INTRODUCCIONEstimado devoto de la Santísima Madre solo una pequeñareflexión antes de leer estos mensajes:A través de la hi...
María es Madre de Dios. RESPETA LOS MISTERIOS DE DIOS yobtendrás tantas bendiciones inimaginables. Recuerda Dios esAMOR, P...
ORACIONES DE VERONICAPadre Eterno, a través de los méritos de Tu Hijo, Jesús, teinvocamos que envíes a San Miguel para que...
(CAPITULO I)LLUEVEN LAGRIMAS DEL CIELO1969-1973Jesús: “Mi Madre ha derramado muchas lágrimas sobre unageneración mal agrad...
Septiembre 7, 1969Verónica: Nuestra Santísima Madre estaba llorando amargamentea medida que dijo esto: “Vosotros hombres d...
Agosto 5, 1970Nuestra Señora: “Camino por el mundo con lágrimas. Mis hijosse han olvidado de Nosotros. Tantos serán perdid...
(CAPITULO II)LLUEVEN LAGRIMAS DEL CIELO1974-1978Jesús: “Acepto, como vuestro Dios, vuestro rechazo, pero noacepto el recha...
Marzo 24, 1974Verónica: Nuestra Señora ahora mira a Su alrededor. Ella ve haciaabajo, entre las personas. Ella se ve muy t...
mundo durante incontables años de tiempo terrenal, pero loscorazones han sido endurecidos y los oidos ensordecidos.Demasia...
Cuerpo de Mi Hijo que está siendo cometida sobre la tierra”.Noviembre 23, 1974Nuestra Señora: “Realmente soy la Madre de G...
Agosto 14, 1975Verónica: Ahora Nuestra Señora va hacia el lado izquierdo. Sulado derecho, nuestro lado izquierdo. Y grande...
Septiembre 13, 1975Nuestra Señora: “Realmente soy una Madre de grandes dolores.¿Quién consolará Mi Corazón y el Corazón he...
Octubre 2, 1976Nuestra Señora: “No deseo veros y escuchar las voces que meimplorarán “¡Oh, si tán sólo pudiera recuperar l...
Nuestra Señora: “Hija Mía, muchos buscan consolarme en Mitristeza, pero muchos más tienen que consolar a Mi Hijo en Sudolo...
Nuestra Señora: “Hija Mía, las fuerzas del mal se han concentradopara traer una gran destrucción a muchos. Hijos Míos, He ...
Yo viajo de aquí para allá, hija Mía e hijos Míos, con la esperanzaque, a medida que Mi voz pasa a través de los portavoce...
(CAPITULO III)LLUEVEN LAGRIMAS DEL CIELO1979 -1983Jesús: “Se os ha dado una gran gracia del Cielo para escucharel consejo ...
Junio 2, 1979Verónica: Nuestra Señora tiene una sonrisa suave, una sonrisatriste en Su rostro esta noche. Debe de haber al...
Nuestra Señora: “Verónica, hija Mía, Mis lágrimas verdaderamenteson lágrimas de piedad, porque Yo verdaderamente soy unaMa...
(CAPITULO IV)LLUEVEN LAGRIMAS DEL CIELO1984-1989Jesús: “Todos y cada uno que conozca este mensaje, debe actuarde acuerdo a...
Abril 14, 1984Verónica: Nuestra Señora sonríe muy suavemente. Pero ahorayo noto que Nuestra Señora toma el tiempo para enj...
Verónica: Ahora Nuestra Señora llora. Las lágrimas estánjustamente es como lluvia del Cielo, las lágrimas caen ahorasobre ...
Agosto 21, 1985Verónica: Nuestra Señora ha colocado Su mano sobre el hombrode Jesús; hay lágrimas en Sus ojos. Ella habló ...
decir es que no esperaba que Ella estuviera tan triste. Deseamosque éste sea un cumpleaños feliz para Nuestra Señora, pero...
Noviembre 1, 1985Verónica: Ella tiene una leve sonrisa en Su rostro. Es una sonrisaque dice tanto. No es (una sonrisa) lle...
Nuestra Señora: ”Yo lloro, hija Mía, porque sobre la tierra vuestropueblo y todos los pueblos del mundo en sus varios idio...
Junio 17, 1989Verónica: Jesús y Nuestra Señora todavía están de pie allí. Jesústiene Su cabeza muy inclinada. El se ve muy...
Llueven lagrimas del Cielo
Llueven lagrimas del Cielo
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Llueven lagrimas del Cielo

1,677 views
1,568 views

Published on

Documento recopilacion de los mensajes y visiones de Veronica cuando miraba llorar a la Santisima Virgen Maria.

