pocos". Conforme a quienes apoyan la tradición de los "medios-hegemónicos", cualquier cosa que desafíe a la ideología dominante, o amenace el statu quo (estado de cosas en un momento dado) de cualquier modo, es igualmente: (a) Ignorado; por ejemplo la Marcha del Orgullo Homosexual (Gay Pride) llevada a cabo en Londres cada año, un evento que recibió poca o ninguna cobertura durante la última administración conservadora, generalmente calificada como una era política de ideología pro-familiar; (b) Llevado al ridículo; por ejemplo, los "viajeros de la nueva era" (new age travellers) y los "guerreros ecológicos" (eco-warriors) son casos de esta tendencia – ambos con etiquetas inventadas por la prensa británica; o (c) Devenido en moderna "gente diabólica" (folk devil); por ejemplo, los fanáticos del fútbol inglés en el exterior. Calificando a tales grupos como "extraños", de ese modo los medios sirven para reforzar el grado de compromiso del público en general hacia las normas sociales dominantes y crean un clima de opinión que apoye las operaciones de los agentes sociales dominantes. Cuando se percibe que la policía actúa de manera agresiva contra grupos extraños, su acción es usualmente retratada como infortunada 6
  • 7. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores pero necesaria para restaurar la ley y el orden, y en situaciones de conflicto, la violencia de parte de la policía es presentada por los medios como una retaliación, por lo tanto, legítima. Así, la hegemonía es mantenida y reproducida. Los Viajeros de la "Nueva Era" (New Age Travelers) son personas que suelen defender la Nueva Era y las creencias hippies, y viajan entre los festivales de música y las ferias con el fin de vivir en comunidad con otras personas que tienen creencias similares. Su transporte y sus hogares se componen de furgonetas, camiones, autobuses, coches y caravanas convertidas en casas móviles. También hacen uso de tiendas de campaña improvisadas, tipis y yurtas. Tienen su origen en la década de 1980 y principios de 1990 en el Reino Unido. El término guerrero-ecológico (eco-warrior) es una auto-descripción de un activista ambiental que adopta un esfuerzo "con las manos sobre" para salvar una parcela de tierra. En el Reino Unido, los medios que acuñaron el término en la década de 1990, una etiqueta que resisten muchas personas que toman activamente la acción directa ecológica, por razones filosóficas. La tendencia de los comunicadores profesionales a perpetuar los supuestos del consenso político tomados como garantía no es, entonces, algo que sea necesariamente abierto, deliberado o conciente, y por cierto, puede raramente ser descrito con alguna certeza como una conspiración. Más bien, puede ser atribuido a un "marco subyacente de la mente" que caracteriza a las nuevas organizaciones (Halloran y otros, 1970). En otras palabras, aquellos que trabajan dentro de las instituciones periodísticas son gradualmente socializados dentro de los caminos y el etos de aquellas organizaciones, y rápidamente dan con las vías apropiadas de respuesta a las sutiles presiones siempre presentes, pero que rara vez llegan a ser abiertamente aparentes. Esta serie de "modos de respuesta", desde la "corazonada" intuitiva del reportero individual a través de percepciones de lo que constituye una "buena historia" y de "darle al público lo que quiere", a sesgos ideológicos más estructurados, predispone a los medios a centrarse en ciertos eventos y a tornarlos en "noticias" (Cohen, 1980). Además, uno de los caminos por los cuales los periodistas operan por interés práctico de sus oficios, es el de las fuentes de información establecidas -oficiales y rápidamente disponiblestales como la policía, los políticos, y los líderes religiosos y académicos. Estas fuentes oficiales consideradas "expertas", junto con los propios periodistas, llegan a ser las "primeras definidoras" de muchas "noticias" e información (Hall y otros, 1978). Como dice Brian McNair, "los periodistas no están necesariamente inclinados hacia el poder – pero su organización burocrática y los supuestos culturales hacen de ellos conductos de aquel poder" (McNair, 1974). Una consecuencia de esta perspectiva "arriba-abajo", es que establece una "jerarquía de credibilidad", en la que las opiniones y definiciones de los miembros poderosos de la sociedad son privilegiadas, y el espectador "ordinario" o lector es prevenido con escaso material comparativo desde un agradable pensamiento crítico. En efecto, los periodistas se unen a otras agencias de control en una especie de "élite definidora de 7
  • 8. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores desviaciones" (Ericson y otros, 1987). Las definiciones alternativas en cualquier situación dada, una vez garantizadas por la diseminación de las fuentes, tienden a no ser propaladas; hay riesgo de que grupos culturalmente dominantes impongan patrones de creencias y comportamientos que entren en conflicto con los de las minorías étnicas, culturales y religiosas. El enfoque ideológico dominante o hegemónico es conocido en el Reino Unido a través del trabajo del Centro de Estudios Culturales Contemporáneos de la Universidad de Birmingham, más notablemente del trabajo de su director Stuart Hall, y también por las publicaciones del Grupo de Medios de la Universidad de Glasgow (Glasgow University Media Group, GUMG), bajo la dirección de Greg Philo. Ambos acusaron a los medios de aceptar y perpetuar procedimientos institucionales que equivalen a construir mecanismos de censura y control. Entre los pecados de los medios -de acuerdo a Hall, Philo y otros- están el hecho de proteger y preservar el statu quo concentrado en élites políticas, presentar incidentes más que temas, y promover ignorancia y prejuicios. El GUMG comenta: "Es claro que reglas diferentes se aplican para describir diferentes secciones de nuestra sociedad. Estas dependen de si usted es poderoso o débil, varón o mujer, negro o blanco" (Philo, 1995). 7.5 «Medios-como-un-sitio-de-lucha-ideológica» (modelo pluralista). Este modelo tiene sus orígenes intelectuales en la escuela pluralista de pensamiento. Menos funcionalista que el modelo subversivo y menos determinista que el hegemónico, considera a los diversos grupos e intereses compitiendo por la cobertura periodística, y reconoce que, mientras no compita a nivel del campo de juego, es posible para muchos intereses minoritarios articularse a través de los medios masivos. Así, además de los definidores primarios ya mencionados, también está la posibilidad que existan los contra-definidores: personas con visiones en conflicto con los comentaristas oficiales, a quienes se les da voz en los medios. Dos ejemplos de recientes contra-ideologías articuladas en (y en efecto apoyadas por) los medios masivos, son las protestas contra la exportación de animales vivos y la explotación de los "guerreros ecológicos" protestando contra iniciativas del transporte en base a preceptos ecológicos. Sin embargo, los críticos del modelo de los "medios-como-un-sitio-de-lucha-ideológica" argumentan que a estos grupos se les dio un amplio apoyo pese a haber contravenido la Ley de Justicia Criminal y Orden Público, porque no conformaron la tradicional noción de "desviación" de los medios (Critcher, 1996). Muchos que protestaban contra la exportación de animales en pie eran profesionales de clase media y, aunque los "guerreros ecológicos" están conformados más estrechamente con el perfil estereotipado del "manifestante" dado por los medios, recibieron un amplio apoyo de varios líderes locales de opinión que estaban de acuerdo en que las políticas de transporte introducidas (incluyendo varios caminos de desviación en un "cinturón verde" del campo y la construcción de una nueva carretera en el aeropuerto de Manchester) eran ecológicamente débiles. Igualmente el ahora famoso Swampy al que se dio gran cobertura periodística en 1997 y 1998, y que fijó la imagen del viajero de la Nueva Era que la prensa había denunciado previamente, fue tornado en "héroe popular". Aunque se lo hizo aparecer relativamente "convencional", apareció en varias entrevistas televisadas y programas de concursos populares, igual recibió llamadas proponiéndole se presente a elecciones parlamentarias. Así puede argüirse que, mientras las contra-ideologías existan, estas deben parecer convencionales y realmente consensuales, en orden a ganar la aprobación de los medios masivos. Sin embargo, una multitud de canales periodísticos proliferan ahora y los modernos medios masivos como diarios, radio, televisión y nuevas tecnologías comunicacionales (Internet) tienen el potencial de abrir la democracia y crear una esfera pública. Este término fue desarrollado primero por Jürgen Habermas quien lo describió como "un reino de nuestra vida social en el cual alguna aproximación de opinión pública puede ser formada" (Habermas, 1989: 49). Aunque la esfera pública tiene sus orígenes en las casas de café europeas de los siglos XVII y XVIII usadas como lugares de reunión para el intercambio de ideas entre la burguesía, ahora es usada para referirse a un espacio social, opuesto al espacio físico, y no tiene una connotación de lugar fijo. Dentro de la esfera pública, los individuos pueden entablar libremente diálogos y debates sin ninguna interferencia de alguna alta autoridad o de algún interés comercial entrometido. Distanciándose de la intervención estatal y del interés privado, la esfera pública puede concernir al bien público más que a la búsqueda de una ganancia política o privada. 8
  • 9. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Jürgen Habermas (Alemania, 1929): filósofo y sociólogo, conocido por sus trabajos en filosofía práctica (ética, filosofía política y del derecho). Es el miembro más eminente de la segunda generación de la Escuela de Frankfurt y un exponente de la Teoría Crítica. En su capacidad de informar a la gente y facilitar la comunicación pública, los medios masivos son un importante vehículo para la esfera pública de estos días y tienen el potencial de habilitar la participación pública en la vida política democrática. En particular, los procesos de desregulación y privatización que han tenido lugar en las dos últimas décadas en la industria de los medios (especialmente, no exclusivamente, en Norteamérica y en Europa Occidental) ha tenido éxito en sacar a los medios de la regulación estatal y la censura, y en alentar una abierta competencia entre las instituciones periodísticas. Los sostenedores de estos procesos han anunciado una nueva era de libertad en la cual la creciente nueva televisión y los canales de radio, títulos de revistas y servicios basados en la computación han ofrecido una anteriormente inimaginable variedad de posibilidades de elección pública en un mercado periodístico de pluralidad y apertura. Los críticos, no obstante, han destacado las desventajas potenciales de un sistema basado en el mercado para la provisión de una esfera pública, argumentando que el creciente carácter comercial de los medios reflejado en fórmulas tratadas y probadas, con un sesgo de entretenimiento, está dirigido a una audiencia que es fácilmente identificable y a un blanco potencialmente lucrativo para los anunciantes. Esta es entonces, la principal limitación de la perspectiva pluralista. Aunque los medios son vistos como un sitio potencial de lucha ideológica, se cree sin embargo que todos los intereses minoritarios pueden ser servidos por la pluralidad de canales de comunicación disponibles. Es algo así como un punto de vista ideal, porque no tiene en cuenta los numerosos derechos adquiridos en torno a la propiedad de los medios y su control, ni le presta mucha atención a la naturaleza orientada a los beneficios de muchos medios que niegan una forma de participación pública a aquellos que no pueden afrontar sus costos. Puede sostenerse también que la competencia y la desregulación plantean una seria amenaza a la programación analítica informada. Una acusación frecuentemente dirigida a las organizaciones periodísticas en el creciente mercado comercial, es que la competencia por la audiencia lleva a un periodismo de poco sonido, en el cual hay una pequeña sala para antecedentes, explicaciones o contextos. Se sostiene, en consecuencia, que la ignorancia entre las audiencias es perpetuada, y que persiste el etiquetado y estereotipado de ciertos grupos. Igualmente los servicios de 24 horas de noticias por cable y satélite como CNN, están restringidos por los valores de las noticias en torno a los cuales deben conformarse, y por las presiones subsiguientes de un ambiente comercial. Como observa Blumler en los medios periodísticos norteamericanos, mientras puedan tener una tradición de periodismo político profesional, puede que las "competencias realzadas" inciten a las redes nacionales de noticias – para evitar la complejidad y mostrar solamente aquellos títulos destacados (highlights) que ganarán y mantendrán la atención de los "espectadores" (Blumler, 1991: 207). Esos títulos destacados rara vez se involucrarán en profundos comentarios políticos o análisis sostenidos. En lugar de ello, los espectadores serán alimentados con una dieta de "info-entretenimiento" (infotainment) que puede tener un fuerte ángulo de "interés humano" o un componente particularmente dramático o violento (ver los nuevos valores). Esta tendencia –recientemente etiquetada por sus críticos como de "embrutecimiento" de las noticias y de los asuntos de los medios- privilegia los índices de audiencia (rating) por sobre los análisis y debates, y resulta en "un defectuoso proceso de explicación pública, con pocos foros en los cuales los temas puedan ser regularmente explorados desde múltiples perspectivas" (Ibíd.: 207). Aunque los servicios de información al instante basados en la computación tienen el potencial de crear un medio de diálogo y el libre intercambio de ideas e información, están únicamente disponibles para aquellos que pueden afrontar los costos del hardware necesario, el software y la suscripción. Para los críticos de la desregulación y la privatización, la información deviene en un artículo para la venta a quienes tienen poder adquisitivo, más que un servicio público disponible para todos, e infotainment es todo aquello que se ofrece a las masas. 9
  • 10. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores 7.6 «Medios-bufones» (modelo posmoderno). El cuarto modelo de influencia periodística es el de los "medios--bufones". Esta perspectiva también puede ser identificada razonablemente como posmodernista, porque enfatiza el estilo y la presentación de los productos de los medios sumados a la sustancia actual de su contenido. Su premisa central es que "entretener es la responsabilidad de los medios", y la gratificación de la audiencia es por lo tanto el único impacto por el cual vale la pena esforzarse. El problema con este modelo, en términos de sus implicaciones políticas, es cómo definimos entretenimiento. Como sugieren Hall y otros (1978), la violencia es considerada intrínsecamente entretenedora de una audiencia más desinteresada y emocionalmente insensibilizada con la vasta colección de imágenes visuales que la bombardea desde cada rincón del mundo. Muchos ven en esto un creciente problema. Jerry Mander lo resume así: Las conferencias de prensa brindan cobertura una vez. Las manifestaciones atraen más la atención que las conferencias de prensa. Las marchas, más que las manifestaciones. Las sentadas, más que las marchas. La violencia, más que las sentadas. Una teoría evolucionó: acelerar el drama de cada acción sucesiva para mantener el mismo nivel de cobertura (Mander, 1980: 22). Más aún, como veremos más adelante, los valores de las noticias aparecen en escena, y una demostración ruidosa o violenta será considerada siempre de mayor interés periodístico que el desarrollo de un movimiento político que trate de influir la agenda política de una manera moderada, porque va bien con el tiempo rápido de producción de la mayoría de los noticiosos y puede ser acompañado con imágenes gráficas visuales. Algunas organizaciones que caen fuera de la corriente de consenso político son bien prácticas en el arte de manipular los medios y "crear" una historia a través de su uso controversial, pero con técnicas de dirección de escenas que harán una buena copia. Greenpeace y Animal Liberation Front son ejemplos de grupos de presión que han sido muy exitosos en mantener la atención de los medios y asegurar la captación de titulares. 7.7 Valores (o criterios) de las noticias. [News values, news criteria, newsworthiness: determinan cuánta prominencia le da a una noticia un medio de comunicación, y la atención que le da la audiencia. De interés o importancia suficiente para el público como para justificar reportes de los medios.] Los que apoyan a las cuatro perspectivas ya delineadas, acordarían en que las noticias no son la realidad; son una versión de la realidad, culturalmente determinada y dependiente de una serie de nuevos valores. En esencia, los valores de las noticias aseguran que las historias creen interés y mantengan la atención, proveyendo a los editores y periodistas de un conjunto de puntos de referencia del criterio con el cual sistemáticamente habrán de graduar, elegir y seleccionar un evento particular y sus tópicos. Una historia no ha de conformarse a todos los valores delineados más abajo; aunque la mayoría de estos criterios se conformen a ellos, será considerado el de mayor interés periodístico. Los valores de las noticias descritos más abajo, son tomados y modificados de un conjunto de nuevos criterios profesionales mencionados por Galtung y Ruge (1973) para evaluar la selección de nuevas historias por parte de la prensa. Han sido modificados ligeramente de modo que pueden ser aplicados a todas las formas de los medios. Primero, es probable que los eventos sean reportados si ocurren dentro del día o si hay suficiente ‘acción’ en un corto lapso para justificar su continua cobertura. Como se indicara, una manifestación usualmente es considerada de interés periodístico, pero el desarrollo del movimiento político relacionado a ella o su contexto, no tienen la frecuencia correcta. Tiene que ser de una determinada magnitud o ser umbral, lo que variará de acuerdo a su significado local, nacional o global. Por ejemplo, una protesta local recibirá usualmente cobertura prominente en los medios de esa región, pero tiene que ser de mayor tamaño y su significación más universal para que sea propalada en la prensa nacional e internacional y los canales transmisores. Una historia debe ser no-ambigua y significativa; esto es, debe tener algún significado intrínseco o relevancia para la audiencia y ser fácilmente entendida. Puede ser también predecible, en cuyo caso los avances de noticias se hacen por adelantado para desplegar camarógrafos y reporteros, o puede ser completamente no esperada, en cuyo caso tiene un valioso factor "sorpresa". 10
  • 11. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Una "historia en curso", como una disputa industrial en marcha o incidentes repetidos de desorden público, serán usualmente cubiertos por el interés de la continuidad, e historias similares serán a menudo ubicadas cerca del evento original. Esta composición de historias similares (por ej.: incidentes aislados y desconectados de desorden en diferentes partes del país) tenderá a menudo a crear pánico moral sobre ella. Los incidentes que involucran a naciones de élite son consideradas intrínsecamente de mayor interés periodístico; así una confrontación entre policías y manifestantes o algún otro acto de desorden público es más probable que aparezca en los medios periodísticos británicos si ocurre en Norteamérica o en alguno de los países europeos occidentales más cercanos al Reino Unido, que si ocurre en Latinoamérica o África. Cuando los desórdenes y las insurrecciones públicas en naciones en desarrollo o distantes son cubiertos por los medios británicos, frecuentemente las únicas imágenes que se verán de esos países serán las de trastorno y caos. Aspectos más positivos o más mundanos de la vida en, por ejemplo, India, China, Irak o Sudáfrica tienen raramente una cobertura similar dentro de los intereses del balance. Las personas de élite son de valor para los medios, y la obsesión de fines del siglo XX con la celebridad es evidente en el hecho de que, igualmente en historias de desorden público, un nombre célebre puede asegurar la cobertura más prominente. Los manifestantes por los derechos de los animales tienen que agradecerle frecuentemente a la actriz francesa Brigitte Bardot por traer sus campañas a la atención de los noticiosos, porque una "personalidad" es considerada usualmente de mayor interés periodístico que una ciudadana "ordinaria". Es así en parte porque la personalización es favorecida por sobre los conceptos abstractos y las instituciones (tales como el sistema de justicia criminal) y en parte porque las malas noticias son consideradas de máximo valor entre los nuevos reporteros y los editores. Esta lista no es exhaustiva; los valores de las noticias variarán ligeramente de acuerdo al tipo de medio y la percepción de la audiencia. En la mayoría de los países democráticos, los medios de radiodifusión adoptarán generalmente una aproximación menos partidista que la prensa escrita. Pero se hallan diferencias también dentro de la industria de los medios. Sumado a sus diferentes lealtades políticas, los diversos periódicos privilegiarán ciertos componentes nuevos sobre otros. En Gran Bretaña, los tabloides como Sun y Mirror harán prevalecer historias que incluyan sexo, escándalos o cualquier otro elemento sensacionalista. El Mail y el Express a menudo adoptarán un ángulo de "interés humano", y darán prioridad a historias que apelen a las lectoras femeninas. Folletos tales como Times, Telegraph, Independent y Guardian, a pesar de tener diferentes posturas políticas, pueden darle una alta prioridad a historias de ultramar, o a aquellas que tengan un impacto económico o financiero. Como se expresara, sin embargo, el valor de las noticias más común a todos los medios es la violencia. En "Servicio Policial de la Crisis: Asalto, el Estado y la Ley y el Orden" (Policing the Crisis: Mugging, the State and Law and Order), Hall y otros (1978) comentan: Cualquier crimen puede ser llevado a la escena de las noticias si la violencia está asociada con él, desde que la violencia es quizás el supremo ejemplo de "consecuencia negativa" de los valores periodísticos. La violencia representa una violación básica de la persona; el mayor crimen personal es el "homicidio", superado sólo por el asesinato de un agente de la ley, un policía. La violencia es además el último delito contra la propiedad y el Estado. Así, representa una ruptura fundamental en el orden social. El uso de la violencia marca la distinción entre quienes son de la sociedad y quienes están afuera de ella...El Estado, y sólo el Estado, tiene el monopolio de la violencia legítima, y esta "violencia" es usada para salvaguardar a la sociedad de sus usos ‘ilegítimos’. La violencia constituye así un umbral crítico en la sociedad; todos los actos, especialmente los criminales, que trasgreden los límites son, por definición, dignos de atención periodística. Hay quejas a menudo de que ‘las noticias’ están también llenas de violencia; un tema puede escalar al tope de la agenda noticiosa simplemente porque contiene un "gran estallido" (Big Bang). Los que se quejan así, no entienden acerca de qué tratan "las noticias". Es imposible definir "valores de las noticias" en vías que no coloquen a la "violencia" en o cerca de la cima de nueva atención (Hall y otros, 1978: 68). 11
  • 12. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores 7.8 Estableciendo la agenda. Aunque la posibilidad de una relación causal directa entre el consumo de los medios y el comportamiento como respuesta (por ejemplo, entre imágenes violentas en pantalla y la violencia de la vida real) es desestimada por muchos académicos de los medios, particularmente aquellos con base sociológica, no obstante es aceptado por la mayoría de los investigadores que quienes trabajan en los medios tienen algún grado de influencia en términos de qué historias potenciales seleccionan y cómo las organizan y definen, o amplían algunas cuestiones sobre otras. En otras palabras, quienes trabajan en los medios ayudan a establecer la agenda socio política que, si no dice qué pensar, ciertamente influirá acerca de lo que pensemos. Lo hacen tamizando y seleccionando nuevos temas, dando prioridad a algunas historias sobre otras, editando palabras y eligiendo imágenes visuales que convengan a cierto significado, y por eso creando una impresión general que encaje con los valores de las noticias de los medios y la característica distintiva de la compañía para la cual trabajan. Todo esto se resume como "cuidar la puerta" y los individuos que lo hacen son los "porteros". Así, a través de "porteros" los medios masivos comunican significados, ofrecen soluciones, asocian ciertos grupos con tipos particulares de comportamiento y proveen "cuadros del mundo" que ayudan a estructurar nuestros marcos de referencia. En estas vías, y en conjunto con muchas otras, las influencias que no vienen de los medios, establecen una agenda para el debate público y político. Para la mayor parte, la agenda periodística es estructurada de un modo ordenado y predecible. En consecuencia, habiendo establecido el marco de trabajo moral de un debate, los medios rara vez retornarán doblando en "u" y se reacomodarán a un conjunto diferente de principios. Por ejemplo, las manifestaciones son usualmente reportadas de una manera familiar y restrictiva de modo que la cobertura de los opositores a la Ley de Justicia Criminal y Orden Público a comienzos de los noventa marcó similitudes con la Protesta Por los Impuestos Urbanos en los ochenta. Más aún, en incidentes de desorden violento las cámaras estarán siempre cerca y detrás de las líneas policiales, de cara a una enojada y a menudo irregular "turba". Hay válidas razones para esto, no solo la seguridad de los camarógrafos y su costoso equipamiento, sino que la posición de las cámaras al lado o detrás de las fuerzas de la ley y el orden es muy importante para la impresión que se desea comunicar. Aún a pesar de que los parámetros para reportar están siendo largamente circunscriptos de este modo, definiciones alternativas y otras interpretaciones pueden existir bien en el reporte de un incidente dado. Por ejemplo, la cobertura periodística de una manifestación violenta puede coadyuvar a la diseminación de "destrezas para el desorden público" (¡para ambos, la policía y los manifestantes!). Puede producir una reacción violenta y repentina (en el caso, por ejemplo, de los new age travellers que traspasaron el campo en los ochenta y noventa). O puede alentar un incremento de la conciencia social y la responsabilidad (como se vio en la respuesta pública a las campañas ecológicas y a la exportación de animales vivos a Europa, mencionados previamente). Ciertos significados pueden ser alentados sobre otros en la presentación de un evento, pero estos serán aún susceptibles de un proceso de selección que refleja las relaciones del poder en una sociedad diferenciada y estratificada. Además debe recordarse que pocas personas tienen sus profundas creencias y prejuicios alterados como resultado del consumo de los medios; leemos, miramos e interactuamos con aquellos medios que representan más acertadamente nuestra amplia visión del mundo. Por ejemplo, hablando en general, quien ve a los medios-como-subversivos favorecerá a un periódico que tome una fuerte postura en torno a la ley y el orden, e igualmente cuando la cobertura sea probablemente condenatoria, podrán aún percibir que los medios como un todo ofrecen apoyo a los manifestantes al proveerles publicidad y alentar la posibilidad de imitar su comportamiento. En la acera opuesta, quienes creen en el poder-hegemónico-de-la-prensa están más inclinados a leer diarios que ofrezcan lecturas alternativas de la situación incluyendo, quizás, evidencia de la violencia policial, mientras insisten en que la mayoría de los medios toman una línea coincidente con los intereses de aquellos que están en el poder. 7.9 Pánico moral. La manipulación de la agenda pública por los medios, y la concentración en la violencia como un valor periodístico clave, a menudo resulta en el desarrollo del pánico moral, término generalmente acreditado a Stanley Cohen (aunque primero usado un año antes por Jock Young), en su libro de 1972, "Demonios populares y pánico moral", acerca de la lucha entre modernistas ["Mods": subcultura que se originó en Londres, Inglaterra, a finales de los años 1950 y alcanzó su punto máximo entre principios y mediados de la década de 1960] y "roqueros" en las playas británicas de mediados de la década de 1960. 12
