Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
61811341 libro-dsm-iv
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

61811341 libro-dsm-iv

  • 378 views
Published

manual de siquiatria

manual de siquiatria

Published in Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
378
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
10
Comments
0
Likes
1

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. DSM IVMANUAL DIAGNÓSTICO Y ESTADÍSTICO DE LOS TRASTORNOS MENTALES (American Psychiatric Association)
  • 2. INTRODUCCIÓNÉsta es la cuarta edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, el DSM-IV,de la American Psychiatric Association. La utilidad y credibilidad del DSM-IV exigen que se centre enobjetivos clínicos, de investigación y educacionales, y se apoye en fundamentos empíricos sólidos.Nuestra prioridad ha sido la de proporcionar una guía útil para la práctica clínica. Mediante labrevedad y concisión en los criterios, la claridad de expresión y la manifestación explícita de lashipótesis contenidas en los criterios diagnósticos, esperamos que este manual sea práctico y deutilidad para los clínicos. Otro objetivo de este documento, aunque adicional, es el de facilitar lainvestigación y mejorar la comunicación entre los clínicos y los investigadores. Hemos intentadoasimismo que sirva de herramienta para la enseñanza de la psicopatología y para mejorar la recogidade datos en la información clínica hasta ahora vigente.Una nomenclatura oficial es necesaria en una amplia diversidad de contextos. Este manual es usadopor clínicos e investigadores de muy diferente orientación (p. ej., investigadores biológicos,psicodinámicos, cognitivos, comportamentales, interpersonales y familiares). Lo usan psiquiatras,otros especialistas, psicólogos, asistentes sociales, enfermeras, terapeutas ocupacionales y derehabilitación, consejeros y otros muchos profesionales de la salud. El DSM-IV debe poder usarse endiferentes situaciones: pacientes ingresados, pacientes ambulatorios, hospital de día, psiquiatría deenlace, consulta privada y asistencia primaria. Se trata también de un instrumento necesario parapoder llevar a cabo y dar a conocer estudios estadísticos sobre salud pública. Afortunadamente,todos estos usos son compatibles.El DSM-IV es producto de 13 Grupos de Trabajo, cada uno de los cuales posee plena responsabilidadsobre una sección de este manual. Esta organización fue diseñada para aumentar la participación degente experta en cada uno de los campos. Se tomaron muchas precauciones a la hora d asegurar eque las recomendaciones del Grupo de Trabajo reflejaran los conocimientos más vigentes y nofueran sólo las opiniones de sus miembros. Después de consultar de manera extensa con expertos yclínicos de cada materia, se seleccionó para el Grupo de Trabajo a aquellos miembros querepresentaran un amplio abanico de perspectivas y experiencias. Los miembros del Grupo de Trabajoaceptarán la idea de trabajar como grupo de consenso y no como abogado de los conceptosanteriores. Además, el Grupo de Trabajo debía seguir un proceso formal basado en las pruebasdisponibles.Los Grupos de Trabajo informaban al Comité Elaborador del DSM-IV, que constan de 27 miembros,muchos de los cuales presidían asimismo algún Grupo de Trabajo. Cada uno de los 13 Grupos deTrabajo se componía de 5 (o más) miembros, cuyas opiniones eran analizadas por un grupo de entre5 y 100 consejeros, escogidos por representar experiencias clínicas y de investigación, disciplinas,formación y ámbitos de actuación muy diversos. La participación de muchos expertos internacionalesha asegurado que el DSM-IV posea la más amplia gama de información y pueda aplicarse y usarse entodo el mundo. Se han realizado multitud de conferencias y reuniones con el fin de proporcionar unaguía conceptual y metodológica para la elaboración del DSM-IV. Entre ellas, muchas han estadodedicadas a consultas entre los realizadores del DSM-IV y los de la CIE-10, con el fin de aumentar lacompatibilidad entre los dos sistemas. Asimismo, han tenido lugar otras reuniones centradas en elpapel de los factores culturales en el diagnóstico de las enfermedades mentales, en el diagnósticogeriátrico y en el diagnóstico psiquiátrico en los centros de asistencia primaria.
  • 3. Con el fin de mantener líneas de comunicación extensas y abiertas, el Comité Elaborador del DSM-IVha establecido contactos con muchos otros componentes de la Amercian Psychiatric Association ycon más de 60 organizaciones y asociaciones interesadas en la confección del DSM (American -IVHealth Information Management Asociation, American Nurse´s Association, American OccupationalTherapy Association, American Psychoanalytic Association, American Psychological Association,American Psychological Society, Coalition for the Family, Group for the Advancement of Psychiatr,National Association of Social Workers, National Center for Health Statistics, World HealthOrganization). Hemos intentado discutir los temas y los datos empíricos al empezar el trabajo, parapoder identificar potenciales problemas y diferencias de interpretación. Ha sido posible, asimismo,realizar intercambios de información mediante la distribución de un boletín informativo semianual(el DSM-IV Update), la publicación de una columna de manera regular en Hospital and CommunityPsychiatry y charlas en reuniones nacionales e internacionales, así como diversos artículos derevistas.Dos años antes de la publicación del DSM-IV, el Comité Elaborador publicó y distribuyó ampliamenteel DSM-IV Options Book. En este libro se incluía un resumen de las propuestas alternativas que sepensaban introducir en el manual, y se solicitaban opiniones y datos adicionales para su posteriordeliberación. Recibimos una extensa correspondencia de gente interesada, que nos proporcionóinformación y recomendaciones sobre el impacto potencial de posibles cambios en el DSM-IV en lapráctica clínica, la enseñanza, la investigación y el trabajo administrativo. Todo esto nos ayudó aprever problemas y a intentar hallar la mejor solución. Un año antes de la publicación de este manualse distribuyó un penúltimo borrador con el fin de permitir la última crítica.En el momento de tomar las últimas decisiones, los Grupos de Trabajo y el Comité Elaboradorrevisaron todo el material y toda la correspondencia reunidos. Creemos que la mayor innovación delDSM-IV reside no en cualquiera de los cambios específicos realizados, sino en el proceso sistemáticoy explícito mediante el cual se elaboró. Más que cualquier otra nomenclatura de trastornosmentales, el DSM-IV está basado en la observación empírica.FUNDAMENTOS HISTÓRICOSA lo largo de la historia de la medicina ha quedado clara la necesidad de confeccionar unaclasificación de los trastornos mentales, pero siempre ha habido escaso acuerdo sobre quéenfermedades deberían incluirse y sobre cuál sería el método óptimo para su organización. Lasmuchas nomenclaturas que se han creado durante los últimos dos milenios se han diferenciado en sudistinto énfasis sobre la fenomenología, etiología y curso, como rasgos definitorios. Algunos sistemashan incluido sólo unas cuantas categorías diagnósticas; otros han incluido miles. Es más, la diversidadha diferido también en función de que su objetivo principal fuese clínico, de investigación oestadístico. Debido a que la historia de la clasificación es demasiado extensa para ser resumida aquí,nos ocuparemos únicamente de aquellos aspectos que han conducido directamente al desarrollo delMANUAL DIAGNÓSTICO Y ESTADÍSTICO DE LOS TRASTORNOS MENTALES (DSM) y a las secciones de"Trastornos mentales" en las diversas ediciones de la Clasificación Internacional de Enfermedades(CIE).En Estados Unidos el impulso inicial para llevar a cabo una clasificación de los trastornos mentalesfue la necesidad de recoger información de tipo estadístico. Podría considera como el primer rseintento oficial de reunir información sobre los trastornos mentales el registro de la frecuencia de una
  • 4. categoría, "idiocia/ locura", en el censo de 1840. En el censo de 1880 se diferenciaron sietecategorías de trastorno mental: manía, melancolía, monomanía, paresia, demencia, dipsomanía yepilepsia. En 1917 el Committee on Statistics of The American Psychological Association (en aquellaépoca denominado American Medico-Psychological Association -el nombre se cambió en 1921-),junto con la National Commission on Mental Hygiene, diseñó un plan, adaptado por la oficina delcenso para reunir datos estadísticos uniformes de diversos hospitales mentales. A pesar de que estesistema prestaba más atención al uso clínico que otros sistemas anteriores, todavía eraprimordialmente una clasificación estadística. La American Psychiatric Association colaboró con laNew York Academy of Medicine en la elaboración de una nomenclatura psiquiátrica aceptable paratodo el país, para ser publicada en la primera edición de la American Medical Association´s StandardClassified Nomenclature of Disease. Esta nomenclatura fue creada básicamente para diagnosticar apacientes ingresados con enfermedades psiquiátricas y neurológicas graves.Mas adelante, el ejército de Estados Unidos confeccionó una nomenclatura mucho más amplia(modificada por la Veterans Administration) para englobar a los enfermos de la Segunda GuerraMundial (p. ej., trastornos agudos, psicofisiológicos y de la personalidad). Al mismo tiempo, laOrganización Mundial de la Salud (OMS) publicó la sexta edición de la CIE, que por primera vezincluía un apartado de trastornos mentales. Este documento de la OMS estuvo muy influido por lanomenclatura de la Veterans Administration e incluyó 10 categorías para las psicosis, 9 para laspsiconeurosis y 7 para los trastornos del carácter, del comportamiento y de la inteligencia.El American Psychiatric Association Committee on Nomenclature and Statistcs desarrolló unavariante de la CIE-6, publicada en 1952, como primera edición del Diagnostic and Statistical Manual:Mental Disorders (DSM-I). El DSM-I consistía en un glosario de descripciones de las diferentescategorías diagnósticas, y fue el primer manual oficial de los trastornos mentales con utilidad clínica.El uso del término "reacción" en el DSM-I reflejó la influencia de la visión psicobiológica de AdolfMeyer, por la que los trastornos mentales representan reacciones de la personalidad a factorespsicológicos, sociales y biológicos.En parte debido a la poca aceptación de la taxonomía de los trastornos mentales contenida en la CIE-6 y la CIE-7, la OMS patrocinó una revisión de los sistemas diagnósticos que llevó a cabo el psiquiatrabritánico Stengel. Se puede afirmar que su trabajo ha inspirado muchos de los avances recientes enla metodología diagnóstica: muy especialmente su énfasis en la necesidad de explicitar definicionescomo medio para realizar diagnósticos clínicos fiables. Sin embargo, la posterior revisión, quecondujo al DSM-II y a la CIE-8, no siguió las recomendaciones de Stengel. El DSM-II fue similar alDSM-I, pero con la desaparición del término "reacción".Al igual que el DSM-I y el DSM-II, la confección del DSM-III se llevó a cabo junto a la elaboración de laCIE-9 (se publicó en 1975 y se puso en práctica en 1978); su realización empezó en 1974 y supublicación tuvo lugar en 1980. El DSM-III introdujo una serie de importantes innovacionesmetodológicas como criterios diagnósticos explícitos, un sistema multiaxial y un enfoque descriptivoque pretendía ser neutral respecto a las teorías etiológicas. Este esfuerzo fue facilitado por el extensotrabajo empírico, realizado en aras de la construcción y validación de los criterios diagnósticos y deldesarrollo de entrevistas semiestructuradas. La CIE-9 no incluía criterios diagnósticos ni un sistemamultiaxial, ya que su función primordial era establecer categorías con la finalidad de hacer más fácilla recogida de datos estadísticos referentes a la salud pública. Por el contrario, el DSM se -III
  • 5. confeccionó con el objetivo adicional de proporcionar una nomenclatura médica para clínicos einvestigadores. Debido al desencanto producido por la ausencia de especificidad de la CIE-9, se tomóla decisión de llevar a cabo una extensa modificación para su uso en Estados Unidos, convirtiéndoseen CIE-9-MC (modificación clínica).El uso del DSM-III constató una serie de inconsistencias en el sistema y un número de casos en losque los criterios diseñados no eran del todo claros. Por ello, la American Psych iatric Associationsugirió a un Grupo de Trabajo que revisara el DSM-III y realizara las oportunas correcciones ymodificaciones, con lo que se obtuvo el DSM-III-R, publicado en 1987.PROCESO DE REVISIÓN DEL DSM-IVLa tercera edición del MANUAL DIAGNÓSTICO Y ESTADÍSTICO DE LOS TRASTORNOS MENTALES harepresentado un gran avance en el diagnóstico de los trastornos mentales y ha facilitado mucho lainvestigación empírica. La creación del DSM-IV se ha beneficiado del sustancial aumento de lainvestigación en el diagnóstico, generado por el DSM-III y el DSM-III-R. La mayoría de los diagnósticosposeen ya literatura de este manual diagnóstico. El Comité Elaborador del DSM y los Grupos de -IVTrabajo han efectuado un proceso empírico a tres niveles, que ha incluido: 1) revisiones sistemáticasde la literatura hasta ahora publicada; 2) reanálisis de los datos ya recogidos, y 3) estudios de campo.Revisión de la literaturaCon el fin de establecer un procedimiento sistemático para buscar, extraer, agregar e interpretardatos de manera objetiva y completa, se patrocinaron dos reuniones. La tarea inicial de cada uno delos Grupos de Trabajo del DSM-IV fue identificar los temas más pertinentes correspondientes a cadadiagnóstico y determinar los tipos de datos empíricos para su resolución. Se asignó a un miembro oconsejero de cada uno de los Grupos de Trabajo la responsabilidad de llevar a cabo una revisiónsistemática y extensa de la literatura, que sirviera para esclarecer el tema y al mismo tiempo se usaraen el texto del DSM-IV. Los campos considerados para tomar decisiones fueron la utilidad clínica, lafiabilidad, la validez descriptiva, las características psicométricas de cada criterio individual y un buennúmero de variables validadas.La revisión de la literatura se centró en: l) los temas relacionados con la descripción clínica y loscriterios diagnósticos, así como su significación con respecto al DSM-IV; 2) el método de revisión(incluyendo la manera de detectar estudios relevantes, el número de estudios a consi erar, los dcriterios de inclusión y exclusión, y las variables catalogadas en cada estudio); 3) los resultados de larevisión (con un resumen descriptivo de los estudios sobre metodología, diseño, correlatos de loshallazgos, hallazgos relevantes y sus análisis), y 4) las opciones para aclarar los temas, las ventajas einconvenientes de cada opción, las recomendaciones y las sugerencias para llevar a cabo másinvestigaciones, siempre que fueran necesarias para llegar a una resolución concluyente.El objetivo de la revisión de la literatura ha sido el de proporcionar información amplia y no sesgada,y asegurar que el DSM-IV contenga la mejor literatura clínica y de investigación actualmentedisponible. Por esta razón se emplearon búsquedas sistemáticas median ordenador y revisiones tecríticas (realizadas por amplios grupos de consejeros) para asegurar que la literatura era la adecuaday que la interpretación de los resultados estaba justificada. Se solicitó a aquellas personas que noestaban muy de acuerdo con las conclusiones de la revisión que dieran su opinión al respecto. La
  • 6. revisiones se analizaban muchas veces, para obtener un resultado lo más exacto y equilibradoposible. Debe reseñarse que para algunos temas encargados a los Grupos de Trabajo del DSM -IV,especialmente aquellos de naturaleza más conceptual o con información insuficiente, la revisión dela literatura empírica fue de utilidad limitada. A pesar de estas limitaciones, las revisiones servíanpara documentar el apoyo empírico y la base racional de las decisiones tomadas por los Grupos deTrabajo del DSM-lV.Reanálisis de los datosCuando la revisión de la literatura revelaba una ausencia de pruebas (o pruebas discordantes) en laresolución de un tema cualquiera, se hacía uso muy a menudo de dos recursos adicionales - reanálisisde datos y estudios de campo- para poder tomar decisiones. El análisis de datos relevantes nopublicados ha sido posible gracias a una subvención de la John D. and Catherine T. MacArthurFoundation a la American Psychiatric Association. La mayoría de los 40 reanálisis de datos realizadospara el DSM-IV supusieron la colaboración de varios investigadores de diferentes lugares. Estosinvestigadores sometieron conjuntamente sus datos a las preguntas realizadas por los Grupos deTrabajo concernientes a los criterios incluidos en el DSM-IlI-R o a los que pudieran incluirse en elDSM-IV. El reanálisis de datos también ha hecho posible la confección de diversos tipos de criterios,probados posteriormente en los estudios de campo d DSM-IV. A pesar de que la mayoría de las elseries de datos utilizados en los reanálisis se extrajeron de estudios epidemiológicos, clínicos oterapéuticos., resultaron de gran utilidad para aclarar los problemas nosológicos con los que seenfrentaron los Grupos de Trabajo del DSM-IV.Estudios de campoEl National Institute of Mental Health (NIMH), en colaboración con el National Institute on DrugAbuse (NIDA) y el National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism (NIAAA), han patrocinado 12de los estudios de campo. Estos estudios han permitido a los Grupos de Trabajo comparar opcionesalternativas y estudiar el posible impacto de los cambios sugeridos. Los estudios de campo hancomparado el DSM-III, el DSM-III-R y la CIE-10, y han propuesto una serie de criterios para el DSM-IV(en 5-10 lugares diferentes por cada estudio y con aproximadamente 100 individuos cada uno). Seseleccionó a individuos representativos de grupos de diferente ámbito sociocultural y étnico con elfin de establecer una generalización de los resultados y probar algunos de los más complicadosaspectos del diagnóstico diferencial. Los 12 estudios de campo incluyeron más de 70 lugares yevaluaron a más de 6.000 individuos. Se recogió información sobre la fiabilidad y funcionamiento decada criterio, así como de los puntos específicos de cada uno de ellos. Este tipo de estudio fue deutilidad también para salvar la frontera entre la investigación y la práctica clínicas, determinandocómo se aplican en la práctica los cambios derivados de la investigación.Criterios para los cambiosA pesar de que ha sido imposible establecer criterios absolutos e infalibles sobre cuándo realizarcambios, algunos principios han servido de guía. El umbral para realizar revisiones ha sido más altopara el DSM-IV que para el DSM-III y el DSM-III-R. Las decisiones tenían que estar justificadasmediante una base racional y una revisión sistemática de datos empíricos relevantes. Para aumentarla utilidad clínica y el uso del DSM-IV, se han simplificado y clarificado los tipos de criterios, siempreque haya podido justificarse mediante datos empíricos. Se ha intentado establecer el mayor
  • 7. equilibrio posible entre la tradición histórica (centrada en el DSM-III y el DSM-III-R), la compatibilidadcon la CIE-10, las pruebas suministradas por la revisión de la literatura, los análisis de los datos nopublicados, los resultados de los estudios de campo y el consenso sobre cada tema. Aunque lacantidad de pruebas requeridas para respaldar los cambios ha sido mayor, hubo muchas variacionesde unas enfermedades a otras, ya que el fundamento empírico para las decisiones tomadas en elDSM-III y el DSM-III-R también ha variado. Por sentido común, los grandes cambios para resolverproblemas menores han requerido más pruebas que los cambios pequeños para solucionarproblemas mayores. Se han recibido sugerencias para incluir nuevos diagnósticos en el DSM -IV.Quienes las proponían opinaban que los nuevos diagnósticos eran necesarios para mejorar lacobertura del sistema, ya que era importante incluir a grupos de individuos que no podían serdiagnosticados según el DSM-III-R o que, en el mejor de los casos, sólo podían ser clasificados en lacategoría de "no especificados". Se decidió que, en general, se debían incluir nuevos diagnósticos enel sistema sólo después de que la investigación hubiera permitido su inclusión, y no para que suinclusión permitiera la investigación. Sin embargo, los diagnósticos incluidos en la CIE-10 gozaban deuna mejor consideración que los recién acabados de proponer para el DSM El aumento de la -IV.utilidad marginal, claridad y cobertura proporcionado por los nuevos diagnósticos tenía que sersopesado frente a los problemas y dificultades que significaba para el sistema, frente a la escasez dela documentación empírica, los posibles diagnóstico erróneos y el mal uso. No puede existirclasificación alguna de los trastornos mentales con un número suficiente de categorías específicasque abarquen todos y cada uno de los casos clínicos. Las categorías "no especificados" proporcionanuna cobertura a los casos no infrecuentes que se hallan cerca de las definiciones categóricasespecíficas.Fuentes del DSM-IVLa documentación ha sido la base fundamental de la realización del DSM-IV. El DSM-IV Sourcebook,publicado en cuatro volúmenes, ha intentado proporcionar u registro de referencia amplio y nconveniente, tanto clínico como de investigación, para las diversas conclusiones a las que han llegadolos Grupos de Trabajo y el Comité Elaborador. Los tres primeros volúmenes del Sourcebookcontienen versiones condensadas de las 150 revisiones de la literatura. El cuarto volumen consta deinformación sobre el reanálisis de datos, información sobre los estudios de campo y un resumen finalde las bases racionales tenidas en cuenta a la hora de tomar las decisiones. Además, todo esteesfuerzo estimuló la publicación de muchos trabajos que fueron de gran utilidad para el DSM-IV.RELACION CON LA CIE-10La décima revisión de la Clasificación estadística internacional de enfermedades y problemas desalud (CIE- 10), llevada a cabo por la OMS, se publicó en 1992. En Estados Unidos, se espera disponerde una modificación clínica de la CIE-10 (CIE-10-MC) en el año 2004. Todas aquellas personas quehan confeccionado la CIE-10 y el DSM-IV han trabajado en estrecho contacto para coordinar susesfuerzos, lo cua1 ha dado lugar a una recíproca influencia. La CIE-10 consiste en un sistema oficialde códigos y en una serie de documentos e instrumentos relacionados con la clínica y lainvestigación. Los códigos y los términos del DSM-IV son totalmente compatibles con los de la CIE-9-MC y la CIE-10. Los borradores clínicos y de investigación de la CIE-10 han sido revisados por losGrupos de Trabajo del DSM-IV y han proporcionado temas importantes para las revisiones de laliteratura y los reanálisis de datos. El borrador de las versiones de los criterios diagnósticos para la
  • 8. investigación de la CIE-1O se ha utilizado como alternativa de comparación en el DSM-III y en el DSM-III-R, y ha sugerido también una serie de criterios para los estudios de campo del DSM-IV. La enormecantidad de consultas entre los autores del DSM-IV y de la CIE-10 (que fueron facilitadas por NIMH,NIDA Y NIAAA) ha sido muy útil a la hora de aumentar la congruencia y reducir las diferencias pocosignificativas entre los términos de los dos sistemas.REVISIÓN DEL TEXTO DEL DSM-IV (DSM-IV-TR)Uno de los aspectos más importantes del DSM-IV ha sido su utilidad como herramienta docente, algoespecialmente cierto por lo que respecta al texto descriptivo que acompaña a los criterios utilizadospara el diagnóstico de los trastornos mentales. Teniendo en cuenta que el intervalo entre el DSM-IV yel DSM-V está siendo más dilatado que el intervalo entre las ediciones anteriores (12 años, por lomenos, frente a 7 años entre el DSM-III y el DSM-III-R y entre el DSM-III-R y el DSM-IV), lainformación del texto (basada en la literatura existente hasta el año 1992) corre el riesgo de llegar aresultar obsoleta debido al gran volumen de investigaciones publicadas cada año. Para pasar delDSM-IV al DSM-V, se ha realizado una revisión del texto del DSM-IV con los siguientes objetivos: 1)corregir los errores de hecho identificados en el texto del DSM-IV; 2) revisar el texto del DSM-IV paraasegurar que toda la información continúa estando actualizada; 3) hacer cambios en el texto delDSM-IV para reflejar la nueva información disponible desde que las revisiones de la bibliografía delDSM-IV finalizaron en 1992; 4) llevar a cabo mejoras que aumenten el valor docente del DSM-IV, y 5)actualizar los códigos de la CIE-9-MC modificados en la actua1ización del código del DSM-IV de 1996.Al igual que en el DSM-IV original, todos los cambios propuestos para el texto han tenido queapoyarse en datos empíricos concretos, limitándose además a secciones del texto (p. Ej.,características y trastornos asociados, prevalencia). No se consideró la introducción de cambiossustanciales en los criterios ni se contemplaron tampoco propuestas de nuevos trastornos o nuevossubtipos; tampoco se creyó oportuno llevar a cabo cambios en las categorías de los apéndices delDSM-IV.El proceso de revisión del texto se inició en 1997 con la reunión de los Grupos de Trabajo para larevisión del DSM-IV-TR, siguiendo la misma estructura de Grupos de Trabajo del DSM-IV original. Seconsultó a los jefes de los Grupos de Trabajo del DSM-IV original para que dieran su opinión sobre lacomposición de los Grupos de Trabajo para la revisión del texto. Cada grupo tuvo la responsabilidadde actualizar una sección del texto del DSM-IV. Esto supuso revisar cuidadosamente el texto con elfin de identificar errores u omisiones y, posteriormente, llevar a cabo una revisión d etallada ysistemática de la literatura para seleccionar la información más importante publicada desde el año1992. Los miembros del Grupo de Trabajo para la revisión del texto propusieron una serie decambios acompañados de justificaciones escritas y de referencias relevantes. A lo largo de una seriede reuniones, cada uno de los miembros presentaba al resto del Grupo los cambios que proponía,junto con sus respectivas justificaciones y referencias, y sometiendo a su opinión si quedaban losuficientemente justificados por la documentación reunida. Una vez terminadas las propuestas de loscambios que debían introducirse, éstas se transmitieron a un grupo de asesores específicos para cadasección (formado por miembros del Grupo de Trabajo del DSM-IV original y por consultoresadicionales) para su posterior comentario y revisión. A los consultores también se les dio laoportunidad de sugerir cambios adicionales, siempre que proporcionaran datos suficientementeconvincentes para justificar su inclusión en el texto. Tras considerar los comentarios efectuados porlos consultores, se confeccionaron los borradores finales de los cambios propuestos, enviándose para
  • 9. que fueran revisados por última vez y aprobados por el Comité de la American PsychiatricAssociation para el diagnóstico y la valoración psiquiátrica.La mayoría de los cambios propuestos y fundamentados en la literatura se concentró en losapartados de "síntomas y trastornos asociados" (que incluye los hallazgos de laboratorio), así comoen los de "síntomas dependientes de la cultura, la edad y el sexo", "Prevalencia", "Curso" y "PatrónFamiliar". Para algunos trastornos, el apartado de "Diagnóstico diferencial" también se amplió con elfin de proporcionar distinciones más amplias.DEFINICIÓN DE TRASTORNO MENTALA pesar de que esta obra se titula MANUAL DIAGNÓSTICO Y ESTADÍSTICO DE LOS TRASTORNOSMENTALES, el término "trastorno mental" implica, desafortunadamente, una distinción entretrastornos "mentales" y "físicos" (un anacronismo reduccionista del dualismo mente/cuerpo). Losconocimientos actuales indican que hay mucho de "físico" en los trastornos "mentales" y mucho de"mental" en los trastornos "físicos". El problema planteado por el término trastornos "mentales" haresultado ser más patente que su solución, y, lamentablemente, el término persiste en el título delDSM-IV, ya que no se ha encontrado una palabra adecuada que pueda sustituirlo.Es más, a pesar de que este manual proporciona una clasificación de los trastornos mentales, debeadmitirse que no existe una definición que especifique adecuadamente los límites del concepto"trastorno mental". El término "trastorno mental", al igual que otros muchos términos en la medicinay en la ciencia, carece de una definición operacional consistente que englobe todas las posibilidades.Todas las enfermedades médicas se definen a partir de diferentes niveles de abstracción -comopatología estructural (p. ej., colitis ulcerosa), forma de presentación de los síntomas (p. ej., migraña).,desviación de la norma fisiológica (p. ej., hipertensión) y etiología (p. ej., neumonía neumocócica)-.Los trastornos mentales han sido definidos también mediante una gran variedad de conceptos (p. ej.,malestar, descontrol, limitación, incapacidad, inflexibilidad, irracionalidad, patrón sindrómico,etiología y desviación estadística). Cada uno es un indicador útil para un tipo de trastorno mental,pero ninguno equivale al concepto y cada caso requiere una definición distinta.A pesar de estas consideraciones, la definición de trastorno mental del DSM-IV es la misma que la delDSM-III y la del DSM-III-R, ya que es tan útil como cualquier otra definición y, además, ha permitidotomar decisiones sobre alteraciones ubicadas entre la normalidad y la patología, que deberían serincluidas en el DSM-IV. En este manual cada trastorno mental es conceptualizado como un síndromeo un patrón comportamental o psicológico de significación clínica, que aparece asociado a unmalestar (p. ej., dolor)., a una discapacidad (p. ej., deterioro en una o más áreas de funcionamiento)o a un riesgo significativamente aumentado de morir o de sufrir dolor, discapacidad o pérdida delibertad. Además, este síndrome o patrón no debe ser meramente una respuesta culturalmenteaceptada a un acontecimiento particular (p. ej., la muerte de un ser querido). Cualquiera que sea sucausa, debe considerarse como la manifestación individual de una disfunción comportamental,psicológica o biológica. Ni el comportamiento desviado (p. ej., político., religioso o sexual) ni losconflictos entre el individuo y la sociedad son trastornos mentales, a no ser que la desviación o elconflicto sean síntomas de una disfunción.Una concepción errónea muy frecuente es pensar que la clasificación de los trastornos mentalesclasifica a las personas; lo que realmente hace es clasificar los trastornos de las personas que los
  • 10. padecen. Por esta razón, el texto del DSM-IV (al igual que el texto del DSM-III-R) evita el uso deexpresiones como un "esquizofrénico" o "un alcohólico" y emplea las frases "u individuo con nesquizofrenia" o "un individuo con dependencia del alcohol".USO DEL DSM-IVLimitaciones del enfoque categorialEl DSM-IV es una clasificación categorial que divide los trastornos mentales en diversos tiposbasándose en series de criterios con rasgos definitorios. La formulación de categorías es el métodohabitual de organizar y transmitir información en la vida diaria, y ha sido el enfoque fundamentalempleado en todos los sistemas de diagnóstico médico. Un enfoque categorial es siempre má sadecuado cuando todos los miembros de una clase diagnóstica son homogéneos, cuando existenlímites claros entre las diversas clases y cuando las diferentes clases son mutuamente excluyentes.Sin embargo, deben reconocerse las limitaciones del sistema de clasificación categorial. En el DSM-IVno se asume que cada categoría de trastorno mental sea una entidad separada, con límites que ladiferencian de otros trastornos mentales o no mentales. Tampoco hay certeza de que todos losindividuos que padezcan el mismo trastorno sean completamente iguales. El clínico que maneje elDSM-IV debe considerar que es muy probable que las personas con el mismo diagnóstico seanheterogéneas, incluso respecto a los rasgos definitorios del diagnóstico, y que los casos límite sondifíciles de diagnosticar, como no sea de forma probabilística. Esta perspectiva permite una mayorflexibilidad en el uso del sistema, presta más atención a los casos límite y pone énfasis en lanecesidad de recoger mayor información clínica adicional q vaya más allá del diagnóstico. En uereconocimiento a la heterogeneidad de los casos clínicos, el DSM incluye series de criterios -IVpolitéticos, en los cuales sólo se necesita presentar unos pocos síntomas de la amplia lista general(p.eEj., el diagnóstico de trastorno límite de la personalidad requiere sólo 5 de los 9 rasgosdefinitorios).Algunos participantes en el proyecto sugirieron que la clasificación del DSM-IV se realizara siguiendoun modelo dimensional, a diferencia del DSM-III-R, que empleó un modelo categorial. El sistemadimensional clasifica los casos clínicos basándose en la cuantificación de atributos (más que en laasignación de categorías) y es de mayor utilidad en la descripción de los fenómenos que sedistribuyen de manera continua y que no poseen límites definidos. A pesar de que este sistemaaumenta la fiabilidad y proporciona mayor información clínica (ya que define atributos clínicos quepueden pasar desapercibidos en un sistema de categorías), posee serias limitaciones; por esta razónes menos útil para la práctica clínica y la investigación que el sistema de categorías. Las descripcionesdimensionales numéricas resultan menos familiares y claras que los nombres de las categorías de lostrastornos mentales. Es más, aún no existe acuerdo para la elección de las dimensiones óptimas quedeben usarse para clasificar. Sin embargo, es posible que el aumento de la investigación y lafamiliaridad con los sistemas dimensionales conduzca a una mayor aceptación tanto como métodode transmisión de la información como herramienta de investigación.Juicio clínicoEl DSM-IV es una clasificación de los trastornos mentales confeccionada para uso clínico, educacionaly de investigación. Las categorías y los criterios diagnósticos, así como las definiciones del texto,deben ser utilizados por personas con experiencia clínica; no es aconsejable que los profesionales
  • 11. con escasa información y experiencia clínica hagan uso del manual. Los criterios diagnósticosespecíficos deben servir como guías y usarse con juicio clínico, sin seguirse a rajatabla como un librode cocina. Por ejemplo, el juicio clínico puede justificar el diagnóstico de un individuo a pesar de quesus signos y síntomas no cumplan todos los criterios diagnósticos (siempre que estos signos ysíntomas persistan durante largo tiempo y no se consideran graves). Por otra parte, la falta defamiliarización con el manual o su aplicación demasiado flexible o estricta disminuyen su utilidadcomo lenguaje habitual de comunicación.Además de requerir entrenamiento y juicio clínico, es también importante el método de recopilaciónde los datos. La aplicación válida de los criterios diagnosticados de este manual requiere unaevaluación que permita directamente el acceso a la información contenida en estos g rupos decriterios (p. ej., si un síndrome ha persistido durante un período mínimo de tiempo). Las valoracionesque se apoyan únicamente en pruebas psicológicas y que no tienen validez de contenido (p. ej., testproyectivos) no puede ser utilizadas como datos primarios para establecer el diagnóstico.Uso del DSM-IV en medicina forenseCuando las categorías, los criterios y las definiciones contenidas en el DSM se emplean en -IVmedicina forense, existe el riesgo de que la información se malinterprete o se e mplee de maneraincorrecta. Este peligro se produce por la discrepancia existente entre las cuestiones legales y el tipode información contenida en el diagnóstico clínico. En la mayoría de las situaciones el diagnósticoclínico de un trastorno mental según el DSM-IV no basta para establecer la existencia, a nivel legal,de un "trastorno, discapacidad, enfermedad o defecto mentales". Para determinar si un individuocumple un criterio legal específico (p. ej., competencia, responsabilidad criminal o discapac idad) serequiere información adicional, más allá de la contenida en el DSM-IV: debe incluir información sobreel deterioro funcional de la persona y cómo este deterioro afecta las capacidades particulares encuestión. Es precisamente debido a la gran vari bilidad que puede existir en el deterioro, las acapacidades y las incapacidades correspondientes a cada categoría diagnóstica por lo que laasignación de un diagnóstico concreto no denota un grado específico de deterioro o discapacidad.Las personas que toman decisiones de tipo no clínico deben saber que un diagnóstico determinadono conlleva implicaciones que tengan que ver con las causas del trastorno mental o con el deterioroasociado. La inclusión de un trastorno en la clasificación (como sucede gener almente en medicina)no requiere la existencia de una etiología conocida. Además, el hecho de que un individuo cumplacriterios del DSM-IV no conlleva implicación alguna respecto al grado de control que pueda tenersobre los comportamientos asociados al trastorno. Incluso cuando la falta de control sobre elcomportamiento sea uno de los síntomas del trastorno, ello no supone que el individuodiagnosticado como tal sea (o fue) incapaz de controlarse en un momento determinado.Debe decirse que el DSM-IV refleja el consenso sobre la clasificación y el diagnóstico de lostrastornos mentales, conseguido en el momento de la publicación inicial del manual. Los nuevosconocimientos generados por la investigación y la experiencia clínica conducirán indudablemente auna mayor comprensión de los trastornos incluidos en el manual, a la identificación de nuevasenfermedades y a la eliminación de otras en futuras clasificaciones. El texto y los tipos de criteriosrequerirán nuevas revisiones a medida que surjan nuevos datos y nuevos conocimientos.
