• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Parque Nacional Dinira (2004)
 

Parque Nacional Dinira (2004)

on

  • 2,686 views

Reporte del Estado de Conservación del Parque Nacional Dinira (Lara, Portuguesa y Trujillo, Venezuela), realizado por BioParques (2004). Más información en www.bioparques.org

Reporte del Estado de Conservación del Parque Nacional Dinira (Lara, Portuguesa y Trujillo, Venezuela), realizado por BioParques (2004). Más información en www.bioparques.org

Statistics

Views

Total Views
2,686
Views on SlideShare
2,661
Embed Views
25

Actions

Likes
1
Downloads
31
Comments
0

1 Embed 25

https://twitter.com 25

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Parque Nacional Dinira (2004) Parque Nacional Dinira (2004) Document Transcript

    • Estado de Conservación del Parque Nacional Dinira César Aponte César Molina Viviana Salas 2004 Citar como: Aponte, C., C. Molina y V. Salas. 2004. Estado de Conservación del Parque NacionalDinira. En: BioParques: Asociación Civil para la Conservación de los Parques Nacionales. Programa Observadores de Parques (www.bioparques.org / www.parkswatch.org)  BioParques
    • BioParques Parque Nacional Dinira ÍndiceÍndice .................................................................................................................................................. 11. Resumen ........................................................................................................................................ 3 1.1. Descripción .............................................................................................................................. 3 1.2. Biodiversidad............................................................................................................................ 3 1.3. Amenazas ................................................................................................................................ 32. Descripción .................................................................................................................................... 4 2.1. Geografía ................................................................................................................................. 4 2.2. Biodiversidad............................................................................................................................ 6 2.3. Manejo ..................................................................................................................................... 9 2.4. Influencia humana .................................................................................................................. 11 2.5. Turismo .................................................................................................................................. 12 2.6. Conservación e investigación ................................................................................................ 143. Amenazas ..................................................................................................................................... 16 3.1. Agricultura .............................................................................................................................. 16 3.2. Ganadería .............................................................................................................................. 16 3.3. Incendios ................................................................................................................................ 17 3.4. Introducción de especies exóticas ......................................................................................... 18 3.5. Turismo descontrolado .......................................................................................................... 18 3.5. Falta de vigilancia y control efectivo ...................................................................................... 194. Soluciones propuestas ............................................................................................................... 21 4.1. Agricultura y Ganadería ......................................................................................................... 21 4.2. Incendios ................................................................................................................................ 21 4.3. Introducción de especies exóticas ......................................................................................... 22 4.4. Turismo descontrolado .......................................................................................................... 22 4.5. Falta de vigilancia y control efectivo ...................................................................................... 235. Conclusiones ............................................................................................................................... 25Referencias ...................................................................................................................................... 26Foto de la portada:La fila montañosa originada por la depresión de Barbacoas le confiere a Dinira su particulargeografía escarpada (Foto © César Aponte)www.bioparques.org 1
    • BioParques Parque Nacional Dinira Perfil de Parque – Venezuela Parque Nacional DiniraFecha de la última evaluación de campo Enero 2004Fecha de publicación Marzo 2004Ubicación Estados Lara, Portuguesa y Trujillo, específicamente en las Sierras de Barbacoas y PortuguesaAño de creación 1988Área 45.328 haEcoregiones Bosques montanos de los AndesHábitats Bosques húmedos premontanos, bosques montanos siempreverdes, subpáramo y páramo La fila montañosa originada por la depresión de Barbacoas le confiere a Dinira su particular geografía escarpada (Foto © César Aponte)www.bioparques.org 2