  • 13. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Un hallazgo clave de Cohen fue que, perversamente, los medios frecuentemente asocian ciertos grupos minoritarios con la desviación y condenan su uso de la violencia, aún aceptando que esa violencia es una vía legítima para la policía para tratar con problemas y es a veces una forma necesaria de retaliación. Las percepciones derivadas de estas presentaciones pueden además influir las actitudes "oficiales" de modo que encajan con los estereotipos. Las definiciones de la situación construidas por los medios son por lo tanto reforzadas y cada parte se comporta como "se espera" que lo haga (Cohen y Young, 1973). Hay tres amplios tipos de individuos que pueden ser etiquetados como "desviados" por los medios masivos. 1) El primer grupo es aquel que comete actos criminales serios, tales como asaltantes y manifestantes. 2) El segundo grupo es aquel cuyo comportamiento se desvía de los procedimientos organizacionales o que quiebra códigos convencionales de conducta en el lugar de trabajo, tales como los huelguistas en las industrias y los piqueteros. 3) El tercer grupo es aquel que adopta patrones de comportamiento, estilos de vestir y vías que los presenten a sí mismos diferentes de lo normal, tales como los punks, hippies, viajeros y rastafari [Seguidor de un movimiento religioso, social y cultural de origen jamaicano que se caracteriza por transmitir sus creencias a través de la música, defender el consumo de marihuana y el uso de una indumentaria y un peinado característicos.]. El Movimiento Rastafari es un movimiento espiritual que considera que Haile Selassie I es la tercera reencarnación de Yahvé, después de Melquisedec y Jesús. Surgió en los comienzos de los años 1930 en los barrios marginales y en los sectores rurales adyacentes de Kingston (Jamaica). La visión social y cultural de Marcus Garvey inspiró a los rastafaris, que lo consideran una reencarnación de San Juan Bautista. Son conocidos popularmente por sus trenzas rasta y su uso sacramental del psicotrópico cannabis. El concepto de pánico moral refiere a las reacciones públicas y políticas hacia grupos que parecen amenazar los valores sociales e intereses y que, en los últimos 20 años, han incluido asaltantes, "barra-bravas" (hooligans), "vividores" de la seguridad social, manifestantes contra las contribuciones urbanas, "viajeros de la nueva era" y padres solitarios. El pánico moral tiende a ocurrir en períodos de rápido cambio social, cuando las sociedades se sienten bajo algún tipo de tensión. Pero lo que hace a los grupos "desviados" el blanco del pánico moral es que las reacciones públicas hacia ellos son guiadas por los medios. Estos toman una postura moral, expresan agravios a las creencias o comportamientos del grupo bajo escrutinio y avivan la animosidad pública y el temor hacia ellos. Esto puede ser hecho de varios modos. Primero, los medios pueden exagerar y distorsionar los hechos. Una de las maneras más comunes de hacerlo es a través del uso del lenguaje emotivo tal como "motín", "batalla", "sitio", "alaridos de la turba" y "orgía de destrucción", los cuales han sido usados muchas veces en reportes sobre desorden público. Segundo, las historias de los medios frecuentemente involucrarán el valor periodístico de la predicción; lo que ocurrió, inevitablemente ocurrirá de nuevo, y si no ocurre, una historia será construida hacia ese efecto, reportando no-eventos que aparecen para confirmar las predicciones (Halloran y otros, 1970; Cohen, 1980). Tercero, la simbolización ocurre cuando los nombres pueden simbolizar ideas complejas y emociones; una palabra (ej.: Mod) deviene en símbolo de estatus (Ej.: "desviado") y objetos (Ej.: un estilo particular de peinado o forma de vestir) se transforma en símbolo de estatus más las emociones añadidas a él. El efecto acumulado es que el término Mod se disocia de alguna connotación neutral previa que haya tenido (tal es la denotación de un particular estilo de consumo) y adquiere un significado completamente negativo (Cohen, 1980). Los nombres de lugares pueden también simbolizar emociones complejas; Hungerford (un 13
  • 14. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores pueblo en el sudoeste de Inglaterra donde 16 personas fueron asesinadas por el pistolero Michael Ryan en 1987), Lockerbie (el pueblo en Escocia sobre el cual explotó el vuelo de Pan-Am como resultado de una bomba terrorista en 1988) y Dunblane (un pueblo escocés en el cual 16 niños y su maestra fueron acribillados en la escuela primaria por Thomas Hamilton en 1996) son todos ejemplos de nombres de lugares emotivos y simbólicos en el Reino Unido. Las escenas de cortos y esporádicos disturbios también pueden simbolizar amplios intereses por un largo lapso después que ocurrieran y fueran titulares, y Brixton, Toxteh y Handsworth están entre esos con persistente notoriedad después de los desórdenes a comienzos de los ochenta. Los reportes de desviación de esos modos –exageración, distorsión, predicción y simbolizaciónponen en movimiento una serie de respuestas interrelacionadas. Primero, los medios identifican y "etiquetan" lo que ven como un grupo subversivo minoritario, así establecen su estatus de desviados o "demonios populares" (Cohen, 1980). Esto crea conciencia pública del tema y obliga a la policía a monitorear al grupo más estrechamente, resultando en arrestos más frecuentes. No solamente aparece la atención policial para validar el interés inicial de los medios, puede resultar en que el grupo se sienta crecientemente extraño, particularmente cuando –como ocurre a menudo- los políticos y otros "líderes de opinión" comienzan a crisparse, demandando acción más severa para controlar y castigar a los "desviados" y advirtiendo sobre los posibles peligros a la sociedad si sus actividades no son controladas. Tal condena amplia puede llevar a que el grupo se sienta más perseguido y marginado, resultando en un incremento de su actividad desviada, de modo que parecen transformarse más en las criaturas originalmente creadas por los medios. La desviación continua resulta en mayor atención policial, más arrestos y más cobertura periodística. Así una "espiral de amplificación de la desviación" (Wilkins, 1964) o un "espiral significativo" (Hall y otros, 1978) es puesto en movimiento. La espiral de desviación puede seguir por semanas o meses, pero nunca fuera de control por un sinnúmero de razones. Primero, el interés de los medios mermará eventualmente y se moverá a otros temas. Segundo, tras un período de tiempo, el "demonio popular" se torna familiar y por lo tanto no se lo percibe tan amenazador. Tercero, evolucionan modos de copiado con la amenaza percibida. Puede resultar en una nueva legislación introducida para minimizar o eliminar el problema, o las personas más afectadas desarrollan estrategias más mundanas. Finalmente, después de un tiempo, el desviado puede simplemente dejar de serlo y los miembros de las sub-culturas juveniles crecerán y se moverán. La tesis del pánico moral no sólo ayuda a identificar ejemplos de exageración y distorsión de los medios; además sostiene que el reporte selectivo actualmente puede crear olas de crímenes y exacerbar problemas sociales. Los medios pueden agitar la indignación pública acerca de ciertos tipos de comportamiento aún cuando ese comportamiento no necesariamente justificará su atención. No hay nada nuevo acerca de ello; o bien la amenaza actual involucrada puede ser insignificante; pero algunas críticas (por ejemplo Young, 1974) van tan lejos que expresan que hay una necesidad institucionalizada en la prensa de crear pánico moral en orden a hacer "una buena imitación" y vender periódicos. Así, la cobertura del comportamiento desviado tiende a ser excitante y condenatoria. Funciona como un entretenimiento, mientras que al mismo tiempo moviliza el agravio colectivo y reúne a la comunidad en la indignación moral. Más específicamente, el comportamiento desviado – si toma la forma de peleas en las playas de Brighton, de protestas contra políticas de transporte ecológicamente débiles, de consumir éxtasis en clubes, o lo que sea- marca el borde externo de una comunidad o sociedad y da una estructura interior y fuerza al núcleo. Una vez que el "diablo" fue definido, el público sabe por deducción qué es "bueno", y el etiquetamiento de "demonios populares" da así el corazón interno al grupo (a menudo, eufemísticamente, se refiere a éste como ‘mayoría moral’) un sentido de su propia identidad cultural. Pero inevitablemente, la cobertura de los desviados deviene en una atracción secundaria, una táctica de diversión que remueve la atención de problemas más serios en la sociedad, particularmente aquellos de naturaleza política. En su creación del pánico moral, entonces, los medios pueden ser descriptos como "bufones" que sin embargo desempeñan una función hegemónica en la formación del consenso. ¡Irónicamente, ellos además son percibidos como un elemento subversivo que corrompe a la gente joven en primer lugar y los lleva a la desviación contra quienes la sociedad debe ser protegida! 14
  • 15. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Otro aspecto del pánico moral digno de nota es que frecuentemente (aunque no exclusivamente) toma como chivo expiatorio a la gente joven. Puede ser en parte debido a su ocurrencia durante períodos de cambio social e incertidumbre, porque sobre todo lo demás, la "juventud" representa el futuro. Si la gente joven aparece evitando todos los estándares morales y tradicionales de sus predecesores, el futuro de la sociedad puede parecer ser –a sus generaciones más viejas, finalmente- igualmente más precario. Por muchos años, los medios masivos han enfocado a la juventud como un problema y el comportamiento desviado entre los niños y adolescentes es visto a menudo como síntoma de una sociedad enferma. En otras palabras, el comportamiento de la gente joven es usado como una vara de medición o barómetro con el cual examinar la "salud" de la sociedad. Hay muchas razones para la criminalización y demonización de la gente joven [la demonización es la técnica retórica e ideológica de desinformación y/o alteración de hechos y descripciones, que consistente en presentar a entidades políticas, étnicas, culturales o religiosas, etc., como fundamentalmente malas y nocivas; como forma de justificar un trato político, militar o social diferenciado, y/o también para atribuir de incorrecto lo que esta en contra de lo que se cree o apoya], no sólo el hecho que cerca de la mitad de los delitos es cometido por personas menores de 21 años (Pitts, 1996; Newburn, 1997). Pero el problema es que los medios masivos permiten la generalización simple al referirse a toda la juventud de modo que los jóvenes en general son caracterizados como "un problema" y con frecuencia usados como un motivo de declinación percibida en los valores morales tradicionales. Tal es la marginación de los jóvenes por los medios masivos, que muchos escritores han caracterizado a los jóvenes delincuentes como el demonio popular número uno de la sociedad. Pero a pesar del hecho que los adolescentes han sido vistos con temor por siglos (Pearson, 1983; Murdock, 1997) es sólo en tiempos recientes –desde el fin de la Segunda Guerra Mundial- que puede sostenerse que su cobertura por los medios masivos constituye un pánico moral. Los cincuenta en Gran Bretaña vieron una explosión de subculturas juveniles con sus estilos itinerantes, movimientos y música y en ese momento más que nunca la juventud representó el futuro; era una metáfora para los amplios intereses sociales acerca de la vida moderna, el crecimiento de la ciudad, aumento de oportunidades para el ocio y lo demás. La gente joven representó todo lo que era "moderno", pero como modernidad en sí misma, la posición y el estatus de adolescente eran vistos con una tremenda ambivalencia. Los finales de los cincuenta y sesenta fueron un tiempo de pleno empleo y de opulencia de los jóvenes nunca vistos antes. También formaron una sección de la sociedad más amplia que la de otros grupos de edades por la explosión de bebés (baby boom) en los años de la posguerra, y eran consecuentemente más visibles que nunca. Tenían un significativo poder de consumo, y representaron la vitalidad y la movilidad social a un grado que los marcó con relación a otras generaciones. Pero para los medios y el Establishment hubo otra cara para los, al parecer, positivos rasgos de la juventud de los sesenta. "Modernista" equivalió a "descarado"; siendo cosmopolitas y sin clases, fueron inextricablemente ligados a tener demasiado dinero y muy poca moralidad, y los hicieron desconsiderados y egoístas a ojos de muchos de sus padres. Fue su reticencia a conformarse a los códigos morales de sus padres (y, por implicancia, al Sistema) y su -al parecer- irrestricta opulencia lo que los llevó a la demonización por los medios masivos. Cohen lo resumió así: Los Mods y los Rockers simbolizaron lejos algo más importante que lo que realmente hicieron. Tocaron los delicados y ambivalentes nervios a través de los cuales fueron experimentados los cambios sociales de posguerra en Gran Bretaña. Ninguno deseaba depresión o austeridad, pero mensajes tales como "nunca la tuvieron así de bien" fueron ambivalentes ya que algunas personas estaban obteniéndolo muy bien y muy rápido (Cohen, 1980: 192) Desde aquel tiempo un conjunto vasto de leyes fue introducido, afectando el camino por el cual los niños y los jóvenes eran percibidos por la policía, el sistema de justicia criminal, y la sociedad en su conjunto. En Gran Bretaña estas medidas trajeron aparejados el descenso de la edad a partir de la cual los niños podían ser convictos por crímenes serios y el aumento de sentencias de custodias de menores. En un ambiente político en el cual los políticos son sondeados para ser severos en torno al crimen y el desorden, una forma popular de punición está siendo perseguida, que incluye la demonización de los jóvenes a una edad crecientemente más temprana. Newburn (1977) lo remonta a los disturbios urbanos de 1991 que tomaron lugar en un número de urbanizaciones en pueblos y ciudades británicos, más notoriamente Blackbird Leys en 15
  • 16. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Oxford y Meadowell en Tyneside. El vandalismo hacia las propiedades y los autos, y las escaramuzas con la policía, no estaban a la altura de los desórdenes que ocurrieron en Gran Bretaña diez años atrás. Pero como lo comenta Newburn: Lo que estos disturbios públicos hicieron, fue permitir que el interés de largo tiempo atrás acerca de los delincuentes jóvenes o muy jóvenes se sacudiera el polvo, se distorsionara, a veces se exagerara, y fuera servido entonces en forma simbólica a través de los medios masivos. En muchos de los reportes de estos eventos, fue crecientemente sugerido que el mayor azote en la vida en el interior de las ciudades eran las comunidades locales de criminales jóvenes. Más aún, según se declamó -primero la policía, pero seguidas de cerca por los políticos-, que la policía y las cortes eran débiles para tratar con tales infractores (Newburn, 1997: 646). Así, la desviación es condenada porque se cuestiona una visión consensual del mundo y la gente joven es el recipiente favorito del horror porque las perspectivas de la estabilidad futura reposan en sus manos. Realmente las actividades de los jóvenes son consideradas a menudo potencialmente dañinas para la imagen de los medios sobre el mundo –"un solo mundo consigo mismo"- que ellos (los medios) con frecuencia equiparan con placer, actividad sexual (especialmente si ocurre fuera del matrimonio), homosexualidad, uso de alcohol y drogas, grandes reuniones tales como festivales y otras parecidas, con su justa recompensa – SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual, criminalización, aún la muerte. El mensaje de que la desviación es no-placentera, peligrosa y una amenaza al orden social. Pero, cuando se tiene una escala relativamente grande de desviación en desarrollo tal como el desorden público, se suma una complicación porque tal desviación diseminada no puede ser explicada en términos de muy pocos individuos pervertidos. Así, el concepto de engaño inocente o ignorante es delineado y en muchos reportes de infracciones al orden público, los participantes son caracterizados como enfermos, en cuyo caso deben ser tratados; ignorantes, en cuyo caso deben ser protegidos; o agitadores políticamente motivados, que deben ser hallados y castigados. 7.9.1 El problema con la «tesis del Pánico Moral». La teoría del pánico moral ha sido inmensamente útil, además de una herramienta conceptual popular en el estudio de los medios masivos y la desviación en las últimas dos décadas. Tiene, sin embargo, un número de limitaciones, la más obvia de las cuales es que hay diferentes niveles de "desviación". Una teoría que da cuenta del pánico público acerca del ritual satánico de los abusadores de niños puede no ser apropiada en consideración a las reacciones públicas hacia las madres solteras o los usuarios de cannabis. Más aún, las subculturas juveniles "espectaculares" –reserva de los promotores del pánico moral- no son, discutiblemente, tan evidentes como lo fueron. La teoría del pánico moral tiende a sugerir que los jóvenes en los años 1950, 1960, 1970 y 1980 tuvieron chances limitadas en sus opciones de estilo, personalidad y consumo. Pero en la sociedad actual, la gente joven es capaz de hacer la transición desde la niñez a la edad adulta a través de un vasto y variado rango de subculturas coexistentes, que hacen aparecer las actividades "desviadas" de cada grupo menos visible y menos importantes en el contexto más amplio. Más aún, los individuos pueden moverse de adentro hacia fuera de varias subculturas, haciendo así que su lealtad a grupos particulares sea solo marginal y efímera. Otro factor importante, como Simon Watney (1987) y Angela McRobbie (1994) lo señalan, es que el pánico moral raramente ocurre de repente, como a veces se sugiere. En efecto, puede decirse que lejos de tratarse de incidentes aislados, los pánicos morales son, de hecho, parte de las luchas ideológicas de largo plazo que son realizadas a través de la sociedad y dentro de todos los campos de la representación pública. Puede decirse así que es una parte integral de la función hegemónica de los medios masivos, narrándonos más acerca de la naturaleza de los medios y su relación con aquellos en el poder, que lo que hacen sobre la cadena de eventos que llevan a los casos que culminan en pánico moral. Los pánicos que han habido en años recientes sobre víctimas del HIV, padres solitarios, madres solteras, delincuentes juveniles, miembros homosexuales del parlamento y bandas de niñas constituyen parte del discurso moral abiertamente santurrón que ha caracterizado a los medios y a las agendas políticas de las últimos 15 años, y que alcanzaron su cenit en la fatal campaña del "Regreso a las Bases". 16
  • 17. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Similarmente, el pánico moral sobre los asaltos en los comienzos de los ochenta puede ser puesto en el contexto de temores persistentes a los "extranjeros" que ganaron ímpetu siguiendo a la inmigración al Reino Unido a fines de los cincuenta y comienzos de los sesenta. En el mismo camino en el cual el estudio original de Cohen levantó ciertos rasgos de los eventos de los Mods y los Rockers, tocando tensiones sociales muy profundas, así Hall y otros en Policing the Crisis (1978) mostraron también cómo los temas de raza, crimen y juventud fueron condensados dentro de la imagen del asaltante –la juventud negra violenta- y lo usó para articular mayores cambios en la vida política y económica británica desde la Segunda Guerra Mundial. Algunos sectores de la prensa británica continúan expresando xenofobia general y fracaso en ver una sociedad británica moderna, multirracial e integrada; como se viera en la histeria de algunos de esos sectores al referirse a los gitanos perseguidos en la República Checa que buscaban asilo. Aunque podría parecer un agregado al pánico moral, puede señalarse en realidad como una tendencia continua y recurrente. 7.10 Conclusiones. Por más de una década, una visión populista de las penas ha caracterizado al gobierno británico con relación a la ley y el desorden, una postura que es replicada en Estados Unidos y en muchos otros países alrededor del mundo. Parece haber muy poca oposición efectiva de la corriente principal de partidos políticos en el Reino Unido, a proposiciones para encarcelar a los delincuentes juveniles, introducir toques de queda, legislar para prevenir delirios y modas (raves), y para introducir nuevas y más duras medidas contra los ocupantes ilegales, los viajeros, los manifestantes, los jóvenes sin hogar y los desempleados. Mientras tanto, aquí y en todas partes, se ha tratado de imponer un modelo de servicio policial de tolerancia cero que, si la historia actúa como guía, sea probablemente dirigida a la ya marginada juventud (Crowther, 1998). Todos estos temas son transmitidos extensamente al público en general – seleccionado, enmarcado, manipulado o realmente ignorado- por los medios de comunicación masiva. El análisis de los cuatro modelos -a veces complementarios- del poder de los medios aclaró un número importante de dimensiones sobre el reporte de la desviación. La vista desde la derecha (el amigo del insurgente) y desde la izquierda (un instrumento del estado) puede ser muy simplista para describir una situación compleja. Pero igual aquellos (tales como Hansen y Murdock, 1985) que han intentado adoptar una aproximación más flexible y caracterizaron a los medios como un campo de continuo conflicto en el cual se da la lucha de discursos compitiendo entre sí por la publicidad y la legitimación, han concedido que el desarrollo de temas existentes en la historia y la cultura popular llevan al "significado" de las noticias fijado antes en un proceso de producción. Así, igualmente en un mercado de los medios dominado por la pluralidad y la diversidad, un desorden público es invariablemente asociado, en forma negativa, con una "turba" y puesto en oposición a connotaciones más positivas de "comunidad". Al mismo tiempo, los medios han descubierto que la mezcla de atracción y hostilidad sentida por la mayoría hacia las acciones y creencias de una minoría subversiva, es hecha para una audiencia garantizada; la gente ávidamente mira y lee noticias que excitan sus sensibilidades y al mismo tiempo confirman y refuerzan sus prejuicios. Los medios reconcilian el fomento de la indignación moral con ‘darle al público lo que quiere’ mediante la oferta de reportes seleccionados y lujuriosos, pero además reasegurando su audiencia mediante la condena de las acciones de los desviados. En otras palabras, los medios juegan con las inseguridades colectivas y las indignaciones del público y reúnen a la sociedad en torno a la indignación moral hacia el grupo de subversivos identificados. Mientras tanto, el despliegue de reporteros de noticias en fuentes institucionales, tales como las cortes, donde es más probable obtener historias de interés periodístico, la necesidad de producir reportes que encajen con los tiempos de la producción de noticias, la concentración en crímenes específicos a expensas de procesos causales o políticas, las consideraciones de seguridad personal que llevan a los camarógrafos a cubrir incidentes de orden público desde detrás de las líneas policiales, la sobre-dependencia de fuentes acreditadas de información acerca de los crímenes y su esclarecimiento, y el imperativo de entretenimiento, todo estructura una imagen de crimen y policía que, sobre el tiempo, ha devenido en una especie de profecía auto-cumplida. 7.11 Sumario 17
  • 18. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores  Cuando se analizan las construcciones ideológicas detrás de los informes de los medios sobre la desviación, resulta útil considerar los cuatro modelos de poder de los medios que pueden ser tanto competir como ser complementarios entre sí; los medios-subversivos, los medios-hegemónicos, los medios-como-un-sitio-de-lucha-ideológica y los medios-bufones. Cada una de estas perspectivas, si son vistas aisladamente, o juntas, pueden ayudar a aclarar porqué los medios están tan interesados en el servicio de policía; los intereses de quiénes son servidos por la cobertura periodística más prominente de la desviación y el desorden; y si los medios son culpables de crear pánico moral sobre ciertos tipos de crímenes, inflamando temores públicos y creando una sociedad dividida.  Cualquiera sea el marco de trabajo favorecido para la explicación, una cosa en torno a la cual los cuatro modelos están de acuerdo es que todas las historias periodísticas deben conformar a los valores de las noticias profesionalmente definidos, en orden a ser considerados de interés para el público. Uno de los más importantes valores periodísticos es la violencia; también algún incidente o evento subirá aceleradamente al tope de la agenda de noticias, si contiene un elemento violento.  Algunas veces un pánico moral es creado; ocurre cuando algún tipo de comportamiento desviado es promovido al tope de la agenda y se le da cobertura prominente, creando una impresión de problema que está totalmente fuera de proporción con relación al problema inicial. Uno de los primeros y más notorios pánicos morales refieren a los Mods y los Rockers en los 1960s. Desde entonces, han incluido asaltantes, viajeros, gitanos, inmigrantes (legales e ilegales), adolescentes, niños, pedófilos y madres solteras.  Hay tres características especiales de pánico moral: 1) define los parámetros morales de la sociedad, llevando a la comunidad en general a una condena colectiva a los así llamados ‘desviados’; 2) ocurre en períodos de rápido cambio social, cuando la sociedad está bajo alguna forma de tensión; 3) usualmente (aunque no exclusivamente) refiere a culturas juveniles.  La tesis del pánico moral tiene, sin embargo, sus limitaciones; y aunque ha aparecido alguna ortodoxia desde la publicación de ‘Demonios populares y pánico moral’ de Stanley Cohen (1972), quizás sea más instructivo pensar sobre el reporte de los medios acerca de la desviación como parte de una más amplia y extendida ideología que penetra en la vida pública y privada. 7.12 Guía para leer. Ahora se le recomienda leer el siguiente artículo, anexado a esta Unidad: Murdock, G. (1984) Reporting the Riots: Images and Impact, en Benyon, J. (ed.) Scarman y después – "Ensayos reflexionando sobre el Informe de Lord Scarman, los Desórdenes, y las Consecuencias", pp. 73-95. Oxford: Pergamon Press. 7.13 Vinculando la teoría a la práctica. Usted debería escribir ahora aproximadamente 300 palabras para contestar cada una de las preguntas de más abajo. Creemos que es un importante ejercicio que lo ayudará a la comprensión del material y una ayuda para el progreso en el curso. Sus respuestas deben ser parte de sus apuntes personales y no deben ser enviadas a la Universidad. 1. Analice las fortalezas y debilidades de los cuatro modelos de poder de los medios –denominados subversivo, hegemónico, de lucha ideológica y bufón, con relación a la cobertura periodística de la Investigación de Mac Pherson respecto de la muerte de Stephen Lawrence. 2. Estudie una cobertura periodística particular de algún tema relacionado a la diversidad y al servicio de policía. ¿Cuáles son los valores de las noticias a hallar en la historia, y cómo encajan con la ideología del periódico y su audiencia percibida? 3. Considere cuán convincente es la tesis del pánico moral en el contexto del informe de los medios acerca de un grupo minoritario particular. 18
