JUEGOS PARA EL DESARROLLO.En el taller de juego es donde aplicamos más específicamente losprogramas de desarrollo mediante...
su rendimiento, de conseguir éxitos mediante el esfuerzo cuando estámotivado, de comunicarse, de expresarse, de transforma...
bolos, canastas, pelota etc. especialmente útiles en aquellos casos en losque el niño/a no ha interiorizado todavía las no...
El aprendizaje de las tablas de multiplicación es una tarea memorística querequiere repetición, constancia y mucha pacienc...
vaya cumpliendo misiones “en la estantería de la derecha, encontrarás unlibro azul que tendrás que colocar encima de la me...
Caravín caraván, hacer carreras de llegar el último, el juego de la silla vacíao incluso hacer torres de naipes, recorrido...
las variables que uno quiera; derivado del anterior, podemos trabajar losadjetivos, verbos, nombres propios... que empiece...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Tdh ekintzak

315

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
315
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Tdh ekintzak

  1. 1. JUEGOS PARA EL DESARROLLO.En el taller de juego es donde aplicamos más específicamente losprogramas de desarrollo mediante el juego, pero no por ello dejan de serbeneficiosos en otros ámbitos, como son el hogar o la propia escuela.Tratamos de explotar al máximo todos los recursos ofrecidos por los juegosen pro de un aprendizaje tanto social, como académico. Tendemos amantener un espíritu puramente lúdico que nos permite mantener al niño/amotivado y con ganas de participar en las actividades propuestas sin que sesienta evaluado, ni juzgado. De este modo, el niño/a acude a las sesiones“para jugar”, y nos brinda la oportunidad de ofrecerle un espacio en el quese le muestran nuevas formas de actuar, de reaccionar ante situaciones dejuego e incluso de reforzar aprendizajes.Según la etapa en la que se encuentre el niño/a y sus necesidades tratamosde ofrecerle un tipo de juego u otro. Muchas veces, es el propio niño/aquien elige el juego, y nosotros modificamos levemente las normas paratrabajar aquellas facetas menos estructuradas o poco utilizadas, para quepoco a poco las generalice a otros ámbitos. Nos parece primordial que seael profesional quien se adapte al niño/a, y no lo contrario. Así pues,partimos siempre del nivel en el que se encuentra el niño/a y a partir de ahívamos construyendo nuevos aprendizajes, brindándole toda la ayuda quereclame.En última instancia, pretendemos que los niños/as se den cuenta de losbeneficios que aporta la cooperación, en comparación con la sumisión o laoposición. Una vez que el niño/a se da cuenta de que estamos a su enteradisposición, siempre que siga una pautas muy sencillas y claras (respeto alprójimo y al material), le resulta relativamente sencillo experimentarsituaciones exitosas, que le aportan beneficios personales y sociales.En un principio dejamos al niño/a que juegue a su manera, la cual a vecesno es muy adecuada. Sin embargo, en algunos casos, ese es el único patrónde juego que tiene y su única forma de relacionarse.A partir de ahí, acompañamos al niño animándole a que se exprese yconstatando sus progresos. La satisfacción que produce tanto en el niñocomo en el profesional compartir un juego de manera adecuada, es el mejorincentivo para aprender de manera espontánea a colaborar. El niño tiene laposibilidad de experimentar la satisfacción y la alegría que producecompartir actividades, la satisfacción de descubrir que es capaz de mejorar
  2. 2. su rendimiento, de conseguir éxitos mediante el esfuerzo cuando estámotivado, de comunicarse, de expresarse, de transformar o crear a través dela pasta de modelar, la pintura o los juegos de construcción, de tomar gustoal trabajo bien hecho, gusto a la armonía.Todo esto es motivo suficiente para que consigamos intercambiosconstructivos, sin tener que recurrir a premios o castigos, sin forzarle,dejándole que elija compartir o no, y permitiendo que juegue sólo o a sumanera, sin perseguirle cuando no quiere colaborar y necesita afirmarse. Siadaptamos nuestro nivel de exigencia, le daremos acceso a estasexperiencias que realizará de manera voluntaria y de cuyo éxito seráprotagonista.Durante este proceso algunos niños tienen dificultades para asumir lasnormas del juego debido a su impulsividad que les impide dominar sunecesidad de ganar, su necesidad de afirmarse de una manera dominante osu irritación debida a la frustración