0
Un sendero a ras del cielo Publicado en Canarias7 Día 11-nov-2006 Fotos:  Arcadio Suárez Textos:  Álvaro Monzón/Teresa Art...
<ul><li>Un gran tajo en la tierra </li></ul><ul><li>La primera gran sorpresa. Desde lo alto, en las rampas de Amurga desta...
<ul><li>Atalaya de los antiguos canarios La fortaleza de Ansite es una formación geológica que destaca en la cuenca de Tir...
<ul><li>Aparece el agua La primera presa en aparecer desde el aire es la de Sorrueda o Tirajana, una de las más bellas de ...
<ul><li>Caseríos diseminados La cuenca de Tirajana regala un paisaje de caseríos diseminados en medio de la belleza de los...
<ul><li>Por encima de las nubes Una parte de la isla vive sobre las nubes. El Campanario se mueve entre el gris de las bru...
<ul><li>Símbolos de piedra En la cumbre grancanaria el Roque Nublo (foto 7), símbolo de la isla, hace honor a su nombre y ...
<ul><li>Símbolos de piedra En la cumbre grancanaria el Roque Nublo, símbolo de la isla, hace honor a su nombre y nos recib...
<ul><li>El roque mágico Mirar de frente al Bentayga es como tocar millones de años grabados en la piedra. Se siente el sig...
<ul><li>Casas cueva El Bentayga no es el único roque de la caldera de Tejeda. En esta ruta aérea hacemos un alto en las Cu...
<ul><li>Cuenca hidrográfica de La Aldea El agua encajonada entre los riscos salta en la mirada de presa en presa. Sin duda...
<ul><li>Serpiente de asfalto El asfalto cubre el antiguo camino donde antes se bajaba en burro y con carreta de Artenara a...
<ul><li>Los riscos caminan hacia el mar. Parada en medio de los acantilados y el mar. Hay que ver la puesta de sol detrás ...
<ul><li>La playa de Artenara Entre la piedra de los acantilados sobresale la lengua amarilla de la Punta de Las Arenas, la...
<ul><li>Zona antigua Es un viaje a través de formas y colores. Los guinchos o águilas pescadoras que nidifican en los risc...
<ul><li>La última playa Güi Güi, o Guguy para los aldeanos y visitantes asiduos, es uno de los espacios protegidos más emb...
<ul><li>Grutas marinas entre Tasarte y Veneguera La costa occidental de Gran Canaria guarda aún parajes inaccesibles por t...
<ul><li>Acusa Seca Bajo la mesa de Acusa aparece horadado en la piedra el poblado troglodita de Acusa Seca. Está suspendid...
<ul><li>La Aldea De Acusa hacia el barranco de La Aldea. Desde el aire, el plástico de los invernaderos invade el valle al...
<ul><li>Y el turismo En el recorrido hacia el sur al borde de la costa occidental de Gran Canaria es inevitable arribar al...
<ul><li>CANARIAS7.ES - 13/11/2006  </li></ul><ul><li>Un sendero a ras de cielo </li></ul><ul><li>Gran Canaria desde lo alt...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Un sendero a ras del cielo

1,232

Published on

Perspectivas de Gran Canaria

Published in: Art & Photos, Travel, Technology
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,232
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Un sendero a ras del cielo"

