• Like
Via Crucis 2010 - Santa Bárbara, Querétaro (por: carlitosrangel) - Mexico
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Via Crucis 2010 - Santa Bárbara, Querétaro (por: carlitosrangel) - Mexico

  • 2,663 views
Uploaded on

(Abr.2010) La manifestación popular de la espiritualidad de un pueblo, en una tradición de fuerte arraigo en México: la representación en vivo de las escenas de la Pasión de Jesús, el Cristo, desde su …

(Abr.2010) La manifestación popular de la espiritualidad de un pueblo, en una tradición de fuerte arraigo en México: la representación en vivo de las escenas de la Pasión de Jesús, el Cristo, desde su llegada a Jerusalén hasta la crucifixión en el Gólgota, acontecido en Santa Bárbara, Querétaro, México, el Viernes Santo 2010. con espléndida fotografía de Juan Carlos Romo.
Creación original: Carlos Rangel

More in: Spiritual
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
2,663
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
55
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Santa Bárbara Querétaro, México Viernes Santo, Abril 2, 2010 Hacer click para continuar Foto: Jorge Hernández Moya
  • 2. Como muchos países de Latinoamérica y del mundo, en México hay innumerables tradiciones populares, particularmente de carácter religioso, que desde la época de la conquista han echado raíces, han evolucionado y se han multiplicado, De particular arraigo es la tradición católica de la Semana Santa , en sincronía con la Pascua Judía, el sábado siguiente a la primera luna llena de la primavera boreal, que marca el fin de la Cuaresma . Con mayor o menor realismo, en numerosos lugares del país se llevan a cabo año con año representaciones en vivo de la Pasión del Cristo , escenificada por la misma gente de cada localidad, en una genuina manifestación colectiva de la espiritualidad popular, donde cada uno de los participantes tiene importantes lecciones personales qué aprender del papel que le toca representar. En el pueblo de Santa Bárbara, contiguo a la histórica ciudad de Santiago de Querétaro, se ha venido haciendo esta representación en vivo tiene desde hace ya casi 30 años. El presente trabajo es un breve pero un minucioso relato fotográfico captado por la lente experta de Juan Carlos Romo y López Guerrero.
  • 3.  
  • 4. La representación en Santa Bárbara se lleva a cabo en tres partes, comenzando la primera, al finalizar la misa matutina del Domingo de Ramos. El Maestro Jesús extiende su bendición al pueblo, dulce y sabiamente expresada mediante las bienaventuranzas del Sermón de la Montaña. El pueblo de Jerusalén celebra con júbilo agitando hojas de palma en honor a Jesús, quien llega a la ciudad humildemente montado en un asno. Posteriormente Jesús se acerca al Templo y descubre que en su interior, una gran cantidad de mercaderes profanan la sacralidad del lugar, por lo que los expulsa de la casa de su Padre.
  • 5. La representación en Santa Bárbara se lleva a cabo en tres partes, comenzando la primera, al finalizar la misa matutina del Domingo de Ramos. El Maestro Jesús extiende su bendición al pueblo, dulce y sabiamente expresada mediante las bienaventuranzas del Sermón de la Montaña. El pueblo de Jerusalén celebra con júbilo agitando hojas de palma en honor a Jesús, quien llega a la ciudad humildemente montado en un asno. Posteriormente Jesús se acerca al Templo y descubre que en su interior, una gran cantidad de mercaderes profanan la sacralidad del lugar, por lo que los expulsa de la casa de su Padre. Sermón de la Montaña Foto: Jorge Hernández Moya
  • 6. Entrada de Jesús a Jerusalén Foto: Jorge Hernández Moya
  • 7. Los mercaderes del Templo Foto: Jorge Hernández Moya
  • 8. Expulsión de los mercaderes Foto: Jorge Hernández Moya
  • 9. Hablando con Heras, el líder de los mercaderes Foto: Jorge Hernández Moya
  • 10.  