que le producen sus dificultades. Elniño puede expresar estas emociones siempre que no lo haga de unamanera dañina, en el caso de que así sea, sin perder el control, leexplicáremos las normas de la sala de juegos y finalizaremos la sesión dejuego, ofreciéndole continuar el próximo día siempre que respete esasmínimas normas.Poco a poco, aumenta el nivel de exigencia de los juegos trabajando en estalínea, se va logrando una conducta adaptativa, consiguiendo así que el niño/a siga las normas del juego, siendo esto último muy importante para eldesarrollo de sus habilidades sociales.A continuación presentaremos un breve elenco de las posibilidades que nosofrecen determinados juegos. La creatividad de cada profesional ofrecemúltiples variantes, al igual que el niño/a con el que nos encontremos encada momento, por lo que no pretendemos abarcar todas las alternativasposibles, ni ofrecer pautas rígidas de juego.Trabajamos con juegos y juguetes muy clásicos, manteniendo la idea deque un mayor o menor aprendizaje no depende tanto del tipo de juego,como del uso que se haga de él.Utilizamos juegos de diversos tipos: juego simbólico, con muñecos, concoches, con teatrillos en los que se representan personajes con sus papeles,se desarrollan contenidos de la vida diaria o fantásticos con los queconseguimos que el niño exprese y ordene su mundo emocional einteriorice diversas formas de comportarse.Se utilizan juegos creativos de construcción, pinturas, pasta de modelar,con los que también se propicia la expresión y el manejo del mundoemocional así como la experiencia del trabajo creativo y el gusto por laarmonía.Frecuentemente recurrimos a juegos de ejercicio como el juego de los
  3. 3. bolos, canastas, pelota etc. especialmente útiles en aquellos casos en losque el niño/a no ha interiorizado todavía las normas generales del juego:respetar las normas, el turno, no enfadarse ante la derrota... Estos tipos dejuegos más dinámicos son muy beneficiosos para aquellos niños/aspredominantemente hiperactivos, a los que les cuestan un esfuerzoexcesivo los juegos de mesa. Por un lado les permite una mayor movilidad,con lo que el éxito es más probable y por otro les aporta un aprendizajesocial de gran importancia. Además, el contar los bolos tirados, sumarlosen el marcador, ver la diferencia que hay entre las puntuaciones de losjugadores... ofrece una buena oportunidad para practicar la mecánica delcálculo.Cuando han conseguido un grado suficiente de autocontrol, deconcentración y aceptación de las normas de los juegos, podemos pasar ajuegos de mesa en los que trabajamos la reflexión, la memoria, lasautoinstrucciones, la percepción y problemas de aprendizaje concretos,siempre manteniendo el espíritu lúdico y cooperativo.En lo que se refiere a las matemáticas, trabajamos por separado el cálculo yla resolución de problemas. Respecto al cálculo, hoy día podemos adquirirnumerosos juegos de ordenador en los que se puede practicar estacapacidad, al igual que diferentes manuales, como por ejemplo (estemanual no sólo trabaja el cálculo):-Yuste Hernanz, C. Galve Manzano, J. L. PROGRESINT. Programas parala Estimulación de las habilidades de la Inteligencia. Estrategias de cálculoy resolución de problemas. CEPELos juegos de cartas, como la escoba, o el siete y medio para los máspequeños, puede ser una buena forma de practicar la suma. Los juegos detienditas, en los que se va sumando el importe de la compra y el tenderonos da las vueltas, son muy buenos para agilizar el cálculo mental yafianzar los conceptos de suma y resta. A los niños/as amantes del fútbol,podemos hacerles sumar los puntos de sus equipos preferidos durante laliga, calcular a qué distancia se encuentran entre sí, etc.Para aquellos niños/as que presentan serias dificultades con el cálculo seemplearán objetos manipulables, podemos jugar con dados grandes deespuma, tirándonoslos e ir sumando para ver quién consigue la mayorpuntuación. El tenis calculadora puede ser de gran ayuda: se coge un foliodividido en dos partes iguales que representa el campo de tenis. Una mitadincluye los números del 1 al 50, y la otra mitad del 51 al 100. Partiendo deun número al azar, un jugador va sumando tantos para llegar al campo delcontrario, mientras que el otro los va restando. Aunque el niño use lacalculadora para realizar algunas operaciones, previamente ha tenido quereflexionar sobre los tantos que necesita para llegar a la otra mitad delcampo.
