La táctica yla estrategia anivel medio
JOSÉ MARÍA OLÍAS
Palabra
José María Olías es economista y
un gran aficionado y practicante
del ajedrez. En la actualidad es
monitor y árbitro de la...
José Maria Olías es economista y
un gran aficionado y practicante
del ajedrez. En la actualidad es
monitor y árbitro de la...
CÓMO GANAR
A TUS AMIGOS
AL AJEDREZ
La táctica y la estrategia
a nivel medio
EDICIONES PALABRA
Madrid
COLECCIÓN TIEMPO LIBRE
Coordinador: Juan Manuel Burgos
Todos los derechos están reservados.
No está permitida la reproducc...
José María Olías
CÓMO GANAR
A TUS AMIGOS
AL AJEDREZ
La táctica y la estrategia
a nivel medio
TIEMPO LIBRE
A María de Malibran
INTRODUCCION
Este libro no está destinado a los que se inician en este juego.
Para ello hay escritas magníficas cartillas ...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
sus compañeros de café y, sobre todo, que se diviertan y que disfru-
ten más aún con la práctica de este ...
sistema algebraico. Entre otras
razones porque es el que la 8
F.I.D.E. obliga a usar ahora en las 7
planillas de las parti...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
por ejemplo, un paso el peón de h se anotará h3. Si ahora el bando
negro toma con su peón de a el peón de...
PARTE PRIMERA
FUNDAMENTOS GENERALES
Lección 1a
FUNDAMENTOS GENERALES 1
El Ajedrez, como cualquier actividad intelectual, está tan lleno
de complejidades que, ...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
a) Apertura
Se trata de conseguir lo siguiente y por este orden:
1.0 Poner en juego las piezas lo más ráp...
FUNDAMENTOS GENERALES .1
tema están Nimzovich, el primero en el tiempo, Capablanca, Las-
ker, Suetin y Kotov.
Pero no bast...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
porque impide la salida del Alfil de el e, incluso, de la Dama. Ade-
más de no luchar por el dominio de l...
FUNDAMENTOS GENERALES!
6. o Hay que evitar siempre las pérdidas de material. Solamente se
puede ceder a este principio si ...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
El vencedor del encuentro fue La Bourdonnais (179S - 1840) a
quien por ello se le consideró desde entonce...
FUNDAMENTOSGENERALES I
peones valen más que la calidad.
22.Aa4,Dh6;23.Axe8,fxe4;24. B
e6, ... (véase el Diagrama 2); 24. 7...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
22
a) 6. eS, dS!; 7. AbS, Ce4; 8. Cxd4, Ad7; etc.
b) 6. cxd, Ab4+; 7. Cc3, ... y el negro puede optar por...
Lección 2a
FUNDAMENTOS GENERALES 11:
EL CENTRO
El dominio del centro es sinónimo de desarrollo y, por tanto,
cada jugada d...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
centrales, y este punto debe constituir la preocupación má-
xima durante la apertura y el medio juego.
3....
FUNDAMENTOS GENERALES II: EL CENTRO
flanco al otro. El que domine el
centro impide que su rival traslade
sus piezas con fa...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
(1810- 1874) autor del libro The Chess Player's Handbook, que se con-
sideraba la última palabra en ajedr...
FUNDAMENTOS GENERALES II: EL CENTRO
1.0 Es una magnífica demostración de cómo se ataca el enroque
dominando el centro y ac...
Lección 3a
FUNDAMENTOS GENERALES 111:
EL MEDIO JUEGO
En el medio juego impera la táctica hasta tal punto que el que
no sea...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
vemos un ejemplo de lo malo que es tener una pieza aislada. Y el
autor del fallo es nada menos que el gra...
FUNDAMENTOS GENERALES III: EL MEDIO JUEGO
comenzado hay que seguir adelante. Si se paran, sin un éxito
parcial al menos, c...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
En cuanto a los movimientos de peones hay que tener en
cuenta fundamentalmente:
7.o Una mala estructura d...
FUNDAMENTOS GENERALES III: EL MEDIO JUEGO
28a. 2. ..., exf; 3. Ac4, Dh4+; 4. Rf1, b5. Una variante del propio
Kieseritzky ...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
puesta 20. Cxg7+, Rd8; 21. Ac7++; 20. eS, Ca6. Para evitar la com-
binación de mate que empieza con 21. C...
FUNDAMENTOS GENERALES Ili: EL MEDIO JUEGO
Pero puede ocurrir que las negras quieran una partida más vio-
lenta y contesten...
Lección 4a
FUNDAMENTOS GENERALES IV: VALOR
DE LAS PIEZAS: ABSOLUTO Y RELATIVO
Aunque todos los jugadores de ajedrez tienen...
.JOSÉ MARÍA OLÍAS
mientras que este último es más
útil en la defensa del blanco que
la Torre negra de eS en el ataque 7
de...
FUNDAMENTOS GENERALES IV: VALOR DE LAS PIEZAS: ABSOLUTO Y RELATI  ti
Tf1+, CfS; 19. CxfS!, ... (Si 19. exfS, ... se recupe...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
veniencia de tomarlo. Pero lo curioso es que hay dos piezas negras
que pueden hacerlo: la Torre de d8 y e...
FUNDAMENTOS GENERALES IV: VALOR DE LAS PIEZAS: ABSOLUTO YRELATIVO
pide la jugada del blanco. 16.
Axd3, DhS; 17. Cf6+!, gxf...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
(La respuesta lógica); 5. exd, CxdS; 6. Cxf7, Rxf7; 7. Df3+, Re6; 8.
Cc3, Cc-b4; 9. De4, c6; 10. a3, Ca6;...
Lección sa
FUNDAMENTOS GENERALES V:
DEBILIDADES
Aunque una mala colocación de piezas puede originar una posi-
ción más déb...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
grama 14 puede resultar de una a b e d e
variante de la Defensa Francesa.
Se advierte que la casilla d6 p...
FUNDAMENTOS GENERALES V: DEBILIDADES
para evitar que corone el peón a b e d e g h
blanco de b. Pero mientras se 8 8
acerca...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
PEÓN AISLADO
Cuando, como consecuencia de cambio de piezas queda un
peón desligado de la cadena de peones...
FUNDAMENTOS GENERALES V: DEBILIDADES
no era una ocupación seria. Sin embargo, mantuvo el contacto con
los ajedrecistas. Cu...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
Ce2+; 21. Rh1, Txd1++. Si 20. Axe3, Dxc2 ganando la Dama. Si 19.
Da4, bS!; 20. DxaS, Ce2+; 21. Rh1, Cxf4;...
PARTE SEGUNDA
TÁCTICA
Lección 6a
LA DESCUBIERTA
La táctica más simple en el ajedrez consiste en que cada jugada
cumpla, al menos, dos objetivos....
JOSÉ MARÍA OLÍAS
l. e4, e6; 2. d4, dS; 3. Cc3, Cf6; 4. a b e d e
Ad3, dxe; S. Cxe4, ... no es posible
S...., Dxd4 pues sig...
LA DESCUBIERTA
del Diagrama 21 corresponde a la a b e d e h
partida Weichert- Neye (Férsten- 8 8
walde 1937). Le toca juga...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
Dama. 26. Txg7+, Rh8; 27. Txf7+, ... a la descubierta con el Alfil de
f6. 27...., Rg8; 28. Tg7+, Rh8; 29....
LA DESCUBIERTA
NOCIONES DE APERTURA:
APERTURA ESCOCESA
l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. d4, exd; 4.Cxd4, ... Las negras tienen d...
Lección 7a
EJERCICIOS DE DESCUBIERTA
La mejor manera para afianzar los conocimientos adquiridos es
hacer prácticas. Normal...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
a b e d e g h a b e d e h
8 8
7 7
6 6
5 5
4 4
3 3
2 2
a e e g a e e g
Diagrama 26 Diagrama 27
Blancas jue...
EJERCICIOS DE DESCUBIERTA
a b e d e f g h a b e d e f g h
8 8 8
7 7 7
6 6 6
5 5 5
4 4
3 3 3
2 2 2
a b e d e f g h a b e d ...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
(Diagrama 34). 16. Dxh7+, Rf8;
17. h4, Txg5! Empieza el contra-
ataque. 18. hxg5, Dxg5. Amena- 7
zando ma...
Lección sa
LA CLAVADA
Consiste en situar una pieza impidiendo que se mueva una del
contrario porque detrás hay otra de más...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
a b e
a b e
En el Diagrama 35 vemos una
posición que corresponde a la 8
partida Dworcynsky - Stein, ju- 7...
el Caballo desde c3 a d6 y produ-
cir de ese modo una catástrofe en 8
el punto f7. Mas ¿cómo situar el 7
Caballo en dicho ...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
Es interesantísima la forma en que razona Alekhine, uno de los
mayores genios de la Historia del Ajedrez....
(Diagrama 38). Un brillante sacri- a b e d e f
ficio que no se puede aceptar. Si
22...., Rxe7; 23. Tel+, Rd6 (23...., 7
Rd...
Lección 9a
EJERCICIOS DE CLAVADA
Como en la Lección 7a tenemos 10 Ejercicios, cuya base es la
clavada; la mayoría de las v...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
a b e d e g h
8 8
7 7
6 6
5 5
4 4
3 3
2 2
a e e g a e d e g h
Diagrama 41 Diagrama 42
Las blancas juegan ...
a b c d e f g h
Diagrama 47
Las negras juegan y gan an .
EJERCICIOS DE CLAVADA
a b c d e f g h
a b e d e f g h
Diagrama 48...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
Ce6; 1S. Cf6!, Dd8. El Caballo no
se puede tomar por la combina- 8
ción ya vista. 16. Ch4, cS. Inten- 7
t...
Lección 10a
LA DESCLAVADA
Al clavar una pieza hay que tener en cuenta con repecto a qué
pieza se clava. Es decir, cuál es ...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
«mate de Legal» por el ajedrecista francés que la jugó por primera
vez en una partida contra su compatrio...
LA DESCLAVADA
Hay otra forma muy sutil de defenderse de una clavada y es in-
terponer una pieza. En la Apertura de los Cua...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
desarrollo del Alfil blanco. 1S.
Axc4, dS. Ataca al Alfil blanco 8
pero a costa de cerrarse la Diago- 7
n...
LA DESCLAVADA
sistema se practicó mucho menos que los gambitos durante los si-
glos XVII y XVIII. Pero a finales del XIX e...
Lección 11 a
LA DESVIACION
Es una de las jugadas tácticas que más molestan en el ajedrez
porque siempre, o casi siempre, s...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
kertort - Blackburne de la Lección a b e d e
lOa, jugadas 28 y 29 del blanco. 8
Veamos otro caso. El Día-...
pieza semiperdida». En la posi-
ción del Diagrama 54, que corres- 8
ponde a la partida Book - Saile 7
(Estocolmo 1946), la...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
de recalcar que las piezas deben a b e d e
estar defendidas. Muchos jugado- 8
res creen que la Dama es su...
Cxe5, Ce7 (Diagrama 57). 16. a b e
Cxd7!, DxdS; 17. Cf6+, Rf8; 18.
Axe7++.
NOCIONES DE
APERTURA:
LA VARIANTE DEL
CAMBIO EN...
Lección 12a
EJERCICICIOS DE DESVIACION
Como en casos anteriores exponemos diez problemas en los
que se gana la partida por...
Lección 12a
EJERCICICIOS DE DESVIACION
Como en casos anteriores exponemos diez problemas en los
que se gana la partida por...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
a b e d e g h
8 8
7 7
6 6
5 5
4 4
3 3
2 2
a b e d e g h a e e 9
Diagrama 60 Diagrama 61
Las blancas juega...
8
7
5
4
3
2
a b e d e f g h
a b e d e f
Diagrama 66
Blancas juegan y ganan.
8
EJERCICIOS DE DESVIACIÓN
a b e d e f g h
a b...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
Cxg6+, Rf6; 26. Cxh8, Axd4. Bus- a b e d e
cando contraataque por el centro. 8
27.Tb3,Dd7;28.Tf3,Txh8; 29...
Lección 13a
LA OBSTRUCCION
Esta sí que es una jugada realmente inesperada. Consiste en
crear una especie de cortocircuito ...
JOSÉ MARÍA OLÍAS
que el centro bloqueado favorece el ataque directo de las negras
por el flanco del Rey.
Pero ¿cómo hacerl...
LA OBSTRUCCIÓN
..., Dd4. La sucesión de jugadas será, entonces: 25. DgS, Dd4 y ahora
no se puede jugar 26. Td2, ... por la...
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Ajedrez Partidas ataques
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Ajedrez Partidas ataques

2,005

Published on

ajedrez

Published in: Entertainment & Humor

Ajedrez Partidas ataques

  1. 1. La táctica yla estrategia anivel medio JOSÉ MARÍA OLÍAS Palabra
  2. 2. José María Olías es economista y un gran aficionado y practicante del ajedrez. En la actualidad es monitor y árbitro de la Federación Madrileña de Ajedrez y presidente del Comité de Competición y Disciplina de la misma Federación. Enamorado de este juego y convencido de las ventajas tanto intelectuales como sociales de la práctica del mismo está dedicado a su difusión y enseñanza. Ha publicado, también en Ediciones Palabra, Desarrollar la inteligencia a través del ajedrez, un manual para la enseñanza infantil de este juego.
  3. 3. José Maria Olías es economista y un gran aficionado y practicante del ajedrez. En la actualidad es monitor y árbitro de la Federación Madrileña de Ajedrez y presidente del Comité de Competición y Disciplina de la misma Federación. Enamorado de este juego y convencido de las ventajas tanto intelectuales como sociales de la práctica del mismo está dedicado a su difusión y enseñanza. Ha publicado, también en Ediciones Palabra, Desarrollar la inteligencia a través del ajedrez, un manual para la enseñanza infantil de este juego.
