• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Romance
 

Romance

on

  • 3,815 views

 

Statistics

Views

Total Views
3,815
Views on SlideShare
3,687
Embed Views
128

Actions

Likes
1
Downloads
17
Comments
0

8 Embeds 128

http://lenguayliteraturasantagema.blogspot.com.es 111
http://lenguayliteraturasantagema.blogspot.com 6
http://www.lenguayliteraturasantagema.blogspot.com.es 6
http://www.slideshare.net 1
https://duckduckgo.com 1
http://www.google.com 1
http://lenguayliteraturasantagema.blogspot.it 1
http://lenguayliteraturasantagema.blogspot.mx 1
More...

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Romance Romance Presentation Transcript

    • ROMANCE Mireya Sante López
    • Definición: Es un poema característico de la tradición literaria española ibérica e Hispanoamérica. Un romance consta de una serie indefinida de versos de ocho sílabas (octosílabos) en la que los pares riman en asonante, quedando sueltos los impares.
    • Orígenes
      • Teoría tradicionalista . Considera que los romances proceden de los cantares de gesta. Los juglares repetirían las partes favoritas del público aislándolas del Cantar. El verso del romance procede de la división por dos del verso épico.
      • Teoría individualista . Defiende que los romances son obra de autores anónimos, como cualquier otra obra poética de carácter popular. A favor de esta tesis está el hecho de que los romances más antiguos no son de temática épica (por tanto, no pueden proceder de Cantares de Gesta).
    • Temática
      • Existen varios tipos de romances según su tema:
      • Romances históricos: Tratan temas históricos o legendarios pertenecientes a la historia nacional. De este tipo serían los del rey don Pedro el Cruel, por ejemplo.
      • Romances carolingios: Están basados en los cantares de gesta franceses y nos hablan de la batalla de Roncesvalles, de Carlomagno, etc.
      • Romances épicos : cuentan las hazañas de héroes de los cantares de gesta, como el Cid, Bernardo del Carpio, etc .
      • Romances líricos y novelescos : Tienen gran variedad de temas, aunque frecuentemente están inspirados en el folklore español. En ellos el poeta anónimo puede expresar sus sentimientos amorosos o introducir temas folclóricos, personajes mitológicos y sucesos fantásticos.
      • Romances fronterizos: Narran los acontecimientos ocurridos en el frente o frontera con los moros durante la Reconquista.
    • Romance Histórico
      • Rey Don Sancho, Rey Don Sancho,
      • ya que te apuntan las barbas,
      • quien te las vido nacer
      • no te las verá logradas.
      • Aquestos tiempos andados
      • unas cortes ordenara,
      • y por todas las sus tierras
      • enviaba las sus cartas:
      • las unas iban de ruego,
      • las otras iban con saña;
      • a unos les ruega que vengan,
      • a otros amenazaba.
      • Ya que todos son llegados,
      • d'esta suerte les hablara:
      • Ya sabéis, los mis vasallos,
      • cuando mi padre finara,
      • cómo repartió sus tierras
      • a quien bien se le antojara:
      • las unas dio a Dª Elvira,
      • las otras a Dª Urraca,
      • las otras a mis hermanos;
      • todas éstas eran mías,
      • porque yo las heredaba.
      • Ya que yo se las quitase
      • ningún agravio aquí usara,
      • porque quitar lo que es mío
      • a nadie en esto dañara. -
      • Todos miraban al Cid
      • por ver si se levantaba,
      • para que responda al Rey
      • lo que en esto le agradaba.
      • El Cid, que ve que le miran,
      • desta suerte al Rey hablara:
      • Ya sabéis, Rey, mi señor,
      • cómo, cuando el Rey finara,
      • hizo facer juramento
      • a cuantos allí se hallaban,
      • que ninguno de nosotros
      • fuese contra lo que él manda,
      • y que ninguna quitase
      • a quien él sus tierras daba.
      • Todos digimos amén,
      • ninguno lo rehusara.
      • Por ir contra el juramento
      • no hallaréis ley que lo manda.
      • Mas si vos queréis, Señor,
      • hacer lo que os agradaba,
      • no nos podemos dejar
      • de obedecer vuestra manda.
      • Mas nunca se logran hijos
