Manuscrito discapacidad visual final
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Manuscrito discapacidad visual final

on

  • 1,003 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,003
Views on SlideShare
1,003
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
7
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Manuscrito discapacidad visual final Manuscrito discapacidad visual final Document Transcript

  • qwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwerty TALLER DE DISCAPACIDAD VISUAL Y PROBLEMAS VISUALESuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfg UNIVERSIDAD VERACRUZAhjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvb 03/09/2012 Idalia Hernández Fernández, Irais Gabriela De San Martin Vásquez,nmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwert Ma. Del Rosario Hernández Hdez.yuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwerty
  • Discapacidad Visual¿Qué es la discapacidad visual?La discapacidad visual es una condición que afecta directamente la percepción deimágenes en forma total o parcial. Para entender el significado de estadiscapacidad es necesario saber acerca de agudeza visual y campo visual.Agudeza visual es la capacidad que posee el sujeto para percibir de manera claray nítida la forma y la figura de los objetos a determinada distancia (las personasque utilizan lentes comunes, en su mayoría tienen afectaciones en la agudezavisual; sin embargo a ellas no se les considera con discapacidad visual pues suvisión borrosa se corrige con el uso de lentes).Campo visual se refiere a la porción del espacio que un individuo es capaz de versin mover la cabeza ni los ojos. Una persona con visión normal tiene un campovisual de 150º en plano horizontal y 140º en el plano vertical.Por tanto, podemos decir que la discapacidad visual es una disminución significa-tiva de la agudeza visual (aún con el uso de lentes) o del campo visual. Por ejem-plo, hay alumnos que a pesar de los lentes no tienen suficiente agudeza visualpara distinguir los objetos, personas o letreros y necesitan acercarse o, bien,utilizar otra ayuda óptica (telescopio, lupa, lentes con prismas, etcétera); por otrolado, algunos alumnos necesitan mover la cabeza o colocarla de cierta manerapara leer porque su campo visual está disminuido o perciben algunas manchasque les impiden ver de frente. En ambos casos estos alumnos serán consideradoscon baja visión. Por el contrario, si un alumno solamente ve sombras, algunosdestellos de luz o definitivamente no percibe nada, este alumno será consideradociego.La ceguera y la baja visión pueden originarse por un inadecuado desarrollo de losórganos visuales o por padecimientos o accidentes que afecten los ojos, las víasvisuales o al cerebro.La discapacidad visual puede presentarse a diferentes edades y tendrá unaevolución diferente de acuerdo con la edad de aparición. Un bebé que nace conuna discapacidad visual deberá construir su mundo a través de imágenesfragmentadas (si es que tiene una visión disminuida) y de información que recibadel resto de los sentidos (si no recibe nada). Mientras que un adulto que pierda lavista tendrá que adaptarse a una condición diferente de un mundo que yaconstruyó a partir de la visión que tenía.
  • La ONCE considera ciego a quien no conserve con ninguno de sus ojos 1/20 de lavisión normal, según la escala de Wecker, y no consigue contar con los dedos delas manos a una distancia de 2,25 metros con corrección de cristales. Los niñosciegos o de baja visión con afectación del sistema nervioso central presentan unagran heterogeneidad en su desarrollo, dependiendo directamente del grado deafectación que presenten y del estado de las distintas áreas cerebrales.La discapacidad visual presenta distintos niveles:Niveles de discapacidad visual Características educacionales Profunda Dificultad para realizar tareas Distancia de lectura 2 cm visuales gruesas e imposibilidad para realizar tareas de visión de detalle. Severa Realiza tareas visuales conDistancia de lectura entre 5 y 2 inexactitud. Requiere tiempo cm para ejecutar una tarea y ayudas como lentes o lupas o, bien, viseras, lentes oscuros, cuadernos con rayas más gruesas, plumones para escribir, entre otras cosas y mo- dificaciones del ambiente. Moderada Con el apoyo de lentes eDistancia de lectura entre 10 y 5 iluminación realiza tareas simi- cm lares a los sujetos con visión normal.Grados de discapacidad visual.CEGUERA: Capacidad visual para discriminar solamente bultos o luces fuertes, obien, la imposibilidad de ver.PERSONA CON BAJA VISIÓN: Quien presenta un campo disminuido hasta en 20grados o una agudeza visual de 20/70 con la mejor corrección y que representauna interferencia en la visión central, periférica, cercana o lejana.