  • 11. La segunda parte se lleva a cabo la noche del Jueves Santo , después de la ceremonia religiosa en donde se conmemora la cena con que el Maestro Jesús celebra con sus discípulos la Pascua Judía, compartiendo con ellos su propio cuerpo y su propia sangre en forma de vino y pan sin levadura, para continuar con un extraordinario ritual de purificación y humildad en que el Maestro simbólicamente lava los pies de sus discípulos. De ahí parten todos hacia el Huerto de Getsemaní donde Jesús se retira a orar a solas y expresa al Padre su dolor humano. Es entonces cuando llegan los guardias para aprehenderlo, pues su discípulo Judas lo entrega por escasas 30 monedas y se acerca a saludarlo con un beso en la mejilla para que los guardias lo identifiquen. Los soldados se llevan prisionero a Jesús, mientras Pedro, su discípulo mayor, se mezcla con la gente, y antes de que el gallo cantara, él ya había negado 3 veces que lo conocía, según el propio Maestro se lo había predicho.
  • 12. La segunda parte se lleva a cabo la noche del Jueves Santo , después de la ceremonia religiosa en donde se conmemora la cena con que el Maestro Jesús celebra con sus discípulos la Pascua Judía, compartiendo con ellos su propio cuerpo y su propia sangre en forma de vino y pan sin levadura, para continuar con un extraordinario ritual de purificación y humildad en que el Maestro simbólicamente lava los pies de sus discípulos. De ahí parten todos hacia el Huerto de Getsemaní donde Jesús se retira a orar a solas y expresa al Padre su dolor humano. Es entonces cuando llegan los guardias para aprehenderlo, pues su discípulo Judas lo entrega por escasas 30 monedas y se acerca a saludarlo con un beso en la mejilla para que los guardias lo identifiquen. Los soldados se llevan prisionero a Jesús, mientras Pedro, su discípulo mayor, se mezcla con la gente, y antes de que el gallo cantara, él ya había negado 3 veces que lo conocía, según el propio Maestro se lo había predicho. Nicodemo previene a Jesús que corre peligro Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 13. La Última Cena de Jesús son sus discípulos Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 14. El Sanedrín sesiona para ver qué medidas tomar respecto al incómodo personaje de Jesús Foto: Carlos Rangel
  • 15. Jesús con Pedro, Santiago y Juan en Getsemaní, mientras los demás discípulos duermen Foto: Carlos Rangel
  • 16. La oración del huerto en que Jesús habla con su Padre Celestial Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 17. Cuando Judas identifica a su Maestro con un beso, los soldados lo aprehenden para llevarlo prisionero Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 18. Pedro intenta pasar desapercibido entre la gente del pueblo Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 19. Pero tres veces negó conocer a su amado maestro Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 20.  
  • 21. La tercera y última parte de la representación tiene lugar en la mañana del Viernes Santo . En esta escenificación, con casi 4 horas de duración bajo el ardiente sol mexicano de inicios de primavera, se revive cada uno de los últimos instantes de la vida de Jesús, en las 14 estaciones del Via Crucis. Comienza con la entrada de Jesús al Praetorio de Pilatos para ser enjuiciado, suceso que es la primera estación del Via Crucis. Las cinco primeras estaciones se llevan a cabo en la explanada frente a la parroquia. Entonces la escena se mueve del lugar y todos, público y participantes, acompañan a Jesús quien carga su cruz en camino al Gólgota, cruzando el pueblo para subir la empinada colina de Santa Bárbara, un trayecto de casi 1.5 km, siguiendo fielmente los pasos del Via Crucis.
  • 22. La tercera y última parte de la representación tiene lugar en la mañana del Viernes Santo . En esta escenificación, con casi 4 horas de duración bajo el ardiente sol mexicano de inicios de primavera, se revive cada uno de los últimos instantes de la vida de Jesús, en las 14 estaciones del Via Crucis. Comienza con la entrada de Jesús al Praetorio de Pilatos para ser enjuiciado, suceso que es la primera estación del Via Crucis. Las cinco primeras estaciones se llevan a cabo en la explanada frente a la parroquia. Entonces la escena se mueve del lugar y todos, público y participantes, acompañan a Jesús quien carga su cruz en camino al Gólgota, cruzando el pueblo para subir la empinada colina de Santa Bárbara, un trayecto de casi 1.5 km, siguiendo fielmente los pasos del Via Crucis. Jesús es llevado ante Pilatos Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 23. Pero…. ¿Qué ha hecho este hombre? Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 24. Herodes también se rehúsa asumir la responsabilidad Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 25. Primera Estación Ni Herodes ni Poncio Pilatos quieren aceptar responsabilidad del destino de un hombre inocente. Presionado por el pueblo, finalmente Poncio Pilatos libera a Barrabás, conocido delincuente ,y se lava las manos entregando a Jesús para ser azotado y posteriormente crucificado junto a un par de ladrones.