  4. 4. CÓMO GANAR A TUS AMIGOS AL AJEDREZ La táctica y la estrategia a nivel medio EDICIONES PALABRA Madrid
  5. 5. COLECCIÓN TIEMPO LIBRE Coordinador: Juan Manuel Burgos Todos los derechos están reservados. No está permitida la reproducción total o parcial de este libro, ni su tratamiento informático, ni la transmisión de ninguna forma o por cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, por fotocopia, por registro u otros métodos, sin el permiso previo y por escrito de los titulares de Copyright. Esta obra ha sido publicada con la ayuda de la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas del Ministerio de Educación y Cultura ©José María Olías-1999 ©Ediciones Palabra, S. A. - 1999 Producción: Francisco Fernández Soler Diseño de Portada: Carlos Bravo Printfd in Spain I.S.B.N.: 84-8239-391-X Depósito Legal: M. 46.584-1999 Impiime: Anzos, S. L. - Fuenlabrada (Madrid)
  6. 6. José María Olías CÓMO GANAR A TUS AMIGOS AL AJEDREZ La táctica y la estrategia a nivel medio TIEMPO LIBRE
  7. 7. A María de Malibran
  8. 8. INTRODUCCION Este libro no está destinado a los que se inician en este juego. Para ello hay escritas magníficas cartillas de ajedrez. En esta misma editorial1 hemos publicado un método para enseñar a jugar a los niños pequeños pero que puede servir como iniciación para personas de más edad. En realidad este libro está escrito pensando en dos clases de personas: Por una parte se puede considerar como una continuación del citado anteriormente para que niños de más edad, ya con capaci- dad propia para estudiar, profundicen más en el juego del ajedrez. Por otra parte trata de mejorar la técnica de aquellas personas que juegan al ajedrez por intuición. Conocen las reglas del juego, movimientos de las piezas, enroque, comida del peón al paso, coro- nación del peón, jaque, mate, etc. Pero no han estudiado más. Y querrían saber más para ganarle a su rival de costumbre. Y el pro- blema que se encuentran es que la mayoría de los libros que se pu- blican sobre ajedrez son demasiado técnicos y demasiado ambicio- sos en sus objetivos. Pretenden que el lector se convierta en un maestro. No somos tan ambiciosos. Pretendemos que les gane a l Desarrollar la inteligencia a través del ajedrez - Madrid 1998. 9
  9. 9. JOSÉ MARÍA OLÍAS sus compañeros de café y, sobre todo, que se diviertan y que disfru- ten más aún con la práctica de este maravilloso juego. Por todo ello no vamos a explicar, por ejemplo conocido, que el Caballo o el Alfil pueden amenazar a la vez al Rey y a la Dama y co- merse a esta última. Sensación de máxima felicidad para el que lo consigue. Se ha estructurado el conjunto en cuarenta Lecciones, más que suficiente para alcanzar un nivel de juego aceptable. En cada Lec- ción se desarrollan tres asuntos sin conexión entre sí: 1.- Un tema técnico o estratégico, con sus ejemplos correspon- dientes. 2.- Una partida famosa, porque no hay mejor manera de apren- der que ver lo que han hecho los buenos jugadores disfrutando, de paso, con las combinaciones artísticas que han creado. Por ello se han elegido partidas que no solo sean interesantes por su valor di- dáctico sino breves y brillantes por su combinación. Es decir, se han desechado aquellas partidas magníficas de concepto pero que aburren a las ovejas. Pero repetimos que, salvo raras excepciones, no tienen relación con el tema anterior. Se acompaña una breve re- seña biográfica cuando se trata de uno de los jugadores pertene- cientes a la elite histórica del ajedrez. 3.- El inicio de una apertura, pero sin profundizar mucho en la misma. Sobre este tema de las aperturas, que tanto preocupa, convie- nen aclarar: a) Que este no es un tratado de aperturas; y b) Que no es recomendable un estudio exhaustivo de las mismas para alcan- zar un nivel medio. Pero sí es interesante tener de ellas una idea ge- neral y, posteriormente si se quiere mejorar, ampliar el conoci- miento de algunas. Hay algo que es necesario recordar antes de seguir adelánte, aunque sea un asunto propio de las cartillas mencionadas anterior- mente. Y es la representación escrita de las jugadas. De los varios sistemas que hay vamos a explicar ahora, y utilizar en este libro, el 10
  10. 10. sistema algebraico. Entre otras razones porque es el que la 8 F.I.D.E. obliga a usar ahora en las 7 planillas de las partidas jugadas 6 en torneos. Por esa razón es el 5 que se usa en la prensa para dar a conocer las partidas. 4 a b e d e A lo largo de la primera y úl- 3 r"'"''l'w//.w/"~'"m"'; tima fila el tablero lleva, o debe 2 llevar, una letra desde la a hasta la 1 h empezando por la izquierda del a b jugador que conduce las blancas. Diagrama o Y a lo largo de las columnas un e d e INTRODUCCIÓN g h 8 6 5 4 3 2 g h número desde ell hasta el 8 empezando por la primera fila de las piezas blancas. De esta manera cada escaque viene fijado por su le- tra y por su número. Así, en el adjunto Diagrama O, la Dama negra está situada en la casilla b6. Y la blanca en la e2. El Caballo negro está en f6; y los blancos en f3 y c3. Las Torres blancas en dl y d2. El Alfil negro en g4, etc. Las piezas se designan con la letra inicial de su nombre en ma- yúscula. (Por eso en algunos idiomas, entre los que se encuentra el español, se dice Dama y no Reina para que la letra inicial sea dis- tinta de la inicial de la palabra Rey). Al representar la jugada escribimos la nueva casilla en la que se sitúa la pieza precedida por la inicial de su nombre. Así, si la Dama blanca avanza un paso escribimos De3; y si el Alfil negro va a colo- carse aliado de su Caballo escribimos Ae6. Si una pieza come a otra, no importa cual sea, intercalamos entre su inicial y la casilla de destino la letra x. Así, si el Caballo negro toma el peón blanco escribimos Cxe4. Los peones no tienen inicial. Por ello, si escribi- mos, cuando le toca jugar al blanco, b4 quiere decir que ha movido dos pasos el peón que está en b2. Y si ahora contesta el negro avan- zando dos pasos el peón de a escribimos aS. El blanco juega ahora, 11
  11. 11. JOSÉ MARÍA OLÍAS por ejemplo, un paso el peón de h se anotará h3. Si ahora el bando negro toma con su peón de a el peón de b anotaremos axb. (En este caso no hay necesidad de escribir más porque no hay ningún otro peón en la columna a). Y si a su vez el blanco toma el peón negro que se ha comido al suyo anotaremos axb. Si ahora el negro quiere llevar su Torre de la columna a a d8, donde pueden ir cualesquiera de ambas Torres, escribiremos Ta-d8 poniendo primero la columna (o fila) de salida. Por último, recordemos que primero se escribe el número ordinal de la jugada; a continuación la jugada blanca; fi- nalmente la jugada negra. La secuencia anterior de jugadas se ano- tará: l. b4, aS; 2. h3, axb; 3. axb, Ta-d8. Pero supongamos que en el Diagrama anterior el blanco juega en la primera jugada su peón de b dos pasos a b4. Y el negro con- testa moviendo su Dama aliado de su Caballo, a e6. Y el blanco avanza otro paso su peón de b. (Es decir, que lo lleva a bS). Yahora el negro avanza dos pasos su peón de a y lo lleva a aS. ¿Cómo ano- taremos si el blanco toma este peón al paso? Pues muy sencillo: Es- cribiendo la casilla a la que va a parar su peón de a. Es decir: bxa6. La serie sería ahora: l. b4, De6; 2. bS, aS; 3. bxa6, .... Habrán observado que si en un comentario se empieza con la jugada negra se deja con puntos suspensivos el sitio en que debería ir la jugada blanca. En cuanto al enroque corto se escribe 0-0 y el largo 0-0-0. El jaque se señala con una cruz+, y el jaque mate con dos ++.Al coronar un peón se le añade el signo =para marcar la pieza en que se transforma. Por ejemplo, si un peón blanco situado en g7 coronara y se pidiera Dama se escribe: g8=D. 1?
  12. 12. PARTE PRIMERA FUNDAMENTOS GENERALES
  13. 13. Lección 1a FUNDAMENTOS GENERALES 1 El Ajedrez, como cualquier actividad intelectual, está tan lleno de complejidades que, como suele decirse, los árboles no dejan ver el bosque. En este juego, y en la situación actual, es muy fácil caer en la tentación de llenarse la cabeza de variantes y más variantes forzando la memoria hasta puntos increíbles. Y esto ocurre incluso a jugadores de alto nivel. Pero, a diferencia con el jugador aficionado medio, los jugado- res de alto nivel aprenden antes los fundamentos generales del aje- drez. Es decir, aquellas normas que le ayudan a orientarse y a colocar las piezas en su sitio adecuado sin necesidad de utilizar la memoria. Conociendo estas normas se puede contestar de una forma sensata una apertura desconocida, o una jugada sorpresa, o desenvolverse en una posición enmarañada en el medio juego y, por supuesto, trazar un buen plan en el final. Una partida de ajedrez se divide en tres partes: Apertura, Medio Juego y Final. Aunque hay una serie de normas comunes a las tres partes las vamos a considerar por separado facilitando así su com- prensión. Pero antes de establecer una norma hay que tener muy claro QUÉ se trata de conseguir. 15
  14. 14. JOSÉ MARÍA OLÍAS a) Apertura Se trata de conseguir lo siguiente y por este orden: 1.0 Poner en juego las piezas lo más rápidamente posible. Eso se llama el Desarrollo. 2.0 Prepararse para conseguir una posición ventajosa en el Me- dio Juego. 3.0 Si es factible, por errores del contrario, obtener una ventaja definitiva e incluso el mate. b) Medio Juego Se trata de conseguir lo siguiente, no importa en qué orden e incluso al mismo tiempo: 1.0 Prepararse para obtener una posición ventajosa para el Final. 2.° Forzar al contrario, mediante jugadas que representen ame- nazas dobles, a debilitar su posición hasta que se le pueda ganar una ventaja de material; o darle mate. e) Final Se trata de conseguir lo siguiente, y el orden dependerá de la posición de la partida: 1.0 Dar mate al Rey contrario. 2.0 Adquirir tal ventaja de material que haga imposible la lucha obligando al contrario al abandono. Normas para la Apertura. De lo anterior se deduce ya una pri- mera norma para la Apertura: El Desarrollo de las piezas es el primero y más importante de los objetivos a cumplir. Hay que desarrollar las piezas antes de intentar otros objetivos en contradición con este fin, como puede ser el mate. Lo cual con- dena el intento del mate del pastor que los malos profesores ense- ñan a sus discípulos. Entre los más conocidos e influyentes tratadistas sobre este 16
  15. 15. FUNDAMENTOS GENERALES .1 tema están Nimzovich, el primero en el tiempo, Capablanca, Las- ker, Suetin y Kotov. Pero no basta decir que hay que desarrollar las piezas si no se aclara el modo. Las normas o recomendaciones que damos son: l. o En el Desarrollo hay que seguir los principios de rapidez (en ocho o máximo diez jugadas ha de estar completado), y solidez (cada pieza ha de estar defendida y coordinadas entre sí). 2.o Evitar la creación de debilidades (*)permanentes en nuestra formación. Y tratar que las adquiera el contrario. 3.o La base de todo el juego deberá estar en el dominio de las casi- llas del centro. Es decir, en e4, d4, eS y dS, que debemos ocupar y presionar con nuestras piezas. Este dominio del centro, que veremos con más detalle en la Lección 2a, lo recalcan especialmente Nimzovich y Capablanca. 4.o Es conveniente empezar el desarrollo con las piezas menores, especialmente el Caballo de Rey. 5.o Es importantísimo no mover dos veces la misma pieza hasta concluir el desarrollo a menos que sea atacada o por razones muy especiales. Ello quiere decir que hay que buscar el mejor sitio para cada pieza desde la primera jugada. Es absurdo desarrollar el Caballo de Rey por h3 y no por f3. Es malo llevar el Alfil de Rey a d3 antes de mover el peón de Dama porque se estorba el desarrollo del Alfil de Dama y de la propia Dama, etc. Y desde luego no empezar a mover la Dama dándole paseos por el tablero, como hacen los novatos. Se llaman miniaturas a aquellas partidas en las que un jugador recibe el mate en menos de veinte jugadas. Pues bien, en todos los casos es por no haber seguido las normas anteriores. Veamos un par de ejemplos. El primero es de la partida entre Gibaud y Lazard en 1935: l. d4, Cf6; 2. Cd2, ... mala jugada. Este Caballo está mal situado (*)En la Lección 5ª veremos qué se entiende por debilidades.
  16. 16. JOSÉ MARÍA OLÍAS porque impide la salida del Alfil de el e, incluso, de la Dama. Ade- más de no luchar por el dominio de las casillas eS y dS obliga a mo- ver el Caballo dos veces en plena apertura. La partida continuó: 2. ..., eS; 3. dxe, Cg4; 4. h3, ... otro error, y este sin solución. En efecto, las blancas no han obedecido ninguna de las normas funda- mentales: Tres de las primeras cuatro jugadas han sido de peones; han jugado h3 a destiempo; han colocado mal un Caballo; han olvi- dado el desarrollo de sus piezas menores, especialmente el Caballo de gl; y han despreciado la lucha por el centro. La respuesta del negro 4. ..., Ce3 obliga al abandono al perder la Dama pues si se toma el Caballo con el peón S. fxe3, Dh4+; 6. g3, Dxg3++. El segundo ejemplo es de una partida de Potter en simultáneas: l. e4, eS; 2. d4, exd; 3. Ac4, eS; 4. Cf3, d6. El blanco está jugando de acuerdo a los principios fundamentales: Desarrolla sus piezas, lucha por el centro, no mueve los peones más de lo estrictamente necesa- rio, etc. Mientras que el negro ha incumplido todas las normas de de- sarrollo. S. 0-0, Cc6; 6. c3, d3. Con esta jugada pretende el negro que el blanco malgaste un tiempo del Alfil tomando este peón. Cosa que el blanco no hace fiel a los princi- píos de desarrollo de no mover dos 8 veces una pieza sin necesidad pe- rentoria; 7. Tel, Ag4; 8. eS! (**), ... 7 Aquí el blanco ve el error del con- 6 trario y la posibilidad de aprove- 5 charse del mismo. 8. ..., CxeS; 9. 4 CxeS, ... entregando la Dama. 9. · 3 ..., Axdl; 10. AbS+, Re7 (v. Dia- grama 1); 11. AgS+, f6; 12. Cg6+!, a b e d e Rf7 (no se puede tomar el Caballo 1 ~~~~~~L,-.~~,-----J porque el Rey está jaque también con la Torre de el). 13. Cxh8++. Diagrama 1 e 8 6 5 4 3 (**) Cuando se considera que una jugada es buena se le añade un signo de admiración. Si la jugada es mala o dudosa se le pone un signo de interrogación. 18
  17. 17. FUNDAMENTOS GENERALES! 6. o Hay que evitar siempre las pérdidas de material. Solamente se puede ceder a este principio si existe una amplia compensa- ción, como es el caso de los gambitos. 7. o No cambiar una pieza propia desarrollada por otra sin desarro- llar. Implica malgastar los tiempos empleados en su desarrollo. 8. o No malgastar el tiempo en tomar un peón antes de completar el desarrollo, excepto en los gambitos o cuando la toma del peón represente un desarrollo. En el caso del ejemplo anterior es lo que provocaba el blanco al hacer 6. c3, ... pues si el negro toma el peón 6...., dxc; 7. Cxc, ... de- sarrollando el Caballo. Peones en la Apertura: l. o Mover los peones sólo lo necesario para facilitar el desarrollo de las piezas. 2. o La formación más fuerte de los peones es cuando están en lí- nea, pues ganan movilidad y flexibilidad. Con este principio nos referimos tanto a los peones centrales como a los del enroque, que se debilita al avanzar uno de sus peo- nes. Y recuerden que los peones no tienen marcha atrás. Capa- blanca es tan duro sobre esto que el movimiento h6 del negro lo co- menta así: «Tal movimiento por parte de las negras condena por sí mismo cualquier forma de apertura donde sea necesario hacerlo». Acabamos de ver un ejemplo de esto pero en la Lección 27a vere- mos más sobre lo inútil, y hasta perjudicial, que puede resultar di- cho movimiento jugado a destiempo. PARTIDA FAMOSA: MAC-DONNELL - LA BOURDONNAIS Esta partida forma parte del encuentro disputado entre estos dos jugadores, representantes de Londres y París, celebrado en 1834. 19
  18. 18. JOSÉ MARÍA OLÍAS El vencedor del encuentro fue La Bourdonnais (179S - 1840) a quien por ello se le consideró desde entonces el mejor jugador de la época. Mac-Donnell (1830 -1899), de origen irlandés, era conside- rado el mejor jugador de Londres. l. e4, eS (***). Una Defensa Siciliana cuyas primeras jugadas no comentaremos porque en aquel tiempo la técnica de aperturas era bastante rudimentaria. Por otra parte, los comentarios sobre aperturas de las Lecciones 16ay 17aestán dedicados a esta defensa. 2.Cf3,Ce6;3.d4,exd;4.Cxd4,eS;S.Cxe6, bxe6;6.Ae4,Cf6;7. AgS, Ae7; 8. De2, dS; 9. Axf6, Axf6; 10. Ab3, 0-0; 11. 0-0, aS; 12. exd, exd; 13. Td1, d4; 14. e4,? ... Esto es un error pues deja pa- sado el peón de la columna d (claro que a cambio de tener uno en la columna e) y sobre todo porque lo urgente era desarrollar el Caba- llo de bl. 14. ..., Db6; 1S. Ae2, Ab7. Si 1S...., Dxb2; 16. Axh7+, ... ganando la Dama negra en la descubierta. 16. Cd2, Ta-e8. Es bas- tante frecuente este caso en que cualquiera de las dos Torres puede moverse a lo largo de su fila y es una de las decisiones más impor- tantes para el futuro que, por tanto, hay que considerar cuidadosa- mente. 17. Ce4, Ad8; 18. eS?, De6. Hay un principio en ajedrez que es no hostigar una pieza mal colocada. En este caso la Dama negra estaba peor situada en b6 que ahora en c6. 19. f3, ... Conse- cuencia obligada de la jugada anterior. 19. ..., Ae7; 20. Ta-e1, ... Para defender el peón de eS; pues si 21 . ..., AxcS; 22. CxcS, DxcS; 23. Axh7+, ... ganando la Dama. Ingenioso, pero no hubiera hecho falta de no haberse jugado innecesariamente 18. eS, ... 20. ..., fS. Em- pieza el ataque de los peones negros aprovechando la mala jugada blanca 14. c4, .... 21. De4+, Rh8! Podía defenderse del doble que viene a continuación haciendo 21. ..., DdS; pero entonces habría cambio de Damas que no le interesan al negro porque frenaría su ataque y considera, muy acertadamente, que su ataque y sus tres (***) Para facilitar la lectura de la partida ponemos la línea principal en negrita y en le- tra normal los comentarios. 20
  19. 19. FUNDAMENTOSGENERALES I peones valen más que la calidad. 22.Aa4,Dh6;23.Axe8,fxe4;24. B e6, ... (véase el Diagrama 2); 24. 7 ..., exf3!; 25. Te2, ... La única. Si 6 25. cxb7, De3+; 26. Rhl, ... (26. 5 Rfl, fxg+; 27. Rxg, Tf2+; 28. Rhl, Dg3+ y mate a la siguiente); 26. 4 ..., fxg+; 27. Rxg, Tf2+; 28. Rgl, 3 Te2+; 29. Rhl, Dg3+ y mate a la otra. 25. ..., De3+; 26. Rhl, Ae8; 1 27. Ad7, f2!; 28. Tfl, ... Para evi- a b a b tar 28...., Del+. 28. ..., d3; 29. Diagrama 2 Te3, Axd7; 30. exd7, ... Si 30. e e d e g h 8 6 5 4 3 2 g h Txd3, De2!; 31. Tc3, Dxc4; 32. Txc4, Ac8 y gana fácil. 30. ..., e4; 31. DeS, Ad8¡ 32. De4, Del; 33. Tcl, d2!; 34. DeS, Tg8; 35. Tdl, e3!; 36. De3, Dxdl!; 37. Txdl, e2; 38. Abandonan. Una posición curiosísima con los tres peones a punto de coro- nar dando mate. APERTURA ITALIANA Esta apertura, la más usada probablemente durante el siglo XIX, es fundamental para el estudiante de Ajedrez porque es la que mejor aplica y enseña los principios fundamentales del desarrollo. Por otra parte, es un arma terrible en manos de un jugador combinativo. l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, AcS. Y así queda planteada la ita- liana. Si el negro no quiere entrar en esta línea puede jugar 3. .. ., Cf6 y plantear la Defensa de los Dos Caballos (v. Lección 3a). I. Sistema Canal: 4. Cc3, Cf6; 5. d3, d6; 6. AgS, ... II. Giuco Piano: 4. c3, Cf6; 5. d4, exd. Y el blanco puede escoger: 21
  20. 20. JOSÉ MARÍA OLÍAS 22 a) 6. eS, dS!; 7. AbS, Ce4; 8. Cxd4, Ad7; etc. b) 6. cxd, Ab4+; 7. Cc3, ... y el negro puede optar por: i) 7...., Cxe4; 8. 0-0, Cxc3; 9. bxc, Axc3; 10. Db3, Axal; 11. Axf7+, Rf8; 12. AgS, Ce7; 13. Tel, ... ganando la Dama y posteriormente el Alfil de al. ii) 7...., d5; 8. exd, Cxd5; 9. 0-0, Cxc3; 10. bxc, Axc3; 11. Db3, Axal; 12. Axf7+, Rf8; 13. Aa3+ Ce7; 14. Tel, ... e) 6. cxd, Ab4+; 7. Cc3, Cxe4; 8. 0-0, Axc3; 9. dS, ... lii. Sistema Jerome: 4. Axf7+, Rxf7; 5. Cxe5+, CxeS; 6. Dh5+, ... IV. Sistema moderno: 4. c3, Cf6; 5. d3, d6; 6. 0-0, 0-0; 7. b4, ...