  4. 4. El aprendizaje de las tablas de multiplicación es una tarea memorística querequiere repetición, constancia y mucha paciencia. Por ello cualquiersituación es buena para practicarlas: al ir al colegio, antes de acostarse,durante las comidas... Sin embargo, mediante algunos juegos como hundirla flota, las podemos practicar. Cada vez que el niño/a dice una posición,empleamos ese número para preguntarle sobre alguna multiplicación que locontenga: “ E4... bueno, me vas a decir cuántos son 4X6”. De este modo, elniño mientras repasa las tablas tiene la gratificación del juego, y este a suvez no puede llevarse a cabo si no se contesta correctamente. De todosmodos tenemos que ser lo suficientemente flexibles para que el niño/a nose frustre en exceso. Si vemos que lleva mucho rato sin hundir ningúnbarco, le preguntaremos por tablas que ya conoce, y cuando ha tocadoalgún barco, aprovechando ese momento de motivación, le preguntaremossobre aquellas en las que no está tan seguro.En aquellos casos en los que los niños/as experimentan un gran rechazohacia la lectura, cualquier juego con instrucciones escritas y desconocidaspara el niño/a puede ser de gran ayuda “a ver, vamos a leer lo que dicen lasinstrucciones que sino no podemos jugar... y me han dicho otros niños queeste juego es muy interesante...” Si la lectura es muy trabajosa, podemosturnarnos y leer alternativamente, o ir leyendo nosotros lo suficientementelento para que el niño/a lea a la par. Cualquier información escrita puederesultar una clave para iniciar el niño/a en la lectura: una receta, elprograma de la tele, las instrucciones para realizar una maqueta, artículosde periódicos, revistas, cómics, el nombre de las calles, las direcciones, lacarta del menú...La atención y la memoria, son capacidades muy importantes que requierenser trabajadas a lo largo del desarrollo, muy especialmente con nuestrosniños/as. Para ello disponemos de un gran número de juegos y programasdesarrollados a tal efecto. A continuación presentamos algunos de lostrabajos publicados:-Estévez-Gonzalez, A. García-Sanchez, C. Ejercicios de Rehabilitación –I:Atención. Lebón-García-Sanchez, C. Estévez-Gonzalez, A. Ejercicios de Rehabilitación –II:Memoria. Lebón.-Vidal, J.G. y Manjón, D.G. Cuadernos de recuperación y refuerzo de lastécnicas básicas. Programa de Refuerzo de la memoria y la atención I y II.EOS.Igualmente podemos jugar al juego del tres en raya, al del OSO, realizarpasatiempos (encontrar los errores, sopas de letras, buscar las parejas...). Elclásico juego de Frío-Caliente resulta también apropiado, e incluso realizarnosotros mismos unas pruebas dándole instrucciones al niño/a para que
  5. 5. vaya cumpliendo misiones “en la estantería de la derecha, encontrarás unlibro azul que tendrás que colocar encima de la mesa pequeña..”. Estasinstrucciones aparentemente sencillas, obligan al niño/a a reflexionar,memorizar la información dada, reprimir la impulsividad de coger el primerlibro que le parezca y actuar de forma secuenciada y organizada.Los juegos de estrategias son muy beneficiosos para desarrollar lareflexión, el control de la impulsividad y que el niño/a vaya iniciándose enel mundo de las autoinstrucciones (aprender a hablar con uno mismo,dirigiendo la propia actuación hacia una meta definida). Los juegos deordenador, hundir la flota, el ajedrez, las damas, el dominó, juegos decartas (solitarios), el cuatro en raya... son muy apropiados para este fin. Juegos más específicos para el desarrollo de la memoria, pueden ser elMemory, Simon, deletreo de palabras (en orden directo o invertido),aprendizaje de números de teléfono, direcciones, adivinanzas, chistes...También le podemos pedir al niño/a que observe atentamente un dibujodurante un par de minutos y tras retirárselo le pedimos que lo describa lomás detalladamente posible. Podemos igualmente hacer uso del juego de“Ni sí, ni no, ni blanco, ni negro”: se trata de establecer un diálogo en elque no se pueden pronunciar estas cuatro palabras. Los jugadores se hacenpreguntas intentando que el contrincante tenga que pronunciar una de laspalabras prohibidas. Este juego requiere igualmente un control de laimpulsividad.En lo que se refiere a la impulsividad, se pretende instruir al niño/a paraevitar que actúe de forma descontrolada y por ello inadecuada, que no hagao diga lo primero que se le pasa por la cabeza, sino que dedique un tiempoa procesar esa primera respuesta y decida si es o no adecuada a la situación.Por otra parte, instruimos al niño para que actúe con una finalidadpreestablecida, y no a salto de mata, sin plantearse previamente lo quepretende. Para este fin, son adecuados aquellos juegos en los que el éxitodemanda una represión de esa primera respuesta impulsiva, quegeneralmente conlleva al fracaso. Juegos de este tipo pueden ser: el Simón(en este caso los niños tienden a pulsar el último color percibido, en vez derepetir la secuencia), el Secret Code (el objetivo es adivinar una secuenciade colores, números, letras... que uno de los jugadores ha creado y tieneescondida, mediante intentos sucesivos en los que se va indicando laspiezas que están bien colocadas), el Tabú, el Mikado o palillos chinos,realizar puzzles siguiendo estrategias, y no por ensayo y error: “Primerohago los bordes... selecciono las piezas con lados y las cuatro esquinas.Después hago el cielo... selecciono las piezas azules...”. También se lepuede presentar al niño/a un texto sin espacios y pedirle que lo fragmentepor palabras para poder leerlo. Sin necesidad de material se puede entrenaral niño/a con el juego de “Ni sí, ni no, ni blanco, ni negro”, con el clásico
