• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Guia Para Pacientes Bipolares y Sus Familiares
 

Guia Para Pacientes Bipolares y Sus Familiares

on

  • 18,370 views

Guia para Pacientes Bipolares y sus Familiares...

Guia para Pacientes Bipolares y sus Familiares
Tomado de: A Guide to Depressive and Manic – Depressive Illness Diagnosis, Treatment and Support.
Publicado por: National Depressive and Maniac – Depressive Association NDMDA
Chicago, Illinois, E.E.U.U.

Fuente:
http://www.bipolarescolombia.com

Statistics

Views

Total Views
18,370
Views on SlideShare
18,332
Embed Views
38

Actions

Likes
1
Downloads
206
Comments
0

5 Embeds 38

http://bipolar-ve.blogspot.com 27
http://www.linkedin.com 8
http://www.slideshare.net 1
http://74.125.47.132 1
https://www.facebook.com 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Guia Para Pacientes Bipolares y Sus Familiares Guia Para Pacientes Bipolares y Sus Familiares Document Transcript

    • GUIA PARA PACIENTES Y FAMILIARES Tomado de: A Guide to Depressive and Manic – Depressive Illness Diagnosis, Treatment and Support. Publicado por: National Depressive and Maniac – Depressive Association NDMDA Chicago, Illinois, E.E.U.U.
    • Contenido 1 Primera Sección 2 2 Síntomas y Diagnóstico de la Enfermedad Maníaco-Depresiva 3 Síntomas de Manía 2 4 Síntomas de Depresión 5 Variedades de la Enfermedad Maníaca-Depresiva 3 6 Ciclos Rápidos 4 7 Causas de la Enfermedad Maníaca-Depresiva 4 8 ¿Quién desarrolla Ciclos Rápidos? 4 9 Buscando Ayuda Para la Enfermedad Maníaca-Depresiva 5 10 Lo Que Se Debe de Esperar Después del Diagnóstico 6 11 Segunda Sección 7 12 Opciones Para el Tratamiento 7 13 Acatamiento: La Clave de la Recuperación 6 14 Construyendo una Relación Terapéutica 7 15 Como Seleccionar a un Médico 8 16 Medicamentos 9 17 Medicamentos para la Manía 9 18 Medicamentos para la Depresión 11 19 Medicamentos Suplementarios 12 20 El Alcohol y los Medicamentos 13 21 Lo Que Se Debe y No Se Debe Hacer con los Medicamentos 13 22 PSICOTERAPIA 14 23 Terapia Electro Convulsiva (TEC / ECT) 15 24 Hospitalización 15 25 Tratamiento Para los Ciclos Rápidos 16 26 Medicamentos 16 27 Tercera Sección 17 28 Técnicas de Ayuda Propia Para el Paciente 17 29 Como Usar la Gráfica de Ánimo 17 30 Reconocer los Signos de Advertencia 18 31 Incrementar La Buena Salud Por Medio De La Nutrición Y El Ejercicio Físico 20 32 Cuarta Sección: 20 33 Información Para Los Miembros De La Familia Y Amigos 20 34 Como Puede Usted Ayudar Si Un Miembro De La Familia Se Enferma. 21 35 Paciencia y Persistencia es Clave. 22 36 Ayudando A Mantener El Acatamiento Al Tratamiento 22 37 Reaccionando a un Episodio Maníaco 22 38 Haga Reglamentos de Antemano. 23 39 Manteniéndose Alejado De Los Problemas con La Ley. 23 40 2
    • Introducción La información en esta Guía-Practica posiblemente puede ser reducida a un mensaje sencillo: El Trastorno Bipolar también llamado enfermedad Maniaco-Depresivo es una enfermedad médica que se puede tratar. No es una debilidad-moral o una falta de carácter, más bien es el resultado de un desequilibrio-químico en el cerebro. Aunque no existe una curación, la mayoría de los pacientes pueden controlar su enfermedad exitosamente por medio de las medicinas y de la psicoterapia, permitiéndoles regresar a una previa vida productiva. Tristemente, pocas personas conocen los datos (cifras y estadísticas) acerca del Trastorno Bipolar ó enfermedad maníaca-depresiva. Como resultado, aquellos con síntomas frecuentemente eluden o retardan buscar tratamiento (diagnóstico), y en el proceso pierden años de sus vidas a un Trastorno debilitante. Una encuesta de pacientes maníaca-depresivos conducida por la Asociación Nacional Depresiva y Maníaca-Depresiva (La DMDA Nacional) en 1993 acentuó la seriedad del problema. Cincuenta y nueve por ciento (59%) de los que respondieron la encuesta aportaron el haber tenido síntomas del Trastorno Bipolar durante la adolescencia o anteriormente, pero más de la mitad (>50%) no recibieron ayuda por lo menos por cinco años. Más de una tercera parte (33%) de los examinados no buscaron tratamiento profesional por más de 10 años. Se estima que más de 17.4 millones de adultos en los Estados Unidos sufre un Trastorno Afectivo cada año – esto significa una de cada siete personas. La encuesta también encontró que las personas con el Trastorno Bipolar frecuentemente han sufrido no solamente los efectos incapacitantes del Trastorno, pero también un número de problemas sociales tales como: desempleo, dificultades matrimoniales, problemas relacionados a las drogas y el alcohol y muchos más. Con un diagnóstico y tratamiento a tiempo, estos problemas-devastados pueden ser reducidos o evitados totalmente. Esta Guía-Practica contiene un repaso de los Trastornos del Humor, (Trastornos del Estado del Animo TEA) como también estrategias para los pacientes y sus parientes y amigos para poder enfrentarse a la situación. Las palabras impresas en letra diferente son términos graves sobre los que usted quisiera aprender más sobre ellos. La NDMDA sugiere que los lectores usen este libro como parte de un Plan General para el bienestar, el cual debe incluir i) el aprender lo más que se pueda sobre El Trastorno Bipolar (vea la Séptima Sección para una lista de lecturas recomendadas) y ii) la formación de un vínculo terapéutico con un médico (vea la Segunda Sección). El camino a una mejor salud-mental puede ser difícil, pero no es imposible. La paciencia y la persistencia pueden ser la diferencia en su esfuerzo de controlar victoriosamente este Trastorno médico que se puede tratar. Esta Guía-Practica no intenta reemplazar el cuidado y la supervisión médica personal; no existe un substituto para la experiencia y la información que un médico puede proveer. Más bien, este libro intenta proveer información-adicional para ayudar a las personas a entender El Trastorno Bipolar y a enfrentarse con sus efectos. 3
    • El cuidado médico apropiado debe ser siempre a la medida de cada paciente individualmente. Si usted lee algo en este libro que aparenta estar en conflicto con las instrucciones de su doctor, hable con su doctor. Puede ser que él / ella tenga razones médicas sólidas para prescribir medicamentos o para recomendar tratamiento de una manera que puede ser diferente de la información que aquí se presenta. Si tiene alguna pregunta sobre medicinas o tratamientos descritos en este libro, consulte a su doctor. Primera Sección Síntomas y Diagnóstico del Trastorno Bipolar Ningún modelo singular de comportamiento describe todas las personas con el Trastorno Bipolar, pero algunos síntomas son comunes para casi todos. Para poder reconocer estos síntomas, imagínese encontrarse con un amigo para el almuerzo. En vez de tener una conversación normal -donde ambos contribuyen igualmente- su amigo habla rápidamente y continuamente, sin permitirle la oportunidad de decir algo. Su energía aparenta ser inagotable: “Nadie en el trabajo me entiende ya. Tengo un millón de ideas de como hacer a la compañía rica, pero a ellos no les importa. Nadie lo comprende. Todos me critican y piensan que quiero quitarles sus trabajos -sólo porque trabajo 70 horas a la semana. No es culpa mía si no pueden mantenerse a mi paso. Sin duda, yo voy a ser el presidente del lugar en cualquier día. Mi jefe se molestó y me dijo que yo estaba gastando demasiado dinero de la compañía. Mi esposa tuvo la misma reacción cuando yo invertí nuestros ahorros en bonos del tesoro débil. Pero yo sé más que ellos!” Ahora imagínese encontrarse con ese mismo amigo varias semanas después. Esta vez, él parece lento y triste. Habla suavemente, sin expresión, y sin mantener contactos con los ojos. El se queja de dolores y jaquecas, y dice que casi no se puede salir de la cama a tiempo par ir a trabajar. Dice que la vida ya no es lo que era. Esta persona muestra algunos de los síntomas del Trastorno Bipolar, que los doctores de al APA clasifican como Trastorno del Estado del Ánimo o un Trastorno Afectivo. Otros Trastornos del Estado del Ánimo incluyen la enfermedad depresiva mayor, la Distimia (una forma más moderada, más crónica de la enfermedad depresiva mayor), y la ciclotimia (una forma más moderada, más crónica de la enfermedad maníaca-depresiva). Las personas con El Trastorno Bipolar o enfermedad maníaca-depresiva alternan entre semanas y meses de manía y aún períodos extremos más largos de depresión debilitante. Síntomas de Manía • Ánimo elevado, optimismo y confianza propia exagerada. • Aumento en actividad física y mental. • Disminución del dormir sin tener cansancio. • Ilusiones de grandiosidad, sentido inflado de importancia. • Irritabilidad exagerada, comportamiento agresivo. • Habla rápida, ideas volantes, impulsividad. 4
