Entrenamiento de volleyball
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Entrenamiento de volleyball

on

  • 5,799 views

 

Statistics

Views

Total Views
5,799
Views on SlideShare
5,799
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
94
Comments
1

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel

11 of 1

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • Genial!!! :D
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Entrenamiento de volleyball Entrenamiento de volleyball Document Transcript

    • 2012ENTRENAMIENTO DE VOLLEYBALL Alumna: Brisa Alejandra Cobian Dorantes Profesor: …… 28/05/2012
    • INDICE PÁG.CONCEPTO DE VOLLEYBALL………………………………………………………………………3DESCRIPCION DE LOS ELEMENTOS DEL JUEGO……………………………………………..5 RECEPCION……………………………………………………………………………………5 COLOCACIÓN………………………………………………………………………………..11 ATAQUE……………………………………………………………………………………….20 SAQUE………………………………………………………………………………………...31 BLOQUEO…………………………………………………………………………………….37 DEFENSA……………………………………………………………………………………..43 2
    • CONCEPTO DEL VOLLEYBALL “La técnica es uno de los factores más influyentes, importantes, determinantes y significativos para el rendimiento deportivo” (Pepe Díaz) Una de las más destacadas características que presenta el voleibol es la exposiciónpermanente a situaciones cambiantes con una gran presión temporal. Es decir, una sucesióncontinúa de problemas de distinta índole que obligan a los participantes en el juego arespuestas de adaptación variable con escaso tiempo para la resolución. Sí analizamos las peculiaridades del voleibol frente a las habilidades motrices engeneral y a otras disciplinas deportivas en particular, vemos que las restricciones temporales,espaciales y de manejo del balón suponen que, pese a no ser un fin en sí misma, la técnicacobre una extraordinaria relevancia en el voleibol frente a la gran mayoría de los deportes deequipo, siendo además sus elementos técnicos característicos de una notoria dificultad. La velocidad de ejecución, la precisión y una amplia gama de habilidades motricesespecíficas serán claves para disponer de un mayor repertorio en la respuesta táctica y, portanto, condicionarán igualmente la construcción de los sistemas de juego y su complejidad. Bajo este enfoque vamos a considerar la técnica como la respuesta óptima deadaptación por parte del jugador a los problemas que genera el desarrollo del juego, conintervención integrada de factores de percepción, decisión, ejecución y evaluación. El concepto de técnica que se propone está en dependencia y/o limitado por lossiguientes aspectos, enunciados por Grosser y Neumaier1: a) Los mecanismos directivos del sistema nervioso central. b) Las capacidades cognitivo-sensoriales (percepción, cinestesia,...). c) Las circunstancias anatómico-funcionales (agrupación de músculos y articulaciones,...). d) Las leyes mecánico-deportivas (impulsos de fuerza, palancas,...). e) Síntomas psíquicos (concentración, motivación,...). f) Capacidades de Condición física (fuerza, velocidad,...).1 1986 Técnicas de entrenamiento. Editorial Martínez Roca. Barcelona 3
    • g) Las reglas del deporte en cuestión. h) Condicionantes derivados del entorno. Habitualmente, la mayor carga en el desarrollo de secuencias de acciones propias deljuego, se da sobre el sistema nervioso central (percibir, analizar, decidir, procesosmemorísticos y de evaluación de la respuesta motora, solicitud máxima de la coordinaciónintermuscular para la ejecución técnica e intramuscular para la fuerza explosiva). Grosser y Neumaier (1986) 2hablan de un “cansancio central” que se manifiesta antesque el “cansancio periférico”. Para estos autores, el sistema nervioso central acusa antes elcansancio que los demás sistemas (cardiovascular, metabólico, neurovegetativo, muscular).De esta forma, se observa a menudo que en determinadas tareas que se ejecutan con unabaja carga se pierde precisión o calidad en la decisión, no habiendo llegado síntomas queevidencien fatiga en el jugador. La ubicación de los contenidos técnico- tácticos dentro de la sesión con relación a lascargas para el desarrollo de la condición física suelen tener prioridad y se sitúan al comienzode la parte principal. Si el entrenamiento de la condición física va dirigido a la resistencia en cualquiera desus manifestaciones, e incluso, a la hipertrofia muscular, el respeto de este principio esabsoluto. Sin embargo el entrenamiento de la velocidad, o de manifestaciones de la fuerzamás relacionadas con el sistema nervioso (Fuerza máxima o fuerza explosiva) tambiénrequiere un organismo en ausencia de fatiga. Por ello se propone evitar combinar en la misma sesión un entrenamiento técnicocomplejo con el entrenamiento de componentes de condición física cercanos a la velocidad.De manera que estos conceptos ocupen siempre un lugar preferente en la sesión. Como en el voleibol se da un predominio de las sesiones de objetivo de conjunto dedesarrollo múltiple3, frecuentemente deberemos realizar combinaciones de trabajo técnico,táctico y de acondicionamiento físico. Para ello se propone el siguiente criterio de ubicacióndel entrenamiento técnico: Contenidos variados (condición física, técnica y táctica): la técnica, al principio de laparte principal. Diversos contenidos técnicos: al principio los de mayor complejidad.2 (1986). Técnicas de entrenamiento. Barcelona. Martínez Roca. Artículos técnicos de Voleibol.3 Se desarrollan en la misma sesión varias cualidades con diferentes tipos de tareas. 4
    • DESCRIPCION DE LOS ELEMNETOS DEL JUEGO 1. RECEPCION. 1.1. TECNICAS DE RECEPCION DEL SAQ UE Es el primer elemento del juego que tiene lugar dentro de la secuencia del Complejo I(KI)4. Supone por tanto el primer contacto que realiza un equipo para construir su ataquecuando no está en posesión del saque. La importancia de la recepción del saque estriba en su necesidad para la construcciónde un ataque con éxito, puesto que si las recepciones son defectuosas, el balón no llegará alcolocador en las condiciones idóneas para organizar un ataque eficaz. Podemos decir, pues, que los objetivos principales de la recepción son: a) Neutralizar el saque contrario. b) Facilitar al máximo la construcción del ataque del propio equipo, colocando el balónen las mejores condiciones para llevar a cabo un ataque sin limitaciones. Recibir el saque es una técnica crítica en voleibol, que debe dominarse antes de queningún equipo alcance un alto nivel de juego. Además de la dificultad técnica, el pase queresulta de la recepción del saque debe controlarse y dirigirse hacia un área concreta en unporcentaje elevado de ocasiones para asegurarse un promedio de posibilidades aceptable deobtener el punto. Por tanto, podemos decir que el objetivo fundamental en la ejecución técnica será laprecisión y, el gesto más utilizado es el pase de antebrazos. 1.2. LA FORMACIÓN DE LA PLATAFORMA DE CONTACTO. Las características que definen la formación de una buena plataforma de contacto sonque debe ser amplia, homogénea y estable; es decir, sin fisuras, compacta. Para ello seránecesario tener en cuenta una serie de consideraciones técnicas: a) El agarre. Para que la plataforma sea estable y homogénea, en el momento delcontacto con el balón, es recomendable un agarre de manos con los pulgares juntos,paralelos y simétricos.4 El complejo I es la fase del juego que consiste en la construcción del ataque a partir de la recepcióndel saque, es decir abarca la recepción, la colocación 5
    • Las manos deben estar juntas entre ellas para que no puedan separarse en elmomento del contacto con el balón. La recepción de antebrazos es un elemento de precisión,no de fuerza. Por lo tanto nuestra mano dominante debe dirigir el movimiento del conjunto para unamayor precisión, por lo que se colocará por debajo de la no dominante. Lo ideal es que seenseñe de esta forma al jugador desde su iniciación, pero un hábito en sentido contrario noresulta crítico para el rendimiento, por lo que no aconsejamos corregirlo si se ha asentado delmodo contrario. Los tipos de agarre más difundidos son: Manos superpuestas Manos entrelazadas Formar un puño b) Ahuecar el pecho para unir los hombros ayuda a aproximar más los antebrazoscreando una base continua de contacto. c) Extender los codos totalmente y realizar una rotación externa de los antebrazos,ofreciendo la cara anterior de los mismos, las manos deben efectuar una flexión dorsal(dedos dirigidos hacia el suelo) para facilitar la rotación externa. Esa zona de contacto va adepender de la capacidad del jugador de aproximar sus codos, por lo que recomendamoscuidar su elasticidad y movilidad articular desde sus primeros años. 6
    • 1.3. LA ORIENTACIÓN. El receptor se orienta frente al saque (ojo: no frente al colocador) con los pies separados,aproximadamente a la anchura de hombros, con el pie interior ligeramente adelantado ydirigido hacia el colocador. 1.4. EL CONTACTO. Se contactará con la superficie plana de los antebrazos en su mitad superior, evitando laszonas donde la estructura ósea es más superficial. En el momento del contacto, esimportante mirar el balón continuamente, incluso cuando contacta con los brazos. De estaforma el pase será más preciso. Debe existir un seguimiento visual del balón completo,desde antes del saque hasta que se dirija hacia el colocador. Para conseguir este objetivo, lacabeza debe estar entre los hombros y no se debe mover bruscamente para facilitar elenfoque del objetivo visual. Para pasar el balón con una trayectoria perpendicular, es decir, cuando el receptorestá situado en línea con el colocador, el jugador se sitúa detrás del balón con los brazos enel mismo plano que el eje central del cuerpo. Si el receptor se encuentra desplazado hacia unlado, contactará con el cuerpo más interior que los brazos y el balón, elevando el hombro deese mismo lado y basculando el cuerpo desde el pie atrasado (más alejado del colocador)hacia el pie adelantado (más próximo al colocador). En todos los casos se intenta que lalínea de las caderas se mantenga paralela a la red. 7
    • Cara anterior de la mitad superior antebrazos Cabeza entre hombros, mirando el balón La rapidez de ejecución es importante, pero tanto más llegar con movimientospausados al contacto para asegurar la precisión perceptiva y de movimiento. La precisióndebe condicionar la velocidad de movimientos. Cuando la trayectoria del saque es lenta y con parábolas pronunciadas, como en elsaque de abajo, se busca imprimir más velocidad al balón que la de llegada. Para ello setraslada el peso del cuerpo del pie retrasado hacia el adelantado (más cercano al colocador yapuntando hacia éste) durante el contacto. Conforme el balón es recibido más próximo a lared el impulso se realiza con un movimiento vertical, es decir mediante la extensión detobillos, rodillas y caderas. Sin embargo, cuando las trayectorias de saque comienzan a sermás veloces y paralelas al suelo, se suelen dar movimientos de amortiguación del jugador enel mismo sentido de la trayectoria del saque. La trayectoria resultante debe buscar la altura de contacto del colocador (que variarásegún la técnica empleada por el colocador, en apoyo o en suspensión). Sin embargo, laparábola no debe ser muy alta, más bien interesa una curva tensa. Esta parábola poco pronunciada facilita la colocación, en los equipos de bajo nivel (elbalón cae en las manos del colocador con menos aceleración); y en los equipos de alto nivelfacilita la incorporación del primer tiempo (no frena la carrera del atacante).Como excepción, si la recepción se produce en los cuatro metros próximos a la red, lascondiciones temporales exigen un pase más parabólico. 8
    • 1.5. LA RECEPCIÓN MEDIANTE PASE DE DEDOS. Las modificaciones del reglamento sobre el primer contacto (supresión de la falta doble),están dando lugar al uso más frecuente de una técnica de pase de dedos.Esta técnica dispondrá, para esta función, de características específicas que pasamos adescribir a continuación: • El receptor debe estar detrás del balón y centradocon respecto a éste, de forma que no se contacte al lado dela cabeza. • El balón debe estar encima de la cabeza, no pordebajo. • Se busca un pase más parabólico al colocador queen el pase de antebrazos, evitando pases tensos. Estacircunstancia se acentúa especialmente cuando larecepción se produce cerca de la red, para evitar déficit detiempo en la construcción del ataque. • Es necesario poner los dedos más rígidos que paracolocar. • Los brazos y el resto del cuerpo se extiendentotalmente siguiendo la trayectoria del balón hacia eldestino del mismo. 1.6. EL ENTRENAMIENTO DE LA RECEPCIÓN DEL SAQUE. La recepción del saque ha demostrado ser un elemento con una correlación muy elevadacon el éxito del equipo; además existe un marcado desequilibrio en la progresión del 9
    • aprendizaje de este elemento con respecto al saque, siendo éste último más precoz encuanto a desarrollo de la eficacia. Por ambos motivos, se debe prestar gran atención a unaformación técnica adecuada y a un gran volumen de entrenamiento en todas las etapas ycategorías. El enfoque primordial, a través del que planteamos el trabajo de recepción en todaslas etapas, es la precisión. Aunque existen planteamientos que defienden la seguridad, eseconcepto supone connotaciones defensivas que no coinciden con las características delvoleibol actual. Apostamos pues, por una filosofía de la recepción como elemento ofensivo ybasada en una exigencia máxima de precisión desde la iniciación. Existen una serie de criterios de interés en la construcción de tareas de recepción: a) No debemos olvidar que el principal recurso que exige esta acción es un alto grado de concentración, por tanto y para preservarla, deberemos controlar la motivación y la fatiga. b) Debemos compensar la escala de exigencia en el entrenamiento por su origen (saque), y graduar la dificultad que se le origina al receptor a partir del mismo. c) Cuando la recepción no sea el elemento central de la tarea, sino que se use como medio para la construcción del ataque, debemos ajustar el grado de exigencia previsto a partir del saque. d) Además de la apreciación de trayectorias sobre el balón, los cálculos óptico- motores a partir de las percepciones periféricas, tienen una incidencia importante para que la recepción, no sólo se efectúe correctamente, sino en el espacio reglamentario. Para ello es interesante crear exigencias en cuanto a la posibilidad de discernir situaciones en las que corresponde recibir y en cuales no, dentro del entrenamiento. e) Fomentar la concentración, la seguridad y la trascendencia de esta acción, resulta de importancia capital para la formación de especialistas. f) En el alto nivel todos los rematadores colaboran, en mayor o menor medida, para esta acción, con lo que la especialización prematura, está perjudicando las posibilidades de muchos jugadores. 10
