Your SlideShare is downloading. ×
0
Ficha plan fomento a la lectura
Ficha plan fomento a la lectura
Ficha plan fomento a la lectura
Ficha plan fomento a la lectura
Ficha plan fomento a la lectura
Ficha plan fomento a la lectura
Ficha plan fomento a la lectura
Ficha plan fomento a la lectura
Ficha plan fomento a la lectura
Ficha plan fomento a la lectura
Ficha plan fomento a la lectura
Ficha plan fomento a la lectura
Ficha plan fomento a la lectura
Ficha plan fomento a la lectura
Ficha plan fomento a la lectura
Ficha plan fomento a la lectura
Ficha plan fomento a la lectura
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Ficha plan fomento a la lectura

10,081

Published on

FICHA DE TRABAJO. …

FICHA DE TRABAJO.
LECTURAS DE LEYENDAS APLICADAS AL APRENDIZAJE DE HABILIDADES DIRECTIVAS

Published in: Education
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
10,081
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
23
Actions
Shares
0
Downloads
82
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. LEYENDAS Y CUENTOS<br /> “HABILIDADES DIRECTIVAS”<br />FICHA DIGITAL (PFLCL) <br />NOMBRE DEL ALUMNO/A: <br />ORIENTACIONES INICIALES.<br />COMPETENCIAS BÁSICASMETODOLOGÍA (ORIENTACIONES ANTES DE REALIZAR EL TRABAJO)COMPETENCIA EN COMUNICACIÓN LINGÜÍSTICA.TRATAMIENTO DE LA INFORMACIÓN Y COMPETENCIA DIGITAL-PROPONEMOS QUE EL ALUMNADO REALICE ESTA FICHA SIGUIENDO SECUENCIALMENTE LAS SIGUIENTES PAUTAS:EL ALUMNO DEBE LEER LAS LEYENDAS Y COMENTAR EN LA MORALEJA DE LA HISTORIA..SE ELABORARÁ DIGITALMENTE. UNA VEZ COMPLETADA LA FICHA NO OLVIDEIS PONER EL NOMBRE EN EL CAMPO DE TEXTO “NOMBRE”ENVIADME EL DOCUMENTO A MI CORREO ELECTRÓNICO O TRAEDMELO EN UN PEN DRIVE EL DÍA MARCADO. ANTES DE LA FECHA QUE HE MARCADA (FECHA TOPE: 25/4/2011)PARA DESPISTADOS, MI CORREO: blanca.canamero@gmail.comBASADO EN RECOPILACIONES DE HABILIDADESDIRECTIVAS Y PROPIAS.<br />FECHA TOPE DE ENTREGA DE LA FICHA<br />25/04/11<br />LEYENDA DEL GUERRERO. AUTOCONTROL.<br />“Vivió una vez un gran guerrero. Aunque muy viejo, aún era capaz de vencer a cualquier contrincante. Su reputación se extendió ampliamente y muchos estudiantes se juntaron para aprender con él. Un día, un joven guerrero llegó al pueblo. Estaba decidido a ser el primer hombre que venciera al gran maestro. Además de su fuerza, tenía una habilidad asombrosa para encontrar y explotar cualquier debilidad en un oponente. Nadie había durado con él en un encuentro más allá de su primer movimiento. En contra de los consejos de sus preocupados estudiantes, el viejo maestro aceptó gustoso el reto del joven guerrero. Cuando ambos estaban listos para la batalla, el joven guerrero empezó a dirigirle insultos al viejo maestro. Tiró tierra y escupió en su cara. Por horas lo agredió verbalmente con todos los insultos conocidos por la humanidad. Pero el viejo guerrero simplemente se mantuvo en pie inmóvil y calmo. Finalmente el joven guerrero se agotó. Reconociendo que estaba vencido se alejó sintiéndose avergonzado. Desilusionados de que el maestro no hubiera peleado con el insolente joven, sus alumnos lo rodearon y le preguntaron. “¿Cómo pudo soportar semejante vileza? ¿Cómo hizo para ahuyentarlo?“Si alguien viene a ti con un regalo y no lo recibes, replicó el maestro: ¿A quien pertenece ese regalo?”<br />[Fuente: Yoriento]<br />MORALEJA DIRECTIVA Haga clic aquí para escribir texto.<br />LEYENDA. LOS CIEGOS Y EL CIRCO. TOMA DE DECISIONES CONJUNTA.