Your SlideShare is downloading. ×
Ajedrez Partidas ataques
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Ajedrez Partidas ataques

1,024
views

Published on

ajedrez

ajedrez

Published in: Entertainment & Humor

0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
1,024
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
147
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. La táctica yla estrategia anivel medio JOSÉ MARÍA OLÍAS Palabra
  • 2. José María Olías es economista y un gran aficionado y practicante del ajedrez. En la actualidad es monitor y árbitro de la Federación Madrileña de Ajedrez y presidente del Comité de Competición y Disciplina de la misma Federación. Enamorado de este juego y convencido de las ventajas tanto intelectuales como sociales de la práctica del mismo está dedicado a su difusión y enseñanza. Ha publicado, también en Ediciones Palabra, Desarrollar la inteligencia a través del ajedrez, un manual para la enseñanza infantil de este juego.
  • 3. José Maria Olías es economista y un gran aficionado y practicante del ajedrez. En la actualidad es monitor y árbitro de la Federación Madrileña de Ajedrez y presidente del Comité de Competición y Disciplina de la misma Federación. Enamorado de este juego y convencido de las ventajas tanto intelectuales como sociales de la práctica del mismo está dedicado a su difusión y enseñanza. Ha publicado, también en Ediciones Palabra, Desarrollar la inteligencia a través del ajedrez, un manual para la enseñanza infantil de este juego.
  • 4. CÓMO GANAR A TUS AMIGOS AL AJEDREZ La táctica y la estrategia a nivel medio EDICIONES PALABRA Madrid
  • 5. COLECCIÓN TIEMPO LIBRE Coordinador: Juan Manuel Burgos Todos los derechos están reservados. No está permitida la reproducción total o parcial de este libro, ni su tratamiento informático, ni la transmisión de ninguna forma o por cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, por fotocopia, por registro u otros métodos, sin el permiso previo y por escrito de los titulares de Copyright. Esta obra ha sido publicada con la ayuda de la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas del Ministerio de Educación y Cultura ©José María Olías-1999 ©Ediciones Palabra, S. A. - 1999 Producción: Francisco Fernández Soler Diseño de Portada: Carlos Bravo Printfd in Spain I.S.B.N.: 84-8239-391-X Depósito Legal: M. 46.584-1999 Impiime: Anzos, S. L. - Fuenlabrada (Madrid)
  • 6. José María Olías CÓMO GANAR A TUS AMIGOS AL AJEDREZ La táctica y la estrategia a nivel medio TIEMPO LIBRE
  • 7. A María de Malibran
  • 8. INTRODUCCION Este libro no está destinado a los que se inician en este juego. Para ello hay escritas magníficas cartillas de ajedrez. En esta misma editorial1 hemos publicado un método para enseñar a jugar a los niños pequeños pero que puede servir como iniciación para personas de más edad. En realidad este libro está escrito pensando en dos clases de personas: Por una parte se puede considerar como una continuación del citado anteriormente para que niños de más edad, ya con capaci- dad propia para estudiar, profundicen más en el juego del ajedrez. Por otra parte trata de mejorar la técnica de aquellas personas que juegan al ajedrez por intuición. Conocen las reglas del juego, movimientos de las piezas, enroque, comida del peón al paso, coro- nación del peón, jaque, mate, etc. Pero no han estudiado más. Y querrían saber más para ganarle a su rival de costumbre. Y el pro- blema que se encuentran es que la mayoría de los libros que se pu- blican sobre ajedrez son demasiado técnicos y demasiado ambicio- sos en sus objetivos. Pretenden que el lector se convierta en un maestro. No somos tan ambiciosos. Pretendemos que les gane a l Desarrollar la inteligencia a través del ajedrez - Madrid 1998. 9
  • 9. JOSÉ MARÍA OLÍAS sus compañeros de café y, sobre todo, que se diviertan y que disfru- ten más aún con la práctica de este maravilloso juego. Por todo ello no vamos a explicar, por ejemplo conocido, que el Caballo o el Alfil pueden amenazar a la vez al Rey y a la Dama y co- merse a esta última. Sensación de máxima felicidad para el que lo consigue. Se ha estructurado el conjunto en cuarenta Lecciones, más que suficiente para alcanzar un nivel de juego aceptable. En cada Lec- ción se desarrollan tres asuntos sin conexión entre sí: 1.- Un tema técnico o estratégico, con sus ejemplos correspon- dientes. 2.- Una partida famosa, porque no hay mejor manera de apren- der que ver lo que han hecho los buenos jugadores disfrutando, de paso, con las combinaciones artísticas que han creado. Por ello se han elegido partidas que no solo sean interesantes por su valor di- dáctico sino breves y brillantes por su combinación. Es decir, se han desechado aquellas partidas magníficas de concepto pero que aburren a las ovejas. Pero repetimos que, salvo raras excepciones, no tienen relación con el tema anterior. Se acompaña una breve re- seña biográfica cuando se trata de uno de los jugadores pertene- cientes a la elite histórica del ajedrez. 3.- El inicio de una apertura, pero sin profundizar mucho en la misma. Sobre este tema de las aperturas, que tanto preocupa, convie- nen aclarar: a) Que este no es un tratado de aperturas; y b) Que no es recomendable un estudio exhaustivo de las mismas para alcan- zar un nivel medio. Pero sí es interesante tener de ellas una idea ge- neral y, posteriormente si se quiere mejorar, ampliar el conoci- miento de algunas. Hay algo que es necesario recordar antes de seguir adelánte, aunque sea un asunto propio de las cartillas mencionadas anterior- mente. Y es la representación escrita de las jugadas. De los varios sistemas que hay vamos a explicar ahora, y utilizar en este libro, el 10
  • 10. sistema algebraico. Entre otras razones porque es el que la 8 F.I.D.E. obliga a usar ahora en las 7 planillas de las partidas jugadas 6 en torneos. Por esa razón es el 5 que se usa en la prensa para dar a conocer las partidas. 4 a b e d e A lo largo de la primera y úl- 3 r"'"''l'w//.w/"~'"m"'; tima fila el tablero lleva, o debe 2 llevar, una letra desde la a hasta la 1 h empezando por la izquierda del a b jugador que conduce las blancas. Diagrama o Y a lo largo de las columnas un e d e INTRODUCCIÓN g h 8 6 5 4 3 2 g h número desde ell hasta el 8 empezando por la primera fila de las piezas blancas. De esta manera cada escaque viene fijado por su le- tra y por su número. Así, en el adjunto Diagrama O, la Dama negra está situada en la casilla b6. Y la blanca en la e2. El Caballo negro está en f6; y los blancos en f3 y c3. Las Torres blancas en dl y d2. El Alfil negro en g4, etc. Las piezas se designan con la letra inicial de su nombre en ma- yúscula. (Por eso en algunos idiomas, entre los que se encuentra el español, se dice Dama y no Reina para que la letra inicial sea dis- tinta de la inicial de la palabra Rey). Al representar la jugada escribimos la nueva casilla en la que se sitúa la pieza precedida por la inicial de su nombre. Así, si la Dama blanca avanza un paso escribimos De3; y si el Alfil negro va a colo- carse aliado de su Caballo escribimos Ae6. Si una pieza come a otra, no importa cual sea, intercalamos entre su inicial y la casilla de destino la letra x. Así, si el Caballo negro toma el peón blanco escribimos Cxe4. Los peones no tienen inicial. Por ello, si escribi- mos, cuando le toca jugar al blanco, b4 quiere decir que ha movido dos pasos el peón que está en b2. Y si ahora contesta el negro avan- zando dos pasos el peón de a escribimos aS. El blanco juega ahora, 11
  • 11. JOSÉ MARÍA OLÍAS por ejemplo, un paso el peón de h se anotará h3. Si ahora el bando negro toma con su peón de a el peón de b anotaremos axb. (En este caso no hay necesidad de escribir más porque no hay ningún otro peón en la columna a). Y si a su vez el blanco toma el peón negro que se ha comido al suyo anotaremos axb. Si ahora el negro quiere llevar su Torre de la columna a a d8, donde pueden ir cualesquiera de ambas Torres, escribiremos Ta-d8 poniendo primero la columna (o fila) de salida. Por último, recordemos que primero se escribe el número ordinal de la jugada; a continuación la jugada blanca; fi- nalmente la jugada negra. La secuencia anterior de jugadas se ano- tará: l. b4, aS; 2. h3, axb; 3. axb, Ta-d8. Pero supongamos que en el Diagrama anterior el blanco juega en la primera jugada su peón de b dos pasos a b4. Y el negro con- testa moviendo su Dama aliado de su Caballo, a e6. Y el blanco avanza otro paso su peón de b. (Es decir, que lo lleva a bS). Yahora el negro avanza dos pasos su peón de a y lo lleva a aS. ¿Cómo ano- taremos si el blanco toma este peón al paso? Pues muy sencillo: Es- cribiendo la casilla a la que va a parar su peón de a. Es decir: bxa6. La serie sería ahora: l. b4, De6; 2. bS, aS; 3. bxa6, .... Habrán observado que si en un comentario se empieza con la jugada negra se deja con puntos suspensivos el sitio en que debería ir la jugada blanca. En cuanto al enroque corto se escribe 0-0 y el largo 0-0-0. El jaque se señala con una cruz+, y el jaque mate con dos ++.Al coronar un peón se le añade el signo =para marcar la pieza en que se transforma. Por ejemplo, si un peón blanco situado en g7 coronara y se pidiera Dama se escribe: g8=D. 1?
  • 12. PARTE PRIMERA FUNDAMENTOS GENERALES
  • 13. Lección 1a FUNDAMENTOS GENERALES 1 El Ajedrez, como cualquier actividad intelectual, está tan lleno de complejidades que, como suele decirse, los árboles no dejan ver el bosque. En este juego, y en la situación actual, es muy fácil caer en la tentación de llenarse la cabeza de variantes y más variantes forzando la memoria hasta puntos increíbles. Y esto ocurre incluso a jugadores de alto nivel. Pero, a diferencia con el jugador aficionado medio, los jugado- res de alto nivel aprenden antes los fundamentos generales del aje- drez. Es decir, aquellas normas que le ayudan a orientarse y a colocar las piezas en su sitio adecuado sin necesidad de utilizar la memoria. Conociendo estas normas se puede contestar de una forma sensata una apertura desconocida, o una jugada sorpresa, o desenvolverse en una posición enmarañada en el medio juego y, por supuesto, trazar un buen plan en el final. Una partida de ajedrez se divide en tres partes: Apertura, Medio Juego y Final. Aunque hay una serie de normas comunes a las tres partes las vamos a considerar por separado facilitando así su com- prensión. Pero antes de establecer una norma hay que tener muy claro QUÉ se trata de conseguir. 15
  • 14. JOSÉ MARÍA OLÍAS a) Apertura Se trata de conseguir lo siguiente y por este orden: 1.0 Poner en juego las piezas lo más rápidamente posible. Eso se llama el Desarrollo. 2.0 Prepararse para conseguir una posición ventajosa en el Me- dio Juego. 3.0 Si es factible, por errores del contrario, obtener una ventaja definitiva e incluso el mate. b) Medio Juego Se trata de conseguir lo siguiente, no importa en qué orden e incluso al mismo tiempo: 1.0 Prepararse para obtener una posición ventajosa para el Final. 2.° Forzar al contrario, mediante jugadas que representen ame- nazas dobles, a debilitar su posición hasta que se le pueda ganar una ventaja de material; o darle mate. e) Final Se trata de conseguir lo siguiente, y el orden dependerá de la posición de la partida: 1.0 Dar mate al Rey contrario. 2.0 Adquirir tal ventaja de material que haga imposible la lucha obligando al contrario al abandono. Normas para la Apertura. De lo anterior se deduce ya una pri- mera norma para la Apertura: El Desarrollo de las piezas es el primero y más importante de los objetivos a cumplir. Hay que desarrollar las piezas antes de intentar otros objetivos en contradición con este fin, como puede ser el mate. Lo cual con- dena el intento del mate del pastor que los malos profesores ense- ñan a sus discípulos. Entre los más conocidos e influyentes tratadistas sobre este 16
  • 15. FUNDAMENTOS GENERALES .1 tema están Nimzovich, el primero en el tiempo, Capablanca, Las- ker, Suetin y Kotov. Pero no basta decir que hay que desarrollar las piezas si no se aclara el modo. Las normas o recomendaciones que damos son: l. o En el Desarrollo hay que seguir los principios de rapidez (en ocho o máximo diez jugadas ha de estar completado), y solidez (cada pieza ha de estar defendida y coordinadas entre sí). 2.o Evitar la creación de debilidades (*)permanentes en nuestra formación. Y tratar que las adquiera el contrario. 3.o La base de todo el juego deberá estar en el dominio de las casi- llas del centro. Es decir, en e4, d4, eS y dS, que debemos ocupar y presionar con nuestras piezas. Este dominio del centro, que veremos con más detalle en la Lección 2a, lo recalcan especialmente Nimzovich y Capablanca. 4.o Es conveniente empezar el desarrollo con las piezas menores, especialmente el Caballo de Rey. 5.o Es importantísimo no mover dos veces la misma pieza hasta concluir el desarrollo a menos que sea atacada o por razones muy especiales. Ello quiere decir que hay que buscar el mejor sitio para cada pieza desde la primera jugada. Es absurdo desarrollar el Caballo de Rey por h3 y no por f3. Es malo llevar el Alfil de Rey a d3 antes de mover el peón de Dama porque se estorba el desarrollo del Alfil de Dama y de la propia Dama, etc. Y desde luego no empezar a mover la Dama dándole paseos por el tablero, como hacen los novatos. Se llaman miniaturas a aquellas partidas en las que un jugador recibe el mate en menos de veinte jugadas. Pues bien, en todos los casos es por no haber seguido las normas anteriores. Veamos un par de ejemplos. El primero es de la partida entre Gibaud y Lazard en 1935: l. d4, Cf6; 2. Cd2, ... mala jugada. Este Caballo está mal situado (*)En la Lección 5ª veremos qué se entiende por debilidades.
  • 16. JOSÉ MARÍA OLÍAS porque impide la salida del Alfil de el e, incluso, de la Dama. Ade- más de no luchar por el dominio de las casillas eS y dS obliga a mo- ver el Caballo dos veces en plena apertura. La partida continuó: 2. ..., eS; 3. dxe, Cg4; 4. h3, ... otro error, y este sin solución. En efecto, las blancas no han obedecido ninguna de las normas funda- mentales: Tres de las primeras cuatro jugadas han sido de peones; han jugado h3 a destiempo; han colocado mal un Caballo; han olvi- dado el desarrollo de sus piezas menores, especialmente el Caballo de gl; y han despreciado la lucha por el centro. La respuesta del negro 4. ..., Ce3 obliga al abandono al perder la Dama pues si se toma el Caballo con el peón S. fxe3, Dh4+; 6. g3, Dxg3++. El segundo ejemplo es de una partida de Potter en simultáneas: l. e4, eS; 2. d4, exd; 3. Ac4, eS; 4. Cf3, d6. El blanco está jugando de acuerdo a los principios fundamentales: Desarrolla sus piezas, lucha por el centro, no mueve los peones más de lo estrictamente necesa- rio, etc. Mientras que el negro ha incumplido todas las normas de de- sarrollo. S. 0-0, Cc6; 6. c3, d3. Con esta jugada pretende el negro que el blanco malgaste un tiempo del Alfil tomando este peón. Cosa que el blanco no hace fiel a los princi- píos de desarrollo de no mover dos 8 veces una pieza sin necesidad pe- rentoria; 7. Tel, Ag4; 8. eS! (**), ... 7 Aquí el blanco ve el error del con- 6 trario y la posibilidad de aprove- 5 charse del mismo. 8. ..., CxeS; 9. 4 CxeS, ... entregando la Dama. 9. · 3 ..., Axdl; 10. AbS+, Re7 (v. Dia- grama 1); 11. AgS+, f6; 12. Cg6+!, a b e d e Rf7 (no se puede tomar el Caballo 1 ~~~~~~L,-.~~,-----J porque el Rey está jaque también con la Torre de el). 13. Cxh8++. Diagrama 1 e 8 6 5 4 3 (**) Cuando se considera que una jugada es buena se le añade un signo de admiración. Si la jugada es mala o dudosa se le pone un signo de interrogación. 18
  • 17. FUNDAMENTOS GENERALES! 6. o Hay que evitar siempre las pérdidas de material. Solamente se puede ceder a este principio si existe una amplia compensa- ción, como es el caso de los gambitos. 7. o No cambiar una pieza propia desarrollada por otra sin desarro- llar. Implica malgastar los tiempos empleados en su desarrollo. 8. o No malgastar el tiempo en tomar un peón antes de completar el desarrollo, excepto en los gambitos o cuando la toma del peón represente un desarrollo. En el caso del ejemplo anterior es lo que provocaba el blanco al hacer 6. c3, ... pues si el negro toma el peón 6...., dxc; 7. Cxc, ... de- sarrollando el Caballo. Peones en la Apertura: l. o Mover los peones sólo lo necesario para facilitar el desarrollo de las piezas. 2. o La formación más fuerte de los peones es cuando están en lí- nea, pues ganan movilidad y flexibilidad. Con este principio nos referimos tanto a los peones centrales como a los del enroque, que se debilita al avanzar uno de sus peo- nes. Y recuerden que los peones no tienen marcha atrás. Capa- blanca es tan duro sobre esto que el movimiento h6 del negro lo co- menta así: «Tal movimiento por parte de las negras condena por sí mismo cualquier forma de apertura donde sea necesario hacerlo». Acabamos de ver un ejemplo de esto pero en la Lección 27a vere- mos más sobre lo inútil, y hasta perjudicial, que puede resultar di- cho movimiento jugado a destiempo. PARTIDA FAMOSA: MAC-DONNELL - LA BOURDONNAIS Esta partida forma parte del encuentro disputado entre estos dos jugadores, representantes de Londres y París, celebrado en 1834. 19
  • 18. JOSÉ MARÍA OLÍAS El vencedor del encuentro fue La Bourdonnais (179S - 1840) a quien por ello se le consideró desde entonces el mejor jugador de la época. Mac-Donnell (1830 -1899), de origen irlandés, era conside- rado el mejor jugador de Londres. l. e4, eS (***). Una Defensa Siciliana cuyas primeras jugadas no comentaremos porque en aquel tiempo la técnica de aperturas era bastante rudimentaria. Por otra parte, los comentarios sobre aperturas de las Lecciones 16ay 17aestán dedicados a esta defensa. 2.Cf3,Ce6;3.d4,exd;4.Cxd4,eS;S.Cxe6, bxe6;6.Ae4,Cf6;7. AgS, Ae7; 8. De2, dS; 9. Axf6, Axf6; 10. Ab3, 0-0; 11. 0-0, aS; 12. exd, exd; 13. Td1, d4; 14. e4,? ... Esto es un error pues deja pa- sado el peón de la columna d (claro que a cambio de tener uno en la columna e) y sobre todo porque lo urgente era desarrollar el Caba- llo de bl. 14. ..., Db6; 1S. Ae2, Ab7. Si 1S...., Dxb2; 16. Axh7+, ... ganando la Dama negra en la descubierta. 16. Cd2, Ta-e8. Es bas- tante frecuente este caso en que cualquiera de las dos Torres puede moverse a lo largo de su fila y es una de las decisiones más impor- tantes para el futuro que, por tanto, hay que considerar cuidadosa- mente. 17. Ce4, Ad8; 18. eS?, De6. Hay un principio en ajedrez que es no hostigar una pieza mal colocada. En este caso la Dama negra estaba peor situada en b6 que ahora en c6. 19. f3, ... Conse- cuencia obligada de la jugada anterior. 19. ..., Ae7; 20. Ta-e1, ... Para defender el peón de eS; pues si 21 . ..., AxcS; 22. CxcS, DxcS; 23. Axh7+, ... ganando la Dama. Ingenioso, pero no hubiera hecho falta de no haberse jugado innecesariamente 18. eS, ... 20. ..., fS. Em- pieza el ataque de los peones negros aprovechando la mala jugada blanca 14. c4, .... 21. De4+, Rh8! Podía defenderse del doble que viene a continuación haciendo 21. ..., DdS; pero entonces habría cambio de Damas que no le interesan al negro porque frenaría su ataque y considera, muy acertadamente, que su ataque y sus tres (***) Para facilitar la lectura de la partida ponemos la línea principal en negrita y en le- tra normal los comentarios. 20
  • 19. FUNDAMENTOSGENERALES I peones valen más que la calidad. 22.Aa4,Dh6;23.Axe8,fxe4;24. B e6, ... (véase el Diagrama 2); 24. 7 ..., exf3!; 25. Te2, ... La única. Si 6 25. cxb7, De3+; 26. Rhl, ... (26. 5 Rfl, fxg+; 27. Rxg, Tf2+; 28. Rhl, Dg3+ y mate a la siguiente); 26. 4 ..., fxg+; 27. Rxg, Tf2+; 28. Rgl, 3 Te2+; 29. Rhl, Dg3+ y mate a la otra. 25. ..., De3+; 26. Rhl, Ae8; 1 27. Ad7, f2!; 28. Tfl, ... Para evi- a b a b tar 28...., Del+. 28. ..., d3; 29. Diagrama 2 Te3, Axd7; 30. exd7, ... Si 30. e e d e g h 8 6 5 4 3 2 g h Txd3, De2!; 31. Tc3, Dxc4; 32. Txc4, Ac8 y gana fácil. 30. ..., e4; 31. DeS, Ad8¡ 32. De4, Del; 33. Tcl, d2!; 34. DeS, Tg8; 35. Tdl, e3!; 36. De3, Dxdl!; 37. Txdl, e2; 38. Abandonan. Una posición curiosísima con los tres peones a punto de coro- nar dando mate. APERTURA ITALIANA Esta apertura, la más usada probablemente durante el siglo XIX, es fundamental para el estudiante de Ajedrez porque es la que mejor aplica y enseña los principios fundamentales del desarrollo. Por otra parte, es un arma terrible en manos de un jugador combinativo. l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, AcS. Y así queda planteada la ita- liana. Si el negro no quiere entrar en esta línea puede jugar 3. .. ., Cf6 y plantear la Defensa de los Dos Caballos (v. Lección 3a). I. Sistema Canal: 4. Cc3, Cf6; 5. d3, d6; 6. AgS, ... II. Giuco Piano: 4. c3, Cf6; 5. d4, exd. Y el blanco puede escoger: 21
  • 20. JOSÉ MARÍA OLÍAS 22 a) 6. eS, dS!; 7. AbS, Ce4; 8. Cxd4, Ad7; etc. b) 6. cxd, Ab4+; 7. Cc3, ... y el negro puede optar por: i) 7...., Cxe4; 8. 0-0, Cxc3; 9. bxc, Axc3; 10. Db3, Axal; 11. Axf7+, Rf8; 12. AgS, Ce7; 13. Tel, ... ganando la Dama y posteriormente el Alfil de al. ii) 7...., d5; 8. exd, Cxd5; 9. 0-0, Cxc3; 10. bxc, Axc3; 11. Db3, Axal; 12. Axf7+, Rf8; 13. Aa3+ Ce7; 14. Tel, ... e) 6. cxd, Ab4+; 7. Cc3, Cxe4; 8. 0-0, Axc3; 9. dS, ... lii. Sistema Jerome: 4. Axf7+, Rxf7; 5. Cxe5+, CxeS; 6. Dh5+, ... IV. Sistema moderno: 4. c3, Cf6; 5. d3, d6; 6. 0-0, 0-0; 7. b4, ...
  • 21. Lección 2a FUNDAMENTOS GENERALES 11: EL CENTRO El dominio del centro es sinónimo de desarrollo y, por tanto, cada jugada de desarrolllo debe ir encaminada a dominar el cen- tró. Por lo mismo, estosprincipios generales que se refieren alcen- tro son, en la práctica, una prolongación de los que hemos visto en la Lección anterior sobre la Apertura. De los tratadistas que hemos citado los que más recalcan la im- portancia del centro son Nimzovich, el primero que lo analizó y destacó su influencia en el juego, y Capablanca. Lo que no quiere decir que ninguno de los otros niegue la trascendencia del dominio del centro en el resultado final de una partida. l. o El desarrollo y la lucha por el centro constituyen la misma ba- talla en el ajedrez. Vencerá el bando que consiga una mayor movilidad de sus piezas. Es decir, el que tenga a su disposición mayor número de esca- ques del centro del tablero donde poder colocar sus piezas sin que corran el riesgo de ser tomadas por el contrario. 2. o Centralizar las piezas será dirigirlas contra las cuatro casillas 23
  • 22. JOSÉ MARÍA OLÍAS centrales, y este punto debe constituir la preocupación má- xima durante la apertura y el medio juego. 3. o Todo ataque lateral se controlará inmediatamente si se domina el centro. Dicho de otra forma: Antes de atacar por un flanco hay que do- minar el centro; o, al menos, tenerlo bloqueado. Y, como conse- cuencia de lo anterior, la manera más efectiva de contrarrestar un ataque por el flanco es contraatacar por el centro. Esto lo veremos con más detenimiento en las Lecciones 26a, 27a, 28a, 29a y 30a. 4. o En el centro es donde las piezas tienen mayor efectividad y es- tán más seguras. Dominar el centro no significa ocuparlo con nuestras piezas. Se puede dominar el centro desde lejos que es lo que ocurre cuando se han cambiado los peones centrales. Por ello, en algunas aperturas se desarrolla un Alfil, a veces dos, situándolo en la casilla que está a b e ct e g h delante de la posición inicial del Caballo. (Este desarrollo del Alfil 7 se llama fianchetto). Esta es la base de la variante del Dragón en 6 la Defensa Siciliana (v. Lección 5 16a); o la Defensa India (v. Lección 4 22a); o la Apertura Inglesa (v. Lec- 3 ción 40a) entre otros ejemplos. En el Diagrama 3 vemos una posición en la que ambos bandos tratan de dominar el centro desde lejos. e g h Diagrama 3 8 6 5 4 3 2 El blanco tiene sus piezas mejor colocadas y domina más casillas y, por tanto, tiene ventaja ya que sus piezas tienen mayor movilidad. El dominio del centro reporta la facilidad de atacar directamente al enroque del contrario, puesto que el centro es también el eje o parte del tablero por donde han de cruzar las piezas para ir de un 24
  • 23. FUNDAMENTOS GENERALES II: EL CENTRO flanco al otro. El que domine el centro impide que su rival traslade sus piezas con facilidad; y, por 7 ende, puede acumular sus piezas 6 contra un punto donde encontra- 5 rán una resistencia inferior. Tanto 4 es así que el dominio del centro permite, e incluso aconseja, el sa- 3 crificio de una pieza. En el Diagrama 4 parece que 1 hay una cierta igualdad en el cen- a b a b tro, y las negras tienen dos peones Diagrama 4 de ventaja, pero la jugada primera e e d e g h 8 6 5 4 3 2 d e g h del blanco, sacrificando el Caballo de c3 por dos peones, le da un do- minio tan aplastante que la partida no puede durar mucho. Efectivamente, l. CxdS!, cxdS; 2. TxdS, .. . y ahora si 2...., Dc7 (para no perder el Caballo de eS); 3. Af4, Db6; 4. Ab5+, DxbS; 5. Tel+, Ae7; 6. Txe7+, Rxe7; 7. De3+, ... y mate a la siguiente o ga- nancia de Dama. Y si 2...., De4; 3. Ab5+, Cc6; 4. AxcS!, Dxf3; 5. Tel+, Ae7; 6. Txe7+, Rf8; 7. Te3+, .. . recuperando la Dama y los dos peones y quedándose con pieza de ventaja. En este ejemplo cabe preguntarse cómo llegó el negro a la si- tuación del Diagrama. Evidentemente, entreteniéndose durante la apertura en comerse dos peones en vez de atender a su desarrollo, que debe ser su objetivo principal. PARTIDA FAMOSA: STAUNTON - ANDERSSEN Esta partida se jugó en el Torneo de Londres de 1851, el pri- mero de la época moderna del ajedrez, pues antes hubo uno fa- moso en Madrid en 1575. El Torneo de Londres tenía un favorito en el británico Staunton 25
  • 24. JOSÉ MARÍA OLÍAS (1810- 1874) autor del libro The Chess Player's Handbook, que se con- sideraba la última palabra en ajedrez. Aunque en esta partida que ve- mos a continuación ganó Staunton, gracias a un milagroso «globo» que lanzó en un momento de desesperación, en el Torneo triunfó An- derssen demostrando que era el mejor jugador de su tiempo. 1.e4,e5;2.Cf3,Cc6;3.Ac4,Ac5;4.c3,Cf6;5.d4,exd;6.e5, d5; 7. Ab5, Ce4; 8. cxd, Ab4+; 9. Cb-d7, ... Todas las jugadas co- rrectas de la variante Giuco Piano de la Apertura Italiana aunque el blanco debió jugar 9. CC3, ... (v. Lección 1a). 9 ..., 0-0; 10. 0-0, Ag4; 11. Axc6, bxc6; 12. Dc2, Axf3; 13. Cxf3, Tb8. No le importa al ne- gro abandonar el peón de c6 a cambio de ganar un tiempo y tomar la iniciativa. 14. Dxc6, Tb6; 15. Dc2, f5. Empieza el ataque al en- roque blanco. Claro que es peligroso dejar pasado el peón blanco de eS. Si fracasa el ataque el negro puede encontrarse con un final inferior. 16. a3, ... Hostigando una pieza que en realidad no estaba bien colocada, pues aunque impedía que la Torre blanca fuera a el, va a colaborar más en el ataque desde su nueva posición. 16. ..., Ae7; 17. b4, ... Dejando al negro que juegue cómodamente. Había que prevenir el siguiente movimiento del negro. 17. ..., f4!; 18. Ce1, Th6; 19. f3, Cg5; 20. Cd3, Ce6; 21. Ab2, DeS; 22. Ta-c1, Dh5; 23. h3, ... Forzada, porque ha dejado al negro acumular sin estorbos todas sus piezas, y ahora tiene una seria debilidad en el enroque. 23. ..., Tg6; 24. Cf2, Tg3; 25. Rh2, Tf5; 26. Dc6, ... Bus- cando contrajuego como sea pero ya parece tarde. 26. ..., Dg6; 27. Tg1, Tf-g5; 28. Cg4, ... Nuevamente forzada. El blanco lleva un rato jugando al aire que le marca el negro. 28 ..., h5! Y ahora ¿qué puede hacer? 29. Cf6+, ... El blanco lanza «Un globo» a ver si se equivoca el negro yjuega 29...., gxf; 30. Dxe6+, Rh7; 31. Tc2, ... etc. Pero está claro que bastaba 29...., Axf6; 30. Dxe6+, Rh7; 31. exf6, Txg2+; 32. Txg2, Txg2+; 33. Rhl, Dg3; 34. Df5+, Rh6; 35. Dxf4+, Dxf4; 36. Rxg2, Dd2+; etc. Pero el blanco hizo la peor de todas las jugadas. 29. ..., Rf7; 30. De8++. Esta partida es muy interesante por varios conceptos: 26
  • 25. FUNDAMENTOS GENERALES II: EL CENTRO 1.0 Es una magnífica demostración de cómo se ataca el enroque dominando el centro y acumulando todas las piezas. 2.0 Antes de rendirse hay que intentar todos los recursos, y 3.0 También se equivocan los grandes maestros, aunque el error de esta partida es casi inconcebible. NOCIONES DE APERTURA. DEFENSA PHILIDOR l. e4, eS; 2. Cf3, d6. Aunque se conocía de antes fue el abate francés Philidor (1726 - 179S) quien la puso de moda. Se le recono- ció como el mejor jugador de su época, y dejó para la posteridad su interesante estudio L'Analyse du jeu des Checs en el que le da una importancia enorme a los peones, de los que dice, con bastante acierto, que son «el alma del ajedrez». Esta defensa no se practica en la actualidad en las partidas ma- gistrales, pero es curiosísimo que resulta casi inevitable en las par- tidas de café. La respuesta inmediata de las blancas debe ser: 3. d4, ... a lo que las negras pueden elegir: a) 3...., Cd7; 4. Ac4, c6! (es lo mejor); S. 0-0, Ae7. (El negro tiene aquí la tendencia a jugar; S...., h6 pero se expone a 6. dxe, dxe; 7. Axf7+, Rxf7; 8. CxeS+ y ahora no se puede tomar el Caballo con el Caballo negro porque queda la Dama negra indefensa; y si 8. ..., Re8; 9. DhS+, ...; si 8...., Re7; 9. Cg6+, ... ganando la Torre; y, por último, si 8...., Rf6; 9. Dd4, ... con un ataque fortísimo. Con esto se demuestra una vez más lo que afirmábamos en la Lección 1a sobre la debilidad del movimiento h6 en la apertura). 6. a4, ... (para evitar 6...., bS) 6...., Cg-f6; 7. Cc3, Dc7; etc. b) 3...., Cf6 y el blanco puede contestar i) 4. dxe, Cxe4; S. Cb-d2, CeS; 6. Cc4, dS; 7. AgS, ... etc. ii) 4. Cc3, Cb-d7; S. Ac4, Ae7; 6. 0-0, 0-0; 7. De2, c6; etc. 27
  • 26. Lección 3a FUNDAMENTOS GENERALES 111: EL MEDIO JUEGO En el medio juego impera la táctica hasta tal punto que el que no sea un buen táctico no será nunca un buen jugador de ajedrez. Y, por ello, los principios fundamentales sobre el medio juego, que vemos a continuación, en su mayoría son principios tácticos. l. o Es de la mayor importancia que todas las piezas estén coordi- nadas entre sí. a b e d e t g h Es decir, que todas las piezas deben estar defendidas. Pieza 7 aislada es pieza semiperdida. 6 Pero hay que evitar que dos pie- 5 zas, o dos casillas importantes, estén defendidas por una única pieza, que en este caso se llama 3 pieza recargada. Por el contra- 2 rio, en el ataque hay que intentar 1 que cada pieza amenace más de =""----:--- e un objetivo. En el Diagrama 5 Diagrama 5 g 8 6 5 4 3 2 29
  • 27. JOSÉ MARÍA OLÍAS vemos un ejemplo de lo malo que es tener una pieza aislada. Y el autor del fallo es nada menos que el gran Capablanca, a quien sus compañeros del Torneo de Carlsbad lo calificaron como «la perfección en el ajedrez». Pero al mejor escribano le cae un borrón. En la posición citada, que corresponde a la partida Saemisch- Capablanca, le toca jugar al negro quien debería enrocarse, para resguardar a su Rey y darle líber- a b e d e g h tad de movimientos a su Caballo de c6 en caso de ser atacado, an- tes de jugar ..., Aa6 para luego se- guir con ..., CaS atacando el peón 6 doblado de c4. Pero primero hi- 5 cieron l ...., Aa6. El blanco con- 4 testó 2. Da4, ... ganando pieza. (Si 3 2. ..., Ab7; 3. dS, ...). Otro ejemplo, este de pieza recargada porque defiende dos casillas al mismo tiempo, es el d l d Diagrama 6 e Diagrama 6, que correspon e e a la partida Zerenin- Serdukov (URSS 1921). d e g h 8 Le toca jugar a las negras y con 1 ..., Dxa2! ganan. Efectiva- mente, la Torre blanca no puede tomar a la Dama negra porque tiene que defender también la casilla el para no ser mate. Y ade- más han de evitar 2...., Dxal por la misma razón. Por ello han de jugar 2. Tcl , ... y el negro seguirá 2...., Dxb2; etc. 2.o Resulta fundamental un total dominio del centro del tablero para poder atacar con éxito al Rey contrario. Este tema se desarrollará más ampliamente en las Lecciones 26a, 2r, 28a, 29ay 30a. 30 3.0 Los ataque violentos y directos al monarca adversario solo se pueden realizar en conjunto, con el mayor número de piezas posible, si se quiere un buen fruto de dicho ataque. Y una vez
  • 28. FUNDAMENTOS GENERALES III: EL MEDIO JUEGO comenzado hay que seguir adelante. Si se paran, sin un éxito parcial al menos, cuestan generalmente la partida. Sobre este punto hay un dicho ruso: «Cuando se cabalga un ti- gre el mayor riesgo es al bajarse, que es cuando te puede morder». Se pueden poner centenares de ejemplos que confirman este dicho. En realidad pasa en cualquier combinación. Veamos una variante de la Defensa de los Dos Caballos que, precisamente, exponemos al final de esta Lección. l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, Cf6; 4. Cg5, Ac5!?; 5. Cxf7, Axf2+; a 6. Rf1, ... (Si 6. Rxf2, Cxe4+; 7. 7 Re3, Dh4 etc.); 6...., De7; 7. Cxh8, 6 d5; 8. exd, Cd4 (entregando ahora 5 el Alfil antes que bajarse del ti- gre); 9. c3, ... (buscando salida a la Dama blanca); 9...., Af4; 10. 3 Da4+, Cd7; 11. Rxf2, Dh4+; etc . Pero sin bajarse del tigre a ver qué 1 a b e d e se puede conseguir, porque la di- ~~~~eiL_:----" ferencia de material es tal que no Diagrama 7 hay más remedio que seguir ata- cando (Diagrama 7). h g 4. o La posición es lo más importante de todo. Y sus factores son el espacio y el tiempo. Será el tema a desarrollar en las Lecciones 24a y 25a. 5.o Hay que pensar detenidamente qué enroque se hace. El enro- que corto es más seguro, y el largo más ofensivo. Enrocar por el lado contrario que el adversario supone elegir un tipo de partida de ataques violentos y directos contra ambos Re- yes. Es el tema de la Lección 31a. 6. o Antes de cambiar las piezas de cara a un final hay que conside- rar con cuidado si queda una posición ventajosa. 31
  • 29. JOSÉ MARÍA OLÍAS En cuanto a los movimientos de peones hay que tener en cuenta fundamentalmente: 7.o Una mala estructura de peones, con debilidades acusadas, es suficiente para perder la partida (véase la Lección 5a). 8. o Cuando se está a la defensiva es muy importante tener los peo- nes lo más cerca posible de su base. Por el contrario, en el ata- que son más peligrosos mientras más avanzados se encuen- tran. Sobre la fuerza del peón adelantado se dedica la Lección 33a. 9. o Recordar, una vez más, que los peones son más fuertes y flexi- bles cuando están en línea, incluso en el enroque, que se debi- lita cuando se avanza un peón. Ya hemos visto la dureza con que Capablanca califica la jugada h6 del negro. Steinitz recalca que «Se crean debilidades al mover los peones de la segunda fila» (v. la Lección 29a). PARTIDA FAMOSA: ANDERSSEN - I<IESERITZI<Y (LONDRES 1851 J Adolf Anderssen nació en Breslau en julio de 1818, y murió en la misma ciudad en 1879. Fue profesor en su ciudad de Filosofía y Matemáticas. Venció en el Torneo de Londres de 1851, y fue consi- derado Campeón del Mundo hasta la aparición de Morphy. Cuando se retiró este último, Anderssen tomó parte en el Torneo de Lon- dres de 1862, en donde volvió a vencer recuperando su categoría de mejor jugador de su época. Puede afirmarse que ha sido el más bri- llante combinador de la Historia. Kieseritzky (1806- 1853), que condujo las piezas negras en esta partida, era el campeón de Rusia de aquel tiempo, y uno de los fa- voritos del Torneo de Londres donde quedó entre los primeros. l. e4, eS¡ 2. f4, ... Gambito de Rey, que se estudia en la Lección 32
  • 30. FUNDAMENTOS GENERALES III: EL MEDIO JUEGO 28a. 2. ..., exf; 3. Ac4, Dh4+; 4. Rf1, b5. Una variante del propio Kieseritzky basada en la devolución del peón a cambio de que el Alfil modifique su posición a otra menos ofensiva y más vulnera- ble. 5. Axb5, Cf6; 6. Cf3, Dh6; 7. d3, Ch5. Una incorrección de acuerdo con el principio de no mover una pieza dos veces antes de completar el desarrollo. El negro amenaza Cg3+ ganando una cali- dad porque no se puede hacer hxg3. Pero no es razón suficiente para faltar a los principios de desarrollo. 8. Ch4, Dg5. Esta jugada explica la jugada 4...., bS; pero, aunque amenaza dos piezas, es otro fallo de desarrollo. 9. Cf5, ... El blanco también juega su Ca- ballo por tercera vez, pero es obligado para no perder material. 9. ..., c6; 10. g4, Cf6; 11. Tg1!, ... El primero de la orgía de sacrifi- cios que han dado tanta fama a esta partida. Pero el hecho cierto es que el negro no debe tomar ese a b e d e 9 h Alfil. 11. ..., cxb; 12. h4, Dg6; 8 13. h5, Dg5; 14. Df3, ... Amena- zando ganar la Dama adversaria por medio de 15. Axf4. 14. ..., 6 Cg8. Después de cuatro jugadas 5 del Caballo vuelve a su casilla de 4 origen. Es decir, un desastre 3 como desarrollo, pero es la única para que pueda escapar la Dama. 15. Axf4, Df6; 16. Cc3, ... Desa- 1= - rrollando una pieza y evitando la a b e 16 D b2 16 DiagramaS amenaza ...., x . . ..., d e g h Ac5; 17. Cd5!, Dxb2; 18. Ad6!, 8 6 4 3 2 ... (Diagrama 8). En este momento el negro puede comerse el Alfil y a cualquiera de las dos Torres. Pero si 18...., Axd6; 19. Cxd6+, ... y si 19. Rf8; 20. Dxf7++. Y si 19...., Rd8; 20. Cxf7+, ReS; 21. Cd6+, Rd8; 22.Df8++. Y para tomar una Torre lo mejor es empezar por la de al y ganar un tiempo con el jaque. 18..., Dxa1+; 19. Re2, Axg1. ¿Qué otra cosa pueden hacer? No pueden 18...., Dxgl por la res- 33
  • 31. JOSÉ MARÍA OLÍAS puesta 20. Cxg7+, Rd8; 21. Ac7++; 20. eS, Ca6. Para evitar la com- binación de mate que empieza con 21. Cxg7+, Rd8; 22. Ac7++. Pero Anderssen encuentra otra combinación aún más brillante. 21. Cxg7+, Rd8; 22. Df6!+, Cxf6; 23. Ae7++. El blanco ha entregado la Dama, las dos Torres y un Alfil, y con solo tres piezas menores da mate a un adversario que ha conser- vado sus ocho piezas. Increíble. Por eso esta partida ha obtenido el sobrenombre de Inmortal con el que se la conoce desde entonces. Sin duda la partida más hermosa de la Historia. NOCIONES DE APERTURA: DEFENSA DE LOS DOS CABALLOS Es probablemente la mejor respuesta contra la Apertura Ita- liana. En ella el negro contraataca, luchando por el centro, desde la tercera jugada: l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, Cf6 y queda planteada la defensa. Las blancas tienen ahora tres continuaciones principales: a) 4. CgS, ... con esta jugada, de ofensiva prematura al punto f7, se inicia el famoso Ataque Fegatello que estudiamos con más deta- lle en la Lección 4a. b) 4. Cc3, ... que da lugar a la Apertura Vienesa, que veremos en la Lección sa, o al Giuco Piano que hemos visto en la Lección 1a como una variante de la Apertura Italiana. e) 4. d4, ... que es la que vamos a considerar. 4...., exd y las blancas tienen dos continuaciones: i) Clásica. S. 0-0, Cxe4; 6. Te1, dS; 7. AxdS, DxdS; 8. Cc3, DaS; 9. Cxe4, Ae6; 10. Ad2, Ab4; 11. Cxd4, Cxd4; 12. c3, Ae7; 13. cxd4, ... etcétera. ii) Moderna. S. eS, dS!; 6. AbS, Ce4; 7. Cxd4, Ad7; 8. Axc6!, bxc; 9. 0-0, AcS y el blanco puede seguir: 10. Ae3, ... ó 10. f3, ... etc. Ataque Max Lange. 34
  • 32. FUNDAMENTOS GENERALES Ili: EL MEDIO JUEGO Pero puede ocurrir que las negras quieran una partida más vio- lenta y contesten a 4. d4, exd; S. 0-0, AcSlo que da lugar a un juego con ataques mutuos. La línea principal sería: 6. eS, dS; 7. exf, dxc; 8. Te1+, Ae6; 9. CgS, DdS; 10. Cc3, DfS (Claro que si 10...., dxc; 11. Dxd4 y el Alfil negro no puede tomar porque está clavado). 11. Cc- e4, 0-0-0; 12. g4, DeS!; 13. Cxe6, fxe; 14. fxg, Th-g8; etc. 35
  • 33. Lección 4a FUNDAMENTOS GENERALES IV: VALOR DE LAS PIEZAS: ABSOLUTO Y RELATIVO Aunque todos los jugadores de ajedrez tienen bastante claro el valor de algunas piezas fallan, en cambio, en el valor de otras. Aciertan al darle a la Dama el máximo valor, pero fallan al sobreva- lorada en comparación con las Torres. Tomando el peón como uni- dad podemos establecer los siguientes valores: Dama= 9 peones; Torre= S peones; Alfil= 3,5 peones; Caballo = 3 peones. Con esta valoración se aprecia que la Dama vale menos que las dos Torres. Que el Alfil y el Caballo tienen prácticamente el mismo valor; pero que dos Alfiles valen más que dos Caballos. Que la Dama vale un poco menos que tres piezas menores, y un poco más que una Torre y un Alfil. Pero estos son los valores que tienen las piezas antes de empe- zar el juego. Durante el medio juego las piezas van variando de va- lor según la posición que ocupen en el tablero, que determina su valor relativo. El Diagrama 9 corresponde a la partida Schulten - Morphy (Nueva York 1857) después de la jugada 13 del blanco. Se ve fácilmente que el Alfil negro de g4 vale más que el blanco de e2; 37