    • 2. COLOCASION. 2.1. TÉCNICAS PARA LA COLOCACIÓN. La colocación es el elemento primordial en la composición del equipo y en el juego engeneral. Por aspectos cuantitativos (número de contactos) y cualitativos (posibilidad deataque) el colocador adquiere una importancia muy grande. Sí el ataque es fundamental en la consecución del punto, la colocación condiciona laefectividad del ataque no sólo desde el punto de vista técnico sino también desde el táctico,debido a que la distribución del juego radica en el colocador. En el alto nivel la habilidad deéste puede ser definitiva. La colocación es el balón dirigido con trayectoria y velocidad precisa a un atacanteparticular de modo que pueda rematarlo de forma efectiva. Remarcamos de la definición dos términos: precisión, como concepto básico, a partirde éste se desarrollan el resto de elementos que conducen a la efectividad, donde yaconfluyen aspectos relacionados con la táctica. En cuanto a su técnica, el pase colocación debe realizarse con pase de dedos siempreque sea posible, con el fin de que el jugador pueda tener más opciones en la precisión ydistribución del juego. A su vez, cualquier jugador del campo debe controlar dicha acción. 2.2. TÉCNICA BÁSICA.Con la técnica básica describimos la mecánica idónea del movimiento con el objetivo defavorecer la máxima precisión en el pase. 2.2.1. Posición de partida En iniciación, el colocador se sitúa en zona 3 y más tarde, cuando aparece el atacantecentral se pone al colocador entre la zona 3 y la 2. El hecho de que la mayoría de losatacantes sean diestros y les sea más fácil coordinar el remate de un balón que viene por suderecha, ha sido la causa de que el colocador esté universalmente aceptado en esasituación. El colocador tiene que estar cerca de la red, a unos 40 cm, separado lo suficiente para notocarla al girar y no tan separado como para que tenga que moverse hacia ésta cuando va ainterceptar el balón. Se situará entre tres y cuatro metros y medio de la banda lateral derecha. 2.2.2. Postura. Debe ser una posición natural y relajada pero sin dejar de mantenerse alerta, es decir,tener visión del juego y disponibilidad postural que le facilite una salida rápida para corregiruna recepción errónea que no vaya a la zona prevista. 11
    • La postura idónea sería: cuerpo extendido, con piernas separadas a la anchura de lascaderas, brazos relajados, y flexión ligera de tobillos, que lleve el peso a la parte anterior delos pies para un desplazamiento más eficaz. En los casos en los que el balón cae por debajode la cintura del receptor, la postura del colocador será de mayor alerta, ya que sueleresultar una trayectoria más cercana al suelo. De esta forma, y sin perder de vista el balón,debe permanecer hasta que conozca a donde va a ir el balón enviado por su compañero. Nodebe escaparse (moverse antes de ver hacia dónde va el balón que procede del primercontacto en su terreno). 2.2.3. De frente al balón. Antes de aprender a pasar de espaldas, el pase se hace orientado en función de la zona deprocedencia del balón, el pie más próximo a la red debe estar adelantado sobre el otro.Cuando se incorpora el pase colocación de espaldas al juego, la orientación del jugador esfija, hacia zona 4 con el pie derecho adelantado sobre el izquierdo y con ambos piesformando un ángulo de 45º con respecto a la red. Esto permite tener un amplio margen devisión de su campo y del campo contrario. Cuando los balones caigan a la izquierda del hombro del colocador, se deberá cerrarel ángulo, situándose más paralelo a la red, consiguiendo mantener la orientación frente albalón. La reorientación para el pase se trata en el epígrafe del contacto.Orientada frente a la recepción, con el pie derecho adelantado, giro paulatino hastaorientarse hacia la zona 4. 2.2.4. Desplazamientos hacia y desde la zona de colocación. El colocador, por exigencias de la rotación puede necesitar desplazarse hacia la zonade colocación (tras recepción o defensa) y desde la zona de colocación por un primercontacto defectuoso. Los principios que deben regir los desplazamientos son: a) Nunca debe perder de vista el balón, para ello el giro se realizará mirándolocontinuamente. 12
    • b) Si llega en movimiento al contacto debe procurar movimientos finales ralentizadosque favorezcan la precisión. c) El desplazamiento hacia el balón debe evitarse en dirección a la red, por lo que sesituará en la zona de colocación con la máxima antelación posible. Los desplazamientos deben realizarse con una carrera natural, la salida debe ser en elmomento óptimo, cuando el sacador toque el balón (en situación de recepción), ohabiéndose producido el contacto de defensa (en situación de defensa). Al llegar a la zonade colocación, el penúltimo apoyo (con la pierna del mismo lado por el que se llega) serálargo para frenar la inercia de carrera. Con el último apoyo se orienta el cuerpo hacia el balónque proviene del primer contacto. 2.2.5. El contacto.Cuando el balón comienza a caer sobre la proyección del colocador, se produce una ligera flexión de tobillos yrodillas, mientras la cadera inicia un movimiento de giro continuo y pausado hacia el punto donde se pretendeenviar el balón5. Con el pie más próximo a la red adelantado, colocándolo debajo del lugar donde se contactaráel balón.Los brazos se han elevado, en ese momento, de modo que el colocador verá aproximarse el balón por el huecoque forman las dos manos. Esto facilita la coordinación entre manos y balónLas manos delante de los ojos, abiertas, con las palmas mirando al balón, muñecas flexionadas.Los dedos permanecen separados para ofrecer mayor superficie de contacto, pero no rígidos. El balón entraentre los índices y pulgares de ambas manos. Los brazos forman un rombo, con los codos notablementeseparados.5 Cuando se introduce en el juego el pase de espaldas para colocar, el giro de cadera siempre se debe realizarhacia zona 4. 13
    • La altura de contacto será de unos 20 cm por encima de la cara. El movimiento de las manos aconsejado paralas etapas iniciales es amortiguado, acompañando el balón ligeramente en su fase descendente y ascendente.Esto facilita la precisión. Mira el balón caer entre Con codos abiertos los brazos El balón entra en las manos las manos. forman un rombo. a unos 20cm de la cara. El balón debe contactarse siempre en la misma situación, tanto si se coloca adelante oatrás (ligeramente por delante del eje de proyección del tronco)6. Para impulsar el balón las piernas se extienden en el momento del contacto. Losbrazos deben proyectarse extendidos, sin cruzarse, y dirigidos al objetivo del pase, así comola cadera perpendicular hacia el mismo.Proyectar brazos extendidos hacia el Misma disposición del balón para pasar objetivo del pase hacia delante o hacia atrás6 En el futuro, al llegar a un repertorio con colocaciones rápidas, ésta será la posición más neutra de cara areducir la información que el bloqueador recibe sobre el destino final del pase de colocación (pre índices). 14
    • 2.2.6. El pase de espaldas. La disposición inicial, los desplazamientos y la posición para el contacto deben serexactamente igual que para el pase frontal. Es importante no modificar el punto de encuentrocon el balón, ni arquear el tronco antes del contacto. En el contacto, las muñecas se flexionarán hacia atrás, seguidas por la extensión de loscodos, mientras se arquea la espalda a partir de una inclinación posterior de la cabeza y unaextensión de la cadera, desplazándose hacia delante. Los pulgares tienen una participaciónimportante en el impulso del balón hacia atrás. Contacto por delante de la cabeza Arquear la espalda y rotar las muñecas con el contacto 2.3. RECURSOS. Entendemos por recurso un modelo de ejecución adecuado a situaciones no previstas.No es, por tanto un objetivo en la actuación del jugador, pero su dominio permite solventarcircunstancias desfavorables. 2.3.1. El pase lateral. Cuando el primer golpeo envía el balón tan próximo a la red que la orientación delcolocador perpendicular a la trayectoria del pase supondría contactar la red con el codo máspróximo a ésta, el jugador opta por emplear un pase lateral. Habitualmente el colocador estásituado previamente en la zona de colocación y adelanta más su pie derecho sobre elizquierdo, quedando de espaldas a la red. En ocasiones, el desplazamiento de penetraciónse produce con retraso y la única opción en estos balones ajustados es realizar la mismaacción descrita pero de frente a la red. En uno como en otro caso, el colocador debe situarsedebajo del balón y realiza un impulso mayor con el brazo contrario a la dirección final delpase. 2.3.2. La colocación de antebrazos. Si el desplazamiento del colocador hacia el balón no le permite situarse debajo del mismoresulta más seguro utilizar el pase con los antebrazos. Igualmente ocurre cuando el jugador 15
    • líbero debe realizar el segundo contacto dentro de la zona de ataque (por restricciónreglamentaria). En este caso, el jugador, tras una marcada flexión de piernas, realizará un movimiento deextensión de piernas, acompañando con brazos y piernas el balón hacia el objetivo. Intentarsorprender mediante pases rápidos o de espaldas no dará, normalmente rentabilidad algunay la dificultad es muy alta. 2.3.3. La colocación en caída. En la misma circunstancia anterior, cuando el jugador demuestra un gran dominio delpase y las caídas, se puede optar por un desequilibrio voluntario para quedar situado debajodel balón y poder emplear el pase de dedos mientras se completa la caída del jugador. Se desplaza el peso del cuerpo hacia la pierna más cercana al balón, generando undesequilibrio que conduce, tras el pase, a una caída lateral, frontal o de espaldas. El golpeoal balón debe producirse con movimientos finales muy ralentizados y estando situado justopor debajo del balón, si alguna de estas circunstancias no fuese posible es más rentableoptar por el pase de antebrazos. 16
    • 2.3.4. El pase con una mano. Cuando la recepción o la defensa provoca una trayectoria del balón hacia el campo del oponente el colocador se ve obligado a utilizar un pase con una sola mano, la más próxima a la red (normalmente la derecha). El contacto se realiza con los dedos rígidos, pero ligeramente separados. La mano se sitúa debajo del balón. El pase se produce por extensión del codo y la muñeca, cuando se intenta un pase alejado del colocador; o simplemente se frena el balón para dejarlo en condiciones de un ataque próximo y rápido. Ésta acción resulta engañosa para el bloqueador que puede esperar una finta del colocador, o que el balón pase a su campo directamente desde el primer contacto del oponente. En otras ocasiones, si se observa que el bloqueo no es fijado por el colocador, éstepuede dejar pasar el balón al campo contrario creando normalmente gran incertidumbre entrebloqueador y defensores de segunda línea. 2.4. EL COLOCADOR COMO ATACANTE. La participación del colocador como atacante tiene una excepcional importancia,principalmente a partir de la instauración del pase en suspensión en el repertorio técnico deéste. Dada la orientación del colocador frente a la zona 4 del campo, universalmenteaceptada, el dominio de la mano izquierda de éste jugador le confiere una enorme ventaja ala hora de atacar el balón enviado por la recepción o la defensa. Es por ello que durante unaépoca ha sido frecuente la formación, en ocasiones forzada, de jugadores zurdos para estafunción. Hoy en día se busca el talento para colocar por encima de otras virtudes, pero aúnasí, un colocador zurdo supone mayores problemas para el bloqueo adversario. Si bien, pocos jugadores diestros alcanzan el dominio del ataque con su manoizquierda, prácticamente todos logran una ejecución perfecta de la finta con una y otra mano.Así como existen casos de jugadores diestros que giran hacia su derecha para golpear elbalón con su mano dominante. Esta acción tiene sentido si se domina la colocación lateralpara, de esta forma, proponer una doble amenaza sobre el bloqueo. En cuanto a suejecución, tanto la finta como el ataque deben cumplir dos premisas: a) La doble amenaza: es decir, la finta o el ataque constituirán un elemento sorpresivosi existe la posibilidad de colocar desde la misma postura, y viceversa. b) En íntima relación con la primera, es necesario ocultar o dar falsos indicios sobre lasolución final de la acción. 17
    • Las dos acciones de finta del colocador más utilizadas son: a) Con mano derecha, contactando el balón con la palma de la mano enfrentada alcolocador y enviándolo hacia zona 4 del equipo contrario. Esta acción es especialmenteeficaz cuando el primer tiempo de ataque se produce por delante del colocador y existe unaayuda activa sobre él del bloqueador de 4 oponente. b) Con mano izquierda, contactando el balón con la palma de la mano hacia el campocontrario y enviándolo, habitualmente a la zona 83. Esta acción es especialmente efectivacuando el jugador central se desplaza desde 3 hacia 2 para atacar por la espalda delcolocador. 2.5. EL ENTRENAMIENTO DE LA COLOCACIÓN. Aproximadamente un tercio de las acciones de un equipo en el juego son colocaciones yunos dos tercios de los contactos del colocador se dedican a esta acción. Estas proporcionesdeben salvaguardarse en el entrenamiento colectivo. Al margen del mismo, el colocador debe dedicarse de forma extra a ejercitar un grannúmero de pases para obtener y mantener un elevado nivel de precisión. De modo generalizado, los expertos coinciden en exigir una serie de requisitos alcolocador en el desarrollo de los entrenamientos. Estos se resumen en seis puntos: 1. Movimiento de piernas continuo, exacto y disciplinado. 2. Saber siempre donde está la red, sin necesidad de mirarla continuamente. 3. Actitud corporal y mental preventiva de cara a un mal envío en recepción o defensa. 4. Lectura permanente de los receptores o defensores y reacción rápida a la trayectoriadel balón tras el primer contacto. 5. Uso de la visión central y periférica de forma permanente. 6. Su ubicación y su comunicación deben ser referencia continua para los receptores,defensores y atacantes. El diseño de las tareas de entrenamiento debe favorecer el desarrollo de las exigenciasdescritas. Para el mismo, existen una serie de elementos que consideramos importantes en laplanificación de la sesión. a) Fomentar el uso variado de la gama de pases disponible. b) Usar siempre las varillas en los entrenamientos, ya que son una referencia válida y estable que se debe aprovechar. c) Programar un gran volumen de pases para potenciar la precisión con información permanente sobre los aspectos técnicos críticos (según el nivel del colocador). 18