<br />En un lugar de la India tres hombres sabios se regocijaban ante la llegada de un circo que transportaba un elefante blanco. Eran ciegos, pero no les importaba. Los tres estaban acostumbrados a conocer las cosas sólo con tocarlas. Sus  manos les informaban de la textura, la temperatura, la forma y el tamaño de las cosas que palpaban. Así las reconocían.<br />Llegado el momento, los tres sabios se dirigieron a la explanada donde se levantaba el circo y pidieron permiso para acercarse al elefante y tocarlo. El primero palpó su cabeza, las enormes orejas y los dos poderosos colmillos de marfil. “Es como un tronco-pensó-cubierto con dos mantas peludas de las que salen dos lanzas”. El segundo sabio intentó rodear sin éxito el cuerpo del elefante. “Es como un tambor forrado de pelo y apoyado en el suelo con cuatro patas”, se dijo a sí mismo. El tercero se agarró de la cola del elefante y pasó un rato balanceándose. “Es una cuerda gruesa que tiene un pincel en la punta”, concluyo divertido.<br />De vuelta a casa discutieron apasionadamente durante horas sobre la forma y tamaño del elefante. No lograron ponerse de acuerdo.<br />MORALEJA DIRECTIVA Haga clic aquí para escribir texto.<br />LEYENDA. EL CACHORO PERDIDO EN LA SELVA. QUERER ES PODER.<br />“Un cachorro, perdido en la selva, vió un tigre corriendo en su dirección. Comenzó entonces a pensar rápido, para ver si se le ocurría alguna idea que le salvase del tigre. Entonces vió unos huesos en el suelo y comenzó a morderlos.Cuando el tigre estaba casi para atacarle, el cachorro dijo en alto:- ¡Ah, este tigre que acabo de comer estaba delicioso!El tigre, entonces, paró bruscamente y, muerto de miedo, dió media vuelta y huyó despavorido mientras pensaba para sí:- ¡Menudo cachorro feroz! ¡Por poco me come a mi también!Un mono que había visto todo, fue detrás del tigre y le contó cómo había sido engañado por el cachorro. El tigre se puso furioso y dijo:- ¡Maldito cachorro! ¡Ahora me la vas a pagar!El cachorro, entonces, vió que el tigre se aproximaba rápidamente a por él, con el mono sentado encima, y pensó:- ¡Ah, mono traidor! ¿Y qué hago ahora?Comenzó a pensar y de repente se le ocurrió una idea: se puso de espaldas al tigre y cuando éste llegó y estaba preparado para darle el primer zarpazo, el cachorro dijo en voz alta:- ¡Será perezoso el mono! ¡Hace una hora que le mandé para que me trajese otro tigre y todavía no ha vuelto!.”<br />Henry Ford decia:  ”Siempre tienes razón: Si crees que puedes, puedes y si crees que no puedes, no puedes”<br />MORALEJA DIRECTIVA Haga clic aquí para escribir texto.<br />LEYENDA. MOTIVACIÓN.<br />“Hace muchos años había un hombre insatisfecho. Era un hombre insatisfecho con la ciudad donde vivía, insatisfecho con en su casa, insatisfecho con su esposa y sus dos hijos.<br />Quería huir de tanta insatisfacción y un día, sin quererlo encontró un mapa y al abrirlo allí estaban las indicaciones precisas para llegar al paraíso. El mapa situaba el paraíso en el norte y el hombre insatisfecho no se lo pensó dos veces, quería huir, era su oportunidad y no la desaprovechó.<br />El hombre, tomó rumbo al paraíso y dejó atrás su ciudad, su hogar y su familia. Camino todo el día, incluso atravesó la frontera de su país.<br />Al llegar la noche, cansado, se acostó y para no perder la dirección que le llevaba hacía el paraíso puso sus zapatos en dirección al norte para acordarse al día siguiente de por dónde tenía que seguir caminando.<br />Cuando el hombre dormía a pierna suelta, un duende de la noche le cambio los zapatos hacia la dirección contraría. Ahora ya no apuntaban hacía el norte sino al sur pero el hombre despertó y sin darse cuenta continuo caminando y volvió a su ciudad.