• Like
Chevron elciudadano4
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Chevron elciudadano4

  • 232 views
Uploaded on

#Chevron

#Chevron

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
232
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1

Actions

Shares
Downloads
5
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. CIT / elciudadano@gob.ec hevron derrocha su poder para tratar de hacer daño al Ecuador. La petrolera estadou- nidense lidera una campaña global en contra del Estado, del Gobierno y la justicia ecuatoriana. Su maniobra busca llegar a cual- quiera.Desdeeljovenquenavegapor Internetysetopaconunavisoquedi- ce “Gran fraude en Ecuador, hasta con los senadores de EE.UU, para blo- quear alosproductosnacionales. El enojo de la multinacional nació porquelaCortedeSucumbíosleorde- nó pagar 19 mil millones de dólares, por los presuntos daños ambientales y contra las personas ocasionados porlaexplotacióndelcrudo. Esta demanda la presentaron las comunidades indígenas y grupos de colonos de las provincias de Sucum- bíos y Orellana. Es un juicio entre per- sonasprivadasqueseinicióen1993. Al inicio el caso fue tratado por la CortedeNuevaYork,peroChevronlu- chó para que el juicio sea conocido por los jueces ecuatorianos. La em- presa consiguió su objetivo y la de- mandapasóalEcuador. Entonces, las cortes de Sucumbíos ordenaron a la petrolera a que pague esa indemnización. Desde entoces emprendióunataquesincuartel. En esta arremetida no escatima es- fuerzoseconómicos,niartimañaspo- líticasy jurídicasparaafectaralpaís. Por eso, el Gobierno Nacional deci- dió contestar con esa misma fuerza esamordazdesinformación. El Presidente de la República, Ra- fael Correa, aseguró que Chevron ha desatado una “campaña criminal”. Han gastado cerca de USD 400 millo- nes y tienen cerca de 900 abogados trabajandoenestaartimaña. “No permitiremos que estos seño- res mientan amparados en su billete. No tenemos el poder económico que tiene Chevron, pero tenemos el arma más fuerte de todos los tiempos: la verdad; y les responderemos a esta gente con la verdad”, sostuvo el Pri- mer Mandatario, al anunciar que el país contestará los ataque emprendi- dosporlamultinacional. ElPresidenteCorreafueclaroenex- plicar el detalle de la demanda entre los amazónicos y Chevron. En este proceso, el Gobierno no ha interveni- do.Sinembargo,tuvoquesoportarlos embatesdelapetrolera. Por ejemplo, Chevron auspicia la página web “juicio crudo”, donde hay videos editados de grabaciones clan- destinas que supuestamente son la prueba de que el Presidente influyó enlasentenciaensucontra. Ante eso, el Mandatario dijo: “Qué maneradementir,oseaquesielPresi- dente se reúne con comunidades de la Amazonía afectada, es que se está involucrando.Estoesmentira”. Asimismo, el Estado tiene que lu- char contra los organismos interna- cionales de arbitraje, que han benefi- ciadoalacompañíaestadounidense. Ante este escenario, el Gobierno contará laverdadentodoslosfrentes. “Vamos a responder, vamos a demos- trar que Ecuador es un país pequeño, pero con dignidad y sabremos defen- deralpaís”, sentenció elPresidente. PASE A LAS PÁGS.4y5» elciudadano.gob.ec sábado I 10.08.2013 03 C Lamultinacional petrolera noquiere pagarunaindemnización alospueblosindígenas amazónicosyparaevitarla emprendió unacampaña dedesprestigioalEstadoy alGobiernoecuatoriano. Laverdaddel casoChevron ElPresidenteRafaelCo- rrea,revelóestasemana queelFinancialTimesse negóadifundirunanun- cioquemostrabalaver- siónecuatorianasobrelos ataques deChevron. El Jefe de Estado, en su cuenta personal de Twit- ter, manifestó que el “mundo entero” debe co- nocer lo que hizo este periódico estadouni- dense. “Ya se devela la hipocresia: Financial Ti- mes no quiso publicar nuestros anuncios apli- cando descarada censu- ra previa (...) ¡Con la ver- dad, venceremos!”