LAS SAGRADAS ESCRITURAS
BIBLIOLOGÍA
La Biblia, formada por sesenta y seis
libros, en Antiguo y Nuevo Testamento,
es la bas...
•

Algunos criterios de canonicidad para el Antiguo Testamento: Escrito en
hebreo, ampliamente aceptado por la comunidad j...
2.1.2.

La iluminación: (Un orden lógico pondría a la iluminación después de la
revelación y la inspiración de la Biblia, ...
La revelación bíblica es selectiva: Hay elementos que Dios se ha reservado dar a
conocer. La Biblia no dice todo lo que Di...
El catolicismo-romano: Ellos aceptan que la Biblia es la Palabra de Dios, pero
incluyen 14 libros deuterocanónicos en el A...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Bibliologia

260
-1

Published on

un informe detallado sobre la biblia y sus caracteristicas

Published in: Education
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
260
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
12
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Bibliologia

  1. 1. LAS SAGRADAS ESCRITURAS BIBLIOLOGÍA La Biblia, formada por sesenta y seis libros, en Antiguo y Nuevo Testamento, es la base única de nuestras creencias. Fue inspirada verbal, completa y únicamente por el Espíritu Santo; y fue escrita sin errores en los manuscritos originales. Como Palabra de Dios, es la autoridad suprema y final en cuanto a la fe, la conducta y la vida en todas las épocas. Jer. 1:9, Mt. 5:17-18, Jn. 14:26, 1 Co. 2:10, 1 Ts. 2:13, 2 Ti. 3:16-17, He. 4:12, 2 P. 1:21 Sólo la Biblia 1. Bibliología: Parte de la Teología Sistemática que trata los hechos esenciales relacionados con las Sagradas Escrituras. Los hechos esenciales son: la revelación, la inspiración, la inerrancia, la iluminación, la canonicidad, y la autoridad. 2. Exposición. 2.1. “La Biblia, formada por sesenta y seis libros, en Antiguo y Nuevo Testamento, es la base única de nuestras creencias.” 2.1.1. Canonicidad: Se le llama así al derecho de un Libro de ser contado como parte de la colección de Escrituras Sagradas. El termino castellano ‘canon’ procede de una palabra griega que se traduce literalmente como “límite,”, “área”, o “esfera” pero que define en sentido figurado lo que son las normas, reglas, conductas o principios de comportamiento aprobados por una comunidad (Gá. 6:16, 2 Co. 10:13,15,16, Cf. Fil. 3:16). Esto se debe a que originalmente denotaba una vara recta, utilizada como regla o instrumento de medida. Se dice, entonces, que los Libros Bíblicos llegaron a ser canónicos después de que fueron “medidos” y “aprobados”. El canon del Antiguo Testamento ya estaba confirmado para el año 100 a.C. El concilio judío de Jamnia en el año 90 d.C. lo ratificó sin incluir los libros apócrifos ni, obviamente, los deuterocanónicos. El canon del Antiguo Testamento fue usado por Jesús y sus discípulos (Cf. Mt. 11:13, Lc. 24:44). 3
  2. 2. • Algunos criterios de canonicidad para el Antiguo Testamento: Escrito en hebreo, ampliamente aceptado por la comunidad judía, veraz, con autoridad (“Así dijo Jehová...”), antiguo, de calidad literaria. El canon del Nuevo Testamento comenzó a ser propuesto por los apóstoles mismos (2 P. 3:15-16). Fue reconocido en el año 97 d.C. por el concilio de Cartago. Fue confirmado en concilios posteriores. • Algunos criterios de canonicidad para el Nuevo Testamento: escrito por una apóstol o por alguien íntimamente asociado a un apóstol, escrito en el Siglo I, con autoridad (elevados principios morales y un alto nivel espiritual), universales (respondiendo a intereses de la iglesia a través de los siglos), con pruebas evidentes de inspiración divina (no contradecir al resto de las Escrituras, reflejar cumplimiento de profecías del Antiguo Testamento, unidad en cuanto a la salvación, unidad en propósito de dar gloria a Dios, testimonio de vidas transformadas). Libros del Antiguo Testamento: • Pentateuco (históricos): Génesis, Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio. • Profetas anteriores (históricos): Josué, Jueces, Rut, 1-2 Samuel, 1-2 Reyes. • Libros poéticos: Salmos, Cantares. Libros sapienciales: Job, Proverbios, Eclesiastés. • Libros proféticos pre-exílicos: Jonás, Amós, Oseas, Isaías, Miqueas, Nahum, Sofonías, Habacuc. • Libros proféticos exílicos: Daniel, Jeremías, Lamentaciones, Ezequiel. • Libros históricos pos-exílicos: 1 y 2 Crónicas, Esdras, Nehemías, Ester. • Libros proféticos pos-exílicos: Abdías, Hageo, Zacarías, Joel, Malaquías. Libros del Nuevo Testamento: • Evangelios: Mateo, Marcos, Lucas, Juan. • Históricos: Hechos. • Epístolas Paulinas: 1 y 2 Tesalonicenses, 1 y 2 Corintios, Romanos, Gálatas, Filemón, Colosenses, Efesios, Filipenses. • Epístolas Pastorales: 1 Timoteo, Tito, 2 Timoteo. • Epístolas Generales: Santiago, 1 y 2 Pedro, Judas, 1, 2 y 3 Juan. • Hebreos. • Apocalipsis. Manual de Doctrina Bíblica Básica ! Miguel Muñoz ! Las Sagradas Escrituras 4
