11 ops derechos humanos y adultos mayores

  • 396 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
396
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3

Actions

Shares
Downloads
2
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. P A N A M E R I C A N H E A L T H O R G A N I Z A T I O N* Esta historia se basa en un incidente real que ocurrió en Latinoamérica, reportado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Red Internacio-nal para la Prevención y Maltrato en la Vejez (INPEA), una ONG con estado consultivo especial en las Naciones Unidas.EL ABANDONO DE JULIA*Confundida y humillada, Julia, una mujer de 76 años sin parientes conocidos, es desalojada de suapartamento y abandonada en una de las peores instituciones de salud pública del país: un asilo depersonas mayores. Aunque Julia no padecía de ninguna afección médica, el propietario del edificio sedeshizo de ella porque a su edad avanzada, Julia era considerada una carga financiera.Durante un año, Julia intentó, sin ningún resultado, recuperar su apartamento. El estigma de que laspersonas mayores son incompetentes la dejó impotente. Forzada a vivir en una institución insalubre,llena de cucarachas y sucia, Julia recibía medicamentos caducados, alimentos inadecuados y no teníasuficientes instalaciones sanitarias. Pronto se debilitó y enfermó.Psicológicamente, Julia se sentía sola y traicionada. El poco personal médico la ignoraba y la ataba alas sillas junto con otros residentes como una manera de “controlarlos”. Después de un año de luchar porsobrevivir a estas condiciones, una trabajadora social del programa de maltrato a personas mayores delpaís llamó a una ONG para tomar el caso de Julia.DerechosHumanosySaludPERSONAS MAYORESEl goce del grado máximo de salud que se pueda lograr es uno de losderechos fundamentales de todo ser humano sin distinción de raza,religión, ideología política o condición económica o social.—Preámbulo de la Constitución de la Organización Mundial de la Saludo r g a n i z a c i ó n p a n a m e r i c a n a d e l a s a l u d
  • 2. 2El derecho a la atención médicaes una preocupación creciente paralas mujeres mayores, porque se es-tima que un 60% de la poblaciónde adultos mayores en Latinoamé-rica y el Caribe son mujeres, unacifra que se proyecta que aumen-te a 75% para 2025. Las mujeressufren discriminación por su edada una edad más temprana que loshombres y rutinariamente se lespercibe como vulnerables, débilesy dependientes. Dichas imágenesnegativas ayudan a que las mujeresmayores seas susceptibles al abu-so. Las mujeres mayores tambiéntienden a padecer más de enfermedades crónicas. Losmédicos y los formuladores de políticas deben entenderque el envejecimiento afecta de manera diferente a lasmujeres y a los hombres. Este reconocimiento es críticopara asegurar la igualdad entre hombres y mujeres ma-yores y para satisfacer adecuadamente sus diferentesnecesidades físicas, mentales y sociales.La falta de poder y estatus hace más difícil que laspersonas mayores reaccionen ante el abuso y el aban-dono y que exijan apoyo e información relacionada conla discriminación por edad. Para que las necesidades delas personas mayores en la Región se satisfagan plena-mente, las instituciones, los formuladores de políticas,los médicos y los individuos deben ser alentados a reco-nocer el maltrato de adultos mayores y prevenirlo al ins-tituir las políticas y realizar las inversiones necesarias.La protección y la promoción de la salud y la seguridadsocioeconómica de las personas mayores es un tema nosólo de política pública, sino también de derechos huma-nos básicos. Para prevenir mayores abusos, al reconoci-miento debe seguir la acción.Protección por medio de losinstrumentos internacionalesy regionales de derechoshumanosTanto la Organización de las Naciones Unidas (ONU)como el sistema Interamericano para la protección de¿Quiénes son? ¿Cuáles su situación?El envejecimiento es una expe-riencia universal y personal. Loshombres y las mujeres de 60 añoso más que viven en Latinoaméricay en el Caribe son la población demás rápido crecimiento en el mun-do. Según las Naciones Unidas, lascifras de personas mayores en laRegión se elevarán a más del do-ble entre el 2000 y el 2025, au-mentando del 8% a 14% del totalde la población. Sus necesidadesde salud específicas están aumentando, así como lademanda de proveedores de servicios médicos que loscomprendan.Los formuladores de políticas, los médicos, los con-ciudadanos y hasta las familias comprenden limitada-mente o descuidan la salud de las personas mayores.Como consecuencia, el “abuso de las personas mayo-res”, es un serio problema en crecimiento en la Región.Debido a que los médicos y la sociedad no están entre-nados para distinguir entre el maltrato físico y psicológi-co y las señales normales de envejecimiento, este grupovulnerable está sujeto a la discriminación por género yedad, a la explotación financiera, a la impotencia y almaltrato físico, psicológico y social.En toda la Región, los estigmas y el maltrato de laspersonas mayores pueden representar violaciones de losderechos