  • 26. Pilatos y su bella esposa Claudia, se ven obligados a recibirlo nuevamente Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 27. Jesús es llevado de regreso ante Pilatos Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 28. Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero Brutal flagelación con toda la saña de los soldados
  • 29. Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero Hosanna al Rey de los Judíos
  • 30. Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero El pueblo clama que suelten a Barrabás
  • 31. Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero ¡Soy libre, soy libre!
  • 32. Segunda Estación Sin ninguna consideración, los soldados le echan encima una pesada cruz en la cual habrá de morir, y él, con su cuerpo brutalmente maltratado, humildemente la recibe sobre sus hombros demostrando que el sufrimiento que acepta desde su corazón amoroso, sería fecundo.
  • 33. Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero Jesús es obligado a cargar la pesada cruz
  • 34. Tercera Estación Jesús es un hombre de carne y hueso, y cae por tierra bajo el peso de la enorme cruz. Sin embargo se levanta y hace frente a las adversidades de su tormento y desesperanza.
  • 35. Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero Apenas al inicio de su largo camino
  • 36. Foto: Carlos Rangel Jesús cae bajo el peso de la gran cruz
  • 37. Cuarta Estación María siempre estuvo al lado de a su hijo y sale su encuentro. Uno frente al otro, sus miradas silenciosas hablan por si solas, porque ambos hablan el lenguaje del amor. El profundo dolor de una madre que ve a su hijo sufrir sin poder hacer nada por él, y el profundo dolor del hijo que ve a su madre sufrir a causa de su propio dolor, sin poder hacer nada por ella.
  • 38. Indecible tormento el de María ante el sufrimiento de su hijo Foto: Carlos Rangel
  • 39. Foto: Carlos Rangel Una madre desolada
  • 40. Quinta Estación Simón de Cirene, “el Cirineo”, volvía de sus labores en el campo sin saber lo que ocurría, y los romanos lo obligan a ayudar a Jesús a cargar la cruz en que sería crucificado. Sin ser responsabilidad de ninguno de ellos, ni de Jesús ni de Simón, ambos continúan el trayecto sufriendo en silencio en medio de la multitud.
  • 41. Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero Contra su voluntad, el Cirineo le ayuda a cargar la cruz
  • 42. Sin embargo los guardias lo seguían azotando sin piedad Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 43. Sexta Estación Una mujer solitaria es conquistada por el rostro del sufrimiento del Maestro Jesús oculto bajo una gruesa capa de sangre, sudor y polvo, y se atrevió a limpiarlo. De esta manera reconforta al hombre que lo necesita, descubriendo así el rostro humano del Amor.
  • 44. Foto: Carlos Rangel La Verónica, una mujer del pueblo limpia con su manto el rostro del Maestro
  • 45. Foto: Carlos Rangel Y queda plasmado el rostro del dolor
  • 46. Foto: Carlos Rangel Y a paso lento pero firme continúa su andar con admirable dignidad
  • 47. Séptima Estación Tal vez a causa de los empujones de la multitud, gran peso de su carga y su fortaleza física hecha pedazos, Jesús cae nuevamente. Sin embargo, son suprema dignidad y entereza, sacando fuerzas del Amor, se levanta una vez más para llegar hasta el final de su misión.
  • 48. Foto: Carlos Rangel Es demasiado lo que tiene que soportar y nuevamente cae
  • 49. Nadie se atreve a ayudarlo Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 50. Octava Estación Lo seguía una gran multitud. Las mujeres del pueblo que van junto a él padecen gran dolor tan sólo de verlo y se golpean el pecho lanzando lamentos por él. Por unos momentos Jesús deja de lado su propio sufrimiento para brindarles a estas mujeres piadosas, dulces palabras de consuelo.
  • 51. Las mujeres reciben las palabras de aliento Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 52. “ Todo está bien, todo está en paz” Foto: Carlos Rangel
  • 53. Novena Estación A pesar de su alto grado de conciencia espiritual, casi el final del camino, el enorme agotamiento físico y emocional hace que caiga una vez más. Sin embargo Jesús hace su máximo esfuerzo y se levanta nuevamente, para terminar lo que sabe que debe cumplir.
