Your SlideShare is downloading. ×
100 años de Campos de Castilla
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

100 años de Campos de Castilla

1,919
views

Published on

Selección de poemas de Campos de Castilla, de Antonio Machado

Selección de poemas de Campos de Castilla, de Antonio Machado

Published in: Education

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,919
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Campos de Castilla 100 añosCelebramos el centenario de uno de los títulos esenciales de la poesía española: Campos de Castilla (1912), de Antonio Machado.
  • 2. RETRATOMi infancia son recuerdos de un patio de Sevillay un huerto claro donde madura el limonero;mi juventud, veinte años en tierra de Castilla;mi historia, algunos casos que recordar no quiero.Ni un seductor Mañara ni un Bradomín he sido ¿Soy clásico o romántico? No sé. Dejar quisiera—ya conocéis mi torpe aliño indumentario—; mi verso como deja el capitán su espada:mas recibí la flecha que me asignó Cupido famosa por la mano viril que la blandiera,y amé cuanto ellas pueden tener de hospitalario. no por el docto oficio del forjador preciada.Hay en mis venas gotas de sangre jacobina, Converso con el hombre que siempre va conmigopero mi verso brota de manantial sereno; —quien habla solo espera hablar a Dios un día—;y, más que un hombre al uso que sabe su doctrina, mi soliloquio es plática con este buen amigosoy, en el buen sentido de la palabra, bueno. que me enseñó el secreto de la filantropía.Adoro la hermosura, y en la moderna estética Y al cabo, nada os debo; debeisme cuanto he escrito.corté las viejas rosas del huerto de Ronsard; A mi trabajo acudo, con mi dinero pagomas no amo los afeites de la actual cosmética el traje que me cubre y la mansión que habito,ni soy un ave de esas del nuevo gay-trinar. el pan que me alimenta y el lecho en donde yago.Desdeño las romanzas de los tenores huecos Y cuando llegue el día del último viajey el coro de los grillos que cantan a la luna. y esté a partir la nave que nunca ha de tornar,A distinguir me paro las voces de los ecos, me encontraréis a bordo ligero de equipaje,y escucho solamente, entre las voces, una. casi desnudo, como los hijos de la mar.
  • 3. ¿Eres tú, Guadarrama…?¿Eres tú, Guadarrama, viejo amigo,la sierra gris y blanca,la sierra de mis tardes madrileñasque yo veía en el azul pintada?Por tus barrancos hondosy por tus cumbres agrias,mil Guadarramas y mil soles vienen,cabalgando conmigo, a tus entrañas. Camino de Balsaín, 1911
  • 4. Soria fría, Soria pura…¡Soria fría, Soria pura, ¡Soria fría! La campanacabeza de Extremadura, de la Audiencia da la una.con su castillo guerrero Soria, ciudad castellanaarruinado, sobre el Duero; ¡tan bella! bajo la luna.con sus murallas roídasy sus casas denegridas!¡Muerta ciudad deseñoressoldados o cazadores;de portales con escudosde cien linajes hidalgos,y de famélicos galgos,de galgos flacos y agudos,que pululanpor las sórdidas callejas,y a la medianoche ululan,cuando graznan lascornejas!
  • 5. He vuelto a ver los álamos dorados…He vuelto a ver los álamos dorados,álamos del camino en la ribera Estos chopos del río, que acompañandel Duero, entre San Polo y San Saturio, con el sonido de sus hojas secastras las murallas viejas el son del agua, cuando el viento sopla,de Soria —barbacana tienen en sus cortezashacia Aragón, en castellana tierra—. grabadas iniciales que son nombres de enamorados, cifras que son fechas. ¡Álamos del amor que ayer tuvisteis de ruiseñores vuestras ramas llenas; álamos que seréis mañana liras del viento perfumado en primavera; álamos del amor cerca del agua que corre y pasa y sueña, álamos de las márgenes del Duero, conmigo vais, mi corazón os lleva!
