Your SlideShare is downloading. ×
Hacia un desarrollo realmente sustentable
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Hacia un desarrollo realmente sustentable

881
views

Published on


0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
881
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. ANTECEDENTES Caritas Mexicana a través de una delegación participó del 18 al 22 de junio del 2012 en la Confe- rencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sustentable, Río+20, celebrada en la ciudad de Río de Janeiro, Brasil. La participación de la Iglesia Católica a través de la Pastoral Social, Caritas pone de manifiesto la necesidad de insistir en los principios de la Doctrina Social de la Iglesia cuando enaltece: la digni- dad de ser humano, una sociedad más justa hacia el bien común y la distribución de los bienes a través de la solidaridad. Esta Conferencia convocada por la ONU, tiene una historia de 40 años atrás. Comenzando en 1972 en Estocolmo donde se empezaba hablar del desarrollo humano, del medio ambiente y la ecología humana. Veinte años más tarde, en 1992 en esta misma ciudad de Río de Janeiro se tuvo la Conferencia sobre Rio. Fueron dos las conclusiones más importantes de dicho evento: 1. Agenda 21. Programa de acción para alcanzar el desarrollo sostenible. 2. Tres convenciones que aun son vigentes. a) Desertificación, b) Biodiversidad y c) Cambio Climático. Años más tarde se construyó la Carta de la Tierra como parte del proceso que se había tenido años atrás. En el 2002 en Johannesburgo nuevamente la ONU convoca para dar continuidad a las conclusio- nes de Río.2
  • 2. Si bien este trabajo tiene ya 40 años, se decidió nombrar a este evento Río+20 recordando la Con-ferencia en esta misma ciudad.Son muchos los temas interrelacionados que se trataron en esta Conferencia, sin embargo, pode-mos centrarlos en los siguientes:1. El fortalecimiento de los compromisos políticos en favor del desarrollo sustentable.2. El balance de los avances y las dificultades vinculados a su implementación.3. Las respuestas a los nuevos desafíos emergentes de la sociedad.Dos cuestiones, íntimamente ligadas, constituyen el eje central de la cumbre:1. Una economía ecológica con vistas a la sustentabilidad y la erradicación de la pobreza.2. La creación de un marco institucional para el desarrollo sustentable. 3
  • 3. ¿QUÉ SIGNIFICA DESARROLLO SUSTENTABLE?El término “desarrollo sostenible”1 (sustainable development) es incorporado por la primera ministranoruega Gro Brundtland en el informe “Nuestro futuro común” (Our common future) presentado en la42a sesión de las Naciones Unidas en 1987.Desarrollo sustentable puede definirse como “aquel que puede lograr satisfacer las necesidades y lasaspiraciones del presente, sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacersus propias necesidades y aspiraciones”.En otras palabras, este desarrollo implica pensar no sólo en nuestras necesidades sino en las nece-sidades de nuestros hijos, nuestros nietos y los hijos de nuestros nietos. Nuestra generación pareceestar imposibilitada de ver más allá de los intereses de su presente, por ello vemos una economía demercado que arrasa y exprime los recursos naturales, sin importar si la ausencia de dichos recursosserán el empobrecimiento de las generaciones futuras, por ejemplo.A la definición anterior deseamos incluir una idea gráfica más precisa sobre el sentido del desarrollosustentable basado en tres actores importantes: la Sociedad, la Economía y el Medio Ambiente.1 sostenible o sustentable son dos traducciones para la misma palabra inglesa: “sustainable” 5
  • 4. En torno a esta idea gráfica podemos afirmar que si la economía está estable y eso logra mejorar la condición de las personas solo tendremos un sistema equitativo, ahora bien, si la sociedad es res- ponsable con el medio ambiente pero sin mejorar o tomar en cuenta a la economía solo tendremos una situación soportable. El desarrollo sustentable se obtiene en la integración de los tres actores: una economía que pueda impactar a la sociedad y no solamente a los índices económicos, pero que además sea respetuosa del medio ambiente.6