    • BioParques Parque Nacional Dinira1. Resumen1.1. DescripciónEl Parque Nacional Dinira fue creado en 1988 con la finalidad de proteger lascuencas altas de los ríos Tocuyo, Chabasquén y Boconó, cuyas aguas sonesenciales para el desarrollo de la región centro occidental del país. El nombre deeste parque “Dinira” deriva del vocablo arawaco "Dinta", que significa lomas enforma de senos, aludiendo al hecho de dar savia y vida. Su ubicación, en lasestribaciones montañosas de los Andes, así como su peculiar geografía con lomasy montañas escarpadas de gran altitud, le confieren un clima único en la región,dominado por bajas temperaturas y formaciones vegetales de páramo. Además desu particular geomorfología, Dinira es también un importante refugio de fósilesrestos arqueológicos.1.2. BiodiversidadA pesar de que no se conocen suficientemente la fauna y flora del parque, sesupone la existencia de especies en peligro como el oso frontino (Tremarctosornatus) y el paují copete de piedra (Pauxi pauxi). Dinira posee los únicospáramos del Estado Lara, los cuales, por estar aislados geográficamente del restode los páramos de Trujillo y Mérida, tienen un grado de endemismopotencialmente elevado. Algunas especies vegetales endémicas han sidodescritas en el páramo, entre ellas la planta carnívora Drosera cendeensis (Crespo1999).1.3. AmenazasDinira es un parque en muy buenas condiciones, quizás junto a Guaramacal, unode los mejor preservados del país. La ausencia de presiones importantes en susalrededores, así como de vías de penetración, han contribuido a su buenmantenimiento. Sin embargo, algunos problemas relacionados principalmente conla falta de personal y control podrían disminuir su eficacia como herramientaprotectora de biodiversidad y de cuencas hidrográficas. Dinira es por lo tantoconsiderado un parque Vulnerable.www.bioparques.org 3
    • BioParques Parque Nacional Dinira2. Descripción2.1. Geografía Vegetación de sub-páramo y bosques montanos en la ladera sureste del parque (2.850 msnm) (Foto © César Aponte)El Parque Nacional Dinira se encuentra ubicado en la ecoregión de Los Andes, enlas Sierras de Barbacoas y Portuguesa. Estas sierras forman parte del estriboandino, en el sector más oriental de los Andes Venezolanos. Se caracterizan porsu relieve montañoso de topografía escarpada y accidentada, con valles colgantesen forma de “U”, de origen glacial, con presencia ocasional de pequeñas terrazas.También se encuentran algunas cuevas de origen kárstico, como La Peonía(Barbacoas) y El Zumbador (Humocaro) (Crespo 1999).Políticamente el parque comprende parte de los Municipios Morán y Torres delEstado Lara; Boconó y Carache del Estado Trujillo y Monseñor José Vicente Undadel Estado Portuguesa.La superficie total de Dinira es de 43.328 ha, las cuales se distribuyen en 21.152ha en el Estado Lara, 21.824 ha en el Estado Trujillo y 2.352 ha en el EstadoPortuguesa. Su altitud varía desde los 1.400 hasta los 3.585 m.s.n.m, con cambiosasociados a la temperatura promedio entre 6 y 22º C. La precipitación varía entrelos 642 y los 2.100 mm anuales, con abril, mayo y junio como los meses máslluviosos. El gradiente altitudinal condiciona el clima y consecuentemente a lavegetación, permitiendo la presencia de bosques húmedos montanos bajos,bosques muy húmedos montanos bajos, páramos subalpinos, sabanas y cultivos.La zona del páramo ocupa un 5% del parque y el más extenso es el Páramo deCendé, a 3.585 m. de altitud, con varias especies de frailejones (Espeletia spp).www.bioparques.org 4
    • BioParques Parque Nacional Dinira La Cascada del Vino (izquierda) es el principal atractivo turístico del parque. El Pico Cendé (derecha), con 3.585 metros, es el punto más alto. (Fotos © César Aponte)Dentro del parque, en los sectores más bajos de la montaña, hay plantacionesforestales iniciadas décadas atrás como medidas de conservación y recuperaciónde áreas. Allí se encuentran diversas especies de Eucaliptos, Acacias y Pinos dellas especies Pinus radiata y P. caribea. Las sabanas de origen antrópico tambiénocupan los sectores más bajos, sometidos hoy a la recuperación natural (Crespo1999).El parque es vital para el nacimiento de lasaguas de diversos ríos y por lo tantoconsiderado como una reserva hídrica deimportancia, tanto para las poblacionesaledañas al parque como para las ciudades deEl Tocuyo y Quíbor, ubicadas en las planiciessemidesérticas del Estado Lara. Además delas nacientes del Río Tocuyo, aquí están lascabeceras del Río Guanare, que alimenta elembalse de Tucupido. En la vertiente nortenacen los ríos Curarigua y Morere. Aloccidente los ríos Jirajara, Carache y Monay,afluentes del Motatán, el cual desemboca en elLago de Maracaibo. Al sur está el nacimientodel Río Boconó. Las aguas que surgen deDinira abastecen al Embalse Félix de los Ríosen el Estado Lara, a la Presa Cuatricentenariade la ciudad de Carora, a la Presa EnriqueJorge Aguerrevere “Agua Viva” en el Estado Dinira es una importante fuente deTrujillo y al Embalse Peña Larga “Boconó – agua para la región centro- occidental de VenezuelaTucupido en los estados Portuguesa y Barinas. (Foto © César Aponte)www.bioparques.org 5
    • BioParques Parque Nacional Dinira Mapa del Parque Nacional Dinira (Fuente:Zambrano-Martínez 2004)2.2. BiodiversidadLa diversidad biológica general del parque es poco conocida. Sin embargo, existenvarias colectas de vegetación en los sitios más altos del parque, que han servidopara describir su vegetación de manera parcial.Para el subpáramo de Cendé (2.450 m.s.n.m.) se ha reportado la presencia de 35especies vegetales pertenecientes a 22 familias, con una dominancia (en términosde cobertura) de las familias Graminea y Pteridaceae (helechos). A partir de los3.200 m.s.n.m. la riqueza de especies disminuye, encontrándose en el Páramo delCendé un total de 20 especies en 8 familias y una dominancia de la familiaGraminae, seguidas por las Compositae e Iridaceae (Santos-Niño et al. 1997).www.bioparques.org 6
    • BioParques Parque Nacional Dinira Los bosques más secos y achaparrados del sector Barbacoas, contrastan con los bosques húmedos y altos del sector Buenos Aires (Foto © César Aponte) Las laderas de la montaña están dominadas por bosques montanos siempreverdes (Foto © César Aponte) La vegetación del páramo es la mejor estudiada del parque (Fotos © César Aponte)www.bioparques.org 7
