Alvaro tineo la personalidad intrinseca

  • 1,505 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
1,505
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
221
Comments
0
Likes
1

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. 2 La Personalidad Intrínseca Por Álvaro Tineo © 2013. Álvaro Tineo. Reservados todos los derechos. Queda rigurosamente prohibida, sin la autorización scrita del titular del Copyright, bajo las sanciones establecidas en leyes, la reproducción parcial o total de esta obra por cualquier medio o procedimiento, incluidos la reprografía y el tratamiento informático. www.alvarotineo.com
  • 2. 3 Índice ACLARACIÓN SOBRE LA AUTORÍA ............................................................................................................ 6 INTRODUCCIÓN ....................................................................................................................................... 7 PRIMERA PARTE: LA PERSONALIDAD INTRÍNSECA .......................................................................................................... 10 UN PEQUEÑO RESUMEN.................................................................................................................... 11 POR QUÉ ES IMPORTANTE ESTE LIBRO ............................................................................................... 13 Los niños son intrínsecos ................................................................................................................... 16 El natural como suma de habilidades intrínsecas ............................................................................... 18 La personalidad intrínseca y los Tres Pilares ....................................................................................... 20 Eres un ser vivo y necesitas evolucionar............................................................................................. 22 ¿Qué necesita mi cerebro? ............................................................................................................ 22 El estado de flujo ............................................................................................................................... 24 Aceptar la realidad ............................................................................................................................ 26 Me merezco lo mejor......................................................................................................................... 29 Sé tú mismo....................................................................................................................................... 30 La excusa para evitar el cambio...................................................................................................... 31 La importancia del cariño .................................................................................................................. 33 ¿Qué quieres poner en el mundo? ................................................................................................. 34 Responder al rechazo de forma atractiva ....................................................................................... 34 Todos los autores lo dicen.............................................................................................................. 36 Las mujeres se guían por emociones .............................................................................................. 37 Con cariño, ellas tomarán la iniciativa ............................................................................................ 38 No hay mejor ejercicio para la intrinsicidad.................................................................................... 38 Vale para todo ............................................................................................................................... 40 Serás más feliz ............................................................................................................................... 42 La autenticidad .................................................................................................................................. 43 La autenticidad ejerce un poder hipnótico ..................................................................................... 43 La autenticidad como suma de detalles ......................................................................................... 44 SEGUNDA PARTE: EL ESTADO DE FLUJO .................................................................................................................... 46 ¿Cómo activar el estado de flujo? ...................................................................................................... 47 1. Trabaja habilidades y no resultados ........................................................................................... 47 2. Equilibrio entre estrés y aburrimiento ........................................................................................ 47 www.alvarotineo.com
  • 3. 4 3. Controla el proceso .................................................................................................................... 48 4. Cree en lo que haces .................................................................................................................. 48 5. Sé útil para los demás ................................................................................................................ 48 6. Comprueba que lo estás haciendo bien ...................................................................................... 49 7. Determina dónde estás y a dónde vas ........................................................................................ 49 8. Ve poco a poco .......................................................................................................................... 50 9. No te estanques, ten siempre metas nuevas .............................................................................. 50 10. No vayas en contra de tu bienestar .......................................................................................... 51 Resumen del capítulo .................................................................................................................... 51 ¿En serio la felicidad tiene que ver con el flujo? ................................................................................. 53 El yonki emocional ......................................................................................................................... 54 El estado de flujo en detalle............................................................................................................... 56 1. Céntrate en habilidades, no en resultados ..................................................................................... 57 2. Encuentra el equilibrio entre el estrés y el aburrimiento ................................................................ 58 3. Controla el proceso ........................................................................................................................ 61 4. Cree en lo que haces ...................................................................................................................... 63 5. Sé útil para los demás .................................................................................................................... 65 6. Comprueba que lo estás haciendo bien.......................................................................................... 66 La certidumbre y el carné de conducir ........................................................................................... 67 ¿Cómo se consigue la certidumbre?............................................................................................... 70 7. Determina dónde estás y a dónde vas ............................................................................................ 72 8. Ve poco a poco .............................................................................................................................. 75 La trampa de las rutinas ................................................................................................................. 76 9. No te estanques, ten siempre metas nuevas .................................................................................. 78 10. No vayas en contra de tu bienestar .............................................................................................. 80 Las cuatro preguntas ......................................................................................................................... 82 1- ¿Lo haría con un chico que acabo de conocer?........................................................................... 83 2- ¿Lo haría si estuviera solo? ........................................................................................................ 84 3- ¿Lo haría si tuviera novio y supiera que es fiel? .......................................................................... 85 4- ¿Lo haría si estuviera ante una mujer poco atractiva? ................................................................ 86 TERCERA PARTE: LA PERSONALIDAD INTRÍNSECA EN LA PRÁCTICA ........................................................................................ 87 Sólo el líder es intrínseco ................................................................................................................... 88 www.alvarotineo.com
  • 4. 5 El Plan B......................................................................................................................................... 89 El Plan B comodín: el trabajo de habilidades .................................................................................. 90 La forma lógica de trabajar ................................................................................................................ 91 Aprender alemán ........................................................................................................................... 91 Por qué dedicar muchos años puede ser inútil ............................................................................... 94 Salidas intrínsecas ............................................................................................................................. 97 Apuntes para que tus salidas sean intrínsecas.................................................................................... 98 Sitios para salir intrínsecos .............................................................................................................. 100 Apariencia intrínseca ....................................................................................................................... 103 Estilo intrínseco ............................................................................................................................... 104 Abridores intrínsecos ....................................................................................................................... 106 Piropos intrínsecos .......................................................................................................................... 107 Conversaciones intrínsecas .............................................................................................................. 110 1- Pregunta utilizando tu curiosidad real ...................................................................................... 110 2- Temas intrínsecos .................................................................................................................... 111 3- La intrinsicidad te hace escuchar.............................................................................................. 112 4- Humor intrínseco ..................................................................................................................... 112 5- Validación positiva y negativa .................................................................................................. 113 6- Autodescualificación ................................................................................................................ 116 7- Convierte las piedras en diamantes.......................................................................................... 117 8- En los grupos, no buitrees ........................................................................................................ 119 9- Habla normal ........................................................................................................................... 120 Postura intrínseca ............................................................................................................................ 121 Esperas intrínsecas .......................................................................................................................... 123 Citas intrínsecas............................................................................................................................... 124 Relaciones intrínsecas...................................................................................................................... 133 Relaciones tóxicas ........................................................................................................................... 135 El nivel de toxicidad ..................................................................................................................... 137 Nivel de toxicidad en las salidas ................................................................................................... 139 Nivel de toxicidad en las citas ...................................................................................................... 141 Nivel de toxicidad en las relaciones .............................................................................................. 142 www.alvarotineo.com
  • 5. 6 ACLARACIÓN SOBRE LA AUTORÍA Antes de comenzar con la presente obra, me gustaría aclarar que este libro se inspira, en gran parte, en el increíble trabajo de Mihály Csíkszentmihályi. Mihály Csíkszentmihályi es profesor de psicología en la Universidad de Claremont (California) y fue jefe del departamento de psicología en la Universidad de Chicago y del departamento de sociología y antropología en la Universidad Lake Forest. Lleva más de 50 años dedicado a investigar la felicidad, el bienestar, la diversión y la creatividad desde un punto de vista científico y mensurable. Su trabajo es, sencillamente, espectacular. En resumen, ha conseguido explicar la felicidad desde un punto de vista científico y su obra ha marcado un antes y un después en lo que a la comprensión del ser humano se refiere. Recomiendo a todo el mundo leer su magnífica obra y, en concreto, su libro “Fluir”, en donde explica de forma teórica y algo más intrincada que el presente texto, por qué y cómo surge en el cerebro humano la sensación de felicidad y bienestar. Humildemente espero que este libro contribuya a ampliar un poco sus conclusiones y las aplicaciones que éstas tienen en las relaciones entre hombres y mujeres, así como al desarrollo del Juego Interno y la expansión de nuestra realidad. Por último, me gustaría mucho agradecer también a Sergi Fuss, brillante escritor, psicólogo y profesor, el haberme introducido en el trabajo de Mihály Csíkszentmihályi por primera vez hace algunos años. A él también le debo mucho, puesto que su trabajo académico como profesor de universidad e investigador en Psicología Social se ha centrado en esta área, y sin sus aportaciones este libro no sería nunca lo que es hoy. www.alvarotineo.com
  • 6. 7 INTRODUCCIÓN Me di la vuelta y allí estaba ella, con un vestido ceñido que marcaba absolutamente todas sus curvas, escotada y sonriente. Era una soleada tarde de verano y Judith había llegado a la cita muy puntual. Lejos de sentirme cohibido, me encontraba tranquilo y motivado por pasar la tarde con ella. Hacía tan solo cuatro años habría sido impensable que pudiera estar tan calmado ante una chica como esa. Pero ahora, como por arte de magia, me sentía en paz. Y lo más importante, me daba exactamente igual que pasara algo o no, con aquella mujer preciosa. ¿La razón? Había decidido que esa tarde iba a pasármelo bien. Judith era extranjera, así que, corría de mi cuenta elegir el plan para aquella cita veraniega. Elegí mi heladería preferida para empezar la tarde, y luego iríamos a uno de los sitios que más me pueden divertir en el mundo: una ludoteca. Una ludoteca es una cafetería donde los clientes disponen de juegos de mesa para entretenerse mientras consumen alguna bebida o aperitivo. Ese era mi maravilloso plan: un helado y jugar a juegos de mesa. No quería gastarme mucho dinero. No conocía realmente de nada a aquella chica. Tan sólo habíamos hablado diez minutos en un local de música en directo hacía algunos días. Pero sí que tenía claro que, hiciera lo que hiciera ella, y al margen de que algo surgiera entre nosotros, yo iba a pasármelo bien. En la cola de la heladería pregunté a los chicos de delante nuestro si nos recomendaban algún sabor, y como por arte de magia, la chica que había detrás nuestro (que era una mujer preciosa, por cierto) nos contestó diciendo que no dejáramos de probar el mango. Judith no dijo nada. Me miró tímidamente y me di cuenta de que, sin apenas planearlo o ser consciente de ello, había iniciado una dinámica en la que yo tomaría la iniciativa con ella a partir de ese momento. El tiempo en la heladería pasó volando. Ni yo mismo me di cuenta. El increíble sabor del helado, las bromas y anécdotas sobre nuestros viajes, las preguntas sobre sus estudios que me parecieron tan interesantes y el tomarle el pelo de vez en cuando supuso una mezcla muy buena para absorber toda mi atención. Aún así, soy una persona de cambios. Me gusta variar de escenarios y me apetecía jugar a un juego de mesa. Nos fuimos hacia la ludoteca. Una vez allí, pedimos un par de bebidas, me hice amigo del camarero, gastamos un par de bromas y empezamos a jugar al tres en raya. El tiempo volvió a pasar rapidísimo. Mi mente estaba fluyendo... viviendo el momento y no estaba preocupada por nada más. El tres en raya requiere pensar, estar concentrado. Después jugamos a otro juego que ahora, ni recuerdo, y más tarde a otro. Todos ellos me exigían concentración. Judith era algo secundario. Su compañía era estupenda pero me invadía la maravillosa sensación de que no necesitaba tener nada con ella para pasármelo bien. La cita estaba siendo divertidísima y me daba igual todo lo demás. Su belleza no me impresionaba. Y no porque me considerara un conquistador, sino porque, simplemente, estaba pendiente de los juegos y de la conversación. Si estuviera quieto, mirándola, seguro que habría acabado estando cohibido. Pero por suerte estaba divirtiéndome y viviendo el momento. www.alvarotineo.com
  • 7. 8 Al terminar la cita, dimos un paseo y, de pronto, esperando un semáforo, nos miramos y sin que pueda recordar muy bien cómo, nos besamos. No sé qué pasó exactamente. Ella estaba preciosa pero lo cierto es que no fui muy consciente de ello hasta que llegué a casa. Si hago memoria, lo que recuerdo es lo bien que me lo pasé con ella. En esa cita fui yo mismo. Fui divertido, natural. Mostré lo mejor de mi personalidad pero sin hacerlo para impresionarla. Viví el momento y nos divertimos mucho. Todo salió rodado. Y no tuve ni un momento de aburrimiento en el que divagar sobre mis opciones, su belleza o mi próximo movimiento. El tiempo pasó solo, y acabamos besándonos de la forma más natural posible. Ese día no me gasté casi dinero. No hice grandes cosas. No intenté impresionarla. Ni me dio tiempo a preocuparme de causar buena impresión. Mi única motivación y mi concentración estaban dedicadas a disfrutar de la velada. Punto. Si hago memoria, he tenido muchas citas con chicas. Y no en todas me lo he pasado así de bien. Es más, he tenido citas carísimas, en restaurantes de lujo y espectáculos caros, en los que me lo he pasado realmente mal. ¿Por qué? Porque mi única motivación era “ligarme” a la chica, y no disfrutar. Paradójicamente, el que al terminar la cita surgiera algo entre la chica y yo no me hacía sentir todo lo bien que yo esperaba. Si algo ocurría entre nosotros, me sentía con una momentánea subida de ego... que sería breve y efímera. Pero las horas previas había estado ansioso, preocupado de gustar y conquistar a la chica. Si, por el contrario, finalmente nada ocurría entre la chica y yo... me sentía abatido, frustrado y decepcionado. Y me invadía una sensación difícil de evitar que me hacía ver que había perdido el tiempo y el dinero. Y me sentía estúpido por ello. Con el tiempo descubrí que cuanto más esfuerzos ponía yo en gustar a una chica y en conseguir un resultado con ella... menos probable era que ese resultado tuviera lugar. La única forma realmente buena de gustar a una chica era mostrar mi personalidad de forma indirecta... haciendo cosas cotidianas que le muestren cómo era yo en mi día a día. Después de muchos años, considero que este bello, sutil y poderoso enfoque es el que más felicidad y éxito me ha dado en mi relación con las mujeres. Una mujer se siente impresionada cuando percibe que la atención no está en ella, sino en ser felices y disfrutar de las cosas. La diferencia entre una cita en una ludoteca y otra en un restaurante lujoso, no es otra que el punto de vista y las emociones que hay detrás. Sólo cuando te olvides de los resultados externos, y te centras en hacer cosas divertidas, estimulantes, enriquecedoras para ti, interiormente, es cuando empezarás a tener verdadero éxito con las mujeres. Y, mucho más importante, sentirás una increíble sensación de bienestar y plenitud al hacerlo. La personalidad intrínseca no es otra que aquella que basa su felicidad en hacer cosas que le motiven por el proceso, al margen del resultado. Se trata de centrar la atención en ti, en lo interno, en lo intrínseco y no en que la gente de tu alrededor haga unas cosas u otras. Y este casi filosófico punto de vista que, en apariencia, es muy poco práctico... es lo que hará que, sin www.alvarotineo.com
  • 8. 9 apenas hacer esfuerzo, empieces a tener en tu vida infinidad de mujeres que estarán deseando gustarte. Cuando disfrutamos de lo que hacemos, nos lo pasamos genial y nos divertimos, es cuando nuestro cerebro da lo mejor de nosotros. Es mucho más sencillo ser creativo y brillante si estamos disfrutando, que si nos invade el miedo y la frustración. Una vez más, mi enfoque y la forma en la que planteo mis acciones determinan en un 90% la forma en la que voy a sentirme. Teniendo esto en cuenta, he intentado recopilar aquí la información que considero más valiosa para poder enfocar tu vida y tu relación con las chicas de forma que, casi siempre, consigas, de forma natural y sin hacer esfuerzo, estar en un muy buen estado de ánimo, que tu cerebro dé lo mejor de sí mismo, y que tus emociones te ayuden, en vez de boicotearte. Aunque este libro intenta ayudarte a ser más atractivo y poderoso frente a las mujeres, todo lo que aquí leerás puede aplicarse a cualquier otra área de tu vida. Así que permíteme que te muestre el maravilloso mundo de la personalidad intrínseca. www.alvarotineo.com
  • 9. 10 PRIMERA PARTE: LA PERSONALIDAD INTRÍNSECA www.alvarotineo.com
  • 10. 11 UN PEQUEÑO RESUMEN Me parece interesante comenzar haciendo un pequeño resumen para que veas, un poco por encima, y antes de nada, cuáles son los temas que vamos a tratar y qué es lo que puedes esperar de este libro. Como bien dice el título de la obra, la finalidad de estas páginas es ayudarte a trabajar lo que yo llamo la personalidad intrínseca. Por resumirlo, podríamos decir que la personalidad intrínseca es aquella que se basa en cosas que te hagan feliz por el proceso y no el resultado, y que te hagan depender lo mínimo de lo externo. Pero tranquilo que no es un libro de filosofía. Todo lo contrario, verás que las páginas que siguen están 100% orientadas a la práctica. Antes he usado la palabra depender a propósito. No es lo mismo depender de algo, que tener algo. Yo puedo tener un coche, pero no dependo de él para ser feliz. Puedo tener una novia y, al mismo tiempo, no necesitarla a mi lado para sentirme pleno y realizado. Y puedo poseer riquezas, sin que sean imprescindibles para mí. La personalidad intrínseca no hace referencia a lo que tenemos, ni a lo que deseamos tener. Se centra únicamente en no necesitar esas cosas para ser feliz. Es un matiz sutil, lo sé. Yo apoyo la ambición por crecer y mejorar, pero no el apego a los logros. Defiendo intentar mejorarse siempre y aspirar a lo mejor, pero nunca necesitarlo para ser felices. Creo firmemente que la felicidad reside en un proceso que consiste en estar siempre trabajando para conseguir nuevas metas. Es por ello que aceptar que la vida siempre es cambio y mejora me parece básico. También considero que no podemos ser felices si dependemos de demasiadas cosas externas porque no tenemos control sobre ellas y sufrirán fluctuaciones que nos generarán sufrimiento. Mientras que si trabajamos cosas que dependan sólo de nosotros mismos, nuestra felicidad estará bajo nuestro control y no necesitaremos que lo de “fuera” vaya bien para estar bien. Por último, y como dije antes, tengo fe ciega en que la base de la felicidad radica en desarrollar habilidades y no resultados. Con un resultado obtengo una sensación de placer efímera, momentánea. Pero cuando consigo desarrollar la habilidad para conseguir siempre resultados... entonces mi mente está en paz. Como dice el proverbio, es mucho más útil aprender a pescar, que conseguir pescado. La persona que necesita de otros para disfrutar es débil y aburrida. La que es capaz de divertirse en cualquier situación y en cualquier compañía es poderosa y divertida. El hombre que no necesita la aprobación de una mujer para tener confianza en sí mismo y en lo que es a nivel profundo, es atractivo. El que mendiga la atención o validación externa es mediocre. La personalidad intrínseca persigue ayudarte a tener una realidad más poderosa, más estable, más plena, más feliz. Es un concepto que espero de corazón que llene tu vida de alegría y serenidad y que te ayude a tener mucho éxito a todos los niveles. Porque, no nos engañemos. Aunque a corto plazo no sea bueno pensar en resultados... si a la larga nuestra mente ve que no estamos consiguiendo lo que queremos del mundo exterior, entonces nos vendrá la frustración y la sensación de pérdida. www.alvarotineo.com
  • 11. 12 La felicidad se alcanza cuando tenemos un equilibrio entre desarrollar procesos/habilidades a corto plazo... a la vez que, a la larga, trabajamos habilidades que nos hacen conseguir esos resultados con facilidad. Yo hoy no quiero gustar a esa chica. Pero sé que si trabajo mis habilidades, en un futuro podré gustar a muchas chicas como esa. Hoy no necesito ganar dinero con mis negocios, pero sé que si soy bueno en ellos, en un futuro no me costará enriquecerme gracias a mis habilidades empresariales. Centrarnos en habilidades nos hace tener éxito poco a poco, de forma sostenible y controlando el proceso. Así que, la personalidad intrínseca es un concepto bastante completo que incluye los diez siguientes principios: 1- Basar tu vida en cosas que dependan de ti, y que puedas controlar. 2- Enfocarte en desarrollar habilidades y no resultados. 3- Trabajar escalonadamente, cubriendo las metas y los objetivos poco a poco, al nivel que estés en cada momento. 4- Medir tus progresos de forma que seas consciente siempre de dónde estás y qué aplicación práctica tiene lo que estás aprendiendo. 5- Hacer siempre actividades que supongan un reto para ti. 6- Centrate en hacer cosas en las que creas realmente, y que carguen tu vida de sentido y profundidad. 7- Ser útil para el mundo que te rodea. 8- Saber elegir metas que además de divertirte, a la larga, te ayuden a satisfacer tus necesidades instintivas de alimento, salud, buenas relaciones con otros seres humanos y sexo. 9- Tener en todo momento metas claras sobre lo que estás trabajando, sabiendo siempre dónde te encuentras y hacia dónde vas en tu proceso de aprendizaje. 10- Aceptar que la vida es cambio y que no hay nada eterno. La felicidad reside en ser capaz de tener constantemente retos nuevos que cumplir. Sin estancarse. www.alvarotineo.com
  • 12. 13 POR QUÉ ES IMPORTANTE ESTE LIBRO A todos nos ha ocurrido alguna vez experimentar una situación en la que, de pronto, y sin saber por qué, todo fluía, el tiempo pasaba sin que nos diéramos apenas cuenta y nos divertimos como nunca. Quizá fue en una reunión de amigos, donde gastábamos bromas sin parar, viendo una película que nos emocionó o una noche de fiesta, en la que nos lo pasamos de maravilla sin necesidad de alcohol. A todos nos ha ocurrido esto alguna vez, pero la mayoría de la gente no sabe por qué esto ocurre. Imaginemos el argumento de una película. Cuando un espectador ve las imágenes en el cine, está absorto en la trama, se emociona en los instantes emotivos, se ríe en los momentos graciosos y espera con ansia el desenlace del argumento. Esa secuencia emocional que vivimos al ver una película es mágica para el espectador. Y parece que es casual, pero no lo es. Los guionistas saben perfectamente cómo tienen que crear la historia y los diálogos para crear tensión dramática, humor y drama, con los tiempos y los personajes medidos al milímetro. Nosotros somos los espectadores de nuestra propia vida. Y, vivimos nuestro día a día como el que ve una película: siente las emociones según se las provoca lo que ve. Esto puede ser maravilloso, en ocasiones, pero también puede ser muy frustrante. Porque esas emociones no son siempre buenas, ni bonitas. A menudo nos sentimos tristes, ansiosos, estresados o miedosos, sin que podamos hacer nada por remediarlo. ¿Te imaginas lo que sería saber cómo cambiar esas emociones negativas? Al igual que en el cine hay reglas que determinan por qué una historia es mala o buena, en nuestro cerebro hay mecanismos muy sencillos y fáciles de aprender, que explican por qué a veces nos sentimos felices, motivados y poderosos, y otras tristes, ansiosos o impotentes. Ninguna de estas emociones se sienten al azar, todas tienen su razón. Y comprendiendo estas razones... entendiendo un poco cómo funciona el cerebro, podrás ser como el guionista de tu propia vida. Y serás capaz de cambiar tus acciones (el argumento), para que tu existencia en el planeta sea una película llena de alegría y humor, en vez de un auténtico drama. Suena bien, ¿verdad? Entiendo que frente a este argumento tengas dos objeciones. Te entiendo muy bien porque yo también los tenía: 1- Si cambio mis emociones estaré dejando de ser yo mismo y viviré una vida forzada y artificial. 2- No quiero vivir siempre pensando qué tengo o qué no tengo que sentir. Muy buenas objeciones. Voy a intentar darte mi punto de vista al respecto. La intención de este libro no es ayudarte a hacerte un robot sin emociones. Primero, porque eso no es posible. Y segundo, porque eso no sería útil. Las emociones nos ayudan a sobrevivir, nos hacen más humanos y nos unen a la gente que nos rodea. Cada uno tiene una forma única de ver la vida y eso jamás debemos perderlo. No se trata de perder tu identidad, simplemente se trata de ayudarte a ser más feliz. www.alvarotineo.com
  • 13. 14 La finalidad de este libro es darte herramientas para que la mayoría de los momentos que componen tu vida estén llenos de vitalidad, motivación, autorrealización, positividad y energía. E intentar reducir los momentos de frustración, miedo y tristeza al mínimo más razonable. No querremos eliminarlos, porque estas emociones son necesarias para sobrevivir y evolucionar. Simplemente habrá que darles un lugar racional y lógico en cada situación. Si yo, por ejemplo, estoy frente a una chica que me gusta y tengo un miedo irracional a besarla, hasta el punto de que me llegan a temblar las manos... estaré ante una situación mejorable. ¿No sería maravilloso poder estar ante una mujer que te gusta y sentirte en paz, feliz y tranquilo pudiendo ser tú mismo en todo momento? Las emociones negativas, lejos de ser parte de nosotros, son, precisamente lo que nos impide ser nosotros mismos. Nuestra verdadera esencia, nuestra única personalidad, surge cuando nos sentimos bien con nosotros mismos y en paz. Es cuando no tenemos miedo, cuando somos capaces de sacar lo mejor de nosotros y de expresar lo que pensamos y sentimos. No niego que, si por ejemplo, estamos delante de un león... sí debamos sentir miedo. El miedo o la tristeza son emociones muy útiles, en algunos casos. El problema es que las tenemos demasiado activas en nuestro día a día. Dejemos que estas emociones negativas ocupen, únicamente, el lugar para el que fueron ideadas, y centrémonos en vivir una vida plena y feliz. Respecto a la objeción de que no es bueno estar todo el día pensando en qué emociones sentimos y cuáles no, no me queda otro remedio que darte toda la razón. Eso sería absolutamente nocivo y aburridísimo. En las páginas que siguen no hablaré ni un sólo momento de cambiar o analizar las emociones de cada situación. ¡¡¡¡¡¿Cómo?¿Entonces todo este prólogo qué tiene que ver con el libro?!!!!!! Tranquilo que no me he vuelto loco. En el presente texto descubrirás las herramientas para, a la larga, plantear tu vida y tus acciones de modo que vayan a favor de tu cerebro, en vez de en su contra. En vez de intentar que cuando sientas miedo, esa emoción cambie, lo interesante es que no te pongas a ti mismo en situación de que ese miedo surja. He ahí la cuestión. Como dice el dicho, mejor prevenir que curar. Si vamos de excursión, será más inteligente no pegarle patadas a un panal de abejas, que aprender a curar las picaduras luego. Si vamos al zoo, será mucho más racional NO meterse en la jaula del león, en vez de aprender a curar las heridas de sus ataques. Ese enfoque es precisamente lo que pretende esta humilde obra: enseñarte a no pegarle patadas al “panal” de tu cerebro; ni meterte en jaulas con leones que no conoces. Si ya sabes que las abejas y los leones responden agresivamente, será muy positivo aceptar esa realidad cuanto antes y obrar en consecuencia. Tampoco estoy diciendo que no vayas al zoo. No hay nada que no puedas hacer. No seré yo el que te ponga límites. Dios me libre. Todo lo contrario, intento precisamente lo opuesto. No es cuestión de evitar hacer cosas, sino de hacerlas sin que te coman las abejas o te muerdan los leones. Con ponerte un traje de apicultor, o entrar en la jaula del león con el domador delante, será suficiente. www.alvarotineo.com
  • 14. 15 Si entendemos cómo funciona nuestro cerebro, sabremos a la perfección cómo actuar para que siempre esté motivado, animado, feliz, tranquilo y en paz consigo mismo, en cualquier situación. Y no tendremos que “modelar” o “cambiar” nuestras emociones negativas, porque, directamente, no estarán surgiendo. Eso es lo ideal. Sí, sé que parece magia y un cuento chino, pero ya verás cómo es mucho más fácil de lo que parece. Confía en mí. www.alvarotineo.com
  • 15. 16 Los niños son intrínsecos El ser humano es intrínseco por naturaleza. Cuando somos pequeños, tenemos una actitud ante la vida basada en vivir el momento y trabajar habilidades. Al niño no le importa el resultado de las cosas. Sólo le importa aprender. Está todo el día preguntando. Y su relación con los demás, se basa en un 50% en curiosidad por conocer y otro 50% en pasárselo bien. El otro día estaba en la cola del cine... y el niño que había detrás mío me saludó y se puso a hablar conmigo. Me dijo su nombre, y me explicó que había que esperar porque la película aún no había empezado. Habló conmigo como si me conociera de toda la vida. Tendría unos seis años. Eso es lo que deberíamos estar haciendo nosotros. Muchos autores de seducción dicen que el miedo al “abordaje” (es decir, el miedo a hablar con una chica) está en nuestros genes, porque en la prehistoria, los hombres que hablaban con mujeres que no eran de su tribu se morían a manos de otros hombres. Esa teoría se desmonta por sí sola cuando vemos que los niños pequeños hablan con todos los desconocidos sin tener ningún reparo. Si fuera un miedo genéticamente programado... ¿cómo pueden los niños hablar de forma natural con desconocidos? Si fuera normal tener miedo, los niños tendrían muchísimo más miedo, porque son más débiles físicamente que nosotros. Y no es así, es lo contrario. Es la sociedad la que nos ha hecho tener tantísimos problemas para relacionarnos entre nosotros. ¿La razón? Han hecho que basemos toda nuestra vida en los resultados y no en los procesos (que es para lo que estamos pensados naturalmente). Piensa una cosa. Los niños pequeños se pasan el día preguntando cosas: “¿Qué pone ahí? ¿Eso para qué sirve? ¿Esto qué es? ¿Cómo funciona eso? Etc.” Sus ansias por conocer el mundo que le rodea son infinitas, y no lo hace por ningún resultado. Lo hace por aprender y mejorar sus habilidades para gestionar el mundo que le rodea. ¿Cuándo deja un niño de preguntar? Cuando empieza a ir al colegio. ¿Por qué? Porque ahí se rodea de unos adultos que le obligan a cambiar el enfoque de “aprender” por “aprobar”. Y, por primera vez, le fuerzan a pensar en resultados, y no en habilidades. Hace algún tiempo estaba tomando un refresco en una terraza de verano... y al lado mío había un matrimonio con su hijo. El niño estuvo algo así como veinte minutos estudiando una silla desde todos los ángulos posibles. Era una silla de diseño, con una forma rara. Y el niño tendría unos cuatro años. Es decir, que era la primera vez que el niño veía algo de esas características. Su curiosidad por conocer le hizo: tocar, darle golpes, girarla, olerla, moverla, intentar cogerla, etc. No la estropeó. Simplemente estuvo enredando con ella para ver cómo era. No quería un resultado de la silla. Quería conocerla. ¿Por qué no tenemos los hombres la misma actitud con las mujeres? ¿Por qué en lugar de ir a ligar no vamos a conocer? ¿Por qué no pasamos media hora o una hora de conversación disfrutando de CONOCER a la persona que tenemos delante y de su compañía en lugar de estar pensando en tener sexo con ella? www.alvarotineo.com
  • 16. 17 Un niño nunca se aburre. Ni piensa jamás en resultados. Todo lo que hace es intrínseco, y está en flujo las veinticuatro horas. No tiene ni un momento libre para salir de ese estado y tener dudas, o pensamientos compulsivos sobre las cosas. Cuando el niño está jugando al fútbol no se plantea gustar a las chicas haciéndolo, ni en su futuro como futbolista, ni en ganar mucho dinero. Cuando juega, juega. Y disfruta el juego. Punto. Cuando los niños hablan entre sí, son totalmente intrínsecos, honestos y sinceros. El niño toma el pelo a la niña, le tira de las coletas, juegan juntos, se dicen lo que piensan y pasan mucho tiempo en silencio haciendo algo más importante que hablar: disfrutar. Las citas con chicas deberían ser iguales: hacer cosas juntos de la vida diaria, tomarse el pelo, disfrutar y pasar ratos sin hablar porque se estén haciendo cosas juntos. ¿Por qué no? ¿No sería lo más sano? Tener citas así de divertidas y cotidianas. Cuando un niño habla... te cuenta lo que le interesa/preocupa y te pregunta sólo lo que quiere saber. Sus conversaciones son 100% intrínsecas. Y te aseguro que un niño pequeño lo “engancha” TODO. No hay grupo de gente que se le resista. A todo el mundo le parece adorable y se lo pasan genial con ellos. Son máquinas de intrinsicidad en estado puro. Al margen de que los niños físicamente tengan un aspecto vulnerable que les hace despertar ternura en los demás... parte de la magia que tiene hablar con niños es que no esperan nada de nosotros. No juzgan. No necesitan que seamos de ninguna forma porque ellos sólo quieren divertirse. Y eso es increíblemente atractivo. Si consigues tener ese toque de inocencia, curiosidad real, diversión, autenticidad y espontaneidad al estar con una chica... sin pensar en tener sexo con ella, te aseguro que será ella la que estará deseando tener sexo contigo. Ser una persona atractiva consiste, en gran parte, en desaprender todas las barreras sociales que nos ha ido metiendo la sociedad. Y en rescatar la actitud de proceso, y no la de resultados que tenemos ahora. Cambia el enfoque y toda tu vida cambiará. www.alvarotineo.com
  • 17. 18 El natural como suma de habilidades intrínsecas En el mundo del crecimiento personal se llama “natural” a aquella persona que posee ciertas habilidades sin ser consciente de ello, ni tener conocimientos teóricos al respecto. Por ejemplo, la cantante que, sin haber dado una clase de canto en su vida tiene una voz y una manera de cantar prodigiosa, el vendedor que por imitar a su padre es brillante en ventas, o la gente que, naturalmente tiene facilidad para detectar mentiras pueden ser buenos ejemplos de naturales. La diferencia entre un natural y un “profesional” es que el primero tenía el conocimiento sin saber cómo, ni por qué, y el segundo aprendió ese conocimiento a base de estudio y práctica consciente. Todos conocemos a algún amigo (o amigo de amigo) que posee una increíble facilidad para atraer y seducir mujeres, sin saber muy bien cómo. No todo el mundo puede ser un natural en el sentido riguroso del término, pero sí que se puede llegar a alcanzar un nivel de maestría suficiente como para que todo lo que hagas a la hora de estar con una chica te salga de forma “natural”, espontánea y sin que tengas que forzar la situación pensando racionalmente si debes hacer una cosa u otra. Para explicarte esto mejor, vamos a introducir un concepto importante: la competencia inconsciente. Aprendamos lo que aprendamos, hay un proceso de aprendizaje que es común, y es el siguiente: 1- Incompetencia inconsciente. Primero empezamos sin saber (incompetencia) y sin ser consciente de que no sabemos (inconsciente). Es decir, que ni tenemos el conocimiento, ni nos damos cuenta de nuestros fallos. 2- Incompetencia consciente. Una vez comenzamos el aprendizaje, poco a poco nos damos cuenta de qué es lo que no sabemos y qué tenemos que hacer para mejorar. En ese momento, seguimos sin tener las habilidades, pero por primera vez somos conscientes de ello (incompetencia consciente). 3- Competencia consciente. Poco a poco, vamos practicando y nuestras habilidades mejoran, pero tenemos que poner atención a ello. No nos salen naturalmente. Aún tenemos que pararnos de vez en cuando para pensar si estamos o no haciendo bien las cosas. 4- Competencia inconsciente. En este punto, hemos practicado tanto los ejercicios y repetido tanto la actividad, que nuestra mente tiene total control sobre lo que está haciendo, hasta el punto de que lo hacemos sin darnos cuenta. Si nosotros estamos mejorando nuestra relación con las chicas y, por ejemplo, queremos aprender a iniciar interacciones con naturalidad… al principio partiremos de una incompetencia inconsciente: no sabemos lo que hacemos mal, no sabemos cómo hacerlo bien y no tenemos ni idea de qué conocimiento necesitamos para aprender. Es por ello que, el primer paso, será www.alvarotineo.com
