Las adicciones tecnológicas (ensayo)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Las adicciones tecnológicas (ensayo)

on

  • 2,752 views

 

Statistics

Views

Total Views
2,752
Views on SlideShare
2,752
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
32
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Las adicciones tecnológicas (ensayo) Las adicciones tecnológicas (ensayo) Document Transcript

  • Lasadiccionestecnológicas.Asignatura: DHTICSAlumno: Roberto Balderas Cerezo
  • ROBERTO BALDERAS CEREZO Las adicciones tecnológicas. LAS ADICCIONES TECNOLÓGICAS“No puede ser una expresión de libertad adquirir una nueva forma de esclavitud.” Eduardo Kalina.Estamos en el siglo XXI, y nuestra sociedad ha cambiado mucho en las últimasdécadas, esto debido a los grandes avances tecnológicos que se han venidodando durante la ultima década, y estos avances están llamados a hacernos lavida mucho mas fácil, ha tener una mejor comunicación, y tener acceso acualquier tipo de información a través de internet; el cual podemos utilizar ennuestros celulares, computadoras e incluso en video juegos ya sean consolas oindividuales, pero estos avances no solo nos facilitan ciertas cosas sino quetambién han generado grandes cambios en nuestras vidas, en nuestra sociedad yentorno hasta el punto que incluso las adicciones de las personas hancambiado.Definamos de manera general lo que es una adicción o más biencuando se presenta la misma: La adicción se da cuando una persona necesita unestímulo concreto para lograr una sensación de bienestar y por lo tanto, suponeuna dependencia mental y física frente a ese estímulo; por lo tanto lo importanteen una en una adicción no es la actividad concreta que genera la dependencia,sino la relación que se establece con ella.En base a lo ya mencionado sobre lasadicciones comencemos el tema de las adicciones tecnológicas mismo en el queabarcaremos 3 objetos muy importantes que generan adicción el celular, lacomputadora y los videojuegos complementados con el internet ya que ellos engran parte dependen de él.Hablemos de los aparatosLa computadora e InternetInternet es una herramienta a la que se le atribuyen innumerables ventajas parala educación, el comercio, el entretenimiento y en última instancia para el 1
  • ROBERTO BALDERAS CEREZO Las adicciones tecnológicas.desarrollo del individuo. La participación en grupos virtuales nos permiteinteraccionar con gente de nuestros mismos intereses sin importar donde esténubicados físicamente. En un estudio con estos grupos de discusión McKenna yBargh (1998) encontraron que este medio permitía a aquellos conpersonalidades estigmatizadas (como sexo, raza, condición social, aparienciafísica… etc.) Llegar a una gran autoaceptación que en última instancia conducíaa revelar a sus familiares y amigos su identidad oculta. Esto hace que lapertenencia al grupo virtual se convierta en una parte importante de su identidad.Sin embargo a Internet también se le atribuyen propiedades negativas. En unestudio de Kraut y cols. (1998) se llegó a la conclusión de que Internet contribuíaa reducir el círculo social y afectaba el bienestar psicológico, desplazando laactividad social y remplazando los lazos de unión fuertes por otros más débiles.Las amistades creadas en la red parecen ser más limitadas que las respaldadaspor una proximidad física.Con el desarrollo de Internet y su crecimiento exponencial han aparecidotambién los primeros casos de psicopatología relacionados con la red. Eltrastorno de dependencia de la red se ha conocido con muchos nombres:desorden de adicción a Internet –Internet Addiction Disorder (IAD)- (Goldberg,1995), uso compulsivo de Internet (Morahan-Martin y Schumacker, 1997), o usopatológico de Internet – Pathological Internet Use (PIU)- (Young y Rodgers,1998b).Uno de los aspectos problemáticos es: ¿a qué se hacen adictos los adictos aInternet? ¿Es al contenido al que acceden o es al Internet en sí? Respecto aesto Pratarelli y cols. (1999), utilizan el término de adicción al ordenador/Internet,y la definen como un fenómeno o desorden putativo que depende tanto delmedio como del mensaje, sin inclinarse a favor de ninguno.Por otro lado, Griffiths (1997) señala la existencia de lo que el llama "adiccionestecnológicas", que se definen como adicciones no químicas que involucran lainteracción hombre-máquina. Estas pueden ser pasivas como la televisión o 2
