Ensayo final nadia flores[1] si
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Ensayo final nadia flores[1] si

on

  • 1,037 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,037
Views on SlideShare
1,037
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
1
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Ensayo final nadia flores[1] si Ensayo final nadia flores[1] si Document Transcript

  • PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA Maestría en Educación Modelos Pedagógicos Docente: Rafael Reyes Estudiante: Nadia Sofía Flores. Bogotá, 25 de mayo de 2011 "Así como no hay hombre sin mundo, ni mundo sin hombre, no puede haber reflexión y acción fuera de la relación hombre-realidad"... Paulo Freire Abordar el desarrollo de los modelos pedagógicos en el que intervienenposturas axiológicas de tipo psicológico, didácticos, sociológicos, antropológicosentre otros, no es fácil, sobre todo porque estos determinan en gran parte laeducación-formación de nuestros estudiantes y se debe tener una apropiadacomprensión, reflexión para hacer un adecuado uso o desuso de ellos. A través deeste escrito pretendo realizar una breve reflexión sobre el sentido de los modelospedagógicos, el proceso que nos ha llevado a estos y las diferentes reflexiones dealgunos autores, dejando entrever algunas dificultades presentadas. La acción pedagógica y por consiguiente la educación ha sido unapreocupación constante en la historia de la humanidad. Desde el mundo griego yla creación de la Paideia que serviría de inspiración para modelos posteriores. Nohay que olvidar el camino recorrido para que esta, la pedagogía, haya sidoreconocida como ciencia; es inherente el marco de su nacimiento de las cienciassociales. Haciéndose presente los modelos pedagógicos en el afán desde lasciencias modernas, siendo reflejo de los mecanismos de dominio control ytecnificación. A través del tiempo han sido diversos los autores que se han fijado en eldifícil tema de la educación, como es el caso de Montaigne quien a través de susensayos predice la inquietud con la ciencia y la educación de entonces. Nos diceque la misma fascinación por el saber esta destruyendo el sentido y la utilidad de
  • la ciencia, es decir, que esta siendo más valorado la simulación del saber que elsaber mismo. Llevando a los estudiantes a la acumulación memorística, dejandoevidente discordancia con el saber de sus vidas. Entonces, si es un problema queha aquejado a la humanidad desde tiempos remotos ¿Qué ha pasado?, ¿Quehemos hecho o dejado de hacer para que persista este problema? Por su parte Rousseau en su texto El Emilio, enfatiza en la educaciónintegral del niño, en su entorno natural y libre, valiéndose de la exploración de sussentidos, la experimentación proporcionando en él autonomía. El autor nos dejaver como en su época y a pesar de la influencia del pensamiento ilustrado,considera que el surgimiento de esa nueva civilización atenta contra la bondad delser humano, por esto se enfoca hacia el llamado naturalismo, s u concepciónfilosófica y moral. Teniendo una reflexión constante, objetivizando la libertad, laautonomía y un ser emotivo que será motor del individuo. Montaigne y Rousseau nos dejaron ver a través de sus escritos que laeducación no debe ser de carácter impositivo, por el contrario debe ser de carácternatural y experiencial. Siendo cada sujeto único con características propias y susintereses son naturales, no necesitan de esfuerzos artificiales. Es evidente queestos pensadores pedagogos nos enfatizan en los mismos principios de unaeducación activa (más no activista) únicamente basada en las capacidades yhabilidades naturales de los estudiantes. No es solo desarrollar sus capacidades,ser natural, autónomo, independiente, pero también obrar bien. Sin embargo, la educación que debía ser de carácter natural e individual(atendiendo a estos autores), paso a convertirse a un carácter masificador,haciendo caso omiso de estos planteamientos. Y es a través de la institución, y laescuela como parte de ella, donde se forman los modelos pedagógicos comomecanismo de control e instrucción de los grupos. En sus textos Rafael Flórez(Flórez, 2000) nos expresa, que los modelos son categorías descriptivas,auxiliares para la estructuración teórica de la pedagogía, pero que estos tienen