  21. 21. Lección 2a FUNDAMENTOS GENERALES 11: EL CENTRO El dominio del centro es sinónimo de desarrollo y, por tanto, cada jugada de desarrolllo debe ir encaminada a dominar el cen- tró. Por lo mismo, estosprincipios generales que se refieren alcen- tro son, en la práctica, una prolongación de los que hemos visto en la Lección anterior sobre la Apertura. De los tratadistas que hemos citado los que más recalcan la im- portancia del centro son Nimzovich, el primero que lo analizó y destacó su influencia en el juego, y Capablanca. Lo que no quiere decir que ninguno de los otros niegue la trascendencia del dominio del centro en el resultado final de una partida. l. o El desarrollo y la lucha por el centro constituyen la misma ba- talla en el ajedrez. Vencerá el bando que consiga una mayor movilidad de sus piezas. Es decir, el que tenga a su disposición mayor número de esca- ques del centro del tablero donde poder colocar sus piezas sin que corran el riesgo de ser tomadas por el contrario. 2. o Centralizar las piezas será dirigirlas contra las cuatro casillas 23
  22. 22. JOSÉ MARÍA OLÍAS centrales, y este punto debe constituir la preocupación má- xima durante la apertura y el medio juego. 3. o Todo ataque lateral se controlará inmediatamente si se domina el centro. Dicho de otra forma: Antes de atacar por un flanco hay que do- minar el centro; o, al menos, tenerlo bloqueado. Y, como conse- cuencia de lo anterior, la manera más efectiva de contrarrestar un ataque por el flanco es contraatacar por el centro. Esto lo veremos con más detenimiento en las Lecciones 26a, 27a, 28a, 29a y 30a. 4. o En el centro es donde las piezas tienen mayor efectividad y es- tán más seguras. Dominar el centro no significa ocuparlo con nuestras piezas. Se puede dominar el centro desde lejos que es lo que ocurre cuando se han cambiado los peones centrales. Por ello, en algunas aperturas se desarrolla un Alfil, a veces dos, situándolo en la casilla que está a b e ct e g h delante de la posición inicial del Caballo. (Este desarrollo del Alfil 7 se llama fianchetto). Esta es la base de la variante del Dragón en 6 la Defensa Siciliana (v. Lección 5 16a); o la Defensa India (v. Lección 4 22a); o la Apertura Inglesa (v. Lec- 3 ción 40a) entre otros ejemplos. En el Diagrama 3 vemos una posición en la que ambos bandos tratan de dominar el centro desde lejos. e g h Diagrama 3 8 6 5 4 3 2 El blanco tiene sus piezas mejor colocadas y domina más casillas y, por tanto, tiene ventaja ya que sus piezas tienen mayor movilidad. El dominio del centro reporta la facilidad de atacar directamente al enroque del contrario, puesto que el centro es también el eje o parte del tablero por donde han de cruzar las piezas para ir de un 24
  23. 23. FUNDAMENTOS GENERALES II: EL CENTRO flanco al otro. El que domine el centro impide que su rival traslade sus piezas con facilidad; y, por 7 ende, puede acumular sus piezas 6 contra un punto donde encontra- 5 rán una resistencia inferior. Tanto 4 es así que el dominio del centro permite, e incluso aconseja, el sa- 3 crificio de una pieza. En el Diagrama 4 parece que 1 hay una cierta igualdad en el cen- a b a b tro, y las negras tienen dos peones Diagrama 4 de ventaja, pero la jugada primera e e d e g h 8 6 5 4 3 2 d e g h del blanco, sacrificando el Caballo de c3 por dos peones, le da un do- minio tan aplastante que la partida no puede durar mucho. Efectivamente, l. CxdS!, cxdS; 2. TxdS, .. . y ahora si 2...., Dc7 (para no perder el Caballo de eS); 3. Af4, Db6; 4. Ab5+, DxbS; 5. Tel+, Ae7; 6. Txe7+, Rxe7; 7. De3+, ... y mate a la siguiente o ga- nancia de Dama. Y si 2...., De4; 3. Ab5+, Cc6; 4. AxcS!, Dxf3; 5. Tel+, Ae7; 6. Txe7+, Rf8; 7. Te3+, .. . recuperando la Dama y los dos peones y quedándose con pieza de ventaja. En este ejemplo cabe preguntarse cómo llegó el negro a la si- tuación del Diagrama. Evidentemente, entreteniéndose durante la apertura en comerse dos peones en vez de atender a su desarrollo, que debe ser su objetivo principal. PARTIDA FAMOSA: STAUNTON - ANDERSSEN Esta partida se jugó en el Torneo de Londres de 1851, el pri- mero de la época moderna del ajedrez, pues antes hubo uno fa- moso en Madrid en 1575. El Torneo de Londres tenía un favorito en el británico Staunton 25
  24. 24. JOSÉ MARÍA OLÍAS (1810- 1874) autor del libro The Chess Player's Handbook, que se con- sideraba la última palabra en ajedrez. Aunque en esta partida que ve- mos a continuación ganó Staunton, gracias a un milagroso «globo» que lanzó en un momento de desesperación, en el Torneo triunfó An- derssen demostrando que era el mejor jugador de su tiempo. 1.e4,e5;2.Cf3,Cc6;3.Ac4,Ac5;4.c3,Cf6;5.d4,exd;6.e5, d5; 7. Ab5, Ce4; 8. cxd, Ab4+; 9. Cb-d7, ... Todas las jugadas co- rrectas de la variante Giuco Piano de la Apertura Italiana aunque el blanco debió jugar 9. CC3, ... (v. Lección 1a). 9 ..., 0-0; 10. 0-0, Ag4; 11. Axc6, bxc6; 12. Dc2, Axf3; 13. Cxf3, Tb8. No le importa al ne- gro abandonar el peón de c6 a cambio de ganar un tiempo y tomar la iniciativa. 14. Dxc6, Tb6; 15. Dc2, f5. Empieza el ataque al en- roque blanco. Claro que es peligroso dejar pasado el peón blanco de eS. Si fracasa el ataque el negro puede encontrarse con un final inferior. 16. a3, ... Hostigando una pieza que en realidad no estaba bien colocada, pues aunque impedía que la Torre blanca fuera a el, va a colaborar más en el ataque desde su nueva posición. 16. ..., Ae7; 17. b4, ... Dejando al negro que juegue cómodamente. Había que prevenir el siguiente movimiento del negro. 17. ..., f4!; 18. Ce1, Th6; 19. f3, Cg5; 20. Cd3, Ce6; 21. Ab2, DeS; 22. Ta-c1, Dh5; 23. h3, ... Forzada, porque ha dejado al negro acumular sin estorbos todas sus piezas, y ahora tiene una seria debilidad en el enroque. 23. ..., Tg6; 24. Cf2, Tg3; 25. Rh2, Tf5; 26. Dc6, ... Bus- cando contrajuego como sea pero ya parece tarde. 26. ..., Dg6; 27. Tg1, Tf-g5; 28. Cg4, ... Nuevamente forzada. El blanco lleva un rato jugando al aire que le marca el negro. 28 ..., h5! Y ahora ¿qué puede hacer? 29. Cf6+, ... El blanco lanza «Un globo» a ver si se equivoca el negro yjuega 29...., gxf; 30. Dxe6+, Rh7; 31. Tc2, ... etc. Pero está claro que bastaba 29...., Axf6; 30. Dxe6+, Rh7; 31. exf6, Txg2+; 32. Txg2, Txg2+; 33. Rhl, Dg3; 34. Df5+, Rh6; 35. Dxf4+, Dxf4; 36. Rxg2, Dd2+; etc. Pero el blanco hizo la peor de todas las jugadas. 29. ..., Rf7; 30. De8++. Esta partida es muy interesante por varios conceptos: 26
  25. 25. FUNDAMENTOS GENERALES II: EL CENTRO 1.0 Es una magnífica demostración de cómo se ataca el enroque dominando el centro y acumulando todas las piezas. 2.0 Antes de rendirse hay que intentar todos los recursos, y 3.0 También se equivocan los grandes maestros, aunque el error de esta partida es casi inconcebible. NOCIONES DE APERTURA. DEFENSA PHILIDOR l. e4, eS; 2. Cf3, d6. Aunque se conocía de antes fue el abate francés Philidor (1726 - 179S) quien la puso de moda. Se le recono- ció como el mejor jugador de su época, y dejó para la posteridad su interesante estudio L'Analyse du jeu des Checs en el que le da una importancia enorme a los peones, de los que dice, con bastante acierto, que son «el alma del ajedrez». Esta defensa no se practica en la actualidad en las partidas ma- gistrales, pero es curiosísimo que resulta casi inevitable en las par- tidas de café. La respuesta inmediata de las blancas debe ser: 3. d4, ... a lo que las negras pueden elegir: a) 3...., Cd7; 4. Ac4, c6! (es lo mejor); S. 0-0, Ae7. (El negro tiene aquí la tendencia a jugar; S...., h6 pero se expone a 6. dxe, dxe; 7. Axf7+, Rxf7; 8. CxeS+ y ahora no se puede tomar el Caballo con el Caballo negro porque queda la Dama negra indefensa; y si 8. ..., Re8; 9. DhS+, ...; si 8...., Re7; 9. Cg6+, ... ganando la Torre; y, por último, si 8...., Rf6; 9. Dd4, ... con un ataque fortísimo. Con esto se demuestra una vez más lo que afirmábamos en la Lección 1a sobre la debilidad del movimiento h6 en la apertura). 6. a4, ... (para evitar 6...., bS) 6...., Cg-f6; 7. Cc3, Dc7; etc. b) 3...., Cf6 y el blanco puede contestar i) 4. dxe, Cxe4; S. Cb-d2, CeS; 6. Cc4, dS; 7. AgS, ... etc. ii) 4. Cc3, Cb-d7; S. Ac4, Ae7; 6. 0-0, 0-0; 7. De2, c6; etc. 27
  26. 26. Lección 3a FUNDAMENTOS GENERALES 111: EL MEDIO JUEGO En el medio juego impera la táctica hasta tal punto que el que no sea un buen táctico no será nunca un buen jugador de ajedrez. Y, por ello, los principios fundamentales sobre el medio juego, que vemos a continuación, en su mayoría son principios tácticos. l. o Es de la mayor importancia que todas las piezas estén coordi- nadas entre sí. a b e d e t g h Es decir, que todas las piezas deben estar defendidas. Pieza 7 aislada es pieza semiperdida. 6 Pero hay que evitar que dos pie- 5 zas, o dos casillas importantes, estén defendidas por una única pieza, que en este caso se llama 3 pieza recargada. Por el contra- 2 rio, en el ataque hay que intentar 1 que cada pieza amenace más de =""----:--- e un objetivo. En el Diagrama 5 Diagrama 5 g 8 6 5 4 3 2 29
  27. 27. JOSÉ MARÍA OLÍAS vemos un ejemplo de lo malo que es tener una pieza aislada. Y el autor del fallo es nada menos que el gran Capablanca, a quien sus compañeros del Torneo de Carlsbad lo calificaron como «la perfección en el ajedrez». Pero al mejor escribano le cae un borrón. En la posición citada, que corresponde a la partida Saemisch- Capablanca, le toca jugar al negro quien debería enrocarse, para resguardar a su Rey y darle líber- a b e d e g h tad de movimientos a su Caballo de c6 en caso de ser atacado, an- tes de jugar ..., Aa6 para luego se- guir con ..., CaS atacando el peón 6 doblado de c4. Pero primero hi- 5 cieron l ...., Aa6. El blanco con- 4 testó 2. Da4, ... ganando pieza. (Si 3 2. ..., Ab7; 3. dS, ...). Otro ejemplo, este de pieza recargada porque defiende dos casillas al mismo tiempo, es el d l d Diagrama 6 e Diagrama 6, que correspon e e a la partida Zerenin- Serdukov (URSS 1921). d e g h 8 Le toca jugar a las negras y con 1 ..., Dxa2! ganan. Efectiva- mente, la Torre blanca no puede tomar a la Dama negra porque tiene que defender también la casilla el para no ser mate. Y ade- más han de evitar 2...., Dxal por la misma razón. Por ello han de jugar 2. Tcl , ... y el negro seguirá 2...., Dxb2; etc. 2.o Resulta fundamental un total dominio del centro del tablero para poder atacar con éxito al Rey contrario. Este tema se desarrollará más ampliamente en las Lecciones 26a, 2r, 28a, 29ay 30a. 30 3.0 Los ataque violentos y directos al monarca adversario solo se pueden realizar en conjunto, con el mayor número de piezas posible, si se quiere un buen fruto de dicho ataque. Y una vez
  28. 28. FUNDAMENTOS GENERALES III: EL MEDIO JUEGO comenzado hay que seguir adelante. Si se paran, sin un éxito parcial al menos, cuestan generalmente la partida. Sobre este punto hay un dicho ruso: «Cuando se cabalga un ti- gre el mayor riesgo es al bajarse, que es cuando te puede morder». Se pueden poner centenares de ejemplos que confirman este dicho. En realidad pasa en cualquier combinación. Veamos una variante de la Defensa de los Dos Caballos que, precisamente, exponemos al final de esta Lección. l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, Cf6; 4. Cg5, Ac5!?; 5. Cxf7, Axf2+; a 6. Rf1, ... (Si 6. Rxf2, Cxe4+; 7. 7 Re3, Dh4 etc.); 6...., De7; 7. Cxh8, 6 d5; 8. exd, Cd4 (entregando ahora 5 el Alfil antes que bajarse del ti- gre); 9. c3, ... (buscando salida a la Dama blanca); 9...., Af4; 10. 3 Da4+, Cd7; 11. Rxf2, Dh4+; etc . Pero sin bajarse del tigre a ver qué 1 a b e d e se puede conseguir, porque la di- ~~~~eiL_:----" ferencia de material es tal que no Diagrama 7 hay más remedio que seguir ata- cando (Diagrama 7). h g 4. o La posición es lo más importante de todo. Y sus factores son el espacio y el tiempo. Será el tema a desarrollar en las Lecciones 24a y 25a. 5.o Hay que pensar detenidamente qué enroque se hace. El enro- que corto es más seguro, y el largo más ofensivo. Enrocar por el lado contrario que el adversario supone elegir un tipo de partida de ataques violentos y directos contra ambos Re- yes. Es el tema de la Lección 31a. 6. o Antes de cambiar las piezas de cara a un final hay que conside- rar con cuidado si queda una posición ventajosa. 31