  • ROBERTO BALDERAS CEREZO Las adicciones tecnológicas.activas como los juegos de PC, video juegos en todas sus modalidades,celulares o Internet.Es importante mencionar que existe mucha gente que pasa tiempo en excesoconectados a Internet y en conjunto también a una computadora, pero cabemencionar que; en la mayoría de estos casos es debido a actividades diariasque requieren de estar conectado a la red por mucho tiempo, ya sea por trabajoo estudios y esto no los convierte automáticamente en adictos, el autorThompson señala que, para la mayoría de las personas que pasan muchotiempo conectados, lo que podría parecer una adicción no es sino el proceso deaprender lo máximo posible en poco tiempo. Un claro ejemplo de ello son losestudiantes de modalidades a distancia o semiescolarizados quienes basan susestudios en el uso de Internet que les permite continuar con sus estudiosapoyados de una computadora y deInternet como sus principales herramientasde estudio.Si bien comparado con las adicciones químicas las cuales generan un deteriororápido del cuerpo, las adicciones psicológicas también lo hacen pero a un pasomucho más lento ya que poco a poco van deteriorando la salud y condiciónfísica del individuo quien en la mayoría de los casos tiende a subir de peso,cansarse fácilmente con alguna actividad física, o lo más común que es laperdida de sueño. La privación de sueño se produce por la inhabilidad del adictoa cortar la conexión, permaneciendo despierto hasta altas horas de lamadrugada, lo cual podría dar lugar a fatiga, debilitación del sistema inmunitarioy un deterioro de la salud.Es muy evidente los grandes cambios que internet esta produciendo en nuestrasociedad, costumbres, nuestros modos de vida y sobre todo en el modos derelacionarnos con las personas. Comenzando principalmente por la familia, hoyes común mirar a una familia en una sala sin que esta este hablando entre si yaque cada uno vive en la familia su propio mundo, los niños pequeños pegados alos video juegos, los hermanos mayores ya sea al celular o la computadora al 3
  • ROBERTO BALDERAS CEREZO Las adicciones tecnológicas.igual que los padres y ello esta generando la perdida de este valor tanimportante que es la familia.Los riesgos más importantes del abuso de las nuevas tecnologías son,además dela adicción, el acceso a contenidos inapropiados,el acoso o la pérdida deintimidad. Así, en las redes se puedeacceder a contenidos pornográficos oviolentos o transmitirmensajes racistas, proclives a la anorexia, incitadoresalsuicidio o a la comisión de delitos (carreras de coches prohibidas).Asimismoexiste el riesgo de crear una identidad ficticia,potenciada por un factor de engaño,autoengaño o fantasía.Por ejemplo un adolescente se siente más libre tratando de hacer una relación conuna persona del sexo opuesto ya que puede ser alguien que realmente no es en larealidad. Sin embargo, se facilita laconfusión entre lo íntimo, lo privado y lo públicoy se fomentan conductas histriónicas y narcisistas, cuando son deformadoras de larealidad (porejemplo, alardear del número de amigos agregados).De este modo,conectarse al ordenador nada más llegar acasa, meterse en Internet nada máslevantarse y ser lo últimoque se hace antes de acostarse, así como reducir eltiempode las tareas cotidianas, tales como comer, dormir, estudiaro charlar con lafamilia, configuran el perfil de un adicto aInternet. Más que el número de horasconectado a la red, lodeterminante es el grado de interferencia en la vidacotidiana.El celularSin duda algo que ha crecido mucho en la ultima década es la telefonía sobretodo en el caso de la telefonía celular la cual ha crecido de manera descomunalhasta el punto de que hoy en día cerca del 85 % de la población en nuestro paíscuenta con un celular esta cifra habla en general de personas que cuentan conun teléfono móvil, pero vayamos un poco más a fondo ya que los celulares hoynos permiten realizar tantas tareas que en muchas ocasiones nos olvidamos delobjetivo principal de los mismos comunicarnos con los demás. 4
  • ROBERTO BALDERAS CEREZO Las adicciones tecnológicas.La simple idea de mantenerse alejado del teléfono móvil o desconectarse deInternet, aunque sólo sea durante pocos minutos, es suficiente para generar"ansiedad" en un número creciente de personas, los móviles, agendaselectrónicas y en últimos años los Smartphone fueron inventados para quenuestra vida diaria sea cada vez menos complicada, están empezando ainterferir en la vida de las personas hasta el punto que no sabemos cuandodesconectarnos o apartarnos de ellos, y la adicción al celular no trata tanto deque pasemos mucho tiempo hablando por el móvil, el problema es la necesidadde estar conectados y disponibles todo el tiempo, a saber que pasa a cadamomento.Hoy es común ver que la gente no puede incluso salir de casa sin sucelular, no conciben la idea de apartarse de su móvil, es mas no pueden siquierasentarse a la mesa sin tenerlo cerca.Esto provoca que se pierda cada vez más el contacto físico con las personas y amedida que va avanzando la tecnología en los celulares se pierde más elcontacto físico con las personas, la Universidad de Florida (UF) realizó unestudio en el que señala que el uso excesivo de los móviles se asocia a ciertospatrones de conducta que incluyen la necesidad