  • 18. 19 leer, preguntar e investigar para saber qué estamos haciendo mal y ser conscientes de nuestros errores y áreas de mejora (incompetencia consciente). En este momento no habremos practicado aún nuestras habilidades de conversación, pero sabremos sobre qué y cómo debemos trabajar. Más adelante, vendrá el turno de la práctica. Ahí empezaremos a practicar, poco a poco e interiorizando lentamente, lo que habíamos estudiado previamente, ejecutando cada herramienta de forma consciente, pero teniendo cada vez más dominio sobre ellas (competencia consciente). Y, por último, de repente, te verás un buen día hablando con una chica en la cola del supermercado sin recordar muy bien cómo empezó la conversación y consiguiendo su número de teléfono de forma totalmente natural y sin hacer esfuerzo (competencia inconsciente). Lo único que te diferencia a ti, de un natural es que él ha tenido la suerte de partir de una “competencia inconsciente” y tú no. Pero no te preocupes porque tú puedes llegar a adquirir esa misma competencia inconsciente si sigues los pasos de la lista anterior. El fallo que cometen la inmensa mayoría de chicos que intentan mejorar su relación con las mujeres, es que quieren llegar a una competencia inconsciente sin haber pasado por los otros tres pasos (NECESARIOS) anteriores. Y se centran sólo en los resultados, sin dar importancia al proceso que hay en medio. La personalidad intrínseca, por ese mismo motivo, se centra en dar importancia a los procesos, en clara oposición a los resultados. Un natural, no es otra cosa que un cúmulo de habilidades intrínsecas (es decir, cosas que te gustan, con un estilo concreto que va con tu personalidad y que te acercan a tus metas en la vida) ejecutadas a un nivel de competencia inconsciente. Ahí radica todo. Es al llegar a la competencia inconsciente cuando la “habilidad” se convierte en una herramienta que integramos a nuestra propia personalidad con nuestro propio estilo. Si algo te sale forzado y se nota que aún no te sale de forma natural, lo único que necesitas es más horas de práctica para que eso pase de competencia consciente a competencia inconsciente. Punto. No desesperes. Dedica un poco más de tiempo y ya verás cómo, muy pronto, esa habilidad se integrará sin problemas en tu personalidad y con tu propio estilo. www.alvarotineo.com
  • 19. 20 La personalidad intrínseca y los Tres Pilares Mi segundo libro se llamó “Los Tres Pilares” y en él expuse lo que yo considero que un hombre debe ofrecer a una mujer. No es algo muy complicado, en realidad. En mi opinión, una mujer necesita tan solo tres cosas de un hombre: 1- Sentirse protegida 2- Sentirse deseada 3- Sentir que está al lado de un hombre con una realidad poderosa Siempre que proyectemos esas tres cosas, estaremos aumentando la conexión y la atracción con esa chica. A cada uno de esos puntos yo les llamo “pilares”. Así pues los tres pilares serían: 1- Pilar de la Protección (será todo aquello que hagamos para hacer que se sienta protegida) 2- Pilar de la Escalada (las acciones que tengan por fin que se sienta deseada) 3- Pilar de Jugar a la Contra (que viene a ser todo lo que un hombre puede hacer para proyectar una realidad poderosa) Este libro, aunque parece diferente de aquel, en el fondo no es muy distinto, porque en realidad ambos persiguen lo mismo. En los Tres Pilares te expliqué qué es lo que tenías que hacer, y por qué. Digamos que en este libro voy a decirte “cómo hacerlo”. Te darás cuenta de que el concepto de personalidad intrínseca es la forma más congruente de trabajar para aplicar los Tres Pilares. Es imposible proyectar una realidad poderosa si no estamos disfrutando, si no fluimos con la situación... nuestra protección será muy pobre si hacemos algo que no va con nuestra forma de ser, o de manera forzada... y cualquier intento de escalada que hagamos... se vendrá abajo si la chica nota que estamos diciendo algo falso. La personalidad intrínseca tendrá que hacer los Tres Pilares igual que antes. Eso no ha cambiado. La diferencia es que estaremos trabajando con un nivel de congruencia muchísimo mayor. Y lo que es aún más importante. Nuestro nivel de felicidad al hacerlo también será muy superior. Pero, al final, todo lo que aquí verás, no es otra cosa que Protección, Escalada o Juego a la Contra. En este libro te ayudaré a que te diviertas y a que hagas cosas que siempre te entretengan y fascinen, al margen del resultado. Lo cual no se opone al hecho de que puedas hacer los Tres Pilares al mismo tiempo. Imagina que quieres plantear una cita con tu novia. Eso es una forma de Protección. Pero aún siéndolo, no significa que no puedas hacer algo divertido que a ti también te guste, como ir a los bolos o a patinar sobre hielo. Siempre se puede disfrutar.. www.alvarotineo.com
  • 20. 21 Si, por ejemplo, estás charlando con una chica que te gusta, en cualquier momento podrías querer piropearla. La personalidad intrínseca te enseñará cómo hacerlo con congruencia, en base a algo que REALMENTE pienses y que genuinamente te haya llamado la atención. Eso sería el pilar de la Escalada. También puede ocurrir que la chica en cuestión aún no tenga confianza contigo... o que simplemente esté conociéndote... en ese caso deberás hacer el pilar de Juego a la Contra. Y ¿qué mejor forma de hacerlo que con una actividad que te divierta y te haga disfrutar sin pensar en el resultado? Por eso verás que en el libro hay: citas intrínsecas, piropos intrínsecos, abridores intrínsecos, etc. El concepto de “intrinsicidad” se basa en que sea lo que sea que hagas, disfrutes plenamente de ello y te diviertas, al margen del resultado. www.alvarotineo.com
  • 21. 22 Eres un ser vivo y necesitas evolucionar Todo nuestro organismo, al igual que el de todos los seres vivos tiene dos únicos objetivos: sobrevivir y reproducirse. Y para ello, hay una gran palabra clave que lo engloba todo: la evolución. Nuestras células, nuestro organismo y nuestro cerebro está constantemente evolucionando y adaptándose al entorno. No hay ni un minuto en el que todo nuestro ser no esté cambiando y evolucionando. Nos adaptamos al entorno a cada instante. Nuestra mente funciona igual, si evolucionamos, crecemos, mejoramos y tenemos éxito, si no, morimos. Nuestro cerebro es como un gran dispensador de drogas. Cuando hacemos algo que es bueno para la supervivencia, nos da sustancias positivas que nos hacen sentir genial. Cuando realizamos alguna acción que pone en peligro nuestro bienestar, nos las quita. Algunos ejemplos de esas sustancias o drogas que el cerebro nos administra son las endorfinas, la serotonina o la dopamina. Cuando las tenemos en nuestro organismo sentimos una enorme sensación de placer, bienestar y felicidad. Y cuando nos faltan nos sentimos enormemente frustrados y desdichados. Entonces, se podría decir que la felicidad consiste en conseguir que nuestro cerebro nos dé esas drogas. Y eso es tan sencillo como ir a favor del cerebro y no en su contra. Es decir, que será primordial entender qué juzga el cerebro como positivo para la supervivencia y qué no. Si yo hago, constantemente, acciones y procesos que a mi cerebro le cuadran para sobrevivir y reproducirme, entonces me dará drogas buenas. Si no, me las quitará. Presta atención, porque no he dicho que tengan que ser cosas buenas para la supervivencia de por sí, sino que se lo tienen que “parecer” a tu cerebro. Las personas que entienden esta diferencia, viven una vida plena y feliz. Los que no, están condenados a vivir una vida profundamente amargada. Incluso aún en casos de éxito externo, como grandes riquezas o mucho éxito con las mujeres. Todo ello puede no valer nada, si a nuestro cerebro no le cuadra. Así que, regla número uno: trabajar a favor de tu cerebro y no en contra. ¿Qué necesita mi cerebro? El cerebro humano, para estar tranquilo y feliz, necesita sentir que tenemos alta probabilidad estadística de sobrevivir aunque las cosas fueran mal. Es por ello que le importa mucho más tener habilidades que resultados. www.alvarotineo.com
  • 22. 23 Si yo tengo un buen coche, tendré cierto nivel de felicidad, pero será muy efímero. Porque nuestra mente, subconscientemente, se pone en lo peor ¿Qué ocurriría si tenemos un accidente? ¿o si lo roban? ¿o si hubiera una guerra o una crisis y lo perdemos todo? ¿tendríamos la capacidad de conseguir otro igual? Para nuestro cerebro, tener un resultado (como un coche, por ejemplo), sólo nos cubre la necesidad durante un tiempo. Pero tener una habilidad (como ser bueno en los negocios), nos hace poder conseguir un coche nuevo siempre que queramos. Tener una novia guapa y simpática es maravilloso. Pero es aún mejor tener las habilidades necesarias para, con frecuencia, ser capaces de conseguir gustar a chicas atractivas y que sean buenas personas. Y así sucesivamente. La mente no está tranquila con resultados. Sólo lo está ante HABILIDADES. Conseguir habilidades es lo que verdaderamente nos ofrece bienestar y sensación de plenitud. Si algo pasara, si lo perdiéramos todo, nuestras habilidades nos permitirían recuperarlo de nuevo. Y eso nos tranquiliza y nos brinda paz. Si yo, por el contrario, sólo he conseguido ciertos resultados, es imposible que me sienta relajado porque en el fondo, nuestra mente sabe, que si algo pasara, lo perdería todo. Como dije antes, es mucho más importante saber pescar que conseguir un pescado concreto. Los resultados son importantes, pero a largo plazo. ¿Por qué? Muy sencillo. Si yo tengo habilidades, pero no veo que me generen nunca nada positivo, entonces nuestra mente también se preocupa, y empieza a plantearse que quizá esas habilidades no sean ni útiles ni prácticas. Es por ello que, a corto plazo, debemos siempre centrarnos en trabajar nuestras habilidades, siempre y cuando veamos que, a largo plazo, poco a poco, nos van generando resultados. Pongamos algún ejemplo práctico. Si yo estudio para aprobar un examen, inmediatamente me sentiré frustrado, ansioso y desmotivado, porque únicamente me estoy centrando en el resultado, y no en dominar y comprender realmente la asignatura (que sería la habilidad). A nuestro cerebro eso no le parece nada interesante, porque en un futuro no tendríamos ni idea de qué va la asignatura. Si, por el contrario, yo centrase mis esfuerzos en aprender la materia realmente, en verle una utilidad práctica y en ser capaz de aplicar esos conocimientos en el día a día, mi cerebro estaría muy contento porque estaría aprendiendo habilidades que me podrían valer en cualquier situación. Estudiar para aprobar, sólo me sirve en UN examen. Me estoy preparando para utilizar algo sólo en un periodo de una hora y media de mi vida. Ahora bien, si veo que después de un año de estudiar trabajando mis habilidades me han suspendido todo... entonces mi cerebro empezará a preocuparse. El resumen es: trabaja tus habilidades... pero asegúrate de que éstas son útiles y tienen aplicación práctica/real. www.alvarotineo.com
  • 23. 24 El estado de flujo Gracias a los estudios de Mihály Csikszentmihalyi hoy podemos saber con bastante rigor que el mayor nivel de felicidad que puede experimentar el ser humano tiene lugar cuando se activa lo que él llama el estado de flujo. El estado de flujo tiene lugar cuando estamos tan concentrados en la tarea que estamos haciendo que el tiempo pasa sin que nos demos cuenta. El pintor que está absolutamente absorto en plasmar su obra en el lienzo; el escritor atrapado por la historia de su nueva novela o el ingeniero que, durante horas, centra su atención en los cálculos matemáticos del diseño de un nuevo motor, son ejemplos claros del estado de flujo. Por suerte, no es necesario trabajar en grandes actividades para activar el estado de flujo. Se puede llegar a ello con muchísimas tareas cotidianas: hacer la comida, hablar por teléfono, leer, bailar, cantar, hablar en público, estudiar, etc. Siempre que se nos pase el tiempo “volando” y miremos la hora sorprendidos de la cantidad de tiempo que ha pasado sin que nos demos cuenta... habremos experimentado un estado de flujo. La finalidad de este libro no es otra que ayudarte a que tu vida tenga la mayor cantidad de momentos de flujo posibles. Porque, como ya hemos mencionado, es este estado, por encima de cualquier otro, el que mayor nivel de felicidad puede ofrecer a una persona. En este estado somos más humanos, más empáticos. Gozamos de mayor paz interior, nos sentimos autorrealizados y nuestras emociones negativas descansan. También es posible sentir el estado de flujo cuando estamos con otra persona. Al charlar con un amigo, en una reunión familiar o con la persona que amamos podemos sentir la misma sensación de que el tiempo vuela. E incluso nos puede sorprender que actividades como jugar a un videojuego, o hacer sudokus pueden ser increíbles activadores de flujo para muchas personas. Muchas veces el flujo nos viene por casualidad y otras por intuición. Pero ¿no sería maravilloso poder controlarlo y ser capaces de generar ese tan placentero estado siempre que quisiéramos? Es más ¿no sería espectacular conseguir que la mayoría de las horas de nuestra vida despierta estuvieran en flujo? En las páginas que siguen voy a intentar explicarte qué condiciones se tienen que dar el estado de flujo se active. Mi objetivo es que, en vez de tener que llegar a este estado por intuición o casualidad seas capaz de entender exactamente qué tiene que ocurrir para que tu cerebro se active y que tengas las herramientas para hacer que eso ocurra con mucha frecuencia. Esto es muy importante no sólo para tu felicidad, sino porque, como dije antes, la única forma absolutamente eficaz y contundente para que tu mente no active emociones negativas, es entrar en flujo. www.alvarotineo.com
  • 24. 25 Si quieres perder miedo a hablar con una desconocida, no hay mejor forma de conseguirlo que estando en flujo. Para poder estar en una cita tranquilo y relajado, ocurre exactamente lo mismo. E incluso para no tener ansiedad de llamarla, o de pensar en ella cuando no la tienes delante, el flujo también es la mejor solución para darte paz y autoconfianza. Este estado también es el capaz de sacar mayor rendimiento de nuestro cerebro. El ser humano se vuelve muy listo en flujo y muy tonto en la ausencia de él. En el primer caso, al no tener ninguna emoción negativa molestándonos o distrayéndonos, nuestras capacidades intelectuales se ven totalmente potenciadas. En el segundo, por el contrario, si estamos preocupados, ansiosos, tristes o con miedo, nos invadirán mil pensamientos compulsivos de qué puede y no puede salir mal y nuestro rendimiento disminuirá mucho. Estoy seguro de que te ha ocurrido el estar con una chica que te gusta y encontrarte a ti mismo con tu mente bombardeándote un montón de ideas: “¿Le gustaré?” “¿Se apartará si la beso?” “¿Lo estaré haciendo bien?” “Quizá no le gusten los chicos como yo” “No soy suficientemente atractivo para ella” “No da muestras de interés” “Parece que ahora sí que tiene interés” “Etc.” Todo este tipo de frases son síntomas claros de que NO estamos en un estado de flujo, porque cuando nos asedian estos pensamientos el tiempo pasa muy despacio. La ansiedad crece poco a poco y el miedo al fracaso empieza a invadir nuestro organismo. El flujo frenaría en seco ese proceso y haría que tu mente trabajara al máximo nivel de rendimiento posible. Si quieres tener éxito en la vida, y especialmente en tu relación con las mujeres, considero que debes plantearte que quizá el estado de flujo sea la única forma posible de conseguir resultados sólidos. Es imposible gustar a una mujer si estás ansioso y preocupado por gustarla, en vez de vivir el momento y sentir cosas por ella. Otra función que se suprime cuando pensamos compulsivamente es la creatividad. Y lo que nos hace únicos es precisamente nuestra capacidad creativa. Ella necesita que tú te desmarques del resto, que le demuestres que eres único y eso no ocurrirá si estás preocupado, ansioso o con miedo. No conozco absolutamente ningún hombre con éxito con las mujeres que no esté siempre en estado de flujo al interactuar con ellas. Cuando una persona está absorto disfrutando de algo atrae a los demás a su realidad. Su diversión es contagiosa, todo el mundo quiere formar parte de lo que está viviendo. Todos y cada uno de nosotros podemos ser esa persona. Es sólo cuestión de entender qué necesita nuestra mente para activar ese estado y tener las herramientas para hacer que eso ocurra. www.alvarotineo.com
  • 25. 26 Aceptar la realidad Algo que digo muy a menudo y que no podía dejar de resaltar en este libro es la importancia de aceptar la realidad. La mayor causa de fracaso en la vida es la negación de la realidad. Todo el énfasis que haga en este punto es poco. No hay nada más devastador, inútil y contraproducente que pretender que las cosas no son como son. Esto no significa ser pesimista, ni derrotista. Simplemente se trata de aceptar la naturaleza de lo que tenemos ante nosotros. Cuando la gente te decepciona a menudo, cuando las cosas nunca salen como tú esperas, o cuando constantemente algo te sale mal, claramente tu error ha sido negar la realidad. Hay algo que no estás viendo ni aceptando que hace que tu patrón de interpretación del mundo que te rodea sea erróneo. La gente te decepciona cuando piensas, literalmente, que son de una forma que no son. Eso es negar la realidad. La gente no es como tú quieres que sea. La gente es como es. Con imperfecciones y sutilezas, con belleza y complejidad... y siempre con cierto nivel de egoísmo más o menos acusado en según qué áreas. Las personas son humanos y tienen defectos. La felicidad no consiste en pretender que éstos no existen, sino en aceptarlos de antemano y adaptarte a ellos. Si tu amigo del alma es un poco quisquilloso con el orden... tú tienes dos opciones: intentar convencerle (y te garantizo que sin éxito) de que no tiene que ser tan quisquilloso (lo cual es negar la realidad, pretendiendo que puede cambiar su manía de toda una vida porque tú hables con él 5 minutos); o aceptar que es quisquilloso y adaptarte a él teniendo cuidado de, en su casa, no dejar nada desordenado. De igual manera yo puedo estar ante una chica que acabo de conocer y recibir una mala contestación. Ante esta situación puedo enfadarme e intentarle hacer ver que no debe hablarme así... (lo cual, una vez más, sería negar la realidad pretendiendo que una desconocida va a hacer caso al razonamiento de un extraño) o puedo aceptar la realidad de que esa chica está enfadada por algo y desconozco la razón. Ante esa situación lo más inteligente será primero NO enfadarme. Lo segundo, plantearme que quizá yo haya dicho algo que le ha molestado (antes de echarle la culpa a ella aceptemos que lo más probable es que hayamos hecho algo mal o que le haya molestado algo que hemos dicho). Una vez barajada esta posibilidad, podría ser muy buena idea preguntarle si le ha molestado algo de nuestro comportamiento. Si nos dice que no... podremos preguntarle si está bien... quizá nos diga que ha tenido un mal día, o que lo ha dejado con su novio. El caso es que si recibimos una mala respuesta eso siempre tiene un motivo. Negar la realidad sería intentar convencer a esa persona de que cambie. Esa persona no va a cambiar porque se lo digamos. Otro error sería intentar hacer como que nada malo está ocurriendo. Esto lo dicen muchos profesores de seducción: “no dejes que su actitud te afecte, haz como si su respuesta sea buena aunque no lo sea”. Eso es negar la realidad. Si su actitud no es buena, hay que obtener información, plantearnos que quizá hayamos hecho algo mal y ser prácticos. La gente sólo nos sorprende o nos decepciona cuando desconocemos o negamos la realidad. Cuando algo te sorprenda, pregunta, plantéate si tú has tenido algo que ver en ello. Intenta solucionarlo en vez de pretender que no está ocurriendo. www.alvarotineo.com
  • 26. 27 Te avanzo que aceptar la realidad no es nada fácil. Yo he perdido años y años de mi vida por no ser capaz de ver que las cosas eran de la forma que eran. Por ejemplo, me costó años darme cuenta de que mi problema con las chicas era por mi culpa. Siempre decía que era porque eran muy superficiales, muy inmaduras, etc. Estaba negando la realidad. Las cosas me iban mal porque yo no me comportaba de la forma adecuada. Sólo cuando acepté la realidad, estuve en situación de cambiarla. Y una vez lo hice, el cambio fue fácil. Ya sabía dónde estaba el fallo. Me di cuenta de que tenía muchos miedos, de que mostraba mucha necesidad, de que no tenía experiencia, de que no entendía cómo pensaban las mujeres, ni qué cosas necesitaban, etc. Me puse a leer y a aprender. Una vez lo hice, estuve en situación de entender lo que ocurría y ver mis errores y mis áreas de mejora. Aceptar la realidad siempre es la piedra angular del cambio. Aceptar la realidad no significa ser derrotista ni pesimista. Imaginemos que estamos ante una chica a la que le gustan los chicos altos... y nosotros no tenemos mucha altura (este es mi caso porque yo soy bajito). En este caso, un claro ejemplo de negación de la realidad sería pensar que le vamos a gustar aunque seamos bajitos, porque “nosotros lo valemos”. Genial, esto es absurdo, la chica no nos conoce y esto no es una película de Hollywood... Pensar que algo va a ser distinto de lo que es es pecar de irracional optimismo. El extremo contrario e igual de nocivo.... sería la persona derrotista y pesimista que pensase que no hay nada que hacer porque esa chica quiere algo que no tenemos ni tendremos nunca. El término medio, sano y razonable... sería aceptar la realidad e intentar ponerla a nuestro favor. Alguien práctico se preguntaría: ¿Qué puedo hacer para compensar mi falta de altura? ¿Qué otras cosas que yo puedo ofrecer puede llegar a valorar esta persona? Como es una mujer con emociones y sentimientos... tiene que haber maneras de acercarme a ella más allá del físico... ¿Cómo podría hacerlo? Ante este tipo de razonamientos realistas, pero NO derrotistas, se podrán sacar conclusiones muy valiosas. Podemos charlar con ella al principio como amigo... y obtener más información. En ese proceso de conocerla es posible que veamos muchas otras formas de crear atracción con ella a través de la parte emocional... o quizá descubramos que, realmente, es una persona muy superficial que siempre, siempre, siempre ha estado con chicos muy altos y que tiene obsesión por ellos... y entonces podría ocurrir que fuéramos nosotros los que decidiéramos que es ella la que no nos interesa. En ambos casos tendré éxito. Si obtengo información de ella que me haga ver que es una persona que no me interesa, habré tenido éxito en ahorrarme tiempo y disgustos. Si al conocerla mejor, descubro que es una persona profunda con la que puedo congeniar a pesar del físico, también tendré éxito porque estaré encontrando una solución perfecta para conseguir afinidad con ella. En los dos escenarios estaré teniendo la mejor solución. Pero ambos se conseguirán aceptando la realidad. El que empezó negando la realidad y haciendo como que la altura no importaba y que algo surgiría sin pensar soluciones... fracasó. El pesimista que supuso que no había nada que intentar, ni nada que preguntar... además de fallar, se quedó sin aprender, ni mejorar. Sólo el que acepta la realidad y busca soluciones es el que tiene éxito en la vida. www.alvarotineo.com
  • 27. 28 Así que recuerda, no niegues la realidad. Acepta la realidad, infórmate al máximo sobre ella y luego busca soluciones para cambiarla o para adaptarte a ella de la forma más eficiente. www.alvarotineo.com
  • 28. 29 Me merezco lo mejor Estoy de acuerdo en que te mereces lo mejor, pero eso no te llegará si no trabajas para conseguirlo. La diferencia entre una persona de éxito y una normal es que la primera hace cosas para obtener resultados y la segunda espera a que estos sucedan por algún tipo de magia divina. Yo me considero una persona muy positiva. Y tengo cierta fe en el poder del pensamiento positivo, lo cual no quiere decir que considere que se pueden conseguir cosas a base de pensar y no actuar. Si quieres conseguir algo en la vida, habrás de actuar para que eso ocurra. Nada te vendrá dado si tú no lo trabajas. Encontrar el amor o gustar a las chicas que te rodean con cierta frecuencia es algo que depende enteramente de ti. Una persona que constantemente trabaja para conocer chicas nuevas, mejorar sus habilidades sociales, estar en buena forma, tener el mejor aspecto posible, vestir bien, ser cariñoso, comprensivo, atento, empático y educado... te aseguro que al final estará con la chica que quiera. Olvídate de la suerte. Tira a la basura la idea de que el cielo te va a dar lo que te mereces porque eso no ocurre así. De ti depende que las cosas te vayan como tú quieres, o que no hagan más que fallarte. Tú te mereces lo mejor. Pero eso que quede entre tú y yo. Las chicas no te conocen. No saben como eres, y su motivación para conocerte no reside en ser justa y recompensarte por tus buenas acciones... sino en sentirse cómodas a tu lado y en ver en ti rasgos de una personalidad poderosa. Tener esos atributos es algo que depende única y exclusivamente de ti. En todo lo que te ocurra en la vida hay una parte que depende de ti, que podrías mejorar y que aún no estás haciendo. No tiene sentido que te centres en NADA que no sea eso que puedes mejorar. Lo externo no lo puedes cambiar. Lo justo o injusto de la situación no importa. Lo único realmente relevante es ver qué puedes hacer para mejorar tu situación y hacerlo. Cada segundo que estés perdiendo en pensar lo que podría haber sido, lo que habría sido justo o lo poco afortunado que eres, es tiempo que estás tirando a la basura. Como dije en el apartado anterior, sé práctico. Céntrate únicamente en trabajar lo que tú puedes cambiar. Y no pongas atención en lo externo. La personalidad intrínseca se basa en este principio: tomar acción en las cosas que puedes cambiar y que dependen de ti, en vez de en las cosas que no puedes controlar. www.alvarotineo.com
  • 29. 30 Sé tú mismo Una cosa que oímos otra vez es que seamos nosotros mismos, que no forcemos las cosas y que hagamos las cosas de forma natural, tal cual nos salgan. Analicemos esto. Si llevamos toda la vida haciendo una cosa de forma natural y no nos ha ido bien... hay una cosa clara: haciendo lo mismo las cosas no van a cambiar. Si quiero que mis resultados cambien, tendré que cambiar mi comportamiento. Y para ello, tendré que ampliar previamente mi conocimiento. Asumámoslo. Con lo que sabes ahora y con lo que haces ahora, sólo vas a conseguir lo mismo que hasta ahora. Si quieres que tu vida cambie, tendrás que cambiar lo que sabes y lo que haces. Ahora bien, si bien es cierto que la mejora implica, necesariamente, un cambio. También lo es el hecho de que ese cambio no tiene por qué ser brusco, ni forzado. La clave es hacerlo de forma paulatina y congruente. Tú no dejas de ser tú mismo por aprender inglés, ni por mejorar en los negocios. Ningún arquitecto termina la carrera preocupado porque dejó de ser él mismo. Eso sería totalmente absurdo. ¿Por qué habría de ser distinto mejorar tus habilidades sociales? ¿Por qué esta área de mejora ha de ser diferente? Piénsalo. Cuando alguien aprende inglés, e incluso cuando viaja Inglaterra su forma de expresarse y su forma de pensar cambia. Pero no siente que deje de ser él mismo, o que esté renunciando a lo que es. ¿Por qué? Porque dos razones: 1- Aprendió las cosas poco a poco. 2- Su motivación era aprender inglés en general, no gustar o caer bien a UN inglés. Si tú aplicaras estos dos puntos a tu relación con las mujeres te aseguro que no tendrías jamás la sensación de estar haciendo algo que te impide ser tú mismo o que te hace renunciar a tu verdadera personalidad. La diferencia entre el estudiante de inglés y uno de “seducción” es que el primero no tiene necesidad ni ansiedad por defraudar a los ingleses. No tiene presión por el resultado. Y las ganas de conseguir un resultado u otro en una conversación, no le hace forzar su aprendizaje ni hacer cosas que no le gusten. No aprende inglés para ganar la aprobación de los ingleses, sino para mejorar él y saberse comunicar, en general en ese idioma. Al margen de que luego haya ingleses que le caigan bien y otros que le caigan mal. Su aprendizaje del idioma no tiene ninguna relación directa con el hecho de gustar o no a personas concretas. Su meta es entender y hacerse entender. Es una meta totalmente intrínseca y por eso está siempre en total control de lo que es, sin sentir que renuncie a ser él mismo. Un arquitecto tampoco hace casas para caer bien a su vecino, ni a su primo. Lo hace (o debería hacerlo) porque le gusta y es su pasión. Dejaría de ser él mismo cuando hiciera trabajos sólo por el dinero, porque entonces sí estaría pensando en resultados dependería de las necesidades de los demás. www.alvarotineo.com
  • 30. 31 En la relación con las mujeres ocurre lo mismo. Tú puedes aprender cientos de habilidades nuevas y cambiar tu personalidad totalmente sin dejar de ser tú mismo. Al contrario. Ser uno mismo implica cambiar, evolucionar y ser siempre una persona mejor. La sensación de dejar de ser uno mismo surge cuando ese cambio es motivado para conseguir cosas externas, en vez de para crecer interiormente. Si tú mejoras tus habilidades sociales únicamente para ligar más, nunca podrás sentirte a gusto. Te sentirás forzado y mentiroso. Pero si lo haces para mejorar tu comprensión del género humano, y para poder entender lo que ocurre a tu alrededor, teniendo éxito en la obtención de tu felicidad a largo plazo... aunque cambies mil cosas de tu forma de ser, nunca dejarás de ser tú mismo, porque estarás ante una evolución y un crecimiento interior TUYO, no ante un cambio motivado para conseguir resultados de las chicas. Sólo dejarás de ser tú mismo cuando busques la aprobación de mujeres concretas. La diferencia entre buscar la aprobación de una persona, e intentar mejorar tus habilidades, para conseguir, en general, tener relaciones más sanas... es abismal. Lo concreto nos abruma y nos genera ansiedad. Lo general nos tranquiliza y nos permite trabajar relajada y congruentemente. De igual manera será muy importante que trabajemos poco a poco. Volvamos al ejemplo del estudiante de inglés. ¿Cómo de natural le saldrá la conversación si intenta aplicar de golpe quince principios gramaticales distintos a la vez? Le saldrá forzado, se verá abrumado de dificultad y el interlocutor percibirá que no está cómodo. Si queremos que esa persona se sienta cómoda y natural aplicando los conceptos gramaticales habremos de dárselos uno a uno, y permitirle que los vaya interiorizando por separado. Para que un alumno de inglés fluya en una conversación lo importante no es que hable perfecto, sino, precisamente, permitirle que hable con errores, como parte de su proceso de interiorización. Es sano y necesario que nos equivoquemos y que aprendamos de forma paulatina. En nuestra relación con las chicas ocurre exactamente lo mismo. Yo puedo salir e intentar hacer quince cosas nuevas bien, pero eso se verá muy forzado porque son demasiadas habilidades nuevas. Esto lo hacen muchos chicos al empezar. Leen un libro de seducción e intentan aplicar en la misma noche: un buen lenguaje corporal, la apertura, enganchar con la conversación, generar tensión sexual, crear complicidad, etc. Todo de golpe. Eso es imposible y claro, desde fuera se ve muy forzado y antinatural. Si queremos que las cosas nos salgan naturales el secreto será trabajar poco a poco. Salir, por ejemplo un día, y centrarnos sólo en iniciar interacciones estando relajados. Esa será nuestra única meta. No querremos conseguir teléfonos ni seducir a una modelo, nuestra única meta será iniciar conversaciones. Y trabajando de esta forma siempre estaremos cómodos, iremos mejorando poco a poco y externamente se nos percibirá con naturalidad y desparpajo. Así que recuerda, la clave para ser siempre tú mismo estará en trabajar poco a poco y no buscar resultados externos, sino centrarte en el desarrollo de tus propias habilidades. La excusa para evitar el cambio He hecho énfasis en el punto anterior porque una y otra vez la gente justifica sus defectos y seguir haciendo una y otra vez las cosas de la misma forma bajo el razonamiento de www.alvarotineo.com
  • 31. 32 que es parte de lo que son. Como si hubiera en el cielo escrito un texto que te configura de una forma sin que tú puedas hacer nada para cambiarlo. Tú puedes y debes cambiar tu vida. No te pongas excusas. Coge aquello que no te gusta de tu vida y cámbialo. La vida es evolución. Estamos constantemente cambiando y eso no hace que dejes de ser tú mismo. Ser más compasivo, más inteligente, más empático o más simpático y extrovertido no te hace dejar de ser tú mismo. Eso, por el contrario, te mejora como persona y te hace ser una versión mucho mejor de ti. Por aprender a conducir, o mejorar tu dicción no dejas de ser tú mismo. Por mejorar tus habilidades sociales y tu relación con las mujeres tampoco. Recuerda que siempre que aprendas poco a poco y te centres en mejorar tus habilidades, en vez de en conseguir la aprobación externa, estarás mejorando sin renunciar a tu esencia ni sentirte forzado al hacerlo. Esos dos puntos son la clave de toda la congruencia que hace falta tener al mejorar. Una y otra vez escucho a gente decir que sus defectos son parte de su personalidad. Mentira. No caigas en esta trampa. Ningún defecto es parte de ti. Si algo no te va bien, mejóralo. Si hasta ahora has tenido un resultado, es porque te estás comportando de cierta forma. Si quieres que ese resultado cambie (por ejemplo tu éxito con las mujeres) por fuerza tendrás que cambiar tu comportamiento. Antes de seguir adelante quiero que hagamos un alto en un concepto importantísmo que debes aceptar si quieres cambiar tu vida. Tienes que tomar responsabilidad por lo que te ocurre. Exceptuando cosas como nacer con una malformación genética o ser atropellado por un conductor ebrio... el 99’99999% de las cosas que nos ocurren en la vida son, como mínimo, en gran parte responsabilidad nuestra. Asumir esa responsabilidad es un paso fundamental para poder cambiar. Tienes que asumir la responsabilidad por lo que te está pasando. Lo que te ocurre es producto de una serie de acciones que han dependido de ti y que no has podido o no has sabido gestionar correctamente. Presta mucha atención porque no estoy diciendo que sea culpa tuya. Sino que es responsabilidad tuya. Un problema puede ser tu responsabilidad (que quiere decir que tú tienes que resolverlo) sin que sea culpa tuya (no tienes por qué ser castigado por ello, ni haberlo provocado tú). Lo que quiero decir es que tienes que tomar conciencia de que tu vida puede ser como tú quieras, siempre que tú tomes la responsabilidad de cambiarla. No se me ocurre absolutamente nada que no pueda ser mejorado con unos conocimientos y una actitud correcta. Olvídate de la suerte. La suerte puede que exista o no. Pero pensar que sí existe no te ayudará. Sé práctico y busca soluciones. En el caso de que realmente el factor suerte influyera, no podrías hacer nada para cambiarlo. Así que centrémonos mejor en las cosas que sí podemos cambiar. No te excuses en que las cosas no dependen de ti, o que cambiar sería dejar de ser tú mismo. Asume tu responsabilidad y cambia. Tu felicidad está en juego. No la pospongas más. www.alvarotineo.com
  • 32. 33 La importancia del cariño Si tuviera que resumir en una palabra el concepto más importante para gustar y atraer a una chica sería “el cariño”. No hay nada más poderoso y atractivo para una mujer que tratarla con cariño. No hablo de ser servicial, ni débil. La clave del cariño está en la forma en la que decimos las cosas, pero no en hacer todo lo que ella quiere. La máxima que debemos seguir es: “Mi cariño es incondicional, pero mis acciones no.” . Ella tendrá que ganarse nuestras acciones, pero nunca nuestro cariño. Hacer cosas por ella cuando no se lo ha ganado es producto de la necesidad y de un estado de debilidad interno. Hablarle con cariño, sean cuales sean las circunstancias, siempre es producto de paz interior. Incluso aunque estemos reprendiéndola por algo, o haciéndole ver que no nos gustan sus acciones, será muy positivo que intentemos hacerlo siempre con cariño. Imaginemos que una chica está fumando y eso nos molesta. Tenemos tres formas de actuar: 1-Callárnoslo y no decir nada por miedo a disgustarla. 2- Decirlo pero enfadados, con una frase del tipo: “Apaga el cigarro que me molesta mucho. Y es una falta de educación”. 3- Decirlo pero con cariño: “María, ¿te importa apagar el cigarro? Es que me molesta un poco el humo. Muchas gracias, eres un sol”. Haz siempre lo tercero. Nunca cedas en algo que sea importante para ti, pero sea lo que sea, dilo siempre con cariño. Piensa cómo te gustaría que te dijeran a ti las cosas. Haz lo mismo. Dale a ella la oportunidad de cambiar su actitud sin sufrir ni sentirse culpable. Muchos hombres cometen el error de confundir el cariño con la debilidad. Esto se debe a que en el pasado fueron serviciales con sus acciones y las chicas se aprovecharon de ellos. Y eso ha hecho que ahora sufran un pendulazo hacia el lado opuesto y para evitar que las chicas se aprovechen de ellos sustentan una pose altiva y distante para no ser utilizados de esa forma de nuevo. Pero recuerda que lo que te hace débil son tus acciones, no la forma en la que dices las cosas. Grábate esto a fuego: lo importante es que no cedas con tus acciones. Pero en tu trato y en tus palabras sé siempre cariñoso. De hecho, cuanto más duras sean tus acciones o tu mensaje, más cuidado debes poner en que el tono de tus palabras y la forma de expresarlo estén cargados de cariño. Vamos a analizar otro ejemplo. Supón que la chica en cuestión ha llegado veinte minutos tarde... una vez más tenemos tres opciones: 1- No decir ni hacer nada y con nuestras acciones hacerle ver que puede llegar tarde cuando quiera. www.alvarotineo.com
  • 33. 34 2- Poner mala cara, estar distante, enfadarnos y/o decirle de malas formas que no nos parece bien que llegue tarde. 3- Con paciencia... primero preguntar: “Vaya... ¿cómo es que has llegado tarde? ¿Va todo bien?”. Y si nos contesta que sí, que está todo bien... podemos terminar con: “Cariño, hay que organizarse mejor, ¿eh? Tarea de este año... calcular mejor el tiempo (sonríe y tócala en el brazo), el próximo día vamos a pensar herramientas para que esto no ocurra”. Y, tal y como dijiste, en la siguiente cita, con humor, recuérdale que debe llegar pronto. La tercera opción es la que hace un hombre seguro de sí mismo y que pisa fuerte en la vida. No necesita enfadarse para defender su postura en la vida. Sé fuerte. Ten confianza en ti mismo y no uses el enfado para defender tus ideas. Ten la valentía, la paciencia y la perseverancia suficientes para hacerlo sin acritud, ni prisa. Veamos en detalle por qué el cariño es tan importante. ¿Qué quieres poner en el mundo? La forma en la que hacemos las cosas influye, y mucho. Creo que hacer cosas en las que creamos y que nos parezcan existencialmente correctas es importante para ser felices y para trabajar nuestras habilidades. Siendo unos malnacidos sin principios, las cosas se nos acabarán torciendo, por muchos motivos. Así que te voy a hacer una pregunta. ¿Quieres poner en el mundo odio, permisividad, frialdad y altivez? ¿O prefieres traer a este planeta amor, cariño y respeto? Si tú pones cariño, ella pondrá cariño, se abrirá y confiará en ti... y te invitará a su mundo. Te mostrará su fragilidad. Si pones odio, enfado y distancia en tus palabras y acciones se cerrará y ninguno de los dos conseguiréis nada. Los hombres normalmente vamos por extremos, o presentamos una actitud altiva y fría, o somos extremadamente serviciales y sumisos. Lo interesante es encontrar un equilibrio. Pero no sólo por ellas. Piensa en el tipo de hombre que quieres ser. Si te comportas con frialdad... y ella te rechaza... nunca sabrás qué habría pasado si hubieras sido cercano y la hubieses tratado con cariño. Ante un fracaso potencial, más vale tenerlo por ser una persona cariñosa que no por ser un miserable, ¿no te paerce? Recuerda que tus acciones, en cambio, no deben ser serviciales, ni sumisas. Como decía el dicho, puño de hierro, guante de seda. Pues esto es parecido. Firmeza en tus principios, pero suavidad en tu tono y en la forma de actuar. Responder al rechazo de forma atractiva Mystery dijo, y con mucha razón, que la diferencia entre un hombre con éxito y otro que no lo tiene, no es que el primero no sufra rechazo... sino que responde a este de forma atractiva. Un hombre frustrado y sin opciones responde a las negativas con enfado o sumisión. Alguien con autoconfianza lo hace de forma cariñosa y sin darle importancia. www.alvarotineo.com
  • 34. 35 Imagina que inicias una conversación con una chica y ella te dice: “Perdona es que estoy hablando con mi amiga”. Ante una situación así, tú puedes responder con otro corte, como, por ejemplo: “Te debes creer que estoy ligando o algo... relájate”. O, por el contrario, puedes responder con cariño: Tú: Mmmm, entonces he elegido el peor momento para venir, ¿no chicas? Ella: Sí, un poco. Tú: Ok, pido disculpas, fallo mío totalmente. ¿Cómo os llamáis? Ella: Manuela y María. Tú: Yo me llamo Álvaro, encantado. Mirad, voy a estar justo ahí (señalas un sitio) con mis amigos... y que sepáis que tanto yo como mis amigos... somos super simpáticos y adorables. Luego nos hacéis una seña y nos conocemos... ¿ok? Ella: jajaja, ok. Tú: mira, la seña es guiñar un ojo... (guiñas un ojo exageradamente). ¿Lo ves? Ella: jajaja, sí. Tú: genial, luego os veo entonces. (Das dos besos y te vas, y al rato vuelves e inicias la interacción de nuevo como si nada) Otra forma de salir de esa situación es: Tú: mmmm, bueno, antes de nada, disculpad, no quería molestar... pero os prometo que es una pregunta rápida. Ella: a ver... Tú: estamos buscando un sitio para escuchar música rock... vosotras, que tenéis pinta de chicas interesates... no sabréis un sitio súper genial donde escuchar rock... ¿verdad? Ella: pues bla, bla, bla, bla... Tú: aha... entiendo... ¿y está bien? Ella: bla, bla, bla. Tú: ok... os voy a decir la verdad, al empezar con el corte que me habéis dado me he quedado cortado y he dicho para mí, “madre mía, menudo corte”... peeeeeeero, ahora que hablo con vosotras, me parecéis bastante majas y se me ha pasado el susto... yo me llamo Álvaro ¿y vosotras? Etc. Por supuesto que aún con respuestas de este tipo la chica puede ser muy borde, pero no es lo normal. Si tú pones cariño, lo más probable es que ella vea que no eres como el resto y que decida que prefiere que te quedes. Su rechazo es una forma de quitarse de encima a chicos pesados que las hablan en mal tono, que son raros o babosos... pero si encuentran a un chico encantador, que no reacciona mal a su primer rechazo, de repente te verán como alguien muy atractivo, porque ningún chico responde con cariño ante una situación así. Otra forma de hacerlo es incluso premiar su mala respuesta, y admitir que te ha dejado sin palabras: Tú: Hola. www.alvarotineo.com
  • 35. 36 Ella: Adiós. Tú: Madre míaaaaaaa, menudo corte me acabas de dar... (y te ríes sinceramente). Chicas que soy tímido. Esto a alguien como yo le puede crear un trauma. ¿Estabáis hablando de algo y os he interrumpido? Ella: pues sí. Tú: bueno, antes de nada, os pido disculpas. No quería molestaros... Me he acercado para preguntaros una cosa, a ver si me podéis ayudar... es algo rápido. Ella: a ver... Etc. Si ves que la chica sigue sin invertir, vete, deja que la cosa repose y al cabo de un rato, vuelve como si nada con una broma, etc. O si no quieres, no vuelvas. Pero nunca jamás te enfades. Hagas lo que hagas, mantén el buen rollo y la actitud de cariño. De todos modos, te garantizo que si inicias la conversación sonriendo y con cariño (en vez de con cara de interesante y pose de misterioso) el 99% de las chicas te responederán bien desde el minuto uno. Y si te rechazan es muy probable que sea algo transitorio y que en muy poco tiempo esa actitud cambie. Si pasado un rato su actitud sigue igual, entonces déjalo estar, pide discuplas y vete, pero siempre sonriendo y con cariño. No hay NADA más efectivo que esto, te lo garantizo. Todos los autores lo dicen Bueno, quizá no todos, todos, todos lo digan... pero te aseguro que la inmensa mayoría de los autores enfatizan, recuerdan y hacen muchísimo hincapié en que tener una actitud cariñosa, juguetona y sin enfadarte es la clave para proyectar una imagen atractiva. Mystery, Juggler, Alex Coulson, Kezia Noble, Zan Perrion, Style, etc. remarcan una y otra vez la importancia de tener un tono cariñoso, juguetón y tranquilo al hablar con una chica. Esto no es casualidad, es de los pocos grandes únicos denominadores comunes en el mundo de la seducción. De las pocas cosas en la que todos están de acuerdo. Plantéate que es un punto de vital importancia. Cuando haces una cosa y no te sale... aunque, en teoría, era lo correcto... muy probablemente es porque no lo estabas haciendo de forma cariñosa. Por supuesto que puedes iniciar una interacción siendo arrogante y tener éxito. Pero esa misma interacción empezando cariñoso seguro que tendría un éxito, como mínimo, igual. Aunque te parezca increíble, el simple hecho de ser cariñoso y no enfadarte... puede que sea suficiente para incrementar tu éxito con las mujeres de forma radical. www.alvarotineo.com