    • d) Proponer objetivos físicos, a modo de referencia, donde enviar la colocación, ya sean activos (atacantes) o pasivos (cestos o compañeros). e) Poner en práctica en cada ejercicio la comunicación con los receptores o defensores y con los atacantes. f) Elevar el nivel de exigencia en cuanto a la complejidad del pase o del ejercicio siempre que se respete un alto grado de precisión. g) Variar las zonas y las trayectorias de origen. h) Control permanente sobre el saque o el ataque que inician la secuencia en el ejercicio de colocación, para que se dé la densidad y el nivel de dificultad con el que se desea trabajar la colocación. i) Cada propuesta en el aprendizaje técnico debe progresar en la orientación de laatención del colocador a través de tres fases ordenadas como sigue: 1º. La ejecución. 2º. La precisión. 3º. La distribución. 19
    • 3. ATAQUE.El ataque es la acción con la que un equipo culmina la jugada, desde la recepción del saque,o desde la defensa. El objetivo es colocar el balón en el suelo del equipo contrario, o bien,provocar error en la defensa oponente para ganar la acción. 3.1. TÉCNICA BÁSICA. El gesto técnico de mayor efectividad en el ataque es el remate. Se trata de la accióntécnica más compleja en el voleibol desde el punto de vista de la ejecución, ya que combinalas habilidades de salto con carrera previa y golpeo, con grandes exigencias coordinativas.La relación directa con el oponente, en el bloqueo, dota a este elemento de notablespeculiaridades tácticas, sin embargo tomamos la eficacia mecánica como referencia paradeterminar la técnica básica. Desde este punto de vista, la cadena cinética es absolutamentedeterminante, persiguiendo dos objetivos primarios en su nivel elemental: a) conseguir la máxima altura de golpeo. b) la máxima velocidad de salida del balón. La razón es que ambos aspectos van a dotar en el futuro al jugador de un margensuperior de variantes que amplíen su respuesta táctica de adaptación. Sin embargo, dirigir laatención prematuramente a los aspectos tácticos puede restringir el desempeño en losparámetros físicos. 3.1.1. Carrera de aproximación. Puede ser oblicua (ataque por el lado de la red contrario al brazo que golpea) o recta(ataque por el mismo lado de la red del brazo ejecutor). Habitualmente está compuesta portres o cuatro pasos, dados de forma alternativa para acabar con el pie contrario al brazoejecutor como último apoyo, desde una distancia de tres o cuatro metros. La realización deuna trayectoria oblicua o perpendicular se debe a que se busca abarcar más campo en elsentido de rotación del tronco para el golpeo, por tanto, más radio de acción para el ataque. Cuando un jugador diestro en zona 4, o zurdo en zona 2, aborda la aproximación, elobjetivo de ser el de poder dirigir el remate en trayectoria diagonal corta, con un golpeo quepermita la colaboración del tronco en la cadena cinética, sin tener que recurrir a una excesivarotación del hombro. Para ello, el ángulo de aproximación debe ser de unos 30 grados conrespecto a la línea lateral. Desde esta posición, el rematador podrá golpear con fuerza en cualquier dirección, yaque, si pretende hacerlo hacia la línea, el giro de tronco correspondiente, añade un momentoangular favorable a la cadena cinética. Otro aspecto importante es la selección óptima del lugar de despegue, para lo que esnecesaria una apreciación de trayectorias bien desarrollada. Hay que evitar que el balón, alser golpeado, haya superado el eje central del cuerpo hacia el lado contrario del brazo 20
    • ejecutor. El lugar de despegue deberá estar tanto más alejado del balón colocado en eseinstante, cuanto más rápido sea el pase y/o más tiempo requiera el rematador para golpear(recorrido y velocidad del armado de brazo). El momento crítico de aprendizaje del remate básico, coincide con sistemas de juegosencillos, donde las colocaciones empleadas son de parábola amplia. Una buena colocaciónalta, es aquella que permite golpear cómodamente y con potencia, desde la diagonal cortahasta la línea. La referencia para diagnosticar la calidad del pase de colocación es la línealateral. Si dejásemos caer al suelo el balón colocado, éste debería coincidir con la línealateral del campo. Este es el pase adecuado. El último paso o impulso1 se da en dos tiempos, es decir, con dos apoyos, que deben serprimero el del mismo lado del brazo ejecutor y después el del lado contrario, quedandoadelantado sobre el anterior y orientado hacia dentro. Basculando el centro de gravedad deuna posición baja y retrasada en el penúltimo apoyo en una trayectoria ascendente y haciadelante. 3.1.2. Impulso. Es el responsable del aprovechamiento máximo de la capacidad de salto del ejecutante.Tiene dos fases, una excéntrica o de frenado y otra concéntrica o de aceleración. La primera abarca desde el momento en el que el penúltimo apoyo contacta el talóndel pie del mismo lado de golpeo con el suelo hasta el momento de máxima flexión depiernas y tronco. En el principio de esta fase se da un movimiento de extensión de hombroscon los brazos extendidos y proyectados hacia atrás. La segunda abarca desde el final del impulso de frenado hasta el inicio del despeguede los pies. Los brazos realizan una flexión de hombros para dirigirse, con un movimientopendular, de atrás hacia delante, lo que incrementa la fuerza contra el suelo y, con ello seaumenta el impulso y se mejora el salto. Inicio del impulso Final del impulso 21
    • 3.1.3. Fase aérea Abarca desde el comienzo del despegue hasta que los piesvuelven a contactar con el suelo. Los brazos continuaron sumovimiento hacia delante y hacia arriba quedando juntos yelevados, para el máximo aprovechamiento del salto. Mientras tanto, las piernas deben relajarse para no interferiren la acción de tronco y brazos, realizando sólo las accionescompensatorias, causadas por el momento angular generadoen el cuerpo. 3.1.4. Golpeo. Desde la fase de frenado, el cuerpo se orienta hacia el mismolado del brazo ejecuto. En la fase aérea se da una separación debrazos, llevando el brazo que golpea, flexionado atrás, con el codoaproximadamente a la altura del hombro y la mano a la misma quela cabeza. Esta disposición es conocida como armado de brazo omovimientos preparatorios de golpeo. Si el armado de brazo sehace en círculo (con el codo por debajo del hombro), el tiempo degolpeo es mayor y el balón no será contactado en el punto másalto de alcance del rematador. Tras este movimiento, tiene lugar la proyección del brazoejecutor hacia el balón, deshaciendo los movimientos previos,para aprovechar la tensión muscular (componente elástico) mediante la coordinación de los momentos angulares generados (cadena cinética) desde la cadera. Esto conducirá a la máxima velocidad de la mano en el momento del contacto con el balón. Para un contacto técnicamente acertado, el balón debe interceptarse en el punto más alto posible, encontrándose un poco por delante del rematador en el plano frontal y por delante del brazo ejecutor, próximo al eje central del cuerpo. Con el brazo que golpea totalmente extendido y el hombro de ese mismo lado elevado. Este golpeo se debe realizar con la totalidad de la cara anterior de la mano y, aunque mecánicamente un movimiento de flexión de la muñeca no supone mayor velocidad de salida, se suele producir para que la mano envuelva la parte antero superior del balón y leprovoque una rotación hacia delante. Este efecto supone que el balón caiga antes de lo quesu parábola normal hubiera conseguido. 22
    • El brazo contrario realiza un movimiento descendente de manera coordinada con losmovimientos descritos anteriormente, cumpliendo funciones de compensación del cuerpo,para que continúe en equilibrio. 3.1.5. Caída. La caída debe ser relajada, elástica y amortiguada. Su objetivo principal es descendersuavemente para reducir todo lo posible el impacto sobre las articulaciones. Lo primero que debe contactar en el suelo son las puntas de los pies, para luegocontinuar con la cadena cinética de amortiguación tobillo-rodilla-cadera, con un ángulo similaral del salto. La caída deberá realizarse con ambos pies para evitar lesiones, pues una solapierna es un segmento más débil y puede ceder más. El peso durante la caída debedistribuirse bien, para ello se aconseja que las piernas estén separadas a la anchura de loshombros (aproximadamente). Este elemento tiene una relación directa con la coordinacióndel rematador con el balón, por lo que la caída resulta un buen indicio para detectarproblemas del jugador en el cálculo de trayectorias. 3.2. TÉCNICAS AVANZADAS DE ATAQUE. Son variaciones de la técnica básica que, aunque van en detrimento de la eficacia desdeel punto de vista de la velocidad o la altura, están dirigidas a satisfacer la exigencia degenerar falsos indicios para anular la anticipación del oponente en defensa. Un factor fundamental en las acciones de juego es la eficacia, pero la eficacia en juego nosiempre es igual a la eficacia mecánica. El engaño es la clave de la distancia que existe entrela eficacia real y la mecánica. En el ataque, este aspecto es muy importante ya losbloqueadores, ante el déficit espacio tiempo, tienden a anticipar la trayectoria del ataque. 23
    • De esta forma en el ataque se modifican distintos elementos del gesto, en su estadomecánico ideal, para crear confusión dando indicios falsos y provocar de esta manera unaanticipación errónea. Podemos analizar las técnicas avanzadas desde las dos habilidades: a) Las variaciones en la técnica de golpeo. b) Las variaciones en la técnica de salto. 3.2.1. Variaciones en el golpeo. 3.2.1.1. Las técnicas para jugar sobre espacios cubiertos por el bloqueo . Cuando se pretende enviar el balón a un espacio que el bloqueo protege no siempre esposible realizar un golpe directo, sino que existen modificaciones sobre la técnica básica quepermiten hacer llegar el balón, si bien con menos velocidad, sorprendiendo el esquemadefensivo del oponente. La finta. Consiste en engañar a la defensa (hacer creer que se va a rematar y luego golpear ligeramente). El gesto debe ser igual al remate en el armado del brazo, y al final se golpea el balón con la yema de los dedos por debajo del mismo, de forma que pase éste por encima del bloqueo. Sí esta acción se realiza con una trayectoria demasiado próxima al bloqueo, éste podría interceptar el balón con facilidad. El balón debe dirigirse hacia un espacio donde no haya ningún jugador. Se dan varias opciones de fintas: la finta interior, que se realiza hacia la zona interior del campo de juego; la finta exterior, que se realiza haciael lateral de la cancha; la finta atrasada, de forma más activa, empujando el balón haciaespacios libres en zonas más alejadas del bloqueo. El golpeo fintado. Consiste en un golpeo de remate con menor velocidad, se dapor encima del bloqueo dirigido a una zona libre, por lo que la accióndel brazo de golpeo está limitada debido a la trayectoria paralela quedebe adquirir el balón. El punto de contacto es sobre la proyección del eje vertical delrematador (golpeo muy alto) y la acción final está protagonizada poruna acentuada flexión de muñeca para provocar una rotación del balónhacia delante que acelere su caída. 3.2.1.2. Las técnicas para jugar sobre espacios no cubiertos por el bloqueo . Por otro lado, se dan circunstancias en las que se busca fijar el bloqueo en un espaciodistinto al que se pretende dirigir el ataque, consiste en enseñar al bloqueo una presunta 24
    • dirección de remate para luego golpear sobre una zona diferente donde no hay cobertura. Elgesto se produce a partir de variaciones mecánicas de la acción de remate, tales como: El remate interior: es aquel en el que la mano contacta con el balón en la cara máspróxima al jugador, para provocar un efecto, mediante la rotación interna del hombro, hacia ellado del brazo ejecutor. Por ejemplo: un jugador zurdo en zona dos utiliza remate interiororientándose hacia la línea y golpeando hacia la diagonal, mientras que un diestro en zona 2,se orientaría hacia diagonal para golpear a la línea. Viceversa para la zona 4. Las claves de eficacia consisten en coordinar estas tres acciones: 1º. Girar el tronco, durante la fase de golpeo, desde el lado del brazo ejecutor hacia ellado opuesto. Para situar al bloqueo desplazado con respecto a la trayectoria prevista deataque. 2º. Interceptar el balón lo más próximo posible al eje central del cuerpo. Para provocarque los brazos del bloqueo se muevan en dirección contraria al golpeo. 3º. Mediante una rotación interna del hombro, golpear el balón en su cara máspróxima, y darle un efecto lateral que lo dirija hacia el lado del brazo de golpeo. 3.2.1.3. Las técnicas para jugar contra el bloqueo . Por último, existen técnicas para jugar contra el bloqueo, que consisten en lo quedenominamos comúnmente block out, es decir, intentar golpear el balón contra el bloqueopara que salga fuera del campo. La forma más habitual es enviar el balón por el lado exteriordel bloqueo. Existen otras opciones como pueden ser: a) Golpear alto y hacia arriba para que el bloqueo contacte con los dedos y el balón salgadespedido más allá de la línea de fondo. b) Sí el bloqueo salta forzado y la colocación está muy próxima a la red, se puede realizarel remate con una gran acción de muñeca, de forma que el balón caiga entre el bloqueo y lared. c) Jugar contra el bloqueador que proviene de otra zona para realizar una ayuda, sí llegaforzado y salta, trataremos de golpear en el lado contrario a su carrera con una trayectoriaparalela. 25