<br />Al llegar a la ciudad, el hombre comentaba: Esta ciudad se parece a mi ciudad pero esta es la ciudad del paraíso, no es una ciudad cualquiera, esta es una ciudad de categoría.<br />Callejeando llego a su casa y dijo: Esta casa es igual que mi casa pero esta casa es la casa del paraíso, es una casa más sólida, una casa mejor y se puede disfrutar en su totalidad.<br />En la casa se encontró a su mujer y a sus dos hijos, se acercó, les dio besos y abrazos y pensó: Son iguales a mi mujer y a mis dos hijos pero son la familia que tengo en el paraíso, se nota que tienen más valores, son más cariñosos.<br />Me gusta mucho más esto que mi anterior ciudad, mi anterior casa y mi anterior familia.”<br />MORALEJA DIRECTIVA Haga clic aquí para escribir texto.<br />[Fuente de las tres anteriores leyendas: Habilidades directivas]<br />LEYENDA. COACHING.<br />El Maestro sufi contaba siempre una parábola al finalizar cada clase, pero los alumnos no siempre entendían el sentido de la misma…<br />- Maestro – lo encaró uno de ellos una tarde. Tú nos cuentas los cuentos pero no nos explicas su significado…- Pido perdón por eso. – Se disculpó el maestro – Permíteme que en señal de reparación te convide con un rico durazno.- Gracias maestro.- respondió halagado el discípulo- Quisiera, para agasajarte, pelarte tu durazno yo mismo. ¿Me permites?- Sí. Muchas gracias – dijo el discípulo.- ¿Te gustaría que, ya que tengo en mi mano un cuchillo, te lo corte en trozos para que te sea más cómodo?…- Me encantaría… Pero no quisiera abusar de tu hospitalidad, maestro…- No es un abuso si yo te lo ofrezco. Solo deseo complacerte…- Permíteme que te lo mastique antes de dártelo…- No maestro. ¡No me gustaría que hicieras eso! Se quejó, sorprendido el discípulo.<br />El maestro hizo una pausa y dijo:- Si yo les explicara el sentido de cada cuento… sería como darles a comer una fruta masticada”<br />[Fuente: Jorge Bucay.]<br />MORALEJA DIRECTIVA Haga clic aquí para escribir texto.<br />LEYENDA. TRABAJO EN EQUIPO.<br />“Aunqux mi máquina dx xscribir xs antigua, funciona bastantx bixn, xxcxpto una dx sus txclas. Sin xmbargo, muchas vxcxs mx hubixra gustado qux funcionara pxrfxctamxntx. xs vxrdad qux cuarxnta y sxis txclas van bastantx bixn, pxro la única qux falla, sx nota considxrablxmxntx. xn ocasionxs, mx parxcx qux nuxstra organización xs como mi máquina dx xscribir. xn xlla no toda la gxntx “clavx” trabaja como dxbx. Puxdxs pxnsar: “Buxno, yo sólo soy uno. No sx va a notar dxmasiado”. Pxro, ya sabxs, para qux la organización sxa xficaz nxcxsita dx la participación activa dx todos sus mixmbros. La próxima vxz qux pixnsxs qux tu xsfuxrzo no xs nxcxsario, rxcuxrda mi vixja máquina dx xscribir y pixnsa: “soy una pxrsona clavx”<br />[Fuente: Habilidades directivas]<br />MORALEJA DIRECTIVA Haga clic aquí para escribir texto.<br />LEYENDA. CUENTO DE LAS HERRAMIENTAS (EXAMEN 1ª EVALUACIÓN) TRABAJO EN EQUIPO<br />“En un pequeño pueblo, existía una diminuta carpintería famosa por los muebles que allí se fabricaban. Cierto día las herramientas decidieron reunirse en asamblea para dirimir sus diferencias. Una vez estuvieron todas reunidas, el martillo, en su calidad de presidente tomó la palabra.<br />-Queridos compañeros, ya estamos constituidos en asamblea. ¿Cuál es el problema?. -Tienes que dimitir- exclamaron muchas voces.<br />-¿Cuál es la razón? – inquirió el martillo. -¡Haces demasiado ruido!- se oyó al fondo de la sala, al tiempo que las demás afirmaban con sus gestos. -Además -agregó otra herramienta-, te pasas el día golpeando todo.