  • 36. 37 Las mujeres se guían por emociones Relacionarse con una persona no es como comprar tostadoras... las características “técnicas” de la otra persona influyen mucho menos de lo que nos pensamos. La mayoría de las chicas deciden estar con un chico u otro por cómo estos le hacen sentir. Como dice un tío mío, “lo importante no es como seas tú, sino como se siente ella cuando está contigo”. Pocas frases he escuchado tan acertadas sobre la relación entre hombres y mujeres. Cuando ella se siente cómoda, y siente que tiene confianza contigo y que le gusta tu forma de ser, es cuando suele sentir atracción. Por supuesto que también influyen otros factores, pero si analizamos el caso a nivel estadístico, creo que podemos asegurar que la inmensa mayoría de las chicas acaba decidiendo estar con un chico u otro por factores emocionales (por la forma en la que se sienten cuando están con él) y no tanto porque el chico sea millonario o perfecto físicamente. En cualquier caso, aunque estos factores influyeran, no puedes cambiarlos, por el momento. Así que centrémonos en la parte que sí puedes cambiar. Hay algo innegable: la forma en que ella se siente contigo, es de vital importancia para gustarle. Y para ello, hablarle y tratarle con cariño es FUNDAMENTAL. Es imposible crear conexión real con una chica y que ella se sienta confiada y a gusto a tu lado si no hablas de forma cariñosa y sin enfadarte. Cada vez que eres frío, distante, arrogante o te enfadas estás sumando un punto negativo en tu nivel de confianza con ella. Estarás haciendo una ruptura de “rapport” (de conexión) y eso hace que ella se aleje y pierda interés. Recuerda que esto no quiere decir que hagas todo lo que ella quiera, porque entonces te verá débil. La clave es que ella vea que eres firme en tus principios y acciones, pero que, en el tono y la forma de decírselo eres siempre cariñoso. Imagina que tu novia te dice lo siguiente: Ella: ¿te importa venirme a recoger? Tú: cariño, me encantaría pero es que no puedo, voy con el tiempo justo y no me da tiempo... quedamos mejor ahí directamente ¿vale? Un chico servicial y débil habría cambiado sus planes para ir a recogerla. Otro reactivo se habría enfadado y habría dicho algo como: “no puede ser que te esté yendo a buscar... ya eres mayorcita, deberías ir por ti misma”. Ambos casos crearán una ruptura de conexión. La única buena forma de hacerlo es negarse, pero con cariño. Si respondes con cariño y buen tono, la conexión entre ambos seguirá intacto, con la salvedad de que ella tendrá más atracción hacia ti, porque no has cedido a sus caprichos y eso es un síntoma de fortaleza que te hace ser percibido como un hombre más valioso. Es verdad que ceder ante sus deseos siempre es un síntoma de debilidad. En eso estoy de acuerdo con el resto de libros sobre seducción. El problema es cuando declinamos sus peticiones enfadándonos. Ella se guía por sus estados de ánimo. Lo que ella razona es: ¿cómo me he sentido? ¿Me sentía a gusto? ¿Sentía conexión con él? Si la respuesta es que sí... sea lo que sea que hayas hecho, da igual. Ella querrrá estar contigo. Si, por el contrario, la respuesta es no, ya puedes haber hecho por ella lo más bonito del mundo, que no sentirá que le gustas. www.alvarotineo.com
  • 37. 38 Pongamos una nueva respuesta al caso anterior: Ella: ¿te importa venir a recogerme? Tú: pufffff, bueno, vale.... (y vas a recogerla pero de mal humor) Esto lo hacen muchísimos hombres: ceder en las acciones y ser poco cariñoso en el trato. Esto es lo peor, y más ineficiente que un hombre puede hacer. ¡Se trata de lo contrario! No cedas con tus acciones, ella no necesita eso. Ella demanda cariño y buenas formas, si no vas a recogerla no pasa nada. Pero si lo haces, sé cariñoso y hazlo cuando te venga bien. Recuerda: cariño sí, ceder a sus caprichos no. Con cariño, ellas tomarán la iniciativa A las mujeres les encanta tomar la iniciativa cuando un chico les gusta, pero les da miedo hacerlo y que algo salga mal. El secreto está en que ellas vean que no nos enfadamos nunca. Ponte por un momento en el lugar de una chica. Si te ha visto arrogante y distante... ¿crees que estará cómoda tomando la iniciativa en algo incluso aunque le gustes? Para nada. Tendrá mucho miedo de que la rechaces, de que te enfades o te rías de ella. Sólo cuando ve que después de una cierta cantidad de tiempo siempre eres cariñoso con ella, es cuando, poco a poco, empieza a soltarse y a hacer por gustarte. No puedes culpar a una mujer de no tomar la iniciativa o no hacer cosas para gustarte si tú has sido frío y arrogante en tu relación con ella. Piensa en ella como una niña pequeña adorable y maravillosa. Suelen ser tímidas. Les da miedo que te enfades o que hagas algo raro. Y esto no lo piensan conscientemente. Simplemente no se atreven y se ponen mil excusas de por qué tienes que ser tú el que mueva ficha. Pero cuando ven que les das cariño y que no cedes a sus caprichos... entonces, poco a poco, se empieza a activar la función de conqusitarte. Provéelas de un entorno donde estén seguras y sepan que van a recibir cariño, y en mucho menos de lo que piensas verás cómo son ellas las que harán de todo para gustarte y conquistarte. Las mujeres son increíblemente generosas cuando se sienten seguras. Labor tuya es conseguir que se sientan así. Una vez hecho eso, todo será muy fácil. No hay mejor ejercicio para la intrinsicidad Ya hemos comentado antes que una de las condiciones fundamentales para entrar en estado de flujo es trabajar habilidades, y no resultados. Pero claro, cuando hablas con una www.alvarotineo.com
  • 38. 39 chica, a veces es muy poco intuitivo centrarse en las habilidades... así que, ante esos casos, una buenísima forma de conseguirlo es pensar en trabajar tu habilidad de ser cariñoso. Yo lo hago siempre que estoy delante de una chica. En vez de pensar en “cómo seducirla”, pienso en la forma de “ser cariñoso y hacer que se sienta a gusto”. Recuerda que no se trata de ser servicial con las acciones, sino de ser cariñoso en el trato. No regales, simplemente haz que esté a gusto. Sé cercano, humano, empático, y no intentes impresionarla. Cuando te quieras dar cuenta, estará contándote sus más profundos sueños, anhelos y deseos en la vida. No hay mejor ejercicio para estar en intrínseco, que trabajar tu habilidad para ser cariñoso. Una conversación con otra persona te pone a prueba en muchos aspectos. Ella dirá muchas cosas y si prestas atención notarás que ante muchas de esas frases, tu reacción natural es ponerte distante, frío, o excesivamente racional. Veamos un ejemplo: Ella: la política está muy mal... Tú: sí, la verdad es que el gobierno que hay ahora lo está haciendo fatal. No tienen las ideas claras... es patético. ¿Eso es cariñoso? No. ¿Es bello, humano, empático y cercano? No. Tu actitud es altiva, estás juzgando, te estás enfadando... eso es lo que ella percibe. Pon CARIÑO. ¿De verdad te importa más el gobierno que ser cariñoso con otro ser humano? ¿Lo harías con tu hermana pequeña? Cuida de ella, trabaja tu empatía, deja que hable, conócela. Una mejor respuesta sería: Ella: la política está muy mal... Tú: tienes razón... pero ¿por qué lo dices? Ella: no me gusta el gobierno que hay ahora... y, la verdad es que el de antes tampoco, jaja. Los políticos no son de fiar... Tú: entiendo, jaja, bueno, imagino que habrá de todo, pero es verdad que dan una imagen muy poco humana a veces... y eso hace que los ciudadanos se sientan desprotegidos... a mí tampoco me convencen mucho los políticos que estamos teniendo los últimos años. Estás diciendo lo mismo, pero con cariño, y sin enfadarte. Estás poniendo por encima el cariño, que el tener razón. Ese pequeño matiz, en apariencia, en ella tiene un efecto increíble. Como digo, trabajar esto es el ejercicio de intrinsicidad por excelencia. Si te centras en trabajar tu capacidad de poner cariño en vez de distancia, estarás siendo un magnífico conversador, atraerás a chicas una y otra vez... sin hacer esfuerzo y no pensarás nunca en el resultado, sino en tus habilidades. www.alvarotineo.com
  • 39. 40 Vale para todo Si piensas que sólo las mujeres responden al cariño, te equivocas. La gente está deseando recibir amor y cariño. La carencia afectiva del mundo es descomunal. Puede sonarte muy cursi pero te garantizo que lo que falta en el mundo es amor y cariño. Desde pequeños no hacemos otra cosa que escuchar cosas malas, como: - No vas a ser capaz de hacerlo. - Eres tonto. - No vales para eso. - No tienes lo que tienes que tener. - Para ya, me molestas. - Eso es para otro tipo de gente. - Deja de hacer eso, que no vale para nada. - Haz lo que tu amigo “Juan”. - Etc. Simplemente la palabra “cariño”, es algo que casi ningún niñ@ escucha de pequeñ@. El ser humano basa su comunicación en transmitir lo malo, en poner odio, distancia, y ego en su relación con los demás. La falta de afecto y cariño en la infancia de la gente es extrema. Y eso no mejora cuando nos hacemos mayores. Si pones cariño en tus palabras y te preocupas de que el afecto y el aprecio esté por encima de tener razón o conseguir algo de la otra persona, descubrirás que todo el mundo querrá tenerte en su vida. Y tu paso por este planeta será algo maravilloso. Si, por el contrario, te dedicas a edificar muros... no conseguirás otra cosa que acabar solo. En la relación con cualquier persona, sea mujer u hombre, quieras algo o no de ella, se mantiene el mismo principio: ofrece tu cariño incondicionalmente, pero no tus acciones. Si un amigo te pide un favor y no te parece adecuado hacerlo, dilo, pero con cariño. No cedas, pero tampoco te enfades. Puedes decirle algo como: Tu amigo: ¿podrías prestarme dinero? Tú: me encantaría poder ayudarte, tío... pero la verdad es que no me viene bien... de todos modos ¿qué te ocurre? ¿puedo ayudarte de alguna otra forma? O por ejemplo: Tu amigo: ¿me ayudas a hacer la mudanza? Tú: tío, sé que voy a parecerte súper mal amigo, pero ayudar en las mudanzas no es mi rollo... pero sí que quiero ayudarte con la nueva casa... ¿te parece si te ayudo a poner los cuadros, que me divierte más y me encanta hacerlo? www.alvarotineo.com
  • 40. 41 Si quieres dejarle dinero o ayudarle en la mudanza, hazlo, pero nunca lo hagas por obligación, ni te enfades. No contestes algo del tipo: Tu amigo: ¿podrías prestarme dinero? Tú: joder, siempre estás con lo mismo, tío. ¿No puedes resolver los problemas por ti mismo? ¿tengo que ayudarte yo siempre? Toma, pero que sea la última vez. Tu amigo prefiere que no se lo des, a que le contestes con tanto desprecio. No hagas algo que no te parezca bien. Realiza sólo acciones en las que creas y que te parezcan justas. Y sea lo que sea que decidas, hazlo con cariño. Si quieres prestar dinero, hazlo con amor. Y si no, también. Siempre con cariño. Cuando hables con alguien que acabas de conocer, haz lo mismo. Pon cariño: Él: Hola, tú eres amigo de Pablo, ¿no? Tú: Sí, exacto... wow, menuda memoria tienes para las caras, ¿no? Me has dejado impresionado... lo que pasa que ahora mismo no caigo en dónde nos conocimos... Él: en la fiesta de cumpleaños de Marta... Tú: ah, ¡es verdad! Y ¿qué tal? ¿cómo estás? Él: bla, bla, bla No intentas demostrar nada... le hablas con cariño... no haces nada excepcional. El amor es lo excepcional, el mensaje implícito de cariño y cercanía, de empatía y bondad hacia su persona es lo que llega a raudales sin que hagas nada. Un poco de interés sincero por su vida. Y te lo ganarás para los restos. La forma MALA de hacerlo sería: Él: Hola, tú eres amigo de Pablo, ¿no? Tú: sí, ¿por qué? ¿nos conocemos? Él: sí Tú: pues no me suenas... lo siento Él: en la fiesta de Marta... Tú: bueno, puede ser... es que me voy, adiós Sé cariñoso y olvídate de las poses, las distancias y las brechas que genera nuestro ego con otros seres humanos. Esto es fundamental incluso aunque la otra persona esté por “encima de ti”. Imagina que vas a ir a una entrevista de trabajo. Si pones cariño y amor, el resultado siempre será mucho mejor que si vas de “listo”. Muy probablemente el que te entrevista tenga tanto miedo como tú, porque la estadística nos dice que sus habilidades sociales no deben ser muy buenas. Imaginemos una entrevista mal hecha: Jefe: Hola, siéntese (te lo dice serio, no te mira). Tú: Hola, gracias (tú también serio, no le das la mano). Jefe: ¿ha trabajado antes en el sector? www.alvarotineo.com
  • 41. 42 Tú: sí, tengo cinco años de experiencia en una empresa de ilustración... realicé el trabajo contable ahí. Etc. Él estaba serio por inseguridad. Alguien seguro de sí mismo siempre sonríe y es cercano, si tu futuro jefe estaba con cara de piedra es porque estaba igual de cortado que tú. Ante un caso así, pon cariño. Un ejemplo: Jefe: Hola, siéntese (te lo dice serio, no te mira) Tú: Hola, ¿qué tal? (te acercas, sonríes le das la mano, se la aprietas con buen rollo) ¿Cómo va la mañana por aquí? Jefe: (cambia un poco el semblante, te da la mano) Bueno, ahí va... Tú: Mucho lío con las entrevistas, imagino, ¿no? Jefe: Un poco sí, estas fechas son fatales... Tú: claro, me lo supongo, y además, nosotros los entrevistados, seguro que contamos siempre los mismos rollos... (te ríes) Jefe: (se ríe, también), bueno hay de todo... (pausa), he estado leyendo su currículum y veo que ha trabajado antes en el sector, no? Tú: sí, trabajé cinco años en una empresa de ilustración... realicé el trabajo contable ahí... Etc. Créeme, los pequeños detalles importan. Serás más feliz Cuando eres borde o altivo, el único que sufre eres tú mismo. Nuestro cerebro está pensado para sentirse increíblemente bien cuando conectamos con otros seres humanos, e increíblemente mal cuando nos separamos de ellos. Porque evolutivamente sobrevivimos gracias al grupo. Necesitamos ser compasivos, empáticos y solidarios para sentirnos tranquilos y en paz. Enfadándote o distanciándote del resto sólo conseguirás acabar solo e infeliz. Incluso aunque la chica no te responda bien, serás mucho más feliz si pones amor, y no arrogancia en tus palabras. Sé compasivo. Sé empático. Sé consciente de que la gente tiene vidas tristes, grises, llenas de inseguridad y soledad. Repleta de miedos y frustraciones... tú tienes en tus manos el poder de mejorar el mundo que te rodea, día a día. De poner cariño en tus palabras y en tu forma de actuar. No renuncies a lo que eres, no cedas ante algo en lo que no creas, no hagas algo que no te parezca justo, pero... aún rechazando, pon siempre cariño al decirlo, te garantizo que tu vida mejorará increíblemente al hacerlo. www.alvarotineo.com
  • 42. 43 La autenticidad Uno de los puntos importantísimos para poder gustar a una mujer es la autenticidad. Cuanto más auténtico y diferente seas, más profundamente impactarás en su mente. Por supuesto, cumpliendo otras cosas al mismo tiempo. Pero si cubres los Tres Pilares al tiempo que eres único y auténtico es muy complicado que la chica no acabe teniendo fascinación por ti. La autenticidad es atractiva. Veamos por qué. La autenticidad ejerce un poder hipnótico Imagina que estás en una fiesta de disfraces y todo el mundo va disfrazado menos una chica ¿En quien te fijarías? Supón que estás en una biblioteca con mucha gente vestida formal y aparece un chico vestido de gótico ¿podrías evitar mirarle? Si eres el dueño de una empresa, estás haciendo entrevistas de trabajo... y de pronto conoces a un chico vietnamita... ¿te costaría acordarte de él pasados dos meses? Lo más probable es que hayas contestado que “no” a todas las preguntas anteriores. ¿Por qué? Porque lo nuevo tiene un poder hipnótico para nuestro cerebro. La mente recuerda mucho más lo “nuevo” que lo “bueno”. Esto tiene un por qué evolutivo. El cerebro humano está pensado para recordar aquello que es importante para sobrevivir. Algo cotidiano, que hemos visto mil veces no llamará la atención a nuestro cerebro, porque eso ya lo conocemos, ya lo entendemos, no supone algo potencialmente peligroso, ni extraño. Si vamos a una fiesta de disfraces... encontrar a alguien disfrazado no supone un elemento de alarma. Pero si vemos a alguien sin disfraz... entonces algo falla. Algo se sale del patrón... hay un elemento fuera de la generalización que ha quedado sin comprender ¿será la dueña de la casa? ¿La hermana del anfitrión? Nuestro cerebro no sabe qué pasa, no entiende y se pregunta qué está sucediendo. Eso es lo que hace que recordemos las cosas. Te voy a poner otro ejemplo. Imagina que vas por la calle y te cruzas con un perro... lo más probable es que no le des importancia... de hecho, seguramente ni te fijes, ni lo recuerdes. Pero si andando por la calle te encontrases con un tigre enjaulado... aún sabiendo que no supone ningún peligro para ti... tu reacción sería muy distinta. ¿Por qué? Porque ese tigre se sale de la generalización. Algo está pasando ahí que tú desconoces y que no se explica con el conocimiento que tú tienes en ese momento. Tu mente necesita saber qué está ocurriendo para poder estar tranquila. El cerebro humano es una máquina genéticamente programada para recordar los sucesos que se salen de la media. Cuanto más se desvíe de la media, más registro y atención pondrá en ello. Esto es así, hasta el punto que las técnicas de memorización de los campeones del mundo de records de memoria se basan en este principio para aplicar reglas nemotécnicas. www.alvarotineo.com
  • 43. 44 Pues bien, este principio, también es el que te va a hacer incrementar tu éxito con las chicas. Tienes que aprovecharlo a tu favor. Si eres único, auténtico, distinto... la chica no podrá evitar querer conocerte más. Al igual que tú no puedes evitar querer saber por qué el tigre estaba en la jaula, o por qué había una chica sin disfraz en la fiesta. Te digo esto para que te des cuenta que el camino de desarrollo de una personalidad única no sólo no va a restarte atractivo con una chica, sino que, por el contrario, será uno de tus mayores puntos fuertes a la hora de conocer a una mujer. Como bien sabes, no es suficiente con ser único y auténtico. Hay mecanismos de la psicología femenina y de las dinámicas sociales que debes conocer para poder generar atracción y estabilidad con una chica... pero digamos que la autenticidad y originalidad de tu personalidad será como un catalizador que aumente cualquier chispa inicial de atracción por tres. Entiéndelo así: siendo único y auténtico, cualquier rasgo atractivo que tengas se multiplicará inmediatamente. La autenticidad como suma de detalles Cuando eres auténtico de un modo abrupto, brusco y exagerado, normalmente lo que eso esconde es una profunda inseguridad e inadaptación con el mundo. La verdadera y sana autenticidad se genera como una suma de detalles. Y no como una ruptura con el entorno. La autenticidad debería ser integradora y positiva, no dominante y violenta. Es decir, que no se trata de llevar una cresta de colores, ni de tatuarte la frase “odio a todo el mundo” para ser único y original. Muy al contrario, yo creo que la forma más positiva de ser auténticos y salirnos de la media es a través de los pequeños detalles al hacer las cosas. Las mujeres son increíblemente perceptivas y observadoras. Te asombraría la cantidad de detalles que pueden detectar en muy poco tiempo. Es por ello que no hace falta hacer muchas grandes cosas para impresionar a una mujer. Es más un tema de no fallar y mostrar personalidad y autenticidad en los pequeños detalles. Veamos un ejemplo: Ella: a mí no me gusta mucho el arte, la verdad... Tú: vaya, te confesaré que yo soy bastante aficionado... aunque soy consciente de que hay mucho cantamañanas también. No hace falta que seas marchante de arte para parecer interesante. Y tampoco es necesario que le discutas todo, pero con un pequeño detalle como este, con cariño, y sin intentar impresionarla... transmites verdadera valía y autenticidad. Otro ejemplo: Ella: me encantan los niños. Tú: vaya, te voy a ser sincero... me ha encantado que me digas eso... hoy en día parece que nos hemos deshumanizado y por la forma en la que una persona afronta el tema de los hijos... creo que se puede saber mucho sobre la persona. www.alvarotineo.com
  • 44. 45 Se trata de ser auténtico. Sé honesto, no intentes darle la razón, ni quitársela en todo. No hagas las cosas dependiendo del resultado externo. Céntrate en ser auténtico y honesto contigo mismo y tus ideas... y hazlo con detalles sutiles. No armes la tercera guerra mundial tomando café. Recuerda hacerlo siempre con cariño. www.alvarotineo.com
  • 45. 46 SEGUNDA PARTE: EL ESTADO DE FLUJO www.alvarotineo.com
  • 46. 47 ¿Cómo activar el estado de flujo? Luego veremos en detalle todos y cada uno de los puntos de este capítulo pero aquí te voy a dar un adelanto. La gran pregunta que nos surgió cuando explicamos el concepto de flujo es “¿cómo demonios consigo activar ese estado?”. Pues bien, la respuesta se puede resumir en diez puntos. Normalmente no te hará falta aplicar los diez... de hecho, en muchas ocasiones podrás estar en flujo sólo cumpliendo un par de ellos. Tampoco es cuestión de que te obsesiones... pero sí que es bueno entenderlos y tenerlos en cuenta. Eso hará que, poco a poco, tu mente vaya siendo más consciente del proceso y tengas más herramientas e ideas para ir incrementando tu sensación de flujo poco a poco. Una vez dicho esto, veamos un poco por encima lo que tu mente necesita para activar este estado de flujo. 1. Trabaja habilidades y no resultados Lo hemos dicho ya muchas veces, pero es necesario volverlo a enumerar. Si quieres que tu mente esté en flujo, olvídate de los resultados y céntrate en desarrollar tus habilidades. Para que nuestra mente apague sus pensamientos compulsivos (que son los que nos sacan del flujo) es necesario que nos olvidemos de los resultados. Si nos centramos en trabajar nuestras habilidades, estaremos encantados de la vida disfrutando del proceso. Es mucho más sencillo, por ejemplo, disfrutar de nuestro trabajo si pensamos en mejorar en lo que hacemos día a día que si sólo nos centramos en que pase el tiempo para que nos paguen (resultados). 2. Equilibrio entre estrés y aburrimiento Otro punto necesario para que el flujo se active es que encontremos una actividad que esté en perfecto equilibrio entre el estrés y el aburrimiento. Si hacemos algo que sea muy fácil, nos aburriremos. Si es muy difícil, nos estresaremos. El gran secreto reside en encontrar actividades que supongan un reto, pero que no sea tan difíciles como para frustrarnos. Para un aprendiz de cocina, hacer una tortilla francesa será un reto demasiado sencillo. Y dirigir un equipo de cocineros del mejor restaurante de la ciudad supondrá algo demasiado estresante. Para él, una actividad perfecta podría ser, por ejemplo, aprender a hacer pizzas por primera vez. www.alvarotineo.com
  • 47. 48 3. Controla el proceso Tampoco es posible entrar en flujo si no tenemos control sobre lo que hacemos. Jugar a la lotería activa todas nuestras inseguridades y pensamientos compulsivos. Pero hacer la compra, no. ¿por qué? Porque comprando fruta controlamos totalmente el proceso. No hay un gran nivel de incertidumbre. Sabemos lo que va a pasar y la mayoría de lo que ocurra depende de nosotros. Hay muy poco porcentaje de cosas externas que puedan variar. Mientras que, al jugar a la lotería, la incertidumbre es total. No tenemos ni idea de qué pueda pasar, no controlamos el proceso. No depende de nosotros. 4. Cree en lo que haces Es fundamental, también, hacer cosas en las que creamos. Creer en lo que hacemos nos hace estar motivados, alegres, contentos con lo que hacemos, tranquilos y en paz. ¿Cómo de fácil será que alguien muy religioso esté feliz y contento trabajando en un sexshop? Pues lo mismo lo consigue, pero lo tendrá mucho más sencillo si trabaja en la parroquia. Con las chicas ocurre lo mismo. Si yo actúo en base a cosas en las que crea realmente, será mucho sencillo que esté cómodo y relajado, que si intento imitar las frases y el comportamiento de otra persona para intentar tener éxito. 5. Sé útil para los demás Hay que tener en cuenta, además, que no será lo mismo trabajar en áreas dotadas de sentido y que nos hagan ser útiles para los demás, que hacerlo en cosas que nos alejen de la gente que nos rodea. Es mucho más feliz una enfermera que un mafioso, porque la primera, por muy quemada que esté, en el fondo vive de ayudar a los demás, y el segundo sobrevive a base de lo contrario. Ser útiles para el mundo que nos rodea y sentir que hacemos cosas constructivas para los demás aumenta muchísimo la sensación de bienestar. Como dice Emilio Duró, es imposible ayudar a los demás y no ser feliz; así como no es posible ser egoísta y ser feliz. Tener una vida con sentido y ser compasivo y útil para nuestro entorno es uno de los grandes pilares de una vida plena. Al relacionarnos con las mujeres ocurre lo mismo. Si, constantemente hago daño a todas las chicas que me encuentro en mi camino y lo que acabo recibiendo al final es odio de todas ellas, es imposible que entre en flujo. Al final me vendrán pensamientos compulsivos y frases acerca de lo mal que estoy haciendo las cosas. Mientras que si me dedico a tener unas relaciones sanas y plenas y todas las mujeres que pasan por mi vida, me adoran y se sienten agradecidas de lo bueno que he aportado a sus vidas... entonces será muy sencillo que mi mente me permita estar en estado de flujo cuando interactúo con chicas nuevas. www.alvarotineo.com
  • 48. 49 6. Comprueba que lo estás haciendo bien Otro factor a tener en cuenta para que nuestra mente se pueda dejar llevar es que al trabajar habilidades (y no resultados) podamos obtener feedback inmediato que nos confirmen que lo estamos haciendo bien. Si nos centramos en trabajar nuestras habilidades para hacer reír, pero vemos que hoy hacemos reír menos que ayer. Entonces es que algo falla. No es necesario que veamos que, de golpe, ya nos sale perfecto (porque eso sería depender del resultado). Pero sí que es necesario que nuestra mente vea que estamos en un camino en el que podemos ir viendo pequeños cambios que confirman que lo estamos haciendo bien. Si no obtenemos ninguna señal externa que indique que vamos por el buen camino, nuestra mente, lógicamente, se empezará a preocupar y nos sacará de flujo. 7. Determina dónde estás y a dónde vas Y derivado de esto que acabamos de decir, aparece la importancia de saber qué estamos haciendo y qué utilidad tiene en la práctica. A mucha gente le desmotivan las matemáticas ¿por qué? Porque la inmensa mayoría de profesores, por desgracia, no se preocupan nunca de explicar qué aplicación práctica tendrá en la vida del alumno, aprender el temario que desarrolla en clase. El niño está en el aula sin saber nunca en qué va a poder aplicar todo eso que está viendo en la pizarra. Y claro, eso saca al niño del flujo totalmente. Para que una actividad sea intrínseca es necesario que sepamos en nuestra vida cómo vamos a poder utilizar luego las habilidades que estamos practicando. Por si eso fuera poco, los docentes tampoco se encargan de hacer que el niño entienda dónde está y hacia dónde van en el temario. Si yo voy en un coche pero no me dicen a donde vamos ¿estaré tranquilo y disfrutando del camino? No. Todos necesitamos saber a dónde vamos, qué meta estamos persiguiendo y cuánto falta para conseguirla. Tener claro el mapa que nos diga de dónde partimos y hacia dónde vamos es fundamental. Al mejorar nuestras habilidades sociales o a la hora de tratar al sexo opuesto hay que saber cuál es nuestro punto de partida y qué queremos conseguir. Lo primero hay que ser honestos y ser capaces de aceptar la realidad. Si algo no se nos diera bien, el primer paso es ser conscientes de ello y aceptarlo. Por ejemplo, podemos darnos cuenta de que nos da mucho miedo iniciar conversaciones con chicas que no conocemos. Genial, ya tenemos un punto de partida: no se nos da bien iniciar conversaciones con chicas. Y también tenemos que saber cuál es nuestro objetivo, hacia dónde vamos. Que, en este caso, sería perder ese miedo y ganar habilidades y herramientas para poder iniciar interacciones con chicas siempre que queramos. Estupendo. El camino está claro. Entendiendo y teniendo claro ese recorrido hemos avanzado mucho. Porque si, simplemente nos pusiéramos a practicar técnicas de seducción, www.alvarotineo.com
  • 49. 50 sin haber acotado a dónde vamos y en qué fallamos, nuestro cerebro no nos permitiría disfrutar en el proceso. Un problema que tienen muchos hombres que empiezan en el mundo de la “seducción” es que andan sin dirección. Leen multitud de libros en los que se explican mil y un conceptos e intentan aplicarlos todos a la vez intentando mejorar en todas las direcciones de golpe sin ningún control, sin ser metódicos y de forma muy caótica. Esto estresa al cerebro y nos saca del estado de flujo con pensamientos de duda y miedo. Hay que tener claro el proceso y las metas concretas que queremos trabajar en cada momento. 8. Ve poco a poco Otro error que comete el ser humano a menudo es intentar aprenderlo todo en muy poco tiempo. A todos nos encantaría poder hacernos millonarios en un mes, conseguir gustar a cualquier mujer en cuestión de segundos y caerle bien a todo el mundo sin hacer esfuerzo. Pero la vida, simplemente no es así. Las cosas llevan tiempo (sobre todo las importantes) y hay que ir poco a poco. Paradójicamente te darás cuenta de que cuanta menos prisa tengas, más rápido avanzas. Cuanto más te centres en trabajar tus habilidades despacito... sin prisa, más acelerado será tu proceso de aprendizaje. Y, en pocas semanas, verás unos cambios radicales. En cambio, si desde el primer momento empiezas con ansiedad y ganas de terminar rápido... estarás meses e incluso años sin ver resultados. Recuerda que si no estás en flujo, la mente se cierra y no funciona bien, tus habilidades intelectuales se ven mermadas porque a tu cerebro no le cuadra trabajar de esa forma. Así que, si constantemente estás con prisas para todo y no te permites ser paciente e ir poco a poco mejorando... te estarás dando a ti mismo mucho nivel de infelicidad, y a la vez, estarás garantizando que el proceso se eternice porque casi no avanzarás. 9. No te estanques, ten siempre metas nuevas Es importante también tener claro que si nos estancamos, salimos del estado. Nos aburrimos, nos invaden las dudas, el miedo, la ansiedad, etc. No sé por qué pero la sociedad no nos educa para el cambio y me parece básico. Todos deberíamos crecer sabiendo que hay que estar constantemente mejorando y creciendo, sea cual sea el momento de la vida en el que nos encontremos. Una muy buena definición de felicidad me parece: el proceso de estar constantemente mejorando y cumpliendo metas cargadas de sentido. Por eso la meta de la felicidad no puede ser sacarse una oposición, jubilarse, casarse o tener un buen coche. Esas podrán ser unos objetivos buenísimos en un momento concreto de la vida, pero una vez se alcancen, habrá que plantear inmediatamente retos nuevos. Aunque sea en otras áreas, pero la mente necesita estar constantemente evolucionando. www.alvarotineo.com
  • 50. 51 10. No vayas en contra de tu bienestar Por último, es muy complicado que una actividad sea intrínseca si perjudica a nuestra supervivencia. El cerebro humano sólo entra en estado de flujo cuando siente que estamos trabajando a favor de mejorar. Si tomamos drogas, somos pendencieros o comemos fatal nuestra mente no nos hará entrar en flujo. Al contrario, nos hará cada vez más dependientes de los resultados, nos invadirán las dudas, la ansiedad, el miedo y la ira, porque nuestro “centro de operaciones” estará preocupado de que con este tipo de conductas nos acabe pasando algo malo. Un drogadicto no es feliz. Un capo de la mafia tampoco es feliz. Y una persona de 200 kilos que come compulsivamente y está destrozando su cuerpo, tampoco puede serlo. Llevar un estilo de vida saludable tanto física, como social, sexual o emocionalmente es de vital importancia para poder tener una amplia sensación de bienestar. Resumen del capítulo - Aunque hay muchas formas de disfrutar de la vida y sentir el bienestar... el modo en el que el cerebro más placer y felicidad experimenta es lo que se llama estado de flujo. Cuando estamos en este estado, nuestra mente está totalmente concentrada en hacer y disfrutar de lo que está haciendo. Y el tiempo se nos pasa “volando”, sin que apenas nos demos cuenta. Como sinónimo al flujo, en este libro encontrarás el término “personalidad intrínseca”, “actividades intrínsecas” o “intrinsicidad”. - La felicidad se podría definir como el resultado de conseguir estar en estado de flujo con frecuencia. - El estado de flujo tiene una ventaja añadida: anula las emociones negativas como el miedo o la necesidad. Así que, no hay mejor ni más potente forma de tener una realidad poderosa a la hora de estar con una mujer, que consiguiendo activar el flujo en nuestra mente. - Por último, el estado de flujo es aquel en el que nuestra mente saca su máximo rendimiento a nivel intelectual. Cuanto más intrínsecas sean nuestras actividades más inteligentes, brillantes y creativos seremos. Es por ello que casi podemos afirmar que en el flujo es el único camino realmente sólido para gustar a una mujer y hacerla sentir a gusto a nuestro lado. - La mente nos proporciona el estado de flujo cuando se cumplen diez requisitos (o gran parte de ellos). Estos diez requisitos son: 1- Centrarnos en trabajar habilidades y no resultados. 2- Equilibrio entre estrés y aburrimiento. Es decir, que lo que haces siempre sea un reto que te cueste “un poco” conseguir, pero que no te abrume 3- Poder controlar el proceso de lo que hacemos. Y tener poco nivel de incertidumbre sobre el resultado. 4- Creer en lo que hacemos y en base a unos ideales. www.alvarotineo.com
  • 51. 52 5- Ser útil para los demás. 6- Poder comprobar tu avance y tener feedback de que lo estás haciendo bien. 7- Saber en todo momento dónde estás y cuál es la meta que quieres conseguir. 8- Aprende y mejora poco a poco. No tengas prisa. Ve al ritmo que necesite tu mente. 9- Estar siempre en un proceso de mejora constante que te plantee retos nuevos. 10- No hacer actividades que vayan en contra de tu bienestar físico y emocional. - Cumpliendo esos diez puntos o la mayoría de ellos, nos encontraremos en situación de activar y desactivar el flujo cuando queramos. - Si somos capaces de hacer eso con una mujer, estaremos en la mejor condición emocional e intelectual posible para dar lo mejor de nosotros y aprender herramientas con mucha rapidez y sin apenas hacer esfuerzo. www.alvarotineo.com
  • 52. 53 ¿En serio la felicidad tiene que ver con el flujo? Sé que muchos de los puntos de la lista del apartado anterior han podido parecerte no muy importantes o poco útiles para activar el flujo o pasártelo bien. De hecho, mucha gente comete error de pensar que si, simplemente satisfacemos nuestras necesidades con un alto nivel de “lujo” o de placer físico... nuestra vida ya será feliz. O lo que es lo mismo, la vida de las estrellas de Hollywood: mujeres preciosas, coches lujosos, una casa increíble, éxito, fama, dinero a raudales y el respeto de todos. Pues te equivocas. Aunque te parezca increíble hay muchos estudios que han demostrado una y mil veces que ese tipo de vida basada en variables “externas” no da la felicidad. Y no, este no es un argumento hecho por gente pobre que tiene envidia. Cada vez más es una realidad científica. Si no... ¿cómo explicas que gente como Marilyn Monroe o Curt Kobain se suicidaran en los momentos más álgidos de su carrera? ¿cómo puede ser que haya tantísimo índice de drogadicción y ludopatías en los personajes famosos y en la gente millonaria? De hecho, si el supuesto de que la riqueza, el lujo y la fama son las únicas variables que dan la felicidad... se podría demostrar que los países ricos son mucho más felices que los pobres. Y no es así. De hecho, países como Finlandia, Bélgia, Japón o Austria son de los países con más alta tasa de suicidio del mundo. Mientras que Guatemala, Egipto o Irán, que son países muy pobres, están al final de esa misma lista. Hay estudios cruzados sobre qué países son los que más altos niveles de felicidad tienen entre sus habitantes, y Costa Rica o Colombia son los que encabezan casi todas las listas. Es verdad que si te mueres de hambre es muy difícil ser feliz. Y también es cierto que hay muchas más variables a tener en cuenta que el nivel económico, para que un país sea más feliz que otro. Pero lo único que intento dejarte claro es que la creencia de que el éxito económico y tener fama y respeto no son para nada las variables más decisivas a la hora de determinar cómo de feliz es una persona. Olvídate de eso. Es una falacia total. Está demostrado. No es así. Es, simplemente, una creencia totalmente equivocada. Volviendo al tema de las mujeres... siento decirte que conseguir tener sexo con las 1000 mujeres más atractivas del planeta no te va a hacer feliz. Sé que esto apesta a pancarta new age, y que parece increíble, pero te aseguro que la ciencia está detrás de lo que te estoy diciendo. El concepto de flujo ha surgido después de años y años de investigaciones científicas analizando milímetro a milímetro el cerebro humano. Y no hay nada más poderoso, que dé mayor vitalidad, salud y nivel de felicidad que el estado de flujo. www.alvarotineo.com
  • 53. 54 Una personalidad intrínseca no es otra cosa que aquella que te hace estar en flujo a todas horas. No cometas el error de pensar que por ganar dinero y aprender a ligar como el mejor te va a ir bien o tu sensación de bienestar interior va a ser mayor que la de ahora, porque esas dos variables, aunque de por sí influyen, no son las que determinan esa sensación. De hecho, la clave de todo no está en “conseguir” sino en mejorar. Concretamente en mejorar habilidades. Ligar con muchas chicas sí puede darte felicidad siempre y cuando cambies el enfoque. Si tu meta es conseguir sexo... nunca serás feliz. Pero si, por el contrario, lo que te motiva es mejorar tus habilidades sociales, tener una comprensión más profunda de las mujeres y ser útil y una influencia positiva para la gente que te rodea... entonces, y sólo entonces, ligar con chicas, al ser un producto indirecto de esa meta que se basa en tu mejora personal, sí que te hará increíblemente feliz. Perseguir el éxito exterior es garantía de infelicidad. Buscar el crecimiento interior y conseguir éxito exterior como consecuencia indirecta, en cambio, sí te dará una vida plena. En el primer caso, no serás otra cosa que un yonki emocional. El yonki emocional Yo llamo “yonki emocional” a las personas que dependen constantemente del éxito en variables externas para estar emocionalmente tranquilos o para ser felices. Basar tu felicidad en resultados externos es muy poco inteligente, porque ese apego a lo externo está condenado a sufrir daños. Lo exterior no depende de ti y está sujeto a infinidad de variables “extrínsecas” (que es lo contrario a intrínseco) que no puedes controlar. Si tú ligas por tener mucho dinero... eso se puede acabar. Tu dinero no eres tú. No estás consiguiendo nada por ti mismo, no hay ninguna habilidad que tú controles que esté teniendo lugar a la hora de gustar a las chicas. Es imposible que eso te haga feliz. No entiendes a las mujeres, no las haces felices, no les gustas por lo que tú realmente eres. Dependes de una variable externa (el dinero) para tener éxito. Y eso hace que tu mente se estrese mucho. ¿Por qué? Porque si dependes de tu riqueza para gustar a las chicas... ¿qué pasará si no tienes dinero? Que, por cierto, las numerosas crisis que sufre la humanidad cada 20 o 30 años hacen de eso algo altamente probable... Tu mente sabe que el dinero no es algo estable. Ahora bien, tener las habilidades necesarias para conectar con facilidad con la gente que te rodea, para ser buen conversador, para entender en profundidad lo que necesita y ansía... todo eso sí te garantiza que, al margen de lo que ocurra externamente tú tendrás habilidades para tener gente maravillosa a tu lado y para gustar a chicas que te encanten. Otro ejemplo muy claro sería ganar la lotería. Es algo totalmente extrínseco. No depende para nada de ti. No has ganado nada por ti mismo, no hay ninguna habilidad real, consistente, sólida que garantice que te va a ir bien en el futuro. Has tenido suerte, simplemente. Tu cerebro no puede dejarte ser feliz así. Su obligación es hacerte sobrevivir, y ganando la lotería por suerte, no tienes ninguna habilidad para sobrevivir en ningún caso. www.alvarotineo.com
  • 54. 55 Tienes que tener claro que la felicidad no es otra cosa que drogas naturales que tu cerebro suministra a tu organismo cuando ve que estás haciendo cosas evolutivamente correctas. Cuando trabajas para garantizar tu supervivencia tu bienestar y el de los tuyos a largo plazo. Por eso ligar, de por sí, no te hace feliz. Al contrario, te vuelve un yonki emocional. En cambio, aprender habilidades sociales sí te hará increíblemente feliz. Pillas el matiz, ¿verdad? Uso el concepto de yonki emocional porque si basas tu trabajo en resultados externos te volverás un adicto. He visto decenas de seductores salir a ligar como quien sale a por droga. Cada chica que conseguían era un número que añadir a su puntuación... Y ese proceso no tenía fin. Siempre querían más chicas, más rápido. El día que batían su record estaban muy contentos. El día que bajaban de la media les invadía una profundísima frustración. Eran auténticos drogadictos del éxito. He llegado a conocer chicos que incluso entraron en depresión después de meses de salir sólo a por resultados externos y ver que se habían estancado. No te conviertas en eso, por favor. Hazme el regalo de ser feliz. Vive una vida plena. Basa tus acciones en valores superiores, ten amigos, no veas a las mujeres como objetos, valora y sé agradecido con la vida... y sobre todo, ten una vida intrínseca. Es decir, haz cosas para crecer tú interiormente y deja que el éxito sea una consecuencia bella, congruente e indirecta a ese crecimiento. www.alvarotineo.com
  • 55. 56 El estado de flujo en detalle Vamos a ver, ahora, en detalle, cuándo nuestra mente entra en flujo y por qué. De modo que seamos capaces de controlar el proceso. Si entendemos el mecanismo, y los requisitos para que se active este estado, estaremos en situación de cambiar nuestro punto de vista y trabajar para que podamos sumergir a nuestra mente en flujo cuando lo deseemos. Y esto es muy interesante, porque tu felicidad dependerá de conseguir hacer precisamente esto. www.alvarotineo.com