    • BioParques Parque Nacional Dinira En el ecotono entre el bosque montano y el subpáramo (2.460 msnm) se observan parches de palmas y frailejones arborescentes (Ruilopezia sp.) (Fotos © César Aponte)Dinira posee los únicos páramos del Estado Lara,los cuales, por estar aislados geográficamente delresto de los páramos de Trujillo y Mérida, tienen ungrado de endemismo potencialmente elevado.Entre las especies vegetales endémicas conocidasse encuentran Eupatorium larense (Asteraceae),Carramboa trujillensis, Libanothamnus griffinii,Ruilopezia lopez-palazii, Ruilopezia jabonensis,Carex larensis y Miconia larensis, así como algunasbromelias y cuatro especies de frailejones(Espeletia sp.) (Crespo 1999). La planta carnívoraDrosera cendeensis es endémica del punto másalto del parque, al cual debe su nombre.Con relación a la fauna, hay un desconocimientocasi general de la misma. Hasta la fecha no existen La flora de Dinira alberga varias especies no descritas ylistados de aves, mamíferos, anfibios, reptiles ni algunas raras, como estapeces. Sin embargo, existe información producto de orquídeacolectas o avistamientos generalmente no (Foto © César Aponte)publicados.Dinira, junto a los páramos de Trujillo, forma parte de un importante centro deendemismo para aves (Cracraft 1985 y 1986). En la Colección Ornitológica Phelpswww.bioparques.org 8
    • BioParques Parque Nacional Diniraexisten ejemplares de las siguientes especies de aves colectadas en las zonasaltas del parque:Tucán azul (Andigena nigrirostris nigrirostris), cachaquito vientre dorado(Anigsognathus lacrymosus melanops), chlorospingus ojiblanco (Chlorospingusophthalmicus), colibrí inca dorado (Coeligena bonapartei eos), colibrí incaacollarado (Coeligena torquata conradii), diglossa de lados blancos (Diglossaalbilatera albilatera), diglossa azulada (Diglossa caerulescens saturata y Diglosssacaerulescens cerulescens), diglossa de antifaz (Diglossa cyanea cyanea), angelde sol cuellinegro (Heliangelus mayors), pitajo ahumado (Ochthoeca fumicolorsuperciliosa), granicera requintilla (Pipreola arcuata arcuata), granicera verdecita(Pipreola riefferii melanolaema), paraulata morera (Turdus fuscater gigas),paraulata ciote (Turdus serranus atrosericeus), trepador pico negro (Xiphocolaptespromeropirhynchus), trepador lomiaceituno (Xiphorhynchus triangularistriangularis) y correpoelsuelo (Zonotrichia capensis costaricensis) (Miguel Lentino,comunicación personal).La presencia del oso frontino (Tremarctos ornatus) le imprime una granimportancia a Dinira como refugio de una especie en peligro (República deVenezuela 1996a, Rodríguez y Rojas-Suárez 1999). Su condición crítica llevó algobierno Venezolano a decretar la veda indefinida de esta especie (República deVenezuela 1996b), lo cual prohíbe su cacería en todo el territorio nacional.Otras especies de fauna importantes por su estatus de conservación son el jaguar(Panthera onca) y el venado matacán o candelillo (Mazama rufina bricenii).Durante la evaluación de campo, observamos rastros de onza (Felis yaguaroundi)cuya presencia en el parque fue luego confirmada por habitantes de los pobladoscercanos, quienes además nos mostraron el esqueleto de un ejemplar colectadoaños atrás. Igualmente, conversando con los campesinos de la región nospercatamos de la posible presencia de pumas (Puma concolor) en el parque.2.3. ManejoEl Parque Nacional Dinira fue creado por Decreto Nº 2.564 del 30 de noviembre de1988, publicado en la Gaceta oficial Nº 34.120 del 22 de diciembre de 1988(República de Venezuela 1988). La finalidad del parque es proteger las cuencasaltas de los ríos Tocuyo, Chabasquén, Boconó y Carache, con el objeto deasegurar el suministro continuo, regulado y de buena calidad de las aguas paraconsumo humano y uso agrícola. Además, con el parque se plantea proteger lasdiversas formaciones vegetales que constituyen hábitat para numerosas especiesbiológicas únicas y consideradas en peligro de extinción. El parque tambiénprotege algunas de las cuevas naturales más desarrolladas del país, restosarqueológicos y paleontológicos de gran importancia, así como los únicospáramos del Estado Lara.www.bioparques.org 9
    • BioParques Parque Nacional DiniraLa administración y el manejo de este parque le corresponden al Instituto Nacionalde Parques (INPARQUES).A pesar de haber sido decretado hace más de 15 años, el parque aún no cuentacon un Plan de Ordenamiento y Reglamento de Uso. En agosto de 1997 se realizóuna consulta pública entre los habitantes de los asentamientos dentro y alrededordel parque, sin embargo el diseño final del plan no ha llegado a su término. Poresta razón, el parque está bajo la tutela legal del Reglamento Parcial de la LeyOrgánica para la Ordenación del Territorio sobre Administración y Manejo de losParques Nacionales y Monumentos Naturales (República de Venezuela 1989). Elreglamento es de carácter general y no considera los asuntos específicos delParque Nacional Dinira.Los puestos de vigilancia están en buen estado aunque requieren algunas reparaciones menores (Fotos © César Aponte)www.bioparques.org 10