  • 12. El uso del DSM-IV en medicina forense debe realizarse teniendo en cuenta los riesgos y laslimitaciones explicitadas anteriormente. Si se hace un uso correcto, el diagnóstico y la informacióndiagnóstica pueden ser útiles para quienes hayan de tomar decisiones. Por ejemplo, cuando lapresencia de un trastorno mental sea el motivo de un dictamen legal (p. ej., procesamiento civilinvoluntario), el uso de un sistema de diagnóstico determinado aumentará el valor y la fiabilidad deeste dictamen. Por ser un compendio basado en la revisión de la literatura clínica y de investigación,el DSM-IV puede facilitar el correcto entendimiento de los rasgos relevantes de los trastornosmentales a las personas que toman decisiones legales. La literatura de este tipo sirve también decontrol sobre las especulaciones no fundamentadas de los trastornos mentales y del modo de actuardel individuo. Por último, la información diagnóstica de tipo longitudinal puede mejorar la toma dedecisiones cuando el problema legal concierne al funcionamiento mental de la persona, bien en elpasado o en el futuro.Consideraciones étnicas y culturalesSe ha hecho un importante esfuerzo en la preparación del DSM-IV para que el manual pueda usarseen poblaciones de distinto ámbito cultural (tanto dentro como fuera de Estados Unidos). Los médicosvisitan diariamente a personas de diferentes grupos étnicos y culturales (incluidos inmigrantes). Lavaloración diagnóstica puede constituir un reto cuando un clínico de un grupo é tnico determinadousa el DSM-IV para evaluar a un paciente de otro grupo étnico. Un médico que no esté familiarizadocon los matices culturales de un individuo puede, de manera incorrecta, diagnosticar comopsicopatológicas variaciones normales del comportamiento, de las creencias y de la experiencia queson habituales en su cultura. Por ejemplo, ciertas prácticas religiosas o creencias (p. ej., escuchar over a un familiar fallecido durante el duelo) puede diagnosticarse como manifestaciones de untrastorno psicótico. Aplicar los criterios para el trastorno de la personalidad en diversas culturaspuede ser extremadamente difícil debido a la amplia variación cultural del concepto del "yo", de losestilos de comunicación y de los mecanismos de afrontamiento.El DSM-IV consta de tres tipos de información relacionada con aspectos culturales: 1) una discusiónsobre las variantes culturales de las presentaciones clínicas de los trastornos incluidos en el DSM-IV;2) una descripción de los síndromes relacionados con la cultura no incluidos en el DSM-IV (seincluyen en el apéndice J), y 3) directrices diseñadas para ayudar al clínico a evaluar y a documentarde manera sistemática el impacto del contexto cultural del individuo (ver también apéndice J). [Nota:el apéndice J no se incluye en nuestras páginas.]La amplia aceptación internacional del DSM indica que esta clasificación es una herramienta muy útilpara identificar los trastornos mentales tal y como son padecidos por los individuos de todo elmundo. Sin embargo, existen pruebas de que los síntomas y el curso de un gran número detrastornos están influidos por factores étnicos y culturales. Con el fin de facilitar su aplicación apersonas de diversas culturas y etnias, el DSM-IV consta de un nuevo apartado dedicado a los rasgosligados a la cultura. Este apartado describe cómo los aspectos culturales afectan al contenido y a laforma de presentación del síntoma (p. ej., trastornos depresivos caracterizados por unapreponderancia de síntomas somáticos más que por tristeza), da a conocer también qué términosson preferidos para definir el malestar y aporta información sobre la prevalencia del trastorno(cuando es posible).
  • 13. El segundo tipo de información cultural que se proporciona son los "síndromes relacionados con lacultura", descritos en una o algunas sociedades. El DSM-IV da a conocer dos maneras para facilitar elreconocimiento de estos síndromes: 1) algunos son incluidos como ejemplos separados en lacategoría "no especificados" (p. ej., amok, ataque de nervios), y 2) se ha confeccionado un apéndicede estos síndromes (apéndice J) que engloba el nombre de la enfermedad, las culturas en las que seha descrito y una breve descripción de la psicopatología. [Nota: el apéndice J no se incluye ennuestras páginas.]Con el fin de aumentar la aplicabilidad del DSM-IV entre las diferentes culturas, se ha confeccionadoun apartado específico sobre cultura, en el que se incluye un glosario de síndromes relacionado conésta y las directrices apropiadas para su comprensión. Es de esperar que estos nuevos aspectospermitan detectar con más sensibilidad el modo en que estos trastornos mentales se manifiestan enlas diferentes culturas, reduciendo así el posible sesgo ocasionado por la formación cultural delclínico.Uso del DSM-IV en la elección del tratamientoEstablecer un diagnóstico constituye sólo el primer paso de una evaluación completa. Para formularun adecuado plan terapéutico, el clínico necesita más información sobre el presunto enfermo que larequerida para realizar el diagnóstico según los criterios del DSM-IV.Distinción entre trastorno mental y enfermedad médicaLos términos "trastornos mental" y "enfermedad médica" se usan ampliamente a través de todo elmanual. El término "trastorno mental" se ha explicado antes. El término "enfermedad médica" se usacomo expresión para denominar enfermedades y trastornos que se encuentran fuera del capítulo de"trastornos mentales y del comportamiento" de la CIE. Hay que subrayar que éstos son sólo términosde conveniencia y, por tanto, no debe pensarse que exista una diferencia fundamental entre lostrastornos mentales y los trastornos físicos. De igual modo, sería un error creer que los trastornosmentales no están relacionados con factores o procesos físicos o biológicos, o qu los trastornos efísicos no están relacionados con factores o procesos comportamentales o psicosociales. EVALUACIÓN MULTIAXIAL Eje I Trastornos clínicos Otros problemas que pueden ser objeto de atención clínicaEje II Trastornos de la personalidad Retraso mentalEje III Enfermedades médicasEje IV Problemas psicosociales y ambientalesEje V Evaluación de la actividad globalEJE ITrastornos clínicosOtros trastornos que pueden se objeto de atención clínica
  • 14. Trastornos de inicio en la infancia, la niñez o la adolescencia (se excluye el retraso mental, que sediagnostica en el Eje II)Delirium, demencia, trastornos amnésicos y otros trastornos cognoscitivosTrastornos mentales debidos a una enfermedad médicaTrastornos relacionados con sustanciasEsquizofrenia y otros trastornos psicóticosTrastornos del estado de ánimoTrastornos de ansiedadTrastornos somatomorfosTrastornos facticiosTrastornos disociativosTrastornos sexuales y de la identidad sexualTrastornos de la conducta alimentariaTrastornos del sueñoTrastornos del control de los impulsos no clasificados en otros apartadosTrastornos adaptativosOtros problemas que pueden ser objeto de atención clínicaEJE IITrastornos de la personalidadRetraso mental Trastorno paranoide de la personalidadTrastorno esquizoide de la personalidadTrastorno esquizotípico de la personalidadTrastorno antisocial de la personalidadTrastorno histriónico de la personalidadTrastorno narcisista de la personalidadTrastorno de la personalidad por evitaciónTrastorno de la personalidad por dependenciaTrastorno obsesivo-compulsivo de la personalidadTrastorno de la personalidad no especificadoRetraso mental
  • 15. EJE IIIEnfermedades médicas (con códigos CIE 10) Algunas enfermedades infecciosas y parasitarias (A00-B99)Neoplasias (C00-D48)Enfermedades de la sangre y de los órganos hematopoyéticos y algunas enfermedades inmunitarias(D50-D89)Enfermedades endocrinas, nutricionales y metabólicas (E00-E90)Enfermedades del sistema nervioso (G00-G99)Enfermedades del ojo y sus anejos (H00-H59)Enfermedades del oído y de la apófisis mastoides (H60-H95)Enfermedades del sistema circulatorio (I00-I99)Enfermedades del sistema respiratorio (J00-J99)Enfermedades del aparato digestivo (K00-K93)Enfermedades de la piel y del tejido celular subcutáneo (L00-L99)Enfermedades del sistema musculoesquelético y del tejido conectivo (M00-M99)Enfermedades del sistema genitourinario (N00-N99)Embarazo, parto y puerperio (O00-O99)Patología perinatal (P00-P96)Malformaciones, deformaciones y anomalías cromosómicas congénitas (Q00-Q99)Síntomas, signos y hallazgos clínicos y de laboratorio no clasificados en otros apartadosHeridas, envenenamientos y otros procesos de causa externa (S00-T98)Morbilidad y mortalidad de causa externa (V01-Y98)Factores que influyen sobre el estado de salud y el contacto con los centros sanitarios (Z00-Z99)EJE IVProblemas psicosociales y ambientalesProblemas relativos al grupo primario de apoyoProblemas relativos al ambiente socialProblemas relativos a la enseñanzaProblemas laboralesProblemas de vivienda
  • 16. Problemas económicosProblemas de acceso a los servicios de asistencia sanitariaProblemas relativos a la interacción con el sistema legal o con el crimenOtros problemas psicosociales o ambientalesEJE VEvaluación de la actividad globalSe realiza mediante la Escala de evaluación de la actividad global (EEAG) . ESCALA DE EVALUACIÓN DE LA ACTIVIDAD GLOBAL (EEAG)* Actividad satisfactoria en una amplia gama de actividades, nunca parece superado/a por los 100... problemas de la vida, es valorado/a por los demás a causa de sus abundantes cualidades ...91 positivas. Sin síntomas. Síntomas ausentes o mínimos (por ej., ligera ansiedad antes de un examen), buena 90... actividad en todas las áreas, interesado/a e implicado/a en una amplia gama de actividades, ...81 socialmente eficaz, generalmente satisfecho/a de su vida, sin más preocupaciones o problemas que los cotidianos (por ej., una discusión ocasional con miembros de la familia). Si existen síntomas, son transistorios y constituyen reacciones esperables ante agentes 80... estresantes psicosociales (por ej., dificultades para concentrarse tras una discusión familiar); ...71 solo existe una ligera alteración de la actividad social, laboral o escolar (por ej., descenso temporal del rendimiento escolar). Algunos síntomas leves (por ej., humor depresivo e insomnio ligero) o alguna dificultad en la 70... actividad social, laboral o escolar (por ej., hacer novillos ocasionalmente o robar algo en ...61 casa), pero en general funciona bastante bien, tiene algunas relaciones interpersonales significativas. Síntomas moderados (por ej., afecto aplanado y lenguaje circunstancial, crisis de angustia 60... ocasionales) o dificultades moderadas en la actividad social, laboral o escolar (por ej., pocos ...51 amigos, conflictos con compañeros de trabajo o escuela). Síntomas graves (por ej., ideación suicida, rituales obsesivos graves, robos en tiendas) o 50... cualquier alteración grave de la actividad social, laboral o escolar (por ej., sin amigos, ...41 incapaz de mantenerse en un empleo). Una alteración de la verificación de la realidad o de la comunicación (por ej., el lenguaje es a veces ilógico, oscuro o irrelevante) o alteración importante en varias áreas como el trabajo 40... escolar, las relaciones familiares, el juicio, el pensamiento o el estado de ánimo (por ej., un ...31 hombre depresivo evita a sus amigos, abandona la familia y es incapaz de trabajar; un niño golpea frecuentemente a niños más pequeños, es desafiante en casa y deja de acudir a la escuela). La conducta está considerablemente influida por ideas delirantes o alucinaciones o existe 30... una alteración grave de la comunicación o el juicio (por ej., a veces es incoherente, actúa de ...21 manera claramente inapropiada, preocupación suicida) o incapacidad para funcionar en casi todas las áreas (por ej., permanece en la cama todo el día; sin trabajo, vivienda o amigos). Algún peligro de causar lesiones a otros o a sí mismo (por ej., intentos de suicidio sin una 20... expectativa manifiesta de muerte; frecuentemente violento; excitación maníaca) u ...11 ocasionalmente deja de mantener la higiene personal mínima (por ej., con manchas de excrementos) o alteración importante de la comunicación (por ej., muy incoherente o mudo).
  • 17. Peligro persistente de lesionar gravemente a otros o a sí mismo (por ej., violencia 10... recurrente) o incapacidad persistente para mantener la higiene personal mínima o acto ...1 suicida grave con expectativa manifiesta de muerte. 0 Información inadecuada* Nota: asignar un único valor (entre 0 y 100), teniendo en cuenta la gravedad de los síntomas y elnivel de actividad. Reflejar el período de tiempo al que se refiere la evaluación (por ej., "actual" o "enel ingreso"). GLOSARIO DE TÉRMINOS TÉCNICOS Afasia Alteración de la comprensión o transmisión de ideas mediante el lenguaje en cualquiera de sus formas -lectura, escritura o habla- debida a traumatismos o enfermedades de los centros cerebrales implicados en el lenguaje. Afecto Patrón de comportamientos observables que es la expresión de sentimientos (emoción) experimentados subjetivamente. Tristeza, alegría y cólera son ejemplos usuales de afecto. A diferencia del humor, que concierne a un "clima" emocional más generalizado y persistente, el término afecto se refiere a cambios más fluctuantes en el tiempo emocional. Varía considerablemente lo que se considera gama normal de la expresión del afecto, tanto entre culturas diferentes como en cada una de ellas. Los trastornos del afecto incluyen las siguientes modalidades: Aplanado Ausencia o casi ausencia de cualquier signo de expresión afectiva. Embotado Reducción significativa de la intensidad de la expresión emocional. Inapropiado Discordancia entre la expresión afectiva y el contenido del habla o ideación. Lábil Variabilidad anormal en el afecto, con cambios repetidos, rápidos y bruscos de la expresión afectiva. Restringido o constreñido Reducción ligera de la gama y la intensidad de la expresión emocional. Afonía Incapacidad para producir los sonidos del habla que requieren el uso de la laringe y que no se debe a una lesión del sistema nervioso central. Agitación (agitación Excesiva actividad motora asociada a una sensación de tensión interna. psicomotora) Habitualmente, la actividad no es productiva, tiene carácter repetitivo y consta de comportamientos como caminar velozmente, moverse nerviosamente, retorcer las manos, manosear los vestidos e incapacidad para permanecer sentado. Alogia Empobrecimiento del pensamiento que se infiere de la observación del lenguaje y el comportamiento verbal. Pueden observarse réplicas breves y completas a las preguntas formuladas, así como restricción de la cantidad del habla espontánea (pobreza del habla). A veces el habla es adecuada cuantitativamente, pero incluye poca información por ser excesivamente concreta, demasiado abstracta, repetitiva o estereotipada (pobreza del contenido). Alucinación Percepción sensorial que tiene el convincente sentido de la realidad de una percepción real, pero que ocurre sin estimulación externa del órgano
  • 18. sensorial implicado. Las alucinaciones deben distinguirse de las ilusiones,en las que un estímulo externo real es percibido o interpretadoerróneamente. El sujeto puede tener conciencia o no tenerla de que estáexperimentando una alucinación. Una persona con alucinaciones auditivaspuede reconocer que está teniendo una experiencia sensorial falsa,mientras otra puede estar convencida de que la causa de la experienciasensorial cuenta con una realidad física independiente. El términoalucinación no suele aplicarse a las falsas percepciones que se producenmientras se sueña, cuando se concilia el sueño (hipnagógicas) o cuando seproduce el despertar (hipnopómpicas). Algunas personas sin trastornomental tienen experiencias alucinatorias transitorias. He aquí algunos tiposde alucinaciones:Auditiva Alucinación que implica la percepción de sonidos, más frecuentemente de voces. Algunos clínicos e investigadores no incluyen las experiencias que se perciben como originadas dentro de la cabeza y limitan el concepto de alucinaciones auditivas verdaderas a los sonidos cuyo origen sea percibido como externo. Sin embargo, en el DSM-IV no se distingue si el origen de las voces es percibido dentro o fuera de la cabeza.Congruente con el estado de ánimo Véase síntomas psicóticos congruentes con el estado de ánimo.Gustativa Alucinación que implica la percepción de sabores (habitualmente desagradables).No congruentes con el estado de ánimo. Véase síntomas psicóticos incongruentes con el estado de ánimo.Olfativa Alucinación que implica la percepción de olores, por ejemplo, de goma quemada o pescado podrido.Somática Alucinación que implica la percepción de una experiencia física localizada en el cuerpo (tal como una sensación de electricidad). Debe distinguirse una alucinación somática de ciertas sensaciones físicas nacidas de una enfermedad médica todavía no diagnosticada, de una preocupación hipocondríaca con sensaciones físicas normales y de una alucinación táctil.Táctil Alucinación que implica la percepción de ser tocado o de tener algo bajo la propia piel. Las alucinaciones táctiles más frecuentes son sensaciones de descargas eléctricas y de hormigueo (la sensación de que
  • 19. algo se mueve o repta bajo la piel). Visual Alucinación que implica ver sea imágenes estructuradas, por ejemplo, unas personas, sea imágenes informales, por ejemplo, destellos de luz. Las alucinaciones visuales deben distinguirse de las ilusiones, que son percepciones erróneas de estímulos externos reales. Amnesia Pérdida de memoria. Hay dos tipos: Anterógrada Pérdida de memoria relativa a hechos que ocurrieron tras la acción del agente etiológico. Retrograda Pérdida de memoria acerca de hechos que ocurrieron antes de la acción del agente etiológico. Ansiedad Anticipación aprensiva de un daño o desgracia futuros, acompañada de un sentimiento de disforia o de síntomas somáticos de tensión. El objetivo del daño anticipado puede ser interno o externo. Ataxia Pérdida parcial o completa de la coordinación del movimiento muscular voluntario. Atención Capacidad para centrarse de manera persistente en un estímulo o actividad concretos. Un trastorno de la atención puede manifestarse por distraibilidad fácil o por dificultad para realizar tareas o concentrarse en el trabajo. Avolición Incapacidad para iniciar actividades dirigidas a un fin y persistir en ellas. Cuando es suficientemente grave para ser considerada patológica, la avolición es generalizada e impide que el sujeto complete distintos tipos de actividades (p. ej., trabajo, tareas intelectuales, autocuidado). Catalepsia Flexibilidad cérea: mantenimiento rígido de una posición corporal durante un período prolongado de tiempo. Cataplejía Episodios de pérdida bilateral súbita del tono muscular que provoca el colapso del individuo, a menudo en asociación con emociones intensas como risa, cólera, miedo o sorpresa. Comportamiento Importantes anormalidades motoras que incluyen inmovilidad motora (estos catatónico. es, catalepsia o estupor), ciertos tipos de actividad motora excesiva (agitación aparentemente no intencionada ni influida por estímulos externos), negativismo extremo (resistencia aparentemente inmotivada a seguir instrucciones o a los intentos de ser movilizado) o mutismo, ciertas posturas o movimientos estereotipados y ecolalia o ecopraxia.Crisis de angustia. Períodos discretos en los que se produce inicio súbito de aprensión, miedo o terror intensos, a menudo asociados a la sensación de muerte inminente. Durante estas crisis hay síntomas como alteración de la respiración o sensación de ahogo; palpitaciones, opresión precordial o pulso acelerado; dolor o molestias torácicas; sofocación, y miedo a volverse loco o perder el control. Las crisis de angustia pueden ser inesperadas (no suscitadas) cuando el inicio de la crisis no se asocie con un precipitante situacional, ocurriendo como "llovido del cielo"; determinada situacionalmente, cuando la crisis ocurra casi invariablemente después de la exposición a un precipitante situacional ("señal") o en su anticipación; y predispuesta situacionalmente, cuando la crisis tienda a producirse en la exposición a un precipitante situacional, pero no se asocie invariablemente con él. Descarrilamiento Patrón de lenguaje en el que las ideas de una persona se separan entre sí ("pérdida de de modo que no guardan relación mutua alguna o sólo están relacionados asociaciones") tangencialmente. Al pasar de una frase u oración a otra, el sujeto cambia idiosincrásicamente el tema desde un marco de referencia a otro, pudiendo decir las cosas según una yuxtaposición que carece de relaciones
  • 20. significativas. El trastorno tiene lugar entre oraciones, a diferencia de la incoherencia, donde el trastorno se produce dentro de las oraciones. Un cambio ocasional de tema inadvertido o sin conexión obvia no constituye descarrilamiento. Desorientación Confusión acerca de la hora del día, la fecha o la estación (temporal), acerca de dónde se encuentra uno (lugar) o de quién es (persona).Despersonalización Alteración de la percepción o experiencia de uno mismo, de modo que uno se siente separado del propio cuerpo o de los propios procesos mentales, como si se tratara de un observador exterior (p. ej., sintiéndose como si uno estuviera soñando). Desrealización Alteración de la percepción o experiencia del mundo externo de manera que éste parece extraño e irreal (p. ej., las personas pueden parecer desconocidas o mecánicas). Disartria Articulación imperfecta del habla debido a alteraciones del control muscular. Discinesia Distorsión de movimientos voluntarios con actividad muscular involuntaria. Disforia por la Disgusto persistente por algunas, o todas, de las características físicas o identidad sexual papeles sociales que connotan el propio sexo biológico. Disociación Alteración de las funciones normalmente integradas de conciencia, memoria, identidad, o percepción del ambiente. El trastorno puede ser repentino o gradual, transitorio o crónico. Disomnia Trastornos primarios del sueño o del despertar caracterizados por insomnio o hipersomnia como principal síntoma actual. Las disomnias son trastornos de la cantidad, la calidad o la temporalidad del sueño. Dispersión Véase descarrilamiento. Distonía Alteración del tono muscular. Distraibilidad Incapacidad para mantener la atención, esto es, el pase de un área o tema a otro, con una provocación mínima, o fijación excesiva de la atención en estímulos externos poco importantes o irrelevantes. Ecolalia Repetición (eco) patológica, propia de un loro y aparentemente sin sentido de una palabra o frase acabada de emitir por otra persona. Ecopraxia Repetición por imitación de los movimientos de otra persona. La acción no es voluntaria y tiene un carácter semiautomático e incontrolable. Estado de ánimo Emoción generalizada y persistente que colorea la percepción del mundo. Son ejemplos frecuentes de estado de ánimo la depresión, alegría, cólera y ansiedad. A diferencia del afecto, que se refiere a cambios más fluctuantes en el "tiempo" emocional, el estado de ánimo se refiere a un "clima" emocional más persistente y sostenido. Éstos son los tipos de estado de ánimo: Disfórico Estado de ánimo desagradable, tal como tristeza, ansiedad o irritabilidad. Elevado Sentimiento exagerado de bienestar, euforia o alegría. Una persona con estado de ánimo elevado puede decir que se siente "arriba", "en extasis", "en la cima del mundo" o "por las nubes". Eutímico Estado de ánimo dentro de la gama "normal", que implica la ausencia de ánimo deprimido o elevado. Expansivo Ausencia de control sobre la expresión de los propios sentimientos, a menudo con sobrevaloración del significado o
  • 21. importancia propios. Irritable Fácilmente enojado y susceptible a la cólera. Estado intersexual Estado en el que un individuo manifiesta mezcladamente, y en distintos grados, características de cada sexo, incluyendo formas físicas, órganos reproductivos y comportamiento sexual.Estresante psicosocial Cualquier acontecimiento o cambio vital que pueda asociarse temporalmente (y quizá causalmente) al inicio, ocurrencia o exacerbación de un trastorno mental. Estupor Estado en el que no se responde a la estimulación y se acompaña de inmovilidad y mutismo. Fase residual La fase de una enfermedad que ocurre tras la remisión de los síntomas floridos o del síndrome completo. Fobia Miedo persistente e irracional hacia un objeto, situación o actividad específicos (el estímulo fóbico), que da lugar a un deseo incoercible de evitarlo. Esto suele conducir a evitar el estímulo fóbico o a afrontarlo con terror. Fuga de ideas Un flujo casi continuo de habla acelerada, con cambios temáticos bruscos, que habitualmente se basan en asociaciones comprensibles, estímulos que distraen la atención o juegos de palabras. Cuando es grave, el habla puede ser incoherente y desorganizada. Grandeza Evaluación desmesurada del valor, poder, conocimientos, importancia o identidad de uno mismo. Cuando es extrema, la grandeza puede alcanzar proporciones delirantes. Habla apremiante. Habla que es excesiva en cantidad, acelerada y difícil o imposible de interrumpir. Usualmente es de excesivo volumen y empática. Con frecuencia la persona habla sin ninguna incitación social y puede continuar haciéndolo aún cuando nadie le escuche. Hiperacusia Sensibilidad dolorosa a los sonidos. Hipersomnia Excesiva somnolencia, manifestada por sueño nocturno prolongado, dificultad para mantener un estado de alerta durante el día o episodios diurnos de sueño no deseados. Idea delirante Falsa creencia basada en una inferencia incorrecta relativa a la realidad externa que es firmemente sostenida, a pesar de lo que casi todo el mundo cree y a pesar de cuanto constituye una prueba o evidencia incontrovertible y obvia de lo contrario. La creencia no está aceptada ordinariamente por otros miembros de la subcultura o cultura a la que pertenece el sujeto (p. ej., no es un artículo de fe religiosa). Cuando una creencia errónea implica un juicio de valor, sólo se considera idea delirante cuando el juicio es tan extremo que desafía toda credibilidad. La convicción delirante se produce a lo largo de un continuum y a veces puede inferirse del comportamiento del individuo. Con frecuencia es difícil distinguir entre una idea delirante y una idea sobrevalorada (en cuyo caso el individuo tiene una creencia o idea no razonable, pero no la sostiene tan firmemente como en el caso de una idea delirante). Las ideas delirante se subdividen de acuerdo con su contenido. Algunos de los tipos más frecuentes son los siguientes: Celos delirantes Idea delirante de que se es traicionado por el compañero sexual. Congruente con el estado de ánimo Véase síntomas psicóticos congruentes con el estado de ánimo. De grandeza Idea delirante de valor, poder, conocimientos o identidad exagerados, o de una relacion especial con una deidad o una
  • 22. persona famosa. De referencia Idea delirante cuya temática consiste en que ciertos hechos, objetos o personas del ambiente inmediato del sujeto adoptan una significación particular y desusada. Estas ideas delirantes suelen ser de naturaleza negativa o peyorativa, pero también pueden ser de grandiosidad. Difieren de las ideas de referencia, donde la falsa creencia no se sostiene tan firmemente ni está tan organizada como una verdadera creencia. De ser controlado Idea delirante en que ciertos sentimientos, impulsos o actos se experimentan como si estuvieran bajo el control de alguna fuerza externa más que bajo el de uno mismo. Disfunción del pensamiento Idea delirante de que los propios pensamientos están siendo difundidos en alta voz de modo que pueden ser percibidos por otros. Erotomaníaca Idea delirante de que otra persona, habitualmente de status superior, está enamorada del sujeto. Extraña Idea delirante que implica un fenómeno que la cultura del sujeto consideraría totalmente inverosímil. Inserción del pensamiento Idea delirante de que ciertos pensamientos propios no son de uno mismo, sino que más bien son insertados en la propia mente. No congruente con el estado de ánimo Véase síntomas psicóticos no congruentes con el estado de ánimo. Persecutoria Idea delirante cuyo tema central consiste en que el sujeto (o alguien cercano a él) está siendo atacado, atormentado, golpeado, perseguido o se conspira contra él. Somática Idea delirante cuyo principal contenido pertenece a la apariencia o funcionamiento del propio cuerpo.Idea sobrevalorada Creencia persistente y no razonable que se mantiene con menos intensidad que la idea delirante (esto es, el sujeto es capaz de aceptar la posibilidad de que su creencia puede no ser cierta). La creencia no es aceptada habitualmente por otros miembros de la cultura o subcultura a que pertenece el sujeto.Ideación paranóide Ideación que implica sospechas o creencia de estar siendo atormentado, perseguido o tratado injustamente, pero de proporciones inferiores a las de una idea delirante.Ideas de referencia Sensación de que ciertos incidentes causales o que determinados
  • 23. acontecimientos externos tienen un significado particular y desusado que es específico para cada sujeto. Debe distinguirse de un delirio de referencia, en el que existe una creencia sostenida con convicción delirante. Identidad sexual Convicción interna de una persona acerca de ser hombre o mujer. Ilusión Percepción o interpretación errónea de un estímulo externo real, por ejemplo, escuchando el rumor de unas hojas o el sonido de unas voces. Véase también alucinación. Incoherencia Lenguaje o pensamiento que resulta esencialmente incomprensible a los demás porque las palabras o las frases se unen sin una conexión lógica o significativa. La irregularidad ocurre dentro de las oraciones, a diferencia del descarrilamiento o dispersión, en el que la alteración se produce entre las oraciones. La incoherencia a veces ha sido denominada "ensalada de palabras" para poner de manifiesto el grado de desorganización lingüística. No deben considerarse como incoherencia ciertas construcciones escasamente gramaticales o usos idiomáticos característicos de una cultura o región particulares, una falta de escolarización o un bajo nivel intelectual. El término no suele aplicarse cuando hay pruebas de que el trastorno del habla se debe a una afasia. Insomnio Quejas subjetivas de dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido o a causa de la mala calidad del sueño. Éstos son los tipos de insomnio: Insomnio inicial Dificultad para conciliar el sueño. Insomnio medio Despertar a media noche después de haber conciliado el sueño, aunque con dificultades. Insomnio terminal Despertar antes de la hora usual de hacerlo, con incapacidad para reemprender el sueño. Lentitud psicomotora Enlentecimiento generalizado visible de los movimientos y del habla. Macropsia Percepción visual de que los objetos son mayores de lo que realmente son.Mecanismo de defensa Proceso psicológico automático que protege al individuo de la ansiedad y de la conciencia de amenazas o peligros externos o internos. Los mecanismos de defensa mediatizan la reacción del individuo ante los conflictos emocionales y ante las amenazas externas. Algunos mecanismos de defensa (p. ej., proyección, dicotomización y "acting out") son casi siempre desadaptativos. Otros, como la supresión y la negación, pueden ser desadaptativos o adaptativos en función de su gravedad, inflexibilidad y el contexto en el que ocurran.Medicamento agonista Sustancia química extrínseca a las sustancias producidas endógenamente, que actúa sobre un receptor y es capaz de producir el efecto máximo que puede alcanarse estimulando dicho receptor. Un agonista parcial sólo es capaz de producir menos del efecto máximo, aunque se administre en concentración suficiente para fijarse a todos los receptores disponibles.Medicamento agonista/ Sustancia química extrínseca a sustancias producidas endógenamente que antagonista actúa sobre una familia de receptores (como los receptores de los opiáceos µ,HO), de manera que es una agonista o agonista parcial respecto de un tipo de receptor y antagonista respecto de otro. Medicamento Sustancia química extrínseca a las sustancias producidas endógenamente antagonista que ocupa un receptor, no produce efectos fisiológicos e impide que factores químicos endógenos y exógenos produzcan algún efecto en dicho receptor. Micropsia Percepción visual de que los objetos son menores de lo que realmente son. Movimientos Comportamiento motor repetitivo, aparentemente impulsivo y no funcional estereotipados (p. ej., sacudir o mover las manos, balancear el cuerpo, golpear la cabeza, mordisquear objetos, automorderse, pincharse la piel o los orificios corporales, golpear el propio cuerpo).
