Your SlideShare is downloading. ×
0
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Psicoanálisis
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Psicoanálisis

2,518

Published on

Segundo Parcial.

Segundo Parcial.

Published in: Education
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
2,518
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
46
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • \n
  • Transcript

    • 1. Psicoanálisis
    • 2. Psicoanálisis
    • 3. Psicoanálisis Sigmund Freud - 1856 -1939
    • 4. Definición
    • 5. DefiniciónA) Un método de investigación que consisteesencialmente en evidenciar la significacióninconsciente de las palabras, actos, produccionesimaginarias (sueños, fantasías, delirios) de un individuo.Este método se basa principalmente en lasasociaciones libres del sujeto, que garantizan la validezde la interpretación. La interpretación psicoanalíticapuede extenderse también a producciones humanaspara las que no se dispone de asociaciones libres.
    • 6. Definición
    • 7. DefiniciónB) Un método psicoterapéutico basado en estainvestigación y caracterizado por la interpretacióncontrolada de la resistencia, de la transferencia y deldeseo. En este sentido se utiliza la palabra psicoanálisiscomo sinónimo de cura psicoanalítica; ejemplo,emprender un psicoanálisis (o un análisis).C) Un conjunto de teorías psicológicas ypsicopatológicas en las que se sistematizan los datosaportados por el método psicoanalítico de investigacióny de tratamiento.
    • 8. Modelo estructural del aparato psíquico
    • 9. Modelo estructural del aparato psíquico
    • 10. Metapsicología
    • 11. MetapsicologíaLa metapsicología elabora un conjunto de modelosconceptuales más o menos distantes de la experiencia,tales como la ficción de un aparato psíquico dividido eninstancias, la teoría de las pulsiones, el proceso de larepresión, etc.La metapsicología considera tres puntos de vista:dinámico, tópico y económico.
    • 12. Metapsicología
    • 13. Metapsicología! Aquí Freud describe como análisis "metapsicológico"una manera precisa de ver un proceso, mecanismo ofenómeno psíquico, considerando para su descripción elinterjuego de tres aspectos:! 1.! Cuáles son las fuerzas en conflicto queintervienen en la dinámica de su aparición y desarrollo(aspecto dinámico);! 2.! dónde acontece, es decir en qué sistemapsíquico ocurre (aspecto tópico);! 3.! cómo cambian las investiduras energéticas, quéocurre a nivel de la distribución y equilibrio de energíapulsional (aspecto económico).
    • 14. Las neuropsicosis de defensa
    • 15. Las neuropsicosis de defensa “Por último, expondré en pocas palabras la representación auxiliar de la que me he servido en esta exposición de las neurosis de defensa. Hela aquí: en las funciones psíquicas cabe distinguir algo (monto de afecto, suma de excitación) que tiene todas las propiedades de una cantidad - aunque no poseamos medio alguno para medirla-; algo que es susceptible de aumento, disminución, desplazamiento y descarga, y se difunde por las huellas mnémicas de las representaciones como lo haría una carga eléctrica por la superficie de los cuerpos.” (Freud, 1894)
    • 16. Dinámico
    • 17. DinámicoCalifica un punto de vista que considera los fenómenospsíquicos como resultantes del conflicto y de lacomposición de fuerzas que ejercen un determinadoempuje siendo éstas, en último término, de origenpulsional.En los textos de Freud, el adjetivo «dinámico» sirvepara calificar especialmente el inconsciente, por cuantoéste ejerce una acción permanente, que obliga a queuna fuerza contraria, asimismo permanente, le impida elacceso a la conciencia. Clínicamente este carácterdinámico se comprueba tanto por la resistencia* halladapara acceder en el inconsciente como por la producciónrepetida de derivado de lo reprimido.
    • 18. Tópico
    • 19. TópicoTeoría o punto de vista que supone una diferenciacióndel aparato psíquico en cierto número de sistemasdotados de características o funciones diferentes ydispuestos en un determinado orden entre sí, lo quepermite considerarlos metafóricamente como lugarespsíquicos de los que es posible dar una representaciónespacial figurada.
