Eficiencia Energética en Inmuebles de la Administración Pública
       Federal: De Diagnósticos Energéticos a Programas de...
principalmente con profesionales provenientes de otras entidades del sector
energético. Las primeras actividades de la Con...
lineamientos de la Subsecretaría de Egresos de la Secretaría de Hacienda y
Crédito Público sobre ahorro presupuestario par...
Para invitar a las dependencias a participar en el programa se aprovechó la
información y algunos contactos del grupo de t...
como parte de las medidas adoptadas para el aprovechamiento de los potenciales
detectados.


Resultados tangibles e intang...
permitiera al mismo tiempo consolidar la experiencia en cuanto a la elaboración de
diagnósticos energéticos, identificar l...
los altos funcionarios de las dependencias para asegurar la aplicación de las
acciones, así como capacitar a los operadore...
computadora. Éste contiene formatos para realizar los censos, que habían sido
mejorados a partir de la experiencia de “Cie...
funcionario representante ante la Conae para coordinar e instrumentar el
programa, así como para el registro de sus inmueb...
alumbrado y las técnicas para el levantamiento de información. El contenido del
curso esta integrado en un manual que era ...
cursos de capacitación a distancia sobre la metodología de iluminación bajo la
modalidad de tele-conferencia y video-confe...
Para mantener un correcto seguimiento y control del programa, los nuevos
lineamientos exigieron a las dependencias que par...
Durante 2001, se realizaron 4 talleres informativos a funcionarios representantes,
3 cursos de metodología de la informaci...
con resultados significativos. Pilar de este proceso es el diseño y ejecución del
programa “Cien Edificios Públicos”, prog...
Referencias

Acuerdo que establece las disposiciones de productividad, ahorro, transparencia y
desregulación presupuestari...
De Buen, Odón. Ponencia “Programas para la Promoción del Ahorro de Energía”
presentada ante el Comité Técnico Interno de C...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

PROGRAMAS DE AHORRO DE ENERGÍA EN LA APF

5,498

Published on

AHORRO ENERGETICO EN LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA FEDERAL

Published in: Education, Technology, Business
1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
5,498
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
60
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

PROGRAMAS DE AHORRO DE ENERGÍA EN LA APF

  1. 1. Eficiencia Energética en Inmuebles de la Administración Pública Federal: De Diagnósticos Energéticos a Programas de Gran Alcance Resumen1 Las actividades de eficiencia energética en edificios públicos en México se enmarcan paralelamente en un proceso de modernización administrativa del sector público y en el proceso de desarrollo institucional de la Comisión Nacional para el Ahorro de Energía (Conae). El presente caso describe el proceso, el paso de diagnósticos energéticos aislados al programa Cien Edificios Públicos que permitió consolidar las experiencias de Conae y desarrollar la capacidad institucional para ejecutar el Programa de Ahorro de Energía en Inmuebles de la Administración Pública Federal como un programa novedoso, de gran alcance y que ha tenido resultados significativos. Antecedentes Los programas de ahorro de energía orientados al sector público ofrecen un gran potencial de generar ahorros económicos y beneficios ambientales derivados del uso eficiente de la energía al ser éste uno de los mayores usuarios de energía en el país. Asimismo, las acciones de eficiencia energética realizadas en el sector público muchas veces impulsan acciones similares en el sector privado transformando los mercados de productos y servicios para la eficiencia energética. Los primeros esfuerzos de ahorro de energía en el país tienen su origen a principios de los ochenta con el Programa Nacional para el uso Racional de la Energía Eléctrica (PRONUREE) con el que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) buscaba diseminar información en torno al ahorro de energía y las alternativas energéticas con las que contaban diferentes usuarios. Las actividades de dicho programa se redujeron a campañas escolares y domésticas así como seminarios y conferencias y aunque no se cuenta con resultados concretos, sentó las bases para los esfuerzos posteriores. A principios de 1989, la administración federal entrante expone como prioridades la desregulación de la economía y la modernización del sector energético. En el ámbito institucional el PRONUREE se convierte en el Programa de Ahorro de Energía del Sector Eléctrico (PAESE) y se crea la Conae. En 1990, con el fin de apoyar financieramente al PAESE, se crea el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (Fide). La Conae se forma como órgano técnico de consulta 1 El presente caso de estudio fue elaborado por Conae con el apoyo de la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (USAID, por sus siglas en Inglés). 1