. LainfluenciadeChe- vronnosoloseevidencia enlosmediosdecomuni- cación.Lamultinacional harealizadouncabildeo conlossenadoresesta- dounidensesyotrosacto- respolíticos. AntesdequeEcuador renunciaraalSistemade PreferenciasArancela- rias(ATPDEA,porsusi- glaseninglés),losejecu- tivosdelapetrolerapre- sionanbanparaquenos serenueveesebeneficio paralosproductores ecuatorianos.Esapolítica nofueocultaysuvocero paraAmérica,James Craig,ladefendía. Actualidad NotenemoselpodereconómicodeChevron, perotenemoselarmamásfuerte:laverdad. RafaelCorrea, PresidentedelaRepública PABLOFAJARDO, abogadodel comitédeafectadosporlamultinacional ¿Ustedes impulsan el juicio con- tra Chevron, por qué primero fue tratadoenEstadosUnidosyluego en Ecuador? Fue Chevron quien suplicó a los jueces para que se en- víe el caso al Ecuador. Para eso pre- sentóafirmacionesdejuristasecua- torianos que avalaban esa decisión yquesecomprometió,porescritoa respetar lo que digan los jueces ecuatorianos. ¿Por qué ahora los ataques en contra de la Justicia nacional? Ellos ganaron la demanda en Esta- dos Unidos y fueron al juicio en la Corte que escogió, pero ahora em- prendió una campaña para des- prestigiar al país y no pagar la sen- tencia. Hay que analizar el doble discursodeChevron. ¿Cuál es el doble discurso?Che- vron estaba convencida de que po- día influir en los jueces ecuatoria- nos, por el poder político que goza- ba en el país. Ahora que le ganamos un juicio, gracias a pruebas científi- cas. no quieren aceptarlo El daño a la naturaleza está ahí y no lo puede discutir. Esa es una verdad, por eso la empresa habla solo de supuesta corrupción y de la incidencia políti- cadelGobierno. ¿Qué esta en juego dentro de esta campaña de Chevron? Lo que trata Chevron es que el Ecuador sea san- cionado. Desde el 2006, emprendió unacampañaparaquenoselleguen a acuerdos comerciales con el país, luego presentó tres arbitrajes inter- nacionales en contra del Ecuador. Todo con el propósito de chantejear alEstadoecuatorianoysometerlo. ¿Usted sabe cuánto cuesta esa campaña? HastaahoraChevronha gastado 1 300 millones de dólares en tratar de defenderse. En la su- puesta remediación que hicieron en la Amazonía ecuatoriana (1995- 1998)gastaron40millones.Estemo- mento han contratado a más de 2000 abogados para que litiguen contra Ecuador y cuatro empresas de espionajes para que persigan a los demandantes. Es una maquina- riaimpersionante. 2000ABOGADOS DEFIENDENA LAPETROLERA CHEVRONTOXICO.COM esunportalwebdondepuede encontrarlaverdadsobreellitigioqueenfrentaalaempresa conlosindígenasycolonosamazónicos. FinancialTimescensuró unavisoafavordelpaís EL TWITTER DEL PRESIDENTE CORREA juiciocrudo.com es unportalenelcualse desprestigiaalpaís
  • 2. CIT / El Ciudadano nelveranode1972laespe- ranza para los ecuatoria- nos rebosaba. El primer barril de petróleo fue reci- bido como un tesoro por losquiteñosquesecolma- ronenlascallesparaveralmilagroque los sacaría de la pobreza. Los más arriesgadossebañabanconsutextura aceitosa. Ese día se cumplió con un sueño. Por fin el oro negro salió de la Amazo- nía, surcó la Cordillera y fue hasta la Costa. La empresa Texaco, que en ese entonces tenía más de seis años en el país,recibiólaconcesiónparaperforar elpetróleodesdelaricaselvaysacarlo hastalasplayasecuatorianas. Durante18años,Texacoestuvoenel Ecuador. En ese tiempo, según cuen- tan los habitantes de la Amazonía, la alegría se volvió una malaventura, es- pecialmenteaaquellosquevivíancer- ca del perímetro de operaciones de la transnacional, La riqueza prometida nunca llegó a las manos de los moradores de la re- gión oriental del