Your SlideShare is downloading. ×
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Bosque húmedo y muy húmedo   ecológico
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Bosque húmedo y muy húmedo ecológico

709

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
709
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. MAPA ECOLÓGICO DEL ECUADOR Las Zonas de Vida o Formaciones Vegetales del Ecuador bosque muy húmedo Pre-Montano (16) Localización y Superficie En la Costa, esta zona de vida es una faja montañosa que va ensanchándose de norte a sur para luego estrecharse en esta última dirección. Limita al occidente con el bosque húmedo Tropical y hacia el oriente con las formaciones bosque muy húmedo Montano bajo y con el bosque húmedo PreMontano. Comprende: Quinchul, Lita, las estribaciones de la Cordillera de Tiosan en la provincia de Esmeraldas, las estribaciones de las montañas de Tiaone, Cojimíes, Chindul, en la provincia de Manabí. Los Bancos, Sto Domingo, en la provincia de Pichincha, La Maná y el Corazón en Cotopaxi. En el Oriente se lo encuentra por encima de los 600 m.s.n.m. y comprende una amplia zona que se localiza en las estribaciones de la cordillera Oriental, abarcando la confluencia del río Malo con el Quijos, Baeza, Cosanga y Gonzalo Pizarro en el Nororiente. En el Centro Oriente, una faja que se extiende a lo largo del río Negroyacu, Cumandá, Río Palora, Chiguaza, Macas y las estribaciones orientales de la cordillera de Cutucú. Por último una amplia zona que abarca las cuencas de los ríos Zamora, Coangos, Cenepa, Nangaritza, Vergel y Zumba en el Sur Oriente. Esta zona de vida, comprende una superficie de 3'152.975 Has, o sea el 12.25% del área del país. Características Climáticas Los rangos altitudinales y de temperatura son similares a los del bosque húmedo Pre-Montano, con la diferencia que en esta formación, se registran precipitaciones medias entre los 2.000 y 4.000 milímetros anuales. La alta pluviosidad de esta zona de vida, es la consecuencia de una superposición de lluvias de origen conveccional de las partes bajas adyacentes y de lluvias de tipo orográfico originada por vientos que son obligados a ascender por estas vertientes y serranías. Mientras más radical es el cambio de la topografía, la región se vuelve más y más lluviosa. A excepción de la estación meteorológica de Caluma (84), que por su influencia geográfica más corresponde a un clima de tipo monzónico, con 7 meses de invierno seguido de 5 meses de verano, el resto de las estribaciones son típicas de esta zona de vida, con máximo de dos meses de verano y 10 meses de lluvia como es el caso de Sto. Domingo de los Colorados (66), el Corazón (78), y 12 meses de lluvias como registra Lita (6) y Sangay(117), que reflejan un tipo de clima verdaderamente ecuatorial.
  • 2. El período seco se restringe a los meses de julio y agosto. Este sobrante de lluvias esta acompañado de una alta humedad relativa, debido a la mayor nubosidad y a la presencia de temperaturas más frescas. Topografía y Suelos Suelos con Alofana En las vertientes bajas de las Cordilleras Occidental y Oriental, sobre llanuras o pendientes fuertes se han desarrollado suelos negros, pseudolimosos en la parte superior y obscuro o amarillo en profundidad, con una capacidad de retención de humedad del 50 al 100% (DYSTRANDEPT). Se puede cultivar con ciertas limitaciones por falta de luminosidad, palma africana, plátano y pastizales. Sobre esta misma fisiografía, se pueden encontrar depósitos de ceniza volcánica antigua, a partir de las cuales se han desarrollado suelos negros, pseudo limosos, muy suaves y esponjosos, que en profundidad se torna de un color amarillo (posibilidad de gibsita), con una capacidad de retención de humedad de 100 a 200% (HY-DRANDEPT). Se cultiva sobre estos suelos te, naranjilla y pastizales; su limitante es el manejo de estos suelos, sobre todo se los dedica a pastos. Asociaciones Edáficas y/o Hídricas En relieves de poca pendiente o de concavidad, se pueden encontrar suelos arcillosos pardo rojizos con caoliníta y goethita en varias mezclas, pesados, de 30 a 100 cm de profundidad, de material parental más o menos meteorizado (TROPOUDULT). Actualmente estos suelos están cubiertos de pastes y bosques naturales, sien-do sus limitantes, el drenaje y la fertilidad. Sobre partes planas o en concavidad (sin drenaje natural), se localizan suelos orgánicos de color negro, suaves, untuosos, con materia orgánica meteorizada de 30-40 cm o más de espesor (ANDAQUEPT). Su gran limitante es el drenaje. Vegetación La vegetación arbórea dentro de esta formación vegetal, no esta claramente definida, sin embargo el estrato superior esta formado de palmas principalmente de Pambil, Iriartea corneto, y en menor escala de Palma Real, Inesa colenda. Inmediatamente debajo de este primer estrato, se pueden identificar el Anime, Dacroydes sp., Guión, Pseudolmedia eggersii, Moral Bobo, Clarisia racemosa, Sande, Brosimun utile, Sangre de Gallina, Virola sp., Clavellin, Brownea herthae, Machare, Symphonia globulifera, entre otros.
  • 3. Un tercer estrato esta formado por árboles de menor tamaño en cuanto a altura y diámetro, siendo muy conspicuos, Dedo Matisia coloradorum, Uva, Pouruma chocoana, Colorado, Pouteria sp., Peine de Mono, Apeiba membranacea. Por la abundancia de palmas, bejucos y epifitas la vegetación aparece densa y tupida, más de lo que es en la realidad. En el bosque secundario, es común el Laurel, Cordia alliodora, Chillalde, Trichospermun mexicanun, Tutumbe, Cordia eriostigma y Sapan, Trema micrantha. Uso Actual y Potencial En términos generales, los suelos de esta formación perhúmeda tienen muy Iimitado valor para las actividades agrícolas y ganaderas, sin embargo sus bosques tienen un buen potencial para su ordenación forestal. Por desgracia, existe una tendencia casi generalizada en muchos organismos, técnicos y personas involucradas en promover su desarrollo agrícola, de ignorar o despreciar las obvias deficiencias, climáticas, topográficas y biológicas reunidas en esta zona de vida. A más de exceso de lluvias, la humedad relativa de su aire es bastante elevada, la cual es propicia para el desarrollo de plagas y enfermedades para las plantas cultivadas, para los animales domésticos y para el hombre. Cuando se implanta pastizales la vegetación muerta sobre la superficie del suelo se queda tan saturada de humedad, que tiende a prodrirse a un ritmo acelerado y mientras esta se pudre, las hierbas, arbustos y árboles de la sucesión secundaria invaden el lugar con sorprendente celeridad. Por esta razón, es muy difícil el mantenimiento de los potreros, los cuales no pueden quemarse más que por períodos cortos en los años secos, siendo invadidos por el monte inmediatamente. Junto con los obstáculos de carácter climático, en esta formación se encuentran condiciones de topografía adversa, predominan vertientes largas que se dirigen hacia profundos y estrechos valles cuyos ríos corren rápida y turbulentamente sobre rocas y cantos rodados, los cuales se hallan separados por afiladas lomas en forma de V invertida, creando una superficie local muy accidentada. Claramente, los suelos que se han formado bajo estas condiciones, no son aparentes para la agricultura, excepto aquellos derivados de material aluvial arrastrados de las mismas cordilleras, en donde los ríos cruzan zonas de granito, gneis y rocas intrusivas ígneas y depositan estos sedimentos sobre las terrazas y bancos de los ríos. Estos sedimentos son mayormente gruesos, cascajos y arena para dar origen a suelos permeables, sin embargo, son ácidos y requieren para su cultivo mucho abono y adición de fuertes cantidades de materia orgánica. Sirven para cosechas perennes o para la producción de gramíneas forrajeras de corte; rinden regularmente para café sin sombra, caña de azúcar, plantas de alimentación local de carácter tuberoso, camote, yuca, palma, papa china. Otra clase de suelos son aquellos derivados de ceniza volcánica de origen eólico o fluvial. Estos suelos se los utiliza actualmente para el cultivo de