    • d) Golpear en la intersección de las manos de dos bloqueadores. Para emplear esta técnica se consideran importantes las siguientes recomendaciones: Contra el bloqueo resulta ventajoso golpear con efecto, y en sentido contrario almovimiento de sus brazos, pues será más difícil que pueda controlar el balón. Para provocarun movimiento de sus brazos contrario a la intención del ataque, es necesario emplearcorrectamente las técnicas de golpeo exterior o interior ya descritas. Es más fácil que el bloqueo ejecute correctamente su acción si se golpea hacia abajo,por lo que conviene golpear con una trayectoria paralela al suelo. Es importante retrasar el tiempo de golpeo. Se busca que el bloqueo esté cayendocuando se produzca el contacto con el balón, de este modo pierde control de sus miembrossuperiores y ángulos de penetración en el campo contrario. Esta situación llega incluso aprovocar en numerosas ocasiones infracciones de red por parte de los bloqueadores. Parapoder retrasar o adelantar el golpeo voluntariamente, es importante utilizar un armado debrazo de poco recorrido. Jugar contra el bloqueo con golpeo Jugar contra el bloqueo con golpeo interior exterior 3.2.1.4. Armado de brazo y técnicas avanzadas de golpeo. Los movimientos preparatorios del brazo para el golpeo tienen como función dar la mayorvelocidad posible a la salida del balón. No obstante, existen modelos con recorridosdiferentes, lo que supone un tiempo necesario para su ejecución igualmente distinta. Porsimplificar utilizaremos tres modelos en torno a los cuales podemos ubicar cualquiera de lasopciones individuales que podamos encontrar. a) El armado medio o “de arquero”, donde el codo se sitúa a la altura del hombro en elmomento de máxima amplitud. 26
    • b) El armado alto, donde apenas existe rotación del tronco hacia el lado del brazo degolpeo, con el codo claramente encima del hombro en el momento de máxima amplitud. c) El armado circular, donde el codo pasa próximo a la altura de la cadera en el momentode máxima amplitud. Desde el punto de vista de la velocidad que permite cada uno de estos modelosimprimirle al balón, distintos estudios han encontrado similitudes en los recorridos medio ycircular. En el caso del armado alto, la velocidad es menor. En cuanto al otro factor esencial en la eficacia mecánica del remate, la altura de golpeo,encontramos que el armado circular obliga a golpear en caída, por lo que se pierde altura decontacto. Estos dos factores son los que nos hacen decantarnos por un armado medio en latécnica básica. Sin embargo, hemos descrito como objetivo del atacante en el juego avanzado, lanecesidad de regular el momento de contacto. Poder golpear en cuanto el balón esté alalcance del rematador o esperar para provocar que el bloqueo esté cayendo y encontrar másángulo o menos control de los brazos para jugar el block out. Esta opción requiere un armado que invierta el menor tiempo posible y, cuanto menor esel recorrido del brazo, menos tiempo se necesita para su ejecución. Por ello, los jugadorescon armado alto tienen más oportunidades de regular el momento de contacto. Está técnicadebe ir asociada a un tiempo de salto adecuado. Los jugadores que tienen el defecto desaltar tarde pierden la capacidad de esperar para golpear. Igualmente, los atacantes de primer tiempo, si pretenden forzar al bloqueo o sorprenderlo,necesitan una acción anticipada. No sólo consiste en saltar antes de la colocación. Si elarmado de brazo es muy largo, el pase tendrá que ser lento y el bloqueo dispone de mástiempo para decidir. Salto anticipado, pase reactivo y armado alto se conjugan en un ataque de primer tiempopresionante. Por último, es necesario recordar la importancia de poseer una muñeca ágil que ayude aimprimir velocidad al balón. Esto, si cabe, se hace todavía más importante en las opcionesdel armado alto o de poco recorrido. 3.2.2. Variaciones en el salto. Como hemos visto, las modificaciones sobre la técnica básica no se dan únicamente en lahabilidad del golpeo, sino que también existen variaciones en la técnica de salto: a) Impulso con una pierna. Se realiza con un desplazamiento más paralelo conrespecto a la red en dirección al lado de golpeo del jugador, y consiste en realizar el impulsode salto con la pierna del lado contrario al brazo ejecutor, de forma que la trayectoria devuelo es mucho más horizontal. Pretende aprovechar la diferencia espacial entre el lugar enel que se salta y en el que se golpea y el breve tiempo en el que este cambio se produce.Existen opciones de primer y segundo tiempo. 27
    • b) Batida en profundidad. Se realiza una modificación del último apoyo en el impulsopara el salto, quedando más desplazado hacia delante que en la técnica básica. Pretendeuna parábola de vuelo más horizontal. Es utilizada en los ataques de jugadores zagueros y/opara acelerar la llegada al balón si la colocación es demasiado rápida con respecto a laposición de partida del atacante. c) Doble batida o tiempo diferencial. Con un desplazamiento para primer tiempo, elatacante realiza una parada brusca de su movimiento en plena fase excéntrica del impulsopara el salto, volviendo a realizar un nuevo impulso de forma que el resultado final es unataque de segundo tiempo. Pretende que el bloqueador quede fijado por el movimiento inicial,de forma que cuando se produce el vuelo del atacante, su oponente está en pleno descenso. Existe la opción de realizar un desplazamiento lateral entre el amago y el salto definitivo,realizados con un paso lateral, para impulsar con dos piernas, o cruzado, si se pretendeimpulsar con una sola. 4. HABILITARSE PARA EL CONTRAATAQUE. 4.1. Contraataque en la banda contraria al brazo ejecutor .Es necesario abandonar de la defensa de la diagonal corta o de la posición de bloqueo yconseguir salir del campo, para una trayectoria de 130º con respecto a la red. El jugadordebe llegar en condiciones al remate de poder atacar en una trayectoria diagonal corta, confuerza, sin una excesiva rotación del hombro. Desde esta opción es más fácil desarrollartécnicas para golpear la línea que al revés. Cuidado con trayectorias de carrera casiparalelas a la red, dificulta la aplicación de golpes en línea fuertes. Atacantes diestros Atacantes zurdos Dónde despegar los pies con respecto a la trayectoria de colocación es vital. Seobserva con cierta frecuencia la tendencia a despegar muy cerca del balón y, cuando secontacta, la colocación ha pasado el eje central del cuerpo hacia el hombro contrario, siendomuy fácil cubrir con un bloqueo en línea todas las opciones fuertes del ataque. Los piesdeben despegar del suelo a una distancia del balón que posibilite que el contacto no seproduzca sobre el hombro contrario a la mano que golpea. 28
    • El penúltimo apoyo debe ser bien alejado del lugar del golpe de manera que el últimoquede en cualquier caso detrás del lugar del golpeo. Esto facilita la capacidad de rectificar laparábola de vuelo del atacante en caso de déficit de tiempo tras la defensa. La colaboración de la colocación en este propósito es vital. La parábola de colocacióndebe permitir que la altura del golpeo sea alcanzada antes de llegar a la varilla. En un balónalto debería caer en la línea lateral nunca más hacia fuera. Por defecto, suele ser másprovechoso, que una colocación quede interior que no pasada. A menudo, cuando la posición de partida sea muy interior, será necesario girar haciael exterior y perder la visión del balón. Cuando esta circunstancia se da ya se ha constatadola trayectoria defensa – colocador. Para conectar con la carrera de ataque, intentar una trayectoria curva y continua, sininterrumpir, desde el final de la salida con el comienzo de la carrera. Si la relación espaciotiempo es deficitaria, el jugador corre orientado hacia la posición de partida para el ataque, ydará un giro de 180 grados en los últimos tres apoyos, haciendo coincidir el último con lapierna contraria al brazo ejecutor. Ésta quedará atrasada, con el cuerpo ya orientado hacia lazona de ataque, sólo se apoya la punta del pie, y se provoca un movimiento reactivo deltobillo que facilite una rápida transición de ese mismo pie desde atrás adelante en lo queserá el antepenúltimo apoyo del impulso de remate. Para facilitar este movimiento reactivo, el tronco estará claramente inclinado haciadelante en el momento en el que pie atrasado (contrario al brazo ejecutor) contacta el suelo.Si ha habido participación en el bloqueo, girar la cabeza siguiendo la trayectoria del balóndurante la caída del bloqueo. 4.1.1. Atacante de zona 2 en conflicto con la penetración del colocador .El jugador que contraataca en la zona 2 y tiene una situación defensiva final muy interior.Debe observar la prioridad de no entorpecer la penetración del colocador. Para ello, mientrasno tenga al colocador en su campo visual, debe realizar su desplazamiento paralelo a la red.A partir de que ya entra en su campo visual, es cuando puede alejarse de la red. En elgráfico se da un ejemplo de dos casos para un atacante diestro. 4.1.2. Movimientos de transición para centrales. El central busca iniciar la carrera de impulso a tres apoyos del lugar de despegue. El lugarde inicio ideal está entre la zona 3 y la 4, para cualquier trayectoria (incluso para los ataquescon impulso de un solo pie a la espalda de la colocadora). Siempre partimos de laconsideración que la normalidad es encontrar atacantes diestros en esta posición. Las trayectorias del balón que proviene de la defensa, deben facilitar la incorporación delos centrales desde el bloqueo. Otra vez el uso de piernas, económico, suficiente y activoserá fundamental, para conseguir un impulso que incremente el salto del jugador, y con ellosu radio de acción en ataque. La obsesión por llegar antes al primer tiempo, muchas veces,genera una carrera de impulso limitada, con la consiguiente pérdida de altura y el desajustecon la previsión del colocador. 29
    • Es necesaria una gran actividad de piernas, así como una buena técnica de transicióndesde el bloqueo al ataque. La salida debe favorecer la visión del balón y el colocadorcuando se inicia la aproximación al ataque y el último apoyo en el desplazamiento deseparación debe coincidir con el pie contrario al del lado del brazo ejecutor. Ésta quedaráatrasada, con el cuerpo ya orientado hacia la zona de ataque, sólo se apoya la punta del pie,y se provoca un movimiento reactivo del tobillo que facilite una rápida transición de esemismo pie desde atrás adelante en lo que será el antepenúltimo apoyo del impulso de remate. Para facilitar este movimiento reactivo, el tronco estará claramente inclinado haciadelante en el momento en el que pie atrasado (contrario al brazo ejecutor) contacta el suelo. Hay un caso especial, en el caso en el que el colocador y el central compartenbloqueo en la parte derecha del campo. En este caso, la salida de la red del central se hacehacia atrás para favorecer la incorporación del colocador al balón defendido. 30
    • 4. SAQUE. 4.1. TECANICAS PARA EL SAQUE. El saque puede considerarse, por un lado el primer ataque del equipo, por otro el primerelemento de la defensa. Tiene, por tanto, dos objetivos básicos: a) Obstaculizar el ataque después de la recepción del saque del adversario, haciéndolomás predecible para el bloqueo. b) Anotar un tanto directo. Con el saque el jugador dispone de la iniciativa total en el juego, al ser este el únicomomento en el que tiene el balón en sus manos sin que venga previamente condicionado porsu velocidad, trayectoria y dirección o por algún jugador propio o contrario. Durante ningunaotra fase del juego tiene un jugador tan completo control del balón con la ejecución de unatécnica. El saque es el único momento en el que el jugador está en posesión del balón ypuede elegir el momento de iniciar la acción. Bajo estas condiciones, el saque es una técnica relativamente fácil de dominar. Noobstante, el control de la velocidad, la trayectoria y la dirección del balón en una situación dejuego, bajo presión, requiere mucha experiencia y entrenamiento. “El saque es uno de los momentos de mayor carga emocional y más difícil del juego,puesto que mientras el sacador está en absoluta posesión del balón, es también el puntofocal de la atención de todos” (Selinger y Ackerman). 4.2. EL SAQUE DE ABAJO. También denominado saque de seguridad o de iniciación por ser la técnica mássencilla de aprender por parte de quienes se inician. Su escasa complejidad coordinativa escontrarrestada por la mínima dificultad que genera en la recepción. Se trata por tanto de unatécnica cuyo objetivo se limita a poner el balón en juego y, que se abandona en cuanto losiniciados tienen capacidad de ejecutar saques golpeados por encima del hombro. Podemos describir el movimiento en tres fases: Antes del golpe: Sacador orientado hacia el campo contrario. Apoyo adelantado del pie contrario al brazo ejecutor. Balón adelantado y sostenido con la palma de la mano contraria al brazo ejecutor, a la altura de las caderas y enfrente al hombro ejecutor. Armado del brazo ejecutor con extensión del hombro llevando la mano de golpeo hacia atrás, el brazo ejecutor se mantiene extendido en todo el recorrido. Como consecuencia del armado, torsión del tronco, colocando la línea de hombros casi perpendicular a la red. Ligera flexión de las piernas. Durante el golpeo: 31