país y la herencia su- puestamente dejada por la petrolera estadounidense fue de «16,8 millones de galones de petróleo regados en el ecosistema; 18,5 mil millones de galo- nes de aguas tóxicas (agua de forma- ción) arrojadas a los suelos y vertien- tes,235milmillonesdepiescúbicosde gas quemados al aire libre», como se- ñalanlosdemandantes. El litigio contra Texaco arrancó en 1993,unañodespuésdequelacompa- ñíadejódeoperarenlaAmazonía.Los habitantes de las zonas de influencia, ubicadaespecialmenteenloqueaho- raesSucumbíosyOrellana,acudieron alascortesdeEstadosUnidosparade- mostrarlosgravesperjuicioscontralas personas y el medioambiente que de- jóTexaco. ElíasPiguajerepresentóalacomuni- dad Secoya en la presentación de la demanda. Él recordó que ese día los miembrosdelascomunidadesafecta- das subieron hasta el undécimo piso delaCorteFederaldeNuevaYorkpara hacerescucharsutestimonio. Todosvestíanlostrajesancestrales. Elías,quienentoncestenía37años,iba con una túnica propia de su pueblo. Pintósurostroyestabadescalzo.Élfue escogidoparapresentarlademanday hablarantelosjueces. Habló en español y en Secopai, len- guadesucomunidad. Lescontócómo la selva se entristeció por el derrame decrudoyaguasdeformaciónquese vertieron en riachuelos, y que poste- riormente desembocaron en los in- mensosafluentesamazónicos. Elaguaylaselvasecontaminarony sus pobladores enfermaron con do- lenciasdesconocidasporellos. En la demanda planteada en los Es- tadosUnidosestánrepresentadascin- co comunidades indígenas. Este ha si- do un juicio impulsado por sus miem- bros y apoyado por abogados priva- dos,nohaexistidounarepresentación del Estado ecuatoriano, ni de su Go- bierno,durantelasdosdécadasqueha duradoellitigio. En los EE.UU., la petrolera se defen- dió y argumentó que la justicia de ese país nopodíaconoceruncasoqueen derecho debía tratarse en las cortes ecuatorianas. En esta parte de la historia aparece Chevron,quecompróaTexacoyasíse convirtió en una de las 10 empresas más fuertes de los EE.UU. Chevron ga- nó la batalla y el juicio pasó a cor- tesecuatorianas. La jurisdicción recayóenlaCorte de Sucumbíos. Después de ocho años, (2001), de trámite,eljuezNi- colás Zambrano dictó una sentencia contra la multinacional y dispuso un pagode 19milmillonesdedólares. En su resolución, el juez sostuvo que en los lugares, supuestamente, re- mediados por Texaco (Chevron) las muestras tomadas revelaron «alar- mantes» niveles de carcinógenos y de otro tipo de sustancias altamente tóxi- cas. También, escribió, en una parte, que«losresultadosdemuestrastoma- das debajo de los reservorios implica- ban un riesgo real de contaminación del agua subterránea, implicando un peligro para la población co- moparalaflora yfauna…». Perolapode- rosa transna- cional no cree en este fallo y asegura que el trabajo de remediación se cumplió y quehubomásdañoluegodequedeja- ron el país. Además, sostiene que la Corte se basó en las pruebas parciales y poco confiables y que para evaluar lossupuestosdañosseviolentaronlas elciudadano.gob.ec I sábado I 10.08.201304 88representantesdelascomunidadesamazó- nicas presuntamenteafectadasporeltrabajodela petroleraimpulsaneljuiciodesde1993.ElEstado nointervino,peroChevronbuscóenTribunales deArbitrajequeelGobiernotambiénseinvolucre. CHEVRON veinteaños evadiendo lajusticia E MILLONESDEGALONES de petróleo fueron rega- dos en el ecosistema. 16,8 CIFRAS MILLONESDEPIES cúbicos de gas natural quemados al aire libre. 235mil Reportaje www.chevrontoxico.com ABRILDEL 2006, unaantorchaquemagasnaturaldepe- tróleojuntoaunadelas880piscinas quefueronabiertaspor Texaco.Enestasfosassearrojódesechosdehidrocarburos. RIOS. Seestimaquelaafectación productodelasdescargastóxicas dañó alecosistemaylaspersonas.