<br />El martillo se sintió triste y frustrado. _Está bien, me iré si eso es lo que queréis. ¿Quién se propone como presidente?.<br />-Yo, se autoproclamó el tornillo -De eso nada -gritaron varias herramientas-.Sólo sirves si das muchas vueltas y eso nos retrasa todo.<br />-Seré yo -exclamó la lija- -¡Jamás!-protesto la mayoría-. Eres muy áspera y siempre tienes fricciones con los demás.<br />-¡Yo seré el próximo presidente! -anuncio el metro. -De ninguna manera, te pasas el día midiendo a los demás como si tus medidas fueran las únicas válidas – dijo una pequeña herramienta.<br />En esa discusión estaban enfrascados cuando entró el carpintero y se puso a trabajar. Utilizó todas y cada una de las herramientas en el momento oportuno. Después de unas horas de trabajo, los trozos de madera apilados en el suelo fueron convertidos en un precioso mueble listo para entregar al cliente. El carpintero se levanto, observo el mueble y sonrió al ver lo bien que había quedado. Se quitó el delantal de trabajo y salió de la carpintería.<br />De inmediato la Asamblea volvió a reunirse y el alicate tomo la palabra: “Queridos compañeros, es evidente que todos tenemos defectos pero acabamos de ver que nuestras cualidades hacen posible que se puedan hacer muebles tan maravillosos como éste”. Las herramientas se miraron unas a otras sin decir nada y el alicate continuo: “son nuestras cualidades y no nuestros defectos las que nos hacen valiosas. El martillo es fuerte y eso nos hace unir muchas piezas. El tornillo también une y da fuerza allí donde no actúa el martillo. La lija lima aquello que es áspero y pule la superficie. El metro es preciso y exacto, nos permite no equivocar las medidas que nos han encargado. Y así podría continuar con cada una de vosotras.<br />Después de aquellas palabras todas las herramientas se dieron cuenta que sólo el trabajo en equipo les hacia realmente útiles y que debían de fijarse en las virtudes de cada una para conseguir el éxito.”<br />[Fuente: Juan Mateo.]<br />MORALEJA DIRECTIVA Haga clic aquí para escribir texto.<br />LEYENDA. GESTIÓN DEL TIEMPO.<br />“Un experto en gestión del tiempo que estaba dando una conferencia puso sobre la mesa de la sala un frasco de cristal y un montón de piedras del tamaño de un puño. “¿Cuántas piedras caben  en el frasco?”, preguntó.<br />Mientras el público hacia sus conjeturas, fue introduciendo piedras en el frasco hasta llenarlo. Luego preguntó: “¿Está lleno?”. Todos asintieron. Entonces sacó de debajo de la mesa un cubo con gravilla, puso parte de ella en el frasco y lo agitó. Las piedrecitas penetraron por los espacios que dejaban las piedras grandes. El experto volvió a preguntar: “¿Está lleno?”. Esta vez, los asistentes dudaron.<br />“Tal vez no”, dijo uno, y, acto seguido, el conferenciante extrajo un saquito de arena y la metió dentro del frasco. “¿Y ahora?”, inquirió. “¡No!”, exclamó el público, y tomó un jarro de agua que empezó a verter dentro del recipiente. Éste aún no rebosaba.<br />Terminada la demostración, preguntó: “¿Qué acabo de demostrar?”. Uno de los asistentes respondió: “Que no importa lo llena que esté tu agenda; si lo intentas, siempre puedes hacer que quepan más cosas”.<br />“¡No!”, repuso el  experto, y concluyó: “Si no pones las piedras grandes al principio, luego ya no cabrán”.<br />[Fuente: Habilidadesdirectivas.]<br />MORALEJA DIRECTIVA Haga clic aquí para escribir texto.<br />LEYENDA. AUTOENGAÑO. ¿MOTIVACIÓN?