  2. 2. principalmente con profesionales provenientes de otras entidades del sector energético. Las primeras actividades de la Conae se centran en la elaboración de auditorías energéticas en diversos sectores, contando para su operación con fondos que procedían principalmente de instituciones del sector energético como la Secretaría de Energía y Minas (SEMIP)2, CFE y Petróleos Mexicanos (Pemex). Primeros esfuerzos En 1992, a tres años de su creación, la Conae establece la “Subcomisión de Ahorro de Energía del Gobierno Federal” con el fin de promover el ahorro de energía en los inmuebles y en las flotas vehiculares de las dependencias del gobierno federal. Para lograr la participación e involucrar a dichas instituciones se formó el grupo general de trabajo en inmuebles con la participación de más de veinte dependencias. Se inició un ciclo de conferencias sobre el tema en diversas instituciones, y se iniciaron diagnósticos energéticos en seis edificios típicos pertenecientes a dependencias federales, entre otras actividades. Los diagnósticos energéticos continuaron hasta 1996, fecha para la que ya se habían realizado 120 estudios energéticos de los cuales aproximadamente un 70% se ejecutó, sin una estrategia clara, por personal de Conae y el resto se llevó a cabo a través de consultores externos, de acuerdo a los procedimientos que cada uno de ellos estableció como apropiados. Sin embargo, la aplicación de dichos estudios sentó las bases para que el propio personal de Conae pudiera realizar diagnósticos energéticos adecuados posteriormente. Los estudios realizados durante el periodo 1992-1996 permitieron evidenciar que el área donde se encontraba la mayor parte de las oportunidades de ahorro de energía era en el sistema de iluminación de los inmuebles. Modernización de la Administración Pública y contexto institucional En 1995, a inicios de la nueva administración federal, la sociedad mexicana se encontraba ya más informada, crítica y participativa en las acciones de gobierno y la opinión pública se encontraba mas interesada en el destino de los recursos públicos. Este nuevo entorno, exigía el replanteamiento de la gestión gubernamental. El Gobierno Mexicano se había propuesto un cambio estructural para el período 1995-2000, replanteando la cobertura, calidad y efectividad de los servicios públicos. Inscrito en el contexto del Plan Nacional de Desarrollo 1995-2000, el 6 de mayo de 1996, el Ejecutivo Federal presento el Programa de Modernización de la Administración Pública 1995-2000 (Promap), que se ajustó a un entorno de austeridad y disciplina en el uso de los recursos presupuestarios. Uno de los objetivos de este programa fue transformar a la Administración Pública Federal (APF) en una estructura eficaz y eficiente3. También en 1996 se publican los 2 La SEMIP se convirtió en la Secretaría de Energía en 1995. 3 Programa de Modernización de la Administración Pública 1995-2000 www.conae.gob.mx/eventos/documentos.shtml#apf 2
  3. 3. lineamientos de la Subsecretaría de Egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público sobre ahorro presupuestario para el ejercicio de ese mismo año, estos lineamientos responden al entorno de austeridad y disciplina en el uso de los recursos presupuestarios y tienen objetivos precisos a fin de fomentar el ahorro y alcanzar mayor productividad y beneficios sociales. En este entorno surge el Programa de Desarrollo y Reestructuración del Sector Energético 1995 –2000, dicho documento plantea que la Conae, entre otras funciones, realizará actividades para el ahorro de energía y en especial programas para la Administración Pública Federal (APF). Sin embargo, aún en 1996, los programas de ahorro de energía de la Conae se habían realizado sin una visión programática y no se tenían detectados los potenciales de ahorro del sector público, lo que obstaculizaba la elaboración de programas. Además, lo incipiente de los programas de ahorro de energía se reflejaba en la falta de personal con el entrenamiento adecuado para diseñar, implantar, operar y evaluar este tipo de programas, lo cual, aunado a la falta de información, tenía como resultado una muy limitada efectividad en la mayoría de los programas realizados4. “Cien Edificios Públicos” A mediados de 1996, como una acción de importancia mayor en las nuevas estrategias y prioridades de la Conae, se diseña el programa “Cien Edificios Públicos” como un programa piloto y de carácter voluntario. El nombre de dicho programa marca su objetivo y alcance. Participarían 100 edificios públicos principalmente oficinas administrativas, escuelas y hospitales. El interés de la Conae fue el de aprovechar la experiencia adquirida durante la elaboración de diagnósticos energéticos5 pero dentro de un programa ordenado, bien planeado, que permitiera “agregar decisiones y soluciones de ahorro de energía de un gran número de usuarios, mismos que en conjunto tendrían un gran impacto”6. Además, los programas debían realizarse bajo el principio de “un mínimo costo de transacción y certidumbre sobre el costo y calidad de las medidas recomendadas”7, principio que formaba parte de la filosofía de gestión de la nueva administración en Conae. 4 De Buen, Odón. Conae, Documentos Internos. 5 En particular, en el Programa de Actividades 1996 de Conae, se menciona la necesidad de “pasar de [esas] actividades con alto contenido técnico (como diagnósticos energéticos) a otras… que permita[n] multiplicar las oportunidades que se han detectado a través de varios años de análisis de alternativas”. 6 De Buen, Odón, Conae, documentos internos. 7 Ponencia “Programas para la Promoción del Ahorro de Energía”, presentada por el Ing. Odón de Buen ante el Comité Técnico Interno de Conae, Junio de 2000. 3