  • 4. palma africana, abacá, ramio, como acontece en el área de influencia a Sto. Domingo de los Colorados, al cultivo del té, en la área de Sangay, río Palora en el Oriente, café sin sombra como puede observarse en los Bancos en la provincia de Pichincha, o la caña de azúcar entre el Corazón y Moraspungo en la provincia de Cotopaxi, y algunos bajo el cultivo de la naranjilla y pastizales como acontece especialmente en el Oriente. Se recomienda plantaciones de café sin sombra, tipo Canephora, variedad Robusta, Canela, Cinnamomun ceylanicum, Pimienta Negra, Piper nigrum, Ramio, Bohernerja nivea, y para ganadería sobre todo lechera se recomienda el pasto Gordura, Melinis minutiflora, ya que es una excelente cubierta forrajera, sobre todo en los terrenos inclinados. Los terrenos con fuerte pendiente deben quedar como bosques naturales, si se desmonta pueden provocar de inmediato un aumento en el flujo de los caudales de los ríos principales que atraviesan estas zonas, aumentando su carga de sedimentos y provocando desbordes e inundaciones desordenadas aguas abajo. En otras áreas es posible combinar la ordenación forestal de estas tierras, con aquella relacionada con la protección del suelo y el régimen hidrográfico, porque sus bosques son buenos productores de maderas, más del 50% del volumen total esta contenido en unas pocas especies apreciadas en el mercado nacional. Explotados sus bosques, aún con una alta intensidad, si es que no se roza o se quema el monte residual, que contiene brinzales y arbolitos de regeneración natural, tiende a establecerse o reconstruirse rápidamente, formando de este modo un bosque secundario de muy buenas características tanto en su composición florística como en su crecimiento, sin casi ninguna ayuda silvicultural. Si tales áreas se las manipulara racionalmente, se podría convertir en bosques de producción permanente con turnos de corte (rotaciones) que puede oscilar entre 20 y 40 años. Bosques secundarios de esta naturaleza, y con buena regeneración de Laurel, se puede ver en Esmeraldas y en Sto. Domingo de los Colorados. bosque húmedo Montano-Bajo (13) Localización y Superficie Esta zona de vida, se la encuentra dentro del Callejón Interandino, en forma dispersa y formando parte de las estribaciones externas tanto de la cordillera Occidental, como de la cordillera Oriental. De norte a sur y dentro del Callejón Interandino, comprende las poblaciones de Tulcán, Tufiño y Huaca, en la provincia del Carchi. Quichinche en Imbabura. Una parte de Cayambe, Nono, Pintag, Sangolquí, Tambillo y Machachi en Pichincha, Guaranda, Magdalena, sur de Chillanes en Bolívar y Cañi en el Chimborazo. Río Púlpito en Cañar. Jadán, Quingeo, Cumbe, la meseta de Sigsig y Nabón en la provincia del Azuay. En la provincia de Loja incluye Gualel, el oriente de Yangana, Gonzanamá, Santa Teresita, Jimbura y lomas de Cariamanga.
  • 5. En las estribaciones de la cordillera Occidental de norte a sur, comprende parte de Maldonado en el Carchi, Buenos Aires, estribaciones del Cotacachi hacia Apuela en Imbabura. Las Palmas Chugchillán, Pilaló y Pinllopata en Cotopaxi. En la provincia del Chimborazo las estribaciones suroccidentales del monte Calubín. General Morales y Zhud en el Cañar. Nacimiento del río Putucay hacia la población de Molleturo y parte alta de Chaucha y estribaciones de Mullupungu en el Azuay. Estribaciones del Chilla, Fierro Urcu y Celica entre las provincias de El Oro y Loja. En la cordillera Oriental, incluye el Carmelo en la provincia del Carchi, nacimientos del río Dué, Reventador, Oyacachi y Papallacta en el Napo. El encañonado del Agoyán hacia el Triunfo y flancos inferiores del volcán Tungurahua. En Morona Santiago: Guamboya Zúñac, estribaciones de Logroño, estribaciones del monte Alcuquiru, San Miguel de Cuyes. En Zamora Chinchipe: nacimiento del río Chicana, Tutupalí, la Victoria de Imbana, ríos Sabanillas y Jambos, partes altas de Zamora en dirección a Valladolid, río Palanda, Isimanchi y Blanco. La superficie que ocupa esta zona de vida es de 1'368.325 Has, o sea el 5.31 % del área total del país. Características Climáticas Esta formación vegetal o zona de vida, se encuentra por arriba de los 2.000 m.s.n.m. y se extiende en las vertientes de la cordillera Occidental hasta los 2.900 metros, mientras en las vertientes de la cordillera Oriental alcanza una altitud de 3.000 metros. El promedio anual de precipitación pluvial oscila entre los 1.000 y 2.000 milímetros y registra una temperatura media anual entre 12 y 18°C. Esta zona de vida, varia mucho en elevación en relación con ciertos factores de orografía diferencial, nubosidad nocturna, drenaje del aire y sobre todo en relación a la precipitación total. Los niveles altitudinales inferiores de esta formación, pueden ser tan bajos como 1.750 metros y tan alto como los 2.300 metros, el límite superior coincide aproximadamente con el límite del cultivo del maíz. En el período de verano puede o no ocurrir las heladas, y en sus límites inferiores cuando esto ocurre no se puede cultivar café, plátano, caña de azúcar y yuca. Las lluvias en general se extienden por un período de 10 meses, correspondiendo 2 a la estación seca que son julio y agosto. Las estaciones meteorológicas representativas de esta situación son: San Pablo (58), Quito (64), Conocoto (67), San Pablo de Atenas (86), Ucubamba(IOO) y Tumbaco (65), esta última que corresponde más bien a una zona de transición entre el bosque seco al bosque húmedo Montano Bajo. Las estaciones de Baños (83) y Uyumbicho (70), siempre los valores de la precipitación son superiores al doble del valor de su temperatura y no tienen meses ecológicamente secos. Por último tenemos Celica (106) en la provincia de Loja que sale de este patrón, porque tiene 5 meses ecológicamente secos, en medio de 2 estaciones
  • 6. lluviosas y que responde más bien a factores de influencia local, especialmente de tipo orográfico. Topografía y Suelos Conjunto de Suelos Sobre Cangahua a Menos de Un Metro de Profundidad. En esta formación vegetal, los suelos están sometidos a mayor precipitación, hay presencia de neblinas y en consecuencia una mayor meteorización de la cangahua. El horizonte argílico, muy negro y arcilloso puede alcanzar a 30 cm. de espesor en las partes convexas de las pendientes, mientras en las cóncavas es más profundo. Este horizonte es brillante, parece impregnado de aceite, contiene solo ácido húmico. Estos suelos son relativamente ricos en materia orgánica, sobre todo en la capa superficial arenosa, que el horizonte argílico. La capa de transición del horizonte arcilloso a la cangahua es brusco, de pocos centímetros de espesor, las bases de cambio llegan a 20 m.e.q por 100 de suelo y pH alrededor de 6.5. Dadas las características generales de estos suelos, las particularidades que se encuentran son las siguientes: Suelos de textura arenoso fino limoso, de color negro a pardo obscuro, con un horizonte argílico arcilloso (cerca del 30% de arcilla) de 10 a 30 cm de espesor, con revestimientos negros y brillantes. La cangahua esta poco meteorizada (con revestimientos negros) a profundidades de 20-40-70cm, la cual varía con la pendiente (DURIUDOLL). Sobre estos suelos se cultiva papas, habas y pastos; las limitaciones están dadas por el mal drenaje y su sensibilidad a la erosión o derrumbes por solifluxión. Suelos de textura arenoso fino, limoso, con un horizonte argílico muy negro, con acumulación de carbonato de calcio. La cangahua con micelio o costras de carbonato, se encuentra a diferentes profundidades (20-40-60-70 cm) de acuerdo a la pendiente (UDIC-DURUSTOLL). En las partes de menor pendiente se puede cultivar papas, cebada, habas y trigo. Suelos Arenosos Derivados de Materiales Volcánicos (sin limo o arcilla). A altitudes entre los 2.000 y 3.200 metros, y en pendientes de volcanes, generalmente regular, con quebradas abruptas y profundas, encontramos suelo negro profundo, de textura arenosa fina, con menos del 50% de saturación de cationes, con epipedón úmbrico, capacidad de retención de humedad menor al 20% y pH 6 (VITRANDEPT). Se cultiva sobre estos suelos: papas y pastizales. Conjunto de Suelos Negros Limosos Mollisoles (menos del 30 % de arcilla) Poco Ácidos En paisajes iguales a los anteriores, o sobre las vertientes a la altura del límite de la cangahua, existe un recubrimiento de ceniza, a partir del cual se han desarrollado los suelos actuales, que generalmente tienen alrededor del 30% de arcilla y que se hallan sobre un suelo antiguo derivado de cangahua.