  • 19. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores 7.14 Bibliografía Barker, M. and Petley, J. (eds.) (1997) Ill Effects: The Media/Violence Debate. London: Routledge. Barthes, R. (1973) Mythologies. St Albans: Paladin. Blumler, j. (1991) ‘The New Television Marketplace: Imperatives, Implications, Issues’, in J. Curran and M. Gurevitch (eds) Mass Media and Society. London: Arnold. Cohen, S. (1980) Folk Devils and Moral Panics: The Creation of Mods and Rockers. London: MacGibbon and Kee; new edition with Introduction, Oxford: Martin Robertson. Cohen, S. and Young, J. (eds) (1973) The Manufacture of News: Deviance, Social Problems and the Mass Media, London: Constable. Critcher, C. (1996) ‘On the Waterfront: Applying the Flashpoints Model to Protest against Live Animal Exports’, in C. Critcher and D. Waddington (eds) Policing Public Order: Theoretical and Practical Issues. Aldershot: Avebury. Crowther, C. (1998) ‘Policing the Excluded Society’, in R. Hopkins Burke (ed.) Zero Tolerance Policing. Leicester: Perpetuity Press. Ericson, R. (1991) ‘Mass Media, Crime, Law and Justice’, British Journal of Criminology, 31(3):219-49. Ericson, R. (ed.) (1995) Crime and the Media. Aldershot: Dartmouth. Ericson, R., Baranek, P. And Chan, J. (1987) Visualizing Deviance: A Study of News Organizations. Milton Keynes: Open University Press. Foucault, M. (1977) Discipline and Punish: The Birth of the Prison. London: Penguin. Galtung, J. and Ruge, M. (1973) ‘Structuring and Selecting News’, in S. Cohen and J. Young (eds) The Manufacture of News: Deviance, Social Problems and the Mass Media. London: Constable. Geertz, C. (1983) Local Knowledge: Further Essays in Interpretative Anthropology. New York: Basic Books. Goode, E. and Ben-Yeheuda, N. (1994) Moral Panics: The Social Construction of Deviance. Oxford: Basil Blackwell. Gramsci, A. (1971) Selections from the Prison Notebooks. London: Lawrence and Wishart. Habermas, J. (1989) The Structural Transformation of the Public Sphere, trans. T. Burger. Cambridge: Polity Press. Hall, S., Critcher, C., Jefferson, T. Clarke, J. and Roberts, B. (eds) (1978) Policing the Crisis: Mugging, the State and Law and Order. London: Macmillan. Halloran, J., Elliott, P. and Murdock, G. (1970) Demonstrations and Communication: A Case Study. Harmondsworth: Penguin. Hansen, A. & Murdock, G. (1985) ‘Constructing the Crowd: Populist Discourse and Press Presentation’, in V. Mosco and J. Wasko (eds) Popular Culture and Media Events, Vol. III. Norwood, N.J.: Ablex. 19
  • 20. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Kidd-Hewitt, D. and Osborne, R. (eds) (1995) Crime and the Media: The Postmodern Spectable. London: Pluto. Le Bon, G. (1960) The Crowd: A Study of the Popular Mind. New York: Viking Press. MacKay, C. (1956) Extraordinary Popular Delusions and the Madness of Crowds. London: George Harrap. McRobbie, A. (1994) Postmodernism and Popular Culture. London: Routledge. Mander, J. (1980) Four Arguments for the Elimination of Television. New York: Harvester. McNair, B. (1994) News and Journalism in the UK. London: Routledge. Mosco, V. and Wasko, J. (eds) (1985) Popular Culture and Media Events, Vol. III. Norwood, N.J.: Ablex. Murdock, G. (1997) ‘Reservoirs of Dogma: An Archaeology of Popular Anxieties’, in M. Barker and J. Petley (eds) Ill Effects: The Media/Violence Debate. London: Routledge. Newburn, T. (1997) ‘Youth, Crime and Justice’, in M. Maguire, R. Morgan and R. Reiner (eds) The Oxford Handbook of Criminology, 2nd edition. Oxford: Oxford University Press. O’Sullivan, T. and Jewkes, Y. (1997) The Media Studies Reader. London: Arnold. Pearson, G. (1983) Hooligan: A History of Respectable Fears. London: Macmillan. Philo, G. (ed.) (1995) The Glasgow University Media Group Reader, vols. I and II. London: Routledge. Pitts, J. (1996) ‘The Politics and Practice of Youth Justice’, in E. McLaughlin and J. Muncie (eds) Controlling Crime. London: Sage. Reiner, R. (1997) ‘Media Made Criminality: The Representation of Crime in the Mass Media’, in M. Maguire, R. Morgan and R. Reiner (eds) The Oxford Handbook of Criminology, 2nd edition. Oxford: Oxford University Press. Scarman, Lord (1981) The Brixton Disorders 10-12 April 1981. London: HMSO. Sparks, R. (1995) ‘Entertaining the Crisis: Television and Moral Enterprise’, in D. Kidd-Hewitt and R. Osborne (eds) Crime and the Media: The Postmodern Spectacle. London: Pluto. Tumber, H. (1982) Television and the Riots. London: BRU. Watney, S. (1987) Policing Desire: Pornography, Aids and the Media. London: Methuen. Wilkins, L. (1964) Social Deviance: Social Policy, Action and Research. London: Tavistock. Young, J. (1974) ‘Mass Media, Drugs and Deviance’, in P. Rock and M. McKintosh (eds) Deviance and Social Control. London: Tavistock. 20
  • 21. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Medios de Comunicación Social El Arte del Motor Paul Virilio «La bomba informática. Análisis filosófico de las nuevas tecnologías» Enrique Valiente Noailles (LA NACIÓN - 17 de noviembre de 1996) Ya en los años cincuenta, Einstein sostenía que nos encontrábamos frente a tres bombas: "La primera, la atómica, acaba de explotar. La segunda es la bomba informática. Y la tercera, la bomba demográfica, que explotará en el siglo XXI". Es la segunda bomba la que absorbe el análisis de Paul Virilio, urbanista de formación, profesor de arquitectura, especialista en cuestiones estratégicas y filósofo. En "El arte del motor", su decimocuarto libro, señala Virilio que el hombre contemporáneo se encuentra des-territorializado a partir de las tecnologías de la inmediatez, de la ubicuidad, de la instantaneidad. Estas técnicas hacen a los hombres más contemporáneos que conciudadanos y asistimos a la destrucción de la sociedad como comunidad por el efecto de aceleración que introducen las técnicas de comunicación. Paul Virilio (París, 1932): Teórico cultural y urbanista. Conocido por sus escritos acerca de la tecnología y cómo ha sido desarrollada en relación con la velocidad y el poder, con diversas referencias a la arquitectura, las artes, la ciudad y el ejército. La interfaz del ambiente humano corre el riesgo de ir borrándose de a poco en beneficio del mundo virtual. Si "suprimir la distancia mata", como dice René Char, estamos en un tiempo en el que asistimos a una comprensión entre lo cercano y lo distante. Las distancias se desvanecen; hay un efecto de empequeñecimiento del mundo, dada nuestra inmersión en la urgencia de las técnicas de comunicación que nos acercan los acontecimientos en tiempo real. Esta reducción del mundo a un solo punto se tornará rápidamente insoportable para el hombre, por su efecto similar al de un encarcelamiento. Cabe preguntarse, por otra parte, si el hacer de todo algo próximo no destruye la idea del prójimo. Ahora bien, ¿a qué motor se refiere Virilio en el título de su libro? Cada uno de los motores que fueron inventados trajo consigo una forma de revolución y a la vez un tipo de catástrofe específica, ya fuese el motor de vapor, de explosión o de reacción. Cada uno de estos inventos trajo consigo su accidente. Inventar el tren es a la vez inventar el descarrilamiento, pero el nuevo motor del que habla Virilio –de las computadoras- no ha mostrado aun el tipo de catástrofe que le es propia. Alguna sospecha, sin embargo, queda esbozada por Virilio: la lógica de la información tiende a reemplazar a los acontecimientos reales. Estamos ante una modalidad de declinación de los hechos mismos, en la que la cosa descripta le gana a la cosa real. Por eso los medios de comunicación se encuentran también bajo la lupa crítica de Virilio; para él los intereses que están detrás de cada grupo informativo son los verdaderos usufructuarios de la libertad de prensa, ocultos bajo el manto de la "objetividad". Y si las leyes, como decía Montaigne, "son dictadas a partir de usos que aceptan indiferentemente cualquier cosa y nacen de la masa flotante de las opiniones de un pueblo o príncipe", fácil es adivinar que los medios, al tener el poder de influir en esas opiniones, pueden manipular secretamente no sólo la legislación en general sino en particular las leyes que les conciernen y que los afectan. Del mismo modo, cualquier crítica independiente dirigida contra el cuarto poder será desconocida por el gran público, porque no tiene ninguna posibilidad de ser difundida con amplitud. Es así, entonces, como el poder de los medios es para-constitucional, pues son en conjunto la única institución capaz de escapar a todo control democrático eficaz. Los medios "no disponen de la libertad de anunciar falsas noticias, pero nuestra legislación les concede en cambio el poder exorbitante de mentir por omisión". 21
  • 22. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores No hay condescendencia en el análisis panfletario y violento de Virilio. Y esto es un verdadero oxígeno frente al monóxido celebratorio y acrítico de nuestros habituales popes virtuales. Virilio no es "políticamente correcto" y esto lo torna teóricamente atractivo. "Si un árbol cae en el bosque y no hay nadie allí para oírlo, ¿hace ruido?" Mediología: «Estudio de los medios de comunicación social» Jules Régis Debray (Francia, 1940) Para qué sirven los diarios Humberto Eco (Italia, 1932) L’Espresso (LA NACIÓN - 30 de diciembre de 2006) Traducción de Helena Lozano Miralles Durante algunos días los periódicos italianos han salido sin las firmas de sus autores, por lo menos las de los periodistas de planta, no las de los colaboradores extranjeros u ocasionales. Fue una forma de protesta por parte de los periodistas profesionales. He estado de viaje casi todo el mes y no he entendido si la regla valía también para los semanarios (por razones extremadamente misteriosas, se pueden encontrar diarios italianos de la misma mañana incluso en Tombuctú, pero en París y en Zúrich los semanarios llegan con siete días de retraso, cuando se tiene suerte). Si la regla vale también para L’Espresso, estoy dispuesto a anonimizarme por solidaridad, aunque tratándose de una columna donde sale también mi caricatura me parece un poco ridículo figurar sin nombre, pero con retrato, a menos que sustituyamos el retrato por un manchón negro. Ahora bien: el problema no es personal. Estoy reflexionando, más bien, sobre mis sensaciones de lector que se ha encontrado ante artículos acéfalos, por definirlos de alguna manera, donde alguien me habla y no sé quién es, con la añadidura de que, como buen lector italiano, estoy acostumbrado a que los editoriales del periódico estén siempre firmados, no sólo las columnas de opinión. Alguien podría objetar: "Perdona, un periódico da las noticias y se espera que lo haga de forma verídica, por lo cual si la noticia que te da es importante y tú supones que es verdadera ¿qué te importa quién te la ha dado?". Objeción férrea si los periódicos fueran todos como esos cuadernillos que se distribuyen gratis en el subte, donde se nos dice, precisamente, que ha habido un nuevo atentado en Bagdad, que ha nevado en el Caribe mientras crecían plátanos en Estocolmo (casos, por desgracia, cada vez más probables), o que Silvio Berlusconi se ha sentido mal durante un acto político. El caso es que los diarios están dejando de ser así. 22
  • 23. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Han pasado los tiempos en los que se discutía si la prensa era objetiva y si se podían separar los hechos de las opiniones, y cómo. Me acuerdo de furibundas aunque muy cordiales discusiones con Piero Ottone. El defendía un periodismo que entonces llamábamos "a la inglesa", en el que se separaban los hechos de las opiniones (creo que Ottone se ha resignado, puesto que ahora publica únicamente una columna de opinión), y otros sosteníamos que incluso allí donde esta diferencia se respeta formalmente (un ejemplo modélico es The New York Times, donde los artículos de opinión, firmados, están sólo en las últimas páginas, junto a las cartas de los lectores, y lo demás deberían ser hechos), pues bien, que incluso en ese caso el mero hecho de poner dos sucesos en la misma página (por ejemplo, dos noticias que tratan de un asalto a mano armada por parte de bandidos calabreses) se convierte ya en la sugerencia de una opinión, y que muchos reportajes anglosajones en los que se cita entre comillas a dos señores con opiniones contrarias sobre el mismo hecho suelen ser bastante hipócritas, puesto que es el periodista el que ha elegido a quiénes iba a citar. Pero el problema no atañe ya a aquella antigua polémica. El problema es que un periódico hoy en día se encuentra en la situación de tener que hablar de hechos de los que ya ha hablado ampliamente la televisión un día antes, por no hablar de los que leen las noticias frescas en Internet. Y, por lo tanto, no puede comportarse como un periódico que, opiniones aparte, da noticia de los hechos, porque si no el lector dejaría de leer los periódicos. Véase, por ejemplo, el Corriere della Sera, que, en la página final, pone una especie de sumario de los hechos relevantes del día anterior. Excelente para los que tienen poco tiempo o no han visto los noticieros de TV (pero si el acontecimiento es notable ya le habrá llegado un mensaje de texto de un amigo). Ahora bien: si ésa fuera la función de un periódico, el Corriere della Sera podría distribuirse gratis en las estaciones con formato de tarjeta de visita, lo cual no llenaría de dicha a sus propietarios, supongo. Yo cito siempre dos episodios. Uno, la bomba de Piazza Fontana. Cuando sucedió, yo estaba en Nueva York (me divierto coleccionando coartadas para todos los delitos y matanzas) y se me informó del hecho muy temprano, teniendo en cuenta que Nueva York está seis horas adelantada respecto de Italia. Preocupado, llamé a Milán, y mi mujer, que todavía no había visto el programa de noticias de la noche, no sabía nada. Digo siempre que supe de la matanza con seis horas de antelación. No es verdad, pero da la idea. Muchos años después, a las seis de la tarde, un amigo periodista me llamó diciendo que había muerto Bettino Craxi. Inmediatamente después me llamó por otros motivos mi secretaria y me pareció interesante darle la noticia. Lo sabía ya: alguien le había mandado un mensaje de texto. Llamé a mi mujer. Lo sabía ya: se lo habían dicho por teléfono antes de que la televisión diera la noticia. Díganme ustedes, entonces, para qué sirve un periódico. A estas alturas, un periódico sirve para empaquetar los hechos con opiniones. Es lo que ahora les pedimos, y puesto que se trata de opiniones sobre los hechos, queremos saber quién expresa esa opinión, si es un autor de quien nos fiamos o un escritorzuelo que habitualmente menospreciamos. Por eso, un periódico que hace huelga suprimiendo las firmas se vuelve muda, lo cual significa que la protesta sindical tiene su relevancia.Foucault y los modos de circulación Michel Foucault (1926-1984) (LA NACIÓN - 12 de agosto de 2006) Silvia Hopenhayn 23
  • 24. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Juan Libro se despertó una mañana pensando que la realidad era un bien –o un mal– de consumo. Se ofrecían realidades por todas partes, ninguna parecida a la que él creía vivir a diario. Realidades paranoicas, opresivas; realidades extáticas, virtuales. La televisión era una oferta de realidades, desde las más suntuosas hasta las más escatológicas o miserables. Por eso, en su mesita de luz crecían los libros afines a su forma de estar en el mundo. No es que él se creyera excéntrico o distinto, consideraba más bien que las personas con las que se cruzaba por la calle eran más parecidas a los personajes que encontraba en los libros que a los que se exhibían en pantallas o revistas. Tampoco lo suyo obedecía a un afán escapista. No hallaba en la ficción un consuelo, aunque allí buscara mitigar su desidia. Pero esa sensación de estar viviendo en un presente distinto del decretado por los medios lo llevó, irremediablemente, al pasado. No acudió solo ni desprovisto de herramientas; sí, digo bien, herramientas. Porque las ideas de las que se armó son consideradas "herramientas" por el filósofo francés Michel Foucault. Así es. Juan Libro consiguió el texto de los cursos de Michel Foucault dictados en el Collège de France en 1978, recién editados por Fondo de Cultura Económica con el título Seguridad, territorio, población. El pensador francés, cruza de Nietzsche (sobre todo su Voluntad de Poder) y de Heidegger (el "ser tecnológico"), buscó, en las entrañas del siglo XVIII, las claves del funcionamiento de la sociedad actual. En una Francia sumida en graves problemas económicos y cada vez más rezagada con respecto a Inglaterra, surgía un grupo de intelectuales que proponía, por primera vez, un esquema del funcionamiento del sistema económico. Foucault se interesó por la Escuela Fisiocrática, que empieza a surgir en 1757, a partir de una conversación en la que el médico François Quesnay explicaba a Mirabeau las ideas que había estado madurando durante varios años. De esta ebullición teórica, que se nutre del crecimiento de las ciudades, se sirve Foucault para abordar los problemas de seguridad en los medios urbanos, diferenciando la ley del sistema disciplinario: «En el sistema de la ley, lo indeterminado es lo que está permitido; en el sistema del reglamento disciplinario, lo determinado es lo que se debe hacer y, por consiguiente, todo el resto, al ser indeterminado, está prohibido». Juan Libro prosiguió la ardua pero urgente lectura de las lecciones de Foucault, que le permitían comprender las aristas del presente: sus excesos y sus represiones. Conservó en su mente algunos conceptos foucaultianos que le ayudaban a construir un espacio propio, tales como "circulación y casualidad" o la impronta de "lo indeterminado". Es cierto, lo determinado se termina demasiado pronto. Juan Libro prefería seguir circulando, al amparo de la casualidad.Noam Chomsky y las 10 Estrategias de Manipulación Mediática Avram Noam Chomsky (EE.UU. 1928) El lingüista Noam Chomsky elaboró la lista de las "10 Estrategias de Manipulación" a través de los medios: 1. La estrategia de la distracción. El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las élites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. 24
  • 25. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores "Mantener la atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real". "Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto "Armas silenciosas para guerras tranquilas")". 2. Crear problemas y después ofrecer soluciones. Este método también es llamado "problema-reacciónsolución". Se crea un problema, una "situación" prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos. 3. La estrategia de la gradualidad. Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez. 4. La estrategia de diferir. Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como "dolorosa y necesaria", obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que "todo irá mejorar mañana" y que el sacrificio exigido podrá ser evitada. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento. 5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad. La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. ¿Por qué? "Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad (ver "Armas silenciosas para guerras tranquilas")". 6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión. Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido crítico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos… 7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad. Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. "La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposible de alcanzar para las clases inferiores (ver "Armas silenciosas para guerras tranquilas")". 8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad. Promover al público a que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto. 9. Reforzar la auto-culpabilidad. Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se auto desvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, ¡no hay revolución! 25
  • 26. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores 10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen. En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídos y utilizados por las élites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el "sistema" ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos. 26
  • 27. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores ¿Cómo interactuar con el periodismo? Cte My (R) Carlos G. Blanco 1) Hablar a la audiencia y no al periodista. 2) Hablar normalmente, algo lento. 3) Usar una ayuda-memoria, pero breve. 4) No estructurarse previamente con preguntas posibles…que no vendrán. 5) Ser flexible y estar atento al silencio del periodista para emitir el mensaje que se desea transmitir. 6) Evitar actitudes defensivas: autocontrol. 7) Brevedad y concisión en los mensajes (20 a 30 segundos). 8) Las respuestas largas tienden a reiterar lo dicho. 9) Evitar el formalismo excesivo: usar lenguaje informal. 10) Preguntas básicas del periodista: qué pasa, qué pasó y porqué. 11) El entrevistado controla la situación (tiene la información) y no el periodista (que desea obtenerla). 12) El periodista incursiona en los aspectos negativos de la persona/Institución. 13) No levantarse antes que las cámaras y micrófonos se hayan apagado. 14) No responder preguntas cuya respuesta compete a otra persona/Unidad/Fuerza, etc. 15) El periodista busca una historia. Nota: Experiencia de «aprendizaje significativo» reunida en una clase en el Colegio de Estado Mayor de Policía, Bramshill (Reino Unido) sobre los medios. Hacia el fin de la privacidad Alejandra Folgarait (LA NACION - 8 de agosto de 2010) Con el auge de las redes sociales y el triunfo del narcisismo, todos los datos personales -desde el nombre propio y la dirección de e-mail hasta las opiniones políticas, los gustos y las fotos familiares- circulan sin control por la red. Y aunque las voces de alerta se multiplican, a pocos usuarios parece importarles hacer de su intimidad un show. Cuáles son los riesgos del destape on-line. Sin jerarquías y sin censuras, Internet puso al alcance de la mano la información sobre todo y acerca de todos. El acceso ilimitado al saber significó un avance formidable para la humanidad, pero borró las fronteras que separaban lo íntimo de lo público. Con el auge de las redes sociales, todos los datos personales -desde el 27
  • 28. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores nombre propio y la dirección de e-mail hasta las opiniones políticas, los gustos y las fotos familiares- circulan ahora sin control por la Red. Nadie parece ya ser dueño de su privacidad, pero a pocos parece importarle. "La edad de la privacidad ha terminado" dijo Mark Zuckerberg, el joven prodigio que creó Facebook, cuando arreciaban las críticas por su decisión de hacer públicos los intercambios de los miembros de la Red. No estaba errado, si se atiende a los 100 millones de perfiles de la red social que fueron robados hace dos semanas por un hacker y expuestos a la mirada de todos los que quisieran descargarlos. Subir fotos a Flickr, compartir videos en YouTube, contar las experiencias personales en un blog, presumir de amistades en Facebook y detallar en 140 caracteres lo que se está viviendo a través de Twitter son parte de la rutina de muchos habitantes del siglo XXI. Pocos años atrás, la moda virtual era segmentar el yo, simulando diferentes personalidades en cada foro por el que se navegaba. Así, nadie sabía muy bien quién se escondía tras un seudónimo en un chat o un videojuego. En este sentido, el mayor temor era ser engañado por otro disfrazado. Hoy, en cambio, se impone ser uno mismo y gritarlo a los cuatro vientos de la Red. Cada persona quiere comunicar instantáneamente sus opiniones, sentimientos y preferencias al resto del mundo. Es el triunfo del ego, pero de un yo diluido en la comunidad. El miedo, en todo caso, es quedar aislado de los otros. "La era de la conexión constante está disolviendo la membrana entre el yo privado y el yo público. Las tecnologías totémicas de nuestro tiempo -el celular, el iPod, el BlackBerry- están dando vuelta nuestra psique, invirtiendo las polaridades de lo público y lo privado. Convierten a la soledad en algo portátil. Cada vez más estamos solos en público, ajenos al mundo que nos rodea", describió Mark Dery, gurú norteamericano de la cibercultura y autor del libro Velocidad de escape. Para el 26 % de los argentinos que son usuarios de Facebook, el impulso de escribir o subir una foto es difícil de resistir; pero eso no siempre implica ceder la intimidad. "Lo que se considera el mundo privado exhibible cambia según las épocas y de acuerdo con las edades", reflexiona Susana Finquelievich, investigadora del Conicet en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, quien estudia las formas de relación en la sociedad de la información. De los 10 millones de argentinos que participan en las redes sociales, muy pocos parecen preocupados realmente por revelar cosas íntimas. "Para los adolescentes, la esfera de privacidad es muy pequeña: se puede mostrar casi todo -sentimientos, ideas, fotos osadas- pero no los temores ni aquello que los torna vulnerables", revela la socióloga. "Los adultos, en cambio, son más cuidadosos con lo que muestran. Los jóvenes de hasta 30 años hablan de espectáculos, deportes, algo de política, pero no suben fotos. Hay más conciencia de que lo privado puede interferir en la vida laboral", agrega Finquelievich. Como señaló la antropóloga argentina Paula Sibilia, autora del libro La intimidad como espectáculo, el concepto de espacio privado es una conquista de la modernidad. Pero, paradójicamente, la privacidad se tambalea en tiempos de individualidad extrema. En la Web 2.0, todo está hecho para ver. Con la creación y el consumo de contenidos, los internautas actuales imponen una suerte de exhibicionismo militante y cultivan el bosque del millón de amigos (o "seguidores", según la jerga de Twitter). El fenómeno comenzó con las revistas de famosos que exponían sus posesiones con desparpajo a las miradas de los otros. Siguió con los reality shows, en los que se podía observar la vida ajena durante 24 horas. Y explotó con las redes sociales, donde todos comparten lo que son o lo que quieren ser. Espías descontrolados. El cotilleo, antes reservado a la intimidad de la familia y las fiestas, hoy se exhibe orondo en Internet. No se trata sólo de ventilar los trapos sucios de los ricos y famosos. Ahora, cada uno 28