  • sentido de manera contextualizada. Además que estos han sido “construccionesmentales, porque una de las actividades fundamentales del pensamiento humanoa través de su historia ha sido la modelación”; y en este sentido construir desdeestas visiones estructuradas procedimientos para la enseñanza. Igualmente Flórez expresa, que aunque se desarrollan diversidad demodelos, el propósito no ha sido comprender la esencia misma de la enseñanza,(Flórez, 2000. P 161.) sino “reglamentar y normativizar el proceso educativo”,definiendo ante todo que se debería enseñar, a quienes, de que manera, forma,momentos, disciplina, para modelar ciertas cualidades y virtudes de losestudiantes. Pero tal vez la mayor dificultad, no ha sido utilizar ciertos métodos comoestrategias para llegar a forjar reflexión y estimular producción de saber. Elproblema ha sido asumir esos métodos como estrategias para regular latrasmisión y difusión de saberes y costumbres, dejando a un lado la reflexiónsobre la vida. Entonces aquí es cuando adquiere relevancia el modelo pedagógicodialogante, (De Zubiría, 2006, p.194) “que propone que el conocimiento seconstruye fuera de la escuela, y se reconstruye a partir del dialogo pedagógicoque se da entre el estudiante, el saber y el docente”. Donde el fin último de estaes, el desarrollo del estudiante (mas no del co nocimiento). Retomando laimportancia del desarrollo humano como característica central del hombre. Aquí también adquieren una mayor relevancia las relaciones en lasprácticas de aula, donde tradicionalmente el maestro ha jerarquizado lasrelaciones establecidas. Entonces, ¿Si se puede dar un modelo pedagógicodialogando? o definitivamente ¿Es coercitivo cualquier tipo de dialogo? Aunque existen una variedad de modelos pedagógicos (la romántica, laprogresista, la conductista, socialista…) entre los pedagogos clásicos y modernosha sido constante la preocupación e interrogantes, como el saber que tipo de
  • hombre se va a formar, que contenidos se van a utilizar, quien predomina o dirigeel proceso, cual es el ritmo utilizado aunque varíe en cada uno de ellos. Sinembargo, esto no es suficiente debido a que en la práctica docente si bien sonsabidos algunos nombres de modelos, en ocasiones se tiene desconocimiento deellos, finalidades, utilidades, características. La libertad individual consiste en que cada uno opte por su modelo de viday que éste no sea incompatible con las libertades de los demás. Con el estandartede la libertad individual, no se debería uniformizar sino como maestros debemosbuscar en el interior de los estudiantes para extraer aquello que les hace únicos.Nuestra función no es transmitir contenidos, más bien debería evidenciarpotencialidades en los demás, haciendo participar a sus alumnos de manera,induciendo a nuevas actitudes. Enseñar a pensar es parte fundame ntal delcompromiso docente, lo contrario es abandonar al educando a su suerte. La educación siempre debe tener carácter humanista, donde unifique loafectivo y lo cognitivo. Es de suma importancia conocer (o por lo menosintentarlo) al estudiante, su ma nera de pensar, saber de qué está apropiado y deesta manera poder promover espacios para que logre la construcción yapropiación del conocimiento. Unos de los problemas ha sido el estandarizar-masificar, el dejarnos atiborrar de trabajo, solo a permitido llevarnos a cumplir conestándares que rigen a la actualidad, siendo mas desarticuladas las relaciones enel aula y desembocándose cada día en seres mas desarticulados a una realidadpoco inherente a cada uno. Considero que el fin mismo de los modelos pedagógicos esta en dar sentidoa la vida. Frente a los modelos pedagógicos no se trata simplemente de tomar unaactitud de aceptación o rechazo; hay que detenerse a analizar de manera crítica,para reflexionar frente a cada uno de los postulados para tomar decisionesasertivas, y no se convierta en imposiciones programadas y totalmentedescontextualizadas.
  • Me atrevería a concluir coincidiendo con Rafael Flórez Ochoa (Flórez, 2000.P 22) quien nos dice: “los modelos pedagógicos nunca pueden ser comprendidospor todos en sentido unívoco, por las diferentes variaciones y cambios queencontramos en la cultura y que tienen que ver con el acontecer histórico de lasociedad” BIBLIOGRAFIADe Zubiría, J. (2006). Los Modelos Pedagógicos. Hacia una pedagogía dialogante(2ª ed.). Bogotá, Colombia: Cooperativa Editorial Magisterio.Flórez, R (2000). Modelos pedagógicos en Hacia una pedagogía delConocimiento. Bogotá: Mc Graw Hill, Santa fé de Bogotá.Flórez, Rafael. (1994). “Pedagogía y formación del espíritu”. En Hacia unapedagogía del conocimiento. McGraw-Hill, Santa fé de BogotáMontaigne, M. Ensayos (en línea). Disponible en:http://www.filosofia-irc.org/libros/Ensayos%20de%20Montaigne.pdfRousseau, J.J. (1973). Emilio o de la Educación. (en línea). Disponible en:http://www.edu.mec.gub.uy/biblioteca_digital/libros/R/Rousseau_JacquesRousseau_Emilio.txt