de la persona de "usar algopara sentirse bien o fortalecer esta sensación o sufrir un estado de retraimientosi es privado de ello", en este mismo estudio se recomendó tanto a los usuariosque se reconocen adictos, como a los padres de hijos “obsesionados con susmóviles” cambiar el uso de celulares de ultima tecnología por teléfonos másbásicos y con menos funciones esto con el fin de limitar de cierto modo el uso alcontar con una gama mucho menor de aplicaciones, así mismo es importanteestablecer limites sobre dónde y cuándo emplearlos.Los móviles son útiles en muchas situaciones, pero es conveniente apagarlosdurante una parte del día y "centrarnos en la familia o en las tareas y saber quelos mensajes que nos envíen todavía estarán allí" cuando encendamos de nuevoel teléfono. 5
  • ROBERTO BALDERAS CEREZO Las adicciones tecnológicas.Los videojuegosEn los últimos años ha aparecido entre los adolescentes un nuevo tipo deadicción o dependencia: la adicción a los videojuegos. Es un trastornomáscomún entre aquellos adolescentes con una menor capacidad deautocontrol: impulsivos,con dificultades de atención y concentración, con escasaautoestima y, a menudo, conproblemas depresivos.El 30% de los adolescentes usuarios de Internet o de consolas de videojuegosdesarrollaadicción a esta actividad. De la dedicación excesiva a la adicción haysólo un paso, que es cuando el ordenador pasa a convertirse en el “compañeroinseparable” deladolescente que pasa horas y horas encerrado en su cuartoviviendo aventuras virtuales.Existe la certeza de que el juego de videojuegos es propio de la infancia y losprimerosaños de la adolescencia, no obstante, debemos considerar la existenciade un numerosogrupo de sujetos cuyas edades se sitúan por encima de losmárgenes habitualmenteconsiderados.Hay distintas maneras de relacionarse con los videojuegos:a. Actividad aceptable: juego esporádico con posibilidad de control.b. Actividad de riesgo: no desadaptativo, frecuencia diaria o casi diaria,problemas ymentiras con abandono de otras actividades, pérdida de controlinterno: cuándo sejuega, cuánto y por cuánto.c. Actividad patológica: todo el pensamiento y la vida misma están en losvideojuegos.Aislamiento y pérdida de interés hacia todo lo demás.Es importante destacar que los videojuegos en sí mismos no suponen unaamenaza, sino que todo dependerá del uso y control que se ejerza sobre ellos.Por eso, las adicciones no se centran en el propio videojuego, sino en la formadescontrolada y abusiva en la que se puede presentar. 6
  • ROBERTO BALDERAS CEREZO Las adicciones tecnológicas.ConclusionesLas nuevas tecnologías avanzan imparables hacia la creación de un mundotecnológico y mecánico, paralelo al real, que no repara en cuidar los aspectos máshumanos de las relaciones. Y hace bien. La tecnología no está hecha paracomplicarnos la vida, sino para hacerla mas fácil, somos nosotros los quedebemos ubicarla en su lugar correcto. Esto se convierte en tarea difícil cuandointervienen aspectos psicológicos que impiden el correcto posicionamiento de esatecnología en nuestra vida diaria. No se debe limitar el avance comunicativo através de Internet, por supuesto, sólo advertir de los peligros que acarrean ciertosusos y abusos de la Red de Redes y prevenirlos.Internet no es el sustituto, sino la nueva herramienta. La única forma de que estoocurra es que el ser humano comprenda que el avanzar a estos niveles no ha devenir acompañado de un desuso de la forma de comunicación por excelencia: lafísica. Internet ha de servir para acortar distancias, no para alargar diferencias nicubrir problemas relacionales que se acentuarán, e incluso podrían llegar amostrarse como problemas graves de la personalidad, si no se controla ladependencia al teclado.Por ultimo es importante hacer ver a la sociedad que elmundo no se termina en Internet sino que empieza en él, ya que el mundo deverdad es el original e Internet su reflejo.Y termino con esta frase como una reflexión de que la realidad es mucho mejorque el mundo binario:“La selva que muestra la pantalla del ordenador en el mejor y más detallistade los videojuegos no es la que existe en el Amazonas.” 7
  • ROBERTO BALDERAS CEREZO Las adicciones tecnológicas. BIBLIOGRAFIACaldevilla Domínguez David. Revista Comunicación y Hombre · Número 6 · Año(2010), El hombre binario, Universidad Complutense de Madrid (España) e IPAMde Oporto (Portugal) p.p. 125-138Echeburúa, E. (1999): “¿Adicciones sin drogas? Las nuevas adicciones”, Descléede Brouwer, Bilbao.Lipovetsky, G. (1994): “La era del vacío”, Editorial Anagrama, BarcelonaEcheburúa, E, Paz de Corral. (2010)ADICCIONES · VOL. 22 NÚM. 2 Adicción alas nuevas tecnologías y a las redes sociales en jóvenes: un nuevo reto p.p. 91-96http://www.eluniversal.com.mx/articulos/62489.htmlhttp://www.centro-psicologia.com/es/adiccion-videojuegos.html 8