    • Golpeo en la parte posterior inferior del balón. La mano que golpea adopta forma de cuchara y adquiere una superficie más consistente para desplazar el balón La mano que sostiene el balón se aparta justo antes del golpe, pero el balón no se lanza o se lanza muy poco. Coordinación de la mano ejecutora con la extensión de las piernas en el momento del golpe. Después del golpeo: Cambio de peso de una pierna a otra, dando un paso hacia delante, entrando en el terreno de juego. Brazo ejecutor sigue su recorrido pendular. 4.3. EL SAQUE DE TENIS EN POTENCIA. Este tipo de saque incorpora la misma mecánica de golpeo que el remate, siendo ladiferencia que el golpeo se produce en apoyo y a nueve metros de la red. Proponemos estatécnica como la primera a abordar por el joven jugador tras superar la fase del saque deabajo. La justificación para esta propuesta se basa en tres puntos: a) La acción del golpe de ataque y la del saque en potencia pueden desarrollarseidénticas, por lo que favoreceremos relacionar los aprendizajes. b) El saque flotante repercute negativamente en la articulación del hombro, por lo quees recomendable no introducirlo hasta que haya una maduración coordinativa y muscularconsiderable. c) El predominio del saque en suspensión potente en el alto nivel hace de esta técnicaun paso previo en la progresión hacia un saque competitivo. Realizamos la descripción del movimiento en tres fases: Antes del golpeo: Los pies están prácticamente perpendiculares a la red, quedando el contrario al brazo ejecutor adelantado sobre el otro, separados entre sí aproximadamente a una distancia igual que la anchura de la cintura. Las rodillas ligeramente flexionadas. El peso del cuerpo se distribuye igual en ambos pies que permanecen en su totalidad apoyados en el suelo. 32
    • En el momento de lanzar el balón la cintura forma un ángulo de 30 o 40º con respecto a la red. Las dos manos abarcan el balón por sus caras laterales y desde esta posición es lanzado. Los dos brazos acompañan la trayectoria del balón hasta su salida en la proyección sobre el espacio que hay delante del pie atrasado y al lado del adelantado. Con el lanzamiento del balón se produce una torsión del tronco hacia el lado del brazo ejecutor y el armado del mismo (igual que para la técnica básica del remate). Durante el golpeo: Para un contacto técnicamente acertado, el balón debe interceptarse en el punto más alto posible, encontrándose un poco por delante del sacador en el plano frontal y por delante del brazo ejecutor. Este contacto se debe realizar con la totalidad de la cara anterior de la mano y con un movimiento de flexión de la muñeca para que la mano contacte en la parte antero superior del balón y provoque una rotación el balón hacia delante. Mirar el balón durante el golpeo facilita la coordinación con el mismo. El peso del cuerpo está trasladándose hacia delante y la búsqueda del balón en el punto más alto puede incluso hacer perder ligeramente el contacto de los pies en el suelo. Después del golpeo: El brazo ejecutor y el tronco acompañan el balón hacia delante, evitando cualquier frenado en el movimiento. El peso del cuerpo está totalmente sobre la parte anterior del pie adelantado, con el consiguiente desplazamiento hacia delante del jugador; circunstancia que aprovecha para su incorporación al terreno de juego. 4.4. EL SAQUE DE TENIS FLOTANTE. El saque de tenis flotante aparenta ser muy similar al saque de tenis potente, sólo queen este caso entra en juego un término fundamental que es el de “flotar”, es decir, que lapelota no lleve rotación ni una trayectoria de vuelo determinada. Este tipo de servicio exigeno sólo una fortaleza suficiente en la parte superior del cuerpo, especialmente en el hombro,sino también, una gran coordinación con todas las partes del mismo. De esta forma hay queseñalar que este servicio es muy bueno y útil puesto que nos permite la combinación decolocación y acción flotante. 33
    • Antes del golpeo: Los pies del sacador deben estar casi perpendiculares a la red y las rodillas ligeramente flexionadas. El peso deberá recaer principalmente en el pié retrasado. Esta postura será modificada para adaptarse mejor al jugador y a la trayectoria deseada para el balón. Al ser un movimiento rápido, seco y corto, que el brazo de golpeo se sitúe extendido, con la mano elevada, antes del lanzamiento, puede ayudar a la coordinación del golpeo. La mano que sujeta el balón hacia arriba, estará situada aproximadamente a la altura del pecho y separada del cuerpo.Durante el golpeo: La mano que sostiene el balón realizará un movimiento ascendente para impulsar el balón hacia arriba, teniendo en cuenta que cuanto menor sea la distancia a recorrer por el balón, menor será el error en el lanzamiento y más fácil la coordinación del golpe. Lanzamiento del balón a una altura adecuada y precisa para poder ejecutar correctamente el saque y no tener que modificar la posición corporal. La altura del lanzamiento no necesita superar mucho el máximo alcance del brazo estirado, ya que este tipo de saque no requiere un movimiento muy amplio del brazo ejecutor. La elevación de la pelota tendrá lugar frente al sacador. El impacto en el balón debe ser mediante la palma de la mano, principalmente en su mitad inferior, sin la participación de los dedos y evitando el contacto de los mismos. El movimiento de golpeo debe ser con un desplazamiento corto del brazo. El recorrido del brazo es uniformemente acelerado y frenado bruscamente en el momento del contacto, siendo mínimo o inexistente el seguimiento del brazo tras el golpeo. Mirar el balón durante el golpeo facilita la coordinación con el mismo. La parte inferior del cuerpo comenzará a transferir el peso tan pronto como se levante la pelota y finalizará inmediatamente después del contacto.Lanzamiento corto Muñeca bloqueada y golpe seco 34
    • 4.5. EL SAQUE EN SUSPENSIÓN. Se trata del saque en potencia llevado a sus máximas posibilidades. Comienza adarse de forma más habitual en el ciclo Olímpico 84-88, como consecuencia directa de lanorma de prohibición de bloquear el saque, y en la década de los 90 ha ido cobrandoprotagonismo en el juego hasta convertirse en la técnica predominante en los equiposmasculinos de alto nivel. Punto de partida: El punto de partida del sacador está relacionado con la longitud de la zancada del sacador y el número de pasos empleados, siendo habitual una distancia de 3 a 5 metros desde la línea de fondo. El lanzamiento: Los jugadores que utilizan una carrera corta (2 últimos apoyos) pueden hacer un lanzamiento previo al desplazamiento con dos manos o con una. Mientras que los que utilizan una carrera amplia (de 3 apoyos o más) suelen lanzar el balón con la mano dominante, bien con el desplazamiento iniciado, o bien iniciarlo simultáneamente. Este segundo lanzamiento requiere más altura y profundidad. El segundo caso es más difícil de coordinar pero permite un mayor impulso en el salto del sacador. La dificultad del lanzamiento aconseja el uso de la mano dominante, y el tiempo que se da entre lanzamiento y contacto lo posibilita, cosa que no ocurre en el saque en apoyo. Aún así, existen jugadores con técnicas peculiares, en uno u otro sentido, que consiguen eficacia en esta acción tan decisiva. El Golpeo: La acción de batida y golpeo es mecánicamente igual a la del remate, principalmente en la variante del ataque de zaguero, debido a la distancia con respecto a la red. Existe una variante que denominamos saque en suspensión flotante que, como sunombre indica, combina ambas técnicas. Se trata de un saque flotante realizado en salto. Laventaja de conseguir más ángulos útiles, debido al acercamiento a la altura de la red delgolpeo, es contrarrestada por una mayor dificultad en la coordinación para dotar al balón delefecto de flotación. 35
    • En esta técnica la carrera suele ser más corta y el lanzamiento con dos manosaproximadamente en el penúltimo apoyo (aunque existen casos de lanzamiento muy corto,con la mano contraria, mientras se inicia el vuelo). Muy pocos jugadores utilizan ambastécnicas indistintamente y, menos aún, con movimientos preparatorios similares de cara aconfundir al dispositivo de recepción. 4.6. EL ENTRENAMIENTO DEL SAQUE. El saque, además de iniciar el juego, condiciona notablemente el desarrollo del mismo. Laprogresión cualitativa y cuantitativa del saque en suspensión potente en hombres ha puestoesta acción de juego en un lugar esencial para el resultado competitivo. En mujeres, por larelación con la altura de la red, siempre ha ocupado ese lugar decisivo. Por todo ello, suentrenamiento está ocupando un volumen muy elevado en cualquier categoría. Creemos necesaria la progresión en el uso de las distintas técnicas a lo largo de laformación del jugador. También resulta interesante disponer de, al menos, tres técnicas desaque eficaces distintas en el equipo. Del mismo modo proponemos una serie de recursosdidácticos que incrementen la eficacia del entrenamiento de esta acción. a) Concentrar la práctica (repetir sobre el mismo objetivo) para las opciones en las que eljugador tiene menos rendimiento. Distribuir la práctica (variar los objetivos continuamente)sobre las opciones más asentadas. b) Proponer continuamente objetivos al sacador (zona, potencia, trayectoria). En todas lasejecuciones el jugador debe tener conciencia de querer conseguir algo; nunca sacar porsacar. c) Tener en cuenta si el saque es el aspecto central de la tarea o es un medio para eldesarrollo de otro elemento. En el segundo caso debemos cuidar que respete el nivel dedificultad y los objetivos de la acción principal. d) El saque puede ser utilizado como medio de recuperación activa entre actividadesintensas. e) El jugador debe adquirir en el entrenamiento la responsabilidad que el saque suponeen el juego. Para ello se diseñan tareas que soliciten seguridad, riesgo, precisión o variedad,en un entorno competitivo. f) En las fases de entrenamiento específico el jugador debe conocer los esquemas derecepción a los que se debe enfrentar y entrenar contra los mismos. g) El uso de objetivos y fórmulas competitivas provocan el interés hacia esta parte delentrenamiento, evitando la rutina y incrementado la eficacia de la práctica. h) No es bueno sacar siempre al final del entrenamiento. Pero cuando se quieren hacermuchas repeticiones para asimilar una técnica, interesa no combinarlo con otros elementos.Por lo tanto, para el jugador es muy difícil volver a saltar o desplazarse con intensidaddespués de un tiempo estático 36
    • 5. BLOQUEO. El bloqueo constituye el eje del sistema defensivo y el punto de orientación para ladefensa del campo. Con la aparición del bloqueo se inicia la concepción de voleibol modernoy comienza a adquirir importancia la talla de los jugadores. Esta acción representa, en parte, un medio de ataque que eleva el nivel de juego. Así, sepuede decir que se encuentra a la cabeza de todos los elementos técnicos en el voleibolavanzado, siendo por lo general la última destreza que el jugador desarrolla. El bloqueo es una acción explosiva y, generalmente, agresiva que posee tres funcionesprincipales: a) Interceptar o detener el balón de ataque del equipo contrario, ya sea devolviéndolo alcampo contrario obteniendo un tanto, o desviándolo hacia arriba y atrás, hacia la zona dedefensa del propio campo. b) Crear una “pantalla defensiva” que cubra un área predecible de la cancha,influenciando la dirección del ataque del adversario y reduciendo así el área del campo quela defensa debe cubrir. c) Intimidar a los atacantes contrarios, ya que el bloquear repetidas veces puede provocarla pérdida de seguridad y conducir a cometer errores. El bloqueo sólo puede ser realizado por jugadores de la primera línea. Uno, dos o tresjugadores saltando juntos o independientemente constituyen un bloqueo. Los jugadorespueden sobrepasar la red en el plano vertical y horizontal tanto como quieran, pero nopueden tocar el balón antes de la terminación del ataque del equipo contrario. Se trata de una acción que requiere reacciones rápidas y una excelente coordinaciónentre los jugadores por lo que es difícil evaluar las cualidades que hacen a un buenbloqueador. Éste debe tener un buen sentido del tiempo, capacidad de reacción y velocidadde desplazamientos, atención a los detalles para leer la acción del ataque y, obviamente,unas adecuadas cualidades antropométricas. 5.1. LA POSICIÓN INICIAL. La posición inicial está condicionada por las exigencias de reacción y, en buena medida,inculcar una actitud agresiva en nuestros bloqueadores comienza por una postura inicial dealerta, junto a una gran concentración. La velocidad en la construcción del ataque contrario,unido a la incertidumbre que éste intenta crear, exige mucha velocidad, mejor tiempo dereacción y menos tiempo de movimiento en el bloqueo, necesitando invertir el mínimo posiblepara conseguir el desplazamiento y el salto. La postura y posición de partida es la siguiente: a) Cuerpo erguido y paralelo a la red, de frente a la misma. b) Peso del cuerpo ligeramente adelantado, pero con toda la planta de los pies encontacto con el suelo. c) La separación de los pies entre sí dependerá de la prioridad. Si el bloqueador estáprevenido, como primera opción, para saltar, sus pies estarán a una distancia similar a la de 37
    • sus caderas (facilita el salto). Si está prevenido para desplazarse lateralmente, sus pies seseparan más entre sí (facilita la reacción hacia un lado). Esto tiene importancia también paradeterminar la pierna que inicie el movimiento en caso de desplazamiento lateral. d) La separación de los pies con respecto a la red debe permitir la máxima penetraciónposible de brazos en el campo contrario en el momento de contacto con el balón. Perotambién es necesario tener una separación suficiente con el fin de no tener que flexionar elcuello (cara hacia arriba) para mirar al atacante. Si esto sucede, los hombros y los brazos seseparan, dejando un bloqueo abierto y más corto, a menudo sin sellar la red. También ciertadistancia con respecto a la red permite evaluar mejor la trayectoria de la colocación y de losatacantes, gracias a darle profundidad a nuestra percepción. e) Ligera flexión de tobillos, rodillas y caderas que permita una actitud de alerta y reacciónmayor. El tronco se mantiene perpendicular al suelo para evitar un desplazamiento excesivodel centro de gravedad hacia delante y el consiguiente desequilibrio en el salto. f) Brazos muy poco flexionados y manos abiertas mirando hacia la red, por encima de lacabeza, ligeramente adelantadas con respecto al eje del cuerpo. g) Es muy importante observar el pase de colocación y la carrera inicial de los posiblesatacantes. En alerta, con brazos altos y ligera Si no hay ataque por el centro: postura flexión de tobillos y rodillos más flexionada y piernas más separadas 5.2. EL SALTO. Se produce una mayor flexión de las piernas seguido de un fuerte impulso vertical, almismo tiempo que los brazos van a buscar, generalmente, su máxima altura de alcance. Elsalto se realiza sin gran ayuda de brazos y principalmente con la musculatura extensora delas piernas (fundamentalmente la de los tobillos). Es importante el punto donde el jugador efectúa el salto, éste depende de la carrera delrematador ya sea frontal o diagonal, y el momento, debiendo estar siempre enfrentado con elrematador. El momento de saltar o timing, es uno de los aspectos críticos para el rendimiento en estaacción. Observamos como en situaciones de alto nivel a veces resulta un problema, a pesarde ser un elemento que debe desarrollarse en las primeras etapas de formación delbloqueador. Hay que considerar que el tiempo de vuelo del rematador generalmente esmayor, gracias a la carrera de impulso. Por ello, para conseguir estar en el punto más alto en 38