Published in: Spiritual
1 Comment
2 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
1,677
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
1
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Llueven lagrimas del Cielo

  1. 1. INTRODUCCIONEstimado devoto de la Santísima Madre solo una pequeñareflexión antes de leer estos mensajes:A través de la historia, la Santísima Virgen María se ha aparecidoa diferentes personas de diferentes culturas para entregar unmensaje de Dios: de reflexión para el hombre en diferentespartes de la historia. Estos mensajes incluyen el retorno delhombre a la oración, penitencia y expiación por el hecho de queel hombre se ha apartado de Dios y lo ha reemplazado por unaautoconfianza en si mismo. Pero en este siglo, la presencia dela Madre de Dios ha sido más patente en el sentido de que seha manifestado su desesperación de atraer a todos los hijos deDios a Su Corazón para evitar las tragedias que se avecinan,realizando milagros a traves de imágenes que lloran, así mismoElla se hace presente ante los videntes llorando amargamentepor la humanidad que se dirige al abismo. Recuerda tienes librealbedrío o libre voluntad, puedes aceptar o rechazar este mensaje.Dios respetará tu decisión, pero esa decisión si es negativarecuerda le agregará MAS ESPINAS AL CORAZON INMACULADODE MARIA. Observa a María, mira a Sus ojos de tristeza pornosotros. Rechaza ese orgullo que tiene tu corazón NODESPRECIES A LAS LAGRIMAS DE LA MADRE, porque tarde otemprano el Eterno Dios hace justicia y más la justicia deJesucristo por Su Madre, El no va a permitir que se sigamancillando EL DULCE CORAZON DE MARIA. ¿Tienes orgullointelectual y muchas veces dices que DIOS no tiene Madre porquees Eterno?, pero Jesus nació de la Santísima Virgen María y Jesúses Dios y también la segunda persona de la Trinidad por lo tanto 01
  2. 2. María es Madre de Dios. RESPETA LOS MISTERIOS DE DIOS yobtendrás tantas bendiciones inimaginables. Recuerda Dios esAMOR, PAZ pero recuerda la paciencia de Dios se agota y máscuando se ha llegado a mancillar tanto el nombre de María entremuchos que no son creyentes. Crees que este mensaje NO VADIRIGIDO A TI? Crees que es solo para ancianitas o locos?Recuerda el Señor te hará responsable de las lágrimas de SuMadre, pues no hiciste el intento al menos de propagar sumensaje.Te incluyo este mensaje de Nuestro Señor a Verónica, respectoa Su Madre:“Veis a Mi Madre, vuestra Reina del Cielo y vuestra Reina de latierra. Es mejor que el hombre se hubiese muerto en el vientrede su madre antes de desgraciar y traerle descrédito a Mi Madre.Mi Madre ha derramado muchas lágrimas sobre una generaciónmal agradecida, ¡una generación no merecedora que ha tomadoSu sacrificio y lo ha tirado de vuelta a Su rostro! ¡Ay de aquellosquienes comparten la responsabilidad en profanar y ofender elCorazón de Mi Madre! ¡Medida por medida recibirá su recompensajusta!”Solo te dejo esta reflexión: NO DESPRECIES A LA SANTISIMAVIRGEN MARIA, ELLA será tu consuelo en el día de tu muerte.¡Quién como Dios! ¡Quién como Dios que hizo el cielo y la tierra!¡Quién como Dios que nos dió a María Santísima como Madre! 02
  3. 3. ORACIONES DE VERONICAPadre Eterno, a través de los méritos de Tu Hijo, Jesús, teinvocamos que envíes a San Miguel para que nos defienda desatanás. Arroja a todos los espíritus malignos que puedanbuscar entrar dentro de nuestros corazones y mentes. Amén.Santísimo Hijo de Dios, protégenos.San Miguel nuestro amado guardián, a través del amor que tienenuestro amadísimo Padre por un pecador humilde, protégenosahora y a través de la misión venidera, contra los ataques desatanás y sus miserables secuaces que estan puestos entrenosotros para llevar a cabo un plan desviado contra todo el Cieloy llevarle lágrimas al Corazón de nuestra amadísima Reina delCielo. Guatemala de la Asunción, Mayo 2010. 03
  4. 4. (CAPITULO I)LLUEVEN LAGRIMAS DEL CIELO1969-1973Jesús: “Mi Madre ha derramado muchas lágrimas sobre unageneración mal agradecida, ¡una generación no merecedora queha tomado Su sacrificio y lo ha tirado de vuelta a Su rostro! ¡Ayde aquellos quienes comparten la responsabilidad en profanary ofender el Corazón de Mi Madre! ¡Medida por medida recibirásu recompensa justa!” 04