    • • Conducta imprudente tales como: gastar mucho en compras, decisiones financieras sin cuidado, manejar autos sin control, indiscreciones sexuales. • En los casos severos: alucinaciones. Síntomas de Depresión • Cambios significantes en el apetito y costumbres del dormir • Irritabilidad, coraje, preocupación, agitación, ansiedad. • Inhabilidad de concentrarse, incertidumbre. • Inhabilidad de tener placer en previos intereses, alienación social. • Pesimismo, indiferencia. • Pérdida de energía, letargo persistente. • Pensamientos recurrentes de la muerte y el suicidio. • Sentido de culpabilidad, de desvalorización. • Tristeza prolongada o episodios incontrolables de llantos Cualquier persona que experimente cuatro o más de los síntomas mencionados arriba, sea de la manía o de la depresión, debería buscar ayuda-especializada si los síntomas persisten más de dos semanas. Síntomas de Psicosis: Ver: Trastornos del Pensamiento y de la Percepción en Psicosis Manía Co-Depresiva “La Mente Descarrilada” de Alberto Donadio. Tipos y Variedades de El Trastorno Bipolar Como se ha mencionado, la enfermedad maníaca-depresiva también conocida como manía co-depresión o Trastorno BIPOLAR puede presentarse en forma variada en diferentes personas. Las mayores variedades de la enfermedad son Trastorno Bipolar Tipo 1, Trastorno Bipolar Tipo 2, Manía Mixta, y Ciclotimia. De acuerdo a la frecuencia de los síntomas se catalogan en: • Manía Mixta (también conocida como estados o episodios maníacos mixtos) envuelve rápidamente ánimos que se alternan, como la tristeza, la irritabilidad y la euforia. Las personas experimentan ambos episodios de depresión y de manía diariamente por lo menos por una semana. Estas personas experimentan más disforia (ánimo desagradable) que aquellos con episodios maníacas. De acuerdo a la intensidad de los síntomas se catalogan en: • Trastorno Bipolar 1 se caracteriza por episodios de manía o mixtos, frecuentemente alternando con episodios de depresión. Cada uno de los varios episodios pueden durar de unas cuantas semanas a varios meses. Los episodios usualmente siguen un modelo para cada persona. Entre los episodios, la persona puede ser que regrese, o no, a un nivel total de funcionamiento. 5
    • • Trastorno Bipolar 2 se trata de episodios de depresión alternando con episodios moderados de manía (o la hipomanía). Como en bipolar 1, los episodios usualmente siguen un modelo característico para cada persona, y los individuos puede ser que funcionen normalmente entre episodios. • CICLOTIMIA es un Trastorno crónico del ánimo que dura por lo menos dos años. Envuelve numerosos períodos de síntomas alternantes de manía moderada y de depresión moderada. Los síntomas son menos en número y de menos severidad que aquellos en las otras variedades de la enfermedad maníaca-depresiva. De acuerdo a la duración de los síntomas: Ciclos Rápidos Ciclos rápidos es un subtipo de El Trastorno Bipolar o enfermedad maníaca-depresiva. Se refiere a la frecuencia de los distintos episodios, y pueden ocurrir dentro de los Trastornos del Bipolar 1 y del Trastorno Bipolar 2. Ciclos rápidos se definen como cuatro o más episodios maníacas, maníacas moderadas, depresivos o mixtos en un período de 12 meses. En la mayoría de los casos, los episodios no son realmente cíclicos, pero más bien ocurren en un modelo al azar y aún caótico. Existe una frontera poco distinguible entre el ciclo rápido y la Manía Mixta. Sin embargo, la mayoría de los médicos, creen que la enfermedad de un estado mixto bipolar es distinta al ciclo rápido, y no diagnostican el ciclo rápido a menos que ocurra un episodio de ánimo de duración completa. Para algunos pacientes, el ciclo rápido es un fenómeno transitorio. Eso significa que pueden manifestar ciclos rápidos por un tiempo, después regresar a un modelo de episodios de larga duración pero menos frecuentes. Sin embargo, otros pacientes, pueden continuar en un desenvolvimiento de ciclos rápidos indefinidamente. ¿Quién desarrolla Ciclos Rápidos? Tanto como un 20 por ciento de personas con El Trastorno Bipolar o la enfermedad maníaca-depresiva pueden desarrollar ciclos rápidos durante algún punto de la enfermedad. Aunque no hay reglas absolutas acerca de quien va a desarrollar este modelo, la mayoría son mujeres, a pesar de que la enfermedad se presenta comúnmente igual en ambos sexos. Varios estudios han demostrado también que el ciclo rápido ocurre más frecuentemente en personas con el Trastorno Bipolar con evidencia, o que hayan tenido una historia, de hipotiroidismo. El uso de antidepresivos-químicos en la enfermedad maníaca-depresiva puede inducir a empeorar un <<ciclo rápido>> aunque el modelo frecuentemente disminuye cuando los antidepresivos-químicos se descontinúan. Más información sobre el tratamiento del <<ciclo rápido>> puede encontrarse en a Segunda Sección de este libro. 6
    • Puede ser que exista un enlace genético o fisiológico entre el ciclo rápido y el abuso de drogas o de alcohol. Algunos estudios muestran que el abuso de sustancias es más común en familias que tienen la enfermedad bipolar de ciclos rápidos que en las familias de pacientes bipolares sin ciclos rápidos. Además, una historia de abuso de sustancias puede predisponer al individuo a ciclos truncados. Algunos individuos muestran ciclos rápidos desde el comienzo del Trastorno. Para otros, el comienzo es gradual. La mayoría de los individuos con la enfermedad maníaca-depresiva, por hecho, muestran episodios más cortos o menos frecuentes durante el progreso de la enfermedad. La culminación eventual de este proceso puede ser para el individuo el de alcanzar el criterio del ciclo rápido, sea transitoriamente o permanentemente. Posibles Causas de los Ciclos Rápidos La causa fundamental del ciclo rápido queda desconocida, pero tres teorías (que no son exclusivas) han sido propuestas: • Provocación (Sensitización). De acuerdo a la teoría de provocación, los episodios son inicialmente comenzados por eventos de la vida actuales o anticipados. Sin embargo, cuando la secuencia se repite, el individuo afectado es más sensible (vulnerable) a las cosas que pueden iniciar (disparar o precipitar) otro episodio. No solamente los episodios vienen a ser más y más frecuentes, sino que se muestran más independientes de todo lo que está afuera del cerebro del paciente. En algunos casos, el resultado final de este proceso puede ser el <<Ciclaje-Rápido>>. • Trastornos del Ritmo Biológico. Esta teoría propone que los ritmos biológicos diarios de los pacientes de ciclos rápidos son anormales y fuera de fase con los eventos típicos diarios como el amanecer y el anochecer. Esto puede definir típicamente los Trastorno del Sueño tanto de la manía como de la depresión y explicar también otros síntomas. Si los ritmos biológicos son de verdad importantes, un enlace entre ciclos rápidos y el Trastorno Afectivo Estacional (TAD) -la depresión provocada durante ciertas épocas del año- puede sugerirse. • Hipotiroidismo. Esta teoría propone que el ciclo rápido es causado por la cantidad inadecuada de la hormona tiroides en el cerebro. Esto puede resultar de problemas en la barrera de la sangre-cerebro, ya que las medidas muestran que la mayoría de la gente con ciclos rápidos tienen niveles adecuados en la sangre de la hormona tiroides. Sin embargo, la cantidad de hormona en el cerebro, puede ser inadecuada. Niveles bajos en sangre de la hormona tiroides son más comunes entre personas con <<ciclos rápidos>> que entre los pacientes bipolares en general. Causas de la enfermedad Maníaca-Depresiva 7
    • La causa precisa del Trastorno Bipolar no se conoce. La investigación muestra que algunas personas pueden tener una predisposición genética a la enfermedad. Si alguien en su familia ha tenido El Trastorno Bipolar o enfermedad maníaca-depresiva, eso no garantiza que usted la va a desarrollar. Sin embargo, sus posibilidades se aumentan a que usted experimente una situación maníaca-depresiva endógena (i.c., de base biológica). Aunque no tenga una predisposición genética, la química de su cuerpo puede causar el inicio de una depresión o de la enfermedad maníaca-depresiva debido a la presencia de otra enfermedad, hábitos de salud alterados, abuso de sustancias o fluctuaciones hormonales. Sin importar la causa, la presencia de El Trastorno Bipolar o enfermedad maníaca- depresiva indica un desequilibrio en los neurotransmisores de la persona -las químicas que conducen mensajes en el cerebro. En otras palabras, el Sistema regulador eléctrico cerebral del ánimo (Sistema Límbico o Cerebro Emocional) no funciona como debe ser. El tratamiento apropiado mejoraría inmensamente el nivel de funcionamiento de la persona. Mucha gente requiere tratamiento de mantenimiento a largo plazo, hasta de por vida, lo cual disminuye altamente las posibilidades de repetición. Las opciones de tratamientos se discuten en la Segunda Sección de este libro. Buscando Ayuda-Especializada para el Trastorno Bipolar Si usted sospecha que usted o alguien que usted conoce tiene la enfermedad maníaca- depresiva, no le de vergüenza. El estigma impide que demasiada gente encuentre ayuda- especializada a tiempo para prevenir episodios-agudos. Pídale a su doctor una referencia a un especialista apropiado en Salud-Mental, o investigue en un Hospital, Escuela Médica, o en los programas de asistencia a empleados o el departamento de salud o en el Centro de Salud Mental de la comunidad. Su Ministro, Pastor o Rabino puede darle una referencia en la que usted puede contar. Mucha gente está decepcionada al saber que no hay un instrumento simple para el diagnóstico, tal como un examen de la sangre, para confirmar la enfermedad maníaca- depresiva. Sin embargo, su doctor debería hacerle exámenes para descartar otras causas posibles de los síntomas teles como i) problemas de la tiroides, ii) presencia del cáncer, ii) Síndrome de Fatiga Crónica, iv) Lesión Cerebral y v) hasta efectos secundarios de medicamentos. ¿Qué Se Debe de Esperar Después del Diagnóstico? Cuando el médico ha hecho un diagnóstico de la enfermedad maníaca-depresiva, el próximo paso es determinar el tratamiento adecuado para usted. El primer electivo en el tratamiento de la enfermedad es el uso de medicamentos junto con la psicoterapia. El proceso para encontrar la mejor medicina para usted puede ser el de un método al tanteo (prueba y error) -la droga mágica para una persona pueda que tenga poco efecto en la química corporal de usted. 8