  • 24. Nistagmo Movimiento rítmico involuntario de los ojos, que consiste en temblores rápidos de pequeña amplitud en una dirección y un movimiento recurrente, mayor, más lento, en la dirección opuesta. El nistagmo puede ser horizontal, vertical o rotatorio. Papel o rol sexual Actitudes, patrones de comportamiento y atributos de personalidad definidos por la cultura en que el individuo vive como papeles sociales estereotipadamente "masculinos" o "femeninos". Parasomnia Comportamiento o hechos fisiológicos anormales que ocurren durante el sueño o en las transiciones sueño- vigilia. Pensamiento mágico Creencia errónea de que los propios pensamientos, palabras o actos causarán o evitarán un hecho concreto de un modo que desafía las leyes de causa y efecto comúnmente aceptadas. El pensamiento mágico puede formar parte del desarrollo normal del niño. Personalidad Patrones duraderos de percibir, relacionarse y pensar acerca del ambiente y de uno mismo. Los rasgos de personalidad son aspectos prominentes de la personalidad que se manifiestan en una amplia gama de contextos sociales y personales importantes. Los rasgos de personalidad sólo constituyen un trastorno de personalidad cuando son inflexibles y desadaptativos y provocan malestar subjetivo o déficit funcional significativo. Pródromo Signo o síntoma premonitorio o anticipado de un trastorno. Psicótico Este término ha recibido históricamente numerosas definiciones diferentes, ninguna de las cuales ha conseguido ser aceptada universalmente. La definición más estricta de psicótico se limita a ideas delirantes o alucinantes prominentes, en ausencia de conciencia acerca de su naturaleza patológica. Una definición algo menos restrictiva también incluiría alucinaciones significativas que el individuo acepta como experiencias alucinatorias. Todavía es más amplia una definición que incluya asimismo otros síntomas positivos de esquizofrenia (esto es, habla desorganizada, comportamiento intensamente desorganizado o catatónico). A diferencia de estas definiciones basadas en síntomas, la definición utilizada en el DSM-II y en la CIE-9 era probablemente demasiado inclusiva y se centraba en la gravedad de la incapacitación funcional, de modo que un trastorno mental era denominado psicótico si daba lugar a "una alteración que interfiere seriamente en la capacidad para satisfacer exigencias corrientes de la vida". Finalmente, el término ha sido definido conceptualmente como una pérdida de los límites del yo o una importante alteración de la verificación de la realidad. Basándose en sus rasgos característicos, los distintos trastornos del DSM-IV subrayan diferentes aspectos de la definiciones de psicótico. Retrospectiva Recurrencia de un recuerdo, sentimiento o experiencia perceptiva del pasado. Sexo Status biológico de una persona en cuanto hombre, hembra o incierto. En función de las circunstancias, esta determinación puede basarse en la apariencia de los genitales externos o del cariotipo. Signo Manifestación objetiva de un estado patológico. Los signos son observados por el clínico más que descritos por el individuo afectado. Síndrome Agrupación de signos y síntomas basada en su frecuente concurrencia, que puede sugerir una patogenia, una evolución, unos antecedentes familiares o una selección terapéutica comunes. Sinestesia Estado en el que una experiencia sensorial estimula otra modalidad de experiencia sensorial (p. ej., un sonido produce la sensación de un color particular). Síntoma Manifestación subjetiva de un estado patológico. Los síntomas son descritos por el individuo afecto más que observados por el examinador.Síntoma de conversión Pérdida o alteración del funcionamiento sensorial o motor voluntario que sugiere una enfermedad médica o neurológica. Se supone que cierto factores psicológicos están asociados al desarrollo del síntoma, de modo que el síntoma no se explica por completo por una enfermedad médica o
  • 25. neurológica ni por los efectos directos de una sustancia. El síntoma no está producido intencionadamente ni es fingido, y no está sancionado culturalmente. Síntomas psicóticos Ideas delirante a alucinaciones cuyo contenido es plenamente coherente congruentes con el con los temas típicos de un estado de ánimo deprimido o maníaco. Si el estado de ánimo ánimo es depresivo, el contenido de las ideas delirantes o las alucinaciones consistirá en temas de inadecuación personal, culpa, enfermedad, muerte, nihilismo o castigo merecido. El contenido del delirio puede incluir temas de persecución si parten de conceptos autodespectivos como un castigo merecido. Si el ánimo es maníaco, el contenido de los delirios o alucinaciones incluirá temas sobre valor, poder, conocimientos o identidad exagerados o sobre una relación especial con una deidad o persona famosa. El contenido del delirio puede incluir temas de persecución si se basan en conceptos como un valor exagerado o un cas tigo merecido. Síntomas psicóticos Ideas delirantes o alucinaciones cuyo contenido no es coherente con losno congruentes con el temas típicos de un ánimo depresivo o maníaco. En el caso de la depresión estado de ánimo los delirios o las alucinaciones no implicarán temas de inadecuación personal, culpa, enfermedad, muerte, nihilismo o castigo merecido. En el caso de la manía, los delirios o las alucinaciones no entrañarán temas de valor, poder, conocimientos o identidad exagerados o de relaciones especiales con una deidad o personaje famoso. Son ejemplos de síntomas psicóticos no congruentes con el estado de ánimo los delirios de persecución (sin contenido autodespectivo o de grandeza), la inserción del pensamiento, la difusión del pensamiento y las ideas delirantes de ser controlado, cuyo contenido no guarda relación aparente con ninguno de los temas anteriormente enumerados. Tic Movimiento motor o vocalización involuntarios, súbitos, rápidos, recurrentes, no rítmicos y estereotipados. Transexualismo Importante disforia por la identidad sexual asociada a un deseo persistente de hacerse con las características físicas y los papeles sociales que connotan el otro sexo biológico.
  • 26. Categorías principales y criterios para el diagnóstico 1. Trastornos de inicio en la infancia, la niñez o la adolescencia Retraso mental Trastornos del aprendizaje Trastornos de las habilidades motoras Trastornos de la comunicación Trastornos generalizados del desarrollo Trastornos por déficit de atención y comportamiento perturbador Trastornos de la ingestión y de la conducta alimentaria de la infancia o de la niñez Trastornos de tics Trastornos de la eliminación Otros trastornos de la infancia, la niñez o la adolescencia 2. Delirium, demencia, trastornos amnésicos y otros trastornos cognoscitivos Delirium Demencia Trastornos amnésicos 3. Trastornos mentales debidos a enfermedad médica, no clasificados en otros apartados 4. Trastornos relacionados con sustancias Trastornos relacionados con el alcohol Trastornos relacionados con alucinógenos Trastornos relacionados con anfetaminas (o sustancias de acción similar) Trastornos relacionados con cafeína Trastornos relacionados con el Cannabis Trastornos relacionados con cocaína Trastornos relacionados con fenciclidina (o sustancias de acción similar) Trastornos relacionados con inhalantes Trastornos relacionados con la nicotina Trastornos relacionados con opiáceos Trastornos relacionados con sedantes, hipnóticos o ansiolíticos Trastornos relacionados con varias sustancias Trastornos relacionados con otras sustancias (o desconocidas) 5. Esquizofrenia y otros trastornos psicóticos 6. Trastornos del estado de ánimo Trastornos depresivos Trastornos bipolares Otros trastornos del estado de ánimo 7. Trastornos de ansiedad 8. Trastornos somatomorfos 9. Trastornos facticios10. Trastornos disociativos11. Trastornos sexuales y de la identidad sexual Trastornos sexuales Parafilias Trastornos de la identidad sexual12. Trastornos de la conducta alimentaria13. Trastornos del sueño
  • 27. Trastornos primarios del sueño Trastornos del sueño relacionados con otro trastorno mental Otros trastornos del sueño 14. Trastornos del control de los impulsos no clasificados en otros apartados 15. Trastornos adaptativos 16. Trastornos de la personalidadTrastornos de inicio en la infancia, la niñez o la adolescencia Retraso mental Trastornos del aprendizaje Trastornos de las habilidades motoras Trastornos de la comunicación Trastornos generalizados del desarrollo Trastornos por déficit de atención y comportamiento perturbador Trastornos de la ingestión y de la conducta alimentaria de la infancia o de la niñez Trastornos de tics Trastornos de la eliminación Otros trastornos de la infancia, la niñez o la adolescenciaRetraso mentalF70.9 Retraso mental leve (317)F71.9 Retraso mental moderado (318.0)F72.9 Retraso mental grave (318.1)F73.9 Retraso mental profundo (318.2)F79.9 Retraso mental de gravedad no especificada (319)Criterios para el diagnóstico delretraso mentalA. Capacidad intelectual significativamente inferior al promedio: un CI aproximadamente de 70 oinferior en un test de CI administrado individualmente (en el de niños pequeños, un juicio clínico decapacidad intelectual significativamente inferior al promedio).B. Déficit o alteraciones de ocurrencia en la actividad adaptativa actual (eficacia de la persona parasatisfacer las exigencias planteadas para su edad y su grupo cultural), en por lo menos dos de lasáreas siguientes: comunicación personal, vida doméstica, habilidades sociales-interpersonales,utilización de recursos comunitarios, autocontrol, habilidades académicas funcionales, trabajo, ocio,salud y seguridad.C. El inicio es anterior a los 18 años.F70 Retraso mental leve (317): CI entre 50-55 y aproximadamente 70.F71 Retraso mental moderado (318.0): CI entre 35-40 y 50-55.F72 Retraso mental grave (318.1): CI entre 20-25 y 35-40.F73 Retraso mental profundo (318.2): CI inferior a 20-25.F79 Retraso mental de gravedad no especificada (319): cuando existe clara presunción de retrasomental, pero la inteligencia del sujeto no puede ser evaluada mediante los test usuales.
  • 28. Trastornos del aprendizajeF81.0 Trastorno de la lectura (315.00)F81.2 Trastorno del cálculo (315.1)F81.8 Trastorno de la expresión escrita (315.2)F81.9 Trastorno del aprendizaje no especificado (315.9)Criterios para el diagnóstico delF81.0 Trastorno de la lectura (315.00)A. El rendimiento en lectura, medido mediante pruebas de precisión o comprensión normalizadas yadministradas individualmente, se sitúa sustancialmente por debajo de lo esperado dados la edadcronológica del sujeto, su coeficiente de inteligencia y la escolaridad propia de su edad.B. La alteración del Criterio A interfiere significativamente el rendimiento académico o las actividadesde la vida cotidiana que exigen habilidades para la lectura.C. Si hay un déficit sensorial, las dificultades para la lectura exceden de las habitualmente asociadasa él.Nota de codificación. Si hay una enfermedad médica (p. ej., neurológica) o un déficit sensorial, secodificará en el Eje III.Criterios para el diagnóstico delF81.2 Trastorno del cálculo (315.1)A. La capacidad para el cálculo, evaluada mediante pruebas normalizadas administradasindividualmente, se sitúa sustancialmente por debajo de la esperada dados la edad cronológica delsujeto, su coeficiente de inteligencia y la escolaridad propia de su edad.B. El trastorno del Criterio A interfiere significativamente el rendimiento académico o las actividadesde la vida cotidiana que requieren capacidad para el cálculo.C. Si hay un déficit sensorial las dificultades para el rendimiento en cálculo exceden de lashabitualmente asociadas a él.Nota de codificación. Si hay una enfermedad médica (p. ej., neurológica) o un déficit sensorial, secodificará en el Eje III.Criterios para el diagnóstico delF81.8 Trastorno de la expresión escrita (315.2)A. Las habilidades para escribir, evaluadas mediante pruebas normalizadas administradasindividualmente (o evaluaciones funcionales de las habilidades para escribir), se sitúansustancialmente por debajo de las esperadas dados la edad cronológica del sujeto su coeficiente de ,inteligencia evaluada y la escolaridad propia de su edad.B. El trastorno del Criterio A interfiere significativamente el rendimiento académico o las actividadesde la vida cotidiana que requieren la realización de textos escritos (p. ej., escribir frasesgramaticalmente correctas y párrafos organizados).C. Si hay un déficit sensorial, las dificultades en la capacidad para escribir exceden de las asociadashabitualmente a él.
  • 29. Nota de codificación. Si hay una enfermedad médica (p. ej., neurológica) o un déficit sensorial, secodificará en el Eje III.Trastornos de las habilidades motorasF82 Trastorno del desarrollo de la coordinación (315.4)Criterios para el diagnóstico delF82 Trastorno del desarrollo de la coordinación (315.4)A. El rendimiento en las actividades cotidianas que requieren coordinación motora es sustancialmenteinferior al esperado dada la edad cronológica del sujeto y su coeficiente de inteligencia. Puedemanifestarse por retrasos significativos en la adquisición de los hitos motores (p. ej., caminar, gatear,sentarse), caérsele los objetos de la mano, "torpeza", mal rendimiento en deportes o caligrafíadeficiente.B. El trastorno del Criterio A interfiere significativamente el rendimiento académico o las actividadesde la vida cotidiana.C. El trastorno no se debe a una enfermedad médica (p. ej., parálisis cerebral, hemiplejia o distrofiamuscular) y no cumple los criterios de trastorno generalizado del desarrollo.D. Si hay retraso mental, las deficiencias motoras exceden de las asociadas habitualmente a él.Nota de codificación. Si hay una enfermedad médica (p. ej., neurológica) o un déficit sensorial, secodificará en el Eje III.Trastornos de la comunicaciónF80.1 Trastorno del lenguaje expresivo (315.31)F80.2 Trastorno mixto del lenguaje receptivo-expresivo (315.31)F80.0 Trastorno fonológico (315.39)F98.5 Tartamudeo (307.01)F80.9 Trastorno de la comunicación no especificado (307.9)Criterios para el diagnóstico delF80.1 Trastorno del lenguaje expresivo (315.31)A. Las puntuaciones obtenidas mediante evaluaciones del desarrollo del lenguaje expresivo,normalizadas y administradas individualmente, quedan sustancialmente por debajo d las obtenidas emediante evaluaciones normalizadas tanto de la capacidad intelectual no verbal como del desarrollodel lenguaje receptivo. El trastorno puede manifestarse clínicamente a través de unos síntomas queincluyen un vocabulario sumamente limitado, cometer errores en los tiempos verbales o experimentardificultades en la memorización de palabras o en la producción de frases de longitud o complejidadpropias del nivel evolutivo del sujeto.B. Las dificultades del lenguaje expresivo interfieren el rendimiento académico o laboral o lacomunicación social.C. No se cumplen criterios de trastorno mixto del lenguaje receptivo-expresivo ni de trastornogeneralizado del desarrollo.
  • 30. D. Si hay retraso mental, déficit sensorial o motor del habla, o privación ambiental, las deficiencias dellenguaje deben exceder de las habitualmente asociadas a tales problemas.Nota de codificación. Si hay un déficit sensorial o motor del habla o una enfermedad neurológica, secodificarán en el Eje III.Criterios para el diagnóstico delF80.2 Trastorno mixto del lenguaje receptivo -expresivo (315.31)A. Las puntuaciones obtenidas mediante evaluaciones del desarrollo del lenguaje receptivo yexpresivo, normalizadas y administradas individualmente, quedan sustancialmente por debajo de lasobtenidas mediante evaluaciones normalizadas de la capacidad intele ctual no verbal. Los síntomasincluyen los propios del trastorno del lenguaje expresivo, así como dificultades para comprenderpalabras, frases o tipos específicos de palabras, tales como términos espaciales.B. Las deficiencias del lenguaje receptivo y expresivo interfieren significativamente el rendimientoacadémico o laboral, o la comunicación social.C. No se cumplen los criterios de trastorno generalizado del desarrollo.D. Si hay retraso mental, déficit sensorial o motor del habla o privación ambiental, las deficiencias dellenguaje exceden de las habitualmente asociadas a estos problemas.Nota de codificación. Si hay un déficit sensorial o motor del habla o una enfermedad neurológica, secodificarán en el Eje III.Criterios para el diagnóstico de lF80.0 Trastorno fonológico (315.39)A. Incapacidad para utilizar los sonidos del habla esperables evolutivamente y propios de la edad eidioma del sujeto (p. ej., errores de la producción, utilización, representación u organización de lossonidos tales como sustituciones de un sonido por otro (utilización del sonido /t/ en lugar de /k/ uomisiones de sonidos tales como consonantes finales).B. Las deficiencias de la producción de los sonidos del habla interfieren el rendimiento académico olaboral, o la comunicación social.C. Si hay un retraso mental, un déficit sensorial o motor del habla, o una privación ambiental, lasdeficiencias del habla exceden de las habitualmente asociadas a estos problemas.Nota de codificación. Si hay un déficit sensorial o motor del habla o una enfermedad neurológica, secodificarán en el Eje III.Criterios para el diagnóstico delF98.5 Tartamudeo (307.01)A. Alteración de la fluidez y la organización temporal normales del habla (adecuadas para la edad delsujeto), caracterizada por ocurrencias frecuentes dé más de los siguientes fenómenos:1. Repeticiones de sonidos y sílabas2. Prolongaciones de sonidos3. Interjecciones4. Palabras fragmentadas (p. ej., pausas dentro de una palabra)5. Bloqueos audibles o silenciosos (pausas en el habla)6. Circunloquios (sustituciones de palabras para evitar palabras problemáticas)
  • 31. 7. Palabras producidas con un exceso de tensión física8. Repeticiones de palabras monosilábicas (p. ej., "Yo-yo-yo le veo")B. La alteración de la fluidez interfiere el rendimiento académico o laboral, o la comunicación social.C. Si hay un déficit sensorial o motor del habla, las deficiencias del habla son superiores a lashabitualmente asociadas a estos problemas.Nota de codificación. Si hay un déficit sensorial o motor del habla o una enfermedad neurológica, secodificarán en el Eje III.Trastornos generalizados del desarrolloF84.0 Trastorno autista (299.00)F84.2 Trastorno de Rett (299.80)F84.3 Trastorno desintegrativo infantil (299.10)F84.5 Trastorno de Asperger (299.80)F84.9 Trastorno generalizado del desarrollo no especificado (299.80)Criterios para el diagnóstico delF84.0 Trastorno autista (299.00)A. Existe un total de 6 (o más) ítems de 1, 2 y 3, con por lo menos dos de 1, y uno de 2 y de 3:1. alteración cualitativa de la interacción social, manifestada al menos por dos de las siguientescaracterísticas:(a) importante alteración del uso de múltiples comportamientos no verbales, como son contactoocular, expresión facial, posturas corporales y gestos reguladores de la interacción social.(b) incapacidad para desarrollar relaciones con compañeros adecuadas al nivel de desarrollo.(c) ausencia de la tendencia espontánea para compartir con otras personas disfrutes, intereses yobjetivos (p. ej., no mostrar, traer o señalar objetos de interés).(d) falta de reciprocidad social o emocional.2. alteración cualitativa de la comunicación manifestada al menos por dos de las siguientescaracterísticas:(a) retraso o ausencia total del desarrollo del lenguaje oral (no acompañado de intentos paracompensarlo mediante modos alternativos de comunicación, tales como gestos o mímica).(b) en sujetos con un habla adecuada, alteración importante de la capacidad para iniciar o manteneruna conversación con otros.(c) utilización estereotipada y repetitiva del lenguaje o lenguaje idiosincrásico.(d) ausencia de juego realista espontáneo, variado, o de juego imitativo social propio del nivel dedesarrollo.3. patrones de comportamiento, intereses y actividades r estringidos, repetitivos y estereotipados,manifestados por lo menos mediante una de las siguientes características:(a) preocupación absorbente por uno o más patrones estereotipados y restrictivos de interés queresulta anormal, sea en su intensidad, sea en su objetivo(b) adhesión aparentemente inflexible a rutinas o rituales específicos, no funcionales(c) manierismos motores estereotipados y repetitivos (p. ej., sacudir o girar las manos o dedos, omovimientos complejos de todo el cuerpo)(d) preocupación persistente por partes de objetosB. Retraso o funcionamiento anormal en por lo menos una de las siguientes áreas, que aparece antesde los 3 años de edad: 1 interacción social, 2 lenguaje utilizado en la comunicación social o 3 juegosimbólico o imaginativo.