humanos básicos, como el derecho a la vida,a la integridad personal, a la dignidad, a la privacidad yal goce del grado máximo de salud que se pueda lograr.Aunque las condiciones económicas, sociales y legalesvarían de país en país en las Américas, a menudo los go-biernos no proporcionan pensiones o servicios socialesy de salud adecuados para responder a las necesidadesreales de las personas mayores. Además, muchos asilosde personas mayores en la Región no proporcionan uncuidado de salud adecuado. Debido a la falta de perso-nal médico en estas instituciones, las personas mayoresa menudo son abandonadas, ignoradas y maltratadas.Este trato inhumano que puede ocasionar desnutrición opeor, la muerte, impide que las personas mayores reci-ban el cuidado que necesitan.Los hombres y lasmujeres de 60 añoso más que viven enLatinoamérica y enel Caribe son lapoblación de másrápido crecimientoen el mundoD E R E C H O S H U M A N O S Y S A L U D
  • 3. 3do o aceptado libremente. Lostrabajadores mayores que no hanalcanzado la edad de jubilación amenudo confrontan dificultadespara obtener empleo. El Artículo9 reconoce el “derecho de todaslas personas a la seguridad so-cial”, donde el término “seguri-dad social” implícitamente cubretodos los riesgos que implica lapérdida del medio de sustentopor razones fuera del control dela persona. Además, el artículo10 recomienda que los Estadosdeben hacer todos lo posible paraapoyar, fortalecer y ayudar a lafamilia, de acuerdo con el siste-ma de valores culturales de cadasociedad, para responder a lasnecesidades de las personas ma-yores dependientes. El Artículo12 reconoce el derecho de todas las personas al “dis-frute del más alto nivel posible de salud física y mental”(en adelante “derecho a la salud”). Además, el artículo13 indica que todas las personas tienen derecho a laeducación para el “pleno desarrollo de la personalidadhumana y del sentido de su dignidad y debe fortalecerel respeto por los derechos humanos y las libertadesfundamentales”. La educación permite a todas las per-sonas participar en una sociedad libre y promueve lacomprensión, la tolerancia y la amistad.Estos dos pactos, junto con la Declaración Universalde Derechos Humanos, constituyen lo que se conocecomo la Carta Internacional de Derechos Humanos.Los tres proporcionan protección contra la discrimina-ción de personas mayores.Convención sobre la Eliminación de Todas lasFormas de Discriminación contra la Mujer (1979).El Artículo 2 de este importante documento, a menudodescrito como la carta internacional de los derechos dela mujer, condena la discriminación contra las mujeresen todas sus formas. Los Estados están de acuerdo enimplementar una política para eliminar la discriminaciónal abstenerse de participar en cualquier acto o prácticade discriminación contra la mujer y en asegurar que lasautoridades públicas e instituciones erradiquen esta dis-criminación. El artículo 12, estipula que los Estados to-los derechos humanos tienen ungrupo importante de instrumentosjurídicos que pueden usarse paraproteger los derechos y las liberta-des de las personas mayores. Algu-nos han surgido de convencioneso tratados y tienen obligatoriedadlegal para los Estados que las hanratificado. Otros, las declaracio-nes o “estándares” de derechoshumanos internacionales, aunqueno son legalmente vinculantes, seconsideran una interpretación au-torizada de los requerimientos delas convenciones internacionalesy representan un consenso de laopinión internacional.El Sistema de las NacionesUnidasInstrumentos vinculantesPacto Internacional de Derechos Civiles y Políti-cos (1966). El Artículo 1 establece que todos los pue-blos tienen el derecho de libre determinación, derechoque les garantiza la libertad de proveer su desarrollo cul-tural, social y económico. El Artículo 6 asegura que cadaser humano tiene el derecho inherente a la vida. Este de-recho estará protegido por la ley. Nadie será privado arbi-trariamente de la vida. El Artículo 7 estipula que ningúnser humano “será sujeto a tortura o a un trato o penacruel, inhumano o degradante”, especialmente a experi-mentación médica o científica sin su libre consentimien-to. El Artículo 9 garantiza que todas las personas tienenderecho a la libertad y seguridad y que no deberán serprivados de ellas. Además, el artículo 10 declara que to-das las personas privadas de la libertad, “serán tratadascon humanidad y con respeto a la dignidad inherente delser humano”. Por último, el artículo 26 protege a los in-dividuos de la discriminación, porque todas las personasson iguales ante la ley y no se deberá discriminar en sucontra por ningún motivo.Pacto Internacional de Derechos Económicos,Sociales y Culturales (1966). El Artículo 6 especificael derecho de todas las personas a tener la oportunidadde ganarse la vida realizando trabajo que hayan elegi-P E R S O N A S M A Y O R E SLos formuladoresde políticas,los médicos, losconciudadanos y hastalas familias conocenlimitadamente odescuidan la salud delas personas mayores.Como consecuencia,el maltrato de laspersonas mayores esun serio problemacreciente en laRegión.