    • 20. Económico
    • 21. EconómicoCalifica todo lo relacionado con la hipótesis según lacual los procesos psíquicos consisten en la circulación ydistribución de una energía cuantíficable (energíapulsional), es decir, susceptible de aumento, dedisminución y de equivalencias.«[...] la tentativa de conocer el destino de las cantidadesde excitación y de lograr al menos cierta estimaciónrelativa de su magnitud» El enfoque económico consisteen considerar las catexis* en su movilidad, sus cambiosde intensidad, las oposiciones que se establecen entreellas (concepto de contracatexis), etc.
    • 22. Económico
    • 23. Económico De un modo general, todo el funcionamiento delaparato puede describirse en términos económicoscomo un juego de catexis, retiro de la catexis,contracatexis y sobrecatexis.La catexis hace que cierta energía psíquica se halleunida a una representación o grupo derepresentaciones, una parte del cuerpo, un objeto,etcétera.Contracatexis es soporte de numerosas actividadesdefensivas del yo. Consiste en la catexis por el yo derepresentaciones, actitudes, etc., susceptibles deobstaculizar el acceso de las representaciones y deseosinconscientes.
    • 24. Catexis
    • 25. CatexisUn acontecimiento importante en la historia del sujetopuede ser evocado con indiferencia, y el carácterdisplacentero o intolerable de una experiencia puedeatribuirse a un acontecimiento anodino en lugar de aaquel que, originalmente, provocó el displacer(desplazamiento, a la conciencia y a la motilidad.La cura, tal como se describe en los “Estudios sobre lahisteria”, al restablecer la conexión entre las diferentesrepresentaciones que intervienen, restablece la relaciónentre el recuerdo del acontecimiento traumático y elafecto, favoreciendo así la descarga de éste.
    • 26. Contracatexis
    • 27. ContracatexisEl elemento contracatectizado puede ser de distintasnaturalezas: un simple derivado de la representacióninconsciente (formación substitutiva, como ejemplo unanimal fóbico, que es objeto de especial vigilancia ysirve para mantener reprimidos el deseo inconsciente ylas fantasías con él relacionadas), o un elemento que seopone directamente a aquella representación (porejemplo, formación reactiva: solicitud exagerada de unamadre por sus hijos, que oculta deseos agresivos; afánde limpieza destinado a luchar contra tendenciasanales).
    • 28. Inconsciente
    • 29. Inconsciente
    • 30. Inconsciente
    • 31. InconscienteSi se hubiera de resumir en una palabra el descubrimientofreudiano, ésta sería indiscutiblemente el término«inconsciente».Y a admitir la existencia del inconsciente como un «lugarpsíquico» particular que es preciso representarse, no comouna segunda conciencia, sino como un sistema que tienecontenidos, mecanismos y posiblemente una «energía»específica.Contenidos: los denomina «representantes de la pulsión».La pulsión, situada en el límite entre lo somático y lopsíquico, se encuentra más allá de la oposición entreconsciente e inconsciente; por una parte, no puede jamásdevenir objeto de conciencia, y, por otra, sólo se hallapresente en el inconsciente por medio de sus representantes,esencialmente el «representante representativo
    • 32. Inconsciente
    • 33. InconscienteMecanismos: Ya es sabido que el sueño fue para Freud el«camino real» hacia el descubrimiento del inconsciente. Losmecanismos (desplazamiento, condensación) deducidos delsueño en “La interpretación de los sueños” (DieTraumdeutung, 1900) y constitutivos del proceso primario sevuelven a encontrar en otras formaciones del inconsciente(actos fallidos, lapsus linguae, etc.), que equivalen a lossíntomas por su estructura de compromiso y su función de«cumplimiento de deseo».
    • 34. Inconsciente
    • 35. Inconsciente“Energía especifica” Freud intentó basar la cohesión propiadel sistema lcs y su distinción radical respecto del sistemaPcs en la noción económica de una «energía de catexis»propia de cada sistema. La energía inconsciente se aplicaríaa representaciones, produciendo su catexis o retirándose deellas, y el paso de un elemento de un sistema al otro seproduciría por retiro de la catexis procedente del primero ynueva catexis por parte del segundo.