  • 3. elciudadano.gob.ec I sábado I 10.08.2013 05 normasnacionales. Su criterio no tuvo eco en las cortes y el año pasado, la Presidencia del Tri- bunaldeSucumbíosratificóelpagode los19milmillonesdedólares.Chevron nosedioporvencidoypidióalaCorte Nacional de Justicia que analizara el caso(verrecuadro). ElíasPiguajecreequeestiempoque se termine con el juicio. Han sido 20 añosquehaduradoel trámiteenEsta- dosUnidosyen Ecuador. Ahora ya tiene más de medio siglo devidayloquedeseaesnodejareste mundosinconocereldesenlacedela historia que él empezó. También bus- ca dejar como herencia el ejemplo de la lucha que afrontaron cientos de in- dígenas contra una de las empresas máspoderosasdelplaneta. Eljuicioaúnestáentrámite-esdecir no existe una sentencia en firme- no obstanteChevronusatodosupoderío económico y político para impedir el pagodelaindemnización. SuestrategiafuevincularalEstado yalGobiernoecuatorianoenesteliti- gio. Lo ha hecho pidiendo su inter- vención directa a través de medidas comerciales o retaliaciones en elCongresoySenadocontra Ecuador. También emprendió una campaña global de desprestigiocontraelpaís, que tiene el apoyo de me- dios de comunicación ecuatorianos y extranjeros., como lo denunció el Presidente delaRepública,RafaelCorrea. Asimismo, otra atajo usado por la compañía fue acudir al Tribunal de Arbitraje Ad-hoc de las Naciones Uni- das(ONU) paradenunciarqueeneste país la corrupción es endémica y fre- narelpagodelaindemnización. Según la Procuraduría del Ecuador, el Tribunal de la ONU ilegalmente or- denóalpaísque«tometodaslasmedi- dasparasuspenderohacerquesesus- penda la ejecución o reconocimiento de cualquier sentencia, tanto dentro comofueradelEcuador». Esafueunaordennotieneun sustento jurídico. Por eso, el Gobiernodenuncióque Tri- bunalbeneficióilegalmente a la petrolera. La muestra es que para fallar a favor de Chevron usó el Tratado de Protección de Inversiones con EstadosUnidos,vigentedesde1997; pero no tomó en cuenta que Texaco concluyó voluntariamente todas sus operaciones en Ecuador en 1992, es decir, cinco años antes de que entrara envigenciaeseacuerdo.Atodasluces esunadecisiónilegal,porqueninguna leyesretroactiva. ELLOS SON EL COMITÉ DE DENUNCIANTES Los jueces de la Sala Civil de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) tienen en susmanoseljuiciodelosafectados porlaexplotaciónpetroleradeTe- xaco-ChevronenlaAmazonía. La demanda tiene 20 años en trámite en las cortes de Estados UnidosydeEcuador. El juicio llegó a la Corte Nacional, luego de que la petrolera estadouni- dense pidiera que se revisara el caso, en la etapa judicial llamada casación. Los jueces de la Sala prefieren mante- nerenreservaeltrámitedelcaso,pero aseguraron que la próximas semanas seiniciaráconlarecopilacióndeinfor- maciónlaspartes. No existe un plazo para que los ma- gistradosdelaCorteNacionaldeJusti- cia se pronuncien. Pero, su decisión dejará en firme o variará la resolución de los jueces de Sucumbíos que orde- naron a la petrolera pagar 19 mil millo- nes de dólares por indemnización a loshabitantesdelaAmazonía. La Petrolera Texaco inicia sus operaciones en Ecuador. Caduca la conce- sión a favor de- Texaco y Petroe- cuador asume los campos. Texaco termina su operación y abandona el país. Habitantes de Sucumbíos ini- cian la primera demanda contra la transnacional en las cortes de los Estados Unidos Ecuador y Esta- dos Unidos, fir- man su tratado de Protección Re- cíproca de Inver- siones. Chevron compra la Texaco