  • 4. 4derechos y libertades establecidosen la Declaración, sin distinción deningún tipo, como raza, color, sexo,idioma, religión, ideología política ode otro tipo, origen nacional o so-cial, propiedad, nacimiento u otroestatus. Además establece que nodeberá hacerse distinción algunabasada en el estatus político, juris-diccional o internacional de una per-sona ni en el país o territorio al quepertenezca la persona, sin importarsi es independiente, consorcio, noautogobernada o bajo alguna otralimitación de soberanía. El Artículo7 establece que todas las personasson iguales ante la ley y tienen de-recho a igualdad de protección dela ley sin ninguna discriminación. ElArtículo 19 salvaguarda el derechoa la libertad de opinión y de expresión, incluyendo el de-recho a tener opiniones sin interferencia y a buscar, reci-bir e impartir información e ideas por cualquier medio sinimportar fronteras. La Declaración reconoce el derechoal trabajo, a una elección libre de empleo, a condicioneslaborales justas y favorables, a protección en contra deldesempleo y a la atención médica. El Artículo 5 protegea todas las personas de ser sujetas a tortura o a tratoso penas crueles, inhumanos o degradantes.Plan de Acción Internacional de Viena sobre el En-vejecimiento (1982). Esta herramienta es el primer ins-trumento internacional sobre el envejecimiento. Propor-ciona pautas sobre las políticas para preservar la saludasí como proporcionar atención de rehabilitación y pre-ventiva a personas mayores. Este documento fue apro-bado por la Asamblea General y debe ser utilizado porlos Estados Miembros para salvaguardar los derechos delas personas mayores dentro del contexto de los PactosInternacionales de Derechos Humanos. Las 62 recomen-daciones del Plan aconsejan que cada país responda alas tendencias demográficas dentro del contexto de suspropias tradiciones, estructuras y valores culturales a finde que las personas de todas las edades participen paracrear un equilibrio entre los esfuerzos tradicionales e in-novadores para lograr un desarrollo armonioso.Plan de Acción Internacional de Madrid sobre elEnvejecimiento (2002). Este plan enumera los objeti-marán las medidas correspondien-tes para eliminar la discriminacióncontra la mujer en el campo de laatención médica a fin de asegurar,con base en la igualdad entre hom-bres y mujeres, acceso a los servi-cios de atención médica.Convención contra la Tortu-ra y Otros Tratos o Penas Crue-les, Inhumanos o Degradantes(1984). Las disposiciones conteni-das en esta Convención protegen alas personas mayores que se supo-ne deben estar bajo la protección delos funcionarios del gobierno. Bajoel artículo 2, los Estados Partes secomprometen a tomar medidas efi-caces legislativas, administrativas,judiciales o de otro tipo para evitarlos actos de tortura en cualquier territorio bajo su juris-dicción. El Artículo 4 requiere que los Estados Partes seaseguren de que todos los actos de tortura sean delitosbajo su ley penal. Además, este artículo vincula a losEstados Partes a hacer que estos delitos se sancionencon penas que reflejen su grave naturaleza. Este instru-mento establece que cada Estado Parte tomará los pa-sos necesarios para evitar en todos los territorios bajosu jurisdicción los tratos o penas crueles, inhumanos odegradantes cuando dichos actos sean cometidos por oa instancias de o con el consentimiento o anuencia deun funcionario público o de otra persona que actúa demanera oficial. Estas disposiciones son sumamente im-portantes para la protección de la salud mental y físicade las personas mayores en instituciones públicas. LaConvención establece el Comité de las Naciones Unidascontra la Tortura como el órgano del tratado para pro-mover y proteger los derechos humanos enmarcados eneste instrumento.Declaraciones, principios, estándares ylineamientos técnicosDeclaración Universal de los Derechos Humanos(1948). La Declaración establece que todas las perso-nas son libres e iguales en derechos y en dignidad. Estadisposición general implica que las personas mayorestambién tienen derecho a gozar de sus derechos huma-nos básicos y confiere a todas las personas todos losD E R E C H O S H U M A N O S Y S A L U DEl derecho a laatención médica esuna preocupacióncreciente para lasmujeres mayores,porque se estimaque un 60% de lapoblación de adultosmayores en AméricaLatina y el Caribeson mujeres, unacifra que se proyectaque aumente a 75%para 2025.