  • 34. .JOSÉ MARÍA OLÍAS mientras que este último es más útil en la defensa del blanco que la Torre negra de eS en el ataque 7 del negro. Por lo tanto, el negro 6 tiene que evitar el cambio de Alfi- 5 les; y no debe importarle cambiar su Torre por el Alfil blanco. La 4 partida siguió: 3 13...., Txe2!; 14. Cxe2, Cd4; 15. Dbl, Axe2+; 16. Rf2, Cg4+; 17. 1 a b Rgl, ... (Si 17. Rel, Dh4+!; lS. g3, """"a=«--b- De7! [preparando 19. Ac3, Cf3++]; Diagrama 9 19. Tfl, Af3+ y mate a la si- guiente. Si 17. Rg3, CfS+; lS. Rh3, Cf2++); 17...., Cf3+!; lS. gxf, Dd4+; 19. Rg2, Df2+; 20. Rh3, Dxf3+; 21. Rh4, Ch6!; 22. Dg1, 6 CfS+; 23. RgS, Dh5++. Otro ejemplo tenemos en la 4 partida Capablanca - Steiner ju- 3 gada en Los Ángeles, en 1933, como «partida viviente». El Dia- a b grama 1Orepresenta la posición 1 ="'----:------' de las piezas después de la jugada e d e e d e 16 del negro. Cualquier jugador Diagrama lO avezado ve en el acto la posibili- g h 8 6 5 4 3 2 8 dad del sacrificio de la Torre blanca comiendo el peón de f6. ¿Por qué? Porque hay dos Torres que no están en juego: la blanca de al y la negra de aS. Pero la Torre de al puede sustituir en el acto, y sin perder un tiempo puesto que se da jaque, a la Torre de f1 después de tomar el peón de f6. Lo que quiere decir que, en este momento, esta Torre vale menos que el peón que captura, que es fundamental para la defensa de su Rey. La partida siguió: 17. Txf6, Rxf6; lS. 38
  • 35. FUNDAMENTOS GENERALES IV: VALOR DE LAS PIEZAS: ABSOLUTO Y RELATI ti Tf1+, CfS; 19. CxfS!, ... (Si 19. exfS, ... se recupera material aunque con pérdida de calidad y sin poder utilizar a fondo la Torre de fl, además de perder un tiempo que es vital para mantener la inicia- tiva). 19...., exf; 20. Txf5+, Re7; 21. Df7+, Rd6; 22. Tf6+, ReS; 23. Dxb7, Db6 (para defender el punto c6); 24. Txc6+!, Dxc6; 25. Db4++. Realmente un final de los que crean afición al ajedrez. Otro ejemplo tenemos en la a b e d e g h partida Euwe- Fischer (N. York 1957) que representa el Diagrama 7 11 después de la jugada 17 del ne- gro. No es tan fácil ver lo que 6 Euwe advirtió brillantemente: 5 que el Caballo negro de b4 es más 4 importante que el Alfil blanco de 3 c2. Este último ya ha cumplido su misión ayudando a la Dama blanca a llegar a h7; pero el Caba- llo negro defiende el peón de dS, que es necesario tomar para pro- a b e d e g h Diagrama 11 8 7 6 5 4 3 2 seguir el ataque. La partida siguió: 18. a3!, Cxb2; 19. CcxdS, TxdS; 20. CxdS, Abandonan. No se puede evitar el mate, empezando con 21. Dh8+, ... a menos que se entregue la Dama. El último ejemplo que vamos a poner sobre este asunto está ba- sado en una posición depués de la jugada 30 del blanco en la partida Grunfeld - Alekhine (Carlsbad 1923) que aparece en el Diagrama 12. No es difícil ver la magnífica posición defensiva del Caballo blanco en d4 y, por tanto, la con- a b e d e a b e d e Diagrama 12 g h g h 8 7 6 5 39
  • 36. JOSÉ MARÍA OLÍAS veniencia de tomarlo. Pero lo curioso es que hay dos piezas negras que pueden hacerlo: la Torre de d8 y el Alfil de g7. Alekhine vio que su Torre era menos importante para continuar el ataque que su Al- fil. Por ello siguió: 30...., Txd4; 31. fxe4, ... (con 31. exd, Axd4+; 32. Rfl, Cf4 seguido de 33...., Dc4 ganan las negras). 31. ..., Cf4; 32. exf4, Dc4; 33. Dxc4?, Txd1+; 34. Dfl , Ad4+; 35. Abandonan. --·- PARTIDA FAMOSA: ANDERSSEN · DUFRESNE Otra de las extraordinarias partidas de Anderssen, con una combinación final de una perfección y belleza sin igual. Se jugó en el Torneo de Breslau de 1852. l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, AcS; 4. b4, ... El Gambito Evans, arma favorita de los combinadores del siglo XIX, hoy día en desuso, y que se estudia en la Lección 25a. Aunque esté en desuso en los Torneos vale la pena conocerlo y jugarlo en partidas informales. 4. ..., Axb4; S. c3, AaS; 6. d4, exd; 7. 0-0, d3. Para evitar que con 8. cxd, ... el blanco adquiera el dominio total del centro. Y claro que a 7...., dxc seguiría 8, Dd5, ... con un ataque tremendo. Pero cada movimiento de peón en la Apertura es una pérdida de tiempo. 8. Db3, ... El blanco sigue el ataque mientras se desarrolla y no pierde el tiempo en tomar el peón. 8. ..., Df6; 9. eS!, Dg6. No se puede tomar ese peón porque entraría en juego la Torre blanca de f1 con efectos mortales. 10. Te1, Cg-e7; 11. Aa3, bS. Devolviendo el peón con tal de quitar presión sobre el escaque f7 y dar tiempo a enrocar. 12. AxbS, Tb8; 13. Da4, Ah6; 14. Cb- d2, Ab7. Más opor- tuno parecía aquí el enroque. Recordemos el viejo dicho ajedrecís- tico: «El enroque a la persona muchos bienes proporciona». 1S. Ce4, DfS. La jugada del blanco es lógica, llevando una pieza más para el ataque. Pero la del negro es un error, y una pérdida de tiempo. No se enroca por miedo al ataque precedido de 16. Axd3!, ... y en cambio hace una amenaza al peón de eS que no im- 40
  • 37. FUNDAMENTOS GENERALES IV: VALOR DE LAS PIEZAS: ABSOLUTO YRELATIVO pide la jugada del blanco. 16. Axd3, DhS; 17. Cf6+!, gxf; 18. 8 exf, Tg8; 19. Ta- d1, ... Una ju- 7 gada sorprendente, base de toda 6 la combinación que sigue. Es evi- 5 dente que la simple jugada 19. 4 Ae4, ... evita la amenza del negro sobre el Caballo de f3 y mantiene 3 el ataque. Pero Anderssen, afortu- nadamente, pensó de otra forma y 1 a b e nos proporcionó la combinación, probablemente, más bella de la Diagrama 13 Historia del Ajedrez. 19. ..., Dxf3 a b e d e 8 6 5 4 3 2 d e g h (v. Diagrama 13). 20. Txe7+, Cxe7. Claro que si 20. ..., Rf8; 21. Te3+, ... con ganancia de la Dama. Si 20...., Rd8; 21. Txd7+, ... y ahora a 21. ..., Rxd7; 22. Ae2+, ... ganando la Dama; o 21. ..., Rc8; 22. Td8+, Txd8; 23. gxf3, ... ganando también la Dama. Y si a 22. TdR Cxd8; 23. Dd7+!!, Rxd7; 24. Af5+, y mate a la siguiente en 24. ..., k~.. b ó 24...., Re8 con 25. Ad7++. Y esta variante es quizá más hermosa que la que se dio en la partida. 21. Dxd7+!, Rxd7; 22. AfS+, ReS; 23. Ad7+, Rf8; 24. Axe7++. A esta partida se le dio el nombre de «siempreviva» con el que se la conoce mundialmente, y no hay duda que se lo merece. NOCIONES DE APERTURA: ATAQUE FEGATELLO La respuesta más popular a la Apertura Italiana es la Defensa de los Dos Caballos, que hemos visto en la Lección 3a; pero puede provocar el ataque directo al peón débil f7, antes del enroque, por medio del Caballo en gS. Este ataque se llama Ataque Fegatello. a) Variante ántigua: l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, Cf6; 4. CgS, dS 41
  • 38. JOSÉ MARÍA OLÍAS (La respuesta lógica); 5. exd, CxdS; 6. Cxf7, Rxf7; 7. Df3+, Re6; 8. Cc3, Cc-b4; 9. De4, c6; 10. a3, Ca6; 11. d4, ... etc. b) Variante moderna: 5...., CaS; 6. Ac5+, c6; 7. dxc, bxc; 8. Ae2, h6; 9. Cf3, e4; 10. CeS, Ad6; 11. d4, ... etc. e) Variante Traksler: 4 ..., AcS; 5. Cxf7, Axf2+; 6. Rxf2, ... (Para la respuesta 6. Rf1, ... véase el comentario de la Lección 3a, pág. 31). 6...., Cxe4+; 7. Rg1, Dh4; 8. g3, Cxg3; 9. hxg, Dxg3+; 10. Rf1, Tf8; etcétera. 42
  • 39. Lección sa FUNDAMENTOS GENERALES V: DEBILIDADES Aunque una mala colocación de piezas puede originar una posi- ción más débil que la del adversario, con piezas o casillas mal de- fendidas, nos vamos a referir únicamente a las debilidades por mala formación de los peones. Hay que tener en cuenta que una mala estructura de peones es más difícil de corregir, a veces impo- sible, porque los peones no tienen marcha atrás. Las más frecuentes debilidades en los peones son: EL AGUJERO O nHOLEn Es la consecuencia de avanzar los peones de dos columnas al- ternadas dejando sin vigilancia una casilla de la columna de en me- dio. Por ejemplo, avanzando los peones de las columnas e y e puede quedar una casilla en la columna d que no está dominada por los peones propios, y es susceptible de ser ocupada por pieza contraria defendida por su peón. La posición que vemos en el Dia- 43
  • 40. JOSÉ MARÍA OLÍAS grama 14 puede resultar de una a b e d e variante de la Defensa Francesa. Se advierte que la casilla d6 puede 7 ser ocupada por el Caballo blanco 6 sin que pueda ser desalojado por peón alguno. Y es tremendo el daño y la molestia que produce un Caballo incrustado en la posi- 3 ción enemiga. Un ejemplo de este daño lo te- 1 nemos en la siguiente partida """a=-b- e Morphy- Meek (N. York 1857). 1.e4,e6;2. d4,c5; 3.d5,e5;4. f4, d6; 5. Cf3, Ag4; 6. fxe, Axf3; 7. Dxf3, dxe; 8. Ab5+, Cd7; 9. Cc3, Cf6; 10. Ag5, Ae7; 11. d6!, Axd6; 7 12. 0-0-0, ... (Diagrama 15). 12. 6 ..., Abandonan. 5 En efecto, si 12 ..., Ae7; 13. Axf6, Axf6; 14. Txd7. Si 12...., 4 De7; 13. Cd5, ... y ahora si 13...., 3 De6; 14. Cc7+!, ... ganando la Dama; y si 13...., Dd8; 14. Cxf6, 1 gxf; 15. Txd6, ... etc. PEÓN ATRASADO Diagrama 14 a b e d e a b e d e Diagrama 15 g h 8 g h 8 g h En el Diagrama 16 aparece un final de peones con el mismo nú- mero por cada lado, y cada bando tiene mayoría de peones en un flanco. Pero el negro está en clara desventaja porque sus dos peo- nes del flanco de Dama están frenados por un solo peón blanco. El peón negro de b no puede jugar b6 hasta que su Rey esté cerca 44
  • 41. FUNDAMENTOS GENERALES V: DEBILIDADES para evitar que corone el peón a b e d e g h blanco de b. Pero mientras se 8 8 acerca el Rey negro las blancas 7 pueden jugar g4, fS, gS, f6 obte- 6 niendo otro peón pasado. Y si el 5 5 Rey negro se mantiene en el cen- tro será el Rey blanco el que se di- 4 4 rija a c7, después de jugar f4 para 3 3 avanzar los peones del flanco de 2 2 Dama si el Rey negro quiere evi- tarlo. Esto quiere decir que, para a b e d e g h todos los efectos, las blancas han Diagrama 16 jugado con un peón más. La posición atrasada del peón a b e d e g h se produce durante la apertura o 8 el medio juego como, por ejem- 7 plo, la situación del Diagrama 17. 6 En este caso el plan del blanco es 5 5 acumular sus piezas contra el 4 peón de d6. El negro acumulará sus piezas para defenderlo y su 3 3 mejor estrategia es entregarlo en 2 2 un momento dado. Para evitar lo 1 cual el blanco deberá situar su e d e g h Caballo en dS amenazando varias Diagrama 17 casillas del territorio adversario, sin poder ser desalojado. Por ello, esta labor de contención debe hacerla un Caballo o un Alfil, y no una Torre que perdería toda su eficacia. 45
  • 42. JOSÉ MARÍA OLÍAS PEÓN AISLADO Cuando, como consecuencia de cambio de piezas queda un peón desligado de la cadena de peones. Donde esto ocurre con más frecuencia es en el centro. La lucha contra el peón aislado es la misma que contra el peón retrasado. Este tipo de debilidad, sin embargo puede resultar beneficiosa cuando el peón está pasado. Ahora no hay más remedio que evitar el avance de dicho peón que puede convertirse en una seria amenaza de coronar. PEONES DOBLADOS Son una debilidad porque equivalen a peones aislados, pero no porque representen un peón menos, como creen muchos aficiona- dos. En realidad, si no están aislados y hay peones contrarios en las columnas contiguas, tienen toda la eficacia de un peón. PARTIDA FAMOSA: MARACHE - MORPHY fN. YORK 1857) Aparece ahora Paul Morphy (1837- 1884), uno de los más ge- niales jugadores de toda la Historia y, para muchos, el mejor. Nació en Nueva Orleáns, nieto de español por parte de padre, y de francés por parte de madre. Aprendió a jugar al ajedrez a los diez años, y a los doce ya no tenía rival en su ciudad. En 1857 se le considera el campeón de Estados Unidos después de vencer en el primer Torneo de Nueva York. Viene entonces a Europa donde se deshace de to- dos sus rivales, incluido el gran Anderssen. En 1859, hastiado por- que no encontraba rival, se vuelve a Estados Unidos, y en 1860, a los 23 años de edad, se marcha a vivir a Nueva Orleáns y se retira por completo del ajedrez activo porque consideraba que el ajedrez 46
  • 43. FUNDAMENTOS GENERALES V: DEBILIDADES no era una ocupación seria. Sin embargo, mantuvo el contacto con los ajedrecistas. Cuando volvió a París, en 1863 y 1867, jugó con Kolisch y Petroff, entre otros, aunque no de forma oficial. Anders- sen escribió sobre él: «Morphy trata el ajedrez con el rigor y la hon- radez de un artista. Para nosotros el ejercicio del ajedrez es una distracción que concluye cuando acaba la partida. Para él es un de- ber sagrado y nunca un pasatiempo». Morphy revolucionó el juego por dos cuestiones principal- mente: buscó la sencillez, y puso por encima de todo los principios fundamentales del desarrollo. Se le criticó que para ganar un peón cambiara las Damas. Algo que hace ahora cualquier jugador de aje- drez. Y, al contrario que sus coetáneos, no iniciaba ningún ataque sin estar desarrollado. 1. e4, eS¡ 2. Cf3, Cc6¡ 3. Ac4, AcS¡ 4. b4, ... El Gambito Evans (v. Lección 25a). 4. ..., Axh4; S. c3, AaS¡ 6. d4, exd¡ 7. eS, ... Nor- malmente se continúa con 7. 0-0, ... para acelerar la entrada en juego de las piezas blancas mientras se resguarda al Rey. 7. ..., dS; 8. exd6, Dxd6¡ 9. 0-0, Cg-e7¡ 10. CgS, 0-0¡ 11. Ad3, ... El blanco está perdiendo tiempos moviendo sus piezas dos veces en vez de completar el desarrollo. 11. ..., AfS; 12. AxfS, CxfS; 13. Aa3, ... Una ganancia de calidad que no compensa los tiempos perdidos y la posición sin completar el desa- 8 rrollo, y menos teniendo enfrente 7 a Morphy. 13. ..., Dg6¡ 14. Axf8, 6 DxgS¡ 1S. Aa3, dxc¡ 16. Ac1, 5 Dg6¡ 17. Af4, Td8; 18. Dc2, Cc- d4. Preparando una bellísima combinación. 19. De4, ... (Dia- 3 grama 18). De todas maneras si 19. Dd3, Cg3 y si 20. Dxg6, Cd- 1 a b e ee2++ y si 20. Dxg3, Ce2+ gana la ="'--== Dama. Si 19.Td1, Ce3; 20. Dxg6, Diagrama 18 d e g h 8 6 5 4 3 2 g 47
  • 44. JOSÉ MARÍA OLÍAS Ce2+; 21. Rh1, Txd1++. Si 20. Axe3, Dxc2 ganando la Dama. Si 19. Da4, bS!; 20. DxaS, Ce2+; 21. Rh1, Cxf4; 22. Tg1, ... (Si 22. g3, Dc6+ 23. f3, Dxf3+ etc.) 22...., Td1!; 23. g3, Dc6+ etc. 19. ..., Cg3!!¡ 20. Abandonan. La amenaza de mate con 21 ...., Cd-e2 cuesta la Dama. NOCIONES DE APERTURA: APERTURA VIENESA l. e4, eS; 2. Cc3, ... Es una apertura que apenas se usa porque el bando negro tiene contrajuego rápidamente. Las negras tienen dos respuestas: 2...., Cf6 y 2...., Cc6: a) 2...., Cf6; 3. f4, ... (3. Ac4, Cxe4; 4. Cxe4, dS); 3..., dS (es la mejor respuesta. 3 ..., d6 es más pasiva); 4. fxe, Cxe4; S. Cf3, ... (si S. d3, ... las negras no deben responder S...., Dh4+; 6. g3, Cxg3; 7. Cf3, DhS; 8. CxdS!, ... etc.) S...., Ae7; 6. d4, 0-0; 7. Ad3, fS; 8. exf6, Axf6; 9. 0-0, Cc6 y la partida está igualada. b) 2.... Cc6: i) 3. Ac4, Cf6; 4. d3, ... (si 4. f4, Cxe4!); 4...., Ab4; S. AgS, ... (para evitar S...., dS). S...., h6; 6. Axf6, Axc3+!; 7. bxc, Dxf6; 8. Ce2, d6; 9. 0-0, gS!; etcétera. ii) 3. f4, exf. Con una posición semejante al Gambito de Rey (v. Lección 28a). 4. Cf3, Cf6; 5. d4, ... (Si 5. eS, ChS; 6. Ac4, d6; 7. d4, dxe; 8. 0-0, Ag4; etc.). S. ..., Ab4; 6. dS!, Ce7; 7. Ad3, d6; etc. 48
  • 45. PARTE SEGUNDA TÁCTICA
  • 46. Lección 6a LA DESCUBIERTA La táctica más simple en el ajedrez consiste en que cada jugada cumpla, al menos, dos objetivos. Y mejor si son dos amenazas. Pues bien, el movimiento táctico que mejor cumple esta condición es el de la descubierta porque la pieza que juega amenaza un punto mientras que la pieza que se descubre amenaza otro. El ideal es que uno de los dos puntos sea el Rey, dándole jaque. También se in- tenta que la descubierta sea contra la Dama. Aveces contra la To- rre y contra una pieza menor. Los jugadores de poca fuerza caen con frecuencia en esta trampa de la descubierta. Pero los jugadores fuertes huyen de la posibilidad de descubierta como de la peste por lo que el contrario tiene que crear esa posibilidad de descubierta. Hay celadas de apertura que conllevan una descubierta. Por ejemplo en la Defensa Petroff (v. Lección 9a) hay la siguiente va- riante: l. e4, eS; 2. Cf3, Cf6; 3. CxeS, Cxe4? (Hay que jugar antes 3. ..., d6); 4. De2, dS? (Habría que jugar 4...., De?); S. d3, Cf6; 6. Cc6+, ... y el negro pierde la Dama por la doble amenaza. En la Defensa Francesa (v. Lección lSa) después de las jugadas 51
  • 47. JOSÉ MARÍA OLÍAS l. e4, e6; 2. d4, dS; 3. Cc3, Cf6; 4. a b e d e Ad3, dxe; S. Cxe4, ... no es posible S...., Dxd4 pues sigue 6. AbS+, ... 7 y cuesta la Dama negra 6 El Diagrama 19 refleja una 5 posición de la partida Petroff - Szimansky (Varsovia 1847) en la 4 que el blanco obliga al negro a 3 r///"''","""'"/ caer en la descubierta: l. AfS!, ... 2 El negro no tiene escape para su 1 '""""-/""'"'"'""" Dama, por lo que no hay más """"'a""--b-==e =--d- e que dos respuestas l. ..., CxfS ó Diagrama 19 l. ..., DxfS. No es posible l. ..., g h 8 6 5 4 3 2 DxfS por la respuesta 2. Cd6+, ... comiéndose la Dama. Pero l. ..., CxfS; 2. Cf6+, Rf8 (obligada); 3. De8++. Otro ejemplo más elucu- a b e d e brado aparece en el Diagrama 8 20 que corresponde a la partida 7 Marshall- Kupnich (USA 1926). Le toca jugar a las blancas que 6 observan que la Dama negra 5 está sin apoyo. Por ello juegan: 4 l. Txg7!, ... y el negro abandonó. 3 En efecto, l. ..., Rxg7; 2. Dg3+, 2 Rh8 (ó f8); 3. Cg6+, ... ganando la Dama. Y si 2...., Ag6; 3. ChS+, 1 ... con el mismo resultado. El gran error de Kupnich era tener la Dama sin defensa. Recuerden a b e d e Diagrama 20 g h 8 6 5 4 3 2 g h lo dicho en la Lección 3a que pieza aislada es pieza semiper- dida. En el siguiente ejemplo también se le obliga al adversario, en este caso el jugador negro, a incurrir en la Descubierta. La posición 52
  • 48. LA DESCUBIERTA del Diagrama 21 corresponde a la a b e d e h partida Weichert- Neye (Férsten- 8 8 walde 1937). Le toca jugar a las 7 7 blancas: l. Dh6+, Axh6; 2. Cg5 +, 6 6 Rh8; 3. Th7++. Hemos visto que 5 todas las jugadas del negro eran obligadas por las jugadas del 4 4 blanco, que advirtió la posibilidad 3 3 de un mate típico de Torre y Ca- 2 2 ballo. Este tipo de mates se estu- 1 día con detalle en la Lección 18a. a b e d e g h Diagrama 21 EL MOLINILLO Puede darse una situación en la que el Rey de un bando sea víc- tima de la descubierta y tapado alternativamente, a gusto del bando atacante, que origina una serie de movimientos pendulares que llamamos molinillo. La mejor demostración es un ejemplo y para eso tomamos una partida, jugada en el Torneo de Moscú del año 1925, entre el gran maestro mejicano Torre, que llevaba las blancas, y el ya entonces ex-cam- 8 peón del mundo Dr. Lasker. 7 En la posición del Diagrama 6 22, después de la jugada 24 del 5 negro, parece que está frenado el 4 ataque blanco. Pero Torre ad- vierte que la Dama negra está in- 3 defensa y juega: 25. Af6!, Dxh5. Cualquier otra jugada de las ne- 1 gras las condenaría al mate con la a b e línea que sigue o a perder la Diagrama 22 d e g h 8 7 6 5 4 3 2 g 53
  • 49. JOSÉ MARÍA OLÍAS Dama. 26. Txg7+, Rh8; 27. Txf7+, ... a la descubierta con el Alfil de f6. 27...., Rg8; 28. Tg7+, Rh8; 29.Txb7+, Rg8; 30. Tg7+, Rh8; 31. TgS+, ... las blancas han conseguido un Alfil y dos peones de ven- taja y es hora de recuperar la Dama. 31. ..., Rh7; 32. TxhS, ... y las negras tienen que rendirse por la superioridad conseguida por las blancas. Observen, una vez más, que si la Dama negra hubiera es- tado defendida no se hubiera podido hacer esta combinación, pues hubiera bastado 25...., Cg6. PARTIDA FAMOSA: MEEI<- MORPHY fMOBILE 1858) l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. d4, a b e d e f exd; 4. Ac4, ... Gambito Escocés (ver la Lección 27a). 4. ..., AcS; 5. 7 CgS, Ch6; 6. Cxf7, Cxf7; 7. 6 Axf7+, Rxf7; S. Dh5+, g6; 9. 5 DxcS, d6. Es mejor 9...., dS. 10. DbS, TeS; 11. Dh3+, dS; 12. f3, 4 ... Parece más sensato y urgente 3 12. 0-0, ... para completar el desa- rrollo. 12. ..., CaS; 13. Dd3, dxe; 1 14. fxe, Dh4+; 15. g3, Txe4+; 16. IZZZZZ2"'-:-....:LZZO.=--:----' Rf2, De7; 17. Cd2, Te3; 1S. DbS, Diagrama 23 ... Si 18. Dxd4, Te2+ seguido de g h 8 6 5 4 3 g h 19...., Ah3. 1S. ..., c6; 19. Dfl, ... (Diagrama 23). 19. ..., Ah3!; 20. Dd1, ... Si 20. Dxh3, Df6+; 21. Rg2, Te2+; 22. Rgl, Df2++. 20. ..., TfS; 21. Cf3, ReS; 22. Abandonan. En efecto no se puede evitar la amenaza 22...., Tfxf3+; 23. Dxf3, Txf3+; 24. Rxf3, De3++. 54
  • 50. LA DESCUBIERTA NOCIONES DE APERTURA: APERTURA ESCOCESA l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. d4, exd; 4.Cxd4, ... Las negras tienen dos repuestas principales: 4...., Cf6 ó 4...., AcS. a) 4...., Cf6; 5. Cc3, ... Lo mejor. 5...., Ab4; 6. Cxc6, bxc6; 7. Ad3, dS; 8. exd, cxd; 9. 0-0, 0-0; 10. AgS, ... etc. Con una posición igua- lada. b) 4...., AcS; 5. Ae3, ... (A 5. Cxc6, Df6 amenazando mate. 6. De2, Dxc6). 5...., Df6; 6. c3, Cg-e7. No se puede decir que las blan- cas hayan sacado ventaja en la apertura. En realidad están atrasa- das en el desarrollo, y tienen que luchar para evitar que las negras hagan dS. 55
  • 51. Lección 7a EJERCICIOS DE DESCUBIERTA La mejor manera para afianzar los conocimientos adquiridos es hacer prácticas. Normalmente se plantean los problemas de ajedrez sin dar pistas. En este libro vamos a seguir otro sistema: Con los ejer- cicios de esta Lección tratamos de consolidar lo aprendido en la ante- rior. Por lo tanto, todos los ejercicios están basados en la descubierta; y la única diferencia es que en unos se trate de dar mate y en otros solo de ganar ventaja apreciable de material. Todas las posiciones es- tán sacadas de la vida real, de partidas jugadas por maestros. ab c d e f g h Diagrama 24 Negras juegan y ganan material. 8 7 a b c d e f g h Diagrama 25 8 7 Negras juegan y ganan material. 57
  • 52. JOSÉ MARÍA OLÍAS a b e d e g h a b e d e h 8 8 7 7 6 6 5 5 4 4 3 3 2 2 a e e g a e e g Diagrama 26 Diagrama 27 Blancas juegan y ganan material. Blancas juegan y ganan. a b e d e h a b e d e g h 8 8 7 7 6 6 5 5 4 3 2 a e e g h a e e g Diagrama 28 Diagrama 29 Juegan blancas y ganan. Juegan blancas y ganan. a b e d e g h a b e d e g h 8 8 8 7 7 7 6 6 6 5 5 5 4 4 4 3 3 3 2 2 a e e g a e e g Diagrama30 Diagrama 31 Juegan blancas y ganan. Juegan negras y ganan. 58
  • 53. EJERCICIOS DE DESCUBIERTA a b e d e f g h a b e d e f g h 8 8 8 7 7 7 6 6 6 5 5 5 4 4 3 3 3 2 2 2 a b e d e f g h a b e d e f g h Diagrama 32 Diagrama 33 Juegan blancas y ganan. Juegan negras y ganan material. PARTIDA FAMOSA: POLLOCI< - GUNSBERG Isidoro Gunsberg (1854- 1930) vivió siempre en Londres aun- que era húngaro de origen. Muy irregular en su juego obtuvo resul- tados brillantes venciendo en encuentro individual a Blackburne y empatando con Chigorin. La partida que veremos a continuación se jugó en el Torneo de Nueva York de 1889, donde Gunsberg quedó tercero. Como conse- cuencia de este resultado jugó un encuentro contra Steinitz por el Campeonato del Mundo, que perdió (+4 -6 =9). l. e4, b6; 2. d4, Ab7; 3. Ad3, Cc6; 4. c3, eS; 5. dS, ... Cerrando la diagonal al Alfil de Dama negro. 5. ..., Cc-e7; 6. Ce2, fS; 7. 0-0, fxe; 8. Axe4, Cf6. Ganando un peón y obligando al blanco a perder tiempos de desarrollo. 9. Cg3, Cxe4; 10. Cxe4, AxdS. Recupe- ran4o la diagonal para su Alfil. Pero si el blanco no pensaba de- fender sus peones centrales no valía la pena su movimiento 5. d5. 11. Dh5+, Cg6; 12. AgS, Ae7; 13. Axe7, Dxe7; 14. Cb-d2, 0-0; 15. CgS, TfS. Para dejarle salida al Rey y preparando su contraataque. 59
  • 54. JOSÉ MARÍA OLÍAS (Diagrama 34). 16. Dxh7+, Rf8; 17. h4, Txg5! Empieza el contra- ataque. 18. hxg5, Dxg5. Amena- 7 zando mate 19. g3, Rf7!; 20. 6 Dh3, Th8; 21. f4, ... Amenazando 5 la Dama contraria ya que la pro- 4 pia no tiene buena retirada, pues a 21. Dxd7+ ... sigue 21 ...., Ce7, 3 defendiendo a la vez el Rey y el Alfil de dS, y no hay forma de evi- 1 a b e tar el mate. 21. ..., Cxf4; 22. =- Txf4+, exf4; 23. Dxd7+, Rg6; 24. Diagrama 34 Ce4, ... Si 24. DxdS, Dxg3+; 2S. d e g h 8 6 5 4 3 2 Rf1, Th1+; 26. Re2, De3++. 24. ..., fxg!; 25. Te1, ... Si 2S. CxgS, Th1++. 25. ..., Dh4; 26. Cf2?, Dhl+; 27. Cxh1, Txh1++. NOCIONES DE APERTURA: DEFENSA HÚNGARA l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, Ae7. Es una defensa que permite esquivar las complicaciones de la Apertura Italiana con una posi- ción sólida, aunque al principio pasiva. El blanco debe contestar en el acto 4. d4, ... y el negro seguirá 4...., d6; S. dS, Cb8 (Mejor que S...., CaS; 6. Ad3, eS; 7. c4, ... y el Caballo negro no tiene juego). 6. Ad3, Cf6; 7. c4, ... (ó 7. h3, c6; 8. c4, bS; etc.) 7...., 0-0; 8. h3, Cb-d7; 9. Cc3, CeS; 10. Ac2, aS; 11. 0-0, Ad7; etc. Ypuede considerarse que la posición está igualada. 60
  • 55. Lección sa LA CLAVADA Consiste en situar una pieza impidiendo que se mueva una del contrario porque detrás hay otra de más valor. Generalmente se hace con el Alfil, a veces con la Torre, y más raramente con la Dama. Y la pieza contraria de más valor puede ser el Rey, que es la clavada de más relevancia y más consistente. Pero a menudo es la Dama; e incluso puede clavarse un peón de tal forma que al mo- verse deje indefensa otra pieza, por ejemplo, una Torre; o un Caba- llo o un Alfil. El sentido de toda la combinación es bien claro: el bando activo aprovecha la ocasión para inmovilizar una pieza del contrario y atacarla posteriormente. La posición creada por una clavada es tan incómoda que hace que los jugadores novatos jueguen en la aper- tura la incorrecta h6 para evitar que el blanco juegue AgS clavando el Caballo de f6. Pero hay que tener en cuenta que, al igual que de- cíamos de la descubierta, este tipo de jugadas tácticas no nos las ponen en bandeja. La mayor parte de las veces hay que construir- las, por decirlo así. 61
  • 56. JOSÉ MARÍA OLÍAS a b e a b e En el Diagrama 35 vemos una posición que corresponde a la 8 partida Dworcynsky - Stein, ju- 7 gada en Polonia en 1966. Le toca 6 jugar al negro: l. ..., Ah6 (cla- 5 vando el Alfil blanco que amena- zaba la Dama negra). 2. Txd8, 4 Txd8 (no 2...., Dxd8; 3. Dd2 sal- 3 vando la pieza) 3. Axh6, ... (se perdería pieza si no) 3...., Axc2; 4. 1 AgS, DeS y las blancas abandona- ron pocas jugadas más tarde. Diagrama 35 Otro ejemplo de la partida Ea- yen - Lamon (Bélgica 1967). En la posición del Diagrama 36 le toca jugar a las blancas: l. CxdS, DxdS 7 (si 1..., CxdS; 2. Ac4, ... recuperando 6 la pieza con ventaja; y si l. ..., 5 CxbS; 2. Ce7+, ... gana la Dama); 2. Ac4!, ... y las negras abandonan porque si 2. ..., Dxc4; 3. Dd8++. Y ahora como punto final ve- remos un caso extraordinario, 1 a b como extraordinario fue su autor, =a"'-b- e e el gran Alekhine. La posición del Diagrama 36 Diagrama 37 corresponde a la d e g h 8 7 6 5 4 3 2 d e g h d e g h 8 6 5 d e g h partida Alekhine - Chajes jugada en Carlsbad en 1911. Sobre ella lo mejor es leer los comentarios del propio Alekhine. «Las ventajas de la posición del bando blanco son evidentes: Ha adelantado al negro en la evolución de las piezas y tiene la posibilidad de ejercer domi- nio sobre las diagonales y verticales. Y particularmente sobre las columnas e y f. El problema estriba en cómo llevar las citadas ven- tajas hasta la victoria. Quisiera uno trasladar en dos movimientos 62
  • 57. el Caballo desde c3 a d6 y produ- cir de ese modo una catástrofe en 8 el punto f7. Mas ¿cómo situar el 7 Caballo en dicho punto? No es 6 oportuno tomar inmediatamente el peón de bS pues con la res- puesta ... Db6+ el negro obtendría pieza por calidad y peón. »¿Qué pasará si hacemos, por ejemplo, que el Caballo negro salte 1 a b e de c6 a b4? Pues que se podrá eje- =a""--b----' e cutar la combinación relacionada Diagrama 37 con la toma del peón en bS. Vamos d e d e LA CLAVADA h 8 6 5 4 3 g h a verlo: La Torre en bl tratará de impedir que dicho Caballo aban- done su posición cuando la Dama negra nos haya tomado el Alfil de bS. Esta Dama dispondrá de algunas retiradas; pero ¿podrá librar a su Caballo de la atadura? Si proseguimos l. b4!, ... las negras tendrán que tomar ese peón. En caso contrario tomaremos su peón con el Ca- ballo y situaremos esta pieza en d6. Por lo tanto, l. b4, Cxb4; 2. CxbS, TxbS; 3. AxbS, Db6+; 4. Rhl, DxbS; S. Tbl, ... Amenazamos con pro- seguir 6. a3, ... La Dama negra dispone de tres retiradas para poder defender su Caballo. Veámoslas: a S...., DaS procede 6. Ad2; a S...., DeS sigue 6. Tcl; y a S...., Dc4 sigue 6. Da4, ... Todo está claro; sin em- bargo conviene ver si las negras tienen otras retiradas mejores. Una podría ser S...., Aa6 tras lo cual la continuación 6. a3, ... no sería sufi- ciente por 6....,Dxfl+. Por ello hemos de sacar la Dama para impedir que se haga esta jugada. Quizá convenga hacer 6. Dd6, ... En tal caso ¿qué harán las negras? Si hacen 6...., Ce7 proseguiremos 7. Dxb4, Dxb4; 8. Txb4, ... y a 8...., Axfl responderemos 9. Tb8+, ... Y si hacen 6...., Dc6 continuaremos 7. Txb4, Dxd6; 8. exd6, Axfl; 9. Tb8++. ¿Qué más pueden hacer? Acaso contestar a 6. Dd6, ... con 6...., f6 y dar así una salida al Rey; pero continuaremos 7. Tf-cl, ... y ganaremos la partida. Vemos que esta clavada es decisiva». 63
  • 58. JOSÉ MARÍA OLÍAS Es interesantísima la forma en que razona Alekhine, uno de los mayores genios de la Historia del Ajedrez. PARTIDA FAMOSA: STEINITZ - VON BARDELEBEN Wilhelm Steinitz (1836-1900) nació en Praga un poco tarde para encontrarse con Morphy delante de un tablero. Cuando empe- zaron sus triunfos Morphy ya se había retirado a Estados Unidos. En 1866 venció en un encuentro personal a Anderssen a catorce partidas con el resultado de ocho ganadas y seis perdidas, con lo que se proclamó Campeón del Mundo. Fue el creador del juego ce- rrado, posicional. Se le considera el verdadero impulsor de la Es- cuela Moderna, sobre todo a partir de 1872 en que su estilo cambió espectacularmente. Hasta entonces su predominio sobre sus coetá- neos se debía a una superioridad táctica, que mantuvo hasta el fi- nal de su vida como ajedrecista. En 1895, por ejemplo, creó esta maravilla de partida que veremos a continuación. Steinitz ha sido el Campeón del Mundo que durante más tiempo (más de veinte años) mantuvo su supremacía sobre sus contemporáneos, demostrándolo torneo tras torneo. 1. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, Ac5; 4. c3, Cf6; 5. d4, exd; 6. cxd, Ab4+; 7. Cc3, d5; 8. exd, Cxd5; 9. 0-0, ... Están siguiendo una variante del Giuco Piano de la Apertura Italiana. 9. ..., Ae6. El negro no quiere entrar en la variante que ya conocemos de 9...., Cxc3; 10. bxc, Axc3; 11. Db3, Axa1; 12. Axf7+, ... etc. 10. Ag5, Ae7; 11.Axd5,Axd5; 12.Cxd5,Dxd5; 13.Axe7, Cxe7; 14.Te1,f6. Buscando una salida para el Rey y evitando la clavada del Caballo. 15. De2, Dd7; 16. Ta-cl, c6; 17. d5!, ... Entrega un peón para bus- carle una casilla de ataque al Caballo. 17. ..., cxd; 18. Cd4, Rf7; 19. Ce6, ... Amenaza 20. Tc7, ... 19. ..., Th-c8; 20. Dg4, g6; 21. Cg5+, ReS. Forzada por la amenaza 22. Dxd7, ... 22. Txe7+, ... 64
  • 59. (Diagrama 38). Un brillante sacri- a b e d e f ficio que no se puede aceptar. Si 22...., Rxe7; 23. Tel+, Rd6 (23...., 7 Rd8; 24. Ce6+, Re7; 2S. CeS+, ... 6 cuesta la Dama). 24. Db4+, Rc7 5 (24...., TeS; 26. Te6+, ...). 2S. Ce6+, Rb8; 26. Df4+, Tc7; 27. 4 LA CLAVADA g h 8 6 5 4 Cxc7, Dxc7; 28. Te8++, ... Y si 22. 3 3 ..., Dxe7; 23. Txc8+, ... 22. ..., Rf8; 2 23. Tf7+, ... Las blancas no pue- 1 den tomar la Dama negra porque d e t 9 h recibirían mate en el. 23. ..., Rg8; Diagrama 38 24. Tg7+, ... Y siguen sin poder tomar la Torre. 24. ..., Rh8. Si 24...., Rf8; 2S. Cxh7+, Re8; 26. Dxd7++. 25. Txh7+, Rinden. En efecto, 2S...., Rg8; 26. Tg7+, Rh8; 27. Dh4+, Rxg7; 28. Dh7+, Rf8; 29. Dh8+, Re7; 30. Dg7+, Re8; 31. Dg8+, Re7; 32. Df7+, Rd8; 33. Df8+, De8; 34. Cf7+, Rd7; 3S. Dd6++. Extraordinaria combinación. Y hecha bajo la amenaza constante de mate al blanco con ..., Txcl. NOCIONES DE APERTURA: APERTURA DE LOS CUATRO CABALLOS l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Cc3, Cf6. Ahora la mejor continuación para el blanco es 4. AbS, ... y las negras tienen dos repuestas prin- cipales: 4...., Ab4 ó 4...., Cd4. i) 4...., Ab4; S. 0-0, 0-0; 6. d3, d6; 7. AgS, Axc3 (Si siguen con las jugadas simétricas 7...., Ag4; 8. CdS, Cd4; 9. Cxb4, CxbS; 10. CdS, Cd4; 11. Dd2, Dd7?; 12. Axf6, Axf3; 13. Ce7+, Rh8; 14. Axg7+, Rxg7; 1S. DgS+, Rh8; 16. Df6++). 8. bxc, De7; 9. Te1 , Cd8; 1('. d4, ... etc. ii) 4...., Cd4; S. Aa4, AcS; 6. CxeS, 0-0; 7. Cd3, Ab6; 8. Cf4, dS; 9. d3, Ag4; 10. f3, ChS; 11. CxhS, AxhS; etc. 65
  • 60. Lección 9a EJERCICIOS DE CLAVADA Como en la Lección 7a tenemos 10 Ejercicios, cuya base es la clavada; la mayoría de las veces para obtener material suficiente para ganar. Algunas veces está realizada la clavada y hay que apro- vecharse de ella. En otras ocasiones hay que construirla. Pero ten- gan mucho cuidado con las respuestas pues se puede dar el caso de la contraclavada. a b e d e f g h 8 a b e d e f g h Diagrama 39 Las negras juegan y ganan. a b e d e f g h a b e d e f g h Diagrama 40 Las blancas juegan y ganan. 3 2 67
  • 61. JOSÉ MARÍA OLÍAS a b e d e g h 8 8 7 7 6 6 5 5 4 4 3 3 2 2 a e e g a e d e g h Diagrama 41 Diagrama 42 Las blancas juegan y ganan. Las negras juegan y ganan. a b e d e g h 8 8 8 7 7 7 6 6 6 5 5 5 4 4 4 3 3 3 2 2 2 a b e d e g h a b e d e g h Diagrama43 Diagrama 44 Las blancas juegan y ganan. Las negras juegan y ganan. a b e d e g h a b e d e g h 8 8 8 7 7 7 6 6 6 5 5 5 4 4 4 3 3 3 2 2 2 a b e d e g h a e e g Diagrama 45 Diagrama 46 Las blancas juegan y ganan. Las negras juegan y ganan. 68
  • 62. a b c d e f g h Diagrama 47 Las negras juegan y gan an . EJERCICIOS DE CLAVADA a b c d e f g h a b e d e f g h Diagrama 48 Las blancas juegan y gan an. PARTIDA FAMOSA: BLACI<BURNE - MEADWAY Joseph Harry Blackburne (1842-1924) nació en Manchester. Fue un jugador muy combinativo y combativo. Obtuvo siempre muy buenos resultados en Torneos. Tercero en Baden Baden en 1870; segundo en Londres en 1872; segundo en Viena en 1873. Lu- chó por el Campeonato del Mundo contra Steinitz, en 1876, pero perdió rotundamente a pesar de que en algunos Torneos (Viena) había derrotado a Steinitz. La partida que vamos a ver la jugó en el Torneo de Londres de 1897, ya al final de su vida deportiva. l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, AcS; 4. b4, ... El Gambito Evans tan de uso en aquella época por los jugadores combativos. 4. ..., Axh4; S. c3, AaS; 6. d4, exd; 7. 0-0, dxc. Una pérdida de tiempo. No debe entretenerse uno en tomar peones en la apertura, sin que se desarrolle al mismo tiempo una pieza. 8. eS, Cg-e7; 9. Aa3, 0-0; 10. Dc2, h6; 11. Cxc3, DeS; 12. Ce4, Rh8; 13. Ta-d1, Cd8. El ne- gro está jugando de una forma muy pasiva. 14. Del!, ... Amenaza 15. Cf6, gxf; 16. Dxh6+, Rg8; 17. Axe7, Dxe7; 18. exf, ... Y la ame- naza doble de mate o pérdida de Dama no tiene respuesta. 14. ..., 69
  • 63. JOSÉ MARÍA OLÍAS Ce6; 1S. Cf6!, Dd8. El Caballo no se puede tomar por la combina- 8 ción ya vista. 16. Ch4, cS. Inten- 7 tando cerrar líneas al Alfil de a3. 6 17. Axe6, Ah4. Si 17...., fxe6; 18. 5 AxcS, ... amenazando 19. Axe7, 4 Dxe7; 20. Cg6+, ... 18. Axb4, cxb4; 19. Axd7, DaS; 20. Df4, 3 Cg6; 21. Cxg6+, fxg6; 22. Axc8, Ta- xc8; 23. Td7, ... Preparando 1 el mate. (Diagrama 49). 23. ..., Tc7; 24. Te-d1, Txd7; 2S. Txd7, b3. Amenaza mate con Dama en a b e d e a b e d e Diagrama 49 g h g h 8 7 6 5 el. Pero de todas maneras parece mentira que no advirtiera el mate que le había preparado el blanco. 26. Dxh6+, gxh; 27. Th7++. NOCIONES DE APERTURA: DEFENSA PETROF l. e4, eS; 2.Cf3, Cf6. El negro, en vez de defender el peón de eS, ataca el peón blanco de e4. El blanco puede seguir con 3. Cc3, .. .; 3. CxeS, ... o 3. d4, ... 3. Cc3, Cc6 entrando en la Apertura de los Cuatro Caballos, que. ya hemos visto. 3. CxeS, d6 (es mala hacer directamente 3...., Cxe4); 4. Cf3, Cxe4 y ahora las blancas pueden seguir: i) S. d4, dS; 6. Ad3, Ae7; 7. 0-0, Cc6; 8. Tel, Ag4; 9. c4, Cf6; 10. cxd, CxdS; 11. Cc3, 0-0. ii) S. De2, De7; 6. d3, Cf6; 7. AgS, Dxe2+; 8. Axe2, Ae7; 9. Cc3, h6; 10. Ah4, Ad2; 11. 0-0-0, Cc6; 12. d4, 0-0-0; etc. 3. d4, exd; 4. eS, Ce4; S. Dxd4, dS; 6. exd6, Cxd6; 7. Ad3, ... ó 7. Cc3, ... 70
  • 64. Lección 10a LA DESCLAVADA Al clavar una pieza hay que tener en cuenta con repecto a qué pieza se clava. Es decir, cuál es la que hay detrás de la pieza cla- vada. Si es el Rey la pieza está realmente clavada. Pero no es así si la de detrás no es el Rey, aunque sea la Dama. Efectivamente, en el primer caso mover la pieza clavada es una jugada ilegal. Por ejem- plo, en la Apertura Italiana l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, AcS; 4. c3, Cf6; S. d4, exd el blanco puede seguir 6. cxd, Ab4+; 7. Cc3, ... Este Caballo está realmente clavado y no se puede mover. Si vemos una variante de la Defensa Philidor l. e4, eS; 2. Cf3, d3; 3. d4, Ag4 cla- vando el Caballo blanco. Pero no está absolutamente clavado. Se puede mover. Claro que al precio de la Dama. Pero hay veces que puede ser interesante. Veamos un caso: l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, h6?; 4. Cc3, d6; S. d4, Ag4. Una clavada a destiempo y en una posición que vale la pena pagar el precio de la Dama. 6. dxe, CxeS. En este momento el negro cree que lo mejor es tomar el peón con el Caballo para pre- sionar sobre el Caballo blanco de f3; pero ... 7. CxeS!, Axdl; 8. Axf7+, Re7; 9. CdS++. Esta combinación tiene nombre. Se llama 71
  • 65. JOSÉ MARÍA OLÍAS «mate de Legal» por el ajedrecista francés que la jugó por primera vez en una partida contra su compatriota Saint-Brie en 1787. Legal tenía en ese momento ochenta y cinco años. Veamos otro caso en una variante del Gambito de Dama (v. Lec- ción 30a). l. d4, dS; 2. c4, e6; 3. Cc3, Cf6; 4. AgS, ... clavando el Caba- llo negro, 4...., Cb-d7. Y en este momento el negro cree, equivocada- mente, que puede ganar un peón aprovechando la clavada. 5. cxd, exd; 6. CxdS?, Cxd5! abandonando la Dama. 7. Axd8, Ab4+; 8. Dd2, ... única. 8...., Axd2+; 9. Rxd2, Rxd8. Las negras han ganado una pieza. Otra forma de eludir la clavada sobre la Dama es utilizar la gran movilidad de esta última. Veamos un ejemplo. l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, d6; 4. c3, Ag4; S. Db3!, ... ya no está clavada la Dama que con su jugada amenaza f7 y b7. Y no se puede hacer S. ..., Axf3; 6. Axf7+, R mueve; 7. De6++. Como solución a este pro- blema está la partida Rodzynski - 8 Alekhine: l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, d6;4. c3,Ag4; S. Db3, Dd7. 7 Para defender el Caballo negro de 6 c6 si la Dama blanca toma el peón 5 de b7. 6. Cg5, ... ya estaba desda- 4 vado. 6...., Ch6; 7. Axf7+, Cxf7; 8. 3 Cxf7, Dxf7; 9. Dxb7, ... con ánimo de recuperar la pieza comiendo el a b e d e Caballo de c6 y quedando con dos 1 =:L.:===--------"'=- g h peones de ventaja. Pero enfrente 9 h estaba Alekhine. 9...., Rd7!; 10. DiagramaSO Dxa8, ... (Diagrama SO). 10...., 8 7 6 5 4 3 2 Dc4 (amenaza mate en e2). 11. f3, Axf3!; 12. gxf, Cd4! (vuelve a amenazar mate en e2). 13. d3, ... Claro. (Si 13. cxd4, Dxcl+; 14. Re2, Dxhl recuperando la desventaja de material y quedando en mejor posición). 13...., Dxd3; 14. cxd4, ... (ya no existía la amenaza anterior pero había una peor). 14...., Ae7!; 15. Dxh8, Ah4++. 72
  • 66. LA DESCLAVADA Hay otra forma muy sutil de defenderse de una clavada y es in- terponer una pieza. En la Apertura de los Cuatro Caballos tenemos un ejemplo: l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Cc3, Cf6; 4. AbS, Ab4; S. d3, d6; 6. 0-0, 0-0; 7. AgS, Axc3; 8. bxc3, Ce7! interponiendo otra pieza en- tre el Alfil blanco de gS y la Dama negra de d8. Lo que trae por con- secuencia que ninguno de los dos Caballos negros está clavado. PARTIDA FAMOSA: ZUI<ERTORT - BLACKBURNE J. H. Zukertort (1842-1888) nació en Lublin (Polonia). Y se na- cionalizó inglés en 1871. Fue un extraordinario combinador pero irregular en sus resultados. Tuvo una primera época brillantísima quedando 3.0 en Londres, 1872, y Leipzig, 1877. 2.0 en Berlín, 1881. Y 1.0 en París, 1878, y Londres, 1883, que puede decirse que fue su mayor triunfo. Venció en encuentros individuales a Anderssen y a Blackburne por lo que fue nombrado aspirante al Campeonato del Mundo contra Steinitz. Este encuentro, que tuvo lugar en Nueva York, lo empezó con brillantez llegando a estar 4-1 a su favor. Pero Steinitz le dio la vuelta al marcador acabando ganador por 12,S - 7,S. A partir de ese momento Zukertort se deprimió y no volvió a ser el de antes. La partida que vamos a ver corresponde al Torneo de Londres de 1883. l. c4, ... (Apertura Inglesa. V Lección 40a). l. ..., e6; 2. e3, Cf6; 3. Cf3, b6; 4. Ae2, Ab7; 5. 0-0, d5; 6. d4, Ad6; 7. Cc3, 0-0; 8. b3, Cb-d7; 9. Ah2, De7; 10. CbS, ... La apertura se ha realizado con tranquilidad atendiendo cada jugador especialmente a su desarrollo aunque quizá el negro ha sido menos previsor que el blanco. 10. ..., Ce4; 11. Cxd6, cxe6. Preparándose para un futuro ..., eS. 12. Cd2, Cd-f6; 13. f3, ... No se podía aceptar la ubicación del Caballo negro. 13. ..., Cxd2; 14. Dxd2, dxc. Esta jugada contradice a la jugada 11. ..., cxe6. Lo lógico parece 14...., eS. Además la del texto favorece el 71,