y entra en escena. Chevron gana el juicio en Nueva York y la deman- da no puede con- tinuar en EE.UU. Los indígenas presentan una nueva demanda en los tribunales de Sucumbíos. Sedictalacondena aChevronylafir- madebepagar19 milmillonesdedó- lares.Perolaem- presaapelaelfallo. La Corte de Su- cumbíos ratifica el fallo. El caso pasa a la Corte Nacional. El Tribunal de Ar- bitaje de la ONU, ordena al Estado ecuatoriano im- pedir en el país y en el exterior la vigencia de la sentencia contra Chevron. El Gobierno ecua- toriano contesta que se defenderá de la decisión ile- gal del Tribunal de Arbitraje. 1964 1967 1990 1992 1993 1997 2001 2002 2003 2011 2012 2012 2013 CRONOLOGÍA 1 Los colonos de provincias de las Orellana y Sucumbíos que vivían en los alrededores de los pozos petroleros. 2La nacionalidad indígena Secoya, representada por la Organización Indígena Secoya del Ecuador. 3 La nacionalidad indígena Cofán, representada por la Federación Indígena de la Nacionalidad indígena Cofán. 4 La nacionalidad indígena Siona, representada por la Federación de la Nacionalidad Siona del Ecuador. 5La nacionalidad indígena Huaorani, representada por la Organización de la Nacionalidad Huaorani del Ecuador. Elcasoseresolverá enlaCorteNacional deJusticia ELÍAS PIAGUAJE representóalacomuni- dadSecoyaparapresen- tarlademandacontrala petroleraenlaCorte FederaldeNueva York,Estados Unidos,en1993.Enton- ces,tenía37años. «Estamos muy de acuerdo con la posición del presidente Ra faelCorrea. Las transnacio- nales se han burlado de los estados. Apoyamos el pedido del Presidente para que los países de Sudamérica se unan contra estos abusos. Nosotros estamos buscando el pago por los daños y vamos a seguir luchando en cualquier parte del mundo. No hay un paso atrás en nuestra demanda contra Chevron». HUMBERTO PIAGUAJE UnióndeafectadosdeChevron DONALDMONCAYO caminasobre unadelaspiscinasdecrudo,su- puestamentedejadasporTexaco.Élesunodeloscolonosqueimpulsa eljuiciocontralapetrolera. ec TESTIMONIO Próxima entrega losafectados cuentansu drama UNADELASPISCINAS .Losdemandan- teshanpresentadoimágenescomoes- tasparademostrarlacontaminación.
  • 4. elciudadano.gob.ec I miércoles I 21.08.2013 07 CIT/ milio Lusitande tiene en supielincrustadalasabi- duría milenaria de los pueblos amazónicos. Ca- mina descalzo y da pa- soslentospor laselva.Lo hace como si conociera cadasendero. Desdeniño,supadrelecontótodos losfavoresdelasplantasysusmanos son diestras para extraer su sumo, su medicina. Sentado en la orilla del río Aguari- co, en la hermosa provincia de Su- cumbíos, dice que sus ojos han visto 80 años de historia de su pueblo Se- coya, en la provincia de Sucumbíos, ycomosuconvivenciaconlanatura- leza cambió. No habla español, pero sin la necesidad de una traducción, seispalabrasrevelanelorigendeesa transformación. EnsulenguaSecopaiaparecenpa- labras como: helicóptero, pistas, la compañía,Texaco,petróleoycáncer. En la década de los sesenta del si- glopasado,lapoderosapetroleraes- tadounidense Texaco (hoy Che- vron)empezósusoperacionesenla Amazonía ecuatoriana. Su presen- cia estaba en cinco millones de hec- táreas del nororiente amazónico, de lo que hoy son las provincias de Su- cumbíos y de Orellana. En esos años, no había carreteras hacia la Amazonía y los primeros po- zos se hicieron con los helicópteros que llevaban a los trabajadores y los materialesparalospozospetroleros. Emilio Lusitande dice que el soni- do era como de un zancudo. Ellos no sabían qué