  1. 1. Un sendero a ras del cielo Publicado en Canarias7 Día 11-nov-2006 Fotos: Arcadio Suárez Textos: Álvaro Monzón/Teresa Artiles
  2. 2. <ul><li>Un gran tajo en la tierra </li></ul><ul><li>La primera gran sorpresa. Desde lo alto, en las rampas de Amurga destaca sobremanera en el paisaje el tajo profundo de Barranco Hondo. De difícil accesebilidad a pie, Álvaro Monzón destaca que muchos de los senderistas que llegan a este lugar de espectacular belleza lo comparan con el Gran Cañón del Colorado, pero en pequeñito. En Barranco Hondo se encuentra, además, el Arco del Coronadero, uno de los más grandes de la isla de Gran Canaria. Monzón incide en que a pesar del espectacular paisaje y riqueza medioambiental, Barranco Hondo no está incluido en la red de espacios naturales protegidos de Canarias. </li></ul>
  3. 3. <ul><li>Atalaya de los antiguos canarios La fortaleza de Ansite es una formación geológica que destaca en la cuenca de Tirajana. Los procesos erosivos de millones de años se han encargado de resaltar el perfil de esta montaña, poblado de los antiguos canarios, con su gran cueva túnel atravesando las entrañas del roque. La leyenda dice que Bentejui se mató lanzándose al vacío desde esta atalaya al grito de Atis Tirma en 1483 antes de rendirse a los tropas castellanas. </li></ul>
  4. 4. <ul><li>Aparece el agua La primera presa en aparecer desde el aire es la de Sorrueda o Tirajana, una de las más bellas de Gran Canaria. Terminada en 1974 y con una capacidad de tres millones de metros cúbicos de agua, está rodeada de los palmerales que salpican de verde la cuenca de Tirajana. Cuando Sorrueda rebosa, hay grupos de palmeras que se quedan medio sumergidas. Una curiosidad: el aliviadero tipo Morning Glory de la presa es el único existente en Canarias. </li></ul>
  5. 5. <ul><li>Caseríos diseminados La cuenca de Tirajana regala un paisaje de caseríos diseminados en medio de la belleza de los palmerales. Muchos la nombran como el valle de las mil palmeras. Desde lo alto, aparecen pequeños núcleos como Ingenio Blanco, La Sorrueda, Ciudad de Lima, Casas Blancas, Rosiana...Tirajana es uno de los grandes refugios de la Phoenix canariensis, un endemismo del Archipiélago. Álvaro Monzón recuerda que es la única palmera autóctona de la Unión Europea. </li></ul>
  6. 6. <ul><li>Por encima de las nubes Una parte de la isla vive sobre las nubes. El Campanario se mueve entre el gris de las brumas y el azul de un cielo limpio. Por encima de los 1.900 metros de altitud, al lado del Pozo de las Nieves, esta pared vertical cae sobre el Cañadón del Jierro en descenso hasta Tunte. En las alturas, el pinar se adueña de las cumbres que dividen la cuenca de Tirajana de la de Tejeda. En esta línea de riscos destaca el Roque Gañifa como el más alto de la Isla, sobre todo debido a que los militares allanaron la zona que lo rodea. </li></ul>
  7. 7. <ul><li>Símbolos de piedra En la cumbre grancanaria el Roque Nublo (foto 7), símbolo de la isla, hace honor a su nombre y nos recibe envuelto en brumas. A su lado destaca el perfil erosionado del Fraile, la Rana y el Gallo, este último más difícil de apreciar. De frente, la inmensidad de la cuenca de Tejeda. </li></ul>
  8. 8. <ul><li>Símbolos de piedra En la cumbre grancanaria el Roque Nublo, símbolo de la isla, hace honor a su nombre y nos recibe envuelto en brumas. A su lado destaca el perfil erosionado del Fraile (foto 6), la Rana y el Gallo, este último más difícil de apreciar. De frente, la inmensidad de la cuenca de Tejeda. </li></ul>
  9. 9. <ul><li>El roque mágico Mirar de frente al Bentayga es como tocar millones de años grabados en la piedra. Se siente el significado mágico que le dieron los primeros canarios. El impresionante roque domina en lo alto de la profunda cuenca de Tejeda. En la foto exhibe su grandiosidad con las casas cueva de Artenara al fondo, el municipio más alto y menos poblado de Gran Canaria. El Bentayga es el eje de un parque arqueológico que revela la importancia de la zona en la vida de los antiguos canarios. Una de las últimas batallas entre aborígenes y conquistadores se libró en estas alturas. El Bentayga alberga cuevas, un almogarén y grabados de los primeros isleños. En su base se levanta un centro de interpretación que todavía no funciona a pleno rendimiento, según señala Álvaro Monzón, para quien es necesario desarrollar la gestión de toda esta zona como un patrimonio único que divulgar entre visitantes e isleños. </li></ul>