  • 7. En el primer paisaje, se ha formado un suelo de color negro u obscuro, profundo, limoso con arena muy fina a media sobre un metro de espesor, saturación de cationes alrededor del 50%, con un 6% de materia orgánica en el horizonte superficial, pero disminuye con la profundidad, pH en agua de 5.5 a 6.5 (EUTRANDEPT). Se encuentra totalmente cultivado, con trigo, maíz, cebada, papas y pastizales. Sobre diferentes paisajes y pendientes, se encuentran suelos negros, profundos, limoso con arena muy fina, con alrededor de un 30% de arcilla principalmente halloysítica, pH cerca de 6 y en ocasiones con revestimientos brillantes, encima de la cangahua suelta o toba volcánica poco dura, a profundidades que varía con la pendiente entre 20 y 80 cm. (ARGIUDOLL). Suelos con características morfológicas iguales al anterior, pero con una saturación de cationes de 25 a 50 % o más (TROPUDALF). En todos estos suelos se puede cultivar: trigo, papas, maíz, hortalizas y frutales. Conjunto de Suelos Limosos Negros y Ácidos El relieve en que se han desarrollado estos suelos es muy variable, ondulado, fuerte pendiente o plano. Son suelos derivados total o parcialmente de ceniza volcánica, parecidos a los Mollisoles, pero con menos del 50% de saturación de cationes en todo el perfil, generalmente con piedras o con un contacto Iíthico o paralíthico a menos de un metro de profundidad (TROPUMBREPT). Actualmente se encuentran estos suelos cubiertos de bosques o pastizales. Suelos Derivados de Ceniza con Más del 30% de Arcilla Estos suelos, se localizan sobre las vertientes, a la altura del límite de la cangahua, en áreas de poca pendiente o concavidad, pendiente regular y fuerte. Este suelo es un recubrimiento de ceniza sobre un suelo enterrado mucho más antiguo y derivado de la cangahua. Son suelos negro arcillosos o arenosos con más del 30% de arcilla principalmente montmorillonita, con muchos revestimientos brillantes encima de la cangahua suelta o toba volcánica poco dura, que se encuentra a 80 cm. de profundidad, cuando la pendiente es ligera, de 40 a 60 cm., cuando es regular y a 20 ó 30 cm. cuando es fuerte (ARGIUDOLL). Se encuentran estos suelos cultivados, recomendándose para trigo, cebada, papas y pastizales. Suelos Con Alofana Estos suelos igual que los anteriores, son derivados de cenizas volcánicas, o en parte solamente, localizados en las pendientes de la cordillera Occidental. Son suelos pseudo limosos o pseudo limo arenosos, negros, untuosos al tacto, satura-ci6n de bases menor al 50%, entre 0-75 cm de profundidad, o hasta un contacto líthico o paralíthico y alta capacidad de retención de humedad. Las variaciones o características están dadas por la
  • 8. capacidad total de intercambio, por pH, la humedad del suelo y la reacción al Fluoruro de Sodio fuerte (rojo), encontrándose: Suelos pseudo limoso negro, solo, o con arena fina o arcilla en profundidad, capacidad de retención de humedad del 20 al 100%, sobre muestra sin desecación, presencia de epipedón móllico, saturación de bases superior al 50%. En suelos donde no hay epipedón móllico se encuentra montmorillonita con una alta capacidad de intercambio, de 10 a 15 m.e.q. por 100 de cationes de cambio (DYSTRANDEPT). Son buenos suelos para: trigo, papas, cebada y pastos. Cerca de los volcanes en pendientes variadas, suave, regular o fuerte se encuentra un suelo alofánico joven, con muchas capas de ceniza gruesas en mezcla con pseudo limo suave, con una capacidad de retención de humedad entre el 10 y 20% (DYSTRANDEPT). Se los debe dedicar a papas, cebada y pastizales. Suelos con Alta Capacidad de Retención de Humedad Suelos derivados de ceniza volcánica, o en parte, textura fina, pseudo limo muy untuoso y esponjoso, retención de humedad superior al 100%, saturación de bases menor al 10%, cuya capacidad de intercambio catiónico varía con la humedad y materia orgánica caracterizados por una fuerte reacción al fluoruro de sodio, y con un contenido de materia orgánica de 10 al 20% en el horizonte superficial y más del 20% en profundidad. Dentro de estos suelos se puede diferenciar los siguientes: En ondulaciones suaves, o de fuerte pendiente, se localizan suelos negros, generalmente profundos, pseudo limosos suaves, untuosos y esponjosos, con una capacidad de retención de humedad sobre muestra sin desecación del 100 al 200% (HYDRANDEPT). Se cultiva en estos suelos: papas, habas y pastos teniendo como limitante: el exceso de agua. Suelo Organo Hydrandept Entre los 2.500 y 3.200 m.s.n.m., los suelos están permanentemente húmedos, y sobre ondulaciones suaves o de fuerte pendiente, se ha desarrollado un suelo negro profundo o no, pseudo limoso, untuoso, esponjoso con una capacidad de retención de humedad mayor a 100 y menor al 200% (HYDRANDEPTS). En suelos que no son esponjosos, esta capacidad de retención de humedad es mayor al 50 y menor al 100%, en cuyo caso se denomina (DYSTRANDEPT). Actualmente se hallan cubiertos de vegetación natural, o pastizales con bajos rendimientos. Se podría cultivar papas, habas, pero con sistema de drenaje controlado. Conjunto de Suelos Jóvenes Mezclados En zonas ligeramente planas pero de pendiente regular, de coluvión más o menos meteorizado, o en sitios de acumulación se ha formado un suelo arenoso, con más arcilla en profundidad, en algunas partes se encuentra a 50
  • 9. cm de profundidad, suelos con características vertic, generalmente de color amarillo claro o rojizo, aunque también puede encontrarse negros, pH de 5 a 5.5 (TROPUDALF). Suelos aptos para maíz, trigo, papas, frutales y pastos. Conjunto de Suelos Arcillosos con Fuertes Grietas Abiertas Una Parte del Año. Se los encuentra en áreas relativamente húmedas de pendientes irregulares. Son suelos derivados de materiales muy básicos como tobas volcánicas, arcilla marina con o sin carbonatos. Se caracterizan por presentar grietas, donde es posible ver moteados hidromórficos de color gris pardo o amarillo, pH en agua 6. Pudiendo encontrarse variaciones tales como: Suelo arcilloso medio profundo de 40 a 60 cm de espesor, sobre un material más o menos duro, poco meteorizado (CHROMUSTERT). En la' partes planas o en concavidad, se encuentran suelos aluviales (Asociación edáfica), arcillosos, profundos, de color negro (PELLUSTER). En las partes altas se cultiva: maíz y frutales y en las bajas: arroz. El drenaje y el peligro de inundaciones, son sus limitaciones. Suelos Arcillosos de 40 a 50%, Pardo Rojizo o Rojo En paisajes con pendientes muy variadas y derivados de rocas metamórficas, aluvial o coluvial, tenemos suelos arcillosos de color amarillo rojo o pardo rojizo de más de un metro de espesor, con más del 50% de arcilla, principalmente caolinita, con hidróxido de hierro. Contenido de cationes de cambio más de 5/8 m.e.q. por 100 de suelo, y capacidad de intercambio catiónico generalmente más del 18/20 m.e.q. por 100 de suelo, saturación de bases más del 35%. Las variaciones en estos suelos se producen por textura y estructura, contenido de cationes de cambio en el perfil, manchas hidromórficas, consistencia, etc. pudiéndose encontrar: Suelos arcillo limoso o limo arcilloso, con incremento de arcilla en la profundidad, y en algunos casos con horizonte orgánico de varios centímetros, con manchas de color un poco rojizo o pardo claro. En los suelos que no tienen este horizonte orgánico, tienen un material original poco meteorizado y más o menos duro a 70 cm. de profundidad, con algunas manchas negras de manganeso, pH en agua de 5 a 5.5 (TROPUDULT). Suelos derivados de rocas volcánicas u otro material parental con poco cuarzo, horizonte superficial negro obscuro, limoso arcilloso de 10-20 cm de espesor, a veces mezclado con ceniza muy fina, materia orgánica 10%, entre los 30 y 100 cm. El color de estos suelos es pardo rojizo, y el material parental más o menos meteorizado con algunos elementos de origen duro antes de los 2 metros de profundidad (DYSTROPEPT).