    • 36. Consciente-Preconsciente
    • 37. Consciente-Preconsciente Desde el punto de vista tópico, el sistema percepción- conciencia se sitúa en la periferia del aparato psíquico, recibiendo a la vez las informaciones del mundo exterior y las provenientes del interior, a saber, las sensaciones pertenecientes a la serie placer-displacer y las reviviscencias mnémicas. Con frecuencia Freud relaciona la función percepción-conciencia con el sistema preconsciente, que entonces recibe el nombre de sistema preconsclente- consclente (Pcs-Cs). Desde el punto de vista funcional, el sistema percepción-conciencia se opone a los sistemas de huellas mnémicas que son el inconsciente y el preconsciente: en aquél no se Inscribe ninguna huella duradera de las excitaciones.
    • 38. Consciente-Preconsciente
    • 39. Consciente-Preconsciente Desde el punto de vista económico, se caracteriza por disponer de una energía libremente móvil, susceptible de sobrecatectizar tal o cual elemento (mecanismo de la atención). La conciencia desempeña un papel importante en la dinámica del conflicto (evitación consciente de lo desagradable, regulación más discrimlnativa del principio del placer) y de la cura (función y límite de la toma de conciencia), pero no puede definirse como uno de los polos que entran en juego en el conflicto defensivo («).
    • 40. Huellas mnemicas
    • 41. Huellas mnemicasTérmino utilizado por Freud, a lo largo de toda su obra,para designar la forma en que se inscriben losacontecimientos en la memoria. Las huellas mnémicasse depositan, según Freud, en diferentes sistemas;persisten de un modo permanente, pero sólo sonreactivadas una vez catectizadas.
    • 42. S
    • 43. S
    • 44. NeurosisS
    • 45. NeurosisS Perversión
    • 46. NeurosisS Perversión Psicosis
    • 47. NeurosisS Perversión Psicosis
    • 48. NeurosisS Perversión Psicosis
    • 49. Neurosis RepresiónS Perversión Psicosis
    • 50. Neurosis RepresiónS Perversión Desmentida Psicosis
    • 51. Neurosis RepresiónS Perversión Desmentida Psicosis Desestimación
    • 52. Neurosis RepresiónS Perversión Desmentida Psicosis Desestimación
    • 53. Neurosis Represión InconscienteS Perversión Desmentida Psicosis Desestimación
    • 54. Neurosis Represión InconscienteS Perversión Desmentida Preconsciente Psicosis Desestimación
    • 55. Neurosis Represión InconscienteS Perversión Desmentida Preconsciente Psicosis Desestimación Consciente
    • 56. Neurosis Represión InconscienteS Perversión Desmentida Preconsciente Psicosis Desestimación Consciente
    • 57. Neurosis Represión Inconsciente ElloS Perversión Desmentida Preconsciente Psicosis Desestimación Consciente
    • 58. Neurosis Represión Inconsciente ElloS Perversión Desmentida Preconsciente Súper yo Psicosis Desestimación Consciente
    • 59. Neurosis Represión Inconsciente ElloS Perversión Desmentida Preconsciente Súper yo Psicosis Desestimación Consciente Yo
    • 60. Pulsiones Neurosis Represión Inconsciente ElloS Perversión Desmentida Preconsciente Súper yo Psicosis Desestimación Consciente Yo
    • 61. Desplazamiento y condensación Pulsiones Neurosis Represión Inconsciente ElloS Perversión Desmentida Preconsciente Súper yo Psicosis Desestimación Consciente Yo
    • 62. Desplazamiento y condensación Pulsiones Neurosis Represión Inconsciente Ello Conciencia moralS Perversión Desmentida Preconsciente Súper yo Psicosis Desestimación Consciente Yo
    • 63. Desplazamiento y condensación Pulsiones Neurosis Represión Inconsciente Ello Conciencia moralS Perversión Desmentida Preconsciente Súper yo Ideal del yo Psicosis Desestimación Consciente Yo
    • 64. Desplazamiento y condensación Pulsiones Neurosis Represión Inconsciente Ello Conciencia moralS Perversión Desmentida Preconsciente Súper yo Ideal del yo Psicosis Desestimación Consciente Yo Mecanismos de defensa
    • 65. Desplazamiento y condensación Pulsiones Neurosis Represión Inconsciente Ello Conciencia moralS Perversión Desmentida Preconsciente Súper yo Ideal del yo Psicosis Desestimación Consciente Yo Mecanismos de defensa Represión