  • 32. C. El trastorno no se explica mejor por la presencia de un trastorno de Rett o de un trastornodesintegrativo infantil.Criterios para el diagnóstico delF84.2 Trastorno de Rett (299.80)A. Todas las características siguientes:1. desarrollo prenatal y perinatal aparentemente normal.2. desarrollo psicomotor aparentemente normal durante los primeros 5 meses después delnacimiento.3. circunferencia craneal normal en el nacimiento.B. Aparición de todas las características siguientes después del período de desarrollo normal:1. desaceleración del crecimiento craneal entre los 5 y 48 meses de edad.2. pérdida de habilidades manuales intencionales previamente adquiridas entre los 5 y 30 meses deedad, con el subsiguiente desarrollo de movimientos manuales estereotipados (p. ej., escribir olavarse las manos).3. pérdida de implicación social en el inicio del trastorno (aunque con frecuencia la interacción socialse desarrolla posteriormente).4. mala coordinación de la marcha o de los movimientos del tronco.5. desarrollo del lenguaje expresivo y receptivo gravemente afectado, con retraso psicomotor grave.Criterios para el diagnóstico delF84.3 Trastorno desintegrativo infantil (299.10)A. Desarrollo aparentemente normal durante por lo menos los primeros 2 años posteriores alnacimiento, manifestado por la presencia de comunicación verbal y no verbal, relaciones sociales,juego y comportamiento adaptativo apropiados a la edad del sujeto.B. Pérdida clínicamente significativa de habilidades previamente adquiridas (antes de los 10 años deedad) en por lo menos dos de las siguientes áreas:1. lenguaje expresivo o receptivo2. Habilidades sociales o comportamiento adaptativo3. Control intestinal o vesical4. Juego5. Habilidades motorasC. Anormalidades en por lo menos dos de las siguientes áreas:1. alteración cualitativa de la interacción social (p. ej., alteración de comportamientos no verbales,incapacidad para desarrollar relaciones con compañeros, ausencia de reciprocidad social oemocional)2. alteraciones cualitativas de la comunicación (p. ej., retraso o ausencia de lenguaje hablado,incapacidad para iniciar o sostener una conversación, utilización estereotipada y repetitiva dellenguaje, ausencia de juego realista variado)3. patrones de comportamiento, intereses y actividades restrictivos, repetitivos y estereotipados, enlos que se incluyen estereotipias motoras y manierismosD. El trastorno no se explica mejor por la presencia de otro trastorno generalizado del desarrollo o deesquizofrenia.Criterios para el diagnóstico delF84.5 Trastorno de Asperger (299.80)
  • 33. A. Alteración cualitativa de la interacción social, manifestada al menos por dos de las siguientescaracterísticas:1. importante alteración del uso de múltiples comportamientos no verbales como contacto ocular,expresión facial, posturas corporales y gestos reguladores de la interacción social2. incapacidad para desarrollar relaciones con compañeros apropiadas al nivel de desarrollo delsujeto3. Ausencia de la tendencia espontánea a compartir disfrutes, intereses y objetivos con otraspersonas (p. ej., no mostrar, traer o enseñar a otras personas objetos de interés)4. ausencia de reciprocidad social o emocionalB. Patrones de comportamiento, intereses y actividades restrictivos, repetitivos y estereotipados,manifestados al menos por una de las siguientes características:1. preocupación absorbente por uno o más patrones de interés estereotipados y restrictivos que sonanormales, sea por su intensidad, sea por su objetivo2. adhesión aparentemente inflexible a rutinas o rituales específicos, no funcionales3. manierismos motores estereotipados y repetitivos (p. ej., sacudir o girar manos o dedos, omovimientos complejos de todo el cuerpo)4. preocupación persistente por partes de objetosC. El trastorno causa un deterioro clínicamente significativo de la actividad social, laboral y otrasáreas importantes de la actividad del individuo.D. No hay retraso general del lenguaje clínicamente significativo (p. ej., a los 2 años de edad utilizapalabras sencillas, a los 3 años de edad utiliza frases comunicativas).E. No hay retraso clínicamente significativo del desarrollo cognoscitivo ni del desarrollo de habilidadesde autoayuda propias de la edad, comporamiento adaptativo (distinto de la interacción social) y tcuriosidad acerca del ambiente durante la infancia.F. No cumple los criterios de otro trastorno generalizado del desarrollo ni de esquizofrenia.Trastornos por déficit de atención y comportamient o perturbadorF90.0 Trastorno por déficit de atención con hiperactividad, tipo combinado (314.01)F90.8 Trastorno por déficit de atención con hiperactividad, tipo con predominio del déficit de atención (314.00)F90.0 Trastorno por déficit de atención con hiperactividad, tipo con predominio hiperactivo- impulsivo (314.01)F91.8 Trastorno disocial (312.8)F91.3 Trastorno negativista desafiante (313.81)F91.9 Trastorno de comportamiento perturbador no especificado (312.9)Criterios para el diagnóstico de Trastorno por déficit de atención conhiperactividadA. Existen 1 o 2:1. seis (o más) de los siguientes síntomas de desatención han persistido por lo menos durante 6meses con una intensidad que es desadaptativa e incoherente en relación con el nivel de desarrollo:Desatención:(a) a menudo no presta atención suficiente a los detalles o incurre en errores por descuido en lastareas escolares, en el trabajo o en otras actividades
  • 34. (b) a menudo tiene dificultades para mantener la atención en tareas o en actividades lúdicas(c) a menudo parece no escuchar cuando se le habla directament e(d) a menudo no sigue instrucciones y no finaliza tareas escolares, encargos, u obligaciones en elcentro de trabajo (no se debe a comportamiento negativista o a incapacidad para comprenderinstrucciones)(e) a menudo tiene dificultades para organizar tareas y actividades(f) a menudo evita, le disgusta o es renuente en cuanto a dedicarse a tareas que requieren unesfuerzo mental sostenido (como trabajos escolares o domésticos)(g) a menudo extravía objetos necesarios para tareas o actividades (p. ej. jugu etes, ejerciciosescolares, lápices, libros o herramientas)(h) a menudo se distrae fácilmente por estímulos irrelevantes(i) a menudo es descuidado en las actividades diarias2. seis (o más) de los siguientes síntomas de hiperactividad-impulsividad han persistido por lo menosdurante 6 meses con una intensidad que es desadaptativa e incoherente en relación con el nivel dedesarrollo:Hiperactividad(a) a menudo mueve en exceso manos o pies, o se remueve en su asiento(b) a menudo abandona su asiento en la clase o en otras situaciones en que se espera quepermanezca sentado(c) a menudo corre o salta excesivamente en situaciones en que es inapropiado hacerlo (enadolescentes o adultos puede limitarse a sentimientos subjetivos de inquietud)(d) a menudo tiene dificultades para jugar o dedicarse tranquilamente a actividades de ocio(e) a menudo "está en marcha" o suele actuar como si tuviera un motor(f) a menudo habla en exceso Impulsividad(g) a menudo precipita respuestas antes de haber sido completadas las preguntas(h) a menudo tiene dificultades para guardar tumo(i) a menudo interrumpe o se inmiscuye en las actividades de otros (p. ej. se entromete enconversaciones o juegos)B. Algunos síntomas de hiperactividad-impulsividad o desatención que causaban alteracionesestaban presentes antes de los 7 años de edad.C. Algunas alteraciones provocadas por los síntomas se presentan en dos o más ambientes (p. ej., enla escuela [o en el trabajo] y en casa).D. Deben existir pruebas claras de un deterioro clínicamente significativo de la actividad social,académica o laboral.E. Los síntomas no aparecen exclusivamente en el transcurso de un trastorno generalizado deldesarrollo, esquizofrenia u otro trastorno psicótico, y no se explican mejor por la presencia de otrotrastorno mental (p. ej., trastorno del estado de ánimo, trastorno de ansiedad, trastorno disociativo oun trastorno de la personalidad).F90.0 Trastorno por déficit de atención con hiperactividad, tipo combinado (314.01)Si se satisfacen los Criterios A1 y A2 durante los últimos 6 mesesF90.8 Trastorno por déficit de atención con hiperactividad, tipo con predominio del déficit deatención (314.00)Si se satisface el Criterio A1, pero no el Criterio A2 durante los últimos 6 mesesF90.0 Trastorno por déficit de atención con hiperactividad, tipo con predominio hiperactivo -impulsivo (314.01)Si se satisface el Criterio A2, pero no el Criterio A1 durante los últimos 6 meses
  • 35. Nota de codificación. En el caso de sujetos (en especial adolescentes y adultos) que actualmentetengan síntomas que ya no cumplen todos los criterios, debe especificarse en "remisión parcial".Criterios para el diagnóstico delF91.8 Trastorno disocial (312.8)A. Un patrón repetitivo y persistente de comportamiento en el que se violan los derechos básicos deotras personas o normas sociales importantes propias de la edad, manifestándose por la presenciade tres (o más) de los siguientes criterios durante los últimos 12 meses y por lo menos de un criteriodurante los últimos 6 meses:Agresión a personas y animales1. a menudo fanfarronea, amenaza o intimida a otros2. a menudo inicia peleas físicas3. ha utilizado un arma que puede causar daño físico grave a otras personas (p. ej., bate, ladrillo,botella rota, navaja, pistola)4. ha manifestado crueldad física con personas5. ha manifestado crueldad física con animales6. ha robado enfrentándose a la víctima (p. ej., ataque con violencia, arrebatar bolsos, extorsión, roboa mano armada)7. ha forzado a alguien a una actividad sexualDestrucción de la propiedad8. ha provocado deliberadamente incendios con la intención de causar daños graves9. ha destruido deliberadamente propiedades de otras personas (distinto de provocar incendios)Fraudulencia o robo10. ha violentado el hogar, la casa o el automóvil de otra persona11. a menudo miente para obtener bienes o favores o para evitar obligaciones (esto es, "tima" a otros)12. ha robado objetos de cierto valor sin enfrentamiento con la víctima (p. ej., robos en tiendas, perosin allanamientos o destrozos; falsificaciones)Violaciones graves de normas13. a menudo permanece fuera de casa de noche a pesar de las prohibiciones paternas, iniciandoeste comportamiento antes de los 13 años de edad14. se ha escapado de casa durante la noche por lo menos dos veces, viviendo en la casa de suspadres o en un hogar sustitutivo (o sólo una vez sin regresar durante un largo período de tiempo)15. suele hacer novillos en la escuela, iniciando esta práctica antes de los 13 años de edadB. El trastorno disocial provoca deterioro clínicamente significativo de la actividad social, académica olaboral.C. Si el individuo tiene 18 años o más, no cumple criterios de trastorno antisocial de la personalidad.Especificar el tipo en función de la edad de inicio:Tipo de inicio infantil : se inicia por lo menos una de las características criterio de trastorno disocialantes de los 10 años de edadTipo de inicio adolescente: ausencia de cualquier característica criterio de trastorno disocial antesde los 10 años de edadEspecificar la gravedad:
  • 36. Leve: pocos o ningún problema de comportamiento exceden de los requeridos para establecer eldiagnóstico y los problemas de comportamiento sólo causan daños mínimos a otrosModerado: el número de problemas de comportamiento y su efecto sobre otras personas sonintermedios entre "leves" y "graves"Grave: varios problemas de comportamiento exceden de los requeridos pa establecer el radiagnóstico o los problemas de comportamiento causan daños considerables a otros.Criterios para el diagnóstico delF91.3 Trastorno negativista desafiante (313.81)A. Un patrón de comportamiento negativista, hostil y desafiante que dura por lo menos 6 meses,estando presentes cuatro (o más) de los siguientes comportamientos:1. a menudo se encoleriza e incurre en pataletas2. a menudo discute con adultos3. a menudo desafía activamente a los adultos o rehusa cumplir sus obligaciones4. a menudo molesta deliberadamente a otras personas5. a menudo acusa a otros de sus errores o mal comportamiento6. a menudo es susceptible o fácilmente molestado por otros7. a menudo es colérico y resentido8. a menudo es rencoroso o vengativoNota: Considerar que se cumple un criterio sólo si el comportamiento se presenta con más frecuenciade la observada típicamente en sujetos de edad y nivel de desarrollo comparables.B. El trastorno de conducta provoca deterioro clínicamente significativo en la actividad social,académica o laboral.C. Los comportamientos en cuestión no aparecen exclusivamente en el transcurso de un trastornopsicótico o de un trastorno del estado de ánimo.D. No se cumplen los criterios de trastorno disocial, y, si el sujeto tiene 18 años o más, tampoco losde trastorno antisocial de la personalidad.Trastornos de la ingestión y de la conducta alimentaria de la infancia o de laniñezF98.3 Pica (307.52)F98.2 Trastorno por rumiación (307.59)F98.2 Trastorno de la ingestión alimentaria de la infancia o la niñez (307.59)Criterios para el diagnóstico deF98.3 Pica (307.52)A. Ingestión persistente de sustancias no nutritivas durante un período de por lo menos 1 mes.B. La ingestión de sustancias no nutritivas es inapropiada para el nivel de desarrollo.C. La conducta ingestiva no forma parte de prácticas sancionadas culturalmente.D. Si la conducta ingestiva aparece exclusivamente en el transcurso de otro trastorno mental (p. ej.,retraso mental, trastorno generalizado del desarrollo, esquizofrenia) es de suficiente gravedad comopara merecer atención clínica independiente.
  • 37. Criterios para el diagnóstico delF98.2 Trastorno por rumiación (307.59)A. Regurgitaciones repetidas, sin náuseas o enfermedad gastrointestinal asociada por lo menosdurante un mes, tras un período de funcionamiento normal.B. Pérdida de peso o incapacidad para alcanzar el peso normal.Criterios para el diagnóstico delF98.2 Trastorno de la ingestión alimentaria de la infancia o la niñez (307.59)A. Alteración de la alimentación manifestada por una dificultad persistente para comeradecuadamente, con incapacidad significativa para aumentar de peso o con pérdidas significativ de aspeso durante por lo menos 1 mes.B. La alteración no se debe a una enfermedad gastrointestinal ni a otra enfermedad médica asociada(p. ej., reflujo esofágico).C. El trastorno no se explica mejor por la presencia de otro trastorno mental (p. ej., t astorno de rrumiación) o por la no disponibilidad de alimentos.D. El inicio es anterior a los 6 años de edad.Trastornos de ticsF95.2 Trastorno de la Tourette (307.23)F95.1 Trastorno de tics motores o vocales crónicos (307.22)F95.0 Trastorno de tics transitorios (307.21)F95.9 Trastorno de tics no especificado (307.20)Criterios para el diagnóstico delF95.2 Trastorno de la Tourette (307.23)A. En algún momento a lo largo de la enfermedad ha habido tics motores múltiples y uno o más ticsvocales, aunque no necesariamente de modo simultáneo, (una vocalización o movimiento súbito,rápido, recurrente, no rítmico y estereotipado.)B. Los tics aparecen varias veces al día (habitualmente en oleadas) casi cada día ointermitentemente a lo largo de un período de más de 1 año, y durante este tiempo nunca hay unperíodo libre de tics superior a más de 3 meses consecutivos.C. El trastorno provoca un notable malestar o deterioro significativo social, laboral o de otras áreasimportantes de la actividad del individuo.D. El inicio es anterior a los 18 años de edad.E. La alteración no se debe a los efectos fisiológicos directos de un fármaco (p. ej., estimulante) o deuna enfermedad médica (p. ej., enfermedad de Huntington o encefalitis pos vírica).Criterios para el diagnóstico delF95.1 Trastorno de tics motores o vocales crónicos (307.22)
  • 38. A. En algún momento a lo largo de la enfermedad ha habido tics vocales o motores simples omúltiples (esto es, vocalizaciones o movimientos súbitos, rápidos, recurrentes, no rítmicos niestereotipados), pero no ambos.B. Los tics aparecen varias veces al día casi cada día o intermitentemente a lo largo de un período demás de 1 año, y durante este tiempo nunca hay un período libre de tics superior a 3 mesesconsecutivos.C. La alteración causa un notable malestar o deterioro significativo social, laboral o de otras áreasimportantes de la actividad del individuo.D. El inicio es anterior a los 18 años de edad.E. El trastorno no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., estimulantes) nia una enfermedad médica (p. ej., enfermedad de Huntington o encefalitis posvírica).F. Nunca se han satisfecho criterios del trastorno de la Tourette.Criterios para el diagnóstico delF95.0 Trastorno de tics transitorios (307.21)A. Tics motores y/o vocales simples o múltiples (esto es, vocalizaciones o movimientos súbitos,rápidos, recurrentes, no rítmicos y estereotipados).B. Los tics aparecen varias veces al día, casi cada día durante por lo menos 4 semanas, pero no másde 12 meses consecutivos.C. La alteración causa un notable malestar o un deterioro significativo social, laboral o de otras áreasimportantes de la actividad del individuo.D. El inicio es anterior a los 18 años de edad.E. La alteración no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., estimulantes) nia una enfermedad médica (p. ej., enfermedad de Huntington o encefalitis postvírica).F. Nunca se han cumplido criterios de trastorno de la Tourette ni de trastorno de tics crónicos motoreso vocales.Trastornos de la eliminaciónF98.1 Encopresis (307.7)F98.0 Enuresis ( 307.6)Criterios para el diagnóstico deEncopresisA. Evacuación repetida de heces en lugares inadecuados (p. ej., vestidos o suelos), sea involuntaria ointencionada.B. Por lo menos un episodio al mes durante un mínimo de 3 meses.C. La edad cronológica es por lo menos de 4 años (o un nivel de desarrollo equivalente).
  • 39. D. El comportamiento no se debe exclusivamente a los efectos fisiológicos directos de una sustancia(p. ej., laxantes) ni a una enfermedad médica, excepto a través de un mecanismo que impliqueestreñimiento.Codificar del modo siguiente:F98.1 Con estreñimiento e incontinencia por rebosamiento (787.6) (también código F59.0Estreñimiento en Eje III)F98.1 Sin estreñimiento ni incontinencia por rebosamiento (307.7)Criterios para el diagnóstico deF98.0 Enuresis ( 307.6)A. Emisión repetida de orina en la cama o en los vestidos (sea voluntaria o intencionada).B. El comportamiento en cuestión es clínicamente significativa, manifestándose por una frecuencia de2 episodios semanales durante por lo menos 3 meses consecutivos o por la presencia de malestarclínicamente significativo o deterioro social, académico (laboral) o de otras áreas importantes de laactividad del individuo.C. La edad cronológica es de por lo menos 5 años (o el nivel de desarrollo equivalente).D. El comportamiento no se debe exclusivamente al efecto fisiológico directo de una sustancia (p. ej.,un diurético) ni a una enfermedad médica (p. ej., diabetes, espina bífida, trastorno convulsivo).Especificar tipo:Sólo nocturnaSólo diurnaNocturna y diurnaOtros trastornos de la infancia, la niñez o la adolescenciaF93.0 Ansiedad por separación (309.21)F94.0 Mutismo selectivo (313.23)F94.2 Trastorno reactivo de la vinculación de la infancia o la niñez (313.89)F98.4 Trastorno de movimientos estereotipados (307.3)F98.9 Trastorno de la infancia, la niñez o la adolescencia no especificado (313.9)Criterios para el diagnóstico de trastorno deF93.0 Ansiedad por separación (309.21)A. Ansiedad excesiva e inapropiada para el nivel de desarrollo del sujeto, concerniente a suseparación respecto del hogar o de las personas con quienes está vinculado, puesta de manifiestopor tres (o más) de las siguientes circunstancias:1. malestar excesivo recurrente cuando ocurre o se anticipa una separación respecto del hogar o delas principales figuras vinculadas2. preocupación excesiva y persistente por la posible pérdida de las principales figuras vinculadas o aque éstas sufran un posible daño3. preocupación excesiva y persistente por la posibilidad de que un acontecimiento adverso dé lugar ala separación de una figura vinculada importante (p. ej., extraviarse o ser secuestrado)
  • 40. 4. resistencia o negativa persistente a ir a la escuela o a cualquier otro sitio por miedo a la separación5. resistencia o miedo persistente o excesivo a estar en casa solo o sin las principales figurasvinculadas, o sin adultos significativos en otros lugares6. negativa o resistencia persistente a ir a dormir sin tener cerca una figura vinculada importante o a ira dormir fuera de casa7. pesadillas repetidas con temática de separación8. quejas repetidas de síntomas físicos (como cefaleas, dolores abdominales, náuseas o vómitos)cuando ocurre o se anticipa la separación respecto de figuras importantes de vinculaciónB. La duración del trastorno es de por lo menos 4 semanas.C. El inicio se produce antes de los 18 años de edad.D. La alteración provoca malestar clínicamente significativo o deterioro social, académico (laboral) ode otras áreas importantes de la actividad del individuo.E. La alteración no ocurre exclusivamente en el transcurso de un trastorno generalizado deldesarrollo, esquizofrenia u otro trastorno pospsicótico, y en adolescentes y adultos n se explica omejor por la presencia de un trastorno de angustia con agorafobia.Especificar si:Inicio temprano: si el inicio tiene lugar antes de los 6 años de edad.Criterios para el diagnóstico deF94.0 Mutismo selectivo (313.23)A. Incapacidad persistente para hablar en situaciones sociales específicas (en las que se espera quehable, p. ej., en la escuela) a pesar de hacerlo en otras situaciones.B. La alteración interfiere el rendimiento escolar o laboral o la comunicación social.C. La duración de la alteración es de por lo menos 1 mes (no limitada al primer mes de escuela).D. La incapacidad para hablar no se debe a una falta de conocimiento o de fluidez del lenguajehablado requerido en la situación social.E. El trastorno no se explica mejor por la presencia de un trastorno de la comunicación (p. ej.,tartamudeo) y no aparece exclusivamente en el transcurso de un trastorno generalizado deldesarrollo, esquizofrenia u otro trastorno psicótico.Criterios para el diagnóstico delF94.2 Trastorno reactivo de la vinculación de la infancia o la niñez (313.89)A. Relaciones sociales en la mayor parte de los contextos sumamente alteradas e inadecuadas parael nivel de desarrollo del sujeto, iniciándose antes de los 5 años de* edad, y puestas de manifiesto por1 o 2:1. incapacidad persistente para iniciar la mayor parte de las interacciones sociales o responder a ellasde un modo apropiado al nivel de desarrollo, manifestada por respuestas excesivamente inhibidas,hipervigilantes, o sumamente ambivalentes y contradictorias (p. ej., el niño puede responder a suscuidadores con una mezcla de acercamiento, evitación y resistencia a ser consolado, o puedemanifestar una vigilancia fría)
  • 41. 2. vínculos difusos manifestados por una sociabilidad indiscriminada con acusada incapacidad paramanifestar vínculos selectivos apropiados (p. ej., excesiva familiaridad con extraños o falta deselectividad en la elección de figuras de vinculación)B. El trastorno del Criterio A no se explica exclusivamente por un retraso del desarrollo (como en elretraso mental) y no cumple criterios de trastorno generalizado del desarrollo.C. La crianza patogénica se manifiesta al menos por una de las siguientes características:1. desestimación permanente de las necesidades emocionales básicas del niño relacionadas con elbienestar, la estimulación y el afecto2. desestimación persistente de las necesidades físicas básicas del niño3. cambios repetidos de cuidadores primarios, lo que impide la formación de vínculos estables (p. ej.,cambios frecuentes en los responsables de la crianza)D. Se supone que el tipo de crianza descrita en el Criterio C es responsable del comportamientoalterado descrito en el criterio A (p. ej., las alteraciones del criterio A empezaron tras la instauraciónde los cuidados patogénicos que aparecen en el Criterio C).F94.1 Tipo inhibido: si predomina el Criterio A1 en la presentación clínicaF94.2 Tipo desinhibido: si predomina el Criterio A2 en la presentación clínicaCriterios para el diagnóstico delF98.4 Trastorno de movimientos estereotipados (307.3)A. Comportamiento motor repetitivo, que parece impulsivo, y no funcional (p. ej., sacudir o agitar lasmanos, balancear el cuerpo, dar cabezazos, mordisquear objetos, automorderse, pinchar la piel o losorificios corporales, golpear el propio cuerpo).B. El comportamiento interfiere las actividades normales o da lugar a lesiones corporalesautoinfligidas que requieren tratamiento médico (o que provocarían una lesión si no se tomaranmedidas preventivas).C. Si hay retraso mental, el comportamiento estereotipado o autolesivo es de gravedad suficientepara constituir un objetivo terapéutico.D. El comportamiento no se explica mejor por una compulsión (como en el trastorno obsesivo -compulsivo), un tic (como en el trastorno por tics), una estereotipia que forma parte de un trastornogeneralizado del desarrollo o una tracción del cabello (como en la tricotilomanía).E. El comportamiento no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia ni a unaenfermedad médica.F. El comportamiento persiste durante 4 semanas o más.Especificar si:Con comportamiento autolesivo: si el comportamiento da lugar a daño corporal que requieratratamiento específico (o que daría lugar a daño corporal si no se tomaran medidas protectoras).2. Delirium, demencia, trastornos amnésicos y otros trastornos cognoscitivos Delirium Demencia
  • 42. Trastornos amnésicosDeliriumF05.0 Delirium debido a... (indicar enfermedad médica) (293.0)F1x.03 Delirium por intoxicación por sustanciasF1x.4 Delirium por abstinencia de sustancias Delirium debido a múltiples etiologíasF05.9 Delirium no especificadoCriterios para el diagnóstico deF05.0 Delirium debido a... (indicar enfermedad médica) (293.0)A. Alteración de la conciencia (p. ej., disminución de la capacidad de atención al entorno) condisminución de la capacidad para centrar, mantener o dirigir la atención.B. Cambio en las funciones cognoscitivas (como déficit de memoria, desorientación, alt ración del elenguaje) o presencia de una alteración perceptiva que no se explica por la existencia de unademencia previa o en desarrollo.C. La alteración se presenta en un corto período de tiempo (habitualmente en horas o días) y tiende afluctuar a lo largo del día.D. Demostración a través de la historia, de la exploración física y de las pruebas de laboratorio de quela alteración es un efecto fisiológico directo de una enfermedad médica.Nota de codificación: Si el delirium está superpuesto a una demencia vascular preexistente,indicarlo codificando F01.8 Demencia vascular, con delirium [290.41].Nota de codificación: Incluir el nombre de la enfermedad médica en el Eje I, por ejemplo, F05.0Delirium debido a encefalopatía hepática [293.0]; codificar también la enfermedad médica en el Eje III.Criterios para el diagnóstico deF1x.03 Delirium por intoxicación por sustanciasA. Alteración de la conciencia (p. ej., disminución de la capacidad de atención al entorno) condisminución de la capacidad para centrar, mantener o dirigir la atención.B. Cambio en las funciones cognoscitivas (como déficit de memoria, desorientación, alt ración del elenguaje) o presencia de una alteración perceptiva que no se explica por la existencia de unademencia previa o en desarrollo.C. La alteración se presenta en un corto período de tiempo (habitualmente en horas o días) y tiende afluctuar a lo largo del día.D. Demostración, a través de la historia, de la exploración física y de las pruebas de laboratorio, de 1ó 2.1. los síntomas de los Criterios A y B se presentan durante la intoxicación por la sustancia2. el consumo de medicamentos se estima relacionado etiológicamente con la alteración*Nota: Este diagnóstico debe hacerse en lugar del diagnóstico de intoxicación por sustancias sólocuando los síntomas cognoscitivos excedan de los que son propios del síndrome de intoxicación y
  • 43. cuando los síntomas sean de la suficiente gravedad como para merecer una atención clínicaindependiente.*Nota: El diagnóstico debe hacerse como delirium inducido por sustancias si está relacionado con eluso de la medicación.Códigos para el delirium por intoxicaci ón por (sustancia específica):F10.03 Alcohol [291.0]F16.03 Alucinógenos [292.81]F15.03 Anfetaminas (o sustancias afines) [292.81]F12.03 Cannabis [292.81]F14.03 Cocaína [292.81]F19.03 Fenciclidina (o sustancias de acción similar) [292.81]F18.03 Inhalantes [292.81]F11.03 Opiáceos [292.81]F13.03 Sedantes, hipnóticos o ansiolíticos [292.81]F19.03 Otras sustancias (o sustancias desconocidas) [292.81] (p. ej., cimetidina, digital,benztropina)Criterios para el diagnóstico deF1x.4 Delirium por abstinencia de sustanciasA. Alteración de la conciencia (p. ej., disminución de la capacidad de prestar atención al entorno) conreducción de la capacidad para centrar, mantener o dirigir la atención.B. Cambio en las funciones cognoscitivas (como deterioro de la memoria, desorientación, alteracióndel lenguaje) o presencia de una alteración perceptiva que no se explica por una demencia previa oen desarrollo.C. La alteración se presenta en un corto período de tiempo (habitualmente en he o días) y tiende afluctuar a lo largo del día.D. Demostración, a través de la historia, de la exploración física y de las pruebas laboratorio, de quelos síntomas de los Criterios A y B se presentan durante poco después de un síndrome deabstinencia.Nota: Este diagnóstico debe hacerse en lugar del diagnóstico de abstinencia de sustancias sólocuando síntomas cognoscitivos excedan de los propios del síndrome de abstinencia y cuando lossíntomas sean la suficiente gravedad como para merecer una atención clínica independiente.Códigos para el delirium por abstinencia de (sustancia específica):F10.4 Alcohol [291.0]F13.4 Sedantes, hipnóticos o ansiolíticos [292.81]F19.4 Otras sustancias (o desconocidas) [292.81]Criterios para el diagnóstico deDelirium debido a múltiples etiologíasA. Alteración de la conciencia (p. ej., disminución de la capacidad de prestar atención al entorno) conreducción de la capacidad para centrar, mantener o dirigir la atención.B. Cambio en las funciones cognoscitivas (como deterioro de la memoria, desorientación, alteracióndel lenguaje) o presencia de una alteración perceptiva que no se explica por una demencia previa oen desarrollo.
  • 44. C. La alteración se presenta en un corto período de tiempo (habitualmente en horas o días) y tiende afluctuar a lo largo del día.D. Demostración, a través de la historia, de la exploración física o de las pruebas de laboratorio, deque el delirium tiene más de una etiología (p. ej., más de una enfermedad médica, una enfermedadmédica más una intoxicación por sustancias o por efectos secundarios de los medicamentos).Nota de codificación: Utilizar los códigos necesarios que reflejen el tipo de delirium y su etiologíaespecífica, por ejemplo, F05.0 Delirium debido a encefalitis vírica [293.0] y F10.4 Delirium porabstinencia de alcohol [291.0].DemenciaF00 Demencia tipo AlzheimerF01 Demencia vascular (290.4)F02 Demencia debida a otras enfermedades médicasF1x.73 Demencia persistente inducida por sustancias Demencia debida a múltiples etiologíasF03 Demencia no especificadaCriterios para el diagnóstico deF00 Demencia tipo AlzheimerA. La presencia de los múltiples déficit cognoscitivos se manifiesta por:1. deterioro de la memoria (deterioro de la capacidad para aprender nueva información o recordarinformación aprendida previamente)2. una (o más) de las siguientes alteraciones cognoscitivas:(a) afasia (alteración del lenguaje)(b) apraxia (deterioro de la capacidad para llevar a cabo actividades motoras, a pesar de que lafunción motora está intacta)(c) agnosia (fallo en el reconocimiento o identificación de objetos, a pesar de que la función sensorialestá intacta)(d) alteración de la ejecución (p. ej., planificación, organización, secuenciación y abstracción)B. Los déficit cognoscitivos en cada uno de los criterios A1 y A2 provocan un deterioro significativo dela actividad laboral o social y representan una merma importante del nivel previo de actividad.C. El curso se caracteriza por un inicio gradual y un deterioro cognoscitivo continuo.D. Los déficit cognoscitivos de los Criterios A1 y A2 no se deben a ninguno de los siguientes factores:1. otras enfermedades del sistema nervioso central que provocan déficit de memoria y cognoscitivos(p. ej., enfermedad cerebrovascular, enfermedad de Parkinson, corea de Huntington, hematomasubdural, hidrocefalia normotensiva, tumor cerebral)2. enfermedades sistémicas que pueden provocar demencia (p. ej., hípotiroidi mo, deficiencia de sácido fólico, vitamina B2 y niacina, hipercalcemia, neurosífilis, infección por VIH)3. enfermedades inducidas por sustanciasE. Los déficit no aparecen exclusivamente en el transcurso de un delirium.F. La alteración no se explica mejor por la presencia de otro trastorno del Eje I (p. ej., trastornodepresivo mayor, esquizofrenia).F00.0 Demencia tipo Alzheimer, de inicio temprano
  • 45. Su inicio es a los 65 años o antesCon delirium: si el delirium se sobreañade a la demenciaCon ideas delirantes: si las ideas delirantes son el síntoma predominanteCon estado de ánimo depresivo: si el estado de ánimo depresivo es predominante (incluyendo loscuadros clínicos que cumplen todos los criterios para un episodio depresivo mayor). No deberealizarse el diagnóstico por separado de trastorno del estado de ánimo debido a enfermedad médicaNo complicado: si ninguno de los síntomas antes mencionados predomina en el cuadro clínicoactual.F00.1 Demencia tipo Alzheimer, de inicio tardíoSu inicio es después de los 65 añosCon delirium: si el delirium se sobreañade a la demenciaCon ideas delirantes: Si las ideas delirantes son el síntoma predominanteCon estado de ánimo depresivo: si el estado de ánimo depresivo es predominante (incluyendo loscuadros clínicos que cumplen todos los criterios para un episodio depresivo mayor). No deberealizarse el diagnóstico por separado de trastorno del estado de ánimo debido a enfermedad médicaNo complicado: si ninguno de los antes mencionados predomina en el cuadro clínico actualEspecificar si: Con trastorno de comportamiento.Criterios para el diagnóstico deF01 Demencia vascular (290.4)A. La presencia de los múltiples déficit cognoscitivos se manifiesta por:1. deterioro de la memoria (deterioro de la capacidad para aprender nueva información o recordarinformación aprendida previamente)2. una (o más) de las siguientes alteraciones cognoscitivas:(a) afasia (alteración del lenguaje)(b) apraxia (deterioro de la capacidad para llevar a cabo actividades motoras, a pesar de que lafunción motora está intacta)(c) agnosia (fallo en el reconocimiento o identificación de objetos a pesar de que la función sensorialestá intacta)(d) alteración de la actividad constructiva (p. ej., planificación, organización, secuenciación yabstracción)B. Los déficit cognoscitivos en cada uno de los criterios A1 y A2 provocan un deterioro significativo dela actividad laboral o social y representan una merma importante del nivel previo de actividad.C. Los signos y síntomas neurológicos (p. ej., exageración de los reflejos tendinosos profundos,respuesta de extensión plantar, parálisis seudobulbar, anomalías en la marcha, debilidad de unaextremidad) o las pruebas de laboratorio sugerentes de la presencia de una enfermedadcerebrovascular se estiman etiológicamente relacionadas con la alteración (p. ej., infartos múltiplesque implican al córtex y a la sustancia blanca acompañante).D. Los déficit no aparecen exclusivamente en el transcurso de un delirium.Con delirium: si el delirium se sobreañade a la demencia.Con ideas delirantes: si las ideas delirantes son el síntoma predominante.Con estado de ánimo depresivo: si el estado de ánimo depresivo es predominante (incluyendo loscuadros clínicos que cumplen todos los criterios para un episodio depresivo mayor). No deberealizarse el diagnóstico por separado de trastorno del estado de ánimo debido a enfermedad médicaNo complicada: si ninguno de los síntomas antes mencionados predomina en el cuadro clínicoactual.
