Boletin17
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Boletin17

on

  • 192 views

 

Statistics

Views

Total Views
192
Views on SlideShare
192
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
15
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Boletin17 Boletin17 Document Transcript

  • Conversaciones Seductivas: Número 17, Volumen 2 En este número:  Editorial  ¿Qué es la seducción?  ¿Cómo superar los falsos mitos sobre las mujeres? II  ¿Cómo usar sus celos para seducirla?  Caso práctico de éxito: La conversación telefónica  Despedida Editorial Lo primero de todo, ¡Feliz Año Nuevo! ¿Qué tal has pasado la Nochevieja? Espero que hayas utilizado todas tus técnicas seductivas y no hayas limitado tu compañía a la del alcohol. Seguro que no. Bien, hoy vuelvo con un nuevo boletín, tan nuevas teorías y secretos como los anteriores. cargado de Comienzo haciendo una reflexión sobre lo que es la seducción en sí. Llevamos varios meses hablando de ella, pero nunca nos habíamos parado a entender su significado intrínseco. Después finalizo mi artículo sobre los falsos mitos sobre las mujeres. Recuerda que solo el conocimiento nos hace libres. Y termino el boletín con los celos. Esos grandes desconocidos, pero que tanto te pueden ayudar a la hora de seducir a tu objetivo. Disfruta el boletín, como has disfrutado los anteriores, y utiliza todo aquello que aprendas, no te arrepentirás.
  • ¿Qué es la seducción? Llevo más de tres meses entrando semanalmente en tu correo electrónico, hablándote de la seducción, de sus secretos, y de sus teorías. Te he hablado de lo que tienes que hacer, de lo que no tienes que hacer, de lo que ellas buscan, de lo que no buscan,…, pero hasta ahora no te había hablado de algo en particular. No te había hablado de la seducción en sí. ¿Qué es la seducción? ¿En qué consiste? Todos sabemos reconocer cuando estamos seduciendo a alguien, o cuando alguien nos está seduciendo, pero, ¿sabemos darle una definición concreta? Seguramente, no. ¿Es importante? Por supuesto. Siempre te he dicho que la mejor forma de dominar un arte es conocer todos sus secretos. Conocer la teoría y la práctica, las superficialidades y la esencia de ese arte. Y la seducción es eso, un arte. ¿Qué tipo de arte? Es el arte de despertar el deseo de los demás, y en este caso, de despertar el deseo de las mujeres. ¿Con qué objetivo? Para conseguir establecer una relación con ella, ya sea afectiva o, preferiblemente, sexual. Y ese es el objetivo que hemos venido persiguiendo en todos los boletines anteriores, y en el que seguiremos trabajando en los boletines que seguirán a éste. ¿Y cómo se consigue seducir?
  • Esta es una pregunta de muy compleja respuesta, porque la seducción es un arte complejo, con muchos detalles que manejar. Sin embargo, y si me pides un compendio simplificado de estrategias o técnicas orientadas a captar la atención de tu objetivo, y despertar su deseo, te hablaría de las siguientes: 1. Los ojos La mirada es un elemento de comunicación de una potencia imponente. Con los ojos comunicamos lo que nos gusta y lo que no nos gusta. Y podemos conseguir doblegar la resistencia inicial de una chica con una mirada penetrante. Si una chica te mira de manera constante, es porque se siente atraída por ti, y, de la misma forma, si una chica nota que la miras constantemente pensará que te sientes atraído por ella. Y, entonces, ella empezará a sentir curiosidad por ti. Las personas nos comunicamos con la mirada y la utilizamos como elemento esencial de la seducción. 2. La sonrisa Con una sonrisa sincera mostramos interés o aprobación por lo que estamos viendo. Y si es una chica, estaremos comunicando que nos sentimos atraídos, de una forma u otra, hacia ella. Con una sonrisa falsa mostramos incomodidad y falta de interés. Sin una sonrisa mostramos indiferencia. Si te gusta una chica sonreirás cuando te acerques a ella. No porque te lo propongas, sino porque la sonrisa saldrá de tu interior, de una manera inconsciente. Y, de la misma forma, si cuando estés hablando con una chica que te atrae, notas que ella sonríe de una manera sincera, puedes estar seguro de que a ella le gustas. Sin embargo, no te lances a por ella todavía, porque hay muchos niveles de atracción. Recuerda que cuando a una chica le gustas, no quiere decir que, necesariamente, se vaya a dejar seducir por ti.