  • 29. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores puede aspirar a la celebridad publicando en la Red toda clase de intimidades, desde el colegio al que van los hijos hasta las canciones que silba en la ducha, pasando por fotos de la última borrachera, declaraciones de amistad para toda la vida o infidencias sobre relaciones casuales. De todos modos, aclara la psicóloga Mónica Tesone, "las redes sociales no cambian la personalidad de la gente". De acuerdo con la experiencia de la psicoterapeuta virtual, "la persona que se exhibe en Internet también lo hace en una reunión social cara a cara; tal vez las redes sociales potencian lo que cada uno es". Como sea, Google entendió rápido de qué se trata la pasión por verlo todo. Además de funcionar como buscador y correo individual, actualmente la megaempresa se dedica a trazar mapas satelitales (Google Earth y Maps) y a generar panorámicas de las calles de las ciudades mientras "accidentalmente" obtiene información de los que tienen Wi-Fi en los alrededores (Google Street View). "¿Qué estás pensando?", inquiere Facebook sin vueltas. "¿Dónde estás ahora? ¿Qué estás haciendo?", hurga Twitter sin vergüenza. Estas preguntas, que pueden resultar incómodas al entrar por primera vez a una red social, se transforman pronto en una tentadora provocación al narcisismo. Más de 500 millones de personas -el 22 % de los internautas- practican este ejercicio autorreferencial a diario en Facebook. Muchos aceptan ser etiquetados con nombre y apellido en las fotos, sin saber cómo podrían ser usadas luego por desconocidos. "Lo que nadie contaría a la persona de al lado en el colectivo porque no sabe quién es, muchas veces lo informa alegremente en Facebook o Twitter a todo el que lo quiera leer. Por eso, Andreas Weigend, ex jefe científico de Amazon, dijo que los datos que antes la KGB obtenía con presión o tortura, ahora todo el mundo los publica en Facebook", apunta Laura Siri, docente de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UBA. "Las redes sociales usan los datos personales con fines de marketing y de publicidad dirigida", dice la investigadora. "Pero también es evidente que pueden ser usados con fines ilícitos. Por ejemplo, hay pederastas que buscan por este medio fotos de chicos o adolescentes", agrega Siri. "Se tiene la percepción de que las redes sociales en Internet poseen menos riesgos que otras operaciones on line, como las transacciones bancarias, pero no es así", asegura la abogada argentina Estefanía Santos, especialista en Derecho Informático. "El 44 % de los adultos británicos mantienen abiertos sus perfiles en Facebook", enfatiza la abogada del estudio DSMS. "Si se googlea a alguien, saltan todos los perfiles de todas las redes sociales, ya que están indexadas", dice Santos, quien advierte que "es importante que los usuarios sepan que existe una ley que ampara su derecho a controlar sus datos personales". Zuckerberg, el CEO de Facebook, alega que, para controlar la privacidad, basta con modificar la configuración con que viene por defecto la Red, indicando qué tipo de información pueden ver los "amigos", los "amigos de los amigos" o "todos". Pero lo cierto es que muy pocos toman estos recaudos, que no son fáciles de habilitar para los que no nacieron con las computadoras. Según un estudio realizado en Estados Unidos en 2008, apenas el 8% de los usuarios de Facebook modifica los patrones de privacidad de la Red, que está armada básicamente para que todos vean todo. Ni siquiera los muertos desaparecen de Facebook. Precisamente esta eternidad de los datos comenzó a preocuparle hace dos años al periodista tecnológico Alejandro Tortolini, quien, junto con un colega rosarino, inició la campaña "Reinventando el olvido en Internet" para ponerle una fecha de vencimiento a la información on line. "Cuando alguien usa Internet, aunque no se dé cuenta va dejando un rastro y va armando una identidad digital. El problema es que toda la información queda almacenada y hay que hacer un esfuerzo titánico para mantener la privacidad", explica Tortolini. "Aunque uno borre una foto o un post subido a Internet, siempre quedará en la memoria de algún sitio o buscador", insiste. Como respuesta a este reclamo, el navegador Firefox anunció que pronto impondrá una fecha de caducidad a los datos que maneja. Uso y abuso. El brazo del Gran Hermano en las redes sociales puede ser más largo de lo que se cree. Según un documento del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, el FBI crea perfiles falsos en Facebook, 29
  • 30. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Twitter, LinkedIn y My Space para reunir información de sospechosos, tales como su localización, sus relaciones personales y sus preferencias. Pero hay más. La revista Wired reveló que la CIA y Google están financiando a la compañía Recorded Future, que monitorea decenas de miles de sitios y blogs para analizar las relaciones "invisibles" entre personas, organizaciones y actos de modo de poder predecir lo qué harán. Es cierto que se puede localizar a cualquier persona mediante su GPS o a través del celular que usa. ¿Pero quién necesita jugar a la policía cuando los propios usuarios de Twitter o de la nueva red social Foursquare informan a toda hora dónde se encuentran y qué están haciendo? "No se trata sólo de lo que las empresas logran saber de uno a partir de las redes sociales sino también de lo que cada uno pone en Internet", advierte la doctora en Ciencias Sociales Susana Finquelievich. Según un estudio de Microsoft, el 75 % de los reclutadores de recursos humanos en los Estados Unidos utiliza información obtenida de blogs, redes sociales, fotologs y sitios de juego virtual para decidir si darle un trabajo a alguien. Las consecuencias negativas de los "dossiers digitales" ya son perceptibles. Quizás el caso más famoso en este sentido es el de Stacy Snyder, una joven de 25 años a la que se le negó su título de maestra después de que alguien encontrara en My Space una foto suya bebiendo alcohol en una fiesta. Aunque en la Argentina existe la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales, en la órbita del Ministerio de Justicia, los abusos de la privacidad no cejan. Por eso, han surgido estudios de abogados especializados en el derecho a manejar la identidad digital. "Existe una nueva profesión, llamada reputation manager, que se dedica a limpiar la Web de cuestiones que el cliente no quiere que estén, desde comentarios en los foros de diarios hasta información en un buscador o un blog. Los que más usan estos servicios son las grandes empresas y las personas famosas", revela Estefanía Santos, quien dice que la tarifa depende de la importancia del caso. En los Estados Unidos, la compañía Reputation Defender cobra hasta 1000 dólares anuales para monitorear el nombre propio en la Red. Con el cruce de los datos obtenidos de las más diversas fuentes -historias clínicas, cuentas bancarias, resúmenes de tarjetas de crédito, padrones electorales, agencias recaudadoras de impuestos, guías de teléfono y, obviamente, las redes sociales-, pronto las empresas sabrán más de las personas que ellas mismas. Quizás entonces el anonimato llegue a cotizar más alto que el número de contactos en Facebook. 10 millones en las redes. De acuerdo con relevamientos recientes de la firma Datos claros, casi la mitad de los argentinos (el 47 %) que utilizan Internet integra alguna red social. La más popular es Facebook, seguida por Windows Live y la red creada en el país en 2007. 22 % de los internautas. A nivel mundial, más de dos de cada diez personas que navegan la Web tienen perfil en Facebook. Esto equivale a 500 millones de personas, una parte importante de las cuales carga sus datos, sube fotos y hace comentarios personales sin prestar atención a los filtros de privacidad. 75 % de los reclutadores laborales. Un estudio realizado por Microsoft en EE.UU. mostró que la gran mayoría (tres cuartas partes) de las firmas de recursos humanos buscan datos y referencias en blogs, redes sociales, fotologs y sitios de juego on line antes de proceder, o no, a una contratación. PESOS PESADOS Twitter. La red social de los microblogs de no más de 140 caracteres cuenta ya con unos 100 millones de usuarios en todo el mundo, y su crecimiento continúa sin pausa. Facebook. La más popular de las redes sociales suma ya 500 millones de usuarios en todo el mundo. Con 10 millones, la Argentina ocupa el puesto número 12 a nivel global. 30
  • 31. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Flickr. Popular servicio de almacenaje e intercambio de fotos y videos, Flickr contaba a fines del año pasado con unas 4000 millones de imágenes, subidas por usuarios. YouTube. Punto de referencia en la Red, el sitio para compartir videos es un gigante que no para de crecer. En mayo informó que 2000 millones de videos son vistos cada día. Google. Además del buscador y el correo, la firma traza mapas satelitales y genera imágenes panorámicas de calles de ciudades para su servicio Google Street View. My Space. Hasta mediados de 2008 fue la red social más popular de EE.UU. y aun retiene una presencia importante en Internet: ocupa el puesto 25 en cuanto a tráfico. Argentinos en la era digital 8 de agosto de 2010 En la Argentina, el 47 % de los internautas es miembro de alguna red social, según reveló la consultora Datos Claros. Facebook es la preferida de los argentinos, seguida por Windows Live y por Sónico, la red fundada en Buenos Aires en 2007 y que ya cuenta con 35 millones de miembros latinoamericanos. Con muchos fans también se destaca Taringa!, un sitio que funciona como lugar de encuentro under. Sin duda, los jóvenes son los mayores entusiastas de las redes sociales, hasta tal punto que en los Estados Unidos el 75% de los internautas que las utilizan tienen entre 18 y 24 años. "Hoy vivimos en una sociedad de la información donde todos, y especialmente los jóvenes, quieren usar Internet para generar nuevas relaciones, y por eso se exponen tanto a conocidos como a desconocidos", reflexiona la abogada Estefanía Santos. Sin embargo, y a pesar de lo que se cree, los jóvenes parecen ser hoy más conscientes que los adultos a la hora de intercambiar información por Internet. Según una reciente encuesta del centro de investigaciones Pew, el 71 % de los jóvenes norteamericanos de 18 a 29 años ha realizado cambios en sus perfiles de las redes sociales para resguardar la información que comparte on line. Con todo, los que pasan los 30 años -que son la mayoría de los 100 millones de usuarios de Twitter- no toman demasiados recaudos a la hora de dar a conocer opiniones y experiencias on line. De acuerdo con un flamante estudio encabezado por Lee Humphreys, profesor de Comunicación de la Universidad de Cornell, quienes usan este sistema de microblogging suelen dar información del lugar y la hora en la que se encuentran ellos u otras personas, con lo cual permiten que se los ubique fácilmente o que aprovechen su ausencia para, por ejemplo, entrar a robar a sus casas. Día de entrenamiento para los medios Cómo un departamento tomó un enfoque innovador para entrenar a miembros de su prensa local sobre las realidades del uso de la fuerza Charles Remsberg 3 de febrero de 2010 En dos casos ocurridos en un corto lapso, jóvenes delincuentes con armas de filo en Winnipeg, Manitoba (Canadá), murieron en enfrentamientos armados con la policía - en el alboroto público que siguió a cada encuentro, las mismas preguntas reverberaron en los medios y entre los críticos de sillón: ¿No fue excesivo el uso de la fuerza? ¿No podría la policía haberle disparado al cuchillo en la mano? 31
  • 32. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Los Instructores de la Unidad de Seguridad Policial de la academia del Servicio de Policía de Winnipeg decidieron que era tiempo de hacer algo más que quejarse solo de las percepciones erróneas basadas en Hollywood de ingenuos civiles. "Quisimos ser proactivos para que de alguna manera se produzca un análisis y una evaluación más informada de las acciones policiales en situaciones dinámicas y de alto estrés", dijo el oficial Barney Bergen, un Instructor de Uso de la Fuerza de Winnipeg. El resultado: un curso intensivo cuidadosamente elaborado de las realidades vigentes sobre el uso de la fuerza para los representantes de los medios de comunicación de la ciudad, con reglas de juego simples pero fundamentales. Ellos debieron dejar a un lado sus cámaras, grabadoras y (al menos hasta el final del día) sus preguntas buscadoras de conflictos. Tuvieron que asistir a la presentación de seis horas de duración; no solo arrebatar partes y piezas sobre la marcha. Y tuvieron que oír con una mente abierta. A cambio, aprendieron "las expectativas realistas que la gente debe tener del desempeño de los oficiales bajo estrés agudo en encuentros con uso de la fuerza". Más de un año después de ese experimento de "salto de fe", dijo Bergen, el departamento aún está cosechando los beneficios. "Yo era uno de los escépticos al comienzo. En el pasado, algunos de nuestros oficiales tuvieron experiencias muy negativas, incluso traumáticas, con los medios. Pero desde el programa, hemos visto una cobertura más balanceada y una mejor interacción entre las agencias de noticias y nuestra Oficina de Enlace con los Medios. Ayudó a prevenir los reportes infundados o fuera de contexto". Como resultado de tales mejoras, cree él, el público tiene la oportunidad de ganar más conocimientos fundados acerca de cómo los cerca de 1.400 policías de la ciudad "van a aplicar la ley" y una mejor comprensión que "cuando es posible, nosotros siempre tratamos de resolver los encuentros sin tener que usar la fuerza". Para mantener el progreso, Winnipeg está considerando una repetición de actualización del Día de Entrenamiento de los Medios. Bergen y otros planificadores acogerían con agrado las ideas que han funcionado en otros departamentos para domar a la bestia de las noticias. Mientras tanto, para aquellos interesados en replicar el enfoque de Winnipeg, acá hay elementos clave. Libro de jugadas básicas. Alrededor de una docena de periodistas de la TV, radio y medios impresos aceptó la invitación del departamento, algunos francamente sorprendidos de que la agencia estuviera dispuesta a saltar dentro del tanque de los tiburones del uso de la fuerza junto con ellos. Acerca de un reportero que ese día optó por desarrollar otras actividades, sus colegas dijeron después: "Se va a arrepentir de haberse perdido esto". Aquellos presentes fácilmente se adaptaron a las reglas del juego. "Quisimos tener el control de modo que no fuera solo un scrum de los medios" dijo Bergen. Con el entusiasmado apoyo de los jefes, el cuadro de entrenamiento puso juntos una rápida presentación consistente en una conferencia en Power Point y demostraciones en vivo. Quedó claro que los oradores — Sarg Jeff Quail, Sarg. Ron Bilton, Oficial Adam Cheadle, y Bergen— no responderían preguntas acerca de ni darían ejemplos sobre ninguna "investigación actualmente no resuelta". Los invitados podían tomar notas, pero no se les permitió grabar ni fotografiar nada. "Nuestra intención", dijo Bergen, "era mostrar que los oficiales están altamente entrenados y tienen un montón de herramientas disponibles para tratar con lo que encuentren en su trabajo, incluyendo varias opciones de uso de la fuerza, pero al final del día ellos son seres humanos. Quisimos que esto fuera una asimilación a gran distancia". Preparación de la política. Primero, para poner el tema en perspectiva el equipo dijo que la porción de minutos de llamadas al servicio policial que resultan en uso de la fuerza estadísticamente es: apenas más de la mitad del 1 % en Winnipeg, donde se hacen más de 150.000 llamadas por año. La percepción puede ser que "los oficiales están afuera aplicándole la fuerza a todos, pero la realidad no es así", explicó Cheadle. Esto en sí mismo hizo grandes titulares cuando algunos reporteros escribieron acerca del entrenamiento al día 32
  • 33. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores siguiente. Se explicó la política para el uso de la fuerza del departamento, de modo que la audiencia entendió cuándo y cómo oficialmente pueden los policías recurrir a la fuerza. Se revisó la legislación canadiense, incluido el hecho de que una percepción razonable de las inminentes "lesiones corporales graves" —no solo el miedo a la muerte inminente— una justificación legal para el empleo de medidas defensivas letales. "Una verdadera revelación para algunos", dijo Bergen acerca de la reacción a esa información. El concepto de "totalidad de circunstancias" fue explorado e ilustrado, y el control de las opciones en la versión de Winnipeg acerca de la fuerza continua fue descrito, desde la presencia de comandos a través de la fuerza letal, junto con sus intensidades relativas. Las erróneas concepciones populares como dispararle a un herido y dispararle a un arma en la mano de un sospechoso, fueron desacreditadas. Se le dio particular atención al entrenamiento de los oficiales en instrucción verbal, "para mostrar que la comunicación táctica es un conjunto de habilidades definidas más que palabras zumbadoras", dijo Bergen. "Discutimos la filosofía básica de tratar de desactivar situaciones volátiles con palabras, qué tipo de recursos persuasivos y técnicas usan los oficiales". "Quisimos enfatizar que los oficiales no se involucran un peleas mano a mano, a menos que sea absolutamente necesario. Ellos no quieren ir a casa de sus familiares magullados y golpeados, con más cicatrices en sus cuerpos". El equipo fue cuidadoso en no revelar "cualquier información táctica relacionada con la fuerza que pueda comprometer a los oficiales en la calle", enfatizó Bergen. "Cosas como la fórmula usada para determinar cuándo se justifica la fuerza letal puede darle a un sospechoso una pista en la manipulación de una confrontación, de modo que evitamos ese tipo de información". Demonización del TASER. Aunque las armas de energía conducida han sido una fuerte de considerable controversia en Canadá (uno de los delincuentes armados con cuchillo en Winnipeg murió después de usarse un TASER), los reporteros generalmente parecieron compartir una común falta de familiaridad con los artefactos. Así que se dieron explicaciones acerca del modelo X26 que portan los oficiales locales (sí, 50.000 voltios, pero no, no el equivalente a una electrocución). Después de explicar el tipo de Resistencia para el cual estas armas son apropiadas, se disparó un con TASER a un blanco inerte. "Dejamos en claro que este no es el tipo de artefacto que los oficiales usan a la ligera", dijo Bergen. La investigación que documenta la seguridad comparativa del arma tanto para los oficiales como para los sospechosos (relativa a golpes con bastones y peleas, por ejemplo) también se enfatizó. Impacto del estrés. Bergen sugirió que quizás el aspecto más humano de parte de la conferencia era nivel de análisis laico de cómo el estrés elevado impacta en el desempeño de un oficial durante situaciones inciertas, de rápida evolución y con peligro para la vida. En "términos no muy académicos" Quail describió la neuroanatomía del cerebro y explicó cómo afecta el stress la visión, la percepción cognitiva, la toma de decisiones, el desempeño motriz y la memoria. Para ello, se apoyó fuertemente en la investigación científica conducida y/o reportada por el Centro de Investigación Científica de la Fuerza del Dr. Bill Lewinski (Quail y Bergen están certificados en Análisis Científico de la Fuerza). "Este conocimiento es vitalmente importante en cualquier análisis posterior de un evento mayor de uso de la fuerza", dijo Bergen. "El juicio, las percepciones, el comportamiento, las recolecciones de un oficial implicado, y la articulación de lo que ocurrió, son preocupaciones muy reales, y si no se entiende cómo todos ellos son afectados por una repentina carga de estrés, sus acciones y respuestas no obtendrán una evaluación limpia, imparcial y segura". "Un incidente que parece tener una explicación puede de hecho haber sido modelada por influencias muy diferentes. Queremos dejar la impresión en los medios que para juzgar cualquier encuentro con uso de la fuerza sin analizar todos los factores potencialmente implicados es una parodia". 33
  • 34. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Desempeñando un rol revelador. Para tener una idea del stress en la calle y los caprichos de la reacción humana, el grupo de los medios se puso equipo de protección y fue desde la sala de clases hacia el gimnasio de la academia para experimentar de primera mano en un escenario de entrenamiento. Todos firmaron exenciones de responsabilidad. Un reportero voluntario fue equipado con un arma de entrenamiento sin munición y llevado a un rincón del gimnasio, donde se le dijo que experimentaría una confrontación y que debía reaccionar como si fuera un policía que llega a la escena. Los otros periodistas fueron posicionados a diferentes distancias y ángulos como "testigos". Se colocó una cámara de video para grabar el evento. Sin aviso, dos instructores jugando sus roles salieron de un costado de la sala. Uno portaba un cuchillo y gritaba "¡voy a matarte! ", persiguió al otro y lo arrojó al piso. Después de "apuñalar" a la víctima, el asaltante se levantó, giro hacia el oficial con el cuchillo en apresto, y pronunció amenazas verbales. El sorprendido "oficial" le disparó al sospechoso para detener el ataque. Instruidos para no discutir el incidente, el tirador y los otros fueron inmediatamente llevados a otra habitación y se les dieron cuestionarios para llenar relacionados con sus observaciones: ¿Cuán lejos estaba el atacante de la víctima? – una pregunta que "siempre surge cuando se les dispara a delincuentes armados con cuchillos", explica Bergen. ¿Había otras armas presentes y, en caso afirmativo, cuáles eran? ¿Qué –si es que lo hizo- dijo la víctima? ¿Se efectuaron disparos, en caso afirmativo, cuántos?, etc. El tirador tuvo que responder preguntas adicionales: Si disparó, ¿le dio al asaltante y, en caso afirmativo, dónde y cuántas veces? ¿Qué vestía el asaltante? Si tenía un arma, ¿dónde estaba?, etc. "Ese es el tipo de preguntas que se les hace a los oficiales después de un tiroteo", se le dijo al grupo cuando finalizaron. "No tener respuestas seguras puede impactar seriamente su credibilidad". "Todos estaban absolutamente sorprendidos sobre cuán inconsistentes eran las respuestas entre ellos – y qué diferentes eran luego que se les exhibiera el video tape. Cuando se le preguntó al "oficial" que explicara qué pasaba por su mente durante el incidente, quedó atónito con la limitada cantidad de información que pudo reunir. ¡Y no había sido amenazado directamente!” El día finalizó, dijo Bergen, con una “buena discusión" del escenario y cómo las respuestas de los reporteros encajaban con las dinámicas del estrés que Quail había delineado antes. Bergen piensa que el día de entrenamiento de los medios era "absolutamente" un buen esfuerzo. Kelly Dehn, un reportero policial del CTV-Winnipeg, acordó entusiastamente. El día "te puso en los zapatos del oficial", le dijo recientemente a PoliceOne. "Obtienes un sentido real de qué debe decidir un oficial en una fracción de segundo, una completa nueva perspectiva sobre lo que vive un oficial. Obtuve una mejor comprensión para la próxima vez que deba relatar una historia policial. ¿Qué buen reportero no lo apreciaría?". Las relaciones entre la policía y los medios siempre es probable que siempre sean un poco arriesgadas. "Es inevitable que hayan errores de ambos lados”, dijo Bergen, "y tal vez vamos a quemarnos en algún lugar hacia el suelo". Pero al menos esto muestra que estamos tratando de ser más transparentes, tratando de bajar los muros un poco". Las redes sociales cambian el empleo Una nueva forma de comunicarse con los consumidores y el surgimiento del community manager son algunas de las transformaciones Sofía Corral LA NACIÓN - 20 de junio de 2010 Dave Carroll de la noche a la mañana se hizo famoso en YouTube. Este músico casi desconocido viajó el año último por la aerolínea United Airlines, pero cuando llegó a destino su guitarra había sido dañada. Realizó varios reclamos, pero no tuvo respuesta. Entonces decidió componer una canción de protesta titulada United rompe guitarras. ¿El resultado? Más de 8 millones de personas vieron el video y se convirtió en la 34
  • 35. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores segunda canción entre las más bajadas de la lista de iTunes. Obviamente, la empresa no demoró en contactarlo para intentar solucionar el problema, pero el daño estaba hecho. Las redes sociales llegaron para quedarse. De a poco comienzan a modificar el mundo laboral: la forma de trabajar de muchos empleados y la manera de comunicarse con los consumidores. Tanta influencia tienen los sitios como Twitter, Facebook, LinkedIn y YouTube en el comportamiento de las compañías que en los últimos tiempos surgió un nuevo perfil: el director de las redes sociales o community manager. Desde empresas como McDonald’s hasta políticos como el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, cuentan con el asesoramiento de una persona que conoce en profundidad el universo de las redes sociales. "Así como hay especialistas en marketing y en relaciones públicas, existe hoy en el mercado un experto en entender cómo vienen las conversaciones en las redes sociales. Nosotros lo llamamos CCO (Chief Communication Officer)", dice Ernesto van Peborgh, miembro de Equipo Odiseo, empresa de comunicación y autor del libro Sostenibilidad 2.0. También cambiará de a poco la forma de trabajar de muchos empleados. "Las redes serán de gran utilidad para conversar dentro de las empresas. El gran desafío será cómo utilizarlas para mejorar las condiciones de trabajo", agrega Van Peborgh. ¿Los empleados deberían tener acceso libre a este tipo de páginas? El especialista es rotundo. "Sin duda, debe existir el acceso. Lo importante es que exista un plan de comunicación interno con pautas organizacionales. Es fundamental aprender a hablar internamente con las redes sociales, y esto denota un cambio cultural", opina. Las nuevas generaciones, partidarias de este tipo de páginas, comienzan a rediseñar la forma de trabajar. "Es una cuestión de tiempos. Los chicos tienen comportamientos diferentes. Por ejemplo, ellos desarrollan el social home working; es decir, fuera del ámbito del colegio hacen la tarea compartiéndola. Ellos crean colectivamente el conocimiento, y eso va a llegar a los puestos de trabajo", agrega. El experto pronostica que sucederá lo mismo que ocurrió con el uso del teléfono. "En las empresas existía el prejuicio de que su utilización sería una pérdida de tiempo y que los empleados se pasarían hablando por teléfono. Hoy nadie duda de su utilidad dentro del ámbito del trabajo", expresa. Además, las webs sociales comienzan a sumar herramientas orientadas a su utilización en el trabajo. Por ejemplo, Facebook tiene espacios que permiten intercambiar información y trabajar en proyectos. "De esta manera se evita el envío de un mail tras otro. Dentro del espacio virtual se puede trabajar en equipo e ir subiendo datos", puntualiza Van Peborgh. Además, la preferencia por las redes sociales movió el tablero de otras herramientas laborales. Así lo asegura un informe de la consultora Carrier y Asociados. "La adopción de Facebook tiene sus consecuencias. Está impactando en otras herramientas de comunicación más establecidas, como el mail y el mensajero instantáneo (mayormente, Messenger). En el último año, la cantidad de usuarios que se conectan diariamente al mail cayó del 77 al 53%. Un efecto similar se dio con quienes también utilizan diariamente el mensajero, que bajó del 62 al 34%", afirma Enrique Carrier, titular de la consultora. Políticas claras. "Está claro que las empresas deben establecer políticas de uso tanto para los empleados como para la gestión de la comunicación de las marcas. ¿Quién tendrá acceso a las webs sociales? ¿Está prohibido navegar desde la compañía? ¿Cuáles son las reglas sobre tiempo de uso y publicación de contenidos?", se pregunta Rafael Bonnelly, director de marketing social de NCA Asociados. El especialista explica que en España algunas empresas han optado por establecer tiempos sociales. "Al igual que permiten a los empleados salir a fumar, han establecido varios horarios al día en los que está permitido el acceso a las redes sociales", comenta. Ni mucho ni poco. El tema es encontrar un punto de equilibrio. "Entre el establecimiento de mecanismos de control del usuario para garantizar la seguridad, la 35
  • 36. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores confidencialidad y la responsabilidad ante las exigencias legales, y la flexibilidad suficiente para preservar la naturaleza de intercambio libre del entorno Web 2.0. Para lograr esto, las organizaciones no sólo necesitan adaptar sus políticas internas y educar al usuario, sino también aprovechar la transparencia de la Web 2.0 para fomentar la responsabilidad y la confianza", explica Sandra Sieber, profesora de Sistemas de la Información de la Escuela de Negocios de Navarra. Pero hay que tener cuidado con lo que se divulga en la Web con referencia al trabajo. Un reciente estudio de MyJobGroup sostiene que uno de cada cinco empleados usa los medios sociales para criticar a su jefe y un 40% realiza comentarios negativos sobre su lugar de trabajo. Y hay más datos. El 70% de un total de 1000 encuestados desconoce las políticas sobre lo que está permitido expresar sobre sus empresas dentro de las redes sociales. Presencia global. La reputación profesional o de una compañía hoy parece estar en juego en Internet. Cómo se trató al cliente, qué respuesta existió luego de una queja o cómo resultó un producto son respuestas que abundan en la Web. "Los clientes hablan en la Red sobre las marcas que consumen. Las firmas y sus empleados deben conocer las necesidades de los consumidores para poder adecuar sus productos y servicios y maximizar su nivel de satisfacción", opina Bonnelly. "Las webs sociales multiplicaron el efecto de las recomendaciones. Las marcas que consigan esas recomendaciones en masa serán las líderes en el futuro cercano", sentencia. Con la opinión anterior coincide Van Peborgh. "Hoy los consumidores están co-creando las marcas. Por esa razón las firmas deben estar dispuestas a conversar. Es importante que se dialogue no tanto de las características de un determinado producto, sino de cuáles son sus valores ambientales y sociales, por ejemplo", comenta. Sin embargo, los intentos corporativos por tener presencia en la Web no siempre dan buenos resultados. Así lo afirma el informe español Influencia de las Marcas en la Sociedad 2.0, realizado por la firma NCA: el 40% de las empresas no utiliza Facebook, el 50% no tiene presencia en Twitter y el 70% aún no dispone de un blog corporativo. "En organizaciones avanzadas, la participación en las redes sociales va mucho más allá del establecimiento de un diálogo con los consumidores, y se ha convertido en una oportunidad de transformar toda la empresa para dar respuestas a las necesidades y exigencias de los consumidores y lograr que lleguen a toda la cadena de valor de la compañía", dice Bonnelly. Estar o no en las redes ya no es la cuestión. "Las páginas sociales son parte de la sociedad. Aun cuando una firma decide no estar, tampoco lo logra, porque la gente termina por crear interacciones y ofrecer información y opiniones en torno de su marca", explica Pablo Mancini, gerente de Contenidos del Grupo El Comercio. 10 millones - Usuarios registrados. Son los que tiene Facebook en Argentina. Representan el 2,16% de la audiencia mundial. 52,3 % - Empleados satisfechos. Son los que dicen que las redes sociales sirven para adquirir conocimientos en menos tiempo, según la American Society for Training and Development 63 % - Trabajadores indiferentes. Son los que dicen que este tipo de sitios no les suma productividad 36