pasaba, pero que su pue- blohuyóselvaadentro. Enfebrerode1967,porprimeravez elcrudosedisparóenelOriente,enlo que hoy se conoce como Lago Agrio. Cinco años después, una serpiente demetalrecorríaconvaiveneslosre- cónditosdelaselva. Era el oleoducto, construido por la compañía y el Estado, con el cual se empezó la explotación masiva y constante de los pozos en la Amazo- nía. La transnacional estadouniden- seperforó387pozosenSucumbíosy Orellana desde 1967 hasta 1990, año enelcualdejódeoperarenEcuador. Ahora, el pueblo de Emilio Lusi- tande vive en San Pablo, un antiguo campamento de Texaco, ubicado a dos horas y media de Lago Agrio. A orillas del Aguarico, el sabio an- ciano, con ayuda de un compañero de la comunidad que traduce su re- lato, cuenta que con la explotación del crudo empezaron a ver como por el río venía un líquido espeso extraño para ellos, pero que cada día aparecía más y más. Marcelo Piaguaje, presidente de la comunidad de San Pablo, evoca esos días.Éleraunniñoyconeseaceitese pintaba su cuerpo y lo llevaba a las chozas para recubrir los árboles. A suspadreslesdijeronqueeselíquido negropodíacurarsusmales. LosSecoyashicieronlomismoque los quiteños, quienes en 1972, como se registró en un documental, se un- taban petróleo el día que se terminó el oleoducto y llegó el primer barril decrudodesdelaAmazonia. Losdemandantes delatransnacionalestadounidense aseguranqueaúnsepuedenencontrarlostóxicosdejados por laempresaenelOriente.Esohacausadoladestrucción del ecosistemayenfermedadesenindígenasycolonos. TEXACO: los vestigios aún están en la mente y la naturaleza amazónica E POZOSperforólapetrolera enSucumbíosyOrellana desde1967hasta1990, añoenquedejodeoperar. 387 LA CIFRA EMILIO LUSITANDE shamanamazónico recuerdaelfatídico paso deTexaco porsu comunidad. Chevronsecomprometió arespetarelfallonacional La campaña de la petrolera Chevron en contra del Ecuador tiene cuatro claras estrategias que fueron devela- dasporelPresidente,RafaelCorrea, Laprimerafue involucrarelGobierno en el juicio planteado por las comuni- dadesindígenasycolonosdeSucum- bíos y Orellana. Este caso empezó co- mo un litigio entre privados y así se mantuvoporcasidosdécadas.Perola compañía colocó demandas en cen- tros de arbitraje internacional, como el de la Naciones Unidas, para presio- nar al Gobierno a que participe para frenarlasentenciacontraellos. Lasiguienteestrategiafueinfluirenla política comercial de EE.UU., como una palanca de presión en contra del Estadoecuatoriano. La tercera: desacreditar a la Justicia ecuatoriana.Paraeso,Chevronutiliza una millonaria campaña, que sin em- bargo nocuentaquefuelapetrolerala cualluchóparaveniraEcuador. La empresa no escatimó esfuerzos para alabar a la justicia ecuatoriana. Presentó escritos de abogados ecua- torianos, como Ricardo Vaca, quien sostuvo que nuestro sistema judicial tieneun“tratojustoyequilibrado”. Incluso, en un escrito presentado en las cortes de Nueva York, la petrolera se comprometió a respetar cualquier decisión que tomaran los jueces ecuatorianos. Así lo aseguró, pero no hacumplidoconsupalabra. La cuarta estrategia ha sido atemori- zar a los demandantes con contrade- mandas. En este caso, hubo un hecho inusual, un juez de EE.UU. aceptó que se revisen los correos de los deman- dantes, violandosuintimidad. PASAALAS PÁGINAS8Y9¾ 1967 ESELAÑOenqueseco- menzóaextraercrudoen elOrienteenloquehoy esLagoAgrio.Elnombre esenhomenajeaSour Lake,lacasadeTexacoen Texas,EstadosUnidos Chevron ELPRESIDENTE RafaelCorrearevelóelplandelapetroleracontraelpaís. Foto:Internet
