El pode de la Comunicación interna
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

El pode de la Comunicación interna

on

  • 345 views

El futuro de la comunicación interna. Que es lo que se espera de la comunicación interna en los siguientes años. Información obtenida a partir del libro Radiografía de la comunicación interna en ...

El futuro de la comunicación interna. Que es lo que se espera de la comunicación interna en los siguientes años. Información obtenida a partir del libro Radiografía de la comunicación interna en Argentina.

Statistics

Views

Total Views
345
Views on SlideShare
338
Embed Views
7

Actions

Likes
0
Downloads
1
Comments
0

3 Embeds 7

https://twitter.com 5
http://www.linkedin.com 1
http://ar.linkedin.com 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

El pode de la Comunicación interna Document Transcript

  • 1. Epílogo: Una mirada sobre el futuro de la CI El poder de LA PALABRA Por Maximiliano Blanc - Director de BW Comunicación Interna ¿Cuáles son las principales tendencias que marcan el futuro de la comunicación interna? Más allá de los nuevos modelos metodológicos, de los avances de la tecnología y de la innovación en las propuestas, el verdadero devenir de la disciplina está en la revalorización de la palabra, el protagonismo del diálogo y la construcción de conversaciones saludables. L a comunicación interna cobra vida cotidianamente en las empresas, impulsada por la propia gente de la manera más primitiva: a través de la palabra. Los resultados del Diagnóstico CI lo confirman: hablar cara a cara sigue siendo lo más valorado por los equipos de trabajo.
  • 2. En este preciso momento, la cantidad de jefes que están hablando con sus equipos para transmitirles un mensaje supera ampliamente a las campañas de comunicación a punto de lanzarse. La comunicación interpersonal no sólo es mucho más potente que la mediatizada, sino además mucho más utilizada. Tal cual fue dicho páginas atrás, aquí radica uno de los factores básicos que debemos asumir como especialistas en CI: los nuevos líderes deben incorporar, como condición básica para ejercer su rol, habilidades de comunicación para llegar efectivamente a sus equipos. La motivación, el sentido de pertenencia y la disminución de la incertidumbre son algunas de las tareas primordiales que un jefe debe gestionar con comunicación. Ya no hay más espacio para líderes intocables, excluidos en sus oficinas; las habilidades comunicacionales son tan importantes como el conocimiento técnico del área en la que se desempeñan. Y como referentes de CI, debemos brindarles soporte en esa gesta. Si bien las nuevas generaciones, caracterizadas por el hábito de compartir información y de participar, piden a gritos abundancia de diálogos claros y abiertos, lo cierto es que las empresas cada vez soportan menos los estilos de comunicación que vayan en contra de su naturaleza: ser un entramado multidireccional de conversaciones. Las organizaciones que transmiten mensajes unidireccionales, que poseen medios de comunicación sólo informativos y que manejan los datos como un bien de poder se encuentran en período de extinción. Las organizaciones de vanguardia son las que priorizan conversaciones constantes, a través de las cuales comparten información y en las cuales quien más comparte es quien detenta mayor poder. Son aquellas que valoran a los líderes inspiradores, que a través de la palabra iluminan a sus equipos para que puedan lograr sus objetivos. Son las que consideran a la comunicación como una autopista de dos vías, donde la opinión de todos y la crítica madura se convierten en materia prima para mejorar. Sólo esas organizaciones son las que tienen futuro, porque la perspectiva de éxito está en su gente, y esto es lo que la gente expresa claramente necesitar para comprometerse con el rumbo corporativo. ¿Las empresas están preparadas para la transformación? Más allá de la respuesta, lo que es cierto es que vienen acusando recibo del cimbronazo. Tienen claro, por ejemplo, que deben perder el miedo a escuchar a su gente, que –como dijimos- les resulta fundamental otro perfil de líderes, o que necesitan repensar sus medios -en algunos casos notoriamente obsoletos-. 121
  • 3. Hay un gran camino por recorrer. Todavía debemos ejercitar mucho más la escucha: no suponer, sino medir. Debemos profundizar en la esencia de nuestro rol: no informar, sino comunicar. Debemos personalizar las conversaciones: no hablarle a toda la población, sino hablarle a cada una de las personas del equipo, empatizando profundamente más allá de las diferencias. Las habilidades de comunicación para establecer conversaciones productivas ya no son condiciones exclusivas del líder; son facultades que todos deben desarrollar, y que como referentes de CI debemos propiciar y facilitar en cada persona de la organización. No se trata de algo propio de unos pocos, sino que, como la ética o el profesionalismo, son capacidades indispensables para los tiempos que corren. Como profesionales de la comunicación interna, tenemos un gran desafío: acompañar este cambio. Nuestra tarea será brindar soporte canalizando las diferentes necesidades, señalando el camino por el cual se deben vehiculizar los diferentes mensajes, construyendo confianza, mostrando resultados a través de mediciones, estimulando el diálogo y la comunicación 2.0. Y sobre todo, logrando en forma gradual que la empresa se comprometa genuinamente con esta forma de comunicar. Que en su naturaleza esté defender a capa y espada la conversación clara y fluida y la participación de todos, tal como se defiende la rentabilidad. Estamos a la vanguardia de un cambio que se está generando en las empresas y del cual somos líderes y responsables. No desaprovechemos la oportunidad de construir organizaciones que se comuniquen mejor, que sean más claras y que le den mayor importancia a la palabra y, consecuentemente, a las personas. Ese es el gran desafío que tenemos para los próximos años.
  • 4. Epílogo II: Lo que viene, en una idea ¿CUÁL ES EL FUTURO DE LA COMUNICACIÓN INTERNA? El futuro pasa por entender que el rol del referente de CI debe ser cada vez más estratégico y alineado a los objetivos del negocio. Pero sobre todo, pasa por comprender que su verdadera función es la construcción de conversaciones saludables dentro de la organización. Porque lo verdaderamente revolucionario es ser concientes de que no existe un referente de CI. Que, en verdad, cada persona, cada miembro de la organización, es el referente y el responsable de la Comunicación Interna. Y que quien hoy llamamos responsable de CI debe convertirse en un facilitador para que eso suceda, como consultor interno. Caminando hacia ese lugar, la comunicación interna como disciplina será cada vez más relevante para la vida de las personas y para el desarrollo de las organizaciones. 123