      • que al padre quiebran palabra,
      • ni tampoco tuvo dicha
      • en casa que se ocupaba;
      • nunca Dios le hizo merced,
      • ni es razón que se la haga. -
    • Romance Carolingio
      • Y en París tengo a doña Alda
      • mi esposita naturale.
      • Las cien damas son con ella,
      • todas de alto y buen linaje,
      • las cien bordaban en seda,
      • las cien bordaban sedale,
      • las cien tocaban vigüela
      • para doña Alda folgare.
      • -Y un sueño soñé, mis dueñas,
      • ¡ay, que sueño tan espantable!
      • toda la que me lo aclare
      • buen marido la he de dare,
      • y las que no lo sabían,
      • que se aparten a un lugare.
      • -Todas dicen a una boca:
      • -Bien se haga y se os hagare!
      • -Por aquí’ cijal de arriba
      • negra garza vide entrare:
      • en su pico trae plumas,
      • en su cuerpo trae sangre.
      • - La garza, la mi señora,
      • es vuestra suegra reale, las plumas
      • la gente que con ella trae:
      • vendrá Rondal de la guerra
      • y contigo se ha de casare.
      • Ellas en estas palabras
      • un paje a la puerta bate.
      • -¿Qué noticias traes, paje,
      • oh, qué noticias me traes?
      • -La noticia que te traigo
      • no te la quisiera dare:
      • que a las primeras batallas
      • mataran a don Rondale.
      • Como eso oyó doña Alda
      • muerta quedó en su lugare.
    • Romance Épico
      • En los reinos de León
      • el casto Alfonso reinaba;
      • hermosa hermana tenía
      • doña Jimena se llama.
      • Enamórase de ella
      • ese conde de Saldaña,
      • mas no vivía engañado
      • porque la infanta lo amaba.
      • Muchas veces fueron juntos
      • que nadie lo sospechaba;
      • de las veces que se vieron
      • la infanta quedó preñada.
      • La infanta parió a Bernaldo
      • y luego monja se entraba;
      • mandó el rey prender al conde
      • y ponerlo muy gran guarda.
    • Romance Fronterizo
      • -¡Abenámar. Abenámar,
      • moro de la morería,
      • el día que tú naciste
      • grandes señales había!
      • Estaba la mar en calma,
      • la luna estaba crecida;
      • moro que en tal signo nace
      • no debe decir mentira.
      • -No te la diré, señor,
      • aunque me cueste la vida.
      • -Yo te agradezco, Abenámar,
      • aquesta tu cortesía.
      • ¿Qué castillos son aquéllos?
      • ¡Altos son y relucían!
      • -El Alhambra era, señor,
      • y la otra, la mezquita;
      • los otros, los Alixares,
      • labrados a maravilla.
      • El moro que los labraba
      • cien doblas ganaba al día,
      • y el día que no los labra
      • otras tantas se perdía;
      • desque los tuvo labrados,
      • el rey le quitó la vida
      • porque no labre otros
      • tales el rey del Andalucía.
      • El otro es Torres Bermejas,
      • castillo de gran valía;
      • el otro Generalife,
      • huerta que par no tenía.
      • Allí hablara el rey Don Juan,
      • bien oiréis lo que decía:
      • -Si tú quisieras, Granada,
      • contigo me casaría;
      • daréte en arras y dote
      • a Córdoba y a Sevilla.
      • -Casada soy, rey Don Juan,
      • casada soy, que no viuda;
      • el moro que a mi me tiene,
      • muy grande bien me quería.
      • Hablara allí el rey don Juan,
      • estas palabras decía:
      • -Échenme acá mis lombardas,
      • doña Sancha y doña Elvira;
      • tiraremos a lo alto,
      • lo bajo ello se daría.
      • El combate era tan fuerte,
      • que grande temor ponía.
    • Romance Lírico y Novelesco
      • Que por mayo era, por mayo,
      • cuando hace la calor,
      • cuando los trigos encañan
      • y están los campos en flor,
      • cuando canta la calandria
      • y responde el ruiseñor,
      • cuando los enamorados
      • van a servir al amor;
      • sino yo, triste, cuitado,
      • que vivo en esta prisión;
      • que ni sé cuándo es de día
      • ni cuándo las noches son,
      • sino por una avecilla
      • que me cantaba el albor.
      • Matómela un ballestero;
      • déle Dios mal galardón.