  4. 4. Para invitar a las dependencias a participar en el programa se aprovechó la información y algunos contactos del grupo de trabajo en inmuebles que se había formado en 1992, dentro de la “Subcomisión de Ahorro de Energía del Gobierno Federal” y que se mantenía operando por el entusiasmo de quienes formaban parte del mismo. Precisamente, con el fin de reducir los costos de transacción y tener una mayor participación de los funcionarios gubernamentales “Cien Edificios Públicos” se diseñó involucrando en sus actividades a los operadores de los inmuebles. A su vez, para poder evaluar sistemáticamente la información se elaboró una metodología para hacer las evaluaciones del inmueble. Además, se programaron talleres para capacitar a los operadores de los inmuebles en el uso de la metodología. La metodología consistía de tres formatos: el primero para realizar el levantamiento de datos de los sistemas de iluminación de los inmuebles (censo), un segundo que reflejaba la información relativa a la facturación de energía eléctrica y un último correspondiente a mediciones in-situ que llevaba a cabo el Instituto de Investigaciones Eléctricas (IIE) por encargo de Conae. Estas últimas mediciones eran supervisadas personalmente por expertos de Conae y en ellas se “monitoreaban” los consumos del edificio. La información era utilizada para “cruzarla” con la información proveniente de los otros dos formatos. Se impartieron cursos a los operadores de inmuebles sobre la aplicación de la metodología, mismos que duraban dos horas al día durante una semana. Ésta fue la primera vez que se impartieron cursos a distancia, los cuales contaron con el soporte del Instituto Politécnico Nacional (IPN). Para los operadores que habían recibido el curso pero que requerían de apoyo adicional se diseñaron talleres permanentes que se efectuaban un día a la semana en las instalaciones de Conae. Los operadores normalmente asistían a los talleres con los planos y otra información relativa a sus inmuebles y el personal de Conae los ayudaba a zonificar el inmueble, además de aclarar dudas sobre la aplicación de la metodología. Los responsables de los inmuebles que asistían a los talleres semanales adquirirían la capacidad para levantar los censos en sus inmuebles (durante este período el 90% de los responsables de inmuebles levantó su propio censo, el otro 10% lo realizó con el apoyo de personal de Conae y que de otra forma no lo hubiera realizado) e integrar los formatos correspondientes a ser entregados en Conae para su evaluación8. Los operadores, además, se encargarían del seguimiento permanente de los nuevos consumos y del mantenimiento y operación de los equipos instalados 8 Gran parte de la información y experiencias sobre el desarrollo del programa Cien Edificios Públicos fue obtenida en entrevista con el Ing. Carlos Chávez, Director de Demanda Eléctrica y con la Ing. Azucena Escobedo, Subdirectora de Inmuebles de Conae. 4
  5. 5. como parte de las medidas adoptadas para el aprovechamiento de los potenciales detectados. Resultados tangibles e intangibles Los diagnósticos energéticos efectuados durante el programa permitieron detectar que más del 50% del consumo energético en los edificios públicos correspondía a los sistemas de iluminación, en donde predominaban las lámparas fluorescentes y, en menor medida, se encontraban instaladas lámparas incandescentes y de alta intensidad de descarga. De las fluorescentes solo 16% correspondía a modelos de tipo eficiente9. El programa permitió también determinar dos tipos de medidas de ahorro: las tecnológicas que implican la sustitución de equipos convencionales por otros de mayor eficiencia y las operacionales que no requerían de inversiones, y consisten en medidas simples como establecer un control de encendido y apagado de luces10. En septiembre de 1998, la evaluación de 90 edificios11 -se analizaron más de 800 mil metros cuadrados y más de 135 mil lámparas- cuyos estudios estaban totalmente terminados, mostró que, de aplicarse las medidas sugeridas por el programa, se aprovecharía un potencial de ahorro superior al 21% (5.6% en medidas operacionales y 13.4% en medidas tecnológicas), equivalente a 19 GWh/año (10.3 millones de pesos anuales), además de un ahorro de 3.5 MW de demanda evitada. Las inversiones sugeridas de 14.58 millones de pesos serían recuperables en 17 meses lo que las hacía sumamente eficientes en costo. Dichas medidas preservarían, además de su potencial para liberar recursos utilizables en gasto social, agua y combustibles y evitarían la emisión de contaminantes que generan las plantas termoeléctricas (se calcula que dejarían de emitirse más de 8 mil toneladas de contaminantes). En cuanto al desarrollo interno de Conae, el programa contribuyó a adquirir experiencia en cuanto a la inclusión y capacitación de los operadores de los inmuebles y se creó una base de datos confiable en cuanto a las características físicas y eléctricas por tipo de inmueble, así como los principales índices energéticos que determinan su eficiencia. El diseño y resultados del programa “Cien Edificios Públicos” a finales de 1997, refleja la necesidad de Conae de ejecutar un programa ordenado y planeado que 9 Chávez, Carlos. “Cien Edificios Públicos” Un programa Piloto para el Ahorro de Energía. Agosto de 2001. 10 Estas medidas se detectaron al comparar los diferentes niveles de demanda de energía según la hora del día y la ocupación del inmueble. 11 Participaron en el programa edificios de 9 distintas ciudades del país (Distrito Federal, Veracruz, Mérida, Estado de México, Morelos, Guanajuato, Aguascalientes, Hidalgo y Guerrero) 62 de los 90 edificios evaluados se encontraban en el DF. La mayoría de los edificios evaluados eran oficinas ( 62 de 90). 5