  • Después de una sonrisa hay multitud de factores que deben de ser valorados, pero una sonrisa es otro elemento esencial en la comunicación durante la seducción. 3. Lenguaje corporal No solemos prestar atención a nuestro lenguaje corporal, cuando éste es un elemento esencial de lo que estamos comunicando. Ya te hablé del lenguaje corporal en uno de los primeros boletines del primer volumen, y allí te mostré su importancia y como debías controlarlo. Además, te daba las claves para que pudieras leer el lenguaje corporal de ella, y así detectar su mayor o menor interés. Con su lenguaje corporal ella te puede estar diciendo que se siente cómoda, que está a la defensiva, que le gustas, que quiere que te largues, etc. Y lo más importante, el lenguaje corporal es una vía de comunicación inconsciente, así que no podrá fingirlo, al menos de manera permanente. Así que ahí tienes un elemento infalible para detectar su grado de interés por ti. 4. Sentido del humor Mucha gente confunde “graciosillo”. el sentido del humor con el ser Tener sentido del humor no significa estar todo el día contando chistes, con mayor o menor gracia, y haciendo gracietas, más o menos acertadas. El sentido del humor es una actitud ante la vida. Una actitud positiva, tomándose las cosas como vienen, y sabiendo apreciar aquellas que son realmente importantes. Y, ¿por qué seducción? es importante el sentido del humor en la Porque nadie quiere compartir su tiempo con alguien que siempre está abrumado por los problemas. Todo el mundo tiene sus propios problemas, así que no quiere cargar con los de alguien más. Así que, cuando vayas a iniciar un proceso seductivo deja que el sentido del
  • humor se introduzca en tu interior, y mira la vida de una forma positiva. De esa forma, estarás comunicando una actitud optimista ante la vida, y ella se imaginará que estando contigo sus problemas serán menos importantes, porque sabrás como tomártelos. 5. Escuchar Poca gente sabe realmente escuchar, así que si tú sabes comunicar que sí sabes tendrás mucho ganado. Pero escuchar no significa dejar a la otra persona hablar, pensando en lo que vas a decir a continuación, no. Escuchar significa atender a lo que ella está diciendo. Y luego continuar la conversación conversacional que más te interese. en función del nudo Recuerda los ratios escuchar/hablar de los que te hablaba en un boletín anterior, y utilízalos de manera adecuada. Cuando escuches hazlo de verdad. Entonces, le estarás comunicando que eres una persona que se preocupará por ella, y su inconsciente hará el resto. Se imaginará que podrá contar contigo para cualquier problema que le surja en la vida, porque tú estarás ahí para escucharla. Pero, no olvides que escuchar un problema de una mujer, no significa darle una solución, no. Las mujeres solo necesitan que alguien las escuche, ¡ya resolverán el problema ellas mismas! Escucha a tu objetivo, y tu seducción avanzará a pasos agigantados. 6. Misterio A las mujeres les encanta el misterio. Y en la seducción hay que saber comunicar cierto nivel de misterio. Tienes que intentar que ella piense que escondes algo, sea o no verdad. Si desde el principio le muestras todo lo que tienes, y ella así lo entiende, se cansará de ti y no tendrás nada que hacer.
  • Ella se imaginará viviendo sobresaltos, y se asustará. Por tanto, tienes que saber misterio. una vida comunicar rutinaria, cierto nivel sin de 7. Saber perder La seducción no es una ciencia exacta. Bien es cierto, que utilizando las técnicas que te estoy enseñando estarás más cerca del éxito, de manera habitual. Pero, tienes que darte cuenta de que la seducción es un arte que busca manejar los sentimientos humanos, y éstos varían de persona a persona, y de un momento a otro. Por tanto, tienes que aprender a saber perder y reconocer el momento en el que ya no tienes nada que hacer. Entonces, es conveniente que te retires con elegancia. Así, le estarás comunicando que sabes perder, y puede que en el futuro su opinión cambie. Sin embargo, si no sabes reconocer el momento en el que ya no tienes nada que hacer te estarás convirtiendo en “un pesado más”. Y habrás perdido todas tus oportunidades para siempre. Utiliza la derrota, para comunicar tu elegancia, para que ella se de cuenta de lo que está perdiendo. Hasta aquí el compendio. Son siete pequeños detalles, que tienes que manejar a la hora de comunicarte con tu objetivo. Son la esencia de la seducción. Después, para manejarlos de manera adecuada tienes que ir mucho más allá, conocer multitud de técnicas y secretos, que te he venido enseñando hasta ahora y que seguiré enseñándote en los próximos boletines. Y, entonces, podrás decir que eres un auténtico seductor profesional.