    • 66. Desplazamiento y condensación Pulsiones Neurosis Represión Inconsciente Ello Conciencia moralS Perversión Desmentida Preconsciente Súper yo Ideal del yo Psicosis Desestimación Consciente Yo Mecanismos de defensa Represión Resistencias
    • 67. Desplazamiento y condensación Pulsiones Neurosis Represión Inconsciente Ello Conciencia moralS Perversión Desmentida Preconsciente Súper yo Ideal del yo Psicosis Desestimación Consciente Yo Mecanismos de defensa Represión Resistencias P. de placer y P. de realidad
    • 68. Desplazamiento y condensación Pulsiones Neurosis Represión Inconsciente Ello Conciencia moralS Perversión Desmentida Preconsciente Súper yo Ideal del yo Psicosis Desestimación Consciente Yo Mecanismos de defensa Represión Resistencias P. de placer y P. de realidad Censura
    • 69. Desplazamiento y condensación Pulsiones Neurosis Represión Inconsciente Ello Conciencia moralS Perversión Desmentida Preconsciente Súper yo Ideal del yo Psicosis Desestimación Consciente Yo Mecanismos de defensa Represión Resistencias P. de placer y P. de realidad Censura Percepción
    • 70. Desplazamiento y condensación Pulsiones Neurosis Represión Inconsciente Ello Conciencia moralS Perversión Desmentida Preconsciente Súper yo Ideal del yo Psicosis Desestimación Consciente Yo Mecanismos de defensa Represión Resistencias P. de placer y P. de realidad Censura Percepción Identificación
    • 71. Desplazamiento y condensación Pulsiones Neurosis Represión Inconsciente Ello Conciencia moralS Perversión Desmentida Preconsciente Súper yo Ideal del yo Psicosis Desestimación Consciente Yo Mecanismos de defensa Represión Resistencias P. de placer y P. de realidad Censura Percepción Identificación El yo copia [a la persona amada u odiada]
    • 72. Desplazamiento y condensación Pulsiones P. de placer Neurosis Represión Inconsciente Ello Conciencia moralS Perversión Desmentida Preconsciente Súper yo Ideal del yo Psicosis Desestimación Consciente Yo Mecanismos de defensa Represión Resistencias P. de placer y P. de realidad Censura Percepción Identificación El yo copia [a la persona amada u odiada]
    • 73. Desplazamiento y condensación Eros Pulsiones P. de placer Neurosis Represión Inconsciente Ello Conciencia moralS Perversión Desmentida Preconsciente Súper yo Ideal del yo Psicosis Desestimación Consciente Yo Mecanismos de defensa Represión Resistencias P. de placer y P. de realidad Censura Percepción Identificación El yo copia [a la persona amada u odiada]
    • 74. Desplazamiento y condensación Eros Pulsiones P. de placer Muerte Neurosis Represión Inconsciente Ello Conciencia moralS Perversión Desmentida Preconsciente Súper yo Ideal del yo Psicosis Desestimación Consciente Yo Mecanismos de defensa Represión Resistencias P. de placer y P. de realidad Censura Percepción Identificación El yo copia [a la persona amada u odiada]
    • 75. Desplazamiento y condensación Eros Pulsiones P. de placer Muerte Neurosis Represión Inconsciente Ello Conciencia moralS Perversión Desmentida Preconsciente Súper yo Ideal del yo Psicosis Desestimación Consciente Yo Mecanismos de defensa Represión Resistencias P. de placer y P. de realidad Censura Percepción Identificación El yo copia [a la persona amada u odiada]
    • 76. Desplazamiento y condensación Eros Pulsiones P. de placer Muerte Neurosis Represión Inconsciente Ello Conciencia moralS Perversión Desmentida Preconsciente Súper yo Ideal del yo Psicosis Desestimación Consciente Yo Mecanismos de defensa Represión Resistencias P. de placer y P. de realidad Censura Percepción Identificación El yo copia [a la persona amada u odiada]
    • 77. Desplazamiento y condensación Eros Pulsiones P. de placer Muerte Neurosis Represión Inconsciente Ello Conciencia moralS Perversión Desmentida Preconsciente Súper yo Ideal del yo Psicosis Desestimación Consciente Yo Mecanismos de defensa Represión Resistencias P. de placer y P. de realidad Censura Percepción Identificación El yo copia [a la persona amada u odiada]
    • 78. Desplazamiento y condensación Eros Pulsiones P. de placer Muerte Neurosis Represión Inconsciente Ello Conciencia moralS Perversión Desmentida Preconsciente Súper yo Ideal del yo Psicosis Desestimación Consciente Yo Mecanismos de defensa Represión Resistencias P. de placer y P. de realidad Censura Percepción Identificación El yo copia [a la persona amada u odiada]