  6. 6. permitiera al mismo tiempo consolidar la experiencia en cuanto a la elaboración de diagnósticos energéticos, identificar los potenciales de ahorro de energía en los edificios públicos, cumplir con los lineamientos de la nueva administración federal, desarrollar y operar herramientas tecnológicas que permitieran involucrar a gran cantidad de usuarios, y a adquirir experiencia en el diseño y operación de programas de ahorro de energía que eventualmente permitieran desarrollar programas de gran alcance. El Programa de Ahorro de Energía en Inmuebles de la APF El surgimiento del programa de Ahorro de Energía de la Administración Pública Federal se encuentra inserto en el clima de la nueva política sobre modernización, racionalidad, austeridad y disciplina presupuestal que venía avanzando desde el principio de la administración lo cual influyó en el sector energético. En 1998, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) solicitó un programa de ahorro a la contraloría de la Secretaría de Energía para ser incorporado al Presupuesto de Egresos de la Federación en los términos del Acuerdo que establece el Programa de Austeridad Presupuestaria de la APF.12 Por su parte, la Secretaría de Energía requirió a la Conae una recomendación en este rubro. Paralelamente, la Conae consolidaba el programa “Cien Edificios Públicos”13. Los resultados del programa y la información y capacidad institucional adquirida sugerían expandir el programa a toda la APF. Los nuevos requerimientos del gobierno federal presentaban una coyuntura favorable para realizarlo. Con estos antecedentes se presentó la propuesta al Secretario de Energía, quien la aceptó. Sin embargo, había que diseñar un programa ad hoc para la escala requerida. “Cien Edificios Públicos” había tardado dos años en completarse, el área de inmuebles de la Conae, encargada del tema, temía ser rebasada por la gran demanda de diagnósticos que significaría incorporar a toda la APF no sólo por inmueble sino también por dependencia14. Por ello se requería establecer un programa coherente, con un esquema de operación y las herramientas tecnológicas apropiadas. Diseño del Programa El diseño del programa que se llevaría a cabo en 1999, planteaba retos diversos. Por un lado, se requería que la Conae actualizara y desarrollara herramientas tecnológicas y mecanismos de operación automatizados. Por otro lado, la experiencia del programa Cien Edificios Públicos indicaba que debía involucrase a 12 Diario Oficial de la Federación, 22 de febrero de 1999. 13 Conae, Catálogo de Programas 1998. 14 Parte de la información sobre las etapas iniciales del programa de APF se obtuvieron en entrevista con el Lic. Patrocinio Barajas, Coordinador de Planeación Estratégica de Conae. 6
  7. 7. los altos funcionarios de las dependencias para asegurar la aplicación de las acciones, así como capacitar a los operadores de los inmuebles para alcanzar el objetivo del programa de reducir los consumos de energía eléctrica en los inmuebles de las dependencias y entidades de la APF. Dado que el programa se estructuraba bajo una lógica de austeridad presupuestal, se requería que su ejecución fuera a un bajo costo de transacción para los usuarios sin que con ello se afectara la calidad en los resultados, por lo que se planteó que el programa operara en su mayor parte a través de Internet vinculando a sus clientes con las herramientas tecnológicas que serían desarrolladas. Debido que el Internet era una herramienta novedosa para muchas de las dependencias y entidades de la APF, la Conae inició el establecimiento de puertos de atención en lugares estratégicos15 para aquellos usuarios que no contaran con acceso a este medio así como la incorporación (al inicio de todos sus cursos) de una capacitación para el manejo y uso del Internet. En este sentido, se diseñó un esquema de operación innovador donde los operadores de inmuebles, funcionarios de las dependencias y funcionarios de la Conae interactuaran de una forma lógica y eficiente. Herramientas tecnológicas En primera instancia se introdujo una sección específica del programa de la APF dentro del sitio de Conae en Internet, donde los usuarios podían encontrar información clave acerca del programa como: bases normativas (Acuerdos del DOF), formato de registro de inmuebles, guías con medidas operativas16 de ahorro, un apartado de preguntas más frecuentes y uno de asistencia técnica para mejorar la calidad en el servicio al usuario, entre otras17. En virtud de que el programa se enfocaría principalmente a la identificación de potenciales de ahorro en los sistemas de iluminación, Conae desarrolló también un sistema ejecutable (llamado SIAPF) para la evaluación automatizada de los sistemas de iluminación de los inmuebles. El SIAPF contaba con una herramienta de captura de información (llamado SILUM) que el usuario podría obtener del sitio de Conae en Internet, junto con un instructivo de instalación y un manual de usuario, e instalarlo en su propia 15 Al principio del programa se identificó que aproximadamente un 20% de dependencias y entidades no contaban con Internet. Durante el establecimiento de los puertos de atención Conae, Conae central apoyó a los responsables de los inmuebles de dichas dependencias y entidades quienes por teléfono enviaban a la Conae la información correspondiente al registro de sus inmuebles. 16 Recomendaciones de ahorro con nula o baja inversión. 17 La sección de APF en Internet presenta la base normativa y mecánica de operación del programa, información y herramientas, preguntas y asistencia técnica, capacitación y documentos y casos exitosos. 7