    • BioParques Parque Nacional DiniraActualmente este parque nacional cuenta con dos puestos de vigilancia ubicadosen los sectores Barbacoas y Buenos Aires, en donde se encuentran los principalesaccesos al parque. Están muy bien construidos y sólo requieren reparacionesmenores.Formalmente, Dinira no cuenta con guardaparques. Luego de varios años bajo lavigilancia de un único guardaparques en el sector Buenos Aires, este funcionariose encarga hoy de la Superintendencia y la vigilancia está en manos de personalvoluntario. Pablo Marquez, un excursionista con más de diez años de trabajo enDinira, está a punto de ser contratado formalmente por INPARQUES; sin embargo,para la fecha de nuestra evaluación continuaba prestando sus servicios de maneravoluntaria. En el sector Barbacoas, otro voluntario se encarga de las labores devigilancia desde hace ocho años. Entre sus labores se incluyen la elaboración decarteles y la administración del dinero colectado en la zona recreativa de laCascada del Vino.El parque cuenta con una motocicleta, aunque no posee radios ni otro medio decomunicación. Tampoco existe cartografía oficial.2.4. Influencia humanaA pesar de estar rodeado de poblaciones humanas, su topografía montañosa haceque el acceso sea muy difícil y por lo tanto limitado. Los poblados grandes máscercanos a las vías de acceso del parque son Humocaro Alto con 4.309 habitantes(OCEI 1994) y Humocaro Bajo (2.293 habitantes), ubicados a unos 13 km porcarretera del principal punto de acceso. El caserío Buenos Aires con 128habitantes (UTM 19P 383157, 1061633), se encuentra justo en la frontera delparque, aunque debido a la falta de cartografía oficial fue imposible determinar sise encontraba dentro o fuera del mismo. A partir de este punto, la carretera setermina y los accesos son regulados por el Puesto de Vigilancia.Al oeste de Dinira se encuentran los caseríos de Carache (28 habitantes) yBurbusay (1.255 habitantes); en tanto que al Noreste del parque se encuentra elpueblo Barbacoas, con 1.056 habitantes. Estos poblados se caracterizan pordepender de actividades agrícolas y de ganadería, esta última a muy baja escala.Al sureste del parque, en el Estado Portuguesa, se encuentra el pueblo Paraíso deChabasquén (4.711 habitantes), el cual a pesar de su cercanía, no tienecomunicación directa con el parque. Al sur del parque está la población de CampoElías (1.983 habitantes). La influencia de estos poblados sobre el parque esprácticamente nula.Por otra parte, algunas casas aisladas de antiguas granjas se encuentran aúndentro de Dinira. La mayoría de ellas están abandonadas pero algunas mantienenactividades agrícolas y de ganadería de muy baja intensidad.www.bioparques.org 11
    • BioParques Parque Nacional DiniraEn el Cerro Ño Chon, cerca de San Pedro, estánubicadas un grupo de antenas detelecomunicaciones. La zona es frecuentada porlos empleados de las compañías televisoras ode telefonía propietarios de las antenas y elacceso no es regulado por INPARQUES.Al parque se puede acceder por tres víasterrestres. En el sector oriental del parque,usando la carretera que va de Humocaro Altohacia Buenos Aires, desde donde se puedeentrar solo caminando y llegar hasta el páramode Cendé. También se puede ir de HumocaroAlto hasta Barbacoas, hacia la zona recreativade La Cascada del Vino. La tercera vía va desdeCarache, y permite acceder al sectornoroccidental del parque y al Páramo de Cendé. Antenas ubicadas en el Cerro ÑoAl sector sur se puede penetrar desde la Chon, cerca del pueblo de Sanpoblación de Campo Elías, ubicada en la Pedro (Foto © César Aponte)carretera troncal Biscucuy-Boconó, siguiendo elcamino a Guaitó. Salvo en las inmediaciones de la Cascada del Vino, ningunacarretera para vehículos cruza el parque.2.5. TurismoEl sector más visitado de Dinira es la Cascada del Vino, una espectacular caída deagua de 90 metros que es el centro de atracción de la única zona recreativa delparque. A la cascada asisten entre 50 y 300 personas cada fin de semana,dependiendo de la temporada, lo cual genera ingresos de 40 mil bolívares cadasemana en temporada baja y hasta 150 mil en temporada alta. Se cobra una tarifade Bs. 500 por persona y Bs. 1.000 por cada vehículo (26 y 52 centavos de USDrespectivamente). El cobro no siempre es regular debido a la falta de personalpara atender la zona recreativa. Durante el carnaval de 2003 (1-4 de Marzo), unade las temporadas de mayor afluencia en el año, se recabaron aproximadamenteBs. 2 Millones (1.000 USD) en entradas al parque. Unas 400 personas habíanvisitado la cascada para la fecha de nuestra visita de campo en enero de 2004.La zona recreativa dispone de un área de estacionamiento, algunas caminerías ysitios para picnic. También hay un cafetín perteneciente a un concesionario quepaga Bs. 60.000 mensuales a INPARQUES.Pocas compañías de turismo operan regularmente en la zona. La mayoría de losvisitantes son grupos familiares de las regiones calurosas del Estado Lara que vana pasar el fin de semana o las vacaciones al lugar.www.bioparques.org 12
    • BioParques Parque Nacional DiniraLa zona de Buenos Aires es visitada por pequeños grupos que van a acampar enlas zonas bajas de la montaña. Durante 1998, unas 770 personas entraron alparque por esta zona. En menor cantidad aún, algunos excursionistas optan por lafuerte caminata de 5 horas para acampar en los páramos de las Rosas y Cendé. Aunque Dinira no está zonificado, las adyacencias de la Cascada del Vino son usadas como una Zona Recreativa (Fotos © César Aponte) Señalización en los sitios de acampar del Sector Buenos Aires (Foto © César Aponte)www.bioparques.org 13
    • BioParques Parque Nacional Dinira2.6. Conservación e investigaciónAunque existen algunas investigaciones en el área de las ciencias naturales, esnecesario incrementar el número de éstas, a fin de acumular suficienteconocimiento del medio físico-ecológico, que sea útil en las propuestas dezonificación. Igualmente, es importante fomentar el estudio de otras disciplinasligadas al manejo, planificación, y a las ciencias sociales.Uno de los vacíos de informaciónmás sorprendentes es respecto a lageología del parque y a suimportancia paleontológica. Noexisten trabajos de esta índole apesar de su reconocida reputaciónentre paleontólogos y geólogoscomo “cantera de fósiles” (RobertoLozán y Vladimir Nesterovsky,comentario personal). Excavacionesrealizadas en las inmediaciones delparque han producido hallazgos derelevancia mundial. En 1997, fueronhallado cerca del pueblo de En los alrededores de Dinira es frecuente encontrarBarbacoas los restos fósiles de un restos fósiles marinos asociados a los afloramientos deMegaterio (Eremotherium rusconii), roca caliza, así como restos arqueológicosun