  • 5. Chevron elciudadano.gob.ec I miércoles I 21.08.201308 HoyelAguaricoesunríotriste.Elancia- noyellídercomunitariodicequeantes ensusaguasjugabanlosdelfinesyque enlatardepodíanatraparunbagredel tamañodelamitaddeunhombre. Actualmente, aunque usted no lo creadebenesperarhorasparaagarrar algún pez. Asimismo, los animales de laselvapocoapocoescasearon,loque les ha obligado a convertirse en agri- cultores y ganaderos, igual que los co- lonosquetrajoelboompetrolero. El frente de afectados de Texaco- Chevron sostiene que las operaciones de Texaco derramaron un coctel toxi- coenafluentes,vertientesyríosyenel suelodelaAmazonia. Donald Moncayo, quien llegó con suspadresparavivirenSucumbíos,ex- plica que la petrolera construyó 22 pis- cinasdeseparacióndeaguasdeforma- ción (líquido que se encuentra en el subsueloantesdelcrudoyqueesde al- tatoxicidad)y880piscinasdemanten- cióndelcrudo.Peroloquehicieronfue derramarmásde16,8millonesdegalo- nes de petróleo en el ecosistema; 18,5 mil millones de galones de aguas tóxi- cas(aguadeformación)arrojadasalos suelos y aguas y 235 mil millones de piescúbicosdegasquemadosalaire. Texaco-Cheveron descarta esa ver- sión.Estasostienequeremediólaspis- cinas donde se depositaba el crudo, que hubo un manejo de las aguas de formación y que la demanda presen- tada por los amazónicos es una estra- tegia que busca una multimillonaria indemnización.Esareparación,según dosinstanciasjudicialesecuatorianas, esde19milmillonesdedólares. Donald Moncayo sostiene que el perjuicio al ecosistema amazónico no tieneprecedentes,nicomparación,co- mo tampoco la afectación a las comu- nidades indígenas y colonos de la zo- na.FueunChernovilenlaAmazonia. LuisSototambiénmigróconsuspa- dreshacialaAmazonia.Ellosvivíanen una pequeña casa de madera junto a un pozo petrolero. Él recuerda que pa- ra beber agua, que la obtenían de po- zos y una pequeña vertiente, su padre separabaellíquidoaceitosoconlama- no y la tomaban. Su hermano y su pa- dremurieronconcáncer. LacasadelosSoto aúnseencuentra a pocos metros de una piscina de cru- do que supuestamente fue reparada por la petrolera. Luis Soto dice que es mentira, para demostrarlo hunde una pala unos 30 cm, retira un poco de tie- rrayaparececrudo. Ese material, aunque mezclado con arena, es de color negro y tiene olor in- tensoacombustible,comosiseperma- necieraporhorasdetrásdeuntubode escapedeunantiguovehículo. Soto no cree en Texaco (Chevron) y dicequelaausenciadesusseresqueri- dos es por el derrame de los desechos petroleros. En otros sectores donde operó la transnacional sucede lo mis- mo, dicen los denunciantes. Moncayo di- ce que puede caminar sobre algo que parece un reservorio de agua. Lo hace y esa piscina se mueve como un flan, peronosehunde,apocoscentímetros de esa agua hay petróleo. Para verifi- carlo mete su mano, cubierta por un guante quirúrgico, y saca una contex- turapegajosaconoloracombustible. Los afectados dicen que toda esta sopa contaminante trajo el cáncer a la Amazonia.Elshamánrelataqueantes no veían enfermedades tan raras, que en tiempo de sus padres la dolencia más grave que padecían, era una llaga que dañaba la piel; pero eso se curaba conplantasancestrales. AlCentrodeSaluddeSanCarlosacu- denmuchosdeloscolonoseindígenas a revisar sus dolencias. Marco Caballe- ro, es un joven médico que cumple su ruralenlazonahacemenosdeunaño. Él sostiene que no puede confirmar con certeza que la explotación de