  8. 8. computadora. Éste contiene formatos para realizar los censos, que habían sido mejorados a partir de la experiencia de “Cien Edificios Públicos”. El SILUM es un sistema amigable con herramientas de ayuda y validación de información, el cual una vez instalado en la computadora del usuario no requiere de Internet para su operación, pero que al término de su llenado permite el envío por correo electrónico de los formatos a la Conae. Dichos formatos son analizados por el SIAPF de manera automática generando los reportes y gráficas correspondientes. Asimismo, esta herramienta permite crear bases de datos (de clientes, instalaciones y tecnologías), fundamentales para la evaluación del programa. El éxito en la utilización del SIAPF, permitió que para el año 2000 se empleara en otros programas de gran alcance de Conae como el de Empresas Paraestatales, Grandes Corporativos, Estados y Municipios, y Pequeñas y Medianas Empresas. Obligatoriedad y esquema de operación El esquema de organización y operación del programa fue incorporado al “Acuerdo que establece los Lineamientos Generales para la Aplicación del Programa de Ahorro de Energía en Inmuebles de la Administración Pública Federal”, y apareció publicado en el Diario Oficial de la Federación el 16 de marzo de 1999. El acuerdo surge en los términos del Acuerdo que establece el Programa de Austeridad Presupuestaria de la APF expedido por la SHCP el 22 de febrero del mismo año. El programa de ahorro de energía en inmuebles ya contaba con un diseño de operación claro y de carácter obligatorio y la Conae aprovecharía la oportunidad con las herramientas tecnológicas, procesos desarrollados, así como con el personal disponible para su cumplimiento. Los lineamientos generales del programa18 establecen su alcance en el artículo tercero, donde se indican las características que deberán cumplir los inmuebles a ser inscritos: estar destinados al uso administrativo principalmente (oficinas); contar con una área igual o superior de 5000 metros cuadrados de espacio interior y; haber tenido un índice de consumo energético igual o superior a 60 kWh / m2 - año durante 1998. Las dependencias y entidades que tuvieran, por lo menos, un inmueble con dichas características, deberían constituir un Comité Interno de Ahorro de Energía, el cual debería estar presidido por un funcionario de alto nivel19 y acreditar a un 18 Acuerdo que establece los Lineamientos Generales para la Aplicación del Programa de Ahorro de Energía en Inmuebles de la Administración Pública Federal, D.O.F. 16 de marzo de 1999. 19 El Comité Interno esta formado por un presidente (Oficial Mayor o su equivalente en las entidades), un secretario, un asesor (Contralor Interno) y dos vocales (Directores Generales de Recursos Humanos y Recursos Materiales). 8
  9. 9. funcionario representante ante la Conae para coordinar e instrumentar el programa, así como para el registro de sus inmuebles vía Internet. Los funcionarios representantes eran informados, a través de talleres específicos, acerca de los lineamientos, mecanismos de operación y actividades a realizar dentro del programa; y a su vez, ellos deberían asignar a un responsable de cada inmueble registrado para que fuera capacitado en el levantamiento de datos y manejo de herramientas (como el SILUM) para el diagnóstico energético. Se creó también un órgano de gobierno de alto nivel para supervisar que el programa se llevara a cabo de manera satisfactoria, denominado Comité Técnico del Programa de Ahorro de Energía en Inmuebles de la APF, el cual funge como órgano de coordinación, consulta, seguimiento y evaluación. El Comité se instaló formalmente el 9 de abril de 1999 y es presidido por el Director General de la Conae20. De manera complementaria a la ejecución del programa, se aprobó por el Comité Técnico la conveniencia de realizar un evento magno para la entrega de reconocimientos a aquellas dependencias y entidades que destacaron de manera significativa en la aplicación de las medidas de ahorro y actividades del programa21. En este evento también se incluyen los reconocimientos a las instituciones educativas, fabricantes, empresas de consultoría y sus asociaciones que apoyaron incondicionalmente en la operación del programa. Capacitación Por último, y punto clave en el proceso de operación del programa, se establecieron diferentes esquemas de capacitación, a través de cursos y talleres, que permitió a los funcionarios de las dependencias y operadores de inmuebles inscritos en el programa aplicar el esquema tecnológico diseñado para éste. A