    • Mientras que en algunos medicamentos comienzan a funcionar inmediatamente, toma como promedio de cuatro a seis semanas (y aún un poco más tiempo) para determinar debidamente los efectos de la droga. Algunos medicamentos tienen que ser vigilados rutinariamente con exámenes simples de la sangre, lo cual determina si la dosis está a un nivel terapéutico para la química corporal personal. Si el medicamento parece no funcionar o si los efectos secundarios son intolerables, pregúntele a su doctor sobre otras alternativas. Efectos Secundarios La frustración con las drogas puede ser iniciada por los efectos secundarios que pueden durar unos cuantos días o semanas o pueden permanecer durante todo el tratamiento. Diferentes clases de medicamentos tienen sus propios efectos secundarios, los cuales pueden incluir la boca seca, cansancio, temblor, insomnio, agitación, o irregularidades intestinales. Pregúntele a su doctor cuales son los efectos secundarios que usted puede esperar y por cuanto tiempo; frecuentemente hay formas naturales de reducir su intensidad o como deshacerse de ellos. Su doctor puede encontrar que simplemente ajustando la dosis soluciona el problema, pero nunca haga estas decisiones por su cuenta. Siempre consulte a su médico. Acatamiento: Clave de la Recuperación Si parece que esta tomando para siempre el mejorar, esté seguro que usted le ha dado a su cuerpo la oportunidad de reaccionar. Su cumplimiento con el tratamiento (acatamiento) - siguiendo las órdenes prescritas por el médico- es esencial para usted y su doctor para encontrar el tratamiento debido. Ya cuando usted encuentre su debido tratamiento, acatamiento es la única manera de estar seguro que problemas periódicos o crónicos no se convierten en episodios-agudos. Asegúrese que usted le ha dado suficiente tiempo antes de decidir de parar la terapia de medicinas o de cambiar doctores -o antes de convencerse que ha fracasado como paciente o que usted fue destinado de alguna manera a sentirse así para siempre. Asegúrese de buscar si hay alguna restricción en la dieta. En el caso de algunos antidepresivos químicos, es crítico evadir ciertas comidas. En todos los casos, es debido evitar el uso del alcohol ya que la interacción con los medicamentos es peligrosa. Aún en moderación, el alcohol actúa como un depresor del Sistema Nervioso, aunque al principio usted pueda sentirse animado. Debido a que todos tenemos diferentes cuerpos, discuta con su doctor el papel que juega su edad, sexo, peso, salud general y hasta su origen étnico en el proceso de metabolización de los medicamentos. Su doctor debería considerarlo en total cuando le trata. Segunda Sección Opciones Para el Tratamiento 9
    • Hoy día, existen una gran variedad de opciones para el tratamiento de la enfermedad maníaca-depresiva que hacen ser uno de los exitosos eventos de la medicina contemporánea. Como muchas otras condiciones médicas, la enfermedad maníaca- depresiva no se puede curar per se, pero la mayoría de los casos pueden tratarse efectivamente, permitiendo la paciente que regrese a una vida productiva. En otros casos, el impacto y la duración de los episodios maníacos y depresivos pueden ser significativamente reducidos. Construyendo una Relación Terapéutica Si usted ha sido diagnosticado con Trastorno Bipolar o enfermedad maníaca-depresiva, usted pronto descubrirá que una de las relaciones más importantes en su vida será la asociación con el doctor que usted ha escogido. Como toda otra relación, esta requiere un entendimiento mutuo, honestidad y respeto; un consentimiento al acuerdo cuando lo es necesario; una comunicación franca y abierta; y un objetivo bien definido. El desarrollo continuo de nuevos medicamentos significa que las opciones para tratamientos son más amplias de que lo que han sido anteriormente. Pero, como toda otra enfermedad de esta índole, es esencial que usted participe con su médico para encontrar el tratamiento más adecuado para usted. En la mayoría de los casos, los episodios depresivos y maníacos son repitentes. Esto significa que para la mayoría de individuos, el contacto continuo con su doctor es de suma importancia. Esto requiere un esfuerzo riguroso y cooperativo entre el doctor y el paciente, generalmente envolviendo los medicamento en combinación con la psicoterapia y con el apoyo de la familia y de los amigos. Es esencial que usted y su doctor trabajen juntos para encontrar el Plan de Tratamiento que controlará sus síntomas para que así usted pueda tener la oportunidad de ser feliz y productivo. Es aún más importante que el diagnóstico de la enfermedad depresiva no lo paralice a la inactividad, ni debería usted permitir que el estigma que se adjunta en ocasiones a los Trastornos del Cerebro, lo desanimen a su continuo tratamiento. Sin duda, si su doctor le ha dicho que usted tiene la enfermedad depresiva, usted está entre una tercera parte de la gente con la enfermedad que tienen el beneficio de haber recibido el diagnóstico apropiado. Como Seleccionar a un Médico La relación entre usted y su médico es clave para el manejo exitoso de su Trastorno de Ánimo. Y tanto como es esencial de que usted confié y sea firme con su médico, es importante que su doctor satisfaga sus necesidades y expectativas. Así es como se crea una buena relación. A continuación se presentan algunas recomendaciones apropiadas: • ¿Es su doctor competente para prescribir y vigilar el uso propio de los medicamentos? Su doctor deberá haber hecho una evaluación-médica completa antes de prescribir los medicamentos. Si su doctor le prescribe una droga, asegúrese de que él o ella sabe de otros medicamentos que usted puede estar tomando u otras condiciones de la salud que usted pudiera haber desarrollado, las cuales pudieran interferir o empeorar con los medicamentos de la enfermedad maníaca-depresiva. 10
    • • ¿Está dispuesto su doctor a explorar opciones de tratamiento par así encontrar el tratamiento que es mejor para usted? No hay una forma de tratamiento que es perfecta para todos. En el caso de los medicamentos, usted tiene que trabajar con su doctor para balancear los efectos secundarios de algunas drogas contra la efectividad de estas para usted. Igualmente, sobre la psicoterapia, algunas personas se benefician más de un Grupo de Apoyo (Auto Ayuda) mientras que otros encuentran que la terapia de persona-a-persona es mejor para ellos. Es esencial que su doctor y usted trabajen conjuntamente para encontrar la solución adecuada para usted, y así vigilar el éxito después de cierto tiempo. • ¿Se siente cómodo su doctor con la idea de que usted pueda buscar una segunda opinión sobre su tratamiento? Ya que la enfermedad maníaca-depresiva tiene síntomas y desafíos que son particulares para cada persona, puede ser que sea importante que usted busque consejos de más de un médico. Su doctor deberá reconocer esto y apoyar su decisión. El o ella deberían también trabajar con usted evaluando las terapias recomendadas por otros médicos que usted haya consultado. • ¿Está su doctor tratando a “la persona en su totalidad”? Ya que puede afectar sus pensamientos y su conducta, las enfermedades depresivas con unas condiciones complicadas que van a impactar su desarrollo personal, sus relaciones con la familia y amigos, su empleo, y casi todos los aspectos de su vida. EL Trastorno Bipolar puede estar asociada con un elevado riesgo para otros problemas, tal como el abuso de sustancias, Trastornos del Comer y el Suicidio. Además de la prescripción de medicamentos, su doctor debería reconocer cuando es apropiado para usted recibir otros tratamientos, incluyendo la psicoterapia, para esas otras condiciones relacionadas (concomitantes). • ¿Es su doctor comprensivo y cuidadoso? Cuando se le diagnostica con una enfermedad depresiva, no puede haber otro mayor objetivo para usted que el de recibir el debido tratamiento-adecuado lo más pronto posible. Si su médico, sin importar lo que aparentan sus calificaciones, no parece ponerle atención o no toma un interés genuino en su recuperación, él o ella pueda que no sea el doctor debido (adecuado) para usted. • ¿Está su doctor listo para trabajar con su familia y amigos? Aunque no todos dependen del apoyo de parientes durante el tratamiento, cuando se posible puede ser un componente de suma importancia en el tratamiento. Su doctor debería de estar dispuesto a ayudar a educar a los cercanos de usted sobre la enfermedad maníaca-depresiva y explicar qué papel (rol) juegan en ayudarle en el manejo de su enfermedad. Vea la Sección Cuarta sobre el Papel (Rol) que juega la Familia y los Amigos. Medicamentos Como ya se ha mencionado, los medicamentos junto con la Terapia de Apoyo es el tratamiento-preferido para la gente con la enfermedad maníaca-depresiva. Para alguien 11