<br />“Si doy a ese árbol con esta piedra, se dice Rousseau, entonces todo me irá bien en la vida a partir de ahora. Tira la piedra y falla. Esa no cuenta, se dice, y coge otra y se acerca varios metros al árbol. Vuelve a fallar. Esa tampoco contaba, se dice,  y entonces se aproxima aún más al árbol y busca otra piedra. Falla de nuevo. Esa no ha sido más que la última tirada de calentamiento, se dice, es la próxima la que verdaderamente cuenta. Pero, para asegurarse,  esta vez se acerca mucho al árbol, situándose justo delante del blanco. Ahora está a unos treinta centímetros, lo bastante cerca para tocarlo con la mano. Entonces lanza la piedra directamente contra el tronco. Éxito, se dice, lo logré. De ahora en adelante, mi vida será mejor que nunca.”<br />[Fuente : Rousseau.]<br />MORALEJA DIRECTIVA Haga clic aquí para escribir texto.<br />LEYENDA. LIDERAZGO Y MOTIVACIÓN.<br />“El dueño de una granja tenía un caballo excepcional que había ganado varias carreras y realmente era valioso. Un día, el pobre caballo metió una pata en un agujero y se hirió. El veterinarío lo cuidó, pero dijo que ya no podría competir.<br />El dueño de la finca dejó en el establo al caballo, que le costaba inluso mantenerse en pie, mientras decidía que hacer con él.<br />El caballo estaba acostado cuando un cerdo se acercó y le dijo:<br />- Anímate, colega, vamos, ponte de pie; sé que lo puedes hacer porque antes te vi caer e incorporarte. ¡Venga!¡Arriba!.<br />El caballo gimió mientras se movía con mucho esfuerzo, pero el cerdo no desistía:<br />- Vamos amigo yo te ayudo – metiéndose por debajo de la tripa del caballo y empujándolo con el hocico – Vamos, sé que lo puedes hacer. ¡Venga! ¡Campeón! ¡Arriba! ¡Eso es! ¡ Que grande eres! ¡Sabía que lo conseguirías!.<br />Y tanto insistio el cerdo que finalmente el caballo se fue incorporando poco a poco, tambaleándose, ganando seguridad hasta que, finalmente, consiguió salir del establo, relinchando y galopando. El dueño de la granja al ver correr a su animal, empezó a dar saltos de alegría y a gritar a sus empleados:<br />- ¡Que maravilla!. ¡Mi caballo se curó solo!. ¡Esto se merece unas buenas chuletas!. ¡Matemos al cerdo para celebrarlo!.”<br />[Fuente: Habilidadesdirectivas]<br />MORALEJA DIRECTIVA Haga clic aquí para escribir texto.<br />LEYENDA. INTELIGENCIA EMOCIONAL.<br />“ Cuando Pedro bajaba  de la terraza de su casa, dónde  acababa de hacer la siesta, da un traspié al pisar un escalón y rueda escaleras abajo.<br />-Pero, ¿qué pasa?- le grita su mujer que, desde la cocina, ha oído el ruido de su caída.<br />-Nada importante- responde Pedro poniéndose en pie como puede-. Ha sido mi abrigo, que se ha caido por la escalra.<br />-¿Tu abrigo?….Pero ¿y ese ruido?.<br />-El ruido ha sido porque yo iba dentro.”<br />[Fuente: A. Jodorowsky]<br />MORALEJA DIRECTIVA Haga clic aquí para escribir texto.<br />LEYENDA. INTRODUCCIÓN AL PROYECTO EMPRESARIAL. MUY INTERESANTE.<br />No había en el pueblo un oficio peor conceptuado y peor pago que el de portero del prostíbulo.<br />Pero ¿qué otra cosa podría hacer aquel hombre?De hecho, nunca había aprendido a leer ni a escribir, no tenía ninguna otra actividad ni oficio. En realidad, era su puesto porque sus padres había sido portero de ese prostíbulo y también antes, el padre de su padre.Durante décadas, el prostíbulo se pasaba de padres a hijos y la portería se pasaba de padres a hijos.Un día, el viejo propietario murió y se hizo cargo del prostíbulo un joven con inquietudes, creativo y emprendedor. El joven decidió modernizar el negocio.Modificó las habitaciones y después citó al personal para darle nuevas instrucciones.Al portero, le dijo: A partir de hoy usted, además de estar en la puerta, me va a preparar una planilla semanal. Allí anotará usted la cantidad de parejas que entran día por día. A una de cada cinco, le preguntará cómo fueron atendidas y qué corregirían del lugar. Y una vez por semana, me presentará esa planilla con los comentarios que usted crea convenientes.El hombre tembló, nunca le había faltado disposición al trabajo pero…..Me encantaría satisfacerlo, señor - balbuceó - pero yo… yo no sé leer ni escribir.