  • 56. 57 1. Céntrate en habilidades, no en resultados Como reza el dicho, es más importante saber pescar que conseguir pescado. La razón es muy sencilla, si conseguimos resultados hoy, tendremos cubiertas las necesidades por un corto periodo de tiempo. Pero trabajando habilidades, gozaremos de los beneficios de conseguir lo que necesitemos en cualquier momento. Entiendo que es mucho más cómodo obtener lo que uno desea y decir “ya está, no busco más”, pero ese enfoque está condenado a fracasar, porque el ser humano tiene ciertas necesidades que debe tener cubiertas, y si no tiene habilidades para satisfacerlas, tarde o temprano sufrirá pérdidas. Si yo, por ejemplo, tengo novia, puedo estar contento y feliz, pero ¿qué ocurriría si algo pasa y la relación termina? ¿Tengo habilidades y estoy preparado para estar bien solo? ¿Dispongo de las herramientas necesarias para volver a gustar y conquistar a una chica que me guste? Cuando la respuesta a estas pregunta es afirmativa, es muy fácil sentirnos bien y tranquilos frente a la relación. Si, por el contrario, no nos vemos capaces de conseguir otra chica de nuevo, nos vendrán emociones de ansiedad, frustración y miedo de dejar la relación en caso de que fuera mal. Tener habilidades no quiere decir que valoremos menos las cosas. Simplemente nos ayuda a pensar en abundancia y no en escasez. Trabajando de esta forma, estamos enfocando las cosas a favor de nuestro cerebro. Nuestra mente inconsciente, la que se encarga de que sobrevivamos, no se siente a gusto pensando que tenemos resultados sin habilidades. La probabilidad estadística de que se mantenga nuestra supervivencia dependiendo de cosas externas es muy reducida. ¿Cómo afecta esto a nuestras emociones? De forma muy negativa. Hay que aceptar la realidad de que las emociones, una vez que están en marcha son realmente complejas de controlar (y casi imposibles de eliminar). Es muchísimo más eficiente plantear las situaciones que, directamente, no nos hagan despertar dichas emociones. Nuestro cerebro es una máquina bastante eficiente. Está pensada para ayudarnos a sobrevivir. Y las emociones son las herramientas más poderosas que tiene para cumplir esta tarea. A través de ellas, nos va “guiando” sobre las cosas que nos convienen y las que no. Aunque su forma de dirigirnos a través de las emociones a veces no tenga explicación aparente... si lo estudiamos con un poco más de detalle, siempre descubriremos que cualquier emoción tiene toda la lógica del mundo a nivel evolutivo. El miedo, la ira, la ansiedad, el amor, la alegría, la tristeza... son las herramientas con las que nuestro cerebro cuenta para hacernos ver lo que está bien y mal, para garantizar nuestra supervivencia. www.alvarotineo.com
  • 57. 58 2. Encuentra el equilibrio entre el estrés y el aburrimiento Si algo te aburre es porque es demasiado fácil de realizar. El estrés, por el contrario, surge cuando nos enfrentamos a una tarea demasiado compleja, que supera nuestra capacidad para hacerla correctamente. El secreto de la felicidad está en encontrar actividades que estén justo a mitad de camino entre ambos extremos. El problema del mundo profesional es que casi nunca tiene un buen equilibrio en este ámbito. Los trabajos suelen ser o muy estresantes, o aburridos, porque durante años se hace lo mismo. Al principio suponen un reto y activan el flujo, porque cuando alguien entra nuevo en una empresa, tiene que aprender y perfeccionar sus habilidades para desempeñar correctamente su actividad, pero una vez lo consigue... lo más probable es que dedique los sucesivos años a realizar el mismo trabajo una y otra vez. El estado de flujo se activó durante los primeros meses, pero se apagó en el momento en el que su trabajo ya no era un reto sino algo rutinario y aburrido. Se convirtió en algo demasiado fácil. Por eso los trabajadores están tan motivados al empezar a trabajar y luego sufren el pendulazo contrario cuando ya dominan la ejecución de sus tareas. Para nuestro cerebro es importante evolucionar siempre. Si sabemos contar, querremos sumar, y después multiplicar, dividir, y hacer raíces cuadradas. Primero gateamos, luego andamos, corremos y bailamos. La mente humana necesita crecer siempre. En el momento en el que dominamos una actividad necesitamos pasar a otra y así sucesivamente. Entiendan esto o no las empresas, el resultado en nuestro cerebro no varía. Por eso cada vez más compañías intentan dar autonomía, libertad y retos nuevos a sus trabajadores, permitiéndoles crecer y abarcar cada vez más complejidad en sus quehaceres a medida que pasan los años. Google, Facebook o Pixar son buenos ejemplos de empresas con este tipo de enfoque. Y la gente mata por trabajar ahí. Hemos de entender que la mejora constante es una NECESIDAD fundamental del ser humano. No es algo negociable. Supone un principio básico de nuestra existencia. Las personas que aceptan esta realidad son felices durante toda su vida. Los que no, sufren la desdicha durante todo su paso por el planeta tierra. No hay nada peor que estancarse y sentir que no vas a progresar más. El estrés tampoco es una emoción agradable. Sentir que tu entorno te exige más de lo que tú eres capaz de hacer es muy frustrante. www.alvarotineo.com
  • 58. 59 En el mundo laboral también encontramos este fallo. Muchas empresas someten a sus trabajadores a un estrés y una presión implacables en todo momento. Exigiendo más de lo que pueden ofrecer. O llevándoles al límite. Esta tampoco es la solución. Es igual de mala. Y supone un gran perjuicio para la salud. El estrés deprime el sistema inmune, desgasta el sistema cardiovascular y aumenta la probabilidad de padecer prácticamente cualquier enfermedad. Con las chicas se aplican estos dos principios de la misma manera. Cuando tomamos un café con una chica por primera vez, estamos motivadísimos. Todo es nuevo. Es nuestra primera cita con una mujer. Estamos motivados, ilusionados y alegres. Nos ponemos guapos, elegimos la ropa, prestamos atención a los detalles, etc. Supone un reto y queremos enfrentarnos a ello. También puede ocurrir que por inexperiencia, una cita nos hiciera sentir más presión de la que pudiéramos soportar, entonces nos desmotivaríamos, estresaríamos y sentiríamos muy frustrados. Con el simple y cotidiano acto de tomar un café, podemos sentirnos abrumados, nerviosos y estresados por la situación (la chica nos gusta demasiado y no estamos aún preparados para ello) o podemos sentir una absoluta sensación de aburrimiento (lo hemos hecho ya mil veces con éxito y no supone un reto). La cita perfecta será aquella que sea un punto intermedio entre esos dos extremos. Si aún no tenemos experiencia con chicas y nos invade la presión y el estrés por no saber hacerlo bien... nuestra mente se verá constantemente alarmada con pensamientos compulsivos sobre dudas, predicciones negativas sobre lo que va a ocurrir, etc. Si la cita nos supone rutina y no nos motiva nada porque lo hemos hecho muchas veces de la misma forma... entonces empezaremos a tener pensamientos compulsivos sobre conseguir resultados: besarla, gustarla, hacerlo bien, etc. Y ninguno de esas dos situaciones nos harán disfrutar ni sentir felicidad y plenitud. Si, en cambio, tomar café supone algo nuevo, pero no tanto como para sentirnos estresados... entonces el estado de flujo se activará inmediatamente sin esfuerzo. Y sentiremos una inmensa sensación de bienestar y diversión. Aún así, si te soy sincero, tomar café me parece una cita malísima y aburridísima. Ejemplos de citas que me parecen muchísimo mejores: patinar; ir al cine; hacer footing juntos; ir a una exposición de arte; jugar a los bolos; salir juntos a hacer fotos o incluso estudiar. Todas ellas son brillantes porque no dependen de la chica para que nos lo pasemos bien. Sino que son divertidas ya de por sí. Son, lo que yo llamo actividades intrínsecas, que ya cumplen los diez puntos del flujo por sí solas. De todos modos, eso es algo que veremos más adelante. De momento, quiero que te quedes con la idea de que debes encontrar un equilibrio entre estrés y aburrimiento. Y no sólo hablo del área intelectual. También se aplica a las emociones y a la condición física. El secreto es coger un reto que no sea demasiado difícil. Veámoslo a nivel emocional. Hablar a un grupo de veinte chicas que no conoces podría suponer demasiada presión emocional. Y hacerlo con el conserje de tu colegio puede ser demasiado fácil. Un pequeño reto, en este caso, podría ser, intentar hablar con dos chicas que acabas de conocer. Imaginemos que vamos en tren leyendo y de pronto vemos a una chica preciosa e increíblemente sexy sentada con su madre al final del vagón. ¿Cómo de cómodos estaremos www.alvarotineo.com
  • 59. 60 levantándonos y yendo solos, delante de todo el vagón y de su madre a decirle algo? Probablemente esa situación sea demasiado estresante para nosotros. Infinidad de manuales de seducción te dirán que te enfrentes a tus miedos y que hagas locuras. No te lo recomiendo. De hecho, si te soy sincero, eso me parece una soberana estupidez y algo que se basa en una profunda ignorancia acerca de cómo funciona la mente y el cerebro humano. Las cosas hay que hacerlas poco a poco. Si no hemos hablado con una chica desconocida en nuestra vida, no podemos empezar haciendo la odisea del vagón de tren. Tendremos que ver en qué punto del camino nos hallamos y encontrar un ejercicio que sea un desafío pero que no nos abrume. Por ejemplo, ir a clase de salsa, empezar a conocer mejor a nuestras compañeras de universidad y charlar con las amigas de nuestra hermana. Recuerda que hay que trabajar para desarrollar habilidades, no resultados. Lo importante no es ligarte a la chica del tren, ni a tu compañera de la facultad. La meta es llegar a tener habilidades para que, en un futuro, puedas gustar con frecuencia a ese tipo de chicas con facilidad. Y una de esas habilidades debería ser poder hablar con mujeres que te gusten sin miedo. ¡Bingo! Ya tenemos un buenísimo primer objetivo. Nuestra primera meta podría ser esta: desarrollar la habilidad de hablar con chicas estando relajados y tranquilos. Para ello deberemos empezar poco a poco. Pensemos dónde estamos y hacia donde nos dirigimos. Y empecemos nuestro camino encontrando una actividad que no nos estrese mucho, pero que tampoco sea demasiado sencilla. Ya oigo a los gurús de seducción diciéndome que todos tenemos miedos, y que esos miedos nunca desaparecen, sino que se trata de aprender a gestionarlos. Vale, pues enfócalo de esta manera: si lo haces poco a poco y sin grandes odiseas, será muchísimo más fácil que aprendas a gestionarlos. Hagas lo que hagas, ve poco a poco. Y comienza tu camino con acciones que estén al nivel que puedes gestionar. Después de hablar con quince compañeras de clase, será muy fácil hablar con chicas de otras clases. Y luego con las amigas de estas. Más tarde te verás en las fiestas universitarias de las discotecas siendo dicharachero y simpático con todo el mundo. Al cabo de un par de meses serás tú el que organice esas fiestas. Pasado un tiempo tendrás mucho éxito con las chicas y lo verás como algo cotidiano. Y, de pronto, un día, sin que puedas darte apenas cuenta, te verás en un vagón de tren hablando cómodamente con una chica preciosa y su madre. Te lo aseguro. Si empiezas en un nivel adecuado y vas poco a poco, llegarás donde te propongas. Pero si, por el contrario, intentas hacerlo todo de golpe no llegarás nunca a ningún sitio. www.alvarotineo.com
  • 60. 61 3. Controla el proceso La incertidumbre es muy frustrante. No saber lo que va a pasar nos hace sentir ansiosos y desdichados. Por supuesto que tampoco podemos controlarlo todo. Pero sí que debemos saber que ciertas cosas van a ser fijas y estables para poder estar tranquilos y relajados. Por ejemplo, poder contar con cierto bienestar económico, físico y emocional nos ofrece un alto nivel de bienestar. Mientras que temer un despido, padecer una enfermedad desconocida o perder a un ser querido desestabiliza nuestro mundo enormemente. En un mundo ideal, tendríamos las necesidades básicas cubiertas con bastante certidumbre. Y la incertidumbre se dejaría a metas intelectuales y profesionales que supondrían pequeños retos que ir superando poco a poco a lo largo de nuestra vida. Hay muchas cosas que no son fáciles de cambiar. Si vives en un país pobre, es muy probable que no puedas cambiar la incertidumbre de si podrás ganar dinero. Pero gustar a una chica no es tan importante ni tan inamovible como eso. Empecemos por el principio. Voy a lanzarte una máxima teórica para empezar: “Todos necesitamos controlar el proceso de lo que hacemos para ser felices. Y cada uno de nosotros tenemos un nivel máximo de incertidumbre que podemos soportar. Si superamos ese nivel, sufriremos”. El estado de flujo se activa cuando conseguimos un alto nivel de control en lo que hacemos. O, al menos, en lo que a nuestra diversión y entretenimiento se refiere. Y precisamente por este punto introduje el concepto de intrinsicidad y actividades intrínsecas. Cuando yo baso mi diversión en algo que depende de mí y que puedo controlar, estoy ante una actividad intrínseca. Mientras que cuando dependo de otros para disfrutar, me encuentro ante una extrínseca. Cuando tengo un alto nivel de certidumbre y controlo el proceso de pasármelo bien, al margen de lo que hagan los demás... trabajo de forma intrínseca. Ir al cine depende de mí. Es muy complicado que viendo una película pase algo que me impida divertirme. Tiene un bajo nivel de incertidumbre. En cambio, tener sexo con una chica tiene un alto nivel de incertidumbre. Porque pueden pasar mil cosas que hagan que eso no llegue a ocurrir. Si yo tengo una cita que tiene como única finalidad acostarme con la chica... sufriré y no estaré en flujo, porque mi meta es extrínseca, dependo de ella, de lo que haga y de gustarla, para disfrutar, y mi nivel de incertidumbre es muy alto. Si yo, por el contrario, baso mi cita en una actividad intrínseca (como ir al cine) que me haga disfrutar con un alto nivel de certidumbre, y el sexo con ella fuera algo añadido, se me activaría el estado de flujo sin ningún problema. En el primer caso, estaría toda la cita pensando y divagando sobre si podría tener sexo o no. Me invadirían pensamientos compulsivos sobre si lo estoy haciendo bien, sobre qué tengo que hacer para gustarla, etc. Mientras que en el caso del cine, todo iría de forma fluida y natural. Porque ninguno de los dos depende del otro para disfrutar. Lo cual hace que la incertidumbre con respecto a la diversión sea “cero” en ambas partes, y así es MUY fácil que www.alvarotineo.com
  • 61. 62 todo fluya. Si, por el contrario, los dos dependen del otro para pasárselo bien y apenas se conocen, es muy complicado que el resultado sea positivo. Habrá silencios incómodos, se producirán conversaciones aburridas, etc. Trabaja siempre en intrínseco. Es decir, plantea siempre citas y situaciones en las que tú puedas controlar el pasártelo bien con un alto nivel de certidumbre, al margen de que consigas algo con la chica o no. Y ese enfoque, precisamente, es el que hace que tengas éxito con las mujeres. Cuanto menos las necesitas para disfrutar, más les gustarás. Por eso dije antes que tomar café es una cita muy mala, porque ambas partes se necesitan para pasárselo bien. No hay nada divertido más allá de ellos. Y eso genera mucha inseguridad. Necesitas a la otra persona, dependes de algo externo totalmente variable para disfrutar. Y entras en un círculo vicioso en el que te preocupas por no controlar el proceso, y eso te hace estar frío, lo cual provoca que ella se distancie, y tú te preocupas más, y así hasta el infinito. Mientras que si quedas con ella para ver una exposición de arte, todo eso se elimina, porque ambas partes saben que hay garantías de pasárselo bien y que no hay presión para que surja o no algo entre vosotros. Cuando conoces mucho a una chica y/o tienes una relación de pareja con ella, el nivel de certidumbre crece. Por eso tomar café con una novia sí puede ser un buen plan. Al igual que con tu padre o un amigo de toda la vida. Conociendo mucho a la otra persona, es fácil sentir un alto nivel de control sobre tu diversión. Todos sabemos que hay ciertas personas con las que siempre nos lo pasamos bien. Pero una chica que aún no conoces de nada NO es una de ellas. Aunque te intentes convencer de lo contrario, tu mente aún no puede tener certidumbre sobre la situación. Moraleja: si quieres tener una buena actitud en las citas y al conocer a chicas nuevas, tienes que conseguir disfrutar con algo que dependa de ti y controles, y enfocar lo que ellas puedan ofrecerte, como un añadido y no como la diversión principal. www.alvarotineo.com
  • 62. 63 4. Cree en lo que haces Es muy complicado disfrutar haciendo algo que va en contra de tus principios. Y lo hacemos muy a menudo. Eso no ayuda a entrar en flujo y aunque consigamos hacerlo eventualmente, en el fondo tendremos una cierta sensación de incomodidad y tensión interna que no nos permitirá disfrutar plenamente. Vivir una vida basada en ideales y principios en los que creamos enriquecerá muchísimo nuestra vida y aumentará enormemente la intensidad y facilidad para entrar en flujo. Puedes entender esto como pasión. Compromiso. E incluso como diversión ¿por qué no? Si te divierte tremendamente, eso también es una forma de creer en algo. Porque si algo te divierte y no hace daño a nadie, lo más probable es que más gente comparta ese punto de vista. Hacer películas o monólogos puede ser muy divertido. Y el simple hecho de que lo sea, de que haga reír y ayude a los demás a ser felices, es suficiente para que sea una cosa en la que todos podemos creer. Ese mismo sentido del humor se puede usar también al estar con una chica. Tener la creencia de que estás en la vida de los demás para mejorarla y alegrarla, es tremendamente poderoso. Aplicar principios, valores y creencias a lo que hacemos puede hacerse en cualquier área. Desde la primera frase que eliges decirle a una chica, hasta la forma en que te vistes o el coche que usas. Una vida con sentido es mucho más fácil de disfrutar que una que no. Sí, efectivamente esto tiene mucho que ver con las rutinas y manuales de seducción. Muchos profesores de seducción enseñan métodos que son réplicas de lo que ellos hacen pero eso puede no tener nada que ver con lo que nosotros somos. Y mucho menos con las cosas en las que creemos ¿Mentir a una chica para conseguir sexo con ella es digno? ¿Realmente creemos en ello? ¿Vestimos de forma que nos guste a nosotros o lo hacemos para encajar? ¿Expresamos realmente nuestras ideas y nuestra forma de pensar en las cosas que hacemos o las ocultamos por miedo? La pasión es importante al emprender un negocio, pero también lo es y mucho al afrontar el reto de cimentar la personalidad del hombre que queremos ser. Tu vida la construyes tú. Y tú eliges los ladrillos que más te convencen. Más vale que lo hagas de un color en el que creas. Por ejemplo, en una cita, antes mencioné la posibilidad de llevar a la chica a una exposición de arte. Bueno, esta es la que elegiría yo, pero no tiene por qué ser buena para ti. Si a ti no te gusta, si no crees en ello, entonces sería una auténtica porquería de cita. Una cita estupenda puede ser un partido de hockey; una exhibición canina o incluso una conferencia de peluquería, siempre que tú creas en ello y a ti te encante. Para hablar con una chica que no conoces, se pueden hacer mil entradas. Y en internet encontrarás mil frases graciosas que te ayudarán a romper el hielo. Pero no todas ellas irán contigo. Algunas te parecerán ofensivas, absurdas o estúpidas. No necesitas hacerlas todas. Elige las que a ti te encanten y las que verdaderamente se basen en cosas en las que creas. www.alvarotineo.com
  • 63. 64 Si en algún tema no sabes muy bien cuáles son tus creencias, porque nunca lo has pensado... un buen comienzo es empezar por lo que no te gusta. Cuando empecé a relacionarme con chicas no sabía muy bien qué quería hacer o cuál sería mi estilo, pero sí tenía perfectamente claro qué cosas no quería hacer. Sabía que no quería engañar a nadie, que no quería reírme de ninguna mujer ni hacerla sentir mal y que no quería depender de nada “enlatado” para conseguir gustar a una chica. Con eso en la cabeza pude eliminar de mi lista métodos, autores e ideas que no me cuadraban. Y desde ahí, la búsqueda fue más fácil. Poco a poco fui creando mi propio estilo en base a mis creencias. No te sorprendas si tus creencias cambian, porque siempre lo hacen. Las personas cambian y cada vez ves más matices a las cosas. Mi concepto de la sinceridad no era el mismo antes que ahora, y lo que me divertía hace años ahora me parece aburridísimo. Las creencias no deben ser eternas, deben hacerte feliz y darle sentido a tu vida, ahora. Por supuesto que habrá cosas que probablemente se conserven con el tiempo. Espero que nunca quieras asesinar a nadie. Y que ciertos valores se mantengan, en esencia. Aunque muchos de ellos se matizarán y adaptarán a las nuevas cosas que vayas descubriendo sobre la vida. Una de mis palabras preferidas es “congruencia”. Siempre que pienses en hacer algo con una chica, plantéate si eso es congruente contigo. ¿Va con tu forma de ser? ¿Es algo en lo que crees? Quizá muchas de tus barreras a la hora de relacionarte con chicas, están simplemente en el hecho de que estás intentando hacer cosas que no van contigo. Encuentra tu estilo. O, por lo menos, empieza rechazando lo que no te gusta. www.alvarotineo.com
  • 64. 65 5. Sé útil para los demás Imaginemos que cogemos a dos personas. A la persona X, la ponemos a trabajar en una banda de asesinos. Y a la persona Y, en un hospital cuidando enfermos. Al cabo de diez años, ¿quién será más feliz? Está claro. El asesino tendrá úlceras de estómago y se sentirá solo y desdichado, y la persona que vive de ayudar a los demás, sentirá una paz interior y una motivación diaria increíble. La tasa de suicidio en gente solitaria es muchísimo mayor que en gente con familia y buenos círculos de amigos. Ser útil para la gente, tener un sentido dentro de la sociedad es súper importante para tener una vida plena y feliz. Y nuestra motivación es muchísimo mayor a la hora de hacer las cosas en el día a día. Si una noche cualquiera sales de fiesta con un amigo tuyo que es tímido y además de intentar conocer chicas tú, te ocupas de que él también conozca y de que mejore... te darás cuenta de que ese día gustas mucho más a las chicas. Porque siendo útil es muy sencillo olvidarte de los resultados y eso te mete en flujo. Y al estar en flujo, eres más atractivo. Es una reacción en cadena muy bonita. Mientras que si sales con una actitud egoísta y maquiavélica te irá todo mal. Es un círculo vicioso, que funciona en ambas direcciones. Si empiezas siendo generoso y útil... todo irá bien, y cada vez mejor. En el caso contrario, las cosas se empezarán a torcer cada vez más. Ser de valor para la sociedad es bueno para conseguir un trabajo ¿A cuánta gente ayudas en tu día a día? Sí, ya sé que no todo es dar a los demás. No seamos extremistas. Un equilibrio, por favor. Ni te pases la vida siendo un egoísta, ni te conviertas en un ser abnegado que olvida su propia vida. Encontremos un término medio sano y razonable. www.alvarotineo.com
  • 65. 66 6. Comprueba que lo estás haciendo bien Nuestro cerebro vela por nuestro bienestar, y si ve que algo no funciona o que es contraproducente, nos va a dar un montón de emociones negativas para que no lo hagamos. Por eso es importante que nuestra mente vea progreso en lo que hacemos. Y para eso hay que hacer dos cosas: prestar atención y elegir una forma de trabajo en la que seamos capaces de juzgar el avance. Es decir, que si yo aprendo chino en clase, me estudio veinte palabras de memoria en casa, pero luego no hago ningun ejercicio para utilizarlas, ni las pongo en práctica en ninguna conversación ¿Cómo veré mi progreso? No estaré viendo ninguna aplicación práctica. Eso no motiva. No es motivador ver que aprendemos cosas que no usamos. O que vamos en una vía que no ofrece una mejora práctica. Ten en cuenta que no es lo mismo buscar un resultado externo, que una comprobación de habilidades. En el caso del chino, un resultado externo sería aprobar un examen de chino, mientras que una comprobación de habilidades sería poder utilizar el vocabulario en una frase. La primera es extrínseca, la segunda no. Desarrollar la habilidad de utilizar un vocabulario en la práctica es algo que sólo depende de mí y que se basa en un trabajo interior. Nuestra mente necesita constantemente validar nuestro aprendizaje con la práctica y ver que ese conocimiento es operativo; que está interiorizado. Me podrás decir que siempre hablo de aprender, aprender y más aprender. Y tendrás razón. Sé que quizá guardas mal recuerdo de lo poco divertido que era estudiar, pero esto no tiene nada que ver con estudiar. La mente necesita constantemente aprender cosas (habilidades) nuevas. La felicidad consiste en ir metiendo cada vez habilidades nuevas, hazme caso. Si no hay mejora y crecimiento, si hoy no tienes más habilidades que ayer para desenvolverte en el mundo, es imposible que seas feliz. Aprender puede ser prestar atención a una conversación interesante, leer un libro o mejorar tu rendimiento en el trabajo. Pero en cualquier área de la vida, si hoy no eres mejor que ayer, aunque sea un poquitito, tu mente no te va a permitir estar en flujo, que es el príncipe de los “estados”. Ese nivel de plenitud sólo se alcanza cuando estamos creciendo. Así que sí, aprender es muy importante, sin que ello signifique que hay que estudiar nada, ni hacerlo aburrido. Al contrario. Lo importante es que veamos que hay una aplicación práctica y real en la que hemos mejorado que podemos contrastar y comprobar. En la relación con las mujeres se aplican los mismos principios. Imaginemos que yo nunca he besado a una chica. Y quiero hacerlo, pero me da mucho miedo. Ya sabemos que tenemos que ir poco a poco y, antes de nada, ver con qué cosas estamos incómodas y en qué acciones no. Por ejemplo, puede ocurrirme que esté cómodo www.alvarotineo.com
  • 66. 67 cogiendo a una chica de la mano, pero no besándola. Muy bien, ya tenemos un camino que andar que irá desde el punto A (coger a la chica de la mano), desde el cual me siento cómodo; al punto B (besarla). Si yo hago afirmaciones positivas en mi casa para intentar perder ese miedo y durante dos semanas no hago nada práctico. ¿Cómo sabré que estoy mejorando? No podré saberlo porque no lo estoy aplicando. Ahora bien, si yo salgo esa semana cuatro veces y veo claros avances, porque de repente, además de coger la mano a las chicas, estoy cómodo bailando con ellas sensualmente, entonces la cosa cambia. Te planteo una pregunta. ¿En qué caso estarás más motivado para seguir haciendo afirmaciones?, ¿viendo una confirmación en la práctica de que estás mejorando o sin ella? Está claro, ¿no? Lo mismo ocurre si leemos un libro sobre seducción. Algo que ocurre muy a menudo es que los chicos empiezan a leer sobre seducción y saben mucho de teoría pero de práctica no. De pronto salen, lo intentan un par de días, les va mal, se abruman y lo dejan. Casos así he conocido a cientos. Los errores que se han cometido son varios: 1- Han salido a conseguir resultados, en vez de a trabajar habilidades. 2- Han intentado hacerlo todo de golpe, generándole a su cerebro más estrés del que pueden soportar. 3- Hay una grandísima desproporción entre su aprendizaje teórico y el práctico. Han empezado a leer de golpe sin tener ningún feedback positivo del entorno. Sin haber chequeado si las cosas que iban aprendiendo poco a poco estaban bien o no. Nuestra mente necesita certidumbre. Tanta certidumbre necesita, que voy a explicar esto en detalle. La certidumbre y el carné de conducir Imaginemos que queremos aprender a conducir. Lo primero que tendremos que hacer es saber algo de teoría acerca de la conducción y las señales de tráfico. Pero una vez sepamos esto, deberemos enfrentarnos al hecho de meternos en un coche, y ponerlo en marcha. Cuando aprendemos a conducir, nuestro cerebro empieza, poco a poco a descubrir cómo funciona la máquina ante la que nos encontramos. Se da cuenta de que el volante hace que las ruedas se muevan, que el acelerador sirve para que el coche vaya más rápido y el freno para que lo haga más despacio, y así sucesivamente. Al principio todo es nuevo, y nuestra mente está muy atenta a que todo vaya como debe. Pero al cabo de unas pocas clases, nuestro cerebro empezará a automatizar cosas. Ya no estará tan pendiente de los pedales, puesto que sin darnos cuenta los estaremos pisando correctamente. No será necesario prestar tanta atención a las distancias, porque estaremos calculando a la perfección de forma intuitiva, y la información de las señales será procesada sin www.alvarotineo.com
  • 67. 68 que seamos conscientes de ello. En resumen, habremos interiorizado todas esas cosas y la conducción será una habilidad dominada totalmente por nuestra mente. ¿Por qué es tan sencillo aprender a conducir (que incluso se puede aprender en un mes o dos), mientras que relacionarnos con las mujeres es tan complejo? Puede que los seres humanos seamos algo más complejos que los coches, pero sobre todo, el problema está en que la conducción ofrece certidumbre, y la forma en la que los gurús enseñan “seducción”, no. Me explicaré. Cuando montamos en un coche estamos seguros al 100% de que si giramos el volante a la derecha, el coche gira en esa dirección. Y si lo hago a la izquierda, se producirá el desvío contrario. Si enciendo el contacto, el coche siempre se encenderá. Y si me quedo sin gasolina, el coche nunca podrá andar. No hay aleatoriedad, las cosas ocurren con garantías. En el caso poco probable de que el coche falle en alguna cosa... nuestra mente no se preocupará demasiado porque claramente será una excepción estadística que se detectará rápido y no hará peligrar la conducción. Gracias a esta certidumbre nuestra mente razona de la siguiente forma: - Me están enseñando cómo funciona la máquina y parece que todo funciona bien. - Practico un poco los giros y las marchas y se confirma que el coche siempre hace lo mismo ante estos movimientos. - Poco a poco veo que esto es seguro y fiable y no hay peligro. - Como no hay peligro, vamos a automatizar. Incorporamos esto como algo inconsciente y así no tenemos que estar todo el rato pendientes de estar conscientemente haciéndolo bien. La mente no puede permitirse prestar atención a todo. Cuando ve que algo funciona bien y que hay certidumbre respecto a un proceso... entonces automatiza y le pasa la gestión de esa actividad a la mente inconsciente. Por eso podemos andar, hablar, cantar, respirar o bailar. En todas esas actividades la mente ha ido probando cosas y viendo que el entorno era seguro y que siempre que se hacían ciertas cosas, el resultado era positivo y conocido. A nadie le ha ocurrido nunca que al intentar andar, de repente su cuerpo levitara, o que le doliera todo el cuerpo. Cuando andamos, siempre ocurre más o menos lo mismo. Y, aunque alguna vez podamos caernos o hacernos daño. Será en uno de cada millón de pasos que demos. Eso a nuestro cerebro no le preocupa, porque es una estadística muy pequeña. Y eso es, precisamente lo que hace que el cerebro lo interiorice: se produce certidumbre y un resultado favorable. El problema al que nos enfrentamos con los habituales manuales de seducción, es que nos intentan vender métodos que, para empezar, no ofrecen certidumbre. Y considero que no lo hacen por los siguientes motivos: 1- No es congruente hacer lo mismo que otra persona. Porque lo que funciona para un hombre no tiene por qué hacerlo para otro. Es por ello que resulta mucho más útil hablar de principios, que de métodos. 2- No diferencian ni un poquito entre tipos de personas. Es verdad que cada mujer es diferente, pero con un poco de ingenio podrían diferenciar un poco entre los tipos de chicas y www.alvarotineo.com
  • 68. 69 no ir a lo bruto hablando del 100% de los casos de golpe. Por ejemplo, no es lo mismo una chica tímida que una extrovertida. Ni una de 18 años que otra de 42. 3- En los métodos de seducción nos intentan dar todo de golpe, para que empecemos a aplicarlo todo junto desde el primer día. Y esto no es realista. No podemos coger un coche por primera vez y ponerlo en carretera a 150km/h. Siempre que hagamos esto, estaremos generando incertidumbre, porque una de las reglas para que un resultado sea controlado, es que dominemos las habilidades que lo gestionan. Pero si lo intento hacer todo de golpe, no controlo nada. Si yo hablo con una chica, y antes de ser capaz de hablar estando cómodo, intento tener sexo con ella, la incertidumbre será total. No controlo el proceso. No tengo ninguna certeza de que sé lo que está ocurriendo. Cuando hablamos con otro ser humano, nuestra mente no necesita la certeza de que vamos a obtener el resultado que queremos de la otra persona, porque eso sería estar fuera de la realidad. Con que seamos capaces de entender con CERTEZA lo que está ocurriendo, es suficiente. Yo no necesito ligarme a todas las chicas, pero sí que necesito saber por qué no me las estoy ligando, y en qué fallo. La mente no necesita dominarlo todo para ser feliz, pero sí que necesita entenderlo todo para poder automatizar. Hay cosas en la vida que no podremos comprender. Y por eso mismo, en esas áreas no automatizamos y las dudas nos asaltan siempre. Si dudamos, mantenemos en la mente consciente. Si tenemos certeza y entendemos, entonces es cuando automatizamos. No quiero entrar en debate sobre si se puede comprender todo en la vida o no. Lo único que es seguro es que si algo no cuadra y no entendemos por qué ocurren las cosas, entonces nuestra mente no nos dejará interiorizar una conducta, puesto que hay peligro de que algo inesperado pase. Por el contrario, si entendemos a la perfección todos los matices de una situación y sabemos que pase lo que pase, todo sigue cierta lógica esperada... entonces podremos automatizar conductas con mucha facilidad. Acuérdate del ejemplo de la conducción. Tu mente automatiza porque está segura de que el coche va a responder siempre igual. Si, de repente, hubiera una avería y los frenos no funcionaran, la automatización pasaría a la mente consciente de nuevo y te preocuparías y prestarías atención a todo de nuevo, como si fuera tu primer día de conducción. A donde quiero llegar es a que si tú no has podido interiorizar aún un comportamiento de éxito con las mujeres... si aún tienes miedo a iniciar una conversación o a llegar a una intimidad física con ellas... es porque tu mente no tiene la certidumbre necesaria para saber que todo va a salir bien, ni de que entiende lo que está pasando. Queramos o no, entender significa tener certeza. Si yo te dijera que una chica acaba de decirle a su amiga que tiene interés en ti... ¿te daría miedo acercarte? Si yo te garantizara que esa mujer tendrá sexo contigo... ¿a que sería todo más fácil? ¿Crees que algún hombre tendría miedo de hablar con una prostituta dentro de un prostíbulo? Es poco probable, porque su cerebro sabe que el 100% de las veces, le dirán que sí. Hay certidumbre. Tampoco nos da miedo besar a nuestra novia. Porque también contamos con la seguridad de que querrá que lo hagamos. www.alvarotineo.com
  • 69. 70 ¿Qué diferencia a una desconocida de una novia? Que no conocemos a la primera, y no tenemos garantías de cuándo le gustamos y cuándo no. Si no tiene interés en nosotros, no sabemos claramente por qué es. Y, a veces, teniendo interés, puede ocurrir que nos rechace momentáneamente (porque, por ejemplo le dé vergüenza) y nosotros no sabremos diferenciar ese rechazo transitorio, de uno definitivo. En definitiva, son demasiadas las cosas que no sabemos. Volviendo a la analogía del coche, sería como si cuando giro el volante a la derecha, una de cada diez veces, el coche fuera a la izquierda, dos fuera marcha atrás, tres se apagara el motor y el resto de veces SI girase hacia el lado correcto. ¿Cómo de cómodo estaría yo conduciendo en estas condiciones? Ante tal nivel de aleatoriedad... ¿mi mente me permitiría automatizar algo? NO y mil veces no. En una situación como esa, mi cerebro me tendría conscientemente preocupado todo el rato de prestar atención por si algo sale mal. Así es exactamente como tú te sientes ante una mujer. Tu cerebro no sabe qué está ocurriendo y no sabe qué esperar. Le falta certidumbre. ¿Cómo se consigue la certidumbre? Ahora que tienes clara la importancia de la certidumbre para que tu cerebro interiorice un conocimiento... vamos a ver cómo conseguir que tu mente la adquiera. Comencemos con una sencilla máxima teórica: “Siempre que te falta certidumbre es por falta de práctica y/o conocimiento sobre el área en el que estás trabajando”. El conocimiento nos permite entender, la práctica comprobar. Cuidado aquí con un tema muy importante. No todo el conocimiento vale. Puedes leer mil libros y no encontrar el conocimiento adecuado para tener certidumbre sobre algo. O leer tan sólo dos páginas y de pronto entenderlo todo. Lo importante no es la cantidad, sino la calidad. En el mundo de la seducción hay mucha CANTIDAD de conocimiento. Pero ese conocimiento no es de calidad, porque se centra en cómo hacer las cosas y no en ser capaz de entender realmente qué es lo que está pasando. Ningún gurú explica realmente qué es lo que está sintiendo una mujer en cada momento y por qué. Te dicen sólo lo que tienes que hacer. Y muchas veces tienen razón, pero al no entender realmente en profundidad qué está pasando por la mente de la chica, tu cerebro no te permite interiorizar ni perder el miedo. Porque no tiene garantías de que entienda lo que ocurre. Por eso escribí “Los Tres Pilares”. Creo que es, hasta la fecha, el único sistema que ofrece un mínimo de certidumbre aceptable acerca de qué siente, piensa y procesa una chica en una interacción. Y que da unas pautas bastante claras de qué está pasando en cada momento y de por qué una interacción falla o tiene éxito. Recuerda que la palabra clave no es “controlar el mundo”, sino tener certeza de las cosas. No se trata de dominar, sino de entender. www.alvarotineo.com
  • 70. 71 Cuando nuestra práctica a la hora de estar con chicas vemos que falla mucho, es porque están ocurriendo dos cosas: 1- El conocimiento del que dispone es insuficiente para explicar la realidad y predecir conductas. 2- En la práctica ese conocimiento no funciona con certidumbre alguna. Unas veces funciona y otras no, y no es capaz de explicar por qué. Si nos enfrentamos ante estas dos variables, es imposible que podamos incorporar ese conocimiento de forma natural en nuestra personalidad. Ahora bien, si por el contrario, de repente entendemos perfectamente lo que está ocurriendo, y practicamos poco a poco de forma que aisladamente, vemos que cada pasito que damos, tiene casi siempre el mismo resultado... entonces será muy fácil poder interiorizar y que nuestra mente vea eso como una conducta que replicar y perpetuar en nuestra vida. La mayoría de las veces, nuestra mente no consigue certidumbre porque intentamos correr demasiado al aprender. Una vez más, recuerda que la certidumbre no significa ser dios. No necesitamos tener éxito con todas las chicas, sino entender qué está ocurriendo. Pero al margen de eso, la finalidad de estas páginas no son profundizar en este conocimiento sino ayudarte a entender que hasta que tu mente no tenga certidumbre de que comprende lo que está ocurriendo, no te va a permitir ni estar en estado de flujo, ni automatizar conductas. Es por ello que cuando trabajemos habilidades, tenemos que hacer cosas en las que veamos que hay resultados que confirman lo que aprendemos. Tenemos que ser capaces de ver que, en la práctica tenemos un feedback positivo del entorno que nos muestre que estamos mejorando y que controlamos el proceso. Hay que chequear nuestro aprendizaje constantemente con la práctica. Todo el rato. Si no lo hacemos, es imposible que podamos entrar en flujo. Nuestro cerebro no nos lo permitirá. www.alvarotineo.com
  • 71. 72 7. Determina dónde estás y a dónde vas Sin metas claras es imposible conseguir logros. Pero la vida es un poco paradójica porque tener las metas claras, no quiere necesariamente decir que las acabes consiguiendo de la forma que pensaste en un primer momento. De hecho, las cosas casi nunca salen como uno las planea. ¿Por qué? Muchas veces, es porque, simplemente, a medida que vamos mejorando nos damos cuenta de que nuestros objetivos iniciales no tenían en cuenta cosas importantes que hemos ido aprendiendo por el camino. Y somos nosotros mismos los que acabamos cambiando unas prioridades por otras. La configuración de nuestras metas va cambiando día a día. Pero si no tenemos metas, nuestra mente no se motivará nunca. Tenemos que saber qué queremos. No es mala idea hacer una línea imaginaria en la que ubiquemos mentalmente dónde estamos y a dónde queremos llegar. Si, por ejemplo, queremos mejorar en nuestra relación con las chicas, podemos plantearnos que a lo mejor estamos al principio, o a mitad del camino. O incluso es posible que nos veamos ya al final. Sea donde sea que nos encontremos, lo primero es saberlo. Porque no será lo mismo activar el flujo para alguien que no tiene ni idea, que si esa persona está ya simplemente puliendo cosas finales. No deberán aprender las mismas cosas, ni avanzar a la misma velocidad. Tener una línea de progreso clara que identifique dónde estamos y hacia dónde vamos es muy importante. Y, en cada área de trabajo que tengamos, deberíamos hacer esto. Veamos un ejemplo: “Imaginemos que tenemos muchos problemas para relacionarnos con las chicas, y nos damos cuenta de que no nos atrevemos a iniciar conversación con chicas desconocidas. En este caso, nuestro punto de partida sería la ausencia de habilidad para comenzar interacciones. ¿A dónde queremos llegar? La meta sería llegar a ser capaces de poder hablar con cualquier chica en cualquier lugar. Para ello... ¿Nos valdría cualquier libro sobre seducción? No ¿Nos sería útil ojear al azar libros de psicología? Tampoco. Para esta meta específica, sólo nos servirían los libros dedicados a iniciar conversaciones. Y nuestra mente sólo nos permitirá sentirnos motivados ante cosas que claramente nos den soluciones para lo que queremos cambiar.” Por eso la universidad es tan desmotivadora, porque uno llega queriendo hacer aviones y le hacen estudiar historia de la aeronáutica. No tiene nada que ver lo que nos enseñan, con la meta que queremos conseguir. www.alvarotineo.com
  • 72. 73 Al querer mejorar nuestra relación con las chicas tenemos que acotar y segmentar. Analizar qué queremos mejorar e identificar dónde estamos, hacia dónde nos dirigimos y qué tenemos que aprender y practicar para poder recorrer ese camino. Veamos otro ejemplo: “Hemos estado durante años frustrados por no tener una relación sana con las mujeres. Y a raíz de leer un par de libros de crecimiento personal nos damos claramente cuenta de que tenemos un profundo miedo al rechazo y la soledad y sentimos como una prioridad en la vida superar esas limitaciones. De repente vemos la luz, y decidimos que queremos superar ese problema. Leemos todos los libros y técnicas posibles y acabamos superando esas sensaciones”. Con una meta en mente, todo es fácil. Sin ella, todo es difícil. A lo largo de mis años como profesor de habilidades sociales me he encontrado una y otra vez alumnos que llegaban desesperados porque estaban atascados y no conseguían avanzar. Y en la mayoría de ellos, el problema era que, simplemente, no sabían hacia dónde estaban yendo. Querían mejorar, pero no sabían realmente en qué. Sabían que deseaban tener más éxito, más resultados, pero no eran capaces de priorizar y tomar decisiones sobre qué áreas debían mejorar, o sobre en qué punto del aprendizaje se encontraban. Por supuesto que mi tarea era ayudarles a estos cometidos, pero lo menciono para que te des cuenta de la importancia de tener metas claras y saber priorizar y analizar objetivos de forma racional. Hay que ser prácticos y plantearse dónde queremos llegar y qué tenemos que hacer para conseguirlo. Volvamos al ejemplo del chico que quiere poder iniciar conversaciones con chicas, con facilidad. Lo primero que tendrá que hacer es leer un poco sobre dinámicas de grupos, y entender un par de principios acerca de cómo iniciar conversaciones de forma natural y poco invasiva. Deberá tener en cuenta que no es lo mismo hablar a una chica por el día que por la noche, así como tampoco lo es si está sola o acompañada. Es muy probable que deba aprenderse algunas frases de entrada, al principio, para ir perdiendo el miedo, y, claro, practicar mucho. Para esta práctica sería bueno contar con amigos con los que salir, etc. Cada una de estas cosas que se nos pueden ocurrir como metas... incluyen cosas prácticas. ¿Qué necesito para conseguir aprender los rudimentos de conversación? La respuesta quizá sea ir a una biblioteca a buscar libros sobre el tema. Genial, ya tenemos cosas que hacer y nuestra mente nos motivará para ello. Para disponer de un grupo de amigos que me ayuden a trabajar mis habilidades sociales ¿dónde debería buscar? Quizá podamos buscar amigos en un foro de crecimiento personal, o a través de un amigo de toda la vida al que se le da genial hablar con la gente. O incluso, podemos no tener ni idea de en qué fallamos o de qué queremos mejorar. En cuyo caso, nuestra meta sería SABERLO. También muy plausible... Nuestra primera meta puede ser identificar hacia dónde nos dirigimos. Esto ocurre mucho cuando empezamos un tema desde cero. www.alvarotineo.com