    • 79. Desplazamiento y condensación Eros Pulsiones P. de placer Muerte Neurosis Represión Inconsciente Ello Conciencia moralS Perversión Desmentida Preconsciente Súper yo Ideal del yo Psicosis Desestimación Consciente Yo Mecanismos de defensa Represión Resistencias P. de placer y P. de realidad Censura Percepción Identificación El yo copia [a la persona amada u odiada]
    • 80. Desplazamiento y condensación Eros Pulsiones P. de placer Muerte Neurosis Represión Inconsciente Ello Conciencia moralS Perversión Desmentida Preconsciente Súper yo Ideal del yo Psicosis Desestimación Consciente Yo Mecanismos de defensa Represión Resistencias P. de placer y P. de realidad Censura Percepción Identificación El yo copia [a la persona amada u odiada]
    • 81. Mecanismos de defensa
    • 82. Mecanismos de defensaDiferentes tipos de operaciones en las cuales puedeespecificarse la defensa. Los mecanismospreponderantes varían según el tipo de afección que seconsidere, según la etapa genética, segiín el grado deelaboración del conflicto defensivo, etc. Existe acuerdoen afirmar que los mecanismos de defensa sonutilizados por el yo.
    • 83. Mecanismos de defensa
    • 84. Mecanismos de defensaRepresión, regresión, formación reactiva, aislamiento,anulación retroactiva, proyección, introyección, vueltahacia la propia persona, transformación en lo contrario,sublimación, desestimación, desmentida.
    • 85. Pulsiones y destinos de pulsión (1915)
    • 86. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Junto a las excitaciones externas, de las que el sujeto puede huir o protegerse, existen fuentes internas que aportan constantemente un aflujo de excitación al cual el organismo no puede escapar y que constituye el resorte del funcionamiento del aparato psíquico.
    • 87. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Junto a las excitaciones externas, de las que el sujeto puede huir o protegerse, existen fuentes internas que aportan constantemente un aflujo de excitación al cual el organismo no puede escapar y que constituye el resorte del funcionamiento del aparato psíquico. Externos
    • 88. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Junto a las excitaciones externas, de las que el sujeto puede huir o protegerse, existen fuentes internas que aportan constantemente un aflujo de excitación al cual el organismo no puede escapar y que constituye el resorte del funcionamiento del aparato psíquico. Pulsiones Externos
    • 89. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Junto a las excitaciones externas, de las que el sujeto puede huir o protegerse, existen fuentes internas que aportan constantemente un aflujo de excitación al cual el organismo no puede escapar y que constituye el resorte del funcionamiento del aparato psíquico. Pulsiones vs Externos
    • 90. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Junto a las excitaciones externas, de las que el sujeto puede huir o protegerse, existen fuentes internas que aportan constantemente un aflujo de excitación al cual el organismo no puede escapar y que constituye el resorte del funcionamiento del aparato psíquico. Pulsiones Estímulos vs Externos
    • 91. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Junto a las excitaciones externas, de las que el sujeto puede huir o protegerse, existen fuentes internas que aportan constantemente un aflujo de excitación al cual el organismo no puede escapar y que constituye el resorte del funcionamiento del aparato psíquico. Pulsiones Estímulos vs Internas Externos
    • 92. Pulsiones y destinos de pulsión (1915)
    • 93. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) La pulsión sexual no tiene fin y un objeto específico, por lo tanto no es posible ubicarlo en el aparato genital. El objeto es variable y contingente y sólo es elegido en su forma definitiva en función de las vicisitudes de la historia del sujeto. Los fines son múltiples, parciales e íntimamente dependientes de fuentes somáticas; éstas también son múltiples y susceptibles de adquirir y mantener para el sujeto una función prevalente (zonas erógenas).