  • Algunas manifestaciones pueden ser acercarse demasiado a los materiales,presentar encandilamiento o fotofobia, ver menos en interiores o exteriores, etc.Desde el punto de vista educativo:PERSONA CIEGA: Es quien requiere para desplazarse, uso de bastón o perroguía, apoyo del Sistema Braille como parte de la comunicación escrita, ydependencia primordialmente de los sentidos como el tacto, oído, olfato y gusto yel remanente visual de que disponga, para realizar las actividades de la vidadiaria, académica, social o laboral.PERSONA CON BAJA VISIÓN: Es quien todavía puede usar papel y lápiz comolos materiales más significativos en el medio escolar, o bien instrumentos de usocomún como marcadores, pluma, textos en caracteres comunes, aunquerequieran de adecuaciones en cuanto a la iluminación, mobiliario, distanciaapropiada a los materiales, apoyo de ayudas ópticas y adecuaciones curricularessegún sus necesidades.Características de las personas con discapacidad visual.A modo de sugerencia, se describen algunas consecuencias que puedenderivarse no sólo de la propia deficiencia que padecen los sujetos sino de lasituación que presentan por su déficit. Consecuencias que bien podrían serformuladas en forma de necesidades educativas especiales, a no ser porque éstashan de partir de una perfilada evaluación psicopedagógica, es decir, se trataría decaracterísticas individuales y no genéricas, como las que se presentan. Noobstante, las pautas que siguen pueden ser orientativas para el procesoevaluativo: 1) Desarrollo cognitivo. Los alumnos con deficiencias sensoriales tienen mermada/ anulada alguna fuente de entrada de estímulos, lo cual dificulta/retrasa la adquisición de ciertas nociones, que podrían acarrear desfases cognitivos, según la secuencia de desarrollo descrita por Piaget. Éste ha sido el centro de interés de las investigaciones tradicionales; sin embargo, las conclusiones actuales ponen de manifiesto que los niños con déficits visuales siguen itinerarios diferentes de desarrollo, de adquisición de conceptos y habilidades básicas con respecto a los niños sin déficits sensoriales. Generalmente, el progreso evolutivo de éstos resulta más favorable que el de aquéllos; si bien, con el transcurso del tiempo y la intervención adecuada, se equiparan, logrando un nivel de desarrollo similar, aún por caminos y mecanismos diferentes.
  • 2) Lenguaje. Los niños con discapacidad visual apenas muestran dificultades para el dominio del lenguaje oral, salvo quizá un ligero retraso en la adquisición de las primeras palabras, unido al uso pragmático diferente del lenguaje (Rodríguez Fuentes, 2002). Diferente es el caso del lenguaje escrito pues requiere mayor capacidad visual. Las principales dificultades para la lectoescritura de los niños con discapacidad visual se localizan en las fases mecánicas de alto requerimiento visual: decodificación de los signos gráficos, en el caso de la lectura, y transcripción del texto, en el caso de la escritura (Salvador Mata, 2001), aunque también se han observado dificultades en otras operaciones de mayor nivel cognitivo (Rodríguez Fuentes, 2002), como consecuencia de la propia afección visual y de las dificultades mecánicas anteriores, que afectan al resto de las operaciones, debido a su carácter recursivo. En este sentido, se han observado dificultades y disfunciones en la comprensión lectora, dada la lentitud decodificadora y las frecuentes disfunciones, y en la planificación y revisión del texto escrito, consecuencia del sobreesfuerzo que suponen estas tareas para el sujeto, unido a la ardua actividad de transcripción del texto (Rodríguez Fuentes, 2002).3) Relaciones