  • 73. 74 Podemos sentirnos frustrados en nuestra relación con el sexo opuesto, pero no saber muy bien por dónde empezar o qué dirección tomar. Genial. Entonces nuestra meta será, identificar el camino. Y para ello habremos de leer, preguntar, escuchar y analizar cosas, para conseguir nuestra meta. Lo que quiero decir es que tu mente no va a entrar en flujo si vas a ciegas o si te quedas parado. Una vida con dirección y determinación lo puede todo. Y en ese estado, se te activará el flujo sin que te des cuenta. Si el chico que quiere mejorar su capacidad de iniciar conversaciones con chicas, en vez de centrarse en eso, intenta hacerlo todo de golpe, no entrará nunca en flujo. Si se pone a estudiar métodos avanzados sobre conversación, tampoco. Tiene que CENTRARSE en mejorar una cosa cada vez e ir poco a poco, teniendo muy claro hacia dónde se dirige. www.alvarotineo.com
  • 74. 75 8. Ve poco a poco El error que, sin lugar a dudas, más a menudo veo cometer a mis alumnos, es el de intentar correr y hacerlo todo de golpe, en vez de aprender a hacer las cosas poco a poco. A todos nos gustaría tener éxito con las mujeres en poco tiempo. Es muy seductora la idea de poder cambiar tu vida de la noche a la mañana y resolver cualquier problema en cuestión de minutos. Pero las cosas, sencillamente, no funcionan así. Las metas importantes en la vida, llevan tiempo, y aprender a tomarnos esto con filosofía es básico para poder ser felices. Tú no vas a cambiar tu relación con las mujeres de la noche a la mañana. Eso no es realista. Y la persona que te prometa lo contrario, te estará engañando. No se puede hacer todo de golpe. La mente no funciona así. Sería tan ridículo como intentar estudiar la carrera de ingeniería industrial en un fin de semana, o aprender a conducir en diez minutos. El cerebro tiene un ritmo de aprendizaje que hay que entender, respetar y aceptar. Cualquier otra cosa, sería negar la realidad. Y negar la realidad es la mayor causa conocida de fracaso en la vida. Esto no quiere decir que te vuelvas una persona negativa. Simplemente consiste en tomarte las cosas con calma, y disfrutar del proceso de aprendizaje. Intentar ir rápido, además, va en detrimento de tu propio beneficio, porque cuando más corras, menos aprenderá tu cerebro. La mente crea conocimiento como un obrero construye una casa. Ladrillo a ladrillo, empezando por los cimientos y terminando por el tejado. Es algo que no se puede cambiar. Con buenos métodos de aprendizaje y un correcto trabajo podrás acortar distancias, pero no puedes hacer toda la casa a la vez. Si pretendes aprender con prisa nunca avanzarás. Porque no estarás dedicando tiempo a cimentar ciertas cosas previas que son importantes para luego poder tener soltura y facilidad para aplicar lo que viene después. Pongamos un ejemplo: “Queremos mejorar nuestra relación con las chicas y nos hemos leído un par de libros de seducción. En ellos, nos dan varias nociones de las cosas que tenemos que saber hacer para poder gustar a una chica: mirar a los ojos; sonreír; hablar con soltura; identificar cuándo ella tiene interés; avanzar cuando este interés se produzca; estar tranquilo; saber iniciar conversaciones con chicas que no conocemos, etc. Todo esto está muy bien, pero cada uno de los ítems de esta lista requiere mucho trabajo por separado. Olvídate de ser capaz de leer el libro y aplicarlo todo a la vez al salir por primera vez a “ligar”. Eso es imposible. Tendrás que dedicar un mes o dos a estar cómodo mirando a los ojos de la gente de forma natural... Antes de poder hablar con soltura tendrás que hacer ejercicios para ser buen conversador, leer algunos libros de dinámicas de grupo y oratoria, etc. Y así con todo.” www.alvarotineo.com
  • 75. 76 NO SE PUEDE PRETENDER APLICAR TODO EL CONOCIMIENTO DE UN LIBRO EN UN DÍA Eso es imposible. La trampa de las rutinas Como muchos autores intuyen esto, se les ha ocurrido enseñar lo que se llaman rutinas o material enlatado. Las rutinas son “guiones” que nos estudiamos para poder hacer ciertas cosas en secuencia, sin que necesitemos improvisarlas nosotros. Básicamente, una rutina, consiste en memorizarte conversaciones interesantes que contar a las chicas para impresionarlas y aplicar los ítems de la lista anterior sin necesidad de que tú hayas desarrollado las habilidades necesarias para producirlas por ti mismo. Las rutinas no son otra cosa que intentos de correr. Si el alumno tuviera paciencia y estuviera dispuesto a trabajar sus habilidades poco a poco para cambiar su vida, en vez de intentar tener resultados inmediatos, no tendría sentido trabajar de esta manera. Son varios los problemas que plantean las rutinas: - El nivel de dominio que hay que tener haciendo las rutinas para que parezcan “naturales” y que no suenen forzadas, es muy alto. Y muchas veces, aprender buenas rutinas y bien dichas lleva más tiempo que desarrollar las habilidades que te permitirían improvisarlas. - Si gustas a una chica por utilizar rutinas, antes o después ellas descubrirán que tú NO eres como tus rutinas y perderán el interés. - Eso hará que sólo puedas “ligar” por un corto periodo de tiempo, en vez de ser capaz de gustar a una mujer por lo que realmente eres. - Tu cerebro no te va a permitir entrar en flujo, porque estás totalmente centrado en el resultado y rápidamente las rutinas te aburrirán, ya que no supondrán un reto. - Estarás diciéndole a tu mente, indirectamente, que no eres capaz de gustar a una mujer por ti mismo. Hay una excepción en la que las rutinas no sólo no son malas, sino que yo las recomiendo porque concuerda totalmente con el principio de ir poco a poco: cuando trabajamos algo parcialmente, por primera vez. Si la rutina no se usa para conseguir resultados de una chica, sino para ayudarnos a trabajar una habilidad nueva, que vamos a aprender poco a poco y que estamos afrontando por primera vez, entonces sí me parece un buen recurso. Por ejemplo, si aún no hemos practicado el iniciar conversaciones desde cero, hasta que estemos cómodos haciéndolo, puede ser buena idea utilizar alguna frase para romper el hielo y perder la vergüenza mientras nuestro cerebro se suelta para hacerlo él mismo. Yo considero que es bueno hacer rutinas, siempre que se haga bajo las siguientes circunstancias: www.alvarotineo.com
  • 76. 77 - No memorizamos mucho texto, sino sólo algunas pequeñas frases guía para romper el hielo o como entradilla para recordar cosas. Al igual que al aprender una asignatura de estudio, memorizar todo el texto de memoria, literalmente sin entender nada no es nada útil. Pero recordar ciertas palabras clave para luego explicarlo en nuestros términos sí puede ser un recurso muy útil. - No lo hacemos para conseguir resultados, ni para gustar a una chica, sino para trabajar nuestras habilidades. - Utilizamos las rutinas para trabajar UNA cosa cada vez. Y nunca para intentar hacer varias. Si estamos aprendiendo a ser buen conversador, sólo utilizaremos una o dos rutinas a modo de “entradilla” o de recurso para que nuestro cerebro se empiece a soltar. - Tendrán siempre carácter transitorio y su finalidad será, únicamente, ayudarnos a desarrollar nuestras habilidades, y no basaremos jamás nuestra personalidad en ello. - Habrán de ser frases que vayan con nosotros, que sean divertidas y que no tengan mucha duración. De modo que, aunque sea algo memorizado, siga siendo parte de nuestra personalidad y no ocupen más que una pequeñísima fracción de tiempo. En este contexto sí que puede ser bueno memorizar alguna frase guía por si nos quedamos en blanco o por si nos viene grande empezar a desarrollar alguna habilidad desde cero. Pero será siempre con carácter transitorio, jamás permanente. www.alvarotineo.com
  • 77. 78 9. No te estanques, ten siempre metas nuevas La mente necesita evolucionar constantemente. En la antigüedad, cuando éramos hombres prehistóricos, acomodarse significaba la muerte. Imagina una tribu de humanos primitivos... las condiciones de vida eran muy precarias, la recolecta de alimentos y la caza eran muy duras. La agricultura (el ser capaces de controlar el proceso de producir alimentos a voluntad) y la cría de animales (teniendo siempre carne disponible sin tener que cazar) supuso poder tener siempre cerca comida en abundancia. Y esto hizo al hombre capaz de garantizar su supervivencia apenas sin problemas. ¿Qué motivó a esos seres primigenios a desarrollar una tecnología tan alta? El inconformismo de su mente. Gracias a que el ser humano necesita constantemente evolucionar y mejorar, nuestra generación vivirá 120 años y no tendremos que pelearnos nunca por un mendrugo de pan. Nosotros hemos heredado los cerebros de esos hombres inconformistas. Nuestra mente sabe que si se estanca... al final morirá. Porque si aprendes siempre cosas nuevas, cada vez tienes más herramientas para sobrevivir y para conseguir más cosas con menos esfuerzo. Todos los organismos vivos necesitan evolucionar. Y cuando consiguen una primera meta, buscan otra, y después otra, y así sucesivamente. Con tu relación con las mujeres ocurre lo mismo. Por eso, si no planteas bien una relación estable, la “monotonía” puede mandarla a paseo. La monotonía no es otra cosa que una vida desprovista de nuevos retos y metas. De hecho, todas las palabras que tienen relación con la ausencia de nuevas metas son, emocionalmente desagradables. Cada vez que las leemos nos transmiten cosas negativas, porque nuestra mente no está cómoda con ellas, van en contra de la naturaleza humana: - Monotonía. - Rutina. - Estancamiento. - Inmovilidad. - Regularidad. - “Siempre igual” - Etc. Por el contrario, palabras como: - Reto. - Aventura. - Desafío. www.alvarotineo.com
  • 78. 79 - Nuevo. - Cambio. - Crecimiento. - Desarrollo. - Avanzar. - Lograr. - Etc. Tienen el efecto opuesto. A nuestra mente le ENCANTA oír este tipo de palabras porque le recuerdan que estamos evolucionando. Así que aquí tenemos un gran principio súper importante: NUESTRA MENTE NECESITA ESTAR CONSTANTEMENTE EVOLUCIONANDO. SI NOS ESTANCAMOS, ESTAREMOS CONDENADOS A SER INFELICES. Porque nuestra mente no estará cómoda pensando que se nos pasa la vida sin aprender cosas nuevas y sin enfrentarnos a nuevos retos. Con esto no estoy diciendo que te estreses. Recuerda que has de encontrar un equilibrio perfecto entre estrés y aburrimiento. Si te estresas es que estás cogiendo más cantidad de reto de la que puedes gestionar. Normalmente asociamos el estrés al aprendizaje por culpa de las escuelas. El sistema tradicional de enseñanza es una auténtica porquería en todos lo aspectos. No hay nada más aberrado y antinatural que eso. Y todos los seres humanos del planeta tenemos fuertes recuerdos de frustración, aburrimiento e incomodidad al recordar los años de estudio. Para nadie ha sido algo placentero. Por eso cuando yo ahora te explico que debes desarrollar habilidades y estar constantemente aprendiendo, algo en tu cerebro no te cuadra... porque te acuerdas de tus años de estudiante y a tu mente no le apetece repetirlo. Pero yo no hablo de estudiar, sino de aprender. La diferencia es muy importante. Aprender significa que tu mente interioriza algo que es útil para mejorar su vida. Estudiar, tu mente lo recuerda como que alguien externo, te dice que tienes que aprenderte de memoria algo totalmente inútil que tú no has decidido. El pequeño matiz es abismal. Así que recuerda: tu mente necesita aprender, y mejorar siempre. Si te estancas... serás infeliz. www.alvarotineo.com
  • 79. 80 10. No vayas en contra de tu bienestar Otra cosa que no le gusta nada a tu cerebro es que vayas en contra de tu propia supervivencia. Por eso comer tu comida preferida es mucho más placentero que recibir una paliza. Y tener sexo con una mujer preciosa y joven resulta mucho más atractivo que hacerlo en la soledad de tu hogar. Los primeros casos ayudan a que sobrevivamos y nos reproduzcamos, mientras que los segundos, no. Cuanto más vayamos en contra de nuestra supervivencia, menos nos permitirá nuestra mente entrar en flujo. Es muy difícil disfrutar de nuestra interacción con una chica si vemos que dos amigos suyos nos quieren pegar. Resulta muy complicado pasárselo bien si llevamos dos días sin comer. Y supone un auténtico reto estar contento y feliz si un familiar querido acaba de fallecer. En todos esos casos, nuestra mente está preocupada porque algo malo está haciendo peligrar nuestra supervivencia. Este principio es el que hace que trabajar sólo los resultados, a tu cerebro no le cuadre. ¿Por qué? Porque si no tienes la habilidad necesaria para conseguir ese “resultado” siempre que quieras, tu supervivencia está muy en peligro. Aún así, la mente necesita ver que ciertos resultados a largo plazo se van consiguiendo. Ha de haber feedback positivo y progreso. La trampa está en pensar que los resultados tienen que ser todo o nada. La mente necesita ver mejoría y ciertos resultados, pero no hace falta hacerlo perfecto. Si yo empiezo a mejorar mi relación con las mujeres... y empiezo venciendo mi miedo a las aperturas... un buen resultado positivo es conseguir que ese miedo desaparezca y que mis habilidades conversacionales mejoren. Un buen resultado sería que al cabo de un año, pase de tener miedo a ser capaz de conocer cinco chicas por noche. Y que sea capaz de “enganchar” en tres interacciones por día. Ese será un buen resultado. Lo que no tiene lógica es que pretenda que, en ese año, sea capaz de conseguir tener sexo con una chica distinta cada vez. Hemos de notar mejoría, pero acorde al nivel de aprendizaje que tengamos. Esto es igual que ir al gimnasio. Por mucho que uno vaya al gimnasio, si empiezas el entrenamiento con 30 kg. de sobrepeso... tu meta no será ponerte en un año con un cuerpo como el de Brad Pitt en la película de Troya. Tu meta será, bajar unos primeros 15 o 20 kg., tonificar un poco tus músculos y ganar resistencia física. Pero todo PROPORCIONALMENTE a tu situación inicial. La mente necesita ver progreso. Necesita ver mejora y cambios que te hagan ver que estás andando a favor de tu supervivencia, pero ese progreso no será algo radical. Se producirá poco a poco. Otro aspecto a tener en cuenta en la supervivencia es el hecho de tener relaciones sanas. Simplificándolo mucho: si tratas bien a las chicas y a tus amigos... todo el mundo te www.alvarotineo.com
  • 80. 81 querrá y vivirás en armonía; si utilizas y desprecias a todo el mundo, al final la gente querrá pegarte y hundirte. Es decir, que las estrategias basadas en la bondad, la compasión y el respeto tienen muchísimas más garantías de éxito que las contrarias. Por eso es tan importante portarte bien con la gente y tener cierta ética. Si tu actitud es noble y respetuosa, sobrevivirás y se producirá una sinergia en la que, cuanto más interactúas, más éxito tienes porque tu buena fama te precederá. Si no, te pasará como a un grupo de chicos que conozco, que por tratar a las chicas de forma humillante, han acabado recibiendo palizas de hermanos, amigos y ex-novios muy enfadados... y han tenido que empezar a conocer chicas de otras ciudades porque en la suya son auténticos apestados a los que todo el mundo conoce. Este tipo de ejemplos REALES debería ayudarte a entender que esto que te estoy diciendo no es un principio evolutivo teórico y poco real. Muy al contrario, se trata de algo que hoy día sigue vigente: si te portas bien, te tratan bien; si te portas mal, te tratan mal. Y si te tratan mal, te aseguro que las cosas se te pueden poner muy feas. Tu mente no te va a dejar entrar en flujo si ve que todo el mundo quiere pegarte. Así que, recuerda: ten relaciones sanas, trabaja en cosas que veas que te hacen mejorar y dale prioridad a estar bien tú. www.alvarotineo.com
  • 81. 82 Las cuatro preguntas Los diez conceptos que tienen que tener lugar para que tu cerebro entre en flujo pueden ser un poco difíciles de aplicar y tener cuenta a la vez, así que, me he permitido la licencia de incluir aquí un pequeño truco para poder identificar con muchísima facilidad si estás trabajando en intrínseco o no. A partir de ahora, cuando dudes acerca de si una cita, un plan o una conversación es intrínseca o no... te hagas estas cuatro preguntas. 1- ¿Haría esto con un chico que acabo de conocer? Es decir, ¿mi plan es tan divertido como para que me apetezca hacerlo incluso con un desconocido? 2- ¿Lo haría si estuviera solo? ¿Estoy ante una actividad tan enriquecedora y amena que me apetecería hacerla incluso aún estando solo? 3- ¿Haría esto si ella tuviera novio y supiera que le es y le va a ser fiel? Si tuviera garantías de que nada va a ocurrir con esa chica... ¿lo harías igual? 4- ¿Haría esto si estuviera ante una mujer poco atractiva? En el caso de que la mujer que tienes delante no te gustara nada físicamente... ¿actuarías de la misma forma? No es necesario contestar que “sí” a las cuatro, con que UNA de ellas, obtenga un sí, es suficiente. Sé que tú estás pensando que entonces, si haces siempre cosas que no tengan como finalidad principal conseguir algo de la chica... ¿cómo demonios vas a acabar haciendo surgir algo entre vosotros? Muy legítima objeción. La idea no es que no avances con las chicas, sino que esa no sea tu meta principal. Esto lo veremos en detalle en el capítulo siguiente, pero de momento quédate con que lo importante es no depender del resultado, pero cuando ese resultado aparezca, lo aprovecharemos. Si yo, por ejemplo, quedo con una chica... mi motivación principal no debería ser ligar con ella, porque entonces dependería de algo externo (su aprobación) para ser feliz. Ella sentiría que estoy a su merced, y entonces es cuando sería incapaz de gustarle. La idea es la siguiente: yo quedo con ella para disfrutar y hacer un plan que me divierta mucho, y si además consigo algo con ella, genial, pero si no, no me preocuparé ni me sentiré frustrado porque el plan me ha encantado. Por esta razón ir al cine es muchísimo mejor plan que ir a tomar un café. Tomar un café es aburrido. Nunca lo harías solo. Tu única motivación en el café es ligártela. Y eso está condenado a fracasar. Lo que queremos conseguir es que nuestra interacción con la chica surja en un contexto intrínseco, sin que ello quiera decir que luego no escalemos o avancemos físicamente si la situación es favorable. No hay que confundir intrinsicidad, con pasividad. Hacer actividades intrínsecas significa que ante todo y al margen de que la chica haga una cosa u otra, nosotros nos comprometemos con nosotros mismos a pasárnoslo bien. Y conseguir algo www.alvarotineo.com
  • 82. 83 con la chica, siempre será un extra. ¿Que lo tenemos? Genial. ¿Que no? No pasa nada, porque ya nos lo estamos pasando bien al margen de lo que ella haga. Una mujer no te va a respetar si ve que tienes que tener su aprobación para disfrutar. Eso es lo contrario a la atracción. Entonces, retomando el enunciado del principio del capítulo, para saber si estás o no en intrínseco, un muy buen truco es preguntarte estas cuatro cosas... 1- ¿Lo haría con un chico que acabo de conocer? Una muy buena forma de saber si estás actuando por el resultado, o no, es pensar si lo harías con un hombre. ¿Hablarías con un hombre de algo que te aburre? ¿Estarías entreteniendo a dos hombres para conseguir su teléfono cuando tú estás aburriéndote? ¿Harías de guía turística por tu ciudad a un chico alemán que conociste la noche anterior? En todas esas situaciones imaginarias podrás ver lo ridículo de la situación. Con un hombre nunca lo harías, porque es aburrido, desproporcionado y totalmente centrado en ligar. Pues bien, eso es precisamente lo que tienes que evitar. Si resulta que lo que más te gusta en el mundo es practicar alemán y enseñar tu ciudad a extranjeros... entonces adelante: queda con esa preciosa chica alemana que acabas de conocer para hacerle una ruta turística. Entonces sí que puedes hacerlo, porque no lo haces por gustarla o ligártela, sino por practicar el idioma y mostrar tu ciudad (en ese caso, para ti sería algo intrínseco). Pero si no eres estudiante de alemán y no adoras mostrar tu ciudad a extranjeros, claramente lo estarás haciendo por el resultado y esa es una muy mala opción. Imagina que lo haces sólo para gustarla y la chica resulta que no tiene interés en ti. Le echarás la culpa luego por aprovecharse de ti y hacerte perder el tiempo. Algo totalmente injusto porque ella no te ha hecho perder nada, eres tú el que ha decidido perder tu tiempo en algo que no te divertía. Si, por el contrario, invitas a esa misma chica, a ir a una exposición a la que tú ibas a ir IGUALMENTE (al margen de que ella fuera o no) al día siguiente, entonces aunque ella no tuviera interés en ti, no se te ocurriría echarle la culpa de nada. Porque tú ibas a ir de todas formas. No has perdido tiempo en algo que no te gustaba. Ella ha ido contigo, y al final sois sólo amigos... genial. Lo interesante es que si ella ve que quedáis para un plan que tú ibas a hacer de todos modos, y que harías con ella aunque fuera un “hombre” y no te atrajera, es muy raro que no pase algo más entre vosotros. Porque estarás mostrando una personalidad muy atractiva. En los cursos muchos alumnos me dicen: “Álvaro, yo tomar un café o enseñar mi ciudad, si que lo haría con un amigo”. Claro. Pero hay un matiz que no estás teniendo en cuenta. No puedes comparar una chica que conoces de cinco minutos, con un amigo de toda la vida. Recuerda que la clave para activar el flujo es tener un alto grado de control y certidumbre. Un amigo de toda la vida es alguien que conoces de maravilla. Sabes cómo es. No tienes duda de que es buen conversador y tu cerebro tiene garantías de que se lo va a pasar bien en el proceso. No buscas un resultado. Su compañía supone un estimulante emocional e intelectual que hace que te lo pases bien sin estar esperando que algo ocurra. www.alvarotineo.com
  • 83. 84 Es por ello que cuando nos hagamos la pregunta de si lo haríamos con un chico, es importante hacerlo en igualdad de condiciones temporales. Es decir, si conoces a la chica de cinco minutos. La pregunta que hay que hacerse es: - ¿Lo haría con un chico que conozco de cinco minutos? Si conoces a la chica de dos citas, entonces la pregunta sería: - ¿Lo haría con un chico que conozco de haber quedado/coincidido con él dos días? Y si, por ejemplo, quieres seducir a tu mejor amiga... entonces sí que puedes preguntarte: - Lo haría con mi mejor amigo? Lo que quiero decir es que si usas este tipo de preguntas para comprobar que un plan es intrínseco... has de hacerlo comparando la situación con la chica que te gusta, con la que tendrías con un hombre con el que has pasado el mismo tiempo que con ella. Comparar un amigo de toda la vida con una chica que acabas de conocer NO es congruente, porque el grado de certidumbre y control que tienes con un amigo es altísimo, mientras que con la chica que acabas de conocer, no. Así que recuerda, una muy buena forma de saber si un plan es intrínseco es pensar si lo harías con un chico. Pero no es la única. Vamos con las otras tres. 2- ¿Lo haría si estuviera solo? Esta pregunta es un poco más radical, pero te funcionará para muchos casos. Recuerda que tienes que divertirte y en las citas, sobre todo, plantearlas de modo que te hicieran pasártelo bien aun yendo solo. Ese es el máximo grado de intrinsicidad posible. Ir de compras... ir al cine... o hacer footing, son planes estupendos para hacer solo, ¿verdad? Pues todos ellos son citas PERFECTAS. Otros ejemplos de cosas que se pueden hacer en soledad son: ir al gimnasio, estudiar en la biblioteca, hacer senderismo, ir al teatro, ir a tu restaurante preferido, etc. Todos esos planes, son estupendos para ir acompañado de una chica, porque tú los harías solo. Habrá planes que sean intrínsecos y que no harías solo... por eso te dije al principio que sólo tienes que contestar afirmativamente UNA de estas cuatro preguntas. Hazte las cuatro preguntas y si contestas afirmativamente a cualquiera de ellas, ya tendrás un buenísimo indicador de que no estás buscando un resultado y de que estás trabajando en intrínseco. www.alvarotineo.com
  • 84. 85 3- ¿Lo haría si tuviera novio y supiera que es fiel? A ninguna chica le gusta hacer un plan que apesta a seducción, o que es una encerrona para ligar con ella a toda costa. Es por eso que una chica que acabas de conocer nunca accedería a tener una cita contigo directamente en tu casa para ver una “película” a solas. Mientras que casi seguro que estará encantada de ir contigo a un concierto de un grupo que a los dos os encanta. Para evitar hacer planes tan centrados en ligar, un buen freno, o recurso que te hará evitarlo es pensar que la chica tiene novio y es fiel. Esta pregunta es hipotética... no me vale que me digas: “Álvaro, es que si una chica tiene novio lo probable es que pueda serle infiel.” No ese no es el ejercicio. El ejercicio es que te imagines que la chica tiene novio y NO va a serle infiel. Si yo te garantizara que NADA va a pasar entre vosotros, porque la chica tiene novio... y está enamoradísima... ¿harías ese plan con ella? Si sabes que ella es fiel... no la invitarías a tomar café, ¿a que no? Sería de lo más aburrido. En cambio, en el ejemplo anterior de la exposición de arte... si tú ibas a ir de todos modos... entonces sí que podrías invitarla sin problemas, porque claramente no es un plan que hagas para ligar con ella. Una conversación interesante sobre psicología podrías tenerla con una chica con novio, ¿verdad? Pues ahí tiene otra cosa que sería congruente hacer y que te gustaría al margen del resultado. En cambio, hablar sobre su perro... ¿lo harías si supieras que no vas a conseguir nada con esa chica? ¿Acompañarla a hacer unos trámites legales lo harías si tuviera ella novio? Exacto, esos planes son aburridísimos. Esto también se aplica al nivel de inversión en las interacciones/citas. Con una chica con la que sabes que no va a ocurrir nada... ¿Irías en coche conduciendo una hora para recogerla? ¿Adaptarías tu horario completamente para verla? ¿Dejarías de hacer otras cosas? Si tuvieras garantías de que nada va a ocurrir entre vosotros... serías mucho más práctico y cómodo, ¿verdad? Pues aunque no te lo creas, el querer ser cómodo... te hace atractivo porque le quita a ella la presión de que algo pase entre vosotros. Sé que parece increíble, pero ella está mucho más cómoda teniendo que coger un autobús para quedar contigo, que pensando que la vas a recoger para conseguir seducirla. Si quiere verte, que invierta lo mismo que tú. No hagas cosas por gustarla. No te compliques la vida ni inviertas demasiado en una chica que aún no conoces para conseguir que algo pase entre vosotros. www.alvarotineo.com
  • 85. 86 4- ¿Lo haría si estuviera ante una mujer poco atractiva? Imagina un prototipo de mujer que no te guste nada, y con el que nunca tendrías sexo. ¿Harías ese plan que tienes en mente con ella? Si la respuesta es sí, estás ante el plan perfecto. Un ejemplo: ir de compras. Si necesito ir de compras... me encantaría ir acompañado por una chica, al margen de que me guste o no. Otro ejemplo: estudiar. Si tengo un examen, me motivaría y animaría hacerlo con compañía. Si la chica es encantadora... hay muchísimos planes que me gustaría hacer con una buena amiga, aunque no me atrajera sexualmente. Todos esos planes serán citas perfectas para hacer también con una chica que sí te guste. Recuerda que no se trata de contestar a las cuatro preguntas. Sólo hay que poder contestar afirmativamente a una de ellas. A partir de ahora, cada vez que te veas planeando una cita con una chica, o metido en una conversación que no te divierte mucho... quiero te hagas estas cuatro preguntas. Si no eres capaz de contestar que sí a ninguna de ellas... tendrás que cambiar el enfoque. www.alvarotineo.com
  • 86. 87 TERCERA PARTE: LA PERSONALIDAD INTRÍNSECA EN LA PRÁCTICA www.alvarotineo.com
  • 87. 88 Sólo el líder es intrínseco Comencemos por el principio: si eres el último mono de la manada es difícil ser intrínseco. La razón es muy sencilla. Si eres el líder, tú decides. Si eres un seguidor, dependes de los demás para pasártelo bien. Un empresario emprendedor tendrá muchísimo más fácil trabajar en intrínseco que un operario de fábrica. Entiendo que ser un empresario de éxito no es fácil, porque emprendiendo hay que arriesgar mucho... y tu supervivencia está en juego. Ahora bien, para el tema que nos ocupa en este libro (las relaciones humanas), ser el líder no supone ningún peligro para tu subsistencia. Al contrario, cuanto más iniciativa, liderazgo y determinación tengas, más beneficios tendrás. Si quieres ser feliz, toma responsabilidad por tu propia vida. No dejes que los demás decidan por ti, no dependas de nadie para pasártelo bien y no necesites que alguien tome la iniciativa antes que tú para decidir hacer algo. Decide tu propia vida. El ser humano es un animal social. Necesita ver que el grupo hace cosas para estar cómodo haciéndolas. Estas ganas de integrarnos nos ha hecho sobrevivir durante milenios por encima de otras especies más fuertes. Pero esta necesidad grupal tiene su desventaja. Nos anula la iniciativa propia y nos hace dependientes de los demás. No te propongo un cambio de enfoque extremista, sino una sutil modificación de punto de vista: en vez de seguir a otros, piensa de qué forma puedes hacer que los demás te sigan a ti. Hasta ahora has sido víctima de la necesidad que tiene el ser humano de integrarse. Y has hecho de seguidor. Pues bien, yo te sugiero que a partir de este momento, utilices ese mismo principio a tu favor. En vez de utilizar el instinto grupal para ser un seguidor, aprovéchalo para conseguir ser tú el líder y que los demás te sigan a ti. El principio funciona en los dos sentidos. La única diferencia entre uno y otro es la responsabilidad. Si quieres que los demás te sigan, el proceso es muy sencillo. Céntrate en cuidar tú de ellos, en vez de esperar que ellos te atiendan a ti. El líder no se queja, no espera a que los demás decidan para expresar su opinión, no cuenta sus problemas, no pide ayuda, no da problemas y no necesita a nadie para pasárselo bien. Por el contrario, se encarga de que todos estén a gusto, escucha los problemas de los demás, da apoyo a quién lo necesita, plantea siempre actividades que le encanten, no se toma como algo personal las faltas de educación o las borderías, mantiene siempre el buen humor y toma responsabilidad de su propia vida, sus decisiones y sus actos. Como dijimos antes, la palabra clave es la responsabilidad. El líder se responsabiliza de todo lo que tiene que ver con su disfrute y su bienestar. Y le sobra tiempo y energía para cuidar también del resto. Es tan fácil como eso. Si tú te encargas de pasártelo bien y disfrutar. Y te lo pasas tan bien que te sobra tiempo y energía para preocuparte de que los demás también estén a gusto... el grupo te seguirá y serás totalmente intrínseco. No vas a poder entrar en flujo si no tomas responsabilidad por tu vida y tu diversión. Es imposible. Y la forma de hacer esto es tener siempre un Plan B, que puedas ejecutar inmediatamente. www.alvarotineo.com
  • 88. 89 Veamos esto en detalle. El Plan B Un Plan B es una actividad alternativa que tendremos siempre preparados por si lo que ocurre externamente, con la gente de nuestro entorno, no nos divierte. Ejemplos de Plan B pueden ser: 1- Llevarse un libro para leer mientras esperas al médico. Si te atiende rápido, genial. Si no, también, porque tienes un Plan B. 2- Estudiar el lenguaje corporal de la gente que te rodea si te aburres saliendo con tus amigos. Si tus acompañantes son divertidos, tú disfrutarás. Si no, también, porque aprovecharás para estudiar sus gestos. 3- Llévate un ordenador portátil con trabajo que hacer si te vas de vacaciones con tu familia. Si el tiempo con ellos se vuelve aburrido, tienes una ocupación estupenda que hacer mirando al mar, mientras tomas el sol. 4- Si estás en una cita con una chica, planteas la misma en un centro comercial para ir de compras. Si la chica en cuestión resulta ser súper interesante, tómate un refresco y charla con ella. Si la conversación no fluye, proponle ir de compras. Y eso te hará divertirte al margen de su inversión, porque estarás aplicando tu Plan B. 5- Si tienes que ir en autobús, llévate un reproductor de música con tus canciones preferidas. 6- Aprovecha la cola del supermercado para repasar el examen del día siguiente. 7- Ten pensadas varias llamadas telefónicas que tengas pendientes para hacer de camino a los sitios, o al esperar a gente con la que has quedado. Yo hago mucho esto. Si tengo que llamar, lo hago mientras espero, y así aprovecho el tiempo. O eso, o me voy a mirar libros y les mando un mensaje diciendo que me vengan a buscar ahí. 8- Organizar la cena de navidad con los compañeros del trabajo en un karaoke. De modo que te lo pases bien al margen de lo que ellos hagan. Y así, sucesivamente. La idea es que siempre tengas algo que hacer paralelamente a lo que dependa de la gente con la que has quedado para que nunca te veas en la situación de verte enfadado esperando y perdiendo tu tiempo; aburrido en una cita con una chica que no invierte en la interacción; o frustrado porque tus amigos no propongan cosas. Si te aburren tus amigos, no es culpa tuya. Pero no tener listo un Plan B cuando eso ocurra... sí que es algo que depende de ti y que no tiene excusa. Las chicas están inconscientemente muy pendientes de esto. Si ven que cuando las cosas externas fallan, tú no tienes un Plan B... no te van a ver como alguien atractivo. En una sala de espera de un médico, el hombre que está absorto en una lectura de un libro es mucho más interesante que el que está nervioso mirando a todo el mundo, aburrido y resoplando. El primero está en intrínseco, el segundo no. El hombre que se divierte siempre es atractivo. Si una chica ve que pase lo que pase, tú siempre te diviertes... ella va a notar que no tiene control sobre ti. www.alvarotineo.com
  • 89. 90 Con la mayoría de los chicos sienten lo contrario. Lo más frecuente es que vean que dependen de ligar con ellas, de su aprobación, de su inversión... para disfrutar. Y eso les da a las chicas una enorme sensación de poder que les hace ver a los chicos como personas débiles. Cambiar eso es tan fácil como tener siempre un Plan B para divertirte, pase lo que pase. Así que, a partir de ahora, te recomiendo encarecidamente que, hagas lo que hagas, tengas listo un Plan B, para pasártelo bien aunque la gente de tu entorno no responda como tú esperas. Ahora bien, antes de ponerte a idear Planes B, déjame que te dé un pequeño truco. No siempre podrás llevar un libro contigo, organizar la cita en un sitio que te guste o ponerte a escuchar música cuando alguien te aburra. Es decir, hay veces que un Plan B, puede no funcionar. Para ello, te planteo una solución mágica que funciona siempre y que nos recuerda un principio de los que ya hemos enunciado anteriormente: el Plan B por excelencia es trabajar habilidades. El Plan B comodín: el trabajo de habilidades Hay veces que no puedes tener alternativas a mano para pasártelo bien... pero hay algo que siempre podrás hacer sea como sea la situación que tengas delante de ti: trabajar alguna habilidad. Cualquier situación puede servirte para hacer un ejercicio intelectual que te entretenga. Si la persona que tienes delante es aburrida, tu Plan B puede ser estudiar su lenguaje corporal. Si te ves en una cita aburrida, puedes centrarte en trabajar tu capacidad de conectar con chicas, precisamente al ser un reto, porque es una chica poco interesante. Eso te hará más capaz de conseguirlo en un futuro con una chica que te guste. Si te ves en una reunión de amigos aburrida, puedes aprovechar para desarrollar habilidades de liderazgo e ir trabajando tu capacidad de socialización. Si estás en una discoteca que no te gusta, puedes centrarte en, simplemente, hablar con gente y perder el miedo a la aproximación. O incluso aprender a bailar un poco, imitando los movimientos de alguien que veas que tiene soltura. Etcétera. Sea cual sea la situación a la que te enfrentes... siempre podrás encontrar un Plan B trabajando alguna habilidad. www.alvarotineo.com
  • 90. 91 La forma lógica de trabajar Ya hemos dicho antes que nuestra meta no será nunca conseguir a una chica u otra, sino desarrollar las habilidades para, en general, ser capaces de que podamos gustar a las mujeres que nos gustan con relativa frecuencia. Tampoco estoy hablando de ser un Don Juan obsesionado con gustar a todas las chicas. Sino de gustar a mujeres realmente excepcionales que te gusten y te hagan feliz. Y nunca a todas. Se trata de en general tener éxito, y controlar el proceso, centrándonos en la calidad y no en la cantidad. Imaginemos que nuestra meta es conseguir enamorarnos de una chica, tener una relación estable o ser capaz de gustar a chicas que nos encanten. Pues bien, esa meta sería el punto B. El punto A estaría en nuestro momento actual, donde aún no dominamos las habilidades necesarias. Es decir, el Punto A es lo que somos ahora. El Punto B son las habilidades que queremos adquirir. Entre ambos puntos, hay un camino, un proceso que no podemos evitar. Ese tramo se denomina “aprendizaje”. El aprendizaje no es otra cosa que conseguir que nuestra mente automatice cosas. Veamos un ejemplo. Aprender alemán Hablar alemán no es fácil. Pero cualquiera que se ponga a ello aprenderá al cabo de un tiempo. ¿Por qué? Porque hay un proceso de aprendizaje claro estructurado por niveles donde el alumno va avanzando en cuanto a conocimientos y habilidades poco a poco, asentando cada paso antes de pasar al siguiente. Ninguna escuela de idiomas pretende que el alumno hable alemán fluido el primer día. Y esta negación del aprendizaje acelerado es lo que garantiza el éxito y la seguridad en una conversación. Tampoco podremos aprender medicina, ni arquitectura, ni chino en dos días. Todos los sistemas de aprendizaje que no permitan a la mente interiorizar cada paso por separado están condenados a fracasar. Es cierto que hay técnicas de estudio que permiten acelerar un poco el proceso, pero atento a lo que voy a decir: Las buenas técnicas de estudio son las que te ayudan a interiorizar cada paso más rápido, no las que pretenden que te saltes pasos. Este matiz es importantísimo. Fundamental. No te fíes nunca de un sistema de enseñanza que te venda la idea de que tu mente puede aprender algo sin interiorizar las cosas paso a paso. www.alvarotineo.com
  • 91. 92 Para hablar alemán primero tendremos que aprender la pronunciación. Punto número 1. Es insoslayable. ¿Tendrá sentido empezar a conjugar verbos si no sé cómo se pronuncian? No. ¿Podré aprender expresiones si aún no sé cómo se dicen las letras? Tampoco. Y así sucesivamente. Es de cajón, de máxima lógica. Para aprender un idioma lo primero es la pronunciación, lo segundo el vocabulario, lo tercero hacer frases en infinitivo y de modo súper simple, más tarde vendrá la gramática y por último, las expresiones y modismos. Y cada uno de estos pasos habremos de trabajarlos y practicarlos por separados. Con la relación con las mujeres ocurre lo mismo. Hay pasos que no nos podemos saltar. Si no sé entablar una buena conversación, ¿cómo voy a pretender poder besarla? En serio, el uno va a antes que el dos, y éste antes que el tres. Vamos con otra regla que debes aplicar a rajatabla: Nunca pases de nivel hasta que no seas un completo maestro del anterior. Este concepto has de tatuártelo, grabártelo a fuego, recordarlo hasta el fin de los tiempos. Nuestro cerebro aprende de la siguiente forma: 1- Escucha una teoría nueva, pensemos por ejemplo en el ejemplo que citamos anteriormente de aprender a conducir un coche. Nuestro cerebro recibe la información de que cuando rotamos el volante a la derecha, el coche gira a la derecha. 2- Comprobamos la teoría. En ese momento nuestra mente nos hace mover el coche y prestar atención a lo que ocurre. Cuando ve que, efectivamente, el 100% de las veces que giramos a la derecha el coche sigue esa misma dirección... obtenemos confirmación: el volante siempre hace girar al coche de la misma forma. 3- Activamos la sensación de certidumbre. En ese momento nuestro cerebro empieza a sentir seguridad de que controla el proceso porque el 100% de las veces la conducta realizada (girar el volante a la derecha) produce el mismo resultado (que el coche se mueve en esa dirección). 4- Automatizamos. Una vez que el cerebro ha confirmado que hay certidumbre de que algo ocurra siempre de la forma esperada, entonces pasamos la gestión de esa conducta a nuestra mente subconsciente. Es decir, que interiorizamos y automatizamos ese proceso de modo que, a partir de ese momento, giraremos el volante hacia la dirección apropiada sin que nos demos cuenta y sin que nuestra mente consciente intervenga en el proceso. Esto es así hasta el punto de que al cabo de cierto tiempo, podremos incluso estar hablando con un amigo, mientras conducimos sin ser conscientes de nada de lo que hacemos. Nuestra mente subconsciente estará completamente centrada en conducir por nosotros, sin necesidad de que prestemos atención. Se activa el piloto automático. Este es el nivel de maestría que queremos conseguir en la relación con las chicas. ¿No sería maravilloso que fluyeras por una conversación con una chica que te gusta con la misma comodidad, habilidad, tranquilidad y deleite que tendrías conduciendo por un paraje natural www.alvarotineo.com
  • 92. 93 nuevo y desconocido? Sería fascinante llegar a ese nivel, ¿a que sí? La idea de este libro es ayudarte a conseguirlo. El primer día que condujiste quizá tenías cierto miedo o nervios... pero poco a poco esa sensación se desvaneció... ¿verdad? La razón es que tu mente fue teniendo certidumbre. Así que el miedo no tuvo sentido nunca más. El miedo SIEMPRE surge de la incertidumbre. Ocurre cuando no controlamos un proceso. Cuando hay variables que no controlamos o no sabemos gestionar con un alto porcentaje de éxito. Si yo aprendo a conducir poco a poco, mi mente siempre tendrá certidumbre. El primer día aprenderé a arrancar el coche y meter la primera marcha correctamente. Después de una hora de hacer simplemente ese ejercicio... dominaré el proceso a la perfección. Ya no tendré miedo a arrancar el vehículo. El segundo día, aprenderé a andar un poco y mover el volante calculando distancias. Y así sucesivamente. Si cada día aprendo una cosa nueva y dedico el tiempo necesario a que mi cerebro lo aprenda, lo compruebe, lo vea como cierto y lo automatice... en muy poco tiempo conduciré sin problema alguno. Ahora bien, imaginemos que yo no he conducido nunca y ,de pronto, un instructor de conducción me pone en una autopista a 200km/h y me cede el control del coche sin haberme dejado practicar nunca nada por separado. En ese momento mi mente se verá absolutamente abrumada con la idea de gestionar quince o veinte variables a la vez sin haber podido practicar cada una de ellas por separado. Tendré que: 1- Calcular bien distancias. 2- Dominar las marchas. 3- Controlar los pedales. 4- Mirar por los espejos. 5- Estar pendiente de otros coches. 6- Respetar las señales de tráfico. 7- No sobrepasar los límites de velocidad. 8- Etc. ¿Es un cerebro humano capaz de controlar todas esas variables a la vez sin haberlas practicado previamente por separado? La respuesta es claramente NO. Con las chicas ocurre exactamente lo mismo. El 99% de los manuales, cursos y talleres de seducción intentan hacerte lo mismo que en el caso del coche: pretenden que conduzcas un coche a 200km/h a la perfección, sin haberte dado tiempo de practicar durante algún tiempo cada paso por separado. Pretenden que en un solo curso, o con un libro salgas de ahí: 1- Abriendo. 2- Enganchando el 100%. 3- Teniendo un buen lenguaje corporal. 4- Mirando a los ojos y sonriendo. 5- Teniendo una conversación fluida. 6- Soltando rutinas y gags graciosos de forma espontánea y relajada. 7- Haciendo contacto físico sin problemas. www.alvarotineo.com