  3. 3. 2.1.2. La iluminación: (Un orden lógico pondría a la iluminación después de la revelación y la inspiración de la Biblia, pues tiene que ver con el “significado” de lo que se nos ha revelado por escrito.) La iluminación no tiene que ver con la comunicación del mensaje de parte de Dios, sino con la comprensión del mensaje mismo que ha sido revelado. De manera general, la iluminación es la obra divina que se realiza en el hombre para que éste reciba y entienda la inspiración de Dios. De manera específica, la iluminación se relaciona con la obra del Espíritu Santo, al hacer clara a la mente y al corazón del hombre, la verdad de la revelación escrita. La iluminación es necesaria porque el estado caído del hombre no le permite apropiarse de la Revelación, además de que Satanás mismo está interesado en que el hombre no se apropie de la Palabra de Dios (1 Co. 2:14, 2 Co. 4:3-4). Aún para los cristianos con mayor conocimiento de la Biblia, la iluminación sigue siendo necesaria, y es particularmente condicionada al hecho de que el cristiano permita ser controlado por el Espíritu Santo (1 Co. 2:11-3:3, Cf. Jn. 16:12-15). 2.2. “Fue inspirada verbal, completa y únicamente por el Espíritu Santo; y fue escrita sin errores en los manuscritos originales.” 2.2.1. Revelación: (Tiene que ver con el “qué” de la comunicación de Dios al hombre.) “El acto divino por medio del cual Dios le comunica al hombre lo que de otra manera no podría conocer.” La revelación viene de la mente de Dios a la mente del hombre y se consigna por escrito en la Biblia. Revelación natural o general: Es la auto-revelación de Dios por medio de sus obras en la naturaleza y en Su providencia. Es la que Dios da continuamente a todos los hombres y por la cual da a conocer Su potencia y Su majestad. (Ver Sal. 8 y 19; Hch. 14:15-18, Ro. 1) Revelación especial: Es la revelación que ha quedado escrita en la Biblia. Las formas registradas incluyen, entre otras: la revelación directa de Dios a los escritores, revelación a los escritores mediante sueños, visiones o por intermedio de ángeles; y, de la manera más especial, la revelación por medio de Cristo. La revelación en las Sagradas Escrituras es sobrenatural: Evidencias “externas” de ello son su singularidad, su universalidad, su actualidad, su perennidad, su poder para transformar vidas. Evidencias “internas” son las afirmaciones de la Biblia misma para subrayar su carácter especial. La revelación bíblica fue progresiva: Dios no dio de una vez toda Su revelación. Lo hizo por períodos o etapas. La revelación bíblica es completa en cuanto a la necesidad de fe y conducta: En cada etapa de la progresión de la revelación, Dios dio a conocer todo lo que el hombre necesitaba. Al concluirse el canon, la revelación llegó a ser “completamente completa” para todo asunto de fe y de conducta para la vida. Manual de Doctrina Bíblica Básica ! Miguel Muñoz ! Las Sagradas Escrituras 5
  4. 4. La revelación bíblica es selectiva: Hay elementos que Dios se ha reservado dar a conocer. La Biblia no dice todo lo que Dios es, ni todo lo que Dios puede hacer. Vea Deuteronomio 29:29. Nuestra mente es finita, sencillamente no podríamos conocer todo, mucho menos aplicarlo todo. 2.2.2. Inspiración: (Tiene que ver con el “cómo” de la comunicación de Dios al hombre.) “Es la cualidad que poseen los libros canónicos de la Biblia como resultado de la obra por la cual el Espíritu Santo dirigió y gobernó a los escritores humanos, sin anular la personalidad de ellos, para que consignaran sin error la revelación divina en las palabras de los manuscritos originales.” Así, por medio de la inspiración, Dios garantiza el registro fiel de Su revelación. Nosotros