los funcionarios representantes de las dependencias y entidades de la APF se les incorporó a los Talleres Informativos, donde recibían las instrucciones para la operación y seguimiento del programa, así como los procedimientos para el registro de sus inmuebles en el sitio de la Conae en Internet a través de claves específicas para cada institución participante. Con respecto a los operadores de inmuebles, quienes deberían de realizar el censo de equipos de iluminación mediante la herramienta (SILUM) desarrollada por la Conae, se les capacitaba en un curso de 10 horas, donde se presentan los conceptos básicos de iluminación, identificación de las diferentes tecnologías de 20 Además del Director General de la Conae, el Comité se formó con funcionarios de las secretarías de la Contraloría, Energía, Hacienda y Medio Ambiente así como por funcionarios de Pemex, LFC y CFE. 21 Programa de Ahorro de Energía en Inmuebles de la Administración Pública Federal: Resultados 1999-2000 en www.conae.gob.mx/apf/ 9
  10. 10. alumbrado y las técnicas para el levantamiento de información. El contenido del curso esta integrado en un manual que era entregado a los participantes. En este sentido, y dado que el programa era de aplicación nacional, en 1999, se firmó un convenio con el Instituto Politécnico Nacional (IPN) para realizar un curso en la modalidad de educación a distancia en 11 sedes del país para capacitar a los responsables y operadores de inmuebles en el proceso de levantamiento de información; sin embargo, cabe señalar que a pesar del éxito obtenido, el alto costo que presentó el uso de esta tecnología originó que se buscarán otras estrategias de capacitación22. Posteriormente (en el año 2000), se iniciaron los llamados Talleres Tecnológicos sobre equipos eficientes de: iluminación, aire acondicionado y equipos de fuerza, los cuales son impartidos principalmente por los fabricantes, empresas de consultoría y asociaciones especializadas en el tema. Los Talleres están dirigidos a los encargados, operadores de inmuebles y público en general donde se muestran las características técnicas de los equipos eficientes para su compra y procedimientos para su adecuada instalación y operación, pero además funcionan como un buen vínculo entre los usuarios y las empresas de servicios y productos. Evolución del programa El programa se ha venido aplicando durante tres años desde 1999, en donde se han incorporado mayores herramientas de control y seguimiento de las actividades de ahorro de energía, así como mayores retos para la Conae. Estos cambios pueden describirse en tres etapas que corresponden a los ejercicios presupuestales de 1999, 2000 y 2001. Los lineamientos que hicieron obligatoria la operación del programa en 1999, marcan la primera etapa de su desarrollo. Etapa 1 Durante 1999, los lineamientos exigían la inscripción en el programa de los inmuebles, destinados al uso administrativo (oficinas), que contaran con una área igual o superior de 5000 metros cuadrados de espacio interior y; haber tenido un índice de consumo energético anual igual o superior a 60 kWh/m2 durante 1998. Durante este año se inscribieron 317 edificios y se instalaron 62 comités internos de acuerdo al procedimiento explicado anteriormente23. Se impartieron 5 Talleres Informativos sobre el programa para los funcionarios representantes, con el objetivo de involucrarlos con el programa y obtener sus puntos de vista y recomendaciones para mejorarlo. Por otra parte, se impartieron 5 22 Entrevista con el Ing. Carlos Chávez, Director de Demanda Eléctrica de Conae. 23 Programa de Ahorro de Energía en Inmuebles de la Administración Pública Federal: Resultados 1999-2000 en www.conae.gob.mx/apf/ 10
  11. 11. cursos de capacitación a distancia sobre la metodología de iluminación bajo la modalidad de tele-conferencia y video-conferencia. Cada curso fue impartido simultáneamente en 11 sedes del país capacitando a 390 operadores de inmuebles24. Los operadores de inmuebles, una vez capacitados en el uso de la metodología, realizaron los censos a los equipos y enviaban la información a Conae por correo electrónico. La información fue procesada por el sistema SIAPF mismo que emitía los diagnósticos de pre-factibilidad de forma automática para cada inmueble con las recomendaciones correspondientes. Al explorar los resultados del programa se encontró que los ahorros detectados por el diagnóstico de pre-factiblidad, así como la rentabilidad de las inversiones requeridas, podrían ser menores o mayores que las que el diagnóstico mostraba dependiendo de la exactitud con la que era llenado el censo. La Conae recomendaba a las dependencias realizar una auditoria detallada con un consultor calificado para conocer estos factores de manera precisa. Sin embargo, la aplicación del programa mostró que en la gran mayoría de los casos los ahorros eran mayores a los que el diagnóstico indicaba. Para la aplicación de las medidas operativas la Conae incorporó una guía que se encontraba disponible en su sitio en Internet25. El programa fue complementado con las disposiciones establecidas el 10 de marzo de 1999 con el decreto de la Norma que regula las jornadas y horarios de labores en la APF centralizada26, el cual indica que el horario de servicios dentro de la APF centralizada esta comprendido dentro de las 7:00 y las 18:00 