  • 46. Especificar si: Con alteración de comportamiento.Criterios para el diagnóstico deF02 Demencia debida a otras enfermedades médicasA. La presencia de los múltiples déficit cognoscitivos se manifiesta por:1. deterioro de la memoria (deterioro de la capacidad para aprender nueva información o recordarinformación aprendida previamente)2. una (o más) de las siguientes alteraciones cognoscitivas:(a) afasia (alteración del lenguaje)(b) apraxia (deterioro de la capacidad para llevar a cabo actividades motoras, a pesar de que lafunción motora está intacta)(c) agnosia (fallo en el reconocimiento o identificación de objetos, a pesar de que la función sensorialestá intacta)(d) alteración de la ejecución (p. ej., planificación, organización, secuenciación y abstracción)B. Los déficit cognoscitivos en cada uno de los Criterios A1 y A2 provocan un deterioro significativode la actividad laboral o social y representan una merma importante del nivel previo de actividad.C. Demostración a través de la historia, la exploración física o los hallazgos de laboratorio de que laalteración es un efecto fisiopatológico directo de una de las enfermedades médicas enumeradas másabajo.D. Los déficit no aparecen exclusivamente en el transcurso de un delirium.F02.4 Demencia debida a enfermedad por VIH [294.9]Nota de codificación: Codificar también en el Eje III B22.0 Enfermedad por VIH que provocaencefalopatía [043.1].F02.8 Demencia debida a traumatismo craneal [294.1]Nota de codificación: Codificar también en el Eje III S06.9 Lesión intracraneal [854.00].F02.3 Demencia debida a enfermedad de Parkinson [294.1]Nota de codificación: Codificar también en el Eje III G20 Enfermedad de Parkinson [332.0].F02.2 Demencia debida a enfermedad de Huntington [294.1]Nota de codificación: Codificar también en el Eje III G10 Enfermedad de Huntington [333.4].F02.0 Demencia debida a enfermedad de Pick [290.10]Nota de codificación: Codificar también en el Eje III G31.0 Enfermedad de Pick [331.1].F02.1 Demencia debida a enfermedad de Creutzfeldt-Jakob [290.10]Nota de codificación: Codificar también en el Eje III A81.0 Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob [046.1].F02.8 Demencia debida a... (indicar enfermedad médica no enumerada antes) [294.1]Por ejemplo, hidrocefalia normotensiva, hipotiroidismo, tumor cerebral, deficiencia de vitamina 8,2,irradiación intracranealNota de codificación: Codificar también en Eje III la enfermedad médica.Criterios para el diagnóstico deF1x.73 Demencia persistente inducida por sustanciasA. La presencia de los múltiples déficit cognoscitivos se manifiesta por:1. deterioro de la memoria (deterioro de la capacidad para aprender nueva información o recordarinformación aprendida previamente)2. una (o más) de las siguientes alteraciones cognoscitivas:(a) afasia (alteración del lenguaje)(b) apraxia (deterioro de la capacidad para llevar a cabo actividades motoras, a pesar de que lafunción motora está intacta)
  • 47. (c) agnosia (fallo en el reconocimiento o identificación de objetos, a pesar de que la función sensorialestá intacta)(d) alteración de la actividad de ejecución (p. ej., planificación, organización, secuenciación yabstracción)B. Los déficit cognoscitivos en cada uno de los Criterios A1 y A2 provocan un deterioro significativode la actividad laboral o social y representan una merma importante del nivel previo de actividad.C. Los déficit no aparecen exclusivamente en el transcurso de un delirium y persisten más allá de laduración habitual de la intoxicación o abstinencia de sustancias.D. Demostración a través de la historia, de la exploración física o de los hallazgos de laboratorio deque los déficit están etiológicamente relacionados con los efectos persistentes del consumo desustancias (p. ej., una droga de abuso, un medicamento).Códigos para la demencia persistente inducida por (sustancia específica):F10.73 Alcohol [291.2]F18.73 Inhalantes [292.82]F13.73 Sedantes, hipnóticos o ansiolíticos [292.82]F19.73 Otras (sustancias desconocidas) [292.82]Criterios para el diagnóstico deDemencia debida a múltiples etiologíasA. La presencia de los múltiples déficit cognoscitivos se manifiesta por:1. deterioro de la memoria (deterioro de la capacidad para aprender nueva información o recordarinformación aprendida previamente)2. una (o más) de las siguientes alteraciones cognoscitivas:(a) afasia (alteración del lenguaje)(b) apraxia (deterioro de la capacidad para llevar a cabo actividades motoras, a pesar de que lafunción motora está intacta)(c) agnosia (fallo en el reconocimiento o identificación de objetos, a pesar de que la función sensoria lestá intacta)(d) alteración de la ejecución (p. ej., planificación, organización, secuenciación y abstracción)B. Los déficit cognoscitivos en cada uno de los Criterios A1 y A2 provocan un deterioro significativode la actividad laboral o social y representan una merma importante del nivel previo de actividad.C. Demostración a través de la historia, de la exploración física o de los hallazgos de laboratorio deque la alteración posee más de una etiología (p. ej., traumatismo craneal más consumo cróni o decalcohol, demencia tipo Alzheimer con el subsiguiente desarrollo de demencia vascular).D. Los déficit no aparecen exclusivamente en el transcurso de un delirium.Trastornos amnésicosF04 Trastorno amnésico debido a... (indicar enfermedad médica) (294.0)F1x.6 Trastorno amnésico persistente inducido por sustancias[R41.3] Trastorno amnésico no especificado (294.8)Criterios para el diagnóstico deF04 Trastorno amnésico debido a... (indicar enfermedad médica) (294.0)
  • 48. A. El deterioro de la memoria se manifiesta por un déficit de la capacidad para aprender informaciónnueva o por la incapacidad para recordar información aprendida previamente.B. La alteración de la memoria provoca un deterioro significativo de la actividad laboral o social yrepresenta una merma importante del nivel previo de actividad.C. La alteración de la memoria no aparece exclusivamente en el transcurso de un delirium o de unademencia.D. Demostración, a través de la historia, de la exploración física o de las pruebas de laboratorio, deque la alteración es un efecto directo de la enfermedad médica (incluyendo un traumatismo físico).Especificar si:Transitorio: si el deterioro de la memoria dura menos de 1 mes.Crónico: si el deterioro de la memoria dura más de 1 mes.Nota de codificación: Anotar el nombre de la enfermedad médica en el Eje I, por ejemplo, F04Trastorno amnésico debido a traumatismo cerebral [294.0]; codificar también la enfermedad médicaen el Eje III.Criterios para el diagnóstico deF1x.6 Trastorno amnésico persistente inducido por sustanciasA. El deterioro de la memoria se manifiesta por un déficit de la capacidad para aprender informaciónnueva, o incapacidad para recordar información aprendida previamente.B. La alteración de la memoria provoca un deterioro significativo de la actividad laboral o social yrepresenta una merma importante del nivel previo de actividad.C. La alteración de la memoria no aparece exclusivamente en el transcurso de un delirium o de unademencia, y se mantiene más allá de la duración habitual de la intoxicación o abstinencia desustancias.D. Demostración, a través de la historia, de la exploración física o de las pruebas de laboratorio, deque la alteración de la memoria está relacionada etiológicamente con los efec tos persistentes de lasustancia (p. ej., una droga de abuso, un medicamento).Códigos para el trastorno amnésico persistente inducido por sustancias (sustanciasespecíficas):F10.6 Alcohol [291.1]F13.6 Sedantes, hipnóticos o ansiolíticos [292.83]F19.6 Otras sustancias (o desconocidas) [292.833. Trastornos mentales debidos a enfermedad médica, no clasificados en otrosapartadosF06.1 Trastorno catatónico debido a... (indicar enfermedad médica) (293.89)F07.0 Cambio de personalidad debido a... (indicar enfermedad médica) (310.1)F09 Trastorno mental no especificado debido a... (indicar enfermedad médica) (239.9)Criterios para el diagnóstico deF06.1 Trastorno catatónico debido a... (indicar enfermedad médica) (293.89)
  • 49. A. La presencia de catatonía se manifiesta por inmovilidad motora, actividad motora excesiva(aparentemente sin propósito y que no es influida por estímulos externos), negativismo extremo omutismo, movimientos voluntarios peculiares, ecolalia o ecopraxia.B. Demostración, a través de la historia, de la exploración física o de las pruebas de laboratorio, deque la alteración es un efecto fisiológico directo de una enfermedad médica.C. La alteración no se explica mejor por la presencia de otro trastorno mental (p. ej., episodiomaníaco).D. La alteración no aparece exclusivamente en el transcurso de un delirium.Nota de codificación: Incluir el nombre de la enfermedad médica en el Eje I, por ejemplo, F06.1Trastorno catatónico debido a encefalopatía hepática [293.89]; codificar también la enfermedadmédica en el Eje III.Criterios para el diagnóstico deF07.0 Cambio de personalidad debido a... (indicar enfermedad médica) (310.1)A. Alteración duradera de la personalidad que representa un cambio de las características previas delpatrón de personalidad del sujeto. (En los niños la alteración se expresa por una acusada desviacióndel desarrollo normal o por un cambio significativo en el patrón habitual del comportamiento del niño yque se mantiene como mínimo durante 1 año.)B. Demostración, a través de la historia, de la exploración física o de las pruebas de laboratorio, deque la alteración es un efecto fisiológico directo de una enfermedad médica.C. La alteración no se explica mejor por la presencia de otro trastorn mental (incluyendo otros otrastornos mentales debidos a enfermedad médica).D. La alteración no aparece exclusivamente en el transcurso de un delirium y no cumple los criteriosdiagnósticos para la demencia.E. La alteración causa un malestar clínicamente significativo o deterioro laboral, social o de otrasáreas importantes de la actividad del individuo.Especificar el tipo:Tipo lábil: si el síndrome predominante es la labilidad afectiva.Tipo desinhibido: si el síntoma predominante es el descontrol de los impulsos, manifestado porindiscreciones sexuales, etc.Tipo agresivo: si el síntoma predominante es el comportamiento agresivo.Tipo apático: si el síntoma predominante es la apatía o indiferencia acusadas.Tipo paranoide: si el síntoma predominante es la suspicacia o ideación paranoide.Otros tipos: si el síntoma predominante no es uno de los citados, por ejemplo, cambio depersonalidad asociado a crisis comiciales.Tipo combinado: si predomina más de un síntoma en el cuadro clínico.Tipo no especificadoNota de codificación: Incluir el nombre de la enfermedad médica en el Eje I, por ejemplo, F07.0Cambio de personalidad debido a epilepsia del lóbulo temporal [310.1]; codificar también laenfermedad médica en el Eje III.4. Trastornos relacionados con sustancias
  • 50. Trastornos por consumo de sustancias Trastornos inducidos por sustanciasTrastornos por consumo de sustanciasF1x.2x Dependencia de sustanciasF1x.1 Abuso de sustanciasCriterios paraF1x.2x Dependencia de sustanciasUn patrón desadaptativo de consumo de la sustancia que conlleva un deterioro o malestarclínicamente significativos, expresado por tres (o más) de los ítems siguientes en algún momento deun período continuado de 12 meses:1. tolerancia, definida por cualquiera de los siguientes ítems:(a) una necesidad de cantidades marcadamente crecientes de la sustancia para conseguir laintoxicación o el efecto deseado(b) el efecto de las mismas cantidades de sustancia disminuye claramente con su consumocontinuado2. abstinencia, definida por cualquiera de los siguientes ítems:(a) el síndrome de abstinencia característico para la sustancia (v. Criterios A y B de los criteriosdiagnósticos para la abstinencia de sustancias específicas)(b) se toma la misma sustancia (o una muy parecida) para aliviar o evitar los síntomas de abstinencia3. la sustancia es tomada con frecuencia en cantidades mayores o durante un período más largo delo que inicialmente se pretendía4. existe un deseo persistente o esfuerzos infructuosos de controlar o interrumpir el consumo de lasustancia5. se emplea mucho tiempo en actividades relacionadas con la obtención de la sustancia (p. ej.,visitar a varios médicos o desplazarse largas distancias), en el consumo de la sustancia (p. ej., fumarun pitillo tras otro) o en la recuperación de los efectos de la sustancia6. reducción de importantes actividades sociales, laborales o recreativas debido al consumo de lasustancia7. se continúa tomando la sustancia a pesar de tener conciencia de problemas psicológicos o físicosrecidivantes o persistentes, que parecen causados o exacerbados por el consumo de la sustancia (p.ej., consumo de la cocaína a pesar de saber que provoca depresión, o continuada ingesta de alcohola pesar de que empeora una úlcera)Codificación del tipo de sustancia en el tercer dígito.Codificación del curso de la dependencia en el quinto dígito:0 Remisión total temprana0 Remisión parcial temprana0 Remisión total sostenida0 Remisión parcial sostenida2 En terapéutica con agonistas1 En entorno controlado4 Leve/moderado/grave
  • 51. Especificar si:Con dependencia fisiológica : signos de tolerancia o abstinencia (p. ej., si se cumplen cualquiera delos puntos 1 o 2)Sin dependencia fisiológica : no hay signos de tolerancia o abstinencia (p. ej., si no se cumplen lospuntos 1 y 2)Criterios paraF1x.1 Abuso de sustanciasA. Un patrón desadaptativo de consumo de sustancias que conlleva un deterioro o malestarclínicamente significativos, expresado por uno (o más) de los ítems siguientes durante un período de12 meses:1. consumo recurrente de sustancias, que da lugar al incumplimiento de obligaciones en el trabajo, laescuela o en casa (p. ej., ausencias repetidas o rendimiento pobre relacionados con el consumo desustancias; ausencias, suspensiones o expulsiones de la escuela relacionadas con la sustancia;descuido de los niños o de las obligaciones de la casa)2. consumo recurrente de la sustancia en situaciones en las que hacerlo es físicamente peligroso (p.ej., conducir un automóvil o accionar una máquina bajo los efectos de la sustancia)3. problemas legales repetidos relacionados con la sustancia (p. ej., arrestos por comportamientoescandaloso debido a la sustancia)4. consumo continuado de la sustancia, a pesar de tener problemas sociales continuos o recurrenteso problemas interpersonales causados o exacerbados por los efectos de la sustancia (p. ej.,discusiones con la esposa acerca de las consecuencias de la intoxicación, o violencia física)B. Los síntomas no han cumplido nunca los criterios para la dependencia de sustancias de esta clasede sustancia.Codificación del tipo de sustancia en el tercer dígito.Trastornos inducidos por sustanciasF1x.00 Intoxicación por sustanciasF1x.3 Abstinencia de sustanciasCriterios paraF1x.00 Intoxicación por sustanciasA. Presencia de un síndrome reversible específico de una sustancia debido a su ingestión reciente (oa su exposición). Nota: diferentes sustancias pueden producir síndromes idénticos o similares.B. Cambios psicológicos o comportamentales desadaptativos clínicamente significativos debidos alefecto de la sustancia sobre el sistema nervioso central (p. ej., irritabilidad, labilidad emocional,deterioro cognoscitivo, deterioro de la capacidad de juicio, deterioro de la actividad laboral o social),que se presentan durante el consumo de la sustancia o poco tiempo después.C. Los síntomas no se deben a una enfermedad médica y no se explican mejor por la presencia deotro trastorno mental.Codificación del tipo de sustancia en el tercer dígito.Criterios paraF1x.3 Abstinencia de sustancias
  • 52. A. Presencia de un síndrome específico de una sustancia debido al cese o reducción de su consumoprolongado y en grandes cantidades.B. El síndrome específico de la sustancia causa un malestar clínicamente significativo o un deteriorode la actividad laboral y social o en otras áreas importantes de la actividad del individuo.C. Los síntomas no se deben a una enfermedad médica y no se explican mejor por la presencia deotro trastorno mental.Codificación del tipo de sustancia en el tercer dígito5. Esquizofrenia y otros trastornos psicóticos Esquizofrenia Otros trastornos psicóticosEsquizofreniaF20.xx EsquizofreniaF20.0x Tipo paranoide de esquizofrenia (295.30)F20.1x Tipo desorganizado de esquizofrenia (295.10)F20.2x Tipo catatónico de esquizofrenia (295.20)F20.3x Tipo indiferenciado de esquizofrenia (295.90)F20.5x Tipo residual de esquizofrenia (295.60)Criterios para el diagnóstico deF20.xx EsquizofreniaA. Síntomas característicos: Dos (o más) de los siguientes, cada uno de ellos presente durante unaparte significativa de un período de 1 mes (o menos si ha sido tratado con éxito):1. ideas delirantes2. alucinaciones3. lenguaje desorganizado (p. ej., descarrilamiento frecuente o incoherencia)4. comportamiento catatónico o gravemente desorganizado5. síntomas negativos, por ejemplo, aplanamiento afectivo, alogia o abuliaNota: Sólo se requiere un síntoma del Criterio A si las ideas delirantes son extrañas, o si las ideasdelirantes consisten en una voz que comenta continuamente los pensamientos o el comportamientodel sujeto, o si dos o más voces conversan entre ellas.B. Disfunción social/laboral: Durante una parte singnificativa del tiempo desde el inicio de laalteración, una o más áreas importantes de actividad, como son el trabajo, las relacionesinterpersonales o el cuidado de uno mismo, están claramente por debajo del nivel previo al inicio deltrastorno (o, cuando el inicio es en la infancia o adolescencia, fracaso en cuanto a alcanzar el nivelesperable de rendimiento interpersonal, académico o laboral).C. Duración: Persisten signos continuos de la alteración durante al menos 6 meses. Este período de 6meses debe incluir al menos 1 mes de síntomas que cumplan el Criter A (o menos si se ha tratado iocon éxito) y puede incluir los períodos de síntomas prodrómicos y residuales. Durante estos períodosprodrómicos o residuales, los signos de la alteración pueden manifestarse sólo por síntomasnegativos o por dos o más síntomas de la lista del Criterio A, presentes de forma atenuada (p. ej.,creencias raras, experiencias perceptivas no habituales).
  • 53. D. Exclusión de los trastornos esquizoafectivo y del estado de ánimo: El trastorno esquizoafectivo y eltrastorno del estado de ánimo con síntomas psicóticos se han descartado debido a: 1) no ha habidoningún episodio depresivo mayor, maníaco o mixto concurrente con los síntomas de la fase activa; o2) si los episodios de alteración anímica han aparecido durante los síntomas de la fa activa, su seduración total ha sido breve en relación con la duración de los períodos activo y residual.E. Exclusión de consumo de sustancias y de enfermedad médica: El trastorno no es debido a losefectos fisiológicos directos de alguna sustancia (p. ej., una droga de abuso, un medicamento) o deuna enfermedad médica.F. Relación con un trastorno generalizado del desarrollo: Si hay historia de trastorno autista o de otrotrastorno generalizado del desarrollo, el diagnóstico adicional de esquizofrenia sólo se realizará si lasideas delirantes o las alucinaciones también se mantienen durante al menos 1 mes (o menos si sehan tratado con éxito).Clasificación del curso longitudinal:Episódico con síntomas residuales interepisódicos (los episodios están determinados por lareaparición de síntomas psicóticos destacados): especificar también si: con síntomas negativosacusadosEpisódico sin síntomas residuales interepisódicos: Continuo (existencia de claros síntomaspsicóticos a lo largo del período de observación): especificar también si: con síntomas negativosacusadosEpisodio único en remisión parcial: especificar también si: con síntomas negativos acusadosEpisodio único en remisión totalOtro patrón o no especificadoMenos de 1 año desde el inicio de los primeros síntomas de fase activaCriterios para el diagnóstico deF20.0x Tipo paranoide de esquizofrenia (295.30)Un tipo de esquizofrenia en el que se cumplen los siguientes criterios:A. Preocupación por una o más ideas delirantes o alucinaciones auditivas frecuentes.B. No hay lenguaje desorganizado, ni comportamiento catatónico o desorganizado, ni afectividadaplanada o inapropiada.Codificación del curso de la esquizofrenia en el quinto dígito:.x2 Episódico con síntomas residuales interepisódicos.x3 Episódico con síntomas residuales no interepisódicos.x0 Continuo.x4 Episodio único en remisión parcial.x5 Episodio único en remisión total.x8 Otro patrón o no especificado.x9 Menos de 1 año desde el inicio de los primeros síntomas de fase activaCriterios para el diagnóstico deF20.1x Tipo desorganizado de esquizofrenia (295.10)Un tipo de esquizofrenia en el que se cumplen los siguientes criterios:A. Predominan:
  • 54. 1. lenguaje desorganizado2. comportamiento desorganizado3. afectividad aplanada o inapropiadaB. No se cumplen los criterios para el tipo catatónico.Codificación del curso de la esquizofrenia en el quinto dígito:.x2 Episódico con síntomas residuales interepisódicos.x3 Episódico con síntomas residuales no interepisódicos.x0 Continuo.x4 Episodio único en remisión parcial.x5 Episodio único en remisión total.x8 Otro patrón o no especificado.x9 Menos de 1 año desde el inicio de los primeros síntomas de fase activaCriterios para el diagnóstico deF20.2x Tipo catatónico de esquizofrenia (295.20)Un tipo de esquizofrenia en el que el cuadro clínico está dominado por al menos dos de los siguientessíntomas:1. inmovilidad motora manifestada por catalepsia (incluida la flexibilidad cérea) o estupor2. actividad motora excesiva (que aparentemente carece de propósito y no está influida por estímulosexternos)3. negativismo extremo (resistencia aparentemente inmotivada a todas las órdenes o mantenimientode una postura rígida en contra de los intentos de ser movido) o mutismo4. peculiaridades del movimiento voluntario manifestadas por la adopción de posturas extrañas(adopción voluntaria de posturas raras o inapropiadas), movimientos estereotipados, manierismosmarcados o muecas llamativas5. ecolalia o ecopraxiaCodificación del curso de la esquizofrenia en el quinto dígito:.x2 Episódico con síntomas residuales interepisódicos.x3 Episódico con síntomas residuales no interepisódicos.x0 Continuo.x4 Episodio único en remisión parcial.x5 Episodio único en remisión total.x8 Otro patrón o no especificado.x9 Menos de 1 año desde el inicio de los primeros síntomas de fase activaCriterios para el diagnóstico deF20.3x Tipo indiferenciado de esquizofrenia (295.90)Un tipo de esquizofrenia en que están presentes los síntomas del Criterio A, pero que no cumple loscriterios para el tipo paranoide, desorganizado o catatónico.Codificación del curso de la esquizofrenia en el quinto dígito:.x2 Episódico con síntomas residuales interepisódicos.x3 Episódico con síntomas residuales no interepisódicos.x0 Continuo.x4 Episodio único en remisión parcial.x5 Episodio único en remisión total.x8 Otro patrón o no especificado.x9 Menos de 1 año desde el inicio de los primeros síntomas de fase activa
  • 55. Criterios para el diagnóstico deF20.5x Tipo residual de esquizofrenia (295.60)Un tipo de esquizofrenia en el que se cumplen los siguientes criterios:A. Ausencia de ideas delirantes, alucinaciones, lenguaje desorganizado y comportamiento catatónicoo gravemente desorganizado.B. Hay manifestaciones continuas de la alteración, como lo indica la presencia de síntomas negativoso de dos o más síntomas de los enumerados en el Criterio A para la esquizofrenia, presentes de unaforma atenuada (p. ej., creencias raras, experiencias perceptivas no habituales).Codificación del curso de la esquizofrenia en el quinto dígito:.x2 Episódico con síntomas residuales interepisódicos.x3 Episódico con síntomas residuales no interepisódicos.x0 Continuo.x4 Episodio único en remisión parcial.x5 Episodio único en remisión total.x8 Otro patrón o no especificado.x9 Menos de 1 año desde el inicio de los primeros síntomas de fase activaOtros trastornos psicóticosF20.8 Trastorno esquizofreniforme (295.40)F25.x Trastorno esquizoafectivo (295.70)F22.0 Trastorno delirante (297.1)F23.8x Trastorno psicótico breve (298.8)F24 Trastorno psicótico compartido (297.3)F06.x Trastorno psicótico debido a... (indicar enfermedad médica) (293.xx)F1x.5x Trastorno psicótico inducido por sustanciasF29 Trastorno psicótico no especificado (298.9)Criterios para el diagnóstico deF20.8 Trastorno esquizofreniforme (295.40)A. Se cumplen los Criterios A, D y E para la esquizofrenia.B. Un episodio del trastorno (incluidas las fases prodrómica, activa y residual) dura al menos 1 mes,pero menos de 6 meses. (Cuando el diagnóstico debe hacerse sin esperar a la remisión, se calificarácomo "provisional".)Especificar si:Sin características de buen pronósticoCon características de buen pronóstico: indicadas por dos (o más) de los siguientes ítems:1. inicio de síntomas psicóticos acusados dentro de las primeras 4 semanas del primer cambioimportante en el comportamiento o en la actividad habitual2. confusión o perplejidad a lo largo del episodio psicótico3. buena actividad social y laboral premórbida4. ausencia de aplanamiento o embotamiento afectivosCriterios para el diagnóstico deF25.x Trastorno esquizoafectivo (295.70)
  • 56. A. Un período continuo de enfermedad durante el que se presenta en algún momento un episodiodepresivo mayor, maníaco o mixto, simultáneamente con síntomas que cumplen el Criterio A para laesquizofrenia.Nota: El episodio depresivo mayor debe incluir el Criterio A1: estado de ánimo depresivo.B. Durante el mismo período de enfermedad ha habido ideas delirantes o alucinaciones durante almenos 2 semanas en ausencia de síntomas afectivos acusados.C. Los síntomas que cumplen los criterios para un episodio de alteración del estado de ánimo estánpresentes durante una parte sustancial del total de la duración de las fases activa y residual de laenfermedad.D. La alteración no es debida a los efectos fisiológicos directos de alguna sustancia (p. ej., una drogade abuso o un medicamento) o a enfermedad médica.Codificación basada en tipo:.0 Tipo bipolar: si la alteración incluye un episodio maníaco o mixto (o un episodio maníaco o mixto yepisodios depresivos mayores).1 Tipo depresivo: si la alteración sólo incluye episodios depresivos mayoresCriterios para el diagnóstico deF22.0 Trastorno delirante (297.1)A. Ideas delirantes no extrañas (p. ej., que implican situaciones que ocurren en la vida real, como serseguido, envenenado, infectado, amado a distancia o engañado por el cónyuge o amante, o tener unaenfermedad) de por lo menos 1 mes de duración.B. Nunca se ha cumplido el Criterio A para la esquizofrenia.Nota: En el trastorno delirante puede haber alucinaciones táctiles u olfatorias si están relacionadascon el tema delirante.C. Excepto por el impacto directo de las ideas delirantes o sus ramificaciones, la actividad psicosocialno está deteriorada de forma significativa y el comportamiento no es raro ni extraño.D. Si se han producido episodios afectivos simultáneamente a las ideas delirantes, su duración totalha sido breve en relación con la duración de los períodos delirantes.E. La alteración no es debida a los efectos fisiológicos directos de alguna sustancia (p. ej., una drogao un medicamento) o a enfermedad médica.Especificar tipo (se asignan en base al tema delirante que predomine):Tipo erotomaníaco: ideas delirantes de que otra persona, en general de un status superior, estáenamorada del sujeto.Tipo de grandiosidad: ideas delirantes de exagerado valor, poder, conocimientos, identidad, orelación especial con una divinidad o una persona famosa.Tipo celotípico: ideas delirantes de que el compañero sexual es infiel.Tipo persecutorio: ideas delirantes de que la persona (o alguien próximo a ella) está siendoperjudicada de alguna forma.Tipo somático: ideas delirantes de que la persona tiene algún defecto físico o una enfermedadmédica.Tipo mixto: ideas delirantes características de más de uno de los tipos anteriores, pero sinpredominio de ningún tema.Tipo no especificado
  • 57. Criterios para el diagnóstico deF23.8x Trastorno psicótico breve (298.8)A. Presencia de uno (o más) de los síntomas siguientes:1. ideas delirantes2. alucinaciones3. lenguaje desorganizado (p. ej., disperso o incoherente)4. comportamiento catatónico o gravemente desorganizadoNota: No incluir un síntoma si es un patrón de respuesta culturalmente admitido.B. La duración de un episodio de la alteración es de al menos 1 día, pero inferior a 1 mes, con retornocompleto al nivel premórbido de actividad.C. La alteración no es atribuible a un trastorno del estado de ánimo con síntomas psicóticos, a untrastorno esquizoafectivo o a esquizofrenia y no es debido a los efectos fisiológicos directos de unasustancia (p. ej., una droga, un medicamento) o de una enfermedad médica.Codificación basada en tipos:.81 Con desencadenante(s) grave(s) (psicosis reactiva breve): si los síntomas psicóticos sepresentan poco después y en aparente re spuesta a uno o más acontecimientos que, solos o enconjunto, serían claramente estresantes para cualquier persona en circunstancias parecidas y en elmismo contexto cultural..80 Sin desencadenante(s) grave(s): si los síntomas psicóticos no se presentan poco después o noparecen una respuesta a acontecimientos que serían claramente estresantes para cualquier personaen circunstancias parecidas y en el mismo contexto cultural.Especificar si:De inicio en el posparto: si el inicio se produce en las primeras 4 semanas del posparto.Criterios para el diagnóstico deF24 Trastorno psicótico compartido (297.3)A. Se desarrolla una idea delirante en un sujeto en el contexto de una relación estrecha con otra(s)persona(s) que ya tiene(n) una idea delirante establecida.B. La idea delirante es parecida en su contenido a la de la persona que ya tenía la idea delirante.C. La alteración no se explica mejor por la presencia de otro trastorno psicótico (p. ej., esquizofrenia)o de un trastorno del estado de ánimo con síntomas psicóticos, y no es debida a los efectosfisiológicos directos de alguna sustancia (p. ej., una droga, un medicamento) o a una enfermedadmédica.Criterios para el diagnóstico deF06.x Trastorno psicótico debido a... (indicar enfermedad médi ca) (293.xx)A. Alucinaciones o ideas delirantes acusadas.B. A partir de la historia clínica, la exploración física o las pruebas de laboratorio, hay pruebas de quela alteración es un efecto fisiológico directo de una enfermedad médica.
