• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Palabra Cumplida - Mahatma Gandhi (por: carlitosrangel)
 

Palabra Cumplida - Mahatma Gandhi (por: carlitosrangel)

on

  • 1,553 views

(ene.2013) Cuenta la leyenda que Mohandas (Mahatma) Gandhi cuando esa chico, un día se vio “entre la espada y la pared”, y aparentemente prefirió “la espada”, pero el incidente le sirvió de ...

(ene.2013) Cuenta la leyenda que Mohandas (Mahatma) Gandhi cuando esa chico, un día se vio “entre la espada y la pared”, y aparentemente prefirió “la espada”, pero el incidente le sirvió de incentivo para años más tarde erradicar la injusticia extranjera de su país, La India.
Producción original: Carlos Rangel

Statistics

Views

Total Views
1,553
Views on SlideShare
1,553
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
23
Comments
2

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel

12 of 2 previous next

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • Lindo e interesante powerpoint, bello es el ejemplo que nos dejo Gandhi de no romper nunca nuestros principios morales, asi sea para beneficiar a alguien. Debemos ser siempre firmes en ello. Felicitaciones por tan maravillosa presentacion, me encantan tus trabajos, abrazos para ti desde Missouri
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • Con la sabia sencillez de su talento,Carlitos recoge el ejemplo de
    una personalidad ejemplar como Mahatma Gandhi que,desde joven,
    respira el aire de la verdad como único aliento para vivir en libertad,
    dejando de lado trampas tan comunes en la juventud a veces,como
    aquí,alentadas por mayores sin escrúpulos.De no haber ya tenido
    un carácter como el suyo,la India jamás hubiera logrado la anhelada
    libertad del Imperio Británico.Todo se lo debe a un niño hecho hombre a su debido tiempo,asesinado en lo físico pero planta
    eterna en su marcha hacia la felicidad de un pueblo.La eternidad
    es su destino,pero su semilla jamás se secará.Muchas gracias
    Carlitos,siempre en la senda tambien de la verdad espiritual.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Palabra Cumplida - Mahatma Gandhi (por: carlitosrangel) Palabra Cumplida - Mahatma Gandhi (por: carlitosrangel) Presentation Transcript