    • 94. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) La pulsión sexual no tiene fin y un objeto específico, por lo tanto no es posible ubicarlo en el aparato genital. El objeto es variable y contingente y sólo es elegido en su forma definitiva en función de las vicisitudes de la historia del sujeto. Los fines son múltiples, parciales e íntimamente dependientes de fuentes somáticas; éstas también son múltiples y susceptibles de adquirir y mantener para el sujeto una función prevalente (zonas erógenas). Vouyerismo
    • 95. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) La pulsión sexual no tiene fin y un objeto específico, por lo tanto no es posible ubicarlo en el aparato genital. El objeto es variable y contingente y sólo es elegido en su forma definitiva en función de las vicisitudes de la historia del sujeto. Los fines son múltiples, parciales e íntimamente dependientes de fuentes somáticas; éstas también son múltiples y susceptibles de adquirir y mantener para el sujeto una función prevalente (zonas erógenas). Vouyerismo Masoquismo
    • 96. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) La pulsión sexual no tiene fin y un objeto específico, por lo tanto no es posible ubicarlo en el aparato genital. El objeto es variable y contingente y sólo es elegido en su forma definitiva en función de las vicisitudes de la historia del sujeto. Los fines son múltiples, parciales e íntimamente dependientes de fuentes somáticas; éstas también son múltiples y susceptibles de adquirir y mantener para el sujeto una función prevalente (zonas erógenas). Vouyerismo Masoquismo Fetichismo
    • 97. Pulsiones y destinos de pulsión (1915)
    • 98. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Esfuerzo
    • 99. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Esfuerzo Objeto
    • 100. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Esfuerzo Meta Objeto
    • 101. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Esfuerzo Meta Objeto Fuente
    • 102. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Esfuerzo Meta Objeto FuentePor esfuerzo {Drang} de una pulsiónse entiende su factor motor, la sumade fuerza o la medida de la exigenciade trabajo que ella re pre senta{repräsentieren}.
    • 103. Pulsiones y destinos de pulsión (1915)
    • 104. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Esfuerzo
    • 105. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Esfuerzo Objeto
    • 106. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Esfuerzo Meta Objeto
    • 107. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Esfuerzo Meta Objeto Fuente
    • 108. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Esfuerzo Meta Objeto FuenteLa meta {Ziel} de una pulsión es entodos los casos la satisfacción que sólopuede alcanzarse cancelando el estadode estimulación en la fuente de lapulsión.
    • 109. Pulsiones y destinos de pulsión (1915)
    • 110. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Esfuerzo
    • 111. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Esfuerzo Objeto
    • 112. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Esfuerzo Meta Objeto
    • 113. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Esfuerzo Meta Objeto Fuente
    • 114. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Esfuerzo Meta Objeto FuenteEl objeto {Objekt} de la pulsión esaquello en o por lo cual puedealcanzar su meta. Es lo más variableen la pulsión; no está enlazadooriginariamente con ella, sino que se lecoordina sólo a consecuencia de suaptitud para posibilitar la satisfacción.
    • 115. Pulsiones y destinos de pulsión (1915)
    • 116. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Esfuerzo
    • 117. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Esfuerzo Objeto
    • 118. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Esfuerzo Meta Objeto
    • 119. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Esfuerzo Meta Objeto Fuente
    • 120. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Esfuerzo Meta Objeto FuentePor fuente {Quelle} de la pulsión se entiende aquelproceso somático, interior a un órgano o a una parte delcuerpo, cuyo estímulo es representado {repräsentiert} enla vida anímica por la pulsión. No se sabe si este procesoes por regla general de naturaleza química o tambiénpuede corresponder al desprendimiento de otras fuerzas,mecánicas por ejemplo. consecuencia de su aptitud paraposibilitar la satisfacción. No necesariamente es un objetoajeno; también puede ser una parte del cuerpo propio.
    • 121. Pulsiones y destinos de pulsión (1915)
    • 122. Pulsiones y destinos de pulsión (1915)¿Cómo situar esta fuerza que ataca al organismo desde elinterior y lo empuja a realizar ciertos actos susceptiblesde provocar una descarga de excitación? ¿Se trata de unafuerza somática o de una energía psíquica?