    • el momento en que el balón atacado pasa por el bloqueo, se necesita retrasar el salto conrespecto al atacante. Como norma, establecemos que el bloqueador iniciará su salto cuandola mano del rematador pase por delante de su cara al armar el brazo. A esta norma pondremos excepciones. Cuando la colocación vaya a ser interceptadalejos de la red (más de medio metro). El salto se inicia más tarde, cuando la mano de ataquecomienza su movimiento hacia el balón. Podemos aplicar la misma referencia contrarematadores que invierten mucho tiempo en su movimiento de golpeo, normalmente aquellosque hacen un armado de brazo con recorrido circular (con el codo muy por debajo delhombro). Por el contrario, si el atacante salta anticipado con respecto a la colocación (primertiempo) y su armado de brazo es de corto recorrido, el bloqueador debe saltar prácticamentea la vez que el rematador.En la fase de salto se produce una penetración progresiva conforme supera el borde superiorde la red (sellar la red). Junto a la inclinación de los brazos hacia delante, se realiza unaflexión de cadera como compensación de los movimientos de los miembros superiores paraconservar la verticalidad. En lo referente a la colocación de las manos con respecto al balón, decir que siempreque se pueda es mejor que estén encima del balón de modo que pueda ser dirigido al suelodel campo contrario. El ángulo de penetración de los brazos y colocación de las manosestará determinado por la altura del balón y la distancia de la red. 5.3. EL CONTACTO. La penetración de las manos y los brazos en el campo contrario es de suma importancia, no solamente para detener el balón, sino sobre todo, para limitar las zonas de acción de los atacantes y facilitar la ubicación de la defensa. Las piernas mantienen el mismo ángulo que los brazos con respecto al cuerpo, compensando de esta manera el movimiento. Las manos deben estar abiertas totalmente,próximas y rígidas de forma que el balón no pase entreellas. La orientación debe ser hacia el centro del campocontrario y hacia el suelo (para conseguir esto, losjugadores de los extremos deben orientar la manoexterna hacia el centro del campo). Las muñecastambién se mantienen rígidas para evitar que seflexionen y el balón caiga en nuestro campo. La mejor zona de contacto es las palmas de las manos, para enfrentar una superficiemayor y ejercer de esta manera algún control sobre el balón. Si se realiza con los antebrazoso los dedos, quedará más expuesto el bloqueo; por ello, en ocasiones, recomendamos albloqueador que ajuste su salto ante un rematador con menos alcance. 39
    • Es importante mantener la mirada centrada en el balón y en el atacante contrario (sobre todo en su brazo). La cabeza permanecerá entre los dos hombros, nunca mirando hacia arriba sino en la prolongación de los brazos, de lo contrario se provoca una menor capacidad para penetrar los brazos y una separación de los mismos entre sí. Se debe endurecer el abdomen en inspiración durante el contacto con el balón para que el cuerpo se fije y no se mueva en el impacto. Debe ofrecerse una superficiesólida, homogénea, sin fisuras y bien orientada, abarcando la mayor superficie posible. Loshombros deben estar ligeramente adelantados y elevados al máximo, mientras que codos,muñecas y dedos permanecen bloqueados. 5.4. LA CAÍDA. Se deshace la penetración de los brazos para evitar el contacto con la red y la miradasigue la trayectoria del balón. Este movimiento, mediante un giro de la cabeza, contribuye aque el bloqueador tome contacto con el suelo orientado hacia el balón, permitiéndole unaparticipación más efectiva en la siguiente acción (corrección de la defensa, colocación oincorporación al contraataque). La recepción debe realizarse con los dos pies de forma equilibrada para reaccionar anteuna acción posterior. La zona de caída debe ser similar a la de impulso, así evitamoslesiones e infracciones mediante la invasión al campo contrario. Se debe ejercer una leveflexión de rodillas y tobillos, como en el caso del remate, para la disminución y amortiguacióndel impacto y el suelo. 5.5. LOS DESPLAZAMIENTOS. Una veterana jugadora compartió conmigo un día una máxima del voleibol de su país:al Volleyball se juega con las manos, se gana con la cabeza y se pierde por los pies. Lacorriente que ha centrado la preocupación de la técnica excesivamente en la zona y elmomento de contacto, relegando a un lugar accesorio el resto de la acción, resulta frustranteen el desarrollo del jugador, especialmente para el bloqueo. El aprovechamiento de laspiernas, tan importante en todas las facetas de juego, es un aspecto crítico para elrendimiento en esta acción. La variabilidad que se puede dar de opciones desde el punto devista táctico enriquece el repertorio de desplazamientos que un bloqueador debe dominar.Además de la talla, la potencia en su musculatura extensora, la capacidad reactiva de lostobillos, el equilibrio dinámico y la movilidad articular en las caderas, son factores físicosimprescindibles. Pero un bloqueador que emplea a fondo sus piernas en cada momento del juego nosólo hace alarde de sus condiciones físicas. Es el reflejo de una mentalidad agresiva,constante, luchadora. Encarna el espíritu de atacar al atacante. Como en defensa, esaactitud debe iniciar al jugador en el aprendizaje del bloqueo y dirigir toda su progresión. 5.5.1. Desplazamientos básicos. 40
    • Si consideramos una posición de partida estática (en el momento que el balón llega alas manos del colocador) y con prioridad para el salto (pies separados a la misma distanciaque las caderas), los desplazamientos básicos que consideramos son los siguientes: a) Desplazamiento lateral de ajuste (un solo paso). Se utiliza para corregir la posiciónde partida cuando la trayectoria de la colocación así lo exige. El pie del mismo lado que ladirección del desplazamiento inicia el movimiento separándose, el más alejado se aproxima,sin necesidad de cambiar la orientación original del cuerpo. Se apoya el pie alejado al ladode desplazamiento a una distancia que facilite el salto (similar a la anchura de las caderas). b) Desplazamiento lateral de aproximación (más de un paso). Se utiliza paradesplazamientos cortos (alrededor de dos metros) o cuando la colocación es muy alta dandosuficiente tiempo para realizar el bloqueo en situación idónea. El pie del mismo lado que ladirección del desplazamiento inicia el movimiento separándose, el más alejado se aproxima,o lo sobrepasa muy ligeramente, sin necesidad de cambiar la orientación original del cuerpo.Encadenando este movimiento se añaden los pasos necesarios, dependiendo su amplitud yvelocidad de la distancia a recorrer, manteniendo la orientación de los pies al frente y laseparación de la red a los pies. Si los jugadores aprenden a hacer el último paso simultáneoy reactivo (los dos últimos apoyos a la vez y reduciendo al máximo el tiempo entre la flexiónde miembros inferiores de la llegada con el impulso para el salto) La capacidad de salto seincrementa y el tiempo empleado se reduce notablemente. c) Desplazamiento con pasos cruzados. Es utilizado principalmente por losbloqueadores centrales para recorrer distancias más largas y cuando la colocación es másrápida y no da tiempo a llegar en buenas condiciones con el desplazamiento lateral. El apoyofinal de los dos pies de frente al campo contrario puede resultar positivo de cara a aseguraruna buena orientación. No obstante, debe ser una preocupación que los bloqueadores seaproximen lo suficiente como para que no exista ninguna fisura entre ellos. Por este motivo,cuando el central se desplaza con paso cruzado para cerrar la posición junto a un lateral, elpie del lado del desplazamiento queda ligeramente retrasado en el último apoyo, con todo elcuerpo a unos 45 grados, o menos, de la red. Esto facilita que los compañeros no choquensus pies si se produjo algún ajuste del lateral hacia el interior. Durante el vuelo, el lado máspróximo a la red actúa como una bisagra y, sin separarse de la red, es el eje a partir del cualel bloqueador gira todo su cuerpo hasta quedar paralelo a la misma. Como principios generales de la ejecución del desplazamiento básico establecemoslos siguientes:  Elegir el desplazamiento en función del espacio a recorrer, tiempo disponible para ello y tipo de colocación del contrario; teniendo en cuenta que mantener la orientación frontal facilita la ejecución, pero que lo primordial es llegar a tiempo.  Iniciar el desplazamiento con el pie del lado hacia donde se dirige el bloqueador dota de mayor eficacia el desplazamiento.  Procurar tener los dos pies en apoyo y en equilibrio en el momento del contacto del colocador con el balón, lo que permite una mejor reacción. 41
    •  Tener en cuenta la labor de freno que realiza el penúltimo apoyo para garantizar una máxima componente vertical en el vuelo. Es necesario insistir en que el cuerpo viaje más atrasado que la pierna del último apoyo, de modo que alcance el centro de la base de sustentación en el momento de máxima flexión para el salto.  La visión del bloqueador durante el desplazamiento debe estar centrada en el balón; sólo se puede perder del foco central de visión en el balón, para evaluar la carrera del atacante y los movimientos del colocador, entre los contactos de recepción y colocación, nunca durante los mismos.  En los niveles de juego básicos, siempre que sea posible los bloqueadores laterales intentarán hacer sus ajustes desde fuera hacia dentro, es decir terminar los desplazamientos hacia el centro del campo; esto evita: Cualquier movimiento hacia fuera que pueda provocar el block-out. Perjudicar al bloqueador central cuando tenga que asistir a un bloqueo colectivo en la banda, ya que el lateral puede frenar su carrera. Que lleguen tarde ambos bloqueadores, siendo el ángulo de penetración de los brazos menor, el espacio cubierto será menor ofreciendo mayores opciones al ataque en diagonal. Para evitar que el central cierre prematuramente las posibilidades de ajuste hacia elinterior de un lateral, el último paso del desplazamiento del primero debe hacerlo coincidircon el impulso para saltar. De este modo, deja un espacio para el ajuste del lateral yconseguirá más impulso. Además es bueno inculcar a los centrales la responsabilidad deevaluar la trayectoria de la colocación y que determinen el lugar donde se formará el bloqueoen una colocación interior. La comunicación de ambos bloqueadores será vital para facilitar lacoordinación de ambos. Por otra parte, en los niveles básicos las posiciones interiores del bloqueo lateral notienen objeto, pues el concepto de ataque es simple y no existe necesidad de las mismas.Aún así, los jugadores novatos suelen tener muy mal sentido defensivo y tendencia a seguirla pelota, lo que implica una exposición más frecuente a los errores mencionados (block-out,menor ángulo de penetración e inadecuada disposición del bloqueador central). 5.6. LOS TIPOS DE BLOQUEO BÁSICOS. Resulta común en la literatura encontrar la descripción diferenciada de un bloqueoofensivo, con penetración de brazos en el campo del oponente, y otro defensivo o de control,con las manos en el campo propio, y orientadas hacia arriba. Podemos considerar la primeraacción como el objetivo técnico del bloqueo, quedando la segunda como recurso antesituaciones de inferioridad. El criterio más utilizado para la clasificación del bloqueo es el número de participantes,siendo el mínimo de uno y el máximo de tres debido a las limitaciones que expresa elreglamento. 42
    • a) Bloqueo individual Es la ocasión en la que el bloqueador se encuentra sólo para tratar de anular la acción delatacante contrario. Este bloqueador tratará de cubrir bien la mayor zona posible del campo, obien, la zona donde teóricamente el ataque contrario es más fuerte. La técnica desarrolladasigue las mismas líneas que la expuesta anteriormente. b) Bloqueo doble Es la situación defensiva más frecuente durante el juego. Es aquella en la que dos jugadores intentan anular el ataque del equipo contrario. Se puede formar en cualquier zona de la red. Cuando el ataque se realiza en algunos de los extremos de la red, el bloqueador externo se encarga de determinar la posición del bloqueo y el bloqueador central ayuda a cerrarlo para formar un bloqueo doble sólido. No obstante, el jugador central tiene la responsabilidad de observar la evolución del atacante y, en balones colocaciones interiores, comunicar al lateral la circunstancia y situarse en la cobertura diagonal. Si le sobra tiempo, es mejor que deje el último movimiento para unirlo al salto (permite ajustes de ambos bloqueadores al final e incrementa el impulso para el salto). Sí el bloqueo se forma en el centro de la red, los roles se invierten, ahora es el centralquien determina la posición de bloqueo, siempre atendiendo al nuevo espacio a cubrir ydejando que el lateral entre en una zona efectiva de ataque. En todas las situaciones en que se forme este tipo de bloqueo, ambos bloqueadoresdeben de saltar directamente hacia arriba, sin movimientos laterales. La posición másconveniente de las manos es que ambas estén alineadas de forma que el balón golpee en launión de ambos pares de manos. Esto proporciona máxima protección contra el ataquecontrario. El posicionamiento específico de las manos varía de acuerdo a la ubicación delbloqueo y la distancia entre las manos de los bloqueadores debe ser menor que el diámetrodel balón. En los ataques por el centro las manos externas de ambos bloqueadores debenestar flexionadas lateralmente, orientadas hacia abajo y las manos interiores permanecenrectas. Si la opción táctica del bloqueo es cubrir la línea del ataque (pasillo paralelo), la manointerna del bloqueador exterior debe quedar frente al balón y la mano externa, por fuera yorientada hacia la zona 6 del campo contrario. Si se pretende dejar libre la línea, la manoexterior queda frente al balón, dejando un pasillo no mayor al diámetro del balón. Esta acción,es interesante, esconderla hasta el momento del contacto del rematador, mediante unmovimiento de brazos de fuera hacia dentro. Aunque la estrategia determine que se bloqueará dejando un pasillo en la línea haysituaciones en que se debe corregir esta opción y cerrar todo espacio entre la varilla y lasmanos del bloqueo. Principalmente, cuando la colocación sobrepase la varilla (muy difícil esatrayectoria diagonal por fuera del bloqueo para la 2ª línea) y cuando la colocación esté muyajustada a la red (intentar rodear con las manos el balón). 43