  • 67. JOSÉ MARÍA OLÍAS desarrollo del Alfil blanco. 1S. Axc4, dS. Ataca al Alfil blanco 8 pero a costa de cerrarse la Diago- 7 nal del Alfil propio. 16. Ad3, Tf- 6 c8; 17. Ta-e1, ... Es curioso que el 5 negro prepara su ataque por el flanco de Dama mientras el blanco 4 acumula sus piezas contra el enro- 3 que. 17. ..., Tc7; 18. e4, Ta-c8; 19. eS!, Ce8; 20. f4, g6; 21. Te3, fS; 1 a b e d e g h 22. exf6, Cxf6; 23. fS!, Ce4; 24. a b e d e g h Axe4, dxe4; 2S. fxg6!, ... (Dia- Diagrama 51 grama 51). Dejándose el Alfil que 8 el negro puede tomar si hace 25...., Tc2 pero iniciando una de las más bellas combinaciones de mate de toda la Historia del Ajedrez. 2S. ..., Tc2; 26. gxh7+, Rh8. Si 26...., Rxh7; 27. Th3+, Rg8; 28. Dh6, ... y 29. Tg3++. Y si 26...., Dxh7; 27. Tg3+, Rh8; 28. dS+, Txb2; 29. Dxb2+, ... y mate a la siguiente. Y si 28...., Dg7; 29. Dh6+, ... y mate a la siguiente. 27. dS+, eS; 28. Db4!, ... Una gran jugada de desvia- ción (v. Lección 11a). Si 28. ..., Dxb4; 29. Axe5+, Rxh7; 30. Th3+, Rg6; 31. Tf6+, RgS; 32. Tg3+, RhS; 33. TfS+, Rh6 (Si 33...., Rh4; 34. Af6++). 34. Af4+, Rh7; 35. Th5++. (Si 31. ..., Rg7; 32. Tg3+, Rh7; 33. Tf7+, Rh6; 34. Af4+, RhS; 35. Th7++). 28. ..., T8-cS; 29. Tf8+!, ... Otra jugada de desviación. Si 29...., Dxf8; 30. Axe5+, Rxh7; 31. Dxe4+, ... y mate a continuación. 29. ..., Rxh7; 30. Dxe4+, Rg7; 31. AxeS+, Rxf8; 32. Ag7+ Rinden. Una partida extraordinaria. NOCIONES DE APERTURA: RUY LÓPEZ O APERTURA ESPAÑOLA La Apertura Española se llama así porque fueron los españoles Lucena (S. xv) y Ruy López (S. XVI) los primeros en analizarla. Este 74
  • 68. LA DESCLAVADA sistema se practicó mucho menos que los gambitos durante los si- glos XVII y XVIII. Pero a finales del XIX empezó a practicarse por su enorme capacidad estratégica. Hay que recordar los premios de be- lleza ganados por Capablanca y Alekhine usando esta apertura, en la época del posicionalismo, de la defensa a ultranza. Posterior- mente la han empleado jugadores como Botvinnik, Bronstein, Tahl, Spassky y el gran Fischer. Y hoy día es arma predilecta de Karpov y Kasparov. El esquema inicial es: l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. AbS, ... a partir de ahí hay una enorme cantidad de variantes de las que vamos a estu- diar, en esta Lección y las próximas, las siguientes: 3...., a6; 3... ., d6; y 3. ..., a6; 4. Axc6, ... Línea principal: 3...., a6; 4. Aa4, bS; S. Ab3, Cf6 (las jugadas 4 y S de las negras pueden jugarse en orden inverso); 6. 0-0, ... (defendiendo indirecta- mente contra 6...., Cxe4; 7. Tel, ... y si el Caballo se retira la jugada 8. CxeS, ... es muy peligrosa por la amenaza de jaque a la descu- bierta); 6...., Ae7; 7. Tel, ... (ya no hay más remedio que defender el peón) y ahora i) 7...., d6; 8. c3, 0-0; 9. d4, Ag4; etc. ii) 7...., 0-0; 8. c3, d6. Aquí pueden jugar las negras 7...., dS dando comienzo al contraataque Marshall, que veremos en la Lec- ción 13a. 75
  • 69. Lección 11 a LA DESVIACION Es una de las jugadas tácticas que más molestan en el ajedrez porque siempre, o casi siempre, sorprenden al jugador víctima de la misma. De hecho esta jugada está basada en la característica de pieza sobrecargada. Hemos dicho que una pieza, al atacar, debe te- ner más de un objetivo, obligando al adversario a defenderse de dos amenazas. Pero, por el contrario, en la defensa cada pieza debe defender un solo punto. Si defiende dos piezas se llama pieza so- brecargada o recargada. Y es obvio que en ese caso si el contrario toma una de estas piezas la otra queda indefensa. Para un jugador es fácil ver cuándo una de sus piezas está defendiendo más de una pieza, y puede corregir el error. Pero el problema aparece cuando una pieza está defendiendo no dos piezas sino dos escaques que son fundamentales en la de- fensa. El jugador de ajedrez fija su atención más en sus piezas que en los escaques, ocupados o vacíos. Por eso viene la sorpresa cuando vemos que no podemos tomar una pieza adversaria porque estamos defendiendo, con la misma pieza, un escaque vital. Vimos un ejemplo, repetido, de esta jugada de desviación en la partida Zu- 77
  • 70. JOSÉ MARÍA OLÍAS kertort - Blackburne de la Lección a b e d e lOa, jugadas 28 y 29 del blanco. 8 Veamos otro caso. El Día- 7 grama 52 refleja una posición de 6 la partida Tam - Larsen (Bever- 5 wijk 1966). El blanco cree que su punto débil, c2, está perfecta- 4 mente defendido por la Dama y la 3 Torre sin tener en cuenta que su Dama está defendiendo, a su vez, 1 otro escaque vital: la casilla hl. Es decir, que la Dama blanca está so- brecargada. En efecto, la jugada l. ..., Txc2 obliga al abandono porque si 2. Dxc2, Dhl++. Y si 2. 8 Db7, ... (para no dejar la Torre in- 7 de~ensa y seguir defendiendo hl) 6 2...., Txc8! y no se puede tomar la Torre. El Diagrama 53 corresponde 4 a la partida Zorenin - Serdukov 3 (URSS 1921). Le toca jugar al ne- gro, y gana con l. ..., Dxa2! En 1 a b e Diagrama 52 a b e efecto, las blancas no pueden res- =a"'----b- e ponder 2. Txa2, ... porque la To- rre está defendiendo también el Diagrama 53 d e d e d e g h g h g h g h 8 6 5 3 2 escaque el contra la jugada ..., Tel ++. Es decir, que la Torre de al está sobrecargada porque defiende dos casillas importantes al mismo tiempo. Y si el blanco juega 2. Tcl, ... el negro contesta 2. ..., Dxb2. Algo semejante ocurre en el siguiente ejemplo, pero esta vez el problema de la pieza sobrecargada viene acentuado porque se trata de una pieza abandonada. Recuerden que «pieza abandonada es 78
  • 71. pieza semiperdida». En la posi- ción del Diagrama 54, que corres- 8 ponde a la partida Book - Saile 7 (Estocolmo 1946), la primera im- 6 presión es que las negras tienen 5 sus piezas perfectamente defendi- das, así como el punto f8. Pero no 4 han advertido que su Dama está 3 defendiendo otro escaque impor- tante además de f8: el punto eS. 1 Efectivamente, la jugada blanca l. DeS! ... crea una doble amenaza sin parada: o entregar la Dama o sufrir el mate en f8 ó en g7. Claro que si su Dama estuviera defen- 8 dida, por un peón en b6 por ejem- 7 plo, las negras podrían jugar l. ..., 6 Tg8. 5 Muy parecido al anterior, pues además de la desviación concurre 4 en él el caso de la pieza abando- 3 nada, es el que vemos a continua- ción en el Diagrama 55. Se trata 1 de la partida Jonsson - Pytel (Es- a b e a b e Diagrama 54 a b e a b e tocolmo 1975). Las negras ame- Diagrama 55 nazan ganancia de calidad con la LA DESVIACIÓN d e g h 8 6 5 4 3 2 d e g h d e g h 8 6 5 4 3 2 d e g h jugada l. ..., Cf2+ pero juegan las blancas antes que hacen l. Dd4!, ... y amenazan al mismo tiempo la Dama de eS, el Caballo de g4 y el mate en g7. Y si las negras contestan l. ..., Dxd4; 2. Ce7+, Rh8; 3. Txf8++. Las negras no pueden jugar l. ..., Cf2+; 2. Dxf2, ... Ni l. ..., Txf5; 2. Dxc5, Txfl+; 3. Rg2, ... etc. Pero el problema principal es que la Dama negra estaba sin defender. Con la Dama negra defen- dida la respuesta l. ..., Cf6 era suficiente. Nunca nos cansaremos 79
  • 72. JOSÉ MARÍA OLÍAS de recalcar que las piezas deben a b e d e estar defendidas. Muchos jugado- 8 res creen que la Dama es sufí- 7 cientemente fuerte para de- 6 fenderse a sí misma y no es cierto. Son innumerables los ejem- plos sobre el tema de la desvia- ción pues el 30%, al menos, de las 3 r////"'""'"''/// combinaciones en el medio juego 2 están basadas en dicho caso. Vea- 1 g h mas uno más. a b e d e g h En el Diagrama 56 se describe Diagrama 56 una posición de la partida Marco 8 6 5 4 3 2 - Salter (Viena 1900). Le toca jugar a las blancas que se encuentran con calidad y peón de menos, y no pueden esperar el resultado de doblar su Torre en h1, con la respuesta negra de ..., h6. Directa- mente juegan l. AbS!, ... y las negras no tienen respuesta. Si l. ..., DxbS; 2. Ce7+, Rh8; 3. Dxh7+, Rxh7; 4. Th1++. Pero la Dama no tiene donde ir para escapar del Alfil y vigilar, a la vez, el punto e7. PARTIDA FAMOSA: STEINITZ - PILHAL Steinitz a pesar de ser el ,creador del ajedrez moderno, posicio- nal, también era capaz de crear magníficas combinaciones aprove- chando los errores del adversario. l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, AcS; 4. b4, ... El gambito Evans típico de la época. 4. ..., Axb4; S. c3, AaS; 6. 0-0, Cf6. Más urgente es 6...., d6 seguido de 7...., Dd7. 7. d4, exd; 8. Aa3, d6; 9. eS, dxe; 10. Db3, Dd7; 11. Te1, DfS. Más defensa proporcionaba 11. ..., e4; 12. CgS, CeS; 13. Cxe4, Cxe4; 14. Txe4, ... etc. 12. AbS, Cd7; 13. DdS, Axc3. Evita perder la pieza. Si 13...., De6; 14. Axc6, DxdS (Si 14...., Dxc6; 15. DxaS). 15. AxdS, ... perdiendo pieza igualmente. 14. Cxc3, dxc3; 1S. 80
  • 73. Cxe5, Ce7 (Diagrama 57). 16. a b e Cxd7!, DxdS; 17. Cf6+, Rf8; 18. Axe7++. NOCIONES DE APERTURA: LA VARIANTE DEL CAMBIO EN LA ESPAÑOLA a b e Dentro de la gran complejidad Diagrama 57 de la Española, y sus muchas va- LA DESVIACIÓN d e g h 8 6 5 d e g h riantes, da la impresión de que al simplificar está preparando un fi- nal favorable para el blanco. Por eso era una línea muy usada y es- timada para el blanco. Es cierto que las negras tienen la ventaja de la pareja de Alfiles, que compensan la inferioridad de peones en el flanco de Dama. Por ello, durante mucho tiempo se consideró que era una línea que daba tablas con facilidad. Ese concepto varió con Fischer, que demostró que el blanco queda con ventaja en la aper- tura. l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. AbS, a6; 4. Axc6, dxc6; S. 0-0, ... (movi- miento favorito de Fischer). a) 5...., Ag4; 6. h3, hS!; 7. d3, Df6; 8. Ae3, Axf3; 9. Dxf3, Dxf3; 10. gxf3, Ae7; etc. b) S...., f6; 6. d4, Ag4; 7. c3, exd; 8. cxd, Dd7; 9. h3, Ae6; 10. Cc3, 0-0-0; 11. Af4!, ... 81
  • 74. Lección 12a EJERCICICIOS DE DESVIACION Como en casos anteriores exponemos diez problemas en los que se gana la partida por dar mate o por una ganancia decisiva de material, y en los que la jugada importante es una jugada de de desviación. a b e d e f g h Diagrama 58 Las blancas juegan y ganan. a b c d e f g h Diagrama 59 Las negras juegan y ganan. 83
  • 75. Lección 12a EJERCICICIOS DE DESVIACION Como en casos anteriores exponemos diez problemas en los que se gana la partida por dar mate o por una ganancia decisiva de material, y en los que la jugada importante es una jugada de de desviación. 8 8 7 7 6 6 5 5 4 4 3 3 2 2 a b e d e f g h a b e d e f g h Diagrama 58 Diagrama 59 Las blancas juegan y ganan. Las negras juegan y ganan. 83
  • 76. JOSÉ MARÍA OLÍAS a b e d e g h 8 8 7 7 6 6 5 5 4 4 3 3 2 2 a b e d e g h a e e 9 Diagrama 60 Diagrama 61 Las blancas juegan y ganan. Las blancas juegan y ganan. 8 8 8 7 7 7 6 6 5 4 3 2 a e e g a e e 9 Diagrama 62 Diagrama 63 Negras juegan y ganan. Blancas juegan y ganan. a b e d e 9 h a b e d e 9 h 8 8 8 7 7 7 6 6 6 5 5 5 4 4 4 3 3 2 2 a b e d e 9 h a e e 9 Diagrama 64 Diagrama 65 Blancas juegan y ganan. Negras juegan y ganan. 84
  • 77. 8 7 5 4 3 2 a b e d e f g h a b e d e f Diagrama 66 Blancas juegan y ganan. 8 EJERCICIOS DE DESVIACIÓN a b e d e f g h a b e d e f Diagrama67 Negras juegan y ganan. 8 7 6 5 4 PARTIDA FAMOSA: CHIGORIN - STEINITZ Mikhail Ivanovich Chigorin (1850-1908). Fue gran defensor del juego combinativo en contra del posicionalismo. Aparte de sus grandes triunfos en Torneos mantuvo dos encuentros individuales con Steinitz por el Campeonato del Mundo. En el segundo, cele- brado en La Habana, en 1892, estuvo cerca·de vencer pero en la partida decisiva cometió uno de las distraciones más famosa de la Historia de los Campeonatos del Mundo. Esta que vemos ahora es la primera de dicho encuentro de La Habana. 1. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, AcS; 4. b4, ... El Gambito Evans, arma predilecta de Chigorin. 4. ..., Axb4; S. c3, AaS; 6. 0-0, d6; 7. d4, Ag4; 8. AbS, exd; 9. cxd, Ad7; 10. Ab2, Cc-e7; 11. Axd7+, Dxd7; 12.Ca3,Ch6; 13.Cc4,Ab6; 14.a4,c6; 1S.eS,dS.Eramuy peligroso tomar el peón porque se abrian las líneas contra el Rey. 16. Cd6+, Rf8; 17. Aa3, Rg8; 18. Tb1, ... (Diagrama 68). 18. ..., Ch-fS. Permitiendo el brillante sacrificio que viene a continuación. 19. Cxf7!, Rxf7; 20.e6+, Rxe6. Si 20...., Dxe6; 21. Cg5+, ... gana la Dama. 21. CeS, Dc8; 22. Te1, Rf6. Huyendo de la descubierta. 23. DhS, g6; 24. Axe7+, Rxe7. Si 24...., Cxe7; 25. Df3+... y ahora 25...., Cf5; 26. g4 ó 25...., Rg7; 26. Df7+ ó 25...., Re6; 26. Cxg6+, ... 2S. 85
  • 78. JOSÉ MARÍA OLÍAS Cxg6+, Rf6; 26. Cxh8, Axd4. Bus- a b e d e cando contraataque por el centro. 8 27.Tb3,Dd7;28.Tf3,Txh8; 29. 7 g4, ... Lo más sencillo. 29. ..., Tg8¡ 6 30. Dh6+, Tg6¡ 31. Txf5+. Aban- donan. Si 31. ..., DxfS (única); 32. Df8+, RgS; 33. Dxf5+, Rh6; 34. Te7, Tg7; 35. Dh5++. Una bellísima par- 3 tida: ~n el más puro estilo combi- 2 nativo, con el mérito añadido de 1 haberla hecho en un encuentro por a b e d e el Campeonato del Mundo y ante Diagrama 68 el propio campeón, Steinitz, que se caracterizaba por su extraordinario sentido de la defensa. NOCIONES DE APERTURA: DEFENSA STEINITZ DE LA ESPAÑOLA g h 8 g h l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ab5, d6. Este movimiento caracteriza un sistema de defensa contra la española introducido en la práctica por Steinitz, Campeón del Mundo desde 1888 hasta 1894. Pero Ruy López ya lo practicó y analizó. El valor de esta defensa consiste en su sencillez, pues las negras efectúan una serie de cambios en la apertura y forman así una po- sición reducida pero compacta. Su defecto estriba en que limita la fantasía combinatoria. 3...., d6; 4. d4, Ad7; 5. Cc3, ... (en caso de 5. dxe, ... las negras deberán continuar 5...., dxe y no 5...., Cxe5; 6. Cxe5, dxe; 7. Dd5! ... y ganarían un peón). 5...., exd; 6. Cxd4, Cf6; 7. 0-0, Ae7; etc. Este es el esquema simple de este línea. Una vez más aconseja- mos al lector que elija una línea de apertura o defensa antes de pro- fundizar en todas sus variantes y matices. 86
  • 79. Lección 13a LA OBSTRUCCION Esta sí que es una jugada realmente inesperada. Consiste en crear una especie de cortocircuito entre los elementos de defensa de un bando, que se cree perfectamente seguro porque todas sus piezas están correctamente enlazadas y sin que ninguna esté sobre- cargada. Pero al introducirse una pieza atacante, en medio del en- lace, deja cortada una parte de la defensa produciendo una debili- dad catastrófica. a b e d e f 9 h El Diagrama 69 representa la 8 posición de la partida R. Heimer - 7 J. M. Olías (Liga Madrileña 1995- 6 96) después de la jugada 24 de las 5 blancas. Parece que las blancas con su ataque sobre el peón c7 y su peón libre en a3 tienen ventaja 3 decisiva. El único inconveniente es que sus piezas, especialmente 1 la Dama, están lejos de su Rey; y a b e d e g h Diagrama 69 8 6 5 4 87
  • 80. JOSÉ MARÍA OLÍAS que el centro bloqueado favorece el ataque directo de las negras por el flanco del Rey. Pero ¿cómo hacerlo? Al movimiento lógico 24...., f4le seguirá 25. g4, ... porque 25. gxf4, Cxf4 resultaría peligroso. A 25. g4, ... se- guirá 25...., f3; 26. Afl, Cf4 (Si 26. gxh5, fxg2; 27. Rxg2, Dg5+; 28. Rh2, Df4+; 29. Rg2, Df3+ con ganancia de Caballo. Si 28. Rfl, Del+ ganando también el Caballo). Y ahora ¿qué?, ¿cómo seguir? Hay una combinación, que salta a la vista, que es: 27...., Dh4 seguida de 28...., Cxh3; 29. Axh3, Ah6 amenazando 30..., Af4+ con irrup- ción de la Dama negra con efectos mortales. Pero si el blanco ve esta combinación, y no es difícil de ver, la puede parar con el Caba- llo en e6 vía b5 y c7. Entonces ¿qué hacer? Y hay que hacer algo pues el ataque del blanco es demoledor. La partida siguió: 24 ..., f4; 25. g4, f3; 26. Afl, Cf4; 27. Cb5, ... (El blanco había visto la combinación lógica pero no la que preparaba el negro. Era urgente jugar 27. Cdl, ...). 27...., Dh4; 28. Txc7, Txc7; 29. Cxc7, ... (hasta aquí todo se desarrollaba como había previsto el ne- gro. El blanco se preparaba a jugar 30. Ce6, ... para impedir que el Alfil negro fuera a f4). 29. ..., Ce2! (la jugada de obstrucción). El blanco abandonó. (La amenza 30. ..., Dxf2+ seguida de mate es im- parable. Y si 30. Txe2, fxe2). Más complicado pero igual- mente instructivo es el ejemplo del 8 Diagrama 70 sacado de una par- 7 tida Euwe - Thomas (Hastings 6 1934), después de la jugada 24 del 5 negro. La Dama blanca está ame- 4 nazada, pero ¿adónde ir? Si se aparta de la 2a línea, o de la co- 3 lumna g, se pierde el Alfil por la amenaza de mate de la Dama ne- 1 gra en g2. La única es ir a g5. Y la a b e d e a b e d e respuesta lógica de las negras es Diagrama 70 88 g h 8 6 5 4 3 2 g h
  • 81. LA OBSTRUCCIÓN ..., Dd4. La sucesión de jugadas será, entonces: 25. DgS, Dd4 y ahora no se puede jugar 26. Td2, ... por la respuesta 26. .. ., TdS! que daría 27. Txd4, TxgS ó 27. Dh6, Dg7 ó 27. DxdS, DxdS; 28. TxdS, AxdS. Pero hay una jugada estupenda, de obstrucción, que no solo solu- ciona el problema sino que gana la partida: 26. AdS!!, ... y las negras abandonan. En efecto, no pueden defender simultáneamente f8 y la diagonal mayor de casillas negras. Si 26...., Txf2; 27. Dxd8+, Rg7; 28. DgS+, Rf8; 29. Dg8+, Re7; 30.Te1+, ... con pérdida del Alfil. Y 8 si 26...., Dg7; 27. Txf8+, Txf8; 28. Txf8+, Dxf8; 29. DeS+, Dg7; 30. 7 DeS+, Dg8; 31. Dxg8++. 6 El ejemplo siguiente (Día- 5 grama 71) es de la partida Herb - 4 Bellas (Francia 1978). Les toca 3 jugar a las blancas que se en- cuentran con un peón de menos y una Torre amenazada. Pero ha- 1 llan una magnífica jugada de a b e d e a b e d e b t . ' 1 C 611 ( Diagrama 71o s ruccwn. . e .., ... amena- zando 2. Dxc7++). La partida continuó: l. ..., Tg7 (no servía l. ..., Dxc6 2. Cxa7+, ... ganando la Dama; l. ..., Cd6; 2. Cb-xa7+, 7 Rd7; 3. Te7++). 2. Cbxa7+,Rd7; 3. DeS, Axc6 (si 3. ..., Tf7; 4. 5 TxdS+). 4. Dxg7+, Rd6; 5. f3, ... y 4 las negras abandonaron pues si S...., Cxd2; 6. De7++. 3 Veamos otro ejemplo (Dia- grama 72) correspondiente a la 1 partida Medina - Blan (Claire Be- nedict, 1967). El negro amenaza a b e d e a b e d e Diagrama 72 g h g h g h 8 6 5 4 3 2 8 7 6 5 4 3 2 89
  • 82. JOSÉ MARÍA OLÍAS l. ..., DxdS y si l. Td1, Th8+; 2. Rg1, Dh2+. Pero le toca jugar al blanco y encuentra la jugada de obstrucción que corta el enlace de las piezas negras. l. Te6!!, ... y ahora tanto l. ..., DxdS ó l. ..., Axe6; 2. Dxf6, ... resulta decisiva. La partida siguió: l. ..., Th8+; 2. Rg1, Dh2+; 3. Rf2, Th6 (Si 3...., Axe6; 4. Dxf6+, Rg8; S. Ce7+, Rh2; 6. Dg6++). 4. Txf6+, Txf6; S. Dxf6+Rg8; 6. Ce7+ y las negras aban- donaron. PARTIDA FAMOSA: CHIGORIN - SCHLECHTER {LONDRES 1889) l. e4, eS 2. f4, ... Gambito de a b e d e f Rey (v. Lección 28a). 2. ..., exf; 3. 8 Ac4, Cf6; 4. Cc3, Cc6; S. Cf3, 7 Ab4; 6. 0-0, 0-0; 7. eS, Cg4; 8. 6 d4, d6; 9. h3, Ce3; 10. Axe3, fxe3; 11. CdS, AaS; 12. exd6, Dxd6; 13. CgS, ... Iniciando el 4 ataque aprovechando que las pie- 3 zas blancas están mejor desarro- lladas y que la Torre domina la 1 columna f. 13. ..., Dg6. No es su- =~-' ficiente defensa porque f7 estará Diagrama 73 amenazado por Caballo, Alfil y g h 8 6 5 4 2 Torre (Diagrama 73). 14. Cxf7!, Txf7; 1S. Ce7+, Cxe7; 16. Axf7+, Dxf7; 17. Txf7, Rinden. En efecto, 17 ..., Rxf7; 18. DhS+, ... gana el Alfil de aS, y queda el blanco con ventaja de material. 90
  • 83. LA OBSTRUCCIÓN NOCIONES DE APERTURA: CONTRAATAQUE MARSHALL DE LA ESPAÑOLA Es interesante conocer el origen de este contraataque que Frank J. Marshall (1877- 1944), uno de los mejores combinadores de la Historia, ideó para combatir la Apertura Española. En 1916 Marshall, aunque amigo, admirador, y partidario má- ximo de Capablanca, estaba unpoco dolido, y con deseos de des- quite, por las derrotas que sufría ante el genial cubano. Sobre todo después del encuentro individual entre ambos, y del Torneo de Nueva York de 1916. Por ello, preparó esta línea y esperó paciente- mente dos años. Sin jugarla contra nadie. Hasta que en el Torneo de Nueva York de 1918 le tocó con negras contra Capablanca quien, como era su costumbre en aquella época, planteó la aper- tura española. l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. AbS, a6; 4. Aa4, Cf6; 5. 0-0, Ae7; 6. Te1, bS; 7. Ab3, 0-0; 8. c3, ... Hasta aquí todo es lo correcto dentro de la línea clásica de la española. Pero aquí el negro, inespe- radamente, entrega un peón: 8...., dS?! y queda planteado el con- traataque Marshall. Si el blanco acepta el sacrificio de peón la partida seguirá: 9. exd, CxdS; 10. CxeS, CxeS; 11. TxeS, ... A partir de aquí el negro tiene varias elecciones. Veamos las principales variantes: Variante antigua.- 11. ..., Cf6; 12. d4, Ad6; 13. Te1, Cg4; 14. h3, Dh4; etc. Es posible 12. Te1, Ad6; 13. h3, Cg4! y no vale 14. hxg4, ... por 14...., Dh4! Variante moderna.- 11. ..., c6; 12. d4, Ad6; 13. Te2, ... y ahora hay tres posibilidades para las negras: 13...., Dh4 ó 13...., Ab7 ó 13... ., Ag4. Si el blanco no quiere aceptar el peón: 9. exdS, CxdS; 10. a4, ... ó 10. d4, ... ó 10. d3, ... La partida Capablanca - Marshall concluyó con victoria de las blancas. Según las críticas de entonces por errores del negro más 91
  • 84. JOSÉ MARÍA OLÍAS que por aciertos del blanco. El mismo Marshall dijo después que 11...., Cf6 era floja pues impedía el paso de la Dama a la columna h. Pero después de 70 años de análisis constantes por parte de los principales maestros, especialmente los de la antigua URSS, se ha llegado a la conclusión de que la mejor jugada del blanco, la jugada que gana, es 19. Te2!, ... sin aceptar un sacrificio de Alfil. Precisa- mente la que hizo Capablanca, que no necesitó para encontrarla setenta años de análisis en laboratorio sino unos minutos ante el tablero, en plena partida. Asombroso. 92
  • 85. Lección 14a EJERCICIOS DE OBSTRUCCION Los problemas que vienen a continuación están basados en la obstrucción. Son más difíciles que los de lecciones anteriores, pues ya hemos comentado que la obstrucción no es una jugada tan sen- cilla de ver. Por contra, en casi todos los casos es definitiva. 8 7 6 5 4 3 2 a b e d e f g h a b e Diagrama 74 Blancas juegan y ganan. a b e d e f g h a b e d e f Diagrama 75 Blancas juegan y ganan. 8 7 93
  • 86. JOSÉ MARÍA OLÍAS a b e d e g h 8 8 8 7 7 7 6 6 6 5 5 5 4 4 4 3 3 3 2 2 2 a e e g a b e d e g h Diagrama 76 Diagrama 77 Blancas juegan y ganan. Blancas juegan y ganan. 8 8 8 8 7 7 7 6 6 6 5 5 5 4 4 3 3 2 2 a e e g a e e g Diagrama 78 Diagrama 79 Blancas juegan y ganan. Negras juegan y ganan. a b e d e g h 8 8 7 7 6 6 Diagrama 80 Diagrama 81 Negras juegan y ganan. Blancas juegan y ganan. 94
  • 87. 8 7 6 5 4 3 2 a b c d e f g h Diagrama 82 Blancas juegan y ganan. 8 7 6 5 4 3 2 PARTIDA FAMOSA: 8 7 6 5 4 3 2 EJERCICIOS DE OBSTRUCCIÓN a b c d e f g h Diagrama 83 Blancas juegan y ganan. CHAROUSEI<- BURN (COLONIA 1898) Rudolph Charousek nació en Klein-Lometz (Austria- Hungría) en 1873 y falleció en 1900 con solo veintisiete años de edad. Pudo haber sido uno de los grandes de la Historia del Ajedrez pues, cuando murió, solo había participado en cuatro Torneos de los de primera magnitud. Quedó primero en dos de ellos, y segundo en otro. Un porcentaje magnífico. La partida que vamos a ver corres- ponde al último Torneo que jugó, ya enfermo, y en el que quedó se- gundo delante de jugadores como Chigorin y Steinitz. l. e4, eS; 2. f4, ... Gambito de Rey (v. Lecciones 28a y 29a). 2. ..., exf; 3. Cf3, gS; 4. h4, g4; S. CeS, Ag7; 6. d4, Cf6; 7. Cxg4, Cxe4; 8. Axf4, De7; 9. De2, Axd4; 10. c3, Ag7; 11. Ce3, De6. El blanco amenazaba 12. Cd5, ... y 12. Cf5. 12. g3, 0-0; 13. Ah3, ... Hay que observar que el blanco, a pesar de ser un jugador combi- nativo y no posicional, cada vez que desarrolla una pieza lo hace molestando una pieza negra y creando amenazas para evitar y re- trasar el desarrollo del negro. 13. ..., fS; 14. 0-0, d6; 1S. Cd2, Cxd2. La amenaza del blanco era 16. CxfS, TxfS 17. Dxe4, ... 16. 95
  • 88. JOSÉ MARÍA OLÍAS Dxd2, Cc6. Al fin puede el negro sacar su Caballo de b8. 17. Ta-e1, a Df7; 18. Ag2, Rh8. Se amena- 7 zaba 19. CxfS! ... y si 19...., AxfS; 6 20. AdS!, ... con ganancia de 5 Dama. Y si 19...., DxfS; 20. Axd6, ... ganando la Torre. Y no valían 4 como jugadas preventivas ni 18. 3 ..., Ae6 ni 18...., CeS; 19. AdS, Ae6; 20. AxeS, AxeS; 21. TxfS!, ... 1 19. Cd5, CeS¡ 20. Ag5, ... Lle- a b e d e a b e vando todas las piezas al ataque. Diagrama 84 20. ..., c6¡ 21. Cf4, d5; 22. h5, ... g h 8 4 3 2 g h (Diagrama 84). 22. ..., Ad7. No resuelve nada esta jugada; pero ¿qué hacer? 22...., h6; 23. TxeS, hxg (si 23...., AxeS; 24. Cg6+,Rg8; 25. CxeS, ...). 24. Te7, Df6; 25. Cg6+, Rg8; 26. Tf-el, ...;etc. 23. h6, Af6; 24. Axf6+, Dxf6; 25. Ch5, Dd6; 26. Txe5! ... Cuando el negro creía tener resueltos sus problemas se encuentra con esta bomba. 26. ..., Dxe5¡ 27. Te1, Rinden. 27...., Dd6; 28. Dd4+, Rg8; 29. Dg7++. NOCIONES DE APERTURA: DEFENSA ALEI<HINE l. e4, Cf6. Ideada por Alekhine, y ensayada por él, por primera vez, en 1921, empieza perdiendo tiempos de desarrollo para atraer los peones blancos creándoles debilidades. Se ha jugado bastante, pero más veces con éxito de las blancas que de las negras. 2. eS, CdS. Las blancas tienen ahora dos variantes principales: 3. c4, ... y 3. d4, ... a) 3. c4, Cb6; 4. d4, d6 y ahora: i) 5. f4, ... llamada variante de los cuatro peones, y que Alekhine 96
  • 89. EJERCICIOS DE OBSTRUCCIÓN consideraba la peor contra las negras. 5...., dxe; 6. fxe, Cc6; 7. Ae3, Af5; 8. Cc3, e6; 9. Cf3, Ae7; 10. Ae2, 0-0; 11. 0-0, ...; etc. ii) 5. exd, exd; 6. Ae3, g6; 7. Cf3, Ag7; 8. Cb-d2, Cc6; 9. Ae2, 0-0; 10. 0-0, ...; etc. b) 3. d4, d6; 4. Cf3, Ag4; 5. Ae2, Cc6; 6. 0-0, e6; 7. c4, Cb6; 8. exd, cxd; 9. Cc3, Ae7; 10. b3, Af6; 11. Ae3, 0-0; etc. 97
  • 90. PARTE TERCERA MATES BÁSICOS
  • 91. Lección 15a MATES DE TORRE Y ALFIL 1 La mayor parte de las combi- naciones que hacen los buenos ju- gadores de ajedrez están basadas en mates ya conocidos. O, al me- nos, en posiciones de mate. Em- pezamos en esta Lección con los mates que se pueden conseguir cuando una Torre y un Alfil tienen una posición dada con respecto al Rey contrario. En el Diagrama 85 vemos las cuatro situaciones más usuales para que una Torre dé Diagrama 85 mate con el solo apoyo de un Alfil. El Rey aparece contra una banda del tablero; pero puede darse en cualquier sitio del mismo si piezas propias o ajenas le cierran el ca- mino de una fila o una columna. 101
  • 92. JOSÉ MARÍA OLÍAS En el Diagrama 86 vemos el primer ejemplo. Hay que aclarar, 8 como un inciso, que se van a utili- 7 zar algunas de las jugadas tácticas 6 que hemos visto en las Lecciones 5 anteriores. En esta, en concreto, se va a emplear la descubierta. 4 Corresponde a la partida Krylov - 3 Tarasov (Moscú 1961). El blanco ve que puede llevar al Rey negro a 1 una de las posiciones del Dia- grama 85, y lo hace de la siguiente manera: l. Dxg8+, Rxg8; 2. Th8+, Rxh8; 3. Af7++. El Diagrama 87 corresponde a la partida Mayorov - Krujov (URSS 1956). Es fácil ver que el 7 Rey negro estaría mate si no exis- 6 tieran los peones, blanco y negro, 5 de la columna h, y no confluyeran en el escaque h4la Dama y el Alfil 4 negro. Pero se pueden solucionar 3 ambos obstáculos usando para el primero la descubierta y para el 1 segundo la desviación, haciendo a b e a b e Diagrama 86 a b e a b e que se desvíe la Dama negra de- Diagrama 87 jando de vigilar el escaque h4. Le d e h 8 6 5 4 3 2 d e g h d e g h 8 6 4 3 2 d e g h toca jugar al blanco: l. Cg6+, hxg6; 2. De8!+, Tf8 (si 2. ..., Dxe8; 3. hxg6+, ... y mate a la siguiente); 3. Dxf8+, Dxf8; 4. hxg6+, Rinden. En ambos ejemplos la posición final del Rey negro con respecto a la Torre y al Alfil blanco es exacta a la que se ve en la primera de las posiciones del Diagrama 85. Hacía falta solamente un poco de imaginación para pasar de la posición inicial a la final. Y, por su- 102
  • 93. MATES DE TORRE YALFIL 1 puesto, un conocimiento de las jugadas tácticas necesarias. 8 En el siguiente ejemplo, Dia- 7 grama 88 de la partida Bisguier - 6 Evans (EE.UU. 1959), el Rey negro 5 está en la última fila, o la primera para él, y sus propios peones le im- 4 piden salir. Es fácil imaginar el 3 mate de la Torre blanca en e8 apo- yada por su Alfil. Pero ¿qué hace- 1 mos con la Dama y el Alfil negros? a b e a b e Le tocaba jugar al blanco que hizo: Diagrama 88 l. Da3+, De7 (si l. ..., Rg8; 2. d e g h 8 6 5 4 d e g h Axh7+, ... ganando la Dama con la Torre). 2. Ac6!, ... Y las negras abandonaron. En efecto, si 2... ., Dxa3 (la única posible); 3. Txe8++. En ese ejemplo se emplearon la clavada y la descubierta. El ejemplo quecitamos a con- tinuación, Diagrama 89, es muy 8 conocido y aparece en casi todos los tratados. Corresponde a la par- 7 tida Von Ehlert- Bohl (Riga 1901). 6 Se advierte que la posición del Rey 5 blanco es parecida, aunque no idéntica, a una de las que se dan 3 en el Diagrama 85, pero hace falta más imaginación, y más recursos a b técnicos, para llevar al Rey blanco 1=""--------' e a la posición deseada. e Le tocaba jugar al negro: l ...., Diagrama 89 Cg4; 2. fxg4, ... (amenazaba 2...., d e g h 8 7 6 5 4 3 2 g Dxh2++ y no servía 2. g3, ... ni 2...., f4 por la respuesta 2...., Cxe3 amenazando la Dama blanca); 2...., Dxh2+; 3. Rxh2, ... (forzada); 3...., Af2++. 103
  • 94. JOSÉ MARÍA OLÍAS La posición final del Rey blanco, Torre y Alfil negros, es la que se señala en la segunda de las posiciones del Diagrama 85. En todos los casos anteriores ha habido un peón, del bando del Rey víctima del mate, que ha colaborado en el mismo al cerrarle al Rey una casilla de salida. Esto es lo normal; pero puede ocurrir que la casilla de escape esté cerrada por una pieza atacante. Que es el caso del próximo ejemplo. Eii el Diagrama 90, que refleja un momento de la partida Suia - 8 Rosemberg (URSS 1962), la posi- 7 ción del Rey negro es la misma 6 que en los ejemplos anteriores, 5 con la diferencia que la casilla g7 no está ocupada por un peón ne- gro. Pero no se puede utilizar 3 como escape del Rey negro por el peón blanco de f6. La situación, 1 por otra parte, es muy acuciante a b e a b e porque las negras amenazan con Diagrama 90 tomar el Alfil blanco de b3. Le toca jugar al blanco que hizo: l. Dxf8+!, ... y las negras abandona- ron. Efectivamente l. ..., Txf8 8 (única); 2. Txh7+, Rxh7; 3. Thl++. 7 Esta vez se ha usado una ju- 6 gada táctica de desviación, apar- 5 tando a la Torre negra de la de- fensa del peón de h7. Una Torre que estaba sobrecargada en sus 3 funciones. 2 Vemos ahora (Diagrama 91) 1 a b e un ejemplo de Fischer - Magmar- ="'-----' e suren (Túnez 1967). Le tocaba ju- Diagrama 91 d e g h 8 d e g h d e h 8 g
  • 95. MATES DE TORRE YALFIL l gar al blanco que encontró enseguida la solución del problema: l. Dxh7+!, Rxh7; 2. hxg+, Rg8; 3. Th8++. (Si 2. ..., Rxg6; 3. Ae4++). Todas las jugadas del negro han sido forzadas y al final queda una posición igual a la que se señala en la posición tercera del Dia- grama 85. El siguiente ejemplo (Dia- grama 92) corresponde a la par- 8 tida Ravinsky - Petrajaev (URSS 7 1962). La posición inicial es muy parecida, en sus elementos funda- mentales de mate, al ejemplo an- terior. Y la solución también es 4 parecida. Juega el blanco: l. 3 a b e d e Dxh7+!, Rxh7 (Si l. ..., Rf8; 2. 2 r"'"'''w//h'/?"'=·. Dh8++). 2. Th5+, ... (aprove- 1 chanclo la clavada del peón negro a b e en g6). Ylas negras rindieron por- Diagrama 92 que 2. ..., Rg8; 3. Th8++. El próximo ejemplo (Dia- grama 93) corresponde a la par- 8 tida Gilvokovski - Klimontova 7 (Kazán 1984). En este caso la so- a b e d e d e g h 8 g h g h 8 7 6 5 4 lución no está en aprovechar la 6 confluencia de Torre y Alfil en el 5 rincón del tablero. Pero el blanco advierte que el Rey negro no po- 3 drá pasar de la fila 7a a la 6a por 2 2 culpa del peón blanco en eS. Por ello juega: l. Dxf8+!, Rxf8 (for- 1 abede gh zada para no perder la Torre). 2. Td8+, ... y las negras abandona- Diagrama 93 ron . Claro que si 2. ..., Re7; 3. Te8++. Y tampoco resuelve nada 2. ..., Dxd8; 3. Txd8+, Re7; 4. lOS
  • 96. JOSÉ MARÍA OLÍAS Te8++. Como siempre, hay una pieza negra que colabora en el mate. En este caso es el peón negro de f7. PARTIDA FAMOSA: MORPHY- DUQUE DE BRUNSWICI< Y CONDE ISSOUARD Esta es una partida famosísima no por los contrincantes que lleva- ban las negras en consulta, que no eran muy fuertes, sino por la com- binación tan perfecta que idea Morphy para concluir con un mate tí- pico de Torre y Alfil, como los que hemos visto en esta Lección. l. e4, eS; 2. Cf3, d6. Defensa Philidor (v. Lección za). 3. d4, Ag4; 4. dxe, Axf3; 5. Dxf3, dxe; 6. Ac4, ... Amenazando el peón de f7. 6. ..., Cf6; 7. Db3, ... Extraordinario movimiento de Dama utilizando perfec- tamente la capacidad de esta pieza. Ahora se amenazan a la vez los pe- ones de f7 y b7. 7. ..., De7; 8. Cc3, ... Para evitar 8...., Db4+ obligando al cambio de Damas. 8. ..., c6; 9. AgS, bS. Provocando el sacrificio de pieza. 10. CxbS, cxbS; 11. Axb5+, Cd7; 12. 0-0-0, ... Otra magnífica jugada de desarrollo que aporta una nueva pieza al ataque al tiempo que resguarda al Rey. 12. ..., Td8; 13. Txd7!, ... Trata de cambiar la única pieza del blanco que no ínter- 8 viene en el ataque, la Torre de hl, 7 por una de las principales piezas 6 defensivas del negro, el Caballo de 5 d7, 13. ..., Txd7; 14. Td1, ... (Dia- 4 grama 94). 14. ..., De6. Quitándola de la clavada para poder utilizar el 3 Caballo de f6, y ofrecer al mismo tiempo el cambio de Dama. 15. 1 Axd7+, Cxd7; 16. Db8+!!, Cxb8; 17. Td8++. 106 a b e d e Diagrama 94 g h 8 6 5 4 3 2 g h
  • 97. MATES DE TORRE YALFIL 1 NOCIONES DE APERTURA: DEFENSA FRANCESA 1 La idea básica de este sistema estriba en que las negras mantie- nen el equilibrio en el centro, refuerzan el flanco del Rey, y contra- atacan por el flanco de Dama, haciendo ..., eS para atacar por de- trás el flanco blanco de peones. Tiene como inconveniente que su Alfil de casillas blancas tiene un desarrollo difícil, lo que permite la iniciativa a las blancas. Además, dejar que un peón blanco se sitúe en eS facilita el posible ataque blanco a h7, lo que convierte en peli- groso el enroque corto de las negras. l. e4, e6; 2. d4, dS y queda planteada la Defensa Francesa. Vea- mos ahora algunas variantes. a) Clásica.- 3. Cc3, Cf6; 4. AgS, Ae7; S. eS, Cf-d7; 6. Axe7, Rxe7 (6. ..., Dxe7; 7. CbS, Dd8 [porque si no 8. Cxc7, ... gana la calidad]; 8. c3, a6; 9. Ca3, ... y 10. Cc2, ...); 7. f4, a6; 8. Cf3, eS; etc. b) Moderna.- 3. Cd2, Cf6; 4. eS, Cf-d7; S. Ad3, eS; 6. c3, Cc6; 7. Cd-f3, Db6; 8. Ce2, ...;etc e) Antigua.- 3. eS, eS; 4. c3, Cc6; S. Cf3, Db6; 6. Ae2!, Cg-e7; 7. Ca3!, CfS; 8. Cc2, cxd; 9. cxd, Ab4+; etc. 107
  • 98. Lección 16a MATES DE TORRE Y ALFIL 11 La posición 4a del Diagrama SS refleja la situación en que el Rey está encajonado entre piezas propias; por tanto, el jaque de la Torre blanca en b7, apoyada por el Alfil, es mate. Veamos ejemplos de este caso, que no es tan raro porque, unas veces por necesidad y otras por falta de ideas claras sobre la coordinación de las piezas, se confunde el concepto de la defensa del Rey propio con el hecho de acumular piezas a su alrede- a b e d e f 9 h dor. 8 En el Diagrama 9S, que co- 7 rresponde a una posición de la 6 partida Stempin - Rossman 5 (R.D.A. 197S), el jugador que con- 4 duda las negras ganó la partida por una amenaza de ese tipo de 3 mate. l. ..., Txh3+!; 2. Rgl (Si 2. gxh, Dd6+; 3. CeS, Tg2++); 2...., 1 ="'------' Txg2+ y las blancas abandonaron a b e d e pues a 3. Rxg2, Dg4+. Diagrama 95 g h 7 6 2 109
  • 99. JOSÉ MARÍA OLÍAS El siguiente ejemplo (Dia- a b e d e grama 96) corresponde a la par- 8 tida Sablinsky - Uskai. Les toca 7 jugar a las blancas, que ven lapo- 6 sibilidad de aislar y encajonar al 5 Rey del contrario. Hicieron: l. Tb6+, Ra4 (si l. ..., Rc4; 2. b3++); 4 2. Ta3+!, bxa; 3. b3++. El peón ha 3 hecho las veces de Alfil, pero el concepto es el mismo: aprovechar 1 que el Rey del adversario está en- a b e d e cajonado y cualquier jaque es Diagrama 96 mortal. Lo mismo ocurre en la partida a b e d e Quinteros - Tukmakov (Lenin- 8 grado 1973) una de cuyas posicio- 7 nes se reproduce en el Diagrama 6 97. Le toca jugar a las blancas que 5 observan que el Rey negro estaría confinado a la 6a fila si no exis- 4 tiera el peón negro de c7. Por otra 3 parte, los peones blancos de h4 y 2 e4le impiden pasar a la fila sa. Al 1 mismo tiempo, si el Alfil blanco a b e se situara en gS dando jaque el Diagrama 97 Rey negro tendría que ir a e6. Con d e g h 8 6 5 4 3 2 g h 8 6 5 3 g h estos elementos la solución es bastante fácil: l. Txd6+, cxd (obli- gada si no quiere regalar el Alfil). El blanco ha sacrificado una cali- dad, pero ya ha conseguido su primer objetivo que es dar juego a la Torre de a7. Ahora el Rey negro está realmente encajonado. 2. AgS+, ... Las negras abandonaron. Y no se precipitaban al rendirse porque si 2...., Re6; 3. Te7++. La alternativa era 2...., DxgS per- diendo la Dama. 1 1()
  • 100. MATES DE TORRE YALFIL II Un ejemplo, un poco más laborioso, pero prácticamente igual, es el caso que veremos a continuación. Lo que demuestra, una vez más, la gran ventaja que supone conocer posiciones de mate ya realizadas por otros jugadores. El Diagrama 98 reproduce una posición de la partida Fuchs - 8 Hansen (R.D.A. 1965). Es una po- 7 sición muy parecida al ejemplo 6 anterior. El Rey negro no puede ir 5 a la fila saporque se lo impiden sus propias piezas. Y está amena- 4 zado de mate con la Torre blanca 3 en e7. Aunque ese escaque está 2 defendido por la Dama negra y 1 por el Caballo de fS. Pero ambas a b e a b e piezas están sobrecargadas. Por Diagrama 98 ello, el blanco jugó: l. Dxc6+, d e d e g Dxc6 (forzada); 2. Cd4+, Cxd4 (nuevamente forzada); 3. Te7++. h 8 7 6 5 4 3 Hay una jugada táctica, basada en los mates anteriores, que consiste en hacer coincidir en un momento dado, y en posiciones adecuadas, un Alfil y una Torre sobre el Rey adversario, dando ja- que al mismo tiempo por lo que ninguna pieza puede venir a ínter- 7 ponerse. Y al moverse el Rey ocupe la casilla exacta para reci- 5 bir el mate. Veamos un ejemplo, 4 que es la mejor explicación. a b e d e El Diagrama 99 reproduce 3 ru///,'hwumF'~'•uuu,•P"'=• una posición de la partida Kon- 2 drakov- Glujovsky (URSS 1965). 1 Teniendo en cuenta la situación a b e del Rey blanco, y la existencia de Diagrama 99 d e g h 8 7 6 5 4 3 2 g h 111
  • 101. JOSÉ MARÍA OLÍAS piezas blancas en h2, g2, y d2 que impedirán moverse al Rey, el ne- gro ideó la siguiente combinación: l. ..., Dxf1+!; 2. Rxf1, Ad3+! dando jaque al mismo tiempo con el Alfil y la Torre de f8 por lo que el Rey blanco no tiene más remedio que moverse. 3. Rg1, Tf1++. El mismo resultado si 3. Re1, Tfl++. Esta combinación es muy conocida, y se repite de cuando en cuando; empezando siempre por el sacrificio de Dama, para que el bando débil no tenga más opción que aceptar el sacrificio. La misma combinación exactamente es la que remata la partida Nei - Petrosian (URSS 1960) que se refleja en el Diagrama 1OO. El rey negro está encajonado en el 8 rincón. Su Caballo de f8 le va a 7 impedir que escape por esa casi- lla. Ysu peón de h7 va a colaborar 5 en el mate de Torre y Alfil, como es preceptivo. La combinación fue: l. Dg8+, 3 Rxg8; 2. Ae6+, Rh8; 3. Tg8++. En 2 realidad, la combinación no tuvo 1 que llegar a su fin. Después de 2. a b e a b e Ae6+, ... abandonó el negro, que Diagrama lOO era nada menos que Tigran Petro- sian, pocos años más tarde campeón del mundo. d e g h 8 6 5 4 3 d e No intentamos relacionar entre sí las secciones de estas Leccio- nes. Por ello, las partidas famosas no tienen que coincidir con el tema táctico o estratégico que se haya estudiado. Pero, como esta es la Lección de las coincidencias de piezas (Alfil y Torre) en el ata- que, la hemos hecho coincidir con una partida que concluye con la misma combinación para así rematar el tema con un último ejemplo. 111