  • ¿Cómo superar mujeres?II los falsos mitos sobre las ¿Qué tal te va con los mitos? Ahora que conoces algunos espero que no vuelvas a caer en ellos, porque el conocimiento es el camino más rápido para la superación de falsas realidades. ¿Has pensado sobre los que te hablaba en el pasado boletín? Seguro que tenías más de uno interiorizado, y que te ha costado superarlo. Pero ahora ya estás por encima de ellos. Los mitos falsos ya no modificarán tu conducta a la hora de seducir. Y para que eso siga siendo así, hoy te hablaré de más mitos, con los que no te quise abrumar en el pasado boletín. Recuerda que los mitos no son más que eso, mitos. Y, por tanto, no los debes de confundir con la realidad. ¿Estás preparado? Pues, comencemos, entonces. MITO 5: EL EXCESO DE AMABILIDAD Y GENTILEZA AYUDA EN LA SEDUCCIÓN ¡Completamente falso! Algunos seductores aficionados consideran que la mejor forma de conquistar a una mujer es estar detrás de ella, siendo amable, gentil y comprensivo. Estando siempre disponible para ella, para todo lo que ella necesite. ¡Gran error! La amabilidad, la gentileza, la comprensión, la disponibilidad, son virtudes a alabar, pero no para la seducción. Son virtudes ideales en la amistad, pero tú no quieres ser su amigo. Si ella descubre en ti esas virtudes, antes que otras, estarás condenado definitivamente a la zona de los amigos, de la que te he hablado en boletines anteriores.
  • Y entonces, ¿cómo debes de actuar ante ella? Evidentemente, debes de ser amable, debes de ser gentil, y debes de ser comprensivo, pero hasta unos límites. Siempre debes de guardar tu espacio, donde ella nunca debe de entrar. Y debes de mostrarte con rasgos misteriosos e impredecibles. Ella espera de ti que le ofrezcas seguridad, que pueda, de alguna forma, depender de ti. Pero si, en cambio, tú solo le ofreces la figura del “perrito faldero” en respuesta, ella perderá interés por ti. ¿Qué es la figura del “perrito faldero”? Es ese hombre que siempre está detrás de una mujer, siempre a expensas de lo que ella le diga, nunca tomando decisiones por sí mismo, vamos, en una palabra, un “calzonazos”. Pues bien, las mujeres no se dejan seducir “calzonazos”, aunque muchos hombres piensen que sí. por Un seductor profesional debe de marcar su territorio, en el que ella no es bienvenida, debe de mostrarle que será capaz de cuidar de ella cuando sea necesario, y, a la vez, debe de mostrarse amable y gentil. ¿Ves la diferencia? Bien, porque esa diferencia marca la distancia entre el éxito y el fracaso. MITO 6: SOLO FACILIDAD LOS RICOS Y FAMOSOS PUEDEN SEDUCIR CON Este es un mito controvertido, y que debe de ser analizado con detenimiento. ¿Si eres rico y famoso puedes seducir con facilidad? Evidentemente, sí. ¿Si no eres rico y famoso no puedes seducir con facilidad? Evidentemente, no ¿Entonces? Muy sencillo.
  • Está claro que si eres rico y famoso tendrás unas facilidades intrínsecas para la seducción. Digamos que ya tienes la mitad del camino hecho. Porque las mujeres se sienten atraídas por el dinero y por la fama. Sin embargo, estarás realizando una seducción pasiva, una seducción basada en tu status y no en tu personalidad, o en tus habilidades. ¿Cuál es el problema con este tipo de seducción? Que a largo plazo pierde sus efectos. O bien, porque pierdes el status que te hizo seducir a tu objetivo, o bien, porque al avanzar en las fases del proceso seductivo ella descubre que no cumples las expectativas que se había marcado contigo. Por tanto, ser rico y famoso puede ayudar, pero, en el fondo se está produciendo una seducción ficticia. ¿Cuál es la seducción real? La seducción real es una seducción activa, basada en tus habilidades personales, esas que has venido puliendo con todos los boletines anteriores. Utilizando estas habilidades de manera adecuada estarás despertando en tu objetivo unas expectativas, que luego te encargarás de cumplir. Porque le estás mostrando lo que te interesa mostrar, y solo aquello que puedes alcanzar. Entonces, no corres peligro de que tu seducción pierda sus efectos, estarás realizando una seducción real. Y todo ello sin ser ni rico ni famoso. Por tanto, aunque en las primeras fases del proceso seductivo el ser rico y famoso pueda ayudar, en el cómputo global de la seducción, no deja de ser más que un atributo más, que si no va acompañado de otros valores no te llevará a ningún buen puerto. Y, además, si lo planteas de manera adecuada, puedes hasta superar ese efecto de las primeras fases. ¿Cómo? Muy sencillo.