ancestro terrestre de 3 (Foto © César Aponte)toneladas de peso de las actualesperezas (Matos 1997). Igualmente se consiguieron restos de lanzas y proyectileshechos por el hombre de unos 10.000 años de antigüedad.Con relación a la vegetación, se realizó la caracterización botánica del páramo ysubpáramo de Cendé (Santos-Niño et al. 1997), además de colectas botánicas,aun no procesadas, realizadas por personal del Herbario Nacional en diversaslocalidades (Rodrigo Duno, Ricarda Rina y Wilmer Díaz, comunicación personal).También se conoce, de manera general y parcial, la distribución de representantesde la familia Asclepiadaceae dentro del parque (Morillo 1991), y la estructura ydisposición espacial de los tipos de vegetación presentes en las formaciones depáramo y subpáramo (Santos-Niño et al. 1997). Sin embargo, no se han realizadoestudios relacionados con otras formaciones vegetales presentes en el parque.El Laboratorio de Biología de Vectores del Instituto de Zoología Tropical de laUniversidad Central de Venezuela realizó un inventario de Anopheles (Diptera:Culicidae) en 2002, con fines de evaluar posibles vectores de Malaria (HermesPiñango, comunicación personal).www.bioparques.org 14
    • BioParques Parque Nacional DiniraEn 1991 se realizó una evaluación geoquímica preliminar de la cuenca alta del RíoTocuyo desde sus cabeceras en Jabón hasta su desembocadura en la RepresaDos Cerritos (estado Lara). Los resultados de este estudio muestran que algunosparámetros de evaluación química están por encima de los valores promediosreportados para ríos sudamericanos y son atribuibles a los efectos de lasdescargas de desechos domésticos y agropecuarios presentes en el tramo mediodel río (Pérez 1991), fuera del parque, en donde la presencia humana es mayor ylas actividades agropecuarias son más intensas.Actualmente, un proyecto de investigación llevado a cabo por la BiólogaShaenandoa García, caracteriza el uso de hábitat por el oso frontino (Tremarctosornatus), especie en peligro cuya presencia en el parque es considerada comoocasional (Goldstein 1993). Estudios previos han revelado la visión y relación conel oso de los campesinos de la región, quienes reportan episodios de cacería deosos y supuestos eventos de “depredación” de ganado por parte del oso frontino(Goldstein 1993).Desde el año 2001, gracias al apoyo de WWF-USA y FUDENA planteó unproyecto de creación de un corredor ecológico entre los parques nacionales de laSierra de Portuguesa (Yacambú, Terepaima, Dinira, Guache y Guaramacal) con elfin de garantizar la interconexión y flujo genético entre estas áreas, actualmenteaisladas entre si. Este proyecto permitirá la interconexión entre estos parquesnacionales y creará el marco para la conservación de su biodiversidad a largoplazo. Los beneficios inmediatos de esta propuesta son la conservación del osofrontino como especie focal, la protección de las cuencas altas de ríos que surtenimportantes centros poblados de la zona y que son fundamentales para eldesarrollo regional, así como la atención y la promoción de alternativas dedesarrollo sustentable para los pobladores del área (Fudena 2003).El grupo “Ecológico y Excursionista Dinira” viene realizando campañas devigilancia y atención preventiva en el parque desde 1999. De manera voluntariaorganizan a los visitantes que colman las instalaciones del parque durantecarnaval y semana santa.www.bioparques.org 15
    • BioParques Parque Nacional Dinira3. AmenazasDinira es un parque con muy pocos problemas relacionados con la influenciahumana. La baja densidad de los poblados aledaños y la ausencia de pobladosdentro de sus fronteras han contribuido notablemente a la preservación de losecosistemas allí representados. Igualmente, la topografía accidentada y laausencia de carreteras mantienen al parque en un estado de aislamiento de lastambién bajas presiones externas. No por esto el Parque Nacional Dinira estáexento de problemas. Las amenazas de mayor relevancia para la integridadfuncional del parque son:  Agricultura  Ganadería  Incendios  Introducción de especies exóticas  Turismo descontrolado  Falta de vigilancia y control efectivo3.1. AgriculturaLa mayor parte de los pueblos que colindan con el parque o que se encuentranparcialmente contenidos dentro de éste, se dedican a la agricultura (tubérculos ycafé) y/o ganadería (vacuna), esta última de muy baja intensidad. En los puebloscomo Buenos Aires, San Pedro y Jabón, se cultivan champiñones, hortalizas(tomate, pimentón), cambures y café, siendo este último el cultivo más importantey extenso.La expansión agrícola desde fuera del parque genera cierta presión en las zonasde contacto con los pueblos, específicamente por deforestación e incendios. Enlas cercanías de Humocaro Alto, se deforesta con el objeto de cultivar café.Igualmente, los incendios forestales iniciados en los pueblos adyacentes terminanextendiéndose al parque.3.2. GanaderíaLas actividades de ganadería vacuna para producir leche están localizadas en laszonas altas con vegetación de páramo, específicamente en las inmediaciones delPáramo de las Rosas (19P 377737, 1058410) y el páramo de Cendé. Tambiénexiste ganadería en el sector conocido como la Aguada de Arenales, en lascercanías de Barbacoas. La extensión de la ganadería en términos del área sedesconoce, y aunque el ganado está cercado, la mayoría de las veces éste sedeja pastar libremente en el páramo, bajando hasta el bosque en algunasoportunidades. Durante nuestro ascenso al Páramo de las Rosas noswww.bioparques.org 16