sostenemos una inspiración plenaria y verbal; es decir, que en los manuscritos originales, todas (plenaria) las palabras (verbal) fueron inspiradas por Dios. Nótese que más que a los escritores, la inspiración se refiere a los Escritos. Las Escrituras no dependen de la iglesia sino del testimonio del Espíritu Santo. La Biblia misma da testimonio de su propia inspiración, y sólo el Espíritu Santo puede traer convicción del carácter inspirado de Ella. 2.2.3. Inerrancia: La inspiración plenaria y verbal garantiza que todas las palabras reveladas en los manuscritos originales fueron escritas bajo la supervisión del Espíritu Santo y por lo tanto son sin errores. Aunque todas las aparentes contradicciones en las copias de manuscritos, y en las versiones que se han traducido, tienen solución, debemos reconocer que hay cosas en la Biblia que no podemos entender ni explicar a cabalidad. Hay dificultades existentes porque nosotros somos criaturas finitas, incapaces de sondear las profundidades de todo lo que Dios nos ha revelado. 2.3. “Como Palabra de Dios, es la autoridad suprema y final en cuanto a la fe, la conducta y la vida en todas las épocas.” 2.3.1. Autoridad: La Biblia es la suprema autoridad del cristiano en materia de fe y de práctica. Es su “tribunal supremo de apelaciones”; no la razón, no las experiencias, no las “visiones”, no otras “fuentes” de revelación. Esto es lo que llamamos posición ortodoxa o conservadora. Si decimos que somos “conservadores en la doctrina”, lo es porque la base fundamental de nuestras creencias y de nuestra conducta es la Biblia. Las experiencias en obedecer y aplicar la Biblia son una realidad extraordinaria a la que se debe dar importancia. Estas van dando oportunidad a que el Espíritu Santo vaya moldeando nuestra vida. Pero observemos la condicionalidad de estas experiencias: se trata de obedecer y aplicar la Biblia. 2.3.2. Actitudes hacia la Biblia: Diferentes grupos han mostrado y muestran diferentes actitudes en cuanto a reconocer a la Biblia como fuente de Revelación y como autoridad máxima en cuanto a la fe. Los siguientes son algunos ejemplos: Manual de Doctrina Bíblica Básica ! Miguel Muñoz ! Las Sagradas Escrituras 6
  5. 5. El catolicismo-romano: Ellos aceptan que la Biblia es la Palabra de Dios, pero incluyen 14 libros deuterocanónicos en el Antiguo Testamento. Además, consideran al mismo nivel de la Biblia las conclusiones de los Concilios, la tradición formada a través de los siglos, y las bulas papales. El misticismo: De acuerdo con este concepto, los escritores de la Biblia estaban simplemente “llenos del Espíritu Santo”, y por eso escribieron. La inspiración es, entonces, un fruto del Espíritu y todo creyente puede ser inspirado. La unión inexplicable entre el alma del creyente lleno del Espíritu y Dios, puede entonces ir acompañada de éxtasis y revelaciones. Por lo tanto, la Biblia y una experiencia humana juntas son la autoridad que pauta las decisiones para la vida de los cristianos. Los existencialistas: Según ellos, la Biblia llega a ser Palabra de Dios en el momento de una gran necesidad personal, que impulsa a una experiencia “interior” con la Biblia. El problema aquí es que la experiencia del individuo es la que determina lo que es, o más bien cuándo es, Palabra de Dios. Los neo-ortodoxos (liberales): Para ellos la Biblia simplemente contiene la Palabra de Dios, pero no es Palabra de Dios. Explican que la Biblia se convierte en Palabra de Dios en el momento que “me habla”. Si no “me habla”, no es Palabra de Dios. Las sectas: Algunas niegan parcialmente la autoridad de la Biblia, mientras otras la ponen a un nivel paralelo, y hasta inferior, de otros libros supuestamente revelados. 3. Reflexión. 3.1. ¿Cuánto tiempo meditas diariamente en las Escrituras? ¿Estás compartiendo con otros lo que has estado aprendiendo? 3.2. ¿Cómo explicas que en nuestras iglesias podemos tener una metodología cambiante, mientras mantenemos una doctrina conservadora? 3.3. ¿Cuál es la diferencia primaria entre la Bibliología aquí explicada y la creciente popularidad contemporánea de “nuevas revelaciones”? 3.4. Escribe a continuación cuál es tu actitud hacia la Biblia: Manual de Doctrina Bíblica Básica ! Miguel Muñoz ! Las Sagradas Escrituras 7

×