  • 10. Derivados del mismo material parental que el anterior, tenemos un suelo arcilloso, pardo rojizo, pesado de 30 a 100 cm. de profundidad, capacidad de cambio generalmente más de 20 m.e.q. (EUTROPEPT ó TROPUDALF). Actualmente estos suelos se encuentran cubiertos de bosques naturales o pastizales. Suelos Arcillosos Muy Viejos En las partes altas de esta zona de vida, se encuentra suelos derivados de rocas volcánicas, u otro material parental. Estos suelos son arcillosos de más de un metro de espesor, con más del 30% de arcilla y generalmente más del 50% de arcilla caolinítica con hidróxido de hierro (Goethita), con posibilidad de Gibbsita. Son de color rojizo o pardo rojizo, con un contenido de cationes de 10 m.e.q. por 100 de suelo y una capacidad de intercambio generalmente menos de 20 m.e.q. Existen variaciones por textura, estructura, consistencia, presencia de cuarzo, contenido de cationes de cambio, etc. En la parte alta de la Sierra, se localiza un suelo cuyo material parental esta completamente meteorizado con un poco de cuarzo, de textura arcilloso, pesados de 30 cm hasta un metro de profundidad, de color pardo rojizo o rojo amarillo, cuyo horizonte superior es un poco más obscuro. El contenido de cationes de cambio es muy variable, generalmente de 1 a 3 m.e.q. por 100 de suelo, con un contenido de materia orgánica de 3 al 6% en el horizonte superficial (DYSTROPEPT). Suelos que debería mantenerse bajo su cubierta vegetal natural. En este mismo paisaje, sobre rocas volcánicas o metamórficas, y en partes poco erosionadas tenemos suelos muy viejos, con un horizonte superior de color negro, muy orgánico, limoso orgánico o limoso arcilloso derivados en parte de ceniza muy fina. Materia orgánica de 10 a 15%, de los 30 cm a un metro de profundidad, de color pardo rojizo, sobre un material parental muy meteorizado, cationes de cambio de 1 a 3 m.e.q. por 100 de suelo, un alto contenido de aluminio con posibilidad de Gibbsita (DYSTROPEPT 6 UMBRIORTHOX), muy comunes en zonas de transición al bosque muy húmedo Montano Bajo. Se encuentran cubiertos de montaña y pastizales, se los debe declarar, bosques protectores. En las áreas de mayor pendiente, existen suelos rojos o rojos amarillentos, arcillosos (Caolinítica) friable en profundidad, con un contenido de cationes de cambio variable, más bajo en áreas húmedas que en las secas, de 3 a 5 m.e.q. con un contenido de materia orgánica que va del 3 al 6% en el horizonte superior (HAPLORTHOX). Suelos que se encuentran bajo bosques de montaña, los cuales son marginales para su aprovechamiento agrícola. Vegetación En los flancos y estribaciones externas de las dos cordilleras, la vegetación de esta zona de vida, se presenta como una densa montaña, mientras dentro del Callejón Interandino, esta ha sido destruida para dar paso a la agricultura o pastizales para la ganadería.
  • 11. En las partes montañosas las especies más comunes son: Encinillo, o Sarar, Weinmannia descendens, Cascarilla, Cinchona sp. Romerillo o Sisin, Podocarpus sp., Coquito de Montaño, Guarea sp., Duco o Sota, Clusia sp., Cedro, Cedrela rosei, Malva, Dendropanax sp., Arrayán, Eugenia sp. En aquellos sitios donde existe intervención humana, o derrumbes son comunes el Aliso, Alnus jorullensis, Guarumo Plateado, Cecropia sp., Helecho Arbóreo, Cyathea sp., Laurel de Cera, Myrica pubescens, Colca de los géneros, Miconia y Tibouchina y extensos Surales, Chusquea scandens. Uno de los arbustos más característicos de esta formación y en particular en las provincias de Azuay y Cañar es el Gañay, Embothrium grandiflorum. Cerca de los lugares cultivados, se encuentra Pucunero, Syphocamplus gjgantheus, Tagma, Cleone gigantea, Chilca, Baccharis polyantha, Lechero, Euphorbia latazii. Floripondio, Datura metal, Guantug, Datura sanguinea. Uso Actual y Potencial Las condiciones climáticas de esta formación vegetal, son favorables para la agricultura y la ganadería, aunque no exenta de la ocurrencia de las heladas sobre todo en las madrugadas durante el verano. Desgraciadamente debido al factor topográfico, existen pocas áreas planas en donde practicar un tipo de agricultura intensiva. Esto es verdad sobre todo en las vertientes externas de las 2 cordilleras. Se puede reconocer esta formación en sus partes más pobladas por el cultivo de trigo, morocho, maíz, papas, en algunos sectores por las grandes haciendas dedicadas a la ganadería de leche. Visto en su conjunto en esta zona de vida predomina el cultivo de trigo y morocho, sobre todo en lugares de transición con el bosque seco Montano Bajo. En la parte más húmeda comienza aparecer el cultivo de la papa, el haba. En los pliegues internos de las dos cordilleras, existen pastizales a base de Kikuyo, Pennisetum clandestinum, Holco, Holcus lanatus, Ray Grass, Lolium perenne, mientras en los externos, se encuentra Gordura, Melinis minutiflora, Gramalote, Axonopus scoparius. Al borde de los ríos y riachuelos que atraviesan esta formación y en las laderas donde se ha producido deslizamiento de tierra o disturbios ocasionados por la intervención humana, es muy común encontrar manchas de Aliso, Alnus jorullensis. Este árbol de rápido crecimiento, que se regenera naturalmente en abundancia y cuya madera tiene uso industrial, debería ser motivo de estudio de sus características silviculturales, para su utilización en forestación y reforestación. En Costa Rica, los pequeños agricultores, están plantando Aliso en los pastizales, a base de Kikuyo, Gramalote, o en los pastos naturales a un
  • 12. distanciamiento de 8x8 m. (156 árboles por Ha.), lo que ofrece una sombra muy liviana al ganado, y la acción nitrificadora de sus hojas y raíces, lo que permite el crecimiento más rápido y mucho más suculento del pasto. Al final de la rotación calculada en 20 6 30 años, se cortan los árboles para el aprovechamiento de su madera. Otra alternativa interesante y que merece ensayarse, es el establecimiento de un sistema silvopastoril a base de pastos en asocio con Pinus patula, de procedencia mexicana, que se ha adaptado muy bien en la Estación Forestal de Conocoto, con un crecimiento en altura, diámetro y forma, realmente asombrosos, se ha calculado para la producción de pulpa, una rotación (turno de corte), de no mas de 15 años. bosque muy húmedo Montano Bajo (17) Localización y Superficie En sentido altitudinal, esta zona de vida se localiza en las estribaciones de las dos cordilleras sobre la formación vegetal o zona de vida bosque muy húmedo Pre-Montano. En la cordillera Occidental abarca, de Maldonado hacia el río Ostional, de la Laguna de Rumiyacu a las estribaciones de Tiosan, carretera Nono a Nanegalito, Chiriboga, nacimiento del río Palmeras, inmediaciones del río Toachi Grande y las partes altas de Facundo Vela. En la cordillera Oriental los alrededores del río Oyacachi hacia la población de Cuyuja, extendiéndose a lo largo de las estribaciones de esta cordillera hacia el río Verde, Huirtuyacu y sus afluentes, estribaciones del Sumaco. Además una zona que corresponde al nacimiento del río Huapala del Upano, estribaciones del cerro Tunante al monte Yaramuro. Al sur oriente, se extiende por una serie de cerros y cordilleras dispersas, como: Pan de Azúcar, flancos orientales de la cordillera del Cutucú, cerros del río Coangas y las cordilleras del Cóndor. Alcanza una superficie de 555.950 Has., que corresponde al 2.16% del área total del país. Características Climáticas Los rangos altitudinales y de temperatura media anual de esta formación son similares al bosque Montano Bajo, pero recibe una precipitación media anual de 2.000 a 4.000 milímetros.