  • 102. MATES DE TORRE YALFIL II PARTIDA FAMOSA: RETI • TARTAI<OWER Ricardo Reti fue uno de los más grandes jugadores de ajedrez a lo largo del tiempo. Nació el 24 de mayo de 1889 en la ciudad aus- tro-húngara de Pesinek que, después de la Primera Gran Guerra, fue incorporada a Checoeslovaquia. Murió a los cuarenta años, en Praga, el 6 de Junio de 1929. No fue campeón del mundo por- que coincidió con tres supercampeones: Lasker, Capablanca y Alekhine, pero ha habido campeones menos importantes que él. Su rival de esta partida, Tartakower (1887-1956), nacido ruso, convertido en polaco por las modificaciones de frontera después de la 1Gran Guerra, y nacionalizado francés. Dr. en Leyes por la Uni- versidad de Viena y periodista, formó parte del grupo de los diez o doce mejores jugadores de su época, participando en los principa- les torneos. Entre otros en el de Nottingham 1936, probablemente el más fuerte de la Historia. l. e4, c6. Defensa Caro-Khan (v. Lecciones 18ay 19a). 2. d4, dS; 3. Cc3, dxe; 4. Cxe4, Cf6; 5. Dd3, a b e d e g h eS; 6. dxe, DaS+; 7. Ad2, DxeS; 8 8. 0-0-0, ... (Diagrama 101). Con 7 esta jugada del blanco da la im- 6 presión que deja el Caballo para 5 recuperarlo después con Tel. Pero Reti estaba pensando en 4 algo más productivo. 8. ..., Cxe4; 3 9. Dd8+!, Rxd8; 10. Ag5+, Re8; 11. Td8++. Si 10...., Rc7; 11. 1 Ad8++. Exactamente la misma combinación que hemos visto en los ejemplos anteriores. Yhecha a un gran maestro. a b e d e Diagrama 101 8 6 5 4 3 2 g h 113
  • 103. JOSÉ MARÍA OLÍAS NOCIONES DE APERTURA: DEFENSA FRANCESA 11 d) Variante Mac-Clutchon.- l. e4, e6; 2. d4, dS; 3. Cc3, Ab4; 4. a3,Axc3; 5. bxc3,dxe; 6.Dg4, Cf6; 7.Dxg7, Tg8; 8.Dh6,c5; 9. Ce2, ... (mejor que 9. Ab2, ...); 9...., Tg6; etc. e) Ataque Alekhine- Chatard.- Es una variante de la clásica. No se juega mucho en la actualidad en los grandes torneos, pero es muy interesante porque enseña las debilidades de la Francesa, y ejercita en la combinación; lo que es muy importante para mejorar la calidad de ajedrecista. l. e4, e6; 2. d4, dS; 3. Cc3, Cf6; 4. AgS, Ae7; 5. eS, Cd7; 6. h4, ... (entregando un peón para ganar tiempo en el ataque). 6...., AxgS; 7. hxgS, DxgS; 8. Ch3, De7; 9. Dg4, g6; 10. 0-0-0, ... y el blanco pre- para el ataque sobre el flanco del Rey. Claro está que para el negro es suicida el enroque corto. En esta variante es frecuente, por parte del blanco, el sacrificio del Alfil por dos peones centrales, tratando de abrir el centro y apo- derarse de la columna d y colocar un Caballo en f6. El negro con- traatacará por el flanco de Dama tratando de expulsar el Caballo de c3 y entrar con su Dama por a2. 114
  • 104. Lección 17a EJERCICIOS DE MATE CON TORRE Y ALFIL Los problemas que siguen están todos basados en el mate de Torre y Alfil. O, al menos, en la amenaza de dicho mate. Todos ellos concluyen con jaque mate del bando vencedor. a b e d e f g h a b e d e f g h Diagrama 102 Las negras juegan y ganan. a b e d e f g h Diagrama 103 Las blancas juegan y ganan. 115
  • 105. JOSÉ MARÍA OLÍAS a b e d e g h a b e d e g h 8 8 8 7 7 7 6 6 5 5 4 4 3 3 2 2 a e e g Diagrama 104 Diagrama 105 Las blancas juegan y ganan. Las negras juegan y ganan. a b e d e g h a b e d e g h 8 8 8 7 7 7 6 6 6 5 5 5 4 4 4 3 3 3 2 2 2 a e d e g a e e g h Diagrama 106 Diagrama 107 Las blancas juegan y ganan. Las blancas juegan y ganan. a b e d e g h 8 8 8 7 7 7 6 6 6 5 5 5 5 4 4 4 4 3 3 3 3 2 2 2 2 a b e d e g a b e d e g h Diagrama 108 Diagrama 109 Las negras juegan y ganan. Las blancas juegan y ganan. 11 ¡;
  • 106. EJERCICIOS DE MATE CON TORRE Y ALFIL a b c d e f g h a b e d e f g h Diagrama 11O Diagrama 111 Las blancas juegan y ganan. Las blancas juegan y ganan. PARTIDA FAMOSA: TARRASCH - MIESES (BERLÍN 1916) El doctor Siegbert Tarrasch (1862-1934) nació en Breslau, Ale- mania. Estudió Medicina ejerciendo durante muchos años en Nü- remberg y después en Munich. Sus reiterados triunfos en Torneos le ganó el sobrenombre de «Coloso de los Torneos». Pero su dog- matismo a ultranza, y su manera de escribir y hablar ex cathedra, le valió el apelativo de «praeceptor germaniae». R. Fine, refierién- dose a sus escritos, afirma que debieran llamarse «Así habla Ta- rraschustra». Hubiera sido Campeón del Mundo si hubiera acep- tado el encuentro contra Steinitz, que le ofrecieron en La Habana, en 1893, cuando estaba en su mejor momento de juego. No lo aceptó por no abandonar su trabajo como médico. Años más tarde, en 1908, cuando jugó por el Campeonato con Lasker ni él era el mismo ni el joven Lasker era un anciano decadente como Steinitz quince años atrás. l. d4, e6; 2. e4, dS. Por inversión de jugadas ha resultado una Defensa Francesa (v. Lecciones lSa y 16a). 3. Cc3, dxe; 4. Cxe4, 117
  • 107. JOSÉ MARÍA OLÍAS Cd7; 5. Cf3, Cd-f6; 6. Ad3, Ae7; 7. 0-0, Cxe4; 8. Axe4, Cf6; 9. Ad3, b6. Mejor hubiera sido 9...., 0-0. 10. CeS, 0-0; 11. Cc6, Dd6; 12. Df3, ... Manteniendo la presión del Caballo y evitando 12...., Ab7 por 13. Cxe7+, Dxe7; 14. Dxb7, ... 12. ..., Ad7; 13. Cxe7+, Dxe7; 14. Ag5, Ta-c8. Para evitar la presión blanca las negras po- dían jugar 14...., h6 pero probablemente no les apetecía 15. Axf6, Dxf6; 16. Dxf6, gxf6. 15. Tf-e1, a b e d e 9 h Tf-e8; 16.Dh3, ... Evitando 16. 8 ..., h6 por 17. Axh6, gxh6; 18. Dxh6, ... con la amenaza de 19. Te3, ... 16. ..., Dd6; 17. Axf6, 6 gxf6 (Diagrama 112). Si ahora 5 18. Dxh7+, Rf8 y 19...., Re7 con 4 la amenaza 20...., Th8. 18. Dh6! 3 ... Amenaza 19. Axh7+, Rh8; 20. Ag6+, Rg8; 21. Dh7+, Rf8; 22. Dxf7++. 18. ..., fS; 19. Te3, Dxd4; 20. c3, ... Rinden. Vaya donde vaya la Dama negra la ju- Diagrama 112 gada 21. Tg3, ... es mortal. NOCIONES DE APERTURA: DEFENSA SICILIANA 1: 1. e4, eS 8 6 5 Fue considerada durante mucho tiempo desfavorable para las negras y, por tanto, poco practicada. Pero en la segunda mitad del si- glo XX, con el resurgir de l. e4, ... se ha convertido en arma predi- lecta de los ajedrecistas del mundo entero; a pesar de que Botvinnik, Campeón del Mundo casi ininterrupidamente, desde el final de la Guerra Mundial hasta 1963, seguía fiel partidario de la Caro - Kann. Pero jugadores como Rossolimo, Najdorf, Boleslavsky y, después, Spassky, Fischer y Karpov, la han practicado con asiduidad. 118
  • 108. EJERCICIOS DE MATE CON TORRE YALFIL Pero hay que tener mucho cuidado con esta defensa, tanto blancas como negras, pues exige de ambos contendientes un juego sumamente exacto. Cualquier error, incluso una simple alteración del orden de las jugadas, puede desequilibrar la partida y ocasionar la pérdida de la misma. Variante moderna: 2. Cf3, ... a) 2...., d6; 3. d4, cxd; 4. Cxd4, Cf6; S. Cc3, a6 que es la que puso de moda Najdorf y recomendaba Fischer. A partir de aquí las blancas pueden optar por: 6. AgS, ...; 6. f4, ... la predilecta de Fis- cher 6. Ae2, ... esta última favorita de Karpov. b) 2...., e6; 3. d4, cxd4; 4. Cxd4, Cc6; S. Cc3, Cf6; 6. Cxc6, bxc6; 7. eS, CdS; 8. Ce4, Dc7; 9. f4, ... etc. Variante Sozin-Fischer.- Fue la predilecta de este gran genio del ajedrez. Tiene por objeto preparar un asalto de peones a la posición del Rey negro mediante 6. Ac4, ... seguido de f4 y fS y, si es pre'ciso, g3 y g4. Una evolución normal de este sistema sería: l. e4, eS; 2. Cf3, d6; 3. d4, cxd; 4. Cxd4, Cf6; S. Cc3, Cc6; 6. Ac4, ... esta es la jugada distintiva de esta variante. 6...., e6; 7. Ab3, ... etcétera. 119
  • 109. Lección 18a MATES DE TORRE Y CABALLO En el Diagrama 113 vemos las cuatro posiciones más frecuentes en las que un Rey, en este caso el negro, recibe mate por medio de una Torre auxiliada por un Caba- llo. En las dos primeras el bando vencedor necesita la ayuda de un peón del bando débil para qui- tarle una casilla de escape al Rey, igual que ocurría en el caso de To- rre y Alfil. Pero en la tercera posición la Diagrama 113 Torre se basta con la ayuda del Caballo para dar mate. Esta situación solo se puede dar en alguno de los cuatro rincones del tablero. La cuarta posición es el caso del Rey encajado entre dos piezas suyas, que puede tener las dos versiones: que sea la Torre quien dé 121
  • 110. JOSÉ MARÍA OLÍAS el mate, como en el Diagrama; o que sea la Torre quien le impida la salida al Rey y el Caballo el que dé el jaque definitivo. Veamos ahora algunos ejem- a b e d e plos. En el Diagrama 114 se re- 8 produce una posición que corres- 7 ponde a la partida Bojtkevic - 6 Kuzin (Riga 1979). El jugador que llevaba las blancas, a quien le to- 5 caba jugar, observó que, dada la 4 situación de sus Torres, si colo- 3 caba el Caballo en f6 tendría la 2 posición de mate con Torre y Ca- 1 hallo. Pero había que desviar an- · a b e d e tes la Dama y la Torre de g6. Por Diagrama 114 otra parte, el Caballo necesitaba g h 8 7 6 5 4 3 2 g h dos jugadas para llegar a f6. La partida continuó: l. Ce4, Dxd5 (no había otra posibilidad); 2. Dg7+!, Txg7; 3. Cf6+, Rh8; 4. Txf8+, Rin- den. Si 4...., Tg8; 5. Th7++. Con una posición final como la tercera del Diagrama 113. En el Diagrama 115 vemos una posición de la partida Durt - 8 Koj (Berlín 1971). Le toca jugar a 7 las negras que tienen ante sí la 6 amenaza blanca Df7+ seguido de Dxf6+ y ganancia de Torre. Pue- 5 a b den hacer una jugada defensiva 4 ,______JHF///h pero optaron por atacar, dada la 3 situación de sus Caballos y su To- 2 rre de h8 dominando la columna semiabierta h. Jugaron: l. ..., e d e Dxg2+!!; 2. Cxg2, Cf3+; 3. Rfl, ... Diagrama 115 (si 3. Rhl, Txh2++); 3...., Cxh2+; g h 8 7 6 5 4 3 2 4. Rgl (si 4. Rel, Cf3+; 5. Rfl, Thl++); 4...., Cf3+; 5. Rfl, Thl++. En 122
  • 111. MATES DE TORRE YCABALLO este caso han colaborado los dos Caballos, aunque el mate es entre la Torre y el Caballo de f4 que impide la salida del Rey. El siguiente ejemplo es de la partida Rain - Klysh, jugada por correspondencia en 1962. En el Diagrama 116 vemos la a b e d e g h posición cuando le toca jugar a 8 8 las blancas. Lo primero que salta 7 7 a la vista es el sacrificio de Torre 6 6 en g7 puesto que puede ser susti- 5 tuida en el acto por la Torre de dl. (Es el caso que ya hemos comen- 4 tado de sacrificar una pieza que 3 no juega, la Torre de dl). Pero el problema es cómo seguir, puesto 1 que si el Rey negro va a h8 (si va a a b e h6 la Dama da mate en h4) la Diagrama 116 Dama blanca no puede ir a fS 5 4 3 2 d e g h pues esa casilla está defendida por el Caballo de h7. Pero sacrifi- cando la Dama se logra el mate con Torre y Caballo. La partida continuó: l . Txg7+, Rxg7; 2. Tgl+, Rh8; 3. Dxe8+!, ... y las negras se rindieron ante 3...., Txe8; 4. Cxf7++. También resulta tentador el 7 sacrificio de Dama en g6 en la Partida Richter- Langer (Berlín 5 1931) cuya posición reproduce el 4 Diagrama 117. Pero un sacrificio de Dama 3 hay que pensárselo dos veces. No 2 por el sacrificio en sí puesto que 1 a b e d e una pieza mal sacrificada basta a b e d e para perder la partida. Sino por- Diagrama 117 g h 8 6 5 4 3 2 g h 123
  • 112. JOSÉ MARÍA OLÍAS que la ausencia de la Dama puede ser decisiva en la continuación del ataque. Las blancas lo pensaron y lo hicieron: l. Dxg6+, fxg6 (Si l. ..., hxg6; 2. Cg5, Tf-b8; 3. h7+, Rf8 y 4. h8=D ++). 2. Tg7+, Rh8; 3. Cg5, ... Las blancas tienen tres piezas contra el Rey negro, que está abandonado por su Dama y solo tiene una Torre en su defensa. 3. ..., Txf6 (obligada ante la amenaza 4. Txh7+, ... y 5. Th8 ++); 4. exf6, Ae8 (tratando de evitar 5. Cf7++); 5. f7, ... y las negras rinden. Si 5...., Axf7;6. Cxf7++. Y si 5...., Ac6; 6. Txh7++. En el próximo ejemplo (Dia- 8 grama 118) vemos una posición que corresponde a la partida Ste- 7 fanson - Bjornsson (Reykjavik 1997). Le toca jugar a las blancas 5 que hallaron la jugada definitiva 4 que les ahorraba entrar en un fi- 3 nal muy complicado. l. Df6+, Dg7 (Si l. ..., Rg8; 2. Ch6+, ... cuesta la Dama); 2. Te7!, Dxf6 (la única 1 para no perder la Dama a cambio a b e d e d l T ) 3 e f6 l Diagrama 118e a orre ; . x , ... y as ne- gras se rinden porque no se puede evitar el mate 4. Th7++. g h 8 7 6 5 4 2 La posición final es la del mate puro de Torre y Caballo que veíamos en el caso tercero del Diagrama 113. PARTIDA FAMOSA: LASI<ER - VIDMAR El Dr. Emmanuel Lasker nació en Berlinchen (barrio de Berlín) el24 de diciembre de 1868, de raza judía. Estudió en las Universi- dades de Berlín, Gottinga, Heidelberg y Erlangen obteniendo el tí- 124
  • 113. MATES DE TORRE YCABALLO tulo de Doctor en Filosofía y Matemáticas, siendo profesor de di- chas disciplinas. Fue Campeón del Mundo de Ajedrez desde 1894, en que le gana el título a Steinitz, hasta 1921 en que lo pierde ante Capablanca, aunque desde 1915 estaba rehusando encontrarse con el título por en medio con su sucesor en el trono. Después de perder el título si- guió jugando torneos y obteniendo éxitos como el segundo puesto en Moscú 1925, y el tercer puesto en Moscú 1935. Fue el heredero y perfeccionador de la teoría de Steinitz del po- sicionalismo en ajedrez. Para muchos forma parte, junto a Morphy, Capablanca, Alekhine y Fischer, del quinteto de mejores maestros de la Historia. Falleció en Nueva York, donde vivía, el11 de enero de 1941. Milan Vidmar (1885 - 1962), su rival en esta partida que se jugó en San Petersburgo en 1909, nació en Leibach. Fue profesor de ingeniería eléctrica en Viena. Por la calidad de su juego era in- vitado constantemente a los grandes torneos, aunque nunca ganó ninguno. Fue algunas veces 2.0 (San Sebastian 1911, detrás de Capablanca), muchas veces 3.0 y rarísima vez bajaba del 4.0 puesto. R. Reti lo incluye en su lista de grandes maestros delta- blero. l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. AhS, d6 (Variante Steinitz contra la Apertura Española, v. Lección 12a). 4. d4, Ad7; S. Cc3, exd; 6. Cxd4, g6; 7. Ae3, Ag7; 8. Dd2, ... Preparando el enroque largo contra el enroque corto del negro. 8. ..., Cf6; 9. f3, 0-0; 10. 0-0-0, ... Con enroques contrarios se prepara una partida con ataques mutuos contra el Rey del adversario (v. Lección 31a). 1O. ..., a6; 11. Ae2, bS; 12. h4, CeS; 13. Ah6, ... Tratando de eliminar la principal pieza defensora del Rey. 13. ..., Cc4. Parece mejor 13...., Axh6; 14. Dxh6, eS; 15. Cb3, c4; 16. Cd4, b4; 17. CdS, CxdS; 18. exdS, f6; etc. 14. Axc4, bxc4; 1S. hS, c6. Buscando salida a la Dama negra para el contrajuego. Pero cuesta un peón y con él la partida. 16. Axg7, R:xg7; 17. hxg6, fxg6; 18. Cd-e2, Tf7; 19. Dxd6, Dh6; 20. Dd4, 125
  • 114. JOSÉ MARÍA OLÍAS eS; 21. CdS, ... (Diagrama 119). a b e d e g h 21. ..., Db7; 22. Dc3, TeS; 23. 8 8 Cxf6, Txf6; 24. Td6, Rinden. La 7 posición negra se desmorona. 24. 6 ... , Te-f1; 2S. Txh7+, Rxh7; 26. 5 5 Txf6, Txf6; 27. Dxf6, ... seguido de 28. Cf4, ... es suficiente. 4 4 3 3 2 NOCIONES DE APERTURA: a b e d e g h DEFENSA SICILIANA 11 Diagrama 119 Variante del Dragón: l. e4, eS; 2. Cf3, d6; 3. d4, cxd; 4. Cxd4, Cf6; S. Cc3, g6. Este movimiento y el siguiente del Alfil caracteri- zan esta variante del Dragón, la cual lleva a una lucha incisiva en la que parecen superiores las posibilidades del blanco. La continua- ción normal es 6. Ae3, Ag7; 7. f3, 0-0; 8. Ac4, ... que es la que opone más dificultades al contrajuego negro. 8...., Cc6; 9. Ab3, DaS; 10. Dd2, Ad7; 11. 0-0-0, Tf-c8; etc. Variante especial: En la actualidad, y dado el auge de esta de- fensa, los grandes maestros estan constantemente buscando nue- vas ideas. Una de ellas es la siguiente: l. e4, eS; 2. Cf3, d6; 3. c3, ... (esta es la novedad en la que se pre- fiere por el blanco preparar un centro fuerte de peones en vez de cambiar enseguida el peón de eS). 3... ., Cf6; 4. Ae2, Cb-d7 (Aquí podría jugarse 4...., g6 y entrar en la línea del Dragón. No se puede jugar 4. ..., Cxe4; S. Da4+, ... y el blanco gana pieza). S. d3, b6; 6. 0-0, Ab7; 7. Cb-d2, g6; 8. Te1, ... etc. También podría jugar el blanco 8. d4, ... sacrificando el peón para incrementar la potencia del ata- que, como en la línea Sozin-Fischer. 126
  • 115. Lección 19a EJERCICIOS DE MATE CON TORRE Y CABALLO Todos los problemas que vienen a continuación están basados en esta jugada táctica, aunque haya que combinarla con otras juga- das tácticas ya conocidas. 8 7 6 5 4 3 2 Diagrama 120 Blancas juegan y ganan. 8 7 6 5 a b e d e f 8 7 6 5 4 3 2 a b e d e f Diagrama 121 Blancas juegan y ganan. g h 8 7 6 5 3 g h 127
  • 116. JOSÉ MARÍA OLÍAS a b e d e g h a b e d e g h 8 8 7 7 6 5 4 3 2 a e e g a e e g Diagrama 122 Diagrama 123 Negras juegan y ganan. Blancas juegan y ganan. a b e d e h a b e d e g h 8 8 8 8 7 7 7 7 6 6 6 6 5 5 5 4 4 4 3 3 3 2 2 2 a b e d e g h a b e d e g h Diagrama 124 Diagrama 125 Blancas juegan y ganan. Blancas juegan y ganan. 8 8 8 7 7 6 6 5 5 4 4 4 3 3 3 2 2 2 a b e d e g h a b e d e g h Diagrama 126 Diagrama 127 Blancas juegan y ganan. Negras juegan y ganan. 128
  • 117. 8 7 6 5 4 3 2 a b e d e f g h a b e d e f Diagrama 128 Blancas juegan y ganan. EJERCICIOS DE MATE CON TORRE Y CABALLO a b e d e f g h Diagrama 129 Negras juegan y ganan. 8 7 6 5 4, 3 PARTIDA FAMOSA: LASI<ER - TARRASCH Esta partida fue la 11a del encuentro, por el Campeonato del Mundo, que disputaron en Münich y Düsseldorf en agosto y sep- tiembre de 1908. Estaba concertado a ocho partidas, sin contar las tablas. La puntuación final fue de 8 - 3 con cinco empates, favora- ble a Lasker. l. e4, e6; 2. d4, dS. Defensa Francesa. 3. Ce3, Cf6; 4. AgS, Ab4; S. exd, DxdS; 6. Cf3, eS; 7. Axf6, gxf6; 8. Dd2, Axe3; 9. Dxe3, Cd7; 10. Td1, Tg8; 11. exe, DxeS; 12. Dd2, Dh6; 13. e3, a6?. Se hace con la idea de sacar el Alfil por b7. Pero parece mejor 13...., eS a lo que probablemente seguiría 14. Tg1, CeS; 1S. AbS+, Re7 (si 1S...., DxbS; 16. Dd8++); 16. Ae2, AfS; etc. 14. De2, fS. Obligada pero se cierra aún más la salida del Alfil. 1S. g3, CeS; 16. Ag2, De7; 17. De2, bS. Consecuente con su idea de sacar el Alfil por b7. Pero era mejor 17...., Ad7 con la probable continuación 18. Cd4, eS; 19. Ah3, f4; 20. Axd7+, Cxd7; 21. CfS, Tg6: etc. 18. 0-0, Ab7; 19. e4, b4; 20. Dd2!, Th8; 21. Dh6, Axf3; 22. Axf3, DeS; 23. Tf-el!, ... Sacrificando un peón en aras del ataque. 23. ..., Dxb2; 129
  • 118. JOSÉ MARÍA OLÍAS 24. Df4, TeS¡ 25. Dd6! ... (Dia- a b e d e grama 130). 25. ..., f6. La ame- 8 naza era 26. Ac6+, Txc6; 27. 7 Dd8++. 26. Ah5+, Tg6¡ 27. Axg6+,hxg6¡28.Txe6+,Rinden. 5 4 NOCIONES DE 3 APERTURA: DEFENSA CARO - I<ANN 1 1 abcde gh l. e4, c6 y queda planteada. Se Diagrama 130 debe a los ajedrecistas alemanes 8 Caro y Kann y se empezó a jugar en el siglo XIX. Al principio no tuvo muchos partidarios y fue calificada, erróneamente, de pasiva. Pero en aquella época se consideraba pasivo todo lo que no fuera ir directamente contra el Rey contrario. Da la impresión de ser una defensa cerrada pero es susceptible de abrirse en cualquier mo- mento creándole problemas al blanco. Fue la favorita de Capablanca, cuando no quería entrar en la Española. Botvinnik era un gran experto en ella y la practicó con éxito en sus encuentros por el Campeonato del Mundo contra Smyslov y Thal. Veamos las principales variantes: Antigua: 2. d4, dS; 3. eS, AfS; 4. Ad3, Axd3; S. Dxd3, e6; 6. Cc3, Db6!; 7. Cg-e2, eS; 8. dxc, AxcS; 9. 0-0, Ce7; etc. Clásica: 2. d4, dS; 3. Cc3, dxe; 4. Cxe4, ... i) 4...., AfS; 5. Cg3, Ag6; 6. h4, h6; 7. Cf3, Cd7; 8. hS, Ah7; etc. ii) 4...., Cf6; 5. Cxf6+, gxf6; 6. c3, AfS; 7. Ce2, hS!; 8. h4, Cd7; et- cétera. iii) 4...., Cd7; S. Cf3, Cg-f6; 6. Cg3, e6; 7. Ad3, Ae7; 8. 0-0, eS; et- cétera. 130
  • 119. Lección 20a MATES DE ALFIL Y CABALLO No son tan frecuentes como el mate ayudado con una Torre. Pero, por lo mismo, son más inesperados y se benefician con más facilidad del factor sorpresa. En el Diagrama 131 vemos los cuatro casos más típicos de este mate. Los cuatro necesitan un rincón para que se produzcan. Pero puede ocurrir que las pro- pias piezas del Rey víctima del mate colaboren reproduciendo las características de un rincón. Es decir, quitándole al Rey casi- llas de escape. El Diagrama 132 reproduce una posición de la partida Benko Diagrama 131 - Hartman (Noruega 1984). Le toca jugar a las negras y el jugador que las lleva ha colocado su Al- fil y su Caballo en la situación idónea para dar el mate que se re- 131
  • 120. JOSÉ MARÍA OLÍAS fleja en la posición 4a del Dia- grama 131 . Lo único que le es- 8 torba es el peón de g2. Pero eso 7 tiene un fácil remedio sacrifi- cando la Dama. La partida siguió: l. ..., Dxg2+ y las blancas se rin- dieron. En efecto, 2. Rxg2, Af3+; 3. Rg1, Ch3++. 3 Una vez más se demuestra la 2 necesidad de tener los piezas 1 a b e lmmJ"""'< coordinadas y no abandonar la = "'---:----' e defensa del Rey propio. En este Diagrama 132 caso las blancas habían dejado a d e g h 8 7 6 5 4 3 2 g su Rey solo, con la única ayuda de una Torre, que es la pieza que peor defiende, contra el ataque combinado de tres piezas contra- nas. El siguiente ejemplo es un poco más complicado de ver porque es una combinación más larga. El Diagrama 133 representa una po- sición de la partida N. N. - R. Fine jugada en simultáneas. El Rey blanco no está en un rincón, pero 6 sus propias piezas, los peones de 5 f2 y e3 y el Alfil de fl, le impiden usar casillas de escape. 3 La partida siguió: l. ..., Td2+; 2 2. Cxd2, Cd4+. Tiene que moverse a b el Rey, porque es un jaque doble 1 <="'---:------' e de Caballo y Alfil en descubierta, a b e pero no tiene más que un sitio Diagrama 133 donde ir. 3. Re1, Cc2++. Gracias a d e g d e g h h 8 6 5 4 2 la colaboración de las piezas del adversario se ha reproducido una de las situaciones de mate con Caballo y Alfil. 132
  • 121. MATES DE ALFIL Y CABALLO Los dos mates que vemos a continuación son un ejemplo mag- nífico de lo importante que es conocer las situaciones de mate y las combinaciones ya realizadas en el tablero. Este conocimiento faci- litará enormemente el trabajo de combinar. El Diagrama 134 corresponde a una posición de la partida Wish- niakov - Owen (Nifni-Novgorod 1904). Le toca jugar a las blancas, que tienen una enorme ventaja de 6 desarrollo. Y, como en el caso an- 5 terior, las negras han dejado inde- 4 fenso a su Rey contra el ataque 3 coordinado de cuatro piezas blan- cas. Es lógico esperar lo peor para a b e d e el Rey negro, aunque quizá no tan 1 =""---,----""'"12zzL- -=""-,---' g rápido. e d e 9 La partida siguió: l. Dg8+, Diagrama 134 Rxg8 (Forzada. Si l. ..., Txg8; 2. h 8 6 5 4 3 h Cf7++). 2. Ce7+, ... Tiene que moverse el Rey negro pues le dan ja- que a la vez con Caballo y Alfil de c4. 2...., Rf8 (Si 2...., Rh8; 3. Cf7++). 3. C7-g6+, hxg6 (única). 4. Cxg6++. Hasta aquí es un ejemplo más de ingenio al combinar y encon- 7 trar un mate de Caballo y Alfil, 6 previo sacrificio de Dama y Caba- 5 llo. Pero veamos lo que ocurre en 4 el ejemplo siguiente. El Diagrama 135 corresponde 3 a la partida Podzerov - Kunsto- wicz, jugada por correspondencia 1 en 1970. Obsérvese que la posi- a b e a b e ción de las cuatro piezas blancas Diagrama 135 d e g h 8 6 5 4 3 d e g h 133
  • 122. JOSÉ MARÍA OLÍAS atacantes es idéntica al ejemplo anterior. También es idéntica la posición del Rey negro, con la única salvedad que en g7 hay un Al- fil en vez de un peón. No debe extrañar, por tanto, que la solución sea exactamente la misma. l. Dg8+, Rxg8 (Al igual que en el caso anterior la Dama no puede ser tomada por la Torre); 2. Ce7+, Rf8; 3. C7-g6+, hxg6; 4. Cxg6++. Y ahora nos entra la duda. ¿Desconocía Podzerov el ejemplo anterior? O, por el contrario, ¿por conocerlo dio con más facilidad con su combinación de mate? Más bien parece esto último. En cualquier caso es un estupendo ejemplo de que las posiciones se re- piten en el ajedrez. Y, por ello, mientras más posiciones conozca- mos más fácil nos será combinar. El caso que vemos a continuación es muy conocido porque sirve a la vez de ejemplo de jaque intermedio para ganar un tiempo, de desviación, y de mate con Alfil y Caballo. El Diagrama 136 refleja una posición de la par- tida Gundin - Bondaresvsky, ju- 7 gada en París en 1927. Le tocaju- 6 gar a las blancas y, aunque parece que están en apuros, tienen sus 4 piezas, Alfil y Caballo, estupenda- mente colocadas para el asunto que nos ocupa. Les estorba su a b propia Torre y la Dama negra. 1="'--- Pero no es difícil ver la combina- a b e e ción. Diagrama 136 La partida siguió: l. Te8+, ... d d e g h 8 6 5 3 e g h ya se ha quitado el estorbo de la Torre. l. ..., Txe8; 2. Dg4+!, ... y ahora o se quita la Dama negra tomando a la Dama blanca o se re- cibe el mate. 2...., Dxg4; 3. Cf6++. Mate de todas maneras. 134
  • 123. MATES DE ALFIL YCABALLO PARTIDA FAMOSA: JANOWSI<Y - SALWE David Janowsky (1868-1929) nació en Walkowisk (Polonia). Fue un jugador tremendamente combativo y eminentemente com- binativo. Partidario del ataque directo al Rey. Tuvo mucho éxito en los Torneos y consiguió bastantes premios de belleza. Uno de ellos es la partida que traemos aquí, que se jugó en Ostende, en 1906. Combatió dos veces contra Lasker por el Campeonato del Mundo pero sin ningún éxito. En 1909, en París, fue derrotado por 7 - 1 y dos tablas. Al año siguiente, en Berlín, fue derrotado por 8 - Oy tres tablas. Falleció en Hyéres (Francia). l. d4, dS. Apertura de peón de Dama (v. Lección 21a). 2. Cf3, e6; 3. e4, Cf6; 4. AgS, Ae7; S. e3, 0-0; 6. Ce3, b6; 7. Tcl, Ab7; 8. Ad3, Cb-d7; 9. exd, exd; 10. 0-0, a6; 11. De2, eS; 12. Tf-d1, e4. Cerrando el centro facilita el ataque del blanco sobre el flanco de Rey. Parece mucho mejor 12...., Ce4 a lo que podría seguir 13. Af4, fS; 14. dxcS, bxcS; 15. Dc2, ... etc. 13. Ae2, bS; 14. CeS, Ce4; 1S. Cxe4, dxe4; 16. Af4, Cf6; 17. f3, Ad6. 17...., dxf; 18. gxf, ... sería darle un extraordinario centro de peones al blanco. 18. fxe4, Cxe4; 19. b3, exb3. Un error dejar que el Alfil blanco se apodere de la diagonal a2-g8. Mejor parece 19. ..., Aa3 a lo que podría seguir 20. bxc4, Axcl; 21. Txcl, bxc4; 22. 8 Cxc4, TeS; etc. 20. Axb3, TeS; 21. 7 Txe8, Dxe8; 22. Tfl, AxeS; 23. AxeS, De6; 24. dS, Dg6; 2S. Tf4, 5 ... Amenazando 26. Tg4, ... 2S. ..., 4 fS; 26. De2, CgS; 27. Tf1, ... Se amenazaba 27...., Ch3+. 27. ..., 3 h6; 28. h4, Ce4? (Diagrama 137). Un gravísimo error que acelera de 1 forma espectacular el desenlace. a b e a b e De todas formas la partida estaba Diagrama 137 d e g h 8 7 6 5 4 2 d e g h 135
  • 124. JOSÉ MARÍA OLÍAS perdida. Lo mejor 28. ..., Cf7 seguiría 29. Ac7, ... con la amenaza de avanzar el peón de dS. 29...., Cd6; 30. Axd6, Dxd6; 31. TxfS, ... 29. Dxe4!!, fxe4; 30. d6+, Rh7; 31. Txf8, Dg4. Hay que quitar la Dama para evitar el mate. 32. Ag8+, Rh8; 33. Af7+, ... 32. Ag8+, Rg6; 33. M7+, Rinden. Si 33. ..., Rh7; 34. hS, ... y hay que sacrifi- car la Dama para evitar el mate. NOCIONES DE APERTURA: DEFENSA CARO - I<ANN 11: 1. e4, c6 Ataque Panov.- 2. d4, dS; 3. exd, cxd; 4. c4, ... Empieza el ataque Panov, que tiene mucha semejanza con el Gambito de Dama (v. Lección 30a). Entre sus principales partidarios se encuentran Capablanca, Alekhine, Botvinnik, Tahl, Spassky, todos ellos fueron Campeones del Mundo. 4...., Cf6; S. Cc3, ... i) S...., g6; 6. Db3, Ag7; 7. cxd, 0-0; 8. Ae2, Cb-d7; etc. ii) S...., e6; 6. Cf3, Ae7; 7. cxd, CxdS; 8. Ac4, 0-0; etc. iii) S...., Cc6 a) 6. AgS, e6; 7. Cf3, Ae7; etc. b) 6. Cf3, Ag4; 7. cxd, CxdS; etc. Variante moderna.- 2. Cc3, dS; 3. Cf3, Ag4; 4. h3, Axf3; S. Dxf3, Cf6; 6. d3, e6; etc. 136
  • 125. Lección 21a EJERCICIOS DE MATE CON ALFIL Y CABALLO En los ejercicios que vienen ahora, sacados todos de partidas reales, se utilizan, a veces, más piezas para preparar la posición fi- nal en la que deciden Alfil y Caballo. Son todos ejercicios de mate, aunque quizá un bando se rinda antes. a b c d e f g h Diagrama 138 Diagrama 139 Juegan blancas y ganan. Juegan blancas y ganan. 137
  • 126. JOSÉ MARÍA OLÍAS h a b e d e g h 8 8 8 7 7 7 6 6 5 5 4 3 3 2 a e e g a b e d e g h Diagrama 140 Diagrama 141 Juegan blancas y ganan. Juegan blancas y ganan. a b e d e g h a b e d e g h 8 8 7 7 6 6 5 5 4 4 3 3 2 2 a b e d e g h a b e d e g h Diagrama 142 Diagrama 143 Juegan blancas y ganan. Juegan blancas y ganan. a b e d e h a b e d e g h 8 8 8 7 7 7 6 6 6 5 5 5 4 4 4 3 3 3 2 2 2 a b e d e g h Diagrama 144 Diagrama 145 Juegan blancas y ganan. Juegan blancas y ganan. 138
  • 127. 8 7 6 5 4 3 2 Diagrama 146 Juegan blancas y ganan. EJERCICIOS DE MATE CON ALFIL YCABALLO 3 2 a b c de fg h a b e d e f Diagrama 147 Juegan blancas y ganan. 8 6 5 4 PARTIDA FAMOSA: CAPABLANCA - BERSTEIN José Raúl Capablanca nació en La Habana el19 de noviembre de 1888. Aprendió a jugar al ajedrez a los cuatro años, sin que nadie le enseñara, simplemente viendo jugar a su padre. Alos once años era ya campeón de Cuba. Durante varios años abandonó el ajedrez para de- dicarse a los estudios en la Universidad de Columbia, que completó en la de Harvard. En 1909, siendo un desconocido, asombró a los norte- americanos ganándole un encuentro al Campeón de EE.UU., Frank J. Marshall, con el resultado apabullante de 8 - 1 y 15 tablas. Tan aplas- tante resultado no se lo querian creer en Europa y se pensó que hubo razones extrañas. Por ello, cuando fue invitado al Torneo de San Se- bastián de 1911, los maestros participantes no querian aceptarlo por- que decían que no tenía suficiente categoria para tal Torneo. Tuvo que expresar su interés el rey D. Alfonso XIII para que jugara. El resultado fue que Capablanca ganó el Torneo, y el premio de brillantez por su partida contra Berstein, la que veremos ahora. Fue Campeón del Mundo desde 1921, en que le ganó el título a Lasker, hasta 1927 en que lo perdió ante Alekhine. Un resultado que, como confesó posteriormente, ni el propio Alekhine se esperaba. 139
  • 128. JOSÉ MARÍA OLÍAS Aunque le deprimió esta inesperada derrota todavía siguió ga- nando torneos como Berlín y Budapest, en 1928; Ramsgate, Cars- bald, Barcelona, Budapest y Hastings en 1929; Nueva York 1931; Moscú 1936; y el gran Torneo de Nottingham en 1936, probable- mente el más fuerte de la Historia. Alekhine no le quiso dar el des- quite. Pero tuvo un encuentro contra Euwe en 1931 al que ganó por 2 - Oy 8 tablas. Euwe se proclamó Campeón del Mundo cuatro años más tarde cuando venció a Alekhine en 1935. Alo largo de 35 años de vida como ajedrecista Capablanca jugó 596 partidas, entre torneos y encuentros individuales, de las que perdió solamente 36. En su mejor época estuvo una vez nueve años, desde 1916 a 1925, sin perder una partida. Cuando, por fin, perdió una el New York Times puso la noticia en la 1a página. Falleció en Nueva York en marzo de 1942. Capablanca fue considerado como «la máquina de ajedrez» por su perfección. Lo que más sorprende al ver sus partidas es su gran seguridad y su exacta visión de la posición. Su facilidad para dar con la jugada precisa en las situaciones más extrañas. Como el caso extraordinario, comentado en otra Lección, del inesperado contraataque Marshall. Por otra parte, era excepcionalmente bueno en el final, con un concepto especial del mismo. Le han acusado de ser excesivamente posicional y poco combi- nativo. Lo que no era cierto, como se demuestra por los muchos premios de belleza que conquistó. Lo que sí fue cierto es que, en su última época, era bastante acomodaticio. Se contentaba con facili- dad con las tablas. l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6¡ 3. AbS, ... Apertura Española (v. Lección lOa). 3. ..., Cf6; 4. 0-0, Ae7¡ S. Cc3, d6¡ 6. Axc6, bxc6; 7. d4, exd¡ 8. Cxd4, Ad7¡ 9. AgS, 0-0; 10. Te1, h6; 11. Ah4, Ch7; 12. Axe7, Dxe7; 13. Dd3, Ta-b8; 14. b3, CgS¡ 1S. Ta-d1, DeS; 16. De3, Ce6¡ 17. Cc-e2, DaS; 18. CfS, ... Las negras con su jugada 17, atacando los peones del flanco de Dama, buscaban que las blancas llevaran alguna pieza hacia dicho flanco. La respuesta de las blancas ame- 140
  • 129. EJERCICIOS DE MATE CON ALFIL YCABALLO naza a la vez que defiende. Si 18....,Dxa2; 19. Dc3, Da6 (ante la pe- ligrosa 20. Tal, ...); 20. Cf4, f6 (obligada); 21. Dg3, gS (única); 22. Cg6!, Tf7!; 23. Cxh6+, Rg7; etc. 18.... CeS; 19. Ce-d4, Rh7. Contra la amenaza 20. Cxc6, Axc6; 21. Ce7+, ... recuperando la pieza con peón de ventaja y ganando la calidad. 20. g4, Tb-e8; 21. f3, Ce6; 22. Ce2, Dxa2. El negro toma el peón porque no se ha enterado de la que se le viene encima. 23. Ce-g3, Dxe2. Esta jugada parece in- dicar desprecio hacia el contrario. 24. Te1, Db2; 2S. ChS, Th8; 26. Te2, DeS; 27. f4, DbS; 28. Cfxg7, 8 ... (Diagrama 148); 28. ..., CeS?. 7 Una jugada mala, pero ¿qué ha- 6 cer? Lo lógico era 28...., Cxg7; 5 29. Cf6+, Rg6; 30. Cxd7, f6; 31. eS, 4 Rf7; 32. Cxf6, Te7; 33. Ce4, ... y la posición negra es insostenible. 3 29. Cxe8, Axe8; 30. De3, f6; 31. 2 Cxf6+, Rg6; 32. ChS, Tg8; 33. 1 fS+!, RgS; 34. De3+, Rh4; 3S. Dg3+, RgS; 36. h4++. NOCIONES DE APERTURA: a b e d e Diagrama 148 APERTURA DE PEÓN DE DAMA g h 8 7 6 5 4 3 Consiste en empezar con l. d4, ... y las dos variantes más em- pleadas son: a) l. d4, dS; 2. e3, Cf6; 3. Ad3, eS; 4. c3, Cc6; S. f4, Ag4; 6. Cf3, e6; 7. 0-0, ...; etc. b) l.d4,dS;2.Cf3,Cf6;3.e3,e6;4.Ad3,cS;S.c3,Cc6;6. Cb-d2, Ad6; 7. 0-0, 0-0; etc. 141
  • 130. Lección 22a MATE DE LA CRUZ O DE PHILIDOR Es un mate excepcional que se da con un Caballo solo, por lo que también se llama mate de la coz. La primera vez que se dio fue en una partida de Greco, jugando con negras, en 1619: l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, AcS; 4. 0-0, Cf6; S. Te1, 0-0; 6. c3, De7; 7. d4, exd; 8. eS, Cg4; 9. cxd, Cxd4; 10. Cxd4, Dh4; 11. Cf3, Dxf2+; 12. Rh1, Dg1+!; 13. Txg1, Cf2++. Este mate, o la amenaza del mismo es bastante más frecuente de lo que parece. Se da con el Rey en la posición del enroque, aun- que puede ocurrir en otro punto del tablero si se reproducen las circunstancias. EXTRACCIÓN Y ENCAMINAMIENTO La extracción es una jugada táctica que consiste en sacar al Rey del adversario de su refugio, cuando cree que se encuentra seguro después de enrocarse. Para ello hay que sacrificar alguna pieza, pero si se consigue atraer al Rey al centro del tablero es difícil que se escape del mate. 143
  • 131. JOSÉ MARÍA OLÍAS El encaminamiento tiene la misma base: A costa de una pieza se cambia al Rey contrario de casilla y se lleva a otra donde se le da mate. De esto hemos visto ya bastantes ejemplos. Recuerden, entre otros, los de la Lección 16acon sacrificio de Dama. El primer ejemplo de extrac- ción lo tenemos en una extraordi- naria partida del genial Alekhine. El Diagrama 149 reproduce una posición de la partida Alekhine - 6 Feld jugada en Tarnopol en1916, 5 en una sesión de simultáneas a la 4 ciega. Le tocaba jugar al blanco y 3 la partida continuó: l. Cf7, Rxf7 (Si l ...., Dc8; 2. Dxe6, Ad8; 3. a b e Ch6+, Rh8 porque es jaque a la 1= CLL--- vez con Caballo y Dama; 4. Dg8+, a b e Txg8; 5. Cf7++. El mate de la cruz Diagrama 149 que acabamos de ver). 2. Dxe6+, d e g h 8 6 5 4 3 2 Rg6 (Si 2...., Rxe6; 3. Cg5++); 3. g4. Rinden. Si 3. ..., Ae4; 4. Ch4++. Una partida extraordinaria aun en circunstancias normales. No a b e d e g h hay calificativos si tenemos en 8 cuenta que fue jugada en simultá- 7 neas y ¡a la ciega! Sin que el blanco 6 6 viera el Tablero. Asombroso. 5 5 El siguiente ejemplo es del 4 4 también genial Fischer, aunque en este caso no es una combina- 3 3 ción pensada sobre la marcha, 2 sino la variante de una apertura 1 preparada de antemano. En el a b e d e g h Diagrama 150 se reproduce una Diagrama 150 144
  • 132. MATE DE LA CRUZ O DE PHILIDOR posición de la partida Fischer - Reshevsky, Campeonato de EE. UU. 19S8-S9, después de la jugada 8...., CaS. Es un error jugar este Ca- ballo antes de jugar el peón e7-e6. Fischer se aprovechó en el acto. 9. eS, CeS (Si 9. ..., ChS; 10. g4, ... gana el Caballo); 10. Axf7+!, Rxf7 (Si 10...., Txf7; 11. Ce6, ... gana la Dama); 11. Ce6, dxe6 y pierde la Dama. Lo correcto era abandonar pero al gran maestro Reshevsky le era muy duro perder en once jugadas ante un muchacho de quince años. Si 11. ..., Rxe6; 12. a b e d e 9 h DdS+, RfS; 13. g4+, Rxg4; 14. 8 Tg1 +, ... y mate en dos. La partida 7 duró en una lenta agonía hasta que las negras se rindieron en la jugada 42. 5 El siguiente ejemplo (Dia- 4 grama 1S1) es de la partida Vara- 3 vin - Savarnitschin (Rusia 1991). Le toca jugar al blanco: l. Dxf7+, Rxf7; 2. Ae6+, Rf6; 3. eS+, RxeS 1 (Si 3...., CxeS ó 3...., dxeS; 4. a b e Ce4++); 4. Td1, Rf6 (Si 4...., gS; Diagrama 151 S. AxgS, Tf8; 6. f4+, Txf4; 7. gxf4++); S. Ce4+, ReS; 6. Af4+, Rxe4; 7. f3++. 8 El Diagrama 1S2 reproduce 7 una posición de la partida Bogda- 6 novic - Suetin (Yugoslavia 1967). 5 Le toca jugar a las blancas que lle- 4 van al Rey negro al centro delta- blero para darle mate. 3 l. Db8+, Re7; 2. Af6+, Rxf6; 3. 2 Dd8+, Rinden. En efecto, si 3...., 1 Rg7; 4. Tg3+, ... y si 3...., RfS; 4. DgS+, Re4; S. DeS++. a b e a b e Diagrama 152 8 d e g h d e 8 6 5 4 3 2 d e g h 145
  • 133. JOSÉ MARÍA OLÍAS PARTIDA FAMOSA: ALEI<HINE • LEVITZI<Y Alejandro Alekhine nació en Moscú el1 de noviembre de 1892, de una familia muy rica. Aprendió a jugar al ajedrez a los siete años. Alcanzó la categoría de maestro en 1909. Apartir de ese mo- mento empezó a lograr victorias, la más importante fue ir el pri- mero en el famoso torneo de Mannheim en 1914, que se interrum- pió por la I Guerra Mundial. Después de la Revolución fue traductor del Comintern hasta 1921 en que consiguió permiso para salir de la URSS. Entonces se instaló en París y solicitó la naciona- lidad francesa, adaptando su apellido que en ruso era Alejin. Apartir de ese momento sus triunfos fueron resonantes. Prime- ros premios en Budapest y la Haya en 1921; Carlsbad en 1923; Ba- den-Baden en 1925; Kecskemet en 1927. Y segundos premios en Pystian, detrás de Bogoljubow, y Londres, detrás de Capablanca, en 1922; Semmering, detrás de Spielman, en 1926; Nueva York, de- trás de Capablanca, en 1927. Estos éxitos lo calificaron como aspirante al título de Campeón del Mundo que ostentaba Capablanca. El encuentro tuvo lugar en Buenos Aires en 1927 y, contra todo pronóstico, acabó con el resul- tado, favorable a Alekhine, de 6- 3 y 25 tablas. Siendo ya Campeón obtuvo sus mejores y más resonantes triun- fos, destacando entre todos los de San Remo, en 1930, y Bled, en 1931. Además consiguió el récord mundial de simultáneas a la ciega, con 32 tableros, en Chicago el año 1933. . Pero el desquite con Capablanca se aplazaba y se hacía cada vez más difícil. Esto hizo que la gran amistad, que hasta entonces se profesaban, se enfrió hasta tal punto que llegaron a no saludarse. Le ofreció un encuentro a Bogoljubow, a quien ganó por 11 - 5 y 9 tablas, en 1929. En el desquite, en 1934, también le ganó por 8- 3 y 15 tablas. Le ofreció la oportunidad a Euwe en 1935; y ante la sor- presa general perdió por 8- 9 y 13 tablas. El desquite, en 1937, le ganó por 10 - 4 y 11 tablas. Con Capablanca se encontró, por pri- 146
  • 134. MATE DE LA CRUZ O DE PHILIDOR mera vez después de Buenos Aires, en Nottingham, 1936, donde Capablanca quedó primero, empatado con Botvinnik, y ganó su partida con Alekhine. En 1938 empezó las negociaciones con Botvinnik para un en- cuentro por el título. Pero volvió a tener la desgracia en la II Guer- rra Mundial. Los alemanes, al tomar París, lo acusaron de ser filosoviético. Los aliados, al acabar la guerra, lo declararon colabo- racionista y no quisieron reconocer su título, pues había jugado en Francia y Alemania hasta que en 1940 logró el visado para España. Falleció en Estoril en 1946. Botvinnik escribió sobre él: «La fuerza infinita de Alekhine con- sistía en una mezcla afortunada del elemento práctico y el creativo. Sus características eran la profundidad de estrategia, los largos cálculos y la originalidad. Su principal fuerza era su capacidad de combinar. Nunca habrá otro Alekhine». La partida que vemos a continuación se jugó en San Peters- burgo, en 1913. 1. e4, eS; 2. Cc3, Cf6. Apertura Vienesa (v. Lección sa). 3. Ac4, Cxe4; 4. DhS, ... Si 4. Cxe4, dS! 4. ..., Cd6; 5. Ah3, Cc6; 6. d3, Ae7; 7. Cf3, g6; 8. Dh3, CfS; 9. g4!, Cd4; 10. Ah6, Cxb3. Mejor primero 10...., Tg8 a lo que seguiría 11. Ad2, hS; etc. 11. axb3, fS; 12. Ag7!, fxg4; 13. Dh6, Af8; 14. Axf8, Txf8; 15. CgS, Cd4!; 16. Cxh7, Tg8 (Diagrama 153); 17. CdS, Cxc2+; 18. Rd2, ... 7 Si 18. Re2, c6; 19. Ch-f6+, Rf7; 20. 6 Cxg8, Dxg8; 21. Cb6, Cxa1; 22. 5 Txa1, Tb8; etc. 18. ..., Cxa1; 19. 4 Txa1, c6; 20. Ch-f6+, Rf7; 21. Cxg8, Dxg8. Más resistencia ofre- 3 cía 21 ...., cxdS a lo que podría se- 2 guir 22. Dh7+, Rf8; 23. Dh8, 1 a b e d e fmmJ""""· Dg5+; 24. Rd1, DhS. 22. Cb6, """a=---b--' e d e Tb8; 23. Cc4!, d6; 24. Cxd6+, Diagrama 153 g h 8 7 6 5 4 3 2 g h 147