  • 37. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores "Social Networking"  Redes sociales Una foto en bikini en Facebook causa la expulsión de una policía de Carolina del Sur En la foto aparecen mujeres con poca ropa apoyadas en el capó del patrullero CBS News - 23 de septiembre de 2010 MONCKS CORNER, Carolina del Sur - Una oficial de policía de Carolina del Sur ha sido relevada de sus funciones después que una foto de mujeres escasamente vestidas posando sobre el capó de su patrullero apareciera en Facebook. Sin embargo, no es la única que sufre las consecuencias que rodean a la foto escandalosa. Una de las mujeres que participaron en la recaudación de fondos en el bikini car wash "Tetas y Ropa Vieja", y aparece en la foto, es una ayudante del sheriff el Condado de Berkeley, y podría perder su puesto de trabajo también, según The Post and Chronicle. En defensa del uso de las herramientas de los medios en el servicio policial Lauri Stevens (Artículo originalmente aparecido en ConnectedCOPS.net) 1 de septiembre de 2009 Lauri Stevens; una apasionada de Internet, la Web, los medios de comunicación social, y para ayudar a los funcionarios a aprovechar estas herramientas para hacer su trabajo, conectarse con sus comunidades, y promover sus servicios. Haber utilizado la red desde mediados de los ochenta, antes que la Web existiera, la convierte en un miembro de la primera fracción del 1 % de las personas en el mundo que están en ella. Tiene un MBA en Negocios Electrónicos de la Universidad de Bentley, una Maestría en Comunicación de Masas/Tecnología de la Comunicación de la Universidad de Boston, y un BA en Ciencias Políticas de la Universidad de Clemson. La idea de las agencias de aplicación de la ley de usar las herramientas de los medios de comunicación social está siendo captada, pero aún es una noción extraña para muchos funcionarios que preferirían cortarse su brazo derecho antes de admitir que son tweeters. Los medios de comunicación social se refieren a las herramientas basadas en Internet que la gente usa para interactuar entre sí. La mayoría son de uso libre y se multiplican cada día. Dar sentido a todas las herramientas y métodos disponibles puede parecer tener enormes proporciones. Pero con un poco de conocimiento, una estrategia, una política departamental y alguna determinación, la aplicación de la ley tiene para ganar muchos y significantes beneficios al poner a sus departamentos dentro del mundo de la Web 2.0. Al final de este artículo hay nueve consejos que asegurarán su éxito. Internet y las herramientas de los medios de comunicación social que pasan por ella están haciendo al mundo más pequeño. Si usted lo permite, pueden traer a su pueblo justo a su patio trasero. Las herramientas de los medios de comunicación sociales ofrecen a los Departamentos de Policía una vía para escuchar a sus ciudadanos y oír lo que dicen sobre el DP, la delincuencia y los eventos. Pero también están ofreciendo la posibilidad de dar forma a alguna conversación. Los consumidores de los medios de comunicación social están súper conectados a sus mundos y tienen un comportamiento móvil avanzado. 37
  • 38. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Típicamente, los usuarios están en su 30, leen blogs, y generalmente están muy bien informados acerca de sus mundos. Si su DP no está tan conectado a sus ciudadanos como quisiera, esté seguro que éstos se conectan con los demás, y todos ellos son los ciudadanos a los que desea llegar. Van a correr la voz por usted (utilizando los medios de comunicación social, por supuesto) y en el evento de una emergencia; la comunicación de información esencial se extenderá de manera exponencialmente rápida, antes de que cualquiera de sus medios de comunicación locales se den cuenta que nada ha sucedido. Una de las mejores cosas acerca de estas herramientas es que usarlas no cuesta nada. Pero no se deje engañar al creer que realmente no cuestan nada. Usted tiene que comprometer sus recursos humanos para utilizarlos. De hecho, cuantos más individuos trabajen en el departamento cada día, mejores resultados tendrá su departamento. Cuando uno de sus oficiales gestione un mal accidente donde el conductor se sobrepasó del límite y chocó su auto alrededor de un poste de teléfono, y entonces tweets una foto del auto con el comentario, "no puedo creer que este muchacho se haya salvado", golpeará a los hogares de los ciudadanos locales más rápido que el mejor aviso de M.A.D.D. porque ocurrió justo en ese minuto, en su pueblo, y porque su oficial pensó bastante para enviar ese mensaje. Ése es un gran contenido. Las noticias locales podrían cubrir la misma historia y le darían mucho más de 140 caracteres que no tendrán el mismo impacto que ese tweet pequeñito porque: 1) se retrasó hasta el momento del noticiero, 2) es sepultado por el resto de las noticias y 3) no tiene la misma credibilidad que cuando lo trata la policía de verdad en la escena. Si usted está listo para considere implementar un plan de medios de comunicación social dentro de su agencia de ejecución de la ley, por favor considere estos nueve consejos para que se mantenga en el camino correcto: 1. Tenga una estrategia. Planee qué herramientas (Twitter, Facebook, WordPress, MySpace, Ning, Blip.tv, etc.) usar, qué unidades los utilizarán y cómo usarlos. Determinar las personas que serán responsables de su gestión y decida cómo va a utilizar las herramientas para mejorar las páginas del Departamento y cómo las herramientas se realimentan mutuamente. Exprese sus metas y cómo espera usted saber cuándo se ha logrado lo que espera lograr. Desarrolle un plan de tiempo para ejecutar afuera y un plan sobre cómo va a llegar el departamento a estar al tanto de ellos. 2. Cree una política en el departamento y aliente al personal a usarla. Una política de medios de comunicación social es esencial. Sus oficiales necesitan saber que es bueno dar usar las herramientas de los medios de comunicación social del departamento. Además, las directrices deben establecerse para que entiendan lo que está bien y lo que no. Igualmente importantes son las guías dentro de su política que expondrán cómo deben comportarse los oficiales con relación a las aplicaciones de los medios no aprobadas por el departamento. 3. Las personas tienen que trabajar con las herramientas. Las herramientas de la red son gratuitas, pero alguien tiene que trabajar realmente con estas herramientas para mantener a su departamento en la mente de las personas. Sus fan o seguidores necesitan saber que usted es realmente serio cuando les da información útil. Como mínimo, una persona que supervisa todo el programa necesita un plan, dependiendo del tamaño del departamento, 1-4 horas por día, repartidas en el día, incluyendo fines de semana, para controlar y gestionar el contenido que pasa por su programa de medios de comunicación social. Eso no significa necesariamente que esa persona es la misma que crea todo el contenido. Lo ideal sería que los otros oficiales, en todos los niveles de la organización, estén a bordo para enviar un mensaje. 4. No es realmente acerca de la tecnología. Es acerca del contenido. El hecho de que usted lea este artículo o alguna otra persona le diga que necesita usar Facebook, no significa que usted sólo tiene que saltar a bordo. Si no está preparado para proporcionar contenidos de calidad regular, espere hasta estar listo. El simple hecho de estar en cualquiera de estas plataformas no es suficiente. Tan fría como son las tecnologías, siempre regresan al contenido. 5. Abandone el miedo. Una de las mayores preocupaciones de la aplicación de ley acerca de las herramientas de los medios sociales parece ser el temor a que salga mucha información sobre el departamento. 38
  • 39. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Mediante el uso de las herramientas de los medios sociales usted tiene que aceptar que quiere darle una voz a su departamento y estar dispuesto a mostrar su personalidad y cultura desde la perspectiva de alguien en su interior. Acepte el hecho de que la gente diga cosas negativas acerca de su Departamento de Policía, ya sea dentro de los medios de comunicación social o en otros lugares. Usted recibirá una realimentación no solicitada, sus intenciones serán examinados; pero toda esa actividad negativa va a suceder utilice o no los medios de comunicación social. Al usarlo, usted tiene la oportunidad para modelar la conversación y al menos ver qué dice la gente con mayor agudeza que antes. 6. No se inscriba y luego se aleje. Si crea una presencia con los medios de comunicación social y se aleja, será más difícil para usted tener credibilidad en el futuro, cuando vuelva a intentarlo. Esté absolutamente seguro de que usted tiene un plan en su lugar, los recursos necesarios para hacerlo funcionar y los conocimientos necesarios antes de empezar. La actitud de "edifícalo y ellos vendrán" no funciona, y nada le hará ver más como un aficionado que una página de Facebook que no se ha actualizado desde el día en que fue creada. Si usted sigue los consejos dados aquí, funcionará. 7. Evite el anonimato. Todas las herramientas de los medios sociales tienen el propósito de mejorar la comunicación entre los seres humanos. Si configura una página de Facebook y posteriormente sale de ella, en lugar de un oficial identificado individualmente en el departamento con alguna información sobre su perfil, el contenido nunca será tan bueno como podría serlo cuando una persona real está detrás de ella. Idealmente, que varios oficiales participen y contribuyan con regularidad. El anonimato atenta contra el propósito. Si su departamento está tratando de abrir la comunicación con los ciudadanos, el anonimato podría ser contraproducente. Nada dice que usted sea más inalcanzable creando una presencia en línea y no estando dispuesto a poner un nombre, preferiblemente varios, en su contenido. 8. Los medios de comunicación social son acerca de una comunicación de dos vías. Todas estas herramientas son sobre gente comunicándose con gente. Twitter especialmente parece propenso a ser usado por las fuerzas policiales, como herramienta de comunicación unidireccional. Si configura una cuenta y obtiene muchos seguidores y nunca consigue a nadie nuevo, como lo están haciendo muchos Departamentos de Policía, no podrá tener una conversación, ni podrá aprovechar lo que están diciendo sobre usted. Además, va a perder un montón de gente. 9. Si no sabe a dónde va, no vaya solo. Obtenga asesoramiento de otras agencias policiales o de un experto que sepa qué herramientas cumplirán sus objetivos. Encuentre a alguien que pueda ayudarle a planificar, implementar y administrar su programa de medios de comunicación. Proporcione capacitación para la gente de su agencia sobre cómo utilizar las herramientas de manera eficaz y anímeles a hacerlo. Los medios de comunicación no reemplazan nada que usted esté haciendo ahora. Especialmente con respecto a cualquier Departamento de Policía o iniciativa de alcance comunitario que pueda tener. Asegúrese de que todos estén atados a sus esfuerzos de comunicación social; que los mensajes estén diciendo lo mismo y que cada uno mejore al otro. Dese cuenta que la creación de una presencia en estas áreas es sólo el comienzo. Se necesita tiempo para construir lo siguiente. Siga concentrándose en proveer contenido estelar, siga su plan y trabájelo todos los días, y el resto caerá en su lugar.Use las redes sociales para llegar a su público Christa M. Miller 25 de noviembre de 2009 Christa M. Miller ha trabajado con las fuerzas del orden durante más de ocho años. Como escritora independiente, escribió más de 100 artículos para la Tecnología de la Aplicación de la Ley, Noticias sobre Policía & Seguridad, y Oficial de la Ley. Ahora es una estratega de la creación y entrega de contenidos, que ha estado trabajando con los proveedores que sirven a la comunidad del orden público, incluyendo Vere Software, MSAB Inc., y TrainingJacket.com. Ella también sirve al equipo de campaña del candidato a Sheriff Christopher Hailey para el condado de Mecklenburg (Carolina del Norte). Los antecedentes de Christa como 39
  • 40. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores periodista comercial le permiten identificar qué historias maximizan la reputación de las personas o las organizaciones profesionales. Ella también sabe cómo ayudarle a contar esas historias utilizando tanto los canales tradicionales como los de Internet (sociales). Visite su sitio web en http://christammiller.com. La primera vez que he oído a alguien en el área de la aplicación de la ley usar el término "el público"”, me llamó la atención por cuán bien sonaba en general. Tal vez era el tono neutral del despachador, el hecho de que yo era de un nuevo cuño de exploradores con un pie aun en ese mundo "público". "El público" trajo a mi mente una imagen de una multitud sin rostro, algunos angustiados, otros de pie en silencio, todos con expectativas. Lo que no es enteramente incierto cuando usted es un servidor público, tratando de tener cuidado de las necesidades sobre las que usted tiene control, versus aquellas que no. Público es plural, no singular. En justicia, "el público" está realmente compuesto por muchos públicos diferentes. Algunos se solapan, pero en general, hay residentes privados, propietarios de comercios, jubilados, estudiantes (y sus maestros), conductores…usted tiene la idea. Todos ellos tienen necesidades diferentes. Los residentes necesitan saber que sus hogares y familias están seguros contra los ladrones y los predadores de Internet. Los comerciantes quieren hacer que sus negocios no sean intimidados por saqueadores o vándalos. Los estudiantes y maestros están preocupados con los matones y las armas. Ninguno de ellos quiere ser aplastado por un conductor ebrio o ser víctima de un ladrón de identidades. El peligro de pensar en términos de "el público" es que los PIOs simplemente arrojarán información afuera de la que creen que todos se beneficiarán – cuando la mensajería dirigida satisfará mejor las necesidades. Hasta cierto punto, tienen razón. La notificación acerca de una ola de robos en un barrio cruza datos demográficos, así como lo hace la información sobre un mal accidente o cualquier otro problema de seguridad pública. Pero los PIO pueden alcanzar una mayor comprensión de su público utilizando el sentido común y ciertas características disponibles a través de Twitter y (en forma limitada) de Facebook. El valor del listado y del agrupamiento. ¿Ha visto la Lista de Lauri de agencias de ejecución de la ley? (Gr8ful 4 @Twitter lists, 2 de noviembre de 2009, por Lauri Stevens) Es una pequeña gran herramienta por dos razones: 1) le permite a usted ver lo que otras agencias están haciendo con Twitter. Y 2) desde la perspectiva de Lauri, la ayuda a hacer un mejor trabajo de consultoría para sus clientes para la ejecución de la ley. Debido a que pueden agrupar a los seguidores (no, usted no necesita seguirlos de nuevo), creando listas para periodistas, comerciantes, residentes, y visitantes significa que usted puede ver no sólo quiénes son; sino además que están "piando" (twitteando). Listar los seguidores lleva su tiempo, y usted no puede ver una lista completa de las preocupaciones acerca de reductores de velocidad en sus calles, o adolescentes sin nada que hacer. Pero un vistazo de vez en cuando le puede dar una mejor idea de la gente detrás de "el público". Listar los seguidores es una herramienta valiosa incluso para las agencias que ya desglosaron a sus públicos de acuerdo a su sector/barrio (Bellevue, Nebraska y Oxnard, California) o de una unidad especializada (Portland, Oregon). Todavía puede ayudarles a personalizar el contenido con más eficacia. Tome, por ejemplo, la División Sunshine del Departamento de Policía de Portland, que proporciona alimentos para familias necesitadas. ¡O el Programa WomenStrength!, que ofrece clases gratuitas de defensa personal para mujeres. Sabiendo si y qué restaurantes locales los seguían pudo ayudar a la División Sunshine a asegurar donaciones de alimentos, mientras que WomenStrength podría ser capaz de hablar sobre cuestiones específicas, como la violencia que le sigue a las citas para mujeres solitarias y adolescentes. A través de los sitios de redes sociales. Las listas de Twitter son maneras convenientes de investigar quién en su comunidad está en línea, y son un gran comienzo para los PIOs y los oficiales de relaciones con la comunidad. Pero al igual que Twitter no es la única herramienta de la red social que una agencia debería utilizar, sus listas no son la única forma de para dirigir el contenido en línea. Las páginas de seguidores de Facebook no permiten similares agrupamientos de fans. 40
  • 41. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores (Páginas de perfil, que algunas agencias establecen antes que las páginas de fans tengan éxito, permite agrupar "amigos") Además, muchas personas ahora prefieren Facebook que Twitter. Por lo tanto, utilice las listas de Twitter como punto de partida. Agrupe a los seguidores y comience a twittear el contenido que los grupos hallarán de interés. Pero también utilice las listas para recoger aportes más amplios - para crear encuestas, incluso para simplemente pedir a sus amigos y aficionados que están en otras redes sociales lo que les gustaría ver de usted y con qué frecuencia les gustaría verlo. Como en la vida real, usted no será capaz de satisfacer todas las solicitudes. Pero será capaz de hacer juego con las necesidades de la comunidad mucho más de cerca que si hubiese asumido qué era lo necesario.Estudio de casos del Departamento para los medios en el servicio policial Christa Miller 18 de diciembre de 2009 Los lectores regulares pueden recordar al Sargento Tom Le Veque de mi entrevista en agosto, que detalló cómo él cuidadosamente investigó a su comunidad antes de establecer una presencia en los medios sociales en nombre de la Asociación de Oficiales de Policía de Arcadia (CA). Recientemente, el Sargento Le Veque atendió una "Conferencia de 140 Caracteres" en Los Ángeles. Allí, tres jefes policiales hablaron sobre Twitter, los medios sociales, y la comunicación. El Sargento Le Veque escribió sus notas con una buena visión general sobre cómo las agencias de ejecución de la ley están usando los medios sociales, cuando el año 2009 llegaba a su fin: Una evolución de la comunicación. Muchos vendedores se instalaron en uno de los salones de entrenamiento de nuestro departamento la semana pasada, vendiendo en forma ambulante los modelos más nuevos para la protección corporal, armas AirSoft, y equipos tácticos surtidos. Valió la pena el tiempo invertido para asistir a las demostraciones en vivo y la experiencia práctica que siguieron en el ramo. He aprendido a lo largo de los años que aquellos que trabajan en la ejecución de la ley les gusta ver y tocar nuevos productos y tecnología. Usted solo necesita ver el número de asistentes a las ferias de comercio regionales como CopsWest y Trexpo, que producen para ver que nuestra profesión está enamorada de lo último y lo más grande cuando se trata de herramientas del oficio. Equipamiento actualizado, uso de tecnología moderna, continuo entrenamiento y desarrollo del personal, y constante evaluación de la política y procedimiento son pocos ejemplos de atributos positivos de una agencia de ejecución de la ley progresiva y de calidad. Pero en la sociedad y en la cultura que nos rodean hoy, eso no es suficiente. Se dice que el cambio es lento y difícil. Los días de trabajo policial estrictamente "paramilitar" han pasado. La sociedad demandó a la ejecución de la ley que evolucione en un negocio que incluye a la comunidad en sociedad, la transparencia, y la responsabilidad, mientras que al mismo tiempo, defienda la ley y la "lucha" contra el delito. No se nos ha requerido alejarnos de nuestro rol de oficiales encargados de hacer cumplir la ley, pero sí de mejorar la forma en que llevamos a cabo nuestra tarea. Responder a esos desafíos y cambios para la aplicación de la ley no es necesariamente algo que se encuentre en un stand en la próxima feria, sino más bien un cambio en la filosofía y simplemente modificando el "modo" en que desempeñamos nuestro trabajo. Los administradores de la ejecución de la ley deberían mirar a su propio personal para una respuesta fácil que ayude en este "cambio". En una conferencia de #140 Carácter (Twitter), el Jefe John Stacey del Departamento de Policía de Bellevue en Nebraska, discutió el uso BPD de los medios sociales. El Jefe Stacey describió cómo un joven oficial "iluminó" durante una reciente sesión de información donde el jefe mencionó que estaría fuera del pueblo para atender una conferencia de Twitter. El joven oficial se sorprendió de que el jefe supiera de qué se trataba Twitter. 41
  • 42. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Ese oficial y el jefe nunca se habían comprometido realmente en una conversación antes de ese momento, pero a causa de esa base común han desarrollado una nueva y mejor relación. Este pequeño ejemplo sirve tanto como una herramienta interna para el desarrollo del personal, como una inversión en una agencia, sino que además hace punta como una herramienta mucho mayor para llegar a su comunidad. El Jefe Stacey está entre el creciente grupo de administradores de la aplicación de la ley que han abrazado el uso de los medios sociales como una herramienta para comprometerse, comunicar, e interactuar con la gente a la cual sirve su agencia policial. El Departamento de Policía de Los Ángeles, el Departamento de Policía de Sacramento y el Departamento de Policía de Whittier en California, cada uno organizaron un blog, e interactúan activamente con sus comunidades. Algunas agencias policiales, como Bellevue, han llevado más allá el uso de los medios sociales. El Departamento de Policía de Bellevue, como el Departamento de Policía de Lakeland en Florida, tiene una página de Facebook y Twitter. El Departamento de Policía de Bellevue (BPD) incluso alienta a sus policías individualmente a enviar tweets acerca de su actividad mientras trabajan. El Departamento de Policía de Oxnard (OPD) en California le ha requerido al jefe de cada sector dentro de la ciudad a que envíen actualizaciones de Twitter específicos del servicio en su área. El OPD también produce un video en la Web que provee información sobre el delito, emite partes de prensa, y otra información para promover a su agencia. YouTube también está siendo usado por la ejecución de la ley para transmitir mensajes variados y videos incorporados. El Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas en Nevada y el Departamento de Policía de Milwaukee en Wisconsin son dos agencias que usan YouTube. Los partes de prensa, los consejos de prevención del delito, los boletines con sospechosos buscados, personas desaparecidas, son todos ejemplos del uso potencial de las emisiones de videos por una agencia policial. El Departamento de Policía de Boca Ratón (BRPD) en Florida, y el Jefe Dan Alexander, tomó el concepto de mezclar los medios sociales y la ejecución de la ley aún más allá. El BRPD tiene un proyecto llamado VIPER que empaqueta lo mejor del uso de los medios sociales en una tienda de una sola parada. VIPER permite a la comunidad de Boca Ratón interactuar con el BRPD mediante el uso del video, Twitter, Facebook, mapas del delito, noticias, alertas por correo electrónico, y más. El BRPD provee mensajes de texto e información por correo electrónico a través de un servicio conocido como Nixle. Nixle está disponible en muchas agencias y organismos gubernamentales locales en todo el país. Piense en su propio personal, familia y amigos ¿Cuántos de ellos portan un teléfono con acceso a la Web dondequiera que vayan? La tecnología ha puesto cámaras, transmisión de noticias, e inmediata entrega de la información en manos de la persona a prácticamente a todos en la calle. Disfrute de esta onda y "comprométase" con los medios de comunicación social. Explore los beneficios y aprenda sobre el impacto positivo que su agencia puede tener al interactuar, escuchar y participar con su comunidad mediante el uso de medios de comunicación social como herramienta para la aplicación de la ley.Actualización de las tres políticas institucionales sobre las redes sociales para la aplicación de la ley Lauri Stevens 6 de agosto de 2010 El siguiente artículo apareció originalmente en ConnectedCOPS. 42
  • 43. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores La política de los medios sociales de comunicación en la aplicación de la ley es un tema candente y así debe ser. Nadie puede ni debe cuestionar la importancia de una buena política, y la necesidad de orientar a los agentes del orden en el comportamiento adecuado y en el procedimiento en línea, es enorme. Justo cuando está empezando a controlar los elementos de una buena política de medios de comunicación social, y usted está pensando que sus investigaciones criminales en los medios de comunicación social tienen que ser cubiertos por una política también... Si usted es investigando los antecedentes de potenciales a nuevos oficiales en Internet, usted necesitará una tercera política para la cíber-investigación de antecedentes de los nuevos reclutas también. No soy un profesional de los recursos humanos, pero las ramificaciones legales en este ámbito podrían ser gigantescas. Este es un resumen de algunas consideraciones importantes para las tres políticas de comunicación social. Hace algo menos de un año, escribí por primera vez sobre la política de los medios de comunicación social en la aplicación de la ley. Mucho de lo que debería estar en una política de medios sociales en la aplicación de la ley (derechos de autor, uso justo, veracidad, y similares, incluidos en el artículo original) está en una buena política en todos los medios de comunicación social. Me gustan especialmente las políticas de la Fuerza Aérea, IBM e Intel. Pero si bien eso es cierto, existen muchas áreas que son únicas para la aplicación de la ley. Esas también fueron cubiertas en mi artículo original. Ofrezco un par de nuevos conocimientos. I. Política de Comunicación / Uso General. He añadido dos ítems (números ocho y nueve) a la lista de áreas únicas propias de la aplicación de la ley desde que escribí el artículo original, pero no han cambiado el resto. 1. Integridad. Tal vez la parte más importante de todo lo que un organismo de aplicación de la ley hace en línea o en otra parte es la integridad. Los participantes de la agencia en medios de comunicación social deben recordar que la integridad es el ingrediente esencial para la utilización ética de los medios de comunicación social. Los empleados de la Agencia deben, por tanto, ser honestos en el uso de medios de comunicación social y mantener la alta consideración por el interés público. Toda la información difundida debe ser absolutamente precisa. 2. Descargo de responsabilidad. Debido a que podría estar dando a su personal la autoridad para comentar sobre temas relacionados con el departamento, es imprescindible hacer hincapié en la importancia de que los agentes, sobre todo, afirmen que lo que escriben es su propia opinión y no la del departamento. 3. Identidad. Algunos blogueros trabajan de forma anónima, utilizando seudónimos o nombres falsos en pantalla. Las fuerzas de seguridad absolutamente deben insistir en que en los blogs, wikis y otras formas de participación en línea que se relacionan con el departamento o la ciudad, o todo tipo de actividades o cuestiones a las que el departamento se dedica; los empleados del departamento deben usar su identidad exacta. 4. Herramientas sancionadas por el Departamento. Si bien debe tenerse en cuenta que la política de medios de comunicación social de la agencia cubre la actividad de los empleados de la agencia sobre las herramientas que pueden crear por sí mismos o los de otros que puedan contribuir, las herramientas sancionadas por el departamento deben ser gobernadas más de cerca. Una cuidadosa distinción debe hacerse entre un trabajo en servicio o fuera del servicio. 5. Competencia. Los empleados del Departamento, ya sea fijo o contratado, no debe utilizar ninguna herramienta de los medios sociales a menos que realmente entienda cómo funciona. Muchos de los problemas con los oficiales que se meten en problemas ocurren en Facebook y, a menudo el agente que participa indica que no sabía Facebook trabajaba de esa manera. Haga responsable a su personal de asegurar su competencia online. 6. Responsabilidad del Estado Mayor. Los estándares de descargos de responsabilidad por sí mismos no exceptúan a los oficiales de Estado Mayor de los comandos de cualquier responsabilidad especial. 43