¡Ah! ¡Cuánto lo siento! Como usted comprenderá, yo no puedo pagar a otra persona para que haga esto y tampoco puedo esperar hasta que usted aprenda a escribir, por lo tanto…Pero señor, usted no me puede despedir, yo trabajé en esto toda mi vida, también mi padre y mi abuelo…No lo dejó terminar.Mire, yo comprendo, pero no puedo hacer nada por usted. Lógicamente le vamos a dar una indemnización, esto es, una cantidad de dinero para que tenga hasta que encuentre otra cosa. Así que, lo siento. Que tenga suerte.Y sin más, se dio vuelta y se fue.El hombre sintió que el mundo se derrumbaba. Nunca había pensado que podría llegar a encontrarse en esa situación. Llegó a sí casa, por primera vez desocupado. ¿Qué hacer?Recordó que a veces en el prostíbulo, cuando se rompía una cama o se arruinaba una pata de un ropero, él, con un martillo y clavos se las ingeniaba para hacer un arreglo sencillo y provisorio. Pensó que esta podría ser una ocupación transitoria hasta que alguien le ofreciera un empleo.Buscó por toda la casa las herramientas que necesitaba, sólo tenía unos clavos oxidados y una tenaza mellada.Tenía que comprar una caja de herramientas completa.Para eso usaría una parte del dinero recibido.En la esquina de su casa se enteró de que en su pueblo no había una ferretería, y que debía viajar dos días en mula para ir al pueblo más cercano a realizar la compra.¿Qué más da? Pensó, y emprendió la marcha.A su regreso, traía una hermosa y completa caja de herramientas. No había terminado de quitarse las botas cuando llamaron a la puerta de su casa. Era su vecino.Vengo a preguntarle si no tiene un martillo para prestarme.Mire, sí, lo acabo de comprar pero lo necesito para trabajar… como me quedé sin empleo…Bueno, pero yo se lo devolvería mañana bien temprano.Está bien.<br />A la mañana siguiente, como había prometido, el vecino tocó la puerta. Mire, yo todavía necesito el martillo. ¿Por qué no me lo vende?No, yo lo necesito para trabajar y además, la ferretería está a dos días de mula.Hagamos un trato - dijo el vecino- Yo le pagaré a usted los dos días de ida y los dos de vuelta, más el precio del martillo, total usted está sin trabajar. ¿Qué le parece?. Realmente, esto le daba un trabajo por cuatro días…Aceptó. Volvió a montar su mula.<br />Al regreso, otro vecino lo esperaba en la puerta de su casa. Hola, vecino. ¿Usted le vendió un martillo a nuestro amigo?Sí. Yo necesito unas herramientas, estoy dispuesto a pagarle sus cuatros días de viaje, y una pequeña ganancia por cada herramienta. Usted sabe, no todos podemos disponer de cuatro días para nuestras compras.El ex - portero abrió su caja de herramientas y su vecino eligió una pinza, un destornillador, un martillo y un cincel. Le pagó y se fue.“…No todos disponemos de cuatro días para compras”, recordaba. Si esto era cierto, mucha gente podría necesitar que él viajara a traer herramientas.En el siguiente viaje decidió que arriesgaría un poco del dinero de la indemnización, trayendo más herramientas que las que había vendido. De paso, podría ahorrar algún tiempo de viajes.