    • BioParques Parque Nacional Diniraencontramos con dos campesinos que buscaban dos vacas extraviadas dentro delparque, las cuales provenían de la vertiente nor-oeste de la montaña, habíanalcanzado la Fila de las Rosas a 3.044 m.s.n.m. y llegado a la otra vertiente.Existen algunas viviendas dispersas dentro del parque en donde se crían vacas para producir leche de modo artesanal (Fotos © César Aponte)En un valle al sureste de la Fila de las Rosas hay una antigua casa donde se críaganado vacuno para producir leche (19P 377737, 1058410). La casa pertenece auna antigua familia de la región que era dueña de esos terrenos antes de que sedecretaran parque nacional. Durante años fue usada como refugio por losexcursionistas, sin embargo en la actualidad está prácticamente en ruinas. Uncampesino encargado de cuidar la casa nos comentó que un puma se habíacomido cuatro vacas el año pasado. En total, contamos 93 vacas dentro de lapropiedad.3.3. IncendiosEl fuego pareciera no ser un problema grave en Dinira, a juzgar por los datos deincendios y comparar con los de otros parques nacionales. Sin embargo, lasperturbaciones causadas por el fuego ocasionan gran impacto en la zona de lospáramos y subpáramos (Rina Ricardi y Rodrigo Duno, comunicación personal),potenciados por la baja cobertura vegetal de estas comunidades vegetales y por lapresencia de especies endémicas en las mismas.En la temporada de incendios 2002-2003 se registraron tres incendios en lossectores Carache, La Palomera y Buenos Aires, los cuales consumieron 277 ha devegetación dentro del parque y otras 374 en sus alrededores. Los incendios seoriginaron en los centros poblados y el más destructivo -sector Carache- consumió246 ha de vegetación de páramo dentro del parque y otras 300 fuera de loslinderos. El incendio de La Palomera afectó 25 ha de bosques completamentedentro del parque y en Buenos Aires, 80 ha de sabanas y pastizales fueronafectadas, de las cuales solo seis estaban dentro del parque.www.bioparques.org 17
    • BioParques Parque Nacional Dinira3.4. Introducción de especies exóticasDentro del parque, específicamente en los alrededores del puesto deguardaparques de Buenos Aires, se han introducido varias especies de árbolesexóticos, como Pinos (Pinus sp.), Eucaliptos (Eucaliptus sp.), Cipreses (Cupressussp.) y Fresnos (Fraxinus sp.). Estos árboles fueron sembrados por el antiguoMinisterio de Agricultura y Cría, durante la década 1960-1970, como parte de unprograma de reforestación que se proponía resguardar las cuencas altas del ríoTocuyo. La reforestación con plantas exóticas se realizaba como parte delaprendizaje práctico de los estudiantes de Ingeniería Forestal de variasuniversidades de la región. Actualmente, en los alrededores de Buenos Aires lazona intervenida con bosques de eucaliptos y pinos, se extiende desde los 1.700hasta los 2.000 m.s.n.m.3.5. Turismo descontrolado La cascada del vino es el lugar más visitado del parque y uno de los atractivos principales del Estado Lara (Fotos © César Aponte)La Cascada del Vino, ubicada en una zona recreativa aún no reglamentada, se vesometida a una alta presión de uso por parte de los habitantes de los pobladoscercanos a la misma, principalmente durante las temporadas de vacaciones deCarnavales y Semana Santa. Se desconoce la cantidad exacta de visitantesdebido a la ausencia de registros detallados y a la falta de personal para llevarlos;sin embargo, se estima que unas 2.500 personas visitaron el área en los cuatrodías de carnaval del año 2003 (1 al 4 de Marzo). El gran volumen de visitantes,aunado a la falta de personal genera problemas adicionales. Durante el mes dediciembre de 2003, a pesar de ser una de las temporadas de mayor afluencia devisitantes, no se recaudaron fondos debido a la falta de personal para cobra laentrada. La irregularidad en la asistencia del personal voluntario es un problemawww.bioparques.org 18
    • BioParques Parque Nacional Diniragrave, ya que no solo influye en la recaudación de fondos, sino además en elcontrol de actividades irregulares.El gran volumen de visitantes ha traído problemas de manejo, principalmenteacumulación de desechos sólidos en las adyacencias de la cascada. En el pasadoreciente éste llegó a ser un problema muy grave debido a la falta de un servicio derecolección de basura que retirara los desechos que se acumulaban en las cestasprovistas para tal fin. Sin embargo, el problema fue recientemente resuelto por elpersonal voluntario y el superintendente.Debido a su baja frecuencia de ocurrencia y a su impacto localizado, el turismodescontrolado se puede considerar una amenaza relativamente menor.3.5. Falta de vigilancia y control efectivoSolamente dos personas están encargadas de las actividades de vigilancia ycontrol, una de ellas trabaja voluntariamente desde hace ocho años y tienen bajosu responsabilidad el cobro y administración del dinero que ingresa en la zonarecreativa, así como la vigilancia del sector Barbacoas. El otro guardaparquestiene aproximadamente 10 años trabajando de manera voluntaria y apenas enNoviembre de 2003 fueron iniciados los trámites para su contratación porINPARQUES.Estos dos voluntarios se encargan de vigilar un área de 45.328 ha de terrenosabruptos y de difícil acceso, sin contar con el equipo adecuado para el transporte ylas comunicaciones, ya que el parque no dispone de radios ni tampoco devehículos suficientes y apropiados. Para el momento de nuestra evaluación, unamoto que estaba siendo reparada en el taller era el único vehículo disponible.La permanencia de personal en los puestos de vigilancia es ocasional y no se hahecho regular ni periódica, debido principalmente a la falta de guardaparques parael relevo de guardias. Durante nuestra visita fuimos alertados de varias violacionesmenores que se estaban produciendo, pero la falta de personal y de medios detransporte hacían imposible atenderlas. En el sector Buenos Aires, hay un refugioque se encuentra totalmente destruido por actos vandálicos cometidos en elpasado. Igualmente, una estación meteorológica fue desmantelada hace variosaños atrás sin que se haya vuelto a instalar. De igual manera, muchas de lasactividades que amenazan al parque no puedan ser detectadas y controladas atiempo.La falta de personal, y la consecuente falta de vigilancia permanente, representanquizás el problema más grave de Dinira. Sus instalaciones son de muy buenacalidad, sin embargo, ya muestran algunos síntomas de deterioro debido a que nohay guardaparques con presencia constante que le den mantenimiento.www.bioparques.org 19