  • 44. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores En virtud de su posición, deben considerar si los pensamientos personales que publican pueden ser mal entendidos como expresando las opiniones de la agencia. 7. Entrenamiento. Proporcione capacitación sobre medios de comunicación social a sus oficiales y el personal. Una vez que su política está escrita, asegúrese de distribuirla con conversaciones sobre el apoyo del departamento a los medios de comunicación social. 8. Lo que no está bien poner. Esto puede incluir cosas tales como la identificación del departamento (logos, insignias, oficiales de uniforme) y la información confidencial o cualquier otra información que pueda influir de manera negativa sobre el departamento. 9. Implicaciones en la carrera. Todas las violaciones de la política o la mala conducta en línea podrían tener efectos perjudiciales para la carrera de un oficial. Pero uno que no parece evidente para todos es el efecto simple de tener un perfil en los medios de comunicación social, incluso si nunca hay un problema, podría tenerlo en la capacidad futura de un oficial para realizar un trabajo encubierto. Un tremendo cuidado es requerido para que un oficial de la UC no pueda ser identificado en línea. II. Política de investigación de cíber-antecedentes. 1. Aviso y consentimiento. • Informar a los postulantes. Es absolutamente esencial hacerle saber a los solicitantes que usted estará realizando una búsqueda de sus perfiles en las redes sociales. Su política debe indicar que se les dirá en qué momento y en qué punto del proceso se les dirá. Algunas agencias no quieren darles muchos avisos para que los perfiles no sean alterados, pero sorprenderlos a todos puede no ser justo. • Las consecuencias de no dar su consentimiento. El consentimiento debe ser dado para buscar los perfiles en línea de una persona, especialmente si la agencia espera buscar sitios protegidos por contraseña. El solicitante debe saber que no dar su consentimiento podría descalificarlo en la selección. • El tipo de información que puede reunir el investigador. ¿Va a estar bien que su agencia hable con los amigos en línea de sus candidatos? Algunas personas son realmente sorprendidas por esto, pero ¿es diferente de visitar a sus vecinos? Defina circunstancias bajo las cuales la agencia puede comunicarse con los amigos en línea y, de lo contrario, defina el alcance de la búsqueda, informe a los candidatos, y consistentemente aplíqueselo a todos los solicitantes. 2. Aseguramiento de la Calidad y Entrenamiento. • Capacitación sobre la búsqueda en Internet para los investigadores. El mundo de los medios de comunicación en línea es complejo. Los investigadores necesitan entender los matices de la configuración de privacidad, las páginas impostoras, la reunión y almacenamiento de las evidencias. • ¿Cómo son monitoreados? ¿Qué procedimientos existen para asegurarse de que el investigador está operando profesionalmente y de forma segura? • Entrenamiento contínuo de actualización. Debido a que las plataformas como Facebook cambian las reglas con regularidad y porque siempre hay nuevas plataformas de las que se debe estar al tanto, asegúrese de que el investigador asista a entrenamientos a intervalos regulares. 3. Prácticas de búsqueda en Internet. • ¿Quién puede conducir búsquedas? La respuesta es, sin duda, positivamente NO "el interno (o pasante)". Esto parece obvio para la mayoría pero ha pasado. El procedimiento para determinar el personal autorizado 44
  • 45. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores para realizar las búsquedas de este tipo necesita ser definido, así como el método en curso por el cual una vez capacitados, permanezcan autorizados. ¿Debe esta posición definirse como sensible y recibir todas las protecciones en este respecto? • Describa las expectativas para la notificación de los cambios. ¿Quiere ir tan lejos como para exigir a los empleados que le avisen de cualquier cambio en sus perfiles en línea, como los nuevos perfiles que podrían tener? • Divulgación de los blogs de su propiedad o en los que participa. Considere hacerlo una política de que si un oficial inicia un blog o comienza a contribuir a uno, él debe darlo a conocer primero. También establezca su posición sobre la posibilidad de publicarlo de forma anónima. • Direcciones de correo electrónico. Los aspirantes deberán proporcionar las direcciones de correo electrónico que han utilizado en el pasado. Las fuerzas del orden generalmente están de acuerdo en que una dirección de correo electrónico es un término de búsqueda importante. Las cuestiones aquí incluyen la memoria de los solicitantes de todas las direcciones de correo electrónico, o aquellas utilizadas para el trabajo encubierto o sensible. • La divulgación de la identidad en línea. Muchos organismos les están pidiendo a los candidatos la lista actual de nombres y apodos usados en línea. ¿Qué sucede si divulgan un nombre de usuario de la cuenta bancaria y contraseña (porque puede ser el mismo que el utilizado para una plataforma social) y luego algo pasa con esa cuenta? O sus identidades son robadas. ¿Pueden volver y culpar a su agencia? • El desempeño de los comandos. Muchas agencias están optando por tener abiertos los sitios protegidos por contraseña de los aspirantes durante la entrevista cara a cara, para que los tomadores de decisiones puedan revisar el contenido en línea durante la entrevista cara a cara, a veces sin previo aviso. Los aspirantes deben tener la oportunidad de explicar toda la información en línea. • Limitado a una computadora en el lugar de trabajo. El personal autorizado a conducir búsquedas en Internet por propósitos de empleo o de seguridad, podrán revisar la información en línea públicamente accesible, sitios web sin restricciones. • Uso del número de seguro social del aspirante en las búsquedas. Hay muchos peligros inherentes a la práctica de poner el número de seguridad social de alguien en una búsqueda en línea. Si lo hace, puede hacer que sea visible para otros. No se recomienda que se haga en los sitios sociales que ponen en índice el contenido. • Desfiguración. Las circunstancias bajo las cuales se harán declaraciones falsas para obtener información en línea deben ser definidas. Además de ser una violación potencial a los términos de servicio de la red social, este tema es controvertido. Puede crear perfiles falsos para atrapar pedófilos, pero bajo qué condiciones, si las hubiere, consideraría al crear un perfil falso para investigar a un potencial empleado. • Amurallar. Algunos agentes del orden han indicado que sienten que si alguien descubre potenciales tipos de información en línea protegida es equivalente a una renuncia a su vida privada. Eso no significa que un juez estaría de acuerdo. Un procedimiento de wall-off (amurallar) necesita estar en el lugar para proteger al aspirante y al director de recursos humanos sobre los resultados de búsqueda en Internet pertenecientes a las clases protegidas (por ejemplo, edad, orientación sexual, raza, etc.) para que el encargado de personal no vea la información que entra en la definición de clase protegida. • Evidencia criminal. Cuando/si la evidencia criminal es descubierta durante un procedimiento de cíberinvestigación de antecedentes, ¿qué se hace con la evidencia? 45
  • 46. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores 4. Monitoreo e informes después de ser contratado (algunos o todos los puntos de esta sección también pueden caer bajo el "uso general" de la sección anterior) • Monitoreo en curso. Los empleados deben ser informados si es intención de la agencia supervisar sus actividades en línea. • Condiciones para el monitoreo en curso. En respuesta a las preocupaciones específicas, quejas, o información sobre un empleado, las organizaciones pueden realizar búsquedas en línea para obtener información adicional sobre ese empleado. • Informes de sus pares. En el caso de un empleado que tenga conocimiento de una publicación en Internet o en el sitio Web que está en violación de las políticas de la organización ¿reportará la información a un supervisor? ¿Están bien las denuncias anónimas? • Rendición de cuentas. Los empleados deben ser responsables de garantizar que la información sensible no sea publicada en los sitios de los miembros de la familia en las redes sociales. • Refutación / Defensa. Los empleados deben tener la oportunidad de dirigirse a cada negativo hallado en línea. Podría ser el trabajo de un impostor o un furioso ex cónyuge. ¿Se le permite al empleado tener una copia de la evidencia? 5. Aplicación de Internet en la investigación de antecedentes. • Decisiones de la agencia. La contratación, retención, promoción, habilitaciones de seguridad y las decisiones disciplinarias, en base al menos en parte en los resultados de una búsqueda en Internet, debe basarse en criterios y procedimientos establecidos. • Seguridad. ¿Cómo son almacenados y protegidos los resultados de las búsquedas por Internet? Para su propia protección, así como la de los candidatos, establecer las condiciones bajo las cuales los resultados de su investigación son destruidas o almacenada, y por cuánto tiempo. Por una parte, puede que no lo quieren cerca por razones de responsabilidad, por el otro si se niega el empleo a alguien, es posible que tenga las pruebas para demostrar que su decisión negativa NO fue la discriminación. III. Política de Investigaciones. Yo no soy un investigador entrenado, pero ofrezco algunos puntos aquí sólo en la medida en que participan las plataformas de medios sociales. • Falsas identidades. Brinde apropiada consideración al procedimiento por el cual obtendrá identidades falsas y tenga en cuenta el funcionamiento de cada plataforma. • Equipamiento únicamente del Departamento. El uso de equipo del departamento que no tiene vínculos identificables en línea hacia la agencia. Este es un estándar en cualquier investigación, pero tome especial consideración para el uso de la tecnología móvil, especialmente de localización geográfica habilitada. • Entrenamiento / Competencia. Siempre es importante. Siempre hay una nueva herramienta, a veces una muy simple que beneficiará a su agencia. Mantenga a sus investigadores bien entrenados y no subestime el valor de la capacitación de los profesionales que realmente viven en el mundo de los medios de comunicación social. Cualquier cíber-investigador sabe cómo poner un perfil falso, pero examine si su entrenador está realmente actualizado sobre los últimos avances técnicos en el mundo social. Incluya en su política de que esa capacitación sea brindada y que los investigadores necesitan asumir la responsabilidad de saber lo que no sabemos y aprenderlo. Un buen cíber-investigador se mantiene al día él sí mismo, sintonizando en los blogs de los medios de comunicación social y otras fuentes. 46
  • 47. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores • Documentación apropiada. La técnica de reunión de cualquier cosa en línea debe ser tratada con mucho cuidado. Cómo se ha obtenido, con fecha estampada, en el orden cronológico en que se obtuvo es de suma importancia. Y, con las redes sociales, el contenido en sí mismo cambia rápidamente. La evidencia necesita ser reunida más rápidamente que lo habitual; no pierda de vista la necesidad de documentarlo cuidadosamente. • Violación de los Términos del Servicio. Algunas actividades de investigación van técnicamente contra los Términos de Servicio para las plataformas de las redes sociales. Conozca las declaraciones de los TS de las plataformas que está utilizando y ponga en la política bajo qué circunstancias su agencia llevará a cabo la actividad que de otro modo puede estar en violación de los TS. Tres pensamientos finales... Además de los puntos específicos anteriores, hay algunos temas que trascienden toda política de desarrollo en los medios de comunicación social. • Consistencia. Uno de los principales argumentos para la política de medios de comunicación social es que su agencia pueda estar segura de que su personal sea tratado por igual. Si usted es acusado en la corte por discriminación en una decisión de contratación y no tienen ni siquiera un documento para presentar que muestre la intención de realizarlo claramente para todo el mundo, eso es una gran pieza de protección potencial que falta. Por supuesto, realmente practicar la consistencia va de la mano con decir lo que hace. • Capacitación / Competencia. Capacitación y competencia no son lo mismo. Regularmente veo y oigo a la política de personal diciendo que la capacitación debería formar parte de todas las políticas. Pero sólo porque se imparta capacitación, no significa que el alumno sea competente con las herramientas. Yo recomiendo poner la responsabilidad en el empleado para que sea capaz de asegurar su conocimiento profundo de las plataformas, independientemente del propósito. Una gran mayoría de los casos en que un oficial se mete en problemas - especialmente en Facebook - con la carrera arruinando la actividad, se podrían haber evitado si los actores hubiesen tenido un mejor conocimiento de cómo trabaja la plataforma. Por lo tanto facilitar la formación, pero incluyendo por separado que van a rendir cuentas y culpando a los errores sobre no saber qué iba a suceder no será tolerado. • Honre la cultura de su agencia. No importa lo que lea o hable, siempre honre la cultura de su propia organización cuando desarrolle una política. Si su agencia no tiene por qué ser excesivamente restrictiva y punitiva con los medios de comunicación social, especialmente con respecto a cómo espera que actúen los oficiales al representar al departamento, usted lo sabrá. Más aún, la agencia se beneficiará, porque los oficiales no sentirán que simplemente no vale la pena hacerlo porque es muy fácil meterse en problemas. Es un nuevo mundo bravo en el que vivimos lo principal es seguir adelante sin temor a esos medios. Hay mayor beneficio que riesgo y la política sana recorrerá un largo camino hacia la protección de su agencia en el mundo en línea, así como despejará los temores de que usted no está listo.El método C.O.P.P.S. de los medios de comunicación social para oficiales Este abordaje a las redes sociales incluye a los ciudadanos, los objetivos, la planificación, las políticas y la programación Lauri Stevens Artículo originalmente aparecido en ConnectedCOPS.net 9 de marzo de 2012 Es mi trabajo darle sentido a las cosas en el mundo de los medios de comunicación social de modo que los agentes del orden que deseen usar esas herramientas puedan concentrarse en ser oficiales antes que en expertos en medios de comunicación social. No es una tarea fácil, incluso para mí, una persona que hace que sea su prioridad y considera que es una gran parte de su trabajo en mayores niveles. 47
  • 48. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Aunque he leído todo lo que pude encontrar sobre el tema, no he sido capaz de encontrar un método sucinto, ya creado, que recomendaría para la policía. C O P P S Citizens Objectives Plan Policy Schedule Ciudadanos Objetivos Plan Política Programación ¿Quién? ¿Qué? ¿Dónde y cómo? ¿Cómo y por qué? ¿Cuándo? Aun el Método de Investigación de Forrester es problemático. Forrester denomina P.O.S.T. (people, objectives, strategy, and technology) a su método, por "gente, objetivos, estrategia y tecnología". La principal razón por la cual no quiero recomendarlo es por lo que deja fuera. Y es la política y la programación. La política es un elemento absolutamente crucial para la aplicación de la ley porque aborda una gran parte del "cómo" y el "porqué". Es crucial para los negocios también, pero no iré allí. El otro elemento perdido es la programación, el "cuándo". Decidir lo que desea hacer es una gran parte de la tarea, pero saber exactamente cuándo ocurrirá cada elemento, contribuirá en gran medida a hacer el plan manejable. Así, he desarrollado mi propio método de los medios de comunicación social y pienso que es uno bueno. Es fácil de seguir, no pierde los elementos claves, y refleja exactamente qué hago cuando estoy trabajando con clientes. El método C.O.P.P.S. responde al quién, qué, cuándo, dónde, porqué y cómo. • Ciudadanos (Quién) • Objetivos (Qué) • Plan (Dónde & cómo) • Política (Cómo & porqué) • Programación (Cuándo) 1. Ciudadanos. Independientemente de cualquier herramienta o método de comunicación social, no pierda de vista el hecho de que todo es acerca de sus mandantes, los ciudadanos. ¿Con quién desea comunicarse? Como respondió esta pregunta, recuerde incluir a aquellos con quienes ya se está comunicando, y manténgalos en su radar. En su plan, incluya a cada demográfico importante para su plan de comunicación, aun si siente como si se estuviera comunicando ya con ellos o no en absoluto. Sus ciudadanos ya están hablando de usted. Al desarrollar esta parte de su plan de comunicación social, escuche a las figuras públicas claves en su comunidad. Mantenga los oídos abiertos para las menciones de su agencia, ya sean en línea o fuera de ella. Entre en los grupos de noticias en línea y blog y ejecute algunas búsquedas de alerta en Google para "escuchar" las menciones sobre su departamento. Considere la posibilidad de desarrollar personajes para representar a los miembros de su público objetivo. Los personajes no son personas reales, son descripciones demográficas de la gente en su audiencia. Siéntese con su equipo y discuta los rasgos de carácter de cada personaje. Esto le ayudará a comprender sus personalidades, los hábitos en línea, las actitudes y opiniones de su agencia de aplicación de la ley específicamente, así como la aplicación de la ley en general. En mis talleres con los empleados gubernamentales de EE.UU. y Canadá, la tarea de desarrollar personajes ha probado ser el mayor y más simple generador de conversación y deliberación. Hay mucho más que lo que usted piensa. ¡Así que hágalo! El proceso de desarrollo de personajes afecta a cualquier otra fase en este proceso. Tómelo en serio porque es muy útil. 2. Objetivos. A medida que desarrolla esta sección, resista la tentación de hacer otra cosa que abordar el "qué" en sus metas. NO SE preocupe por nada más lo QUE quiere alcanzar. ¿Desea…: 48
  • 49. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores a. b. c. d. e. f. …construir mejores relaciones? …crear conciencia de sus servicios? …incrementar la seguridad pública? …aumentar el tráfico en la Web? …inspirar a la gente a concretar acciones? …recaudar fondos? Para lograr una mejor comprensión, pregúntese a sí mismo: a. b. c. d. e. f. ¿Qué actitudes nos definen y a nuestros problemas? ¿Qué sitios tienen la mayor actividad relacionada con mi organización? ¿Qué tipo de gente hace más anuncios (y dónde)? ¿Qué otras organizaciones tienen cuestiones, y están esas personas conectadas a ellas? ¿Qué tipo de comentarios negativos o conceptos erróneos existen? ¿Cuáles son los aspectos positivos? Usted puede descubrir: a. b. c. d. e. Comunidades en línea a las cuales debería unirse; Gente con la cual usted debe comprometerse; Los valores que debe promover; Las actitudes que debe cambiar; Una mejor comprensión de su "marca" (reputación), Cuando haya terminado el examen de sus objetivos, usted debe tener un mensaje claramente definido. En el futuro, adhiera a este mensaje en todas sus relaciones en línea (y fuera de línea). Mantenga su mensaje fácil de comprender por las personas con poca capacidad de atención y manténgase centrado en el mensaje. Usted debe tener ahora un pie en su público objetivo y al menos ha comenzado a determinar qué cambios, si algunos, son necesarios en la estrategia de comunicación de su organismo. 3. Plan. Las cuatro partes cruciales del plan son: a. Tecnología. b. Contenido. c. Personal. d. Entrenamiento. Estoy medio tentada a llamar este paso "parte" #3. Se trata de las tuercas y los pernos. ¿Cuáles son las herramientas de los medios que vas a utilizar realmente? Qué tecnología, software y hardware necesita, los tenga o no, para implementar. Piense de nuevo en los personajes que creó en el paso 2. Averigüe qué plataformas de medios sociales están utilizando sus mandantes, los ciudadanos, e inclúyalos en el PLAN. a. Aquí es donde usted decide si va a estar en Twitter (oh sí) Facebook (más probable) un blog (muy posiblemente) YouTube (tal vez) Bebo (¿pandilleros en su mundo?) LinkedIn (su propia vida profesional). Hay varios cientos más, dependiendo de su/s objetivo/s demográfico/s y en qué parte del mundo se encuentra/n, y sus objetivos últimos. b. ¿Qué contenido tiene ya que puede reproducir? ¿Necesita crear uno? ¿Cuáles son sus ideas y objetivos y cómo se relacionan con las herramientas? ¿Cuál es su mensaje? c. Una de las partes cruciales del plan es personal. ¿Qué gente tiene? No confíe en lo interno. El estudiante universitario local podría saber cómo registrarlo en Twitter unos 10 segundos más rápido de lo que podría hacerlo usted mismo, pero NO sabe sus objetivos ni puede articular un pasante su mensaje en el mismo 49
  • 50. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores nivel de calidad que usted. Incluso si pudiera acercarse, él o ella se están yendo al final del semestre. Eso no significa que usted no debe dejarlo entrar para aprender los entresijos. Soy todo eso. Sólo manténgase en control. Un papel muy grande para un interno es investigar las plataformas en las que se encuentran sus ciudadanos, sobre todo si son sus compañeros. No subestime las horas-hombre usadas. Los medios sociales no son una cosa de "diez minutos al día", a pesar de lo que oyes. d. Tenga en cuenta el nivel de conocimientos del personal. Si desea éxito, asegúrese que sean técnicamente competentes, capacitados y estén cómodos. También necesitan las horas que se les asignaron para trabajar el programa y el deseo de hacerlo. No subestime el valor de la formación profesional. Hay muchos recursos en línea, pero son mejor utilizados como complementos para una buena base fundamental provista con capacitación profesional. 4. Política. TODA agencia de aplicación de la ley en el mundo debe tener una política de medios de comunicación social o debe abordarla en su actual política de comunicación/medios. Los organismos que nunca intentan implementar herramientas de medios de comunicación sociales son los que más necesitan de una política. Como lo escribiera en un anterior artículo en el blog, "Los ingredientes de una sólida política de medios de comunicación social para la aplicación de la ley", todas las políticas básicas de comunicación social incluyen cosas tales como: a. b. c. d. e. f. g. h. Asumir la responsabilidad personal por el contenido que publica una persona. La identificación de uno mismo en todas las transacciones. Uso de denuncias para absolver al departamento de la responsabilidad. El respeto de la audiencia. Ser factual. Derechos de autor. Uso limpio. Privacidad. Pero las políticas específicas para la aplicación de la ley también incluyen, como mínimo: a. b. c. d. e. f. g. Integridad. Renuncias. Identidad. Herramientas sancionadas por el Departamento. Competencia. Responsabilidad de la plana mayor. Capacitación. Para más información sobre el tema, vea el artículo sobre política de medios de comunicación para las agencias de aplicación de la ley en Connected COPS. He estado pensando últimamente que las agencias necesitan todo lo anterior dentro de su política para su programa de comunicación y otra política para las prácticas de investigación. Pero todavía estoy trabajando / pensando en eso. 5. Programación. La ausencia de un programa puede ser la razón más grande por la cual los seres humanos comienzan a sentirse abrumados y los proyectos se descarrilan. Hágase el favor y cree un programa que represente "las partes" (volver a #3) que se pondrán en marcha. Factor requerido en el entrenamiento, compra de tecnología, etc. Comience por el despliegue de las piezas más simples del plan. Pregúntese a sí mismo dónde quiere que esté su agencia dentro de tres / seis / nueve meses y él trabaje hacia atrás de esos plazos. Si usted es un gerente de proyectos de capacitación, póngalo en el Proyecto Microsoft o algo similar. Si no, una hoja de cálculo Excel será suficiente siempre y cuando alguien la esté manejando. Los mayores consumidores de tiempo no tienen nada que ver con blogs, podcasts o videos. Sea extremadamente sensible a las piezas del plan si, de hecho, son parte de él. 50
  • 51. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Este plan de cinco partes - C.O.P.P.S. - es un método infalible para la elaboración de una estrategia de medios de comunicación social para su agencia. Responde a todas las piezas - quién, qué, cuándo, dónde, qué y cómo. Si lo sigue, funcionará. Si necesita aclaración, por favor hágamelo saber.Cinco recursos vitales para las redes sociales en la Ejecución de la Ley En la conferencia sobre Medios de Comunicación Sociales para la Ejecución de la Ley, los expertos discuten "la ola azul del cambio" y el futuro de la policía comunitaria Hannah Simon 9 de abril de 2010 Sentada en esta sala llena de policías de la calle, jefes, oficiales de información, detectives, y expertos en comunicaciones en la conferencia sobre "Medios Sociales para la Ejecución de la Ley" (SMILE, Social Media for Law Enforcement), uno puede concluir que todos están conectados a Twitter, Facebook, blogs y podcatsts. Con "Web 2.0", el tema principal de discusión de todo el mundo, usted podría pensar que todos en el campo de la seguridad pública están en la misma página cuando se trata de los medios de comunicación social. Mientras que pocos departamentos realmente se han sumergido en el mundo de las redes sociales, la mayoría de los departamentos de todo el país son lentos para subir a bordo. Si usted trabaja para una agencia que no se atreve -tal vez incluso por miedo- a abrazar sitios como Facebook y Twitter, o si su departamento aún no ha actualizado su página Web desde 2005, ya sabe de qué estoy hablando. Hemos publicado artículos en PoliceOne durante todo el año pasado acerca de por qué los medios de comunicación social son importantes, cómo empezar a comprometerse con su comunidad utilizando las herramientas de los medios sociales, las mejores prácticas, e incluso consejos para administrar sus propios sitios de redes sociales personales. Ha habido innumerables artículos de prensa de acreditación de YouTube y Facebook, para ayudar a los policías a arrestar delincuentes. En SMILE, los oficiales de policía están martillando el mensaje de que los medios de comunicación social son la única forma de vigilancia de la comunidad que va a sobrevivir en el futuro. La ola azul del cambio. ¿Usted realmente necesita prestar atención a las exageraciones de los medios sociales? Mike Bostic, ex subjefe del Departamento de Policía de Los Ángeles, dice absolutamente que sí. Bostic, quien ahora es parte del grupo de Soluciones de Comunicación Civil de Raytheon, dice que las agencias necesitan empezar a adaptarse a la idea de obtener información "de unos u otros antes que de las instituciones". Entonces, ¿qué hace que las redes sociales sean más atractivas que los métodos tradicionales de comunicación para con su público? Bien, usted puede utilizar los medios sociales para establecer una conversación bi-direccional entre su agencia y el público con realimentación instantánea. Con Twitter y Facebook puede llegar a cualquier persona que tenga un teléfono inteligente. Los Departamentos pueden aumentar la conciencia de seguridad a través de anuncios enviados a un canal de YouTube. A través de un blog, su jefe puede abordar directamente a la comunidad sobre tendencias de la delincuencia local, planificación de la emergencia, y más. La cara cambiante de la policía comunitaria –referida por las agencias como la "ola azul del cambio"- está forzando a muchos departamentos a adoptar una declaración de la misión que describa sus metas o propósito para hacer frente a la opinión pública a través de los medios sociales. 51