  • 54. Los guardias no cesan de golpear brutalmente a Jesús Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 55. Sufrimiento más allá de las palabras Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 56. Por tercera vez el Maestro cae Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 57. El hombre de la paz suprema yace por tierra Foto: Carlos Rangel
  • 58. Y por unos momentos su corona de espinas queda solitaria Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 59. Décima Estación Los soldados le arrancan sus vestiduras a Jesús haciendo cuatro partes, una para cada soldado, y dejan aparte la túnica, que era una túnica sin costura, tejida toda de una pieza, diciendo: Totalmente descubierto, habiendo sido despojado de lo último que lo ataba al mundo, su propia ropa, Jesús está listo para entregar su Alma al Padre. “ No la rasguemos, mejor echémosla a la suerte, a ver a quién le toca”.
  • 60. Los guardias le arrancan sus vestiduras Foto: Carlos Rangel
  • 61. Los soldados se disponen a echar a la suerte su túnica Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 62. Dimas y Gestas arriban al Gólgota para también ser crucificados Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 63. Decimoprimera Estación Siendo la cruz el instrumento de muerte para los peores criminales, e n el lugar llamado La Calavera , el monte Gólgota, crucifican en medio de dos malhechores a un hombre que era todo Amor . Allí Jesús reconcilia al mundo con el Padre, demostrando que el camino del perdón es como se desvanece el efecto de cualquier error que se haya podido cometer, y dice: “ Padre, perdónalos, que no saben lo que hacen”.
  • 64. Jesús es colocado en su cruz Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 65. Y la cruz es colocada en su sitio Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 66. Decimosegunda Estación Jesús, viendo a su madre y a su lado al discípulo que tanto amaba, le dio a su madre “Mujer, ahí tienes a tu hijo”. Luego le dijo al discípulo “ahí tienes a tu madre”. Lazando un grito desgarrador, Jesús muere en medio de dos maderos, uno vertical, que lo reconcilia con el Padre, y otro horizontal que lo reconcilia con sus hermanos humanos, porque no hay mayor amor que el que da la vida por los que ama.
  • 67. “ Padre mío, en tus manos encomiendo mi espíritu” Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 68. “ Padre mío, en tus manos encomiendo mi espíritu” Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero Consumatum Est
  • 69. La madre y el discípulo amado Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 70. Profunda soledad en medio de la multitud Foto: Carlos Rangel
  • 71. Decimotercera Estación Viendo los soldados que Jesús había muerto, uno de ellos le atravesó el costado con una lanza y al instante salió sangre y agua. María recibe en sus brazos el maltratado cuerpo de su hijo amado, ya sin vida. Jesús devuelve al Padre el espíritu que siempre le perteneció, y a María el cuerpo que le dio, el mismo que se encarnó en sus entrañas.
  • 72. El cuerpo de Jesús es bajado de la cruz Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 73. María sostiene en sus brazos en cuerpo inerte de su hijo Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 74. Decimocuarta Estación José de Arimatea, tomando el cuerpo de Jesús, lo envolvió en una sábana nueva, lo puso en un sepulcro nuevo que se había excavado en la roca, rodó una piedra grande para cubrir la entrada y se marchó. María Magdalena y María la de Cleofas se quedaron allí, sentadas frente a la puerta del sepulcro de Jesús, ese lugar que cubre el misterio, el lugar en que la vida resurgiría de la muerte.
  • 75. El cuerpo de Jesús es llevado al sepulcro Foto: Carlos Rangel
  • 76. Sólo queda confusión y desolación Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 77. Y una infinita soledad Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 78. En el papel del Maestro Jesús, el Cristo: Alejandro Villanueva Y una infinita soledad Foto: Juan Carlos Romo y López Guerrero
  • 79. En el papel del Maestro Jesús, el Cristo: Alejandro Villanueva Concepto y montaje original cortesía de Carlos Rangel con reconocimiento a quienes hicieron posible la realización de este evento y de esta producción Fotografía original: Juan Carlos Romo y López Guerrero [email_address] Complemento fotográfico: Jorge Hernández Moya, Carlos Rangel Textos: Carlos Rangel, basados en relatos bíblicos Música: Levon Minassian & Armand Amar: xxxxxxxxxx del álbum Songs From a World Apart con la valiosa colaboración de Emilio Mejía Luarca en el audio Se agradece respetarlo sin alteración Santaigo de Querétaro, Mex. Viernes Santo, Abril 2, 2010 [email_address] http://www.slideshare.net/carlitosrangel/