    • mal informado, los medicamentos aparentan ser una dudosa opción. Algunos temen que una droga les pueda cambiar su personalidad básica, que los sedantes son para hacerlos como autómatas o causarles que se hagan dependientes de estas drogas. Estos temores se basan en el mito, pero no es la realidad. Los medicamentos usados para tratar la enfermedad maníaca-depresiva no son adictivos, ni producen un “alto”o “bajo” artificial. En su lugar, ellos regulan el balance de las sustancias químicas en el cerebro, permitiendo al paciente que controle sus ánimos normalmente. Aunque es verdad que todos los medicamentos tienen efectos secundarios, los beneficios son más favorables que los problemas. NOTA: En el uso inicial de un nombre de un medicamento, el nombre de comercio se usa primero, seguido entre paréntesis por el nombre genérico. Medicamentos para la Manía Los médicos prescriben diferentes medicamentos para las fases de la enfermedad maníaca y depresiva. La fase-maníaca se trata con medicamentos llamados estabilizadores de ánimo. Comparados con los medicamentos accesibles para la depresión, el número de estabilizadores de ánimo es pequeño. La mayoría de los médicos escogen un derivado del mineral litio o el anticonvulsivo Depakote (divalproex sodium) como el primer tratamiento preferido para los pacientes bipolares. El anticonvulsivo Tegretol (carbamazepine) y Depakene (ácido valproíco) se usan también en el tratamiento de la manía, aunque ninguno de ellos ha sido aprobado por la Administración de Alimentos y Drogas de EE.UU. (FDA) para el comercio como agentes anti-maníacos. Otros anticonvulsivos, tal como el Lamictal (lamotrigene) y Nurotin (gabapentin), pueden también demostrar beneficios, aunque estos tampoco han sido aprobados por la FDA como agentes anti-maníacos. Litio. Un elemento químico simple encontrado en la naturaleza, el litio fue por muchos años el único tratamiento aprobado para la enfermedad maníaca-depresiva. Su valor terapéutico fue descubierto en el 1949, pero este no fue ampliamente usado en los Estados Unidos hasta el final de los 1960s. Aún sigue siendo la droga más comúnmente prescrita para la manía, y es efectiva para ambas fases de la enfermedad de manía y depresión. Los expertos creen que el litio funciona corrigiendo el desbalance químico en las secciones del cerebro que regulan el ánimo y la conducta. Se ha mostrado que restablece dramáticamente y moderadamente la estabilidad y el funcionamiento normal en aproximadamente el 60 por ciento de las personas con la enfermedad maníaca-depresiva. Para algunos pacientes, el comportamiento maníaco puede comenzar a disminuir después de siete a diez días de tratamiento con litio; para otros, el mejoramiento puede que tome unas cuantas semanas. Ciertos grupos de pacientes, incluyendo aquellos que están experimentando ciclos rápidos y manía mixta, probablemente no responderán tanto al litio como al tratamiento de mantenimiento a largo plazo. El litio se puede tomar en forma de pastillas y cápsulas de tiempo, y algunas veces como jarabe. Las pastillas usualmente se toman dos o tres veces al día; las cápsulas de tiempo, que producen menos efectos secundarios gastrointestinales, usualmente se toman dos veces al día. Los exámenes de sangre periódicamente son necesarios para determinar los niveles de litio en la sangre durante el tratamiento con litio. Los niveles de litio en la sangre se miden dos 12
    • veces a la semana al comienzo del tratamiento, y menos frecuentemente durante el transcurso de este. Dichos exámenes son importantes para asegurar que la dosis es adecuada y segura. Muy poco litio no es suficiente para controlar la manía; en demasiado puede causar serios efectos secundarios. A los pacientes que toman litio se les pide que tomen suficiente líquido, ya que la deshidratación puede elevar el nivel de litio en la sangre. Los efectos secundarios más comunes del litio incluyen el temblor, aumento de peso, la náusea, sarpullido, y orinar frecuentemente. Estos efectos secundarios son muy comunes y usualmente leves. Sin embargo, cualquier efecto secundario es intolerable, debería consultarse con su doctor sobre las posibles maneras de manejar los efectos secundarios y sobre otros tratamientos alternativos. Depakote. En 1995, Depakote (divalproex sodium) llegó a ser el primer medicamento desde que el litio fue aprobado por la FDA para el tratamiento de la enfermedad maníaca- depresiva. Antes de eso, la droga se usó para controlar ataques de temblores como la epilepsia. Se ha comprobado que el Depakote es efectivo para todos los tipos de manía, y ha sido usado exitosamente para tratar pacientes que no responden bien al litio. En algunos pacientes, los síntomas de la manía comienzan a disminuir tan pronto como de tres a cuatro días de haber comenzad el tratamiento con Depakote. Como en el tratamiento con litio, los exámenes de la sangre son importantes mientras se toma el Depakote. Muchos pacientes al principio toman Depakote tres veces al día, y después reducen la frecuencia a dos o una vez después de que la enfermedad se estabiliza. El medicamento está disponible en pastillas o en cápsulas que pueden abrirse y espolvorearse sobre la comida. Los efectos secundarios comúnmente asociados con el Depakote son la náusea, el sueño, mareos, aumento de peso y sarpullido. Sin embargo, en ensayos clínicos, los pacientes tienden encontrar al Depakote más tolerable que el litio. Para algunos pacientes, los doctores prescriben tanto el Depakote como el litio en combinación. Tegretol. El Tegretol (carbamazepine) es un medicamento anticonvulsivo usualmente usado para controlar algunas formas de epilepsia. En los años de los 1970s la droga mostró ser un tratamiento efectivo también para la manía. Aunque no autorizada por el FDA para el tratamiento de la enfermedad maníaca-depresiva, los médicos prescriben Tegretol para los pacientes bipolares que no han respondido bien a otros medicamentos antimaníacos. El Tegretol fue aprobado en el Canadá en 1992 para la manía aguda y para la prevención de episodios tanto de la manía como de la depresión en los pacientes que son resistentes o intolerantes a otras drogas antimaníacas. El Tegretol esta disponible en píldoras o en forma líquida, y se toma usualmente de dos a cuatro veces al día. Los exámenes de la sangre para medir los niveles sanguíneos del Tegretol generalmente se necesitan una vez por semana o una vez cada dos semanas al comienzo del tratamiento, y una vez al mes o menos después de eso. Los pacientes que toman Tegretol pueden experimentar una mejora de los síntomas de varios días a varias semanas. Los efectos secundarios más comunes del Tegretol son el sueño, desequilibrio o desbalance, breve visión doble, mareos o confusión, y náusea. Estos efectos secundarios 13
    • normalmente ocurren durante el período inicial de ajuste –el cual puede durar varias semanas- y después disminuir o desaparecer. Medicamentos para la Depresión Para la fase de depresión de la enfermedad maníaca-depresiva, su doctor puede prescribir medicamentos colectivamente conocidos como antidepresivos. Los antidepresivos-químicos más antiguos incluyen los tricíclicos, tal como el Elavil (amitriptilina), Norpramin (desipramina), Tofranil (imipramina) y Pamelor (nortriptilina) y los inhíbidores del óxido de monomina (MAOIs) tal como el Parnate (sulfato tranilcipromina) y Nardil (fenelzina). Una “segunda generación” de antidepresivos fue desarrollada más tarde para ayudar a aquellos que no tienen una buena respuesta a las drogas más antiguas. Estos medicamentos atípicos incluyen el Desyrel (trazó done) y Wellbutrin (bupropion). Durante los últimos años los inhibidores selectivos de la reabsorción de la serotonina (SSRIs) Prozac (fluoxetina), Zoloft (sertralina) y Paxil (paroxetina) se han convertido en la primera opción para el tratamiento de la depresión. Estos medicamentos sofisticados escogen directamente neurotransmisores del cerebro, y trabajan en diferentes impulsos y receptores para estimular o bloquear la trayectoria de estos elementos químicos. Más recientemente, el inhibidor de la reabsorción de la serotonina/noradrenérgico selectivo Effexor (venlafaxina) –el cual afecta la serotonina en dos diferentes formas- y los agentes Serzone (nefazodone) y Remeron (mirtazepam) han comenzado a ser usados. Restricciones Dietéticas con los MAOIs Los pacientes que toman MAOIs deben cuidadosamente evitar ciertos medicamentos (incluyendo aquellos de venta sin receta) y comidas comúnmente encontradas en la dieta Americana. Comidas que contienen el aminoácido tiramina pueden causar una interacción tóxica con los MAOIs. Pregúntele a su doctor acerca de que comida y medicamentos debe evitar con ésta clase de antidepresivos-químicos. Efectos Secundarios de los Antidepresivos Químicos Los efectos más comunes de los antidepresivos-químicos son: • Aumento inicial de nerviosismo • Boca seca. • Constipación. • Mareos al ponerse de pie. • Somnolencia. • Visión borrosa. Estos efectos secundarios son comunes y frecuentemente tolerables. Usualmente disminuyen o desaparecen después de las primeras semanas de tratamiento. Cuando los Efectos Secundarios Persisten Los efectos secundarios más comunes de los medicamentos frecuentemente ocurren durante las primeras semanas de tratamiento, y después disminuyen o desparecen durante el transcurso del tratamiento. Sin embargo, en algunos casos, ciertos efectos secundarios continúan y siguen siendo molestos. Si algún efecto secundario tiende a ser intolerable, 14