    • BioParques Parque Nacional DiniraUna casa que solía funcionar como refugio de excursionistas se encuentra prácticamente destruida debido a la falta de vigilancia para controlar estos actos vandálicos (Fotos © César Aponte)www.bioparques.org 20
    • BioParques Parque Nacional Dinira4. Soluciones propuestas4.1. Agricultura y GanaderíaDebido a su extensión e intensidad, el impacto ocasionado por la agricultura y laganadería no resulta significativamente importante en relación a otras amenazas.Sin embargo, algunos casos aislados y de muy bajo impacto podrían convertirseen un problema mayor, de no ser atendidos a tiempo. Gran parte del problema seresolvería dialogando con los propietarios u ocupantes de las antiguas casas queaún permanecen dentro de los límites del parque. La situación económica deINPARQUES imposibilita la compra de las propiedades. Igualmente, la experienciade otros casos similares ha demostrado que la reubicación de los ocupantes nosiempre es un proceso sencillo ni garantiza una solución armoniosa para el parquey sus ocupantes. Quizás lo mejor en este caso es establecer reglas defuncionamiento de la actividad agrícola y ganadera con los propios usuarios delespacio ocupado por el parque, con miras a incluirlas como parte del reglamentode uso que debe decretarse tan pronto como sea posible. Un estudio detallado delas actividades realizadas por quienes viven dentro del parque, de la economía ycostumbres de los pueblos circundantes, sería de gran utilidad a la hora de buscaralternativas económicas para los ocupantes del parque, en caso de que sedecidiera poner fin a la actividad agropecuaria. La baja intensidad de estasactividades dentro del parque no implica que se deban descuidar.4.2. IncendiosLos incendios en Dinira se originan en los poblados cercanos, desde donde seextienden hacia las zonas más altas de la montaña. Los incendios pudieran estarrelacionados con quemas controladas con fines agrícolas, o sencillamenteaccidentes. En todo caso, una campaña educativa y participativa puede servir paradisminuir el riesgo de incendio en los alrededores del parque.Actualmente, el Instituto Nacional de Parques, a través del comando unificadocontra incendios forestales, dispone de fondos para apoyar a personal voluntariopor su colaboración con el programa contra incendios. En los pueblos donde losproblemas son mayores, es posible iniciar una campaña educativa acompañadade capacitación de personal para el combate de incendios, de esta manera seestaría dando un estímulo económico en forma de beca-trabajo a los habitantes deestos pueblos que participen de la brigada contra incendios. Este esquema detrabajo ha funcionado exitosamente en el Parque Nacional Canaima, en dondeEDELCA maneja una de las brigadas contra incendios más exitosa del país.www.bioparques.org 21
    • BioParques Parque Nacional Dinira En el sector Buenos Aires, un grupo de voluntarios, construyó una torre para la observación de incendios usando la madera de los pinos (Foto © César Aponte)4.3. Introducción de especies exóticasEl impacto ecológico creado por los bosques de pinos y eucaliptos que fueronsembrados hace más de 30 años en las faldas de la montaña, no es fácilmentereversible. Sin embargo, es posible promover un cambio a largo plazo medianteuna estrategia de reemplazo de vegetación. En la zona de Buenos Aires existeuna buena demanda de productos maderables para leña y construcción.INPARQUES podría otorgar licencias a los habitantes de los pueblos aledañospara extraer madera de las especies exóticas, a la par que fomenta un plan dereforestación con especies autóctonas. Si el plan va acompañado de una buenainvestigación previa, una estrategia educativa y se logra involucrar directamente alas comunidades, es posible que resulte en un cambio positivo para el bosque enel largo plazo.4.4. Turismo descontroladoDebido a su baja frecuencia de ocurrencia, a su impacto localizado y al hecho deque su periodicidad permite planificar para prevenir, el turismo descontrolado sepuede considerar una amenaza menor. El descontrol de la actividad turística, y elimpacto localizado que este tiene sobre la zona de La Cascada del Vino, se debewww.bioparques.org 22
    • BioParques Parque Nacional Diniraprincipalmente a la falta de reglamentación e información, y a la falta de personalpara atender las demandas de los visitantes.La acumulación de desechos sólidos fue en el pasado reciente un problema muygrave debido a la falta de un servicio de recolección de basura que retirara losdesechos acumulados en las cestas provistas para tal fin. Sin embargo, elproblema fue recientemente resuelto al eliminar por completo las cestas de basuray advertir a los visitantes de la ausencia de un servicio de recolección. Durante elperíodo de vacaciones de Diciembre 2003, se les indicó a los visitantes quedebían llevar bolsas para recoger sus propios desperdicios y llevarlos fuera delparque. De esta manera y a muy bajo costo se solucionó el problema de la basura.Sin embargo, para un manejo adecuado de la actividad turística es determinanteevaluar la densidad de visitantes y la cantidad de desechos sólidos dejados porellos, con el fin de diseñar la normativa que va a regir cuando se diseñe elReglamento de Uso y el Plan de Ordenamiento del parque.4.5. Falta de vigilancia y control efectivoLa falta de vigilancia en Dinira es el problema más grave de todos, y se debe engran medida a la carencia casi absoluta de personal y a la falta de reglamentación.Es prioritario contratar por lo menos cuatro guardaparques para poder asegurar lavigilancia dentro del área protegida. Debido a la gran experiencia acumulada y alconocimiento del funcionamiento del parque, dos de estos guardaparquesdeberían ser los actuales voluntarios. Sin embargo es necesario estimular a otrosvoluntarios para que se sumen al cuerpo de guardaparques.Desde 1999 el “Grupo Ecológico y Excursionista