  • 135. JOSÉ MARÍA OLÍAS Re7; 25. Cc4, MS; 26. Tel, Dh8; 27. De3, Td8; 28. CxeS, Rf6; 29. Cxg4+, Axg4; 30. DeS+, Rinden. Si 30...., Rf7; 31. De7+, Rg8; 32. Dxd8+, Rh7; 33. Te7+, Dg7; 34. Txg7+, ... NOCIONES DE APERTURA: DEFENSA INDIA DE REY 1 l. d4, Cf6; 2. c4, g6; 3. Cc3, Ag7; 4. e4, d6; S. Cf3, 0-0. a) Sistema 6. h3, ... busca prevenirse contra el movimiento ne- gro Cg4. Sigue: 6....,eS; 7. dS, Cb-d7; 8. g4, CeS; etc. b) Sistema clásico: l. d4, Cf6; 2. c4, g6; 3. Cc3, Ag7; 4. e4, d6; S. Cf3, 0-0; 6. Ae2, eS; 7. 0-0, ... i) 7...., Cb-d7; 8. dS, CeS; 9. Dc2, aS; 10. Cd2, ... para cambiar el Caballo por el negro de eS; etc. ii) 7...., Cc6; 8. dS, Ce7; 9. Cel, Cd7; etc. 148
  • 136. Lección 23a EJERCICIOS DE MATE CON EXTRACCIÓN O ENCAMINAMIENTO A continuación van una serie de problemas en los que, para re- solverlos, hay que emplear como jugada táctica principal el en- caminamiento o la extracción. Están sacados de partidas reales. a b c d e f g h Diagrama 154 Las blancas juegan y ganan. a b c d e f g h Diagrama 155 Las blancas juegan y ganan. 8 149
  • 137. JOSÉ MARÍA OLÍAS a b e d e g h a b e d e g h 8 8 8 8 7 7 7 6 6 6 5 5 4 4 3 3 2 2 a e e g a b e d e g h Diagrama 156 Diagrama 157 Las negras juegan y ganan. Las negras juegan y ganan. a b e d e g h a b e d e g h 8 8 8 8 7 7 7 7 6 6 6 6 5 5 5 5 4 4 4 4 3 3 3 3 2 2 2 2 a b e e g a e e g Diagrama 158 Diagrama 159 Blancas juegan y ganan. Negras juegan y ganan. a b e d e g h a b e d e g h 8 8 8 7 7 7 6 6 6 5 5 5 4 4 4 3 3 3 2 2 2 a b e d e g h a b e d e g h Diagrama 160 Diagrama 161 Negras juegan y ganan. Blancas juegan y ganan. 150
  • 138. EJERCICIOS DE MATE CON EXTRACCIÓN O ENCAIVIINAMIENTO a b e d e f g h a b e d e f g h 8 8 8 8 7 7 7 7 6 6 6 6 5 5 5 5 4 4 4 4 3 3 3 3 2 2 2 2 a b e d e f g h a b e d e f g h Diagrama 162 Diagrama 163 Blancas juegan y ganan. Negras juegan y ganan. PARTIDA FAMOSA: ALEI<HINE · ALEXANDER Esta partida se jugó en el Torneo de Nottingham, 1936, y reci- bió el premio al mejor ataque. 1. d4, Cf6; 2. c4, e6; 3. Cf3, b6; 4. g3, Ab7. Defensa India de Dama (v. Lección 36a). 5. Ag2, Ah4+; 6. Cb-d2, 0-0; 7. 0-0, Axd2; 8. Dxd2, d6; 9. b3, Cb-d7; 10. Ab2, Tb8. Para prevenir 11. CeS, ... 11. Ta-d1, Ce4. Parece mejor 11. ..., a6 a lo que podría seguir 12. Tf-e1, bS; 13. cxbS, axbS; 14. a3, 8 AdS; etc. 12. De3, fS; 13. dS!, 7 exd; 14. cxd, Cd-f6; 15. Ch4, 6 Dd7. No se puede lS...., AxdS 5 pues 16. Axf6, ... gana pieza. Pero 4 parece más seguro 1S. ..., Ac8 a lo que seguiría 16. f3, CeS; 17. 3 Dd2, ChS; 18. e3, gS; 19. CxfS, AxfS; 20. Dc3, Df6; 21. g4, ... etc. 1 16. Ah3!, g6; 17. f3, CeS; 18. a b e a b e DgS, Dg7 (Diagrama 164). 19. Diagrama164 d e d e g h 8 6 5 4 2 g h 151
  • 139. JOSÉ MARÍA OLÍAS b4!, Cc-d7¡ 20. e4!, Cxe4¡ 21. Del!, Ce-f6; 22. Axf5!, Rh8. No se puede tomar el Alfil porque 22...., gxfS; 23. CxfS, Dh8 (única pues a 23...., Df7; 24. Ch6+, ... ganando la Dama); 24. DgS+, Rf7; 2S. Td-el, ... y las amenazas simultáneas 26. Te7++, ... ó 26. Ch6++ son imparables. 23. Ae6, Aa6¡ 24. Tf-el, CeS¡ 25. f4, Cd3; 26. Txd3!, ... Claro que el Alfil de b2 valía más para el ataque que la Torre. 26. ..., Axd3¡ 27. g4, Rinden. La amenaza 28. gS, ... no tiene parada. NOCIONES DE APERTURA: DEFENSA INDIA DE REY 11 e) Sistema Petrosian: l. d4, Cf6; 2. c4, g6; 3. Cc3, Ag7; 4. e4, d6; S. Cf3, 0-0; 6. Ae2, eS; 7. dS, Cb-d7; etc. d) Variante de los cuatro peones: l. d4, Cf6; 2. c4, g6; 3. Cc3, Ag7; 4. e4, d6; S. f4, eS; 6. dS, 0-0; etc. e) Sistema Saemisch: Es el más popular hoy día contra la India de Rey. l. d4, Cf6; 2. c4, g6; 3. Cc3, Ag7; 4. e4, d6; S. f3, ... es la que define este sistema. S...., 0-0; 6. Ae3, eS; 7. dS, ... En este sistema el blanco hace el enroque largo y ataca el enroque negro con los peo- nes de g y h. 152
  • 140. PARTE CUARTA LA COMBINACIÓN
  • 141. Lección 24a EL TIEMPO Y EL MATERIAL Hay una doctrina equivocada, a nuestro juicio, que sostiene que al ajedrez se puede jugar siguiendo dos sistemas o escuelas: Posi- cional o Combinativa. No es cierto. Siempre hay que combinar. En el sistema posicional se combina para ganar un simple peón o, in- cluso, para conseguir una situación o posición ganadora. En el sis- tema combinativo se combina en busca del mate, o de una ganan- cia decisiva de material. Pero siempre se combina. Y quien no sea capaz de combinar nunca jugará bien al ajedrez. También hay un tópico en el ajedrez sobre la combinación con- siderándola como una cualidad del individuo. Que, por tanto, no se puede aprender. Tampoco es cierto. Se puede aprender a combinar, y a hacerlo muy bien. Para ello hay que ejercitarse en el dominio de las jugadas tácticas, y mates básicos que hemos visto, y en conocer el máximo posible de posiciones ganadoras. Pero además hay que conocer, y cumplir, una serie de condiciones básicas, o elementos fundamentales de la combinación, que es lo que vamos a tratar de analizar en esta parte del libro. Para poder combinar con éxito es fundamental que las piezas 155
  • 142. JOSÉ MARíA OLÍAS del atacante estén mejor colocadas que las del atacado. Lo que sig- nifica mejor desarrolladas. De lo que se deduce que la «pieza» más importante del atacante es el «tiempo». Hay que ganar tiempo como sea antes de que el atacado pueda utilizar todas sus piezas en defensa del punto atacado. Y si es necesario se sacrifica una pieza para conseguir ese objetivo. De los miles y miles de ejemplos de la Historia del Ajedrez hay una partida que subyuga por la belleza y perfección de la combina- ción. Yporque se considera al tiempo, per se, con un valor muy su- perior al de la Dama propia. Es una partida jugada en Varsovia en 1844 entre Hoffman y Petroff, este último con negras: l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, AcS; 4. c3, ... (Giuco Piano, v. Lección 1a); 4...., Cf6; S. d4, exd; 6. eS, Ce4 (esta jugada no es la mejor pero hay que tener presente la fecha de la partida); 7. AdS, Cxf2; 8. Rxf2, dxc+; 9. Rg3, ... (lo mejor); 9...., cxb; 10. Axb2, Ce7. En este mo- mento, la pieza de menos del negro está compensada con los tres pe- ones, pero es preferible la situación del blanco por su mayor desarro- llo.11. CgS, ... (estajugadaesunerror); 11...., CxdS; 12. Cxf7, ... (el blanco espera 12...., Rxf7; 13. DxdS+, R juega 14. DxcS). Pero el negro considera que el tiempo de desarrollo vale más que su Dama 7 (Diagrama 16S). 12...., 0-0!!; 13. 6 Cxd8, Af2+; 14. Rh3, d6+; 1S. e6, Cf4+; 16. Rg4, Cxe6 (amenaza mate en dos); 17. g3, ... (buscán- 4 dose una salida para el Rey); 17. 3 ..., Cxd8+; 18. Rh4, Tf4+; 19. RgS, Ce6+;20.RhS,g6+;21.Rh6, Th4+; 1 a b e d e 22. gxh4, Ae3++. =~ e En el ejemplo anterior Petroff Diagrama 165 combinaba en busca del mate. g h 8 6 5 4 g h Veamos ahora una combinación en la que solo se busca la ganan- 156
  • 143. EL TIEMPO YEL MATERIAL cia de un peón y de una posición suficiente para ganar. 8 El Diagrama 166 reproduce una 7 posición de la partida Fischer - So- 6 frevsky jugada en Skopje en 1967, 5 después de la jugada 14 de las ne- gras. La partida continuó: 15. Cd5!, 4 ... Un salto inesperado de Caballo 3 que, además, no se puede comer. (Si 15...., exd5; 16. Txd5, ... seguido 1 de 17. Th5, ... y 18. Dh6, ...). 15. ..., a b e a b e Tf-e8; 16. Cxe7, Txe7; 17. Txd6, ... y Diagrama 166 ya se ha ganado el peón y la posi- d e g h 8 6 5 4 3 2 d e g h ción. 17...., Tc8 (previniendo contra la jugada 18. Th-dl, ... que cla- vaba el Alfil negro); 18. Dd4, Ae8; 19. Dxf6, Rinden. Hay partidas en que ambos contendientes están lanzados al ata- que contra el Rey contrario. Ocurre sobre todo en aquellos casos en que cada jugador ha enrocado por lado distinto. En estas cir- cunstancias un tiempo de ventaja es decisivo y hay que ganarlo, ge- neralmente, sacrificando piezas. Veamos un ejemplo de esto. El Diagrama 167 reproduce una po- sición de la partida Bagirod - Gu- feld, URSS 1973. Las negras están 8 sufriendo una presión que parece 7 definitiva. Por otra parte no tie- nen más que la Torre, y el peón de 5 c4, atacando. Pero les toca jugar. 4 La partida siguió: l. ..., Txf4 (pri- mer sacrificio para aliviar su pre- 3 sión). 2. Dxf4, c3; 3. Ac4, Ta3; 4. fxg4, Cb4; 5. Rbl, ... (única para 1 evitar el mate 5... . Tal++). 5...., a b a b e d e e d e Ae6 (una jugada de desviación). 6. Diagrama 167 g h 8 6 4 3 2 g h 157
  • 144. JOSÉ MARÍA OLÍAS Axe6, Cd3!; 7. Df7, ... (7. Txd3, Db8+; 8. Rc2, Db2+; 9. Rdl, Tal++); 7...., Db8+; 8. Ab3, Txb3+; 9. Rc2, Cb4+; 10. Rxb3, Cd5+; 11. Rc2, Db2+; 12. Rd3, Db5+; 13. Rinden. (13. Rc2, Ce3+; 14. Rcl, Dc2++). PARTIDA FAMOSA: ROTLEVI - RUBINSTEIN Akiba Rubinstein (1882-1961) nació el 12 de octubre de 1882, eh la ciuda:d polaca de Staviak, que en aquel tiempo pertenecía a Rusia. En su vida hay dos épocas: Antes de 1914, que empieza la I Guerra Mundial, y después de 1918, en que termina la guerra. An- tes de 1914 era el aspirante más calificado para luchar contra Las- ker por el Campeonato del Mundo. Pero no pudo conseguirlo por falta de un promotor que pusiera el dinero. Sufrió tantas penalida- des durante la guerra que resultó afectado en su sistema psíquico. Hasta tal punto que tuvo que recluirse en un sanatorio. Por ello, entonces tenía grandes altibajos. Grandes victorias y enormes fra- casos con errores increíbles. Sin embargo, en conjunto, pocos maestros han obtenido tanto éxito. Abandonó el ajedrez definitiva- mente en 1932, y se instaló en Bélgica donde falleció. Esta partida se jugó en Lodz, en 1907.- l. d4, dS¡ 2. Cf3, e6¡ 3. e3, eS¡ 4. c4, ... Defensa Tarrasch del Gambito de Dama (v. Lección 33a). 4. ..., Cc6¡ S. Cc3, Cf6; 6. dxcS, AxcS; 7. a3, a6; 8. b4, Ad6; 9. Ab2, 0-0¡ 10. Dd2, De7¡ 11. Ad3, dxc4¡ 12. Axc4, bS; 13. Ad3, Td8; 14. De2, Ab7; 1S. 0-0, CeS; 16. CxeS, AxeS; 17. f4, Ac7; 18. e4, ... Una jugada atrevida. Mejor parece 18. Ta-dl, ... a lo que podría seguir 18. ..., Ta-c8; 19. Ac2, Ab6; 20. Txd8, Axd8; 21. Tdl, Ac7; etcétera. 18. ..., Ta-c8; 19. eS, ... Después de 18. e4, ... no hay más remedio que seguir con todos los riesgos que trae consigo. 19. ..., Ab6+; 20. Rh1, Cg4!; 21. Ae4, ... Era mala 21. Dxg4, Txd3! 21. ..., Dh4. También sega- naba, aunque no tan rápida ni espectacularmente con 21. ..., Cxh2; 22. Tf-cl, ... (si 22. Rxh2, Dh4++); 22...., Cfl; 23. Dg4, ... (de nuevo si 23. T ó Dxfl, Dh4++); 23...., Ce3; 24. Dh3, h6; etc. 22. g3, ... Única. 158
  • 145. EL TIEMPO YEL MATERIAL (Diagrama 168). 22. ..., Txc3!; 23. a b e d e gxh4, ... Si 23. Axc3, A.xe4+; 24. 8 Dxe4, Dxh2++. Y si 23. A.xb7, Txg3; 7 24. Ta-cl, Th3; 2S. Tc2, Te3; 26. Dg2, Te1; 27. Ac3, Txf1+; 28. Dxf1, 5 Ce3; 29. De2, Cxc2; 30. Ad2, ... 4 (única); 30. ..., Cxa3. 23. ..., Td2!!; 24.Dxd2,Axe4+; 25. Dg2, Th3; 3,------·~~~-------~ 26. Rinden. No se puede evitar el 2 mate 26 ..., Txh2++. '""""oooo•. g h 8 abcde gh Diagrama 168 NOCIONES DE APERTURA: DEFENSA HOLANDESA l. d4, fS. Es una defensa contra la apertura l. d4, ... que, desde la primera jugada, está preparando el contraataque negro contra el enroque blanco. La usaron mucho los maestros soviéticos en la postguerra. Botvinnik y Bronstein la emplearon siete veces en las veinticuatro partidas de su encuentro, en 19S1, por el Campeonato del Mundo, con el resultado de 2 victorias de las blancas, 1 victoria de las negras, y 4 tablas. Veamos las principales variantes: Sistema Staunton: 2. e4, fxe; 3. Cc3, Cf6; 4. f3, Cc6; S. fxe, eS; 6. dxe, CxeS; etc. Sistema clásico: 2. c4, e6; 3. g3, Ab4+; 4. Ad2, Ae7; S. Ag2, Cf6; 6. Cc3, 0-0; etc. Sistema moderno: 2. g3, e6; 3. Ag2, Cf6; 4. Cf3, Ae7; S. 0-0, 0-0; 6. c4, d6; etc. Sistema Stonewall: 2. g3, e6; 3. Ag2, Cf6; 4. Cf3, Ae7; S. 0-0, 0-0; 6. c4, dS; etc. 159
  • 146. Lección 25a EL TIEMPO Y EL DESARROLLO Seguimos con la idea de que la pieza, o el elemento, más impor- tante que tiene a su disposición un jugador de ajedrez, es el tiempo. Ya se ha visto la importancia que tiene en el medio juego, y sobre todo en la preparación de un ataque, en que el jugador está dispuesto a sacrificar una pieza para ganar tiempo. En la apertura ocurre igual, aunque en este caso rara vez se sa- crifica una pieza pero sí un peón. Veamos un ejemplo de cómo en- tendía Alekhine la velocidad en el desarrollo, y el tiempo como fac- tor fundamental, a través de su partida Alekhine - Forester. l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. AbS, ... (Apertura Española, v. Lección lOa). 3. ..., a6; 4.Aa4, Cf6; S. Cc3,AcS; 6. CxeS, CxeS; 7. d4,Ab4; 8. dxeS, Cxe4; 9. Dd4, Cxc3; 10. bxc3, AaS; 11. Aa3, ... (hay que desarrollar las piezas a la mayor velocidad posible impidiendo, a la vez, el desarrollo del adversario). 11. ..., b6 (con ánimo de jugar 12...., eS pero es una pérdida de tiempo que siempre es malo y, sobre todo, si el contrario se llama Alekhine). 12. e6!, ... (Diagrama 169). 12...., Df6 (parece que defiende de todas las amenazas. Además ataca a la Dama blanca que está indefensa porque el peón de c3 está clavado por el Alfil ne- 161
  • 147. JOSÉ MARÍA OLÍAS gro). 13. Axd7+!, Rd8 (Si 13. ..., Axd7; 14. Dxd7++); 14. Ac6+ (a la descubierta), Dxd4; 1S. e7!++. LOS GAMBITOS En el ejemplo anterior se tra- 3 taba de una Apertura Española. Pero hay un tipo de apertura con 1 a b e d e ataque violento desde el principio ="'------ e que es el Gambito. En este tipo de Diagrama 169 acción se sacrifica un peón, gene- 8 6 5 ralmente en la segunda jugada, para ganar un tiempo en el desarro- llo. Y el negro puede aceptar el peón o no. Aunque en el Gambito de Dama (cuando se ofrece el peón de Alfil de Dama haciendo l. d4, dS; 2. c4, ...)se llega a partidas cerradas en la mayoría de las veces. No ocurre así con el Gambito de Rey (cuando se ofrece el peón de Alfil de Rey haciendo l. e4, eS; 2. f4, ...).El no aceptarlo da ven- taja de desarrollo al blanco sin compensación para el negro. Y aceptarlo da lugar a una gran lucha desde el principio. Ninguna otra apertura ofrece tantas posibilidades de combinación desde las primeras jugadas. Ningún otro comienzo del juego plantea tantos problemas para ambos jugadores. Por ello es un arma de dos filos. Pero, por lo mismo, es muy instructivo practicarlo. Veamos dos ejemplos. El primero es la partida Bronstein- C. Lemoine (Olimpíada de Munich, 19S8). l. e4, eS; 2. f4, exf; 3. Cf3, Ae7; 4. Ac4, Cf6; S. eS, Cg4; 6. Cc3, d6; 7. exd, Axd6; 8. De2+, De7; 9. Dxe7+, Axe7; 10. d4; Ad6 (Una pérdida de tiempo. No es bueno jugar dos veces una pieza en la apertura sin razón justificada. Y no es suficiente razón defender el peón del gam- bito. Mejor 10...., c6; 11. Axf4, Cd7; 12. 0-0, Cb6; 13. Ab3, ... etcé- 162
  • 148. EL TIEMPO Y EL DESARROLLO tera). 11. Ce4, Cd7; 12. Cxd6+, cxd; 13. Axf4, Cb6; 14. Ad3, dS; 1S. 0-0, 8 0-0; 16. b3, Cf6; 17. Tae1, Ag4; 18. 7 Te7, ... (esta jugada es definitiva. Una vez más se cumple el dicho: 5 «Torre en séptima partida ga- 4 nada». Había que evitarlo). 18...., Cb-d7; 19. AeS, b6; 20. Axf6, Cxf6; 3 21. CeS, Ae6; 22. Aa6, Ac8; 23. AbS, a6; 24. Ac6, Tb8; 2S. Cxf7, ... (Día- 1 grama 170). 2S...., Ag4 (si 2S...., a b e d e f g h a b e d e f g h Txf7; 26. AxdS, CxdS; 27. Te8++); Diagrama 170 26. Txf6, Rinden (si 26...., gxf6; 8 6 5 4 3 27. AxdS, ... amenazando 28. CgS+, Rh8; 29. Txh7++. Y si para evi- tarlo 27...., Txf7; 28. Txf7, Rh8 para evitar la descubierta ganando la Torre; 29. Ae4, fS; 30. AxfS, AxfS; 31. TxfS, ... etc.). El siguiente ejemplo es del mismo Bronstein, pero ahora contra Botvinnik, contra quien, el año anterior, 19S1, había empatado el en- cuentro por el Campeonato del Mundo. (v. Lección 28a). Bronstein - Botvinnik (URSS 19S2). l. e4, eS; 2. f4, exf; 3. Cf3, dS; 4. exd, Cf6; S. AbS+, c6; 6. dxc6, bxc6; 7. Ac4, CdS (parece mejor 7...., De7+ a lo que seguiría; 8. Ae2, Aa6; 9. Cc3, Ce4; 10. Cxe4, Dxe4; 11. d3, Da4; etc.); 7 8. d4, ... (mejor 8. 0-0, ... y después 6 9. Cc3, ... y 10. Ce4, ...); 8...., Ad6; 5 9. 0-0, 0-0; 10. Cc3, Cxc3; 11. bxc3, 4 Ag4; 12. Dd3, Cd7; 13. g3, ... (esto parece fuerte ya que si 13...., fxg3; 3 14. CgS, ... gana inmediatamente); 13...., Cb6; 14. Ab3, eS; 1S. c4, ... 1 a b e d e f (obligada, pero se queda el Alfil en- =a=--b-=e=---d--' e t cerrado. Diagrama 171); 1S...., Diagrama 171 g h 8 6 5 4 3 g h 163
  • 149. JOSÉ MARÍA OLÍAS Df6; 16. CeS, ... (la amenaza era 16...., AfS seguido de 17...., fxg3); 16...., AxeS; 17. dxeS, DxeS; 18. Axf4, DhS; 19. Tf-e1, Tf-e8; 20. a4, Ae2; 21. Dc3, Cd7; 22. aS, Cf6; 23. Aa4, Te6; 24. Rg2, Ce4; 2S. Da3, gS; 26. Rinden. El tema es tan interesante que vale la pena ver otro ejemplo sacado de la partida Rubinstein - Duz-Johimirsk: l. e4, eS; 2. f4, 7 exf; 3. Cf3, gS; 4. h4, ... (un error 6 y grave. Se imponía 4. h3, ... a lo 5 que podía seguir 4...., Ag7; S. 4 d4, hS; 6. Cc3, Cc6; etc.); 4...., 3 g4; S. CgS, ... (Diagrama 172. Otro error. La jugada era S. CeS, a b e d e f Cf6; 6. Ac4, ...); S...., dS!; 6. exd, 1 ~~~~~~ g h h6; 7. De2+, Ae7 (evitando el a b e d e t 9 h cambio de Damas); 8. Ce4, fS; 9. Diagrama 172 Cf2, Cf6; 10. d4, 0-0; 11. Axf4, 8 6 5 4 3 2 CxdS; 12. Dd2, Cxf4; 13. Dxf4, Rg7; 14. Ae2, Te8; 1S. 0-0, Ad6; 16. Dd2, Dxh4; 17. Td1, f4; 18. Cc3, f3; 19. gxf, Dh2+; 20. Rinden. Como refrendo de todo lo anterior hay que recordar que la fa- mosa Inmortal, la partida más bella de la Historia, fue precisa- mente un Gambito de Rey. PARTIDA FAMOSA: TARTAI<OWER - CAPABLANCA fNUEVA YORK 1924J 1. e4, eS; 2. {4, exf. Capablanca decía que la mejor manera de combatir un gambito es aceptarlo. 3. Ae2, d5; 4. exd, Cf6; 5. c4, c6; 6. d4, Ah4+!; 7. Rfl, ... Si 7. Ad2, Ce4; 8. Axb4, Dh4+; 9. g3, Cxg3; 10. Rd2, Cxhl. 7. ..., cxd5; 8. Axf4, dxc! Al tiempo que 164
  • 150. EL TIEMPO YEL DESARROLLO se desarrolla plantea una celada en forma de descuido. 9. Axb8?, ... Con idea de 9...., Txb8; 10. Da4+, Ad7; 11. Dxb4, ... Era mejor 9. Axc4, 0-0; 10. Cc3, Cc6; 11. Cg-e2 Ag4; etc. 9. ..., Cd5!; 10. Rf2, ... Ante 10...., Ce3+, ... con ganancia de Dama. 10. ..., Txb8; 11. Axc4, 0-0; 12. Cf3, Cf6; 13. Cc3, ... Aunque se retrase el desarrollo de este Caballo hay que atajar antes las amenazas del negro. Por ello era mejor 13. Db3, ... a lo que podía seguir 13. ..., Ce4+; 14. Rf1, Dd6; 15. a3, AaS; 16. Cc3, ... etc. 13. ..., b5!; 7 14. Ad3, ... Si 14. CxbS, a6; 15. 6 Cc3, Axc3; 16. bxc3, Cg4+; 17. 5 Rg1, Tb2; etc. 14. ..., Cg4+; 15. 4 Rg1, Ab7. Amenaza 16...., Axf3; 17. gxf3, Dxd4+. 16. Af5, Axf3; 17. gxf3, ... (Diagrama 173). 17. a b e d e ..., Ce3; 18. Axh7+, Rh8! Si 18. 1 =~---' ..., Rxh7; 19. Dd3+, ... recupe- rando la pieza. 19. Dd3, Axc3; Diagrama 173 20. bxc3, Cd5; 21. Ae4, Cf4; 22. g h 8 6 5 4 Dd2, Dh4; 23. Rf1, f5; 24. Ac6, Tf6; 25. d5, Td8; 26. Td1, Txc6. No se podía evitar. Si 26. Ab7, Tb6. 27. dxc6, Txd2; 28. Txd2, Ce6; 29. Td6, Dc4+; 30. Rg2, De2+, Rinden. Si 31. Rh3, Dxf3+; 32. Rh4, Dg4++. Si 31. Rg1, Cf4 y mate a la siguiente. Y si 31. Rg3, DeS+ y se comen una Torre. NOCIONES DE APERTURA: EL GAMBITO EVANS Una de las aperturas predilectas de los jugadores combinati- vos a lo largo del siglo XIX. El nombre se lo debe a su inventor, el capitan Evans, que lo dio a conocer en la primera mitad del si- glo XIX. 165
  • 151. JOSÉ MARÍA OLÍAS l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, AcS; 4. b4, ... las blancas regalan un peón para acelerar su desarrollo. 4...., Axb4; 5. c3, ... y el ne- gro tiene dos posibilidades: a) 5...., AcS; 6. d4, exd4; 7. 0-0, d3; 8. cxd4, Ab6; 9. Cc3, Ag4; etcétera. b) 5...., AaS; 6. d4, d6; 7. Db3, Dd7; 8. dxeS, dxeS; 9. 0-0, etc. 166
  • 152. Lección 26a ATAQUES AL ENROQUE 1: PRINCIPIOS ESTRATÉGICOS El fin del ajedrez es dar mate al Rey del adversario. Eso se puede, y se debe, intentar desde la primera jugada. Yen realidad es lo que se está haciendo incluso en la Escuela Posicional. La dife- rencia estriba en que a veces se intenta de forma brusca, y a veces sutilmente; con jugadas, aparentemente anodinas, pero que están situando las piezas antes del asalto definitivo. Pero esta diferencia de juego no debe estar tanto en la mentalidad del atacante como en las facilidades que da el que se defiende. Es decir, debemos estar preparados para aprovechar el error del adversario y pasar del sis- tema posicional al sistema combinativo. Recuerden: «El que no sea capaz de combinar no será nunca un buen jugador de ajedrez». Pero esta combinación, este ataque brusco, está regido por unas reglas generales muy sencillas pero fundamentales: A) Atacar con la mayor cantidad de piezas posibles. B) Atacar cuando el contrario no puede acudir con todas sus pie- zas, o la mayoría de ellas, a defender el punto atacado. Esto en cuanto al tema fundamental del ataque. Si lo aplicamos 167
  • 153. JOSÉ MARíA OLÍAS al caso específico del ataque contra el enroque corto debemos te- ner en cuenta los siguientes principios: l. o Dominar el centro poseyendo más espacio que el contrario. O bloquear el centro, pero con más espacio para el bando atacante. 2. o Poseer un peón en SR (eS para el blanco, e4 si se trata del ne- gro) para ahuyentar al Caballo que defiende el enroque (en f6 si es el negro; y f3 si el atacado es el blanco). 3. o Poseer el Alfil de Rey para poder atacar los peones de Alfil (f7 ó f2) y los de Torre (h7 ó h2). 4. o Dominar con una Torre las columnas f ó h. O poder mover la Torre a lo largo de la 3afila. S. o Es muy importante colocar un Caballo en lasafila (o en la 4a si el que ataca es el negro) en una de las columnas e, f, g. 6. o Por supuesto, el éxito del ataque está vinculado a la movilidad de las piezas del bando atacante y a la facilidad para alcanzar las ca- sillas objeto del ataque. Y la dificultad del bando defensor para hacer lo propio. O contraatacar por el centro. Por ello, es muy eficaz blo- quear el centro antes de atacar. Pasemos ahora a los ejemplos y veamos cómo cumplen los maestros estas condiciones. El primer ejemplo es uno que cita Grau de una partida entre Mieses, con blancas, y un aficio- nado. l. e4, eS; 2. Cc3, Cf6 (Aper- 7 tura Vienesa); 3. Ac4, Cxe4 (Se ju- 6 gaba antiglv "' ente pero es un 5 fallo porque mueve dos veces una pieza en la apertura y porque ofrece el cambio del principal de- 3 fensor del Rey, que es su Caballo de f6). 4. DhS, Cd6; 5. Ab3, Ae7; 6. 1 a b e d e g h d3, 0-0 (Este enroque antes de de- =a""--b-==cz,_d---=e=-- g h sarrollarse es un suicidio). 7. Cf3, Diagrama 174 168 8 7 6
  • 154. ATAQUES AL ENROQUE I: PRINCIPIOS ESTRATÉGICOS ... (acumulando piezas). 7...., Cc6; 8. Cg5, h6; 9. h4, Ce8; 10. CdS, Cf6 (El Caballo va a su sitio natural pero ya es tarde. V. Diagrama 174). 11. Dg6!, fxg6; 12. Cxe7+, ... (a la vez con Caballo y Alfil); 12. ..., Rh8; 13. Cxg6++. El siguiente ejemplo es de la partida Dubois - Steinitz. l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, AcS; 4. d3, ... (Giuco Pianissimo. V. Lec- ción la). 4...., d6; 5. 0-0, Cf6; 6. AgS, h6; 7. Ah4, g5; 8. Ag3, hS!?; 9. Cxg5, h4; 10. Cxf7, ... (Dia- grama 17S); 10...., hxg3!; 11. Cxd8, ... (Más defensa tenía el blanco con 11. Cxh8, ...); 11 ...., 7 Ag4; 12. Dd2, Cd4 (en este mo- 6 mento hay cinco piezas negras 5 atacando el enroque que está de- 4 fendido solo por la Dama y la To- 3 rre, que es muy mala pieza de- fensora) . 13. Cc3, ... (para evitar a b el jaque con 13. ..., Ce2 + que 1 ='"'"---'== costaría la Dama para no ser a b e d e t 14 T h2) 13 Diagrama 175 ma e con . .. ., x ; . .. ., Cf3+; 14. gxf3, Axf3; 15. Rinden. Se amenaza 15...., gxh2++. Y si 15. h4, Txh4 y mate imparable en hl. Obsérvese que el peón de 7 f2 está clavado. Veamos otro ejemplo de la 5 partida Euwe - Blacke l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. AbS, ... (Apertura Es- pañola); 3...., a6; 4. Aa4, Cf6; 5. 3 a b e d e 0-0, b5; 6. Ab3, Ae7; 7. d4, exd (grave error. Había que jugar 7. 1 ~~~~~ ..., d6); 8. eS, Ce4; 9. Cxd4, Ab7; a b e d e 10. CfS, d6 (Diagrama 176); 11. Diagrama 176 8 7 6 5 4 g h g h 8 6 5 4 3 2 g h 169
  • 155. JOSÉ MARÍA OLÍAS Cxg7+, Rf8; 12. Ah6, Rg8; 13. e6, f3 (si 13...., fxe6; 14. Cxe6, De8; 1S. CgS+ y mate a la siguiente); 14. DhS, CeS; 1S. Df7+, Cxf7; 16. exf7+, Rf8; 17. CfS++. PARTIDA FAMOSA: EUWE - FLOHR (AVRO 1938) Max Euwe (1901- 1981) nació en Arnsterdam el29 de mayo de 1901. Estudió en la Universidad de Arnsterdam donde se doctoró en Matemáticas. Su primera aparición importante, como ajedre- cista, fue en el Torneo de Viena alcanzando el segundo puesto. Poco después se proclamó Campeón de Holanda. Consiguió suficientes resultados, entre los que destaca el de Hastings, 1929, para que Alekhine lo eligiera, en 193S, para un encuentro por el Campeonato del Mundo que ganó, ante la sor- presa de todos, por +9 -8 y 13 tablas. Perdió el desquite, en 1937, por +4 -10 y 11 tablas. Fue Campeón del Mundo, pero quizá el de menos categoría de la Historia. En 1931 perdió su encuentro contra Capablanca por +0 -2 y 8 tablas. En 1932 empató con Flohr +3 -3 y 10 tablas. En 1940 perdió con Keres por +4 -S y S tablas. Siendo Campeón con- currió, entre otros torneos, a Nottingham, 1936, quedando tercero, junto a Fine y Reshevsky, y detrás de Capablanca y Botvinnik. 1.d4,Cf6;2.c4,e6;3.Cf3,Ah4+;4.Ad2,De7;S.g3,Cc6.Se suele jugar S...., 0-0. 6. Ag2, Axd2+; 7. Cb-xd2, d6; 8. 0-0, 0-0; 9. e4, eS; 10. dS, Cb8. Lo mejor. 11. b4, Ag4; 12. Dc2, c6; 13. Ch4, cxd; 14. exd, aS; 1S. a3, Ca6; 16. Db3, Dd7; 17. Tf-e1, Ah3; 18. Ah1, axb; 19. axb, Cc7; 20. Cg2, Axg2. Una jugada floja. Acambio de no usar el Alfil se tenía inmovilizado el Caballo y el Alfil blanco. Era mejor 20...., bS a lo que podría seguir 21. Ce3, bxc4; 22. Dxc4, Txa1; 23. Txa1, CbS; 24. Dd3, Cd4 etc. 21. Axg2, h6; 22. Cfl, Tf- c8; 23. Ce3, Ca6; 24. eS, dxcS; 2S. Cc4, Dd8; 26. CxeS, ... (Dia- 17()
  • 156. ATAQUES AL ENROQUE I: PRINCIPIOS ESTRATÉGICOS grama 177). 26. ..., Cxb4. Una ju- a b e d e t g h gada que precipita el desenlace. 8 Era mejor 26.. .., c4; 27. Cxc4, bS; 7 28. Ce3, Dd7; 29. d6, Ta7; 30. 6 Tad1, Te8; etc. 27. d6, Txal; 28. Dxf7+, Rh7; 29. Txal, Dxd6; 30. Ae4+, Rh8. Si 30...., Cxe4; 31. DfS+, ... 31. Cg6+, Rh7; 32. 3 Ce7+, Rinden. NOCIONES DE APERTURA: GAMBITO DEL NORTE >nnm.//7777.7"-""'"'"J 8 7 6 5 4 3 2 '///////}?=1'}.,~~~77!4 a b e d e f g h Diagrama 177 También llamado Gambito Danés. l. e4, eS; 2. d4, exd4; 3. c3, ... a) 3...., dS; 4. exdS, Cf6; S. AgS, Ad7; 6. Ac4, dxc3; 7. Cxc3, Ad6; etcétera. b) 3...., dxc3; 4. Ac4, cxb2; S. Axb2, d6; 6. Ce2, Cc6; 7. 0-0, Ae6; 8. AdS, Cf6; 9. Db3, Dc8; 10. Cf4, AxdS; 11. exdS, CeS; etc. 171
  • 157. Lección 27a ATAQUES AL ENROQUE 11: DESPUES DE h6 El jugador bisoño suele jugar, con negras, h6 para prevenirse contra la clavada del Caballo de f6 por medio de un Alfil blanco en gS. De esta forma también pretende dificultar el ataque contra el enroque propio. Pero esta jugada, por lo general, lo único que hace es debilitar la estructura de peones que defienden al Rey; y, por tanto, favore- cer el ataque. Hay que esperar hasta el último momento antes de mover uno de esos tres peones, y estar seguro de cuál es el que con- viene adelantar. Cuando se está a la defensiva, como suele ser con negras, y el blanco ataca con sus peones por el flanco del Rey, con- viene bloquear ese avance. Es decir, esperar el avance de un peón blanco a la 6a fila y mover el contrario negro. Si el blanco avanza el de ha h6, mover el de g a g6. Además, al jugar h6 para evitar Alfil o Caballo en gS, se provoca el sacrificio abriendo una columna para la Torre blanca. Veamos algunos ejemplos. Empecemos por una partida Janovsky- Saemisch. l. d4, Cf6; 2. 173
  • 158. JOSÉ MARÍA OLÍAS Cf3, e6; 3. AgS, eS; 4. e3, Cc6; S. Cb-d2, b6; 6.c3,Ab7;7.Ad3, cxd4 (es mejor mantener la tensión en 7 el centro); 8. exd4, Ae7; 9. Cc4, 6 0-0; 10. De2, Dc7; 11. h4, .. . (Ahora se amenaza 12. Axf6, Axf6; a b e d e f g h 13. Axh7+, Rxh7; 14. CgS+, AxgS; 4 1S. hxgS, ... y 16. DhS, ... con ata- 3 que imparable); 11. ..., h6 (Este movimiento ahora favorece el ata- 1 que. Diagrama 178); 12. Dd2, Cg4 =~ g h (Era una pérdida de tiempo 11. Diagrama 178 ..., h6 puesto que no se puede co- 8 7 6 5 4 3 2 mer, con el peón, el Alfil de gS); 13. Af4, d6; 14. Ce3, Cxe3 (Forzada. Si 14...., Cf6; 1S. g4, ... y 16. gS, ...); 1S. Dxe3, ... (Amenazando el sacrificio 16. Axh6, ...); 1S... ., hS (Evitando el sacrificio); 16. Th3!, eS (El negro sigue la norma recomendada de contraatacar por el centro. Lo único malo es que ya es tarde); 17. dxeS, dxeS; 18. CxeS, CxeS; 19. AxeS, Ad6; 20. Dh6!! Rinden. (Si 21. ..., gxh6; 22. Tg3++. Si 21. ..., AxeS; 22. Dh7++. Y si 21. .. ., g6; 22. Dg7++). El siguiente ejemplo es de la partida Kosak - Dufresne. l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, AcS; 4. b4, a b e d e f g h ... (Gambito Evans. V. Lección 7 2Sa). 4...., Axb4; S. c3, AaS; 6. 0-0, 6 Cf6; 7. d4, 0-0; 8. dxeS, Cxe4; 9. 5 AdS, Cxc3; 10. Cxc3, Axc3; 11. 4 CgS, CxeS; 12. DhS, h6 (Diagrama 179); 13. f4, Axa1 (Un suicidio. 3 Era obligada 13...., De7 a lo que podría seguir; 14. Rh1, c6; 1S. 1 Ab3, Cg4; 16. Aa3, Dxa3; 17. Axf7, = a=---b--=e=----d--' e Rh8; 18. Dxg4, ... etc.); 14. fxeS, Diagrama 179 174 f g h 8 7 6 5 4 3 2
  • 159. ATAQUES AL ENROQUE TI: DESPUÉS DE h6 De7; 1S. Cxf7, DeS+; 16. Rh1, DxdS; 17. Cxh6+, Rh8; 18. CfS+, Rg8; 19. Ce7++. Veamos otro ejemplo en que la jugada negra h6 no sirve más que para precipitar el ataque del blanco, y debilitar los peones del enroque. Es la partida Charousek - Wollner. l. e4, eS; 2. d4, ... (Gambito del Norte. V. Lección 26a). 2...., exd; 3. c3, dxc3 (Este 8 segundo peón ya no es recomen- dable tomarlo); 4. Ac4, Cf6; S. 7 Cf3, AcS; 6. Cxc3, d6; 7. 0-0, 0-0; 6 8. CgS, h6 (Diagrama 180); 9. 5 Cxf7, Txf7; 10. eS!, Cg4; 11. e6!, 4 Dh4 (Si 11. ..., Axe6; 12. Axe6, ... 3 y si 11. .. ., Tf8; 12. e7+, .. . ga- nando la Dama); 12. exf7+, Rf8; a b e d e 13. Af4, Cxf2; 14. De2, Cg4+ (Si 1 =~-'-=- 14...., Dxf4; 1S. De8++); 1S. Rh1, d e Ad7; 16. Ta-e1, Cc6; 17. De8+, Diagrama 180 Txe8; 18. fxe8=D+, Axe8; 19. Axd6++. Es interesante ver esta misma cuestión en un análisis de la va- a b e d e riante antigua del contraataque Marshall, de la Española, y cómo 7 resulta inútil este movimiento de peón realizado ahora por las blan- 5 cas. l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. AbS, 4 a6; 4. Aa4, Cf6; S. 0-0, Ae7; 6. Te1, bS; 7. Ab3, 0-0; 8. c3, dS (Empieza 3 el contraataque entregando un peón. V. Lección 13a). 9. exdS, 1 CxdS; 1O. CxeS, CxeS; 11. TxeS, ="---===--===:__; Cf6; 12. h3?, ... (Diagrama 181); Diagrama 181 g h g h 8 7 6 5 4 3 2 8 6 5 4 2 175
  • 160. JOSÉ MARÍA OLÍAS 12...., Ad6; 13. Te1, Cg4!. Y no se puede tomar el Caballo con lo que se demuestra que el movimiento 12. h3, ... ha sido una pérdida de tiempo y una debilidad del enroque. En efecto, si 14. hxg4, Dh4!; 15. Df3, Dh2+; 16. Rf1, Axg4! (Las blancas amenazaban 17. Dxf7+, Txf7; 18. Te8++. Y no es tan buena 16...., Ab7 por 17. Dh3, ...); 17. Dxg4, Dh1+; 18. Re2, Ta-e8+; etc. Y ahora veamos el caso contrario. La excepción. Cuando la ju- gada h6 no solo es buena, para defenderse del ataque contra el en- roque, sino la mejor. El Diagrama 182 reproduce una posición típica del Gambito de 8 Dama. Le toca jugar a las negras y 7 tienen que considerar la amenaza blanca de Dc2 seguido de Axf6 y 5 Dxh7++. El negro juega l. ..., h6!; 4 2. Axf6, Axf6; 3. Dc2, Tf-e1! Yya no a b e d e hay peligro. Si 4. Dh7+, Rf8; 5. 3 r"'"'"'"'"""/'~·. Dh8+, Re2 y las blancas no han 2 conseguido más que perder tiem- 1 pos y colocar la Dama propia en un sitio inoperante. a b e d e Diagrama 182 g h g h PARTIDA FAMOSA: CAPABLANCA • SPIELMAN (NUEVA YORI< 1927) 8 6 5 4 3 2 Vale la pena escribir unas líneas sobre el rival de Capablanca en esta partida. Rodolfo Spielman (1883-1942) nació en Viena. Tremen- damente combativo tuvo muchos altibajos en sus resultados. Aparte del primer puesto en San Sebastián, 1912, su mejor resultado fue el primer puesto en Semmering, 1926, pues en ese torneo tomaron parte todos los maestros de primera fila, excepto Capablanca y Las- ker. Ha sido considerado como el último jugador romántico. 176
  • 161. ATAQUES AL ENROQUE II: DESPUÉS DE h6 l. d4, dS; 2. Cf3, e6; 3. c4, Cd7. Gambito de Dama. (v. Lec- ción 30a y siguientes). 4. Cc3, Cg-f6; S. AgS, Ab4; 6. cxdS, exdS; 7. Da4, Axc3+; 8. bxc3, 0-0; 9. e3, cS. Es prematura esta jugada de rompimiento. Hay que prepararla más. Parece mejor 9.... , Cb6 a lo que podría seguir 10. Dc2, TeS; 11. Ad3, h6; 12. Axf6, Dxf6; etc. 10. Ad3, c4; 11. Ac2, De7; 12. 0-0, a6; 13. Tf-e1, De6; 14. Cd2, bS; 1S. DaS, Ce4. Una jugada débil que lo único que consigue es que el blanco, de cara al final, tenga ya un peón pasado y ligado. Mejor parece 15. ..., Cb8 a lo que podría conti- nuar 16. Axf6, Dxf6; 17. Db4, Td8; etc. 16. Cxe4, dxe4; 17. a4!, DdS; 18. axbS, ... Con un 4 bonito sacrificio de Alfil (Dia- 3 grama 183). 18. ..., DxgS; 19. 2 Axe4, Tb8. Si 19...., Ta7; 20. b6, 1 DxaS; 21. bxa7, Dxa1; 22. a b e d e =~ a b e d Txa1, .. . 20. bxa6, TbS; 21. Dc7, Diagrama 183 Cb6; 22. a7, Ah3; 23. Te-b1, Txb1+; 24. Txb1, fS; 2S. Af3, f4; 26. exf4, Rinden. NOCIONES DE APERTURA: GAMBITO ESCOCES f g h 8 6 5 4 g h Se deriva de la Apertura Escocesa (v. Lección 6a). l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. d4, exd4; 4. Cxd4, ... Pero si las blancas siguen 4. Ac4, ... entregando de momento el peón se inicia el Gambito Escocés, que sigue: 4. Ac4, AcS (4...., Ab4+ beneficia a las blancas, que responden 5. c3, dxc3; 6. 0-0, cxb2; 7. Axb2, ... etc.). Ahora las blancas pueden elegir: 177
  • 162. JOSÉ MARÍA OLÍAS Variante antigua: 5, Cg5, Ch6; 6. Cxf7, Cxf7; 7. Axf7+, Rxf7; 8. Dh5+, g6; 9. Dxc5, d5! Variante moderna: 5. c3, ... (Lo mejor para las negras es 5...., Cf6 y pasar a la Defensa de los Dos Caballos). 5...., dxc3; 6. Axf7+, Rxf7; 7. Dd5+, Rf8; etc. 178
  • 163. Lección 28a ATAQUES AL ENROQUE 111: ATAQUE AL PUNTO f7 Después del enroque la casilla f7 ha dejado de ser el punto débil. Sin embargo sigue siendo uno de los posibles objetivos del blanco en un ataque directo al Rey. Aunque han de cumplirse dos condiciones para que el ataque pueda prosperar: La primera, de tipo general, que todas las piezas blancas puedan concentrarse en masa sobre dicho punto. La segundá, más específica sobre este ataque, que la Torre, que 7 después del enroque está en f8, se 6 haya trasladado a e8. 5 Veamos algunos ejemplos. El 4 primero de la partida Hofzhausen - Tarrasch. l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. 3 Ac4, Ae7 (Defensa Húngara); 4. d4, exd4; 5. Cxd4, Cf6; 6. Cc3, d6; 1 a b e d e g h 8 6 5 4 3 2 7. 0-0, 0-0; 8. Tel, Te8; 9. b3, Cd7 ""'a=--b-=c=--=d=--=e=------"=g=--h__j (Es difícil encontrar una jugada Diagrama 184 179
  • 164. JOSÉ MARÍA OLÍAS peor. Además de ser mala por mover el Caballo por segunda vez, antes de ·completar el desarrollo y sin ninguna causa que lo justifi- que, bloquea la Dama y el Alfil de c8, y deja indefenso el punto f7. Diagrama 184). 10. Axf7+, Rxf7; 11. Ce6!, Rxe6; 12. Dd5+, Rf6; 13. Df5++. Esta partida es también un magnífico ejemplo de extrac- ción del Rey. Veamos otro ejemplo sacado a b e d e de la partida Ghitescu- Donner (Beverwijk 1967) cuya posición 7 reproduce el Diagrama 185. La 6 situación es la que se exige para 5 este tipo de ataques con la Torre negra en e8, el peón f7 inde- 4 fenso y, encima, la ausencia de 3 Caballo negro que defienda el 2 enroque. La partida continuó: 1 l. d5, ... (las blancas prefieren a b e usar los peones para llegar a Diagrama 185 f7); l. ... , exd5 (prácticamente obligada); 2. Axd5, Dc7 (Había d e la amenaza del jaque con Alfil y ganancia de Dama); 3. Axf7+, Rxf7; 4. Dc4+, Rf6; 5. Cg5, ... y las negras rindieron ya que si 5. 7 a b e d e ..., Af8 (para evitar 6. Df7++); 6. Cxh7+, Dxh7; 7. Df4+, ... y mate 5 en dos. El siguiente ejemplo es de la partida Capablanca - Chyse 3 (Nueva York 1913). En el Día- 2 grama 186 aparece la posición 1 después de la jugada negra 22...., h6 que era forzada para evitar el Diagrama 186 180 g h 8 6 5 3 g h g h 8 7 6 5 4
  • 165. ATAQUES AL ENROQUE III: ATAQUE AL PUNTO f7 mate en h7, pero debilita el enroqUe y permite a Capablanca ganar un peón. La partida continuó: 23. Cxf7, Rxf7; 24. DfS+, Rg8; 2S. Dxg6, Cxe3; 26. Dh7+, Rf7; 27. Ab3+, Cc4 (Obligada. Si 27...., Re7; 28. Dg6, Cc4 para evitar el mate en e6 y en f7; 29. Tf-d1, Db8 bus- cando el contrajuego; 30. e6, Db6+; 31. Rf1, Cd6; 32. Txd6, Dxd6; 33. Df7+, Rd8; 34. Tdl, ... etc.); 28. Tf-d1, Db8; 29. Txc4, bxc4; 30. Axc4+ Re7; 31. DfS, Rinden. Se amenaza mate con Dama en e6 y en f7. Veamos otro ejemplo basado en la partida Spassky - Bronstein (Leningrado 1960). El Diagrama 7 187 reproduce la posición de la 6 partida después de la jugada 14. 5 Dd3, ... Las negras continuaron 4 14...., e2 tratando de complicar la partida y de obligar al blanco a 3 jugar 1S. Tf2, ... Pero las blancas no quisieron perder un tiempo en 1 el ataque, y prefirieron sacrificar a b e =~-= a b e la Torre. 1S. Cd6, Cf8 (Se amena- Diagrama 187 zaba 16. Dh7+, Rg8; 17. Dh8++); d e g h 8 7 6 5 4 g h 16. Cxf7, exf1=D+; 17. Txfl, AfS (sacrificando su Alfil para que pueda escapar la Dama); 18. DxfS, Dd7; 19. Df4, Af6; 20. C3-eS, De7; 21. Ab3, AxeS; 22. CxeS+, Rh7; 23. De4+, Rinden. Si 23...., Rh8; 24. Txg8+, Dxg8; 2S. Cg6+, ... gana la Dama. Y si 23...., g6; 24. Tf7+, ... Veamos ahora una de las brillantes miniaturas de Alekhine con una combinacion de mate basada en este motivo. Alekhine - Sae- misch (Berlín 1923). l. e4, eS (Defensa Siciliana); 2. Cf3, Cc6; 3. Ae2, e6; 4. 0-0, d6; S. d4, cxd4; 6. Cxd4, Cf6; 7. Af3, CeS; 8. c4, Cxf3+; 9. Dxf3, Ae7; 10. Cc3, 0-0; 11. b3, Cd7? (Nunca es bueno lle- varse el Caballo que defiende el enroque); 12. Ab2, Af6; 13. Ta-d1, a6; 14. Dg3, Dc7; 1S. Rh1, Td8? (Sin Caballo y llevarse la Torre de 181
  • 166. JOSÉ MARÍA OLÍAS f8 es invitar al ataque); 16. f4, b6; a b e d e g h 17. f5, Ae5 (Diagrama 188); 18. 8 8 fxe6!!, Axg3; 19. exf7+, Rh8 (Si 19. 7 ..., Rf8; 20. Ce6+, ...); 20. Cd5!, 6 Rinden. Si 21. ..., Db7; 22. Ce6, ... 5 5 y 23. Axg7++. 4 4 3 3 2 PARTIDA .FAMOSA: BOTVINNII< - a b e d e g h TARTAI<OWER Diagrama 188 fNOTTINGHAM 1936) Mijail M. Botvinnik (1911- 1995) nació en Leningrado el14 de abril de 1911. Estudió ingeniero electricista. En 1927 actuó por pri- mera vez en un torneo internacional de ajedrez, pero es en 1929 cuando se confirma como uno de los mejores maestros de la nueva generación. En 1934 gana el Torneo de Leningrado; y en 1935 el de Moscú, empatado con Flohr. En 1936 queda segundo en Moscú, detrás de Capablanca; y tiene el gran éxito de Nottingham, donde empata el primer puesto con Capablanca. En 1946, acabada la gue- rra, triunfa en el Torneo de Groninga. En 1946 muere Alekhine y queda vacante el puesto de Campeón del Mundo. Otro hecho importante ocurre en dicho año, y es que la FIDE, que ya existía antes de la guerra, toma más fuerza porque la URSS se incorpora a la misma. La FIDE resuelve el problema del campeonato organizando un Torneo, a cuatro vueltas, de cinco juga- dores: tres soviéticos, dos norteamericanos, y el excampeón vivo Max Euwe. Uno de los norteamericanos, R. Fine, renuncia por sus estu- dios de Medicina. El Torneo lo forman Botvinnik, Smyslov y Keres, por la URSS, Reshevsky por USA y Euwe. Se jugó a cinco vueltas para compensar la ausencia de Fine. El resultado fue Botvinnik con 182
  • 167. ATAQUES AL ENROQUE ill: ATAQUE AL PUNTO f7 14 puntos; Smyslov con 11; Reshevsk:y y Keres 10,5 y Euwe 4. Por lo que Botvinnik fue proclamado Campeón del Mundo. Apartir de ese momento se regula el Campeonato por medio de unos Torneos, Zonales, Interzonales y Candidatos, que eligen el Candidato que después se enfrenta con el Campeón. Así Botvinnik luchó en 1951 contra Bronstein, con empate a 12 puntos. Contra Smyslov en 1954 con empate a 12 puntos. Contra Smyslov en 19S7, y perdió por +3 -6 y 12=. Estaba pactado un desquite que se celebró en 1958 y ganó Botvinnik por +6 -4 y 13= . En 1960 combatió con- tra M. Tahl y perdió por +2 -6 y 13=. El desquite, en 1961, lo ganó por +10 -5 y 6=. En 1963 fue el turno de T. Petrosian con el resul- tado, a favor de Petrosian, de +5-2 y 15=. De esta forma M. Botvin- nik pierde para siempre el título mundial. Botvinnik no ha sido un genio del ajedrez como sus predece- sores, Capablanca y Alekhine, pero era un jugador que dominaba las tres partes del juego, especialmente el final. Y de una calidad y seguridad que le permitió estar durante más de quince años domi- nando el tablero mundial. l. Cf3, Cf6; 2. c4, d6. Defensa India Antigua. 3. d4, Cbd7; 4. g3, eS; S. Ag2, Ae7; 6. 0-0, 0-0; 7. Cc3, c6; 8. e4, Dc7; 9. h3, TeS; 10. Ae3, Cf8; 11. Tcl, h6; 12. dS, Ad7. Más prudente que 12...., eS tratando de bloquear el centro lo 8 que dejaría más espacio y libertad 7 al blanco. 13. Cd2, gS. Una jugada 6 audaz, muy del estilo de Tartako- 5 wer. Más cauta parece 13...., Cg6 4 a lo que podría seguir 14. b4, DeS; 15. Rh2, Dc7; 16. f4, exf4; etc. 14. 3 f4, gxf4; 1S. gxf4, Rg7. Para de- fender el peón de h6; pero era más 1 activo 15...., exf4. 16. fxeS, dxeS¡ a b e d e e 17. eS, ... (Diagrama 189); 17. ..., Diagrama 189 g h 8 7 6 5 4 2 183