  29. 29. JOSÉ MARÍA OLÍAS En cuanto a los movimientos de peones hay que tener en cuenta fundamentalmente: 7.o Una mala estructura de peones, con debilidades acusadas, es suficiente para perder la partida (véase la Lección 5a). 8. o Cuando se está a la defensiva es muy importante tener los peo- nes lo más cerca posible de su base. Por el contrario, en el ata- que son más peligrosos mientras más avanzados se encuen- tran. Sobre la fuerza del peón adelantado se dedica la Lección 33a. 9. o Recordar, una vez más, que los peones son más fuertes y flexi- bles cuando están en línea, incluso en el enroque, que se debi- lita cuando se avanza un peón. Ya hemos visto la dureza con que Capablanca califica la jugada h6 del negro. Steinitz recalca que «Se crean debilidades al mover los peones de la segunda fila» (v. la Lección 29a). PARTIDA FAMOSA: ANDERSSEN - I<IESERITZI<Y (LONDRES 1851 J Adolf Anderssen nació en Breslau en julio de 1818, y murió en la misma ciudad en 1879. Fue profesor en su ciudad de Filosofía y Matemáticas. Venció en el Torneo de Londres de 1851, y fue consi- derado Campeón del Mundo hasta la aparición de Morphy. Cuando se retiró este último, Anderssen tomó parte en el Torneo de Lon- dres de 1862, en donde volvió a vencer recuperando su categoría de mejor jugador de su época. Puede afirmarse que ha sido el más bri- llante combinador de la Historia. Kieseritzky (1806- 1853), que condujo las piezas negras en esta partida, era el campeón de Rusia de aquel tiempo, y uno de los fa- voritos del Torneo de Londres donde quedó entre los primeros. l. e4, eS¡ 2. f4, ... Gambito de Rey, que se estudia en la Lección 32
  30. 30. FUNDAMENTOS GENERALES III: EL MEDIO JUEGO 28a. 2. ..., exf; 3. Ac4, Dh4+; 4. Rf1, b5. Una variante del propio Kieseritzky basada en la devolución del peón a cambio de que el Alfil modifique su posición a otra menos ofensiva y más vulnera- ble. 5. Axb5, Cf6; 6. Cf3, Dh6; 7. d3, Ch5. Una incorrección de acuerdo con el principio de no mover una pieza dos veces antes de completar el desarrollo. El negro amenaza Cg3+ ganando una cali- dad porque no se puede hacer hxg3. Pero no es razón suficiente para faltar a los principios de desarrollo. 8. Ch4, Dg5. Esta jugada explica la jugada 4...., bS; pero, aunque amenaza dos piezas, es otro fallo de desarrollo. 9. Cf5, ... El blanco también juega su Ca- ballo por tercera vez, pero es obligado para no perder material. 9. ..., c6; 10. g4, Cf6; 11. Tg1!, ... El primero de la orgía de sacrifi- cios que han dado tanta fama a esta partida. Pero el hecho cierto es que el negro no debe tomar ese a b e d e 9 h Alfil. 11. ..., cxb; 12. h4, Dg6; 8 13. h5, Dg5; 14. Df3, ... Amena- zando ganar la Dama adversaria por medio de 15. Axf4. 14. ..., 6 Cg8. Después de cuatro jugadas 5 del Caballo vuelve a su casilla de 4 origen. Es decir, un desastre 3 como desarrollo, pero es la única para que pueda escapar la Dama. 15. Axf4, Df6; 16. Cc3, ... Desa- 1= - rrollando una pieza y evitando la a b e 16 D b2 16 DiagramaS amenaza ...., x . . ..., d e g h Ac5; 17. Cd5!, Dxb2; 18. Ad6!, 8 6 4 3 2 ... (Diagrama 8). En este momento el negro puede comerse el Alfil y a cualquiera de las dos Torres. Pero si 18...., Axd6; 19. Cxd6+, ... y si 19. Rf8; 20. Dxf7++. Y si 19...., Rd8; 20. Cxf7+, ReS; 21. Cd6+, Rd8; 22.Df8++. Y para tomar una Torre lo mejor es empezar por la de al y ganar un tiempo con el jaque. 18..., Dxa1+; 19. Re2, Axg1. ¿Qué otra cosa pueden hacer? No pueden 18...., Dxgl por la res- 33
  31. 31. JOSÉ MARÍA OLÍAS puesta 20. Cxg7+, Rd8; 21. Ac7++; 20. eS, Ca6. Para evitar la com- binación de mate que empieza con 21. Cxg7+, Rd8; 22. Ac7++. Pero Anderssen encuentra otra combinación aún más brillante. 21. Cxg7+, Rd8; 22. Df6!+, Cxf6; 23. Ae7++. El blanco ha entregado la Dama, las dos Torres y un Alfil, y con solo tres piezas menores da mate a un adversario que ha conser- vado sus ocho piezas. Increíble. Por eso esta partida ha obtenido el sobrenombre de Inmortal con el que se la conoce desde entonces. Sin duda la partida más hermosa de la Historia. NOCIONES DE APERTURA: DEFENSA DE LOS DOS CABALLOS Es probablemente la mejor respuesta contra la Apertura Ita- liana. En ella el negro contraataca, luchando por el centro, desde la tercera jugada: l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, Cf6 y queda planteada la defensa. Las blancas tienen ahora tres continuaciones principales: a) 4. CgS, ... con esta jugada, de ofensiva prematura al punto f7, se inicia el famoso Ataque Fegatello que estudiamos con más deta- lle en la Lección 4a. b) 4. Cc3, ... que da lugar a la Apertura Vienesa, que veremos en la Lección sa, o al Giuco Piano que hemos visto en la Lección 1a como una variante de la Apertura Italiana. e) 4. d4, ... que es la que vamos a considerar. 4...., exd y las blancas tienen dos continuaciones: i) Clásica. S. 0-0, Cxe4; 6. Te1, dS; 7. AxdS, DxdS; 8. Cc3, DaS; 9. Cxe4, Ae6; 10. Ad2, Ab4; 11. Cxd4, Cxd4; 12. c3, Ae7; 13. cxd4, ... etcétera. ii) Moderna. S. eS, dS!; 6. AbS, Ce4; 7. Cxd4, Ad7; 8. Axc6!, bxc; 9. 0-0, AcS y el blanco puede seguir: 10. Ae3, ... ó 10. f3, ... etc. Ataque Max Lange. 34
  32. 32. FUNDAMENTOS GENERALES Ili: EL MEDIO JUEGO Pero puede ocurrir que las negras quieran una partida más vio- lenta y contesten a 4. d4, exd; S. 0-0, AcSlo que da lugar a un juego con ataques mutuos. La línea principal sería: 6. eS, dS; 7. exf, dxc; 8. Te1+, Ae6; 9. CgS, DdS; 10. Cc3, DfS (Claro que si 10...., dxc; 11. Dxd4 y el Alfil negro no puede tomar porque está clavado). 11. Cc- e4, 0-0-0; 12. g4, DeS!; 13. Cxe6, fxe; 14. fxg, Th-g8; etc. 35
  33. 33. Lección 4a FUNDAMENTOS GENERALES IV: VALOR DE LAS PIEZAS: ABSOLUTO Y RELATIVO Aunque todos los jugadores de ajedrez tienen bastante claro el valor de algunas piezas fallan, en cambio, en el valor de otras. Aciertan al darle a la Dama el máximo valor, pero fallan al sobreva- lorada en comparación con las Torres. Tomando el peón como uni- dad podemos establecer los siguientes valores: Dama= 9 peones; Torre= S peones; Alfil= 3,5 peones; Caballo = 3 peones. Con esta valoración se aprecia que la Dama vale menos que las dos Torres. Que el Alfil y el Caballo tienen prácticamente el mismo valor; pero que dos Alfiles valen más que dos Caballos. Que la Dama vale un poco menos que tres piezas menores, y un poco más que una Torre y un Alfil. Pero estos son los valores que tienen las piezas antes de empe- zar el juego. Durante el medio juego las piezas van variando de va- lor según la posición que ocupen en el tablero, que determina su valor relativo. El Diagrama 9 corresponde a la partida Schulten - Morphy (Nueva York 1857) después de la jugada 13 del blanco. Se ve fácilmente que el Alfil negro de g4 vale más que el blanco de e2; 37
  34. 34. .JOSÉ MARÍA OLÍAS mientras que este último es más útil en la defensa del blanco que la Torre negra de eS en el ataque 7 del negro. Por lo tanto, el negro 6 tiene que evitar el cambio de Alfi- 5 les; y no debe importarle cambiar su Torre por el Alfil blanco. La 4 partida siguió: 3 13...., Txe2!; 14. Cxe2, Cd4; 15. Dbl, Axe2+; 16. Rf2, Cg4+; 17. 1 a b Rgl, ... (Si 17. Rel, Dh4+!; lS. g3, """"a=«--b- De7! [preparando 19. Ac3, Cf3++]; Diagrama 9 19. Tfl, Af3+ y mate a la si- guiente. Si 17. Rg3, CfS+; lS. Rh3, Cf2++); 17...., Cf3+!; lS. gxf, Dd4+; 19. Rg2, Df2+; 20. Rh3, Dxf3+; 21. Rh4, Ch6!; 22. Dg1, 6 CfS+; 23. RgS, Dh5++. Otro ejemplo tenemos en la 4 partida Capablanca - Steiner ju- 3 gada en Los Ángeles, en 1933, como «partida viviente». El Dia- a b grama 1Orepresenta la posición 1 ="'----:------' de las piezas después de la jugada e d e e d e 16 del negro. Cualquier jugador Diagrama lO avezado ve en el acto la posibili- g h 8 6 5 4 3 2 8 dad del sacrificio de la Torre blanca comiendo el peón de f6. ¿Por qué? Porque hay dos Torres que no están en juego: la blanca de al y la negra de aS. Pero la Torre de al puede sustituir en el acto, y sin perder un tiempo puesto que se da jaque, a la Torre de f1 después de tomar el peón de f6. Lo que quiere decir que, en este momento, esta Torre vale menos que el peón que captura, que es fundamental para la defensa de su Rey. La partida siguió: 17. Txf6, Rxf6; lS. 38
  35. 35. FUNDAMENTOS GENERALES IV: VALOR DE LAS PIEZAS: ABSOLUTO Y RELATI ti Tf1+, CfS; 19. CxfS!, ... (Si 19. exfS, ... se recupera material aunque con pérdida de calidad y sin poder utilizar a fondo la Torre de fl, además de perder un tiempo que es vital para mantener la inicia- tiva). 19...., exf; 20. Txf5+, Re7; 21. Df7+, Rd6; 22. Tf6+, ReS; 23. Dxb7, Db6 (para defender el punto c6); 24. Txc6+!, Dxc6; 25. Db4++. Realmente un final de los que crean afición al ajedrez. Otro ejemplo tenemos en la a b e d e g h partida Euwe- Fischer (N. York 1957) que representa el Diagrama 7 11 después de la jugada 17 del ne- gro. No es tan fácil ver lo que 6 Euwe advirtió brillantemente: 5 que el Caballo negro de b4 es más 4 importante que el Alfil blanco de 3 c2. Este último ya ha cumplido su misión ayudando a la Dama blanca a llegar a h7; pero el Caba- llo negro defiende el peón de dS, que es necesario tomar para pro- a b e d e g h Diagrama 11 8 7 6 5 4 3 2 seguir el ataque. La partida siguió: 18. a3!, Cxb2; 19. CcxdS, TxdS; 20. CxdS, Abandonan. No se puede evitar el mate, empezando con 21. Dh8+, ... a menos que se entregue la Dama. El último ejemplo que vamos a poner sobre este asunto está ba- sado en una posición depués de la jugada 30 del blanco en la partida Grunfeld - Alekhine (Carlsbad 1923) que aparece en el Diagrama 12. No es difícil ver la magnífica posición defensiva del Caballo blanco en d4 y, por tanto, la con- a b e d e a b e d e Diagrama 12 g h g h 8 7 6 5 39
  36. 36. JOSÉ MARÍA OLÍAS veniencia de tomarlo. Pero lo curioso es que hay dos piezas negras que pueden hacerlo: la Torre de d8 y el Alfil de g7. Alekhine vio que su Torre era menos importante para continuar el ataque que su Al- fil. Por ello siguió: 30...., Txd4; 31. fxe4, ... (con 31. exd, Axd4+; 32. Rfl, Cf4 seguido de 33...., Dc4 ganan las negras). 31. ..., Cf4; 32. exf4, Dc4; 33. Dxc4?, Txd1+; 34. Dfl , Ad4+; 35. Abandonan. --·- PARTIDA FAMOSA: ANDERSSEN · DUFRESNE Otra de las extraordinarias partidas de Anderssen, con una combinación final de una perfección y belleza sin igual. Se jugó en el Torneo de Breslau de 1852. l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, AcS; 4. b4, ... El Gambito Evans, arma favorita de los combinadores del siglo XIX, hoy día en desuso, y que se estudia en la Lección 25a. Aunque esté en desuso en los Torneos vale la pena conocerlo y jugarlo en partidas informales. 4. ..., Axb4; S. c3, AaS; 6. d4, exd; 7. 0-0, d3. Para evitar que con 8. cxd, ... el blanco adquiera el dominio total del centro. Y claro que a 7...., dxc seguiría 8, Dd5, ... con un ataque tremendo. Pero cada movimiento de peón en la Apertura es una pérdida de tiempo. 8. Db3, ... El blanco sigue el ataque mientras se desarrolla y no pierde el tiempo en tomar el peón. 8. ..., Df6; 9. eS!, Dg6. No se puede tomar ese peón porque entraría en juego la Torre blanca de f1 con efectos mortales. 10. Te1, Cg-e7; 11. Aa3, bS. Devolviendo el peón con tal de quitar presión sobre el escaque f7 y dar tiempo a enrocar. 12. AxbS, Tb8; 13. Da4, Ah6; 14. Cb- d2, Ab7. Más opor- tuno parecía aquí el enroque. Recordemos el viejo dicho ajedrecís- tico: «El enroque a la persona muchos bienes proporciona». 1S. Ce4, DfS. La jugada del blanco es lógica, llevando una pieza más para el ataque. Pero la del negro es un error, y una pérdida de tiempo. No se enroca por miedo al ataque precedido de 16. Axd3!, ... y en cambio hace una amenaza al peón de eS que no im- 40
  37. 37. FUNDAMENTOS GENERALES IV: VALOR DE LAS PIEZAS: ABSOLUTO YRELATIVO pide la jugada del blanco. 16. Axd3, DhS; 17. Cf6+!, gxf; 18. 8 exf, Tg8; 19. Ta- d1, ... Una ju- 7 gada sorprendente, base de toda 6 la combinación que sigue. Es evi- 5 dente que la simple jugada 19. 4 Ae4, ... evita la amenza del negro sobre el Caballo de f3 y mantiene 3 el ataque. Pero Anderssen, afortu- nadamente, pensó de otra forma y 1 a b e nos proporcionó la combinación, probablemente, más bella de la Diagrama 13 Historia del Ajedrez. 19. ..., Dxf3 a b e d e 8 6 5 4 3 2 d e g h (v. Diagrama 13). 20. Txe7+, Cxe7. Claro que si 20. ..., Rf8; 21. Te3+, ... con ganancia de la Dama. Si 20...., Rd8; 21. Txd7+, ... y ahora a 21. ..., Rxd7; 22. Ae2+, ... ganando la Dama; o 21. ..., Rc8; 22. Td8+, Txd8; 23. gxf3, ... ganando también la Dama. Y si a 22. TdR Cxd8; 23. Dd7+!!, Rxd7; 24. Af5+, y mate a la siguiente en 24. ..., k~.. b ó 24...., Re8 con 25. Ad7++. Y esta variante es quizá más hermosa que la que se dio en la partida. 21. Dxd7+!, Rxd7; 22. AfS+, ReS; 23. Ad7+, Rf8; 24. Axe7++. A esta partida se le dio el nombre de «siempreviva» con el que se la conoce mundialmente, y no hay duda que se lo merece. NOCIONES DE APERTURA: ATAQUE FEGATELLO La respuesta más popular a la Apertura Italiana es la Defensa de los Dos Caballos, que hemos visto en la Lección 3a; pero puede provocar el ataque directo al peón débil f7, antes del enroque, por medio del Caballo en gS. Este ataque se llama Ataque Fegatello. a) Variante ántigua: l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, Cf6; 4. CgS, dS 41
  38. 38. JOSÉ MARÍA OLÍAS (La respuesta lógica); 5. exd, CxdS; 6. Cxf7, Rxf7; 7. Df3+, Re6; 8. Cc3, Cc-b4; 9. De4, c6; 10. a3, Ca6; 11. d4, ... etc. b) Variante moderna: 5...., CaS; 6. Ac5+, c6; 7. dxc, bxc; 8. Ae2, h6; 9. Cf3, e4; 10. CeS, Ad6; 11. d4, ... etc. e) Variante Traksler: 4 ..., AcS; 5. Cxf7, Axf2+; 6. Rxf2, ... (Para la respuesta 6. Rf1, ... véase el comentario de la Lección 3a, pág. 31). 6...., Cxe4+; 7. Rg1, Dh4; 8. g3, Cxg3; 9. hxg, Dxg3+; 10. Rf1, Tf8; etcétera. 42