  • 58. C. La alteración no se explica mejor por la presencia de otro trastorno mental. D. La alteración noaparece exclusivamente en el transcurso de un delirium.Código basado en síntoma predominante:.2 Con ideas delirantes: si predominan las ideas delirantes..0 Con alucinaciones: si predominan las alucinaciones.Nota de codificación: Se debe incluir el nombre de la enfermedad médica en el Eje I, por ejemplo,F06.2 Trastorno psicótico debido a neoplasia pulmonar maligna, con ideas delirantes [293.81];codificar tambien la enfermedad médica en el Eje IIINota de codificación: Si las ideas delirantes forman parte de una demencia vascular, indicarlascodificando el subtipo adecuado, por ejemplo, F01.81 Demencia vascular con ideas delirantes[290.42]Criterios para el diagnóstico deF1x.5x Trastorno psicótico inducido por sustanciasA. Alucinaciones o ideas delirantes.Nota: No incluir las alucinaciones si el sujeto es consciente de que son provocadas por la sustancia.B. A partir de la historia clínica, la exploración física o los exámenes de laboratorio, hay pruebas de 1o 2:1. los síntomas del Criterio A aparecen durante o en el mes siguiente a una intoxicación por oabstinencia de sustancias2. el consumo de un medicamento está etiológicamente relacionado con la alteraciónC. La alteración no se explica mejor por la presencia de un trastorno psicótico no inducido porsustancias. Las pruebas de que los síntomas no son atribuibles a un trastorno psicótico no inducidopor sustancias pueden ser las siguientes: los síntomas preceden al inicio del consumo de la sustancia(o al consumo del medicamento); los síntomas persisten durante un período sustancial de tiempo (p.ej., alrededor de 1 mes) tras la abstinencia aguda o la intoxicación grave, o son claramente excesivosen relación con lo que cabría esperar por el tipo o la cantidad de la sustancia utilizada o la duraciónde su uso, o hay otros datos que sugieren la existencia de un trastorno psicótico no inducido porsustancias (p. ej., una historia de episodios recidivantes no relacionados con sustancias).D. La alteración no aparece exclusivamente en el transcurso de un delirium.Nota: Debe realizarse este diagnóstico en lugar del diagnóstico de intoxicación por sustancias oabstinencia de sustancias únicamente si los síntomas son excesivos en relación con loshabitualmente asociados al síndrome de intoxicación o abstinencia y cuando los síntomas son desuficiente gravedad como para merecer atención clínica independiente.Código para el trastorno psicótico inducido por sustancia específica:F10.51 Alcohol, con ideas delirantes [291.5]F10.52 Alcohol, con alucinaciones [291.3]F16.51 Alucinógenos, con ideas delirantes [292.11]F16.52 Alucinógenos, con alucinaciones [292.12]F15.51 Anfetamina (o sustancias de acción similar), con ideas delirantes [292.11]F15.52 Anfetamina (o sustancias de acción similar), con alucinaciones [292.12]F12.51 Cannabis, con ideas delirantes [292.11]F12.52 Cannabis, con alucinaciones [292.12]F14.51 Cocaína, con ideas delirantes [292.11]
  • 59. F14.52 Cocaína, con alucinaciones [292.12]F19.51 Fenciclidina (o sustancias de acción similar) con ideas delirantes [292.11]F19.52 Fenciclidina (o sustancias de acción similar), con alucinaciones [292.12]F18.51 Inhalantes, con ideas delirantes [292.11] F18.52 Inhalantes, con alucinaciones [292.11]F11.51 Opiáceos, con ideas delirantes [292.11]F11.52 Opiáceos, con alucinaciones [292.12]F13.51 Sedantes, hipnóticos o ansiolíticos, con ideas delirantes [292.11]F13.52 Sedantes, hipnóticos o ansiolíticos, con alucinaciones [292.12]F19.51 Otras sustancias (o desconocidas), con ideas delirantes [292.11]F19.52 Otras sustancias (o desconocidas), con alucinaciones [292.12]Especificar si:De inicio durante la intoxicación: si se cumplen los criterios para la intoxicación por la sustancia ylos síntomas aparecen durante la intoxicación.De inicio durante la abstinencia: si se cumplen los criterios para la abstinencia de la sustancia y lossíntomas aparecen durante o poco tiempo después del síndrome de abstinencia6. Trastornos del estado de ánimo Episodios afectivos Trastornos depresivos Trastornos bipolares Otros trastornos del estado de ánimo Especificaciones para describir el episodio más reciente Especificaciones que describen el curso de los episodios recidivantesEpisodios afectivos Episodio depresivo mayor Episodio maníaco Episodio mixto Episodio hipomaníacoCriterios para el episodio depresivo mayorA. Presencia de cinco (o más) de los siguientes síntomas durante un período de 2 semanas, querepresentan un cambio respecto a la actividad previa; uno de los síntomas debe ser 1 estado deánimo depresivo o 2 pérdida de interés o de la capacidad para el placer.Nota: No se incluyen los síntomas que son claramente debidos a enfermedad médica o las ideasdelirantes o alucinaciones no congruentes con el estado de ánimo.1. estado de ánimo depresivo la mayor parte del día, casi cada día según lo indica el propio sujeto (p.ej., se siente triste o vacío) o la observación realizada por otros (p. ej., llanto). En los niños yadolescentes el estado de ánimo puede ser irritable2. disminución acusada del interés o de la capacidad para el placer en todas o casi todas as lactividades, la mayor parte del día, casi cada día (según refiere el propio sujeto u observan losdemás)3. pérdida importante de peso sin hacer régimen o aumento de peso (p. ej., un cambio de más del 5% del peso corporal en 1 mes), o pérdida o aumento del apetito casi cada día. Nota: En niños hay quevalorar el fracaso en lograr los aumentos de peso esperables4. insomnio o hipersomnia casi cada día
  • 60. 5. agitación o enlentecimiento psicomotores casi cada día (observable por los demás, no merassensaciones de inquietud o de estar enlentecido)6. fatiga o pérdida de energía casi cada día7. sentimientos de inutilidad o de culpa excesivos o inapropiados (que pueden ser delirantes) casicada día (no los simples autorreproches o culpabilidad por el hecho de es enfermo) tar8. disminución de la capacidad para pensar o concentrarse, o indecisión, casi cada día (ya sea unaatribución subjetiva o una observación ajena)9. pensamientos recurrentes de muerte (no sólo temor a la muerte), ideación suicida recurrente sin unplan específico o una tentativa de suicidio o un plan específico para suicidarseB. Los síntomas no cumplen los criterios para un episodio mixto.C. Los síntomas provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otrasáreas importantes de la actividad del individuo.D. Los síntomas no son debidos a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., una droga,un medicamento) o una enfermedad médica (p. ej., hipotiroidismo).E. Los síntomas no se explican mejor por la presencia de un duelo (p. ej., después de la pérdida deun ser querido), los síntomas persisten durante más de 2 meses o se caracterizan por una acusadaincapacidad funcional, preocupaciones mórbidas de inutilidad, ideación suicida, síntomas psicótícos oenlentecimiento psicomotor.Criterios para el episodio maníacoA. Un período diferenciado de un estado de ánimo anormal y persistentemente elevado, expansivo oirritable, que dura al menos 1 semana (o cualquier duración si es necesaria la hospitalización).B. Durante el período de alteración del estado de ánimo han persistido tres (o más) de los siguientessíntomas (cuatro si el estado de ánimo es sólo irritable) y ha habido en un grado significativo:1. autoestima exagerada o grandiosidad2. disminución de la necesidad de dormir (p. ej., se siente descansado tras sólo 3 horas de sueño)3. más hablador de lo habitual o verborreico4. fuga de ideas o experiencia subjetiva de que el pensamiento está acelerado5. distraibilidad (p. ej., la atención se desvía demasiado fácilmente hacia estímulos externos banaleso irrelevantes)6. aumento de la actividad intencionada (ya sea socialmente, en el trabajo o los estudios, osexualmente) o agitación psicomotora7. implicación excesiva en actividades placenteras que tienen un alto potencial para producirconsecuencias graves (p. ej., enzarzarse en compras irrefrenables, indiscreciones sexuales oinversiones económicas alocadas)C. Los síntomas no cumplen los criterios para el episodio mixto.D. La alteración del estado de ánimo es suficientemente grave como para provocar deterioro laboral ode las actividades sociales habituales o de las relaciones con los demás, o para necesitarhospitalización con el fin de prevenir los daños a uno mismo o a los demás, o hay síntomaspsicóticos.E. Los síntomas no son debidos a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p.ej. una droga,un medicamento u otro tratamiento) ni a una enfermedadmedica (p. ej., hipertiroidismo).Nota: Los episodios parecidos a la manía que están claramente causados por un tratamientosomático antidepresivo (p. ej., un medicamento, terapéutica electroconvulsiva, terapéutica lumínica)no deben ser diagnosticados como trastorno bipolar I.
  • 61. Criterios para el episodio mixtoA. Se cumplen los criterios tanto para un episodio maníaco como para un episodio depresivo mayor(excepto en la duración) casi cada día durante al menos un período de 1 semana.B. La alteración del estado de ánimo es suficientemente grave para provocar un importante deteriorolaboral, social o de las relaciones con los demás, o para necesitar hospitalización con el fin deprevenir los daños a uno mismo o a los demás, o hay síntomas psicóticos.C. Los síntomas no son debidos a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., una droga,un medicamento u otro tratamiento) ni a enfermedad médica (p. ej., hipertiroidismo).Nota: Los episodios parecidos a los mixtos que están claramente causados por un tratamientosomático antidepresivo (p. ej., un medicamento, terapéutica electroconvulsiva, terapéutica lumínica)no deben ser diagnosticados como trastorno bipolar I.Criterios para el episodio hipomaníacoA. Un período diferenciado durante el que el estado de ánimo es persistentemente elevado,expansivo o irritable durante al menos 4 días y que es claramente diferente del estado de ánimohabitual.B. Durante el período de alteración del estado de ánimo, han persistido tres (o más) de los siguientessíntomas (cuatro si el estado de ánimo es sólo irritable) y ha habido en un grado significativo:1. autoestima exagerada o grandiosidad2. disminución de la necesidad de dormir (p. ej., se siente descansado tras sólo 3 horas de sueño)3. más hablador de lo habitual o verborreico4. fuga de ideas o experiencia subjetiva de que el pensamiento está acelerado5. distraibilidad (p. ej., la atención se desvía demasiado fácilmente hacia estímulos externos banaleso irrelevantes)6. aumento de la actividad intencionada (ya sea socialmente, en el trabajo o los estudios osexualmente) o agitación psicomotora7. implicación excesiva en actividades placenteras que tienen un alto potencial para producirconsecuencias graves (p. ej., enzarzarse en compras irrefrenables, indiscreciones sexuales oinversiones económicas alocadas)C. El episodio está asociado a un cambio inequívoco de la actividad que no es característico delsujeto cuando está asintomático.D. La alteración del estado de ánimo y el cambio de la actividad son observables por los demás.E. El episodio no es suficientemente grave como para provocar un deterioro laboral o socialimportante o para necesitar hospitalización, ni hay síntomas psicóticos.F. Los síntomas no son debidos a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., una droga,un medicamento u otro tratamiento) ni a una enfermedad médica (p. ej., hipertiroidismo).Nota: Los episodios parecidos a los hipomaníacos que están claramente causados por un tratamientosomático antidepresivo (p. ej., un medicamento, terapéutica electroconvulsiva, terapéutica lumínica)no deben diagnosticarse como trastorno bipolar II.Trastornos depresivosF32.x Trastorno depresivo mayor, episodio único (296.2x)F33.x Trastorno depresivo mayor, recidivante (296.3x)
  • 62. F34.1 Trastorno distímico (300.4)F32.9 Trastorno depresivo no especificado (311)Criterios para el diagnóstico deF32.x Trastorno depresivo mayor, episodio único (296.2x)A. Presencia de un único episodio depresivo mayor.B. El episodio depresivo mayor no se explica mejor por la presencia de un trastorno esquizoafectivo yno está superpuesto a una esquizofrenia, un trastorno esquizofreniforme, un trastorno delirante o untrastorno psicótico no especificado.C. Nunca se ha producido un episodio maníaco, un episodio mixto o un episodio hipomaníaco.Nota: Esta exclusión no es aplicable si todos los episodios similares a la manía, a los episodiosmixtos o a la hipomanía son inducidos por sustancias o por tratamientos o si se deben a los efectosfisiológicos directos de una enfermedad médica.Codificar el estado del episodio actual o más reciente:.0 Leve.1 Moderado.2 Grave sin síntomas psicóticos.3 Grave con síntomas psicóticos.4 En remisión parcial/en remisión total.9 No especificadoEspecificar (para el episodio actual o para el más reciente):CrónicoCon síntomas catatónicosCon síntomas melancólicosCon síntomas atípicosDe inicio en el pospartoCriterios para el diagnóstico deF33.x Trastorno depresivo mayor, recidivante (296.3x)A. Presencia de dos o más episodios depresivos mayores.Nota: Para ser considerados episodios separados tiene que haber un intervalo de al menos 2 mesesseguidos en los que no se cumplan los criterios para un episodio depresivo mayor.B. Los episodios depresivos mayores no se explican mejor por la presencia de un trastornoesquizoafectivo y no están superpuestos a una esquizofrenia, un trastorno esquizofreniforme, untrastorno delirante o un trastorno psicótico no especificado.C. Nunca se ha producido un episodio maníaco, un episodio mixto o un episodio hipomaníaco.Nota: Esta exclusión no es aplicable si todos los episodios similares a la manía, a los episodiosmixtos o a la hipomanía son inducidos por sustan cias o por tratamientos, o si son debidos a losefectos fisiológicos directos de una enfermedad médica.Codificar el estado del episodio actual o más reciente:
  • 63. .0 Leve.1 Moderado.2 Grave sin síntomas psicóticos.3 Grave con síntomas psicóticos.4 En remisión parcial/en remisión total.9 No especificadoEspecificar (para el episodio actual o el más reciente):CrónicoCon síntomas catatónicosCon síntomas melancólicosCon síntomas atípicosDe inicio en el pospartoEspecificar:Especificaciones de curso (con y sin recuperación interepisódica)Con patrón estacionalCriterios para el diagnóstico deF34.1 Trastorno distímico (300.4)A. Estado de ánimo crónicamente depresivo la mayor parte del día de la mayoría de los días,manifestado por el sujeto u observado por los demás, durante al menos 2 años.Nota: En los niños y adolescentes el estado de ánimo puede ser irritable y la duración debe ser de almenos 1 año.B. Presencia, mientras está deprimido, de dos (o más) de los siguientes síntomas:1. pérdida o aumento de apetito2. insomnio o hipersomnia3. falta de energía o fatiga4. baja autoestima5. dificultades para concentrarse o para tomar decisiones6. sentimientos de desesperanzaC. Durante el período de 2 años (1 año en niños y adolescentes) de la alteración, el sujeto no haestado sin síntomas de los Criterios A y B durante más de 2 meses seguidos.D. No ha habido ningún episodio depresivo mayor durante los primeros 2 años de la alteración (1 añopara niños y adolescentes); por ejemplo, la alteración no se explica mejor por la presencia de untrastorno depresivo mayor crónico o un trastorno depresivo mayor, en remisión parcial.Nota: Antes de la aparición del episodio distímico pudo haber un episodio depresivo mayor previo queha remitido totalmente (ningún signo o síntoma significativos durante 2 meses). Además, tras losprimeros 2 años (1 año en niños y adolescentes) de trastorno distímico, puede haber episodios detrastorno depresivo mayor superpuestos, en cuyo caso cabe realizar ambos diag nósticos si secumplen los criterios para un episodio depresivo mayor.E. Nunca ha habido un episodio maníaco, un episodio mixto o un episodio hipomaníaco y nunca sehan cumplido los criterios para el trastorno ciclotímíco.F. La alteración no aparece exclusivamente en el transcurso de un trastorno psicótico crónico, comoson la esquizofrenia o el trastorno delirante.
  • 64. G. Los síntomas no son debidos a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., una droga,un medicamento) o a enfermedad médica (p. ej., hipotiroidismo).H. Los síntomas causan un malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otrasáreas importantes de la actividad del individuo.Especificar si:Inicio temprano: si el inicio es antes de los 21 añosInicio tardío: si el inicio se produce a los 21 años o con posterioridadEspecificar (para los últimos 2 años del Trastorno distímico):Con síntomas atípicosTrastornos bipolaresF30.x Trastorno bipolar I, episodio maníaco único (296.0x)F31.0 Trastorno bipolar I, episodio más reciente hipomaníaco (296.40)F31.x Trastorno bipolar I, episodio más reciente maníaco (296.4x)F31.6 Trastorno bipolar I, episodio más reciente mixto (296.6x)F31.x Trastorno bipolar I, episodio más reciente depresivo (296.5x)F31.9 Trastorno bipolar I, episodio más reciente no especificado (296.7)F31.8 Trastorno bipolar II (296.89)F34.0 Trastorno ciclotímico (301.13)F31.9 Trastorno bipolar no especificadoCriterios para el diagnóstico deF30.x Trastorno bipolar I, episodio maníaco único (296.0x)A. Presencia de un único episodio maníaco, sin episodios depresivos mayores anteriores.Nota: La recidiva se define como un cambio en la polaridad desde la depresión, o como un intervalode al menos 2 meses sin síntomas maníacos.B. El episodio maníaco no se explica mejor por la presencia de un trastorno esquizoafectivo y no estásuperpuesto a una esquizofrenia, un trastorno esquizofreniforme, un trastorno delirante o un trastornopsicótico no especificado.Codificar el estado del episodio actual o más reciente:.1 Leve, moderado o grave sin síntomas psicóticos.2 Grave con síntomas psicóticos.8 En remisión parcial/en remisión totalEspecificar si:Mixto: si los síntomas cumplen los criterios para un episodio mixto.Especificar (para el episodio actual o el más reciente):Con síntomas catatónicosDe inicio en el posparto
  • 65. Criterios para el diagnóstico deF31.0 Trastorno bipolar I, episodio más reciente hipomaníaco (296.40)A. Actualmente (o el más reciente) en un episodio hipomaníaco.B. Previamente se ha presentado al menos un episodio maníaco o un episodio mixto.C. Los síntomas afectivos provocan un malestar clínicamente significativo o un deterioro social,laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.D. Los episodios afectivos en los Criterios A y B no se explican mejor por la presencia de un trastornoesquizoafectivo y no están superpuestos a una esquizofrenia, un trastorno esquizofreniforme, untrastorno delirante o un trastorno psicótico no especificado.Especificar:Especificaciones de curso longitudinal (con y sin recuperación interepisódica)Con patrón estacional (sólo es aplicable al patrón de los episodios depresivos mayores)Con ciclos rápidosCriterios para el diagnóstico deF31.x Trastorno bipolar I, episodio más reciente maníaco (296.4x)A. Actualmente (o el más reciente) en un episodio maníaco.B. Previamente se ha presentado al menos un episodio depresivo mayor un episodio maníaco o unepisodio mixto.C. Los episodios afectivos en los Criterios A y B no se explican mejor por la presencia de un trastornoesquizoafectivo y no están superpuestos a una esquizofrenia, un trastorno esquizofreniforme, untrastorno delirante o un trastorno psicótico no especificado.Especificar (para el episodio actual o el más reciente):Con síntomas catatónicosDe inicio en el pospartoCodificar el estado del episodio actual o más reciente:.1 Leve, moderado o grave sin síntomas psicóticos.2 Grave con síntomas psicóticos.7 En remisión parcial/en remisión totalEspecificar:Especificaciones de curso longitudinal (con o sin recuperación interepisódica)Con patrón estacional (sólo es aplicable al patrón de los episodios depresivos mayores)Con ciclos rápidosCriterios para el diagnóstico deF31.6 Trastorno bipolar I, episodio más reciente mixto (296.6x)A. Actualmente (o el más reciente) en un episodio mixto.
  • 66. B. Previamente se ha presentado al menos un episodio depresivo mayor, un episodio maníaco o unepisodio mixto.C. Los episodios afectivos en los Criterios A y B no se explican mejor por la presencia de un trastornoesquizoafectivo y no están superpuestos a una esquizofrenia, un trastorno esquizofreniforme, untrastorno delirante o un trastorno psicótico no especificado.Especificar (para el episodio actual o el más reciente):Con síntomas catatónicosDe inicio en el pospartoEspecificar:Especificaciones de curso longitudinal (con o sin recuperación interepisódica)Con patrón estacional (sólo es aplicable al patrón de los episodios depresivos mayores)Con ciclos rápidosCriterios para el diagnóstico deF31.x Trastorno bipolar I, episodio más reciente depresivo (296.5x)A. Actualmente (o el más reciente) en un episodio depresivo mayor.B. Previamente se ha presentado al menos un episodio maníaco o un episodio mixto.C. Los episodios afectivos en los Criterios A y B no se explican mejor por la presencia de un trastornoesquizoafectivo y no están superpuestos a una esquizofrenia, un trastorno esquizofren iforme, untrastorno delirante o un trastorno psicótico no especificado.Codificar el estado del episodio actual o más reciente:.3 Leve o moderado.4 Grave sin síntomas psicóticos.5 Grave con síntomas psicóticos.7 En remisión parcial/en remisión tota lEspecificar (para el episodio actual o el más reciente):CrónicoCon síntomas catatónicosCon síntomas melancólicosCon síntomas atípicosDe inicio en el pospartoEspecificar:Especificaciones de curso longitudinal (con y sin recuperación interepisódica )Con patrón estacional (sólo es aplicable al patrón de los episodios depresivos mayores)Con ciclos rápidosCriterios para el diagnóstico deF31.9 Trastorno bipolar I, episodio más reciente no especificado (296.7)A. Actualmente (o en el episodio más reciente) se cumplen los criterios, excepto en la duración, paraun episodio maníaco, un episodio hipomaníaco, un episodio mixto o un episodio depresivo mayor.
  • 67. B. Previamente se han presentado al menos un episodio maníaco o un episodio mixto.C. Los síntomas afectivos provocan un malestar clínicamente significativo o un deterioro social,laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.D. Los episodios afectivos en los Criterios A y B no se explican mejor por la presencia de un trastornoesquizoafectivo y no están superpuestos a una esquizofrenia, un trastorno esquizofreniforme, untrastorno delirante o un trastorno psicótico no especificado.E. Los síntomas afectivos en los Criterios A y B no son debidos a los efectos fisiológicos de unasustancia (p. ej., una droga, un medicamento u otro tratamiento) ni a una enfermedad médica (p. ej.,hipertiroidismo).Especificar:Especificaciones de curso longitudinal (con y sin recuperación interepisodios)Con patrón estacional (sólo es aplicable al patrón de los episodios depresivos mayores)Con ciclos rápidosCriterios para el diagnóstico deF31.8 Trastorno bipolar II (296.89)A. Presencia (o historia) de uno o más episodios depresivos mayores.B. Presencia (o historia) de al menos un episodio hipomaníaco.C. No ha habido ningún episodio maníaco ni un episodio.D. Los síntomas afectivos en los Criterios A y B no se explican mejor por la presencia de un trastornoesquizoafectivo y no están superpuestos a una esquizofrenia, un trastorno esquizofreni forme, untrastorno delirante o un trastorno psicótico no especificado.E. Los síntomas provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social/laboral o de otrasáreas importantes de la actividad del individuo.Especificar el episodio actual o más reciente:Hipomaníaco: si el episodio actual (o más reciente) es un episodio hipomaníacoDepresivo: si el episodio actual (o más reciente) es un episodio depresivo mayorEspecificar, si se cumplen todos los criterios de un episodio depresivo mayor, su estado clínico actualy/o síntomas:Leve, moderado, grave sin síntomas psicóticos/grave con síntomas psicóticos. [Nota: en estecaso no pueden utilizarse los cógigos del cuarto dígito, pues el código del trastorno bipolar II ya utilizael cuarto dígito.]CrónicoCon síntomas catatónicosCon síntomas melancólicosCon síntomas atípicosDe inicio en el pospartoEspecificar:
  • 68. Especificaciones de curso longitudinal (con y sin recuperación interepisódica)Con patrón estacional (sólo es aplicable al patrón de los episodios depresivos mayores)Con ciclos rápidosCriterios para el diagnóstico deF34.0 Trastorno ciclotímico (301.13)A. Presencia, durante al menos 2 años, de numerosos períodos de síntomas hipomaníacos ynumerosos períodos de síntomas depresivo que no cumplen los criterios para un episodio depresivomayor.Nota: En los niños y adolescentes la duración debe ser de al menos 1 año.B. Durante el período de más de 2 años (1 año en niños y adolescentes) la persona no ha dejado depresentar los síntomas del Criterio A durante un tiempo superior a los 2 meses.C. Durante los primeros 2 años de la alteración no se ha presentado ningún episodio depresivomayor, episodio maníaco o episodio mixto.Nota: Después de los 2 años iniciales del trastorno ciclotímico (1 año en los niños y adolescentes),puede haber episodios maníacos o mixtos superpuestos al trastorno ciclotímico (en cuyo caso sediagnostican ambos trastornos, el ciclotímico y el trastorno bipolar I) o episodios depresivos mayores(en cuyo caso se diagnostican ambos trastornos, el ciclotímico y el trastorno bipolar II).D. Los síntomas del Criterio A no se explican mejor por la presencia de un trastorno esquizoafectivo yno están superpuestos a una esquizofrenia, un trastorno esquizofreniforme, un trastorn delirante o oun trastorno psicótico no especificado.E. Los síntomas no son debidos a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., una droga,un medicamento) o a una enfermedad médica (p. ej., hipertiroidismo).F. Los síntomas provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otrasáreas importantes de la actividad del individuo.Otros trastornos del estado de ánimoF06.xx Trastorno del estado de ánimo debido a... (indicar la enfermedad médica) (293.83)F1x.8 Trastorno del estado de ánimo inducido por sustanciasF39 Trastorno del estado de ánimo no especificado (296.90)Criterios para el diagnóstico deF06.3x Trastorno del estado de ánimo debido a... (indicar la enfermedadmédica) (293.83)A. En el cuadro clínico predomina una notable y persistente alteración del estado de ánimo,caracterizada por uno (o ambos) de los siguientes estados:1. estado de ánimo depresivo o notable disminución de intereses o del placer en todas o casi todaslas actividades2. estado de ánimo elevado, expansivo o irritableB. A partir de la historia clínica, la exploración física o las pruebas de laboratorio, hay pruebas de quela alteración es una consecuencia fisiológica directa de una enfermedad médica.
  • 69. C. La alteración no se explica mejor por la presencia de otro trastorno mental (p. ej., un trastornoadaptativo con estado de ánimo depresivo en respuesta al estrés de tener una enfermedad médica).D. La alteración no aparece exclusivamente en el transcurso de un delirium.E. Los síntomas provocan malestar clínico significativo o deterioro social, laboral o de otras áreasimportantes de la actividad del individuo.Codificación basado en tipos:.32 Con síntomas depresivos: si el estado de ánimo predominante es depresivo, pero no secumplen totalmente los criterios para un episodio depresivo mayor..32 Con episodio similar al depresivo mayor: si se cumplen totalmente los criterios para unepisodio depresivo mayor (excepto el criterio D)..30 Con síntomas maníacos: si el estado de ánimo predominante es elevado, eufórico o irritable..33 Con síntomas mixtos: si hay tanto síntomas de manía como de depresión sin que ningunopredomine.Nota de codificación: Se debe incluir el nombre de la enfermedad médica en el Eje I, por ejemplo,F06.32 Trastorno del estado de ánimo debido a hipotiroidismo, con síntomas depresivos [293.83]; secodificará también la enfermedad médica en el Eje III.Nota de codificación: Si los síntomas depresivos se presentan como parte de una demencia previa,indicar los síntomas depresivos codificando, si es posible, el subtipo de demencia, p. ej., F01.83Demencia vascular, con estado de ánimo depresivo [290.43].Criterios para el diagnóstico deF1x.8 Trastorno del e stado de ánimo inducido por sustanciasA. En el cuadro clínico predomina una notable y persistente alteración del estado de ánimocaracterizada por uno (o ambos) de los siguientes estados:1. estado de ánimo depresivo o notable disminución de intereses o del placer en todas o casi todaslas actividades2. estado de ánimo elevado, expansivo o irritableB. A partir de la historia clínica, la exploración física o los exámenes de laboratorio, hay pruebas deque 1 o 2:1. los síntomas del Criterio A aparecen durante o en el mes siguiente a una intoxicación o abstinencia2. el empleo de un medicamento está etiológicamente relacionado con la alteraciónC. La alteración no se explica mejor por la presencia de un trastorno del estado de ánimo que no seainducido por sustancias. Las pruebas de que los síntomas no son atribuidles a un trastorno del estadode ánimo no inducido por sustancias pueden ser las siguientes: los síntomas preceden al inicio delconsumo de la sustancia (o al consumo del medicamento); los síntomas persisten durante un períodosustancial de tiempo (p. ej., alrededor de 1 mes) después del final de la abstinencia aguda o laintoxicación grave, o son claramente excesivos respecto a lo que sería esperable dado el tipo o lacantidad de la sustancia utilizada o la duración de su uso; o hay otros datos que sugieren laexistencia independiente de un trastorno del estado de ánimo no inducido por sustancias (p. ej., unahistoria de episodios depresivos mayores recidivantes).D. La alteración no aparece exclusivamente en el transcurso de un delirium.E. Los síntomas provocan malestar clínico significativo o deterioro social, laboral o de otras áreasimportantes de la actividad del individuo.