  • 13. Las características climáticas de esta formación es un fenómeno orográfico de las vertientes de las dos cordilleras y ocurre en las vertientes plenamente expuestas a las masas de aire caliente y húmedo tanto de la Costa como del Oriente y que son obligados a ascender por encima de los que enfriándose adiabáticamente producen condiciones de inestabilidad atmosférica y frecuentes lloviznas. A estas áreas geográficas se las conoce con el nombre de Boca o Ceja de Montana. En casi todas partes, la formación colinda en su parte baja, con el bosque muy húmedo Pre-Montano, mientras en su límite superior se une frecuentemente con el bosque muy húmedo Montano, donde disminuyen las lluvias y es menos nublado. La estación meteorológica representativa de esta zona de vida, es la estación meteorológica Chiriboga (68), que no tiene ningún mes ecológicamente seco, siendo el período más lluvioso el comprendido entre diciembre y mayo. Se debe anotar que entre esta formación y el bosque muy húmedo Pre-Montano, existe una zona de transición entre los 1.500 y 1.900 metros aproximadamente. Esta línea varia según los factores de clima y topografía locales, siendo éstas responsables de la ocurrencia de temperaturas mínimas criticas entre 2 y 4°C durante la noche, pero que nunca llegan al punto de congelación del agua, debido a su alta humedad relativa y nubosidad. Topografía y Suelos Conjunto de Suelos Arenosos Derivados de Material Volcánico. En esta zona de vida, cerca de los volcanes, sobre pendientes regulares, con quebradas abruptas y muy profundas, se ha desarrollado un suelo negro, profundo, de textura arenosa a media, con mucha materia orgánica en el horizonte superior, estructura granular, saturación de cationes menos del 50%, con epipedón úmbrico, ligera reacción al fluoruro de sodio, y una capacidad de retención de humedad menor al 20% (VITRANDEPT). Suelos que se encuentran cubiertos de bosque de montaña, o pastizales. Las limitaciones de estos suelos son la humedad y baja fertilidad especialmente de magnesio. Suelos con Alofana Sobre las pendientes de la cordillera Oriental y Occidental, encontramos suelos pseudo limosos, de color negro, con una capacidad de retención de humedad de 50-100% (VITRANDEPT). Son adecuados para el cultivo de pastizales, papa, naranjilla; sus limitaciones, su fuerte pendiente, el exceso de humedad y neblinas. Suelos con Alta Capacidad de Retención de Humedad Sobre ondulaciones suaves o de fuerte pendiente, se desarrollan suelos negros generalmente profundos, de textura pseudo limoso muy suave, esponjosos, con capacidad de retención de humedad sobre muestra sin desecación, más del 200 de agua por 100 de suelo seco a 150°C, la misma que disminuye en profundidad (HYDRANDEPTS). Su cubierta vegetal natural,
  • 14. se la debe mantener como bosque protector. En algunos paisajes, estos suelos están asociados con los orgánicos que tiene del 13 al 20% de carbón. Vegetación La vegetación de esta zona de vida, tiene mucha afinidad con la que se encuentra en el bosque húmedo Montano Bajo, siendo su característica más notable la presencia de muchas epifitas en las copas y troncos de los árboles, de los géneros Peperonia, Asplundia, Clusia, Anthurium y Philodendron. Son conspicuos también los helechos del género Dicksonia sp. y por supuesto la presencia de palmas. Dentro de las especies arbóreas se destacan Sangre de Drago, Croton sp., Cauchillo, Sapium sp., Palo de Fósforo, Didymopanax morototoni, Amargo, Picramnia sp., Canelo Ocotea sp. y por supuesto el Romerillo o Sisin, Cascarilla, Ensino o Sarar entre otros. Entre los arbustos se puede citar: Sandalla, Bocconia frutenscens, Ortiga de Monte, Urea sp., Shamshi, Coriaria pignatha, Hualicón, Macleania floribunda, Zagalita, Tibaudia acuminata, Zarcillos, Fuchsia loxensis; y en los lugares donde existen derrumbes o agricultura migratoria, Aliso, Alnus jorullensis, Suro, Chusquea scandens y helechos del género Blechnum sp. Uso Actual y Potencial Esta formación ocurre sobre vertientes de montaña de fuerte relieve y marcada inclinación topográfica, los terrenos pianos y de pendiente moderada son la excepción. Por estas características el suelo y subsuelo son muy inestables y susceptibles a la erosión laminar, al desplome lento (solifluxión) y en algunos lugares al deslizamiento y derrumbes sobre todo en invierno, como ocurre en Tatatambo por ejemplo. La escasa población humana que existe en esta zona de vida, se halla concentr-da a lo largo de las tortuosas carreteras y viejos caminos que la atraviesan para conectar la Sierra con la Costa o el Oriente. Con muy pocas excepciones, la gente no vive de la agricultura, son obreros, empleados en las eternas labores de reparación de las carreteras o comerciantes que ofrecen albergue, comida, gasolina a los buses o camionetas. Donde la carretera es nueva, se encuentra madereros empeñados en el tumbe y arrastre de trozas, empleando la gravedad para hacerlos llegar al filo de la misma. Muy poco de esta área tiene porvenir agropecuario. Esto debe reconocerse oficialmente porque cualquier intento de colonización resultaría un fracaso y lo que se repartiría es miseria social. La deforestación de sus bosques naturales con propósitos de establecer cultivos o ganadería causa erosión y deslizamientos, reduce la capacidad de infiltración de estos suelos, con el consiguiente aumento del escurrimiento superficial. Los numerosos ríos, riachuelos y torrentes ahora limpios y de flujo regular a través del año, se ensuciaran con sedimentos y estarán sujetos a pronunciadas subidas y bajadas en su caudal, perdiéndose de este modo en gran parte su potencial para la futura producción de energía hidroeléctrica y para regular el caudal de los grandes ríos de las tierras bajas.
  • 15. Este es el peligro que se cierne hoy en día sobre los proyectos hidroeléctricos del Toachi y del Coca. Lo adecuado sería declarar zona de reserva a toda el área de influencia de estos dos proyectos y ponerlos bajo la vigilancia estatal para poder normar el uso del suelo. Aunque una ordenación forestal para un aprovechamiento continuo en la producción de madera sería difícil y costosa para el estado o la empresa particular, sin embargo en determinados lugares es posible pensar en plantaciones artificiales, por los buenos resultados que se ha obtenido con la introducción de Araucaria angustifolia, hace ya mucho tiempo y últimamente con los eucaliptos Eucalyptus saligna y Eucalyptus grandis, como puede verse en la Estación Forestal La Favorita, en Chiriboga, en la antigua carretera Quito - Santo Domingo de los Colorados. bosque húmedo Montano (Subpáramo Húmedo) (10) Localización y Superficie Se encuentra inmediatamente por encima de la formación bosque seco Montano Bajo, y corresponde a los páramos bajos y húmedos como los que se encuentran en San Isidro y García Moreno, al sur del páramo de El Ángel y por encima del Monte Olivo en la provincia del Carchi. Sigsipamba hacia la laguna de Puruanta, bajos del Imbabura en la provincia de Imbabura. Cuicocha, Mojanda, Olmedo, partes bajas del Cayambe, Rumiñahui e Iliniza en la provincia de Imbabura y Pichincha. Parte de los páramos del Iliniza y Cotopaxi hacia los páramos orientales a la altura de Patate. En la Cordillera Occidental incluye Canchagua, Milín, Cusubamba por entre el Sagoatoa hacia Quisapincha, Pilahuín y Tisaleo entre las provincias del Cotopaxi y Tungurahua. Quero, Huambalo hacia el Igualata en Tungurahua. llapo Chuquipogio, San Juan, Cajabamba, Pangor, Columbe, Guamote hacia los cerros de Chanlor y Calubín en la parte occidental de la provincia del Chimborazo. En su parte oriental esta zona de vida se extiende a los páramos del Altar, Cubillines y Runa Shayana, Achupallas, lagunas del río Atillo. En la provincia de Cañar, desde el Juncal hacia el nudo de Tío Cajas, y una zona bastante grande que comprende Cañar, Ingapirca y los cerros de Suyala y San Vicente. En el Azuay comprende Sevilla de Oro, el río Sayahusi hacia el nudo de Portete, nacimiento de los ríos Girón, Manú y Celen y por último en la provincia de Loja, los páramos al oriente de Saraguro. Esta zona de vida cubre las 974.575 Has., o sea el 3.78% del territorio ecuatoriano. Características Climáticas Los rangos altitudinales y de temperatura de esta formación son similares al de la estepa Montano, con la diferencia que es un subpáramo húmedo, puesto que recibe precipitaciones anuales que oscila entre los 500 y 1.000 milímetros.