  • ¿Qué buscan las mujeres en un hombre rico y famoso? Simplemente, su imaginación se dispara, comienzan a soñar, a tener fantasías de riqueza y fama. ¿Qué puedes hacer para superar eso? Tienes que conseguir despertar su imaginación y sus sueños en otra dirección. Hazle soñar que contigo se sentirá segura, que podrá tener una vida llena de emociones, que cubrirás todas sus necesidades,… Las mujeres no piden nada más que eso. Hazle creer o imaginar que tú se lo podrás dar, y tendrás el éxito asegurado. MITO 7: LAS MUJERES SOLO SE DEJAN SEDUCIR POR SU TIPO DE HOMBRE ¡Las mujeres no tienen un tipo de hombre ideal! Las mujeres creen tener realidad no lo tienen. un tipo de hombre, pero, en Ellas se crean un arquetipo en su inconsciente basándose en todas aquellos atributos que ellas creen querer en un hombre, pero lo hacen de una manera equivocada. Las mujeres identifican con un modelo físico, atributos que solo se encuentran en la personalidad. ¿Qué quiero decir? Una mujer te dirá: “A mi me gustan los hombres rubios”. ¡Mentira! A ella le gustan los hombres tranquilos y independientemente de que sean rubios o morenos. gentiles, Otra te dirá: “A mi me gustan los hombres morenos”. ¡Falso! A ella le atraen los hombres apasionados.
  • ¿Ves a donde voy? Ellas, en su búsqueda de atributos de personalidad, se quedan con los atributos físicos. Y, ¿cómo te afecta esto a ti? Muy sencillo. No importa el aspecto físico que tengas, si eres capaz de ofrecerle ese atributo de personalidad que ella está buscando, la habrás conseguido seducir. ¿No me crees? Sal a la calle y echa un vistazo a tu alrededor. ¿Qué ves? Mujeres increíbles con tipos mediocres. ¿Cómo es posible? Ese hombre mediocre le ha ofrecido lo que ella estaba buscando, aunque ella haya estado toda su vida diciendo que solo se dejaría seducir por un hombre atlético de facciones perfectas. Así que olvídate de obsesionarte con que a tu objetivo le gustan unos atributos físicos que tú no posees, y céntrate en ofrecerle los atributos de personalidad que ella está buscando. MITO 8: A LAS MUJERES LES GUSTA DAR EL PRIMER PASO Vivimos en una sociedad equitativa, donde hombres y mujeres tienen los mismos derechos y las mismas obligaciones, así que a las mujeres les gusta dar el primer paso en la seducción. Suena bonito, ¿verdad? Pero es absolutamente falso. Claro está que hay excepciones, y hay mujeres que suelen dar el primer paso, y que se molestan si es el hombre el que hace el primer movimiento. Pero solo son excepciones a la regla. ¿Qué regla?
  • Las mujeres esperan que seas tú el que intente seducirla, y no al revés. Ella te enviará señales, intentará captar tu atención, y te dirá, de una forma u otra, que está disponible para ti, pero jamás dará el primer paso. Tendrás que ser tú el que se acerque a ella, el que utilice sus mejores técnicas seductivas para conquistarla. ¿Injusto? Tal vez, pero es como el juego está planteado, así que si quieres entrar en él, tendrás que hacerlo con sus reglas. Por tanto, no te sientes a esperar que ella de el primer paso para seducirte, y utiliza todos tus conocimientos para hacerlo tú mismo. Bien, hasta aquí los mitos más habituales en el apasionante mundo de la seducción. Ahora que los conoces todos en detalle, interiorízalos y no dejes que te vuelvan a confundir. Cuando lo hayas conseguido estarás un poco más cerca de haberte convertido en un auténtico seductor profesional. ¿Cómo usar sus celos para seducirla? Las mujeres son seres celosos por naturaleza. Es cierto, que existen excepciones a esta regla, pero puedes estar seguro de que la inmensa mayoría de las mujeres son celosas. Y ese hecho esencial que en una relación de pareja se puede convertir en un auténtico infierno, en tu proceso de seducción se puede convertir en tu mejor arma. ¿Cómo? Imagínate esta situación. Estás en plena conversación con tu objetivo. De momento, no has avanzado en la cadena de kino, y solo estáis conversando y riendo afablemente. Entonces, una amiga tuya se acerca y te besa con gran familiaridad, y empieza a hablar contigo con lo que tú comienzas a ignorar a la otra chica.