  • 70. Nota: Este diagnóstico debe hacerse en lugar de un diagnóstico de int xicación por sustancias o oabstinencia de sustancias únicamente si los síntomas exceden de los normalmente asociados con elsíndrome de intoxicación o abstinencia y cuando son de suficiente gravedad como para merecer unaatención clínica independiente.Código para trastorno del estado de ánimo inducido por (sustancia específica):F10.8 Alcohol [291.8]F16.8 Alucinógenos [292.84]F15.8 Anfetaminas (o sustancias de acción similar) [292.84]F14.8 Cocaína [292.84]F19.8 Fenciclidina (o sustancias de acción similar) [292.84]F18.8 Inhalantes [298.84]F11.8 Opiáceos [298.84]F13.8 Sedantes, hipnóticos o ansiolíticos [292.84]F19.8 Otras sustancias (o desconocidas) [292.84]Especificar tipo:Con síntomas depresivos: si el estado de ánimo predominante es depresivoCon síntomas maníacos: si el estado de ánimo predominante es elevado, eufórico o irritableCon síntomas mixtos: si hay tanto síntomas de manía como de depresión sin que ninguno de ellospredomine.Especificar si:De inicio durante la intoxicación: si se cumplen los criterios para la intoxicación por la sustancia ylos síntomas aparecen durante la intoxicación.De inicio durante la abstinencia: si se cumplen los criterios para la abstinencia de la sustancia y lossíntomas aparecen durante o poco tiempo después del síndrome de abstinencia.Especificaciones para describir el episodio más reciente Especificaciones de gravedad/psicosis/remisión para el episodio depresivo mayor actual (o más reciente) Especificaciones de gravedad/psicosis/remisión para el episodio maníaco actual (o más reciente) Especificaciones de gravedad/psicosis/remisión para el episodio mixto actual (o más reciente) Especificación de cronicidad Especificación de síntomas catatónicos Especificación de síntomas melancólicos Especificación de síntomas atípicos Especificación de inicio en el postpartoCriterios para las especificaciones de gravedad/psicosis/remisión para elepisodio depresivo mayor actual (o más reciente)Leve: Pocos o ningún síntoma además de los necesarios para realizar el diagnóstico y síntomas queprovocan sólo una ligera incapacidad laboral o en las actividades sociales habituales o en lasrelaciones con los demás.Moderado: Síntomas de incapacidad funcional entre "leves" y "graves".Grave sin síntomas psicóticos: Varios síntomas además de los necesarios para realizar eldiagnóstico y síntomas que interfieren notablemente las actividades laborales o sociales habituales, o
  • 71. las relaciones con los demás.Grave con síntomas psicóticos: Ideas delirantes o alucinaciones. Si es posible, especificar si lossíntomas psicóticos son congruentes o no congruentes con el estado de ánimo:Síntomas psicóticos congruentes con el estado de ánimo : Ideas delirantes y alucinaciones cuyocontenido es enteramente consistente con los temas depresivos típicos de inutilidad, culpa,enfermedad, nihilismo, o de ser merecedor de un castigo.Síntomas psicóticos no congruentes con el estado de ánimo : Ideas delirantes y alucinacionescuyo contenido no consiste en los temas depresivos típicos de inutilidad, culpa, enfermedad, nihilismoo de ser merecedor de castigo. Se incluyen síntomas como las ideas delirantes de persecución (sinrelación directa con los temas depresivos), inserción del pensamiento, difusión del pensamiento eideas delirantes de control.En remisión parcial: Hay algunos síntomas de un episodio depresivo mayor, pero ya no se cumplentotalmente los criterios, o después del episodio depresivo mayor hay un período sin síntomassignificativos del episodio depresivo mayor con una duración menor de 2 meses. (Si el episodiodepresivo mayor se ha superpuesto a un trastorno distímico, sólo se establece el diagnóstico detrastorno distímico una vez han dejado de cumplirse los criterios completos para el episodio depresivomayor.)En remisión total: Durante los últimos 2 meses no ha habido signos o síntomas significativos de laalteración.No especificado.Criterios para las especificaciones de gravedad/psicosis/remisión para elepisodio maníaco actual (o más reciente)Leve: Se cumplen los síntomas de los criterios mínimos para un episodio maníaco.Moderado: Gran aumento de la actividad o deterioro del juicio.Grave sin síntomas psicóticos: Se necesita una supervisión prácticamente continua para protegeral sujeto del daño físico que se pueda causar a sí mismo o a los demás.Grave con síntomas psicóticos: Ideas delirantes o alucinaciones. Si es posible, especificar si lossíntomas psicóticos son congruentes o no congruentes con el estado de ánimo:Síntomas psicóticos congruentes con el estado de ánimo : Ideas delirantes y alucinaciones cuyocontenido es enteramente consistente con los temas maníacos típicos de aumento de la autoestima,poder, sabiduría, identidad o relación especial con una deidad o un personaje famoso.Síntomas psicóticos no congruentes con el estado de áni mo: Ideas delirantes y alucinacionescuyo contenido no consiste en los temas maníacos típicos de aumento de la autoestima, poder,sabiduría, identidad o relación especial con una deidad o un personaje famoso. Se incluyen síntomascomo las ideas delirantes de persecución (sin relación directa con las ideas o los temas degrandiosidad), inserción del pensamiento, difusión del pensamiento e ideas delirantes de sercontrolado.En remisión parcial: Hay algunos síntomas de un episodio maníaco, pero ya no se cumplentotalmente los criterios, o después del final del episodio maníaco hay un periodo sin síntomassignificativos del episodio maníaco con una duración inferior a 2 meses.En remisión total: Durante los últimos 2 meses no ha habido signos o síntomas significativos de laalteración.No especificado.Criterios para las especificaciones de gravedad/psicosis/remisión para elepisodio mixto actual (o más reciente)Leve: Sólo se cumplen los síntomas de los criterios mínimos para un episodio maníaco y un episodiodepresivo mayor.Moderado: Síntomas de incapacidad funcional entre "leves" y "graves".Grave sin síntomas psicóticos: Se necesita una supervisión prácticamente continua para protegeral sujeto del daño físico que se pueda causar a sí mismo o a los demás.
  • 72. Grave con síntomas psicóticos: Ideas delirantes o alucinaciones. Si es posible, especificar si lossíntomas psicóticos son congruentes o no congruentes con el estado de ánimo:Síntomas psicóticos congruentes con el estado de ánimo : Ideas delirantes y alucinaciones cuyocontenido es enteramente consistente con los temas maníacos o depresivos típicos.Síntomas psicóticos no congruentes con el estado de ánimo : Ideas delirantes y alucinacionescuyo contenido no consiste en los temas maníacos o depresivos típicos Se incluyen síntomas como .ideas delirantes de persecución (sin relación directa con los temas depresivos o los de grandiosidad),inserción del pensamiento e ideas delirantes de ser controlado.En remisión parcial: Hay algunos síntomas de un episodio mixto, pero ya no se cumplen totalmentelos criterios, o después del final del episodio mixto hay un período sin síntomas significativos delepisodio mixto con una duración inferior a 2 meses.En remisión total: Durante los últimos 2 meses no ha habido signos o síntomas significativos de laalteración.No especificado.Criterios para la especificación de cronicidadCrónico: puede aplicarse al episodio depresivo mayor actual o más reciente de un trastornodepresivo mayor y a un episodio depresivo mayor de un tr astorno bipolar I o bipolar II sólo si éste esel tipo más reciente de episodio afectivo.Los criterios completos para un episodio depresivo mayor se han cumplido de forma continua duranteal menos los 2 últimos años.Criterios para la especificación de sí ntomas catatónicosCon síntomas catatónicos: puede aplicarse al episodio depresivo mayor, episodio maníaco oepisodio mixto actual o más reciente de un trastorno depresivo mayor, un trastorno bipolar I o untrastorno bipolar II.El cuadro clínico está dominado por al menos dos de los siguientes síntomas:1. inmovilidad motora que puede manifestarse por catalepsia (incluida la flexibilidad cérea) o porestupor2. actividad motora excesiva (que aparentemente carece de propósito y no está influida por estímulosexternos)3. negativismo extremo (resistencia aparentemente inmotivada a cualquier tipo de órdenes, omantenimiento de una postura rígida contra todo intento de ser movido)4. peculiaridades del movimiento voluntario que pueden manifestarse en la postura (adopciónvoluntaria de posturas extrañas o inapropiadas), movimientos estereotipados, manierismos patentes ogesticulación exagerada5. ecolalia o ecopraxiaCriterios para la especificación de síntomas melancólicosCon síntomas melancólicos: puede aplicarse al episodio depresivo mayor actual o más reciente deun trastorno depresivo mayor y a un episodio depresivo mayor de un trastorno bipolar I o bipolar IIsólo en caso de que éste sea el episodio afectivo más reciente.A. Presencia de uno de los siguientes síntomas durante el periodo más grave del episodio actual:1. pérdida de placer en todas o casi todas las actividades2. falta de reactividad a los estímulos habitualmente placenteros (no se siente mejor, ni siquieratemporalmente, cuando sucede algo bueno)
  • 73. B. Tres (o más) de los siguientes:1. una cualidad distintiva del estado de ánimo depresivo (p. ej., el estado de ánimo depresivo seexperimenta de forma distinta del tipo de sentimiento experimentado tras la muerte de un ser querido)2. la depresión es habitualmente peor por la mañana3. despertar precoz (al menos 2 horas antes de la hora habitual de despertarse)4. enlentecimiento o agitación psicomotores5. anorexia significativa o pérdida de peso6. culpabilidad excesiva o inapropiadaCriterios para la especificación de síntomas atípicosCon síntomas atípicos: puede aplicarse cuando estos síntomas predominan durante las 2 semanasmás recientes de un episodio depresivo mayor de un trastorno depresivo mayor o en un trastornobipolar I o bipolar II cuando el episodio depresivo mayor es el tipo más reciente de episodio afectivo, ocuando estos síntomas predominan durante los últimos 2 años de un trastorno distímico.A. Reactividad del estado de ánimo (el estado de ánimo mejora en respuesta a situaciones reales opotencialmente positivas).B. Dos (o más) de los síntomas siguientes:1. aumento significativo del peso o del apetito2. hipersomnia3. abatimiento (sentir los brazos o las piernas pesados o inertes)4. patrón de larga duración de sensibilidad al rechazo interpersonal (no limitado a episodios dealteración del estado de ánimo) que provoca un deterioro social o laboral significativoC. En el mismo episodio no se cumplen los criterios para los síntomas melancólicos ni para lossíntomas catatónicos. Criterios para la especificación de inicio en el pospartoCriterios para la especificación de inicio en el postpartoCon inicio en el postparto: puede aplicarse al episodio depresivo mayor, maníaco o mixto actual (omás reciente) de un trastorno depresivo mayor, trastorno bipolar I o trastorno bipolar II, o a untrastorno psicótico breve.Inicio del episodio en las primeras 4 semanas del postpartoEspecificaciones que describen el curso de los episodios recidivantes Especificación de curso longitudinal Especificación de patrón estacional Especificación de ciclos rápidosCriterios para la especificación de curso longitudinalCon recuperación interepisódica total: si se logra una remisión total entre los dos episodiosafectivos más recientes.Sin recuperación interepisódica total: si no se logra una remisión total entre los dos episodiosafectivos más recientes.Criterios para la especificación de patrón estacional
  • 74. Con patrón estacional: puede aplicarse al patrón de los episodios depresivos mayores en eltrastorno bipolar I, trastorno bipolar II o trastorno depresivo mayor, recidivante.A. Ha habido una relación temporal sostenida entre el inicio de los episodios depresivos mayores deun trastorno bipolar I o bipolar II, o un trastorno depresivo mayor recurrente, y una determinada épocadel año (p. ej., aparición regular del episodio depresivo mayor en el otoño o el invierno).Nota: No se incluyen los casos en los que hay un efecto evidente de factores estresantespsicosociales estacionales (p. ej., estar habitualmente en paro todos los inviernos).B. Las remisiones totales (o un cambio de la depresión a la manía o a la hipomanía) también se danen una determinada época del año (p. ej., la depresión desaparece en primavera).C. En los últimos 2 años ha habido dos episodios depresivos mayor s que han demostrado la erelación estacional temporal definida en los Criterios A y B, y no ha habido episodios depresivosmayores no estacionales en el mismo periodo.D. Los episodios depresivos mayores estacionales (descritos antes) tienen que ser sustan cialmentemás numerosos que los episodios depresivos mayores no estacionales presentados a lo largo de lavida del sujeto.Criterios para la especificación de ciclos rápidosCon ciclos rápidos: puede aplicarse al trastorno bipolar I o al trastorno bipolar II.Al menos cuatro episodios de alteración del estado de ánimo en los 12 meses previos que cumplenlos criterios para un episodio depresivo mayor, maníaco, mixto o hipomaníaco.Nota: Los episodios están delimitados por una remisión total o parcial durante al menos 2 meses opor un cambio a un episodio de polaridad opuesta (p. ej., episodio depresivo mayor a episodiomaníaco).7. Trastornos de ansiedad Crisis de angustia (panic attack) AgorafobiaF41.0 Trastorno de angustia sin agorafobia (300.01)F40.01 Trastorno de angustia con agorafobia (300.21)F40.00 Agorafobia sin historia de trastorno de angustia (300.22)F40.2 Fobia específica (300.29)F40.1 Fobia social (300.23)F42.8 Trastorno obsesivo-compulsivo (300.3)F43.1 Trastorno por estrés postraumático (309.81)F43.0 Trastorno por estrés agudo (308.3)F41.1 Trastorno de ansiedad generalizada (300.02)F06.4 Trastorno de ansiedad debido a... (indicar enfermedad médica) (293.84)F1x.8 Trastorno de ansiedad inducido por sustanciasF41.9 Trastorno de ansiedad no especificado (300.00)Criterios para el diagnóstico de crisis de angustia (panic attack)
  • 75. Nota: No se registran las crisis de angustia en un código aislado. Codificar el diagnóstico del trastornoespecífico en que aparecen las crisis de angustia (p. ej., F40.01 Trastorno de angustia con agorafobia[300.21])Aparición temporal y aislada de miedo o malestar intensos, acompañada de cuatro (o más) de lossiguientes síntomas, que se inician bruscamente y alcanzan su máxima expresión en los primeros 10min:1. palpitaciones, sacudidas del corazón o elevación de la frecuencia cardíaca2. sudoración3. temblores o sacudidas4. sensación de ahogo o falta de aliento5. sensación de atragantarse6. opresión o malestar torácico7. náuseas o molestias abdominales8. inestabilidad, mareo o desmayo9. desrealización (sensación de irrealidad) o despersonalización (estar separado de uno mismo)10. miedo a perder el control o volverse loco11. miedo a morir12. parestesias (sensación de entumecimiento u hormigueo)13. escalofríos o sofocacionesCriterios para el diagnóstico de agorafobiaNota: No se registra la agorafobia en un código aislado. Codificar el diagnóstico del trastornoespecífico en que aparece la agorafobia (p. ej., F40.01 Trastorno de angustia con agorafobia [300.21]o F40.00 Agorafobia sin historia de trastorno de angustia [300.22]).A. Aparición de ansiedad al encontrarse en lugares o situaciones donde escapar puede resultar difícil(o embarazoso) o donde, en el caso de aparecer una crisis de angustia inesperada o más o menosrelacionada con una situación, o bien síntomas similares a la angustia, puede no disponerse deayuda. Los temores agorafóbicos suelen estar relacionados con un conjunto de s ituacionescaracterísticas, entre las que se incluyen estar solo fuera de casa; mezclarse con la gente o hacercola; pasar por un puente, o viajar en autobús, tren o automóvil.Nota: Considerar el diagnóstico de fobia específica si el comportamiento de evitación se limita a unao pocas situaciones específicas, o de fobia social si tan sólo se relaciona con acontecimientos decarácter social.B. Estas situaciones se evitan (p. ej., se limita el número de viajes), se resisten a costa de unmalestar o ansiedad significativos por temor a que aparezca una crisis de angustia o síntomassimilares a la angustia, o se hace indispensable la presencia de un conocido para soportarlas.C. Esta ansiedad o comportamiento de evitación no puede explicarse mejor por la presen de otro ciatrastorno mental como fobia social (p. ej., evitación limitada a situaciones sociales por miedo aruborizarse), fobia específica (p. ej., evitación limitada a situaciones aisladas como los ascensores),trastorno obsesivo-compulsivo (p. ej., evitación de todo lo que pueda ensuciar en un individuo conideas obsesivas de contaminación), trastorno por estrés postraumático (p. ej., evitación de estímulosrelacionados con una situación altamente estresante o traumática) o trastorno de ansiedad porseparación (p. ej., evitación de abandonar el hogar o la familia).Criterios para el diagnóstico deF41.0 Trastorno de angustia sin agorafobia (300.01)A. Se cumplen 1 y 2:
  • 76. 1. crisis de angustia inesperadas recidivantes2. al menos una de las crisis se ha seguido durante 1 mes (o más) de uno (o más) de los siguientessíntomas:(a) inquietud persistente ante la posibilidad de tener más crisis(b) preocupación por las implicaciones de la crisis o sus consecuencias (por ej., perder el control,sufrir un infarto de miocardio, "volverse loco")(c) cambio significativo del comportamiento relacionado con las crisisB. Ausencia de agorafobia.C. Las crisis de angustia no se deben a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej.,drogas, fármacos) o una enfermedad médica (p. ej., hipertiroidismo).D. Las crisis de angustia no pueden explicarse mejor por la presencia de otro trastorno mental, comopor ejemplo fobia social (p. ej., aparecen al exponerse a situaciones sociales temidas), fobiaespecífica (p. ej., el exponerse a situaciones fóbicas específicas), trastorno obsesivo-compulsivo (p.ej., al exponerse a la suciedad cuando la obsesión versa sobre el tema de la contaminación),trastorno por estrés postraumático (p. ej., en respuesta a estímulos asociados a situaciones altamenteestresantes), o trastorno por ansiedad de separación (p. ej., al estar lejos de casa o de los seresqueridos).Criterios para el diagnóstico deF40.01 Trastorno de angustia con agorafobia (300.21)A. Se cumplen 1 y 2:1. crisis de angustia inesperadas recidivantes2. al menos una de las crisis se ha seguido durante 1 mes (o más) de uno (o más) de los siguientessíntomas:(a) inquietud persistente por la posibilidad de tener más crisis(b) preocupación por las implicaciones de la crisis o sus consecuencias (por ej., perder el control,sufrir un infarto de miocardio, "volverse loco")(c) cambio significativo del comportamiento relacionado con las crisisB. Presencia de agorafobia.C. Las crisis de angustia no se deben a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej.,drogas, fármacos) o una enfermedad médica (p. ej., hipertiroidismo).D. Las crisis de angustia no pueden explicarse mejor por la presencia de otro trastorno mental, co mopor ejemplo fobia social (p. ej., aparecen al exponerse a situaciones sociales temidas), fobiaespecífica (p. ej., el exponerse a situaciones fóbicas específicas), trastorno obsesivo-compulsivo (p.ej., al exponerse a la suciedad cuando la obsesión vers sobre el tema de la contaminación), atrastorno por estrés postraumático (p. ej., en respuesta a estímulos asociados a situaciones altamenteestresantes), o trastorno por ansiedad por separación (p. ej., al estar lejos de casa o de los seresqueridos).Criterios para el diagnóstico deF40.00 Agorafobia sin historia de trastorno de angustia (300.22)A. Aparición de agorafobia en relación con el temor de desarrollar síntomas similares a la angustia (p.ej., mareos o diarrea).B. Nunca se han cumplido los criterios diagnósticos del trastorno de angustia.C. El trastorno no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (drogas, fármacos) o deuna enfermedad médica.
  • 77. D. Si el individuo presenta una enfermedad médica, el temor descrito en el Criterio A es claramenteexcesivo en comparación con el habitualmente asociado a la enfermedad médica.Criterios para el diagnóstico deF40.2 Fobia específica (300.29)A. Temor acusado y persistente que es excesivo o irracional, desencadenado por la presencia oanticipación de un objeto o situación específicos (p. ej., volar, precipicios, animales, administración deinyecciones, visión de sangre).B. La exposición al estímulo fóbico provoca casi invariablemente una respuesta inmediata deansiedad, que puede tomar la forma de una crisis de angustia situacional o más o menos relacionadacon una situación determinada. Nota: En los niños la ansiedad puede traducirse en lloros, berrinches ,inhibición o abrazos.C. La persona reconoce que este miedo es excesivo o irracional. Nota: En los niños estereconocimiento puede faltar.D. La(s) situación(es) fóbica(s) se evitan o se soportan a costa de una intensa ansiedad o malestar.E. Los comportamientos de evitación, la anticipación ansiosa, o el malestar provocados por la(s)situación(es) temida(s) interfieren acusadamente con la rutina normal de la persona, con lasrelaciones laborales (o académicas) o sociales, o bien provocan un malestar clín icamentesignificativo.F. En los menores de 18 años la duración de estos síntomas debe haber sido de 6 meses comomínimo.G. La ansiedad, las crisis de angustia o los comportamientos de evitación fóbica asociados a objetoso situaciones específicos no pueden explicarse mejor por la presencia de otro trastorno mental, porejemplo, un trastorno obsesivo-compulsivo (p. ej., miedo a la suciedad en un individuo con ideasobsesivas de contaminación), trastorno por estrés postraumático (p. ej., evitación de estímulosrelacionados con un acontecimiento altamente estresante), trastorno de ansiedad por separación (p.ej., evitación de ir a la escuela), fobia social (p. ej., evitación de situaciones sociales por miedo a queresulten embarazosas), trastorno de angustia con agorafobia, o agorafobia sin historia de trastorno deangustia.Especificar tipo:Tipo animalTipo ambiental (p. ej., alturas, tormentas, agua)Tipo sangre-inyecciones-dañoTipo situacional (p. ej., aviones, ascensores, recintos cerrados)Otros tipos (p. ej., evitación fóbica de situaciones que pueden provocar atragantamiento, vómito oadquisición de una enfermedad; en los niños, evitación de sonidos intensos o personas disfrazadas).Criterios para el diagnóstico deF40.1 Fobia social (300.23)A. Temor acusado y persistente por una o más situaciones sociales o actuaciones en público en lasque el sujeto se ve expuesto a personas que no pertenecen al ámbito familiar o a la posibleevaluación por parte de los demás. El individuo teme actuar de un m odo (o mostrar síntomas deansiedad) que sea humillante o embarazoso. Nota: En los niños es necesario haber demostrado quesus capacidades para relacionarse socialmente con sus familiares son normales y han existidosiempre, y que la ansiedad social aparece en las reuniones con individuos de su misma edad y nosólo en cualquier interrelación con un adulto.
  • 78. B. La exposición a las situaciones sociales temidas provoca casi invariablemente una respuestainmediata de ansiedad, que puede tomar la forma de una cri is de angustia situacional o más o smenos relacionada con una situación. Nota: En los niños la ansiedad puede traducirse en lloros,berrinches, inhibición o retraimiento en situaciones sociales donde los asistentes no pertenecen almarco familiar.C. El individuo reconoce que este temor es excesivo o irracional. Nota: En los niños puede faltar estereconocimiento.D. Las situaciones sociales o actuaciones en público temidas se evitan o bien se experimentan conansiedad o malestar intensos.E. Los comportamientos de evitación, la anticipación ansiosa, o el malestar que aparece en la(s)situación(es) social(es) o actuación(es) en público temida(s) interfieren acusadamente con la rutinanormal del individuo, con sus relaciones laborales (o académicas) o sociale o bien producen un s,malestar clínicamente significativo.F. En los individuos menores de 18 años la duración del cuadro sintomático debe prolongarse comomínimo 6 meses.G. El miedo o el comportamiento de evitación no se deben a los efectos fisiológicos directos de unasustancia (p. ej., drogas, fármacos) o de una enfermedad médica y no pueden explicarse mejor por lapresencia de otro trastorno metal (p. ej., trastorno de angustia con o sin agorafobia, trastorno deansiedad por separación, trastorno dismórfico corporal, un trastorno generalizado del desarrollo otrastorno esquizoide de la personalidad).H. Si hay una enfermedad médica u otro trastorno mental, el temor descrito en el Criterio A no serelaciona con estos procesos (p. ej., el miedo no es debido a la tartamudez, a los temblores de laenfermedad de Parkinson o a la exhibición de conductas alimentarias anormales en la anorexianerviosa o en la bulimia nerviosa).Especificar si:Generalizada: si los temores hacen referencia a la mayoría de las situaciones sociales (considerartambién el diagnóstico adicional de trastorno de la personalidad por evitación)Criterios para el diagnóstico deF42.8 Trastorno obsesivo-compulsivo (300.3)A. Se cumple para las obsesiones y las compulsiones:Las obsesiones se definen por 1, 2, 3 y 4:1. pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes y persistentes que se experimentan en algúnmomento del trastorno como intrusos e inapropiados, y causan ansiedad o malestar significativos2. los pensamientos, impulsos o imágenes no se reducen a simples preocupaciones excesivas sobreproblemas de la vida real3. la persona intenta ignorar o suprimir estos pensamientos, impulsos o imágenes, o bien intentaneutralizarlos mediante otros pensamientos o actos4. la persona reconoce que estos pensamientos, impulsos o imágenes obsesivos son el producto desu mente (y no vienen impuestos como en la inserción del pensamiento)Las compulsiones se definen por 1 y 2:1. comportamientos (p. ej., lavado de manos, puesta en orden de objetos, comprobaciones) o actosmentales (p. ej., rezar, contar o repetir palabras en silencio) de carácter repetitivo, que el individuo seve obligado a realizar en respuesta a una obsesión o con arreglo a ciertas reglas que debe seguirestrictamente2. el objetivo de estos comportamientos u operaciones mentales es la prevención o reducción del
  • 79. malestar o la prevención de algún acontecimiento o situación negativos; sin embargo, estoscomportamientos u operaciones mentales o bien no están conectados de forma realista con aquelloque pretenden neutralizar o prevenir o bien resultan claramente excesivosB. En algún momento del curso del trastorno la persona ha reconocido que estas obsesiones ocompulsiones resultan excesivas o irracionales. Nota: Este punto no es aplicable en los niños.C. Las obsesiones o compulsiones provocan un malestar clínico significativo, representan unapérdida de tiempo (suponen más de 1 hora al día) o interfieren marcadamente con la rutin diaria del aindividuo, sus relaciones laborales (o académicas) o su vida social.D. Si hay otro trastorno, el contenido de las obsesiones o compulsiones no se limita a él (p. ej.,preocupaciones por la comida en un trastorno alimentario, arranque de cabelos en la tricotilomanía, linquietud por la propia apariencia en el trastorno dismórfico corporal, preocupación por las drogas enun trastorno por consumo de sustancias, preocupación por estar padeciendo una grave enfermedaden la hipocondría, preocupación por las necesidades o fantasías sexuales en una parafilia osentimientos repetitivos de culpabilidad en el trastorno depresivo mayor).E. El trastorno no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas,fármacos) o de una enfermedad médica.Especificar si:Con poca conciencia de enfermedad: si, durante la mayor parte del tiempo del episodio actual, elindividuo no reconoce que las obsesiones o compulsiones son excesivas o irracionales.Criterios para el diagnóstico deF43.1 Trastorno por estrés postraumático (309.81)A. La persona ha estado expuesta a un acontecimiento traumático en el que han existido 1 y 2:1. la persona ha experimentado, presenciado o le han explicado uno (o más) acontecimientoscaracterizados por muertes o amenazas para su integridad física o la de los demás2. la persona ha respondido con un temor, una desesperanza o un horror intensos. Nota: En los niñosestas respuestas pueden expresarse en comportamientos desestructurados o agitadosB. El acontecimiento traumático es reexperimentado persistentemente a través de una (o más) de lassiguientes formas:1. recuerdos del acontecimiento recurrentes e intrusos que provocan malestar y en los que seincluyen imágenes, pensamientos o percepciones. Nota: En los niños pequeños esto puedeexpresarse en juegos repetitivos donde aparecen temas o aspectos característicos del trauma2. sueños de carácter recurrente sobre el acontecimiento, que producen malestar. Nota: En los niñospuede haber sueños terroríficos de contenido irreconocible3. el individuo actúa o tiene la sensación de que el acontecimiento traumático está ocurriendo (seincluye la sensación de estar reviviendo la experiencia, ilusiones, alucinaciones y episodiosdisociativos de flashback, incluso los que aparecen al despertarse o al intoxicarse). Nota: Los niñospequeños pueden reescenificar el acontecimiento traumático específico4. malestar psicológico intenso al exponerse a estímulos internos o externos que simbolizan orecuerdan un aspecto del acontecimiento traumático5. respuestas fisiológicas al exponerse a estímulos internos o externos que simbolizan o recuerdan unaspecto del acontecimiento traumáticoC. Evitación persistente de estímulos asociados al trauma y embotamiento de la reactividad generaldel individuo (ausente antes del trauma), tal y como indican tres (o más) de los siguientes síntomas:
  • 80. 1. esfuerzos para evitar pensamientos, sentimientos o conversaciones sobre el suceso traumático2. esfuerzos para evitar actividades, lugares o personas que motivan recuerdos del trauma3. incapacidad para recordar un aspecto importante del trauma4. reducción acusada del interés o la participación en actividades significativas5. sensación de desapego o enajenación frente a los demás6. restricción de la vida afectiva (p. ej., incapacidad para tener sentimientos de amor)7. sensación de un futuro desolador (p. ej., no espera obtener un empleo, casarse, formar una familiao, en definitiva, llevar una vida normal)D. Síntomas persistentes de aumento de la activación (arousal) (ausente antes del trauma), tal ycomo indican dos (o más) de los siguientes síntomas:1. dificultades para conciliar o mantener el sueño2. irritabilidad o ataques de ira3. dificultades para concentrarse4. hipervigilancia5. respuestas exageradas de sobresaltoE. Estas alteraciones (síntomas de los Criterios B, C y D) se prolongan más de 1 mes.F. Estas alteraciones provocan malestar clínico significativo o deterioro social, laboral o de otrasáreas importantes de la actividad del individuo.Especificar si:Agudo: si los síntomas duran menos de 3 mesesCrónico: si los síntomas duran 3 meses o más.Especificar si:De inicio demorado: entre el acontecimiento traumático y el inicio de los síntomas han pasado comomínimo 6 meses.Criterios para el diagnóstico deF43.0 Trastorno por estrés agudo (308.3)A. La persona ha estado expuesta a un acontecimiento traumático en el que han existido 1 y 2:1. la persona ha experimentado, presenciado o le han explicado uno (o más) acontecimientoscaracterizados por muertes o amenazas para su integridad física o la de los demás2. la persona ha respondido con un temor, una desesperanza o un horror intensosB. Durante o después del acontecimiento traumático, el individuo presenta tres (o más) de lossiguientes síntomas disociativos:1. sensación subjetiva de embotamiento, desapego o ausencia de reactividad emocional2. reducción del conocimiento de su entorno (p. ej., estar aturdido)3. desrealización4. despersonalización5. amnesia disociativa (p. ej., incapacidad para recordar un aspecto importante del trauma)C. El acontecimiento traumático es reexperimentado persistentemente en al menos una de estasformas: imágenes, pensamientos, sueños, ilusiones, episodios de flashback recurrent s o sensación ede estar reviviendo la experiencia, y malestar al exponerse a objetos o situaciones que recuerdan elacontecimiento traumático.
  • 81. D. Evitación acusada de estímulos que recuerdan el trauma (p. ej., pensamientos, sentimientos,conversaciones, actividades, lugares, personas).E. Síntomas acusados de ansiedad o aumento de la activación (arousal) (p. ej., dificultades paradormir, irritabilidad, mala concentración, hipervigilancia, respuestas exageradas de sobresalto,inquietud motora).F. Estas alteraciones provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o deotras áreas importantes de la actividad del individuo, o interfieren de forma notable con su capacidadpara llevar a cabo tareas indispensables, por ejemplo, obtener la ayuda o los recursos humanosnecesarios explicando el acontecimiento traumático a los miembros de su familia.G. Estas alteraciones duran un mínimo de 2 días y un máximo de 4 semanas, y aparecen en el primermes que sigue al acontecimiento traumático.H. Estas alteraciones no se deben a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas,fármacos) o a una enfermedad médica, no se explican mejor por la presencia de un trastornopsicótico breve.Criterios para el diagnóstico deF41.1 Trastorno de ansiedad generalizada (300.02)A. Ansiedad y preocupación excesivas (expectación aprensiva) sobre una amplia gama deacontecimientos o actividades (como el rendimiento laboral o escolar), que se prolongan más de 6meses.B. Al individuo le resulta difícil controlar este estado de constante preocupación.C. La ansiedad y preocupación se asocian a tres (o más) de los seis síntomas siguientes (algunos delos cuales han persistido más de 6 meses). Nota: En los niños sólo se requiere uno de estossíntomas:1. inquietud o impaciencia2. fatigabilidad fácil3. dificultad para concentrarse o tener la mente en blanco4. irritabilidad5. tensión muscular6. alteraciones del sueño (dificultad para conciliar o mantener el sueño, o sensación al despertarse desueño no reparador)D. El centro de la ansiedad y de la preocupación no se limita a los síntomas de un trastorno; porejemplo, la ansiedad o preocupación no hacen referencia a la posibilidad de presentar una crisis deangustia (como en el trastorno de angustia), pasarlo mal en público (como en la fobia social), contraeruna enfermedad (como en el trastorno obsesivo -compulsivo), estar lejos de casa o de los seresqueridos (como en el trastorno de ansiedad por separación), engordar (como en la anorexianerviosa), tener quejas de múltiples síntomas físicos (como en el trastorno de somatización) opadecer una enfermedad grave (como en la hipocondría), y la ansiedad y la preo upación no caparecen exclusivamente en el transcurso de un trastorno por estrés postraumático.E. La ansiedad, la preocupación o los síntomas físicos provocan malestar clínicamente significativo odeterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.F. Estas alteraciones no se deben a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas,fármacos) o a una enfermedad médica (p. ej., hipertiroidismo) y no aparecen exclusivamente en eltranscurso de un trastorno del estado de ánimo, un trastorno psicótico o un trastorno generalizado deldesarrollo.