  10. 10. <ul><li>Casas cueva El Bentayga no es el único roque de la caldera de Tejeda. En esta ruta aérea hacemos un alto en las Cuevas del Rey, un pequeño núcleo de casas en las entrañas de la roca. De hecho, esta atalaya es un antiguo enclave aborigen cuyas cuevas habitación fueron posteriormente utilizadas como viviendas y alpendres. El pago se levanta entre los caseríos perdidos en la orografía de La Higuerilla, El Espinillo y El Chorrillo. </li></ul>
  11. 11. <ul><li>Cuenca hidrográfica de La Aldea El agua encajonada entre los riscos salta en la mirada de presa en presa. Sin duda, uno de los paisajes más impactantes de Gran Canaria. Desde lo alto, además, ofrece estampas que no se dejan ver a pie de carretera, como esta alineación de la presa de Siberio (en primer término) con la del Caidero de las Niñas. Al fondo ya se atisba el mar de plástico de los invernaderos de La Aldea. Estamos en el corazón de la Reserva de la Biosfera. </li></ul>
  12. 12. <ul><li>Serpiente de asfalto El asfalto cubre el antiguo camino donde antes se bajaba en burro y con carreta de Artenara a La Aldea. Desde lo alto la carretera serpentea y se precipita desde Acusa. Sólo un furgón, diminuto, baja curva a curva. Una gran soledad lo rodea todo. Álvaro Monzón aporta un curioso dato: varios informes hablan de Gran Canaria como la isla con mayor territorio con menor densidad de población. O dicho de otro modo, una tierra en la que te puedes adentrar y caminar siete horas sin encontrar a nadie. </li></ul>
  13. 13. <ul><li>Los riscos caminan hacia el mar. Parada en medio de los acantilados y el mar. Hay que ver la puesta de sol detrás de los esbeltos riscos de la Punta de La Aldea, en la franja más occidental del litoral grancanario. En esta prolongación del Andén Verde destacan la montaña Tablada y Los Bajones. Atardece y la piedra se oscurece al mismo ritmo que el cielo cambia el azul por el rojo. Este saliente sirve de protección de los duros embates marinos a la playa y puerto de La Aldea, que se esconden detrás, hacia el sur. Esta alineación es una de las más características de la costa de acantilados verticales que se inician desde la villa de Agaete. </li></ul>
  14. 14. <ul><li>La playa de Artenara Entre la piedra de los acantilados sobresale la lengua amarilla de la Punta de Las Arenas, la única franja costera dentro del municipio cumbrero de Artenara. A esta playa fosilizada se accede por un difícil camino en descenso que parte de la Casa de Job. El proyecto de la nueva carretera entre Agaete y La Aldea pasa muy cerca de este paraje natural. «Si la construyen, esto no será lo mismo», afirma Álvaro Monzón. </li></ul>
  15. 15. <ul><li>Zona antigua Es un viaje a través de formas y colores. Los guinchos o águilas pescadoras que nidifican en los riscos del Peñón Bermejo deben disfrutar del rojo intenso de un acantilado que aparece majestuoso en el viaje hacia el sur a través del litoral occidental de la isla. El nombre hace referencia a la tonalidad de esta pared vertical. Además de su importancia geológica y el paisaje imponente, la zona es relevante por las especies protegidas que alberga. Sobrevolamos una de las partes más viejas de la isla de Gran Canaria, con una antigüedad de unos 14,5 millones de años. </li></ul>
  16. 16. <ul><li>La última playa Güi Güi, o Guguy para los aldeanos y visitantes asiduos, es uno de los espacios protegidos más emblemáticos de la isla. En la foto se aprecia la playa de Guguy Chico con su franja de arena rubia protegida por la pared rocosa. El mar está en calma. Esta zona está incluida en la propuesta de declaración de Parque Nacional. Al lado se levanta Guguy Grande, paradójicamente más pequeña que la primera. </li></ul>