  5. 5. Septiembre 7, 1969Verónica: Nuestra Santísima Madre estaba llorando amargamentea medida que dijo esto: “Vosotros hombres de Dios tenéis queescoger: Mi Hijo o el mundo. Si preferis el mundo, Dios tengamisericordia de vuestra perspicacia tan corta, entonces por todoslos medios, no entréis a las filas de Dios, sino una vez decididos…no ocasionarle pesar a Mi Hijo, dejad en paz a la Santa Iglesia.Tomad vuestras decisiones sin que seáis notados. No expongáisa la risa de los degradados el Santuario de Mi Hijo.”Mayo 19, 1970Verónica: Pasé por la colocación de la estatua de Nuestra Señorasobre la grama, y me asusté muchísimo porque el rostro habíacambiado y allí, la estatua, vi que Sus ojos estaban hinchadoshasta quedar cerrados como si Ella hubiese estado llorandomucho tiempo. Sus ojos estaban hinchados. Nuestra Señoralloró tan lastimosamente, y por eso todo sucedió de la maneraen que pasó, ustedes saben, el jueves por la noche, porquepensé que aunque oramos quince horas de rodillas, despuésde escuchar a Nuestra Señora llorar como lo hizo.Junio 18, 1970Nuestra Señora: “Mis lágrimas caen sobre ti (en este momentoVerónica rompió en llanto). Orad, hijos Míos. Se perderán tantasalmas. Es porque os amo que vengo. Tendrás que sufrir, hijaMía. Llorad conmigo, hija Mía, porque Yo nunca he dejado dellorar. (Verónica continúa llorando). Rezad; rezad siempre,porque hay tantas almas que serán perdidas. He venido asalvarlos. ¡Regresad! ¡Regresad! Tantas almas serán perdidas.¡Escuchadme! ¡Rezad, por favor rezad! Hay esperanza con laoración. La oscuridad se hace más profunda. Yo llevo laluz…Mucho que sufrir. ¿Escuchadme? (Nuestra Señora lloraamargamente) ¡Rezad! Amadlo. Amad a Mi Hijo; ¡No odiéis aMi Hijo!”. 05
  6. 6. Agosto 5, 1970Nuestra Señora: “Camino por el mundo con lágrimas. Mis hijosse han olvidado de Nosotros. Tantos serán perdidos. ¿Por quéno me escucháis? Ruego por vosotros como vuestra Madre:¡Escuchadme antes que sea demasiado tarde!”Febrero 1, 1972Nuestra Señora: “Oh hijos Míos, yo he vagado por el mundocon tristeza. Me he acercado a muchos y muchos Me hanvolteado sus espaldas”.Mayo 30, 1973Verónica: ¡Oh! Nuestra Señora viene de… hay una gran nube,una nube muy grande. Y Nuestra Señora viene hacia delante.Y puedo ver que Ella se enjuga Sus ojos. Ella pasa Su manosobre Sus ojos. Y oh ¡oh, oh-h-h-h! Ella llora.Octubre 6, 1973Verónica: Oh, Nuestra Señora está allí. ¡Oh Madre Santísima!Nuestra Señora está de pie allí, y ahora se enjuga Sus ojos.Diciembre 31, 1973Verónica: Oh, Ella inclina Su cabeza y coloca Sus manos sobresu rostro. Nuestra Señora llora. 06
  7. 7. (CAPITULO II)LLUEVEN LAGRIMAS DEL CIELO1974-1978Jesús: “Acepto, como vuestro Dios, vuestro rechazo, pero noacepto el rechazo de Mi Madre. No la cubriréis con inmundicia,inmundicia en vuestros periódicos impresos. No profanaréis Sunombre con mentiras.” 07
  8. 8. Marzo 24, 1974Verónica: Nuestra Señora ahora mira a Su alrededor. Ella ve haciaabajo, entre las personas. Ella se ve muy triste.Nuestra Señora: “Hija Mía, hay mucha tristeza en NuestrosCorazones, porque tantas almas estan siendo llevadas al abismo.Ellas han destruido sus oportunidades para siempre de entrar alReino Eterno de Dios”.Abril 13, 1974Nuestra Señora: “Cuántas lágrimas, hija Mía, He derramado,lágrimas grandes de tristeza sobre la humanidad. La irreverenciaen la Casa de Mi Hijo aumenta diariamente. Oh dolor de dolores,¿qué será de vosotros?Verónica: Nuestra Señora se inclina, y pasa Sus manos por Surostro. Ahora Ella habla. Su voz es muy baja; casi no la puedooir.Nuestra Señora: “Hija Mía, tengo razón para tener mucha tristeza,porque Mi Hijo está pasando por una gran tribulación de sufrimiento,sufrimiento mucho más grande que cuando El estuvo sobre vuestratierra. El Sacrificio del Cordero continúa. ¡Cuánto puede desgarrarseun Corazón de dolor!Verónica: Ahora Nuestra Señora se inclina, y Ella parece estarllorando. Nunca he visto a alguien tan abatido, tan triste.Junio 8, 1974Verónica: Ahora Nuestra Señora sonríe, pero es una sonrisa triste.Yo puedo sentir cuán triste está Nuestra Señora.,Nuestra Señora: “Verdaderamente, hija Mía, llueven lágrimas delCielo. Demasiado pocos Me han escuchado. He vagado por el 08