  • 5. DECLARACIÓN FINAL DE LA CUMBRE DE RIO+20El futuro que queremos2Para llegar al documento final deesta Cumbre, los negociadoresde todos los países participantes,días previos, se reúnen a discutirlas posiciones y los aportes quecada uno hace según su conve-niencia, experiencia y habilidadpara proponer o imponer ciertostemas. Al inicio de la cumbre, losmandatarios o ministros represen-tantes de cada país pueden mo-dificar de forma o de fondo dichodocumento, aunque no es comúnque haya cambios radicales.En este apartado deseamos poner sobre la mesa de estudio los temas que este documento ofreceen pos del desarrollo sustentable. En un apartado posterior ofrecemos una crítica y reflexión quese suscitaron entorno a dicho documento.2 El documento final completo lo puedes consultar en la página: http://www.uncsd2012.org/content/documents/778futurewewant_spanish.pdf 7
  • 6. 1. Hay un reconocimiento de la condición de pobreza en la que viven millones de personas en el mundo y de la gran desigualdad que impera en nuestro planeta. Por esta razón es imperante un desarrollo sustentable que modifique esta condición. 2. Los firmantes confirman la importancia de la paz, la libertad y la seguridad en los derechos hu- manos para fortalecer el desarrollo. 3. Se reafirma el compromiso de mantener y seguir impulsado los acuerdos obtenidos en las cum- bres anteriores como la Agenda 21 y la Cumbre desde la Conferencia de Rio, 1992. 4. Hay una voluntad política de elevar los compromisos internacionales a favor del desarrollo me- diante convenios. Evaluación de los avances logrados 1. Se reconoce que de los últimos 20 años no ha habido avances significativos y probablemente sí, han sido desiguales en el desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza. 2. El documento expresa preocupación por los 1000 millones de pobres y del 14% de desnutrición mundial. 3. Se Insiste en ayudar a los países en vías de desarrollo para erradicar la pobreza y empoderar a los pobres es condiciones de franca vulnerabilidad. 4. Se reconoce la gravedad del desempleo y subempleo en la que viven millones de jóvenes en el mundo. 5. Enfatiza que el desarrollo sostenible debe ser un proceso inclusivo y centrado en las personas, que beneficie y dé participación a todos, incluidos los jóvenes y los niños.8
  • 7. Sobre la economía verde1. Es uno de los instrumentos más importantes para el desarrollo sustentable.2. Debe promover la integración de los pueblos indígenas, las mujeres y los jóvenes.3. Reconocemos la inclusión de las cooperativas y las microempresas en la contribución de la erradicación de la pobreza.Marco institucional para el desarrollo sostenible1. Es fundamental que la gobernanza local, subnacional, nacional, regional y mundial sea eficaz y represente las opiniones y los intereses de todos.2. Decidimos establecer un foro político de alto nivel de carácter intergubernamental y universal que aproveche los puntos fuertes, las experiencias, los recursos y las modalidades de partici- pación inclusiva.3. Nos comprometemos a fortalecer la función del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) como principal autoridad ambiental mundial que establece las actividades mundiales en pro del medio ambiente.4. Invitamos a los órganos rectores de los fondos, programas y organismos especializados del sistema de las Naciones Unidas a que estudien las medidas apropiadas para integrar las di- mensiones social, económica y ambiental en las actividades operacionales del sistema de las Naciones Unidas. 9
  • 8. Marco para la acción y el seguimiento Erradicación de la pobreza. Reconocemos que el crecimiento económico sostenido, inclusivo y equitativo de los países en desarrollo es un requisito imprescindible para erradicar la pobreza y el hambre y alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Seguridad alimentaria. Decidimos aumentar la producción agrícola sostenible y la productividad a nivel mundial, en particular mejorando el funcionamiento de los mercados y los sistemas de comercialización y fortaleciendo la cooperación internacional, sobre todo a favor de los paí- ses en desarrollo, mediante el incremento de la inversión pública y privada en la agricultura sostenible, la ordenación de las tierras y el desarrollo rural. Agua y saneamiento. Reafirmamos nuestros compromisos relativos al derecho humano al agua potable y el saneamiento, que ha de hacerse efectivo gradualmente en beneficio de nuestra población, respetando plenamente nuestra soberanía nacional. Energía. Reconocemos que mejorar la eficiencia energética, aumentar la proporción de energía renovable y usar tecnologías menos contaminantes y de alto rendimiento energético son ele- mentos importantes para el desarrollo sostenible. Ciudades y asentamientos humanos sostenibles. Nos comprometemos a promover un enfoque integrado de la planificación y construcción de ciudades y asentamientos urbanos sosteni- bles, incluso apoyando a las autoridades locales, concienciando a la población y aumentando la participación de los residentes de las zonas urbanas, incluidos los pobres, en la adopción de decisiones.10