horas. De 1998 a 1999 se detectó un ahorro promedio del 10.22% en los consumos de energía eléctrica de las dependencias que participaron en el programa. Además, se constató que los inmuebles que aplicaron la Norma del horario que regula las jornadas y horarios de labores en la APF centralizada lograron reducir sus consumos en un 12.3% en promedio. Etapa 2 En el 2000, se expide el Acuerdo que establece los Lineamientos Generales para la Continuación del Programa de Ahorro de Energía en Inmuebles de la APF, el cual contenía los mismos requerimientos para la inscripción de los inmuebles. Sin embargo, en este año iniciaron los talleres tecnológicos, la asistencia técnica para la implantación de medidas en iluminación y la obligación de tomar un curso especializado en diversas tecnologías que incidieran en el ahorro de energía de un mínimo de 40 horas de duración. 24 Ibídem. 25 Entrevista con la Ing. Azucena Escobedo, Subdirectora de Inmuebles de Conae. 26 Esta norma, se fundamentó en los resultados obtenidos en el programa Cien Edificios Públicos. 11
  12. 12. Para mantener un correcto seguimiento y control del programa, los nuevos lineamientos exigieron a las dependencias que participaron en el programa, un informe anual con los consumos de 1999 y reportes trimestrales de sus actividades y consumos de energía eléctrica en el 2000. Los lineamientos fijan también la meta de lograr una reducción del 20% en su índice de consumo de energía eléctrica con respecto a 199827. Durante este año se inscribieron 75 edificios, se integraron 12 comités internos, se realizaron 3 cursos de capacitación sobre la metodología de iluminación para 88 operadores de inmuebles y 3 talleres informativos para 120 funcionarios representantes. Se realizaron también 8 talleres tecnológicos a los que asistieron 428 personas. Además, se brindo asistencia técnica, de manera constante, a más de 90 dependencias y entidades, con un promedio de 10 solicitudes semanales28. Al analizar el registro completo de 215 inmuebles, se encontró que solo 42 de ellos alcanzaron o sobrepasaron la meta, mientras que 158 edificios lograron ahorros menores al 20%. Lo anterior se debió a: incrementos en la carga, aumento en la utilización de equipos de cómputo, aumento de personal laborando en los inmuebles, la falta de cumplimiento de la norma referente al horario de las jornadas de trabajo, etc.29 Etapa 3 Debido a la dificultad de cumplir la meta marcada para el año 2000, los lineamientos del programa para el año 2001 establecieron que las metas de ahorro de energía serían definidas por cada dependencia y que la Conae vigilaría el cumplimiento de las recomendaciones. Asimismo, y con base en los consumos de energía de los inmuebles registrados en el 2000 y diagnósticos energéticos realizados, se lograron establecer Índices de Referencia de Consumo de Energía Eléctrica (IRCEE) por región, dividiendo el país en tres regiones: 1) Región norte con clima cálido seco; 2) Región centro con clima templado; y 3) Región sur con clima cálido húmedo. Los lineamientos para este año ampliaban el alcance del programa, estableciendo tres niveles de operación: Los niveles 1 (edificios de 1000 m2 a 3000 m2) y 2 (edificios de más de 3000 m2 pero con un índice de consumo inferior al IRCEE) sólo se requería el registro de la instalación por Internet. Para el nivel 3 (edificios de más de 3000 m2 pero con un índice de consumo superior al IRCEE) elaborar un plan de trabajo bianual, informes trimestrales y participar en los cursos y talleres de manera obligatoria. 27 Acuerdo que establece los Lineamientos Generales para la continuación del Programa de Ahorro de Energía en Inmuebles de la Administración Pública Federal para el ejercicio fiscal 2000. Diario Oficial de la Federación, Marzo 15 de 2000. 28 Conae. Informe de Labores 2000. 29 Conae, documentos internos. 12
  13. 13. Durante 2001, se realizaron 4 talleres informativos a funcionarios representantes, 3 cursos de metodología de la información, 6 talleres tecnológicos y un curso básico de iluminación30. Al finalizar el año 2001 con la incorporación de edificios de menores dimensiones aumento de forma notable el desempeño del programa: durante el año el registro de inmuebles aumentó a 493 inmuebles que representan 877 edificios que a su vez significan 4.6 millones de m2 de superficie interior. Al término de este año se encontraban operando 106 Comités internos de Ahorro de Energía31. La evolución del programa, en particular el desarrollo de las herramientas tecnológicas de Conae y la experiencia adquirida en estas tres etapas, han permitido que el área técnica -compuesta por 6 funcionarios- pueda ejecutar el programa de manera más eficaz. Con el propósito de distinguir el esfuerzo de operadores y funcionarios, se han realizado durante las tres etapas anteriores 4 entregas de reconocimientos a dependencias y entidades que se han destacado en cuanto a las actividades del programa y ahorros logrados, cabe señalar que, como se mencionó anteriormente, participan 106 dependencias32 . Resultados del programa Tras tres años de operación del programa (1999, 2000 y 2001) se estima que los inmuebles registrados han generado una reducción en el consumo de energía eléctrica de 100 GW/h, lo que ha representado un ahorro de 70 millones de pesos al sector público33 que pueden ser destinados a otros rubros de mayor prioridad para el país, además de los beneficios ambientales que esto conlleva. Los lineamientos para el año 2002, de ser publicados, darán seguimiento al programa de inmuebles de oficinas e incorporará en sus cursos y talleres lo relacionado a la gestión energética y control de combustible para todas las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal que lo requieran. Conclusiones Las actividades de ahorro de energía en los edificios públicos en México han evolucionado de diagnósticos energéticos aislados a un programa de gran alcance 30 http://www.conae.gob.mx/apf/ 31 Chávez Baeza, Carlos. Presentación: “Programa de Ahorro de Energía en Inmuebles de la Administración Pública Federal”, 22 de febrero de 2002. 