  39. 39. Lección sa FUNDAMENTOS GENERALES V: DEBILIDADES Aunque una mala colocación de piezas puede originar una posi- ción más débil que la del adversario, con piezas o casillas mal de- fendidas, nos vamos a referir únicamente a las debilidades por mala formación de los peones. Hay que tener en cuenta que una mala estructura de peones es más difícil de corregir, a veces impo- sible, porque los peones no tienen marcha atrás. Las más frecuentes debilidades en los peones son: EL AGUJERO O nHOLEn Es la consecuencia de avanzar los peones de dos columnas al- ternadas dejando sin vigilancia una casilla de la columna de en me- dio. Por ejemplo, avanzando los peones de las columnas e y e puede quedar una casilla en la columna d que no está dominada por los peones propios, y es susceptible de ser ocupada por pieza contraria defendida por su peón. La posición que vemos en el Dia- 43
  40. 40. JOSÉ MARÍA OLÍAS grama 14 puede resultar de una a b e d e variante de la Defensa Francesa. Se advierte que la casilla d6 puede 7 ser ocupada por el Caballo blanco 6 sin que pueda ser desalojado por peón alguno. Y es tremendo el daño y la molestia que produce un Caballo incrustado en la posi- 3 ción enemiga. Un ejemplo de este daño lo te- 1 nemos en la siguiente partida """a=-b- e Morphy- Meek (N. York 1857). 1.e4,e6;2. d4,c5; 3.d5,e5;4. f4, d6; 5. Cf3, Ag4; 6. fxe, Axf3; 7. Dxf3, dxe; 8. Ab5+, Cd7; 9. Cc3, Cf6; 10. Ag5, Ae7; 11. d6!, Axd6; 7 12. 0-0-0, ... (Diagrama 15). 12. 6 ..., Abandonan. 5 En efecto, si 12 ..., Ae7; 13. Axf6, Axf6; 14. Txd7. Si 12...., 4 De7; 13. Cd5, ... y ahora si 13...., 3 De6; 14. Cc7+!, ... ganando la Dama; y si 13...., Dd8; 14. Cxf6, 1 gxf; 15. Txd6, ... etc. PEÓN ATRASADO Diagrama 14 a b e d e a b e d e Diagrama 15 g h 8 g h 8 g h En el Diagrama 16 aparece un final de peones con el mismo nú- mero por cada lado, y cada bando tiene mayoría de peones en un flanco. Pero el negro está en clara desventaja porque sus dos peo- nes del flanco de Dama están frenados por un solo peón blanco. El peón negro de b no puede jugar b6 hasta que su Rey esté cerca 44
  41. 41. FUNDAMENTOS GENERALES V: DEBILIDADES para evitar que corone el peón a b e d e g h blanco de b. Pero mientras se 8 8 acerca el Rey negro las blancas 7 pueden jugar g4, fS, gS, f6 obte- 6 niendo otro peón pasado. Y si el 5 5 Rey negro se mantiene en el cen- tro será el Rey blanco el que se di- 4 4 rija a c7, después de jugar f4 para 3 3 avanzar los peones del flanco de 2 2 Dama si el Rey negro quiere evi- tarlo. Esto quiere decir que, para a b e d e g h todos los efectos, las blancas han Diagrama 16 jugado con un peón más. La posición atrasada del peón a b e d e g h se produce durante la apertura o 8 el medio juego como, por ejem- 7 plo, la situación del Diagrama 17. 6 En este caso el plan del blanco es 5 5 acumular sus piezas contra el 4 peón de d6. El negro acumulará sus piezas para defenderlo y su 3 3 mejor estrategia es entregarlo en 2 2 un momento dado. Para evitar lo 1 cual el blanco deberá situar su e d e g h Caballo en dS amenazando varias Diagrama 17 casillas del territorio adversario, sin poder ser desalojado. Por ello, esta labor de contención debe hacerla un Caballo o un Alfil, y no una Torre que perdería toda su eficacia. 45
  42. 42. JOSÉ MARÍA OLÍAS PEÓN AISLADO Cuando, como consecuencia de cambio de piezas queda un peón desligado de la cadena de peones. Donde esto ocurre con más frecuencia es en el centro. La lucha contra el peón aislado es la misma que contra el peón retrasado. Este tipo de debilidad, sin embargo puede resultar beneficiosa cuando el peón está pasado. Ahora no hay más remedio que evitar el avance de dicho peón que puede convertirse en una seria amenaza de coronar. PEONES DOBLADOS Son una debilidad porque equivalen a peones aislados, pero no porque representen un peón menos, como creen muchos aficiona- dos. En realidad, si no están aislados y hay peones contrarios en las columnas contiguas, tienen toda la eficacia de un peón. PARTIDA FAMOSA: MARACHE - MORPHY fN. YORK 1857) Aparece ahora Paul Morphy (1837- 1884), uno de los más ge- niales jugadores de toda la Historia y, para muchos, el mejor. Nació en Nueva Orleáns, nieto de español por parte de padre, y de francés por parte de madre. Aprendió a jugar al ajedrez a los diez años, y a los doce ya no tenía rival en su ciudad. En 1857 se le considera el campeón de Estados Unidos después de vencer en el primer Torneo de Nueva York. Viene entonces a Europa donde se deshace de to- dos sus rivales, incluido el gran Anderssen. En 1859, hastiado por- que no encontraba rival, se vuelve a Estados Unidos, y en 1860, a los 23 años de edad, se marcha a vivir a Nueva Orleáns y se retira por completo del ajedrez activo porque consideraba que el ajedrez 46
  43. 43. FUNDAMENTOS GENERALES V: DEBILIDADES no era una ocupación seria. Sin embargo, mantuvo el contacto con los ajedrecistas. Cuando volvió a París, en 1863 y 1867, jugó con Kolisch y Petroff, entre otros, aunque no de forma oficial. Anders- sen escribió sobre él: «Morphy trata el ajedrez con el rigor y la hon- radez de un artista. Para nosotros el ejercicio del ajedrez es una distracción que concluye cuando acaba la partida. Para él es un de- ber sagrado y nunca un pasatiempo». Morphy revolucionó el juego por dos cuestiones principal- mente: buscó la sencillez, y puso por encima de todo los principios fundamentales del desarrollo. Se le criticó que para ganar un peón cambiara las Damas. Algo que hace ahora cualquier jugador de aje- drez. Y, al contrario que sus coetáneos, no iniciaba ningún ataque sin estar desarrollado. 1. e4, eS¡ 2. Cf3, Cc6¡ 3. Ac4, AcS¡ 4. b4, ... El Gambito Evans (v. Lección 25a). 4. ..., Axh4; S. c3, AaS¡ 6. d4, exd¡ 7. eS, ... Nor- malmente se continúa con 7. 0-0, ... para acelerar la entrada en juego de las piezas blancas mientras se resguarda al Rey. 7. ..., dS; 8. exd6, Dxd6¡ 9. 0-0, Cg-e7¡ 10. CgS, 0-0¡ 11. Ad3, ... El blanco está perdiendo tiempos moviendo sus piezas dos veces en vez de completar el desarrollo. 11. ..., AfS; 12. AxfS, CxfS; 13. Aa3, ... Una ganancia de calidad que no compensa los tiempos perdidos y la posición sin completar el desa- 8 rrollo, y menos teniendo enfrente 7 a Morphy. 13. ..., Dg6¡ 14. Axf8, 6 DxgS¡ 1S. Aa3, dxc¡ 16. Ac1, 5 Dg6¡ 17. Af4, Td8; 18. Dc2, Cc- d4. Preparando una bellísima combinación. 19. De4, ... (Dia- 3 grama 18). De todas maneras si 19. Dd3, Cg3 y si 20. Dxg6, Cd- 1 a b e ee2++ y si 20. Dxg3, Ce2+ gana la ="'--== Dama. Si 19.Td1, Ce3; 20. Dxg6, Diagrama 18 d e g h 8 6 5 4 3 2 g 47
  44. 44. JOSÉ MARÍA OLÍAS Ce2+; 21. Rh1, Txd1++. Si 20. Axe3, Dxc2 ganando la Dama. Si 19. Da4, bS!; 20. DxaS, Ce2+; 21. Rh1, Cxf4; 22. Tg1, ... (Si 22. g3, Dc6+ 23. f3, Dxf3+ etc.) 22...., Td1!; 23. g3, Dc6+ etc. 19. ..., Cg3!!¡ 20. Abandonan. La amenaza de mate con 21 ...., Cd-e2 cuesta la Dama. NOCIONES DE APERTURA: APERTURA VIENESA l. e4, eS; 2. Cc3, ... Es una apertura que apenas se usa porque el bando negro tiene contrajuego rápidamente. Las negras tienen dos respuestas: 2...., Cf6 y 2...., Cc6: a) 2...., Cf6; 3. f4, ... (3. Ac4, Cxe4; 4. Cxe4, dS); 3..., dS (es la mejor respuesta. 3 ..., d6 es más pasiva); 4. fxe, Cxe4; S. Cf3, ... (si S. d3, ... las negras no deben responder S...., Dh4+; 6. g3, Cxg3; 7. Cf3, DhS; 8. CxdS!, ... etc.) S...., Ae7; 6. d4, 0-0; 7. Ad3, fS; 8. exf6, Axf6; 9. 0-0, Cc6 y la partida está igualada. b) 2.... Cc6: i) 3. Ac4, Cf6; 4. d3, ... (si 4. f4, Cxe4!); 4...., Ab4; S. AgS, ... (para evitar S...., dS). S...., h6; 6. Axf6, Axc3+!; 7. bxc, Dxf6; 8. Ce2, d6; 9. 0-0, gS!; etcétera. ii) 3. f4, exf. Con una posición semejante al Gambito de Rey (v. Lección 28a). 4. Cf3, Cf6; 5. d4, ... (Si 5. eS, ChS; 6. Ac4, d6; 7. d4, dxe; 8. 0-0, Ag4; etc.). S. ..., Ab4; 6. dS!, Ce7; 7. Ad3, d6; etc. 48
  45. 45. PARTE SEGUNDA TÁCTICA
  46. 46. Lección 6a LA DESCUBIERTA La táctica más simple en el ajedrez consiste en que cada jugada cumpla, al menos, dos objetivos. Y mejor si son dos amenazas. Pues bien, el movimiento táctico que mejor cumple esta condición es el de la descubierta porque la pieza que juega amenaza un punto mientras que la pieza que se descubre amenaza otro. El ideal es que uno de los dos puntos sea el Rey, dándole jaque. También se in- tenta que la descubierta sea contra la Dama. Aveces contra la To- rre y contra una pieza menor. Los jugadores de poca fuerza caen con frecuencia en esta trampa de la descubierta. Pero los jugadores fuertes huyen de la posibilidad de descubierta como de la peste por lo que el contrario tiene que crear esa posibilidad de descubierta. Hay celadas de apertura que conllevan una descubierta. Por ejemplo en la Defensa Petroff (v. Lección 9a) hay la siguiente va- riante: l. e4, eS; 2. Cf3, Cf6; 3. CxeS, Cxe4? (Hay que jugar antes 3. ..., d6); 4. De2, dS? (Habría que jugar 4...., De?); S. d3, Cf6; 6. Cc6+, ... y el negro pierde la Dama por la doble amenaza. En la Defensa Francesa (v. Lección lSa) después de las jugadas 51
  47. 47. JOSÉ MARÍA OLÍAS l. e4, e6; 2. d4, dS; 3. Cc3, Cf6; 4. a b e d e Ad3, dxe; S. Cxe4, ... no es posible S...., Dxd4 pues sigue 6. AbS+, ... 7 y cuesta la Dama negra 6 El Diagrama 19 refleja una 5 posición de la partida Petroff - Szimansky (Varsovia 1847) en la 4 que el blanco obliga al negro a 3 r///"''","""'"/ caer en la descubierta: l. AfS!, ... 2 El negro no tiene escape para su 1 '""""-/""'"'"'""" Dama, por lo que no hay más """"'a""--b-==e =--d- e que dos respuestas l. ..., CxfS ó Diagrama 19 l. ..., DxfS. No es posible l. ..., g h 8 6 5 4 3 2 DxfS por la respuesta 2. Cd6+, ... comiéndose la Dama. Pero l. ..., CxfS; 2. Cf6+, Rf8 (obligada); 3. De8++. Otro ejemplo más elucu- a b e d e brado aparece en el Diagrama 8 20 que corresponde a la partida 7 Marshall- Kupnich (USA 1926). Le toca jugar a las blancas que 6 observan que la Dama negra 5 está sin apoyo. Por ello juegan: 4 l. Txg7!, ... y el negro abandonó. 3 En efecto, l. ..., Rxg7; 2. Dg3+, 2 Rh8 (ó f8); 3. Cg6+, ... ganando la Dama. Y si 2...., Ag6; 3. ChS+, 1 ... con el mismo resultado. El gran error de Kupnich era tener la Dama sin defensa. Recuerden a b e d e Diagrama 20 g h 8 6 5 4 3 2 g h lo dicho en la Lección 3a que pieza aislada es pieza semiper- dida. En el siguiente ejemplo también se le obliga al adversario, en este caso el jugador negro, a incurrir en la Descubierta. La posición 52
  48. 48. LA DESCUBIERTA del Diagrama 21 corresponde a la a b e d e h partida Weichert- Neye (Férsten- 8 8 walde 1937). Le toca jugar a las 7 7 blancas: l. Dh6+, Axh6; 2. Cg5 +, 6 6 Rh8; 3. Th7++. Hemos visto que 5 todas las jugadas del negro eran obligadas por las jugadas del 4 4 blanco, que advirtió la posibilidad 3 3 de un mate típico de Torre y Ca- 2 2 ballo. Este tipo de mates se estu- 1 día con detalle en la Lección 18a. a b e d e g h Diagrama 21 EL MOLINILLO Puede darse una situación en la que el Rey de un bando sea víc- tima de la descubierta y tapado alternativamente, a gusto del bando atacante, que origina una serie de movimientos pendulares que llamamos molinillo. La mejor demostración es un ejemplo y para eso tomamos una partida, jugada en el Torneo de Moscú del año 1925, entre el gran maestro mejicano Torre, que llevaba las blancas, y el ya entonces ex-cam- 8 peón del mundo Dr. Lasker. 7 En la posición del Diagrama 6 22, después de la jugada 24 del 5 negro, parece que está frenado el 4 ataque blanco. Pero Torre ad- vierte que la Dama negra está in- 3 defensa y juega: 25. Af6!, Dxh5. Cualquier otra jugada de las ne- 1 gras las condenaría al mate con la a b e línea que sigue o a perder la Diagrama 22 d e g h 8 7 6 5 4 3 2 g 53
  49. 49. JOSÉ MARÍA OLÍAS Dama. 26. Txg7+, Rh8; 27. Txf7+, ... a la descubierta con el Alfil de f6. 27...., Rg8; 28. Tg7+, Rh8; 29.Txb7+, Rg8; 30. Tg7+, Rh8; 31. TgS+, ... las blancas han conseguido un Alfil y dos peones de ven- taja y es hora de recuperar la Dama. 31. ..., Rh7; 32. TxhS, ... y las negras tienen que rendirse por la superioridad conseguida por las blancas. Observen, una vez más, que si la Dama negra hubiera es- tado defendida no se hubiera podido hacer esta combinación, pues hubiera bastado 25...., Cg6. PARTIDA FAMOSA: MEEI<- MORPHY fMOBILE 1858) l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. d4, a b e d e f exd; 4. Ac4, ... Gambito Escocés (ver la Lección 27a). 4. ..., AcS; 5. 7 CgS, Ch6; 6. Cxf7, Cxf7; 7. 6 Axf7+, Rxf7; S. Dh5+, g6; 9. 5 DxcS, d6. Es mejor 9...., dS. 10. DbS, TeS; 11. Dh3+, dS; 12. f3, 4 ... Parece más sensato y urgente 3 12. 0-0, ... para completar el desa- rrollo. 12. ..., CaS; 13. Dd3, dxe; 1 14. fxe, Dh4+; 15. g3, Txe4+; 16. IZZZZZ2"'-:-....:LZZO.=--:----' Rf2, De7; 17. Cd2, Te3; 1S. DbS, Diagrama 23 ... Si 18. Dxd4, Te2+ seguido de g h 8 6 5 4 3 g h 19...., Ah3. 1S. ..., c6; 19. Dfl, ... (Diagrama 23). 19. ..., Ah3!; 20. Dd1, ... Si 20. Dxh3, Df6+; 21. Rg2, Te2+; 22. Rgl, Df2++. 20. ..., TfS; 21. Cf3, ReS; 22. Abandonan. En efecto no se puede evitar la amenaza 22...., Tfxf3+; 23. Dxf3, Txf3+; 24. Rxf3, De3++. 54