  • ¿Qué crees que haría tu objetivo? Evidentemente, existe la posibilidad de que al sentirse ignorada se marche sin más. Pero esto solo será debido a que no has conseguido despertar su interés lo suficiente. Por otro lado, si has hecho tu trabajo de manera adecuada, y ella ya se siente interesada por ti, sentirá que existe la posibilidad de perderte. ¿Y qué hará? Luchará por ti. ¿Por qué? Porque el temor de pérdida motiva la acción más allá que cualquier posibilidad de conseguir algo. Porque no conseguir algo que no se tiene, puede ser aceptado por la mente femenina, pero perder algo que ella piensa que ya tenía, no tiene cabida en su mente. ¿Qué te parece? Pero aún tengo otro ejemplo para ti. Imagínate que estás tratando de conseguir a tu objetivo. Has hablado con ella, has generado el confort necesario, pero ella no abre ninguna ventana para que puedas avanzar en la cadena de kino. Entonces, tú te marchas con cualquier excusa y te acercas a otro grupo de chicas, y allí entras a otra cualquiera. ¿Qué crees que le pasaría a la primera chica? Se volverá loca de celos, y cuando regreses a ella te estará esperando sin inhibiciones absurdas. Te gustaría dominar esta potente herramienta, ¿verdad? ¿Para qué estoy yo aquí? Voy a explicarte como dominar sus celos en tu beneficio. ¿Estás preparado? Bien, lo primero que tienes que comprender que las mujeres necesitan pruebas fehacientes para sentirse celosas, no les vale con simple palabrería.
  • Si estás hablando con una chica y le cuentas todas tus aventuras con otras mujeres, puede que se sienta celosa, pero sus celos no serán lo suficientemente fuertes como para motivarla a actuar en contra de lo que tenía pensado. Sin embargo, si no le dices nada pero ella comprueba con sus propios ojos que despiertas el interés en otras chicas, ella hará lo que sea por conseguirte, por no perder lo que pensaba que tenía. ¿Cuál debe de ser tu primer paso, entonces? Debes de conseguir tu “comodín”. ¿Qué es un “comodín”? El comodín es aquella chica que te servirá para dar celos a tu objetivo, y que la utilizarás siempre que sea necesario. ¿Cómo puedes conseguir tu “comodín”? Hay varias opciones: 1. Una amiga Encuentra una amiga con la que tengas la confianza suficiente (si tienes varias opciones elige a la que sea más guapa). Entonces, procura acudir a los mismos lugares a los que ella acude, para que la puedas utilizar siempre que sea necesario. Es conveniente que tu amiga no sepa que la estás utilizando, porque podría surgir cierto sentimiento corporativo femenino en ella, y arruinaría tus planes. ¿Cómo la puedes utilizar? Muy sencillo. Cuando estés con tu objetivo y ésta se esté mostrando esquiva o defensiva, márchate con la excusa de saludar a una amiga. Acércate a tu amiga, durante un tiempo y preséntalas. habla luego con ella de forma animada vuelve con tu objetivo y
  • Es importante, que durante todo el tiempo que estés interactuando con tu amiga, mantengas contacto físico con ella. Así tu objetivo se volverá loca de celos. ¿Qué te parece? No es muy difícil, ¿verdad? 2. Una “seguidora” ¿Qué es una seguidora? Es esa chica que lleva detrás de ti durante años, pero que a ti no te atrae en absoluto. Evidentemente, cuanto más atractiva sea tu seguidora más efectiva será tu estrategia. Y la forma de utilizarla es muy similar a la anterior. Sin embargo, una seguidora aporta una ventaja competitiva que tu amiga no te daba. Ella se siente atraída por ti, así que cuando le presentes a tu objetivo le mostrará hostilidad competitiva. Y esa hostilidad competitiva será apreciada por tu objetivo que, entonces, se sentirá aún más amenazada. Por tanto, yo te aconsejaría que, siempre que fuera posible, utilizaras a una seguidora antes que a una amiga. 3. Una desconocida Antes de entrar a tu objetivo, tendrás que haber conseguido tu comodín de entre el resto de chicas del lugar de seducción en el que te encuentres. Localiza una chica atractiva, e inicia una conversación con ella. Tienes que conseguir generar el confort necesario para que ella te permita tocarla de una manera natural durante vuestra conversación. Entonces, cuando ya creas haber conseguido el suficiente nivel de confort, aléjate con una excusa aunque dejando, siempre, la puerta de tu regreso abierta. Ahora, acércate seductivo. a tu objetivo y comienza tu proceso Es importante, sin embargo, que no saltes directamente de tu comodín a tu objetivo, porque correrías el peligro de