    • dígale a su doctor inmediatamente. De otra manera considere las siguientes recomendaciones sobre como manejar algunos de los efectos secundarios más comunes. Aumento de peso – Ponerse en dieta y el hacer ejercicio puede ayudar, pero no restrinja los líquidos y el consumo de la sal. Si tiene antojo por carbohidratos, trate de comer una fruta. Boca seca – Trate con dulces sin azúcar, chicle o enjuague de boca. Evite dulces o chicles con azúcar que pueden arruinar su dentadura. Mareos al pararse – Párese lentamente. Trate de tomar más líquidos. Náusea - (cuando está tomando litio) – Trate de tomar la dosis con el estómago lleno, o pregúntele a su doctor sobre un cambio a una medicina de lento. Orinar frecuentemente (cuando está tomando litio) – Beba mucho líquido (10 a 12 vasos de agua por día) para evitar la deshidratación; pregúntele a su doctor si puede mantener su dosis de litio lo más baja posible. Temblor – Medicina adjunta puede ayudar; consulte con su doctor. Efectos secundarios menos comunes de los antidepresivos químicos son: • aumento de sudor. • náusea y vómitos • sensibilidad al sol. • Problemas sexuales tales como dificultades con el orgasmo o la erección. Si cualquier efecto secundario se vuelve intolerable, consulte con su doctor sobre otras alternativas en el tratamiento. En general, los antidepresivos-químicos más nuevos tienen efectos secundarios menos perjudiciales que los anteriores. Su doctor encontrará que una clase de medicamento es más efectiva que otra dependiendo de la clase de depresión, y él o ella elegirá una droga dentro de las que prueban tener un cuadro de efectos secundarios mas bajos para usted. No todos tienen la misma reacción a un droga específica, así que puede ser que tome algún tiempo en descubrir el medicamento más efectivo, y más cómodo, para usted. Medicamentos para la Psicosis Síntomas como pensamientos altamente desorganizados, alucinaciones o conducta catatónica pueden ser tratados con antipsicóticos como el Risperdal (risperidone) y el Mellaril (thioridazine). Recientemente, antipsicóticos atípicos como el CLORAZIL (CLOZAPINE) han mostrado posibilidades beneficiosas en algunos pacientes más resistentes a los tratamientos. Medicamentos Suplementarios En el tratamiento suplementario de los Trastornos del Ánimo, se pueden incluir medicamentos tranquilizantes de leves a fuertes. Durante la fase temprana de un episodio maníaco, es muy importante restaurar el sueño normal lo más pronto posible. Esta es una indicación apropiada de las propiedades sedativas de los benzodiazepines como el Klonopin (clonazepam) o el Ativan (lorazepam), o el agente más nuevo También (zolpidem). 15
    • El Alcohol y los Medicamentos Es importante evitar el consumo del alcohol mientras esté tomando medicamentos para la enfermedad maníaca-depresiva. El alcohol puede disminuir el efecto de la medicina, puede ampliar los efectos secundarios, o aún causar reacciones adversas. Aún más, el alcohol puede causar una depresión, la cual hace tomar alcohol contraproducente al tratamiento. También puede interferir con el sueño normal y subsiguientemente empeora la depresión o la manía. ¿Qué se debe y Qué no se debe Hacer con los Medicamentos? ACUERDESE de hacer una cita para hacerse un examen del nivel de litio para que le saquen la sangre dentro de 12 horas, y más o menos 30 minutos después de la última dosis. Esto asegura que los exámenes se pueden comparar unos con los otros y que representan un promedio del nivel de litio. CONSULTE con su doctor y fíjese bien en los síntomas de toxicidad del litio si se enferma o se lastima cualquier manera que pueda influenciar su consumo o expulsión de sal y de líquidos. Ejemplos de estas condiciones son la fiebre estomacal y la piel quemada. CONSULTE a su médico inmediatamente si un episodio depresivo o maníaco se desarrolla aunque esté cumpliendo con su tratamiento. Los pacientes llaman a esto “algo pasajero,” y es común. Acción inmediata puede frecuentemente impedir un episodio-agudo y una Hospitalización. Su doctor puede decidir temporalmente aumentar su dosis o prescribir un tratamiento-complementario. CONSULTE con su doctor antes de hacerse cirugía dental, una cirugía como paciente externo, o procedimientos como paciente internado. Algunos anestésicos son mejores que otros para tratar a la gente con estabilizadores de ánimo. CUMPLA con el régimen de su tratamiento. Aún después que sus síntomas desaparezcan, su doctor le puede aconsejar que debe continuar las medicinas para evitar la repetición (recaídas). No reduzca sus medicamentos sin consultar primero con su doctor. MANTENGA documentación, gráfica, cuadro o un diario de su ánimo de cada día. Usted y su doctor pueden usar esta documentación, junto con sus exámenes de sangre, para determinar lo efectivo que es el tratamiento. Vea la Tercera Sección para más información de cómo se mantiene una gráfica del ánimo. TOME sus medicamentos por lo menos con tres onzas de agua. Esta ayuda a depositar la dosis en su estómago y prevenir la acidez. USE cualquier estrategia que le ayude a recordar que debe tomar sus medicamentos regularmente. Esto puede incluir relojes con alarmas, llamadas por servicios telefónicos para recordarle, y mantener los frascos de sus medicamentos cerca de su vista. Amigos y familiares pueden también ayudar, pero es, al final de cuentas, la responsabilidad del paciente de tomar sus medicamentos a tiempo. USE anticonceptivos si es mujer. El uso de estos medicamentos puede ser un riesgo para el feto. Consulte con su doctor si está planeando embarazarse. NO DUPLIQUE sus medicamentos. Si se le ha olvidado tomar sus medicamentos y han 16
    • pasado más de dos horas desde la dosis programada, tome la cantidad normal en la siguiente dosis que le toca. Si se acuerda dentro de las dos horas de la dosis programada, tome la dosis prontamente. NO SE MORTIFIQUE si su doctor le pide exámenes de la sangre frecuentemente. Es importante que la dosis se defina para producir el mayor beneficio con una cantidad mínima de medicamento. NO SE MOLESTE en comparar la dosis de litio con otras personas. Aparentemente no hay relación entre la cantidad de una dosis y el tamaño o sexo de la persona. PSICOTERAPIA El tratamiento de la persona antes que la enfermedad es una gran parte de lo que es la psicoterapia. Mientras que el medicamento es frecuentemente esencial para tratar los cambios químicos en el cerebro, la psicoterapia, o “Terapia de Apoyo,” es una parte importante del tratamiento para la mayoría de los pacientes. A veces funciona por sí sola en casos de una depresión leve o moderada. Sin embargo, si usted se siente deprimido- severamente o ha experimentando manías, posiblemente no va a beneficiarle la psicoterapia hasta que sus síntomas se hayan desaparecido por medio de otras formas de tratamiento. Tres tipos de psicoterapia han sido comprobados efectivos en la reducción de los síntomas. 1. Terapia Cognitiva se enfoca en los pensamientos y creencias 2. Terapia de Comportamiento se concentra en la conducta actual; 3. Terapia Interpersonal trata de las relaciones actuales. Un buen terapeuta puede ayudarle a modificar los modelos particulares que contribuyen a su enfermedad. Si su Trastorno no parece ser en funcionamiento de hábito o de la personalidad solamente, y usted aún no ha visto un psiquiatra, un terapeuta debería referirle a un psiquiatra para una evaluación. Los psicoterapeutas, aunque son profesionales sumamente educados, no son doctores médicos y por lo tanto no pueden prescribir medicamentos. Usted puede encontrar un psiquiatra capacitado en el manejo de la psico-farmaco-terapia, el estudio de la psicoterapia y el manejo de los medicamentos. Otros psiquiatras trabajan conjuntamente con un terapeuta quien puede ser un Psicólogo, un Trabajador Social o una Enfermera. “Si ya no me siento deprimido y/o maníaco, ¿Por qué es que mi doctor quiere que Yo tenga psicoterapia?” ¿Para qué mi doctor quiere que Yo tenga psicoterapia?” La psicoterapia puede ayudarle a comprender como los síntomas de la enfermedad maníaca-depresiva pudieron haber perjudicado su percepción personal y haber determinado que es lo que los demás piensan de usted. Por ejemplo, alguien que tiene frecuentes cambios de ánimo puede ser visto con desconfianza y como insincero. Los que lloran fácilmente o aparentan demasiado ansiosos pueden ser descartados como seres débiles. La gente que siempre esta “de mal humor” pueden aún aparecer menos atractivos debido al lenguaje tenso del cuerpo y expresiones de caras serias y tristes. Es por eso que, sin duda, la gente con la enfermedad maníaca-depresiva son injustamente juzgados, perdiendo 17