  • 5. 5derechos humanos y libertades fun-damentales cuando residen en cual-quier asilo o centro de tratamientoo de cuidado, lo cual incluye el res-peto pleno a su dignidad, creencias,necesidades y privacidad, así comoel derecho a tomar decisiones so-bre su atención y la calidad de susvidas”. El Principio 16 declara que“las personas mayores deben teneracceso a los recursos educativos,culturales, espirituales y recreati-vos de la sociedad”.Observación General 14 sobreel Derecho a la Salud (2000). Estecomentario general asegura que “lasalud es un derecho humano funda-mental indispensable para el ejerci-cio de otros derechos humanos”. Eneste Comentario, el Comité de las Naciones Unidas sobrelos Derechos Económicos, Sociales y Culturales analizael contenido, ámbito y obligaciones de los Estados Par-tes que se derivan del Artículo 12 del Pacto Internacionalde Derechos Económicos, Sociales y Culturales (“El de-recho al disfrute del más alto nivel posible de salud físicay mental”). El Comité establece que este derecho estáíntimamente relacionado y depende del ejercicio de otrosderechos humanos como la vida, la no discriminación, laigualdad, la libertad de trato inhumano o degradante, elderecho a la asociación, la asamblea y la movilización,a la alimentación, la vivienda, el empleo y la educación.Hace referencia a las personas mayores como un grupocuya vulnerabilidad requiere programas especiales, decosto relativamente bajo que ofrezcan acceso a centrosde salud, bienes y servicios sin discriminación.El sistema interamericanoInstrumentos vinculantesConvención Americana sobre Derechos Humanos(Pacto de San José) y el Reglamento de de la Comi-sión Interamericana de Derechos Humanos (1978).Este instrumento declara en el artículo 1 que todaslas personas tienen derecho a que se respete su vida.Además, el artículo 5 garantiza que todas las personastienen derecho a “que se respete su integridad física,vos y las recomendaciones deter-minados en la Segunda AsambleaMundial sobre el Envejecimiento en2002. El plan garantiza “promovery proteger los derechos humanosy las libertades fundamentales, in-cluyendo el derecho al desarrollo”.Además, este documento combatela discriminación por edad y promue-ve la dignidad de las personas mayo-res. Adicionalmente, el documentoreconoce la habilidad de las perso-nas mayores para contribuir en la so-ciedad. El plan pide cambios en lasactitudes, políticas y prácticas paraque las personas mayores puedan lo-grar su máximo potencial.Comentario General 6 sobre losDerechos de las Personas Mayo-res, Adoptado por el Comité sobre los Derechos Eco-nómicos, Sociales y Culturales (1995). El ComentarioGeneral 6 fue adoptado por el Comité sobre los DerechosEconómicos, Sociales y Culturales y es considerado unode los estándares más importantes referentes a los de-rechos humanos y libertades de las personas mayores.Este documento representa un paso en la protección delos derechos de las personas mayores a nivel internacio-nal, ya que examina el rol de las personas mayores y elrol debilitante de la familia tradicional en los países endesarrollo. Para los países en desarrollo con poblaciónde edad avanzada en crecimiento, el documento seña-la derechos específicos, como el derecho al empleo, ala seguridad social, a la protección de la familia, a unestándar de vida adecuado, a salud física y metal y a laeducación y la cultura.Principios en favor de las personas de edad (1991).Estos principios, aprobados por las Naciones Unidas, danatención prioritaria a la situación y salud de las personasmayores. Se centran en su independencia, participación,cuidado, realización personal y dignidad. El Principio 7declara que “las personas mayores deben permanecer in-tegradas en la sociedad, participar activamente en la for-mulación e implantación de políticas que afectan direc-tamente su bienestar y compartir sus conocimientos yhabilidades con las generaciones más jóvenes”. El Princi-pio 14 promueve el envejecimiento saludable y recomien-da que “las personas mayores deben poder gozar de losP E R S O N A S M A Y O R E SEl estigma y elmaltrato de laspersonas mayorespueden representarviolaciones de susderechos humanosbásicos, como elderecho a la vida,a la integridadpersonal, a ladignidad, a laprivacidad y al gocedel grado máximo desalud.
  • 6. 6Instrumentos Internacionales Para Proteger LosDerechos Humanos Y Libertades fundamentales delas Personas MayoresSistema de derechos humanos de las Naciones UnidasDerechos y libertadesfundamentales bajoprotecciónDeclaración Universalde los DerechosHumanosPacto Internacionalde Derechos Civiles yPolíticosPacto Internacional deDerechos Económicos,Sociales y CulturalesConvención sobrela Eliminación deTodas las Formas deDiscriminación contrala MujerConvención contrala Tortura y OtrosTratos o PenasCrueles, Inhumanos oDegradantesLa vida Art. 3 Art. 6.1Integridad personal Art. 5 Art. 7 Arts. 1 y 16Libertad personal Art. 3 Art. 9Debido proceso Art. 8 Art. 14 Art.13Privacidad Art. 12 Art. 17Libertad de expresión Art. 19 Art. 19.2Nombre Art. 24.2Movimiento Art. 13 Art. 12 Art. 15.4Igualdad ante la ley Art. 7 Art. 26 Arts. 3 y 15.1Protección judicial Art. 10 Art. 14 Art. 15.2 Art. 13Trabajo Art. 23 Arts. 6 y 7 Art. 11El goce del más alto nivelposible de la salud físicay mentalArt. 25.1 Art. 12 Art. 12Educación Art. 26 Art. 13 Art. 10Los beneficios de la culturay el progreso científicoArt. 27 Art. 15 Art. 13.cProtección de las mujeres Art. 25.2 Art. 12.2.a TodosProtection de las personasmayoresArt. 25.1D E R E C H O S H U M A N O S Y S A L U DPAÍSES DE LAS AMÉRICAS QUE SON PARTE DE TRATADOS DE DERECHOS HUMANOS DE LAS NACIONES UNIDAS:Declaración Universal de los Derechos Humanos: No está sujeta a ratificación.Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos: Argentina, Barbados, Belice, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Dominica, Ecuador, El Salvador, Estados Unidosde América, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, San Vicente y las Granadinas, Suriname,Trinidad y Tabago, Uruguay,Venezuela.Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer: Antigua y Barbuda, Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile,Colombia, Costa Rica, Cuba, Dominica, Ecuador, El Salvador, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana,San Kitts y Nevis, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Suriname,Trinidad y Tabago, Uruguay, Venezuela.Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes: Antigua y Barbuda, Argentina, Belice, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica,Cuba, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos de América, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, San Vicente y las Granadinas, Uruguay,Venezuela.Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales: Argentina, Barbados, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Dominica, Ecuador, El Salvador,Granada, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, San Vicente y las Granadinas, Suriname, Trinidad y Tabago,Uruguay,Venezuela.