  • que la primera colaboración. te viera y perdieras su ignorante Luego procede de la manera habitual, y comprobarás como tu objetivo comenzará a mostrarse más amigable contigo. ¿Qué te parece? Es realmente sencillo, y los resultados están garantizados, siempre y cuando hayas generado el suficiente interés en ella. No obstante, tienes que tener en cuenta un aspecto. Las mujeres suelen utilizar defensiva a sus celos. la frialdad como barrera Así que, es más que probable que cuando ella se sienta celosa, se muestre fría contigo. ¿Qué no debes de hacer? Ante todo, no te muestres suplicante, porque si lo haces habrás hecho desaparecer todos los efectos de tu trabajo anterior. ¿Qué debes de hacer? Debes mostrarle que ella es la elegida. Que ella se sienta vencedora. Sí, hay otras chicas que se interesan por ti, pero tú la has elegido a ella. El triunfo sobre otras mujeres es el mejor afrodisíaco para una mujer. Se sentirá especial, y caerá rendida a tus pies. ¿Lo tienes todo claro? Pues adelante, ya puedes utilizarlo. Recuerda que la clave está en encontrar el comodín adecuado y utilizarlo siempre que te haga falta. Hazlo y ya me contarás como te va.
  • Caso práctico telefónica de éxito: La conversación Los martes no me gustan. No generan la depresión del lunes, ni la esperanza del miércoles. Y, por supuesto, no son ni jueves, ni viernes, días de encanto nocturno, por no mencionar los nunca bien ponderados sábados y domingos. Así que tiendo a razón, pero no acabo tumbado en viendo cualquier estar triste los martes. No sé muy bien la encuentro nada interesante que hacer, y el sofá con una pizza sobre la barriga y cosa que echan en televisión. Sin embargo, un martes cambié mi rutina. Por una de esas situaciones a las que no encuentras una razón adecuada, decidí cambiar mi rutina de los martes. Decidí que utilizaría ese día para hacer uso de los números de teléfono que adornaban mi agenda. Mi gran objetivo era Olga, así que la dejé para último lugar. Antes, practicaría con Susana, Jimena y Jessica. Comencé con Susana. - Sí, ¿dígame? - Hola, ¿Susana? - Sí, ¿quién es? - Hola, Susana, soy Óscar. Nos conocimos hace un par de fines de semana en “La ardilla roja”. - Sí, sí, ¡Óscar! ¡Qué sorpresa! ¿Qué tal? - Bien, bien, no me va mal, ¿tú qué tal? - Tirando que ya es bastante. Tengo la sana costumbre de anotar al lado de cada nombre de mi agenda alguna información que he obtenido durante mi conversación con ella, para poder utilizarla en mi llamada posterior.
  • - ¿Qué tal te fue la oposición? - Ya sabes como es eso. El examen lo hice, y la verdad es que no me salió mal, pero, ¡bah!, seguro que las plazas ya están dadas. - Bueno, tú no te preocupes, experiencia en el examen. por lo menos coges - Sí, eso sí, ¡el que no se consuela es porque no quiere! - (Sonrisa) Un segundo, Susana, tengo una llamada por la otra línea. - Te espero. Ese era un truco que estaba usando por primera vez. Cortaría la conversación a la mitad, fingiendo una llamada por otra línea. Después mentiría diciendo que era otra chica, y abandonaría mi primera conversación con la excusa de iniciar una segunda con la otra chica. Con ello confiaba despertar celos en mis objetivos, ¡ahora iba a comprobar los verdaderos resultados! - ¿Susana? - ¿Sí? - Ya estoy de vuelta. Verás, te voy a tener que dejar. Era mi amiga Jimena, que acaba de llegar de un viaje por Brasil, y parece que tiene mucho que contarme. Te llamo en otro momento. - Bien, hablamos. - ¡Hasta luego! No parecía funcionar mal. Bien es cierto que los resultados se verían en una segunda llamada, pero Susana no merecía una segunda llamada. Marqué el número de Jimena. - ¿Hola? - Hola, Jimena, soy Óscar, tu peor pesadilla.
