Sábado 14 de mayo de 2011<br />Versión para imprimir<br /> Rural >   Primer nivel<br />Una nueva matriz energética<br />14...
Una nueva matriz energética mayo 2011
Una nueva matriz energética mayo 2011
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Una nueva matriz energética mayo 2011

760

Published on

A partir de las catástrofes en la plataforma petrolera del Golfo de México y la planta de energía nuclear de Fukushima, en Japón, el autor advierte sobre la necesidad de establecer una nueva matriz energética que incluya a las energías renovables, para hacer frente de manera sustentable a una demanda que crece exponencialmente.

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
760
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
11
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Una nueva matriz energética mayo 2011

  1. 1. Sábado 14 de mayo de 2011<br />Versión para imprimir<br /> Rural > Primer nivel<br />Una nueva matriz energética<br />14/05/11 A partir de las catástrofes en la plataforma petrolera del Golfo de México y la planta de energía nuclear de Fukushima, en Japón, el autor advierte sobre la necesidad de establecer una nueva matriz energética que incluya a las energías renovables, para hacer frente de manera sustentable a una demanda que crece exponencialmente. <br />Por Luis Bertenasco. Especialista En Temas Energéticos.<br />Recién comenzado el nuevo milenio, se ha encendido una luz roja sobre la oferta mundial de la energía. Dos hechos están alertándonos de los riesgos que conlleva el uso de fuentes tradicionales de energía. <br />El primero de estos episodios tuvo su desenlace en abril del 2010, cuando en el Golfo de México se hundió la plataforma Deepwater Horizon, generando el peor desastre ambiental en la historia de los Estados Unidos, con el vertido de unos 800 millones de litros de petróleo, esparcidos en 6.500 kilómetros cuadrados. Los informes finales atribuyen el incidente a errores en las decisiones y a no estar preparada la industria para contener un derrame de tal magnitud a grandes profundidades. <br />En el segundo hecho, casi un año después, en marzo del 2011, sucedió un desastre natural (terremoto y tsunami) que azotó a la planta nuclear de Fukushima, en Japón, generando un escape de radiación que aún no ha logrado ser controlado y en el que los primeros informes dan cuenta de errores determinantes en el diseño y construcción de la planta, al haberse subestimado en las simulaciones este tipo de catástrofe sobre una zona con una amplia historia sísmica. <br />Ambos fenómenos nos alertan sobre los alcances globales que tienen estas actividades: la exploración off shore, que se realiza cada vez en aguas más profundas y que, en caso de derrame, afecta a una vasta zona con soberanía de más de un país; y la actividad nuclear que, como ya demostrara el incidente de Chernobyl, puede llegar a expandirse a varias regiones y cuyos efectos permanecen por años. <br />En el caso del petróleo debe adicionalmente considerarse que, durante su combustión, se liberan a la atmósfera elevadas concentraciones de gases de efecto invernadero, agravando el efecto del cambio climático, problema ambiental que también tiene alcance global.<br />Todo esto se produce en momentos en que, según las proyecciones hacia el año 2050, la demanda mundial de energía exige redoblar la producción para alcanzar las espectaculares tasas de crecimiento de los países emergentes, y las de China e India fundamentalmente.<br />Nos encontramos así con una oferta de combustible ya veterana -muy soportada en las fuentes tradicionales-, que no puede hacer frente a una vertiginosa demanda de energía y que, en alguna de sus fuentes, comienza a revelar que no podrá acompañar tal carrera de crecimiento en el mediano y largo plazo.<br />Esto ya se observa en las demoras existentes para el otorgamiento de nuevos permisos a las empresas petroleras que operan en el Golfo de México (región en la que ya los republicanos acusan al actual presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de estar incentivando aún más la suba de los precios del petróleo); en una mayor conciencia ambiental que demanda respuestas urgentes a los problemas de emisiones que presentan el petróleo al igual que el carbón, en su contribución al cambio climático y en el reciente relanzamiento del debate sobre la utilización de la energía nuclear para la generación de energía.<br />Es aquí donde cobra fundamental importancia la decisión política de un nuevo modelo de matriz energética, que priorice el desarrollo y la utilización de las energías renovables, con una mayor participación del gas (no renovable) que demuestra mejores estándares de seguridad y cuidado del medio ambiente -siendo el de menor nivel de contaminación dentro de los hidrocarburos-.<br />En la Argentina, la elevada participación del gas, que alcanza a más de un 50% de la torta (entre las fuentes primarias de energía), resultaría en un modelo de matriz energética deseable bajo los argumentos antes mencionados, aún bajo supuestos de importación en el corto y mediano plazo, hasta alcanzar el desarrollo del gas no convencional y una mayor exploración en áreas con potencial gasífero. Pero fundamentalmente, esta fuente precisa ser complementada con una mayor participación en energías renovables, procurando de esta manera una matriz energética más limpia y sustentable. <br />En esa línea podemos decir que el 2010 fue el año de la incorporación de los biocombustibles a la matriz energética argentina. A partir de enero de ese año se puso en marcha el programa de bioetanol para su mezcla con naftas, y en marzo se desarrolló el programa de biodiesel para su mezcla con gasoil. <br />En bioetanol el objetivo es alcanzar un corte del 5%, a medida que se desarrolle su oferta, dado que aún no puede atender la demanda de las petroleras, mientras que en biodiesel ya se comercializa una mezcla que alcanza un B7 (7% de biodiesel en el gasoil), pudiendo ser elevado en el corto plazo a un B10 (10% de biodiesel en la mezcla).<br />Es de destacar que en materia de biodiesel, Argentina ya es un jugador de alcance mundial, con un primer puesto como exportador y un cuarto lugar como productor, luego de Alemania, Francia y Brasil. <br />No obstante lo anterior y para lograr un nuevo modelo de matriz energética que acompañe el crecimiento, resulta de vital importancia que: Nuestros líderes políticos mundiales entiendan que el mantenimiento de las actuales políticas solo pueden llevarnos a un quiebre de la oferta, incrementando aún más los precios y los riegos de daños al medio ambiente. <br />Exigir la creación de nuevas y mejores políticas que, a modo de catalizador, aceleren las inversiones en energías renovables. <br />Crear una conciencia empresaria que promueva un portafolio de inversiones que asigne prioridad a los proyectos energéticos que preserven el medio ambiente y demuestren mejores estándares de seguridad. <br />Nuestro compromiso por un ambiente limpio y un uso eficiente de la energía.<br />www.clarin.com/rural/nueva-matriz-energetica_0_480552028.html<br />

×