    • c) Bloqueo triple Es el bloqueo compuesto por tres jugadores. Se puedeformar en cualquier punto de la red. Si se cuenta con el tiemposuficiente de reunir tres jugadores, la mecánica es simple. Estetipo de bloqueo debe estar muy bien coordinado con el tipo dedefensa, de lo contrario, detrás del bloqueo quedarán ampliosespacios sin cubrir facilitando la labor del atacante.La distanciaentre los jugadores es aproximadamente de un pié (la misma queen el bloqueo doble). Cuando el bloqueo tiene lugar en losextremos los tres jugadores tienen que intentar rodear el balón yel jugador más externo dirigirá sus manos hacia el centro delcampo contrario, evitando así que se produzca el blockout. Eljugador más cercano al centro del campo debe mantener sus manos giradas un poco haciael balón y hacia abajo, y el bloqueador central las mantiene paralelas a la red. Cuando elbloqueo tiene lugar en el centro, los bloqueadores de los extremos giran sus manos hacia elbalón y hacia abajo, y el jugador central las sigue manteniendo paralelas a la red. 5.7. TIPOS DE BLOQUEO AVANZADO. 5.7.1. El bloqueo de lectura. Ya hemos hecho una aproximación a este concepto en el epígrafe referido a los desplazamientos. El término tiene más relación con el componente táctico del bloqueo, ya que se trata de una acción retardada sobre el primer tiempo de ataque con el objetivo de conocer el pase del colocador, en detrimento de la cobertura óptima del ataque de primer tiempo. Técnicamente implica la necesidad de una flexión previa de rodillas y tobillos de entre 130 y150 grados, y una notable elevación de brazos en la posición de partida; así como, unamínima preparación para el salto. De ahí que se denomine también como bloqueo degemelos. 5.7.2. Movimientos de engaño. Muchos bloqueadores han aprendido a engañar al atacante indicando una posición debloqueo inicial y luego cambiando la posición en el último instante, este cambio se puedellevar a cabo de dos maneras: a) Moviendo el cuerpo mientras el bloqueador está en el suelo (es más fácil deaprender y requiere menos habilidad física). Esta técnica es más efectiva contra atacantescon menos destrezas y contra equipos que tienen un sistema ofensivo más lento. b) Moviendo los brazos y las manos en el momento del impacto del atacante(es útilpara jugadores que disfruten de un suficiente alcance). 44
    • Mover brazos al final Lanzarse con todo el cuerpo al espacio libre 5.7.3. Bloqueos de ataque con impulso de una sola pierna . Estos ataques son más frecuentes en el voleibol femenino. El mayor problema con el quese encuentran los bloqueadores son aspectos tácticos temporales y espaciales, en el planotécnico el gesto es similar a la técnica convencional. Esta técnica de ataque ofrece, en la actualidad, dos modelos de ejecución en cuanto al armado de brazo. Encontramos jugadoras que cuando despegan tienen la mano aproximadamente a la altura del pecho, o por debajo; mientras otras impulsan con el brazo elevado. Si la colocación es adecuada, el tiempo entre el salto y el golpeo es considerablemente mayor en el primer caso, por lo que, durante el vuelo de la atacante, la bloqueadora debe terminar el desplazamiento lateral, saltando más tarde. En la segunda opción, la bloqueadora debe anticipar su desplazamiento y situarse en el lugar de salto antes de la llegada de la atacante. Si la distancia entre la colocadora y la rematadora es pequeña, el salto de bloqueo debe producirse prácticamente al tiempo que el de ataque. En cuanto al lugar de salto las opciones dependen de si se hace un bloqueo colectivo oindividual y de la prioridad de la atacante. Se puede optar por una posición ligeramente másinterior que la rematadora. En ésta, hay que mantener los brazos rectos u orientadoslateralmente hacia el interior del campo, excepto si la colocación está muy ajustada a la red ose pasa de la varilla. O por una posición externa, con la mano exterior por fuera del balón ydirigida al centro del campo contrario. La carrera de la rematadora nos puede dar pistas. De forma que, si en el momento de lacolocación está próxima a la colocadora tendrá normalmente un perfil más pronunciado haciael exterior (golpeo hacia la derecha en jugadoras diestras). Esta tendencia se acentúacuando se relaciona un pase tenso con un armado de brazo lento. Sin embargo, si en elmomento del pase ya está cerca del punto de salto podrá más fácilmente girar hacia ladiagonal. 45
    • 5.7.4. Bloqueos del ataque del colocador En estos casos si el bloqueador directo busca un bloqueo de compromiso oasignación7 el bloqueador debe saltar a la vez que el colocador y no extenderá los brazoscompletamente hasta que sea conocida la dirección del ataque. Si está como ayuda debeesperar al armado del brazo para despegar del suelo y cubrir el ángulo de más eficaciamecánica del colocador atacante, que suele ser la parte derecha del campo del propiobloqueador.5.7.5. Bloqueo de un ataque 318 o tenso o alma Si la prioridad está establecida en los laterales de la red, se dará una asistenciamenos comprometida del bloqueador de zona 2 y del central. En este caso el bloqueador dela derecha puede necesitar dar un paso a la izquierda y el central puede necesitar dar unpaso lateral y un breve salto con ambos pies a la derecha. Generalmente, no habrá tiemposuficiente para que el central ubique su cuerpo cerca del bloqueador del extremo, de unmodo que ambos bloqueadores deberán extenderse lateralmente hacia la unión. Usualmenteel 31 se desarrolla tan rápidamente que el bloqueador central apenas tendrá tiemposuficiente para un paso lateral seguido de un salto. En ese caso, puede extenderse hacia launión con una mano para formar un bloqueo de tres manos con el bloqueador de la derecha. Si la prioridad está en ese primer tiempo, el bloqueador central se sitúa frente alatacante y, en función de la velocidad de la colocación y del tipo de armado de brazo deberáejecutar el salto en las condiciones descritas en el epígrafe correspondiente.5.7.6. Bloqueo escalonado También llamado bloqueo en tándem. Es una variante, hoy en día en desuso por laimposición del bloqueo de lectura, utilizada para contrarrestar las combinaciones de ataqueen cruce. El desplazamiento se realiza por detrás del jugador que bloquea el primer tiempo.Hay que buscar la aproximación de los pies a la red en la batida para desarrollar un saltovertical, y el apoyo de estos últimos orientado hacia el frente.7 Con estos términos se conoce la opción de bloqueo que busca la máxima cobertura, a riesgo de quedaranulado si se da otra opción de ataque; siendo eltérmino opuesto al bloqueo de lectura.8 Siguiendo la terminología digital de los tipos de ataque, el 31 corresponde a un primer tiempo unos tres metrospor delante del colocador. 46
    • 6. DEFENSA. El objetivo de la defensa es neutralizar los balones atacados por el contrario, que hayantraspasado la primera línea, ya sea en forma de remate, de rebote en el bloqueo o de finta;así como permitir las máximas garantías posibles para la construcción del contraataque. La defensa es una acción que requiere ajustarse a la velocidad con la que viaja el balón,lo que supone grandes requerimientos de rapidez. Sin embargo la capacidad de interpretar latrayectoria con inmediatez y precisión, acaba por ser más determinante que la propiavelocidad gestual. Al defender, es cierto que, en ocasiones, se deben neutralizar balones que viajanalrededor de los 100 Km/h.; sin embargo, se deben interceptar con cambios de pesoinmediatos, con movimientos fluidos y ralentizados en su fase próxima al contacto, paraabsorber la fuerza del impacto con un ajuste final muy controlado. Por eso en defensa haysituaciones que interesa más golpear en desequilibrio, mediante un movimiento ralentizado,que golpear en apoyo mediante un desplazamiento brusco al balón o una orientacióncorporal inadecuada. Se debe inculcar en los jugadores, antes que nada, una actitud defensiva, que se basaen: a) impedir que ningún balón toque el suelo en ningún momento. b) que ningún ataque es irrecuperable y c) que todas las jugadas requieren el máximo desempeño, concentración y esfuerzo.Existe una premisa esencial en la formación de defensores: en orden de importancia loprimero que se debe desarrollar es el deseo de defender (actitud), luego cómo defender(técnica) y por último dónde defender (táctica). 6.1. LA POSTURA DE ESPERA (O DE ALERTA). Es una situación estable y pre-activa a la vez (facilitar la reacción desde el equilibrio). Elcentro de gravedad estará desplazado hacia la parte anterior de la base de sustentación,gracias a la flexión de los miembros inferiores, especialmente la articulación del tobillo,facilitando una salida rápida. Pero las plantas de los piesestán totalmente apoyadas en el suelo y los hombros nosobrepasan el nivel de las rodillas, facilitando el equilibrio. Las piernas tienen una separación claramentesuperior a la anchura de las caderas, siempre que no sepierda la capacidad de un traslado rápido del centro degravedad hacia los laterales. Las rodillas se proyectarán por delante de los tobillos.Debemos incidir en que las rodillas se proyecten pordelante de los tobillos y que la tensión esté localizada enesta articulación. Cada rodilla debe alinearse en lamisma dirección que la punta del pie, para evitar 47
    • tensiones en las caras laterales de esta articulación. El punto de apoyo que soporta máspeso del cuerpo es la parte interna del metatarso, quedando la punta de los pies orientadaligeramente hacia dentro para poder hacer una impulsión rápida hacia los lados. El troncoqueda prácticamente perpendicular al suelo, sin alcanzar los hombros la línea de rodillas.Si damos predominio a la cobertura bilateral por parte del defensor, los pies estarían a lamisma altura. Si la prioridad es una cobertura más amplia sobre un lado, el pie contrario tiene queestar ligeramente atrasado con respecto al otro.Respecto a la posición de los brazos, los hombros se adelantan (hundiendo el pecho), loscodos deben estar flexionados, los antebrazos paralelos a los muslos, de forma que los brazos tenganel mismo recorrido para realizar un agarre al defender balones bajos, laterales o balones altos. 6.2. EL CONTACTO. 6.2.1. La superficie de contacto. Se producirá en la mitad superior de los antebrazos y en su cara anterior. Durante elcontacto, la velocidad del ataque, requiere que la acción de los brazos se produzca en elmismo sentido que el balón para conseguir amortiguación. Los hombros se dirigen haciadelante elevados y próximos para obtener una superficie amplia y homogénea, pero en elcontacto se relajan y extienden para frenar el balón, aunque el resto de los miembros superiores se mantienen firmes y sólidos. La imagen es la de una tabla (los brazos rígidos) articulada por un muelle (los hombros flexibles). El agarre de las manos será igual que en la recepción, juntando las manos poco antes del contacto, garantizando estabilidad y simetría en la superficie de impacto. Cuanta mayor velocidad adquiera el balón habrá que realizar un mayor movimiento de absorción con los brazos hacia el cuerpo. En ocasiones, cuando el balón es contactado por encima del nivel de la cintura y delante del eje central delcuerpo, la amortiguación se realiza con todo el cuerpo, dejándose caer el defensor haciaatrás con el impacto. Si el contacto se produce por encima de lacintura se eleva el hombro de ese lado y los brazosgolpean el balón por fuera del tronco. Esta técnica esmás fácil emplearla sobre el lado del pie atrasado oen ataques dirigidos al centro del cuerpo (llevando elpeso del cuerpo al lado del pie adelantado y sacandolos brazos desde el lado del pie atrasado). La trayectoria que debe adquirir el balón debeser alta y no pegada a la red para facilitar la accióndel colocador. La defensa también requiere que se realicen movimientos ralentizados para elcontacto, a fin de conseguir mayor precisión y evitar el rechace incontrolado del balón. 48