  • 7. 7Sistema Interamericano de derechos humanosDerechos y libertadesfundamentales bajoprotecciónDeclaraciónAmericana delos Derechosy Deberes delHombreConvenciónAmericana sobreDerechos HumanosProtocolo Adicionala la ConvenciónAmericana sobreDerechos Humanosen Materiade DerechosEconómicos,Sociales yCulturales(Protocolo de SanSalvador)ConvenciónInteramericana parala Eliminación deTodas las Formasde Discriminacióncontra las Personascon DiscapacidadConvenciónInteramericanapara Prevenir,Sancionar yErradicar laViolencia contra laMujer (Convenciónde Belem do Para)ConvenciónInteramericana paraPrevenir y Sancionarla TorturaLa vida Art. I Art. 4 Art. 4.aIntegridad personal Art. XXV Art 5 Art. 4 Art. 6Libertad personal Art. I Art. 7 Art. 4.cDebido proceso Art. XVIII Art. 8 Art. 7.f Art. 8Privacidad Art. V Art. 11Libertad de expresión Art. IV Art. 13Nombre Art. 18Movimiento Art. VIII Art. 22Igualdad ante la ley Art. II Art. 24 Arts. II y III Art. 4.f Art. 8Protección judicial Art. XXVI Art. 25 Arts. 4.g y 7Trabajo Art. XIV Arts. 6 y 7 Art. III.1.aEl goce del más altonivel posible de lasalud física y mentalArt. XI Art. 10 Arts. III.2.a y III.2.b Art. 4.bEducación Art. XII Art. 13 Arts. III.1.a y 2.bLos beneficios de lacultura y el progresocientíficoArt. XIII Art. 14 Arts. III.2 y IV.2Protección de laspersonas condiscapacidadArt. XVI Art. 18 Todos Art. 9Protección de lasmujeresArt. VII TodosProtection de laspersonas mayoresArt. XVI Art. 17 Art. 9Instrumentos Internacionales Para ProtegerLos Derechos Humanos Y Libertades FundamentalesDe Las Personas MayoresP E R S O N A S M A Y O R E SESTADOS PARTES DE TRATADOS INTERAMERICANOS DE DERECHOS HUMANOS:Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre: No está sujeta a ratificación.Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José): Argentina, Barbados, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Dominica, Ecuador, El Salvador, Granada,Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Suriname, Trinidad y Tabago, Uruguay, Venezuela.Protocolo Adicional de la Convención Americana sobre Derechos Humanos en Materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (Protocolo de San Salvador): Argentina,Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú, Suriname, Uruguay.Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Convención de Belem do Para): Antigua y Barbuda, Argentina, Bahamas, Barbados,Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Dominica, Ecuador, El Salvador, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú,República Dominicana, San Kitts y Nevis, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Suriname, Trinidad y Tabago, Uruguay, Venezuela.Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México,Nicaragua, Panamá, Paraguay, Peru, República Dominicana, Suriname, Uruguay, Venezuela.Convención Interamericana para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, CostaRica, Dominica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay, Venezuela.
  • 8. 8o físicas y promover su integraciónplena a la sociedad. Es la primeraconvención internacional que abor-da específicamente los derechos delas personas con discapacidad. Esun instrumento efectivo para prote-ger los derechos humanos de perso-nas mayores con discapacidad, es-pecialmente aquellas que viven encentros de cuidado a largo plazo.Convención Interamericanapara Prevenir, Sancionar, y Erra-dicar la Violencia contra la Mujer(Convención de Belém do Pará)(1994). El fundamento de este do-cumento es que la eliminación de la violencia contra lamujer es esencial para su desarrollo individual y social.El artículo 4 establece que todas las mujeres, incluyen-do las mujeres mayores, tienen derecho al reconocimien-to, goce, ejercicio y protección de todos los derechoshumanos y libertades contenidos en los instrumentos dederechos humanos internacionales y regionales. Estosderechos incluyen el derecho a que se respete su vida yel derecho a que se respete su integridad física, mentaly moral. Este instrumento es muy útil para erradicar laviolencia física, sexual y psicológica contra las mujeresque sucede con frecuencia dentro de la familia, la co-munidad, los centros médicos y centros de cuidados alargo plazo y debe ser erradicada por los Estados Partesde esta convención o sus agentes sin importar donde selleve a cabo.Convención Interamericana para Prevenir y San-cionar la Tortura (1985). Todos los actos de tortura ycualquier trato o pena cruel, inhumano y degradante con-tra personas mayores violan la dignidad del individuo, asícomo los derechos humanos y libertades fundamentalesestablecidas en los instrumentos de derechos humanosinternacionales y regionales mencionados con anterio-ridad. Cada Estado debe prevenir y sancionar la torturay otras formas de trato o penas crueles, inhumanos ydegradantes dentro de su jurisdicción.Declaraciones, principios, estándares ylineamientos técnicosDeclaración Americana de los Derechos y Deberesdel Hombre (1948). La Declaración tiene como objetivola protección de los derechos civiles, políticos, econó-mental y moral”. El artículo 7 es es-pecialmente relevante para las per-sonas mayores, puesto que protegeel derecho a la libertad personal.Las políticas, planes, programas,leyes o prácticas que privan a laspersonas mayores de su libertad eninstituciones públicas (como hospi-tales, centros psiquiátricos, centrosde salud, prisiones, centros de cui-dados a largo plazo u otras institu-ciones) pueden afectar su salud físi-ca y mental. El Artículo 24 del plandeclara que todas las personas,incluyendo las personas mayores,tienen derecho, sin discriminación,a igualdad de protección por parte de la ley.Protocolo Adicional