  9. 9. mundo durante incontables años de tiempo terrenal, pero loscorazones han sido endurecidos y los oidos ensordecidos.Demasiados pocos han buscado aliviar este gran sufrimiento Mío,hija Mía.”.Junio 18, 1974Nuestra Señora: “Los Míos Me conocerán, los Míos Me buscarány los Míos Me encontrarán. Generación a través de generación,el hombre lleva el mismo estigma de ceguera y dureza de corazón”.Septiembre 13, 1974Nuestra Señora: “Es triste hija Mía. ¡Verdaderamente soy la Madrede Grandes Dolores! Puñales atraviesan mi Corazón. Derramolágrimas de sangre”.Verónica: ¡Oh! ¡Oh! ¡Ahora hay sangre! ¡Nuestra Señora extiendeSu Rosario y hay sangre ahora, que viene de Su Rostro, de Susojos, y cae sobre Su túnica! ¡Oh! ¡Tanta sangre que ahora la túnicaestá manchada de rojo! ¡Ohh! ¡Oh! (Verónica llora)Nuestra Señora: “Hija Mía, no puedes enjugar estas lágrimas desangre. ¡La sangre de los mártires de antaño y de los mártires delfuturo están contigo!”Octubre 2, 1974Verónica: Nuestra Señora se adelanta ahora y Ella lleva Su manoa Sus ojos. Nuestra Señora se ve muy triste.Nuestra Señora: “Hija Mía, los pecados del mundo son muchomás grandes ahora que lo fueron en el tiempo de Noé”.Noviembre 1, 1974Nuestra Señora: “Hija Mía, preguntas ¿por qué lloro? Derramolágrimas de gran angustia. Observo de nuevo la profanación al 09
  10. 10. Cuerpo de Mi Hijo que está siendo cometida sobre la tierra”.Noviembre 23, 1974Nuestra Señora: “Realmente soy la Madre de Gran Dolor. El mundorechaza mis palabras, hija Mía, así como lo hicieron hace muchosaños cuando hice Mi primera visita a los pequeños niños en elpaís Portugal”.Diciembre 6, 1974Verónica: Ella se ve muy infeliz. Y ahora Nuestra Señora toma elmanto que está alrededor de Su cabeza y lo pasa por Su rostro.Ella llora.Nuestra Señora:” ¡El pecado, hija Mía, se ha vuelto una manerade vida!”.Mayo 7, 1975Verónica: Oh, Nuestra Señora está sentada sobre una roca, y Ellallora. ¡Oh! (Verónica llora). Ahora Nuestra Señora lleva Sus manosa Su Rostro y Ella llora. Nuestra Señora ve hacia arriba, y yo…“No sé como…como…consolarte, querida Madre”.Nuesta Señora: “Acepta tu sufrimiento, hija Mía, porque sólo esa través del sufrimiento que puedes unirte a Mí como un espírituafable.”Verónica: Y ahora Nuestra Señora pasa Su mano sobre Sus ojos.Sé que está muy triste, pero Ella sonríe. Su sonrisa es una de, deesperanza.Nuestra Señora:” …Esperanza que los corazones endurecidoshijos Míos, se ablanden y se abran, de manera que la Luz penetrey saquen la oscuridad de espíritu.” 10
  11. 11. Agosto 14, 1975Verónica: Ahora Nuestra Señora va hacia el lado izquierdo. Sulado derecho, nuestro lado izquierdo. Y grandes lágrimas ruedanpor su rostro. Puedo verlas porque se ven casi como diamantesa medida que ruedan por sus mejillas. Y ahora Nuestra Señoracoloca Sus manos sobre Su rostro.Nuestra Señora: “Hija Mía, realmente llueven lágrimas del Cielo.Toda clase de almas caen dentro del abismo, el lugar sin retorno.El número que va al Purgatorio, hija Mía, se ha vuelto pequeño,y aquellos que entran en el Reino Eterno de la alegría, son todavíamenos. ¿Qué será de Nuestros hijos?”Verónica: Nuestra Señora ahora llora muy profundamente, y Ellacoloca Sus manos sobre Sus ojos.Nuestra Señora: “¿Quién podrá consolar Mi Corazón que sufre?¡Una Madre de Dolores ¡Oración, penitencia, expiación, hijos Míos¿seré sacada de aquí también? ¡He ido por vuestro mundo y Heencontrado las puertas cerradas para Mí! Las palabras del Cielo,el Mensaje de advertencia irá por el mundo, aún cuando las puertasse cierren, hijos Míos.”Septiembre 6, 1975Verónica: Nuestra Señora ahora pone Sus manos encima de Susojos. Ella se ve muy triste.Nuestra Señora: ”Sí, Hija Mía, las lágrimas caen del Cielo.”Verónica: Ahora Nuestra Señora va- Ella empieza a flotar Ella nocamina, simplemente flota. Ella asciende alto, alto en el cielo. Ysiento… es como lluvia, una lluvia muy leve que cae.Nuestra Señora: ”No es un momento feliz, en un cumpleaños,para llorar, hija Mía.” 11
  12. 12. Septiembre 13, 1975Nuestra Señora: “Realmente soy una Madre de grandes dolores.¿Quién consolará Mi Corazón y el Corazón herido de Mi Hijo?”Octubre 6, 1975Nuestra Señora: “Hija Mía, en esta época de profunda oscuridadespiritual, tengo muy poca razón para sonreir. Como puedo sonreir,hija Mía, cuando tantas almas están cayendo dentro del abismodiariamente.”Noviembre 1, 1975Verónica: Nuestra Señora ha puesto Su Rosario de nuevo en Sucintura, y Ella simplemente extiende Sus manos. Casi es suplicante.Nuestra Señora se ve muy, muy triste, pero … la luz es tan brillanteque no puedo ver Su rostro, pero sus brazos están extendidos.Mayo 15, 1976Nuestra Señora: “Oh, día a día, hijos Míos, lloro constantementelágrimas de gran temor y ninguna alegría, hija Mía. No, no puedehaber alegría cuando tantos caen al infierno.”Mayo 26, 1976Verónica: Nuestra Señora ahora llora. Las lágrimas caenpesadamente sobre Su rostro.Septiembre 28, 1976Verónica: Ella está muy afligida. Ella pone Sus manos sobre Surostro, Ella llora. Veo que a medida que Nuestra Señora inclinaSu cabeza, rosas caen de Su corona. Y ahora puedo ver que lasrosas se han caído de Su corona. 12