    • Transición manual
    • Rajkot, India, 22 de Septiembre de 1881La tiza del Señor Salik -el profesor- no había terminado de escribir enla pizarra cuando se abre bruscamente la puerta de clase.Entran dos hombre, uno con turbante. Se trata del director.El otro es un sahib queMohania nunca habíavisto.
    • -Niños, levántense para la visita del señor Giles! -exclama el director.Todos se ponen firmes. En la escuela no se bromea con las normas.Solo hay un niño que todavía no ha obedecido. Es él, al que llaman“el joven Gandhi”. Fiel a su costumbre, soñaba despierto mientrasmiraba unas gordas moscas azules revolotear en el techo.-¡Mohandas Gandhi,siempre en la luna! ¡Desdeluego, no mejoramos!Espeta el director, contono molesto, apartándosebruscamente de delantede un hombre alto, conpelo rojo y tez colorada.
    • -Me voy a presentar. Mi nombre es Herbert Giles. ¡Soy el inspector dela academia! -exclama con énfasis el interesado, antes de subir alestrado donde está dando clase el profesor de matemáticas. Giles no le dedica ni una sola mirada al director, que se ha quedado al lado de la puerta, ni al señor Salik, el profesor de matemáticas, que acaba de meter precipitadamente sus libros dentro de una cartera de tela salpicada de manchas de grasa. En la clase, donde por fin reina un silencio mortal, Giles, más rojo que nunca, adopta un aire importante, hincha el torso y tiende un trozo de papel a los presentes.
    • - El ejercicio que les vengo a proponer tiene como objetivo evaluarsus conocimiento de lengua inglesa. ¡Cojan sus pizarras!Los niños obedecen.-Les voy a dictar cinco palabras:- “caballo, tabla, tetera, hervidor, alfombra”
    • La mano del niño está temblorosa. Sin dudar ni un segundo, su tizatraza las letras de las tres primeras palabras del dictado. Pero cuandollega a “hervidor”, es incapaz de escribirla correctamente, y prefiereparar antes de escribir “alfombra”. El profesor de matemáticas, que recorre a grandes pasos el pasillo central, se da cuenta de su aprieto y le hace señas de que mire la pizarra del compañero que tiene delante. Pero el joven Gandhi, convencido de que el profesor está ahí para impedir que los alumnos copien por encima del hombro del vecino, no puede esconder su sorpresa.
    • ¿Qué debe hacer? ¿Copiar a su compañero? El maestro pareceinsistir. ¡No es posible !¡Copiar en clase está terminantementeprohibido! Además, ¿no es él quien se lo repite a los alumnos durantetodo el curso?Giles pasa entonces por el pasillo central, donde los alumnos lepresentan el resultado del dictado.
    • Cuando llega al joven Gandhi,le mira con curiosidad y le pregunta:-¿Cómo te llamas?-¡Mohandas Gandhi, señor Giles!-Contesta él sin aliento,Sudando a maresGiles frunce el entrecejo. Sus lentestiemblan ligeramente. El inspectoradopta un aire de plena satisfacción,como si hubiera descubierto a unculpable. El Señor Salik emite un ligerísimogemido. Sorprendido, Mohania se vuelvehacia él. No entiende por qué el maestrode matemáticas se considera tanresponsable de la ortografía de susalumnos, pero advierte su hartazgoy su furia.
    • Unos instantes después, en la clasedonde los alumnos todavía permanecenen posición de firmes, el veredicto delinspector Giles cae como un machete:-Alumno Gandhi, me va a copiar cienveces la palabra “hervidor”, y usted,señor Salik, hará que el directorcompruebe que la cuenta está bienhecha.
    • A pesar del desaire, el profesor se inclina humildemente mientras queel director, cual lacayo ante su amo, asiente ruidosamente a lasentencia.Para terminar, el inglés se dirige de nuevo a él:-¡Gracias a este pequeño ejercicio, espero que la palabra “hervidor”,le entre en la cabeza! ¡Cuando se tiene el insigne honor depertenecer al Imperio británico, lo mínimo que se puede haceses manejar correctamente la lengua!
    • Una vez que el señor Giles se va, el profesor de matemáticas, aunque decepcionado, continúa haciendo recitar a sus alumnos las tablas de multiplicar. El paso del inspector ha dejado su huella. Al final de la clase, el señor Salik le interpela:-Hijo mío, ¡no te has comportado nada bien! ¡Y eso que te he echadouna mano!-¿Habría preferido que copiara la palabra “hervidor” de la pizarra delcompañero de adelante?-¡Claro!-Si no me equivoco, eso es copiar...
    • -¡Copiar! ¡Qué palabra tan grande Mohandas! La mayoría de tuscompañeros no han tenido ningún escrúpulo en hacerlo. Yo sóloquería protegerte. ¡La próxima vez será mejor que me obedezcas!Se calla y baja la cabeza. Pero, en realidad, hierve por dentro.¿No es el colmo que un maestro anime a sus alumnos a copiar? Si se atreviera a mirar al profesor a los ojos, le manifestaría su opinión,a pesar de todo el respeto que le tiene.
    • Nunca -¡nunca jamás! -se le hubiera pasado por la cabeza copiar aun compañero. Pero como alumno no puede contradecir a sumaestro, decide no seguir con sus ataques.-Le ruego que me disculpe, señor Salik.
    • Le cuesta pronunciar estaspalabras. ¿Por qué tendría quepedir perdón por haber actuadode forma moral? Se consueladiciéndose que existe un abismoentre los que jamás se separan delcamino de la Verdad y el resto.El profesor de matemáticasprofundamente contrariado,insiste:-¡La próxima vez, MohandasGandhi, espero que me escuches!A partir de ahora el señor Giles meconsidera un mal profesor. Miascenso está en peligro.
    • Cerrando los puños, alza los ojoshacia su maestro y nota amarguraen su mirada... Sus labios apenasse abren para articular:-Está muy enfadado conmigo,¿verdad, señor Salik?El señor Salik le mira conconmiseración.
    • -Al no querer entender mi mensaje, te has castigado a ti mismo,Mohania. A los ojos del señor Giles, has parecido en vago de la clase.El niño palidece y suelta con voz sombría:-¡Cuando sea mayor, haré que losbritánicos dejen de considerar alos indios como unos vulgares animales!-¡No digas nunca eso!Corres el peligro de granjearteserios problemas...
    • -No me importa, señor Salik. ¡Lo que acabo de decir, lo pienso contoda sinceridad!De golpe, bajo la timidez casi enfermiza de un adolescenteenclenque que aparenta ser más joven de lo que es, aflora untemperamento de fuego.Tomado de:"Gandhi“Biografía escrita por José Frèches.Editorial Espasa Calpe 2008ISBN: 978-84-670-2952-9Pág. 29-31
    • El joven Gandhi fue instruido por la filosofía Jainista que profesaba sumadre devota; ella siempre gozó de una fe inquebrantable al puntode santidad.Gandhi jamás rompió lasnormas morales que lefueron enseñadas, jamásuna mentira ni unacontradicción entre suspalabras frente a sus actos.Su presencia frágilcontrastaba con el inmensopoder moral que ejercía.
    • Finalmente hizo real aquella sentencia y liberó a un país de mil millonesde habitantes.Él solo estableció orden frente al caos y la guerra civil que amenazaba.El 30 de Enero de 1948 a las 17:09h, Mohandas Karamchad Gandhifue asesinado en Delhi, India.
    • El Mahatma dejó a la India huérfana. Pero gracias a Gandhi y a suinquebrantable determinación, las lágrimas derramadas por supueblo, son las lágrimas de un pueblo libre.Esta anécdota nos lleva al gradosuperlativo de la moral mas plena,aplicable a todos los contextos.Un ejemplo para meditar.Ani GutiérrezEnero de 2012
    • Textos extraídos del libro GANDHI © José Frèches Comentario final cortesía de Ani Gutiérrez Imágenes de libre acceso extraídas de internet con reconocimiento a sus autores Música: Raga SamarpanConcepto general y montaje gráfico original © Carlos Rangel carlitosrangel@hotmail.com se agradece respetarlo sin alteración Santiago de Querétaro, México, Enero2013 otras producciones del editor: www.slideshare.net/carlitosrangel/presentations
    • Textos extraídos del libro GANDHI © José Frèches Comentario final cortesía de Ani Gutiérrez Imágenes de libre acceso extraídas de internet con reconocimiento a sus autores Música: Raga SamarpanConcepto general y montaje gráfico original © Carlos Rangel carlitosrangel@hotmail.com se agradece respetarlo sin alteración Santiago de Querétaro, México, Enero2013 otras producciones del editor: www.slideshare.net/carlitosrangel/presentations