Ensayo modelos pedag+¦gicos por gonzalo rubiano si
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Ensayo modelos pedag+¦gicos por gonzalo rubiano si

on

  • 1,366 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,366
Views on SlideShare
1,366
Embed Views
0

Actions

Likes
2
Downloads
12
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Ensayo modelos pedag+¦gicos por gonzalo rubiano si Document Transcript

  • 1. La educación musical en la escuela y su relación con el modelo dialogante. Gonzalo E. Rubiano A. Pontificia Universidad Javeriana Nota del autorGonzalo E. Rubiano A., Seminario “Modelos y métodos educativos contemporáneos”,Facultad de Educación, Pontificia Universidad Javeriana.Gonzalo E. Rubiano A. se encuentra actualmente en el Departamento de Música de laFundación Gimnasio Los Portales, Bogotá.La correspondencia en relación con esta relatoría debe dirigirse a:Dirección electrónica: gonzalorubiano@gmail.com
  • 2. La educación musical en la escuela y el modelo dialogante.En mi condición de estudiante del Seminario de Modelos y métodos educativoscontemporáneos, tuve la oportunidad de subirme a un avión y realizar un viaje por elmundo de la educación, sobrevolar por modelos pedagógicos, atravesar por escuelas ycorrientes educativas, además de visitar a diferentes autores que en la educación, hanservido de brújulas para darnos pistas y orientarnos, por los bastos e inacabadoscaminos de la educación.Haciendo una revisión del itinerario realizado y reflexionando sobre todos los lugaresconocidos, me pude dar cuenta de un destino que llamó mi atención en particular y mehizo reflexionar y pensar sobre la práctica docente que he venido realizando desdehace varios años como profesor de música en un colegio privado de Bogotá. Fue eneste punto, que decidí contrastar seis directrices del Modelo pedagógico dialogantepropuesto por Julián de Zubiría, con preceptos y experiencias de formación musicalde niños y adolescentes en la escuela. Al realizar esta reflexión, llegue a las siguientesapreciaciones:Primero, se reconoce que el conocimiento se construye fuera de la escuela, pero sereconstruye de manera activa e interestructurada entre el estudiante, el saber y eldocente (De zubiría, 2006). Desde los primeros años de vida, un infante creceescuchando canciones que cantan sus padres, su familia, CDs, la radio o la televisión.El medio en el que este convive, lo sumerge profundamente en una cultura musical,mucho antes de entrar en contacto con una escuela o con un profesor de música; todasu vida va a estar adquiriendo y formando gustos musicales fuera del salón de clases.Es en la escuela, donde el profesor de música interviene para sensibilizar, guiar ypotencializar ese proceso cultural adquirido, dando nuevas formas, perspectivas ysentido a todos esos conocimientos.Segundo, “se reconoce el papel activo que cumple el estudiante en todo el proceso deaprendizaje” (De Zubiría, 2006, p. 194). Dependiendo de los conocimientosadquiridos por el estudiante en clase, de su actitud y de su constancia y disciplina enla práctica del instrumento musical, será posible obtener los frutos del aprendizaje.
  • 3. Por el contrario, por más que un profesor se esmere en enseñar al estudiante y este noponga de su parte, simplemente no abrá ningún aprendizaje.Tercero, “Es condición indispensable contar con la mediación adecuada de unmaestro, que favorezca de manera intencionada, mediada y trascendente el desarrollointegral del estudiante” (De Zubiría et al. p. 194). La serie de lineamientoscurriculares de Educación Artística (Ministerio de Educación Nacional, 2000),manifiesta que la educación artística no se debe dejar en manos de personas sinpreparación ni tradición, ni de gentes de “buena voluntad” que se presentan comodocentes para llenar un vacío en el currículo, pues es grande el daño que se puedecausar a mentalidades ingenuas. El papel de un mediador musical calificado, queposea los conocimientos y la formación pedagógica y musical, es