sociales. Para aquellos que padecen déficits visuales, especialmente los invidentes, el mayor problema interno son las dificultades de movilidad, orientación e independencia. Pero son mayores los problemas externos que impiden la normalización de las relaciones sociales. Problemas que subyacen en cuestiones actitudinales unidos a la falta de formación y experiencia para saber la manera óptima de reaccionar e interactuar con ellos, siendo tan comunes como contraproducentes los patrones de sobreprotección que limitan aún más las posibilidades del niño, en lugar de fomentarlas. En efecto, los propios padres no saben responder adecuadamente a las demandas y estímulos de los bebés ciegos ya desde pequeños (Leonhardt y otros, 1999). En etapas posteriores, los videntes no saben proporcionar la ayuda justa que precisa el niño para su orientación y movilidad, resultando ésta descompensada, y no consiguen actuar con naturalidad, infravalorando las posibilidades reales de las personas con discapacidad visual. Consecuencia de todo lo anterior es la reducción de las relaciones sociales, pero además las escasas relaciones son diferentes, debido a que perciben a estas personas como diferentes.4) Desarrollo afectivo. Los niños con deficiencias sensoriales muestran una alta dependencia de las figuras de apego, que se reducen casi únicamente a la madre. Ello produce restricciones del grupo de personas que el niño estima, en edades cortas, y, en edades más avanzadas (concretamente en
  • la adolescencia), repercusiones negativas, cuando se produce la necesaria ruptura de la dependencia afectivo-emocional madre-hijo. 5) Rendimiento académico. El esfuerzo adicional, que los alumnos con discapacidad visual han de invertir en el aprendizaje, no es buen presagio del resultado académico. Además, limitaciones o dificultades colaterales, como las anteriores, no facilitan esta tarea, sino que se convierten en agravante de la situación escolar. Es preciso potenciar la motivación del alumno para que se incremente así su esfuerzo escolar y se proporcione la ayuda externa apropiada, para poder garantizar el éxito escolar. Además, la intervención educativa ha de procurar paliar las dificultades anteriores: el desarrollo cognitivo y, concretamente, la adquisición de algunas nociones elementales, el dominio de la lengua oral y escrita, dada su incidencia en el aprendizaje y evaluación escolar y las relaciones socioafectivas, además de las académicas. Dicha intervención debe combinarse con la enseñanza de contenidos y el desarrollo de habilidades específicas.Todo lo anterior, se deberá contemplar para la planeación de las adecuacionesnecesarias, teniendo en cuenta las necesidades que presente el alumno quevamos a atender. No será inusual la aparición de dificultades y retrasosacadémicos, al menos en algunas áreas, que no deben de desesperar ni resignaral equipo docente sino mostrar una actitud positiva hacia la integración, aunandoesfuerzos y compartiendo tanto los éxitos como los fracasos.Indicios que ayudan a las familias o maestros a detectar a un alumno condiscapacidad visual.Hay ciertos comportamientos que indican que algo está alterando la vista del niñoy que el maestro o padre de familia debe tomar en cuenta. A continuación se pre-senta un listado que puede apoyar al personal de la escuela o a la familia en ladetección de algún trastorno visual.DiagnósticoLos datos que obtengamos de esta evaluación informal —la observación de lasconductas que se mencionan en el listado anterior— en el salón de clases o en lacasa son muy útiles y se pueden comentar con el médico para que complementela información que él obtenga en el consultorio.