  • 93. 94 8- Escalando físicamente. 9- Creando conexión emocional con la chica. 10- Mostrando valor y liderando la interacción. 11- Besando a la chica. 12- Creando intimidad con ella. 13- Etc. Por amor de dios, esto es IMPOSIBLE. Te lo digo de corazón y de forma realista. Eso es imposible El cerebro humano no puede gestionar tantas variables a la vez. Simplemente, no funciona así. Por qué dedicar muchos años puede ser inútil Si aprendes de la forma equivocada puedes estar años y años intentando aprender algo y no conseguirlo jamás. Si empiezas en un nivel de destreza muy superior al que puedes gestionar tu cerebro no será nunca capaz de controlar nada, y sentirá miedo. Al sentir miedo, por la incertidumbre (recuerda que el miedo siempre es un resultado de la falta de control/certeza en un proceso) se bloquea, anula tu lucidez y te impide hacer nada. Por eso te da tantísimo miedo al abordaje. Lo más probable es que hayas intentado aplicar demasiadas cosas a la vez. Si vas paso a paso, tu mente no te da miedo. Esto es como intentar hacer pasar algo muy grande por un agujero pequeño. Puedes estar un año entero intentando que un coche entero entre por una puerta. Pero eso no tendrá nunca lugar por muchos años que dediques a intentarlo. Ese coche sólo pasará por la puerta cuando lo desmontes por piezas y las pases una a una. Nuestra mente funciona de la misma forma. Un conocimiento formado por muchas piezas no puede abordar de golpe. Tendrás que desmenuzarlas una a una y pasarlas de forma ordenada. Si intentas pasarlas todas a la vez podrás estar años y años sin aprender nada, ni mejorar tus habilidades. Por eso hay alumnos que después de cinco años siguen teniendo miedo al abordaje, porque el coche sigue sin caber por la puerta. Incluso hay profesores de seducción que dicen que ese miedo es natural. La razón es que ellos siguen teniendo miedo porque, aunque son buenos ejecutando ciertas variables, no han tenido nunca una sensación interna de certidumbre al hacerlo. Siguen dudando de que algo falle. Y por eso tienen miedo. Pero ese miedo no es algo INNATO. NO ES NATURAL. Eso es mentira. Hay mil naturales que no tienen miedo alguno ni al abordaje ni a besar, tocar y avanzar con una mujer. Te lo puedo asegurar. Conozco a decenas de ellos. Y no tienen miedo. Si ellos no tienen miedo, es que no es innato. Algo hay ahí que no te han contado. Plantéate que tu profesor de seducción puede no haber aprendido con un método de aprendizaje por pasos y de forma consistente. Por mucho éxito que tenga, no quiere decir que sienta internamente una alta sensación de certidumbre con lo que hace, porque ha podido, www.alvarotineo.com
  • 94. 95 perfectamente intentar aprender cosas de golpe y después de años, le pueden quedar restos de miedos, y falta de certeza en algunas cosas. No quiero decir que esos profesores no te puedan ayudar. Al contrario, a alguien que empieza podrán ayudarle y mucho. Lo único que digo es que NO les creas cuando te digan que es innato tener miedo. Eso es mentira. El miedo surge de la incertidumbre. Y si trabajas bien, ese miedo no volverá a aparecer jamás. Así que ahí vamos con otra regla: Si tienes miedo de hacer algo con una chica será siempre porque no tienes certidumbre sobre lo que puede ocurrir. Y eso sucede bien porque te falten conocimientos, o bien porque te falte práctica. Sé que estás pensando que has leído demasiado y que es imposible que te falten conocimientos. Pero quizá te equivoques. Lo importante no es tener muchos conocimientos, sino tener el conocimiento adecuado. Además, tú puedes tener mucho conocimiento general sobre seducción, pero por ejemplo, no haber estudiado en detalle la apertura. En cuyo caso, intentarás abrir y no sabrás calibrar bien y no podrás tener herramientas para abrir siempre con eficacia. Si tú abres siempre de la misma forma y una de cada tres chicas te responde mal, es porque te falta información. ¿Por qué esa chica de cada tres no te responde bien? Una chica de cada tres es una proporción muy alta. Si la que te falla es una de cada veinte, entonces tranquilo. Vas por buen camino. Pero una de cada tres es mucho. Algo de información te falla. Quizá ese tercio fallido se debe a que son chicas que necesitan más valor, o más delicadeza, o más liderazgo. Te falta teoría. Antes de pasar a lo siguiente tienes que resolver ese problema. Un problema de este tipo sería equivalente a que de cada tres veces que giras el coche a la derecha, el vehículo gira a la izquierda. ¿Te imaginas el quebradero de cabeza que sería eso? ¿Crees que tu cerebro te dejaría automatizar los giros si hubiera una tan alta proporción de respuesta inesperada y no controlada al hacer los movimientos? Jamás. Tu cerebro no te permitirá jamás automatizar un proceso que tiene tantísima incertidumbre. Porque si te permitiera hacerlo en uno de esos giros automatizados, el coche iría hacia al lado equivocado y si tu no estás conscientemente pendiente de eso, te matarías. Tu mente no se puede permitir automatizar un proceso incierto, descontrolado o desconocido. Con una chica ocurre lo mismo. Tu cerebro jamás de los jamases te permitirá interiorizar o automatizar la apertura si ve que una de cada tres veces (por poner un ejemplo) la chica responde mal o de una forma que no esperas. Sé que tú ahora me podrás decir que no somos infalibles y que no podemos caer bien a todas las chicas. Ante lo cual yo te respondo: 1- Caer bien a todas las chicas es más fácil de lo que piensas. Lo difícil es gustar a todas las chicas. Pero con empatía, buen humor, práctica y cariño, es complicado caer mal a alguien. 2- Si las respuestas negativas están por debajo del 10%, entonces lo respeto. Si es una chica de cada diez o cada veinte la que te responde fatal, entonces es probable que sea porque es una chica con problemas. www.alvarotineo.com
  • 95. 96 3- Aprende a diferenciar cuándo estás fallando tú y cuándo está ocurriendo algo externo. Muchas veces inicias una interacción y estás frío, no estás cómodo y recibes rechazo. Ese momento, ¿estás ante una chica antipática, o es que tú estabas frío y con mala actitud? No estoy diciendo que seas un súper héroe. Nadie es perfecto. Y a mí me pasa mil veces que estoy frío y empiezo una interacción con no muy buena actitud y recibo rechazo. Claro. A todo el mundo le puede ocurrir, especialmente si estás aprendiendo. Pero en ese momento sé honesto y no digas “esta chica es idiota”, sino más bien piensa “vaya, debo estar un poco frío y haber entrado con una actitud no muy buena”. Si tú entras con cariño incondicional, buen rollo, sonriendo, alegre y sin mostrar necesidad es muy raro que las chicas respondan mal. En serio, si ellas responden mal, la inmensa mayoría de las veces es porque tú no lo estás haciendo bien. Si no haces bien las aperturas en un altísimo porcentaje de las veces, no aprendas ni practiques nada más. No intentes aparcar si no sabes cómo girar el coche. Ve paso a paso. Repetiré lo dicho anteriormente: No pases al siguiente nivel hasta ser un completo maestro del anterior. Quizá pienses ahora que aplicando esta regla tardarás mil años en aprender todo lo necesario, pero te equivocas. De hecho no puedes estar más equivocado. Cuanto más sólidamente aprendes los primeros pasos de la interacción, más rápido y eficientemente aprenderás todo lo demás. Si, por el contrario, intentas correr y hacerlo todo de golpe, estarás años intentando aprender algo que no dominarás jamás, porque estás haciendo pasar un coche por una puerta, y por mucho que lo intentes, nunca cabrá. www.alvarotineo.com
  • 96. 97 Salidas intrínsecas Un elemento muy importante a la hora de trabajar la personalidad intrínseca... es que cuando salgas, plantees las salidas de forma congruente. La idea es que hagas lo que hagas para salir, socializarte o conocer chicas, disfrutes al margen del resultado. No dependas de los demás para pasártelo bien, porque entonces estarás perdido. Las consecuencias serán: 1- Que te vas a aburrir como una ostra. 2- Tu mente va a pensar en resultados y se va a estresar. Esto va a provocar que el estado de flujo se anule y estés todo el rato con mucho miedo y necesidad. No vas a fluir nada. 3- Las chicas van a notarte raro y te va a costar horrores crear conexión o parecer normal. Se va a percibir que no estás disfrutando. 4- No vas a aprender ni mejorar, porque, como ya dijimos antes, si no estás en flujo, tu cerebro le va a dar la espalda totalmente al aprendizaje, al no parecerle evolutivamente relevante. Así que, hazte un favor a ti y a tu cerebro, y disfruta. Disfruta con cosas que dependan de ti y que controles. Da igual que salgas por la noche, o por el día, que estés en un centro comercial, un parque, un gimnasio o una discoteca, el principio es el mismo: plantéalo para pasártelo bien al margen del resultado. La inmensa mayoría de los chicos salen por la noche a ligar. Y su único motivo para elegir un lugar u otro es que haya chicas atractivas. Como apunte diré que los locales nocturnos viven y se enriquecen a base de aprovecharse de este fenómeno. Hasta el punto de que en muchísimos locales cobran entrada sólo a los chicos, asumiendo que todos ellos están dispuestos a pagar lo que sea con tal de ver mujeres atractivas. Por favor, no seas uno de ellos. Eso es demasiado necesitado. Pagar, perder varias horas y pasarlo mal sólo para verte rodeado de mujeres atractivas no es la actitud que quieres potenciar para tener éxito con las chicas, te lo aseguro. Diviértete. Es mucho más eficiente y fácil conocer una chica atractiva en un sitio que te encanta y te divierte (aunque en ese sitio no haya especial proporción de mujeres muy atractivas), que intentarlo en un sitio lleno de mujeres hermosas, pero que ni te gusta ni te hace pasártelo bien. ¿Por qué? Porque si tú, por ejemplo, estás en un concierto de tu grupo preferido... es mucho más sencillo que fluyas, seas tú mismo y des una buena impresión. Pasártelo bien te hace muy atractivo. Estar ahí aburrido sólo para ligar, proyecta la contrario. www.alvarotineo.com
  • 97. 98 Apuntes para que tus salidas sean intrínsecas Si quieres plantear tus noches y salidas de forma intrínseca, consiguiendo que te generen flujo sin hacer esfuerzo, te recomiendo que tengas en cuenta las siguientes cosas: 1- Sal con gente que te divierta. La gente con la que sales, importa. Y si tu gente no te garantiza disfrutar... si no tienes confianza con ellos, o no contribuyen a que mejores tu relación con las chicas, es mejor que no salgas con esas personas, incluso si es necesario, es preferible salir solo que con una mala compañía. Ya sé lo que estás pensando: si salgo solo por la noche voy a parecer un bicho raro. Muy bien, vamos por partes. Primero, ¿por qué razón debes salir por la noche? Es más, considero que la noche es el peor escenario posible para conocer chicas, especialmente si nos referimos a discotecas (salas de conciertos, shows de humor, magia, o incluso locales de primera copa donde no esté la música muy alta, son muchísimo mejores). Segundo: si eliges bien los sitios y te encantan al margen de lo que ocurra externamente, todo es menos raro. Ir a una discoteca solo es muy raro y poco congruente. Porque nadie se lo pasa bien ahí solo. Pero ir a un espectáculo de magia, un concierto o un monólogo de humor solo no es tan raro. Y no es tan raro porque son cosas divertidas de por sí, que te permitirán socializarte sin parecer necesitado. Si te sigue dando cosa salir solo... te planteo una cosa muy sencilla. Cambia el punto de vista y pasa a ser el líder en vez de un seguidor. La gente que tiene problemas para encontrar gente con la que salir que les aporte siempre son personas que adoptan el papel de seguidores. 2- Encuentra sitios que vayan con tu estilo. Es mucho más fácil divertirse en un sitio en el que la música y el ambiente te encantan, que yendo a otro que aborreces. Si no conoces sitios que te convenzan mucho investiga sitios nuevos, mira en internet, pregunta a tus amigos o conocidos, etc. 3- Vístete de modo que estés cómodo y sea congruente con tu estilo. Aunque no lo creas, la forma en la que vestimos influye muchísimo en cómo nos sentimos anímicamente cuando salimos. Si vamos atrayendo más miradas de las que estamos preparados para soportar estaremos incómodos y nos sentiremos cohibidos. Si, por el contrario, vestimos con demasiada poca personalidad, nos sentiremos apagados y no demasiado autoconfiados. El punto medio es la clave. Encuentra un estilo que vaya con tu personalidad y que no sea más llamativo de lo que eres capaz de gestionar cómodamente. 4- Selecciona sitios que tengan más cosas que hacer que, simplemente, ligar. Esto hará que no centres toda tu atención en los resultados, y que puedas disfrutar de la noche, al margen de si consigues un número de teléfono o no. Esto puede conseguirse fácilmente en un sitio de conciertos (donde la música y el concierto ya son suficientemente entretenimiento), un www.alvarotineo.com
  • 98. 99 sitio donde puedas bailar, un monólogo de humor, o incluso una reunión de amigos en vuestro local preferido. Lo que está claro es que si sales con gente que no te cae bien, a un sitio que no te gusta, vistiendo de forma que no va contigo y únicamente lo haces para ligar… es bastante complicado que tu mente entre en flujo y que no esté constantemente pensando en resultados. Veamos en detalle los puntos de esta lista. www.alvarotineo.com
  • 99. 100 Sitios para salir intrínsecos Aceptémoslo. Hay sitios que nos encantan y en los que nos lo pasamos bien hagamos lo que hagamos, y otros en los que sólo vamos para ligar. Esto es así. Y cuanto antes lo asumamos, mejor. Una vida intrínseca ha de basarse en hacer cosas que nos encanten, por el simple proceso de realizarlas, al margen del resultado. Así que la pregunta clave es: ¿me compensaría estar en este sitio aunque no ligara con ninguna chica? Si la respuesta es afirmativa, estarás en el sitio perfecto. De lo contrario... deberías elegir un sitio mejor. Que un local tenga chicas atractivas no debería ser motivo suficiente para ir. De hecho, si hay un atributo que no deba ser únicamente tenido en cuenta, es ese. En primer lugar, ese enfoque se basa en un tremendo sentimiento de escasez y necesidad. Y, en segundo, si vas a un local sólo porque haya chicas atractivas, te aseguro que no vas a ligar nada. Porque estarás totalmente en extrínseco. No se te activará el flujo bajo ninguna circunstancia. Y eso hará que seas socialmente torpe y poco divertido. La música del local, por ejemplo, es muy importante. ¿Te gusta la música de los sitios a los que vas? ¿Te motiva a bailar, a moverte y a tararear todas las canciones? Puede que en tu ciudad no haya sitios que te encanten al 100% pero seguro que hay unos que te gustan más que otros. Lo importante no es que los sitios que haya sean perfectos (porque eso no existe), sino que dentro de los que encuentres, escojas los más intrínsecos. Compara unos con otros, y elimina de la ecuación que el local esté de moda o que mucha gente vaya a ellos. Céntrate en que te gusten a ti. Y que puedas pasar un buen rato. Quizá lo que ocurra es que no te gusten las discotecas, ni salir por la noche. No lo hagas. Te aseguro que no hay ninguna ley que prohiba conocer chicas por el día, o a través de otros ambientes. Si te gusta el día, aprende habilidades de sociabilidad diurnas y practícalas. Si te gusta la música, conoce chicas en conciertos. Y si te gusta leer, hazlo en bibliotecas. Es mucho más fácil aprender habilidades sociales de un entorno que te guste... que intentar que te guste un sitio que no te gusta. Es decir, es más fácil que aprendas habilidades para conocer chicas por el día, si eso es lo que te gusta... que intentar convencer a tu cerebro de que disfrute en un sitio que ni va contigo, ni te motiva, ni tiene el tipo de personas que te suelen caer bien. Es verdad que cuantas más habilidades sociales tengas, más fácil será que un sitio te guste. Pero no intentes ser perfecto. No pretendas hacerlo todo bien desde el principio. Una vez más, acepta la realidad. Si hoy por hoy, aún no dispones de un arsenal de habilidades sociales que te permitan disfrutar en cualquier contexto, ve poco a poco. Escoge sitios que sean intrínsecos para ti, que te hagan disfrutar al margen del resultado, y empieza en ellos. Primero, genera flujo. Y luego, aplica habilidades. No al revés. El tipo de gente que va a un local también importa. Al igual que te dije antes, soy consciente de que no existe el local perfecto. Pero dentro de cada ciudad habrá sitios con tipos de gente que vayan más o menos contigo. ¿Con qué gente estás más a gusto? ¿Con los pijos o con los góticos? ¿Con la gente de más de 35 años o con los de 18? Elige de antemano un contexto que encaje lo más posible contigo. Soy consciente de que lo ideal es www.alvarotineo.com
  • 100. 101 poderse llevar bien y conectar con todo el mundo en cualquier contexto. Pero date la oportunidad de salir de tu zona de confort poco a poco. No te tires al vacío. Encuentra entornos donde estés cómodo y empieza por ahí. Las experiencias pasadas también pueden darte buenas pistas. Haz memoria, ¿en qué sitios te lo pasaste mejor? ¿Cuándo se te activó el flujo de forma natural? Si hay un sitio de conciertos, donde siempre que has ido te lo has pasado genial, pues ya tienes mucho ganado. Empieza por ahí. Si, por el contrario, en tu ciudad hay una discoteca donde siempre que has ido, te has aburrido... ese no es tu sitio. Repasa tus salidas pasadas mentalmente y escoge los sitios donde mejor te lo has pasado. No. No vale que escojas los sitios donde más has ligado. Céntrate en lo intrínseco. No en lo extrínseco. Piensa sitios donde TÚ te lo pasases bien al margen del resultado. Lo mismo ocurre con la gente con la que sales. Sé que a veces es difícil encontrar gente que sea buena para salir y conocer chicas, pero, al igual que te dije antes... aunque la perfección no exista... por lo menos elige lo más óptimo dentro de las opciones que tienes. De los amigos que tienes ¿cuáles te ayudan a pasártelo mejor? ¿cuáles te dan mejor entorno para practicar tus habilidades sociales? Por último, he de decirte que si tus amigos son tóxicos a la hora de salir... haz algo por encontrar amigos nuevos. No te pongas excusas como “es muy difícil encontrar gente para salir”, “la gente del mundo de la seducción es rara”, o “no estoy cómodo quedando con gente de internet o que no conozco”. Si algo no te funciona, cámbialo. Muévete. Queda con gente nueva constantemente y haz algo por cambiar tu realidad. Si no tienes amigos para salir, encuéntralos. En Facebook hay mil grupos de seducción, habilidades sociales y mejora personal. En internet hay mil foros y páginas donde encontrarás cientos de miles de personas de cualquier lugar del planeta deseando conocer gente nueva. Si no tienes gente nutritiva con la que salir. Búscala. Y ya que estás practicando habilidades sociales, te sugiero una cosa más. Que tus habilidades sociales también te ayuden a conocer chicos. ¿Por qué salir sólo a conocer mujeres? Si sales con la mente abierta, y trabajas tus habilidades sociales, en general... deberías hablar también con hombres. Considero que esto es muy importante por varios motivos: 1- Te quitará el aura de “salgo sólo a ligar” que tanto espanta a las chicas. Te verán realmente como alguien sociable y atractivo que no está desesperado por conocer chicas. 2- Te brindará un montón de experiencia para gestionar grupos mixtos. La mayoría de las chicas atractivas salen con chicos. Estos pueden ser novios, amantes o, simplemente amigos. En cualquiera de esos casos, saber tratar con ellos es básico para que puedas hablar con el grupo sin generar enemistad ni mal rollo, y para que puedas llegar a conquistar a la chica que esté soltera y simplemente esté saliendo de fiesta con un amigo masculino. 3- Te ofrecerá la posibilidad de conocer chicos que pueden ser tus futuros amigos. www.alvarotineo.com
  • 101. 102 4- Te hará más feliz porque es un enfoque más sano y natural. Hablar con la gente y desarrollar habilidades sociales, en general, es mucho más positivo que salir sólo a aprender a ligar. Casi te puedo garantizar que si no tienes gente con la que salir es porque, hasta ahora, tu única motivación ha sido sólo conocer chicas. Sal a hablar con todo el mundo, olvídate de ligar y los resultados, y ya verás cómo en poco tiempo tendrás todos los amigos que quieras para salir. Y ninguno será una compañía tóxica. www.alvarotineo.com
  • 102. 103 Apariencia intrínseca Una apariencia intrínseca es aquella que nos gusta y nos hace sentirnos a gusto con nosotros mismos al margen de la validación o aprobación externa. Vestir en un estilo que no va con nosotros, o peinarnos de la forma socialmente aceptada para no desencajar no es un enfoque intrínseco. Un estilo, en cambio, basado en nuestra propia personalidad, con elementos en los que creamos y que nos gusten, al margen de la validación externa... sí que sería intrínseco. No hace falta que te pongas una cresta, ni que hagas suicidios sociales. Estar integrado en la sociedad es algo importante para ser feliz. Y no considero que debamos llegar al extremo de generar rechazo u ostracismo con nuestra vestimenta. De hecho, un look excesivamente agresivo suele esconder detrás inseguridad y resentimiento con el mundo. Alguien sano, feliz y completo no necesita rebelarse contra nadie, ni “demostrar” que es diferente. Demostrar algo, sigue siendo una forma de buscar validación. El rebelde que desafía con su vestimenta no es otra cosa que alguien que demanda cariño y atención. Eso no es trabajar de forma intrínseca. Si vistes de forma radical para que los demás “vean” que no eres como el resto... sigue siendo una actitud extrínseca, porque basas tu conducta en lo externo, en la reacción de la gente. Una apariencia intrínseca es aquella que está en equilibrio. No molesta a nadie. No pretende buscar reacciones en los demás... ni buenas, ni malas. Simplemente se basa en pequeños detalles en los que uno cree. Y que son congruentes con tu personalidad. Personalidad, estilo, congruencia, pero sin extremos. Los extremos siempre son indicativo de una alta necesidad de cariño. Como digo, siempre buscan una validación o efecto externo. Si consigues trabajar una apariencia intrínseca, congruente, sana e integrada en la sociedad... tus emociones cambiarán. El ser humano experimenta una extraña y positiva sensación de autoconfianza cuando camina en la dirección de sus ideales, de las cosas en las que cree. Te darás cuenta de que al vestir en base a las cosas que te hacen feliz, y en las que crees... te notarás más relajado, más tranquilo, más en armonía con lo que eres. Lo difícil es no hacerlo para impresionar o demostrar cosas a los demás. No se trata de demostrar que eres distinto. Ese es el gran error. Y soy consciente de que este matiz es muy sutil. No es cuestión de que vistas para que la gente se dé cuenta de que eres diferente. Es eso precisamente lo que intento que no hagas. Lo que quiero es que vistas para estar tú cómodo. Con cosas que te sienten bien. Que saquen lo mejor de ti. Con colores que te gusten y con pequeños elementos que te hagan disfrutar de lo que llevas. www.alvarotineo.com
  • 103. 104 Estilo intrínseco Lo mismo que dije para la apariencia, lo digo para la forma en la que te relaciones con las chicas. Hay personas más calladas, otras más dicharacheras, unas más graciosas, otras más serias... algunas que adoran la música, otras que aman el cine, etc. Y a la hora de relacionarse con chicas, hay hombres que disfrutan más siendo más directos, otros que valoran ir poco a poco, y así sucesivamente. En el mundo de la seducción hay una distinción entre el estilo directo y el indirecto. El estilo directo sería aquel que muestra desde el principio, abierta y sinceramente, que tenemos interés en la chica porque nos atrae físicamente. Entradas en estilo directo serían por ejemplo: “Quiero conocerte porque me pareces una chica muy atractiva...” o “ me ha llamado mucho la atención tu estilo y no me perdonaría dejar pasar la oportunidad de conocerte”, etc. En el estilo indirecto, por el contrario, se empieza siendo simplemente majo y teniendo una conversación casual... y sólo cuando la chica está ya cómoda y empieza a mostrar interés... entonces se plantea, poco a poco, que puede surgir algo más entre ambas partes. Formas de entrar desde el estilo indirecto podrían ser, desde preguntar por una cafetería (y a partir de ahí empezar una conversación), o hacer una encuesta de humor preguntándoles algo gracioso, hasta hacer un truco de magia. Ambos estilos son interesantes y funcionan muy bien. Si me preguntas cuál es más recomendable, yo te contestaría que depende de la situación y de la chica. Pero mucho más importante que saber cuál es mejor... es ver cuál te gusta a ti y con cuál disfrutas más. Mucho antes que plantearte cuál funcionaría mejor, debes pensar cuál te hace más feliz. Y no sólo para elegir la forma de iniciar la interacción. Para toda la interacción con una chica deberías plantearte lo mismo. Encuentra tu estilo y empieza por las cosas que a ti te gusten. Si te divierte más el directo, hazlo. Si prefieres el indirecto, adelante. Si los dos te gustan y estás cómodo con ambos, también genial. Si tu meta es trabajar tus habilidades sociales al máximo, quizá debas acabar dominando ambos estilos. Pero hoy céntrate en el que más feliz te haga. No pienses en el futuro. Disfruta del proceso y encuentra el estilo que más te guste. A la hora de elegir las conversaciones o la forma en que hablas, ocurre lo mismo. No intentes ser gracioso si no va contigo. Una mujer no necesita que hagas nada concreto... lo único que necesita es que seas único y que tengas una realidad poderosa. Que poseas una personalidad intrínseca. No hables de caballos si eso te aburre. No cuentes chistes si no eres una persona divertida. No piropees si la chica no te despierta atracción. Nada de eso es necesario. Lo único importante es que poco a poco trabajes tus habilidades sociales y que cada vez seas más extrovertido. Sé como tú eres. Y sé natural. Ellas lo prefieren y se sienten mucho más atraídas por alguien auténtico y que está cómodo ante la situación. Un error que cometen los hombres una y otra vez es actuar con poses. Ir de tipos duros, o de interesantes. En serio, eso NO funciona. Ni les gusta a ellas, ni te hará disfrutar a ti. www.alvarotineo.com
  • 104. 105 Tampoco te obsesiones con tener tu estilo. Tu estilo irá cambiando, porque tú cambiarás. Con los años, e incluso con los meses, habrá cosas que ya no te gusten, que ya no te diviertan igual. Muchos chicos me preguntan cómo saber cuál es su estilo. La respuesta es muy fácil: aquel que te haga disfrutar al máximo y pasártelo lo mejor posible. Ese es tu estilo. No tiene más misterio. Céntrate en trabajar de dentro afuera. Lo que más feliz te haga, más poder te dará, más único te permitirá ser. Y para encontrar esa forma de actuar que te divierta... no podrás copiar a nadie, porque nadie es como tú. Nunca bases una actitud en el resultado. No intentes actuar de una forma concreta para ligar con una chica. Haz las cosas teniendo en cuenta, por encima de todo disfrutar. Porque la intrinsicidad, el flujo y la diversión, son el rasgo más atractivo, más auténtico y poderoso que tiene un hombre. www.alvarotineo.com
  • 105. 106 Abridores intrínsecos La frase que eliges para iniciar una interacción con una mujer también es algo que, claramente, puedes hacer de forma intrínseca. Estoy harto de ver cómo alumnos de seducción comienzan a hablar con una chica utilizando frases y estilos que no van para nada con ellos. Y claro, eso no tiene buen futuro. Una vez más, lo importante es que te diviertas y disfrutes. Que hagas algo congruente contigo, al margen del resultado. Mucho más importante que conseguir un resultado u otro con la chica es que tú te lo pases bien, estés cómodo y disfrutes. En mi opinión, a la hora de elegir “abridores” deberías tener en cuenta las siguientes cosas: 1- Que estés cómodo haciéndolo y tenga un nivel de dificultad que puedas manejar bien. Quizá preguntar a una chica por un buen restaurante no sea la frase estrella para conseguir su teléfono, pero si eres tímido y estás empezando, es muchísimo mejor preguntar eso y estar cómodo al hacerlo, que no intentar algo mucho más complicado y estar nervioso y sufriendo. 2- Céntrate en tus habilidades y en sentirte cómodo y cariñoso... las chicas a veces responden bien, a veces mal... y según el momento puede que eso no dependa de ti. Es por ello que lo único importante es centrarte en estar tú cómodo, en ser cariñoso y en trabajar tus habilidades. Lo importante no es que “esa” chica te conteste bien, sino que tengas la capacidad de iniciar interacciones con chicas cuando tú lo desees, sin importarte el resultado. El hábito es la clave. 3- Elige abridores que te diviertan y/o en los que creas. En los abridores a mí sí me parece bien empezar utilizando frases hechas para romper el hielo siempre que éstas vayan contigo y te divierta hacerlas. Pero no seas típico. Dedica algo de tiempo a buscar abridores por internet que realmente te gusten para irte soltando y practicar. No esperes a que otros te den ideas. Toma responsabilidad y buscar TÚ. Investiga en la red y encuentra frases que vayan con tu estilo. Hay infinidad de foros y grupos donde encontrarás muchísimo donde elegir. 4- Cuando abras, no pienses en enganchar. Céntrate únicamente en estar cómodo y vivir el momento. www.alvarotineo.com
  • 106. 107 Piropos intrínsecos Cuando estamos ante una chica atractiva, nuestra mente presta atención a su apariencia. Se da cuenta de los detalles y nos hacemos conscientes de que esa mujer nos gusta. Ese primer proceso de atracción y consciencia del mismo es muy instintivo y sano. Y es la parte que tendremos que utilizar para decir buenos piropos y hacerla sentir especial. La parte posterior que nuestro cerebro suele activar, de pensar en resultados, abrumarse por no verse capaz de conseguir a la chica, racionalizar el proceso para saber qué decir y gustarla por ello, e intentar sacar mil teorías de por qué se debería decir o no un piropo y cómo hacerlo... es la parte que hay que eliminar. Yo llamo “piropo intrínseco” a aquel que se basa en una opinión sincera que no busca un resultado, sino que es un regalo que hacemos porque realmente pensamos eso de la otra persona. Un piropo debería expresarse del mismo modo que se alaba una canción que nos gusta. Cuando un tema te gusta... dices lo que realmente piensas. Lo expresas como una forma congruente de plasmar tus pensamientos. No lo haces para conseguir que el grupo te meta de vocalista o para ganar dinero siendo su manager. Lo haces porque el proceso de expresar algo en lo que creemos nos hace felices. Porque el ser humano es un animal social. Y expresar tu identidad, sea de la forma que sea, te hace sentir poderoso y autorrealizado. Frente a una mujer sexy, nuestro cuerpo se activa. Nos ponemos en marcha, sentimos cosas. Observamos y valoramos positivamente lo que vemos. Un piropo no debería nunca ser una frase para conseguir algo externo (extrínseco). Debería ser una expresión de identidad (intrínseco). Y si lo hacemos de forma intrínseca, el impacto será muy profundo en la chica. Tú me puedes decir que todos los chicos piropean. Que eso no te desmarca. Y tienes razón a medias. Es verdad que muchos hombres halagan a las mujeres, pero lo hacen para gustarlas. No para expresar su identidad. Buscan un resultado al hacerlo. Y ellas notan en seguida que es forzado... y, sobre todo, que la emoción que hay detrás es la necesidad. Un hombre que haga un cumplido como forma de expresar su identidad, sus gustos y su forma de ver la belleza nunca será percibido igual que otro hecho para ligar. Las mujeres notan estas sutilezas con un nivel de precisión que te dejaría boquiabierto. No caigas en el error de pensar que es lo mismo, porque no lo es. Y ellas lo notan. No es igual hacer un piropo para conseguir un resultado, que como una forma de expresar tu identidad. Recuerda que la mejor forma de hacerlo es como si hablaras de tu canción preferida. Si un amigo tuyo te muestra una canción que te encanta, ¿cómo le expresarías que te gusta? ¿Qué le dirías? Pues esa actitud y forma de decirlo es exactamente la que deberías usar con una chica para piropearla. No busques causar un efecto en ella. Di lo que tú realmente pienses. Lo que esté en concordancia con tu personalidad, con tus gustos y tu identidad. Si lo haces de esta forma, no sólo tu actitud será diferente a la que tengan con ella el resto de hombres, sino que además le dirás cosas que no estará acostumbrada a oír. Si realmente expresas las cosas que a ti te gustan de ella, verás que en www.alvarotineo.com
  • 107. 108 vez de decirle que es “sexy” o “está buena”, serás más preciso. Más observador. Valorarás cosas que sólo puedes valorar tú. Al igual que con la canción. Si una canción realmente te gusta, no dices que es bonita. Dices que es muy pegadiza, que te incita a bailar, que tiene una melodía rara pero súper emocional, o que no sabes por qué pero tiene un ritmo que te encanta. Con una chica atractiva deberías decir las mismas cosas. Frases como: me encanta cómo vas pintada; tienes unos ojos que transmiten un misterio y una sensualidad increíbles; ese vestido te hace una cintura y un culo espectacular; me encantan tus tacones; tienes un peinado no muy común, pero me vuelve loco; me miras de una forma que no sé qué estás pensando; tienes una sonrisa preciosa (aunque sea típico, si lo piensas, funcionará); etc. Incluso también podrás decir cosas como: estás buenísima; o eres increíblemente sexy. Al igual que con la canción podrías decir que es “cojonuda”, que te encanta o que suena genial. Lo que quiero decir es que si piropeas como una forma congruente de expresar y compartir tus gustos... te saldrán frases que reunirán los siguientes requisitos: 1- Será natural 2- No mostrarás necesidad 3- Mezclarás una bella y perfecta proporción de cotidianeidad y originalidad en los piropos. Si piropeas con demasiada originalidad, parecerás pedante. Es esa mezcla de sinceridad, naturalidad, no necesidad, normalidad y originalidad lo que hace de un buen halago algo tan poderoso. Si lo haces bien y es sincero, el efecto será demoledor. Como último apunte, no piropees ante una mala reacción. No hace falta que busques el momento perfecto para piropear. Si realmente piensas lo que estás diciendo y no lo dices para gustarla... puedes decirlo casi en cualquier momento. El único momento en el que NO debes decirlo es si ella te está tratando mal. Pero si la chica en cuestión está siendo simpática y no hay hostilidad... no lo pienses mucho y dilo, simplemente, cuando te apetezca. Eso sí, recuerda que hay que hacerlo como cuando escuchas una canción. Es decir, que si dices más de tres piropos seguidos es que algo falla. Con una canción que te gusta... no estás una hora hablando de ella. Dices un par de cosas, de vez en cuando y listo. Pues con esto igual. Si te emocionas demasiado o te impresiona su belleza es que estás pensando en resultados, y no en expresar lo que piensas. En el caso de que te ocurra que la belleza te impresiona mucho. Y sólo en ese caso... un buen truco, es pensar que la chica tiene novio, o incluso que el novio es tu amigo. De esta forma, piropearás menos, pero seguirás haciéndolo de forma natural. Pero en el resto de casos, recuerda: exprésalo normal, di cosas que pienses realmente y no lo hagas para conseguir ningún resultado, sino para resaltar que algo te gusta. Si la música te emociona mucho y te despierta gritar y saltar... entonces piensa en una película que te guste. O en un libro. Lo que quiero decir es que NO es lógico emocionarse o ponerse frenético cuando vemos a una mujer guapa. Eso no es natural. Los niños no lo hacen. El niño valora las cosas pero no experimenta una irracional sensación de éxtasis cuando ve una niña. La ve y, como mucho, le dirá “eres muy guapa”. Pero estará tranquilo. No mostrará necesidad. www.alvarotineo.com
  • 108. 109 Por eso digo lo del libro o la canción. Un libro te hace estar tranquilo. Por muy bueno que sea, no saltas, ni te excitas, ni te pones nervioso al leerlo. Con el físico de una chica tampoco deberías. Terreno aún más interesante es piropear su personalidad. Porque esto sí que no lo hace casi ningún hombre. El hombre medio se queda atrapado por su belleza y no ve más allá. Si piropeas también su personalidad, además de su físico, estarás demostrando varias cosas: 1- Que eres una persona observadora y con criterio. Rasgo claro de inteligencia y habilidad social. 2- Que eres exigente y selectivo, porque valoras las cosas y diferencias lo bueno de lo malo. 3- Que no tienes miedo de expresar tu identidad, y que tienes una realidad poderosa. 4- Que no eres como el resto de hombres que ha conocido o puede conocer. Este es el poder del enfoque intrínseco. www.alvarotineo.com
  • 109. 110 Conversaciones intrínsecas En una conversación se pueden aplicar los mismos principios de la intrinsicidad y el flujo que hemos estado analizando hasta ahora. ¿Por qué tener conversaciones aburridas? No las plantees como una forma de conseguir un resultado, sino como una manera de disfrutar y aprender el mundo que te rodea. Para conseguirlo, te voy a dar varios consejos que creo que pueden ayudarte a ver todo esto de modo más concreto. 1- Pregunta utilizando tu curiosidad real Nuestro cerebro está para ayudarnos y es curioso por naturaleza. Sea cual sea la chica que tengas delante, tu mente te dará curiosidad sobre algunas cosas. El problema es que esas cosas, probablemente no sean cosas que racionalmente te parezcan “adecuadas” o espectaculares. Da igual. Ese juicio consciente que haces sobre si algo te interesa o no, es lo que frustra la conversación natural. Tú tienes que preguntar lo que realmente te interese. Al comenzar una interacción no sabes mucho de ella, así que, una buena forma de conocerla mejor es preguntar. Preguntar no está mal, siempre que preguntes cosas que realmente te interesen. Las mujeres identifican rapidísimamente qué hombre pregunta con interés real y quién lo hace para intentar ligar. Ella quiere que la conozcas realmente. Que mires más allá de su físico y de tus ganas de tener sexo. Que te preocupes de saber cómo es y qué tiene que ofrecer, cómo es su mundo, etc. Para ello, no hay nada mejor que preguntar lo que a ti te interese realmente. Si ella es pelirroja y eso te sorprende y quieres saber por qué, pregúntaselo: - “¿Eres pelirroja natural? ¿Tus padres son pelirrojos? ¿Eso se hereda?” Ten curiosidad real. Vuelve a ser niño. Si estás con una mujer que es peluquera, no seas típico, no seas lógico, sé curioso DE VERDAD. Deja que tu mente marque naturalmente el camino de la conversación de forma emocional e intuitiva, sin que la razón entre mucho en juego, con frases como: - “¿Los clientes suelen ir con el pelo limpio? ¿Cómo se aplica un tinte? ¿Qué corte me quedaría bien con mi cara?” Con una abogada: www.alvarotineo.com
  • 110. 111 - “¿Los juicios son como en las películas? ¿Estudiaste porque realmente te gustaba o fue por las salidas? ¿Qué opinas de que en España la justicia tarde tanto en los procesos? ¿Crees que es más justo un sistema judicial con jurado o con jueces?” Con una profesora: - “¿Te sigues formando? ¿Crees que lo que se estudia en magisterio es suficiente para ejercer? ¿Te sientes realizada? ¿Después de tantos años sigues estando motivada?” Estas frases son ejemplos, simplemente. A ti quizá no te interesen mis ejemplos, genial. La idea es que cojas la idea para preguntar luego lo que tú quieras. Nuestro cerebro es curioso siempre. No deja de preguntarse cosas. No te preocupes mucho por si es algo indiscreto o personal... si lo haces con cariño, educación y curiosidad real... (sin juzgarla) siempre responderá bien. Y si ves que algo le molesta, pues pídele disculpas y dile que no era tu intención molestarle pero que tenías curiosidad. Más vale equivocarse una vez, y acertar mil, que no intentarlo ninguna. Aún así, te diré que en todos los años que llevo interactuando con la gente, no recuerdo ni una sola vez que una persona se haya tomado a mal una pregunta en la que tuviera yo real interés y que hiciera con cariño y educación... Si la otra persona ve cariño genuino y ganas de conocerla, sin juzgarla... estará encantada de hablarte de sus cosas y contarte lo que le preocupa, gusta o ansía. La clave de que esto salga bien es el CARIÑO. No preguntes juzgando. Hazlo como un niño: curiosidad sin juicio. 2- Temas intrínsecos Con nuestros amigos no tenemos problemas, porque hablamos de las cosas que realmente nos apetecen y nos interesan. Si un amigo habla de un tema que nos aburre, podremos decírselo con humor y cambiar de tema. ¿Por qué no hacemos lo mismo con una mujer? ¿Por qué renunciamos a disfrutar por gustarla? A la hora de elegir los temas de conversación déjate guiar por lo que te apetezca. No lo pienses racionalmente. Si un tema te divierte, habla sobre ello, si no, no. Por supuesto que esto tiene muchísima relación con el punto anterior, porque si tú estás haciendo preguntas que realmente te interesan, es muy sencillo que acabes hablando de un tema que te guste, o de un tema que, a priori no te interesaba, pero que al final te interesa porque lo habéis abordado desde un nuevo punto de vista. Esto sólo ocurrirá si has seguido tu curiosidad natural preguntando las cosas que realmente te apetecían. De todos modos, y al margen de las preguntas, no está de más tener tendencia a hablar de las cosas que naturalmente te gusten. Si la otra persona claramente se aburre, entonces cambia de tema, pero tal y como dije en el apartado anterior, más vale tener que rectificar una vez de cada mil, que sufrir mil veces por evitar esa posible situación estadísticamente poco probable. Merece la pena, de base, asumir que nuestros intereses gustarán... y rectificar sólo cuando la evidencia muestre lo contrario. www.alvarotineo.com