  • 9. Salud y población. Reconocemos también la importancia de una cobertura sanitaria universal para fomentar la salud, la cohesión social y el desarrollo humano y económico sostenibles. Ponemos de relieve que el VIH y el SIDA, la malaria, la tuberculosis, la gripe, la poliomielitis y otras enfermedades transmisibles siguen siendo motivo de gran preocupación mundial y nos comprometemos a redoblar los esfuerzos para lograr el acceso universal a la prevención, el tratamiento, la atención y el apoyo.Trabajo decente. Reconocemos que pueden generarse oportunidades de trabajo decente para todos y la creación de empleo, entre otras cosas, mediante inversiones del sector público y el privado en innovaciones científicas y tecnológicas, obras públicas para restaurar, regenerar y conservar los recursos naturales y ecosistemas, y servicios sociales y comunitarios.Océanos y mares. Nos comprometemos a proteger y restaurar la salud, productividad y resiliencia de los océanos y ecosistemas marinos y mantener su biodiversidad, promover su conserva- ción y uso sostenible para las generaciones presentes y futuras y aplicar efectivamente un enfoque ecosistémico y el enfoque de precaución en la gestión, de conformidad con el dere- cho internacional, de las actividades que tengan efectos en el medio marino para lograr las tres dimensiones del desarrollo sostenible.Consumo y producción sostenibleLos países reafirman los compromisos realizados para eliminar los subsidios perjudiciales e inefi-cientes a los combustibles fósiles que alientan a un consumo derrochador y socavan el desarrollosostenible. Invitamos a otros a considerar la posibilidad de racionalizar los subsidios ineficientesa los combustibles fósiles mediante la eliminación de las distorsiones del mercado, la reestructu- 11
  • 10. ración de los sistemas tributarios y la eliminación gradual de los subsidios perjudiciales, cuando existan, para reflejar sus efectos ambientales, y políticas que tengan plenamente en cuenta las necesidades y condiciones concretas de los países en desarrollo, a fin de reducir al mínimo los po- sibles efectos adversos en su desarrollo de manera que se proteja a los pobres y las comunidades afectadas. Minería Reconocemos también que las actividades mineras deben aumentar al máximo los beneficios so- ciales y económicos y abordar de manera efectiva los efectos negativos ambientales y sociales. En este sentido, reconocemos que los gobiernos necesitan una gran capacidad para desarrollar, gestionar y reglamentar sus industrias mineras en interés del desarrollo sostenible. Educación Decidimos mejorar la capacidad de nuestros sistemas educativos a fin de preparar a las personas para que puedan lograr el desarrollo sostenible, en particular mediante una mayor capacitación de los docentes, la elaboración de planes de estudio relativos a la sostenibilidad, la elaboración de programas de capacitación que preparen a los estudiantes para emprender carreras en ámbitos relacionados con la sostenibilidad y hacer un uso más efectivo de la tecnología de la información y las comunicaciones para mejorar los resultados del aprendizaje. Igualdad entre los géneros Estamos comprometidos con la igualdad de derechos y oportunidades de las mujeres en la adop- ción de decisiones políticas y económicas y la asignación de recursos y a eliminar los obstáculos que impiden a las mujeres participar plenamente en la economía.12
  • 11. REFLEXIONES DE LAS ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL ENTORNO AL DOCUMENTO FINAL DE RIO+20 El ambiente en las discusiones de dicha Cumbre se percibía desalentador, se sabía que no había acuerdos trascendentes, que se firmaría un documento de buenas intenciones pero que no com- promete a nadie y que no obliga a ningún gobierno a hacer más allá de lo que su visión corta les permitiría. Los discursos, las charlas entre pasillos y los comunicados de la mayoría de las organizaciones de la sociedad civil versaban en el mismo sentido: El futuro que queremos no es que se encuentran en el documento que lleva este nombre. El futuro que queremos no es lo que el resultado del proceso de negociación de Río +20. El futuro que queremos tiene el compromiso de la acción y no sólo promesas. Cuenta con la urgen- cia necesaria para revertir la crisis social, ambiental y económica, y no para posponerla. Cuenta con la cooperación y está en sintonía con la sociedad civil y sus aspiraciones, y no sólo la cómoda posición de los gobiernos.14