fundamental para eldesarrollo integral en el estudiante. En este caso, un docente que contenga lashabilidades musicales más no las pedagógicas, o por el contrario, que tenga lashabilidades pedagógicas más no las musicales, estaría poniendo en peligro, laformación artística del niño.Cuarto, “La función de la escuela es favorecer e impulsar el desarrollo …Y estedesarrollo tiene que ver con las diversas dimensiones humanas. La primera dimensiónligada con el pensamiento, la segunda con el afecto y la tercera con la praxis o laacción” (De Zubiría et. al, p. 194). La educación artística es fundamental en la“sensibilización de los sentidos, de la visión, del tacto y del oído, para el control de lasensorialidad del cuerpo y de la mente. La memoria y la imaginación del estudianteson estimuladas para archivar lo visto, lo oído, lo palpado por medio de imágenesreales o poéticas que ayudan a descifrar y a interpretar el mundo real” (Lineamientoset al., p 61). Al analizar una partitura, al componer una obra, o al improvisar con uninstrumento sobre una base rítmica y armónica, el individuo está realizandosimultáneamente, un sin número de procesos cognitivos y mentales; la persona debedesarrollar su pensamiento musical, para poder hacer música. Al escuchar unconcierto de Vivaldi o uno de rock, el corazón desarrolla una serie de sensaciones ysentimientos que vienen de lo más profundo del alma, y hacen sentir que el cuerpoestá vivo. Al cantar una canción, al interpretar un instrumento o al bailar un tema, sedesarrollan y se ponen en práctica una serie de habilidades físicas fundamentales paraejecutar y producir música.
  • 4. Quinto, “La interdependencia, es un proceso según el cual las cosas y los sucesosestán íntimamente integrados, escalonados en un proceso interrelacionado” (DeZubiría et. al, p. 194). Resulta imposible contemplar excluir cualquiera de las 3dimensiones (crear, evocar, interpretar) del contexto musical; su interrelación esfundamental para la existencia en sí de la música. El músico debe tener conocimientosarmónicos, melódicos, rítmicos y estéticos (cognitivos), que le permiten crear,transmitir o expresar una serie de emociones (afectivos) al interpretar su instrumento(práxico). La inexistencia de alguna de estas dimensiones, puede generar una rupturaen el proceso de producción musical.Sexto, “Los procesos cognitivos, valorativos y praxiológicos están demarcados por loscontextos históricos y culturales en los que viven los sujetos” (De Zubiría et. al, p.197). No es posible comprender la música, sin saber donde y cuando fue creada oconocer el gusto musical de un niño o adolescente sin saber donde y cuando nació.Factores sociales, económicos y políticos, demarcan el folclor musical regional ynacional, caracterizando su género, formato, métrica, ritmo, letra, interpretación einstrumentos musicales, entre otros.Este ejercicio de contrastación, entre diversos aspectos de mi práctica educativa ydocente con las directrices del Modelo pedagógico dialogante de De Zubiría, me hapermitido reflexionar sobre diferentes aspectos en mi labor como docente de música yhacer relaciones aún mas profundas e interconectar conceptos educativos específicosde la pedagogía musical y de la pedagogía tradicional de la educación.De la misma forma y a modo de ejercicio reflexivo y continuo, he incursionado conotros autores y modelos como: la Pedagogía de la autonomía de Paulo Freire, losensayos de educación de Montaigne o la Pedagogía del conocimiento de FlórezOchoa, extrayendo de sus obras, todas las ideas y aspectos educativos que puedanfortalecer mi labor docente en el área de formación artística y todas las herramientasque me permitan desempeñar aún mejor, mi enseñanza y pedagogía musical.
  • 5. ReferenciasDe Zubiría, J. (2006). Los Modelos Pedagógicos. Hacia una pedagogía dialogante (2ª ed.). Bogotá, Colombia: Cooperativa Editorial Magisterio.Ministerio de Educación Nacional (2000). Serie lineamientos curriculares/ Educación Artística, Bogotá D.C., Colombia.