  • El diagnóstico de baja visión o ceguera lo deberá hacer necesariamente unmédico oftalmólogo, quien cuenta con los conocimientos e instrumentosnecesarios para ese fin.Este profesionista también ofrecerá información sobre las ayudas ópticas y noópticas que requiere el alumno. En las instancias del DIF, el IMSS, el ISSSTE yen los Hospitales Generales laboran médicos oftalmólogos; además, en la mayoríade las entidades existen Hospitales Oftalmológicos que regularmente son debeneficencia o de muy bajo costo.Existen diferentes técnicas e instrumentos que sirven para evaluar la situaciónvisual de un alumno, dentro de ellos se encuentran como se mencionóanteriormente el diagnóstico oftalmológico (examen visual) y/o médico. Dentro delos más comunes en el área educativa se encuentran: la observación directa alalumno que es un elemento muy importante que debe partir de guionesespecíficos, encaminados a la detección de probables déficits visuales. Otroaspecto importante recae en la medición de la agudeza visual de los alumnos loque permitirá determinar de manera más precisa cuando un alumno es candidatoa valoración oftalmológica, ya que en muchos casos, los déficits visuales tienencorrección con ayudas ópticas.Un instrumento básico es la escala de eficiencia visual de Natalie Barraga, quesirve para determinar los restos visuales que posee un alumno con baja visión conla finalidad de estimularlos para que haga uso de ellos de una manera eficaz.Otro instrumento es la Escala Leonhardt (escala de desarrollo de niños ciegos de0 a 2 años), que nos permite ubicar el nivel de desarrollo del alumno ciego y poderestimular las áreas que más lo requieran.Un instrumento no menos importante es la guía de desarrollo de 0 a 3 añosespecíficamente para niños ciegos o con baja visión, retomada del documentodenominado “En los zapatos de los niños ciegos” de Rosa Lucerga y ElenaGastón, que fue editado por la ONCE en el año 2004, que permite evaluar alalumno en las diferentes áreas de su desarrollo de acuerdo a su edad cronológica.Participación del maestro de grupo en la evaluación psicopedagógica de unalumno con discapacidad visual.Durante el proceso de la Evaluación Psicopedagógica, el profesor deberáidentificar las barreras para el aprendizaje y la participación que están limitando lainclusión del alumno.
  • Se evaluarán los diferentes momentos del proceso de aprendizaje, utilizandodistintas situaciones educativas, para analizar los progresos o dificultades y paraclarificar los tipos de intervenciones que pueden ser precisas. En una situación deevaluación conviene analizar elementos tales como la motivación, la actividaddiaria, las estrategias que cada alumno emplee, los errores que aparecen en laconstrucción de los conceptos, el desarrollo de las actitudes, el tiempo que seemplea y la utilización de los diversos materiales.Asimismo, es fundamental que el profesorado reflexione acerca del grado acercadel grado de aprendizaje que considera conveniente que los alumnos alcancen alfinal de cada ciclo. Esta reflexión llevara a establecer una serie de indicadoresmás precisos que los objetivos generales, que sobre todo tendrán la función deayudar a reajustar la enseñanza, si se comprueba que un alumno se separa de losobjetivos deseados mas allá de lo justificable por los ritmos personales quecaracterizan esta etapa.La función de estos indicadores de evaluación es proporcionar información alprofesorado para orientar y reconducir el proceso de enseñanza – aprendizaje yconocer el grado de consecución de los objetivos establecidos.Utilizar distintos códigos (verbales, ya sean orales o escritos, icónicos, gráficos,numéricos, audiovisuales, etc.) cuando se trate de pruebas dirigidas al alumno, demodo que se adecuen a las distintas aptitudes sin que el código obstaculice elcontenido que se pretende evaluar; será una interesante solución para ellos.Se considera, igualmente, que la evaluación pueda aplicarse en situaciones más omenos estructuradas de la actividad escolar, permitiendo evaluar la transferenciade los aprendizajes a contextos distintos de aquellos en los que se han adquirido,comprobando así su funcionalidad.Apoyos que generalmente necesitan los alumnos con discapacidad visual.Cuando se piensa en la educación de los niños con discapacidad visual, general-mente se imaginan equipos, métodos y materiales especiales como el sistemaBraille, bastones, grabadoras y aparatos de amplificación de las imágenes. Si bienes cierto que este tipo de materiales en ocasiones es indispensable para elaprendizaje y la participación de los alumnos con discapacidad visual, no hay queolvidar que el apoyo no puede reducirse exclusivamente al uso de estosinstrumentos. Los maestros que tienen alumnos con discapacidad visualintegrados en sus aulas deben ser competentes, creativos y planificar y ampliaractividades que ayuden a adquirir la información posible a través de sus sentidosno visuales y de experiencias activas y prácticas.