a la Convención Americanasobre Derechos Humanos en el Área de DerechosEconómicos, Sociales y Culturales (Protocolo de SanSalvador) (1988). Hasta la fecha, este tratado es elúnico instrumento internacional vinculante de derechoshumanos que se refiere específicamente a la protecciónde las personas mayores como un derecho humano. Dehecho, el artículo 17 (“protección en la vejez”) es muyimportante porque asegura que la integridad física, men-tal y moral de la persona mayor será respetada y que noserá sometida a un trato cruel, inhumano y degradante.Esta protección estipula que las necesidades de saludespecíficas de las personas mayores necesitan aten-ción médica especial, programas de trabajo y el esta-blecimiento de organizaciones sociales. El artículo 10garantiza que todo ser humano debe gozar del derechoa la salud. A fin de lograr el “derecho a la salud”, los Es-tados deben comprometerse a reconocer la salud comoun bien público, a prevenir más abusos y a promover laeducación sobre los problemas de salud. El Artículo 3asegura el derecho a la no discriminación. Además, elartículo 18 reconoce a las personas con discapacidadesfísicas y mentales, incluyendo a las personas mayores,como grupos vulnerables que tienen derecho a atenciónmédica especial y rehabilitación.Convención Interamericana para la Eliminaciónde todas las Formas de Discriminación contra lasPersonas con Discapacidad (1999). Esta convenciónaspira a prevenir y eliminar todas las formas de discri-minación contra personas con discapacidades mentalesD E R E C H O S H U M A N O S Y S A L U DLa falta de podery estatus hacemás difícil que laspersonas mayoresreaccionen ante elabuso y el abandonoy que exijan apoyoe informaciónrelacionada con ladiscriminación poredad.
  • 9. 9ma interamericano de derechoshumanos establecen una basesólida para cualquier esfuerzoque promueva y resguarde el en-vejecimiento en la Región de lasAméricas. Este esfuerzo debeinvolucrar a todos los segmen-tos de la sociedad: el gobierno,el sector salud y la sociedad ci-vil. Todos los actores y gruposde interés deben conocer laprotección garantizada a travésestos instrumentos y usarlospara mejorar y revisar las leyes,políticas, planes, programas yprácticas nacionales. Además,todos los sectores de la socie-dad deben respetar la dignidad yla integridad personal de las per-sonas mayores. Esto, a su vez,ayudaría a revertir las violacio-nes a muchos derechos huma-nos y libertades fundamentales.El gobiernoLos ministerios de salud, de educación y del tra-bajo, los sistemas de justicia criminal y otras agen-cias relevantes deben conocer a pleno sus obligacionespara cumplir con los instrumentos legales internaciona-les que se derivan de las convenciones internacionalesde derechos humanos que su gobierno ratificó volunta-riamente. Estas herramientas legales crean una gamade obligaciones financieras, sociales y educativas en re-lación a las personas mayores. Entre otras responsabili-dades, las convenciones de derechos humanos exigen laprotección contra las violaciones de libertad individual yde autonomía. Debe actualizarse el contenido de los pla-nes de estudios de las escuelas de medicina, psiquiatríay psicología, y de otras instituciones de adiestramientoprofesional relevantes. La educación es una de las ma-neras más efectivas de prevenir el abuso. Al promoverel conocimiento del maltrato de las personas mayores,el gobierno también obtendrá más información sobre lasviolaciones de derechos humanos en el país. El gobiernodebe además promover políticas, programas, planes ylegislación para personas mayores que sea consisten-te con los tratados y las normas de derechos humanosmencionados en este documento. Esto permitiría a lasmicos, sociales y culturales y delas libertades fundamentales.Resolución CSP26. R20(Septiembre de 2002). La 26aConferencia Sanitaria Paname-ricana de la OPS exhortó a losEstados Miembros a adoptarpolíticas y planes nacionalespara la implantación del Plande Acción Internacional sobreel Envejecimiento y proporcio-nar el apoyo adecuado para laimplementación de áreas deprioridad como el acceso a laatención médica, fármacos esen-ciales y vacunas para personasmayores. En esta resolución, laConferencia también exhortó alos Estados Miembros a promo-ver y a proteger los derechoshumanos y las libertades de laspersonas mayores y a desarrollaropciones de cuidado a largo pla-zo basadas en la comunidad, incluyendo el apoyo en lavivienda y vivienda asistida.Informe de la Conferencia Regional Interguberna-mental sobre Envejecimiento: Hacia una EstrategiaRegional de Implementación para América Latina yel Caribe del Plan de Acción Internacional de Ma-drid sobre el Envejecimiento (Comisión Económicapara América Latina y el Caribe [CEPAL], 2003). Estelineamiento incorpora el marco legal internacional de losderechos humanos como una herramienta para protegera las personas mayores. Esta inclusión de las normasde derechos humanos internacionales a la legislación ypolíticas sobre el envejecimiento debe ser una estrate-gia efectiva para proteger a las personas mayores, espe-cialmente a aquellas que son retenidas en condicionesdeplorables o que son expuestas a un trato inhumano ydegradante en centros de cuidado de largo plazo.Lo que usted puede hacerLas normas de los derechos humanos contenidas en losinstrumentos de las Naciones Unidas y en los del siste-P E R S O N A S M A Y O R E SLos médicos y losformuladores depolíticas debenentender que elenvejecimiento afectade manera diferentea las mujeres y alos hombres. Estereconocimiento escrítico para asegurarla igualdad entrehombres y mujeresmayores y satisfaceradecuadamente susdiferentes necesidadesfísicas, mentales ysociales.