    • 123. Pulsiones y destinos de pulsión (1915)¿Cómo situar esta fuerza que ataca al organismo desde elinterior y lo empuja a realizar ciertos actos susceptiblesde provocar una descarga de excitación? ¿Se trata de unafuerza somática o de una energía psíquica? Cerebro
    • 124. Pulsiones y destinos de pulsión (1915)¿Cómo situar esta fuerza que ataca al organismo desde elinterior y lo empuja a realizar ciertos actos susceptiblesde provocar una descarga de excitación? ¿Se trata de unafuerza somática o de una energía psíquica? Cerebro Sinapsis
    • 125. Pulsiones y destinos de pulsión (1915)¿Cómo situar esta fuerza que ataca al organismo desde elinterior y lo empuja a realizar ciertos actos susceptiblesde provocar una descarga de excitación? ¿Se trata de unafuerza somática o de una energía psíquica? Cerebro Mente Sinapsis
    • 126. Pulsiones y destinos de pulsión (1915)¿Cómo situar esta fuerza que ataca al organismo desde elinterior y lo empuja a realizar ciertos actos susceptiblesde provocar una descarga de excitación? ¿Se trata de unafuerza somática o de una energía psíquica? Cerebro Mente Representación Sinapsis representante
    • 127. Pulsiones y destinos de pulsión (1915)¿Cómo situar esta fuerza que ataca al organismo desde elinterior y lo empuja a realizar ciertos actos susceptiblesde provocar una descarga de excitación? ¿Se trata de unafuerza somática o de una energía psíquica? Cerebro Mente Pulsión Representación Sinapsis representante
    • 128. Pulsiones y destinos de pulsión (1915)
    • 129. Pulsiones y destinos de pulsión (1915)Pulsiones yoicas o de autonconservación
    • 130. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Pulsiones yoicas o de autonconservaciónLas grandes funciones orgánicas (nutrición, defecación, emisión de orina, actividad muscular, visión, etc.).
    • 131. Pulsiones y destinos de pulsión (1915)
    • 132. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Pulsiones sexuales
    • 133. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Pulsiones sexualesCaracteres de la pulsión, que la diferenciand e u n i n st i nto : s u o b j eto n o e st ápre d ete r m i n a d o b i o l ó g ica m e nte, s u smodalidades de satisfacción (fines) sonvariables, más especialmente ligadas alfuncionamiento de determinadas zonascorporales (zonas erógenas).
    • 134. Pulsiones y destinos de pulsión (1915)
    • 135. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Sus destinos
    • 136. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Sus destinosEl trastorno hacia lo contrario.La vuelta hacía la persona propia.La represión.La sublimación.
    • 137. Pulsiones y destinos de pulsión (1915)
    • 138. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Sus destinos
    • 139. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Sus destinos El trastorno hacia lo contrario.
    • 140. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Sus destinos El trastorno hacia lo contrario. la vuelta de una pulsión de la actividada la pasividad, y el trastorno en cuanto al contenido.
    • 141. Pulsiones y destinos de pulsión (1915)
    • 142. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Sus destinos
    • 143. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Sus destinos El trastorno hacia lo contrario.
    • 144. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Sus destinos El trastorno hacia lo contrario.Los pares de opuestos sadismo-masoquismo yplacer de ver-exhibición. El trastorno sóloatañe a las metas de la pulsión; la meta activa-martirizar, mirarse remplazada por la pasiva -ser martirizado, ser mirado-.
    • 145. Pulsiones y destinos de pulsión (1915)
    • 146. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Sus destinos.
    • 147. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Sus destinos. El trastorno hacia lo contrario.
    • 148. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Sus destinos. El trastorno hacia lo contrario.El trastorno en cuanto al contenido sedescubre en este único caso: la mudanza delamor en odio.
    • 149. Pulsiones y destinos de pulsión (1915)
    • 150. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Sus destinos
    • 151. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Sus destinos La vuelta hacia la propia persona
    • 152. Pulsiones y destinos de pulsión (1915) Sus destinos La vuelta hacia la propia personaLa vuelta hacia la persona propia se nos hace más comprensiblesi pensamos que el masoquismo es sin duda un sadismo vueltohacia el yo propio, y la exhibición lleva incluido el mirarse elcuerpo propio. La observación analítica no deja subsistirninguna du da en cuanto a que el masoquista go zacompartidamente la furia que se abate sobre su persona, y elexhibicionista, su desnudez. Lo esencial en este proceso esentonces el cambio de vía del objeto, manteniéndose inalteradala meta.

    ×