  • - (Sonrisa) ¡Óscar! Pensé que me había librado de ti. (Sonrisa) ¿Qué es de tu vida? - Nada especial. La misma rutina de siempre, ¿y tú? - Poco más o menos. Ahora era el momento de utilizar la información adicional que tenía apuntada en mi agenda. - ¡Oye! ¿Qué tal te fue por Granada? ¿Pudiste entrar en la Alhambra? - ¡Sí!, ¡fue genial! - Ya te lo dije. - Sí, pero es que es algo más de lo que te esperas, ¿sabes?, normalmente cuando la gente te habla mucho de algo y luego lo ves te decepciona, ¿sabes?, pero la Alhambra no, ¡es genial! - Me alegro de que te gustara, ¡vaya! segundo que me llaman por otra línea. Perdona un - No te preocupes. Sin duda, estaba ganando facilidad al usarlo. - ¿Jimena? - Dime. - Me vas a tener que perdonar, pero es que es mi amiga Susana que necesita contarme no se que historia, y ya sabes como sois las mujeres. - (Sonrisa) Sí, me hago una idea, hablamos en otro momento. Un beso. - Otro. Creía que ya estaba preparado, así que dejé para otro día la llamada a Jessica. Era el momento de intentarlo con Olga. Marqué su número. - ¿Sí?
  • - ¿Olga? ¿Qué tal? Soy Óscar. - ¡Óscar! ¡No esperaba tu llamada! - ¡Vaya! Y yo no esperaba que te acordarás de mi. - Ya te dije que no me olvidaría de ti. - Sí, pero soy algo escéptico con según que cosas. - Haces bien. - ¿Qué tal todo? - Cada día mejor, o por lo menos me contento con pensar eso. - Eso está bien. Con optimismo se ve la vida mejor, ¿verdad? - Totalmente de acuerdo. - ¡Oye! ¿Qué tal la operación de tu hermano? - Bien, bien, ¡no esperaba que te acordaras! - Ahora eres tú la que me subestima. - Touché. Bien, como te decía, ha ido genial, ya está en casa y recuperándose. - Me alegro,…, ¡vaya! Perdóname un segundo que tengo una llamada por otra línea. - Aquí estaré. Ahora era el momento clave para probar la verdadera efectividad de mi truco. Terminaría mi conversación con ella, fingiendo que otra amiga me llamaba por lo que fuera, y luego la volvería a llamar. De su reacción a esa segunda llamada dependía el éxito de mi nueva estratagema. - ¿Olga? - Sigo aquí.
  • - Me vas a tener que perdonar, pero es mi amiga Susana que tiene no se que urgente que contarme. Te llamo en un ratito. - Vale, hasta luego. - Hasta luego. Esperé una media hora antes de volver a marcar el número de Olga. - ¿Sí? - Hola, Olga, soy Óscar. - ¡Hombre! ¿Qué te ha contado tu amiguita Susana? ¡Había funcionado! Ese tono era inequívoco. Había despertado sus celos. Por tanto, el truco funcionaba, así que lo podría utilizar en más ocasiones. Seguí la conversación con Olga durante un rato, y, finalmente, quedamos para tomar una copa ese mismo viernes. Al acabar la primera copa, ambos sabíamos que no iba a pasar nada entre nosotros. Simplemente, no había química entre nosotros. Pero no me importaba, porque mi truco había funcionado. Así que lo podría utilizar en todas las llamadas a partir de ese momento. Despedida ¡Hasta aquí hemos llegado! Comenzamos el año con un boletín cargadito, para que no te desconectes de tu meta final. Cada boletín que finalizas es un paso más que das hacia el objetivo último de convertirte en un seductor profesional. Ya conoces muchos trucos, y muchos secretos que la mayoría ignora, pero aún nos queda un largo viaje. Hasta la próxima semana y espero que los Reyes te traigan muchos regalos.