  • 10. 10 D E R E C H O S H U M A N O S Y S A L U DLos miembros de la policía de-ben comprender plenamente la im-portancia del derecho internacionalde derechos humanos para protegerlos derechos y las libertades de losindividuos y los grupos dentro de lasociedad. Deben asegurar el respe-to y la protección de esos derechosy libertades. Debido a que ejercenpoder, deben tener conocimiento delos estándares de derechos huma-nos que están obligados a cumplir yde las mejores prácticas en su cam-po de actividad.Las oficinas de los defensores del pueblo puedendar seguimiento a las quejas de los ciudadanos y visitara las personas mayores de la comunidad y los centros desalud para asegurarse de que se respeten los derechoshumanos de conformidad con las leyes internacionales ynacionales. También deben incorporar los derechos hu-manos de las personas mayores dentro de sus agendas.El Poder Judicial debe dar el ejemplo del marco legalde los derechos humanos internacionales y regionalesen sus decisiones para establecer condiciones donde sepuedan mantener la justicia y la igualdad. Al promovery motivar el respeto hacia los derechos humanos y laslibertades fundamentales sin discriminación, su metadebe ser lograr el bienestar físico, mental y social de laspersonas mayores.La sociedad civilLas personas mayores deben conocer y comprendersus derechos humanos y sus libertades fundamentales,así como los mecanismos nacionales, regionales e inter-nacionales disponibles para promoverlos y protegerlos.También deben buscar y participar activamente en el de-sarrollo o revisión de legislaciones, planes y políticas desalud o revisión de los servicios para personas mayorescon el objetivo de proteger sus derechos humanos.Los activistas pueden usar los mecanismos inter-nacionales de derechos humanos para difundir efectiva-mente el conocimiento sobre el abuso. Al comprender yexplicar las normas internacionales de derechos huma-personas mayores gozar de mejorsalud y calidad de vida.Los directores de los centrosde atención médica y asilos depersonas mayores deben asegurarque el ingreso, el trato, la retencióny el manejo de las personas mayoresse apeguen a los estándares y a lasnormas que protegen los derechoshumanos. Además, necesitan ase-gurarse que todo el personal estéenterado y comprenda claramenteestas normas.El personal de enfermería y otros trabajadoresrelacionados con la atención médica en hospitales,clínicas, asilos de personas mayores y otros estable-cimientos deben estar familiarizados con los derechosde las personas mayores, practicarlos y asegurarse deque esos derechos se respeten y se protejan en cadacaso de contacto con personas mayores. Los trabajado-res relacionados con la atención médica deben tener encuenta que pueden ser la última línea de defensa paraproteger la integridad física, psicológica y moral de laspersonas mayores que no pueden cuidar de sí mismas.Si estos trabajadores son testigos de alguna violación,deben actuar para detenerla y reportarla ante los funcio-narios responsables.El personal de admisiones debe asegurarse de ob-tener el consentimiento informado de las personas queson admitidas al centro médico a fin de cumplir con lasnormas y estándares internacionales de derechos huma-nos. El resto del personal y los administradores debenasegurarse de haber obtenido el consentimiento informa-do para todo tratamiento y asistencia proporcionados.Los legisladores y formuladores de políticas de-ben familiarizarse con el derecho internacional de dere-chos humanos para asegurarse de que las leyes, políti-cas y planes nacionales se ajusten a las obligacionesderivadas de las convenciones y a los estándares inter-nacionales de derechos humanos. Si no es así, los instru-mentos legales y políticas deben analizarse y revisarsepara alinearlos debidamente. Las nuevas legislaciones ypolíticas deben cumplir con estas disposiciones a fin deprevenir el maltrato hacia las personas mayores.Debido a la faltade personal médicoen los asilos,las personasmayores a menudoson abandonadas,ignoradas ymaltratadas.