  • 12. El documento titulado “El futuro que queremos”es mediocre y está muy lejos del espíritu y delos avances logrados durante los años transcu-rridos desde Río-92. Incluso está muy lejos de laimportancia y urgencia de los temas abordados.Se trata de agendas frágiles y genéricas parafuturas negociaciones, no garantizan los resul-tados.Río+20 pasará a la historia como la conferenciade la ONU que ofrece a la sociedad global un re-sultado marcado por graves omisiones, algunosya lo titulan Rio-20 por tratarse de un retroceso.Pone en peligro la capacidad de recuperacióny la preservación social y ambiental del plane-ta, así como ninguna garantía de los derechoshumanos adquiridos para las generaciones pre-sentes y futuras.Por otro lado, el cardenal Odilo Pedro Scherer,arzobispo de São Paulo es un poco más positivo,considera que “Río+20 está proporcionando unagran toma de conciencia sobre las más variadasimplicaciones de la cuestión ecológica, que vandesde la eliminación adecuada de las basuras almejor uso de los alimentos disponibles; desde el 15
  • 13. uso de los combustibles menos dañinos a la vida, al modelo económico adecuado para la distribu- ción más equitativa de los recursos disponibles... Es preciso desarrollar una nueva conciencia, que lleve a una cultura ecológicamente correcta; y eso requiere educación atenta en todas las fases de la vida de las personas, desde la cuna hasta la muerte; y en todos los ambientes sociales y niveles de convivencia, desde lo privado a lo colectivo y público... la cuestión interesa a todos.” La Iglesia destaca algunos principios irrenunciables para una solución adecuada de la cuestión ambiental. En el centro de todo debe estar siempre el hombre; es él quien puede arruinar o destruir el ambiente de la vida, o cuidar bien y preservar la casa que alberga y sustenta a todos. La cuestión ambiental, antes de ser un desafío económico y científico, es una cuestión ética y moral. Depende de la decisión del hombre tener actitudes correctas en su relación con la naturaleza. No podemos exigir, con nuestra ganancia, más de lo que la tierra puede ofrecer. Por otro lado, pretender una solución del problema ambiental, excluyendo el cuidado del hombre, también sería imposible; una solución vendrá con la promoción de una correcta “ecología huma- na”, que supone la superación de la pobreza, la aplicación de más recursos para la educación y la salud, una afirmación clara de la dignidad humana y de los legítimos derechos universales de la persona. Es cuestión de una correcta antropología y de solidaridad social. Por su parte la Plataforma de Cambio Climático de Bolivia, expresa lo que muchas organizaciones consideran como un atentado al verdadero desarrollo. No a la economía verde, esta es una advertencia de la sociedad civil a los gobiernos que ponen a la economía verde como una falsa solución y que cuantifica los recursos naturales en vez de protegerlos. Las causas que han provocado la crisis socio-ambiental es resultado de una mayor liberalización de la economía y la mercantilización de la naturaleza.16
  • 14. El documento de la Plataforma de Bolivia señala que los objetivos propuestos en el Programa 21en Río de Janeiro en 1992 y los tres convenios: Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB),Convención Marco sobre el Cambio Climático CMNUCC) y la Convención de Naciones Unidasde Lucha contra la Desertificación (UNCCD), son responsabilidades comunes pero diferenciadas,pero esto sólo se incluyen en la introducción en forma de declaración, cuando deberían ser unaparte importante de todo el texto.En su forma actual, el texto reafirma y profundiza el actual modelo neoliberal económico. Promue-ve inclusiva y sosteniblemente el crecimiento económico con varias referencias en todo el textosin la presentación de propuestas o cambios en el sistema económico dominante. Las múltiplescrisis que estamos enfrentando son reconocidas, pero todas las respuestas se encuentran dentrodel marco del modelo neoliberal y tratar de profundizar el libre mercado, sin reconocer las causasestructurales subyacentes.La inclusión del concepto de la Madre Tierra y Vivir Bien en armonía con la naturaleza está despro-vista de contenido y el significado de la propuesta por los pueblos indígenas del mundo para cam-biar el modelo económico y los patrones de desarrollo con el fin de tener una sociedad en armoníacon la naturaleza. En cambio esto sólo ha sido incluido para legitimar la economía verde como fasedel modelo neoliberal y el libre mercado.Es erróneo suponer que la profundización del modelo neoliberal a través de una economía ecológi-ca al mismo tiempo dará lugar a un desarrollo económico sostenible, la erradicación de la pobrezay el mantenimiento y gestión de los ecosistemas. Como los pueblos del mundo sabemos que estees el mismo modelo neoliberal - incluso más inhumano - que va a exacerbar las desigualdadessociales que han destruido y dañado a la Madre Tierra y la naturaleza. 17