  6. 6. Caravín caraván, hacer carreras de llegar el último, el juego de la silla vacíao incluso hacer torres de naipes, recorridos de dominó...Otro ámbito importante a desarrollar en estos niños es la reflexión, lacapacidad de hablar con uno mismo, en otros términos lasautoinstrucciones. Se trata de entrenar al niño/a para que mantenga undiálogo consigo mismo, y se autorregule. Para ello son adecuadas las tareasen las que tenga que fragmentar la información y realizarla paso a pasopara tener éxito. El siguiente manual es muy adecuado para este tipo detarea:-Orjales Villar, I. Programas de entrenamiento para descifrar instruccionesescritas. CEPE.Por otra parte se pueden realizar actividades como pueden ser el buscar lasdiferencias entre dos dibujos aparentemente iguales. En este caso es muyimportante que el niño/a fragmente el dibujo y lo analice por partes:“Primero las orejas... después la cara...” y no de modo global. Juegos yamencionados como el dominó, las damas, el ajedrez, hundir la flota... leofrecen al niño/a la posibilidad de planear su juego y por lo tanto deorganizar el pensamiento, para así poder ganar. Para entrenar enautoinstrucciones, resulta igualmente beneficioso el plantear un recorridopara llegar a un determinado lugar, con la ayuda de un plano (si no seutilizase el plano, también se reforzaría la memoria, ya que el niño/a tendráque recordar por qué calles pasa para ir desde su casa al colegio, a laestación. Como puede verse cualquier recurso que requiera seguir un ordeno plantear una serie de etapas sucesivas cumplirá con el objetivo que nosproponemos. Por ello, seguir recetas de cocina, realizar trabajos demanualidades en los que haya que seguir un orden, la papiroflexia, losjuegos de construcción en los que se copia un modelo (montar los juguetesde los huevos Kinder) pueden realizarse en casa y ayudanconsiderablemente al niño/a. Para aquellos niños/a que muestranpredisposición por las tareas de escritura, o que por lo menos no les suponeun esfuerzo considerable, se les puede pedir ejercicios de redacción en losque haya un orden preestablecido, como por ejemplo escribir una carta(fecha, saludo, contar algo, despedida, firma). Por último, podemos pedir alniño/a tareas de ordenación, como pueden ser ordenar textos en desorden olas historias temporales (tipo historietas del WISC).Trabajamos igualmente la evocación, con el fin de que el niño/a agilice lacapacidad para buscar los conceptos que desea. Con este fin, se puedenrealizar encadenamiento de palabras, por letras o por sílabas; pedirle alniño/a que enumere todos los objetos que tiene en su habitación, en lacocina... con la mayor precisión posible, durante dos minutos; jugar alChocolat: se le pide que diga un nombre, un objeto, un animal, una ciudad,una comida... que empiecen por una determinada letra. Se pueden agregar
  7. 7. las variables que uno quiera; derivado del anterior, podemos trabajar losadjetivos, verbos, nombres propios... que empiecen con una determinadaletra; el juego del Veo veo; el Ahorcado, e incluso trabajar definiciones(¿Qué es ¿, ¿Cómo es ¿, ¿Para qué sirve?). También hacemos uso de juegoscomerciales como son el Intelec, el Scrabble, los juegos del tipo LectrónEnciclopedia, el Piccionary, el ¿Qué tengo en el coco?...Muchos de nuestros niños/as presentan dificultades de percepción. Dichacapacidad permite que la información se nos presente tal cual es, sindistorsiones o interferencias (teniendo presente que no se trata deproblemas ópticos). Por ello, se emplean tareas en la que se pretendedesarrollar la orientación espacial, la ubicación en un plano y así, una vezque el/la niño/a logre estructurar el espacio circundante, le será mássencillo estructurar áreas más pequeñas, como el cuaderno o las tareasescolares.Para ello hacemos uso de juegos manipulativos tipo Tangram, láminas delprograma FROSTIG (Frostig Visual Perception Program), fichas en lasque hay que marcar itinerarios sobre dibujos o planos, tareas que requieranconocer los conceptos: izquierda, derecha y diagonal. Se le puede instruirigualmente en la resolución de laberintos, copiando dibujos geométricos,tipo Bender o la Figura de Rey, realizando pasatiempos de unir los puntos,o construir maquetas a escala reducida manteniendo las proporciones (sepuede realizar con plastilina). También podemos recurrir a juegos al airelibre, escondiendo al niño/a un objeto y pidiéndole que lo encuentredándole órdenes del tipo “darás tres pasos hacia delante, girarás a tuderecha...”.

×