  • 11. P E R S O N A S M A Y O R E S 11por medio de estándares internacionales creando o de-sarrollando nuevas agencias que aborden el abuso de laspersonas mayores. Las ONG deben buscar y asociarsecon otros grupos de la sociedad civil para prevenir laduplicación de esfuerzos y el desperdicio de recursos.Además, deben proporcionar medios de desahogo y cen-tros comunitarios donde las personas mayores puedanreunirse para proteger sus derechos humanos básicos ysus libertades fundamentales.Los medios de comunicación deben disipar los mi-tos dañinos sobre las personas mayores, promoviendoimágenes que muestran a las personas mayores comoproductivas, que cuidan de sí mismas y que contribu-yen de distintas maneras al desarrollo de la sociedad yde sus familias. Los medios de comunicación tambiéndeben proporcionar una cobertura responsable de losproblemas que rodean el maltrato, el abandono y los de-rechos humanos de las personas mayoresnos a los individuos y grupos, se puede dar legitimidad alos casos de violación de los derechos humanos y avan-zar en el proceso de erradicación.Las familias que viven con personas mayores de-ben promover las relaciones entre generaciones a fin dedisminuir la falta de respeto a este grupo vulnerable.Las organizaciones de personas mayores y quie-nes viven con ellas deben asegurarse de que los dere-chos humanos de las personas mayores se protejan y sepromuevan. También deben buscar proporcionar instala-ciones de recreo y oportunidades de empleo a personasmayores para reducir su soledad y contrarrestar la discri-minación contra ellas.Las organizaciones no gubernamentales que tra-bajan con personas mayores o con sus problemas de-ben promover la protección de los derechos humanos
  • 12. 12El Trabajo de la Organización Panamericana de la SaludLa Organización Panamericana de la Salud (OPS), como la agencia especializada de la ONU y de la OEA parala salud en las Américas, tiene un papel central que desempeñar en la promoción y la protección del derechoa gozar del grado máximo de salud que se pueda lograr y en la vinculación de este derecho con otros derechoshumanos. La OPS:• Difunde y promueve los instrumentos internacionales de derechos humanos que protegen la vida, la integri-dad personal, la salud y otros derechos de las personas mayores. Al momento de redactar este documento,780 personas habían sido capacitadas en la aplicación de los instrumentos de derechos humanos en el con-texto de la salud pública; 300 de ellas trabajan en servicios de salud pública.• Asesora a los Estados Miembros sobre políticas, programas, planes y legislación relacionados con un enve-jecimiento saludable que son necesarios para cumplir con las obligaciones de derechos humanos y, especial-mente, hace recomendaciones a los Estados y a los organismos internacionales de derechos humanos sobrelas condiciones de admisión y la retención de personas mayores en centros públicos de salud de conformidadcon los tratados y las normas internacionales de derechos humanos.• Colabora con organismos internacionales y nacionales de derechos humanos, como la Comisión Interamerica-na de Derechos Humanos, relatores especiales y oficinas de defensores públicos nacionales proporcionandoopiniones técnicas, participando en audiencias y dirigiendo visitas a los países para evaluar la protección delos derechos humanos de las personas mayores.• Proporciona capacitación técnica a los gobiernos y a la sociedad civil para aumentar la concientización so-bre los derechos humanos de las personas mayores y de los mecanismos para ejercer dichos derechos. Porejemplo, el trabajo conjunto de la OPS con el gobierno de Paraguay, Mental Disability Rights International(una ONG que trabaja en el país) y la CIDH1generó una resolución amistosa sobre el destino de 400 pacien-tes (incluidas personas mayores) que estaban siendo indebidamente retenidos en el hospital psiquiátriconacional. El Estado aceptó incrementar el presupuesto de salud mental para crear servicios comunitarios,reducir el número de pacientes retenidos en la institución y formular legislación nacional de salud mental encumplimiento con el derecho internacional de derechos humanos.• Publica y difunde documentos técnicos que establecen el marco de los derechos humanos aplicable a laspersonas mayores.• Trabaja estrechamente con el Centro de Legislación y la Salud Pública (Center for Law and the Public’sHealth) afiliado con Georgetown University Law Center y Johns Hopkins School of Public Health, el cual es elCentro Colaborador de la OPS/OMS sobre derechos humanos.1 Por ejemplo, algunas funciones de la CIDH incluyen examinar y emitir decisiones sobre peticiones relacionadas con presuntas violacio-nes de derechos humanos reconocidos en la Convención Americana sobre Derechos Humanos y otros instrumentos interamericanos,visitar Estados Miembros de la OEA y examinar su cumplimiento con tratados de derechos humanos Regionales, solicitar a los Estadosque adopten medidas cautelares para prevenir daños irreparables a las personas y realizar audiencias generales o específicas para tratartemas de derechos humanos o casos individuales.D E R E C H O S H U M A N O S Y S A L U DEste folleto fue elaborado por Javier Vásquez, Asesor de Derechos Humanos de la OPS, y los editores del Área de Publicaciones. El texto fuerevisado por Enrique Vega, Asesor del programa de vejéz saludable. Los autores se hacen responsables por cualquier error.La OPS agradece el financiamiento de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), la cual permitió el desarrollo y la publicación deeste folleto.© Organización Panamericana de la Salud, 2008.