  • 6. A UN OLMO SECOAl olmo viejo, hendido por el rayo Antes que te derribe, olmo del Duero,y en su mitad podrido, con su hacha el leñador, y el carpinterocon las lluvias de abril y el sol de mayo te convierta en melena de campana,algunas hojas verdes le han salido. lanza de carro o yugo de carreta; antes que rojo en el hogar, mañana,¡El olmo centenario en la colina ardas en alguna mísera caseta,que lame el Duero! Un musgo amarillento al borde de un camino;le mancha la corteza blanquecina antes que te descuaje un torbellinoal tronco carcomido y polvoriento. y tronche el soplo de las sierras blancas; antes que el río hasta la mar te empujeNo será, cual los álamos cantores por valles y barrancas,que guardan el camino y la ribera, olmo, quiero anotar en mi carterahabitado de pardos ruiseñores. la gracia de tu rama verdecida. Mi corazón esperaEjército de hormigas en hilera también, hacia la luz y hacia la vida,va trepando por él, y en sus entrañas otro milagro de la primavera.urden sus telas grises las arañas.
  • 7. Señor, ya me arrancaste… Señor, ya me arrancaste lo que yo más quería. Oye otra vez, Dios mío, mi corazón clamar. Tu voluntad se hizo, Señor, contra la mía. Señor, ya estamos solos mi corazón y el mar.
  • 8. Allá en las tierras altas…Allá, en las tierras altas,por donde traza el Duerosu curva de ballestaen torno a Soria, entre plomizos cerrosy manchas de raídos encinares,mi corazón está vagando, en sueños...¿No ves, Leonor, los álamos del ríocon sus ramajes yertos?Mira el Moncayo azul y blanco; dametu mano y paseemos.Por estos campos de la tierra mía,bordados de olivares polvorientos,voy caminando solo,triste, cansado, pensativo y viejo.
  • 9. LA SAETA¿Quién me presta una escalera, ¡Oh, la saeta, el cantarpara subir al madero al Cristo de los gitanos,para quitarle los clavosa Jesús el Nazareno? siempre con sangre en las manos, siempre por desenclavar! SAETA POPULAR ¡Cantar del pueblo andaluz que todas las primaveras anda pidiendo escaleras para subir a la Cruz! ¡Cantar de la tierra mía, que echa flores al Jesús de la agonía, y es la fe de mis mayores! ¡Oh, no eres tú mi cantar! ¡No puedo cantar, ni quiero, a ese Jesús del madero, sino al que anduvo en el mar!
  • 10. Nunca perseguí la gloria…Nunca perseguí la gloriani dejar en la memoriade los hombres mi canción;yo amo los mundos sutiles,ingrávidos y gentilescomo pompas de jabón.Me gusta verlos pintarsede sol y grana, volarbajo el cielo azul, temblarsúbitamente y quebrarse.
  • 11. Caminante, son tus huellas…Caminante, son tus huellasel camino y nada más;Caminante, no hay camino,se hace camino al andar.Al andar se hace el camino,y al volver la vista atrásse ve la senda que nuncase ha de volver a pisar.Caminante no hay caminosino estelas en la mar.
  • 12. Todo pasa y todo queda…Todo pasa y todo queda,pero lo nuestro es pasar,pasar haciendo caminos,caminos sobre la mar.
  • 13. Todo hombre tiene dos… Todo hombre tiene dos batallas que pelear: en sueños lucha con Dios; y despierto, con el mar.
  • 14. Bueno es saber que los vasos…Bueno es saber que los vasosnos sirven para beber;lo malo es que no sabemospara qué sirve la sed.
  • 15. Morir… ¿Caer como gota…? Morir... ¿Caer como gota de mar en el mar inmenso? ¿O ser lo que nunca he sido: uno, sin sombra y sin sueño, un solitario que avanza sin camino y sin espejo?