  50. 50. LA DESCUBIERTA NOCIONES DE APERTURA: APERTURA ESCOCESA l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. d4, exd; 4.Cxd4, ... Las negras tienen dos repuestas principales: 4...., Cf6 ó 4...., AcS. a) 4...., Cf6; 5. Cc3, ... Lo mejor. 5...., Ab4; 6. Cxc6, bxc6; 7. Ad3, dS; 8. exd, cxd; 9. 0-0, 0-0; 10. AgS, ... etc. Con una posición igua- lada. b) 4...., AcS; 5. Ae3, ... (A 5. Cxc6, Df6 amenazando mate. 6. De2, Dxc6). 5...., Df6; 6. c3, Cg-e7. No se puede decir que las blan- cas hayan sacado ventaja en la apertura. En realidad están atrasa- das en el desarrollo, y tienen que luchar para evitar que las negras hagan dS. 55
  51. 51. Lección 7a EJERCICIOS DE DESCUBIERTA La mejor manera para afianzar los conocimientos adquiridos es hacer prácticas. Normalmente se plantean los problemas de ajedrez sin dar pistas. En este libro vamos a seguir otro sistema: Con los ejer- cicios de esta Lección tratamos de consolidar lo aprendido en la ante- rior. Por lo tanto, todos los ejercicios están basados en la descubierta; y la única diferencia es que en unos se trate de dar mate y en otros solo de ganar ventaja apreciable de material. Todas las posiciones es- tán sacadas de la vida real, de partidas jugadas por maestros. ab c d e f g h Diagrama 24 Negras juegan y ganan material. 8 7 a b c d e f g h Diagrama 25 8 7 Negras juegan y ganan material. 57
  52. 52. JOSÉ MARÍA OLÍAS a b e d e g h a b e d e h 8 8 7 7 6 6 5 5 4 4 3 3 2 2 a e e g a e e g Diagrama 26 Diagrama 27 Blancas juegan y ganan material. Blancas juegan y ganan. a b e d e h a b e d e g h 8 8 7 7 6 6 5 5 4 3 2 a e e g h a e e g Diagrama 28 Diagrama 29 Juegan blancas y ganan. Juegan blancas y ganan. a b e d e g h a b e d e g h 8 8 8 7 7 7 6 6 6 5 5 5 4 4 4 3 3 3 2 2 a e e g a e e g Diagrama30 Diagrama 31 Juegan blancas y ganan. Juegan negras y ganan. 58
  53. 53. EJERCICIOS DE DESCUBIERTA a b e d e f g h a b e d e f g h 8 8 8 7 7 7 6 6 6 5 5 5 4 4 3 3 3 2 2 2 a b e d e f g h a b e d e f g h Diagrama 32 Diagrama 33 Juegan blancas y ganan. Juegan negras y ganan material. PARTIDA FAMOSA: POLLOCI< - GUNSBERG Isidoro Gunsberg (1854- 1930) vivió siempre en Londres aun- que era húngaro de origen. Muy irregular en su juego obtuvo resul- tados brillantes venciendo en encuentro individual a Blackburne y empatando con Chigorin. La partida que veremos a continuación se jugó en el Torneo de Nueva York de 1889, donde Gunsberg quedó tercero. Como conse- cuencia de este resultado jugó un encuentro contra Steinitz por el Campeonato del Mundo, que perdió (+4 -6 =9). l. e4, b6; 2. d4, Ab7; 3. Ad3, Cc6; 4. c3, eS; 5. dS, ... Cerrando la diagonal al Alfil de Dama negro. 5. ..., Cc-e7; 6. Ce2, fS; 7. 0-0, fxe; 8. Axe4, Cf6. Ganando un peón y obligando al blanco a perder tiempos de desarrollo. 9. Cg3, Cxe4; 10. Cxe4, AxdS. Recupe- ran4o la diagonal para su Alfil. Pero si el blanco no pensaba de- fender sus peones centrales no valía la pena su movimiento 5. d5. 11. Dh5+, Cg6; 12. AgS, Ae7; 13. Axe7, Dxe7; 14. Cb-d2, 0-0; 15. CgS, TfS. Para dejarle salida al Rey y preparando su contraataque. 59
  54. 54. JOSÉ MARÍA OLÍAS (Diagrama 34). 16. Dxh7+, Rf8; 17. h4, Txg5! Empieza el contra- ataque. 18. hxg5, Dxg5. Amena- 7 zando mate 19. g3, Rf7!; 20. 6 Dh3, Th8; 21. f4, ... Amenazando 5 la Dama contraria ya que la pro- 4 pia no tiene buena retirada, pues a 21. Dxd7+ ... sigue 21 ...., Ce7, 3 defendiendo a la vez el Rey y el Alfil de dS, y no hay forma de evi- 1 a b e tar el mate. 21. ..., Cxf4; 22. =- Txf4+, exf4; 23. Dxd7+, Rg6; 24. Diagrama 34 Ce4, ... Si 24. DxdS, Dxg3+; 2S. d e g h 8 6 5 4 3 2 Rf1, Th1+; 26. Re2, De3++. 24. ..., fxg!; 25. Te1, ... Si 2S. CxgS, Th1++. 25. ..., Dh4; 26. Cf2?, Dhl+; 27. Cxh1, Txh1++. NOCIONES DE APERTURA: DEFENSA HÚNGARA l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, Ae7. Es una defensa que permite esquivar las complicaciones de la Apertura Italiana con una posi- ción sólida, aunque al principio pasiva. El blanco debe contestar en el acto 4. d4, ... y el negro seguirá 4...., d6; S. dS, Cb8 (Mejor que S...., CaS; 6. Ad3, eS; 7. c4, ... y el Caballo negro no tiene juego). 6. Ad3, Cf6; 7. c4, ... (ó 7. h3, c6; 8. c4, bS; etc.) 7...., 0-0; 8. h3, Cb-d7; 9. Cc3, CeS; 10. Ac2, aS; 11. 0-0, Ad7; etc. Ypuede considerarse que la posición está igualada. 60
  55. 55. Lección sa LA CLAVADA Consiste en situar una pieza impidiendo que se mueva una del contrario porque detrás hay otra de más valor. Generalmente se hace con el Alfil, a veces con la Torre, y más raramente con la Dama. Y la pieza contraria de más valor puede ser el Rey, que es la clavada de más relevancia y más consistente. Pero a menudo es la Dama; e incluso puede clavarse un peón de tal forma que al mo- verse deje indefensa otra pieza, por ejemplo, una Torre; o un Caba- llo o un Alfil. El sentido de toda la combinación es bien claro: el bando activo aprovecha la ocasión para inmovilizar una pieza del contrario y atacarla posteriormente. La posición creada por una clavada es tan incómoda que hace que los jugadores novatos jueguen en la aper- tura la incorrecta h6 para evitar que el blanco juegue AgS clavando el Caballo de f6. Pero hay que tener en cuenta que, al igual que de- cíamos de la descubierta, este tipo de jugadas tácticas no nos las ponen en bandeja. La mayor parte de las veces hay que construir- las, por decirlo así. 61
  56. 56. JOSÉ MARÍA OLÍAS a b e a b e En el Diagrama 35 vemos una posición que corresponde a la 8 partida Dworcynsky - Stein, ju- 7 gada en Polonia en 1966. Le toca 6 jugar al negro: l. ..., Ah6 (cla- 5 vando el Alfil blanco que amena- zaba la Dama negra). 2. Txd8, 4 Txd8 (no 2...., Dxd8; 3. Dd2 sal- 3 vando la pieza) 3. Axh6, ... (se perdería pieza si no) 3...., Axc2; 4. 1 AgS, DeS y las blancas abandona- ron pocas jugadas más tarde. Diagrama 35 Otro ejemplo de la partida Ea- yen - Lamon (Bélgica 1967). En la posición del Diagrama 36 le toca jugar a las blancas: l. CxdS, DxdS 7 (si 1..., CxdS; 2. Ac4, ... recuperando 6 la pieza con ventaja; y si l. ..., 5 CxbS; 2. Ce7+, ... gana la Dama); 2. Ac4!, ... y las negras abandonan porque si 2. ..., Dxc4; 3. Dd8++. Y ahora como punto final ve- remos un caso extraordinario, 1 a b como extraordinario fue su autor, =a"'-b- e e el gran Alekhine. La posición del Diagrama 36 Diagrama 37 corresponde a la d e g h 8 7 6 5 4 3 2 d e g h d e g h 8 6 5 d e g h partida Alekhine - Chajes jugada en Carlsbad en 1911. Sobre ella lo mejor es leer los comentarios del propio Alekhine. «Las ventajas de la posición del bando blanco son evidentes: Ha adelantado al negro en la evolución de las piezas y tiene la posibilidad de ejercer domi- nio sobre las diagonales y verticales. Y particularmente sobre las columnas e y f. El problema estriba en cómo llevar las citadas ven- tajas hasta la victoria. Quisiera uno trasladar en dos movimientos 62
  57. 57. el Caballo desde c3 a d6 y produ- cir de ese modo una catástrofe en 8 el punto f7. Mas ¿cómo situar el 7 Caballo en dicho punto? No es 6 oportuno tomar inmediatamente el peón de bS pues con la res- puesta ... Db6+ el negro obtendría pieza por calidad y peón. »¿Qué pasará si hacemos, por ejemplo, que el Caballo negro salte 1 a b e de c6 a b4? Pues que se podrá eje- =a""--b----' e cutar la combinación relacionada Diagrama 37 con la toma del peón en bS. Vamos d e d e LA CLAVADA h 8 6 5 4 3 g h a verlo: La Torre en bl tratará de impedir que dicho Caballo aban- done su posición cuando la Dama negra nos haya tomado el Alfil de bS. Esta Dama dispondrá de algunas retiradas; pero ¿podrá librar a su Caballo de la atadura? Si proseguimos l. b4!, ... las negras tendrán que tomar ese peón. En caso contrario tomaremos su peón con el Ca- ballo y situaremos esta pieza en d6. Por lo tanto, l. b4, Cxb4; 2. CxbS, TxbS; 3. AxbS, Db6+; 4. Rhl, DxbS; S. Tbl, ... Amenazamos con pro- seguir 6. a3, ... La Dama negra dispone de tres retiradas para poder defender su Caballo. Veámoslas: a S...., DaS procede 6. Ad2; a S...., DeS sigue 6. Tcl; y a S...., Dc4 sigue 6. Da4, ... Todo está claro; sin em- bargo conviene ver si las negras tienen otras retiradas mejores. Una podría ser S...., Aa6 tras lo cual la continuación 6. a3, ... no sería sufi- ciente por 6....,Dxfl+. Por ello hemos de sacar la Dama para impedir que se haga esta jugada. Quizá convenga hacer 6. Dd6, ... En tal caso ¿qué harán las negras? Si hacen 6...., Ce7 proseguiremos 7. Dxb4, Dxb4; 8. Txb4, ... y a 8...., Axfl responderemos 9. Tb8+, ... Y si hacen 6...., Dc6 continuaremos 7. Txb4, Dxd6; 8. exd6, Axfl; 9. Tb8++. ¿Qué más pueden hacer? Acaso contestar a 6. Dd6, ... con 6...., f6 y dar así una salida al Rey; pero continuaremos 7. Tf-cl, ... y ganaremos la partida. Vemos que esta clavada es decisiva». 63
  58. 58. JOSÉ MARÍA OLÍAS Es interesantísima la forma en que razona Alekhine, uno de los mayores genios de la Historia del Ajedrez. PARTIDA FAMOSA: STEINITZ - VON BARDELEBEN Wilhelm Steinitz (1836-1900) nació en Praga un poco tarde para encontrarse con Morphy delante de un tablero. Cuando empe- zaron sus triunfos Morphy ya se había retirado a Estados Unidos. En 1866 venció en un encuentro personal a Anderssen a catorce partidas con el resultado de ocho ganadas y seis perdidas, con lo que se proclamó Campeón del Mundo. Fue el creador del juego ce- rrado, posicional. Se le considera el verdadero impulsor de la Es- cuela Moderna, sobre todo a partir de 1872 en que su estilo cambió espectacularmente. Hasta entonces su predominio sobre sus coetá- neos se debía a una superioridad táctica, que mantuvo hasta el fi- nal de su vida como ajedrecista. En 1895, por ejemplo, creó esta maravilla de partida que veremos a continuación. Steinitz ha sido el Campeón del Mundo que durante más tiempo (más de veinte años) mantuvo su supremacía sobre sus contemporáneos, demostrándolo torneo tras torneo. 1. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, Ac5; 4. c3, Cf6; 5. d4, exd; 6. cxd, Ab4+; 7. Cc3, d5; 8. exd, Cxd5; 9. 0-0, ... Están siguiendo una variante del Giuco Piano de la Apertura Italiana. 9. ..., Ae6. El negro no quiere entrar en la variante que ya conocemos de 9...., Cxc3; 10. bxc, Axc3; 11. Db3, Axa1; 12. Axf7+, ... etc. 10. Ag5, Ae7; 11.Axd5,Axd5; 12.Cxd5,Dxd5; 13.Axe7, Cxe7; 14.Te1,f6. Buscando una salida para el Rey y evitando la clavada del Caballo. 15. De2, Dd7; 16. Ta-cl, c6; 17. d5!, ... Entrega un peón para bus- carle una casilla de ataque al Caballo. 17. ..., cxd; 18. Cd4, Rf7; 19. Ce6, ... Amenaza 20. Tc7, ... 19. ..., Th-c8; 20. Dg4, g6; 21. Cg5+, ReS. Forzada por la amenaza 22. Dxd7, ... 22. Txe7+, ... 64
  59. 59. (Diagrama 38). Un brillante sacri- a b e d e f ficio que no se puede aceptar. Si 22...., Rxe7; 23. Tel+, Rd6 (23...., 7 Rd8; 24. Ce6+, Re7; 2S. CeS+, ... 6 cuesta la Dama). 24. Db4+, Rc7 5 (24...., TeS; 26. Te6+, ...). 2S. Ce6+, Rb8; 26. Df4+, Tc7; 27. 4 LA CLAVADA g h 8 6 5 4 Cxc7, Dxc7; 28. Te8++, ... Y si 22. 3 3 ..., Dxe7; 23. Txc8+, ... 22. ..., Rf8; 2 23. Tf7+, ... Las blancas no pue- 1 den tomar la Dama negra porque d e t 9 h recibirían mate en el. 23. ..., Rg8; Diagrama 38 24. Tg7+, ... Y siguen sin poder tomar la Torre. 24. ..., Rh8. Si 24...., Rf8; 2S. Cxh7+, Re8; 26. Dxd7++. 25. Txh7+, Rinden. En efecto, 2S...., Rg8; 26. Tg7+, Rh8; 27. Dh4+, Rxg7; 28. Dh7+, Rf8; 29. Dh8+, Re7; 30. Dg7+, Re8; 31. Dg8+, Re7; 32. Df7+, Rd8; 33. Df8+, De8; 34. Cf7+, Rd7; 3S. Dd6++. Extraordinaria combinación. Y hecha bajo la amenaza constante de mate al blanco con ..., Txcl. NOCIONES DE APERTURA: APERTURA DE LOS CUATRO CABALLOS l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Cc3, Cf6. Ahora la mejor continuación para el blanco es 4. AbS, ... y las negras tienen dos repuestas prin- cipales: 4...., Ab4 ó 4...., Cd4. i) 4...., Ab4; S. 0-0, 0-0; 6. d3, d6; 7. AgS, Axc3 (Si siguen con las jugadas simétricas 7...., Ag4; 8. CdS, Cd4; 9. Cxb4, CxbS; 10. CdS, Cd4; 11. Dd2, Dd7?; 12. Axf6, Axf3; 13. Ce7+, Rh8; 14. Axg7+, Rxg7; 1S. DgS+, Rh8; 16. Df6++). 8. bxc, De7; 9. Te1 , Cd8; 1('. d4, ... etc. ii) 4...., Cd4; S. Aa4, AcS; 6. CxeS, 0-0; 7. Cd3, Ab6; 8. Cf4, dS; 9. d3, Ag4; 10. f3, ChS; 11. CxhS, AxhS; etc. 65
  60. 60. Lección 9a EJERCICIOS DE CLAVADA Como en la Lección 7a tenemos 10 Ejercicios, cuya base es la clavada; la mayoría de las veces para obtener material suficiente para ganar. Algunas veces está realizada la clavada y hay que apro- vecharse de ella. En otras ocasiones hay que construirla. Pero ten- gan mucho cuidado con las respuestas pues se puede dar el caso de la contraclavada. a b e d e f g h 8 a b e d e f g h Diagrama 39 Las negras juegan y ganan. a b e d e f g h a b e d e f g h Diagrama 40 Las blancas juegan y ganan. 3 2 67