<br />La voz empezó a correrse por el barrio y muchos quisieron evitarse el viaje.<br />Una vez por semana, el ahora corredor de herramientas viajaba y compraba lo que necesitaban sus clientes.Pronto entendió que si pudiera encontrar un lugar donde almacenar las herramientas, podría ahorrar más viajes y ganar más dinero. Alquiló un galpón.Luego le hizo una entrada más cómoda y algunas semanas después con una vidriera, el galpón se transformó en la primer ferretería del pueblo.Todos estaban contentos y compraban en su negocio. Ya no viajaba, de la ferretería del pueblo vecino le enviaban sus pedidos. Él era un buen cliente.Con el tiempo, todos los compradores de pueblos pequeños más lejanos preferían comprar en su ferretería y ganar dos días de marcha.Un día se le ocurrió que su amigo, el tornero, podría fabricar para él las cabezas de los martillos.Y luego, ¿por qué no? Las tenazas… y las pinzas… y los cinceles. Y luego fueron los clavos y los tornillos…..Para no hacer muy largo el cuento, sucedió que en diez años aquel hombre se transformó con honestidad y trabajo en un millonario fabricante de herramientas. El empresario más poderoso de la región.<br />Tan poderoso era, que un año para la fecha de comienzo de las clases, decidió donar a su pueblo una escuela. Allí se enseñaría además de lectoescritura, las artes y loas oficios más prácticos de la época.<br />El intendente y el alcalde organizaron una gran fiesta de inauguración de la escuela y una importante cena de agasajo para su fundador. A los postres, el alcalde le entregó las llaves de la ciudad y el intendente lo abrazó y le dijo:Es con gran orgullo y gratitud que le pedimos nos conceda el honor de poner su firma en la primer hoja del libro de actas de la nueva escuela.El honor sería para mí - dijo el hombre -. Creo que nada me gustaría más que firmar allí, pero yo no sé leer ni escribir. Yo soy analfabeto.¿Usted? - dijo el intendente, que no alcanzaba a creerlo - ¿Usted no sabe leer ni escribir? ¿Usted construyó un imperio industrial sin saber leer ni escribir? Estoy asombrado. Me pregunto, ¿qué hubiera hecho si hubiera sabido leer y escribir?Yo se lo puedo contestar - respondió el hombre con calma -. Si yo hubiera sabido leer y escribir… sería EL PORTERO DEL PROSTIBULO!.<br />[Fuente: Jorge Bucay]<br />MORALEJA DIRECTIVA Haga clic aquí para escribir texto.<br />LEYENDA: CUENTO DE ASIER. LIDERAZGO Y MOTIVACIÓN.<br />“Asier había comprado unas semillas de Bambú Japonés a un viejo agricultor que le convenció de que el cultivo de esta planta le haría ver la vida de otra manera y que si era perseverante  y tenia paciencia se convertiría en el mejor cultivador de Bambú de la zona.<br />Asier sembró las semillas, le dio buen abono y mejor riego. Pasados unos meses no sucedía nada en aquel campo y creyendo en las palabras del viejo agricultor  no hizo caso a sus vecinos para que arara la tierra otra vez y plantara el Bambú que todos plantaban. Lejos de esa idea Asier planto más semillas  en otra trozo de tierra  pero todo seguía igual, ni una pequeña caña se intuía en sus tierras mientras sus vecinos año, tras año sacaban provecho de sus campos con el Bambú normal a pesar de que las tormentas y el viento siempre se llevaban parte de las plantaciones de Bambú.<br />Después de seis años y ya casi con la necesidad de ocupar esas tierras con otras especies notó como de la tierra salía bambú y en sólo seis semanas ese bambú creyó más de 30 metros. Su alegría duró poco al comprobar cómo se acercaba una gran  tormenta con fuertes vientos, convencido de que después de tanto sacrificio todo quedaría arrasado por el viento se metió en casa a esperar. A la mañana siguiente en muchos kms a la redonda no había ni una sola plantación de Bambú normal pero la de Asier allí estaba fuerte, verde y meciéndose con la ligera brisa de la mañana.