  • 15. Se rechazan también, las condiciones que se proponen respecto de la ayuda internacional en las finanzas y la tecnología, al indicar que estas sólo se proporcionarán a los países que implementan políticas de la “economía verde”. De esta manera, los países capitalistas tratan de violar la sobera- nía de los pueblos y gobiernos que decidan no ceder ante las multinacionales. Cumbre de los Pueblos, Rio+20 Paralelamente a la Cumbre convocada por la ONU, decenas de organizaciones de la sociedad civil de Brasil y del mundo se reunieron para tener su propia cumbre, La Cumbre de los Pueblos, como fue nombrada. Esta cumbre tuvo sus propias reflexiones en torno al desarrollo sostenible, a través de decenas de mesas de debate, reflexiones, conferencias y encuentros.18
  • 16. La Cumbre de los pueblos fue festiva, había una combinación de cantos, danzas de los pueblosdel Amazonas, exposiciones en economía solidaria, artesanías, expresiones de diferentes credosreligiosos; sin duda, se trató de un encuentro de personas y organizaciones centradas en un mismointerés.Como resultado de las discusiones de la Cumbre de los Pueblos3 una delegación de 36 represen-tantes se reunió el 22 de junio con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y le transmitió su“profunda frustración” con los resultados de la Conferencia de Naciones Unidas sobre DesarrolloSostenible Río+20.“Me gustaría iniciar nuestra charla expresando nuestro profundo desencanto, nuestra profundafrustración en relación al documento oficial presentado”, afirmó a Ban Ki-moon la activista brasileñaLara Pietrovsky, integrante de la organización.Los delegados de los movimientos sociales entregaron a Ban un texto con las conclusiones de losdiez días de debates y plenarias que han congregado a miles de personas y decenas de movimien-tos sociales de todo el mundo en el centro de Río de Janeiro.Los movimientos sociales abordaron las cuestiones sobre el desarrollo sostenible que más preocu-pan a los sindicatos, grupos campesinos, ecologistas, pueblos indígenas y organismos defensoresde los derechos humanos.3 La declaración final se puede leer completa en: http://rio20.net/propuestas/declaracion-final-de-la-cumbre-de-los-pueblos-en-la-rio20 19
  • 17. IMPLICACIONES PARA LA PASTORAL SOCIAL-CARITAS El desarrollo humano se ha convertido en una urgencia en el mundo. La pastoral social y todas las expresiones de Caritas han dedicado su trabajo en la atención de los pobres, los más vulnerables, los más necesitados; para ello se ha enfocado en la atención de los trabajadores, las mu- jeres, los enfermos, los presos, los que sufren por una desgracia o emergencia natural o social, por insistir en la partici- pación ciudadana, por construir la paz, por promover el reconocimiento de los derechos humanos, por el cuidado de la creación, entre otros temas comunes que abordamos. Todos o casi todos estos temas son parte del desarrollo humano integral y evidentemente deben tener una visión de sustentabilidad como la hemos definido en este documento. Por esta razón es imperioso que todos logremos tener un lenguaje común y que a partir de ahí estemos aten-20
  • 18. tos a los acontecimientos nacionales einternacionales en relación a los cami-nos que debemos tomar para erradicarla pobreza, tener seguridad alimentariay preservar, en lo posible, nuestra casacomún.Caritas Internationalis con la colabora-ción de diferentes Caritas en el mun-do y especialmente de América Latinay el Caribe llevaron a esta Cumbre unpronunciamiento titulado ¡Todos ham-brientos de justicia, equidad, soste-nibilidad ecológica y corresponsabilidad!4, que invita a un cambio de paradigma y a construiruna civilización del amor.En dicho pronunciamiento se reflexiona sobre:Un futuro sin hambre. Donde se debe asegurar el derecho a la alimentación porque ella es basepara desarrollar nuestras capacidades y talentos.Un futuro con una visión. Haciendo un llamado a que se mantenga la visión contenida en los Obje-tivos de Desarrollo del Milenio y el compromiso de los lideres para aplicarlos.4 Puedes consultar el texto completo en: http://www.caritas.org/includes/pdf/caritasrio20statementES.pdf