  61. 61. JOSÉ MARÍA OLÍAS a b e d e g h 8 8 7 7 6 6 5 5 4 4 3 3 2 2 a e e g a e d e g h Diagrama 41 Diagrama 42 Las blancas juegan y ganan. Las negras juegan y ganan. a b e d e g h 8 8 8 7 7 7 6 6 6 5 5 5 4 4 4 3 3 3 2 2 2 a b e d e g h a b e d e g h Diagrama43 Diagrama 44 Las blancas juegan y ganan. Las negras juegan y ganan. a b e d e g h a b e d e g h 8 8 8 7 7 7 6 6 6 5 5 5 4 4 4 3 3 3 2 2 2 a b e d e g h a e e g Diagrama 45 Diagrama 46 Las blancas juegan y ganan. Las negras juegan y ganan. 68
  62. 62. a b c d e f g h Diagrama 47 Las negras juegan y gan an . EJERCICIOS DE CLAVADA a b c d e f g h a b e d e f g h Diagrama 48 Las blancas juegan y gan an. PARTIDA FAMOSA: BLACI<BURNE - MEADWAY Joseph Harry Blackburne (1842-1924) nació en Manchester. Fue un jugador muy combinativo y combativo. Obtuvo siempre muy buenos resultados en Torneos. Tercero en Baden Baden en 1870; segundo en Londres en 1872; segundo en Viena en 1873. Lu- chó por el Campeonato del Mundo contra Steinitz, en 1876, pero perdió rotundamente a pesar de que en algunos Torneos (Viena) había derrotado a Steinitz. La partida que vamos a ver la jugó en el Torneo de Londres de 1897, ya al final de su vida deportiva. l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, AcS; 4. b4, ... El Gambito Evans tan de uso en aquella época por los jugadores combativos. 4. ..., Axh4; S. c3, AaS; 6. d4, exd; 7. 0-0, dxc. Una pérdida de tiempo. No debe entretenerse uno en tomar peones en la apertura, sin que se desarrolle al mismo tiempo una pieza. 8. eS, Cg-e7; 9. Aa3, 0-0; 10. Dc2, h6; 11. Cxc3, DeS; 12. Ce4, Rh8; 13. Ta-d1, Cd8. El ne- gro está jugando de una forma muy pasiva. 14. Del!, ... Amenaza 15. Cf6, gxf; 16. Dxh6+, Rg8; 17. Axe7, Dxe7; 18. exf, ... Y la ame- naza doble de mate o pérdida de Dama no tiene respuesta. 14. ..., 69
  63. 63. JOSÉ MARÍA OLÍAS Ce6; 1S. Cf6!, Dd8. El Caballo no se puede tomar por la combina- 8 ción ya vista. 16. Ch4, cS. Inten- 7 tando cerrar líneas al Alfil de a3. 6 17. Axe6, Ah4. Si 17...., fxe6; 18. 5 AxcS, ... amenazando 19. Axe7, 4 Dxe7; 20. Cg6+, ... 18. Axb4, cxb4; 19. Axd7, DaS; 20. Df4, 3 Cg6; 21. Cxg6+, fxg6; 22. Axc8, Ta- xc8; 23. Td7, ... Preparando 1 el mate. (Diagrama 49). 23. ..., Tc7; 24. Te-d1, Txd7; 2S. Txd7, b3. Amenaza mate con Dama en a b e d e a b e d e Diagrama 49 g h g h 8 7 6 5 el. Pero de todas maneras parece mentira que no advirtiera el mate que le había preparado el blanco. 26. Dxh6+, gxh; 27. Th7++. NOCIONES DE APERTURA: DEFENSA PETROF l. e4, eS; 2.Cf3, Cf6. El negro, en vez de defender el peón de eS, ataca el peón blanco de e4. El blanco puede seguir con 3. Cc3, .. .; 3. CxeS, ... o 3. d4, ... 3. Cc3, Cc6 entrando en la Apertura de los Cuatro Caballos, que. ya hemos visto. 3. CxeS, d6 (es mala hacer directamente 3...., Cxe4); 4. Cf3, Cxe4 y ahora las blancas pueden seguir: i) S. d4, dS; 6. Ad3, Ae7; 7. 0-0, Cc6; 8. Tel, Ag4; 9. c4, Cf6; 10. cxd, CxdS; 11. Cc3, 0-0. ii) S. De2, De7; 6. d3, Cf6; 7. AgS, Dxe2+; 8. Axe2, Ae7; 9. Cc3, h6; 10. Ah4, Ad2; 11. 0-0-0, Cc6; 12. d4, 0-0-0; etc. 3. d4, exd; 4. eS, Ce4; S. Dxd4, dS; 6. exd6, Cxd6; 7. Ad3, ... ó 7. Cc3, ... 70
  64. 64. Lección 10a LA DESCLAVADA Al clavar una pieza hay que tener en cuenta con repecto a qué pieza se clava. Es decir, cuál es la que hay detrás de la pieza cla- vada. Si es el Rey la pieza está realmente clavada. Pero no es así si la de detrás no es el Rey, aunque sea la Dama. Efectivamente, en el primer caso mover la pieza clavada es una jugada ilegal. Por ejem- plo, en la Apertura Italiana l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, AcS; 4. c3, Cf6; S. d4, exd el blanco puede seguir 6. cxd, Ab4+; 7. Cc3, ... Este Caballo está realmente clavado y no se puede mover. Si vemos una variante de la Defensa Philidor l. e4, eS; 2. Cf3, d3; 3. d4, Ag4 cla- vando el Caballo blanco. Pero no está absolutamente clavado. Se puede mover. Claro que al precio de la Dama. Pero hay veces que puede ser interesante. Veamos un caso: l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, h6?; 4. Cc3, d6; S. d4, Ag4. Una clavada a destiempo y en una posición que vale la pena pagar el precio de la Dama. 6. dxe, CxeS. En este momento el negro cree que lo mejor es tomar el peón con el Caballo para pre- sionar sobre el Caballo blanco de f3; pero ... 7. CxeS!, Axdl; 8. Axf7+, Re7; 9. CdS++. Esta combinación tiene nombre. Se llama 71
  65. 65. JOSÉ MARÍA OLÍAS «mate de Legal» por el ajedrecista francés que la jugó por primera vez en una partida contra su compatriota Saint-Brie en 1787. Legal tenía en ese momento ochenta y cinco años. Veamos otro caso en una variante del Gambito de Dama (v. Lec- ción 30a). l. d4, dS; 2. c4, e6; 3. Cc3, Cf6; 4. AgS, ... clavando el Caba- llo negro, 4...., Cb-d7. Y en este momento el negro cree, equivocada- mente, que puede ganar un peón aprovechando la clavada. 5. cxd, exd; 6. CxdS?, Cxd5! abandonando la Dama. 7. Axd8, Ab4+; 8. Dd2, ... única. 8...., Axd2+; 9. Rxd2, Rxd8. Las negras han ganado una pieza. Otra forma de eludir la clavada sobre la Dama es utilizar la gran movilidad de esta última. Veamos un ejemplo. l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, d6; 4. c3, Ag4; S. Db3!, ... ya no está clavada la Dama que con su jugada amenaza f7 y b7. Y no se puede hacer S. ..., Axf3; 6. Axf7+, R mueve; 7. De6++. Como solución a este pro- blema está la partida Rodzynski - 8 Alekhine: l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, d6;4. c3,Ag4; S. Db3, Dd7. 7 Para defender el Caballo negro de 6 c6 si la Dama blanca toma el peón 5 de b7. 6. Cg5, ... ya estaba desda- 4 vado. 6...., Ch6; 7. Axf7+, Cxf7; 8. 3 Cxf7, Dxf7; 9. Dxb7, ... con ánimo de recuperar la pieza comiendo el a b e d e Caballo de c6 y quedando con dos 1 =:L.:===--------"'=- g h peones de ventaja. Pero enfrente 9 h estaba Alekhine. 9...., Rd7!; 10. DiagramaSO Dxa8, ... (Diagrama SO). 10...., 8 7 6 5 4 3 2 Dc4 (amenaza mate en e2). 11. f3, Axf3!; 12. gxf, Cd4! (vuelve a amenazar mate en e2). 13. d3, ... Claro. (Si 13. cxd4, Dxcl+; 14. Re2, Dxhl recuperando la desventaja de material y quedando en mejor posición). 13...., Dxd3; 14. cxd4, ... (ya no existía la amenaza anterior pero había una peor). 14...., Ae7!; 15. Dxh8, Ah4++. 72
  66. 66. LA DESCLAVADA Hay otra forma muy sutil de defenderse de una clavada y es in- terponer una pieza. En la Apertura de los Cuatro Caballos tenemos un ejemplo: l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Cc3, Cf6; 4. AbS, Ab4; S. d3, d6; 6. 0-0, 0-0; 7. AgS, Axc3; 8. bxc3, Ce7! interponiendo otra pieza en- tre el Alfil blanco de gS y la Dama negra de d8. Lo que trae por con- secuencia que ninguno de los dos Caballos negros está clavado. PARTIDA FAMOSA: ZUI<ERTORT - BLACKBURNE J. H. Zukertort (1842-1888) nació en Lublin (Polonia). Y se na- cionalizó inglés en 1871. Fue un extraordinario combinador pero irregular en sus resultados. Tuvo una primera época brillantísima quedando 3.0 en Londres, 1872, y Leipzig, 1877. 2.0 en Berlín, 1881. Y 1.0 en París, 1878, y Londres, 1883, que puede decirse que fue su mayor triunfo. Venció en encuentros individuales a Anderssen y a Blackburne por lo que fue nombrado aspirante al Campeonato del Mundo contra Steinitz. Este encuentro, que tuvo lugar en Nueva York, lo empezó con brillantez llegando a estar 4-1 a su favor. Pero Steinitz le dio la vuelta al marcador acabando ganador por 12,S - 7,S. A partir de ese momento Zukertort se deprimió y no volvió a ser el de antes. La partida que vamos a ver corresponde al Torneo de Londres de 1883. l. c4, ... (Apertura Inglesa. V Lección 40a). l. ..., e6; 2. e3, Cf6; 3. Cf3, b6; 4. Ae2, Ab7; 5. 0-0, d5; 6. d4, Ad6; 7. Cc3, 0-0; 8. b3, Cb-d7; 9. Ah2, De7; 10. CbS, ... La apertura se ha realizado con tranquilidad atendiendo cada jugador especialmente a su desarrollo aunque quizá el negro ha sido menos previsor que el blanco. 10. ..., Ce4; 11. Cxd6, cxe6. Preparándose para un futuro ..., eS. 12. Cd2, Cd-f6; 13. f3, ... No se podía aceptar la ubicación del Caballo negro. 13. ..., Cxd2; 14. Dxd2, dxc. Esta jugada contradice a la jugada 11. ..., cxe6. Lo lógico parece 14...., eS. Además la del texto favorece el 71,
  67. 67. JOSÉ MARÍA OLÍAS desarrollo del Alfil blanco. 1S. Axc4, dS. Ataca al Alfil blanco 8 pero a costa de cerrarse la Diago- 7 nal del Alfil propio. 16. Ad3, Tf- 6 c8; 17. Ta-e1, ... Es curioso que el 5 negro prepara su ataque por el flanco de Dama mientras el blanco 4 acumula sus piezas contra el enro- 3 que. 17. ..., Tc7; 18. e4, Ta-c8; 19. eS!, Ce8; 20. f4, g6; 21. Te3, fS; 1 a b e d e g h 22. exf6, Cxf6; 23. fS!, Ce4; 24. a b e d e g h Axe4, dxe4; 2S. fxg6!, ... (Dia- Diagrama 51 grama 51). Dejándose el Alfil que 8 el negro puede tomar si hace 25...., Tc2 pero iniciando una de las más bellas combinaciones de mate de toda la Historia del Ajedrez. 2S. ..., Tc2; 26. gxh7+, Rh8. Si 26...., Rxh7; 27. Th3+, Rg8; 28. Dh6, ... y 29. Tg3++. Y si 26...., Dxh7; 27. Tg3+, Rh8; 28. dS+, Txb2; 29. Dxb2+, ... y mate a la siguiente. Y si 28...., Dg7; 29. Dh6+, ... y mate a la siguiente. 27. dS+, eS; 28. Db4!, ... Una gran jugada de desvia- ción (v. Lección 11a). Si 28. ..., Dxb4; 29. Axe5+, Rxh7; 30. Th3+, Rg6; 31. Tf6+, RgS; 32. Tg3+, RhS; 33. TfS+, Rh6 (Si 33...., Rh4; 34. Af6++). 34. Af4+, Rh7; 35. Th5++. (Si 31. ..., Rg7; 32. Tg3+, Rh7; 33. Tf7+, Rh6; 34. Af4+, RhS; 35. Th7++). 28. ..., T8-cS; 29. Tf8+!, ... Otra jugada de desviación. Si 29...., Dxf8; 30. Axe5+, Rxh7; 31. Dxe4+, ... y mate a continuación. 29. ..., Rxh7; 30. Dxe4+, Rg7; 31. AxeS+, Rxf8; 32. Ag7+ Rinden. Una partida extraordinaria. NOCIONES DE APERTURA: RUY LÓPEZ O APERTURA ESPAÑOLA La Apertura Española se llama así porque fueron los españoles Lucena (S. xv) y Ruy López (S. XVI) los primeros en analizarla. Este 74
  68. 68. LA DESCLAVADA sistema se practicó mucho menos que los gambitos durante los si- glos XVII y XVIII. Pero a finales del XIX empezó a practicarse por su enorme capacidad estratégica. Hay que recordar los premios de be- lleza ganados por Capablanca y Alekhine usando esta apertura, en la época del posicionalismo, de la defensa a ultranza. Posterior- mente la han empleado jugadores como Botvinnik, Bronstein, Tahl, Spassky y el gran Fischer. Y hoy día es arma predilecta de Karpov y Kasparov. El esquema inicial es: l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. AbS, ... a partir de ahí hay una enorme cantidad de variantes de las que vamos a estu- diar, en esta Lección y las próximas, las siguientes: 3...., a6; 3... ., d6; y 3. ..., a6; 4. Axc6, ... Línea principal: 3...., a6; 4. Aa4, bS; S. Ab3, Cf6 (las jugadas 4 y S de las negras pueden jugarse en orden inverso); 6. 0-0, ... (defendiendo indirecta- mente contra 6...., Cxe4; 7. Tel, ... y si el Caballo se retira la jugada 8. CxeS, ... es muy peligrosa por la amenaza de jaque a la descu- bierta); 6...., Ae7; 7. Tel, ... (ya no hay más remedio que defender el peón) y ahora i) 7...., d6; 8. c3, 0-0; 9. d4, Ag4; etc. ii) 7...., 0-0; 8. c3, d6. Aquí pueden jugar las negras 7...., dS dando comienzo al contraataque Marshall, que veremos en la Lec- ción 13a. 75
  69. 69. Lección 11 a LA DESVIACION Es una de las jugadas tácticas que más molestan en el ajedrez porque siempre, o casi siempre, sorprenden al jugador víctima de la misma. De hecho esta jugada está basada en la característica de pieza sobrecargada. Hemos dicho que una pieza, al atacar, debe te- ner más de un objetivo, obligando al adversario a defenderse de dos amenazas. Pero, por el contrario, en la defensa cada pieza debe defender un solo punto. Si defiende dos piezas se llama pieza so- brecargada o recargada. Y es obvio que en ese caso si el contrario toma una de estas piezas la otra queda indefensa. Para un jugador es fácil ver cuándo una de sus piezas está defendiendo más de una pieza, y puede corregir el error. Pero el problema aparece cuando una pieza está defendiendo no dos piezas sino dos escaques que son fundamentales en la de- fensa. El jugador de ajedrez fija su atención más en sus piezas que en los escaques, ocupados o vacíos. Por eso viene la sorpresa cuando vemos que no podemos tomar una pieza adversaria porque estamos defendiendo, con la misma pieza, un escaque vital. Vimos un ejemplo, repetido, de esta jugada de desviación en la partida Zu- 77
  70. 70. JOSÉ MARÍA OLÍAS kertort - Blackburne de la Lección a b e d e lOa, jugadas 28 y 29 del blanco. 8 Veamos otro caso. El Día- 7 grama 52 refleja una posición de 6 la partida Tam - Larsen (Bever- 5 wijk 1966). El blanco cree que su punto débil, c2, está perfecta- 4 mente defendido por la Dama y la 3 Torre sin tener en cuenta que su Dama está defendiendo, a su vez, 1 otro escaque vital: la casilla hl. Es decir, que la Dama blanca está so- brecargada. En efecto, la jugada l. ..., Txc2 obliga al abandono porque si 2. Dxc2, Dhl++. Y si 2. 8 Db7, ... (para no dejar la Torre in- 7 de~ensa y seguir defendiendo hl) 6 2...., Txc8! y no se puede tomar la Torre. El Diagrama 53 corresponde 4 a la partida Zorenin - Serdukov 3 (URSS 1921). Le toca jugar al ne- gro, y gana con l. ..., Dxa2! En 1 a b e Diagrama 52 a b e efecto, las blancas no pueden res- =a"'----b- e ponder 2. Txa2, ... porque la To- rre está defendiendo también el Diagrama 53 d e d e d e g h g h g h g h 8 6 5 3 2 escaque el contra la jugada ..., Tel ++. Es decir, que la Torre de al está sobrecargada porque defiende dos casillas importantes al mismo tiempo. Y si el blanco juega 2. Tcl, ... el negro contesta 2. ..., Dxb2. Algo semejante ocurre en el siguiente ejemplo, pero esta vez el problema de la pieza sobrecargada viene acentuado porque se trata de una pieza abandonada. Recuerden que «pieza abandonada es 78