<br />Fue corriendo a junto del viejo agricultor, quería hacerle partícipe del milagro y este le pregunto: “¿De verdad te crees que tu bambú sólo se desarrolló en estas últimas seis semanas?, si es así poco has aprendido porque durante estos seis años tu bambú ha estado generando un entramado de raíces durísimo para poder sostener el crecimiento que iba a tener después de seis años bajo tierra y aguantar los envites del viento”.  <br />[Fuente: Habilidadesdirectivas.]<br />MORALEJA DIRECTIVA Haga clic aquí para escribir texto.<br />LEYENDA: EL ELEFANTE ENCADENADO. APENDIZAJE, FALTA DE MOTIVACIÓN.<br />“Cuando yo era pequeño me encantaban los circos, y lo que más me gustaba de los circos eran los animales. Me llamaba especialmente la atención el elefante, que, como mas tarde supe, era también el animal preferido por otros niños. Durante la función, la enorme bestia hacía gala de un peso, un tamaño y una fuerza descomunales… Pero después de su actuación y hasta poco antes de volver al escenario, el elefante siempre permanecía atado a una pequeña estaca clavada en el suelo con una cadena que aprisionaba sus patasSin embargo, la estaca era sólo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en el suelo. Y, aunque la cadena era gruesa y poderosa, me parecía obvio que un animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su fuerza, podría liberarse con facilidad de la estaca y huir. El misterio sigue pareciéndome evidente:¿Qué lo sujeta entonces? ¿Por qué no huye? Cuando tenia cinco o seis años, yo todavía confiaba el la sabiduría de los mayores. Pregunté entonces a un maestro, un padre o un tío por el misterio del elefante. Alguno de ellos me explicó que el elefante no se escapaba porque estaba amaestrado. Hice entonces la pregunta obvia: Si está amaestrado, ¿por qué lo encadenan?. No recuerdo haber recibido ninguna respuesta coherente. Con el tiempo, olvidé el misterio del elefante y la estaca, y sólo lo recordaba cuando me encontraba con otros que también se habían hecho esa pregunta alguna vez.<br />Hace algunos años, descubrí que, por suerte para mí, alguien había sido lo suficientemente sabio como para encontrar la respuesta: El elefante del circo no escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde que era muy, muy pequeño.<br />Cerré los ojos e imaginé al indefenso elefante recién nacido sujeto a la estaca. Estoy seguro de que, en aquel momento, el elefantito empujó, tiró y sudó tratando de soltarse. Y, a pesar de sus esfuerzos, no lo consiguió, porque aquella estaca era demasiado dura para él. Imagine que se dormía agotado y que al día siguiente lo volvía a intentar, y al otro día, y al otro… Hasta que, un día, un día terrible para su historia, el animal aceptó su impotencia y se resignó a su destino. Ese elefante enorme y poderoso que vemos en el circo no escapa porque, pobre, cree que no puede. Tiene grabado el recuerdo de la impotencia que sintió poco después de nacer. Lo peor es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente ese recuerdo. Jamás, jamás intentó volver a poner a prueba su fuerza”<br />[Fuente: Jorge Bucay]<br />MORALEJA DIRECTIVA Haga clic aquí para escribir texto.<br />CALIFICACIÓN Y FECHA DE CORRECCIÓN DE LA ACTIVIDAD: <br />-62420573025<br />SELECTOR DE NOTAS<br /> En escribir texto. a MAYO de 2011<br />

×