  • Muchos profesores y otros especialistas han descrito los obstáculos para elaprendizaje que impone la ceguera y los trastornos visuales graves, en general;sin embargo, es importante reconocer con qué elementos cuentan estos alumnospara facilitar su aprendizaje. Por ejemplo, algunos investigadores han constatadoque a los niños ciegos no les basta oír el canto de las aves para crear una imagenconcreta de cómo son. Considerando lo anterior, un maestro que desee enseñarsobre las aves a alumnos con trastornos visuales puede planificar una serie deactividades, como hacer que los alumnos toquen pájaros de diversas especies ymanipulen objetos como huevos, nidos y plumas o, bien, hacerles alimentar unave doméstica en sus casas o en la escuela. Por esta clase de experiencias, losniños con discapacidad visual pueden adquirir gradualmente un conocimiento máscompleto y exacto de las aves, a diferencia de si el maestro sólo promoviera lalectura, memorizar un vocabulario o palpar modelos de plástico.Aspectos escolares que pueden representar un obstáculo para que losalumnos con discapacidad visual participen y aprendan en igualdad decondiciones.Las barreras actitudinales son lo primero que hay que derribar. El pesimismo, lasbajas expectativas, la negligencia y el pensar “yo no soy especialista” impediráncualquier oportunidad a la integración de los alumnos y las alumnas con discapaci-dad visual o con cualquier otra.Un segundo obstáculo se relaciona con las dificultades para realizar adaptacionesen las instalaciones de la escuela o para la compra de material específico, comolos que se mencionan más adelante; sin embargo, es importante recordar que laescuela no está sola, como institución puede acudir a diferentes instancias ysolicitar estos apoyos, con la finalidad de ofrecer los recursos necesarios paralograr la participación y el aprendizaje del alumno con discapacidad visual: comitéde padres de familia, municipio o delegación, sector salud, empresas privadas,instituciones de beneficencia como el Club de Leones o el Club Rotario, entreotras. En este sentido, los padres de familia, profesores, director y autoridadeseducativas deberán gestionar los apoyos necesarios para los alumnos condiscapacidad y procurar una educación con equidad y con calidad. De ahí laimportancia de que todo esto se plasme en el pete y el pat que la escuela elaboracon la finalidad de dar un seguimiento puntual, al igual que al resto de laplaneación.Recursos o apoyos específicos que se requieren en la escuela para que el alumnocon discapacidad visual pueda participar.
  • Es común que muchos maestros y maestras al escuchar el término adecuaciones“curriculares” piensen erróneamente que lo primero que hay que modificar son lospropósitos, los contenidos o las competencias del nivel.En el caso de los alumnos con discapacidad visual, no siempre se requerirámodificar los contenidos, competencias o propósitos. En muchos de los casos, sise realizan las adecuaciones en las instalaciones y en el aula; si se ofrecen losapoyos personales necesarios, y si se hacen algunos ajustes a las estrategiasmetodológicas y a la evaluación que utiliza el maestro o maestra, será suficiente. Materiales y apoyos personales para alumnos con cegueraSi hay un alumno ciego integrado en el salón de clases, es indispensable que elmaestro aprenda el sistema Braille, el cual consiste en un método de lectura yescritura en que las letras, palabras, números y otros elementos se representanmediante distintas agrupaciones de puntos en relieve; fue desarrollado hacia 1830por Louis Braille, un joven francés ciego.No es necesario que los profesores, compañeros o los padres de familia aprendana leer el sistema Braille utilizando las yemas de los dedos como lo hace unapersona ciega; una persona sin discapacidad visual puede apoyarse viendo lospuntos en relieve una vez que se haya aprendido el código.La Secretaría de Educación Pública edita libros de texto gratuitos en sistemaBraille para todos los grados y asignaturas de nivel primaria, estos se puedensolicitar a través de las supervisiones escolares o, bien, con la instancia estatal deEducación Especial, por lo que debe apoyarse en el asesor del ProgramaEscuelas de Calidad cuando sea necesario.Algunos materiales que utilizan las personas ciegas se presentan a continuación.Para mayor información al respecto consulten las páginas de internet que serecomiendan en un apartado más adelante.Otros materiales también útiles para los alumnos ciegos: • Regleta y punzón • Impresora en Braille • La mecanografía • Calculadora parlante • Grabadoras portátiles o de reportero • Mapas en relieve • Modelos tridimencionales • Juego geométrico adaptado