Dinira” viene realizando, demanera voluntaria, campañas de vigilancia y atención preventiva en el parque.Debido a la falta de fondos para la contratación de personal de manera inmediata,sería muy conveniente comenzar a educar a los principales usuarios del parque enla defensa y vigilancia activa, a modo de crear una red de aliados voluntarios queestén siempre vigilantes de los problemas del parque. Una manera económica yrápida es organizar jornadas de limpieza, con charlas educativas en lastemporadas de mayor afluencia de visitantes. Estas actividades se pueden realizara través de la dirección de educación ambiental de la Dirección de ParquesNacionales del Estado Lara, con el apoyo de organizaciones no gubernamentaleso grupos conservacionistas locales.Igualmente, durante nuestra evaluación nos percatamos de la presencia de ungrupo de jóvenes emprendedores ambientales, habitantes del pueblo BuenosAires, que vienen realizando diversas actividades en pro del mejor manejo de losrecursos que el parque provee. Entre sus planes se encuentra el rescate de unaescuela granja abandonada para educar a los niños y jóvenes en el uso deprácticas agrícolas ecológicas. Algunos de estos jóvenes bien podrían serentrenados como guardaparques y estimulados con el programa de becas trabajowww.bioparques.org 23
    • BioParques Parque Nacional Dinirapara el combate de incendios, en espera de una mejor oportunidad para sucontratación. Los voluntarios que viven en el sector Buenos Aires han realizado varios carteles para el parque, una torre de observación y colaboran activamente con el manejo y educación de los visitantes durante la temporada alta (Fotos © César Aponte)www.bioparques.org 24
    • BioParques Parque Nacional Dinira5. ConclusionesDinira es un parque que se encuentra en muy buen estado de conservación.Aunque presenta amenazas a su funcionamiento como área protegida, poseetambién importantes fortalezas y ventajas que han disminuido el impacto queestas amenazas tienen sobre la integridad biológica de los ecosistemascontenidos en el parque. Una de estas ventajas se encuentra en el diseño de loslinderos, en la exclusión de centros poblados grandes y en la ausencia de vías depenetración importantes. Igualmente, la dotación de excelentes puestos deguardaparques le confiere una fortaleza importante a las posibilidades de manejo.Su principal debilidad es la falta de personal y de presencia institucional constante,lo cual incide de manera sinérgica con otras amenazas menores, agravándolas.Afortunadamente, la falta de personal es un problema de solución sencilla; sinembargo, las complicaciones administrativas, la actual crisis presupuestaria deINPARQUES y la falta de reglamentación del parque, hacen de Dinira un parqueVulnerable al resto de sus amenazas. Cascada del Vino (Foto © César Aponte)www.bioparques.org 25
    • BioParques Parque Nacional DiniraReferencias  Cracraft, J. 1985a. Biological diversification and its causes. Annals of the Missouri Botanical Garden 72 (4): 794-822.  Cracraft, J. 1985b. Historical biogeography and patterns of differentiation within the South American avifauna: Areas of endemism. Ornithological Monographs 36: 49- 84.  Crespo, L. (Ed). 1999. Venezuela Tierra Mágica. Dinira, Parque Nacional, Estado Trujillo Corpoven. 20 pp.  Fudena. 2003. Establecimiento de un corredor ecológico para La Sierra de Portuguesa. Fundación para la Defensa de la Naturaleza. Disponible en Internet: http://www.fudena.org.ve/proyectos2.htm  Goldstein, I. 1993. Distribución, presencia y conservación del Oso Frontino en Venezuela. Biollania 9:171-181.  Matos, I. 1997. Hallan Retos de un Megaterio. Diario el Universal, 16 de Abril de 1997. Disponible en Internet: http://www.eluniversal.com/1997/04/16/ten_art_16316A.shtml  Morillo, G. 1991. Diversidad y distribución de las Asclepiadaceae de la Cordillera de la Costa y de los Andes. Biollania (sin número), X Congreso Venezolano de Botánica, p 86.  OCEI (Oficina Central de Estadísticas e informática, actualmente Instituto Ncional de Estadística). 1994 Nomenclador de Centros Poblados.  Pérez, S. 1991. Evaluación Geoquímica preliminar de la cuenca alta del río Tocuyo (Jabón – Dos Cerritos). Libro de Resúmenes de la XLI Convención Anual de AsoVAC, Maracaibo, Venezuela.  República de Venezuela. 1988. Decreto Nº 2.564. Declaratoria del Parque Nacional Dinira. Gaceta oficial Nº 34.120; 22 de diciembre de 1988.  República de Venezuela. 1989. Decreto Nº 276. Reglamento Parcial de la Ley Orgánica para la Ordenación del Territorio sobre Administración y Manejo de los Parques Nacionales y Monumentos Naturales. Gaceta Oficial Nº 4.106; 7 de junio de 1989.  República de Venezuela. 1996a. Decreto Nº 1.485. Veda indefinida. Gaceta oficial Nº 36.059; 7 de octubre de 1996.  República de Venezuela. 1996b. Decreto Nº 1.486. Especies en Peligro de Extinción. Gaceta oficial Nº 36.062; 10 de octubre de 1996.  Rodríguez, J. P. y Rojas-Suárez, F. 1999. Libro Rojo de la Fauna Venezolana. PROVITA y Fundación Polar, Caracas, 472 pp.  Santos-Niño, M., Licata, A. y Rivero-Caro, J. 1997. Caracterización botánica del Páramo y Subpáramo del Cendé, Parque Nacional Dinira, estado Trujillo, Venezuela. Biollania 13:97-110.  Zambrano-Martínez, S., E.E. Gutiérrez, R. Lazo y C. Kalinhoff. 2004. Parque Nacional Dinira. En: Rodríguez, J.P., R. Lazo, L.A. Solórzano y F. Rojas-Suárez (eds.) Cartografía Digital Básica de las Áreas Naturales Protegidas de Venezuela: Parques Nacionales, Monumentos Naturales, Refugios de Fauna, Reservas de Fauna y Reservas de Biósfera. Versiónwww.bioparques.org 26
    • BioParques Parque Nacional Dinira 1.0, CD ROM y en-línea. Centro Internacional de Ecología Tropical (CIET), Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), Conservación Internacional Venezuela, UNESCO y Oficina Nacional de Diversidad Biológica del Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales (MARN). Caracas, Venezuela. Disponible en Internet: http://ecosig.ivic.vewww.bioparques.org 27