    • oportunidades para desarrollar amigos y envolvimientos románticos, y aún reducir oportunidades para avanzar en su educación y en sus carreras. Hablando en claro, algunas veces relacionándola con otros tratamientos, es una buena manera para prevenir que su enfermedad detenga su crecimiento personal. Terapia Electro-Convulsiva (TEC / ECT) Cuando los medicamentos y la psicoterapia no funcionan en el adecuado alivio de la depresión severa, ECT, (la Terapia Electro Convulsiva) es un tratamiento alternativo que es efectivo y seguro. Algunas veces es usado también para interrumpir períodos peligrosos de la manía. ECT es usualmente administrado en casos-críticos donde el funcionamiento ha sido dramáticamente perjudicado y/o el paciente expone un comportamiento suicida. El TEC no es un tratamiento forzado en la gente o usado como una manera de sumisión. Y de ninguna manera se compara al tratamiento anticuado que se mostró en la famosa película “One Flew Over the Cuckoo’s Nest”. Desde su temprano uso en los 1930s, TEC ha sido mejorado y refinado. Desgraciadamente, esas imágenes que estigmatizan prohíben que algunas personas lo consideren como una opción. TEC trabaja por medio de una estimulación eléctrica al cerebro, la cual causa ataques modificados y cortos. Relajantes musculares son administrados al paciente anestesiado para eliminar el dolor o los temblores. Es requerido como promedio de unos seis a doce tratamientos durante un período de tres a cuatro semanas. Después de un tratamiento exitoso, los episodios posteriores de depresión o de manía pueden ser controlados con medicamentos o con dosis de “mantenimiento” de TEC menos frecuentes. Como todos los tratamientos, TEC tiene potencialmente efectos secundarios. Aunque ha habido reportes de Trastornos de Memoria, la mayoría de los pacientes que han recibido TEC sienten que los beneficios sobrepasan la posibilidad de sufrir con síntomas incontrolables y de larga duración. Esto es especialmente una realidad para los pacientes suicidas quienes trágicamente pudieron haber seguido sus impulsos si hubieran tenido que esperar por los efectos de los medicamentos terapéuticos. Hospitalización En algunos casos-severos de la enfermedad maníaca-depresiva, los médicos pueden recomendar internamiento (Hospitalizado) por numerosas razones tales como: los efectos secundarios de los medicamentos temporalmente pueden rendir a uno incapaz de cuidarse a sí mismo; un “lavado de drogas”(retira de medicamentos) puede requerir un período de observación controlada; las personas que han atentado o amenazado con el suicidio son usualmente admitidos al hospital; y episodios maníaco-severos frecuentemente requieren tratamiento en el ambiente seguro de un Hospital Mental. No importa la situación, la gente no siempre quiere ser hospitalizada. Los que son incapaz de cuidarse, lo que aparentan ser una amenaza a ellos mismos o a otros, deben ser admitidos involuntariamente. Para tener información sobre los procedimientos-legales de su estado, contacte al psiquiatra del paciente, la oficina del Fiscal General de su Estado, la Policía, o la Sala de Emergencia del Hospital Mental. La Hospitalización (internamiento) involuntario es raro pero frecuentemente muestra ser beneficioso. 18
    • Tratamiento Para los Ciclos Rápidos La investigación sugiere cada vez más la distinción del <<ciclo rápido>> de las otras formas o tipos de la enfermedad maníaca-depresiva que es significante ya que los individuos con éste modelo de cambios de ánimo pueden responder en forma diferente a los tratamientos que otros pacientes con la enfermedad. Medicamentos Mientras que el 60 por ciento de otros individuos con la enfermedad maníaca-depresiva obtienen una mejoría con el litio, la tasa de respuesta entre los que tienen el <<ciclo rápido>> es de un 20 a 40 por ciento. Se ha sugerido que la eficacia del litio puede reducirse por la dependencia a las drogas o al alcohol, la cual es más común entre los que tienen el <<ciclo rápido>> del Trastornos, pero esto no aparenta ser suficiente para explicar la gran diferencia en las tasas de respuestas. Este resultado decepcionante con el litio causó que los investigadores buscaran nuevos tratamientos para los pacientes con el <<ciclo rápido>>. Estudios y experiencia clínica mostraron que los medicamentos anticonvulsivos como el Depakote y el Tegretol, usados en combinación con el litio o separadamente, son exitosos en el tratamiento de pacientes con el <<Ciclo Rápido>> y <<Estados Mixtos>>. La eficacia de estos medicamentos en el ciclo rápido de la enfermedad Bipolar parece estar desconectada de su identidad como anticonvulsivos. No solamente los individuos se benefician típicamente sin mostrar señas de epilepsia, pero algunas otras drogas que son efectivas como anticonvulsivas no proveen alguna ayuda en la enfermedad maníaca- depresiva. Aún más, si uno de estos anticonvulsivos le ayuda o no a un paciente, no se predice si ese mimo paciente responderá o no a otro medicamento. Porque se ha pensado que el <<ciclo rápido>> puede ser debido a la insuficiencia de la hormona del tiroides en el cerebro, se han hecho varios estudios que han investigado el tratamiento de los pacientes con ciclos rápidos, con una dosis alta de la hormona del tiroides, thyroxine. A pesar de su pequeño tamaño, estos estudios han producido resultados favorables hasta en individuos sin una historia de problemas con el tiroides hasta en individuos sin una historia de problemas con el tiroides. Como se ha dicho anteriormente, los antidepresivos-químicos pueden inducir el <<ciclo rápido>> mientras que la intuición sugeriría que dejar de tomar los antidepresivos es lo indicado en estas situaciones, la persona con la enfermedad maníaca-depresiva queda deprimida -la cual es la razón que los antidepresivos fueron originalmente prescritos. La disponibilidad de otros tratamientos que el litio sugiere que la estrategia más compleja de añadir hormona de tiroides o un anticonvulsivo a una terapia antidepresiva es un método más prometedor. La información limitada disponible de los estudios de esos agentes sugiere que esto puede ser el caso. Manejo de la recurrencia (Recaídas) Rol del Paciente Como la diabetes, las enfermedades del corazón, el asma, y aún las alergias a las comidas, la gente con la enfermedad maníaca-depresiva debe de verse como “directores” de su 19
    • enfermedad, en vez de “sobrevivientes” de un terrible-evento que absolutamente no ocurriría otra vez. Porque sí puede recurrir. Si así pasa, no se desespere. Su experiencia con episodios-previos le pone un paso gigante al frente del proceso del reconocimiento de los síntomas y recibiendo ayuda. Algunas personas son tratadas por uno cuantos meses antes que su terapista o doctor les da de alta con instrucciones-adecuadas. Para otros, los medicamentos diarios y visitas periódicas al psiquiatra se hacen parte de la vida. Siguiendo el tratamiento cuando se necesita, las posibilidades de recurrencia (recaídas) son altamente reducidas. “Nosotros no somos culpables de lo que nos pasa pero si somos responsables de nuestra recuperación” Psicoterapia El valor de la psicoterapia como un tratamiento-adjunto no se puede descartar. La gente con cualquiera de los diferentes tipos de la enfermedad maníaca-depresiva experimenta ramificaciones psicológicas molestas de pasados episodios junto con la continua vulnerabilidad de futuros episodios. Esta lucha contribuye a los problemas de la estima propia la cual complica el desarrollo emocional, ocupacional y social. La psicoterapia de uno a uno con métodos interpersonales, cognitivos y de conducta ayudan a muchos pacientes, mientras que otros se benefician de la Terapia de Parejas, Terapia de la Familia, y Terapia de Grupo. Como un complemento a la terapia formal, muchos pacientes encuentran Grupo de Apoyo como el ambiente de aceptación donde ellos pueden conocer a otros que se enfrentan a temas similares y el menaje o de medicamentos de largo plazo. El ciclo rápido, con sus cambios de ánimo repentinos y no pronosticados, pueden ser aún más difíciles de aceptar que los otros tipos de Trastornos Bipolares. Esto lo hace particularmente importante que los pacientes que trabajen juntamente con sus médicos hacia el alcance de los mejores resultados posibles. Tercera Sección Técnicas de Ayuda Propia Para el Paciente Rol del Paciente Una selección de herramientas, instrumentos y técnicas están disponibles para tratar la enfermedad maníaca-depresiva, todos requieren un uso y un manejo cuidadoso. Para asegurar que el plan de tratamiento es tan efectivo como sea posible, usted -el paciente- debe asumir responsabilidad como el director de su enfermedad. Mientras que otros pueden proveer consejo y apoyo, solamente usted puede saber exactamente como se siente en cualquier momento. Esto lo pone a usted en la mejor posición para tomar control de la estrategia de su tratamiento. Tomando control significa encontrar a un doctor quien sea el mejor para usted: desarrollando una asociación con esa persona; y cumpliendo con su régimen de tratamiento. Estas acciones representan la fundación de un Plan de Tratamiento. A continuación usted encontrará algunas acciones adicionales que usted puede tomarlas como suyas. 20