  • 168. JOSÉ MARÍA OLÍAS cxd5. No es buena pero hay que parar la amenaza 18. d6, ... 18. Cxd5, Dc6; 19. Cc4, Cg6; 20. Cd6, Ae6. Si 20...., Axd6; 21. Txf6, .. . ganando pieza porque el Alfil está clavado. 21. Cxe7, Cxe7. Si 21 ...., Txe7; 22. CfS+, AxfS; 23. exfS, ... gana pieza por la amenaza del Alfil de g2 sobre la Dama. 22. Txf6, Rxf6; 23. Dh5, Cg6. Buscando un es- cape para el Rey. 24. Cf5, ... La jugada decisiva. 24. ..., Tg8. Si 24. ..., AxfS; 2S. exfS, ... ganando pieza. Si 24...., Th8; 2S. h4, AxfS; 26. exfS, Cf4; 27. Axf4, Ta-g8; 28. AgS+, hxgS; 29. hxgS+, Re7; 30. f6+, Rd8; 31. Dxh8, Txh8; 32. Axc6, bxc6; 33. Te1, ... 25. Dxh6, Axa2; 26. Td1, Ta-d8; 27. Dg5+, Re6; 28. Txd8, f6; 29. Txg8, Cf4. Si 29...., fxgS; 30. Txg6+, ... 30. Dg7, Rinden. Esta partida obtuvo el premio de belleza del Torneo. NOCIONES DE APERTURA: GAMBITO DE REY 1 l. e4, eS; 2. f4, ... queda planteado el Gambito. Las negras pue- den responder: 2...., AcS, rehusando entrar en el Gambito. 2. ..., exf4 aceptando el Gambito. Y 2...., dS que es el Contragambito Falkbeer. Contra 2. .. ., exf4las blancas pueden seguir 3. Cf3, ... ó 3. Ac4, ... a) 3. Ac4, ... se llama Gambito de Alfil y su principal línea es: 3...., Cf6!; 4. Cc3, c6!; S. Df3, dS; 6. exd, Ad6; 7. d3, ... etc b) 3. Cf3, ... se llama Gambito de Caballo. Sus líneas principa- les son: i) 3...., Cf6; 4. eS, ChS; S. Ae2, gS; 6. 0-0, ... etc. ii) 3...., dS; 4. exd, Cf6; S. c4, c6; 6. d4, ... etc. iii) 3...., Ae7; 4. Ac4, Cf6; S. eS, Cg4; 6. Cc3, d6; etc. 1R.1
  • 169. Lección 29a ATAQUES AL ENROQUE IV: EL DOMINIO DE LA COLUMNA h Uno de los ataques más violentos contra el enroque se hace a través de la columna h. Esto ocurre, principalmente, cuando se realizan enroques contrarios. Y hay algunas aperturas, como la va- riante Saemisch contra la Defensa India de Rey, o el ataque contra la Variante Dragón de la Defensa Siciliana, en las cuales el blanco avanza sus peones de h y g. En a b e d e f 9 h !.otras ocasiones, no tan raras, se aprovecha el dominio de la co- 7 lumna h por una Torre para sacri- 6 ficar en h7, incluso por medio de 5 la Dama. Un ejemplo de este caso se ve en la partida Von Braunbehrens - 3 Scheebaum (Berlín 1934) en la posición que reproduce el Dia- 1 8 .t. .t. 7 6 5 grama 190. La Torre blanca de h3 """""'a""--b- e d e g h domina la columna h pero tiene el Diagrama 190 185
  • 170. JOSÉ MARÍA OLÍAS inconveniente, para atacar el punto h7, de que le estorba su propio Caballo. Yno se puede perder el tiempo en apartarlo porque darían lugar a la defensa con Tg7 o Cf8. por otra parte, en la situación ac- tual hay la combinación posible de mate con Torre y Alfil. La par- tida continuó: l. Dxh7+, Rxh7; 2. CfS+, Rg6; 3. Ce7+, Rg7; 4. Ah6+, Rh7; S. Af8++. Como ven se han combinado la jugada táctica de sa- crificio con encaminamiento del Rey y la del mate con Torre y Alfil. Y todo ello basado en que el tiempo es más importante, a ve- ces, que la Dama propia. El Diagrama 191 reproduce la 7 posición de la partida Capablanca 6 -E. F. Schrader (San Luis 1912) 5 después de la jugada negra 26...., 4 d3. Las blancas aprovecharon la 3 columna de h y jugaron: 27. Th1 +, 2 Rg8; 28. Db3+, Tf7 (Si 28...., Df7; 29. Axb7, ... gana pieza. Y si 28. 1 ..., Cf7; 29. Axd6, ... gana cali- a b e d e a b e d e dad); 29. cxd6, Db6; 30. AxeS, Diagrama 191 Axe4; 31. Th8+, Rinden. En efecto si 31. ..., Rxh8; 32. Dxf7, ... y no tiene parada la doble amenaza de 8 mate con Dxg8 y con Th1. 7 El Diagrama 192 reproduce la 6 posición de la partida Lasker - 5 Blackburne (Londres 1899) des- pués de la jugada 31. f3, ... En este momento el Campeón del 3 Mundo, Lasker, se encontraría 2 muy tranquilo con peón de ven- 1 taja sobre el anciano rival con a b e d e a b cincuenta y siete años, que era Diagrama 192 186 g h 8 7 6 5 4 3 2 g h g h 8 7 6 5 4 3 2 g h
  • 171. ATAQUES AL ENROQUE N: EL DOMINIO DE LA COLUMNA h mucho para aquella época. Pero... 31. ..., Th1+!; 32. Rxh1, Axg3; 33. Cxg3, ... (Forzada por la amenaza 34...., Dh4+ seguida de mate). 33...., Cf2+; 34. Rg1, Cxd1; 35. CfS, AxfS; 36. exfS, Dd2; 37. Te-xd1, Dxc2 y las blancas aún movieron unas cuantas jugadas más antes de rendirse. El siguiente ejemplo es de la 8 partida Steinitz - Chigorin (La Habana 1892). El Diagrama 193 7 reproduce la posición después de 6 la jugada 22 en la que las blancas 5 se han comido, con el Caballo, un 4 peón en d4. Las blancas tienen el 3 dominio de la columna h semia- bierta, y pretenden sacarle par- tido. Les toca jugar a las negras 1 que no advierten el peligro: 22...., Axd4; 23. Txd4, Cxd4; 24. Txh7+, Rxh7; 2S. Dh1+, Rg7; 26. Ah6+, Rf6; 27. Dh4+, ReS; 28. Dxd4+, RfS; 29. Df4++. 8 Por último, en el Diagrama 7 194 vemos una posición de la par- tida O'Kelly - Ramírez después de a b e d e a b e d e Diagrama 193 a b e d e la jugada 14...., Rf7; 1S. eS, dxeS; 5 16. Ce4, Cxd4 (un error que ace- 4 lera el resultado final. Aunque la 3 partida ya estaba muy mal aún se podía alargar con 16...., Tg8); 17. CgS+, Re8; 18. Dxg6+, Rinden. 1 Claro. Si 19...., hxg6; 20. Th8++. e Diagrama 194 g h g h g h 8 6 5 4 3 2 8 6 5 4 3 2 187
  • 172. JOSÉ MARÍA OLÍAS PARTIDA FAMOSA: BOTVINNII< - VIDMAR (NOTTINGHAM 1936) 1. e4, e6; 2. Cf3, dS; 3. d4, Cf6; 4. Ce3, ... Gambito de Dama (v. Lección 30a). 4. ..., Ae7; S. AgS, 0-0; 6. e3, Cb-d7; 7. Ad3, eS; 8. 0-0, exd4; 9. exd4, dxe4; 10. Axe4, Cb6. Aquí Botvinnik indica que era mejor 1O...., a6. 11. Ab3, Ad7; 12. Dd3, Cb-dS. Parece mejor 12...., h6 a lo que podría seguir 13. Axf6, Axf6; 14. Ac2, g6; 1S. CeS, Ag7; etc. 13. CeS, Ae6; 14. Ta-d1, Cb4. Mejor sería 14. ..., TeS a lo que podría seguir 1S. Tf-e1, Cb4; 16. Dg3, AdS; etc. 15. Dh3, AdS; 16. CxdS, CbxdS. Botvinnik cree que hubiera sido me- jor tomar con el otro Caballo. 17. f4!, TeS; 18. fS, exfS; 19. TxfS, 8 Dd6. Francamente floja. Deja claro el ataque a f7 porque la To- 7 rre de eS va a quedar indefensa. 6 Por ello era mejor 19...., Cb6 5 aunque seguiría el ataque 20. 4 Ah6, gxh6; 21. Dxh6, Cg4; 22. 3 Cxg4, Tc6; etc. 20. Cxf7, ... (Dia- grama 19S). 20. ..., Txf7. Si 20. ..., Rxf7; 21. AxdS+, ... 21. Axf6, 1 Axf6. Si 21. ..., Cxf6; 22. Txf6, a b e Axf6; 23. Dxc8, ... 22. TxdS, De6; Diagrama 195 23.Td6,De8;24.Td7,EUnden. NOCIONES DE APERTURA: GAMBITO DE REY 11 d e f g h 8 6 5 4 3 2 Gambito rehusado.- l. e4, eS; 2. f4, AcS; 3. Cf3, d6 y ahora las blancas pueden seguir: i) 4. c3, Cf6; S. fxe, dxeS; 6. CxeS, ... etc. 188
  • 173. ATAQUES AL ENROQUE IV: EL DOMINIO DE LA COLUMNA h ii) 4. Cc3, Cf6; 5. Ac4, Cc6; 6. d3, ... etc. Contragambito Falkbeer.- Si no se quiere entrar en el gambito esta es probablemente la mejor línea. l. e4, eS; 2. f4, dS; 3. exdS, e4 y ahora las blancas pueden contestar: i) 4. Cc3, Cf6; 5. Ac4, AcS; etc. ii) 4. d3, Cf6; 5. Cd2, exd3; etc. 189
  • 174. Lección 30a LA INICIATIVA, BASE DEL TRIUNFO En el ajedrez se considera que el jugador de blancas lleva ven- taja y que el jugador que lleva las negras, a priori, está satisfecho con las tablas. Tan es así que uno de los sistemas de desempate cuando, al final de un torneo hay dos jugadores con los mismos puntos, es ver quién de los dos ha ganado más partidas llevando las negras. Aprimera vista parece que esto es debido a que las blancas eligen apertura. Y es cierto, pero es algo más. Las blancas tienen la iniciativa y a cada jugada suya las negras tienen que pensar qué clase de amenaza se ha producido. En ajedrez también es verdad que «quien da primero da dos veces». En cada una de las magníficas combinaciones que se ven a lo largo del libro hay un momento en que el jugador que ataca tiene la iniciativa, o se apodera de ella en ese momento, y aprovecha para desencadenar el ataque. Es decir, que la pérdida de la inicia- tiva lleva aparejada la pérdida de la partida. O, por lo menos, la no ganancia de la misma. Lo que significa que no hay ninguna jugada inocua. Todas las jugadas hay que cuidarlas y procurar hacer la mejor posible; y si hay una opotunidad de tomar la iniciativa no 191
  • 175. JOSÉ MARÍA OLÍAS desaprovechada, aunque implique un sacrificio. Claro está, que los sacrificios hay que pensarlos antes. El primer ejemplo es precisa- mente el de aprovechar la oportu- 8 nidad por medio de un sacrificio. 7 En el Diagrama 196 se reproduce una posición de la partida Torre - 6 Grünfeld. Le toca jugar a las blan- 5 cas, que tienen la oportunidad de 4 decidir la partida. l. dS, ... (para 3 debilitar la defensa del peón de fS); l. ..., exd5; 2. Txg6, Tg8 (No a b e d e es posible 2...., Rxg6 por 3. Dg4+, Rh7; 4. AxfS+, TxfS; S. Dxf5+, f d Diagrama 196 Rg8; 6. Dg6+, R 8; 7. A 6, ... ga- g h 8 7 6 3 2 nando la Dama). 3. Txg8, Rxg8; 4. Axf5, Txf5; 5. Dg4+, Tg5; 6. hxgS, Dxe5; 7. gxh6+, Rinden. Una combinación perfecta que se ha podido desarrollar por la coordinación de las piezas blancas. Pero si tardan un tiempo y dan lugar a que el negro jugara l. ..., Dxh4 no se hubiera podido hacer porque la Dama negra tendría li- bre el escaque gS para interpo- nerse al jaque Dg4+. El siguiente ejemplo es de la 7 partida Steiner- Alekhine (Olim- 5 píada, Folkestone 1933), cuya posi- 5 ción después de la jugada J 4. AgS, ... se reproduce en el Diagrama 197. La jugada correcta de las ne- 3 gras sería 14...., Cg8 pero Alekhine 2 prefiere una jugada que descon- 1 a b e d e fmmJ""'"" cierte, para tomar la iniciativa, y =""--- jugó 14...., ChS. La partida siguió: Diagrama 197 192 g h 8 6 5 4 3
  • 176. LA INICIATIVA, BASE DEL TRIUNFO lS. Ch4, ... (A lS. CfxeS, CxeS; 16. DxhS, f6. Pero se debía jugar 15. Ta-d1, ... y la partida sigue igual); 1S...., Cf4; 16. Df3, f6! (Dos juga- das flojas y la iniciativa cambia de mano); 17. Axf4, exf4; 18. Cf5, g6; 19. Ch6, gS; 20. g4, Ae6 (Amenaza; 21. ..., Axc4; 22. Axc4, CeS); 21. Cd2, CeS; 22. Dh3, Td8; 23. Axe6, Dxe6; 24. Cbl, ... (Ante la amenaza 24...., Td3); 24...., Td3; 2S. DhS, ... (Si 2S. Dg2, Cf3+; 26. Rh1, Ch4; 27. Dg1, Dxe4+); 2S...., Cf3+; 26. Rinden. La amenaza 26... ., Dxe4 no tiene defensa. Veamos ahora la partida Ma- a b e d e 8 roczy - Tartakower (Teplitz-Schoe- nau 1922) que vale la pena verla 7 entera por la frialdad de Tartako- 6 wer, quien sacrifica no por una in- 5 mediata combinacion sino por 4 conseguir una iniciativa. l. d4, e6; 3 2. c4, f5; 3. Cc3, Cf6; 4. a3, .. . (una r////"'''wwn·/'~7-.;; pérdida de tiempo para evitar 4...., 2 .mum""'""· Ab4). 4...., Ae7; S. e3, 0-0; 6. Ad3, 1= - dS (El sistema Stonewall de la De- a b e fensa Holandesa. V. Lección 24a). Diagrama 198 7. Cf3, c6; 8. 0-0, Ce4; 9. Dc2, Ad6; d e 10. b3, Cd7; 11. Ab2, ... (Diagrama 198); 11...., Tf6; 12. Tf-e1, ... (Me- jor parece 12. eS, Ac7; 13. Ce2, .. . 7 preparando 14. CeS). 12...., Th6; 5 13. g3, Df6; 14. Afl, ... (La posición 5 blanca es incómoda pues al no te- ner la Torre en flla jugada Cd2, o a b e d e Ce2, provocaría el sacrificio de Ca- 3 '"'""··,,,, bailo en f2). 14...., gS; 1S. Ta-d1, 2 g4; 16. Cxe4, fxe4; 17. Cd2, ... (Dia- 1 grama 199). La posición del blanco es comprometida, pero la iniciativa Diagrama 199 8 6 5 4 3 2 g h 8 6 5 4 3 2 193
  • 177. JOSÉ MARÍA OLÍAS del negro es más aparente que real pues tiene un gran retraso en el desarrollo de su flanco de Dama. Cualquier ataque fracasaría por falta de elementos; y en desarrollar y acumularlos necesita cuatro ju- gadas. Pero Tartakower encuentra la jugada. 17...., Txh2!; 18. Rxh2, Dxf2+; 19. Rh1, ... (mejor que 19. Ag2, ... pues prepara Te2 para ex- pulsar a la Dama); 19...., Cf6. Ahora resulta que, dado el bloqueo de las piezas blancas, las negras tienen tiempo de desarrollarse y acu- mular sus piezas para el ataque. La iniciativa se ha convertido en real gracias al sacrificio de la Torre. 20. Te2, Dxg3; 21. Cb1, ChS; 22. Dd2, Ad7; 23. Tf2, Dh4+; 24. Rg1, Ag3; 2S. Ac3, ... (Si 2S. Tg2, Tf8); 2S...., Axf2+; 26. Dxf2, g3; 27. Dg2, Tf8; 28. Ae1, Txf1+!; 29. Rxf1, ... (Si 29. Dxf1, Dh2++); 29...., eS; 30. Rgl, Ag4; 31. Axg3, Cxg3; 32. Te1, CfS; 33. Df2, DgS; 34. dxeS?, M3+; 3S. Rf1, Cg3+; 36. Rinden. Si 36. Rg1, Ch1 + con pérdida de Dama y mate posterior. Veamos ahora la partida Fis- a b e d e cher- Benko. El Diagrama 200 re- produce la posición de la partida después de la jugada 1S. Dg3, ... La partida continuó: 1S...., Rh8; 6 16. Dg4, ... (Para evitar 16...., fS); 5 16...., c6; 17. DhS, DeS; 18. Axd4, 4 exd4; 19. Tf6!!, ... extraordinaria 3 jugada. Una de las más brillantes del genial Fischer. 19...., Rg8; 20. eS, h6; 21. Ce2!, Rinden. (No 21. Txd6, DxeS! y el negro se escapa). e d e Diagrama 200 PARTIDA FAMOSA: RUBINSTEIN - ALEI<HINE (SEMMERING 1926) g h 8 6 5 4 2 g h 1. d4, Cf6; 2. c4, e6; 3. Cf3, b6; 4. g3, Ab7; 5. Ag2, Ah4+; 6. Cb-d2, 0-0; 7. 0-0, d5. Defensa India de Dama (v. Lección 36a). 8. 194
  • 178. LAINICIATIVA, BASE DEL TRIUNFO a3,Ae7; 9. b4,cS; 10. bxcS, bxc5; 11. dxcS,Axc5; 12. Ab2, Cb- d7; 13. CeS?, ... Prematuro. Mejor sería 13. Tb1, ... a lo que podría seguir 13...., De7; 14. CeS, CxeS; 1S. AxeS, Axa3; 16. Da4, Cg4; 17. Ac3, ... sin perder la iniciativa. 8 13. ..., CxeS; 14. Axe5, Cg4!; 15. 7 Ac3, Tb8; 16. Tb1, ... Mejor era 6 hacer primero 16. cxdS, TeS; 17. 5 Ab4, AxdS. 16. ..., d4!; 17. Txb7!, 4 Txb7; 18. Axb7, ... Diagrama 201. 18. ..., Cxf2!! La iniciativa 3 ha pasado completamente a ma- 2 nos de las negras. 19. Rxf2, ... Si 1 19. Txf2, dxc3 y tanto el Caballo a b e e como la Torre blanca están clava- Diagrama 201 dos. 19. ..., dxc3+; 20. e3, cxd2; d e 8 6 5 g h 21. Re2, Db8; 22. Af3, Td8; 23. Db1, Dd6; 24. a4, fS; 2S. Td1, Ab4; 26. Dc2, DeS; 27. Rf2, aS; 28. Ae2, gS; 29. Ad3, f4!; 30. Rin- den. La pérdida irremediable del peón de e3 cuesta la partida. NOCIONES DE APERTURA: GAMBITO DE DAMA l. d4, dS; 2. c4, dxc4. Este es el Gambito de Dama aceptado. Las blancas tratan de ganar tiempos de desarrollo. Y las negras, en caso de aceptar el Gambito, lo hacen sin ánimo de conservar el peón, buscando también la mayor rapidez en su desarrollo. 3. Cf3, Cf6; 4. e3, e6; S. Axc4, eS; 6. 0-0, a6; 7. De2, ... y ahora las negras eligen: i) 7...., bS; 8. Ab3, Ab7, ... etc. ii) 7...., Cc6; 8. Cc3, ... etc. 195
  • 179. Lección 31 a 'ENROQUE CORTO Y LARGO: VENTAJAS E INCONVENIENTES Amenudo surge la posibilidad, e incluso el deseo, de enrocarse por el lado de Dama; lo que llamamos enroque largo. Normal- mente el peón de Dama está avanzado en d3 ó en d4, y quizá cam- biado. En ese caso da la impresión de que se gana un tiempo con el enroque largo porque la Torre pasa directamente a ocupar la co- lumna abierta d. Pero ese tiempo está compensado con el que se pierde llevando el Rey a la columna b pues, de lo contrario, el peón de la columna a queda abandonado. Es decir, que podemos aseverar la primera regla sobre enro- ques: El enroque largo es más ofensivo y, por tanto, deseable cuando se tiene la iniciativa y fuerza para atacar. Pero el enroque largo es más débil y, por tanto, no es interesante desde el punto de vista defen- szvo. Claro que esto es así cuando cada bando se enroca por un lado diferente. En ese caso lo que es cierto es que la lucha será terrible porque cada bando atacará con sus peones el enroque contrario. La experiencia demuestra que en esa clase de partidas gana más 197
  • 180. JOSÉ MARÍA OLÍAS veces el bando del enroque corto. Y las veces que gana el bando de enroque largo es cuando han empezado antes el avance de sus peo- nes del flanco de Rey. Así ocurre, por ejemplo, en el ataque Sae- misch contra la Defensa India de Rey (v. Lección 233 ), o en el ata- que contra la variante del Dragón, de la Defensa Siciliana (v. Lección 183 ). Podemos, entonces, enunciar la segunda regla: Excepto en aque- llas aperturas muy definidas, y de enroque rápido por ambos bandos, es preferible prepararse el enroque por ambos lados y esperar a ver qué hace el contrario, y actuar en consecuencia. Y si se busca una partida tranquila enrocar por el mismo lado que el contrario. Veamos ahora algunos ejemplos. El primero es la partida Rabi- novitch- Romanovsky. l. d4, Cf6; 2. c4, e6; 3. Cc3, Ab4 (Defensa Nimzovitch contra la apertura de Dama. V. Lección 393 ). 4. Db3, eS; S. dxcS, Cc6; 6. Ad2, AxcS; 7. e3, 0-0; 8. Cf3, dS; 9. 0-0-0, dxc4; 10. Dxc4, De7 (Está claro que el enroque largo del blanco ha sido precipitado y con demasiado riesgo). 11. Ad3, Cb4; 12. Ab1, b6 (para desarrollar el Alfil de Dama y darle juego a la Torre de ese lado). 13. Dh4, Aa6; 14. e4, Cd3+ (para eliminar el Alfil blanco de casillas blancas). 1S. Axd3, Axd3; 16. AgS, ... (Parece que las blan- cas están mejor y que es muy fuerte la amenaza 17. eS, ... pero ahora se demuestra la debilidad 8 defensiva del enroque largo). 16. 7 ..., Tf-d8; 17. eS, Aa3!!; 18. exf6, 6 ... (No se puede tomar el Alfil 5 pues a 18. bxa3, Dxa3+ y mate rá- 4 pido). 18...., DeS (Amenaza 19. ..., Dxc3++). 19. Ad2, Ag6!; 20. 3 Da4, ... (Diagrama 202. Acu- diendo en socorro de su Rey, pero 1 a b e d e ya es tarde). 20...., bS (y no se a b e d e puede tomar ese peón. Si 21. Diagrama 202 198 g h 8 g h
  • 181. ENROQUE CORTO Y LARGO: VENTAJAS E INCONVENIENTES DxbS, Ta-bS; 22. DxcS, Axb2++). 21. Dxa3, DfS!; 22. Rinden. (No se puede evitar el mate con la Dama 7 en c2 ó en bl. Si 22. Db3, Ta-cS!). 6 Veamos ahora la partida 5 Bronstein - Tegner (Hamburgo 196S). l. e4, eS; 2. Cc3, ... (Aper- tura Vienesa. V. Lección sa). 2...., 3 Cf6; 3. g3, Ab4; 4. Ag2, d6; S. Cg- 2 e2, c6; 6. 0-0, Cb-d7; 7. d3, CfS; S. 1 a b e d e a3, AaS; 9. b4, Ac7; 10. d4, De7; a b e d e 11. Dd3, hS; 12. h3, h4; 13. g4, Diagrama 203 Ad7; 14. f4, Ce6; 1S. Ae3, exf; 16. 8 7 6 5 4 2 g h Cxf4, CgS; 17. Ta-e1, ... (Diagrama203).17...., 0-0-0 (Esto, dada la situación de las piezas y peones blancos en el flanco de Dama, equivale a un suicidio. Era preferible no enrocar y atacar el flanco blanco del Rey con 17...., Axg4; 1S. hxg4, h3; 19. Cf-dS, cxdS; 20. AxgS, hxg2; 21. Rxg2, Dd7; 22. DbS, ... etc). 1S. bS, Cxg4; 19. bxc6, bxc6; 20.Da6+,RbS;21. Tb1+,Ab6; 22. Txb6+, axb6; 23. Dxb6+, Rinden. (Si 24...., ReS; 2S. Cc-dS, cxdS; 26. CxdS y no se puede evi- tar el mate. Y si 24...., RaS; 2S. Da6+, RbS; 26. Tb1+, y mate a la si- guiente). En el siguiente ejemplo veremos cómo triunfa el enroque largo, contra la variante del Dragón de la Defensa Siciliana (v. Lección 1Sa) en la partida Karpov- Gik (Moscú, Campeonato M. G. U. 196S-69). l. e4, eS; 2. Cf3, d6; 3. d4, cxd4; 4. Cxd4, Cf6; S. Cc3, g6; 6. Ae3, Ag7; 7. f3, 0-0; S. Ac4, Cc6; 9. Dd2, Ad7; 10. 0-0-0, DaS; 11. h4, CeS; 12. Ab3, TfcS; 13. hS, CxhS; 14. Ah6, Axh6 (Si 14...., Cd3+; 1S. Rbl, Cxb2; 16. Rxb2, Axh6; 17. Dxh6, Dxc3 + con ventaja para las blancas). 1S. Dxh6, Txc3; 16. bxc3, Dxc3 (Diagrama 204); 17. Ce2, ... (Ganando un tiempo, al amenazar la Dama, en la transfe- rencia del Caballo al flanco de Rey para tomar parte en el ataque. Hay que observar qué cuidado tiene Karpov en no perder el domi- 199
  • 182. JOSÉ MARÍA OLÍAS nio del centro). 17...., DeS (Si 17. ..., Cd3+; 18. Txd3, Dal+; 19. 8 Rd2, Dxhl; 20.g4, ... ganando 7 pieza por calidad). 18. g4, Cf6; 19. 6 gS, ChS;20. TxhS,gxhS;21. Thl, 5 De3+; 22. Rbl, Dxf3; 23. TxhS, e6 4 (Diagrama 20S). 24. g6, ... (mejor y más violenta que 24. Dxh7+, ... 3 y el Rey negro tiene por donde es- caparse). 24...., Cxg6; 2S. Dxh7+, 1 Rf8; 26. TfS!!, Dxb3+ (Si 26...., a b e d e f a b e d e f Re8; 27. Dg8+, Re7 Ó 27...., Cf8; Diagrama 204 28. Dxf7+, Rd8; 29. Txf3, ...). 27. axb3, exfS; 28. Cf4, Td8; 29. Dh6+, Re8; 30. Cxg6, fxg6; 31. Dxg6+, Re7; 32. DgS+, Re8; 33. exfS, Tc8; 7 34. Dg8+,Re7; 3S. Dg7+,Rinden. 6 (No se puede evitar que corone el 5 peón). Hemos visto una partida en la 4 que vence el bando del enroque 3 largo. Veamos el caso contrario a través de la partida Minie - Fis- 1 a b e d e f g h g h g h cher (Rovinj-Zagreb 1970). l. e4, a b e d e f g h eS; 2. Cf3, d6; 3. d4, cxd4; 4. Cxd4, Diagrama 205 Cf6; S. Cc3, a6 (Variante moderna 8 6 5 4 3 2 8 4 3 2 de la Defensa Siciliana. V. Lección 17a). 6. AgS, e6; 7. f4, Ae7; 8. Df3, Dc7; 9. 0-0-0, Cb-d7; 10. g4, bS; 11. Axf6, Cxf6; 12. gS, Cd7; 13. a3, Tb8; 14. h4, b4 (Los dos bandos están atacando por cada flanco, aunque aún no se ha enrocado el negro. Pero, al igual que hacía Karpov en el ejemplo anterior, Fischer tiene un cuidado ex- quisito en no perder el dominio del centro). lS. axb4, Txb4; 16. Ah3, 0-0 (Peligroso y arriesgado, pero peor era tener el Rey en el 200
  • 183. ENROQUE CORTO YLARGO: VENTAJAS E INCONVENIENTES centro, además de tener una Torre fuera de juego). 17. CfS, ... (Este sacrificio es ingenioso pero es optativo. Más fuerte, porque obli- gaba a aceptarlo era 17. Cxe6, fx6; 18. Axe6+, Rh8; 19. CdS, Dc4; 20. Cxb4, Dxe6; etc.). 17...., CeS!; 18. Cxe7+, Dxe7; 19. hS, Ab7; 20. h6, Axe4; 21. Cxe4, Cxe4; 22. hxg, Tc8; 23. Th2, ... (Si 23. MS, exfS; 24. Dh5, Txc2+!; 25. Rxc2, Dc7+; 26. RbL Cc3+ y llega antes el mate del blanco). 23...., Ta4; 24. Rbt dS! (Permitiendo la entrada rápida de la Dama). 25. c4, Ta- a b e d e xc4; 26. Aft Tb4; 27. Dh3, ... (Dia- 8 grama 206. La situación del negro 7 es crítica amenazado de mate en a b e una jugada). 27...., Cc3+; 28. RcL ... (Si 28. RaL Ta4++). 28. 5 ..., Ca4+; 29. Rb1, Txb2+; 30. 4 Txb2, Cc3+; 31. Rcl, Da3; 32. 3 Ad3, ... (Defiende mientras ame- 2 naza mate. Si 32. Td3, Da1+; 33. Rc2, Ce4+; 34. Rb3, Tb8+; 35. Rc2, Txb2++). 32...., Da1+; 33. d b Diagrama 206 R 2, Dx 2+; 34. Re1 , Ce4; 35. Rinden. d e g h 8 6 5 4 3 g h De los ejemplos anteriores podemos extraer las siguientes con- clusiones: 1a El enroque largo es más peligroso para el blanco en las posicio- nes siguientes al Gambito de Dama, porque después de c4 el Rey queda más desprotegido. r El bando que ataca un enroque largo debe cuidar su pareja de Alfiles, que son su principal arma de ataque. 3aEl enroque largo exige, más que nunca, el dominio o el bloqueo del centro, para poder atacar por el flanco del Rey. ?()1
  • 184. JOSÉ MARÍA OLÍAS PARTIDA FAMOSA: SMYSLOV - BOTVINNII< f9a PARTIDA DEL ENCUENTRO POR EL CAMPEONATO DEL MUNDO. MOSCÚ 1954J Vassily V Smyslov nació en Moscú el 24 de marzo de 1921. Em- pezó a jugar a los seis años aunque no fue un niño prodigio. Sus grandes éxitos ~n el ajedrez comienzan después de la II Guerra Mundial. Fue tercero en el Torneo de Groninga, tras Botvinnik y Euwe. Segundo en el Campeonato del Mundo de 1948. Y Campeón de la URSS en 1949. Ganó dos veces el Torneo de Candidatos y, por tanto, el derecho a disputar el Campeonato del Mundo. La primera vez, en 1954, empató con Botvinnik, a 12 puntos, quien conservó el título. La segunda vez, en 1957, venció a Botvinnik por 12,5 a 9,5, logrando el título de Campeón del Mundo. En el desquite, en 1958, gana Botvinnik, por 12,5 a 10,5, y recupera el título. Si algo hay que destacar en el juego de Smyslov es el final y, en particular, el final de Torres en el que es una autoridad. 1. e4, e6; 2. d4, dS Defensa Francesa (v. Lección 15a). 3. Cc3, Ah4; 4. eS, eS; S. a3, AaS; 6. b4, cxd4; 7. Dg4, Ce7. Parece más seguro 7...., Rf8. El mismo Bot- vinnik jugó de esta manera poste- riormente. 8. bxaS, dxc3; 9. 8 Dxg7, Tg8; 10. Dxh7, Cd7; 11. 7 Cf3, Cf8; 12. Dd3, DxaS; 13. h4, 6 Ad7; 14.AgS, TeS; 1S. Cd4, CfS; 5 16. Th1, ... Una partida curiosa 4 que parece de principios del siglo XIX, con ambos bandos renun- ciando al enroque. 16. ..., Tc4 2 (Diagrama 207). Con esta jugada 1 las negras inician una combina- a b e d e ción que resulta falsa. Era mejor Diagrama 207 202 9 h 8 7 6 5 3 2
  • 185. ENROQUE CORTO Y LARGO: VENTAJAS E INCONVENIENTES 16...., Cxd4 a lo que podría seguir 17. Dxd4, Tc7; 18. Db4, Dxb4; 19. Txb4, aS. 17. CxfS, exfS; 18. Txb7, Te4+. Esta es la razón de haber dejado indefenso el peón de b7. Pero es una combinación falsa muy bien refutada por las blancas. 19. Dxe4, dxe4; 20. Th8+, Ac8;21.Ah5+,Dxb5;22.Txb5,Ce6;23.Af6,Txg2;24.h5,Aa6; 25. h6! Rinden. NOCIONES DE APERTURA: GAMBITO DE DAMA. DEFENSA ORTODOXA l. d4, dS; 2. c4, e6; 3. Cc3, Cf6; 4. AgS, Ae7; S. e3, ... Ahora las negras pueden hacer: a) S...., 0-0; 6. Cf3, Cb-d7; 7. Tcl, ... etc. b) S...., h6; 6. Ah4, b6; 7. Cf3, 0-0. etc. e) S...., 0-0; 6. Cf3, Cb-d7; 7. Tcl, c6; 8. Ad3, ... 203
  • 186. Lección 32a EL DOMINIO DE LAS DIAGONALES Cualquier jugador de ajedrez sabe la importancia que tiene do- minar con las Torres las columnas, abiertas o semiabiertas. Tam- bién sabe la ventaja de dominar algunas filas. Por eso el dicho, tan repetido, de «Torre en séptima partida ganada». Pues igual de im- portante es el dominio de las diagonales por medio de los alfiles. Al igual que no dejamos que el rival domine una columna con sus To- rres tampoco debemos dejarle que domine una diagonal con un Al- fil. Aunque la diagonal no esté abierta hay que oponer nuestro Al- fil, porque una diagonal se abre con relativa facilidad, y muchas veces nos sorprende, y nos cuesta un disgusto. Porotra parte, un Alfil, al igual que el Caballo, es más apto, por su menor valor de cara al final, para los sacrificios en el medio juego. Además, lasTo- rres mantienen el dominio de las columnas durante el medio juego apoyando el juego de otra pieza, pues las Torres, salvo excepciones, no empiezan a actuar por sí solas hasta que no se ha despejado un poco el tablero. No así los Alfiles. Desde que empieza la partida es- tán colocándose para el ataque; buscando diagonales y amena- zando los puntos débiles del contrario. Y en colaboración con los 20t)
  • 187. JOSÉ MARÍA OLÍAS Caballos forman un arma muchas veces decisiva. Otras veces son el complemento ideal para un ataque incisivo de la Dama. Veamos algunos ejemplos. El Diagrama 208 reproduce una posición de la partida Exner - 8 Englund. Las negras acaban de 7 jugar f6 para expulsar el Caballo de g5 sin tener en cuenta que aca- 5 ban de abrir, para el Alfil de Rey 4 blanco la diagonal a2-g8. Y sin te- ner desarrollado su Alfil de Dama para poder contrarrestar la ame- naza blanca. El juego siguó: l. 1 Ab3+, Rh8; 2. Cxh7!, De8 (Claro a b e d e ="----='= a b e d e que 2...., Rxh7; 3. Dh5++); 3. Diagrama 208 Cxf8, fxe5; 4. Df3, d6; 5. Ag5, Cf5; 6. Dh3+, Ch6; 7. Dxh6+!, gxh6; 8. Af6++. En el siguiente ejemplo (Dia- grama 209) de la partida Charou- sek- Englander (Kaschan 1894), las negras no regalan una diago- nal abierta como en el ejemplo anterior, sino que Charousek 5 tiene que hacer un sacrificio para 4 conseguirla. Le toca jugar al 3 blanco, que tiene su Dama ame- nazada, y juega: l. Dxe6!, Cxfl + a b (Toma la Torre con jaque ganando 1=""-----:----' e d e un tiempo y obteniendo una cali- e d e dad de ventaja). 2. Txfl, fxe6; 3. Diagrama209 Axe6+, Tf7; 4. Txf7, De8 (La me- g h 8 6 5 4 g h g h 8 6 5 4 g h jor. Las negras están dispuestas a entregar su Dama a cambio de Torre y Alfil y entrar en un final con ventaja). 5. Tf6+, ... (no era 206
  • 188. EL DOMINIO DE LAS DIAGONALES buena 5. Te7+, Rf8; 6. Txe8, Txe8 ganando un Alfil). 5. ..., Rg7; 6. Tf4+, Rh6; 7. Th4+, Rg5; 8. Tg4+, Rh6 (Todas las jugadas de las ne- gras han sido forzadas). 9. Cf5+, gxf5 (Si 9. ..., Rh5; 10. Cg7+, ... ganando la Dama). 10. Af4+, Rh5; 11. Tg5+, Rh6 (Si 11 ...., Rh4; 12.g3++). 12. Tg8+,Rh5; 13.g4+,fxg4; 14.Axg4+, Rh4; 15.Ag3++. El siguiente ejemplo es de la partida Horwitz - Bledow, una de cuyas posiciones reproduce el Diagrama 210. El blanco acaba de 7 jugar Ch4 en vez de enrocarse, 6 que era lo sensato y lo que mar- 5 can las normas de desarrollo, an- 4 tes de mover por segunda vez una 3 pieza. La partida continuó: l. ..., fxe4; 2. Cxe4, Cxe4; 3. Axe7, Axf2+; 4. Rfl, Cg3++. Veamos otro ejemplo (Dia- grama 211), este de la partida Helms - Tenner. Las negras aca- ban de jugar Cf6. El jug~dor blanco jugó l. Aa3, ... buscando una diagonal que impidiera el en- 7 roque. Pero el negro, en vez de ju- 6 gar d6, para cerrar esa diagonal, 5 prefiere contraatacar cuando aún 4 no ha completado su desarrollo y sin suficiente número de piezas. 3 l. ..., Cxe4; 2. De2, Cxf2; 3. Cxe5, 2 Cd4;4. Cxd7+,Cxe2; 5.Cf6++. a b e a b e Diagrama 21O a b e a b eEn el siguiente ejemplo se da la combinación clásica de la in- Diagrama 211 cursión de la Dama apoyada en d e 8 2 d e g h d e 8 6 5 4 3 2 d e g h un Alfil y dominando completamente una diagonal. En el Dia- 207
  • 189. JOSÉ MARÍA OLÍAS grama 212 se reproduce una posi- a b e d e ción de la partida Alexander - 8 Lachman (Stolp 1934). La Dama 7 blanca apunta al peón g7, que 6 está perfectamente defendido por 5 el Alfil de f8. Pero el problema, cuando se defiende contra las 4 amenazas d~ l1na diagonal, es que 3 hay que defender no solo g7 sino también h8. En consecuencia el 1 blanco jugó: l. Cf6+, gxf6 (Si l. a b e ..., Rh8; 2. Cxe8, ... ganando la Diagrama 212 calidad) 2. Dxf6, ... Ahora parece d e g h 8 7 6 5 4 3 2 g h clara la amenaza de mate en h8. Pero las negras tienen un recurso que es cerrar la diagonal. Por ello jugaron 2...., d4; 3. Txd4!, cxd4; 4. Axd4, ... y las negras se rindieron porque no hay defensa contra el mate. Por último vamos a ver una de las combinaciones más bonitas de la historia del ajedrez de competí- 7 ción, realizada sobre la base del 6 dominio de Alfiles sobre diagona- les. En el Diagrama 213 se repro- 5 duce la posición de la partida 4 Euwe- Keres (9a de su encuentro 3 1939-40) después de la jugada 22. f4, ... Las negras tienen una ven- taja de posición, la pareja de Alfi- a b e a b e les y un peón pasado y ligado, lo Diagrama 213 que anuncia un final ganador. d e g h 8 6 5 4 3 2 d e g h Pero Keres sacrifica no solo su peón sino también la Dama con tal de darle más actividad a su Alfil de Rey. La partida continuó: 22. .. ., d3!; 23. Txd3, Dxd3; 24. Dxd3, Ad4+; 25. Tf2, Txe6; 26. Rf1, Ta- 208
  • 190. EL DOMINIO DE LAS DIAGONALES e8; 27. fS, TeS!; 28. f6, gxf6; 29. Td2, Ac8; 30. Cf4, Te3; 31. Dbl, Tf3+; 32. Rg2, Txf4!; 33. gxf4, Tg8+; 34. Rf3, Ag4+; 3S. Rinden. PARTIDA FAMOSA: I<ERES - SMYSLOV (2a RONDA DEL TORNEO POR EL CAMPEONATO DEL MUNDO. LA HAYA 1948) Paul Keres (1916-197S) nació en Narva (Estonia). Su primer gran éxito fue en 1934 en Bad-Nauheirn donde empató el primer puesto con Alekhine. Su más importante victoria fue en El Avro 1938, empatado con Fine y por delante de Botvinnik, Alekhine, Euwe, Reshevsky, Capablanca y Flohr. Tornó parte en el Torneo por el Campeonato del Mundo, en 1948. En 1939-40 tuvo un encuentro con Euwe a catorce partidas ganándolo por +6, -5 =3. Fue llamado el Campeón sin Corona. Falleció en 1975. 1.c4,Cf6;2.Cf3,c6;3.Cc3,d5;4.e3,g6;5.d4,Ag7.Defensa Grünfeld (v. Lección 38a). 6. cxdS, CxdS; 7. Ac4, 0-0; 8. 0-0, b6; 9. Db3, Cxc3; 10. bxc3, Aa6; 11. Aa3, Axc4; 12. Dxc4, TeS; 13. e4, bS; 14. Db3, Cd7. Mejor parece primero 14...., aS a lo que podría seguir 1S. Tf-d1, Cd7. 15. c4, Tb8. Mejor 1S...., bxc4; 16. Dxc4, eS; 17.dxeS,Cxe5; 18.Cxe5,Axe5; 19. 8 Ta-d1, Dc7; etc. 16. Ta-d1, DaS; 7 17.c5, b4; 18.Ab2,e5; 19. Cg5, 6 Te7; 20. f4!, exd4. (Diagrama 5 214). 21. fS!, CxcS. Las negras es- 4 tán ya inferiores, pero de todas formas era mejor defensa 21 ...., 3 Af6 a lo que podría seguir 22. fxg6, hxg6; 23. Cxf7, Txf7; 24. eS, 1 CxcS; 25. Dc4, Db6; etc. 22. Dh3, a b e a b e hS? Este error precipita el final. Diagrama 214 d e d e g h 8 6 5 4 3 2 209
  • 191. JOSÉ MARÍA OLÍAS Más defensa había con 22...., h6; 23. f6, Axf6; 24. Txf6, hxgS; etc. 23. f6, Ah6; 24. fxe7, AxgS; 25. Df3, f6; 26. Axd4, Cd7; 27. h4, Rinden. Si 27...., Axh4; 28. Dh3, ... gana pieza. Y si 27...., Ah6; 28. Axf6, DeS+; 29. Rhl, Cxf6; 30. Dxf6, etc. NOCIONES DE APERTURA: DEFENSA CAMBRIDGE-SPRING Es una variante de la Defensa Ortodoxa. l. d4, dS; 2. c4, e6; 3. Cc3, Cf6; 4. AgS, Cb-d7; S. e3, c6; 6. Cf3, DaS y ahora las blancas pueden elegir: i) 7. Cd2, Ab4; 8. Dc2, 0-0; etc. ii) 7. cxdS, CxdS; 8. Dd2, C7-b6; etc. 210
  • 192. Lección 33a LOS PEONES AVANZADOS: SU EMPLEO TACTICO En la Lección 4a, al comentar el valor de los peones en el medio juego, se expresaba que los peones, en el ataque, son más peligro- s.os mientras más avanzados están. Un peón en séptima, o en sexta, tiene más valor que una pieza por dos razones: las dos casillas con- trarias que cubre para todos los efectos, y la posibilidad de coronar convirtiéndose, generalmente, en Dama. Tienen otro valor y es el psicológico. Tener un peón del adversario a punto de coronar pone nervioso al jugador más templado. Lo que, como consecuencia, puede dar lugar a graves errores. La única condición que tiene que cumplir un peón en sexta, para ser tan valioso, es la de estar pasado. Es decir, no tener en- frente ningún peón contrario que lo pueda frenar. Esta fuerza del peón pasado en sexta, y aún más en séptima, aun- que ya es peligroso y útil desde que llega a la quinta fila, puede darse en las tres fases de la partida. No obstante, aquí vamos a ver ejemplos de la apertura y medio juego, dejando para la última parte del libro los ejemplos de la influencia de los peones en el final. 211
  • 193. JOSÉ MARÍA OLÍAS Hay varias aperturas en las que, con un peón, puede llegarse a la séptima fila en pocas jugadas. Veamos el ejemplo de una va- riante del Contragambito Albin contra el Gambito de Dama. l. d4, dS; 2. c4, eS y se plantea el contragambito. 3. dxeS, d4. Ahora la respuesta del blanco debe ser 4. Cf3, ... pero hay una variante, / l . 8 aunque erronea, en a que se m- tenta cambiar enseguida el peón 7 de d4, y para ello se juega 4. e3, 6 Ab4+; 5. Ad2, ... (Diagrama 215). 5 5...., dxe3!; 6. Axb4, ... (Si 6. fxe3, Dh4+; 7. g3, De4); 6...., exf2+; 7. Re2, ... (Forzada, para no perder la Dama). 7...., fxgl=C+!; 8. Rel, ... (Si 8. Txgl, Ag4+ gana la 1 Dama). 8...., Dh4+; 9. Rd2, ... (Si a b e d e =~'--' a b e 9. g3, De4+). 9...., Cc6; 10. Ac3, Diagrama215 Ag4; etc. g h 8 6 5 4 Veamos una combinación sobre este mismo asunto, realizada en la apertura, en la partida Schlechter - Perlis (en 1911). l. d4, dS; 2. c4, c6 (Defensa Eslava contra el Gambito de Dama). 3. Cf3, AfS (Un movimiento prematuro del 8 Alfil). 4. Db3, Db6; 5. cxdS, Dxb3 7 (Error grave. Primero 5. ..., 6 Axbl). 6. axb3, Axbl; 7. dxc6, 5 Cxc6. Las negras prefirieron per- der un peón a ganar una pieza, porque se dieron cuenta de la 3 combinación que seguía. Si 7...., 2 Ae4 (Diagrama 216). 8. Txa7!, ... 1 a b e d e g h '"'""'/'"""''"'~'"'' Y ahora si 8...., Cxc6; 9. Txa8+, ="-,---Zzztlz¡e"'-----"'2== g h Rd7; 10. Txf8. Y si 8...., Txa7; 9. Diagrama 216 212 8 6 5 4
  • 194. LOS PEONES AVANZADOS: SUEMPLEO TÁCTICO c7, ... y corona. Si 9...., Rd7; 10. a b e d e cxb8=D. Veamos ahora otro ejemplo 7 con la partida Richter - Ahues 6 (Berlín 1928). 5 El Diagrama 217 reproduce la posición de la partida después de 4 la jugada 25 de las negras. Le 3 toca, pues, jugar a las blancas. 26. g6, Cc8 (La verdad es que las ne- 1 gras no tenían muchas jugadas. Si a b e 26. ..., hxg6; 27. hxg6, ... con la Diagrama 217 amenaza de DhS y Dh7. Y si 26. d e g h 8 4 3 2 g h ...; h6; 27. Axh6, gxh6; 28. Df7+, ... y mate a la siguiente). 27. Cg4, Cd6; 28. Ch6+!, Rh8 (Si 28...., gxh6; 29. gxh7+, Rh8; 30. Ac3+, Ag7; 31. Axg7+, Rxg7; 32. Dc3+, Rf8 [32... ., Df6 33. Te7+, ... y mate a la siguiente]. 33. h8=D+, Rf7; 34. D3-g7++). 29. Df7!, Cxf7; 30. Cxf7+, Rg8; 31. gxh7+, Rxf7; 32. Tf1+, AfS; 33. Txf5+, Re8; 34. TeS+, Rf7 (Si 34...., Rd7 mate en dos. Y si 34...., Ae7 35. h8=D+, ...). 35. Ag6+, Rf6; 36. Te6++. El siguiente ejemplo es de la partida Chigorin - Jankovich (Moscú 1899). En el Diagrama 218 se reproduce la posición de la 7 partida después de la jugada 26 6 de las negras. El juego continuó 5 27. Cb6+,Cxb6;28.cxb6,Rc8;29. 4 a6, Rb8; 30. b7!, Ta-xa6; 31. Aa7+!, Txa7; 32. Txa7, Rinden. 3 Veamos ahora un ejemplo de 2 Capablanca quien, con la sencilla 1 a b e d e facilidad del genio, lleva a su ad- =a""---b~ e d e versario a una situación en la que Diagrama 218 g h 8 6 5 4 3 2 g h 213
  • 195. JOSÉ MARÍA OLÍAS cualquiera vería la pequeña com- a b e d e binación final. 8 En el Diagrama 219 se repro- 7 duce la posición de la partida Ca- 6 pablanca - Villegas (Buenos Aires 5 1914) después de la jugada 27...., bxcS. Le toca jugar al blanco quien 4 se P!:Opone tomar el peón de bxcS 3 y después avanzarlo para revalori- zarlo, alejar al Rey negro de la ca- 1 silla de coronación, c8; y luego sa- a b e crificar la Dama por la Torre negra Diagrama 219 cuando ya no sea posible evitar la g h 8 6 5 4 3 2 promoción del peón. Veamos con qué sencillez. 28. De4, TdS; 29. bxcS, g6 (Si 29...., TxcS 30. Db4, ... cuesta la Torre por la clavada). 30. c6, Rg7 (La mejor. Se amenazaba 31. Db4+, Rg7 [si 31. ..., Re8; 32. Db7, Rd8; 33. Tb1,...]. 32. Dc3+, eS; 33. Tb1, aS; 34. Tb7, Dd6!; 3S. Td7!, ... y entra el peón). 31. a4, ... (Obligando a las negras ato- mar una decisión rápida con respecto al peón en c6). 31...., Td6; 32. DeS+, Rinden. En efecto, se amenaza 33. Dxd6, Dxd6; 34. c7, ... y no se puede evitar la promoción del peón. PARTIDA FAMOSA: TAHL - SMYSLOV (YUGOSLAVIA 1959) Miguel Tahl (1936 - 1992) nació en Riga, y empezó a jugar a los nueve años. Estudió Historia y Filología en la Universidad de Riga. En 19S9 gana el Interzonal de Zürich y a continuación el Torneo de Candidatos para enfrentarse a Botvinnik en 1960, con el título mundial en juego. Derrota a Botvinnik por +6 -2 =13. En 1961 tiene lugar el encuentro de desquite, que gana Botvinnik por +10 -S =6, recuperando el título mundial. 214
  • 196. LOS PEONES AVANZADOS: SU EMPLEO TÁCTICO M. Tahl, como Campeón del Mundo, era muy fuerte en las tres fases del juego. Pero especialmente en el medio juego porque ha sido uno de los mejores y más profundos combinadores de la His- toria. l. e4, c6¡ 2. d3, ... Defensa Caro Kan (v. Lecciones 19a y 2W), pero que Tahl trata de una forma muy especial haciendo d3 y d4. 2. ..., dS; 3. Cd2, eS; 4. Cg-f3, Cd7; S. d4, dxe4¡ 6. Cxe4, exd4¡ 7. Dxd4, Cg-f6; 8. AgS, Ae7¡ 9. 0-0-0, 0-0; 10. Cd6, DaS. Parece me- jor 10...., Axd6; 11. Dxd6, DaS porque no se debe dejar el Caballo blanco en d6. 11. Ac4, bS; 12. Ad2, Da6¡ 13. CfS, Ad8. Mejor 8 13...., AcS a lo que podría seguir 14. Dh4, bxc4; 15. Dg3, ChS; 16. 7 DgS, g6; 17. Ch6+, Rg8; etc. 14. 6 Dh4, bxc4¡ 1S. DgS, ChS¡ 16. 5 Ch6+, Rh8¡ 17. DxhS, Dxa2. 4 (Diagrama 220). Mejor 17...., 3 gxh6. 18. Ac3, Cf6. Mal están las 2 negras, pero más defensa hay con 18...., Af6; 19. Cxf7+, Rg8; 20. C3- 1 gS, Da1+; 21. Rd2, Axc3+; 22. a b e d e bxc3, Cf6. 19. Dxf7, Da1+. Si 19. Diagrama220 ..., Txf7; 20. Txd8+ y mate a la si- 8 6 5 4 3 2 guiente. 20. Rd2, Txf7¡ 21. Cxf7+, Rg8¡ 22. Txa1, Rxf7; 23. CeS+, Re6;24.Cxc6,Ce4+;2S.Re3,Ab6+;26.Ad4,Rinden. NOCIONES DE APERTURA: DEFENSA TARRASCH Es otra variante de la Defensa Ortodoxa. l. d4, dS; 2. c4, e6; 3. Cc3, cS. Con esta jugada las negras permiten el aislamiento de su peón de dS a cambio de obtener mejor juego para sus piezas. La 215
  • 197. JOSÉ MARÍA OLÍAS defensa sigue: 4. cxdS, exdS; S. Cf3, Cc6; 6. g3, ... y ahora las negras pueden elegir: i) 6...., Cf6; 7. Ag2, Ae7; 8. 0-0, 0-0; etc. ii) 6...., c4; 7. Ag2, Ab4; 8. 0-0, Cg-e7; 9. e4!, ... Defensa Tarrasch moderna.- l. d4, dS; 2. c4, e6; 3. Cc3, Cf6; 4. Cf3, eS; S. cxdS, CxdS; 6. e3, ... etc. 216
  • 198. PARTE 0UINTA EL FINAL
  • 199. Lección 34a FUNDAMENTOS GENERALES EN EL FINAL Todo los tratadistas le dan una gran importancia a la fase final de la partida, aunque quizá ninguno le dio tanta como Capablanca. Decía que las partidas de ajedrez se deciden al final y que, por ello, el Campeón del Mundo era el mejor finalista de su época. No todos sus compañeros estaban de acuerdo. Flohr, campeón checoslovaco y uno de los más notables jugadores de su tiempo (tomó parte del gran Torneo de Nottingham 1936 y ganó en Hastings 1934 en el que tomó parte Alekhine, vigente Campeón del Mundo) le contes- taba a Capablanca: «Sí. Pero si yo llegara al final contra Capablanca con la posi- ción que él llega contra mí yo le ganaría el final a él, en vez de ga- nármelo él a mí». Pero no era cierto. En El AVRO 1938, en la par- tida entre ambos, llegó Flohr al final con mejor posición y no obstante perdió la partida. Antes de nada vamos a tratar de definir el Final. ¿Cuándo em- pieza el Final? La Apertura concluye cuando se han desarrollado todas las piezas y se han enrocado los Reyes. En ese momento em- 219