  • 19. Un futuro del cuidado de la creación. Nuestros ambientes de vida, sean rurales o urbanos, se de- ben caracterizar por una vida digna y sana, con máxima sostenibilidad ecológica. Un futuro con un nuevo marco económico verde. Caritas apoya la idea de una economía verde, a condición de que respete principios éticos, de equidad y solidaridad. Llamamos a que la construc- ción de una visión de “economía verde” no sustituya, o deje fuera, los planteamientos correspon- dientes al “desarrollo humano, integral y sostenible”. Un futuro que respete a hombres y mujeres. Llamamos a desarrollar un código de conducta para una ciudadanía global solidaria, es decir, definir un nuevo contrato social, que tome en cuenta nuestra interdependencia y llame a actuar como ciudadanos responsables, por el bien común. A la lectura consciente y detenida del documento final de Rio+20 titulado “El futuro que queremos” y las observaciones que han hecho las organizaciones de la sociedad civil y Caritas Internationalis, consideramos que las expresiones de nuestra iglesia deben lograr una visión clara, un método de acción y una estrategia de incidencia para lograr un verdadero desarrollo en los grupos vulnerables y las comunidades que acompañamos. Sin duda nuestro reto es no quedarnos en el mundo de los señalamientos y las críticas a la falta de voluntad de los gobiernos. Lo que la pastoral social y Caritas han hecho durante muchos años es un logro muy importante, nos queda focalizar nuestra ayuda organizada en este tema que de atenderlo, puede darle sentido al mandato de Jesús de proponer una buena vida y que esta sea en abundancia.22
  • 20. Queremos finalmente dejar un decálogo de propuestas puntuales que abonen en la forma- ción e incidencia para animar el desarrollo sostenible de nuestras comunidades y regiones pastorales. 1. Elaborar procesos de formación para la incidencia con los agentes de Pastoral Social - Cari- tas que contribuya en la discusión y votación de leyes y propuestas para asegurar un desarro- llo humano realmente centrado en la persona y no en el capital. 2. Dar seguimiento a los programas gubernamentales en materia de desarrollo para que sean aplicados con efectividad y que no dependan de movimientos partidistas o intereses ajenos a las personas con mayor necesidad. 3. Identificar los temas más apremiantes que están impidiendo el desarrollo en nuestras localida- des: trabajo, deterioro del medio ambiente, hambre, pobreza, inseguridad, etc. 4. Focalizar nuestras acciones en dos temas de la lista anterior, con el fin de asegurar avances cuantificables en el desarrollo humano de nuestras comunidades. 5. Fomentar la práctica de la economía solidaria en todas sus líneas de acción como: consumo responsable, finanzas éticas, banca de desarrollo, cooperativismo, cuidado del medio ambien- te, etc. 6. Establecer políticas y acciones dentro de la misma iglesia y en sus instituciones y espacios de decisión y acción que vayan construyendo el desarrollo de sus empleados, voluntarios y dirigentes, para que se promuevan modelos solidarios que puedan ser propuestos en las co-24
  • 21. munidades y en las regiones políticas donde se pertenece. Por ejemplo, poner en práctica una experiencia de cooperativismo de crédito y ahorro diocesano capaz de mostrar que otra lógica diferente a la del mercado es posible.7. Insertar con mayor énfasis en las catequesis, formaciones diocesanas y actividades comunita- rias los temas del cuidado de la creación, por ejemplo: reciclaje, uso de energías ecológicas, sensibilización en una espiritualidad ecológica, cambio climático, vulnerabilidad, economía verde vs ecología humana, etc.8. Organizar y promover las cocinas comunitarias y bancos de alimentos para aportar una solu- ción en el tema del hambre y la cooperación solidaria. Así como promover los huertos caseros o de traspatio.9. Establecer convenios con las instituciones educativas para poner en práctica programas de alfabetización en nuestras comunidades, con el fin de empoderar a las personas a partir del conocimiento.10. Profundizar en la Doctrina Social de la Iglesia y recoger para sistematizar, las experiencias que ya se han tenido en los diversos temas que implican al desarrollo, para asegurar que las próximas generaciones tengan una cultura y una claridad de los procesos que deben conti- nuar. 25