  • 52. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Comprometiendo al público. Dan Alexander, Jefe de Policía de Boca Ratón (FL) aconseja a las agencias a participar tanto como sea posible con los ciudadanos interesados en los esfuerzos en línea del departamento. "Uno de los escollos de los medios sociales es que algunos departamentos lo utilizan como un mecanismo para auto-promoverse. Reconozca que la comunicación tiene que ser auténtica y de doble vía", dice Alexander. "Pregúntese a sí mismo, '¿Qué estamos poniendo ahí afuera? ¿Cómo vamos a responder a las reacciones o a las preguntas?'" El Sargento Tim Burrows, del Servicio de Policía de Toronto, coincide con en que el verdadero secreto para los medios sociales es el compromiso. "No sólo escupa información hacia afuera", dice Burrows. "Usted necesita dar realimentación. Los medios sociales son realmente sobre conversaciones que se hacen más ricas y más convenientes a través de Internet". Burrows identifica cinco recursos que las agencias necesitan considerar antes (¡y durante!) que inicien un plan de redes sociales: 1. Tiempo: Decida cuánto tiempo desea invertir en los concesionarios de los medios sociales antes de comprometerse con ellos. Una vez que empiece a poner la información allí afuera de manera regular, su público podría desarrollar expectativas. Planee para cumplir con estas expectativas. 2. Dinero: Los medios sociales pueden no costarle nada, o costarle miles. Puede decidir seguir adelante por su cuenta, o contratar a un consultor de relaciones públicas para desarrollar un plan de medios de comunicación y entrenar a sus oficiales de información. No descarte los medios de comunicación social sólo porque sean gratis - de hecho, usted debería abrazarlos por su naturaleza flexible. 3. Equipamiento: Los medios utilizan herramientas simples, de bajo costo, que su departamento suele tener ya a su disposición. Computadoras, teléfonos inteligentes, y cámaras le pueden costar menos de $ 500. 4. Conocimiento: Su departamento tiene que desarrollar políticas que ayuden, no a obstaculizar, la interacción de los medios sociales. Los oficiales que se comprometen con la necesidad del público para escuchar, comunicar, y trabajar en red de modo que sepan detrás de qué está su público. 5. Personal: Anime a su personal a estar motivado, cuidadoso, valiente y, sobre todo, comprometido. Poner la marca a su departamento: el caso de estudio de Boca Ratón. En el Departamento de Policía de Boca Ratón (BRPD), el Jefe Alexander ha llevado los medios de comunicación social a un nuevo nivel. La agencia ha fusionado su estrategia de redes sociales con una comunidad global de policía comunitaria llamada Proyecto VIPER, que significa Visibilidad, Inteligencia, Asociaciones, Educación y Recursos. VIPER se relaciona con la comunidad a través de vídeo, Twitter, Facebook, los mapas del delito, y las alertas de emergencia Nixle. Básicamente, el sitio Web VIPER se ha convertido en un semillero para la interacción de la comunidad, permitiendo que el departamento realmente se conecte con el público al que sirve y protege. Alexander llama a esta marca del departamento, y dice que las agencias "necesitan conseguir apoyo para la supervivencia". Da algunas sugerencias para que otros organismos puedan construir ese apoyo: • Conozca la diferencia entre las relaciones públicas y el mercadeo: Las relaciones públicas construyen apoyo para su departamento — la mercadotecnia le permite a usted investigar el comportamiento de la comunidad para propiciar una mejor la seguridad pública. • Desarrolle una estrategia: si se trata de contratar a una firma de relaciones públicas o usar dólares incautados para revisar el diseño de su sitio Web, piense cómo financiar mejor su campaña en los medios. • No lo haga solo... pregúntele a la comunidad: La gente quiere conectarse con sus oficiales de una manera significativa, y está bien preguntarles qué les interesa. Mantenga los grupos de discusión para ver qué quiere oír el público acerca del departamento – El Departamento de Policía de Boca Ratón celebró cinco sesiones 52
  • 53. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores con 40 personas, habló con todos desde las organizaciones CrimeWatch a los ciudadanos locales que comían en el centro comercial. • Los medios de comunicación social como un multiplicador de fuerza: los medios de comunicación social requieren muy poca inversión previa, pero hay un retorno desconocido de esa inversión. Usted puede apostar que su departamento querrá desarrollar una forma de comprobar ese retorno - identificar qué tipos de sitios desea utilizar (¿Twitter? ¿Facebook? ¿Ambos?), y designar a las personas que serán responsables de esos sitios. Sobre todo, el proceso de marca le permitirá a su agencia organizar programas comunitarios dispares y estrategias de comunicación separadas dentro de una misión. Deje su cabello suelto. Quizás una de las mejores cosas de los medios de comunicación social es cómo se crea una conexión personal entre los funcionarios y la comunidad. La Policía de repente paso de un grupo al que podría temer a un grupo que es accesible y amigable. Usar las plataformas de los medios de comunicación social da a los agentes mucha más libertad - atrás quedaron los días cuando los oficiales entregaban prolijos comunicados de prensa para que los medios los interpretaran (o malinterpretar, como suele ser el caso). "Una de las ventajas de los medios sociales es que podemos dejar caer nuestro cabello", explica Alexander. "Esta es nuestra oportunidad para ser más reales, y al mismo tiempo, entablar un diálogo". Sin embargo, hay una línea muy fina entre dejar caer su pelo y dejar que todo cuelgue. ¿Cómo elige usted qué revelar? ¿Y cuándo? ¿Y a través de qué medio primero? Los medios de comunicación sociales pueden confundir mucho, cuando los oficiales de repente tienen tantos puntos de venta para elegir en lugar de recurrir a la conferencia de prensa con los medios de comunicación locales. "Este es un gran problema – uno con el que el Departamento de Policía de Boca Ratón trata a diario dentro de su agencia", dice Alexander. "Nos damos cuenta de que va a haber una disputa. Los policías siempre van a ser reticentes a poner la información allí afuera, sólo por su naturaleza". Aunque los oficiales podrían dudar en revelar toda la información sobre una escena del crimen o sobre oficiales implicados en un tiroteo después del hecho, es importante que el público vea que están haciendo un comentario acerca de eventos de gran difusión. Vivimos en un ambiente donde la noticia de última hora en un diario local puede que no tenga todos los hechos, pero los medios de comunicación van a correr con ellos de todos modos. En esos casos, es integral para los departamentos entregar información antes que los medios distorsionen los detalles. Alexander concluye: "Con el tiempo, todo el mundo va a acostumbrarse al ritmo de los medios de comunicación social - es una realidad. Los agentes de policía necesitan tomar la decisión de si desean o no poner la información ahí afuera en sus propios términos". Fórmula mágica contra las agresiones virtuales Ariel Torres 11 de junio de 2010 El que calla otorga. En el mundo real sentimos que este adagio es cierto. Al menos, adecuado. Por extensión creemos que la regla se cumple en el espacio virtual, en el chat, en Twitter, en los foros, en Facebook. No, no es así. Ni siquiera cerca. El fenómeno del encarnizamiento online es viejo como Internet. Sé que suena extravagante que algo ya sea viejo en la Red, pero con más de 20 años entre los usuarios particulares y arriba de 40 entre los académicos, ciertos fenómenos empiezan a repetirse. 53
  • 54. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Las guerras de flames flaming o flame war), como se las conoce, han plagado la paz online desde las épocas de Usenet, servicio fundado en 1980, y se contagió luego al IRC (Internet Relay Chat, de 1988), los juegos online y los actuales servicios de redes sociales. Es, en pocas palabras, un nutrido, violento y a todas luces inútil intercambio de insultos, sarcasmo y descalificaciones. La primera reacción de toda persona de bien, cuando es atacada de una forma tan hostil y en público es, por supuesto, responder. Porque el que calla otorga o porque creemos que la meta del flaming es el debate. Qué va. Las motivaciones y la dinámica de estas guerras de injurias virtuales son bastante complejas, hasta el punto de que hay gente que se ha dedicado a estudiarlas. Existen categorías y hasta movidas concretas dentro de ese ajedrez diabólico de escarnio, afrenta y humillación. Por ejemplo, se llama carnada a ese post que alguien pone en línea específicamente para que los otros usuarios lo ataquen. Ante la reacción, el iniciador soltará una avalancha de dicterios y denuestos. La escalada es inevitable. Pero no es mi intención estudiar la basura electrónica hoy. No me siento demasiado comprensivo. O científico, quién sabe. Lo que sí puedo ofrecer es un buen consejo de veterano sobre este asunto. Aquí, el adagio por tener en cuenta es otro. Es ese que dice que cuando uno discute con un tonto parece también un tonto. Egos maltrechos. Convengamos algo: aunque sea por una causa noble, el que apela al insulto y la descalificación se quedó sin argumentos, tiene una conducta sociopática o está operando políticamente. El solo hecho de encontrarnos frente a la violencia virtual debería indicarnos que lo peor que podemos hacer es responder, tropezar con la carnada que nos están colocando delante. Quien ataca en línea no lo hace para vernos sufrir públicamente (no nos ve, de hecho), mucho menos para dañar nuestra reputación (sabe que la suya fue construida a fuerza de ofensas). Lo hace para que reaccionemos. ¿Por qué? Muchos recurren al ultraje porque se sienten poca cosa. Su acomplejado ego revivirá si respondemos a su aguijón, uno que por regla general nadie nota y que, de tanto usarse, ya es inofensivo, está gastado; basta revisar su historial para descubrir que provocar y maldecir son sus dos actividades principales. Un favor más grande les haremos si, además, intentamos razonar con ellos; redoblarán el vitriolo, será como apagar el fuego con viento, porque les habremos dado el lugar de un interlocutor válido. También pueden operar en grupo. Estas patotas virtuales son como hidras. Puede que uno consiga cortar una cabeza con argumentos afilados, pero crecerán otras. En general son operadores políticos. Y cuanto más se discuta con ellos, mayor será el daño para nosotros. No están razonando, ni tienen esa intención. En el mejor de los casos, creen a ciegas en algo y están dispuestos a no dar un paso atrás hasta destruir al enemigo. Tolerancia cero, claro. En el peor de los casos, están adrede, metódicamente, intentando devastar lo que entienden como enemigo. La meta del flaming es resonar, hacer ruido, crear un espacio. Los debates online son fantásticos, uno siempre aprende algo de valor. Se caracterizan porque los participantes intercambian ideas, silogismos, links, documentación. Hace poco tuve uno de esta clase, cuando defendí el derecho de la libre expresión. Días más tarde, discutimos con dos amigos que saben mucho sobre la pobrísima seguridad del software. No sólo no hubo hostilidad en esos dos casos; tampoco había lugar donde encajarla. Era una pieza de otro rompecabezas, el insulto pertenece a otra ideología, a otra mirada del mundo, una donde si alguien piensa de manera diferente entonces, por definición, es malo. Frente a los que sostienen esta mirada intolerante del prójimo, la táctica correcta es la indiferencia. Contra el sociópata IP, el troll del siglo XXI, el micro puntero a baterías, la fórmula mágica es sencilla y, lo garantizo, infalible: ignórelo. En el IRC hasta teníamos un comando para eso (/ignore); en Twitter los puede bloquear. No hay remedio mejor. (Aunque no bloquearlo es todavía más efectivo; ni siquiera ese privilegio le concederemos) 54
  • 55. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Uno, que es responsable, piensa en responder. No sirve. De hecho, empeora las cosas. Ahora, si no puede evitar dar una respuesta, mi consejo es que siga la recomendación de Oscar Wilde: Perdona siempre a tus enemigos, nada los irrita más. Facebook ayuda a la policía filipina a arrestar a un sospechoso de homicidio Un hombre es acusado de matar a 6 filipinos, 1 norteamericano, 1 canadiense y 1 británico Associated Press 27 de julio de 2010 MANILA, Filipinas — Mark Dizon, un técnico de computadoras de 28 años, no se resistió cuando fue arrestado el martes mientras hablaba con su padre en una plaza pública al norte de la ciudad de San Fernando, dijo el Superintendente de la Policía Danilo Bautista. Está acusado de matar a nueve personas — seis filipinos, un norteamericano, un canadiense y un británico — en tres diferentes robos en hoteles y casas este mes en la ciudad de Ángeles. El área, cerca de la ex Base Clark de la Fuerza Aérea de EEUU a unos 80 kilómetros al noroeste de Manila, es el hogar de muchos retirados expatriados. Dizon, quien es de una familia pudiente y acorde a la policía siente fascinación por las armas, era amigo a través de Facebook de la hija de una de las víctimas. Un amigo de su familia mostró su foto para presenciar en el popular sitio de la red social y para ayudar a identificarlo, dijo la policía. "Le gustaban las computadoras y eso lo entregó", le dijo Bautista a The Associated Press. La cadena de robos con muertes resultantes comenzó el 12 de julio, cuando el canadiense Geoffrey Alan Bennun, 60, y su amiga filipina fueron muertos a tiros después de un robo dentro de la habitación de su hotel. Cuatro días después, el británico James Bolton Porter, 51, y su amiga fueron asesinados por un hombre armado en su casa en la villa de Ángeles' Malabanas, dijo la policía. La semana pasada, un hombre armado asesinó al norteamericano Albert Mitchell, un veterano de la Fuerza Aérea de EEUU de 70 años de edad, junto a su esposa filipina, Janet, 53, y tres hombres filipinos dentro de su casa en Ángeles, dijo Bautista. En el último homicidio, el hombre armado prófugo fue visto por un guardia de seguridad y un motociclista, quienes después lo describieron a los investigadores, acorde a la policía. Después de oír las descripciones del sospechoso, un amigo de la familia de Mitchells miró la página de Dizon en Facebook – la hija de Mitchell era una de sus amigas en el sitio. Le mostró la foto del perfil de Facebook a los testigos, quienes lo identificaron como el hombre a quien habían visto fugándose, dijo Bautista. Agregó que la misma pistola fue usada en todos los homicidios, vinculando a Dizon con los otros dos crímenes.Twitter y Facebook incrementan la transparencia policial Los policías en Bay Área están blogging y tweeting información que haría que los policías de generaciones anteriores "se revolvieran en sus tumbas" Phil Bronstein (EE.UU. 1950) - San Francisco Chronicle 27 de julio de 2010 SAN FRANCISCO - El Comandante de la Policía del BART (Bay Area Rapid Transit) Dan Hartwig se detuvo en una estación de gasolina en Walnut Creek lo más discretamente que pudo por ser un hombre tan alto como Monte Diablo. De mandíbula cuadrada, desbarbado, parecía el ícono del súper policía de la vieja escuela. Observó estoicamente cómo los competitivos mítines a través de la calle discutían sobre el alma profesional de su ex colega Johannes Mehserle. Los dos grupos se gritaban el uno al otro bajo más de 90 grados F de calor, con algunos insultos desagradables dirigidos a la autoridad misma, expresa Hartwig. "Estamos aquí por la razón correcta", dijo, reconociendo que no debería hablar de ello. "Estamos aquí para apoyar a la ciudad de Walnut Creek y todo aquel que necesite nuestra ayuda". Incluyendo a los funcionarios con y sin uniforme 55
  • 56. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores que estaban reuniéndose por Mehserle o estaban de servicio de control de masas. "Al mismo tiempo, es muy emocional. Hasta que caminas en los zapatos de un policía y experimenta lo que es... Todas las cosas que crees son fáciles... son difíciles". Los Tenientes de Policía de San Rafael, Dan Fink y Ralph Pata lo entienden. Se presentaron como refuerzos en Oakland durante la manifestación después que Mehserle fue declarado culpable de un cargo menor de homicidio involuntario al matar a Oscar Grant en una estación de BART. También tienen la prescripción de hacer que la gente camine en sus zapatos: ambos están profundamente inmersos en la interacción con la comunidad a través de los medios sociales. Los dos oficiales son el tweeting , blogging Abbott y Costello de su profesión. El blog de Pata está lleno de hilarantes observaciones sobre su trabajo y él mismo: "El sospechoso lo perfora, oh, unas tres, quizá cuatro veces en la espalda. Afortunadamente, la víctima tenía un cuerpo de tipo mediterráneo, muy similar al mío. ... El cuchillo nunca llegó a través de la capa protectora de grasa buena. ¿Ves? Otra razón para comer toda la cena". Fink, un adicto a Facebook que empezó todo esto en el Departamento, lleva el Twitter de la fuerza policial, deseando buenos días a la gente, ofreciendo ayuda a las víctimas de abuso sexual y, en general dejando que la gente le hable a su fuerza policial. "Lo utilizamos para conectar a la comunidad", dice. "Se supone es interactivo. Estamos abordables". Cuando lo visitamos la semana pasada, los funcionarios nos recibieron con agua helada con rodajas de lima y limón. También mostraron una emergente sensibilidad de la transparencia que Pata dice habría tenido la TV de "Joe Friday y los chicos que vinieron antes de nosotros... revolcándose en sus tumbas. Estamos renunciando a los secretos comerciales". Fink ha sido Tweetups, eventos sociales organizados en persona en Twitter. "Es una reunión cuasicomunidad". Mientras tanto, el blog de Pata revela su falta de éxito en el matrimonio, sus gustos musicales, el afecto al Tylenol®PM (cápsulas de liberación rápida, alivia rápido el dolor y ayuda a dormir), gastando novatadas a los nuevos oficiales para que vomiten en las autopsias y algunos comentarios irreverentes sobre perpetradores. "Este tipo me dio escalofríos. Seriamente extraño". Son "policías modernos", según Fink. La transparencia es la clave del éxito y más natural para las generaciones emergentes de policías. Los oficiales “más jóvenes que nosotros crecimos con los videojuegos y los medios sociales. Esto es normal para ellos... estar abierto como esto". ‘Muévase, nada que ver aquí’ - es la vieja escuela. No permitir bajar la guardia... trabajada tal vez en aquel entonces. No se hace más”. Pero "cuando se llega a esto", dice, "somos policías. Estamos aquí para proteger al público y hacer nuestro trabajo". El tiroteo Mehserle-Grant fue "una tragedia en todo", los dos policías digerati están de acuerdo. "Es un asco". ¿Cuán menos probables son los enfrentamientos cuando se puede ser "amigo" de su policía local? Con menos posibilidades, seguro. Usando Internet como herramienta para la prevención de la delincuencia juvenil Si el mensaje de que las redes sociales e Internet están cambiando la perspectiva con la cual las agencias de ejecución de la ley enfrentan el delito no ha golpeado aun su casa o su departamento, es tiempo de tomar nota. PoliceOne Staff 20 de abril de 2010 Internet se ha convertido en un caldo de cultivo maduro para predadores sexuales, reclutamiento de pandilleros, cíber-intimidación (cyber bullying), y pornografía infantil. La Web organiza foros para terroristas para intercambiar información o para drogadictos para difundir el último cóctel de metanfetaminas. Y once años después del incidente del tiroteo en la escuela de Columbine, los estudiantes aún están colocando mensajes de odio y violencia en sus páginas de MySpace o en sus salas de chateo en línea. 56
  • 57. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores El oficial Scott Mills, con el Servicio de Policía de Toronto y la Escuela de Crime Stoppers, dice que hay una gran brecha de comunicación entre los jóvenes modernos y sus mentores adultos relacionada con la tecnología. "Aún existe un problema con los oficiales de policía, los oficiales correccionales, y los trabajadores juveniles que no tienen el equipamiento apropiado para usar efectivamente la tecnología como una herramienta para la prevención de la violencia", dice Mills. "En realidad, todo lo que se necesita es una computadora conectada a Internet". Entonces si los oficiales tienen todo el equipamiento que necesitan, ¿cuáles son los pasos iniciales que deben dar para acercarse a los jóvenes y parar los actos de violencia antes que ocurran? Primero, simplemente pídales a los jóvenes en cuestión sus direcciones de correo electrónico, su sitio en las redes sociales, o su sitio Web URL para compartir vídeos. Nunca les pida sus contraseñas, pero en su lugar trate de tener un saludable diálogo de dos vías con la persona acerca de los anuncios en Internet. "Una vez que se halla el material perturbador relacionado con el suicidio, la venta o abuso de drogas, la actividad pandillera, el terrorismo, la matonería, los complots para tirotear las escuelas y muchos otros temas, entonces algo puede hacerse para comprometer a la persona en el asesoramiento que necesita y que prevendrá que ocurra un acto violento. Ahora tendrá evidencia en línea para mostrarle a los padres, administradores escolares y trabajadores del servicio social que serán capaces de ayudar a los jóvenes con cualquier problema que pudieran tener", explica Mills. Cuando investigue a un joven implicado en un incidente serio, es importante obtener toda la información de contacto de sus cuentas de correo electrónico o su lista de amigos en el chat. Mills dice que durante una investigación en Toronto, las direcciones de correo electrónico colectadas de las cuentas de Hotmail de los estudiantes fueron usadas para enviarles una invitación para que vieran un video en YouTube haciendo un llamamiento para obtener datos por la desaparición de tres adolescentes perdidas. La principal misión de cualquier oficial que se comprometa con la comunidad juvenil es romper los muros entre la aplicación de la ley y los jóvenes, para ayudar a los adolescentes que odian a los policías a confiar en los oficiales para mantenerlos a salvo. Mills sugiere crear grupos de Facebook y páginas de YouTube que conectan con la comunidad en un real sentido. Por ejemplo, el usa el BMX bike trend y grafiti para interactuar con adolescentes. Viendo en YouTube un video de un policía haciendo "grafiti legal" puede ayudar a los jóvenes a ver a los oficiales bajo una nueva luz y ayudarlos a construir relaciones con la agencia local de aplicación de la ley. Los oficiales deben ver programas como Crime Stoppers como ejemplos de cómo la aplicación de la ley, los medios, y la comunidad pueden interactuar para resolver y prevenir delitos. El programa sin fines de lucro basado en la comunidad alienta al público a dar información concerniente a los delitos locales. En años recientes, Crime Stoppers se ha convertido en una invaluable herramienta de investigación para el Servicio Policial de Ontario. Para más información, vea los siguientes recursos: NoToGangs - www.notogangs.org Internet Violence Prevention - http://internetviolenceprevention.com Crime Stoppers International - http://www.c-s-i.org/ TipSoft SMS - http://smscrimetips.com/ Un agradecimiento especial a la Conferencia sobre Medios Sociales y Aplicación de la Ley (SMILE) y al Oficial Scott Mills por la información usada en este consejo.- 57
  • 58. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Cinco maneras en que los medios de comunicación social pueden prevenir la violencia juvenil Construya relaciones positivas con tecnología y su comunidad se convertirá en un lugar más seguro. Justin Cox 12 de enero de 2011 "Un tiroteo masivo como el que vio en Safeway (Tucson, Arizona) fue detenido en Toronto debido a las relaciones construidas con la tecnología", dijo el Oficial del Servicio de Policía de Toronto Scott Mills en la Conferencia de SMILE. "De manera oportuna [un miembro de la comunidad] fue capaz de llegar a un oficial en Facebook, que era yo. Terminamos haciendo una investigación y aprehendiendo a la persona". El Servicio de Policía de Toronto está a la vanguardia de los medios de comunicación social en la aplicación de la ley y Mills en la actualidad es su Oficial de Medios de Comunicación Social. Compartió 5 claves para los departamentos para construir relaciones positivas con la tecnología que hará que la comunidad sea segura. • Clave 1 – La tutoría de los adultos en la vida real debe continuar en el mundo cibernético para prevenir la violencia social. • Clave 2 – El cambio de paradigma del modelo de responsabilidad legal a una política impulsada por la relación/enfoque tecnológico. Esto es esencial para la seguridad de la comunidad en el futuro. Además, ¡deje de bloquear los medios de comunicación social! (Los Departamentos de Policía que bloquean esos sitios están robando a sus funcionarios una herramienta valiosa) • Clave 3 – La relación y la confianza entre los adultos y los jóvenes son la clave para la prevención de la intimidación, las pandillas, los suicidios, las amenazas, los daños corporales/mortales, el sexting (el envío de contenidos de tipo sexual -principalmente fotografías y/o vídeos- producidos generalmente por el propio remitente, a otras personas por medio de teléfonos móviles), la intimidación en línea, el terrorismo, los tiroteos. • Clave 4 - Adultos incluye a los padres, los maestros, la escuela, los administradores, los policías, los trabajadores sociales, los trabajadores del sistema de justicia, y el personal penitenciario. • Clave 5 - Los medios sociales son un vehículo para las relaciones sostenibles; crean la confianza que fomenta el informe de las preocupaciones sobre la violencia para ser tratadas por las autoridades antes que ocurran los fusilamientos masivos / bombas / intimidación / participación en pandillas / suicidio. "Cuando recibimos a esa llamada, no fue: "Será mejor que tome mi arma"; sino: "Será mejor que tome el cargador de mi BlackBerry'", dijo. "Si no hemos tenido relaciones, tecnología y medios de comunicación social, es posible que leamos acerca de ese [incidente potencial] en todo el mundo". "Nuestro deber es prevenir". España: cuando las redes sociales vigilan a la policía Juanjo Robledo BBC Mundo Madrid, 24 de agosto de 2011 Es el Gran Hermano al revés: los ciudadanos desenfundan sus teléfonos, graban a las autoridades y luego lo cuelgan en Internet. Los videos de supuestos excesos policiales contra manifestantes laicos en la visita del Papa a Madrid, no sólo han derivado en una investigación sino que han puesto el ojo de las redes sociales sobre un trabajo complejo. Para los agentes es una cacería de brujas, para los afectados un freno al abuso. 58