  17. 17. <ul><li>Grutas marinas entre Tasarte y Veneguera La costa occidental de Gran Canaria guarda aún parajes inaccesibles por tierra de gran belleza. Camino a la franja más turística de la Isla, donde el cemento de hoteles y apartamentos le han ganado la batalla a riscos y montañas, nos encontramos con las grutas marinas y la pequeña playa de El Cerrillo, situada entre Tasarte y Veneguera y al lado de la otra playa de Las Canteras. </li></ul>
  18. 18. <ul><li>Acusa Seca Bajo la mesa de Acusa aparece horadado en la piedra el poblado troglodita de Acusa Seca. Está suspendido en el precipicio con el barranco de Tejeda al fondo. El Bentayga y la también imponente mesa del Junquillo miran de frente. En Acusa Seca, uno de los principales enclaves de los antiguos canarios, se mantiene el uso de las cuevas como viviendas. </li></ul>
  19. 19. <ul><li>La Aldea De Acusa hacia el barranco de La Aldea. Desde el aire, el plástico de los invernaderos invade el valle al final del barranco. Una economía a golpe de tomate. Hacia el mar, la pequeña playa, el puerto y el charco -con agua- que todos los meses de septiembre rebosa de gente en una de las fiestas más populares. </li></ul>
  20. 20. <ul><li>Y el turismo En el recorrido hacia el sur al borde de la costa occidental de Gran Canaria es inevitable arribar al cemento de hoteles y apartamentos. Es el urbanismo ligado al turismo. A partir de Mogán, pocas playas y montañas mantienen su perfil inicial. En la foto, el complejo Anfi del Mar, con su pequeña playa amarillo Caribe. </li></ul>
  21. 21. <ul><li>CANARIAS7.ES - 13/11/2006 </li></ul><ul><li>Un sendero a ras de cielo </li></ul><ul><li>Gran Canaria desde lo alto enseña los perfiles desconocidos de su espectacular orografía </li></ul><ul><li>Álvaro Monzón/Teresa Artiles Las Palmas de Gran Canaria </li></ul><ul><li>Así deben ver Gran Canaria las aguilillas, los vencejos, el milano. La tierra firme es lo profundo y los acantilados se exhiben cara a cara. Levantamos el vuelo para recorrer un sendero entre las nubes y descubrir el perfil desconocido de roques, barrancos, presas y playas. </li></ul><ul><li>Cinco de la tarde. El helicóptero remonta el vuelo desde el aeroclub, en el sur de Gran Canaria, y enfila el morro hacia el corazón de la isla. Una densa capa de nubes lo cubre todo. La ruta está marcada de antemano en el mapa: cuenca de Tirajana, Pozo de las Nieves, caldera de Tejeda, barranco de La Aldea y, volviendo hacia el sur, la costa occidental con sus impresionantes acantilados. De repente, en las entrañas de los altos de Amurga aparece la herida profunda de Barranco Hondo, un cañón profundo y estrecho, inimaginable a ras de suelo. Entonces se empieza a dibujar un mapa interior, una orografía personal llena de grietas severas, calladas cuevas, piedras altivas, serenos caseríos, presas contenidas, alegres palmerales, cumbres poderosas, solitarias playas. Suspendida en el aire, la mirada vuela por la Sorrueda, por bastiones aborígenes como Ansite o el Bentayga, pasa de la palmera al pinar en un ascenso vertiginoso, descubre las grandes cuencas con sus pequeños barrancos arribando al cauce madre. El sol aparece por encima de la mesa de Las Vacas, en lo más alto de la isla. Unos pocos pinos privilegiados beben toda la luz mortecina. Parecen crecer en las nubes. Nublo, Bentayga, el Junquillo, Acusa. Todo, cada rincón, guarda un nombre. De la piedra al agua, de las presas hacia el mar. A partir de la playa de La Aldea el vuelo recorre los acantilados de una costa protegida por su propia verticalidad. Sus colores rojizos se mezclan con el atardecer. Llega el cemento. Seis de la tarde. Acaba el vuelo, despegan las sensaciones. </li></ul>
  1. A particular slide catching your eye?

    Clipping is a handy way to collect important slides you want to go back to later.

×