  • 16. Los limites, tanto inferiores como los superiores en sentido altitudinal varían en función de la precipitación, la exposición, corrientes de aire, presencia o ausencia de nubosidades. Aunque esta zona de vida recibe de 500 a 1.000 milímetros de lluvia por su altitud, sus temperaturas son más bajas, factor que reduce la evapotranspiración potencial, haciendo del clima de esta formación vegetal, netamente húmeda. Las lluvias se precipitan durante todo el año en una cantidad tal, que no existen meses ecológicamente secos, o estos apenas llegan a un mes. Las mayores precipitaciones se concentran en los meses de noviembre, diciembre para bajar paulatinamente hasta junio, como ocurre en las estaciones de Tulcán (50), El Ángel (51) y Río Pita (73). Aunque el riesgo de heladas, es más acentuado durante la época de menor lluvia que coincide con julio y agosto, estas pueden ocurrir con frecuencia durante la noche, sobretodo en los límites superiores de este piso altitudinal. Topografía y Suelos Suelos Arenosos Derivados de Material Volcánico Sobre relieve de los volcanes, de pendientes regulares o fuertes, se han desarrollado suelos de textura arenosa fina o gruesa, muy negro con mucha materia orgánica, con una estructura granular en el horizonte superior, densidad aparente igual o mayor a 1, saturación de bases menos del 50%, pH en agua menos de 6, y sin reacción al fluoruro de sodio (VITRANDEPT). Estos suelos se hallan cubiertos de vegetación baja (matorral), y son adecuados para el cultivo de papa, cebada, habas, mellocos. Cerca de los volcanes se encuentran suelos derivados de ceniza volcánica, esta ceniza esta poco meteorizada, con muy poca sustancia alofánica. Son de textura arenosa muy fina, suelo de tipo podzólico, en el cual se puede ver claramente manchas y líneas horizontales rojizas de acumulación de hierro (VITRANDEPT). Su potencialidad es similar al anterior. Conjunto de Suelos Negros Limosos (menos del 30% de arcilla) Por encima de los 3.000 metros, sobre pendientes fuertes o suaves de planicies glaciales, se localiza un suelo muy negro profundo, de textura limoso con arena muy fina o arena fina a media y limo, con una saturación de bases cerca del 50%, densidad aparente menos de 1 (EUTRANDEPT). Suelos aptos para el cultivo de la papa, haba y pastizales. Suelos con Alofana En el límite superior de esta zona de vida (sobre los 3.500 metros), cerca de los volcanes, con influencia de neblinas, se encuentra un suelo pseudo limoso muy negro, con una capacidad de retención de humedad mayor al 20%,
  • 17. la saturación de bases es baja (HIDRIC-CRYANDEPT). Su potencialidad es muy limitada, por exceso de humedad y presencia de heladas. Sobre este mismo paisaje, se localiza también un suelo pseudo limoso muy negro, con una capacidad de retención de humedad de 20 a 80%, y una saturación de bases más del 50% en el horizonte superior (DYSTRANDEPT). Estos suelos se encuentran cubiertos de gramíneas, se puede cultivar papas, habas; su limitante, la presencia de heladas. Suelos con Alta Capacidad de Retención de Humedad En los sectores más húmedos de esta zona de vida, se ha formado un suelo muy negro pseudo limoso, untuoso al tacto, esponjoso, con una capacidad de retención de humedad del 100 al 200% de agua por 100 de suelo seco a 105°C (HYDRANDEPT). Se encuentran cubiertos de pajonales, o bajo cultivo de papas y habas, con drenaje. Suelos Arcillosos (40 a 50%) Pardo Rojizos o Rojos Son suelos generalmente derivados de formaciones sedimentarias de arcilla marina o tobas volcánicas marinas, sobre los cuales se ha desarrollado un suelo con un horizonte superior (0-20 cm.) muy negro, de textura limoso arcilloso, el que puede estar mezclado o recubierto de ceniza fina, debajo del cual se encuentra horizontes de color pardo rojizo o pardo obscuro, pesado y friable (TROPUDALF). Están cubiertos de vegetación arbórea o pajonales. Vegetación Antes de la conquista española, las sedimentarias poblaciones del Callejón Interandino, se concentraron mayormente en los límites inferiores de esta zona de vida. Esto trajo consigo una destrucción de la cubierta vegetal original, que parece estuvo formado de un monte bajo pero cerrado de 10-15 metros de altura; y en los límites superiores, un matorral de arbustos erguidos que solo llegaban a 2 6 3 metros de altura. Lo que más se ve hoy en día, son extensos pajonales en el que dominan los géneros Stipa, Calamagrostis y Festuca, en asociación con el Romerillo, Hypericum laricifolium, Mortiño, Vaccinium mortinia, Orejuela, Alchemilla orbiculata, Sacha Chocho, Lupinus alopecuroides, Chuquiragua, Chuquiragua insignis, Valeriana, Valeriana sp. Dentro de este paisaje un tanto monótono, se encuentran montes abiertos de tipo secundario, debido a su intensa explotación para leña y carbón en la que predominan la Sacha Peral o Chachacoma, Escallonia sp., Quishuar, Budleia incana, Colca, Miconia sp., Puma Maqui, Oreopanax sp., Piquil, Ginoxys oleifolia, Chupillay, Berberis sp., Taclli, Pernettya sp., y sobre morrenas provenientes de los glaciales, o a lo largo de los riachuelos, es común encontrar los Quinuares, Polylepis sp., formando macisos compactos.
  • 18. Con el incremento en altitud, los árboles y arbustos se vuelven cada vez más escasos, sin embargo, el arbusto que más se encuentra a estas altitudes es Loricaria thuyoides. En los límites inferiores de esta formación se ve un aumento progresivo en el tamaño y densidad de la vegetación leñosa, mientras los pajonales, como las especies propias del páramo, van desapareciendo. En estos sitios, el monte se transforma en un bosque verdadero, incluyendo aquellas especies que pertenecen a la faja Montano Bajo, como: Sisin, Podocarpus sp., Sarar, Weimmania sp., Sota Clusia sp., varias especies de la familia Melastomaceae, Canelo, Ocotea sp, y algunos helechos arbóreos, sometidos a explotación sobre todo a lo largo de las carreteras. Uso Actual y Potencial Debido a su extenci6n y amplia distribución a lo largo del Callejón Interandino, esta zona de vida contiene una diversidad de formaciones geológicas, imprimiendo en cada una de ellas rasgos característicos propios en cuanto a topografía y calidad de los suelos. Sobre terrenos de moderada inclinación se encuentra un verdadero mosaico de pequeños campos cultivados y entre ellos se ven, pueblos, comunidades y viviendas aisladas de una antigua y densa población indígena. Sobre los terrenos más inclinados, la ganadería es la principal actividad, aunque esto no quiera decir que no se cultiva, en realidad se cultiva, sembrando un año y dejando descansar el suelo durante los siguientes. La hierba y los pastizales invaden rápidamente los campos en descanso, lo cual es aprovechado por el ganado. Como los campos son típicamente pequeños y los de cultivo están muy esparcidos por los terrenos en descanso y pastura, el suelo casi no tiende a erosionarse. Bajo sus condiciones de humedad y suelo, se han cultivado en forma intensa varias plantas autóctonas de notable valor alimenticio, como la papa, la oca, el melloco, la mashua y la quinua, aún en laderas de pendiente marcada a través de la construcción de terrazas. Con la llegada de los españoles se introdujeron varios cultivos como el trigo, la cebada, la avena, el centeno, varias hortalizas, el haba y la cebolla que se aclimataron a las condiciones ecológicas de esta formación. Las cosechas que lo identifican son la papa, la cebada, el haba y la quinua. Aunque son diversos los sistemas de tenencia de la tierra aún predominan extensiones considerables que pertenecen a grandes haciendas particulares. Existen también un buen porcentaje de tierras abarcado por uno y otro sistema en comunidad o propiedad comunal indígena o en pequeñas propiedades particulares. En determinados lugares, la tierra ha sido fraccionada, más de lo que estuvo antes de la aplicación de la Reforma Agraria. En tales sitios, se comienza a sentir los problemas de erosión. En las tierras comunales que son más extensas, se practica el viejo sistema de siembras de cuaresma, bajo el cual se cultiva solo una parte de su superficie, mientras el remanente se encuentra en descanso o barbecho, práctica que se la realiza porque no se utiliza fertilizantes. En las grandes propiedades se ve con frecuencia, el abandono complete del antiguo sistema de cultivos por terrazas.