    • Como Usar la Gráfica de Ánimo Uno de las herramientas o instrumento de mejor ayuda que usted puede usar para diseñar un Plan de Tratamiento Efectivo se llama “la Gráfica del estado de Ánimo”, La Gráfica del Estado de Ánimo GEA es un registro cronológico que indica las conducta y de sentimientos asociados con su condición. Su propósito es permitirle a usted y su doctor conocer los ciclos y ritmos de su enfermedad para así diseñar adecuadamente su tratamiento. Para usar la Gráfica del Estado de ánimo que sigue, usted debe de comenzar por guardar un registro de como se siente cada día. Use un diario, por ejemplo, o un cuaderno con páginas con fechas. Cada día mida su ánimo con una escala desde 1 (“lo peor que me he sentido”) hasta el 10 (“lo mejor que me he sentido”). En la misma página escriba otra información pertinente, incluyendo los medicamentos que usted toma y cualquier otro evento clave que haya sucedido en ese día. Ya que el ánimo de una persona varía con la hora del día, para tener precisión y continuidad, trate de anotar su ánimo aproximadamente a la misma hora de cada día. Después, cada día, trace su ánimo en la gráfica como la que se muestra aquí, y conecte lo que marque cada día con una línea. Comparta los resultados con su doctor. En un tiempo, la gráfica le proveerá a usted y a su doctor con una historia de la manera que usted se ha estado sintiendo y la efectividad de los tratamientos. Medir en una Gráfica su Estado de ánimo GEA es de gran valor en el arsenal de armamentos y herramientas contra la enfermedad maníaca-depresiva. Re-conocer los Signos de Advertencia de Recaídas Mientras que usted Grafica su Estado de ánimos y anote sus sentimientos, se hará familiar con sus propios signos de advertencias tempranas de una recaída o nuevo episodio maníaco o depresivo. Estando alerta a los signos de advertencia, usted puede tomar control de la situación antes de que se convierta en un problema. Signos Comunes de Advertencia Temprana de la Manía: Aumento repentino de energía. Alimentación compulsiva. Aumento de la creatividad y la autoestima. Dificultad al concentrarse en un solo tema por el exceso de actividad mental Desorganización por el exceso de actividad Euforia y gran facilidad para desarrollar cualquier actividad Escape de ideas, pensar en muchas cosas al tiempo Excesivamente ambicioso. Excesivamente sensible a cualquier impulso tanto externo como interno. Gastar demasiado dinero. Hablar demasiado y no permitir que los demás hablen Insomnio continuo Irritabilidad, arranques de mal genio, coraje inapropiado Ideas y pensamientos raros. Incremento en el consumo de bebidas alcohólicas. Más activo sexualmente. 21
    • Nerviosismo y ansiedad. Presenta delirios de superioridad. Sus amigos son los primeros en notar los cambios de comportamiento. Acciones que Puede Tomar: • Si usted está en un régimen de tratamiento cuando los síntomas reaparecen, dígale a su doctor inmediatamente. • Haga una lista de las cosas que tiene que hacer de día a día y manténgase en ella. • Consiga apoyo emocional de un amigo, miembro de la familia, o un profesional de la salud mental. • Evita gastar dinero. Entregue su dinero y las tarjetas de crédito a una persona de apoyo en quien usted confía. • Evite la cafeína, el azúcar y el alcohol. No deje de comer al debido tiempo, ni coma demasiado de una sola cosa. • Mantenga una lista de actividades productivas (pero no sobre-estimulantes) que le puede ayudar a usar la energía acumulada, tal como: i) lavar los pisos, ii) trabajar en el jardín, iii) pintar, limpiar o iv) arreglar los closets. • No tome ninguna decisión mayor. Ponga a un lado las decisiones hasta que usted se sienta más calmado. • Practique técnicas de relajación-mental varias veces al día. • Quédese en su hogar o en un ambiente conocido. Evite un ambiente estimulante como el de los bares. • Reduzca la tensión en su ambiente. Evite a la gente que causa tensión o que sean tensos. • Regule sus actividades para evitar la sobre estimulación. Trate de desarrollar actividades que son calmadas y calmantes, tal como: una caminata larga y suave; un baño largo y caliente; una natación relajante; escuchando música calmante; leyendo un libro; o viendo un programa sobre La Naturaleza en la televisión. • Si no está durmiendo apropiadamente, comuníquese con su doctor. *** Signos Comunes de Advertencia Temprana de la Depresión: • disminución de libido. • aislamiento. • falta de habilidad de sentir placer. • abatimiento. • falta de habilidad de mostrar cariño. • ansiedad. • frustración frecuente. • aumento de consumo de alcohol. • nivel bajo de energía. • inactividad. • nivel bajo de estima propia. • irritabilidad. • pensamientos de suicidio. • dormir excesivamente. • quedarse en la cama por largo tiempo. • disminución del apetito. • sentimientos de aburrimiento. • concentración disminuida. • confusión. Acciones Que Tomar: • Si usted está en un régimen de tratamiento cuando los síntomas se repiten, dígale a su doctor inmediatamente. 22
    • • Hable con una persona comprensiva y que no lo juzgue. • Haga ejercicios. • Asista al salón de belleza. • Abrace a su pareja. • Consiga apoyo emocional de un amigo, miembro de la familia, o un especialista de la Salud Mental. • Dése crédito a usted mismo por lo que ha realizado aunque sea lo más pequeño. • Escuche o ayude a otra persona. • Elimine la cafeína, comida sin nutrición y el azúcar en exceso. • Cómprese algo que usted ha querido tener y que le gustaría gozar. • Lea un libro ligero, o vea un vídeo cómico. Escuche música que le guste. • Póngase ropa que le haga sentir bien. • Pase algún momento con un animal favorito. • Planifique su día con algunas actividades que usted usualmente disfruta. Documente sus expectativas de estas actividades, y después valore otra vez como se siente al complementarlas. • Salga al sol lo más frecuentemente que pueda. Si usted tiene que estar dentro de la casa, trate de sentarse lo trabajar cerca de una ventana. • Separe sus responsabilidades en partes incrementables más pequeñas. • Tome un baño caliente y de larga duración. • Use cualquier recurso espiritual con el cual usted se sienta cómodo.. Incrementar La Buena Salud por Medio De El Ejercicio Físico y de La Nutrición. No subestime la importancia de cuidar su salud en total. Algunos de los factores que pueden contribuir a la enfermedad maníaca-depresiva incluyen hábitos débiles de dormir, deficiencia de vitaminas, tensión y sensibilidad a las comidas. Cada uno de estos factores pueden ser discutidos, y posiblemente controlados, por medio de el ejercicio y de una nutrición apropiada. Trate de hacer ejercicio por lo menos 15 minutos cuatro veces a la semana, sin ser una obligación o un cansancio para usted. Las reglas son fáciles para acordarse, pero el implementarlas requiere disciplina. Un grupo de apoyo de amigos y miembros pueden hacer una gran diferencia en al alcance de esta meta. Coma tres comidas nutritivas al día. Evite comidas sin nutrición. Comer bien y hacer ejercicios juega un gran papel en su Plan de Tratamiento. 2