    • 6.2.2. Orientación.Defensa de la diagonal. Para defender ataques y dirigirlos hacia la misma dirección que lade procedencia (por ejemplo un defensor en zona 5 frente a un ataque procedente de la zona4 del oponente), el jugador se propone perpendicular a la trayectoria del ataque, que en estecaso, coincide con la trayectoria del defensor a la zona de colocación. Si la trayectoria delataque se dirige al eje central del cuerpo del defensor, éste contactará el balón delante de sí.Si fuese por encima de su cabeza, usaría el pase de dedos. Si el balón atacado le llega aldefensor por un lateral, simplemente debe juntar los brazos por ese mismo lado, por fuera delcuerpo, elevando el hombro correspondiente. En ningún caso necesita cambiar la orientacióndel cuerpo, ni desplazarse para situarse detrás del balón.Defensa de la línea. Para defender ataques y dirigirlos hacia distinta dirección que la deprocedencia (por ejemplo un defensor en zona 5 frente a un ataque procedente de la zona 2del oponente), el jugador se propone perpendicular a la trayectoria del ataque, que en estecaso, no coincide con la trayectoria del defensor a la zona de colocación. Si la trayectoria delataque se dirige al eje central del cuerpo del defensor o hacia el lado interior (más cercano ala zona de colocación), éste basculará el peso del cuerpo hasta que coincida la trayectoriadel balón con la pierna exterior (más alejada de la zona de colocación), debe juntar losbrazos por ese mismo lado, por fuera del cuerpo, elevando el hombro correspondiente. Poresta razón, es interesante que el pie exterior esté ligeramente atrasado, favoreciendo elcambio de peso hacia el interior. Si fuese por encima de su cabeza, usaría el pase de dedos,girando sobre su eje longitudinal y cambiando la orientación hasta colocarse frente alcolocador. Si el balón atacado le llega al defensor por el exterior (lado más alejado delcolocador), simplemente debe juntar los brazos por ese mismo lado, por fuera del cuerpo,elevando el hombro de ese mismo lado. Es importante evitar los giros del tronco o los brazoshacia el colocador (excepto cuando se usa el pase de dedos). 6.3. LOS DESPLAZAMIENTOS.La rapidez es una exigencia evidente para el defensor. Realizar desplazamientos eficacesque impliquen poco tiempo será vital conforme avancemos en el nivel de juego. Pero másallá de la fuerza y la velocidad, será la técnica de los desplazamientos el factor másdeterminante para el éxito en este requerimiento. Usaremos técnicas de pasos lateralescruzados, sin cruzar o antero posteriores, según las circunstancias y siempre intentandoreducir el número de apoyos necesario. Una vez llegue el defensor al sitio requerido, deberáadoptar la postura de espera coincidiendo con el último apoyo del desplazamiento. Además,recordamos que, en el modelo propuesto, el jugador debe llegar a la posición definitiva dedefensa orientado frente al atacante.Los movimientos del defensor desde una posición inicial hasta la posición final debenproducirse en dos fases. Primero se dan desplazamientos de ajuste en función de la carreradel primer tiempo de ataque y en relación con el bloqueo previsto para el mismo. En segundolugar, se produce un nuevo ajuste desde el contacto del balón por el colocador oponentehasta justo antes del contacto del rematador. Continuar el desplazamiento durante el golpede ataque implica limitar las posibilidades del defensor contra los ataques dirigidos al ladocontrario a su desplazamiento. Sólo en algunos casos se solicitará a defensores quecontinúen su desplazamiento durante el contacto del atacante, como por ejemplo, el 49
    • bloqueador que no llega al bloqueo y asiste a una zona de fintas o rechaces cortos; odefensores que comprueban que el bloqueo se ha cerrado y cambian su posición para asistira fintas o rechaces en zonas cubiertas por el bloqueo. 6.3.1. Tipos de desplazamiento, atendiendo a las necesidades del juego . a) Misma orientación. Al llegar a la posición final, el defensor orienta su cuerpo en la misma dirección que mantenía en la posición de partida. • Laterales. Se da tanto en traslados paralelos a la red, como oblicuos.  Corto. La distancia a recorrer es aproximadamente la equivalente a la anchura del apoyo de los pies en la postura de alerta.  Largo. La distancia a recorrer es claramente superior a la equivalente a la anchura del apoyo de los pies en la postura de alerta. • Hacia delante. Se dan en ajustes que llevan al defensor de una zona periférica del campo a una ligeramente más interior. Habitualmente ante colocaciones rápidas y la previsión de un bloqueo deficitario. b) Con cambio de orientación. El defensor se traslada de una posición a otra cambiando la orientación con respecto a la red: • Desde el bloqueo. Se dan en jugadores delanteros cuya posición de partida es la del bloqueo y se trasladan a defender un ataque en la zona de diagonal corta  Corto. Cuando la posición de partida del bloqueador es exterior.  Largo. Cuando el bloqueador, debido a una ayuda, parte de una posición interior en la red. • Para la línea. Se dan en jugadores que están orientados hacia el centro de la red (alerta al primer tiempo de ataque) y se trasladan a defender un ataque en la zona de la línea (perpendicular al ataque)  Corto. Cuando el defensor parte de una posición inicial de defensa del primer tiempo lejana a la red (aproximadamente 5 metros).  Largo. Cuando el defensor parte de una posición inicial de defensa del primer tiempo cercana a la red (aproximadamente 3 metros). 6.3.2. Descripción de los desplazamientos para la defensa. Lateral corto. Se parte de la postura de alerta (pies claramente más separados que laanchura de las caderas), con lo cual, es más práctico iniciar el movimiento con el piecontrario a la dirección del desplazamiento. Si la distancia a cubrir nos lo permite, el pie queinicia el movimiento se aproxima al otro, o lo sobrepasa muy ligeramente, sin necesidad decambiar la orientación original del cuerpo. Cuando se apoya el pie alejado al lado dedesplazamiento, la pierna del mismo lado se lanza hasta apoyarla en el suelo de forma queconforme el resto del cuerpo amortigüe, se adopte la postura de alerta. Lateral largo. Si la distancia es mayor, a la vez que la pierna contraria al destino sedesplaza, el pie del mismo lado se abre, orientando así las caderas perpendiculares a latrayectoria de desplazamiento y permitiendo que la pierna contraria cruce ampliamente pordelante de todo el cuerpo del defensor. Una vez que el pie contrario contacta en el suelo,hace de pivote para que mientras la pierna del mismo lado se lanza hacia su punto de apoyo, 50
    • todo el cuerpo gire, regresando a la orientación original. Al apoyar el pie del mismo lado en elsuelo, el resto del cuerpo amortigua, a la vez que se adopta la postura de alerta. Hacia delante. Desde la postura de alerta, se da un impulso, lanzando las piernas haciadelante y con una recepción en el suelo consecutiva de los pies. Lo más normal es que siparto de un lateral del campo (zona 5 ó 1), el pie que corresponde a ese lado estéligeramente atrasado con respecto al otro. Por lo tanto el impulso lo efectuará ese pie, que asu vez llegará en segundo lugar a la nueva posición. Conservar el equilibrio en la fase deamortiguación es difícil en este caso, por lo que es importante insistir en que las rodillas alflexionarse queden por delante de los tobillos, mientras que el tronco baja en la flexión decaderas, perpendicular al suelo, quedando toda la planta del pie apoyada. Desde el bloqueo corto. En la postura de bloqueo, el jugador dirige el pie interior rotadohacia fuera, lanzando ampliamente la pierna correspondiente, pivotando sobre el pie másexterior cambiando la orientación de todo el cuerpo, ahora perpendicular a la red. El pieinterno del bloqueador (primer apoyo), contacta rotado hacia fuera, para que las caderaspermitan que la pierna contraria cruce ampliamente por delante de todo el cuerpo deldefensor. Durante el cruce de la pierna exterior del bloqueador por delante de la interior, elcuerpo del mismo queda casi de espaldas a la red. Una vez que el pie contacta en el suelo(segundo apoyo), hace de pivote para que, mientras la pierna del mismo lado se lanza haciasu punto de recepción, todo el cuerpo gire, orientándose frente al atacante. Al apoyar el pieque inició el movimiento en el suelo (tercer apoyo), el resto del cuerpo amortigua, a la vezque se adopta la postura de alerta. Para mantener el equilibrio durante el último apoyo, esimportante que las piernas vayan en todo el movimiento claramente por delante del resto delcuerpo. De forma que el tronco llegará a la proyección del centro de la base de sustentacióncuando los pies estén totalmente apoyados en el suelo. Desde el bloqueo largo. En la postura de bloqueo, el jugador dirige el pie interior,lanzando ampliamente la pierna correspondiente, hacia el mismo lado y hacia atrás,pivotando sobre el pie más exterior cambiando la orientación de todo el cuerpo, ahoraperpendicular a la zona de ataque. Desde aquí un desplazamiento hacia detrás, exige unatécnica de pasos rápidos y amplios, con los mínimos apoyos posibles, es decir la mayordistancia con el menor número de pasos; lo más difícil, es este caso, es conseguir que elcentro de gravedad quede adelantado en el momento del último apoyo (rodillas delante delos tobillos) Para la línea corto. Como la distancia con respecto a la red en la posición de partida escercana a la que pretendemos para defender el ataque sobre la línea, proponemos unatécnica de dos apoyos, El jugador desplazará la pierna más alejada de la red, por detrás delcuerpo, hacia el lateral del campo. Pivotará sobre esta misma pierna y girará todo el cuerpohasta quedar orientado paralelo a la red, a la vez que separa la segunda pierna, contactandoligeramente por detrás de la primera (segundo y último apoyo). El resto del cuerpo amortigua,a la vez que se adopta la postura de alerta. Para la línea larga. Como la distancia con respecto a la red en la posición de partida eslejana a la que pretendemos para defender el ataque sobre la línea, proponemos una técnicade tres apoyos, El jugador desplazará la pierna más cercana de la red, hacia atrás, girando 51
    • hasta orientar el cuerpo prácticamente paralelo a la red del campo. Después pivotaráligeramente sobre esta misma pierna para poder cruzar por detrás del cuerpo la pierna quecomenzó más alejada de la red, dirigiéndola en trayectoria diagonal hacia detrás y hacia elexterior del campo (segundo apoyo). Finalmente, quedará orientado paralelo a la red, a lavez que separa la pierna que quedará más externa, contactando ligeramente por detrás de lainterna (tercer y último apoyo). El resto del cuerpo amortigua, a la vez que se adopta lapostura de alerta. 6.4. LAS DEFENSAS EN DESEQUILIBRIO. Cuando el balón llega lateralmente con respecto al defensor se realiza un desplazamiento del peso del cuerpo hacia el mismo lado donde se va a interceptar. Se produce un fondo lateral de las piernas, desplazando el peso del cuerpo hacia la pierna más cercana al balón, generando un desequilibrio que conduce, tras el golpeo, a una caída lateral. El movimiento de impulso (contracción concéntrica de la pierna alejada) es rápido; mientras que el movimiento de frenado (contracción excéntrica de la pierna cercana) es lento. Así se combinan la velocidad y el equilibrio. Si el balón es contactado por debajo de las rodillas, se puede amortiguar la caída con apoyo de la mano contraria al lado de golpeo y girando el eje longitudinal del cuerpo para ofrecer al suelo la zona dorsal. Pero si el contacto se produce por encima de lasrodillas, será la del mismo lado de caída la primera en aterrizar, por lo que el uso deprotectores es vital. Esta técnica es más fácil emplearla sobre ellado del pie adelantado y el alcance, en jugadoresformados puede ser por encima de dos metros (sindesplazamiento previo alguno). Por lo tanto, en elotro lado, la responsabilidad de balones bajossuele ser para el defensor adyacente. Es tan importante como difícil, mantener laformación correcta de la plataforma de contacto essituaciones de desequilibrio. Además de unabuena elasticidad, es necesario un trabajocoordinativo especialmente dirigido a ello. Para recuperar la verticalidad se dan tresopciones: a) Volver sobre el mismo recorrido para ponerse de pie. Si es un contacto por encimade la rodilla y se ha aterrizado con la ella. b) Girar sobre el eje longitudinal manteniendo la pierna del lado de giro flexionada y laotra extendida. Si es un contacto por debajo de la rodilla y se ha aterrizado con la mano. c) En ocasiones, ante balones que caen muy lejos de la posición del defensor, se usa ungran impulso para buscar un balón muy cerca del suelo (a menudo con una mano). En estasocasiones de gran aceleración final es útil la recuperación mediante un giro sobre el eje 52
    • horizontal del cuerpo, rodando por la espalda y saliendo con el peso del cuerpo sobre elhombro del lado de caída y las piernas elevándose y dirigiéndose al suelo por encima delhombro contrario. En otras ocasiones un balón que cae por delante del defensor es interceptado con unfondo de piernas hacia delante con una técnica similar pero dirigiendo el fondo de piernashacia delante. En este caso la recuperación óptima es la b. 6.5. LAS PLANCHAS. Las planchas se realizan sobre balones más lejanos a los cuales no se llega con caídas.En éstas buscamos un lanzamiento del cuerpo hacia el suelo en profundidad, nunca en altura. Desde la posición defensiva se realiza un paso previo, que debe ser largo,descendiendo el centro de gravedad, y se realiza un impulso con el pie atrasadodescribiendo una trayectoria oblicua, con un ángulo muy cerrado con respecto al suelo.Como en las caídas, si es posible, el balón será contactado con los dos antebrazos unidos,durante la fase aérea de la acción. Tras el golpeo ambas manos toman contacto con el suelo y los codos se flexionanpara amortiguar la caída. La siguiente parte del cuerpo en aterrizar es el tórax, a la altura deldiafragma, debido al arqueamiento del tronco, que realiza un recorrido desde detrás haciadelante deslizándose por el terreno, evitando así cualquier impacto brusco contra el suelo. Para favorecer este deslizamiento las manos y brazos impulsan hacia atrás. Esimportante al aterrizar, elevar la barbilla para evitar que ésta golpee en el suelo, y arquear eltronco para proteger las caderas. Si el balón cae más allá del alcance con dos brazos del defensor, queda la opción deutilizar una mano para el golpeo. Si éste se produce en la fase aérea, el aterrizaje es idénticoal descrito. 53
    • Una situación aún más extrema la protagoniza una variante en donde se amortiguaríael impacto con una mano mientras se desliza intentando que el balón golpee sobre el dorsode ésta y así se eleve; mientras la otra mano realiza el movimiento de amortiguamiento ydeslizamiento. 6.6. DEFENSAS ALTAS. Se dan situaciones en las que el defensor se ve obligado a interceptar balones porencima del pecho, bien por ubicarse en una zona muy adelantada en una situación deemergencia, o bien, por haberse producido un rechace en el bloqueo propio que le obliga adefender un balón dirigido fuera del terreno de juego. Antes del año 94 la infracción por doble contacto obligaba golpeos por encima de lacabeza con ambas manos cerradas, ofreciendo el lateral de las mismas. Superficie ésta queofrecía pocas garantías de precisión. Podemos decir que hoy en día, y a partir de la modificación del reglamentocorrespondiente, esa técnica ha sido sustituida por el pase de dedos de forma similar aldescrito para la recepción del saque. No obstante, determinados ataques ejecutados a gran velocidad no permiten el uso delos dedos como superficie de contacto, siendo más utilizadas las palmas de las manos. 54