  • 59. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Las imágenes subidas a las redes sociales son para los agentes una cacería de brujas, para los afectados un freno al abuso. "Es parte del fenómeno Web 2.0. La información ha estado controlada por quienes controlan los canales". ¿Qué ha pasado? La gente ahora tiene la posibilidad de producir y distribuir información. "Una de las funciones de la comunicación es vigilar el entorno, todo el mundo está vigilando. En ese sentido la policía está mal acostumbrada", comenta a BBC Mundo Miguel Sobrino Blanco, director del Doctorado de Comunicación, Cambio Social y Desarrollo de la Universidad Complutense de Madrid. En uno de los vídeos se ve cómo un agente, sin causa aparente, golpea a una joven en la cabeza y acto seguido un compañero le da un porrazo a un fotógrafo. Asimismo en otra grabación un policía golpea varias veces a un hombre que lleva una bicicleta a pesar de que éste no se muestra agresivo. Videos como estos han provocado que tanto la Policía como el Ministerio del Interior -que en un principio había justificado la actuación policial- abrieran sendas investigaciones sobre lo sucedido. "Un video se convierte en una herramienta de denuncia contra el exceso, algo que podemos verlo en casos como el de Libia donde a pesar del control férreo de la información, la gente ha sacado sus móviles para grabar lo que pasa", agrega el experto. Policías indignados. "Un video se convierte en una herramienta de denuncia contra el exceso", Miguel Sobrino Blanco, de la Universidad Complutense de Madrid. La Policía, por su parte, se siente acorralada no sólo por las grabaciones sino por lo que consideran una información sesgada que les califica de desmesurados. Quizás por ello en la última intervención algunos de sus miembros sacaron sus propias cámaras para grabar a los manifestantes. "Hasta el momento no ha salido una sola imagen de la marcha laica agrediendo a los jóvenes del Papa, pateándolos o escupiéndoles cuando no estaban haciendo nada. No interesa. "La joven que sale en uno de los videos era una de las que zarandeaba a los menores. No justificamos al agente que la golpea pero también somos humanos", señala a BBC Mundo Alfredo Perdiguero, secretario de comunicación de la Unión Federal de Policía (UFP). ¿Quién tiene la razón? O, como subraya Sobrino, ¿quién tiene el video completo? "Al segmentar la información se corre el mismo riesgo de descontextualización y manipulación que padecen los medios clásicos. Cuando ya se tiene el video completo es tarde porque no tiene el mismo impacto", detalla el experto. Varios medios españoles abrieron sus portadas con los videos de los excesos policiales. En Facebook han causado revuelo y se promueven páginas como "Identificar y difundir al policía de la agresión de la joven" en la que se muestran primeros planos del agente. El juego del gato y el ratón. Antes de las Jornadas Mundiales de la Juventud el sindicato de policía había manifestado su indignación en un comunicado en el que detallaba provocaciones e insultos por parte de simpatizantes del movimiento de indignados 15M. Los agentes blindaron la Puerta del Sol para evitar un nuevo campamento. "Queremos organizar un plante para que la ciudadanía sepa que los policías tenemos un rango de autoridad que también debe respetarse", comenta Perdiguero. Alfredo Perdiguero, secretario de comunicación de la Unión Federal de Policía. De esas persecuciones, no obstante, se han ido publicando vídeos, fotografías y testimonios de heridos que señalan a la policía como responsable. "No se puede mentir con las redes sociales. Tarde o temprano la información sale por algún lado. 59
  • 60. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores "Ahora bien, un aspecto que apenas se toca es la conciencia y el debate interno del 15M sobre personas violentas que se han infiltrado en el movimiento. ¿Qué se hace cuando alguien se sobrepasa con la policía?", subraya Sobrino. En las marchas anti-Papa, el 15M y la plataforma Democracia Real Ya (de la cual surgió el 15M) se desmarcaron aunque varios de sus simpatizantes participaron. "En estas marchas siempre hay momentos de tensión. Los conflictos se han producido una vez terminadas las protestas, algo significativo y que es necesario separar para no alimentar la brecha de laicos y católicos de España. "En ese terreno siempre hay un juego entre el gato y el ratón. Cualquier generalización sobre buenos y malos no conduce a nada", comenta a BBC Mundo José María Román, presidente de la Fundación Ciudadanía y Valores. Facebook y el Oficial de la Ley Facebook ha probado su capacidad para ayudar a delatar criminales, amenazar a la seguridad del empleo, y limitar (incluso eliminar) la privacidad personal. John Rivera 24 de agosto de 2010 He escrito anteriormente que Internet no sólo ha cambiado la forma en que vivimos y trabajamos, sino también ha cambiado nuestra forma de socializar. Hay una proliferación de sitios web de redes sociales como MySpace, Twitter y Facebook que han hecho más fácil conectarse con amigos actuales y volver a conectar con los viejos. Este mes me estoy centrando en Facebook, porque es un sitio que es utilizado por muchos miembros actuales de PoliceOne, y ha sido objeto de muchos artículos de prensa recientes que son objeto de escrutinio por la forma en que es utilizada por sus miembros. Facebook ha demostrado su capacidad para ayudar a delatar criminales, poner en peligro la seguridad del empleo, y limitar (incluso eliminar) la privacidad personal. Facebook ha ayudado a resolver crímenes cuando los sospechosos decidieron alardear de sus hazañas (fallando al no reconocer ningún inconveniente, como el hecho de que los agentes pueden entrar a la red de Internet, descubriendo incriminatorias "actualizaciones de estatus" y "cuadros en la pared" –wall pictures-). Por ejemplo, si alguien es sospechoso de traficar marihuana y hay una hoja grande junto a su foto de perfil en MySpace, eso es lo que en la Fuerza llamamos una pista. Facebook es una página de noticias de estilo corriente que permite que cualquiera pueda ver a alguien "mensajes en la pared" –wall posts-, así como los mensajes de nuestros amigos, si no han cambiado su configuración de privacidad. Si esto es así, y se han dejado comentarios que atañen a la actividad ilegal en su página, es fácil para la policía identificarlo como un sospechoso. Estos mismos problemas de privacidad no sólo pueden delatar a un delincuente, sino que pueden dejar a una persona honesta sin empleo. Apenas un solo párrafo mal redactado tiene el poder de terminar la carrera de alguien. Por ejemplo, una madre soltera trabajadora perdió recientemente de su empleo debido a un post que escribió en Facebook - un comentario que le tomó menos de un minuto para publicarlo y que tuvo repercusiones duraderas. Es un hecho que, debido al creciente uso de sitios de redes sociales, los empleadores están realmente buscando en Google los nombres de los posibles empleados para encontrar su página de Facebook. Esto se hace con el fin de ver qué clase de persona puede ser contratada. Simplemente va a demostrar que los sitios que usamos de forma recreativa para comunicarnos con los amigos, pueden obstaculizar nuestro potencial empleo. Muchos de nosotros -a pesar de preferir una vida bastante privada- no consideramos que nuestras páginas de redes sociales tornen pública nuestra vida privada. Lo que quiero decir por "algo público" es que si no ajusta su configuración de privacidad para "sólo amigos", podría ser leída por cualquiera, como dije antes. 60
  • 61. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Sin embargo, la mayoría de nosotros no se molestan con los ajustes, dejando a la mayoría de nuestra vida privada completamente pública. Otra manera de leer el perfil de alguien es navegar por el perfil de un amigo. Gracias a algunos cambios recientes que Facebook ha hecho, es más fácil que nunca encontrar a alguien con sólo navegar a través de su lista de amigos. Esta es una razón más para tener cuidado con lo que escribe. Como policías nos sentimos orgullosos de lo que hacemos, pero todos sabemos que hay personas en la sociedad a las que no les gusta la policía. Al igual que los empresarios actuales y potenciales están navegando por Facebook, estoy seguro que hay algunos que están haciendo lo mismo, en un intento de desacreditar a los policías con las cosas que publican en sus paredes de Facebook. Por ejemplo, los oficiales hacemos hincapié en actuar siempre como si nos estuvieran grabando en vídeo - no diga o publique cualquier cosa que pueda empañar su credibilidad. Otro buen consejo es no escribir nada despectivo en sus notas acerca de una situación particular, a menos que sea una declaración directa. Utilice este mismo ejemplo, cuando está enviando pensamientos en su página de red social. Estamos viviendo en una comunidad global donde la gente no sabe que tiene la capacidad de ver lo que escribimos. No se deje atrapar en un momento de debilidad ni publique algo que puede hacerle daño a su credibilidad, o tal vez a su carrera. Incluso si vuelve más tarde y borra lo que escribió, ya está ahí. No puede borrarlo por completo. Si no puede publicar algo bueno, no ponga nada en absoluto. ¿Cómo pueden matarlo los metadatos? El metadato dentro de una imagen digital puede contener la fecha, hora y lugar desde donde se tomó la foto, que pueden ser peligrosos dependiendo de las circunstancias, la ubicación, la persona en la foto, así como quién está capturando la imagen. John Rivera 22 de marzo de 2011 Hace poco escribí sobre los pros y los contras de las redes sociales. Este mes me gustaría informarle acerca de la inserción de La fotos que puede tomar con su teléfono inteligente (o cámara digital con GPS) en su página de red social. Como sabemos, las fotos digitales son bits de datos electrónicos traducidos con el software de la computadora para crear la imagen que se ve en la pantalla del ordenador. Ahora tenemos la tecnología para tomar fotos digitales no sólo con cámaras, sino con muchos tipos de teléfonos celulares y teléfonos inteligentes. Usos tontos para teléfonos inteligentes. Los teléfonos inteligentes tienen la capacidad de estar en línea en Internet instantáneamente, dependiendo de cuánto desea pagar por su plan. Los teléfonos inteligentes (BlackBerry, Apple iPhone, Motorola Droid y muchos otros) tienen capacidades como computadoras para enviar y recibir mensajes de correo electrónico y muchas más capacidades tipo PC a través del uso de "aplicaciones" o una cuenta de Windows basada en el sistema operativo del teléfono inteligente. Hace poco leí una muy interesante Presentación en PowerPoint escrita por el Jefe de Asuntos Públicos del Ejército de EE.UU., advirtiendo a los miembros del Pentágono acerca de subir fotos en sus sitios de redes sociales porque las fotos tomadas mientras están en el terreno con teléfonos inteligentes o con cámaras digitales con GPS pueden divulgar su ubicación y poner en peligro la "seguridad operacional". Como funcionarios encargados de aplicar la ley tenemos un tipo de seguridad operacional por la cual preocuparnos también. Muchos de nosotros vivimos cerca de la agencia donde trabajamos y enfrentamos a los chicos malos, que pueden reconocer nuestras caras también. 61
  • 62. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Datos dentro de datos. El artículo dice que las fotos digitales tienen "metadatos". Dicho simplemente, los metadatos son los datos dentro de los datos. En otras palabras, los metadatos en una imagen digital pueden contener la fecha, hora y lugar desde donde se tomó la foto; puede ser peligroso dependiendo de las circunstancias, la ubicación, la persona en la foto, así como quién está capturando la imagen. Por ejemplo, Adam Savage -de "Cazadores de Mitos"- usó su teléfono inteligente para tomar una foto de su vehículo frente a su casa y la envió a una cuenta de Twitter. La foto contiene metadatos que dieron la hora exacta, la ubicación de su residencia, y el vehículo que conduce para ir a trabajar todos los días. Como puede ver, los metadatos pueden tener resultados perjudiciales dependiendo de cómo se tomó la foto y donde la puso. He mencionado el artículo del Ejército de EE.UU. a un amigo mío que tiene un teléfono inteligente. Él me mostró las fotos que su hijo le enviara a través del teléfono inteligente y usó el suyo propio para colocar esas fotos en una aplicación de teléfono que mostró cuántas fueron tomadas en un lugar y momento determinados. Poner en buen uso. Ahora, invierta esto en la cabeza. Los metadatos también pueden ser utilizados durante las investigaciones para ayudar a ubicar la residencia del sospechoso, la ubicación de vehículos sospechosos, y los avistamientos del sospechoso. Usted puede tomar una foto y luego asignarla a un mapa para utilizar la información para recopilar información de investigación. Consulte con la política de su agencia antes de usar esta técnica de investigación. Nuestra sociedad valora nuestra privacidad individual pero hay quienes usando redes sociales despliegan de todo: donde almorzamos, a las fotos de miembros de la familia en casa. Son esas prácticas y la información las que pueden ser usadas contra los funcionarios. Sólo una palabra de advertencia a los que anuncian fotos en las redes sociales como Twitter, Facebook, Flickr y otros; esté atento si decide publicar fotos. Lea el manual del dispositivo y asegúrese que la capacidad de GPS en el dispositivo pueda ser incapacitada. Las redes sociales, un arma de doble filo para la policía Erica Goode El uso personal de diversos servicios de Internet genera desafíos para los responsables de las fuerzas de seguridad, que comenzaron a establecer una serie de políticas y normas de uso de sitios como Facebook LA NACIÓN - 10 de abril de 2011. Traducción de Gabriel Zadunaisky El agente Trey Economidy de la policía de Albuquerque ahora advierte que debió haberlo pensado mejor cuando escribió en Facebook que su ocupación es "deshacerse de basura humana". Luego de estar involucrado en un tiroteo fatal estando en funciones en febrero, un canal de televisión local encontró su página de Facebook. Economidy fue destinado a tareas administrativas, mientras que el departamento de policía de Albuquerque anunció el pasado mes una nueva política para orientar el uso de sitios de redes sociales por agentes. Herramientas de redes sociales como Facebook y Twitter pueden ser recursos valiosos para los entes encargados de hacer cumplir la ley, ya que los ayudan a alertar al público, a buscar información sobre crímenes y obtener evidencias sobre los antecedentes de sospechosos. Sin embargo, Internet también puede meter al departamento de policía en problemas. Ciertos deslices como la descripción cínica que hizo Economidy en Facebook sobre su trabajo fue una publicación "extremadamente inapropiada y reveló una falta de juicio de mi parte", aclaró el agente mediante un mensaje de correo electrónico. Escribir algo irresponsable en un sitio de redes sociales, dicen expertos, puede poner en peligro la seguridad de un agente, como sucedió el año pasado en Santa Mónica, California, cuando el departamento de policía hizo grandes esfuerzos para ocultar la identidad y la ubicación de un agente herido, pero otro agente, inadvertidamente, las reveló en Facebook. 62
  • 63. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Y abogados defensores cada vez más revisan los sitios de redes sociales en busca de evidencias que puedan quitar valor al testimonio de un agente de policía. En un caso en New York, un jurado desestimó una acusación de portación de armas luego de saber que un agente había escrito en MySpace que su actitud era "engañosa" y escribió en Facebook que estaba viendo la película ‘Día de entrenamiento’ para "ponerse al día con los procedimientos policiales adecuados". En un caso en Arkansas, una corte de apelaciones federal citó como evidencia del carácter de un agente las fotos que subió a MySpace que lo muestran apuntando un arma a la cámara, junto a un cráneo y con la leyenda The Punisher, en referencia al vengativo personaje de cómic que también fue llevado a la pantalla grande. El problema es lo suficientemente serio como para que departamentos de policía de todo el país corran a fijar normas para orientar lo que los agentes pueden o no hacer on line. "Esto es algo de lo que todos los jefes de policía del país tienen que ocuparse" dijo Mark Marshall, jefe de policía de Smithfield, Virginia, y presidente de la Asociación Internacional de Jefes de Policía, que ha creado su propia política modelo. El jefe Marshall dijo que su departamento ha tenido unos cuantos episodios embarazosos. En uno de ellos, un agente que se había visto involucrado en una persecución a alta velocidad y terminó en "un pequeño altercado" con un sospechoso, colocó en la red un comentario acerca de lo bien que lo había pasado durante el procedimiento. En otro caso, una agente mostró una foto de un tatuaje de San Miguel en su cadera. Ambos fueron castigados, dijo el jefe Marshall. Desgraciadamente hay incidentes extremos -dijo- y uno se pregunta "¿qué estaban pensando cuando pusieron eso en la red?" La mayoría de las políticas referidas a medios sociales tratan de equilibrar los intereses del departamento de policía y los derechos de libre expresión de los agentes. Muchas políticas incluyen la prohibición de colocar declaraciones que puedan desacreditar y/o dar mala idea de un departamento, que expresen conducta irresponsable o que menosprecien a personas por motivos de raza, religión u orientación sexual. La mayoría de las policías también prohíben colocar fotos de escenas de crímenes u otras evidencias de casos penales. Otras van más allá. Por ejemplo, la policía de Albuquerque prohíbe a los agentes identificarse como empleados del departamento de policía o colocar fotos de insignias del departamento -placas, uniformes, patrulleros- sin permiso. Y el departamento de policía de Pueblo, Colorado, recientemente prohibió realizar comentarios on line sobre asuntos del departamento con gente que no pertenezca al mismo. Agentes de policía dicen que las cortes por lo general han ratificado las restricciones a lo que pueden decir los empleados del estado cuando lo que dicen está relacionado con su trabajo. En Argentina, un grupo de policías cordobeses fueron sancionados tras tomar notoriedad una serie de videos de YouTube que fueron filmados con sus celulares. "La Corte Suprema de Estados Unidos se ha pronunciado sobre ello tan a menudo que los parámetros están bien definidos" dijo Martha Stonebrook, fiscal en Salt Lake City, que fue co-autora de un trabajo sobre las redes sociales en la imposición de la ley, presentado en la reunión anual de la asociación internacional de jefes de policía en Orlando el año pasado. En un caso famoso de 2004, la Corte Suprema convalidó el despido de un agente que se filmó quitándose el uniforme de policía y masturbándose y vendió el video en el área para adultos de eBay. Pero David Hudson Jr., un especialista del Centro de la Primera Enmienda de la Universidad de Vanderbilt, dijo que las cortes más bajas aún no terminan de definir todas las implicancias de las decisiones de la Corte Suprema respecto de la libertad de expresión relacionada con el trabajo. "La cuestión de cuándo se puede disciplinar a empleados por lo que dicen fuera del trabajo es confusa", dijo. “Parte de nuestra naturaleza es lo que hacemos para ganarnos la vida y prohibir a alguien todo tipo de expresión relacionada con su trabajo es demasiado amplio". De hecho la policía de Albuquerque ha enfrentado resistencia de los agentes. Joey Sigala presidente de la Asociación de Agentes de Policía de Albuquerque dijo que si bien el departamento puede decidir lo que los agentes visten y dicen en horario de trabajo, "no creo que tengan derecho a decirnos qué hacer fuera del trabajo". Dijo que requerir que agentes pidan permiso antes de colocar fotos en la Red que contengan imágenes de insignias del departamento hace 63
  • 64. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores difícil transmitir información sobre condecoraciones y premios espontáneamente con familiares y amigos. "Nos quitan la capacidad de demostrar lo bueno, además de lo malo", dijo. El jefe Ray Schultz de la policía de Albuquerque dijo que agentes del departamento estudiaron las políticas de todo el país para desarrollar la suya. "Hay que entender esto rápidamente porque tiene el potencial de dañar la reputación de la organización y también afectarlo a uno adversamente en la corte" dijo el jefe Schultz, agregando que algunos sitios de medios sociales parecen "como las paredes de los baños de hace 20 años, pero ahora todo el mundo puede verlo". Dijo que su departamento tiene un agente dedicado a investigar la presencia on line de cualquier agente "que llame la atención del departamento, examinando páginas de redes sociales y buscando el nombre del agente en Google". La cobertura mediática es lo que a menudo lleva a los departamentos a actuar. La policía estadual de Indiana creó su política después que la radio WTHR en Indianápolis descubrió fotos de borrachos en la página de Facebook de un agente. En una se veía al agente, Chris Pestow, apuntando a la cabeza de un borracho con una Magnum .357. También puso un comentario sobre un hombre sin techo apaleado por la policía en California, diciendo: "Esta gente debió morir de joven, como sea les hago un favor", según el informe de WTHR. Luego de la controversia, el agente Pestow renunció, dijo el sargento David Bursten, vocero de la policía estadual. Dijo que instruye a los agentes de policía: "No hagan o digan nada de lo que no se sentirían orgullosos que viera o escuche su madre". "Eso resume todo", dijo. Cuando se le preguntó sobre su experiencia, Pestow contestó en un mensaje de correo electrónico: "Contar con una política escrita para los medios sociales de la Policía Estadual de Indiana antes de cometer ese error me hubiera beneficiado considerablemente". El jefe Joseph Thomas Jr. de la policía de Southfield, Michigan, dijo que en lo que concierne a los medios sociales es importante que los departamentos hagan valer la disciplina aún para infracciones pequeñas. Citó un caso en que un agente fotografió cabras en el techo de un vecino antes de confiscar los animales. Luego colocó las fotos en Internet. Se le dijo al agente que quitara las fotos del sitio y se le hizo una amonestación verbal. "Eso fue lindo y no causó daño a nadie, pero es inapropiado" dijo Thomas. Dijo que oficiales del departamento controlan habitualmente las páginas de redes sociales de los reclutas cuando solicitan ingresar a la fuerza. En un caso, dijo, un candidato escribió en Facebook: "Acabo de volver de una entrevista en el departamento de policía de Southfield y no puedo esperar a que me den un arma para patear unos cuantos traseros". Fue rechazado. GLOSARIO: Digerati: Es una combinación de las palabras del inglés digital y litterati, se refiere a las personas que hacen un alto uso de las tecnologías digitales para expresarse como individuo; es decir aquellos individuos que usan blogs, guardan sus fotos en internet, etc. En un sentido más restrictivo también se referiría exclusivamente a las élites de las comunidades virtuales y la industria informática que utilizan extensivamente estos medios. La primera aparición del término fue en USENET en 1992, y se refería a un artículo de George Gilder en la revista Upside. Algunas fuentes aseguran que el término fue acuñado por el editor del New York Times Tim Race. Facebook: es un sitio Web gratuito de redes sociales creado por Mark Zuckerberg. Originalmente era un sitio para estudiantes de la Universidad de Harvard, pero actualmente está abierto a cualquier persona que tenga una cuenta de correo electrónico. Los usuarios pueden participar en una o más redes sociales, en relación con su situación académica, su lugar de trabajo o región geográfica. Ha recibido mucha atención en la blogósfera y en los medios de comunicación al convertirse en una plataforma sobre la que terceros pueden desarrollar aplicaciones y hacer negocio a partir de la red social. A pesar de ello, existe la preocupación acerca de su posible modelo de negocio, dado que los resultados en publicidad se han revelado como muy pobres. En enero de 2007, Facebook contaba con 380 millones de miembros, y traducciones a 70 idiomas. 64
  • 65. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores y editores Metadatos (del griego μετα, meta, «después de» y latín datum, «lo que se da», «dato»), literalmente «sobre datos», son datos que describen otros datos. En general, un grupo de metadatos se refiere a un grupo de datos llamado recurso. El concepto de metadatos es análogo al uso de índices para localizar objetos en vez de datos. Por ejemplo, en una biblioteca se usan fichas que especifican autores, títulos, casas editoriales y lugares para buscar libros. Así, los metadatos ayudan a ubicar datos. Para varios campos de la informática, como la recuperación de información o la web semántica, los metadatos en etiquetas son un enfoque importante para construir un puente sobre el intervalo semántico. El término «metadatos» no tiene una definición única. Según la definición más difundida de metadatos es que son «datos sobre datos». También hay muchas declaraciones como «informaciones sobre datos», «datos sobre informaciones» e «informaciones sobre informaciones». Otra clase de definiciones trata de precisar el término como «descripciones estructuradas y opcionales que están disponibles de forma pública para ayudar a localizar objetos» o «datos estructurados y codificados que describen características de instancias conteniendo informaciones para ayudar a identificar, descubrir, valorar y administrar las instancias descritas». Esta clase surgió de la crítica de que las declaraciones más simples son tan difusas y generales que dificultarán la tarea de acordar estándares, pero estas definiciones no son muy comunes. En el campo biológico los metadatos se han convertido en una herramienta fundamental para el descubrimiento de datos e información. En este contexto se pueden definir los metadatos como «una descripción estandarizada de las características de un conjunto de datos» con esto se incluye la descripción del contexto en el cual los datos fueron coleccionados y además se refiere al uso de estándares para describirlos. Distinción entre datos y metadatos. La mayoría de las veces no es posible diferenciar entre datos y metadatos. Por ejemplo, un poema es un grupo de datos, pero también puede ser un grupo de metadatos si está adjuntado a una canción que lo usa como texto. Muchas veces, los datos son tanto "datos" como "metadatos". Por ejemplo, el título de un texto es parte del texto como a la vez es un dato referente al texto (dato como metadato). Twitter: (gorjear, parlotear, trinar) es un servicio gratuito de microblogging que permite a sus usuarios enviar micro-entradas basadas en texto, denominadas "tweets", de una longitud máxima de 140 caracteres. El envío de estos mensajes se puede realizar tanto por el sitio Web de Twitter, como vía SMS (short message service) desde un teléfono móvil, desde programas de mensajería instantánea, o incluso desde cualquier aplicación de terceros. Estas actualizaciones se muestran en la página de perfil del usuario, y son también enviadas de forma inmediata a otros usuarios que han elegido la opción de recibirlas. A estos usuarios se les puede restringir el envío de estos mensajes sólo a miembros de su círculo de amigos o permitir su acceso a todos los usuarios, que es la opción por defecto. Los usuarios pueden recibir las actualizaciones desde la página de Twitter, vía mensajería instantánea, SMS, RSS y correo electrónico. La recepción de actualizaciones vía SMS no está disponible en todos los países y para solicitar el servicio es necesario enviar un código de confirmación a un número extranjero. YouTube: es un sitio electrónico en el cual los usuarios pueden subir y compartir vídeos. Fue creado por tres antiguos empleados de PayPal en febrero de 2005. En noviembre de 2006 Google Inc. lo adquirió por 1650 millones de dólares, y ahora opera como una de sus filiales. YouTube usa un reproductor en línea basado en Adobe Flash para servir su contenido. Es muy popular gracias a la posibilidad de alojar vídeos personales de manera sencilla. Aloja una variedad de clips de películas, programas de TV, videos musicales, así como contenidos amateur como video blogs (a pesar de las reglas de YouTube contra subir vídeos con derechos de autor, este material existe en abundancia). Los enlaces a vídeos de YouTube pueden ser también puestos en blogs y sitios electrónicos personales usando API o incrustando cierto código HTML. 65