  • 19. Con asistencia técnica y aplicaciones de fertilizantes, sobre todo en los límites inferiores de esta zona de vida, podrían rendir mucho más de lo que están produciendo hoy en día. Debido a la densidad de población y la casi completa destrucción de sus bosques naturales, existe un tremendo déficit de madera, para leña y carbón para el consumo local. Valdría la pena el ensayo de especies para la producción de madera para aserríos, en su límite inferior, con Eucalyptus bicostata, Eucalyptus regnas, Ciprés, Cupressus lusitanica, Pinus patula, Pinus oocarpa. bosque muy húmedo Montano (Subpáramo muy húmedo) (14) Localización y Superficie Esta zona de vida, corresponde a los páramos bajos y muy húmedos como los que se encuentran en el Ángel y el Carmelo en la provincia del Carchi. Los de Y-nahurcu, Piñán, suroeste de Cuicocha en Imbabura. Parte oriental de los páramos del Cayambe, Puntas, Antisana, Sincholagua. En la cordillera Occidental los páramos de Pichincha, Atacazo, Corazón y parte del Iliniza, en la provincia de Pichincha. Páramos del Cotopaxi, Quilindaña, Pisayambo. Llanganates entre las provincias del Cotopaxi y Tungurahua. Páramos de Sigchos, Quilotoa, Zumbagua, Angamarca y Cutunda en la provincia de Cotopaxi. Salinas, Gallo Rumi y Cañi entre Bolívar y Chimborazo en la cordillera Occidental. En la cordillera Oriental esta formación se la encuentra en el volcán Tungurahua y parte del Altar hacia las estribaciones del Sangay, entre las provincias de Chimborazo y Morona Santiago. Los páramos de Logroño ubicados entre las provincias de Cañar y Morona Santiago. En Azuay, los páramos de Molleturo, Pucará, en la vertiente Occidental, mientras en la Oriental tenemos el monte Alcuquiru, Picacha hacia los páramos de Matanga, por encima de Tutupali. Nacimiento del río Chivato, las estribaciones de Zamora y el nudo de Sabanilla entre las provincias de Loja y Zamora y por último una parte de la cordillera de Chilla y Fierro Urco entre las provincias de El Oro y Loja. Esta formación vegetal, ocupa una superficie de 1'098.045 Has., que corresponde al 4.26% de la superficie total del país. Características Climáticas Los rangos de altitud y temperatura casi son equivalentes a las del bosque húmedo Montano, pero recibe una precipitación media anual entre los 1.000 y 2.000 milímetros. Esta formación vegetal, corresponde en parte al límite superior de la denominada Ceja de Montaña, se caracteriza por una alta incidencia de neblina y un superávit de humedad, sobre todo en aquellas partes que se ubican en las vertientes externas de las dos Cordilleras. Los límites inferiores varían en función de estos factores, así donde es más húmedo se lo encuentra a los
  • 20. 2.800, y donde es menos húmedo a los 3.000 metros, desde donde toma el nombre de "bosque nublado". Las lluvias que en su mayoría son de origen orográfico, caen durante todo el año y no existe meses ecológicamente secos como ocurre en Cotopaxi (74), Pisayambo (79), El Labrado (99) y Papallacta (111), mientras en Sigsicunga (56) Cochasquí (61) e Izobamba (69), estos apenas alcanzan un mes que puede ser julio o agosto. Un porcentaje todavía desconocido pero apreciable de la precipitación total no viene como lluvia verdadera, sino más bien es una resultante de la condensación directa de humedad de aire sobresaturado y neblinas que forman rocío sobre las rocas expuestas, suelo y vegetación. En realidad la formación es mucho más húmeda de lo que registran sus pluviómetros, factor de mucha significancia para el manejo de cuencas hidrográficas. Topografía y Suelos Suelos Limosos Negros y Ácidos En las pendientes fuertes de las vertientes de los Andes, se encuentran suelos derivados en parte de ceniza volcánica, de material sedimentario o arcilla montmorillonítica, de textura limoso y de color negro (20-30cm.), o suelos con algunas arenas gruesas y gravas, sobre rocas poco meteorizadas (morrenas glaciales), a menos de 50 cm de profundidad y otros sin arena ni grava, con incremento de arcilla en profundidad (material sedimentario mezclado de ceniza), sobre rocas discontinuas a menos de un metro de profundidad. La saturación de cationes es muy baja, a veces se encuentra manchas o líneas de un color rojizo pardo (TROPUMBREPT). Una parte de estos suelos esta bajo bosque o matorral, se puede cultivar papas o pastes; sus limitantes son, las heladas y el exceso de humedad. Suelos con Alofana En los límites superiores de esta zona de vida y en pendientes suaves o fuertes, se ha formado un suelo pseudo limoso muy negro, con una capacidad de retención de humedad superior al 80% y menor al 100% (CRYANDEPT y DYSTRANDEPT). Su potencial es similar al anterior. Cerca de los volcanes, sobre ondulaciones suaves, tenemos un suelo desarrollado sobre cenizas, limoso, muy negro, capacidad de retención de agua del 50 al 100%. En profundidad se puede ver la presencia de capas sucesivas de ceniza, de variable granulometría, con capas alternas de ceniza fina completamente blancas o pálidas y de horizontes muy negros, con algunas
  • 21. líneas rojizas de hierro (CRYANDEPT). Su potencial para uso agrícola es muy limitado. Suelos Organo Hydrandept Lejos de los volcanes, en ondulaciones suaves de planicies glaciales, o en fuertes pendientes, se encuentran suelos derivados de ceniza volcánica muy fina o en parte solamente. Estos son muy negros, pseudo limosos, untuosos y esponjosos, con capacidad de retención de humedad (a pF3 sobre muestra sin desecación), muy variable de 100 a 200 y más de agua por 100 de suelo seco a 105°C (HYDRANDEPT). Dentro de este mismo paisaje, también encontramos suelos muy parecidos al anterior, diferenciándose en su capacidad de retención de humedad, que esta alrededor del 50 de agua por 100 de suelo seco a 105°C (DYSTRANDEPT). Estos suelos estan bajo pajonales o matorral bajo. Debería preservarse al máximo su cubierta vegetal natural. Suelos Orgánicos En las partes bajas o en concavidad, se desarrollan suelos orgánicos con más del 30% de materia orgánica, saturados de agua una gran parte del año. Las variaciones de estos suelos están dadas por el tipo y contenido de materia orgánica, teniendo: Suelos pardos, obscuros, o negros, meteorizados o poco meteorizados, de 30 a 40 cm de espesor. A mayor profundidad, se puede ver un suelo alofánico, a veces con un horizonte álbico, más o menos claro (CRYAQUEPT). Suelos Arcillosos Muy Viejos Sobre pendientes muy variadas, generalmente erosionadas, se encuentra suelos arcillosos, con un horizonte superior negro, limoso, suave, untuoso o limoso arcilloso de 20 a 50 cm. de espesor y más del 15% de materia orgánica. Es posible que este suelo sea derivado en parte de ceniza muy fina, los cationes de cambio muy bajo, cerca de 1 m.e.q. por 100 de suelo a 50 cm. de profundidad (HAPLOHUMOX o UMBRIORTHOX). Actualmente se encuentra cubierto de bosque o matorral natural. Vegetación En los páramos bajos de El Ángel y El Carmelo, lo géneros mas conspicuos de esta zona de vida esta constituido de plantas con una forma de crecimiento arosetado, erecto, con un tallo desprovisto de ramas, de hojas muy pubescentes de color blanco, conocido con el nombre de Frailejón, Espeletia hartwegiana. Otro ejemplo notable de estas formas de vida, aunque no necesariamente en estas localidades es el helecho del género Blechnum, que en esta zona de vida parece una palma. Igual puede decirse con respecto al