  13. 13. Octubre 2, 1976Nuestra Señora: “No deseo veros y escuchar las voces que meimplorarán “¡Oh, si tán sólo pudiera recuperar lo que pudo habersido!” Pero será demasiado tarde.”Abril 9, 1977Verónica: Nuestra Señora tiene Sus manos extendidas y puedover Su rostro ahora. Ella está muy triste. Nuestra Señora se quitael Rosario de Su cintura y extiende el crucifijo delante de Ella,así. Ahora Ella lleva el crucifijo a Sus labios.Nuestra Señora: “Hija Mía, derramo lágrimas de gran tristeza porla profanación, por la falta de piedad, de santidad y de respetodel sacerdocio para con Mi Hijo.”Mayo 28, 1977Verónica: Nuestra Señora ahora coloca Sus manos sobre Sus ojos.Ay, Ella está muy triste. Ella llora.Nuestra Señora: “Hija Mía, Mi Corazón de Madre esta deshecho.Miro a vuestro mundo y encontramos que aquellos que son buenosse están volviendo flojos; los que son malos están empeorando,y unos pocos sostienen ahora la bandera para muchos.”Junio 16, 1977Nuestra Señora: “He derramado lágrimas de piedad por lahumanidad. La mano de Mi Hijo se pone pesada. Las voces de lossantos imploran por un justo castigo sobre la generacióndegenerada. Oh, hija Mía…”Verónica: Oh, Nuestra Señora ahora cubre Su rostro con Susmanos. Ella está muy triste. 13
  14. 14. Nuestra Señora: “Hija Mía, muchos buscan consolarme en Mitristeza, pero muchos más tienen que consolar a Mi Hijo en Sudolor. Las abominaciones siendo cometidas por la humanidad,aún dentro de la Casa de Mi Hijo Su Iglesia han desgarrado SuCorazón de nuevo.”Septiembre 7, 1977Jesús: “Yo bendigo a todos los trabajadores quienes se han unidoa Mi Madre en estos días de prueba.”Noviembre 1, 1977Verónica: Nuestra Señora ahora toma Su manto; Ella lo lleva haciaSus ojos, colocándolo sobre Sus ojos.Nuestra Señora: ”Hija Mía, Mi Corazón está desgarrado. Se sientecomo si mil puñales lo hubiesen atravesado. Todos los días entraun nuevo puñal. ¿Cuántos Me consolorán en Mi tristeza?Verdaderamente soy la Madre de Dolores. Y ¿por qué? ¿PorquéMis ojos miran y ven a las multitudes de Mis hijos que entran alinfierno día a día! Ya no puedo dirigir la marea ahora. Yo ospido, os ruego, os imploro como Madre vuestra que detengáisla oscuridad. Luchad contra las fuerzas de las tinieblas que hanentrado sobre vuestro mundo.”Diciembre 31, 1977Jesús: “Todo el que permanezca con Mi Madre, quien escuche yactúe según Su consejo, será conocido como portador de Luz delCielo.”Mayo 15, 1978Verónica: Ahora puedo ver que Nuestra Señora está llorando. 14
  15. 15. Nuestra Señora: “Hija Mía, las fuerzas del mal se han concentradopara traer una gran destrucción a muchos. Hijos Míos, He ido yvenido, implorándoos que os preparéis, tratando de dirigiros lejosde lo que rápidamente viene sobre vosotros. ¿Cuántos de vosotroshan escuchado Mis directrices, las instrucciones del Cielo? ¿Cuántoshan actuado sobre las mismas? ¡Demasiado pocos!Mayo 27, 1978Verónica: Ahora Nuestra Señora sonríe. Es una sonrisa muytriste, Nuestra Señora… una sonrisa muy triste.Nuestra Señora: “Comprendéis, hija Mía, Mi Corazón estáapesadumbrado, y buscaría juguetear con la humanidad, y aún,unirme con los niños en sus juegos, pero esto es díficil con tantasalmas cayendo dentro del abismo.”Julio 15, 1978San Gabriel: “¡Traéis gran sufrimiento sobre la humanidad porquehabéis rechazado, en vuestra arrogancia y orgullo, a la Reina delCielo y a sus consejos!”Noviembre 25, 1978Verónica: Nuestra Señora ahora lleva Su mano a Sus ojos. Ellaestá llorando muy suavemente.. “Querida Madre, ¿Por qué llorasasí?” (Verónica tambien empieza a llorar)Nuestra Señora: “Hija Mía, tú como Madre comprenderás. Yotengo un mundo de hijos, a quienes pierdo todos los días sobrela tierra. Yo advierto y prevengo, y no puedo salvarlos a todos. 15
  16. 16. Yo viajo de aquí para allá, hija Mía e hijos Míos, con la esperanzaque, a medida que Mi voz pasa a través de los portavoces sobrela tierra, Me escucharéis. Aún si recupero a uno de Mis hijos, MiCorazón estará calmado. Rezad Conmigo, llorad Conmigo, hijosMíos. Extended la caridad a todos. Ves, hija Mía, ¿cuántas veceshe venido a tu tierra, y quién ha escuchado Mis palabras? Oh,hija Mía, ¡Cuán apesadumbrado está Mi Corazón! Comprenderásmuy pronto, hija Mía.”Verónica: Ahora Nuestra Señora esta de pie allí con Su cabezainclinada. ¡No creo jamás haberla visto tan triste como ahora!Nuestra Señora: “Reza, hija Mía. Haz muchos actos de reparación. 16