  • 111. 112 3- La intrinsicidad te hace escuchar En una buena conversación, ambas personas hablan y escuchan. Si te quedas callado será por miedo a quedar mal. Y si hablas de más, será por querer impresionarla. Tanto un extremo como el otro se basan en un enfoque extrínseco. Si tú no necesitas caerle bien, ni te da miedo decepcionarla... es muy complicado que hables de más o que te quedes callado, porque al centrarte en disfrutar y aprender cosas... naturalmente te saldrá un equilibrio que te hará ser percibido como un conversador muy agradable. Sé que parece demasiado fácil para ser verdad... pero si trabajas en intrínseco, te aseguro que será muy fácil que mejores tus habilidades conversacionales sin hacer esfuerzo. Y cuando te quieras dar cuenta, estarás escuchando atentamente lo que la otra persona te está contando porque preguntaste algo que REALMENTE te interesaba. Escuchar es muy aburrido cuando nos cuentan cosas que NO nos interesan. Y eso es lo que suele hacer la mayoría de los hombres. No seas así, es muy fácil marcar la diferencia. Saca tu curiosidad real. Opina sobre cosas en las que realmente creas y preocúpate de conocer realmente a la persona que tienes delante… Verás cómo así es muy fácil escuchar y cualificar realmente a la otra persona por lo que es, y no por rutinas o piropos enlatados que ella sabrá que no son ciertos. 4- Humor intrínseco Otra cosa que suelen reprimir la mayoría de hombres es el humor. Tengo muchos amigos increíblemente divertidos e ingeniosos que delante de chicas se vuelven auténticos muermos. ¿Por qué? Porque les da corte la situación y temen meter la pata, o no causar buena impresión. Pero recuerda que lo que más sorprende y gusta a una mujer, es encontrar un hombre que no necesita gustarle. Las mujeres no quieren un hombre que cambie por estar con ella, no se sienten atraídas por un chico que haga lo que ellas quieren. Necesitan alguien con personalidad, con las cosas claras y sin miedo de ser él mismo y hacer las cosas que le gustan. Por la forma en que un hombre gasta bromas se puede saber inmediatamente cómo de cómodo está con una chica. Una mujer detecta esto en cuestión de segundo. Si hace más bromas de las debidas, identifica ganas de impresionarla, si, por el contrario, no hace ninguna, se da cuenta de que se siente intimidado, en ambos casos, perderá el interés por nosotros. La forma de gustar a una chica es demostrarle que estamos a gusto y que no hacemos las cosas para gustarle a ella, sino para disfrutar nosotros. www.alvarotineo.com
  • 112. 113 5- Validación positiva y negativa Kezia Noble dice (y yo coincido con ella) que uno de los rasgos más atractivos e importantes cuando hablamos con una mujer es subcomunicar que somos personas exigentes y que tenemos altos estándares en cuanto a la vida y las relaciones. Es por ello que la validación positiva y negativa, o, lo que es lo mismo, hacer afirmaciones sobre lo bueno o malo que algo nos parece... es una herramienta fundamental. Es decir, que alguien con una realidad poderosa tendrá que verbalizar y compartir sus opiniones de las cosas que le parecen bien y mal sobre la vida y sobre los temas que vayan saliendo en la conversación. Así como también deberá expresar lo que le gusta y lo que le puede llegar a decepcionar de la otra persona. Esto es un enfoque 100% intrínseco. Alguien que está disfrutando, expresa sus ideas y sus estándares en lo que hace, sin darle mayor importancia. Lo hace constantemente. Recuerda que siempre habrás de ser cariñoso y educado. Alguien poco cariñoso diría: - No me gusta lo que estás haciendo. Para. Alguien cariñoso (que es la forma adecuada de hacerlo), en cambio, diría: - Cariño, me está molestando un poco esto. ¿Te importa si hacemos mejor esto otro? Gracias, eres un sol . El primero se enfada y se pone reactivo, y el segundo nunca pierde el cariño, ni la educación, lo dice todo desde una actitud positiva y agradable. Si ella nota enfado, no nos percibirá como alguien con altos estándares, sino como personas débiles e inestables. Mientras que si se lo decimos con cariño... inmediatamente notará que no es un ataque hacia ella, sino que realmente somos exigentes en la vida... pero con educación y respeto. Este matiz no es algo trivial. Supone resultados opuestos. Si lo haces sin cariño serás percibido como un auténtico imbécil. Pero con cariño te verá como alguien que despertará fascinación en ella. Imagina que estás hablando con una chica y se produce la siguiente conversación: Ella: este año fui de vacaciones a Roma... Tú: vaya, ¿en serio? Qué bonito, ¿no? Ella: sí, bueno, yo fui sobre todo por la fiesta... fui con unas amigas... Tú: mmmm, vaya... no me esperaba esa respuesta. Ella: ¿Por qué? Tú: bueno... no sé, la verdad es que por lo que habíamos hablado pensé que te gustaba viajar y el arte... me sorprende un poco que tu motivación principal en Roma fuera la fiesta... Ella: bueno, ¡también vimos la ciudad! Tú: aha... es que es una ciudad preciosa... sinceramente, nunca se me habría ocurrido ir a Roma por la fiesta (sonríe), pero bueno, cada persona es un mundo... y... ¿había mucha fiesta? Ella: la ciudad me encantó... pufff, vas a pensar que soy una fiestera... no pienses mal... es muy bonita, etc. www.alvarotineo.com
  • 113. 114 En un ejemplo como este nosotros no nos hemos enfadado, no la hemos insultado, ni hemos intentado menospreciarla, pero, con cariño, hemos dicho que esperábamos de ella algo más que simplemente ir a una ciudad tan bonita por “la fiesta”. Su comentario nos decepcionó y, con mucho cuidado y educación, lo hemos insinuado delicadamente, para que sepa que la fiesta no es lo que valoramos en una persona. No lo decimos para causar buena impresión... somos sinceros y si algo no nos gusta... o nos sorprende, lo decimos... Otro ejemplo: Ella: mis amigas salen siempre conmigo porque gracias a mí les invitan a copas... lo hacen muy a menudo... nunca pagamos... Tú: mmm, vaya... ¿en serio? ¿salen contigo sólo por eso? Ella: bueno, no sólo por eso, pero se nota que cuando yo no salgo se sienten decepcionadas, porque saben que tendrán que pagar... Tú: ¿y eso te parece bien? Ella: no mucho, pero es que el mundo de la noche es muy superficial... Tú: yo es que no soy superficial, la verdad, y aunque sea por la noche, creo que es bueno rodearse de gente que tenga ciertos valores... por lo que te conozco me parece que vales mucho como para que tus amigas te quieran por el interés... no sé, no es mi estilo... Ella: tienes razón, entiendo lo que dices... a mí ese mundo tampoco me gusta... pero bueno, tampoco quiero llevarme mal con nadie... Tú: eso me parece bien, tampoco es cuestión de enfadarse, claro... etc.. Una vez más, no le estamos echando nada en cara, simplemente expresamos con cariño que no nos parece bien que sus amigas salgan con ella sólo por el interés. Otro ejemplo: Ella: mira ese extranjero qué pinta de perdido tiene (risas). Tú: cariño, no seas mala... a todos no ha pasado estar en un país extranjero y estar perdidos (te ríes un poco tú también)... pobrecito... Somos cariñosos y sutiles, pero mantenemos unos altos estándares en nuestra relación con los demás. Contribuimos a hacer un mundo mejor, a tener conversaciones ricas, que nos hagan mejorar y ser mejores personas, en vez de ceder hacia cualquier comentario y acabar hablando de cosas que detestamos. No tengas miedo de ser exigente y de expresar tu opinión con cariño cuando algo no te parezca bien. Un último ejemplo. Hace sol y ella lleva puestas unas gafas de sol. Os sentáis a la sombra y tú no llevas gafas y ella sí... Tú: María, ¿te puedo pedir un favor? Ella: claro, dime Tú: ¿te podrías quitar las gafas, por favor? Es que así puedo verte los ojos, tu sonrisa y tu cara y es más natural... que mirarte a través de los cristales que es un poco más frío... ¿no te parece? Ella: claro, ¡tienes razón! www.alvarotineo.com
  • 114. 115 Veamos ahora la validación positiva. En realidad, la validación positiva es muy parecido a los piropos intrínsecos que vimos antes. Se trata de expresar las cosas que nos gustan de ella, pero cuando sean cosas que realmente nos llamen la atención. No digas algo para gustarla, sino porque realmente lo sientas y te haga feliz expresarlo. Tus estándares son lo más importante de tu vida. Y se va a notar en seguida cuándo dices algo para gustar, y cuándo lo dices porque realmente lo piensas. Ella, además, te pondrá test para comprobar si lo dices en serio o no. Por ejemplo: Tú: me gusta mucho tu forma de sonreír. Ella: no seas pelota... eso es lo que dicen todos. Tú: bueno, yo no soy todos... y no sé lo que dicen los demás, pero a mí, personalmente me gusta mucho tu forma de sonreír porque creo que es muy sincera... y me recuerda mucho a la risa que tienen los niños... que ríen realmente porque son felices y algo les gusta... es difícil encontrar ese tipo de sinceridad y de respuesta tan natural y tan sana en las cosas... me da mucha paz estar con una persona así.... y eso es lo que siento contigo. Se te ve una persona muy humana... con mucha sencillez y sensibilidad en las cosas... eso me encanta. Si dices algo que realmente piensas... no sólo pasarás los test sin esfuerzo sino que se quedará totalmente de piedra porque NINGÚN hombre le dice un piropo con tanta solidez. Otro ejemplo: Ella: me da miedo que no me den el puesto... hay gente muy buena a mi alrededor, he de reconocerlo... mis compañeros son personas realmente competentes. Tú: me encanta eso que acabas de decir. Ella: ¿por qué? Tú: porque me encanta la gente que sabe aceptar la valía de los demás y que respeta y habla bien de sus compañeros. No hay nada que más me espante que la gente que critica a todo el mundo. Se ve que tú te centras en mejorar y en trabajar tú, en vez de ir criticando a otros... eso me gusta mucho… Otra situación: Tú: Me encanta como vistes Ella: ¿y eso? Tú: me gusta tu estilo. Vistes de forma original, pero, al mismo tiempo, se te nota que te gusta ser coqueta y realzar tus atributos... además, eres muy sexy vistiendo, pero no eres vulgar. Eso me gusta mucho. Me encanta que una mujer sugiera pero sin ser evidente... es algo difícil de encontrar... Con algo de su personalidad. Tú: me encanta que seas una chica tan alegre. Ella: ¿alegre? Nunca me lo habían dicho... www.alvarotineo.com
  • 115. 116 Tú: yo siempre he sido de la creencia que alguien alegre te alegra la vida, pero que una persona pesimista o desmotivada te transmite lo contrario... valoro muchísimo que una chica sea alegre y que siempre se tome bien las cosas... que la tendencia natural sea estar feliz. Alguien así te hace muy agradable su compañía... no hay nada peor que estar con una persona derrotista que siempre está sacándole faltas a todo. Eres una monada, me encanta que seas así. Te habrás dado cuenta que ninguna de estas validaciones positivas están hechas desde la inferioridad, ni desde la adulación. Ella no nos impresiona, no nos hace verla por encima de nosotros. Y precisamente porque no nos impresiona... queremos conocerla y premiamos cuando vemos algo que realmente nos gusta de ella. 6- Autodescualificación La autodescualificación consiste en admitir tus fallos y errores. Sé sincero, no busques el resultado y no intentes impresionarla. Di lo que te venga a la cabeza.... fluye con la situación y no intentes poner resistencia. Veamos algunos ejemplos: Ella: yo soy muy ordenada. Tú: la verdad es que te voy a ser sincero, yo soy súper ordenado. Siempre he admirado muchísimo a la gente ordenada... ¿algún consejo para mejorar? O: Ella: ¿te gusta el rock? ¿en serio? A mí no me gusta nada... Tú: sí, te lo prometo (te ríes), no sólo me gusta, sino que me encanta... en la intimidad de mi casa soy un súper friki del rock... y canto delante del espejo y lo vivo... (te ríes de nuevo). O: Ella: eres un poco bajito, ¿no? Tú: ¿tú también te has dado cuenta verdad? (te ríes) ya, un poco sí... pero tengo buen corazón y soy un chico divertido... eso es importante, ¿no? Tómatelo con humor. No te lo tomes en serio, no discutas, no intentes causar buena impresión... disfruta el momento te diga lo que te diga y olvídate del resultado. Muchos chicos se ponen serios y arrogantes o intentan darle la vuelta con frases como: Ella: eres un poco bajito, ¿no? Tú: cuando te despiertes mañana a mi lado no dirás lo mismo... A mí personalmente este tipo de comentarios me parecen patéticos, y no creo que a ninguna chica le guste oír algo de este estilo. Es arrogante, se hace para aparentar y se nota. www.alvarotineo.com
  • 116. 117 No es intrínseco. No parte de un estado interno de paz y armonía... al contrario. Surge cuando nos sentimos inseguros y lo compensamos con altivez y falsa seguridad. Alguien feliz y a gusto consigo mismo nunca diría una tontería de ese tamaño. Y ellas notan que algo falla. Podrá funcionarte alguna vez, claro. Todo, por muy malo que sea, puede funcionarte con alguna chica, pero esa no es la meta. La meta es, primero, ser feliz. Segundo, gustar por lo que realmente eres. Y tercero, hacer sentir cómoda y a gusto a la otra persona. Céntrate en gustar a la chica por lo que tú realmente eres, en vez de intentar gustarle porque se sienta inferior a tu lado. El matiz es bastante importante. Si ella comenta algo malo sobre ti, no discutas, no intentes mentir u ocultarlo para causar buena impresión. Suelta la carga de intentar gustarla. Sé auténtico. Diviértete, activa el flujo y sé sincero. Haz cosas que te diviertan a ti... olvídate de los resultados. 7- Convierte las piedras en diamantes Una metáfora que utilizo a menudo para explicar la forma en la que transformamos nuestras ideas en frases es la de la diferencia entre piedras y diamantes. Nuestras ideas son como piedras en estado “bruto” que tenemos que transformar en diamantes. Ser sincero e intrínseco no significa decir las cosas de forma ruda, descortés o mal expresadas. Nuestra mente nos está bombardeando constantemente de ideas y preguntas que tenemos que utilizar, pero posiblemente no de la forma literal en la aparece en nuestra cabeza. Por ejemplo, estando con una chica atractiva te puede venir a la mente la “piedra” (o idea en bruto) de que tiene un culo impresionante. Esto puede decirse con cara de “chico duro” y expresado así: - “Tienes un culo impresionante”. O se puede decir con cariño: - “Te voy a confesar que además de tener una figura espectacular, tu culo, concretamente, me parece impresionante...” La idea no ha cambiado mucho. Simplemente la hemos expresado mejor, con más sutileza y de una forma más educada. Lo hemos preparado con más criterio, pero hemos cogido lo que nos ha venido a la mente inicialmente. A una chica le podrás decir lo que tú quieras, siempre que tengas cuidado de decirlo con cariño y de una forma no invasiva. Voy a ponerte más ejemplos, poniendo primero la “piedra” (la idea que te podría venir a la mente) y la forma en que eso mismo puede transformarse en un diamante (la forma en la que sale por tu boca): Piedra: me aburro contigo. www.alvarotineo.com
  • 117. 118 Diamante: cariño, ¿te importa si cambiamos de tema? Yo creo que este tema ya lo podemos dar por zanjado, ¿no te parece? Piedra: estoy deseando tener sexo contigo. Diamante: cariño, quiero que sepas que yo, como hombre que soy, no puedo evitar pensar que sería precioso estar desnudos ahora mismo... ¿no te parece? Piedra: estoy incómodo Diamante: María, ¿te importa si nos ponemos mejor en esa zona de sofás...? es que estoy con la espalda tiesa de estar aquí sentado... Imagino que ahora estarás pensando que todo esto está muy bien, pero que lo de las piedras y los diamantes puede no ser tan fácil de hacer en la práctica. Tienes razón, al principio puede ser un poco complicado... por eso voy a intentar darte un par de consejos para conseguirlo hacer sin esfuerzo. El que una chica perciba tu frase como un diamante y no como una pedrada depende de lo siguiente: 1- Que lo digas con tono cariñoso. 2- Que pongas más palabras de las que pondrías normalmente para que no sea tan brusco. 3- Que uses sinónimos o equivalentes más sutiles, en vez de decir palabras malsonantes. Aplicando estas tres reglas... te aseguro que es muy fácil poder decir cualquier cosa que te venga a la mente, haciendo que se entienda y perciba como algo súper positivo. Por ejemplo: Piedra: no entiendo nada de lo que dices Diamante: María, perdona, ahora mismo no estoy muy seguro de si me estoy enterando bien... ¿te refieres a que …? O: Piedra: esta cafetería es lo peor Diamante: María, esta cafetería no es muy de mi estilo, ¿vamos a otra y así cambiamos un poco de aires? Como ves, en estos ejemplos, no hacemos otra cosa que: poner un tono más cariñoso, hacer frases más largas y no tanto en modo “telegráfico”… y utilizar sinónimos y formas más suaves (menos bruscas) de expresarlo. www.alvarotineo.com
  • 118. 119 8- En los grupos, no buitrees Algo que hacen mal muchísimos hombres es intentar ligar descaradamente cuando están hablando con un grupo de gente, sin prestar atención al resto de personas, y centrándose únicamente en la chica que le gusta. Esto además de mostrar mucha necesidad y hacernos poco atractivos a ojos de la chica, refuerza la idea de enfoque “extrínseco” que es, precisamente lo que queremos evitar. Cuando estés en un grupo de gente y veas una chica que te gusta, olvídate de ligar. Habla con todo el mundo. Aplica los principios conversacionales que has leído en esta sección y estate relajado. No intentes ligar. Ayuda a todo el grupo a sentirse a gusto. Cuando consigas eso, la chica que te gusta tendrá interés en ti, porque verá que: 1- No estás desesperado por ligar con ella. 2- Eres encantador con todo el mundo y un buen líder. 3- Te lo estás pasando bien. 4- Eres divertido. 5- Tienes una personalidad agradable e interesante. Las mujeres valoran muchísimo más ver las cosas de forma indirecta y eso les causa muchísima más impresión que si lo haces directamente, porque entonces no estarán seguras de si lo haces por ella o porque es tu forma de ser realmente. Mientras que si lo haces con sus amigos, estará muy segura de que realmente es así y cogerá confianza contigo en seguida incluso aunque no intercambies una sola palabra con ella. Los errores más típicos que cometen los hombres al hablar con un grupo es: 1- Dar la espalda al grupo o tener un lenguaje corporal centrado excesivamente en la chica que te gusta. 2- Hablar sólo a una chica, en vez de a todo el grupo. 3- Hablar a todo el grupo, pero meter con “calzador” alusiones a la chica en cuestión para que participe en la conversación. 4- Ignorar DEMASIADO a la chica que te gusta para “demostrar” que no necesitas gustarle. Si haces eso se notará que estás desesperado por gustarle. Ni la ignores ni le hagas pensar que es la única en el mundo. Trátala como a uno más. 5- Intentar ser demasiado gracioso con todos. 6- Hablar demasiado. 7- Mirar demasiado a la chica intentando forzar una complicidad entre ambos, y haciendo que todos se den cuenta. Ante todo, naturalidad, e intrinsicidad. Disfruta. Pásatelo bien. Olvídate del resultado y céntrate en ser encantador con todo el grupo. Sólo así podrás gustar realmente a la chica. Además, plantéate si quieres ir por la vida buitreando y siendo un desesperado que depende de gustar para pasárselo bien... o si prefieres ser un chico alegre, que disfruta de la vida y trata bien y con cariño a todo el mundo. www.alvarotineo.com
  • 119. 120 9- Habla normal Ya comentamos al principio del libro que ser cariñoso es muy importante. No se me ocurre un momento más importante para tener esto en cuenta que a la hora de plantear una conversación con una chica. Habla normal, olvídate de poses, roles, o actitudes forzadas. No intentes parecer un hombre interesante. Sé cercano. Natural. Mantén un tono y un lenguaje corporal cercano y cálido. Tócala de vez en cuando pero no de forma invasiva y sobona, sino con cariño y cercanía. Con pequeños contactos en el brazo. Sonríe. Disfruta. Pon cariño y amor en tus palabras y olvídate de que ella piense que tú eres “guay”. Céntrate en desarrollar un vínculo humano con ella y en tener una relación natural en la que ambos disfrutéis. www.alvarotineo.com
  • 120. 121 Postura intrínseca La intrinsicidad también puede aplicarse a estar cómodos. Es muy complicado disfrutar si estamos mal sentados, si no oímos bien o si nos da el sol en la cara y nos molesta. Muchos hombres aguantan durante horas posturas incómodas para no cambiar las condiciones que rodean al encuentro con la chica. Por miedo a que cambiando algo externo... la interacción se vaya al traste. A priori se me ocurren las siguientes cosas que pueden ser molestas: - Estar en un sitio con mucho ruido. Puedes ir a otro más silencioso para seguir charlando. O incluso salir un rato fuera (en el caso de que estés en una discoteca). - Que te dé el sol en la cara. Cámbiate de sitio y dilo directamente. - Estar en un sitio con frío. Puedes bien moverte a otro sitio, bien ponerte un abrigo o incluso cambiar de local. - Sufrir por estar muchas horas de pie. - No oír bien porque la otra persona está lejos. - Físicamente no estar sentado cómodo, por intentar acercarte demasiado a la otra persona, o por girar excesivamente tu cuerpo hacia ella. - Estar en un sitio con humo. En cualquiera de estas situaciones, dilo y cambia para estar cómodo. Con un amigo o un familiar no aceptarías estar incómodo en un sitio. Y sufrir por gustar a una chica es un claro síntoma de mal Juego Interno. No aceptes estar a disgusto para ligarte a una chica. Además, date cuenta de que ningún chico plantea este tipo de cosas. El que le digas que estás incómodo y le propongas ir a otro sitio, o cambiar vuestra disposición física para estar más cómodo es un gran indicador de que no quieres impresionarla. Recuerda que es muy difícil que la mente active el estado de flujo si tus necesidades físicas no están cubiertas. En mil ocasiones te ocurrirá que la conversación no fluye porque no estás cómodo físicamente. A mí me ha pasado muchas veces. Evita ese tipo de situaciones. Otros ejemplos que se basan en este mismo principio, pero que son menos intuitivos/típicos: - Que unos zapatos nuevos te molesten y estés paseando con la chica. Díselo y haced un plan sentados. E incluso descálzate. - Que tengas alergia y estéis al aire libre. Meteos dentro de un sitio. - Que haya muy poca luz y te agobie no ver casi nada (a mí me pasó en un par de citas y es muy desagradable). Díselo y cambad de lugar. www.alvarotineo.com
  • 121. 122 - Que estéis en un sofá y eso te obligue a estar totalmente girado para hablar con ella, haciendo que te duela la espalda. Avísale que vas a reposar un poco la espalda y estate un rato sin mirarla, sentado en paralelo a ella. O incluso cambia de ubicación. - Estar paseando y tener frío. - Etc. No sufras. No pases penurias por gustar a una chica. Exígete siempre a ti mismo estar cómodo y no permitas que una chica te haga pasarlo mal para gustarle. Ninguna mujer te va a rechazar porque a mitad de cita decidiste cambiar de sitio o dejar de caminar porque te hacían daño los zapatos. Te lo aseguro. Al contrario, eso te hará ser percibido como alguien con opciones que no tiene miedo de plantear lo que necesita para estar a gusto. Una vez más, céntrate en disfrutar tú. Al margen del resultado. Sé intrínseco. www.alvarotineo.com
  • 122. 123 Esperas intrínsecas Con mucha frecuencia te verás en situación de tener que esperar a una chica. Si eres una persona puntual (y te recomiendo que lo seas) quedarás con gente (también te pasará con chicos) y tendrás que esperar. Sé que quizá pienses que estos detalles no importan, pero la congruencia y verdadera valía de un hombre se ve precisamente en estos detalles. La forma en la que esperas a una chica dice mucho de ti. Un hombre sin opciones espera ilusionado, sin hacer nada, con cara de entusiasmo, mirando al infinito para ver si identifica a la chica cuando ésta aparezca a lo lejos en la distancia. Alguien con opciones, por el contrario, espera haciendo algo que le entretiene, sin estar mirando si viene la chica o no. La idea es que cuando ella llegue no estés aburrido sin hacer nada. No sufras. No sufras ni tres minutos. Si mientras esperas puedes hacer algo divertido, ¿por qué no hacerlo? Si cuando la chica llega tú estás entretenido haciendo algo, ya estás en flujo. Ya estás en una actitud positiva. ¿Hay alguna forma mejor de empezar una interacción que viniendo de una inercia intrínseca previa? Cosas que yo te recomiendo para hacer mientras esperas a una chica son: - Leer (en el caso de que te lleves un libro o un e-book). - Hacer cosas con el móvil: sudokus, juegos, whatsapp, aprovechar para escribir algún mensaje pendiente, apuntar cosas en la agenda, revisar horarios de la semana, etc. - Aprovechar para hacer llamadas que tengas pendientes. Yo estoy lo hago siempre que camino a los sitios, mientras ando. Pero también pude hacerse mientras esperas. Si llegas cinco minutos antes, o ves que has llegado y la otra persona se está retrasando, aprovecha para hacer llamadas. - Mandarle un mensaje, decirle que la esperas viendo ropa (o libros, o lo que sea) en la tienda de al lado... y que te avise cuando llegue. - Si tienes sed o hambre, puedes ir a una tienda a comprar una bebida (yo, por ejemplo, aprovecho para ir a comprar una botella de agua, porque es sanísimo) y avisarle, también, de que te avise cuando llegue. - Si esperas en una cafetería puedes aprovechar para leer el periódico (en todas las cafeterías tienen), o hacer un crucigrama o un sudoku dentro del mismo mientras ella llega. - También en una cafetería puedes esperar en la barra y aprovechar el rato para hablar con el/la camarer@ y así practicar tus habilidades sociales. - Irte a un banco a tomar el sol. - Etc. Realmente puedes hacer cualquier cosa que te apetezca. Aquí te pongo ideas para que las tengas en cuenta y las uses si te apetece. www.alvarotineo.com
  • 123. 124 Citas intrínsecas En las citas ocurre exactamente lo mismo. Plantéalas de forma que te compense el tiempo aunque no consigas nada de la chica. Recuerda que deberías poder contestar afirmativamente a una de las cuatro preguntas que citamos anteriormente. Aún así, como esto es un poco difuso, te voy a poner una lista de ideas para citas que creo que pueden ser intrínsecas. Por supuesto esto es algo muy subjetivo. La intención de esta lista es darte ideas para que luego tú elijas las que más te gusten. Ejemplos de citas intrínsecas: - Quedar a patinar. Si en tu ciudad hay pista de hielo (aunque no la haya regularmente, en casi todas las ciudades suelen montar pistas provisionales en invierno durante la época de navidad) es una cita estupenda, para hacer ejercicio y darle un toque diferente a la interacción. Si no, siempre puedes quedar a patinar con ella en sitios que estén asfaltados y que sean bonitos, como parques, caminos, etc. - Ir al cine. Antiguamente era una cita muy trillada, pero hoy día casi nadie lo hace. Y los chicos que lo hacen muestran mucha necesidad, porque quedan a ver cualquier película. El secreto de que estas citas salgan bien, reside en decir de antemano qué película/s tienes interés en ver. No es lo mismo decir “¿quieres ir al cine?”, que decir “me han hablado genial de la película “Argo”, ¿te apetece que la veamos?”. A mí personalmente el cine me ENCANTA y me divierte muchísimo. Si estoy viendo una película que me gusta, se me va totalmente la necesidad de gustar a la chica o de tener sexo con ella y eso se nota mucho. Yendo al cine no recuerdo nunca haber tenido citas raras, o incómodas. - Ir al teatro. Aquí hay muchísima más libertad y es más “cool” que el cine. Con el teatro sí que puedes decir directamente que si le apetece ir al teatro, al margen de la obra que sea. Aunque si te sabes la obra, mejor. Porque eso implica que estás acostumbrado a ir, y que eres selectivo al hacerlo. Eso siempre es un punto a tu favor. No cometas el error de pensar que el teatro es necesariamente caro, porque hay cientos de obras amateur o de estudiantes de teatro en todas las ciudades por unos pocos euros y a veces incluso gratis. Que no te extrañe encontrar obras de teatro más baratas que un pase de cine. Tanto el cine como el teatro, puede empezarse tomando un café, antes y/o después del evento. Y si la cosa va bien es muy natural acabar cenando con la chica para charlar de la obra/película. Son citas perfectas. Ellas están deseando decirle a sus amigas que han quedado con un chico para ir al teatro y que luego han cenado juntos. Es una cita de película y ellas tienen ese tipo de imágenes grabadas en su subconsciente como el top de las citas. - Ir juntos de compras. Las mujeres adoran las compras. Y muchos chicos (entre los cuales me incluyo) también. No hay mejor plan que pedirle ayuda para que te acompañe a comprarte www.alvarotineo.com
  • 124. 125 algo que te haga falta (un jersey, un reloj, una camiseta, un abrigo, etc.). Además, matarás dos pájaros de un tiro. Por un lado, tendrás una cita en la que disfrutarás y podrás conectar con mucha facilidad con la chica, y por el otro, recibirás consejo de alguien que probablemente tenga más gusto que tú. Porque las chicas tienen un increíble sentido de la estética y la armonía. Y siendo un poco perverso, piensa que esa chica te puede ayudar a elegir una prenda que te va a ayudar a seducir a otra chica. O sea que son todo ventajas. La gracia de esta cita es que no tendrás que preocuparte mucho de que “pase algo” con la chica en cuestión, porque al igual que en los ejemplos anteriores, son planes que te tendrán ocupado sin darte mucho tiempo a comerte la cabeza o pensar de forma necesitada o ansiosa. - Mezclar cita débil con recados. Si ves muy complicado idear una cita original e intrínseca te planteo lo siguiente: queda para tomar algo, pero sobre la marcha, dile que, por favor, te acompañe a hacer un recado. Un recado puede ser comprar un libro para tu hermana, ver discos para un primo tuyo, ir al banco, hacer una pequeña compra o enviar un paquete en correos. Que ella te vea en un quehacer diario es un buenísimo mecanismo de atracción. Por un lado le va a dar una sensación de confianza y complicidad contigo enorme. Porque sólo haces recados cotidianos con alguien que conoces de hace tiempo. Y por otro, te va a hacer ser percibido con mucho valor porque le estarás demostrando que no quieres impresionarla y que no le das ningún estatus especial por ser atractiva. Llevártela a hacer recados es tan cotidiano que sólo alguien súper acostumbrado a estar con chicas se permitiría hacer. - Ir a un concierto. Plantéalo exactamente igual que el teatro o el cine. Busca grupos que te gusten y ofrécele ir juntos. Aquí hay que tener varias cosas en cuenta. La primera es que hay conciertos muy baratos, muchos gratis. En todas las ciudades los hay. No asocies conciertos con cita cara, porque eso es un error y algo irreal, además. Segundo, a todos nos gusta la música. Elige siempre conciertos de grupos o estilos que te gusten. No vayas para quedar bien. Selecciona sólo aquellos que te encanten, porque lo importante es que sean citas intrínsecas para TI. Antes de poder hacerla disfrutar a ella, tendrás que disfrutar tú. Así que busca los grupos que a ti te gusten. Tercero, si los que tocan son amigos tuyos, mejor. Aunque sean muy malos, da igual. No hace falta que tus amigos sean los Guns and Roses. Si vas a ver a unos amigos tuyos y resultan ser un grupo horrible, tómatelo con humor y díselo directamente. No pasa nada. Es mucho más importante ser buen amigo que intentar impresionarla. Le dices muchísimo más acerca de tu personalidad dejando ver que tienes amigos y que das la cara por ellos apoyándoles (por ejemplo yendo a un concierto) que en intentar impresionarla con un grupo de moda que no le va a decir nada sobre ti. Además, si le llevas a un sitio donde están tus amigos ella te percibirá con mucho valor porque tú conoces a todo el mundo y ella no. Se sentirá un poco desprotegida y ese es el escenario perfecto para que tú hagas de líder y protector y cuides de ella, haciendo que se sienta a gusto y preocupándote de que esté bien. Es exactamente la situación que quieres que tenga lugar. - Unir grupos. Si aún no tienes mucha confianza con la chica y/o ella no muestra mucho interés por quedar a solas contigo... un muy buen primer paso intrínseco puede ser que, por la noche, saliendo de fiesta, crucéis grupos durante un rato. Invítalas a que se pasen por el local donde tú estás, o haz que tus amigos pasen un momento por donde están ellas y haz de www.alvarotineo.com
  • 125. 126 perfecto anfitrión en ambos casos. Muéstrate natural y encantador. No intentes ligar con ninguna, sólo métetelas a todas en el bolsillo y hazles ver que serías el novio perfecto. Da igual que no quieras ser su novio. Incluso da igual que ella tampoco quiere que lo seas. El “poder serlo” si se diera el caso, te hace increíblemente atractivo. Este tipo de situaciones son perfectas para darte valor y mostrar una personalidad atractiva. Lejos de ser un compromiso social, tienes que verlas como oportunidades para ganar interés por su parte sin apenas hacer esfuerzo. - Un picnic. A mí me encanta cocinar. Pero quizá a ti no. Eso es lo de menos. La comida puedes comprarla hecha, o incluso puedes intentar conseguir que la cocine ella, a cambio de pagar tú luego los cafés, después del picnic. En cualquier caso, una cita BUENÍSIMA es hacer un picnic con la chica en un parque bonito. No hagas planes de psicópatas. No le propongas ir a un sitio precioso en el que tengáis que ir en tu coche. Eso le va a asustar y con razón. Lo importante no es el sitio, sino el hecho de hacer algo original y, en su cabeza, romantiquísimo. He hecho decenas de picnics con chicas y te aseguro que son citas buenísimas. Te lo vas a pasar genial. Te va a dar el sol y vas a hacer que ambos invirtáis tiempo en el plan sin gastar dinero. Es una muy buena forma de crear complicidad, porque tenéis que decidir el menú, etc. - Hacer deporte/ejercicio juntos. Quedar a correr, hacer footing, o incluso ir juntos al gimnasio son citas excepcionales. Ningún chico propone cosas de este estilo. Eso sí, hazlo sólo si te gusta el deporte. Recuerda que lo importante es que estés en intrínseco. No se trata de impresionarla sino de hacer planes que te diviertan a ti y te quiten la presión de tener resultados. - Ir a una exposición. Si no te gusta el arte o te aburren las exposiciones, esta cita puede que no te sea intrínseca. Pero si no lo has hecho nunca y quieres probar, si te gustan las exposiciones, o si no te suelen gustar pero hay una que te interesa... ya tienes un plan PERFECTO. Las exposiciones son baratas y a veces, gratuitas. Son pequeños tesoros que todas las ciudades tienen y que nadie aprovecha. No seas como los demás. Hazte siempre con información de eventos, conciertos, teatros, galerías, etc. Estate enterado de qué cosas interesantes hay en tu ciudad y acude a ellos con regularidad. Si algo te interesa y no tienes ninguna chica que quiera ir, ve solo. Arriesga un poco. No todo en la vida es ligar. - Cata de quesos, vinos o cervezas. Hace poco me enteré de que en mi ciudad hay una quesería donde organizan catas de queso una vez al mes. Y por lo visto lo hacen en muchísimas ciudades. Es probable que en tu ciudad haya alguna. Si es así... infórmate y, si te gusta el queso, podrías estar ante una cita estupenda. Si no hay queserías en tu ciudad, seguro que hay bodegas o cervecerías. En ambos casos, se hacen catas de vez en cuando donde pagando no mucho dinero, te ofrecen degustaciones. Puede ser un plan estupendo. - Monólogo de humor. Rara es la ciudad que no organiza monólogos de humor de vez en cuando. De hecho, suelen tener monólogos hasta los pueblos (mi pueblo tiene). Muchas discotecas organizan monólogos y son baratos. En mi ciudad el más caro vale 6 euros y la mayoría o son gratis, o simplemente cobran una consumición mínima. Este es un plan www.alvarotineo.com
  • 126. 127 excepcional. A todo el mundo le gusta reírse. Y una chica que ha pasado una hora riendo a tu lado, te recordará como alguien cercano y estupendo. Es imposible que sus recuerdos contigo no sean buenos y eso le va a querer hacer repetir. Son citas muy socorridas.. - Quedar para estudiar. Si tienes cuarenta años, quizá no sea la cita idónea. Pero si eres estudiante es un plan excepcional. Las chicas suelen ser responsables y muchísimas veces no pueden quedar por culpa de los exámenes. En esos casos, estás ante la cita ideal. No intentes engañarla. Si quedas para estudiar, estudia. No la distraigas ni le hagas perder el tiempo. Estudia y acuerda con ella a qué hora hacéis un descanso. En el descanso id a tomar algo. Luego volved a estudiar y al terminar, si tenéis tiempo, haced una pequeña cita casual y listo. No fuerces. No intentes alargarlo. Se supone que tú también deberías estudiar. Quedarías fatal si le dices que tienes que estudiar y luego ve que era todo una excusa. No cometas ese error. Recuerda que le dices mucho más sobre tu personalidad trabajando de forma indirecta y mostrándole cómo eres en el día a día que con citas o avances directos. - Quedar para leer. Esta cita que te voy a proponer ahora es sólo para chicas cultas o intelectuales. Se trata de quedar en una cafetería lo más chic/cool posible y simplemente leer. Un plan estupendo para pasar la tarde solo es irte a un hotel bonito o una cafetería agradable y pasar una o dos horas leyendo un libro. ¿Por qué no hacerlo acompañado? No a cualquier chica le gustará este plan. Pero si ella es muy culta e intelectual y dedica realmente varias horas a la semana a leer, seguro que es una cita que le encantará. - Ir al zoo o al acuario. El reino animal es fascinante. A mí personalmente me encantan los shows con delfines, focas y demás animales. Visitar un zoo o un acuario con una chica es una actividad muy divertida y atípica. No sugieras este plan con una chica que sea ecologista porque seguramente estará en contra de los zoos. Pero si a los dos os gustan los animales y hace tiempo que no vas al zoo o al acuario, este es un plan perfecto, para hacer con una chica. - Quedar para hacer fotos, tocar música, dibujar, etc. Si los dos compartís alguna afición artística, como tocar la guitarra, la fotografía, el dibujo, u otras por el estilo, una cita perfecta será reuniros para hacer esa actividad juntos. Yo he quedado mil veces con chicas para hacernos fotos y tocar la guitarra y te aseguro que son planes muy divertidos, que te permitirán escalar y conectar con ella con mucha facilidad y sin caer en lo predecible. Cuanto menos predecible sea una cita más baja tendrá ellas sus defensas (porque estará pendiente de la novedad, más que de que tú hagas una cosa u otra) y más bonito y romántico será (a sus ojos, claro) el que os beséis. - Jugar al billar. Otra cosa que te hará estar en intrínseco y, consecuentemente, no estar pensando en resultados es jugar al billar. En todas las ciudades (e incluso en todos los pueblos) hay uno o varios locales donde se puede jugar al billar por poco dinero. Es algo que harías con un amigo... ¿por qué no hacerlo con una chica? Además, si ella juega peor que tú, que es lo más probable, puedes aprovechar para tomarle cariñosamente el pelo cuando falle www.alvarotineo.com
  • 127. 128 algún tiro, o para enseñarle cómo tirar si es que es principiante. Si tú juegas mal, no importa, siempre y cuando te diviertas. No se trata de impresionarla. Recuerda que la intención de una cita debe ser mostrarle tu personalidad de forma indirecta y hacer que coja confianza y complicidad contigo. - Visitar una feria gastronómica. A mí personalmente me encanta comer. Adoro la comida y la gastronomía. En todas las ciudades del mundo (y también en muchos pueblos) se organizan con frecuencia ferias donde, por poco dinero, puedes comer comidas exóticas y diferentes de otras regiones. Este es otro de esos planes súper divertidos que harán muy fácil el que te lo pases bien, sin estar centrado en que surja algo más con la chica. Y, por supuesto, son planes tan atractivos que la chica accederá seguro, porque no suena a encerrona ni a desesperación. Es algo desenfadado que hará que ambos os lo paséis bien, sea lo que sea que ocurra (o no) entre vosotros. - Escalar. Yo no he escalado nunca. Pero tengo varios amigos que escalan y uno de ellos me ha comentado más de una vez que, con mucha frecuencia, tiene citas con chicas escalando. Desde el momento que me lo dijo tuve claro que es un plan perfecto para una chica. Siempre y cuando te guste la escalada, claro. ¡Lo importante, antes de nada, es que tú te lo pases bien! Porque proponer un plan distinto y que a ti no te guste es hacer esfuerzos para nada. No es necesario que seas buen escalador. Lo importante es que te apetezca hacerlo y te lo pases bien. - Bucear. Tengo otro amigo al que le encanta bucear. A menudo bucea solo... y eso hace que para él, las citas donde queda con las chicas a bucear, sean totalmente intrínsecas y siempre le funcionen de maravilla. A mí se me notaría el aburrimiento. Porque bucear no me supone un estímulo interesante. Pero si a ti te gusta o te apetece hacerlo de vez en cuando, entonces estarás ante una cita espectacular. - Ir a musicales/la ópera. Si eres muy aficionado a la música, o a los musicales este también es un plan estupendo. Ahora bien, cuidado porque a veces puede ser caro. En internet hay páginas como www.groupon.es o www.privalia.com que tienen ofertas muy buenas de espectáculos musicales por poco dinero. Quizá no es un plan para hacer todas las semanas, pero si hay un musical o una ópera que estén representando en tu ciudad y no tienes con quién ir... puede ser también un plan perfecto para ir con una chica. Yo hace tiempo, en mi ciudad, llevé a una chica a un musical y el resultado fue muy bueno. Un amigo mío era uno de los cantantes y me regaló dos entradas. Me pareció un plan estupendo para ir acompañado de una mujer. Ella lo disfrutó de lo lindo. - Manga/videojuegos/exposiciones raras. Cada cual tiene sus gustos. Y a mucha gente le gustan los comics, los videojuegos y demás actividades minoritarias. Eso hace que en todas las ciudades organicen ferias o salones de videojuegos, comics y demás. No veo por qué no llevar a una chica a un evento así si te gusta. Por supuesto, calibra un poco antes cómo es la chica. Pero, en general, cualquier cosa que la saque de la rutina, le gustará. Puede que te parezca un poco friki, o de nerd este tipo de planes... pero si tú lo haces por diversión... y realmente te www.alvarotineo.com
  • 128. 129 gusta, funcionará. Eso sí, si asistes a un plan de este tipo preocúpate mucho de que tu aspecto físico y tu forma de vestir estén muy cuidados. Para que ella no pueda asociarte a ti, con el estilo de vida del “típico fan de los videojuegos sin habilidades sociales”. Si tienes cuidado de que tu imagen en estos casos, sea impecable y “fashion”, seguro que la cita irá genial. - Museos. No sólo son interesantes las exposiciones. Un museo también puede ser un plan perfecto. En todas las ciudades hay decenas de museos que nadie conoce y que pueden ser muy interesantes: museos de ciencias naturales, arqueológicos, de la moda, de la ciudad, etc. Hay miles de temas. Y si estás en una ciudad grande puedes tener también estupendos museos de arte que merece la pena ver de vez en cuando. Sal un poco de tu barrio e interésate por las cosas que hay en tu ciudad. ¿Por qué no salir de la monotonía y probar cosas nuevas? Yo he ido a decenas de exposiciones y museos con chicas y, en general, los resultados han sido buenísimos. Y más de una vez, he besado a la chica en el propio museo. No te limites, piensa de forma original e innovadora. A ellas eso les ENCANTA. - Ir a una ludoteca. Una ludoteca es una cafetería donde tienen juegos de mesa (como el trivial o el monopoli) disponibles de forma gratuita para que los clientes jueguen al mismo tiempo que toman un café o equivalente. En algunos incluso tienen meriendas muy ricas. Te he de confesar que este plan es de mis preferidos. Lo he hecho infinidad de veces, incluso con amigos. Me encanta jugar a juegos de mesa. Me entretiene muchísimo y me lo paso de maravilla. Por eso es una cita ideal, porque lo vivo y no necesito ningún resultado. Si a ti los juegos de mesa te aburren, no lo hagas, pero si te gustan... no dudes que será un plan estupendo. No en todas las ciudades lo hay, pero si preguntas, es muy probable que acabes encontrando algún sitio cerca de donde vives que tenga juegos de mesa. Y como ves, será tan económico como tomarte un café. - Paintball. Yo aún no lo he hecho, pero lo estoy deseando. Una amiga mía me contó hace poco que un chico la llevó como cita a una sesión de Paintball y lo pasaron de maravilla. Una sesión de Paintball consiste en ir a un sitio en el que se simula una batalla con armas de fuego, pero éstas en vez de tener balas, tienen pintura. Es decir, que entras en la guerra con pintura. Tienes que esconderte, aplicar estrategia, equipos y abatir a los enemigos disparándoles pintura. No he podido ir aún porque en mi ciudad no hay, pero sé que cada vez son más las ciudades que tienen esta actividad y, preguntando, quizá encuentres algún sitio cercano que tenga una sala de paintball. Si ese es tu caso, estás ante una cita perfecta. - Intercambio de conversación. Si tú estás aprendiendo inglés (lo cual es muy probable porque ¿quién no quiere mejorar su nivel de inglés?) y la chica en cuestión es nativa de un país de habla inglesa (algo que ocurre con mucha frecuencia porque todos en algún momento de nuestra vida conocemos a una estadounidense, canadiense, irlandesa, inglesa, etc. que es súper atractiva) una cita estupenda que yo he hecho muchas veces es quedar para hacer intercambio de conversación español-inglés. La idea es la siguiente: quedas con la chica a tomar un café y dividís el tiempo en dos mitades, la primera parte habláis en inglés y ella corrige tu inglés... y la segunda lo hacéis en castellano y tú la corriges a ella. Por supuesto que también puedes empezar por el español y luego cambiar. Eso es lo de menos. Lo interesante www.alvarotineo.com