    • Cuarta Sección: Información Para Los Miembros De La Familia Y Amigos. Rol de Familiares y de Amigos Si usted está en una posición de ayudar a un amigo o a un miembro de la familia, es importante de acordarse que la enfermedad maníaca-depresiva es una enfermedad-médica válida que no indica debilidad moral o de comportamiento intencional inadecuado de parte de los pacientes. La persona no quiere sentirse o comportarse de la manera que lo hace cuan está enferma. Su paciencia es inestimable. Cuando la tensión llega a la ira, al miedo y frustración, trate de dirigir esas emociones a la enfermedad, no a la persona. Tenga cuidado de no culpar al paciente por estar enfermo. Los pacientes que tienen una red de apoyo de miembros de la familia y amigos tienen una gran ventaja. Mientras que el paciente es últimamente el responsable por el acatamiento al tratamiento, amigos y familia pueden hacer el camino al mejoramiento más fácil y más placentero. Los que más pueden ayudar son los que están bien informados y que saben lo que se debe de esperar. A continuación se presentan algunas sugerencias para las personas más allegadas a la persona con la enfermedad maníaco-depresiva. Como Puede Usted Ayudar Si Un Miembro De La Familia Se Enferma. Si un miembro de su familia está demasiado enfermo y no puede buscar el cuidado médico por su propia cuenta, usted puede hacer una asesoría del Seguro Médico, y después llamar al doctor de la familia para referirlo a un especialista en Salud Mental o investigando en el Hospital Local, la Escuela Médica o en el Centro Comunitario de la Salud. Aún más, su sección local de la DMDA Nacional le puede poner en contacto con la gente que puede ofrecerle recomendaciones personales de Especialistas Locales (Vea la Octava Sección para información sobre ¿Cómo encontrar una sección de la DMDA Nacional cerca a usted? Si su miembro de la familia se opone a aceptar ayuda, puede facilitarla manifestando preocupación -sin juzgar- sobre los modelos específicos de comportamiento que preocupan de la persona y los cuales él o ella misma no pueden ver. Haga énfasis que él está experimentando los efectos de un problema-médico, no una aflicción que resulta de una falla personal. Sea sensible a la manera que la enfermedad puede afectar a la estima propia del miembro de su familia y su sentido de identidad. Posiblemente haya experimentado dificultades en el trabajo o en la escuela, y entre amigos. Trátelo lo más normal posible mientras usted ajusta sus expectativas sobre él. Manifieste afecto, ofrezca consuelo, pero respete sus limitaciones al aceptarlo. No trate de actuar como si nada está ocurriendo. Esto no es algo de la vida diaria para él ni para la familia. Aunque debería de ser el derecho del paciente de escoger con quien quiere compartir su enfermedad, todos los miembros inmediatos de la familia deberían estar bien informados, cada uno según lo que puedan captar a sus edades. La enfermedad puede tener un impacto tremendo en la familia, y la debida información puede asegurar una reacción más saludable 3
    • a la situación, evitando una culpabilidad destructible y sentimientos vergonzosos. Comenzando Tratamiento. Una vez que el doctor haya iniciado la Historia Clínica del paciente y eliminado cualquier causa fisiológica de los síntomas, es muy probable que el paciente sea puesto en medicamento. Mientras que algunos medicamentos actúan rápidamente, algunos pueden tomar de 4 a 6 semanas para proveer alivio y algunas veces hasta más tiempo para darle una recuperación completa. Efectos secundarios frecuentemente comienzan antes que el paciente sienta algún beneficio-terapéutico, y esto puede desanimar al paciente. Responda a la quejas del miembros de su familia animándolo a que alerte a su médico. Un psiquiatra querrá saber sobre la causa de los efectos-secundarios, especialmente si son tan suficientemente serios que interfieren en el funcionamiento diario. El doctor puede ayudar al paciente ajustando la dosis, añadiendo un medicamento para contrarrestar los efectos secundarios, o escogiendo una droga igualmente efectiva con menos efectos-secundarios. Si usted se ha mantenido al tanto de los más recientes tratamientos por medio de la DMDA Nacional o cualquier otro Grupo de Abogacía, usted podría aprender de los nuevos medicamentos que su miembro de la familia puede discutir con su doctor. Paciencia y Persistencia es Clave. Naturalmente, tan pronto como su pariente esté en tratamiento, usted va a querer que se sienta mejor de una vez, pero deje que progrese a su propio paso. Tenga cuidado de no dirigirlo a sentirse decepcionado. Trate de evitar presionarlo a que se sienta “igual que ante”. El primer medicamento que trate posiblemente no será la respuesta absoluta para su enfermedad en particular. Frecuentemente es una combinación de medicamentos, o una clase completamente diferente de drogas, o un tratamiento con psicoterapia que puede proveer la respuesta. Mientras más largo sea el proceso, más desanimado se puede sentir el paciente. Si é está en el medio de un episodio-depresivo, él puede sentir que el medicamento no funciona porque él es un “paciente malo”, que la enfermedad es de alguna manera su culpa, y que ya no puede recibir ayuda. El paciente no siempre tiene la perspectiva para ver su progreso y se animaría si usted se da cuenta de la mejora que está haciendo. Si las semanas pasan sin mejora, o si su condición se deteriora, sugiérale al paciente que hable con su doctor o que también considere una segunda opinión. Si se requiere, ayúdele a hacer preguntas sin hacer la decisión por él (excepto en el caso de un niño muy joven). Mucha gente ven a más de un especialista de Salud Mental antes que encuentren uno con una relación y enfoque ideal. Ayudando A Mantener El Acatamiento Al Tratamiento. Fíjese que los síntomas pueden nublar la actitud del paciente sobre la obediencia a las ordenes del doctor. La desesperación de la depresión puede que lo haga sentir que ver al doctor o tomar el medicamento no ayuda. Una persona con un episodio-maníaco puede pensar que está mejor -mucho mejor que antes- incitándolo a que discontinúe el tratamiento hasta que el próximo episodio-devastador ocurra. Una persona en estado de depresión o de manía simplemente puede olvidar tomar sus medicamentos. Aunque esto lo frustra, trate de no expresar su coraje. En cambio, indíquele que su juicio normal ha sido nublado por los síntomas de su enfermedad. Es imposible para el médico juzgar la efectividad de una droga 4
    • en particular si no se toma debidamente. Advertencias suaves y palabras motivadoras pueden ayudar al paciente a cumplir con su tratamiento. Si el paciente es un niño, sería una buena idea tener a un pariente o un miembro de la familia de más edad encargarse de que tome la dosis requerida. Reaccionando a un Episodio Maníaco. Personas en la etapa-maníaca pueden ser compañeros agobiantes. Con síntomas como el habla constante, pensamientos de desilusión, comportamiento-agresivo y ánimo-exagerado, una persona maníaca carece de la habilidad de medir el efecto que tiene hacia otras personas. Cuando él piensa que está siendo brillante o entretenido, puede ser realmente fastidioso. No trate usted de igualar su nivel de energía, o molestarse porque usted no puede comprender su modo de pensar. Decirle al paciente que se calme posiblemente no haga mucho; estar calmado no es una función de la manía. Sin embargo, haga lo que pueda hacer para que la persona no le agobie. Muestre que su manera de comportarse está desorientada y que usted va a tener que continuar la conversación otro día. Confrontar el tema es especialmente importante si su amigo o miembro de familia se pone extremadamente irritante o físicamente amenazante. Es difícil no tomar abuso verbal o físico en forma personal, pero, acuérdese que esto es la manía en todo su apogeo. Antes de que usted reacciones con igual hostilidad, firmemente indique que su comportamiento es inaceptable. Muéstrele que él no se comporta de igual manera cuando no está maníaco, y que usted va a tener que distanciarse un tiempo de él hasta que la manía pase. No sugiera, mientras tanto, que usted lo va a abandonar permanentemente. Cuando la persona se sienta como antes otra vez, discuta lo que ocurrió y dígale como usted se sintió. Explíquele que cuando él esté en dicho estado otra vez, usted va a tener que hacerse a un lado por su propio bien. Averigüe si ha estado tomando los medicamentos como han sido prescritos. Si no, acuérdele lo placentero que es cuando él está bajo tratamiento. Haga Reglamentos de Antemano. El comportamiento irracional e irregular de la manía puede causar un sinnúmero de problemas tal como gastos incontrolables, indiscreciones-sexuales, actividades peligrosas y aún ilegales. Considere crear reglas normativas sobre las llaves del carro, el alcohol, tarjetas de crédito, la chequera, y la tarjeta para la máquina bancaria automática. Si usted está de acuerdo en retener estos artículos durante un episodio, usted puede evitarle algunos malos tiempos al paciente. Usted querrá crear otra cuenta bancaria separada temporalmente para evitar acceso a los fondos de la familia durante un episodio. Manteniéndose Alejado De Los Problemas con La Ley. Personas con la enfermedad maníaca-depresiva pueden encontrarse con problemas con la ley. Juicio impedido y un sentimiento de infalibilidad puede causar a un paciente a hacer tonterías, tal como el hacer proezas con peligro a la vida o actividades ilegales. Una persona que tiene un episodio posiblemente no se identifique como un maníaco depresivo porque en el momento no puede percibir sus acciones como raras. Sugiera que su miembro de familia lleve en si mismo una tarjeta de identificación mencionando su diagnóstico, síntomas comunes, medicamentos prescritos, hospital preferido, la Compañía de Seguros 5
    • de Salud, y el número de teléfono del doctor. Esta información podrá ayudar a los oficiales de la ley a actuar debidamente si se encuentra con una persona activamente maníaca. 6
    • ASOCIACION COLOMBIANA DE BIPOLARES ACB GRUPOS DE APOYO o AUTO-AYUDA SALON PARROQUIAL CRISTO REY TRANSVERS AL 18 NO. 96 – 18 1. PACIENTES: SABADOS 3 A 5 P.M. 2. FAMILIARES: LUNES 5 A 7 P.M. TELEFONOS: 6275352 - 6493845 asociacioncolombianadebipoalres@yahoo.com 7