  17. 17. (CAPITULO III)LLUEVEN LAGRIMAS DEL CIELO1979 -1983Jesús: “Se os ha dado una gran gracia del Cielo para escucharel consejo de Mi Madre, y vosotros en vuestra libre voluntad, laaceptaréis o la rechazaréis; ¡Y ay del hombre que cierre sucorazón y sus oídos a este consejo!”“Cada hombre, mujer y niño de edad de conciencia, la edad derazonamiento, rendirá cuentas en los días venideros por susacciones y su reacción a la Misión de Mi Madre.” 17
  18. 18. Junio 2, 1979Verónica: Nuestra Señora tiene una sonrisa suave, una sonrisatriste en Su rostro esta noche. Debe de haber algo que toca SuCorazón muy hondamente porque Nuestra Señora no estásonriendo felizmente, aunque si con compasión, mezclada contristeza profunda.Noviembre 20, 1979Verónica: Nuestra Señora sonríe, pero es una sonrisa triste.Siento que Ella está perturbada por… Ella tiene una sonrisa deamor, pero puedo escuchar a Nuestra Señora suspirar (Verónicasuspira profundamente), un suspiro de angustia. Nuestra Señoramira todo a Su derredor. Puedo ver las lágrimas corriendo porSu rostro.Nuestra Señora: “Hija Mía e hijos Míos, verdaderamente soyvuestra Madre de grandes dolores, porque Yo he ido de aquípara allá, llamándoos como Madre vuestra; a quien se me hapermitido llegar a vosotros, para actuar como Mediadora entreDios y el hombre por orden del Padre Eterno, y daros todaoportunidad de salvaros de la extinción, a vosotros mismos ya vuestras familias”.Diciembre 24, 1979Verónica: Nuestra Señora se ve muy triste. No puedo explicarbien la expresión que Ella tiene sobre su rostro; es unacombinación de piedad, amor, tristeza. Una tristeza por elconocimiento de lo que va a suceder. Y al hacer una seña ahoraNuestra Señora para que yo escuche, al llevar Su dedo índice deSu mano derecha a Sus labios, yo puedo ver las lágrimas ahoraque ruedan por las mejillas de Nuestra Señora. 18
  19. 19. Nuestra Señora: “Verónica, hija Mía, Mis lágrimas verdaderamenteson lágrimas de piedad, porque Yo verdaderamente soy unaMadre de gran dolor. Yo podría hablar contigo toda la nochesobre lo que está por venir a la humanidad. Pero quiénesescucharán Mis advertencias. Quiénes aceptarán Mis consejosy se los llevarán a las multitudes.”Agosto 14, 1981Verónica: Nuestra Señora ahora lleva Sus manos a Su rostro.Oh, ¡ay! Ella se enjuga una lágrima de Sus ojos. Yo no me dicuenta que Ella habia estado llorando.Mayo 21, 1983Verónica: Y Nuestra Señora está de pie, así, con Sus manosunidas en oración y el Rosario entrelazado alrededor de Susmanos. Nuestra Señora está triste, y realmente veo salir lágrimasde Sus ojos. Ella está tan triste. (De una manera como niño ycompasiva. Verónica dice). “Bien Madre Santísima, siento muchoque tengas que sufrir tanto.”Mayo 28, 1983Verónica: Ahora Nuestra Señora todavía mira a Su derredor.Ella se ve muy triste esta noche, muy triste, y puedo ver unpequeño hilo de una lágrima que baja por Su rostro. Es muytriste. Pero Nuestra Señora asiente con Su cabeza, “Sí”, afirmandoque es cierto. Ella está muy triste.Junio 18, 1983Nuestra Señora: “En Mi Corazón de Madre, Yo estoyapesadumbrada en Mi Corazón de Madre por Mi Hijo, porqueestán profanando la Eucaristía. Hija Mía, hazle saber esto a lahumanidad, que hay tantas ofensas al Corazón Inmaculado deMi Hijo, que Yo, como una Madre Me aflijo por El.” 19
  20. 20. (CAPITULO IV)LLUEVEN LAGRIMAS DEL CIELO1984-1989Jesús: “Todos y cada uno que conozca este mensaje, debe actuarde acuerdo a él por todo el Cielo. Porque será dada una granmedida de responsabilidad a aquellos que no hacen ningúnesfuerzo por ayudar a Mi Madre. Al buscar hacerle daño a laMadre, le hacéis daño al Hijo, y de esta manera seréis pagadosmedida por medida, por vuestro mal.” 20
  21. 21. Abril 14, 1984Verónica: Nuestra Señora sonríe muy suavemente. Pero ahorayo noto que Nuestra Señora toma el tiempo para enjugarse laslágrimas de Sus ojos. Sus lágrimas sencillamente ruedan porSu rostro.Nuestra Señora: “Hija Mía e hijos Míos. Mis queridos, queridoshijos del mundo. Mis lágrimas caen por vosotros. Yo os envíoMi Corazón y Mi amor a todos aquellos quienes han tomado laCruz de Mi Hijo, como una forma de vida, para seguirlo a El.”Verónica: Nuestra Señora llora. Nuestra Señora llora muchoahora. Es-es casi demasiado desgarrador para ver.Junio 18, 1984Jesús: “Haced mucho para ayudar a Mi Madre en Su Misión,porque mucho se necesita, se necesitan tantas oraciones paraaquellas pobres almas quienes no tienen quien rece por ellas.”Verónica: Jesús va hacia Su Madre… El ha colocado Su manoprotectoramente sobre Su hombro, y Nuestra Señora sonríe,pero hay lágrimas que fluyen sobre Su rostro; puedo ver laslágrimas. Nuestra Señora llora. Ahora Nuestra Señora trata decontenerse, y Ella ahora se inclina y ve a todos. Nuestra Señoratiene una sonrisa muy triste; Ella trata desesperadamente desonreír, pero las lágrimas simplemente fluyen sobre Su rostro.Junio 30, 1984Nuestra Señora: “Oh, hijos Míos, Yo os ruego como Madrevuestra, que Me escuchéis Yo nunca Me daré por vencida en laesperanza que Me escucharéis a medida que Mis lágrimas caigansobre vosotros.” 21