  • 200. JOSÉ MARÍA OLÍAS pieza, con el Medio Juego, el gran combate y las elucubraciones combativas de ambos jugadores. A veces esto ocurre sin que al- guno de los contendientes haya terminado su desarrollo. Pero, ¿cuándo se puede considerar terminado el Medio Juego? La verdad es que entre el Medio Juego y el Final existe una barrera bastante elástica y difícil de definir. Puede parecer que empieza el Final cuando se han cambiado algunas piezas, sobre todo las Damas. Pero no es cierto, pues se da el caso de finales con solo las dos Da- mas, como únicas piezas, sobre el tablero. El Final, más que una cuestión de material sobre el tablero, es una predisposición mental de los jugadores. Durante el Medio Juego un jugador está pensando en las posibles combinaciones para ganar material, al menos. De pronto, el jugador empieza a pensar en la manera de conseguir que un peón promocione, con preferencia sobre cualquier otro objetivo. En ese momento halle- gado a la última fase de la partida. Normalmente se llega a esta si- tuación con pocas piezas y, casi siempre, después de haber cam- biado las Damas. Pero, insistimos, el verdadero cambio es el de mentalidad. En consecuencia, si cambia la mentalidad habrá que modificar el sistema de juego y adaptarlo a la nueva situación. De donde se deduce el primero, y más importante, de los principios fundamen- tales para el Final: l. o Estudiar y preparar un Plan de acción que determine el obje- tivo a cumplir y los medios con los que llevarlo a cabo. Es decir, no buscar combinaciones aisladas, más o menos bri- llantes, ni ventajas tácticas, sino preparar y seguir un Plan para el mejor desarrollo de las piezas propias. Es mejor un mal Plan que no tener ninguno. Y tener presente que el jugador que juegue un fi- nal sin Plan, y por medio de jugadas aisladas, lo perderá si el ad- versario tiene un Plan, aunque no sea muy bueno. 2. o Hay que darle una importancia extremada al factor tiempo. No se debe perder un tiempo pero hay que tener mucho cuidado de no 220
  • 201. FUNDAMENTOS GENERALES EN EL FINAL precipitarse. Cuidar el tiempo no significa jugar con prisas. No se trata ya de ganar tiempo per se. A veces, incluso, hay que perderlo. No temer la repetición de jugadas. 3. o El mejor Plan consiste en fijar las piezas del contrario. Obli- garlas a estar pendientes de la defensa de sus debilidades, mientras evolucionan el Rey y las piezas propias. 4. o Tener presente que el valor de las piezas ha cambiado. Por lo tanto, incluir en el Plan dicha revalorización. PRINCIPALES TÉCNICAS En las próximas Lecciones veremos las principales técnicas para la mejor obtención de los principios fijados que son: - Centralización del Rey. -Nueva valoración, y uso, de los peones. -El principio de las dos debilidades. - Supresión del contrajuego. PARTIDA FAMOSA: PETROSIAN - BENI<Ó fBUDAPEST 1955) Tigran Petrosian (1929-1984) nació en Tiflis, el 17 de junio de 1929. Aprendió a jugar al ajedrez a los ocho años. En 1947 obtiene el título de Maestro de ajedrez soviético. En 1951 queda 2.0 , a me- dio punto de Keres, en el XIX Campeonato de la URSS. En 1959 se proclama Campeón de la URSS. En 1962 gana el Torneo de Candi- datos, de Curazao, y el derecho a enfrentarse con Botvinnik, en 1963, por el título mundial. Vence Petrosian por 12,5 a 9,5 (+5 -2 15=), y se proclama Campeón del Mundo. Habían cambiado las normas y no hubo encuentro de desquite. En 1966 defiende su tí- tulo frente a Spassky y vence Petrosian por +5-2 =15. En junio de 221
  • 202. JOSÉ MARÍA OLÍAS 1969 vuelve a enfrentarse con a b e d e Spassky, quien le vence por 12,5 a 8 10,5 (+4 -6 =13). g h 8 7 Petrosian fue un especialista 6 6 en la defensa. Por ello, obtenía muy buenos resultados en los en- cuentros individuales y no tan buenos en los Torneos, pues cedía 3 muchas tablas. 1. d4, Cf6; 2. c4, e6; 3. Cc3, 1 Ab4. Defensa Nimzovich (v. Lec- = a=-b- e d e g h ción 39a). 4. e3, eS; S. a3, Axc3+; Diagrama 221 6. bxc3, Cc6;7.Ad3, b6; 8.e4, eS; 9. dS, CaS; 10. Cf3, De7; 11. 0-0, Aa6; 12. Ch4, g6. Si 12...., Axc4; 13. Cf5, Df8; 14. Tb1, Tg8; 15. Axc4, Cxc4; 16. f4, ... con ata- que. 13. f4, 0-0-0. Peligroso. Mejor 13...., Ch5; 14. Cf3, Cxf4; etc. 14. Cf3, d6; 1S. fxeS, dxeS; 16. AgS, h6; 17. Ah4, Td6. Las negras están peor. Pero había más defensa con 17...., g5; 18. Cxg5, hxg5; 19. Axg5, Td6; 20. Df3, Dd7; etc. 18. CxeS!, ... (Diagrama 221). 18. ..., DxeS; 19. Ag3, De7. Más defensa con 19...., Dxc3; 20. Axd6, Cb7; etc. 20. eS, Td7; 21. Txf6, hS; 22. h4, Ah7; 23. Da4, Tg8; 24. Ta-fl, Tg7; 2S. d6, Dd8; 26. e6, Txd6; 27. Axd6, Rinden. NOCIONES DE APERTURA: DEFENSA ESLAVA l. d4, d5; 2. c4, c6. a) Variante del cambio: 3. cxd5, cxd5; 4. Cf3, Cf6; 5. Cc3, Cc6; etcétera. b) Variante clásica: 3. Cc3, e6; 4. e4, dxe4; 5. Cxe4, Ab4+; etc. e) Sistema antiguo: 3. Cf3, Cf6; 4. Cc3, e6; 5. e3, Cb-d7; 6. Ad3, ... etcétera. 222
  • 203. Lección 35a IMPORTANCIA DEL REY EN EL FINAL En el final y, sobre todo, desde que desaparecen del tablero las Damas, que son su peor enemigo y representan su máximo peligro, el Rey se convierte en una pieza importantísima, tanto en defensa como en ataque. A pesar de su aparente lentitud puede llegar a to- das partes, y domina las ocho casillas que le circundan. Sin su ayuda no podrían dar mate ni la Torre, ni el Alfil con el Caballo, ni los dos Alfiles, ni siquiera la a b e d e t g h Dama, con toda su fuerza. Vea- 8 mos un ejemplo de la fuerza del 7 Rey en el final. 6 El Diagrama 222 reproduce 5 una posición de la partida Alek- 4 hine - Bogoljubow (Partida 19a del Campeonato del Mundo, 3 1929). Le tocaba jugar a las blan- 2 cas que, para coronar su peón, 1 juegan la Torre apoyándole. l. a b e d e g h Tbl, Td3+; 2. Rc6, Td8; 3. b6, Diagrama 222 8 7 6 5 4 3 2
  • 204. JOSÉ MARÍA OLÍAS Rg4? (Es un error grave que contradice a la l. ..., Td3+ que se hizo con la idea de apartar el Rey blanco de la columna d a fin de que el Rey negro pueda apoyar el avance de su peón desde la columna e para evitar la defensa contra dicho avance apoyada por el Rey blanco. Ahora está asegurado el triunfo del blanco). La partida si- guió: 4. b7, fS; S. b8=D, Txb8; 6. Txb8, f4; 7. RdS, f3; 8. Re4, f2; 9. Tf8, Rg3; 10. Re3, Rinden. Pero si las negras hubieran jugado 3. ..., Re4! la partida habría seguido 4. b7, fS; S. b8=D, Txb8; 6. Txb8, f4; 7. ReS, f3; 8. Tf8, Re3; 9. Rc4, f2; 10. Rc3, Re2; 11. Te8+, Rd1! y Ta- blas. Si 12. Td8+, Re7. Ysi 12. Tf8, Re7. El Rey negro impide que el Rey blanco se acerque. Hemos visto la capacidad ofensiva-defensiva del Rey. Vea- mos ahora su capacidad de ma- 8 niobra. El Diagrama 223 repro- 7 duce uno de los Estudios más 6 famosos del ajedrez, debido a R. 5 Reti, y que produjo una revolu- 4 ción en el mundo ajedrecístico. 3 Juegan las blancas y tienen que a b e d e hacer tablas. Parece imposible 2 porque el Rey negro está a dos pa- 1 sos del peón blanco y, por tanto, a b e d e no se le puede escapar. Mientras Diagrama 223 que el peón negro está tres pasos 8 g h por delante del Rey blanco que, por el camino normal de h7, h6, hS, etc. no podrá nunca alcanzar al peón negro. Pero el Rey blanco sigue otro camino y juega: l. Rg7, h4; 2. Rf6, Rb6 (Claro que si 2. ..., h3; 3. Re7, h2; 4. c7, Rb7; S. Rd7 y los dos peones coronan al mismo tiempo). 3. ReS, Rxc6 (Si 3...., h3; 4. Rd6, ... y los dos peo- nes coronan al mismo tiempo). 4. Rf4, h3; S. Rg3, y Tablas. El se- creto de esta maniobra consiste en que de h7 a h2 tarda el Rey seis jugadas igual en línea recta que en zig-zag g7, f6, eS, f4, g3, y h2. 224
  • 205. IMPORTANCIA DEL REY EN EL FINAL De estos dos ejemplos debemos sacar dos conclusiones: l. El Rey debe emplear su fuerza en impedir que el Rey contrario se aproxime al objetivo en litigio. 2. Al maniobrar, siempre que le sea posible, el Rey debe ir por dia- gonales o en zig-zag, acercándose así, al mismo tiempo, a dos objeti- vos diferentes. LA OPOSICIÓN DEL REY Cuando los dos Reyes están enfrentados a lo largo de dos filas, o de dos columnas, se dice que están en oposición. Supongamos que en un tablero no hay más piezas que los dos Reyes. El negro está en la casilla d6 y el blanco en la e4. Juega el blanco y si lo hace a d4 se coloca de tal forma que el negro no puede ir a ninguna casilla de la fila 5. Entonces decimos que el Rey blanco ha ganado la oposición. La oposición puede ser horizontal, vertical o en diagonal. Veamos ahora la fuerza del Rey en su lucha contra una Torre. 8 El Diagrama 224 reproduce una posición de otro Estudio famoso: 7 el Estudio de Saavedra. Las blan- 6 cas juegan (tienen al Rey en ja- 5 que) y ganan. Tienen que conse- 4 guir que el peón corone sin que se 3 lo coma la Torre. l. Rb5, ... (Si l. Rb7, Te7 y a continuación toma el 2 peón. Y si l. ReS, Tdl seguido de 1 2...., Tcl y toma el peón). l. ..., Td5+; 2. Rb4, Td4+; 3. Rb3, Td3+; 4. Rc2, ... ahora parece que no a b e a b e Diagrama 224 d e g h d e g h hay solución para las negras, pero... 4...., Td4! (Si 5. c8=D, Tc4+; 6. Dxc4, Tablas por ahogo). 5. c8=T, Ta4 (ante la amenaza de mate 225
  • 206. JOSÉ MARÍA OLÍAS 6. Ta8++). 6. Rb3!, Rinden. Para salvar el mate hay que perder la Torre. PARTIDA FAMOSA: SPASSI<Y- EVANS fVARNA 1962) Boris Spassky nació en Leningrado el 30 de enero de 1937. En 1955 se proclamó en Amberes Campeón mundial juvenil. En 1956 ganó el Campeonato de la URSS por primera vez. Ganó encuentros individuales a Keres, a Geller y a Tahl. En 1956 disputa a Petrosian el título mundial, pero pierde. Gana después el Torneo de Santa Mónica seguido por Fischer, Larsen, Portisch, Unzicker, Petrosian, Reshevsky, Najdorf, Ivkov y Donner. En 1969 vuelve a ser candi- dato y lucha contra Petrosian venciéndole, esta vez, por +6 -4 =13 con lo que se proclama Campeón del Mundo. Spassky es un jugador completo, como es lógico en un Cam- peón, que además fue Campeón mundial juvenil, con gran conoci- miento de las aperturas, magnífico medio juego, y una gran fuerza en los finales. Pero lo que más destaca en él no es el juego en sí, sino su capacidad para estudiar psicológicamente al rival, y jugarle como más le pueda molestar. En este sentido recuerda mucho a Lasker. l. d4, Cf6; 2. c4, g6 Defensa India de Rey (v. Lección zza). 3. Cc3, Ag7¡ 4. e4, d6¡ 5. f3, ... Ataque Saemisch contra la India de Rey. 5. ..., c6¡ 6. Ae3, a6¡ 7. Dd2, bS; 8. 0-0-0, ... Siguiendo la lí- nea de este ataque a pesar de la situación de los peones negros del flanco de Dama. 8. ..., bxc4¡ 9. Axc4, 0-0¡ 10. h4, dS¡ 11. Ab3, dxe4. Quizá fuera más prudente 11...., hS. 12. h51 exf3. Mejor era 12...., CxhS; 13. fxe4, Ag4; 14. Cf3, Cd7. 13. hxg6, hxg6¡ 14. Ah6, fxg2¡ 15. Th4, Cg4; 16. Axg7, Rxg7¡ 17. Dxg2, Ch6¡ 18. Cf3, CfS; 19. Th2, Dd6. Más defensa había con 19...., e6; 20. Td-h1, Tg8; 21. Th7+, Rf8; 22. CeS, Cd6. 20. CeS, Cd7¡ 21. Ce4, Dc7¡ 22. Td-h1, 226
  • 207. IMPORTANCIA DEL REY EN EL FINAL Tg8; 23. Th7+, Rf8 (Diagrama a b e d e 225); 24. Txf7+, ReS; 25. Dxg6, 8 CxeS; 26. Tf8+, Rxf8; 27. 7 Dxg8++. 6 5 5 NOCIONES DE 4 4 APERTURA: 3 3 CONTRAGAMBITO ALBIN 2 l.d4,d5;2.c4,e5;3. dxe5,d5; 4. Cf3, Cc6; 5. g3, Ag4; 6. Ag2, Diagrama 225 Dd7; 7. 0-0, 0-0-0; etc. 227
  • 208. Lección 36a LOS PEONES EN EL FINAL Mientras más cerca estamos del final más vale un peón por su capacidad de transformación en otra pieza, generalmente la Dama, con lo que varía el equilibrio de piezas en el tablero. Y el peón vale más mientras más factible sea su promoción. Pensando en esta po- sibilidad es por lo que Capablanca decía, sobre los peones en el fi- nal, que «Vale más la calidad que la cantidad». Un peón nuestro que tenga posibilidad cercana de 8 coronar vale más que varios peo- 7 nes del adversario cuya posibili- 6 dad de coronar sea más lejana 5 que la del nuestro. 4 Vamos a empezar por las posi- bilidades de promoción de un 3 peón cuando no hay en el tablero 2 más que los dos Reyes y un peón. 1 En el Diagrama 226 vemos una a b e a b e posición semejante. Le toca jugar Diagrama 226 d e g h 8 7 6 5 4 3 2 d e g h 229
  • 209. JOSÉ MARÍA OLÍAS a las blancas, pues el Rey negro acaba de ganar la oposición. l. eS+, ... No hay otra jugada. l. ..., Re6; 2. Re4, Re7 para poder ganar la oposición al Rey blanco después de su movimiento. 3. RfS, Rf7 ga- nando la oposición. 4. e6+, Re7; S. ReS, Re8; 6. Rd6, RdS; 7. e7+, Re8; S. Re6, Tablas por ahogue. Es decir, que si las negras juegan correctamente ese final es tablas porque el peón no puede coronar. Supongamos que los Reyes estaban una fila más adelante. Es decir, el peón en e4, el Rey blanco en fS y el negro en f7. En esta po- sición el resultado de la partida depende del bando que le toque ju- gar. Si juegan blancas será 1. ReS, Re7; 2. RdS, Rd7 y así sucesiva- mente. Si las blancas avanzan el peón 3. eS, ... estamos en la posición anterior, que ya hemos visto que es tablas. En efecto, 3. ..., Re7; 4. e6, ReS!; S. Rd6, Rd8y tablas. Pero si en la posición inicial juegan negras pierden. l. .. ., Re7; 2. ReS, Rf7; 3. Rd6, ReS; 4. Re6, RdS; S. Rf7, Rd7; 6. eS, ... y ya no hay más que avanzar el peón pues en los tres pasos que le faltan está defendido por su Rey. Pero si en la jugada 3a las negras juegan 3. ..., RfS ganando la oposición diagonal a las blancas les basta 4. Rd7, Rf7; S. eS, ... recuperando la oposición y ganando. Veamos ahora el caso de dos peones contra uno. En el Dia- grama 227 tenemos una posición igual. Le toca jugar a las blancas. Está claro que si juegan el Rey no 8 prosperan. l. RdS, Rd7; 2. ReS, 7 Re7 (Si 2. ..., Rc7; 3. f6, gxf6; 4. 6 g6, ... y corona). 3. Rc6, ReS; 4. 5 Rc7, Re7; etc. Y es evidente que l. 4 f6+, gxf6; 2. gxf6+, Rf7 es la situa- ción de tablas ya vista. ¿Cómo se 3 gana, entonces? Avanzando el 2 otro peón para ganar la oposi- 1 ción. l. g6, RfS; 2. Rd6, ... (Si 2. a b a b e e Re6, ReS; 3. f6, RfS; 4. RfS, RgS Diagrama 227 230 d e g h 8 7 6 5 4 3 2 d e g h
  • 210. LOS PEONES EN EL FINAL [no 4...., gxf6; 5. Rxf6, ... y ganan]. 5. f7, Rf8 y tablas pues el Rey negro no tiene más que dos movimientos y si le quitan uno queda ahogado). 2...., Re8; 3. Re6, Rf8; 4. Rd7, Rg8; 5. Re8, Rh8; 6. f6!, gxf6 (Si 6...., Rg8; 7. f7+, ... y mate a la siguiente). 7. Rf8, fS; 8. g7+, ... y corona. Veamos el caso, algo más complicado, cuando el peón negro está en la columna h. En esta situación el Rey negro tiene la de- fensa de encerrarse en la casilla h8 para que lo ahoguen. La resolu- ción de este caso, que aparece en a b e d e el Diagrama 228, tiene tres fases. 8 En la primera hay que llevar el Rey blanco a la casilla h6. No es 7 difícil en absoluto. Podría seguir 6 esta línea. l. Re4, Rg6; 2. ReS, 5 Rg7; 3. RfS, Rf7 (Si 3...., Rh6; 4. 4 Rf6,Rh5; 5.Rg7,h6; 6.Rf6,Rh4; 3 7. Rg6, hS; 8. Rh6, ... y cae el 2 peón negro). 4. RgS, Rg7; 5. RhS, Rf7; 6. Rh6, Rg8. (Y se ha cum- 1 plido la primera fase. La segunda a b e consiste en llevar el peón de h3 a Diagrama 228 hS). 7. h4, Rh8; 8. hS, Rg8. Se ha d e g h 8 6 5 4 2 g h cumplido la segunda fase. La tercera consiste en avanzar el peón de g2 de tal forma que, aprovechando que puede dar uno o dos pa- sos, en su primer movimiento, llegue a la casilla g6 en el momento que el Rey negro esté en h8. Veamos: 9. g3, Rh8; 10. g4, Rg8; 11. gS, Rh8; 12. g6, hxg6 (Si 12...., Rg8; 13. g7, ... gana); 13. hxg6, Rg8; 13. g7, Rf7; 14. Rh7, ... y gana. Un peón de ventaja obtenido durante la partida puede represen- tar una ventaja decisiva si dicho peón puede transformarse en Dama. Y ya hemos visto que con un único peón el resultado de- penderá de la situación de los Reyes. Por otra parte, al llegar al fi- nal es muy importante el asunto de las debilidades de peones, que 231
  • 211. JOSÉ MARÍA OLÍAS vimos en la Lección sa. Pero conviene tener en cuenta que ciertas posiciones de peones que son débiles mientras hay piezas en el ta- blero, se convierten en ventaja al desaparecer las piezas. Tal es el caso de los peones aislados. Mientras hay piezas, sobre todo To- rres, es muy difícil su defensa. Pero al desaparecer las piezas, y ser el Rey el único defensor, se convierten en una ventaja por obligar al Rey contrario a acudir a varios sitios distantes entre sí. Un ejemplo lo tenemos en la a b e d e posición del Diagrama 229. Jue- 8 gan las negras y deben ganar si no 7 pierden tiempos y aprovechan la a b e situación de su peón en a7. A este 6 peón se le llama «peón distante». 5 l. ..., Rf6; 2. Re4, RgS; 3. g3, aS 4 (para obligar al Rey blanco a ir al 3 otro flanco). 4. RdS, RfS; 5. Rd4, 2 a4; 6. Rd3, ... (el Rey blanco se mantiene dentro de la distancia del peón pero sin dejar pasar al ) Diagrama 229 Rey negro . 6...., a3; 7. Rc3, Re4 d e g h 8 6 5 4 2 g h 8. g4, ... (para hacerle perder tiempos). 8...., Rf4; 9. Rb3, Rg3; 10. Rxa3, h6! (Si 10...., Rxh3; 11. gS!, ... y el Rey negro pierde dos tiempos en tomar el peón de gS lo que da lugar al Rey blanco a lle- gar antes a la casilla g2 y conseguir las tablas). 11. Rb4, Rxh3; 12. Rc3, Rxg4; 13. Rd2, Rf3; 14. Re1, Rg2 y ya no hay ningún problema en que corone el peón de h. Hay dos principios fundamentales sobre el movimiento de los peones que establece que, en caso de que haya desigualdad de peo- nes en cada flanco, y cada bando tenga superioridad en cada flanco: l. Avanzarpeones en el flanco que se tenga superioridad, y mante- nerlos en la base en los que se tenga inferioridad. 2. Avanzar primero el peón que no tenga ninguno enfrente. 232
  • 212. LOS PEONES EN EL FINAL Esto último es especialmente cierto en las primeras cuatro filas del bando que avanza. Apartir de la quinta fila ya no es tan impor- tante. Recordemos el caso del Diagrama 227 en que convenía avan- zar el peón con oposición. Veamos lo que ocurre en la po- s sición del Diagrama 230. Depende totalmente de quien juegue pri- 7 mero. Si le toca jugar a las negras ganan parando con su peon de h 5 los peones blancos de g y h. En 4 efecto, l. ..., hS; 2. Rb2, Rc4; 3. 3 g4,hxg4;4.hS,g3;S.h6,g2;6.h7, gl=D; 7. h8=D, Dd4+; 8. Dxd4, xd4 y estamos en la posición del 1 Diagrama 228, que ya vimos cómo se ganaba. Pero si juegan las blancas a b e d e g h 8 6 5 3 2 a b e d e g h Diagrama 230 igualan la partida fácilmente. l. g4, Rc4; 2. gS, RdS; 3. Rb4, Re6; 4. hS, RfS; S. g6, hxg6; 6. hxg6, Rxg6; 7. ReS, RfS; 8. Rb6, ReS; 9. Rxb7, aS!; 10. Rc6, a4 y mientras el Rey blanco toma el peón negro deja expedito el camino para que el Rey negro se instale en g8-h8 y son tablas. Y si 10. a4, Rd6; 11. Rb6, Re7 y estamos en la misma si- tuación. NORMA DEL CUADRADO Para saber si un Rey alcanza a un peón antes de coronar no hay necesidad de contar todos los pasos. Basta con trazar un cuadrado uno de cuyos lados tiene como vértices la casilla en que está si- tuado el peón y la casilla de coronación, a lo largo de la columna. El otro lado del cuadrado, a lo largo de la fila, tiene como vértice la casilla en que está el peón y una longitud, en dirección a la co-
  • 213. JOSÉ MARíA OLÍAS lumna en que está el Rey contra- a b e d e g h rio, igual a la anterior. Pues bien, 8 8 si el Rey está dentro de ese cua- 7 7 drado, o puede entrar en la pri- 6 6 mera jugada, alcanza al peón. En 5 5 el Diagrama 231 vemos la situa- ción de los Reyes con repecto a un 4 4 peón contrario. El Rey negro está 3 3 dentro del cuadrado y no tiene 2 2 ningún problema en alcanzar al 1 peón blanco. Pero el Rey blanco a b e d e g h está fuera del cuadrado. Si le toca Diagrama 231 jugar le basta con ir a cualquiera de las tres casillas e2, e3, ó e4 para entrar en el cuadrado y alcanzar el peón. Pero si juegan las negras el peón corona. PARTIDA FAMOSA: R. BYRNE - FISCHER (CAMPEONATO U.S.A. 1963-64) Robert James Fischer, conocido como «Bobby Fischer», nació en Chicago el 9 de marzo de 1943 de familia judía. El padre era oriundo de Alemania y la madre de Suiza, pero ambos nacionaliza- dos norteamericanos. Se divorciaron en 1945. Fischer empezó a jugar al ajedrez muy niño, y a sentir verda- dera pasión por el juego. Pero estaba muy lejos de ser un niño pro- digio. Tardó mucho en ganar el primer Torneo, aunque consiguió de los directivos del Brooklyn Chess Club una beca para estudiar en un colegio privado. En el verano de 1955 ingresó en el Manha- tam Chess Club, el mismo al que había pertenecido Capablanca y donde sufrió el ataque de apoplejía que le llevó a la tumba. En 1956 ganó el Campeonato Junior de Norteamérica. En diciembre 1957- enero 1958 se juega el Campeonato de USA, que tiene la categoría
  • 214. LOS PEONES EN EL FINAL de Zonal como primer paso, seguido del Interzonal, y del Candida- tos, para el nombramiento de aspirante al Campeonato del Mundo. Fisher lo ganó con un punto por delante de Reshewsky. A los ca- torce años era campeón de EE.UU. y estaba clasificado para el In- terzonal. El Interzonal se jugó en Portoroz en agosto - septiembre de 1958. Fischer quedó el5.0 a 1,5 puntos de Tahl, quien lo ganó, con lo que se clasificó para el Torneo de Candidatos y obtuvo la catego- ría de Gran Maestro. El más joven de la Historia. Las normas de la época eran que los ocho primeros del Interzonal jugaran el Torneo de Candidatos a dos vueltas. Esto era una gran ventaja para los so- viéticos pues, concretamente en el de Yugoslavia de 1959 jugaron cuatro soviéticos: Tahl, Keres, Petrosian y Smyslov que jugaban como un equipo; en la 1avuelta hicieron entre sí tablas rápidas para no cansarse y en la 2a cedían su punto al mejor clasificado. Los soviéticos quedaron los primeros. A partir de este momento empieza la racha ganadora de Fis- cher. Al principio alternando los triunfos con los puestos interme- dios. En Bled 1961, en el que tomaron parte todos los grandes maestros, excepto Botvinnik, quedó 2.0 detrás de Tahl, pero a quien había vencido. Ganó el Interzonal de Estocolmo 1962. Y quedó 4.0 en el de Candidatos de Curaéao 1962, pues los soviéticos se ayuda- ban entre sí. Para Fischer fue tan descarada la ayuda que decidió no presentarse a ningún Candidatos más mientras se mantuvieran esas normas. Gana el Campeonato USA 1962-63 con un punto de ventaja so- bre Bisguier. Gana el Campeonato USA 1963-64 con 3,5 puntos de ventaja sobre el segundo, Evans. Se retiró del Interzonal de Sousse 1967, por desacuerdos con la Organización. En esta época es cuando se empieza a decir entre los ajedrecistas que «cuando Fis- cher toma parte en un Torneo no nos preguntamos quién va a ga- nar sino cuántos puntos va a sacar Fischer al segundo». Llega el In- terzona! de Palma de Mallorca 1970, que gana Fischer con 3,5 de 235
  • 215. JOSÉ MARÍA OLÍAS ventaja sobre Larsen, que es 2°. A continuación se juega el Torneo de Candidatos con nuevas normas. Los ocho mejores jugadores, excepto el Campeón del Mundo, juegan por el sistema de elimina- torias al mejor resultado de 10 partidas. El primer rival de Fischer es Taimanov a quien gana por 6-0. El segundo es Larsen, que ha- bía quedado 2.0 en el Interzonal, y lo derrota también por 6-0. El otro finalista es Petrosian y vence Fischer por +5 -1 =3. Es decir, 6,5~2,5. El Campeonato del Mundo se jugó en Reikjavic (Islandia) en ju- lio de 1972, después de muchísimas incidencias. Perdió la primera partida por un sacrificio de Alfil al final que era inconsecuente. La segunda se la dieron por perdida por incompareciente, pues no es- taba conforme con la Organización. No obstante empezar con un 0-2 en contra, al final de la 6a partida el resultado era de 3,5 - 2,5 a favor de Fischer. El resultado final fue de 12,5 - 8,5 a favor de Fis- cher, que era el nuevo Campeón. Después de esta humillación Spassky no volvió a ser el mismo. En cuanto a Fischer dejó de par- ticipar en Torneos y no aceptó las condiciones de la F.I.D.E. para poner en juego su título contra Karpov. Su carácter nos privó de las partidas de un verdadero genio del ajedrez. Fischer ha sido, y aún está vivo, un extraordinario genio del aje- drez. Fuerte en todas las fases de la partida. Con un sentido origi- nal de la apertura, un medio juego sensacional tácticamente, y uno de los jugadores más fuertes que han jugado el final. Pero su mayor fuerza era que jugaba siempre para ganar. Según decía «las tablas son la muerte del ajedrez». l. d4, Cf6; 2. c4, g6¡ 3. g3, ·c6¡ 4. Ag2, dS. Defensa Grünfeld (v. Lección 38a). 5. cxdS, cxdS¡ 6. Cc3, Ag7¡ 7. e3, 0-0¡ 8. Cg-e2, Cc6¡ 9. 0-0, h6¡ 10. b3, Aa6¡ 11. Aa3, Te8¡ 12. Dd2, ... Mejor pa- rece 12. b4, ... sin perder la iniciativa y a lo que podría seguir 12. ..., Axe2; 13. Dxe2, a6; 14. Ta-cl, ...; etc. 12. ..., eS¡ 13. dxeS, CxeS¡ 14. Tf-d1, .... Mejor 14. Ta-dl. 14. ..., Cd3¡ 15. Dc2, ... Para preca- verse de 15...., Ce4 pero sin prever la verdadera respuesta. 15. ...,
  • 216. LOS PEONES EN EL FINAL Cxf2!; 16. Rxf2, Cg4+; 17. Rg1, a b e d e Cxe3; 18. Dd2, ... (Diagrama 8 232). Byrne esperaba. 18...., 7 Cxdl pero... 18. ..., Cxg2; 19. 6 Rxg2, d4!; 20. Cxd4, ... Práctica- 5 mente forzada. 20. ..., Ah7+; 21. Rf1, ... Ya ninguna era buena. 21. 4 ..., Dd7!!; 22. Rinden. Si 22. Cf3, 3 Df5 cuesta dos piezas. Si 22. Df2, Dh3+; 23. Rgl, Tel+; 24. Txel, 1 Axd4+; 25. Dxd4, Dg2++. """a«=--b- e d e Diagrama 232 NOCIONES DE APERTURA: DEFENSA INDIA DE DAMA g h 8 6 5 4 3 l. d4, Cf6; 2. c4, e6; 3. Cf3, ... hasta aquí son jugadas comunes a varias defensas contra la apertura de Dama, y especialmente a la defensa Nimzovich. Pero aquí las negras cambian: 3...., b6; 4. g3, Ab7; 5. Ag2, Ae7; 6. 0-0, 0-0; etc. 237
  • 217. Lección 37a FINALES DE TORRE Y PEON Los finales más usuales son los de Torre, una o dos, con peones. Pero las Torres se pueden cambiar y quedar una sola. Lo mismo con los peones. Conviene saber, entonces, antes de cambiar una de las Torres y los peones, en qué situación nos quedamos y para ello vamos a estudiar las posiciones más frecuentes de Rey, Torre y peón contra Rey y Torre. Clasificamos las posibilidades en tres generales: a) El Rey del bando débil domina la casilla de coronación del peón contrario (Posición de Philidor). Si juegan bien son Tablas. b) El Rey del bando fuerte domina la casilla de coronación de su propio peón (Posición de Lucena). Debe ganar el bando fuerte. e) La Torre del bando fuerte está en la casilla de coronación del peón propio. AJ POSICIÓN PHILIDOR El Diagrama 233 muestra una posición típica. Supongamos que jueguen blancas. Es obvio que el Rey blanco no puede avanzar a 239
  • 218. JOSÉ MARÍA OLÍAS menos que interponga la Torre o el peón. Veamos el primer caso. 8 l. Td7,Re8;2. Td6, Txd6;3.exd6, 7 Rd7; 4. ReS, Rd8; S. Re6, Re8 y ta- blas, como hemos visto en el Dia- 5 grama 226. Supongamos que interpone el 4 peón. l. e6, Tal! (Si l. ..., TaS+; 2. 3 Rf6, Ta8 [para evitar el mate en 3. 2 Tb7++J. 3. Th7,Rg8;4. Tg7+,Rf8; 1 S. e7+, Re8; 6. Tg8+, ... y ganan. a b e d e a b e d e f Si. 4...., Rh8; 5. Tgl, ... Yhay que Diagrama 233 sacrificar la Torre de a8 por el g h 8 7 6 5 4 3 2 g h peón). 2. Rf6, Tfl+; 3. ReS, Tel +y las blancas tienen que aceptar el jaque continuo o perder el peón. 8) POSICIÓN DE LUCENA El Diagrama 234 muestra una posición típica de este caso. El Rey blanco no puede apartarse para que corone su peón. Juegan las blan- cas. l. Tfl+, Rg7 (Si l. ..., Re6; 2. a b e d e Re8, ... y corona el peón). 2. Tf4, 8 Tcl; 3. Re7, Tel+; 4. Rd6, Tdl+; 5. 7 Re6, Tel+; 6. RdS, Tdl+; 7. Td4, 6 Txd4+; 8. Rxd4, Rf7; 9. d8=D, ... y ganan. 5 Hay otra solución. l. Tal, Rf8; 4 2. Ta8, Rf7; 3. Tc8, Td2; 4. Rc7, 3 Tc2+; S. Rb6, Tb2+; 6. ReS, Tc2+; 2 7. Rb4, Tb2+; 8. Rc3, ... la Torre negra juega y el peón corona. 240 a b e d e Diagrama 234 g h 8 7 6 5 4 3 2
  • 219. FINALES DE TORRE Y PEÓN CJ TORRE EN LA CASILLA DE CORONACIÓN En la posición del Diagrama a b e d e 23S deben ganar las blancas. Tie- 8 nen dos peones de ventaja pero el 7 de la columna de h no tiene im- portancia. La ventaja del blanco está en que el peón de a está en 5 a6. Si avanza el peón a a7 el final 4 es tablas. En la situación inicial la 3 solución consiste en llevar el Rey 2 a la casilla a7 y después jugar la 1 Torre a b8 para que pueda salir el a b e d e Rey por b7. Veamos: l. Re4, TaS; Diagrama 235 2. Rd4, Rg7; 3. Rc4, Rf7; 4. Rb4, g h 8 7 6 2 g h Tal; S. RbS, Tbl+ (Si S...., Re7; 6. a7!, Rd7; 7. Th8!, Txa7 [for- zada]; 8. Th7+, ... y ganan la Torre). 6. RaS, Tal+; 7. Rb6, Tbl+; 8. Ra7, Re7; 9. Tb8, Tal; 10. Rb7, Rd7; 11. a7, Tbl+; 12. Ra6, Tal+; 13. Rb6, Tbl+; 14. ReS, ... y ganan. Veamos qué ocurre si las blancas juegan mal y avanzan el peón de a6. l. a7?, Rg7; 2. Re4, Rh7; 3. RdS, Rg7; 4. Rc6, Tcl+; S. RbS, Tbl+; 6.Ra4, Tal+; 7. Rb3,Rh7 (Claro que como hemos visto an- 7 tes el Rey negro no puede mo- 6 verse de g7-h7. Si hace f7 la res- 5 puesta blanca Th8! gana). 8. Rb2, 4 Ta6; 9. Rc3, Rg7; 10. Rd4, Rh7; 11. ReS, Rg7; 12. RfS, Rh7; 13. 3 RgS, Rg7; 14. hS, Rh7; lS. h6, 2 TaS+; 16. Rf6, Tal (Para dar jaque 1 continuo con la Torre). Es obvio a b e d e a b e d e que el Rey negro no puede tomar Diagrama 236 g h 8 7 6 5 4 3 2 g h 241
  • 220. JOSÉ MARÍA OLÍAS el peón de h6 porque seguiría Th8+ y coronaba el peón de a7. Con un peón blanco en la columna h o g no prospera el blanco. Nece- sita un peón al menos en la columna f (Diagrama 236). En ese caso el Rey negro se vería obligado a tomarlo (y viene la jugada de Torre blanca a h8) o a dejarlo pasar y corona. ALFILES Y CABALLOS EN EL FINAL Todos los principiantes, y muchos que no lo son, prefieren el Caballo a un Alfil. La razón es doble. Por un lado la facilidad del Caballo para dar un doble que pueda desequilibrar la partida favo- rablemente. Por otra parte, que el Caballo puede maniobrar y ata- car casillas de cualquier color. Mientras que el Alfil solo puede ata- car las de su propio color. Pero a favor del Alfil está que el Caballo en su mejor posición solo ataca, o defiende, ocho casillas. Mientras que el Alfil lo puede hacer desde un mínimo de siete a un máximo de 13. Además, el Alfil cruza el tablero en una jugada. Y 8 es fácil (Diagrama 237) bloquear 7 el juego del Caballo. Por otra 6 parte, el Caballo debe tener cui- dado en la lucha contra el Rey, 5 pues puede ser encerrado. 4 De lo anterior se desprende 3 que, contra la opinión de muchos 2 aficionados, durante el juego, y 1 no solo en el final, hay que colo- car los peones en el color del Alfil contrario para restringir su juego y hacerlo más inoperante. a b e a b e Diagrama 237 d e g h 8 7 6 5 4 3 2 d e g h Es lógico deducir que si hay peones en ambos flancos es prefe- 242
  • 221. FINALES DE TORRE YPEÓN rible el Alfil. Y si solo hay peones en un flanco es preferible el Ca- ballo. También es preferible el Caballo en las partidas de bloqueo, y en aquellos finales de muchos peones bloqueados. En ese caso el Caballo puede saltar e intentar un sacrificio que deje libre un peón propio para la promoción del mismo. Otra cuestión muy interesante, y que se suele presentar a me- nudo, es la de los cambios. Supongamos que ambos bandos tienen Torre y Caballo. Las blancas con cinco peones y las negras con cua- tro. Y hay la posibilidad, para el blanco, de cambiar o bien la Torre o el Caballo. ¿Qué debe cambiar? Independientemente de la posi- ción, que puede ser determinante, la respuesta es la Torre. En efecto, el valor absoluto de sus piezas es 1 Torre + 1 Caballo + 5 peones= 13 peones. Y el valor absoluto de las negras 12 peones. Si cambian el Caballo se quedan con 1Ocontra 9. El peón de más re- presenta el 11% del valor absoluto del rival. Si cambian la Torre se quedan en 8 contra 7. Es decir, una ventaja del14% del valor abso- luto del rival. Es obvio que es más interesante cambiar las Torres. PARTIDA FAMOSA: FISCHER - GELLER (TORNEO DE BLED 1961) El contrincante de Fischer en esta partida, Yefim Geller, era uno de los mejores jugadores del Mundo. Campeón de la URSS, en ese momento, quedó 6.0 en este Torneo de Bled; y 2.0 en el Interzo- nal de Estocolmo 1962 y 2.0 en el de Candidatos de Curac;:ao 1962, empatado con Keres. Por ello, los soviéticos no salían de su asom- bro al verlo vencido, en esta partida, en solo 22 jugadas. 1. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. AbS, ... Defensa Española (v. Lección lOa). a6; 4. Aa4, ... Posteriormente, Fischer practicó la variante del cambio 4. Axc6, ... 4. ..., d6; 5. 0-0, Ag4; 6. h3, AhS. Es intere- sante 6...., hS. No se puede 7. hxg4, hxg4 con un ataque muy fuerte. 7. c3, Df6; 8. g4, ... Arriesgado pero muy fuerte. 8. ..., Ag6; 243
  • 222. JOSÉ MARÍA OLÍAS 9. d4!, Axe4; 10. Cb-d2, Ag6. Si a b e d e 10...., Ad3; 11. dxeS, Dg6; 12. s Ch4, De6; 13. Axc6+, bxc6; 14. 7 Df3, ... con ataque imparable. 11. Axc6+, bxc6; 12. dxeS, dxeS. 5 Más prudente parece 12...., Dd8; 13. Te1, Ce7. 13. CxeS, Ad6. Pa- rece mejor 13...., Ce7. 14. Cxg6, 3 Dxg6; 15. Te1+, Rf8. Si 1S...., 2 Ce7 seguirá 16. Cc4, fS; 17. CeS, 1 AxeS; 18. TxeS, fxg4; 19. AgS, ... =a=-b---' e d e f g h 16. Cc4, hS; 17. Cxd6, cxd6; 18. Diagrama 238 Af4, d5; 19. Db3!!, hxg4. (Dia- grama 238). 20. Db7!, gxh3+; 21. Ag3, Td8; 22. Db4+, Rinden. NOCIONES DE APERTURA: APERTURA CATALANA l. d4, dS; 2. c4, e6; 3. Cf3, Cf6; 4. g3, ... y ahora las negras pue- den elegir: a) 4...., dxc4; S. Da4+, Ad7; 6. Dxc4, Ac6; 7. Ag2, ... etc. b) 4...., Ae7; S. Ag2, 0-0; 6. 0-0, Cb-d7; 7. Dc2, ... etc. 244
  • 223. Lección 38a TECNICAS DEL FINAL 1 Las principales técnicas para desarrollar el Final son: l. Centralización del Rey. 2. Nueva valoración de los peones. 3. El principiode las dos debilidades. 4. La supresión del contrajuego. a b e d e 1. CENTRALIZACIÓN DEL REY 7 6 En el Diagrama 239 tenemos 5 la posición de la partida Alekhine -Yates (Londres 1922) después de la jugada 21. CeS, ... de las blan- 3 cas. Las negras preparan un plan de apoyo a sus peones del ala de 1 Dama. 21. ..., Te-b8 y esperan la a b e d e continuación 22. Tc6, Tc8; 23. Diagrama 239 g h 8 6 5 4 3 2 g h 245
  • 224. JOSÉ MARÍA OLÍAS TxcS+, AxcS; 24. Cc6, ... pero Alekhine sorprende con 22. f3!, ... (es más importante la centralización de su Rey que una ganancia de peón); 22...., b3; 23. a3, h6; 24. Rf2!, ... (parece que era mejor plan 24. Cd7, Tb7; 2S. TeS+, TxcS; 26. TxcS+, Rf7; 27. CeS, ... pero para Alekhine es mucho más productivo acercar el Rey, y dejar el Caba- llo en eS para impedir que el Rey negro vaya hacia el centro). 24. ..., Rh7; 2S. h4!, ... (cerrándole el camino al Rey negro y parando con un peón los peones negros de g y h); 2S...., TfS; 26. Rg3, Tf-b8; 27. Tc7, AbS (mejor 27...., TeS); 2S. Tl-cS, Aa6; 29. TS-c6, TeS; 30. Rf4, RgS (la última oportunidad de 30...., Ta-cS); 31. h5!, Afl (bus- cando contrajuego pero ya es tarde); 32. g3, Aa6; 33. Tf7, Rh7; 34. Tc-c7, Tg8; 3S. Cd7!, Rh8 (creyendo que evitan 36. Cf6, ... ); 36. Cf6!, Tg-fS (no se puede 36...., gxf6; 37. Th7++. Pero había más de- fensa con 36...., Ta-fS); 37. Txg7, Txf6; 3S. ReS!, Rinden. Si se de- fiende la Torre se recibe mate en dos jugadas. Por ejemplo 3S...., Ta-f8; 39. Th7+, Rg8; 40. Tc-g7++. 2. NUEVA VALORACIÓN DE LOS PEONES En el Diagrama 240 se repro- duce la situación de la partida Ca- pablanca- Tartak:ower (Nueva York 8 1924) después de la jugada 33 de 7 las blancas. No es fácil valorar la 6 posición. Las negras tienen la ga- 5 nancia del peón de c3, seguido de eS con lo que se obtiene un peón pasado. Las blancas tienen mejor 3 posición de su Torre, y al Rey negro 2 inactivo. La partida siguió: 33. ..., 1 CfS; 34. AxfS, ... (Ahora Capa- blanca solo tiene en cuenta la posi- 246 a b e a b e Diagrama 240 d e d e f g h 8 6 5 4 3 2 f g h
  • 225. TÉCNICAS DEL FINAL I bilidad de obtener un peón pasado en gS). 34...., gxfS; 35. Rg3, ... (Ahora el blanco trata de llevar su Rey a ayudar a la promoción del peón en gS, y no le importa perder otros peones). 35...., Txc3+ (Era mejor 35...., Re8; 36. Rh4, aS; 37. Tg7, Rf8. De esta forma se evitaba que se acercara el Rey blanco. Pero Tartakower no se da cuenta del peligro y juega a ganar). 36. Rh4, Tf3; 37. g6, Txf4+; 38. RgS, Te4; 39. Rf6, Rg8; 40. Tg7+, Rh8; 41. Txc7, Te8; 42. RxfS, Te4 (Más resistencia ofrecía 42...., aS; 43. Rf6, Tf8+; etc.). 43. Rf6, Tf4+; 44. ReS, Tg4. (Lo que queda es pura técnica, pero muy interesante ver cómo lo desarto- lla Capablanca). 45. g7+, Rg8; 46. Txa7, Tgl; 47. RxdS, Tcl; 48. Rd6, Tc2;49.d5, Tcl;SO. Tc7, Tal;Sl.Rc6, Txa4;52.d6,Rinden. Vemos en otro ejemplo el valor que Fischer da a los peones en el final. En el Diagrama 241 se reproduce la posición de la partida 13 del encuentro Spassky - Fischer (Reikjavic 1972) después de la ju- gada 44 de las blancas. En esta si- tuación Fischer, que lleva las ne- 7 gras, decide entregar el Alfil a 6 cambio de tres peones, sin acep- 5 tar las tablas por jaque perpetuo, 4 y juega 44. ..., eS buscando salida 3 al Rey. 45. Th7+, Re6; 46. Te7+, Rd6; 47. TxeS, Txc3+; 48. Rf2, Tc2+; 49. Rel, Rxd7; 50. Texd5+, 1 Rc6; 51. Td6+, Rb7; 52. Td7+ Ra6. a b e a b e (Todo forzado y lo mejor para am- Diagrama 241 bas partes). 53. T7-d2, Txd2; 54. d e g ~ 8 7 6 5 2 d e g h Rxd2, b4; 55. h4, RbS; 56. h5, c4; 57. Tal, ... (ante la amenaza 58. ..., c3+ y 59...., al=D); 57...., gxh5; 58. g6, h4; 59. g7, ... (Si 59. Axh4, Tg8; 60.Txa2, Txg6 y las negras ganan); 59...., h3; 60. Ae7, Tg8 (ante la amenaza 61. Af8, ... y coronan a la siguiente); 61. Af8, ... (encerrando la Torre 61. ..., h2!); 62. Rc2, Rc6; 63. Tdl, ... (para impedir el paso al Rey negro); 63...., b3+; 64. Rc3, ... (un error que 247
  • 226. JOSÉ MARÍA OLÍAS hace perder un tiempo. Era mejor 64. Rb2, ...); 64...., hl=D!; 65. Txhl, RdS; 66. Rb2, ... (para darle libertad a la Torre); 66...., f4; 67. Tdl+, ... (si 67. Tel, f3; 68. Tfl, f2); 67...., Re4; 68. Tcl, Rd3; 69. Tdl+?, ... (el último y más grave error. Con 69. Tc3+, Rd4 se po- dían conseguir las tablas). 69. ..., Re2; 70. Tcl, f3; 71. AcS, ... (un intento ya inútil); 71. ..., Txg7; 72. Txc4, Td7; 73. Te4+, Rfl; 74. Ad4, f2; 75. Rinden. Un final muy laborioso, con mucha paciencia, como recomendaba Capablanca, pero en el que se pone de mani- fiesto la fuerza de los peones en el final. PARTIDA FAMOSA: FISCHER - FINE (NUEVA YORK 1963) El contrincante de Fischer en esta partida, Reuben Fine (1914- 1993), norteamericano de origen, estuvo considerado durante mucho tiempo como uno de los mejores jugadores del Mundo, quedando 3.0 en Nottingham, 1936 y 1.0 , empatado con Keres, en el Torneo de El AVRO. Estuvo invitado a participar en el Torneo por el Campeonato del Mundo de 1948, pero renunció por sus estudios de Medicina. l. e4, eS; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, AcS; 4. b4, ... El Gambito Evans, la apertura de los jugadores com- 8 bativos del siglo XIX (v. Lección 7 26a). 4. ..., Axb4; S. c3, AaS; 6. 6 d4, exd4; 7. 0-0, dxc3. Tomar ese 5 peón es una pérdida de tiempo, y en un gambito no se puede perder el tiempo. 8. Dh3, De7; 9. Cxc3, 3 Cf6; 10. CdS, CxdS. Forzosa. 11. exdS, CeS; 12. CxeS, DxeS; 13. 1 a b e d e Ab2, DgS. Para defender g7 (Dia- =~ grama 242). 14. h4!, Dxh4. Esto Diagrama 242 248 g h 8 6 5 4 3
  • 227. TÉCNICAS DEL FINAL l da lugar a un final espectacular pues el peón no se debía tomar. Claro que la partida está perdida de todas formas. Si 14...., De7; lS. Df3, Rf8 (lS...., Tg8 es peor); 16. d6, cxd6; 17. DdS, Ab4 (Para impedir 18. Tel, ...); 18. a3, ... y se pierde el Alfil, y a la larga la par- tida. 15. Axg7, Tg8; 16. Tf-e1+, Rd8. No afectaba al resultado 16. ..., Axel; 17. Txel, ... 17. Dg3!!, Rinden. Si 17...., Dxg3; 18. Af6++. Una estupenda jugada de desviación. NOCIONES DE APERTURA: DEFENSA GRÜNFELD l. d4, Cf6; 2. c4, g6; 3. Cc3, dS. Es quizá la defensa que está más de moda contra el Gambito de Dama. Las blancas pueden seguir: a) 4. cxdS, CxdS; S. e4, Cxc3; 6. bxc3, eS; etc. b) 4. Cf3, Ag7; S. Db3, dxc4; 6. Dxc4, 0-0; etc. e) 4. Af4, Ag7; S. e3, 0-0; 6. Db3, ... etc. 249
  • 228. Lección 39a TECNICAS DEL FINAL 11: EL PRINCIPIO DE LAS DOS DEBILIDADES No hay reglas fijas para ganar un final por la sencilla razón de que no hay dos finales iguales. Pero hay principios generales a los que acogerse. En la Lección anterior hemos visto el más popular de todos: la centralización del Rey. En esta Lección veremos otro muy poco popular, pero enormemente efectivo: El principio de las dos debilidades. Aveces se alcanza el final con los dos bandos tan perfectamente igualados que no vale la pena luchar y se acuerdan las tablas en el acto. Pero lo normal es que aunque haya igualdad de material no hay igualdad de posición. Y uno de los bandos tenga cierta debili- dad. Un peón débil, por ejemplo un peón aislado, no es suficiente razón para perder. Pero si existe otro punto débil, un peón de me- nos por ejemplo, la cosa es más grave y basta para perder. De ahí la razón de esta Lección: Provocar una segunda debilidad, para que el bando débil tenga problemas graves en la defensa de dos debili- dades. Esta técnica de provocar una segunda debilidad es lo que vamos a considerar con un par de ejemplos. 251