  • • Tecnología adaptada (sofwares con sintetizador de voz, sistema línea Braille II, entre otros).Otro recurso para los alumnos ciegos es la tiflotecnología; se llama así a losapoyos en los que intervienen componentes de tipo informático. En el caso de losalumnos con ceguera, se utiliza software Jaws, que es un lector de pantalla. Unprograma educativo para niños ciegos difícilmente podría considerarse completo oapropiado si carece de la instrucción para la orientación y la movilidad. Orientación: es la capacidad de establecer la posición que se ocupa en el entorno por medio de los sentidos no visuales. Movilidad: es la capacidad de desplazarse eficazmente y sin peligro de un sitio a otro.El bastón blanco es la ayuda más frecuente utilizada por los adultos con discapa -cidad visual para desplazarse de manera independiente, sirve a la vez como amor-tiguador y como sonda.La función amortiguadora del bastón se debe a que protege el cuerpo de obs-táculos y permite detectar previamente riesgos como coladeras sin tapar, hoyos ocambios en la superficie.Actualmente existen en el mercado bastones de rayos láser que emiten sonidos aldetectar objetos en el camino o que se hallan encima del sujeto.Otro apoyo para el desplazamiento es el perro lazarillo. Los perros llevan arnesesespeciales y debieron ser entrenados para obedecer ciertas órdenes básicas,evitar obstáculos y garantizar la seguridad de sus dueños.Sea cual fuere el método de desplazamiento preferido, casi todos los alumnos condiscapacidad visual aprenden, generalmente, a hacerlo por sí mismos en sitiosconocidos como la escuela y el hogar. Muchos de ellos se benefician practicandoun método sistemático para lograr información y asistencia para cruzar las calles.La buena capacidad para moverse por el entorno tiene muchos efectos positivos,son capaces de desplazarse de manera independiente, tienen más posibilidadesde desarrollar sus capacidades físicas y sociales, y mayor autoestima que quienesdependen continuamente de los demás para moverse.Materiales y apoyos personales para alumnos con baja visiónPara definir el tipo de ayudas ópticas y no ópticas que requiere el alumno con bajavisión es importante consultar con un oftalmólogo; él detectará, por ejemplo, el tipode lupa que demanda el alumno, el contraste de color más pertinente, entre otros(algunos apoyos se especificarán a continuación). Este especialista también
  • identificará si la baja visión es estable o de carácter degenerativo, de tal maneraque se pueda dar un seguimiento adecuado.En caso de que el maestro carezca del diagnóstico y de las sugerencias deloftalmólogo se puede acercar al personal de educación especial adscrito al áreade discapacidad visual, para ello deberá informarse con el servicio de apoyo de laescuela, si lo hay; con el asesor del Programa Escuelas de Calidad; acudir alCentro de Recursos e Información para la Integración Educativa más cercano;asistir a la instancia de educación especial en la entidad o a una Escuela Normalque ofrezca la Licenciatura en Educación Especial.Cuando en la escuela se está incluyendo a un alumno con baja visión, el personaldeberá asesorarse acerca de: • Contrastes de color. Por las características de visión, algunos alumnos perciben mejor las letras azules en un fondo amarillo o, bien, letras blancas en fondo negro, por mencionar algunos ejemplos. Este tipo de contrastes se pueden hacer utilizando lápices o plumones de diferentes colores y grosores. El grosor del lápiz o plumón también es importante porque no a todos los alumnos les favorece un mismo volumen. El contraste también se puede lograr utilizando micas de color sobre el cuaderno o el libro. • Lupas. Suelen ser una ayuda importante para los alumnos con baja visión principalmente para leer textos o ver en detalle alguna particularidad de un cierto objeto. Las lupas más conocidas son las que tienen un mango; algu - nas