32 http://www.conae.gob.mx/apf/ 33 Chávez Baeza, Carlos. Presentación: “Programa de Ahorro de Energía en Inmuebles de la Administración Pública Federal”, 22 de febrero de 2002 13
  14. 14. con resultados significativos. Pilar de este proceso es el diseño y ejecución del programa “Cien Edificios Públicos”, programa piloto y voluntario, que consolida las experiencias adquiridas por la Conae, y permite identificar potenciales así como desarrollar y probar herramientas y métodos de trabajo tanto tecnológicos - metodologías y administración de bases de datos- como de gestión pública - involucramiento de dependencias y operadores- bajo el principio de bajos costos de transacción y certidumbre en los resultados. El proceso de desarrollo de estas actividades refleja, además, la habilidad de la Comisión para adecuarse a su contexto institucional. El paso de articular y ensamblar programas que permitieran agregar decisiones y soluciones de ahorro de energía de gran número de usuarios de inmuebles del sector público se da en paralelo al replanteamiento de la gestión gubernamental y modernización del sector público. En este contexto se hace obligatoria la participación de las dependencias del Sector Público en el Programa de Ahorro de Energía de la APF lo que permite acelerar los procesos que se venían desarrollando en la Conae en cuanto la implantación de un programa de gran alcance basado en la experiencia de “Cien Edificios Públicos”. El programa de APF se ha ido consolidando durante tres etapas a partir de 1999. Este proceso ha permitido ratificar que las inversiones en los inmuebles públicos son en general muy eficientes en costo -las inversiones calculadas serían recuperadas en un plazo promedio de 17 meses- y ha permitido a la Conae perfeccionar su capacidad para desarrollar programas de gran alcance así como herramientas y métodos aprovechables para otras iniciativas y programas. Asimismo, el Gobierno Federal cuenta con un programa efectivo de eficiencia en las entidades públicas y que ha obtenido un ahorro estimado de 70 millones de pesos en tres años de operación. 14
  15. 15. Referencias Acuerdo que establece las disposiciones de productividad, ahorro, transparencia y desregulación presupuestaria en la Administración Pública Federal para el ejercicio fiscal del año 2001. Diario Oficial de la Federación, 27 de febrero 1999. Acuerdo que establece los Lineamientos Generales para la Aplicación del Programa de Ahorro de Energía en Inmuebles de la Administración Pública Federal para el ejercicio fiscal 1999. Diario Oficial de la Federación, 10 de marzo de 1999. Acuerdo que establece los Lineamientos Generales para la Aplicación del Programa de Ahorro de Energía en Inmuebles de la Administración Pública Federal para el ejercicio fiscal 2000. Diario Oficial de la Federación, 13 de marzo de 2000. Acuerdo que establece los Lineamientos Generales para la Aplicación del Programa de Ahorro de Energía en Inmuebles de la Administración Pública Federal para el ejercicio fiscal 2001. Diario Oficial de la Federación, 15 de marzo de 2001. Acuerdo que establece el Programa de Austeridad Presupuestaria de la Administración Pública Federal. Diario Oficial de la Federación, 22 de febrero de 1999. Chávez Baeza, Carlos. “Cien Edificios Públicos” Un programa Piloto para el Ahorro de Energía. Agosto de 2001. Chávez Baeza, Carlos. Presentación: “Programa de Ahorro de Energía en Inmuebles de la Administración Pública Federal”, 22 de febrero de 2002. Conae. Informe de Labores 2000. Conae. Catálogo de Programas 1998. Conae. Catálogo de Programas 1999, 17 de agosto de 1999. Conae. Programa de Actividades y Proyecto de Presupuesto 1996, “Versión Revisada”, marzo 14 de 1996. De Buen, Odón. Discurso durante la entrega de reconocimientos del Programa de Ahorro de Energía en Inmuebles de la Administración pública Federal, 13 de diciembre de 2001. 15
  16. 16. De Buen, Odón. Ponencia “Programas para la Promoción del Ahorro de Energía” presentada ante el Comité Técnico Interno de Conae, Junio de 2000. De Buen, Odón. Conae, Documentos Internos. Entrevista con la Ing. Azucena Escobedo, Subdirectora de Inmuebles de Conae. Entrevista con el Ing. Carlos Chávez, Director de Demanda Eléctrica de Conae. Entrevista con el Lic. Patrocinio Barajas, Coordinador de Planeación Estratégica de Conae. Programa de Modernización de la Administración Pública 1995-2000 www.conae.gob.mx/eventos/documentos.shtml#apf Programa de Ahorro de Energía en Inmuebles de la Administración Pública Federal: Resultados 1999-2000 en www.conae.gob.mx/apf/apf.html#inicio 16

×