  • 22. género Puya, de hojas espinosas e inflorescencia columnar central el cual, visto a la distancia parece un Frailejón, debajo de los cuales se encuentran los graminetos, formados por los géneros Festuca, Calamagrostis y Stipa, en asociación con Senecio abietinus, Aragoa cupressina, Bacharis tricuneata y las plantas mencionadas en el bosque húmedo Montano. Otra de las formas de vida, son las asociaciones denominadas en esterilla o almohadón (Cushion plants) y las que se encuentran en lagunas, charcos pequeños, o donde el nivel freático de las aguas es superficial. Dentro de las primeras, que semejan verdaderas tolitas rodeadas de un manto de agua, se encuentran, Werneria sp., Hypochoeris sp., Lycopodium sp., Lepidophyllum sp., y_Azorre[la sp. En las segundas, que son verdaderos pantanos, se encuentran verdaderas carpetas de material turboso saturados de agua, se distinguen: Distichia sp., Lycopodium sp., de color rojo intenso, Plantago sp., Gentiana sp., Isoetes sp., Jamesonia sp., entre otras. Uso Actual y Potencial La adversidad general del medio ambiente en esta zona de vida depende de dos factores (1) el exceso de humedad y (2) topografía abrupta, a estos habría que añadir factores secundarios como la nubosidad y su alta humedad relativa. Esta puede ser una de las razones, a que se encuentren aún hoy en día despoblados a pesar de la tremenda presión para ganar nuevas tierras para el cultivo o pastiz-les que existe en el Callejón Interandino. A lo largo de sus bordes más secos, es decir en las zonas de transición con el bosque húmedo Montano, se ven avances y retrocesos constantes de cada nuevo colono que se rinde ante lo pobre de sus cosechas y lo ralo y mala calidad del pasto que da a sus animales. Debido a su alta humedad, los desmontes son muy difíciles de quemar, por esta misma razón son difíciles de mantener. Se tienen que limpiar los pastos a mano, y esta labor, por sus condiciones topográficas es tan lenta, que no compensa el avance rápido y agresivo del Suru y otros arbustos secundarios. Como se indicó en el capítulo correspondiente a vegetación, la Ceja de Montaña, contiene ciertas especies maderables, cotizados en el mercado nacional por su valor en mueblería y en construcciones, especialmente Sisin, Sarar y Canelo. Por desgracia la mayoría de estas explotaciones son destructivas ya que el arrastre de los troncos por caminos de explotación de fuerte declive, casi verticales, provoca la destrucción completa del sotobosque, lo cual crea condiciones propicias para que se produzca una erosión acelerada, antes de que la nueva vegetación secundaria, pueda crecer como para proteger la zona devastada. Considerando la importancia de la vegetación natural en la regulación del flujo de torrentes para su futuro uso hidroeléctrico, evitar las inundaciones y la protección de carreteras que atraviesan y las que serán construidas a través
  • 23. de ellas en un futuro cercano, es imprescindible que el Estado de garantías lo más pronto posible, de una protección completa contra toda futura explotación irracional y destructiva, por parte de los madereros, los malos agricultores y ganaderos, que a sabiendas de sus limitaciones, especulan con estas tierras. bosque húmedo Sub-Alpino (22) Localización y Superficie Esta zona de vida, linda en su extremo inferior, con la formación estepa Montano y corresponde a los páramos de Sagoatoa entre las provincias de Cotopaxi y Tungurahua. Los páramos del Chimborazo y Carihuairazo, del Runa Shayana al sur, los de Cruspungo, el nudo de Tiocajas, en la parte que linda con el río San Antonio. Cubre apenas una superficie de 25.800 Has. Características Climáticas Sus límites de temperatura media anual varían entre los 6-3°C y recibe una precipitación entre los 250 y 500 milímetros. Topografía y Suelos Suelos Arenosos de Material Volcánico En paisajes de lajar, valles glaciales o en planicies cercanas a los volcanes, tenemos un suelo completamente erosionado por el viento, con afloramiento de una capa de pómez gruesa (1-2 cm), muy poco meteorizada, o en su defecto depósitos de pómez muy recientes, debajo del cual se puede ver capas de ceniza (media-gruesa), cómo los que se encuentran en las faldas del Chimborazo (UDORTHENT). En cambio en paisajes muy variables, en partes planas, onduladas o de fuerte pendiente de volcán, se forman suelos a partir de ceniza volcánica, de textura arenoso (media o gruesa), con micelio de carbonate, pH en agua por encima de 8 (TORRIPSAMMENT). Estos dos suelos corresponden a una asociación edáfica. Vegetación La vegetación corresponde a un pajonal un tanto pequeño de los géneros Poa, Bromus y Agrostis de 10 a 20 cm, que se amarilla y se secan en el verano, mucho más vistosas y mucho más altas, hasta 40 cm, son las gramíneas de los géneros Festuca y Calamagrostis, las cuales se encuentran dispersas especialmente en los suelos arenosos, sobre los cuales ocasionalmente se pueden distinguir Opuntia sp., Gentiana sp., Azorella sp., Astragalus, Senecio y Ephedra. La dominancia del pajonal en detrimento de las plantas leñosas, se debe en parte a las quemas periódicas provocadas por el hombre para promover brotes tiernos para el pastoreo, o los provocados por relámpagos, muy comunes en esta zona de vida.
  • 24. Uso Actual y Potencial El mantenimiento y preservación de su cubierta vegetal natural, es esencial para el manejo del recurso agua. bosque muy húmedo Sub-Alpino (23) Localización y Superficie Esta formación vegetal, la forman los páramos altos del Cotacachi, Imbabura y nacimiento del río Mariano Acosta. Las cimas del Mojanda, Rumiñahui, la vertiente occidental del Sincholagua, del Cotopaxi, Yanahurco, los páramos de Milín a la latitud de Zumbagua, los que se encuentran entre los límites de las provincias de Cotopaxi y Tungurahua. Los páramos de Rumipata y Pachancus entre las provincias de Bolívar y Tungurahua. Los de Gallorumi, Chanlor, Igualata, los de las estribaciones internas de El Altar, Cubillines y Sangay, Achipungu, Soroche y Yanarumi hacia el Tiocajas y los páramos de Minas. Esta zona de vida cubre una superficie de 207.950 Has. Características Climáticas Los rangos altitudinales y de temperatura media anual, de esta zona de vida, es similar a la del bosque húmedo Sub-Alpino, pero se diferencia de aquel, en que registra lluvias que fluctúan entre los 500 y 1000 mm. anuales. La estación meteorológica Río Pita Hda. Pedregal (73), refleja muy bien esta situación. La temperatura media es de 5.6°C, siendo los meses mas fríos los de verano. Llueve durante todo el año, aunque en menos intensidad en los meses de julio y agosto, no existe meses ecológicamente secos. Topografía y Suelos Suelos Arenosos Derivados de Material Volcánico En paisajes muy semejantes a la zona de vida anterior, tenemos también suelos erosionados por el viento, con afloramientos de capas de pómez gruesa, poco meteorizada, mezclada de gravas y piedras (más del 30%) y en profundidad una sucesión de capas de ceniza y pómez (UDORTHENT). Suelos Limosos En pendientes suaves o fuertes de planicies de glaciales, se han desarrollado suelos a partir de ceniza volcánica, suelo muy negro profundo, limoso con arena muy fina, con una densidad aparente cerca a 1, y una saturación de bases mayor al 60% (EUTRANDEPT). En los límites inferiores de esta zona de vida, en estos suelos se puede cultivar papas o pastizales.
  • 25. Suelos con Alofana En esta zona de vida, sobre ondulaciones suaves o de fuerte pendiente, tenemos suelos derivados de ceniza volcánica o en parte solamente de textura pseudo limoso, muy negro, en algunas partes untuoso y esponjoso, con más del 80% de agua (CR-YANDEPT). Suelos cubiertos de pajonales, sin ningún uso potencial. Suelos Orgánicos Donde la pendiente es menor al 12%, tenemos suelos con materia orgánica poco meteorizada, de color pardo obscuro, de 30 a 40 cm de espesor y en profundidad se puede ver, suelo alofánico (CRYAQUEPT). Vegetación La cubierta vegetal de esta zona de vida, son los pajonales ya descritos anteriormente, en el que se destacan en forma aislada el género Senecio de hojas pubescentes y de color blanco, en asociación con Rabo de Zorro, Lupinus alopecuroides de forma columnar, Loricaria thuyoides, Luzula,. sp., Draba sp., Cerastium caespitosum, Calcitium rufescens, entre otras. Uso Actual y Potencial Las indicadas en la zona de vida, bosque húmedo Sub-Alpino.

×