  22. 22. Verónica: Ahora Nuestra Señora llora. Las lágrimas estánjustamente es como lluvia del Cielo, las lágrimas caen ahorasobre nosotros. Yo puedo sentirlas lavando mi cara. Pero MadreSantísima, yo quisiera poder ayudarte en alguna manera de mássacrificio… Ahora Jesús mira a Su Madre; Ella ha vuelto Su cabezaa un lado para enjugar las lágrimas de Su rostro. Ella lloratodavía, las lágrimas caen de Sus ojos sobre nosotros. Y yo séque estas lágrimas caen sobre muchos, porque yo puedo sentirlasahora sobre mi cara.Nuestra Señora: “Yo lloro, Mis lágrimas caen sobre vosotros,hijos Míos, ¡Oh, cuán ciegos son muchos!”Verónica: Nuestra Señora llora. Hace muchos años que yo noveía a Nuestra Señora llorar tanto, y tan dolientemente. Y ahoraNuestra Señora sostiene en Su mano un Corazón. Es realmenteun Corazón palpitante, pero tiene todas las espadas en él heridas.Nuestra Señora: “Mira Mi Corazón, hija Mía, destrozado pordolor debido a los abusos a Mi Hijo. Yo amo a Mi Hijo, y Yoquiero que todos vosotros améis a Mi Hijo, así como El os amaa todos vosotros, en el Padre y el Hijo, y el Espíritu Santo.”Julio 25, 1985Nuestra Señora: “Oh, hija Mía, Yo derramo lágrimas; Mi Corazónestá destrozado cuando pienso en los niños de la tierra. Lospadres de familia ellos ven para el otro lado al ir en busca deriquezas y cosas materiales del mundo. Nada de esto será traidoal Cielo para comprar vuestra salvación. No hijos Míos, Mi Hijoha dicho a menudo que será más fácil para un camello pasarpor el ojo de una aguja, a que un hombre rico entre al Cielo.”Verónica: Nuestra Señora mira a su derredor ahora, y Ella enjugalas lágrimas de Sus ojos. No llores Madre Santísima (Verónicahabla con gran compasión.) 22
  23. 23. Agosto 21, 1985Verónica: Nuestra Señora ha colocado Su mano sobre el hombrode Jesús; hay lágrimas en Sus ojos. Ella habló y desea que queconozcan que Su Corazón realmente está sangrando. Ella sufremuchas espinas, debido a lo que sucede ahora en las iglesiasde Su Hijo en la tierra.Septiembre 7, 1985Verónica: Y Nuestra Señora ahora saca Su Rosario que estabaalrededor de Su cintura. Y Nuestra Señora enjuga las lágrimasde Sus ojos. No sé por qué, Nuestra Señora está llorando ahora.Nuestra Señora toca Sus labios ahora mientras está de pie conSu rostro y lágrimas corren por Su cara sobre nosotros.Nuestra Señora: ”Hija Mía e hijos Míos, esta podría ser unaocasión de gozo, Mi venida a vosotros. Pero el destino de lahumanidad y del mundo descansa en las manos, y en loscorazones, de los fieles.”Jesús: “Deseo tener en esta noche con vosotros un momentode gran regocijo para con Mi Madre, pero Ella desea que nogocemos el día de Su nacimiento, porque hay cosas aún másgrandes de las cuales regocijarse.”Nuestra Señora: “Hijo Mío…”Verónica: Nuestra Señora está hablando ahora. Ella ha estadollorando. No sé como he podido estar aquí sentada escuchandoa Nuestra Señora llorar de la manera en que Ella ha estadollorando (Verónica habla con gran emoción). Ella tiene ambasmanos unidas, con el Rosario entre Sus dedos. Peros Sus ojosmiran hacia abajo, y las lágrimas brillan en la luz que transciendede aquí y de allá. Y Nuestra Señora se ve- no puedo explicarcomo se ve Nuestra Señora Ella está abatida. Lo único que puedo 23
  24. 24. decir es que no esperaba que Ella estuviera tan triste. Deseamosque éste sea un cumpleaños feliz para Nuestra Señora, pero SuCorazón está demasiado destrozado. Ella dice lo siguiente:Nuestra Señora: “El mejor regalo, hija Mía, que el hombre Mepuede dar es de regresar del camino en que va, que esdesagradable para Mi Hijo, para el Padre y para el Espíritu Santo– el Espíritu de Vida, el Espíritu Santo, hija Mía.”Verónica: Ahora Nuestra Señora enjuga Sus ojos con Sus manos.Y sé que valientemente trata de sostenerse recta, pero ahoraElla está de pie a nuestro lado izquierdo con Su cabeza inclinadahacia abajo. Yo sé que Ella está llorando; puedo oir Su suavellanto.Septiembre 14, 1985Verónica: Ahora Nuestra Señora pasa Su mano por Sus