  • 229. JOSÉ MARÍA OLÍAS El primero es de la partida Ca- pablanca - Davidson y Ferguson 8 (Nueva York 1908) cuya posición 7 reproduce el Diagrama 243. En él vemos que las blancas tienen un peón de más. Pero en el flanco de Rey, que no basta para ganar. Así la primera jugada de las blancas, 3 y según Capablanca la única para mantener la ventaja, es l. Af4, ... 1 a b e d e g h tratando de conseguir otra debili- ="'---:---==-----,---="'-:------==-~ dad y de cambiar unas piezas me- Diagrama 243 nares. l. ..., Cxe4; 2. Txe4, ... (for- 8 6 5 zadas). 2...., Df7 (Es un error. Mantenía la igualdad 2...., Dg6; 3. Ae3, Ta-f8; 4. Tfl, aS buscando contrajuego). 3. Ae3, Ad6; 4. a4, ... (Así es el blanco el que busca otros puntos de ataque). 4...., ThS (Mejor era 4...., DhS). S. g3, Dg6; 6. axbS, TxbS; 7. Ta-a4, ... (Ya ha conseguido una segunda debilidad con el peón aislado de a6. Y ob- sérvese cómo Capablanca dobla sus Torres en la cuarta fila. Esto se repite muy a menudo en sus finales porque sostiene que hay que ser el dueño de una parte del tablero antes de emprender otras em- presas). 7...., h6; 8. Del, Rh7 (Más defensa había con 8...., Ta-b8; 9. Tg4, De6). 9. Th4, hS; 10. Dd1, Rg8; 11. c4, TfS; 12. Dd3, ... (Amenazando 13. eS, ...). 12...., eS; 13. TaS, ... (Ahora hay una nueva debilidad y las blancas la atacan). 13...., Df6; 14. b4, Df8; 1S. bxc, Ae7; 16. Tf4, Txf4; 17. Axf4, Td8; 18. Ad6, Axd6; 19. DdS+, Df7; 20. cxd6, Rinden. El segundo ejemplo es de la partida Alekhine- Saemisch (Ea- den Baden 192S) cuya posición reproduce el Diagrama 244. Las negras tienen una debilidad que es un peón de menos. Pero no basta para ganar. Primero porque es muy difícil su avance sin que el Rey blanco se encuentre desamparado ante los jaques de la Dama negra, que pueden conseguir tablas por jaque continuo. 252
  • 230. TÉCNICAS DEL FINAL II: EL PRINCIPIO DE LAS DOS DEBILIDADES Por ello, hay que obtener una se- a b e d e gunda debilidad que obligue a 8 las negras a defenderse con más 7 cuidado. Para ello Alekhine idea 6 un plan verdaderamente sor- 5 prendente: avanzar los peones del flanco del Rey para aislar el 4 peón negro de h7 y después cam- 3 biar las Damas porque el Rey ne- 2 gro estará sujeto a la defensa de 1 su peón de h. 1. Dd4, De7 (Hu- a b e d e biera sido más eficaz adelantarse Diagrama 244 al plan del blanco y jugar 1. ... , g h 8 6 5 4 3 g h hS a lo que podría seguir 2. Ad3, Ce7; 3. Dc4, De7; 4. Rc2, etcé- tera). 2. Ad3, Dc7; 3. g4, Rf7; 4. h4, Cb6 (Las negras siguen sin comprender el plan de las blancas y lo único que hacen es buscar un resquicio para conseguir un jaque continuo). S. hS, gxhS; 6. gxhS, ... (Ya se ha conseguido la segunda debilidad con el peón negro de h7). 6...., Dc6; 7. Ae4, ... (No 7. Axh7, Dxf3; 8. Dxb6, Dd1+ y tablas por jaque continuo). 7...., DbS; 8. h6, Db3; 9. Ac2, DbS; 10. Dd3, Dxd3; 11. Axd3 Rg8; 12. Rc2, Rinden. PARTIDA FAMOSA: I<ARPOV · COSO (XX OLIMPÍADA SKOPUE 1972) Anatolio Karpov nació en Zlatoust, una pequeña ciudad de los Urales, en 1951. A los quince años era Maestro Nacional en la URSS. Su carrera hacia el Campeonato del Mundo fue muy rápida. En 1973 ganó el Interzonal de Leningrado, empatado con Korch- noi. En 1974 venció sucesivamente a Polugayevsky (+3 =5), a Spassky (+4 -1 =6) y Korchnoi (+3 -2 =19) por lo que fue designado aspirante para luchar por el título contra Fischer, vigente Cam- 253
  • 231. JOSÉ MARÍA OLÍAS peón. Por desacuerdos con la Organización Fischer no se presentó y la F.I.D.E. nombró Campeón a Karpov. Ha defendido su título contra Korchnoi (venciendo por +6 -5 21=) en Baguío (Filipinas) en 1978. Contra Korchnoi, de nuevo, en 1981, venciendo de nuevo (+6 -2 =1O) . En 1984lo hizo contra Kas- parov y fue interrumpido por Campomanes, Presidente de la FIDE, cuando iba ganando por +5 -3 =40. En 1985 volvió a encontrarse con Kasparov, limitando el encuentro a 24 partidas. Venció Kaspa- rov, al igual que el encuentro de desquite. Karpov es el jugador que más torneos ha ganado en toda la his- toria del ajedrez, y aún sigue jugando y ganando l. e4, eS; 2. Cf3, d6; 3. d4, ... Defensa Siciliana (v. Lecciones 1r y 18a). 3. ..., cxd4; 4. Cxd4, Cf6; S. Cc3, a6; 6. f4, e6; 7. Ae2, Dc7; 8. 0-0, Cc6; 9. Rhl, ... Preparándose con tiempo para hacer fS. 9. ..., Ad7; 10. a4, Ae7; 11. Cb3, 0-0; 12. Ae3, Cb4. Un error grave pues se deja la debilidad del peón en b7, que Karpov va apro- vechar en seguida. Tenía que haber jugado 12... ., b6. 13. aS, Ac6; 14. Ab6, Db8. Era mejor 14...., Dc8; 15. Dd2, d5; 16. eS, Cd7; etc. 1S. Dd2, dS; 16. eS, Cd7; 17. Ad4, bS. Mejor 17...., Dc7. 18. Ag4, ... De cara a un final hubiera sido mejor 18. axb6, ... pero Karpov ha visto ya la posibilidad del ata- que directo contra el Rey y no quiere perder tiempos ni abrir la 8 partida evitando el contraataque. 7 18. ..., g6. Prácticamente forzada ante la amenaza 19. fS, ... 19. Ta- 5 el, Tc8. (Diagrama 245). 20. fS!, 4 gxfS; 21. AxfS!, Cf8. Si 21. ..., exf5; 22. e6, ... 22. Dh6, Cg6; 23. 3 Axg6, hxg6; 24. Te3, Af8; 2S. 2 Dh4, Ag7; 26. Th3, Ae8; 27. 1 Dh7+, Rf8; 28. Dxg6, f6; 29. Txf6+, Rinden. 254 a b e d e Diagrama 245 g h 8 6 5 4 3 g h
  • 232. TÉCNICAS DEL FINAL II: EL PRINCIPIO DE LAS DOS DEBILIDADES NOCIONES DE APERTURA: DEFENSA NIMZOVICH l. d4, Cf6; 2. c4, e6; 3. Cc3, Ab4 y ahora las blancas pueden se- gmr: a) 4. a3, Axc3+; S. bxc3, eS; 6. e3, ... etc. b) 4. e3, eS (Esta es quizá la variante más usada). S. Ad3, 0-0; 6. Cf3, dS; etc. e) 4. AgS, h6; S. Ah4, eS; 6. dS, Axc3+; 7. bxc3, eS; 8. f3, d6; etc. d) 4. Dc2, ... (La variante recomendada por Capablanca y Alek- hine). 4... ., dS y las blancas pueden hacer: i) S. a3, Axc3; 6. Dxc3, Ce4; 7. Dc2, eS; etc. ii) S. a3, Axc3+; 6. Dxc3, Cc6; 7. Cf3, Ce4; etc. iii) S. cxdS, exdS; 6. AgS, h6; 7. Axf6, Dxf6; etc. 255
  • 233. Lección 40a - -TECNICAS DEL FINAL 111: SUPRESION DEL CONTRAJUEGO Esta técnica se emplea especialmente en los finales de piezas menores, a los que es más fácil quitarles las casillas de juego. Sobre todo a los Caballos. Equivale a dejar las piezas del contrario fijas, mientras las propias, principalmente el Rey, van tomando posicio- nes. Veamos un ejemplo de Alekhine. En la partida Alekhine - An- derssen (Folkestone 1933) se llegó a la situación que reproduce el 7 Diagrama 246. Le toca jugar a las 6 blancas. La posición es bastante 5 igualada, pues si las blancas po- 4 seen la columna abierta e, la ame- naza de las negras sobre el peón dS 3 es muy molesta. Aquí aparece la primera genialidad de Alekhine. l. 1 c4!, Cxc4; 2. Tc3, Cb6; 3. Txc7, Tc8 a b e d e (Lo mejor, obligándoleal cambio). Diagrama 246 g h 8 6 5 4 3 2 g h 257
  • 234. JOSÉ MARÍA OLÍAS 4. Txc8, Cxc8; 5. Cb3!!, ... (Quitándole contrajuego al Caballo negro. Si 5...., Cb6; 6. CaS, CxdS; 7. Cxb7, ... y el peón de a7 no se puede de- fender). S...., Rf8; 6. CaS, b6 (Quizá fuera mejor 6...., bS). 7. Cc6, Re8; 8. Rd2, Ce7 (Si 8....,aS; 9. b4, a4; 10. bS, ... y no hay más que cambiar el Caballo para ganar la partida). 9. Cxa7, CxdS; 10. CbS, Rd7; 11. Cd4, ... (Cerrando el camino al Rey). 11. ..., g6; 12. a4, Cc7; 13. Rc3, gS; 14. Rb4, dS; 1S. Cf3, f6; 16. Cd4, Rd6? (Precipita el final). 17.Cb5+,CxbS; 18.RxbS,ReS; 19.b4,d4;20.Rc4,Rinden. El siguiente ejemplo es de la partida Fischer- Addison (Open USA 19S7). El Diagrama 247 re- a b e d e f g h produce la posición después de la 8 jugada 2S de las negras. 26. CeS+, 7 ... (Fischer quiere cambiar Torre y 6 Caballo por Torre y Alfil negros y 5 dejar sin juego al Caballo negro. Después, la superioridad de peo- 4 nes blancos en el flanco de Dama 3 le hará ganar fácil). 26...., AxeS; 27. TxeS, Cf6; 28. Txe8, Cxe8; 29. 1 AeSl, RhS; 30. Rd3, g4; 31. b4, a6; a b e d e t 32. a4, gxf3; 33. gxf3, Rh4; 34. bS, Diagrama 247 axbS; 3S. aS!, Rh3; 36. c6, Rinden. PARTIDA FAMOSA: I<ASPAROV- GHEORGHIU fiNTERZONAL MOSCÚ 1982) g h 8 6 5 4 3 2 Garry Kasparov nació en 1963 en Bakú (Armenia), de familia judía. Fue Campeón junior de la URSS, y Gran Maestro desde 1980. Campeón del Mundo desde 1985. Aunque no ha ganado el impresionante número de Torneos que Karpov, sus resultados son espléndidos. Es difícil pensar quién le pueda hacer sombra hoy día. 258
  • 235. TÉCNICAS DEL FINAL III: SUPRESIÓN DEL CONTRAJUEGO Por otra parte, debido a desacuerdos con la FIDE, se ha salido de dicha Organización creando otra, y dejando libre el título de Campeón del Mundo, versión FIDE, que lo ocupa Karpov. l. d4, Cf6; 2. e4, e6; 3. Cf3, b6 Defensa India de Dama (v. Lec- ción 36a). 4. a3, Ab7; S. Ce3, dS; 6. exdS, CxdS; 7. De2, eS; 8. e4, Cxe3; 9. bxe3, Ae7; 10. AbS+, Ae6; 11. Ad3!, ... Cambiando facili- taba el desarrollo del Caballo. Precisamente uno de los objetivos del blanco era impedir 11. ..., Cc6. 11. ..., Cd7; 12. 0-0, h6. Parece mejor primero 12...., 0-0; 13. dS, exdS; 14. exdS, AxdS; etc. 13. Td1, De7; 14. dS. ... Un sacrificio de peón para abrir líneas. Pero quizá fuera mejor primero 14. a4!, ... 14. ..., exdS; 1S. exdS, AxdS; 16. AbS, a6. Era mejor 16. ..., Ac6. (Diagrama 248). 17. M4!, 5 Dxf4; 18. Axd7+, Rxd7; 19. 4 TxdS+, Re7; 20. Te1, Ad6; 21. 3 TfS, De4; 22. Te4, DbS; 23. Txf7+, Rb8; 24. Te6, Td8; 2S. e4, a b e d e De6. Ya está la partida perdida 1 ="'-----==------"----.. d a b e d e pero más posibidad e contra- . h b' 2S D S 26 Diagrama 248 JUego a 1a con ...., a . . CeS, DeS; 27. Db1, Rinden. NOCIONES DE APERTURA: APERTURA INGLESA l. c4, ... Las negras tienen dos repuestas típicas de esta Defensa. g h g h a) l. ..., eS; 2. Cc3, Cf6; 3. Cf3, dS; 4. cxdS, CxdS; S. e4, ... etc. b) l. ..., eS; 2. Cc3, Cf6; 3. Cf3, Cc6; 4. d4, exd4; S. Cxd4, ... etc. 8 7 6 5 4 3 2 259
  • 236. SOLUCIONES Diagramas 24 l. ..., Dxh2+; 2. Dxh2, Axh2+; 3. Rxh2, Txdl. 2S l. ..., CeS; 2. dxcS, Ah2+; 3. Rxh2, Dxd3. 26 l. Txe6, Dxf6; 2. Tcl!+, Rb8; 3. Txf6. 27 l. AdS+, Rinden (Si l. ..., cxdS; 2. Dh7++). 28 l. Tc7!, Rinden (Si l. ..., Dxc7; 2. Axc7, ...). 29 l. CeS+, CxhS; 2. Af7++. 30 l. Cg4!, Rinden (Si l. ..., Dxel; 2. Ch6++. Y si l. ..., Dxf6; 2. Cxf6+ Rf2; 3. Cxe8). 31 l. ..., Tdl! Rinden (Si 2. Dxc6, Txel++. Y si 2. Txdl, Dxf3 y mate a la siguiente). 32 l. Ce7+, Cxe7; 2. CfS+, Rf7 (Si 2...., Cg6; 3. Ce7+ gana la Dama); 3. Dg7, Re6; 4. Dxe7+, RxfS; S. Dxf8, ... 33 l. ..., Dxh3+; 2. Rxh3, hxg3+; 3. Rg2, Th2+; 4. Rfl, Txf2+; S. Dxf2, gxf2. 39 l. ..., Te2; 2. Dxd4, Tgxg2+; 3. Rhl, Txh2+; 4. Rgl, Te- g2++. 40 l. AcS, Ab6; 2. Df4+, R mueve; 3. Dxd6. 261
  • 237. JOSÉ MARÍA OLÍAS 262 41 l. Tcl, Dxa4; 2. Txc8++. 42 l. ..., Da6, Rinden. (No hay defensa contra 2...., Dxfl++). 43 l. Cf5+, Rh8; 2. Dxg6, hxg6; 3. Th3+, ... y mate a la si- guiente. 44 l. ..., Tf5; 2. Dgl, Dxg2+; 3. Dxg2, Txfl++. 45 l. Dh7+, Rxh7; 2. Txg7+, Rh8; 3. Tg8+, Rh7; 4. Tl-g7+, Rh6; 5. Tg6+, Rh7; 6. T8-g7+, Rh8; 7. Th6++. 46 l. ..., Td8; 2. Dxb6, Txdl+; 3. Rg2, axb6. 47 l. ..., Dxf2+; 2. Dxf2, Txel+; 3. Rg2, Axf2. 48 l. Cd5!, Ae6 (si l. ..., Dxc4; 2. Cxe7++); 2. Dxc6!, Rin- den. Si 2...., bxc6; 3. Axa6, Rd7 (ó 3...., Db7; 4. Cxe7++); 4. Cf6++. 58 l. Td7, Txd7; 2. Dxf8++. 59 l. ..., Dxg5; 2. Df3, ... (Si 2. Dxg5, Ce2++); 2...., Dxg2+; 3. Dxg2, Ce2++. 60 l.Txh7+,Txh7;2.Dc8+,Rg7;3.Dg8+,Rh6;4.g5+,Rin- den (Si 4...., Rh5; 5. Dxh7++. Y si 4...., fxg5; 5. Dxg5++). 61 l. Te8+,Cxe8;2. Td7++. 62 l. ..., De3; 2. Rinden (Si 2. Txe3, Tfl++ y si 2. Tdl, Dxg4). 63 l. Dc4, Rinden (Si l. ..., Txe8; 2. Dg8++. Y si l. ..., Txc4; 2. Txf8++). 64 l. Ae5+, Rxe5; 2. g7, Rinden (No se puede evitar la coro- nación del peón). 65 l. ..., Cf3+; 2. gxf3, ... (Si 2. Rhl, Dgl++); 2...., Df2+; 3. Ag2, Txel; 4. Txel, Dxel; 5. Rinden. (No se puede evitar la coronación del peón negro de c3). 66 l. Cxe7+, Dxe7; 2. Txd7, Dxd7; 3. Cf6+, gxf6; 4. Dg4+, Rh8; 5. Axf6++.
  • 238. SOLUCIONES 67 l. ..., Cxd4; 2. Rinden. (Si 2. Axd4, Tal+ y mate. Si 2. Td2, Tal+. Y si 2. Tc4, Tal+; 3. Tcl, Txcl; 4. Axcl, Ce2+ ganando pieza. 74 l. Ah5!, ... Y el negro ha de rendirse porque no hay res- puesta para la amenaza 2. Af7! ... que cuesta la Dama para evitar el mate. 75 l. d6!, 0-0 (Si l. ..., cxd6; 2. Dxe7++); 2. dxe7, y quedan con pieza de ventaja 76 l. Ad5!, exd5; 2. Dxc6+, Rd8; 3. Dxa8+, Rd7; 4. Db7+, Re6; 5. Dc6+, Ad6; 6. Ac4, ... y las negras abandonaron. 77 l. g5+, Rh5 (Si l. ..., Rg7 2. Tb7+, Rh8 3. Tf-f7, ... y no se puede evitar el mate); 2. Tf4!, ... (impidiendo 2...., Th2++); 2...., Axf4; 3. Af3++. 78 l. TeS!, ... y no hay respuesta buena. (Si l. ..., Txc5; 2. Td8+, ... y mate a la siguiente. Y si l. ..., Dxc5; 2. Dxc5, Txc5; 3. Td8+ ... Y si l. ..., De6; 2. Txc8+, ...). 79 1 ..., Tb4!; 2. axb4, ... (forzada para salvar la Dama); 2. ..., Dc4+; 3. Rd2 (única); 3...., Dc4+; 4. Rd2, Dd3+; 5. Rcl, Dbl+; 6. Rd2, Dxb2+ y mate a la siguiente. 80 1 ..., Tf2!; 2. Txf2, ... (única para evitar 2...., Dg2++); 2. ..., exf2+; 3. Rfl, Dg2+; 4. Re2, fl=D++. 81 l. Txe7, Dxe7; 2. Ac5!, bxc5; 3. Cxe7. 82 l. h6+, Rh8; 2. Ae6!, ... y ganan. (Si 2...., Dxd6; 3. Df8++. Y si 2...., Af5; 3. Dd4+! ... y mate a la siguiente). 83 l. Te6!, ... y las negras abandonaron. (Si l. ..., Dc7; 2. Dh5, h6; 3. Txh6, ... Y si l. ..., fxe6; 2. Axe6+, Rh8; 3. Dh5, h6; 4. Dg6, hxg5; 5. Dh5++). 102 l. ..., Th5+!; 2. gxh, Txh3++. 103 l. Dxh7+, Rxh7; 2. Th5+, Rg7; 3. Ah6+, Rh7; 4. Af8++. 104 l. Dxh6+, Rxh6; 2. Th4++. 263
  • 239. JOSÉ MARÍA OLÍAS 264 105 l. ..., Dxf2+; 2. Txf2, Te1+; 3. Tf1, Te xf1+; 4. Dxfl, Txfl++. 106 l. Dxh7+, Rxh7; 2. Th3+, Rg7; 3. Ah6+, Rh7; 4. Af8++. 107 l. Txd6, Txd6; 2. Df6!, gxf6 (Si 2...., Dxe5; 3. Dxe5 y si 2...., Dxe4; 3. Dxg7++); 3. Tg4+, Rh8; 4. Axf6++. 108 l. ..., Dh1+, Rxh1; 2. Af6+, Rg1; 3. Td1++. 109 l. Ah6!+, Rg8 (si l. ..., Rxe8; 2. Txf8++); 2. Tfxf8+, Rh7; 3. Th8++. 110 l. Td7!, Tg8 (1 ...., Cxd7; 2. Dh7++); 2. Dxf6, gxf6; 3. Th7++. 111 l. Cc7+, Cxc7; 2. Dd8+, Rxd8; 3. Ag5+, Re8; 4. Td8++. 120 l. Txe8+, Txe8; 2. Td6++. 121 l. Dh8+, Rxh8; 2. Cg6+, Rg8 (forzada porque también es jaque con la Torre); 3. Th8++. 122 l. ..., Ce2+; 2. Rh1, Dxh2+; 3. Rxh2, Th4++. 123 l. Dh5!, Dxh5; 2. Ce7+, Rh2; 3. Txh5++. 124 l. Cf6+, Axf6; 2. Dxh6+, Rxh6; 3. Th3+, Ah4; 4. Txh4++. 125 l. T1-xd4, exd4; 2. Dxh7+, Rxh7; 3. Th5++ (Si l. ..., Txd6; 2. Dxh7+, Rxh7; 3. Th4++). 126 1.Db7+,Cxb7;2.Cc6+,Ra8;3.axb7+,Rxb7;4. Txa7++. 127 1 ..., Dxf3; 2. gxf3, Cf2++. 128 l. Dxh7+, Txh7; 2. Txg8++. 129 1 ..., T2-c4+; 2. b4, ... (si 2. bxc, Txc4+; 3. RaS, b6+; 4. Ra6, Ta4++); 2...., T8-c6; 3. Axc6, Txc6; 4. bS, ... (por la amenaza 4...., Ta6++); 4...., Tc4+; 5. Ra6, b6+; 6. Ra6, Ta4++. 138 l. Dh6!, Axh6 (si l. ..., Axf6; 2. exf6, Dxf6; 3. exf6+, Rh8; 4. Dxh7++); 2. Ce7++. 139 l. De6+, Cxe6; 2. Axe6++. 140 l. Txb7+, Cxb7; 2. Ca6++.
  • 240. SOLUCIONES 141 l. Ch6+, Rh8 (si l. ..., gxh6; 2. Df6, ... y 3. Dg7++); 2. Df6!, gxf6; 3. Axf6++. 142 l. Dg7+, Cxg7; 2. Ch6++. 143 l. Ah6+, hxg (ó l. ..., DgS); 2. Cxf6++. 144 l. Dg8+, Txg8; 2. Ch7++. 145 l. Dxg7+, Rxg7; 2. Ae5+, Rg8; 3. Ch6++. 146 l. Cc-xd6+, Cxd6; 2. Cxd6++. 147 l. Dxd7, Dxd7; 2. Txd7, Axd7; 3. Cf6+, Rf8; 4. Ac5++ (Si 2...., h6 ó 2...., f6 también 3. Cf6+, ... lleva al mate. Y si l. ..., Axd7 entonces directamente 2. Cf6+ ...). 154 l. Dh8+, Rxh8; 2. Tf8+, Rh7 (ó 2....,Dg8); 3. Th4++. 155 l. Cxf7, Rxf7 (1. ..., 0-0; 2. CeS, ... y 3. Ah5, ...); 2. Ah5+, Rf6 (si 2...., Rg8; 3. De8++. Y si 2...., g6; 3. fxg+, ...); 3. e5+,Rg5;4.De3+,Rxh5; 5.g4+,Rh4; 6.Dg3+,Rg5; 7. h4++. 156 l. ..., Dxf2+; 2. Rxf2, Ac5++. 157 l. ..., Thl+; 2. Rxhl, Cxg3+; 3. Rh2, CxhS. 158 l. Dh8+, Rxh8; 2. Txh7+, Rg8; 3. Th8+, Rg7; 4. T1-h7++. 159 l. ..., Dxe3+; 2. Rxe3, Ab6++. 160 l. ..., Dh3+; 2. Rxh3, ... (si 2. Rf2, Dfl++); 2...., Afl++. 161 l. Txh6+,Rxh6;2.Dh5+,Rxh5;3. Thl++. 162 l.Dd8+,Rg7;2. Txg5+,hxg5; 3.h6+,Rxh6;4.Dh8+, Th7; 5. Dxh7++. 163 l. ..., Txf3; 2. Axf3, Dxf3+; 3. Rxf3, Cxd4+; 4. Rg4, Ac8+; 5. Rh4, Cf3++. 265
  • 241. PARTIDAS POR JUGADORES pág. Alekhine....................................................... 72-146-151-161-181-194 Alexander ...................................................................................... 151 Anderssen ............................................................................. 25-32-40 V. Bardeleben ................................................................................. 64 Benko ............................................................................................ 221 Berstein ........................................................................................ 139 Blackburne ............................................................................... 69-73 Blacke .............,..........................................................................•.. 169 Botvinnik ................................................................ 163-182-188-202 Bronstein ....................................................................... 162-163-199 Brunswick .................................................................................... 106 Burn ................................................................................................ 95 R. Byrne ......................................................................................... 234 Capablanca .................................................................... 139-164-176 Charousek ............................................................................... 95-175 Chigorin .................................................................................... 85-90 Cobo ............................................................................................. 253 Dubois .......................................................................................... 169 Dufresne .................................................................................. 40-174 267
  • 242. JOSÉ MARÍA OLÍAS Duz-Johimirsk .............................................................................. 164 Euwe ...................................................................................... 169-170 Evans ............................................................................................ 226 Fine ............................................................................................... 248 Fischer .................................................................... 200-234-243-248 Flohr ............................................................................................. 170 Forester ........................................................................................ 161 Geller ............................................................................................ 243 Gheorghiu .................................................................................... 258 Gibaud ............................................................................................ 17 Gik ................................................................................................ 199 Greco ............................................................................................ 143 Gunsberg ....................................................................................... 59 Hoffrnan ....................................................................................... 156 Hofzhausen .................................................................................. 179 Issouard ........................................................................................ 106 Janowsky ............................................................................... 135-173 Karpov ................................................................................... 199-253 Kasparov ...................................................................................... 258 Keres ............................................................................................. 209 Kieseritzky ..................................................................................... 32 Kosak ............................................................................................ 174 Levitzky ........................................................................................ 146 La Bourdonnais ............................................................................. 19 Lasker .................................................................................... 124-129 Lazard ............................................................................................. 17 Lemoine ........................................·................................................ 162 Marache .......................................................................................... 46 Maroczy ........................................................................................ 193 Meadway ........................................................................................ 69 Meek .......................................................................................... 44-54 Mieses .................................................................................... 117-168 Minie .............................................,,............................................. 200 268
  • 243. PARTIDAS POR JUGADORES Morphy ......................................................................... 44-46-54-106 Mac-Donnell ................................................................................... 19 Perlis ............................................................................................. 212 Petroff ........................................................................................... 156 Petrosian ...................................................................................... 221 Pilhal ............................................................................................... 80 Pollock ............................................................................................ 59 Potter .............................................................................................. 18 Rabinovich ................................................................................... 198 Reti ............................................................................................... 113 Rodzynski ....................................................................................... 72 Roinanovsky ................................................................................. 198 Rotlevi .......................................................................................... 158 Rubinstein ..................................................................... 158-164-194 Saemisch ............................................................................... 173-181 Salwe ............................................................................................ 135 Schlechter ............................................................................... 90-212 Smyslov .......................................................................... 202-209-214 Spassky ......................................................................................... 226 Spielman ...............................................................•...................... 176 Staunton ......................................................................................... 25 Steinitz .......................................................................... 64-80-85-169 Tahl ............................................................................................... 214 Tarrasch ......................................................................... 117-129-179 Tartakower .............................................................. 113-164-182-193 Tegner ........................................................................................... 199 Vidmar ................................................................................... 124-188 Wollrier ......................................................................................... 175 Zukertort ....................................................................................... 73 269
  • 244. ÍNDICE INTRODUCCIÓN ................................................................................ 9 Lección l a PARTE PRIMERA FUNDAMENTOS GENERALES FUNDAMENTOS GENERALES I. .................................................... 15 Partida famosa: MacDonnell - La Bourdonnais ......................... 19 Apertura Italiana ........................................................................... 21 Lección 2a FUNDAMENTOS GENERALES II: ELCENTRO ............................. 23 Partida famosa: Staunton- Anderssen ........................................ 25 Defensa Philidor ........................................................................... 27 Lección 3a FUNDAMENTOS GENERALES III: EL MEDIO JUEGO ................ 29 Partida famosa: Anderssen- Kieseritzky .................................... 32 Defensa de los Dos Caballos ........................................................ 34 Lección 4a FUNDAMENTOS GENERALES IV: VALOR DE LAS PIEZAS: ABSOLUTO Y RELATIVO ........................................................... 37 Partida famosa: Anderssen - Dufresne ........................................ 40 Ataque Fegatello ........................................................................... 41 Lección sa FUNDAMENTOS GENERALES V: DEBILIDADES .........::.............. 43 El agujero o «hole» ....................................................................... 43 Peón atrasado ............................................................................... 44 Peón aislado .................................................................................. 46 271
  • 245. ÍNDICE Peones doblados ........................................................................... 46 Partida famosa: Marache - Morphy ............................................ 46 Apertura Vienesa ................................:......................................... 48 PARTE SEGUNDA TÁCTICA Lección 6a LA DESCUBIERTA............................................................................. 51 El molinillo ................................................................................... 53 Partida famosa: Meek - Morphy .................................................. 54 Apertura Escocesa ........................................................................ 55 Lección 7a EJERCICIOS DE DESCUBIERTA ..................................................... 57 Partida famosa: Pollock - Gunsberg ............................................ 59 Defensa Húngara .......................................................................... 60 Lección 8a LA CLAVADA ....................................................................................... 61 Partida famosa: Steinitz - Von Bardeleben ................................. 64 Apertura de los Cuatro Caballos .................................................. 65 Lección 9a EJERCICIOS DE CLAVADA............................................................... 67 Partida famosa: Blackburne - Meadway ..................................... 69 Defensa Petroff ............................................................................. 70 Lección lOa LA DESCLAVADA ............................................................................... 71 Partida famosa: Zukertort - Blackburne ..................................... 73 Apertura Española l. .................................................................... 74 Lección lla LA DESVIACIÓN ................................................................................ 77 Partida famosa: Steinitz - Pilhal .................................................. 80 Apertura Española II: Variante del Cambio ................................ 81 Lección 12a EJERCICIOS DE DESVIACIÓN ........................................................ 87 272
  • 246. ÍNDICE Partida famosa: Chigorin - Steinitz .00 . . . . . . . . . . . . 00 • • • • • • • • •• 00 •• • 00 • • • • • • • 00 00 90 Apertura Española III: Defensa Steinitz. 00 . . . . 00 . . . . . . . . 00 . . oo 00 00 . . oo .. 00 00 91 Lección 13a LA OBSTRUCCIÓN ...oo.oo .. .. oooo oo oo oo •• oooo•oo • oo · · ·oo•oo.oooooo.oo oo oooo . . . . . . . . . oo...... . 93 Partida famosa: Chigorin- Schlechter 00000000 00 0000000000 000000 00000000000000 95 Apertura Española IV: Contraataque Marshall 00 00 00 00 00 0000 . . oo .. oo ..... 96 Lección 14a EJERCICIOS DE OBSTRUCCIÓN oooo oo oo oo oooooooo .... oo .. oooooooooooooooo oooooooo oo 101 Partida famosa: Charousek - Burn ..00 00 . . 00 . . . . 00 . . 00 . . . . 00 . . . . 00 . . . . 00 00 . . 00.. 106 Defensa Alekhine ..........00 ••• 00 • • 00 00 . 00 00 •• 00 ••• 00 . . . 00 . . . 00 . . . . 00 00 •• oo • •• 00 00 • • • • 00. . 107 Lección 15a PARTE TERCERA MATES BÁSICOS MATES DE TORRE Y ALFIL I oooooooooooo oooooooo oooooooo . . . . . . . . oooooooo .... oo .... oo.. 101 Partida famosa: Morphy - Duque de Brunswick y Conde Issouard .00 00 00 00 •• •• 00 00 .00 00 00 . . 00 .00 . 00 00 . 00. 00. 00 00 00.00 . 00 . . . . . . . . . . . . 00 00 ••• 00.00 . . 00 . . . 00 106 Defensa Francesa I 00 00 . . oo 00 . . oo 00 00 00 000000 . . oo .. 00 00 0000 00 00 00 00 00 00 00 00 00 . . . . . . . . . . 00. 107 Lección 16a MATES DE TORRE Y ALFIL II ....oooooooooooooooooooooooooo oooo oooooooooooooooo .... oo. 109 Partida famosa: Reti - Tartakower ..00 . . 00 00 . . 00 . . . . 00 00 00 00 00 00 00 00 00 . . . . 00 . . 00. 113 Defensa Francesa II 00 0000 00 . . . . oo 00 00 0000 00 oooooo . . . . oo .. 00 000000 . . . . oo .. 00 0000 00 0000 00 00 114 Lección 17a EJERCICIOS DE MATE CON TORRE Y ALFIL 00 . . . . . . . . . . . . 00 . . . . . . . . 000000 115 Partida famosa: Tarrasch - Mieses 00 00 00 00 . . . . 00 . . . . 00 . . 00 00 . . . . 00 00 . . . . . . . . . . 00 117 Defensa Siciliana I 00 . . 00 . . . . 00 00 00 00 . . 00 00 . . 00 . . 00 . . . . 00 00 . . 00 . . . . 00 . . . . 00 . . 00 . . . . . . . . . . 00 118 Lección 18a MATES DE TORRE Y CABALLO oo oooo oooooo oooooooooooo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . oo . . . . . oo. 121 Partida famosa: Lasker- Vidmar 000000000000 oooooooooooooooo oo .. oooo oooooooooo... 124 Defensa Siciliana II 00 00 00 00 00 00 00 . . . . 00 . . 00 00 . . 00 . . . . 00 . . . . 00 . . 00 00 . . 00 . . . . 00 . . . . 00 . . 00 00 126 Lección 19a EJERCICIOS DE MATE CON TORRE Y CABALLO oo oo oo oo oooo .... oo .... oo 127 Partida famosa: Lasker- Tarrasch oo oooooooooooooooo oo oooooooooooooooooooo....... 129 273
  • 247. MARIAJOSÉ MORILLO LÓPEZ Defensa Caro- Kann I .................................................................. 130 Lección 20a MATES DE ALFIL Y CABALLO ........................................................ 131 Partida famosa: Janowsky- Salwe .............................................. 135 Defensa Caro - Kann II ................................................................ 136 Lección 21a EJERCICIO DE MATE CON ALFIL Y CABALLO ............................ 137 Partidafamosa: Capablanca- Berstein ....................................... 139 Apertura de peón de Dama .......................................................... 141 Lección 22a MATE DE LA CRUZ O DE PHILIDOR .............................................. 143 Extracción y encaminamiento ..................................................... 143 Partida famosa: Alekhine - Levitzky ............................................ 146 Defensa india de Rey I ................................................................. 148 Lección 2Y EJERCICIOS DE MATE CON EXTRACCIÓN O ENCAMINA- MIENTO ....................................................................................... 149 Partida famosa: Alekhine - Alexander ......................................... 151 Defensa India de Rey II ................................................................ 152 PARTE CUARTA LA COMBINACIÓN Lección 24a EL TIEMPO Y EL MATERIAL .......................................................... 155 Partida famosa: Rotlevi- Rubinstein .......................................... 158 Defensa Holandesa ....................................................................... 159 Lección 25a EL TIEMPO Y EL DESARROLLO .................................................... 161 Los Gambitos ................................................................................ 162 Partida famosa: Tartakower- Capablanca .................................. 164 El Gambito Evans ........................................................................ 165 Lección 26a ATAQUES AL ENROQUE I: PRINCIPIOS ESTRATÉGICOS .......... 167 274
  • 248. ÍNDICE Partida famosa: Euwe - Flohr ...................................................... 170 Gambito del Norte ........................;,-..,.,.....:.................................... 171 Lección 27a ATAQUES AL ENROQUE II: DESPUÉS DE h6 ............................... 173 Partida famosa: Capablanca- Spielman ..................................... 176 Gambito Escocés .......................................................................... 177 Lección 28a ATAQUES AL ENROQUE III: ATAQUE AL PUNTO f7 .................... 179 Partida famosa: Botvinnik- Tartakower ..................................... 182 Gambito de Rey 1 .......................................................................... 184 Lección 29a ATAQUES AL ENROQUE IV: EL DOMINIO DE LA COLUM- NAh .............................................................................................. 185 Partida famosa: Botvinnik - Vidmar ............................................ 188 Gambito de Rey II ........................................................................ 188 Lección 30a LA INICIATIVA BASE DEL TRIUNFO.............................................. 191 Partida famosa: Rubinstein - Alekhine ....................................... 194 Gambito de Dama ........................................................................ 195 Lección 31a ENROQUE CORTO Y LARGO: VENTAJAS E INCONVENIEN- TES................................................................................................ 197 Partida famosa: Smyslov - Botvinnik .......................................... 202 Gambito de Dama: Defensa Ortodoxa 1 ...................................... 203 Lección 32a EL DOMINIO DE LAS DIAGONALES .............................................. 205 -Partida famosa: Keres - Smyslov ................................................. 209 Defensa Cambridge-Spring .......................................................... 21 O Lección 33a LOS PEONES AVANZADOS: SU EMPLEO TÁCTICO ..................... 211 Partida famosa: Tahl- Smyslov .:................................................. 214 Defensa Tarrasch .......................................................................... 215 275
  • 249. MARIAJOSÉ MORILLO LÓPEZ PARTE QUINTA EL FINAL Lección 34a FUNDAMENTOS GENERALES EN EL FINAL ............................... 219 Principales técnicas ...........................;>......................................... 221 Partida famosa: Petrosian- Benko .............................................. 221 Defensa Eslava .............................................................................. 222 Lección 35a IMPORTANCIA DEL REY EN EL FINAL ......................................... 223 La oposición del Rey .................................................................... 225 Partida famosa: Spassky - Evans ................................................. 226 Contragambito Albín.................................................................... 227 Lección 36a LOS PEONES EN EL FINAL ............................................................. 229 Norma del cuadrado .................................................................... 233 Partida famosa: R. Byrne - Fischer ............................................. 234 Defensa India de Dama ................................................................ 237 Lección 37a FINALES DE TORRE Y PEÓN ......................................................... 239 a) Posición Philidor ...................................................................... 239 b) Posición de Lucena .................................................................. 240 e) Torre en la casilla de coronación............................................. 241 Alfiles y Caballos en el final ......................................................... 242 Partida famosa: Fischer - Geller .................................................. 243 Apertura Catalana ........................................................................ 244 Lección 38a TÉCNICAS DEL FINAL I ................................................................... 245 l. Centralización del Rey .............:............................................... 245 2. Nueva valoración de los peones ............................................... 246 Partida famosa: Fischer - Fine ..................................................... 248 Defensa Grünfeld .......................................................................... 249 Lección 39a TÉCNICA DEL FINAL II: EL PRINCIPIO DE LAS DOS DEBILI- DADES .......................................................................................... 251 276
  • 250. ÍNDICE Partida famosa: Karpov- Cobo ................................................... 253 Defensa Nimzovich ...................................................................... 255 Lección 40a TÉCNICA DEL FINAL III: SUPRESIÓN DEL CONTRAJUEGO ..... 257 Partida famosa: Kasparov- Gheorghiu ....................................... 258 Apertura Inglesa ........................................................................... 259 SOLUCIONES ..................................................................................... 261 PARTIDAS POR JUGADORES ........................................................... 267 277
  • 251. TÍTULOS PUBLICADOS SOBRE URBANIDAD Y COMPORTAMIENTO SOCIAL LAS BUENAS MANERAS Usos y Costumbres Sociales. El protocolo Carmen de Soto Díez Prólogo de Federico Mayor Zaragoza 3.a edición COMPÓRTATE Dirigido a padres, educadores y chavales a partir de los 1Oaños Benigno Sáez y Antonio Crespillo s.a edición SABER ESTAR Guía Práctica de Buenas maneras Carmen de Soto Díez LOS BUENOS MODALES DE TUS HIJOS MAYORES José Fernando Calderero LOS BUENOS MODALES DE TUS HIJOS PEQUEÑOS José Fernando Calderero 4.a edición Para más información, dirigirse a: EDICIONES PALABRA, S. A.- Castellana, 210- 28046 Madrid Telfs.: 91 350 77 20- 91 350 77 39 - Fax: 91 359 02 30 www.edicionespalabra.es - comercial@edicionespalabra.es
  • 252. Esta primera edición de CÓMO GANAR A TUS AMIGOS AL AJEDREZ La táctica y la estrategia a nivel medio se acabó de imprimir el día 7 de diciembre de 1999, en ANZOS, S.L. Fuenlabrada (Madrid)
  • 253. Colección TIEMPO LIBRE Guías prácticas para aprender a disfrutar en el tiempo libre Serie Cine: JERÓNIMO JOSÉ MARTÍN, JOSÉ MARÍA ARESTÉ y PEDRO ANTONIO URBINA • Cine 93 • Cine 94 • Cine 95 • Cine 96 • Cine 97 • Cine 98 Serie Literatura: LUIS DANIEL GONZÁLEZ • Guía de Clásicos de la Literatura infantil y juvenil. l. (Hasta 1950). (3ª edición). • Guía de Clásicos de la Literatura infantil y juvenil. JI. (Desde 1950). • Guía de Clásicos de la Literatura infantil y juvenil. JI!. (Libros ilustrados, cómic, poesía y teatro). Serie Deporte: JEAN-PIERRE ERNOULT • Todos en forma AGUSTÍN FAUS • Andarpor las montañas (Conocimientos básicos) JOSÉ MARÍA OLÍAS • Cómo ganar a tus amigos al ajedrez (La táctica y la estrategia a nivel medio)
  • 254. 1objetivo de este libro es poner al alcance del aficionado al ajedrez una parte de la técnica altamente sofisticada de este juego. No es un libro para hacer campeones, pero sí para mejorar la propia técnica y ganar al contrincante habitual. Puede considerarse, por tanto, un segundo libro de Ajedrez. La enseñanza se realiza por medio de ejemplos sacados de partidas reales por lo que conjuga al mismo tiempo eficacia y amenidad. Reúne además una colección de las partidas más brillantes de la historia, desde una de Labourdonnais en 1834 hasta otra de Kasparov en 1982, y unos apuntes biográficos de los jugadores. Todo ello convierte a Cómo ganar a tus amigos al ajedrez en un resumen de la Historia Moderna del Ajedrez y en una apasionante lectura para el aficionado a este noble juego. Ediciones Palabra, S.A. ..