  71. 71. pieza semiperdida». En la posi- ción del Diagrama 54, que corres- 8 ponde a la partida Book - Saile 7 (Estocolmo 1946), la primera im- 6 presión es que las negras tienen 5 sus piezas perfectamente defendi- das, así como el punto f8. Pero no 4 han advertido que su Dama está 3 defendiendo otro escaque impor- tante además de f8: el punto eS. 1 Efectivamente, la jugada blanca l. DeS! ... crea una doble amenaza sin parada: o entregar la Dama o sufrir el mate en f8 ó en g7. Claro que si su Dama estuviera defen- 8 dida, por un peón en b6 por ejem- 7 plo, las negras podrían jugar l. ..., 6 Tg8. 5 Muy parecido al anterior, pues además de la desviación concurre 4 en él el caso de la pieza abando- 3 nada, es el que vemos a continua- ción en el Diagrama 55. Se trata 1 de la partida Jonsson - Pytel (Es- a b e a b e Diagrama 54 a b e a b e tocolmo 1975). Las negras ame- Diagrama 55 nazan ganancia de calidad con la LA DESVIACIÓN d e g h 8 6 5 4 3 2 d e g h d e g h 8 6 5 4 3 2 d e g h jugada l. ..., Cf2+ pero juegan las blancas antes que hacen l. Dd4!, ... y amenazan al mismo tiempo la Dama de eS, el Caballo de g4 y el mate en g7. Y si las negras contestan l. ..., Dxd4; 2. Ce7+, Rh8; 3. Txf8++. Las negras no pueden jugar l. ..., Cf2+; 2. Dxf2, ... Ni l. ..., Txf5; 2. Dxc5, Txfl+; 3. Rg2, ... etc. Pero el problema principal es que la Dama negra estaba sin defender. Con la Dama negra defen- dida la respuesta l. ..., Cf6 era suficiente. Nunca nos cansaremos 79
  72. 72. JOSÉ MARÍA OLÍAS de recalcar que las piezas deben a b e d e estar defendidas. Muchos jugado- 8 res creen que la Dama es sufí- 7 cientemente fuerte para de- 6 fenderse a sí misma y no es cierto. Son innumerables los ejem- plos sobre el tema de la desvia- ción pues el 30%, al menos, de las 3 r////"'""'"''/// combinaciones en el medio juego 2 están basadas en dicho caso. Vea- 1 g h mas uno más. a b e d e g h En el Diagrama 56 se describe Diagrama 56 una posición de la partida Marco 8 6 5 4 3 2 - Salter (Viena 1900). Le toca jugar a las blancas que se encuentran con calidad y peón de menos, y no pueden esperar el resultado de doblar su Torre en h1, con la respuesta negra de ..., h6. Directa- mente juegan l. AbS!, ... y las negras no tienen respuesta. Si l. ..., DxbS; 2. Ce7+, Rh8; 3. Dxh7+, Rxh7; 4. Th1++. Pero la Dama no tiene donde ir para escapar del Alfil y vigilar, a la vez, el punto e7. PARTIDA FAMOSA: STEINITZ - PILHAL Steinitz a pesar de ser el ,creador del ajedrez moderno, posicio- nal, también era capaz de crear magníficas combinaciones aprove- chando los errores del adversario. l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, AcS; 4. b4, ... El gambito Evans típico de la época. 4. ..., Axb4; S. c3, AaS; 6. 0-0, Cf6. Más urgente es 6...., d6 seguido de 7...., Dd7. 7. d4, exd; 8. Aa3, d6; 9. eS, dxe; 10. Db3, Dd7; 11. Te1, DfS. Más defensa proporcionaba 11. ..., e4; 12. CgS, CeS; 13. Cxe4, Cxe4; 14. Txe4, ... etc. 12. AbS, Cd7; 13. DdS, Axc3. Evita perder la pieza. Si 13...., De6; 14. Axc6, DxdS (Si 14...., Dxc6; 15. DxaS). 15. AxdS, ... perdiendo pieza igualmente. 14. Cxc3, dxc3; 1S. 80
  73. 73. Cxe5, Ce7 (Diagrama 57). 16. a b e Cxd7!, DxdS; 17. Cf6+, Rf8; 18. Axe7++. NOCIONES DE APERTURA: LA VARIANTE DEL CAMBIO EN LA ESPAÑOLA a b e Dentro de la gran complejidad Diagrama 57 de la Española, y sus muchas va- LA DESVIACIÓN d e g h 8 6 5 d e g h riantes, da la impresión de que al simplificar está preparando un fi- nal favorable para el blanco. Por eso era una línea muy usada y es- timada para el blanco. Es cierto que las negras tienen la ventaja de la pareja de Alfiles, que compensan la inferioridad de peones en el flanco de Dama. Por ello, durante mucho tiempo se consideró que era una línea que daba tablas con facilidad. Ese concepto varió con Fischer, que demostró que el blanco queda con ventaja en la aper- tura. l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. AbS, a6; 4. Axc6, dxc6; S. 0-0, ... (movi- miento favorito de Fischer). a) 5...., Ag4; 6. h3, hS!; 7. d3, Df6; 8. Ae3, Axf3; 9. Dxf3, Dxf3; 10. gxf3, Ae7; etc. b) S...., f6; 6. d4, Ag4; 7. c3, exd; 8. cxd, Dd7; 9. h3, Ae6; 10. Cc3, 0-0-0; 11. Af4!, ... 81
  74. 74. Lección 12a EJERCICICIOS DE DESVIACION Como en casos anteriores exponemos diez problemas en los que se gana la partida por dar mate o por una ganancia decisiva de material, y en los que la jugada importante es una jugada de de desviación. a b e d e f g h Diagrama 58 Las blancas juegan y ganan. a b c d e f g h Diagrama 59 Las negras juegan y ganan. 83
  75. 75. Lección 12a EJERCICICIOS DE DESVIACION Como en casos anteriores exponemos diez problemas en los que se gana la partida por dar mate o por una ganancia decisiva de material, y en los que la jugada importante es una jugada de de desviación. 8 8 7 7 6 6 5 5 4 4 3 3 2 2 a b e d e f g h a b e d e f g h Diagrama 58 Diagrama 59 Las blancas juegan y ganan. Las negras juegan y ganan. 83
  76. 76. JOSÉ MARÍA OLÍAS a b e d e g h 8 8 7 7 6 6 5 5 4 4 3 3 2 2 a b e d e g h a e e 9 Diagrama 60 Diagrama 61 Las blancas juegan y ganan. Las blancas juegan y ganan. 8 8 8 7 7 7 6 6 5 4 3 2 a e e g a e e 9 Diagrama 62 Diagrama 63 Negras juegan y ganan. Blancas juegan y ganan. a b e d e 9 h a b e d e 9 h 8 8 8 7 7 7 6 6 6 5 5 5 4 4 4 3 3 2 2 a b e d e 9 h a e e 9 Diagrama 64 Diagrama 65 Blancas juegan y ganan. Negras juegan y ganan. 84
  77. 77. 8 7 5 4 3 2 a b e d e f g h a b e d e f Diagrama 66 Blancas juegan y ganan. 8 EJERCICIOS DE DESVIACIÓN a b e d e f g h a b e d e f Diagrama67 Negras juegan y ganan. 8 7 6 5 4 PARTIDA FAMOSA: CHIGORIN - STEINITZ Mikhail Ivanovich Chigorin (1850-1908). Fue gran defensor del juego combinativo en contra del posicionalismo. Aparte de sus grandes triunfos en Torneos mantuvo dos encuentros individuales con Steinitz por el Campeonato del Mundo. En el segundo, cele- brado en La Habana, en 1892, estuvo cerca·de vencer pero en la partida decisiva cometió uno de las distraciones más famosa de la Historia de los Campeonatos del Mundo. Esta que vemos ahora es la primera de dicho encuentro de La Habana. 1. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, AcS; 4. b4, ... El Gambito Evans, arma predilecta de Chigorin. 4. ..., Axb4; S. c3, AaS; 6. 0-0, d6; 7. d4, Ag4; 8. AbS, exd; 9. cxd, Ad7; 10. Ab2, Cc-e7; 11. Axd7+, Dxd7; 12.Ca3,Ch6; 13.Cc4,Ab6; 14.a4,c6; 1S.eS,dS.Eramuy peligroso tomar el peón porque se abrian las líneas contra el Rey. 16. Cd6+, Rf8; 17. Aa3, Rg8; 18. Tb1, ... (Diagrama 68). 18. ..., Ch-fS. Permitiendo el brillante sacrificio que viene a continuación. 19. Cxf7!, Rxf7; 20.e6+, Rxe6. Si 20...., Dxe6; 21. Cg5+, ... gana la Dama. 21. CeS, Dc8; 22. Te1, Rf6. Huyendo de la descubierta. 23. DhS, g6; 24. Axe7+, Rxe7. Si 24...., Cxe7; 25. Df3+... y ahora 25...., Cf5; 26. g4 ó 25...., Rg7; 26. Df7+ ó 25...., Re6; 26. Cxg6+, ... 2S. 85
  78. 78. JOSÉ MARÍA OLÍAS Cxg6+, Rf6; 26. Cxh8, Axd4. Bus- a b e d e cando contraataque por el centro. 8 27.Tb3,Dd7;28.Tf3,Txh8; 29. 7 g4, ... Lo más sencillo. 29. ..., Tg8¡ 6 30. Dh6+, Tg6¡ 31. Txf5+. Aban- donan. Si 31. ..., DxfS (única); 32. Df8+, RgS; 33. Dxf5+, Rh6; 34. Te7, Tg7; 35. Dh5++. Una bellísima par- 3 tida: ~n el más puro estilo combi- 2 nativo, con el mérito añadido de 1 haberla hecho en un encuentro por a b e d e el Campeonato del Mundo y ante Diagrama 68 el propio campeón, Steinitz, que se caracterizaba por su extraordinario sentido de la defensa. NOCIONES DE APERTURA: DEFENSA STEINITZ DE LA ESPAÑOLA g h 8 g h l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ab5, d6. Este movimiento caracteriza un sistema de defensa contra la española introducido en la práctica por Steinitz, Campeón del Mundo desde 1888 hasta 1894. Pero Ruy López ya lo practicó y analizó. El valor de esta defensa consiste en su sencillez, pues las negras efectúan una serie de cambios en la apertura y forman así una po- sición reducida pero compacta. Su defecto estriba en que limita la fantasía combinatoria. 3...., d6; 4. d4, Ad7; 5. Cc3, ... (en caso de 5. dxe, ... las negras deberán continuar 5...., dxe y no 5...., Cxe5; 6. Cxe5, dxe; 7. Dd5! ... y ganarían un peón). 5...., exd; 6. Cxd4, Cf6; 7. 0-0, Ae7; etc. Este es el esquema simple de este línea. Una vez más aconseja- mos al lector que elija una línea de apertura o defensa antes de pro- fundizar en todas sus variantes y matices. 86
  79. 79. Lección 13a LA OBSTRUCCION Esta sí que es una jugada realmente inesperada. Consiste en crear una especie de cortocircuito entre los elementos de defensa de un bando, que se cree perfectamente seguro porque todas sus piezas están correctamente enlazadas y sin que ninguna esté sobre- cargada. Pero al introducirse una pieza atacante, en medio del en- lace, deja cortada una parte de la defensa produciendo una debili- dad catastrófica. a b e d e f 9 h El Diagrama 69 representa la 8 posición de la partida R. Heimer - 7 J. M. Olías (Liga Madrileña 1995- 6 96) después de la jugada 24 de las 5 blancas. Parece que las blancas con su ataque sobre el peón c7 y su peón libre en a3 tienen ventaja 3 decisiva. El único inconveniente es que sus piezas, especialmente 1 la Dama, están lejos de su Rey; y a b e d e g h Diagrama 69 8 6 5 4 87
  80. 80. JOSÉ MARÍA OLÍAS que el centro bloqueado favorece el ataque directo de las negras por el flanco del Rey. Pero ¿cómo hacerlo? Al movimiento lógico 24...., f4le seguirá 25. g4, ... porque 25. gxf4, Cxf4 resultaría peligroso. A 25. g4, ... se- guirá 25...., f3; 26. Afl, Cf4 (Si 26. gxh5, fxg2; 27. Rxg2, Dg5+; 28. Rh2, Df4+; 29. Rg2, Df3+ con ganancia de Caballo. Si 28. Rfl, Del+ ganando también el Caballo). Y ahora ¿qué?, ¿cómo seguir? Hay una combinación, que salta a la vista, que es: 27...., Dh4 seguida de 28...., Cxh3; 29. Axh3, Ah6 amenazando 30..., Af4+ con irrup- ción de la Dama negra con efectos mortales. Pero si el blanco ve esta combinación, y no es difícil de ver, la puede parar con el Caba- llo en e6 vía b5 y c7. Entonces ¿qué hacer? Y hay que hacer algo pues el ataque del blanco es demoledor. La partida siguió: 24 ..., f4; 25. g4, f3; 26. Afl, Cf4; 27. Cb5, ... (El blanco había visto la combinación lógica pero no la que preparaba el negro. Era urgente jugar 27. Cdl, ...). 27...., Dh4; 28. Txc7, Txc7; 29. Cxc7, ... (hasta aquí todo se desarrollaba como había previsto el ne- gro. El blanco se preparaba a jugar 30. Ce6, ... para impedir que el Alfil negro fuera a f4). 29. ..., Ce2! (la jugada de obstrucción). El blanco abandonó. (La amenza 30. ..., Dxf2+ seguida de mate es im- parable. Y si 30. Txe2, fxe2). Más complicado pero igual- mente instructivo es el ejemplo del 8 Diagrama 70 sacado de una par- 7 tida Euwe - Thomas (Hastings 6 1934), después de la jugada 24 del 5 negro. La Dama blanca está ame- 4 nazada, pero ¿adónde ir? Si se aparta de la 2a línea, o de la co- 3 lumna g, se pierde el Alfil por la amenaza de mate de la Dama ne- 1 gra en g2. La única es ir a g5. Y la a b e d e a b e d e respuesta lógica de las negras es Diagrama 70 88 g h 8 6 5 4 3 2 g h
  81. 81. LA OBSTRUCCIÓN ..., Dd4. La sucesión de jugadas será, entonces: 25. DgS, Dd4 y ahora no se puede jugar 26. Td2, ... por la respuesta 26. .. ., TdS! que daría 27. Txd4, TxgS ó 27. Dh6, Dg7 ó 27. DxdS, DxdS; 28. TxdS, AxdS. Pero hay una jugada estupenda, de obstrucción, que no solo solu- ciona el problema sino que gana la partida: 26. AdS!!, ... y las negras abandonan. En efecto, no pueden defender simultáneamente f8 y la diagonal mayor de casillas negras. Si 26...., Txf2; 27. Dxd8+, Rg7; 28. DgS+, Rf8; 29. Dg8+, Re7; 30.Te1+, ... con pérdida del Alfil. Y 8 si 26...., Dg7; 27. Txf8+, Txf8; 28. Txf8+, Dxf8; 29. DeS+, Dg7; 30. 7 DeS+, Dg8; 31. Dxg8++. 6 El ejemplo siguiente (Día- 5 grama 71) es de la partida Herb - 4 Bellas (Francia 1978). Les toca 3 jugar a las blancas que se en- cuentran con un peón de menos y una Torre amenazada. Pero ha- 1 llan una magnífica jugada de a b e d e a b e d e b t . ' 1 C 611 ( Diagrama 71o s ruccwn. . e .., ... amena- zando 2. Dxc7++). La partida continuó: l. ..., Tg7 (no servía l. ..., Dxc6 2. Cxa7+, ... ganando la Dama; l. ..., Cd6; 2. Cb-xa7+, 7 Rd7; 3. Te7++). 2. Cbxa7+,Rd7; 3. DeS, Axc6 (si 3. ..., Tf7; 4. 5 TxdS+). 4. Dxg7+, Rd6; 5. f3, ... y 4 las negras abandonaron pues si S...., Cxd2; 6. De7++. 3 Veamos otro ejemplo (Dia- grama 72) correspondiente a la 1 partida Medina - Blan (Claire Be- nedict, 1967). El negro amenaza a b e d e a b e d e Diagrama 72 g h g h g h 8 6 5 4 3 2 8 7 6 5 4 3 2 89

×