ojos,así. Sus lágrimas fluyen por Su rostro, y la luz que brilla tanbrillantemente casi elimina Su rostro de mi vista, tan profundoes Su pesar.Jesús: ”Hija Mía no puedes ver el rostro de Mi Madre en estemomento, porque Su pesar te traería a Nuestra puerta; porqueel dolor de Mi Madre no puede ser aceptado en el corazónhumano, tan fuerte es Su pesar.”Verónica: Ahora Jesús volvió a ver; El vió a Su Madre y NuestraSeñora ha estado llorando. Nuestra Señora llora mucho. NuestraSeñora ahora extiende Sus brazos, así, muy lastimosamente ydice:Nuestra Señora: ”Hija Mía e hijos Míos, he venido a vosotrosbajo muchos títulos en el pasado, pero deseo me reconozcáiscomo la Madre de Gracia.” 24
  25. 25. Noviembre 1, 1985Verónica: Ella tiene una leve sonrisa en Su rostro. Es una sonrisaque dice tanto. No es (una sonrisa) llena de alegría ni de tristeza.Es una sonrisa de ternura, de amor, de compasión, pero tambiénde gran dolor, porque Sus ojos y Su Corazón conoce el futurode la humanidad.Mayo 17, 1986Nuestra Señora: “Yo, como Madre vuestra, he viajado de unlado a otro, de aquí para allá, buscando traer a Mis hijos deregreso al redil. Por cada alma que se pierde, Yo desfallezco,y suspiro, y lloro, y Mis lágrimas caen sobre vosotros, hijos Míos.Mis lágrimas caen sobre vosotros.”Verónica: Ahora Nuestra Señora y Sus lágrimas caen sobrevosotros.Junio 18, 1987Verónica: Ahora Nuestra Señora sonríe... tan maravillosamentecariñosa y que deshace el corazón. No puedo explicarselo austedes. Ustedes tienen que verlo con sus propios ojos. ¡Nohay nada tan bello! Ni aún la rosa, la flor, como Nuestra Señoracuando Ella sonríe.Nuestra Señora: “Oh, hija Mía, que apesadumbrado está MiCorazón! Mira el Corazón que está herido por puñales de odioy de compasión. Y bien tengo que decirte hija Mía, Yo puedollorar ahora.”Verónica: Nuestra Señora llora. Nuestra Señora llora. Y laslágrimas caen por Su rostro. Y yo siento que son tan grandes,y con tanto poder sobrenatural que ellas caen sobre nosotrosahora. Yo puedo sentirlas… 25
  26. 26. Nuestra Señora: ”Yo lloro, hija Mía, porque sobre la tierra vuestropueblo y todos los pueblos del mundo en sus varios idiomas, ellosno pueden hablar sin abusar el nombre de Mi Hijo. Ellos tienenque maldecir y rebelarse contra Mi Hijo. ¿Por qué tiene esto que serasí, hija Mía? Mi Hijo es toda bondad y pureza. ¿Por qué Su Nombretiene que ser profanado, como profanado Su Cuerpo en losTabernáculos a través del mundo?Oh hijos Míos, ¡Cuántos padres serán culpados por la caída de lasalmas de sus hijos!”Verónica: Nuestra Señora seca las lágrimas de Sus ojos. Es tantriste, que yo no puedo sino llorar por Ella.Octubre 1, 1988Nuestra Señora: ”Si os pudiera mostrar lo que está por venir a lahumanidad, vosotros también estaríais derramando lágrimas dedolor.”Verónica: Nuestra Señora llora, debe de ser algo muy serio. NuestraSeñora llora.Marzo 18, 1989Verónica: Ahora Nuestra Señora observa, y Ella tiene una sonrisaen Su rostro. Es una sonrisa triste, pero que hace que uno sientacomo si el corazón estuviera arrancándose de mirarla a Ella. Yo séque Ella está muy angustiada esta noche por lo que me dijo estamañana en casa. Ella tiene una semblanza de tal belleza que no esterrenal. Nuestra Señora Su rostro es muy radiante, pero veolágrimas sobre Sus mejillas. Nuestra Señora ha estado sollozando,de tal modo que mientras Ella venía a través del cielo yo podía oirlos suspiros de Nuestra Señora mientras sollozaba.No puedo entender por qué, excepto quizás que tiene que ver conel mensaje de esta mañana. 26
  27. 27. Junio 17, 1989Verónica: Jesús y Nuestra Señora todavía están de pie allí. Jesústiene Su cabeza muy inclinada. El se ve muy perturbado. Yo séel motivo. Y El señala hacia Nuestra Señora, y Ella está llorando.Es como la repetición de hace muchos años cuando Ella dijo:“Mis lágrimas caen sobre vosotros.” Y yo sé que en 1970 Ellalloró y lloró, así como está haciendo esta noche. Y sé por unaconversación con Nuestra Señora anteriormente, que estaslágrimas son causas por las abominaciones que se están llevandoa cabo en contra de Su Hijo, Jesús. Nuestra Señora siente quetodo lo que El hizo por nosotros sobre la tierra, que nuncapodríamos pagárselo con tanta violencia contra El y Su Iglesia.Octubre 2, 1989Verónica: Nuestra Señora está de pie a la derecha de Jesús. Yoveo que Ella enjuga lágrimas de Sus ojos. Ahora Jesús retrocede.El retrocede y asciende más alto en el cielo. Y Nuestra Señorano se ha movido. Ella mira a todo su derredor. Ella se ve tantriste. 27

×