cru- do sea el detonante de enfermedades letales. Sinembargo,hasidotestigode cómo las personas que vivencercadelos pozos deben cu- rarse constante- mente de enfer- medades alérgi- cas y estomaca- les. Que sus cua- dros de atención superan a la media nacional en dos a uno. Y que si esas afecciones no son tratadas a tiempo puedenacarrearmásproblemas. Emilio Lusitande, el shamán de los Secoyas , no sabe lo que es cáncer. No hay una palabra para definirlo. Dice que una enfermedad extraña se está llevandoalossuyosyquenohaycura; que el remedio saldrá de la propia sel- va,peroquesenecesitamássabiduría ysusancestrosaúnnolehanhablado paraencontrarlamedicina. Unaextrañaenfermedadseestállevandoalos míosnohaycura,elremediosaldrádelaselva, senecesitamássabiduría, Shamán de los Secoyas INDÍGENASecuatorianossereflejanenunadelaslagunasdepetróleoquesupuestamentedejólapetroleraTexaco,hoyChevron,yquefuepartedelademandaquepresentaronensucontra. www.chevrontoxico.com ENEL 2006 aúnsepodía observarlospo- zosquemando combustible. SANCARLOS. Alcentrodesa- ludacudencons- tantementeindí- genasycolonos paratratarsus dolencias,espe- cialmentealer- giasyproblemas estomacales, aseguraelmédi- codelazona MarcoCaballero. Fotos:Internet
  • 6. 09 MARCELO PIAGUAJE líderdelacomunidaddeSanCarlos dicequeaúnsufrenlosefectosde laexplotacióndelatransnacional. Fotos:Internet MILMILLONESDEGALO- NES de aguas tóxicas fue- ron arrojadas a las vertien- tes naturales del Oriente 18.5 MILMILLONESdepies cúbicosdegasnatural fue- ronquemadosalairelibre. 235 MILLONESDE GALONES de petróleo fueron arroja- das al suelo y a los ríachue- los de la Amazonía. 16.8 CIFRAS INDÍGENASorientalesreclaman Justiciaenunosdeloscampospetro- leros quesirviódecentrodeopera- cionesparaextraerelpetróleo. POBLADORES delaregiónAmazó- nica realizan marchasde protesta paraqueserespetensusderechos. AÑOS duraeljuicioplantea- doporlascomunidadesin- dígenasycolonosamazóni- coscontraTexaco-Chevron. 19 INFORMESTÉCNICOSse hanrealizadodentrodelcaso. Deellos60hansidopagados porlapetroleradeEE.UU. 106 MILPÁGINAS tieneeljuicio queseinicióenSucumbíos. Esunodeloscasosmáslar- gosdelahistoriadelpaís. 230 elciudadano.gob.ec I miércoles I 21.08.2013 ¿Por qué Chevron quiso venir al país en la peor crisis? G El juicio en los EE.UU. La petrolerapeleóparaquelade- manda de los amazónicos no sea conocida en los Estados Unidos y peleó para que ven- ga al Ecuador. Los indígenas y colonos de Sucumbíos y Ore- llana perdieron la demanda y elcasollegóalpaísenel2003. G Undécadadecrisis. Mien- tras Chevron peleaba por ve- nir a las cortes nacionales, el Ecuador sufría unas de las más fuertes crisis política, económica y jurídica de su historia. Desde 1993 hasta el 2003, hubo siete presidentes enelEcuador. G Lascortesadedo.A Che- vron no le importó que los di- putados ecuatorianos sean los encargados de colocar a su conveniencia a los jueces delascortesnacionalesypro- vinciales. La petrolera decía que el sistema judicial nacio- nalerajustoyequilibrado. G Sinun sistemabancario. Alosabogadosdelapetrolera nolesasombróqueelsistema financiera ecuatoriano haya colpasado y ocasionado un conflicto social sin preceden- tes. Chevron decía que las empresasrecibenuntratojus- toenlascortesdelpaís. G El juicio en Ecuador. En ochoaños,lademandaalape- trolera no caminó en la Corte de Sucumbíos. El juicio acu- muló 230.000 páginas y es uno de los más extensos de la historia del país. Chevron sa- bíaqueconunpaísencrisis,el juicioestaríaenellimbo.