  • 129. 130 es que intentando mejorar tu inglés y corrigiendo su español no vas a tener tiempo de preocuparte si te ligas o no a la chica, y es una cita perfecta porque cualquier extranjera quiere mejorar el castellano y apenas tiene oportunidad porque o bien los chicos que conoce hablan inglés o bien los que hablan español lo hacen demasiado rápido como para entenderlos. Además, te asombraría saber lo ariscos que son los españoles con las chicas extranjeras. Que ella conozca a un chico encantador, nativo de habla hispana, que le enseñe el idioma es súper atractivo. Y por ahí puedes entrar sin problemas para que algo más ocurra entre vosotros. - Ir a bailar. Yo bailo fatal y, hoy por hoy, no me apetece nada quedar con una chica para ir a bailar. Pero por suerte no todo el mundo es como yo, y es muy probable que a ti pueda gustarte bailar y disfrutes con ello. Si ese es tu caso, no dudes en plantear eso como una cita. Esto no sé si lo sabes, pero lo diré igualmente: las mujeres ADORAN bailar. Adorar es la palabra que se me ocurre que más se acerca a la realidad, pero fascinación también se aproxima bastante. Para ellas es como una droga. Es rarísimo que una chica no quiera bailar, siempre que el chico no sea un sobón, claro. Pero si el plan es realmente ir a bailar y pasarlo bien... muy raro será que no le apetezca. El baile de moda en nuestros días es la salsa. Si bailas salsa, aunque sea un poco y te gusta... no lo dudes, queda con ella a bailar. - Senderismo. Otro plan barato donde los haya, es el senderismo. Más económico que quedar para andar no hay nada. En todas las ciudades y regiones se organizan grupos de gente con un guía donde se van todos juntos a caminar por zonas bonitas y pasar el día. A mucha gente le encanta. Y te asombraría la cantidad de chicas atractivas que se apuntan a estos planes. Yo era muy escéptico hasta que he visto que todas mis amigas lo hacen. Así pues, si a ti también te gusta el plan, no dudes en proponerlo como cita. - Ir a cenar. Si te gusta mucho la gastronomía y eres capaz de disfrutar de un buen restaurante (y cuando digo bueno no estoy diciendo caro, al contrario) tú solo... entonces eres la persona idónea para plantear cenas, como citas. Una cena es aburrida para una persona normal, pero no lo es para un amante de la gastronomía. Un plan que he hecho muy a menudo con chicas es quedar a cenar en un restaurante al que aún no había ido, y que quería conocer. Si te hablan de algún sitio nuevo donde se come genial y por buen precio, y eres un pequeño gourmet, entonces no lo dudes, plantéalo como cita. - Ir a los karts. Una experiencia muy divertida es hacer carreras con los karts. No son especialmente económicos pero, una vez más, lo importante es que tú te lo pases bien. Quizá no sea una cita para hacer semanalmente pero si una vez al año te apetece hacerlo, ¿por qué no ir con una chica? Me parece un plan fabuloso para que ambos disfrutéis y que será 100% intrínseco, puesto que es tan divertido que puedes ir solo y pasártelo igual de bien. No estarás pensando en resultados. Y, además, sacarás a relucir un plan aventurero que encierra cierto “riesgo”. Eso les encanta. - Ir a una conferencia. Si compartís alguna afición común, que a los dos os encanta, otra idea fabulosa para plantear a la hora de quedar es una conferencia sobre ese tema. Yo no lo he hecho nunca, pero tengo un amigo que es un empresario de éxito y le encantan los negocios y www.alvarotineo.com
  • 130. 131 aprender sobre ello. Una cita que plantea a menudo es llevar a las chicas a charlas o conferencias interesantes que haya en su ciudad sobre el tema emprendimiento, marketing, publicidad, etc. Muchas de estas charlas son gratuitas. Pero, contrariamente a lo que marca el precio, dan la sensación de ser planes de mucho estatus social, porque sólo acuden a ellas empresarios y gente de éxito (o que, al menos, quiere tenerlo). Este entorno provee a la cita de un halo de sofisticación muy interesante que, además, hará que ambos aprendáis y os motivéis a emprender negocios. Lo cual es muy positivo. -Ir a la presentación de un libro. A mí me encanta la lectura. Y a muchas chicas (incluso aún sin ser necesariamente chicas intelectuales) también. Pero, sobre todo, a casi todo el mundo le gusta pensar que les gusta. Y esta es la clave. Aunque la chica realmente no lea mucho es muy probable que le encante hacer parecer que sí. Muchas veces hacen esto sin darse cuenta. Incluso hay chicas que no leen pero que han llegado a creerse de verdad que sí lo hacen o que sí les gusta. En cualquier caso, todo esto da igual, porque lo importante no es que lea mucho realmente, sino que le apetezca un plan cultural. La cita perfecta para tal menester es la presentación de un libro. Son gratuitas. Muy interesantes y lo más probable es que la chica esté asistiendo a una por primera vez. Le encantará el plan y quedarás genial. - Hacer una ruta turística. Si la chica es extranjera (y es probable que de vez en cuando lo sean) un plan buenísimo es hacerle de guía turístico por tu ciudad. Ahora bien, para ello, has de tener en cuenta una cosa muy importante. Tiene que ser un plan que A TI te divierta. Porque si por el más mínimo momento ella nota que lo haces para entretenerla a ella y que tú no adoras y disfrutas de pasear... entonces te verá como alguien muy poco atractivo. Llévala a sitios que te encanten, rincones de los que te sepas historias y aprovecha para hacerlo emocional y bonito, en vez de histórico y aburrido. Una vez más, disfruta. Céntrate en ti, primero, y eso hará que ella se lo pase bien. - Hacerle de guía gastronómico. Una vez más, si estás ante una chica extranjera... es una ocasión estupenda para llevarle a esa tasca que te encanta que hay escondida en tu ciudad y donde hay comida típica de tu país. Como puedes ver, me encanta la comida. Sí, puede que haya más cantidad de citas gastronómicas en este libro que en otros. No soy objetivo, pero tú tampoco lo seas. Yo voy solo a los restaurantes y los disfruto como si fuera un niño pequeño. Si tu no adoras la gastronomía, da igual. Si tu pasión es la astronomía, la filatelia, o la magia, haz lo propio con tus gustos y plantea citas acorde a ellos. Pero bueno, a lo que íbamos. Hacer de guía gastronómico por un restaurante barato y típico de tu ciudad es un plan fabuloso con una chica extranjera. E incluso podría serlo también con una chica de tu país, si aún no lo conoce. - Feria del automóvil o similar. Otro evento que se organiza en multitud de ciudades son las ferias tecnológicas. Y son realmente divertidas. Muestran los últimos avances y modelos de todas las marcas y compañías. Puedes pasar un día muy entretenido curioseando lo que la tecnología actual es capaz de ofrecer y comentándolo con ella. Esta cita tampoco puede hacerse muy a menudo, pero de vez en cuando me parece un plan ideal. www.alvarotineo.com
  • 131. 132 - Montar a caballo. Cuidado. Montar a caballo requiere ciertos conocimientos. Soy consciente de que a mucha gente esto puede no gustarle o no dársele bien. a mí personalmente no me seduce especialmente la idea, pero tengo amigos que montan muy bien a caballo y que hacen citas de este tipo que funcionan de maravilla. Te lo pongo como ejemplo porque seguro que si a ti no te gusta montar a caballo, tienes una afición similar que se te da muy bien. Sé original. Salte del molde. Y plasma tu personalidad en todo lo que hagas. Saca tus aficiones del cajón del olvido y haz a las chicas partícipes de ellas. - Voluntariado. No lo hagas para quedar bien. Si no has hecho voluntariado en tu vida y no te divertiría hacerlo, no se lo propongas a una chica. Ahora bien, si hay algo que te gusta hacer por tu comunidad o el mundo que te rodea, y lo haces a menudo... entonces estás ante una cita espectacular. La dejarás boquiabierta si te ve comprometido con valores superiores. Además, hay voluntariados socialmente muy aceptados e interesantes. Por ejemplo hacer compañía a niños enfermos, o dar conversación a ancianos en asilos, son planes muy divertidos, que te harán sentir muy pleno interiormente y a ella te garantizo que le encantará. - Pasear los perros. Evidentemente este plan hay que hacerlo sólo si tienes perros. No hace falta que ella tenga. Pero si los tiene, mejor que mejor. Lo único necesario es que no tenga alergia o miedo a los mismos. Pero si le gustan los perros será un plan estupendo y fuera de lo común que le hará verte como una persona interesante y le mostrará tu personalidad de forma indirecta. - Ir a un espectáculo de magia. La magia es fascinante y a las chicas (y a muchos chicos también) les ENCANTA. He tenido varias citas en espectáculos de magia y siempre han ido genial. Además, tendrás mucho tema de conversación natural después sobre cómo habrán hecho los juegos, etc. No hagas las citas en serie. Yo recomiendo que en vez de pensar qué puedes ofrecerle a una chica, pienses más en qué chica puedes llevar a un plan que tú ya tengas en mente. Ten siempre actividades increíbles en la cabeza. Y haz a las chicas partícipes de esos planes, en vez de estar pensando cosas interesantes que hacer para impresionarlas. www.alvarotineo.com
  • 132. 133 Relaciones intrínsecas Una relación intrínseca es aquella en la que la inmensa mayoría del tiempo estamos en estado de flujo y que, además, nos da seguridad y tranquilidad con respecto al futuro. El ser humano tiene cuatro dimensiones básicas que debe ver cubiertas en una relación, si esta no las cumple, al final fracasará o, como mínimo, generará infelicidad a ambas partes. Estas cuatro áreas son: 1- La instintiva. 2- La emocional. 3- La intelectual. 4- La espiritual. Cubrir la parte instintiva significa que tenemos nuestras necesidades de supervivencia y sexualidad cubiertas. Considero que en esta área están cosas como sentirnos protegidos, tener alimento, gozar de una vida sexual plena y activa, estar en buenas condiciones de salud y tener unas buenas relaciones sociales. En todo ello nuestra pareja puede ayudarnos a mejorar o, por el contrario, influirnos negativamente. Una novia puede influirte de ejemplo para comer mejor o estar más sano o, por el contrario, ser una mala influencia porque consume más drogas y sustancias insanas de lo recomendable. Así mismo puede ayudarte a mejorar tu relación con tus amigos y tu familia o hacer de intermediaria para la discordia. En el sexo nuestra pareja tiene un papel decisivo y según sea su actitud y su inteligencia sexual, tendremos más o menos satisfacción en esta área. Y así sucesivamente. Otra dimensión importantísima para el ser humano son las emociones. La forma en que una novia o esposa gestiona su enfado, su tristeza, sus momentos de frustración, la manera en que dice las cosas cuando se siente atacada, etc. es importantísimo para ser feliz. Si una chica nos satisface a nivel primario/instintivo muy ampliamente, pero luego nos da disgustos cada dos por tres por excesivos celos, por no decir las cosas con tacto, por atacarnos sin venir a cuento o por no decir nunca lo que siente y lo que necesita, nos hará profundamente infelices. Todo lo que aprendamos sobre inteligencia emocional y social (es decir, la forma en la que gestionamos nuestras emociones y las de la gente que nos rodea) será poco. Creo que no hay mayor garantía de felicidad que invertir tiempo en aprender a entender y gestionar positivamente nuestras emociones. Y será increíblemente positivo elegir parejas que tengan un alto nivel de inteligencia emocional. Es decir, que digan las cosas con cariño, que sepan escuchar, con las que se pueda dialogar, que sean maduras y no tengan problemas de autoestima, etc. Otra área fundamental para que se active el flujo en una relación es un alto grado de compatibilidad intelectual. No hace falta que lo hagáis todo juntos, pero sí que es importante www.alvarotineo.com
  • 133. 134 poder compartir reflexiones sobre la vida con tu pareja y que ésta te entienda; tener aficiones comunes y compartir formas similares de entender el mundo en los temas importantes. De todos modos, la necesidad de compatibilidad intelectual es un poco menos importante que las otras mencionadas anteriormente. Si la parte instintiva y emocional está bien cubierta... no hará falta coincidir intelectualmente en todo con nuestra pareja, porque tendremos más margen para respetar y complementar los gustos de la otra persona. Por último, una relación no podrá funcionar correctamente si no se comparten metas superiores acerca de vuestro cometido en esta vida. Ya dijimos que una vida intrínseca siempre goza de valores superiores; de objetivos que ayuden a cambiar al mundo y a tener una vida trascendente. Si nuestra pareja no comparte estos ideales con nosotros será muy difícil que una relación funcione. Así pues, estas cuatro áreas, la instintiva, la emocional, la intelectual y la espiritual, conforman lo que una pareja debe llenar para hacernos sentir a gusto dentro de una relación. Siempre que una de esas dimensiones presente fallas, nuestra mente nos sacará del flujo. Cuando, por el contrario, nos sentimos llenos en todas ellas, estaremos ante una relación intrínseca al 100% que nos hará disfrutar del flujo en todo momento. Te recomiendo encarecidamente que tengas la fortaleza necesaria para “dejar ir” a todas las chicas que no cubran estas cuatro áreas al nivel que tú necesitas. En la vida tenemos lo que dejamos entrar y el valor para decir “no” cuando algo no es lo que nos hace feliz es, quizá, la cualidad más importante para gozar de una vida plena. Será realmente importante que nuestra pareja no sea una persona dependiente. Es decir, que su felicidad no dependa de sus parejas. Una cosa es que tú le mejores la vida, y otra que te necesite para ser feliz. Eso no es sano. Todos y cada uno de nosotros somos responsables de nuestra propia felicidad y nunca deberíamos darle a otra persona la obligación de alegrarnos o de hacernos felices. Esto también es aplicable para ti. Nunca permitas que una mujer tenga la llave de tu felicidad. Una relación intrínseca sólo surgirá cuando ambas personas, por separado sean capaces de ser muy felices, y se junten para mejorar esa felicidad, pero no porque sin estar juntos no fueran capaces de conseguirla. Volviendo al concepto inicial de “intrínseco”... recuerda que algo intrínseco es aquello que te genera felicidad en base a cosas que dependen de ti mismo. Si tú no eres capaz de ser dueño de tu propia felicidad no podrás ser feliz ni experimentar el tan deseado flujo. Estarás siempre preocupado de que las cosas pueden fallar porque dependes de cosas externas (en este caso tu pareja) para ser feliz. www.alvarotineo.com
  • 134. 135 Relaciones tóxicas Una persona tóxica no es otra que aquella que supone una mala influencia para satisfacer nuestras necesidades, tan importantes para sobrevivir y ser felices. Es decir, es una persona que no merece la pena tener cerca porque, a su lado, nuestra vida empeora, en vez de mejorar. Son personas que chupan sin cesar y nunca ofrecen nada a cambio. A estas personas te recomiendo que las tengas lo más lejos posible de tu vida. No sólo hablo de una pareja, sino de cualquier persona que esté en tu vida. Te recomiendo muy encarecidamente que te mantengas alejado lo máximo posible de la gente tóxica. En la práctica, para identificar cuándo una persona es tóxica, puedes tener en cuenta los puntos de la lista que aparece a continuación. Cuantos más puntos tenga una persona, más tóxica será. Si sólo cumple uno o dos, entonces quizá puedas saber gestionarlo con cierta eficiencia sin que te afecte mucho. Pero ándate con ojo porque estar muy cerca de gente que tiene este tipo de actitudes no es nada beneficioso. Algunos puntos a tener en cuenta a la hora de saber si una persona es tóxica son los siguientes: 1- Su tendencia natural ante los conflictos es discutir. Alguien sano y feliz no necesita responder atacando cuando surge algún problema. Muy al contrario tiene una tendencia clara al diálogo y a la empatía. Una persona que constantemente responde a las críticas y los problemas discutiendo y gritando no te interesa. 2- Tiene hábitos autodestructivos con lo que ingiere y lo que hace. Tomar drogas y/o alcohol, gastar más dinero del que se tiene, llevar un estilo de vida excesivamente sedentario y complaciente, comer compulsivamente o tomar altas dosis de alimentos insanos (bollería, sodas y café a todas horas, etc.)... todo ello son conductas que no conviene tener cerca. Y menos en una pareja. 3- Disfruta de los conflictos. Hay mucha gente que vive para la discordia. Aprovechan cualquier situación para generar mal ambiente, para provocar que otros discutan y que se levante polémica constantemente. Alguien así es imposible que te haga feliz. Al final, en una relación debe primar el amor, el cariño y las buenas intenciones. Una persona que está constantemente basando su vida en generar discordia, en vez de en llevarse bien y dar cariño a la gente que le rodea no es capaz de amar profunda y maduramente. Además, esta es la típica chica que te acaba metiendo en peleas y problemas antes de que puedas darte cuenta. 5- Habla mal de los demás. Una actitud inteligente y útil es pensar las cosas que puedes cambiar tú en tu vida, y hacerlas. Ponerte a criticar a los demás... además de ser de muy mala educación, es una estrategia vital propia de los fracasados. Intenta elegir personas que se centren en hacer, meditar y potenciar lo bueno de los demás, en vez de lo negativo. 7- Tergiversa lo que dices y tiene dificultad para captar la esencia de lo que estás diciendo. Una persona sana querrá entenderte. Recuerda el dicho que dice que la gente entiende lo que quiere entender. Eventualmente puede surgir algún malentendido www.alvarotineo.com
  • 135. 136 aislado entre dos personas que se quieren. Pero la dinámica natural en una pareja debería ser trabajar en equipo y entenderse bien. Si, por el contrario, tu novia no hace otra cosa que darle la vuelta a tus palabras, tergiversarlas y asumir siempre lo peor en tus intenciones... tienes que plantearte que quizá esa persona no es la mejor compañera para estar en tu vida. 8- Niega la realidad. No es capaz de aceptar lo que tiene delante. Como dijimos al comienzo del libro, negar la realidad es la principal causa de fracaso en la vida. Cuanto más maduro es un ser humano más capacidad tiene para entender y aceptar la naturaleza de las cosas que tiene delante. La negación de la realidad, cuando se hace de manera sistemática es síntoma de locura. No es positivo ni sostenible estar con una persona que, constantemente niega la evidencia de las cosas. No darle importancia al sexo, no tener en cuenta los pequeños detalles, pensar que las cosas se van a arreglar solas y no hacer nada por arreglarlas, pensar que todo el mundo es igual o tener estrategias vitales basadas en planteamientos irracionales son algunos ejemplos de negación de la realidad. 9- Te menosprecia con frecuencia. Alguien que te quiere querrá ayudarte a ser feliz, y no lo contrario. Te dirá las cosas con cariño e intentará resaltar tus cosas buenas antes que las malas. Si ve que tiene que decirte algo negativo por tu bien, se preocupará de decirlo con cariño y mano izquierda. E intentará compensarlo resaltando más las cosas buenas. Le gente que no hace otra cosa que menospreciar a los demás esconde una profunda inseguridad y odio hacia sí mismo. Y su compañía no te va a aportar mucho. 10- Necesita reafirmar su posición de ventaja cada dos por tres. Hay personas que no hacen otra cosa que demostrar que son mejores que los demás. Y en cualquier contexto o cualquier situación aprovechan la mínima oportunidad para resaltar que hacen algo mejor que tú. Estar con alguien así además de ser aburridísimo es muy negativo. 11- No escuchar las necesidades de los demás. Egoísta para mí no es la persona que mira por su propio interés (porque esto es, simplemente un mecanismo humano que hay que entender y aceptar de antemano), sino la que está tan obsesionada con satisfacerse a sí mism@ que no es capaz de tener en cuenta las necesidades de los demás. Yo puedo mirar por mi propio beneficio y, a la vez, dedicar también tiempo a que, los demás estén bien. Un ser humano debería ser capaz de conjugar y equilibrar ambas visiones. Por un lado tenerse en cuenta a sí mismo, y al mismo tiempo, ser útil y considerado con los demás. 12- Reacciones ilógicas y absurdas con mucha frecuencia. Enfadarse mucho cuando alguien te pone los cuernos es lógico y razonable. Hacerlo cuando alguien ha dejado desordenado un plato, no. Gestionar bien las emociones es difícil, pero dentro de eso, hay márgenes razonables que merece la pena tener en cuenta. Hay gente que se enfada, se entristece y se derrumba por cosas de lo más nimias y absurdas. No estoy diciendo que rechaces a esta gente de tu vida. De hecho, en el apartado siguiente explicaré lo que yo sugiero hacer en estos casos, pero sí que es importante tener en cuenta que la gente que tiene emociones desproporcionadas e irracionales con frecuencia no es la mejor compañía positiva. www.alvarotineo.com
  • 136. 137 13- Es celosa, posesiva. Una persona feliz y con alta autoestima no será nunca ni celosa, ni posesiva. No es sano ni lógico serlo. Los celos y la excesiva posesividad es síntoma de carencias internas y de inestabilidad emocional. 16- Se ríe y boicotea a la gente que intenta mejorar. Si cuando estás con esa persona, en vez de animarte a mejorar y a probar cosas nuevas, se ríe de ti y te hace sentir vergüenza por querer cambiar tu vida a mejor, estás ante alguien que frena tu desarrollo. Eso no es bueno. 17- Gasta más tiempo hablando de los demás que viviendo su vida. Estar constantemente criticando a los demás, sin hacer nada uno mismo por mejorar las cosas, no es una estrategia vital muy útil ni eficiente. Y tener alguien de esas características cerca puede llegar a ser muy perjudicial. Sé que ahora puedes pensar que, quizá, no quieras echar de tu vida a gente importante para ti que pueda ser tóxica. Por eso vamos a estudiar en profundidad el siguiente concepto importante del libro: el nivel de toxicidad. El nivel de toxicidad La vida no es ni blanco, ni negro. El mundo que nos rodea contiene una infinita gama de grises que conforma lo que vemos. Cuantos más cantidad de esos grises, más felices seremos. En eso consiste la inteligencia: ser capaces de percibir las pequeñas diferencias entre las cosas. No podemos tratar igual a un psicópata que a una mujer cariñosa y entregada. No tendría lógica. Hay que saber adaptarse a cada persona y responder en cada interacción de la forma más eficiente y sana posible. En el apartado anterior surgía el interrogante de lo que era congruente hacer con las personas tóxicas de nuestra vida... voy a intentar darte mi punto de vista al respecto. Todas y cada una de las personas que nos rodean acaban siendo tóxicas, si pasamos demasiado tiempo con ellas. Nadie es perfecto. Por muy buena persona que sea tu pareja, si pasas con ella veinticuatro horas al día, habrá roces. Y, en un momento u otro, se generará toxicidad entre ambos. Alguno dirá algo inapropiado, o se sentirá agobiado, o querrá tiempo para estar solo. Para mí la toxicidad no es tanto lo que una persona emana, sino cómo me siento yo a su lado. Lo importante es lo que tú recibes. Es decir, que es mucho más útil centrarnos en lo que es tóxico para nosotros, que hacerlo en lo que “en general” sería tóxico. El nivel de toxicidad podría definirse como la cantidad de malestar que una persona nos genera. Cuanto peor nos haga sentir, más tóxico será. Pero este malestar no será siempre el mismo, ni en las mismas áreas. Por eso es tan importante entender bien este concepto. Imaginemos que gozamos de una autoestima excepcional. Y estamos ante una persona tóxica que no hace otra cosa que intentar decirnos lo bien que hace todo. Al oír eso, nosotros, al gozar de muy buena autoestima, en vez de sentirnos invalidados, sentimos ternura, nos www.alvarotineo.com
  • 137. 138 damos cuenta de que la otra persona es insegura y con baja autoestima y respondemos con cariño, de igual forma que lo haríamos con un niño pequeño. Esa persona tiene una conducta tóxica pero a nosotros no nos afecta. Al contrario, nos motiva a ayudar y a trabajar nuestra empatía. Si, por el contrario, nosotros fuéramos inseguros, al escuchar a una persona que siempre resalta sus logros, sufriríamos y nos sentiríamos poca cosa. En ese caso, la otra persona sí sería muy tóxica para nosotros, porque nos haría sentir fatal cada vez que estuviéramos a su lado. Lo importante, al fin y al cabo es cómo nos sentimos. Siempre que una persona me haga sentir bien, será nutritiva (tomo prestado este término de Karl Albrecht), mientras que si nos hace sentir mal, sí que estaremos ante alguien tóxico. Por supuesto que cuanto mejor estemos interiormente nosotros, más facilidad tendremos para que la gente de nuestro entorno sea nutritiva. Y, a su vez, cuanto más feliz, sana y estable sea la otra persona, más probabilidad habrá de que relacionándose con gente, en su día a día, lo que aporte a sus vidas sea positivo. Pero, eso no tiene realmente mucha importancia. Repito que lo importante es cómo te hace sentir a TI. Hay que tener, además, otro factor en cuenta. No todo el mundo es igual en todas las áreas, ni se comporta del mismo modo todo el tiempo. Y nosotros tampoco aguantamos lo mismo en unos temas que en otros... Veamos un par de reglas: 1- Cualquier persona es tóxica si pasamos demasiado tiempo con ella. O lo que es lo mismo, al cabo de un tiempo, todo el mundo nos hace sentir mal, porque el ser humano necesita tiempo para sí mismo y la excesiva influencia de otra persona, por muy buena que sea, al final se vuelve tóxica. 2- Siempre habrá temas más frágiles que otros. El ser humano no es una máquina. Tiene irregularidades y puntos débiles. Saber cuáles son tus áreas vulnerables y las de los demás, es básico para ser feliz. Es decir, que para entender bien la toxicidad tenemos que tener en cuenta dos factores: la cantidad de tiempo que podemos pasar con esa persona hasta que nos “sature”; y las áreas conflictivas en las que uno, u otro, acaban teniendo roces al relacionarse. Por ejemplo, yo quiero mucho a mi amigo Pedro, pero sé que hay ciertos temas que no puedo hablar con él. Sé que si hablo de política, chocamos enseguida. Y también sé que, aunque es muy buena persona, después de pasar varias horas con él, su carácter dominante acaba agotándome demasiado. En cambio sé que si evito el tema de la política y estoy con él sólo un par de horas, me lo paso genial y disfruto muchísimo de su compañía. Pedro es como es. Yo no puedo ni debo cambiarle. Tengo que aceptar la realidad y entender que es estupendo, a la vez que me satura al cabo de varias horas y que el tema de la política es mejor evitarlo. Volvamos al concepto de blanco y negro. El negro sería no volver a quedar con él nunca más. El blanco sería estar con él todo el tiempo, de forma incondicional, pasándolo mal y www.alvarotineo.com
  • 138. 139 sufriendo por infinidad de cosas. ¿Cuál sería el gris? Encontrar un término medio en el que evitamos hablar de ciertos temas, y quedamos con él, pero sin pasar muchas horas juntos, para no quemarnos y que la amistad no se resienta. Una personalidad intrínseca es aquella que sabe cuánto y cómo tratar a las personas le rodean para que nunca llegue a tener un alto nivel de toxicidad con ellas. Esa es, sin duda, la estrategia más inteligente posible. Ni rechazamos, ni regalamos incondicionalmente. Trabajamos la habilidad de percibir cuándo una persona nos resulta tóxica y en qué situaciones y, de antemano, lo tenemos en cuenta para evitar ciertas conversaciones o comentarios, y dedicar una máxima cantidad de tiempo para que esa persona no nos haga sentir mal. No hace falta que seas demasiado planificador, porque son tus emociones, más que otra cosa, lo que debería determinar cuándo hacer una pausa en tu interacción con la otra persona. Si te sientes cómodo y estás disfrutando con Pedro, entonces sigue con él. Pero si, de pronto, está diciendo cosas que te están cargando... en vez de quedarte y acabar frustrado y enfadado, es mejor que pares y hagas otra cosa, o incluso que te retires educadamente, para evitar pasarlo mal. No sufras. Nos pasamos la vida sufriendo y aguantando cosas que no nos gustan... ¿Por qué? ¿Qué sentido tiene? No lo pases mal, sé feliz. Si Pedro te satura hablando de política, no lo hagas. Es imposible ser feliz si no controlamos el nivel de toxicidad que una persona tiene hacia nosotros. Cuando alguien esté siendo tóxico y te esté haciendo sentir mal, para y vete. O, cambia de tema. Pero no permitas que esa toxicidad te afecte indefinidamente. Nivel de toxicidad en las salidas Cuando salgas a conocer chicas, por la noche, por la tarde de compras, o cuando sea... es muy importante que tengas en cuenta el nivel de toxicidad que tienen tus amigos en este tema. Hay amigos que apoyan, respetan y valoran tus ganas de mejorar tu relación con las mujeres y otros que por sus propias inseguridades, y complejos se reirán de ti y te harán sentir ridículo al conocer chicas nuevas. También puede ser que estén constantemente sacándote fallos o que, simplemente, notes que no aprueban, ni están cómodos contigo si decides conocer chicas o intentar mejorar tus habilidades sociales. En estos casos, lo primero es aceptar la realidad. Esos amigos son como son. No pretendas que son comprensivos cuando no lo son, ni intentes salir con ellos una y otra vez con la esperanza de que cambien. Tu tarea en esta vida no es hacer que ellos cambien, sino ser feliz y adaptarte de forma sana a la gente que te rodea. Si un amigo te boicotea cuando sales a practicar tus habilidades sociales... eso no quiere decir que debas dejar de verle o que no pueda ser tu amigo nunca más. Tan sólo significa que no deberás quedar con él cuando vayas a conocer chicas. Porque es en esa área, y quizá sólo en esa, donde esa persona es tóxica para ti. Recuerda que el nivel de toxicidad viene determinado por el malestar que una persona te genera. Si tu amigo sólo te hace sentir mal al salir por la noche, porque te impide o te frena al socializarte, no seas radical. Encuentra www.alvarotineo.com
  • 139. 140 un término medio. No le eches de tu vida, pero tampoco le permitas boicotearte tus ganas de mejorar. Muy a menudo veo que el concepto de cariño y amistad va movida por extremos. Parece que si quieres mucho a alguien o que si una persona es amiga tuya ya tiene que ser perfecto para hacerlo todo contigo. Y eso es totalmente insano. Alguien puede ser muy querido para ti, y a la vez, tú saber que hay ciertas cosas o ciertos temas que no puedes hablar con ellos. Si tus amigos actuales son tóxicos para ti al relacionarte con chicas, busca amigos nuevos para ese menester. Si resulta que encuentras amigos que son “nutritivos” para ti en todas las áreas de tu vida, bienvenido sea. Serás una persona con suerte. Pero no necesites que eso ocurra para ser feliz. No dependas de la perfección de los demás para vivir tu vida y evolucionar. Si tienes muchos amigos con ciertos defectos o carencias, porque son humanos (y todos las tenemos) no les culpes por ello, ni sufras permitiendo que eso te afecte. Conóceles. Identifica dónde son positivos en tu vida y dónde no, y actúa en consecuencia, con cariño y buen rollo, sin echarles nada en cara ni culparles por ser como son. Una vez más, sé práctico. Identifica para qué es bueno un amigo y para qué no. Quizá tu amigo sea muy bueno para salir de fiesta, pero no para hablar de cosas profundas. O puede que sea estupendo iniciando conversaciones con chicas, pero que luego haga cosas que no van con tu forma de ser. Adáptate. Valora y agradece lo bueno que tiene que ofrecerte. Evita lo malo e intenta ser lo más útil posible para él para que la relación sea sana y equilibrada. Un error que veo cometer increíblemente a menudo es pretender que la gente es distinta a como es. No hay negación de la realidad más frecuente que esta. En las parejas, en los amigos, en la familia, la gente constantemente nos decepciona por culpa NUESTRA. Ellos son como son, si nos han decepcionado es porque no hemos sabido ver la realidad de cómo eran realmente. Porque nos negamos constantemente a la idea de que la gente es imperfecta, tiene fallos, y son humanos y egoístas a veces. Tienen mal genio y a veces son caprichosos. Y no pasa nada. No es malo. Es parte de la vida. Aceptar la falibilidad del ser humano es básico para ser feliz. Y eso también se aplica a nosotros. En la vida fracasamos con mucha frecuencia porque pretendemos que somos de una forma que no somos. Las dietas no las sigue casi nadie por ese mismo motivo. En vez de aceptar que va a ser difícil de seguir, que lo más probable es que no la sigamos y encontrar una estrategia para, empezar a seguirla poco a poco, siendo conscientes de su dificultad... pensamos que “esta vez será diferente”. Si no ha sido nunca diferente, ¿por qué iba a serlo ahora? Acepta la realidad. Eso y sólo eso, es lo que te permitirá cambiarla. La gente que te rodea es imperfecta y saber gestionar eso sin que te afecte y con cariño es básico para ser feliz. www.alvarotineo.com
  • 140. 141 Nivel de toxicidad en las citas Saber en qué cosas una persona es tóxica también es bueno para las citas. Con conocer un poco a la otra persona ya sabes más o menos qué temas no puedes tocar. Eso pasa muy a menudo en las citas. Tienes una cita con una chica que sabes que es muy fanática de un partido política y ¿te vas a poner a discutir con ella sobre eso? ¿En serio? ¿Para qué? ¿Qué sentido tiene eso? Discutir SIEMPRE es tóxico. Hay gente con la que se puede dialogar y que te ayuda a ampliar tus ideas, y otra que no. Si una chica se ofusca hablando de un tema, ¿para qué vas a ponerte a discutir? Eso va a ser tóxico para ambas personas. Cualquier tipo de fanatismo se basa en problemas de autoestima e inseguridades. No intentes cambiarla. Respétala como es. Si tiene un problema y está obsesionada con algo... acéptalo. No es como tú. Y ese tema sólo os va a traer disgustos a los dos. Sé consecuente y aprende a saber cuándo puedes hablar de ciertas cosas y cuándo no. ¿Realmente necesitas decir todo lo que se te pasa por la cabeza? Un amigo mío siempre dice que la persona que dice todo lo que piensa, no piensa nunca lo que dice. Ser tú mismo no significa hablar sin pensar, ni hacer daño con tus palabras, ni acabar discutiendo con todo el mundo. Puedes ser tú mismo perfectamente, siendo educado, cauto y sabiendo con quién puedes hablar de ciertos temas y con quién no. Y más en una cita. Te asombraría la cantidad de citas que se van al traste porque en vez de aceptar la realidad y saber cuándo una interacción está siendo tóxica, se va a lo loco, hablando de lo primero que uno encuentra en su cabeza. Una personalidad intrínseca basa su vida en disfrutar, en tener relaciones sanas y en hacer a los demás la vida agradable. Discutiendo y entrando en conversaciones tóxicas ni tú disfrutas, ni ella te va a ver como alguien atractivo. Una persona con una realidad poderosa sabe ponerse por encima de las circunstancias y no se toma las cosas como algo personal siendo presa de sus emociones. Al contrario. Sabe cuando es mejor callarse... y en qué temas es mejor no hablar con ciertas personas. Sé empático y equilibrado. Si no, las citas acabarán entrando en luchas de egos, temas conflictivos y procesos de lo más desagradables. No sólo se puede generar toxicidad discutiendo. Hablar de sus ex, o que empiece a contarte cosas que no te interesan nada... tampoco es agradable. Ten un poco de ojo y acepta que hay ciertos temas que no te hará feliz escuchar. Tampoco hace falta que rechaces a esa chica, que es lo que suelen hacer muchos chicos. Se dicen para sí mismos: como esta chica no hace otra cosa que hablar de su ex, o como me aburre hablando de su trabajo, prefiero no verla nunca más. Bueno, antes de rechazarla prueba una estrategia más inteligente. Intenta no hablar de esos temas y plantear citas que te permitan que eso no ocurra. O incluso díselo. Pero no la rechaces sin darle la oportunidad de que su toxicidad no te afecte. Te aseguro que este punto de vista te hará mucho más feliz y te mostrará un lado mucho más profundo de esa gente que, a priori, te parecía una mala influencia. La mayoría de la gente es estupenda en unas áreas y fatal en otras. El arte está en saber diferenciar unas de otras, y centrarte en que tu relación con ella explote sólo las buenas. www.alvarotineo.com
  • 141. 142 Nivel de toxicidad en las relaciones Si todo esto es cierto para las salidas, los amigos o las citas, aún más lo es para una relación estable con una persona a la que quieres. Las relaciones que duran son aquellas en las que ambas partes tienen muy identificadas cuándo la relación es tóxica y cuándo no... y tienen estrategias para que esa toxicidad nunca llegue a producirse. Una vez más, la gente no es como nosotros queremos que sea, sino como es. Basar el éxito de una relación en que la otra persona cambie es absoluta garantía de fracaso. Primero, porque va a sentir, y con razón, que no la queremos tal cual es... y segundo porque la gente no cambia porque nosotros queramos. Si tu pareja cambia, será porque ella ha decidido cambiar, no porque a ti te haga ilusión. Recuerda que una personalidad intrínseca se basa en las cosas que dependen de ella misma y no de lo que hagan los demás. El único enfoque sano es aceptar la realidad, entender que la otra persona es como es, y adaptarnos a ella de la mejor forma posible para que no se genere toxicidad en ningún momento. Toxicidad son cosas como: discutir, celos, haceros daño diciendo cosas que no se piensan o con las palabras equivocadas, etc. Si tu pareja es celosa, en vez de intentar convencerla racionalmente de que cambie (que sería un enfoque extrínseco), mira a ver de qué forma puedes tú adaptarte haciendo que ella no tenga tantos celos y llegando a algún acuerdo. Si tu pareja necesita que le des más cumplidos de los que tú harías normalmente, porque tiene problemas de autoestima... en vez de discutir con ella y convencerla de que no debería tener esas carencias emocionales... ¿no será más sano y eficiente adaptarte a la realidad y poner un poco más de interés en hacer eso que a ella le hace falta? Ella puede que sea más ordenada que tú. ¿Vas a poder convencerla de que el orden no le importe? Probablemente no. Como mucho podrás llegar a ciertas normas, que hagan que ambos pongáis de vuestra parte y encontrar un término medio. Evitar la toxicidad no significa que des tu brazo a torcer. Simplemente se trata de aceptar la realidad. Si para ti es importante no obsesionarte con el orden y para ella es importante tener la casa ordenada, tendréis que negociar. Y encontrar un término medio. O que ella recoja y tú hagas otras cosas a cambio. O viceversa. Pero la estrategia que estará condenada a fracasar es la que intente hacer como que el orden no es tan importante. Si a la otra persona le molesta el orden y tú no lo estás teniendo en cuenta, estarás negando la realidad. Y eso siempre desemboca en un alto nivel de toxicidad. Otra cosa que puede ocurrir es que ella no se lleve bien con tus amigos. En ese caso ¿tiene sentido quedar todos juntos? ¿En serio? Ni ella se lo va a pasar bien, ni tú tampoco. Ella no va a cambiar. No va a ser sociable y encantadora de repente. Y tus amigos no le van a caer bien porque tú quieras que eso ocurra. Si no hay feeling con tus amigos, no lo fuerces. Acepta la realidad primero, y no esperes que ella cambie. Busca soluciones eficientes que no generen toxicidad. Por ejemplo, acordar con ella que vas a ver a tus amigos un día a la semana... a cambio de luego pasar un día entero con ella. O coordinarte con tus amigos para quedar cuando ella quede con sus amigas. Olvídate de las ideas hollywoodienses del amor incondicional que hace que una pareja esté junta las veinticuatro horas del día. Sé maduro y práctico. Acepta la realidad. La mujer que www.alvarotineo.com
  • 142. 143 amas no puede estar todo el día a tu lado. Eso no es sano. Mira a ver en qué actividades su compañía enriquece tu vida y en cuáles no. Y actúa en consecuencia. Si no lo haces, lo que ocurrirá es que ambas partes os quemaréis, os saturaréis y acabaréis escondiendo un profundo resentimiento con la otra persona. En vez de llegar a ese extremo... en el que la toxicidad ha llegado a matar el amor y hacer crecer el odio y el resentimiento... páralo antes y acepta que la otra persona no es perfecta y que tendrás que adaptarte a veces haciendo cosas sin que ella esté presente. www.alvarotineo.com
  • 143. 144 Corolario Querido lector: En la vida cada uno tiene que encontrar su propio camino y estilo. En las páginas que preceden has leído multitud de ideas y conceptos que podrán ir más o menos acorde con tu personalidad. Pero lo importante es que busques tu propio estilo en base a lo que a ti realmente te haga feliz. La finalidad de este libro no es otra que inspirarte y darte algunas pautas para que seas tú mismo el que diseñe una personalidad 100% intrínseca, fundamentada en actividades y creencias congruentes con lo que tú eres. No hay dos personas iguales. Todos y cada uno de nosotros debemos encontrar nuestra propia autenticidad y esencia al hacer las cosas. La vida consiste en encontrar todo eso que te hace feliz y único y potenciarlo al máximo para convertirte en un ser humano excepcional. Tu relación con las mujeres debería ser una consecuencia de este bello y sutil enfoque. Trabajar de dentro afuera no es fácil. Con mucha frecuencia nuestra mente tiende a centrarse en lo externo y se ve atrapado por los resultados. Cambiar ese hábito es un poco cuestión de práctica, y otro poco cuestión de entender la forma correcta de hacer las cosas. La buena noticia es que teniendo la actitud correcta, la práctica saldrá sola y, cuando quieras darte cuenta, tu mente estará trabajando a tu favor y centrada en procesos, en vez de depender de resultados. En cualquier caso, espero, que este libro te haya divertido y sido de utilidad. Y te deseo, de corazón, la mayor de las felicidades en este camino que es la vida. Un abrazo fuerte, Álvaro Tineo www.alvarotineo.com
  • 144. 145 Sígueme en: Mi web: www.alvarotineo.com Mi blog: www.antiseduccion.es Facebook: www.facebook.com/lapaginadealvarotineo Twitter: @alvaro_tineo www.alvarotineo.com