otras tienen un soporte, generalmente circular, que dependiendo de su diseño y del uso específico en cierta aplicación pueden empotrarse a una mesa de trabajo. • Telescopios. La visión de larga distancia puede ser aumentada con el uso de un telescopio, ya que permite una vista clara del objeto alejado. Los telescopios pueden sostenerse con la mano y son de diferentes tamaños (también llamado monocular). Además, pueden ser ajustados a un par de lentes para mayor facilidad o montados dentro del vidrio para una ayuda más permanente. • Amplificadores de imágenes. Facilitan una distancia de trabajo más có- moda. Permite aumentar el tamaño de la imagen a través de un monitor o pantalla de televisión. • Libros en macrotipos. La Secretaría de Educación Pública ha editado libros de texto gratuitos de primaria y algunos de la Biblioteca de Aula para
  • educación preescolar de un tamaño más grande que los comunes, a estos libros se le ha llamado libros en macrotipos. En caso de que un alumno con problemas visuales necesite leer un libro que no se ha editado en macrotipo, los profesores o los padres de familia pueden amplificar en una fotocopiadora sus páginas o, bien, el libro completo si se requiere. Es importante aclarar que cada alumno o alumna con baja visión presenta características particulares y no a todos les favorece este tipo de libros. Por tanto, se sugiere consultar el documento “Consideraciones para el uso de los libros en Macrotipos”, elaborado por el Programa Nacional de Fortale- cimiento de la Educación Especial y de la Integración Educativa de la sep en 2008. Para ello puede recurrir a la instancia de educación especial de la entidad a través del asesor del Programa Escuelas de Calidad.• Atriles. Sirven para mejorar la postura del alumno; tanto en el momento que escribe como cuando lee. En caso de que no se cuente con ellos pueden colocarse otros libros, cajas, etcétera debajo del libro del niño o joven para alzarlo y así aproximarlo a él. Esto permitirá disminuir el cansancio y dolor, principalmente del cuello y la espalda, provocado por una mala postura debido al acercamiento excesivo al texto.• Tiposcopios (guías para hojas). Son láminas de plástico o cartón casi siempre del tamaño de una hoja carta, las cuales tienen ranuras (a manera de renglones) que ayudan a marcar táctilmente el espacio de escritura. Los tiposcopios también se pueden aprovechar para la firma. En este sentido se pueden usar cuadernos de doble raya o delinear los renglones con un marcador más grueso de tal forma que sea fácil percibirlos por el alumno.• Iluminación. Para los alumnos con baja visión quizá resulte necesario incrementar o disminuir la iluminación del aula o ubicar al alumno en el lugar donde tenga más posibilidades de leer tanto el pizarrón como sus libros y cuadernos. Es importante señalar que se debe cambiar de lugar hasta que el estudiante determine dónde ve mejor; quizá pueda requerir más de un lugar, por ejemplo, junto a la ventana por la iluminación y cerca del pizarrón para copiar la tarea.• Viseras o lentes oscuros. Sirven para disminuir la iluminación; por ejemplo, para los alumnos que presentan albinismo (falta de pigmentación en la piel y ojos) la presencia de mucha luz les molesta y dificulta su visión, por lo que necesitan lentes obscuros o viseras, aún dentro del salón de clases.
  • • Tiflotecnología. Se llama así a las ayudas para las personas con disca- pacidad visual en las que intervienen componentes de tipo informático, tanto software como hardware. Algunos software que se utilizan son: Jaws (lector de pantalla), Magic (amplía y lee caracteres), Zoomtext (ampliación y lectura).Una vez realizadas las modificaciones en las instalaciones de la escuela o del aulay que el alumno cuenta con todos los materiales específicos es necesario definir sitambién necesita adecuaciones en los aspectos curriculares, tales como lametodología y la evaluación o si demanda ajustes en los contenidos, propósitos ocompetencias.Bibliográfia.Escandón, M &Teutli F. (2010) Guía para facilitar la inclusión de alumnos y alumnas condiscapacidad en escuelas que participan en el Programa Escuelas de Calidad. MéxicoBalderas, M. (2010) Antología: La atención de alumnos con discapacidad visual. México:Secretaría de educación especial.