  • 82. Criterios para el diagnóstico deF06.4 Trastorno de ansiedad debido a... (indicar enfermedad médica) (293.89)A. La ansiedad prominente, las crisis de angustia o las obsesiones o compulsiones predominan en elcuadro clínico.B. A partir de la historia clínica, de la exploración física o de las pruebas de laboratorio se demuestraque las alteraciones son la consecuencia fisiológica directa de una enfermedad médica.C. Estas alteraciones no pueden explicarse mejor por la presencia de otro trastorno mental (p. ej.,trastorno adaptativo con ansiedad en el que el agente estresante es una enfermedad médica grave).D. Estas alteraciones no aparecen exclusivamente en el transcurso de un delirium.E. Estas alteraciones provocan un malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o deotras áreas importantes de la actividad del individuo.Especificar si:Con ansiedad generalizada: cuando predomina una ansiedad o preocupación excesivas centradasen múltiples acontecimientos o actividades.Con crisis de angustia: cuando predominan las crisis de angustia.Con síntomas obsesivo-compulsivos: cuando predominan las obsesiones o las compulsiones en lapresentación clínica.Nota de codificación: Incluir el nombre de la enfermedad médica en el Eje I, por ejemplo, F06.4Trastorno de ansiedad debido a feocromocitoma, con ansiedad generalizada [293.89]; codificartambién la enfermedad médica en el Eje III.Criterios para el diagnóstico deF1x.8 Trastorno de ansiedad inducido por sustanciasA. La ansiedad de carácter prominente, las crisis de angustia o las obsesiones o compulsionespredominan en el cuadro clínico.B. A partir de la historia clínica, de la exploración física o de las pruebas de laboratorio se demuestraque 1 o 2:1. los síntomas del Criterio A aparecen durante la intoxicación o abstinencia o en el primer messiguiente2. el consumo del medicamento está relacionado etiológicamente con la alteraciónC. La alteración no se explica mejor por la presencia de un trastorno de ansiedad no inducido porsustancias. Entre las pruebas que demuestran que los síntomas pueden atribuirse más correctamentea un trastorno de ansiedad no inducido por sustancias se incluyen las siguientes: la aparición de lossíntomas precede al consumo de la sustancia (o medicamento); los síntomas persisten durante untiempo considerable (p. ej., alrededor de 1 mes) después del final del período agudo de intoxicación ode abstinencia, o son claramente excesivos en comparación con los que cabría esperar teniendo encuenta el tipo o la cantidad de sustancia consumida o la duración de este consumo; o existen otraspruebas que sugieren la existencia de un trastorno de ansiedad independiente no in ucido pordsustancias (p. ej., una historia de episodios de carácter recidivante no relacionados con sustancias).D. La alteración no aparece exclusivamente en el transcurso de un delirium.
  • 83. E. La alteración provoca un malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otrasáreas importantes de la actividad del individuo.Nota: Sólo debe efectuarse este diagnóstico en vez del de intoxicación o abstinencia cuando lossíntomas de ansiedad son claramente excesivos en comparación con los que c abria esperar en unaintoxicación o una abstinencia y cuando son de suficiente gravedad como para merecer una atenciónclínica independiente.Código para el trastorno de ansiedad inducido por (sustancia específica)F10.8 Alcohol [291.8]F16.8 Alucinógenos [292.89]F15.8 Anfetamina (o sustancias similares) [292.89]F15.8 Cafeína [292.89]F12.8 Cannabis [292.89]F14.8 Cocaína [292.89]F19.8 Fenciclidina (o derivados) [292.89]F18.8 Inhalantes [292.89]F13.8 Sedantes, hipnóticos o ansiolíticos [292.89]F19.8 Otras sutancias (o desconocidas) [292.89]Especificar si:Con ansiedad generalizada: si predominan una ansiedad o una preocupación excesivas, centradasen múltiples acontecimientos o actividadesCon crisis de angustia: si predominan las crisis de angustia.Con síntomas obsesivo-compulsivos: si predominan las obsesiones o las compulsiones.Con síntomas fóbicos: si predominan síntomas de carácter fóbico.Especificar si:De inicio durante la intoxicación: si se cumplen los criterios diagnósticos de intoxicación por unasustancia y los síntomas aparecen durante el síndrome de intoxicación.De inicio durante la abstinencia: si se cumplen los criterios diagnósticos de síndrome deabstinencia de una sustancia y los síntomas aparecen durante o poco después de la abstnencia. i8. Trastornos somatomorfosF45.0 Trastorno de somatización (300.81)F45.1 Trastorno somatomorfo indiferenciado (300.81)F44 Trastorno de conversión (300.11)F45.4 Trastorno por dolorF45.2 Hipocondría (300.7)F45.2 Trastorno dismórfico corporal (300.7)F45.9 Trastorno somatomorfo no especificado (300.82)Criterios para el diagnóstico deF45.0 Trastorno de somatización (300.81)A. Historia de múltiples síntomas físicos, que empieza antes de los 30 años, persiste durante variosaños y obliga a la búsqueda de atención médica o provoca un deterioro significativo social, laboral, ode otras áreas importantes de la actividad del individuo.
  • 84. B. Deben cumplirse todos los criterios que se exponen a continuación, y cada síntoma puedeaparecer en cualquier momento de la alteración:1. cuatro síntomas dolorosos: historia de dolor relacionada con al menos cuatro zonas del cuerpo ocuatro funciones (p. ej., cabeza, abdomen, dorso, articulaciones, extremidades, tórax, recto; durantela menstruación, el acto sexual, o la micción)2. dos síntomas gastrointestinales: historia de al menos dos síntomas gastrointestinales distintos aldolor (p. ej., náuseas, distensión abdominal, vómitos [no durante el embarazo], diarrea o intoleranciaa diferentes alimentos)3. un síntoma sexual: historia de al menos un síntoma sexual o reproductor al margen del dolor (p. ej.,indiferencia sexual, disfunción eréctil o eyaculatoria, menstruaciones irregulares, pérdidasmenstruales excesivas, vómitos durante el embarazo)4. un síntoma pseudoneurológico: historia de al menos un síntoma o déficit que sugiera un trastornoneurológico no limitado a dolor (síntomas de conversión del tipo de la alteración de la coordinaciónpsicomotora o del equilibrio, parálisis o debilidad muscular localizada, dificultad para deglutir,sensación de nudo en la garganta, afonía, retención urinaria, alucinaciones, pérdida de la sensibilidadtáctil y dolorosa, diplopía, ceguera, sordera, convulsiones; síntomas disociativos como amnesia; opérdida de conciencia distinta del desmayo)C. Cualquiera de las dos características siguientes:1. tras un examen adecuado, ninguno de los síntomas del Criterio B puede explicarse por lapresencia de una enfermedad médica conocida o por los efectos directos de una sust ancia (p. ej.,drogas o fármacos)2. si hay una enfermedad médica, los síntomas físicos o el deterioro social o laboral son excesivos encomparación con lo que cabría esperar por la historia clínica, la exploración física o los hallazgos delaboratorioD. Los síntomas no se producen intencionadamente y no son simulados (a diferencia de lo que ocurreen el trastorno facticio y en la simulación).Criterios para el diagnóstico deF45.1 Trastorno somatomorfo indiferenciado (300.81)A. Uno o más síntomas físicos (p. ej., fatiga, pérdida del apetito, síntomas gastrointestinales ourinarios).B. Cualquiera de las dos características siguientes:1. tras un examen adecuado, los síntomas no pueden explicarse por la presencia de una enfermedadmédica conocida o por los efectos directos de una sustancia (p. ej., droga de abuso o medicación)2. si hay una enfermedad médica, los síntomas físicos o el deterioro social o laboral son excesivos encomparación con lo que cabría esperar por la historia clínica, la exploración física o los hallazgos delaboratorioC. Los síntomas provocan un malestar clínico significativo o un deterioro social, laboral o de otrasáreas importantes de la actividad del individuo.D. La duración del trastorno es al menos de 6 meses.E. La alteración no se explica mejor por la presencia de otro trastorno mental (p. ej., otro trastornosomatomorfo, disfunciones sexuales, trastornos del estado de ánimo, trastornos de ansiedad,trastornos del sueño o trastorno psicótico).F. Los síntomas no se producen intencionadamente ni son simulados (a diferencia de lo que sucedeen el trastorno facticio o en la simulación).
  • 85. Criterios para el diagnóstico deF44 Trastorno de conversión (300.11)A. Uno o más síntomas o déficit que afectan las funciones motoras voluntarias o sensoriales y quesugieren una enfermedad neurológica o médica.B. Se considera que los factores psicológicos están asociados al síntoma o al déficit debido a que elinicio o la exacerbación del cuadro vienen precedidos por conflictos u otros desencadenantes.C. El síntoma o déficit no está producido intencionadamente y no es simulado (a diferencia de lo queocurre en el trastorno facticio o en la simulación).D. Tras un examen clínico adecuado, el síntoma o déficit no se explica por la presencia de unaenfermedad médica, por los efectos directos de una sustancia o por un comportamiento o experienciaculturalmente normales.E. El síntoma o déficit provoca malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral, o deotras áreas importantes de la actividad del sujeto, o requieren atención médica.F. El síntoma o déficit no se limita a dolor o a disfunción sexual, no aparece exclusivamente en eltranscurso de un trastorno de somatización y no se explica mejor por la presencia de otro trastornomental.Código basado en el tipo de síntoma o déficit:.4 Con síntoma o déficit motor.5 Con crisis y convulsiones.6 Con síntoma o déficit sensorial.7 De presentación mixtaCriterios para el diagnóstico deF45.4 Trastorno por dolorA. El síntoma principal del cuadro clínico es el dolor localizado en una o más zonas del cuerpo, desuficiente gravedad como para merecer atención médica.B. El dolor provoca malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreasimportantes de la actividad del individuo.C. Se estima que los factores psicológicos desempeñan un papel importante en el inicio, la gravedad,la exacerbación o la persistencia del dolor.D. El síntoma o déficit no es simulado ni producido intencionadamente (a diferencia de lo que ocurreen la simulación y en el trastorno facticio).E. El dolor no se explica mejor por la presencia de un trastorno del estado de ánimo, un trastorno deansiedad o un trastorno psicótico y no cumple los criterios de dispareunia.Codificar el tipo:Trastorno por dolor asociado a factores psicológicos (307.80) : se cree que los factorespsicológicos desempeñan un papel importante en el inicio, la gravedad, la exacerbación o lapersistencia del dolor (si hay una enfermedad médica, ésta no desempeña un papel importante en elinicio, la gravedad, la exacerbación o la persistencia del dolor). Este tipo de trastorno por dolor nodebe diagnosticarse si se cumplen también los criterios para trastorno de somatización.Trastorno por dolor asociado a factores psicológicos y a enfermedad médica (307.89): tanto los
  • 86. factores psicológicos como la enfermedad médica desempeñan un papel importante en el inicio, lagravedad, la exacerbación o la persistencia del dolor. La enfermedad médica asociada y lalocalización anatómica (v. después) se codifican en el Eje III.Especificar (para ambos tipos) si:Agudo: duración menor a 6 meses.Crónico: duración igual o superior a 6 meses.Nota: el trastorno siguiente no se considera un trastorno mental y se incluye aqu únicamente para ífacilitar el diagnóstico diferencial.Trastorno por dolor asociado a enfermedad médica : la enfermedad médica desempeña un papelimportante en el inicio, la gravedad, la exacerbación o la persistencia del dolor. (Si existen factorespsicológicos, no se estima que desempeñen un papel importante en el inicio, la gravedad, laexacerbación o la persistencia del dolor.). El código diagnóstico para el dolor se selecciona en base ala enfermedad médica asociada si se conoce ésta o a la localizació anatómica del dolor si la nenfermedad médica subyacente no está claramente establecida, por ejemplo: M54.5 Dolor lumbar[724.2], M54.3 Dolor ciático [724.3], R10.2 Dolor pélvico [625.9], R51 Cefalea [784.0], R51 Dolor facial[784.0], R07.4 Dolor torácico [786.50], M25.5 Dolor articular [719.4], M89.8 Dolor óseo [733.90],R10.4 Dolor abdominal [789.0], N64.4 Dolor de mama [611.71], N23 Dolor renal [788.0], H92.0 Dolorde oídos [388.70], H57.1 Dolor de ojos [379.91], R07.0 Dolor de garganta [784.1], K08.8 Dolor dedientes [525.9] y N23 Dolor urinario [788.0].Criterios para el diagnóstico deF45.2 Hipocondría (300.7)A. Preocupación y miedo a tener, o la convicción de padecer, una enfermedad grave a partir de lainterpretación personal de síntomas somáticos.B. La preocupación persiste a pesar de las exploraciones y explicaciones médicas apropiadas.C. La creencia expuesta en el criterio A no es de tipo delirante (a diferencia del trastorno delirante detipo somático) y no se limita a preocupaciones sobre el aspecto físico (a diferencia del trastornodismórfico corporal).D. La preocupación provoca malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otrasáreas importantes de la actividad del individuo.E. La duración del trastorno es de al menos 6 meses.F. La preocupación no se explica mejor por la presencia de trastorno de ansiedad g eneralizada,trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno de angustia, episodio depresivo mayor, ansiedad porseparación u otro trastorno somatomorfo.Especificar si:Con poca conciencia de enfermedad: si durante la mayor parte del episodio el individuo no se dacuenta de que la preocupación por padecer una enfermedad grave es excesiva o injustificada.Criterios para el diagnóstico deF45.2 Trastorno dismórfico corporal (300.7)A. Preocupación por algún defecto imaginado del aspecto físico. Cuando hay leves anomalías físicas,la preocupación del individuo es excesiva.
  • 87. B. La preocupación provoca malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otrasáreas importantes de la actividad del individuo.C. La preocupación no se explica mejor por la presencia de otro trastorno mental (p. ej., insatisfaccióncon el tamaño y la silueta corporales en la anorexia nerviosa).9. Trastornos facticiosF68.1 Trastorno facticio (300.xx)F68.1 Trastorno facticio no especificado (300.19)Criterios para el diagnóstico deF68.1 Trastorno facticio (300.xx)A. Fingimiento o producción intencionada de signos o síntomas físicos o psicológicos.B. El sujeto busca asumir el papel de enfermo.C. Ausencia de incentivos externos para el comportamiento (p. ej., una ganancia económica, evitar laresponsabilidad legal o mejorar el bienestar físico, como ocurre en el caso de la simulación).Especificar el tipo:Trastornos facticios con predominio de signos y síntomas psicológicos (300.16) : si los signos ysíntomas que predominan en el cuadro clínico son los psicológicos.Trastornos facticios con predominio de signos y síntomas físicos (300.19) : si los signos ysíntomas que predominan en el cuadro clínico son los físicos.Trastornos facticios con signos y síntomas psicológicos y físicos (300.19): si existe unacombinación de signos y síntoma psicológicos y físicos sin que en el cuadro clínico predominen unossobre otros.10. Trastornos disociativosF44.0 Amnesia disociativa (300.12) (antes amnesia psicógena)F44.1 Fuga disociativa (300.13) (antes fuga psicógena)F44.81 Trastorno de identidad disociativo (300.14) (antes personalidad múltiple)F48.1 Trastorno de despersonalización (300.6)F44.9 Trastorno disociativo no especificado (300.15)Criterios para el diagnóstico deF44.0 Amnesia disociativa (300.12)A. La alteración predominante consiste en uno o más episodios de incapacidad para recordarinformación personal importante, generalmente un acontecimiento de naturaleza traumática oestresante, que es demasiado amplia para ser explicada a partir del olvido ordinario.B. La alteración no aparece exclusivamente en el trastorno de identidad disociativo, en la fugadisociativa, en el trastorno por estrés postraumático, en el trastorno por estrés agudo o en el trastornode somatización, y no es debida a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas o
  • 88. fármacos) o a una enfermedad médica o neurológica (p. ej., trastorno amnésico por traumatismocraneal).C. Los síntomas producen malestar clínico significativo o deterioro social, laboral o de otras áreasimportantes de la actividad del individuo.Criterios para el diagnóstico deF44.1 Fuga disociativa (300.13)A. La alteración esencial de este trastorno consiste en viajes repentinos e inesperados lejos del hogaro del puesto de trabajo, con incapacidad para recordar el pasado del individuo.B. Confusión sobre la identidad personal, o asunción de una nueva identidad (parcial o completa).C. El trastorno no aparece exclusivamente en el transcurso de un trastorno de identidad disociativo yno es debido a los efectos fisiológicos de una sustancia (p. ej., drogas o fármacos) o de unaenfermedad médica (p. ej., epilepsia del lóbulo temporal).D. Los síntomas producen malestar clínico significativo o deterioro social, laboral o de otras áreasimportantes de la actividad del individuo.Criterios para el diagnóstico deF44.81 Trastorno de identidad disociativo (300.14)A. Presencia de dos o más identidades o estados de personalidad (cada una con un patrón propio yrelativamente persistente de percepción, interacción y concepción del entorno y de sí mismo).B. Al menos dos de estas identidades o estados de personalidad controlan de forma recurrente elcomportamiento del individuo.C. Incapacidad para recordar información personal importante, que es demasiado amplia para serexplicada por el olvido ordinario.D. El trastorno no es debido a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej.,comportamiento automático o caótico por intoxicación alcohólica) o a una enfermedad médica (p. ej.,crisis parciales complejas).Nota: En los niños los síntomas no deben confundirse con juego fantasiosos o compañeros de juegoimaginarios.Criterios para el diagnóstico deF48.1 Trastorno de despersonalización (300.6)A. Experiencias persistentes o recurrentes de distanciamiento o de ser un observador externo de lospropios procesos mentales o del cuerpo (p. ej., sentirse como si se estuviera en un sueño).B. Durante el episodio de despersonalización, el sentido de la realidad permanece intacto.C. La despersonalización provoca malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o deotras áreas importantes de la actividad del individuo.D. El episodio de despersonalización aparece exclusivamente en el transcurso de otro trastornomental como la esquizofrenia, los trastornos de ansiedad, el trastorno por estrés agudo u otrotrastorno disociativo, y no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas ofármacos) o a una enfermedad médica (p. ej., epilepsia del lóbulo temporal).
  • 89. 11. Trastornos sexuales y de la identidad sexual Trastornos sexuales Parafilias Trastornos de la identidad sexualTrastornos sexuales Trastornos del deseo sexualF52.0 Deseo sexual hipoactivo (302.71)F52.10 Trastorno por aversión al sexo (302.79) Trastornos de la excitación sexualF52.2 Trastorno de la excitación sexual en la mujer (302.72)F52.2 Trastorno de la erección en el varón (302.72) Trastornos orgásmicosF52.3 Trastorno orgásmico femenino (302.73) (antes orgasmo femenino inhibido)F52.3 Trastorno orgásmico masculino (302.74) (antes orgasmo masculino inhibido)F52.4 Eyaculación precoz (302.75) Trastornos sexuales por dolorF52.6 Dispareunia (302.76) (no debida a una enfermedad médica)F52.5 Vaginismo (306.51) (no debido a una enfermedad médica) Otras disfunciones sexuales Trastorno sexual debido a... (indicar enfermedad médica)F1x.8 Trastorno sexual inducido por sustanciasF52.9 Trastorno sexual no especificado (302.70)Criterios para el diagnóstico deF52.0 Deseo sexual hipoactivo (302.71)A. Disminución (o ausencia) de fantasías y deseos de actividad sexual de forma persistente orecurrente. El juicio de deficiencia o ausencia debe ser efectuado por el clínico, teniendo en cuentafactores que, como la edad, el sexo y el contexto de la vida del individuo, afectan a la actividadsexual.B. El trastorno provoca malestar acusado o dificultades de relación interpersonal.C. El trastorno sexual no se explica mejor por la presencia de otro trastorno (excepto otra disfunciónsexual) y no se debe exclusivamente a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej.,drogas, fármacos) o a una enfermedad médica.Especificar tipo:De toda la vidaAdquiridoEspecificar tipo:GeneralSituacional
  • 90. Especificar:Debido a factores psicológicosDebido a factores combinadosCriterios para el diagnóstico deF52.10 Trastorno por aversión al sexo (302.79)A. Aversión extrema persistente o recidivante hacia, y con evitación de, todos (o prácticamente todos)los contactos sexuales genitales con una pareja sexual.B. La alteración provoca malestar acusado o dificultades en las relaciones interpersonales.C. El trastorno sexual no se explica mejor por la presencia de otro trastorno (excepto otro trastornosexual).Especificar tipo:De toda la vidaAdquiridoEspecificar tipo:GeneralSituacionalEspecificar:Debido a factores psicológicosDebido a factores combinadosCriterios para el diagnóstico deF52.2 Trastorno de la excitación sexual en la mujer (302.72)A. Incapacidad, persistente o recurrente, para obtener o mantener la respuesta de lubricación propiade la fase de excitación, hasta la terminación de la actividad sexual.B. El trastorno provoca malestar acusado o dificultades en las relaciones interpersonales.C. El trastorno sexual no se explica mejor por la presencia de otro trastorno (excepto otra disfunciónsexual) y no es debido exclusivamente a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej.,drogas o fármacos) o a una enfermedad médica.Especificar tipo:De toda la vidaAdquiridoEspecificar tipo:GeneralSituacionalEspecificar:
  • 91. Debido a factores psicológicosDebido a factores combinadosCriterios para el diagnóstico deF52.2 Trastorno de la erección en el varón (302.72)A. Incapacidad, persistente o recurrente, para obtener o mantener una erección apropiada hasta elfinal de la actividad sexual.B. La alteración provoca malestar acusado o dificultades de relación interpersonal.C. El trastorno eréctil no se explica mejor por la presencia de otro trastorno (que no sea disfunciónsexual) y no es debido exclusivamente a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej.,drogas o fármacos) o a una enfermedad médica.Especificar tipo:De toda la vidaAdquiridoEspecificar tipo:GeneralSituacionalEspecificar:Debido a factores psicológicosDebido a factores combinadosCriterios para el diagnóstico deF52.3 Trastorno orgásmico femenino (302.73)A. Ausencia o retraso persistente o recurrente del orgasmo tras una fase de excitación sexual normal.Las mujeres muestran una amplia variabilidad en el tipo o intensidad de la estimulación quedesencadena el orgasmo. El diagnóstico de trastorno orgásmico femenino debe efectuarse cuando laopinión médica considera que la capacidad orgásmica de una mujer es inferior a la quecorrespondería por edad, experiencia sexual y estimulación sexual recibida.B. La alteración provoca malestar acusado o dificultad en las relaciones interpersonales.C. El trastorno orgásmico no se explica mejor por la presencia de otro trastorno (excepto otrotrastorno sexual) y no es debido exclusivamente a los efectos fisiológicos directos d una sustancia e(p. ej., drogas o fármacos) o a una enfermedad médica.Especificar tipo:De toda la vidaAdquiridoEspecificar tipo:GeneralSituacional
  • 92. Especificar:Debido a factores psicológicosDebido a factores combinadosCriterios para el diagnóstico deF52.3 Trastorno orgásmico masculino (302.74)A. Ausencia o retraso persistente o recurrente del orgasmo, tras una fase de excitación sexualnormal, en el transcurso de una relación sexual normal. El diagnóstico clínico de efectuarse beteniendo en cuenta la edad del individuo, considera adecuada en cuanto a tipo de estimulación,intensidad y duración.B. El trastorno provoca malestar acusado o dificultades en las relaciones interpersonales.C. El trastorno orgásmico no se explica mejor por la presencia de otro trastorno (excepto otradisfunción sexual) y no es debido exclusivamente a los efectos fisiológicos directos de una sustancia(p. ej., drogas o fármacos) o a una enfermedad médica.Especificar tipo:De toda la vidaAdquiridoEspecificar tipo:GeneralSituacionalEspecificar:Debido a factores psicológicosDebido a factores combinadosCriterios para el diagnóstico deF52.4 Eyaculación precoz (302.75)A. Eyaculación persistente o recurrente en respuesta a una estimulación sexual mínima antes,durante o poco tiempo después de la penetración, y antes de que la persona lo desee. El clínico debetener en cuenta factores que influyen en la duración de la fase de excitación, como son la edad, lanovedad de la pareja o la situación y la frecuencia de la actividad sexual.B. La alteración provoca malestar acusado o dificultades en las relaciones interpersonales.C. La eyaculación precoz no es debida exclusivamente a los efectos directos de alguna sustancia (p.ej., abstinencia de opiáceos).Especificar tipo:De toda la vidaAdquiridoEspecificar tipo:
  • 93. GeneralSituacionalEspecificar:Debido a factores psicológicosDebido a factores combinadosCriterios para el diagnóstico deF52.6 Dispareunia (302.76)A. Incapacidad, persistente o recurrente, para obtener o mantener una erección apropiada hasta elfinal de la actividad sexual.B. La alteración provoca malestar acusado o dificultades de relación interpersonal.C. El trastorno eréctil no se explica mejor por la presencia de otro trastorno (que no sea disfunciónsexual) y no es debido exclusivamente a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej.,drogas o fármacos) o a una enfermedad médica.Especificar tipo:De toda la vidaAdquiridoEspecificar tipo:GeneralSituacionalEspecificar:Debido a factores psicológicosDebido a factores combinadosCriterios para el diagnóstico deF52.5 Vaginismo (306.51)A. Aparición persistente o recurrente de espasmos involuntarios de la musculatura del tercio externode la vagina, que interfiere el coito.B. La alteración provoca malestar acusado o dificultad en las relaciones interpersonales.C. El trastorno no se explica mejor por la presencia de otro trastorno (p. ej., trastorno desomatización) y no es debido exclusivamente a los efectos fisiológicos directos de una enfermedadmédica.Especificar tipo:De toda la vidaAdquiridoEspecificar tipo:
  • 94. GeneralSituacionalEspecificar:Debido a factores psicológicosDebido a factores combinadosCriterios para el diagnóstico delTrastorno sexual debido a... (indicar enfermedad médica)A. Trastorno sexual clínicamente significativo, que provoca malestar acusado o dificultad en lasrelaciones interpersonales como rasgos clínicos predominantes.B. A partir de la historia clínica, la exploración física o los hallazgos de laboratorio la disfunción sexualse explica en su totalidad por los efectos fisiológicos directos de una enfermedad médica.C. El trastorno no se explica mejor por la presencia de otro trastorno mental (p. ej., trastornodepresivo mayor).Seleccionar el código y término sobre la base del trastorno sexual predominante:N94.8 Deseo sexual hipoactivo en la mujer debido a... (indicar enfermedad médica) (625.8) . Estetérmino se usa si, en una mujer, el rasgo predominante es un deseo sexual deficiente o ausente.N50.8 Deseo sexual hipoactivo en el varón debido a... (indicar enfermedad médica) (608.89) .Este término se usa si, en un varón, el rasgo predominante es un deseo sexual deficiente o ausente.N48.4 Trastorno de la erección en el varón debido a... (indicar enfermedad médica) (607.84) .Este término se usa si la disfunción eréctil masculina es el rasgo predominante.N94.1 Dispareunia femenina debida a... (indicar enfermedad médica) (625.0). Este término se usasi, en una mujer, el rasgo predominante es el dolor asociado al coito.N50.8 Dispareunia masculina debida a... (indicar enfermedad médica) (608.89). Este término seusa si, en un varón, el rasgo predominante es el dolor asociado al coito.N94.8 Otros trastornos sexuales femeninos debidos a... (indicar enfermedad médica) (625.8).Este término se usa si, en una mujer, predomina otro síntoma (p. ej., trastorno orgásmico) o nopredomina ningunoN50.8 Otros trastornos sexuales masculinos debidos a... (indic ar enfermedad médica) (608.89).Este término se usa si, en un varón, predomina otro síntoma (p. ej., trastorno orgásmico) o nopredomina ninguno.Nota de codificación: Incluir el nombre de la enfermedad médica en el Eje I, por ejemplo, N48.4Trastorno de la erección en el hombre debido a diabetes mellitus [607.84]; codificar también laenfermedad médica en el Eje III.Criterios para el diagnóstico deF1x.8 Trastorno sexual inducido por sustanciasA. Trastorno sexual clínicamente significativo, que provoca malestar acusado o dificultad en lasrelaciones interpersonales.B. A partir de la exploración física, la historia clínica y los hallazgos de laboratorio, hay pruebas deque el trastorno sexual se explica en su totalidad por el consumo de sustancias, com se manifiesta oen los casos siguientes 1 o 2:1. los síntomas del Criterio A aparecen durante o en los 30 días siguientes a la intoxicación por lasustancia2. el consumo del medicamento está etiológicamente relacionado con la alteración
  • 95. C. La alteración no se explica mejor por la presencia de un trastorno sexual no inducido porsustancias, como lo demuestra el hecho de que los síntomas preceden al inicio del consumo o ladependencia de la sustancia (o consumo de fármacos); los síntomas persisten durante u tiempo nsustancial (p. ej., 1 mes) después de haber finalizado la intoxicación, o son excesivos en relación conlo que cabría esperar, dados el tipo o la cantidad de la sustancia usada o la duración de su consumoo bien hay pruebas de la existencia de un trastorno sexual independiente no inducido por sustancias(p. ej., una historia de episodios recurrentes no relacionados con sustancias).Nota: Este diagnóstico debe establecerse en lugar del diagnóstico de intoxicación por sustancias sólosi el trastorno sexual es excesivo en comparación con el que se presenta durante la intoxicación y siel trastorno es de suficiente gravedad como para merecer atención clínica independiente.Codificar trastorno sexual inducido por (sustancia específica):F10.8 Alcohol [291.8] F15.8 Anfetamina (o sustancias de acción similar) [292.89] F14.8 Cocaína[292.89] F11.8 Opiáceos [292.89] F13.8 Sedantes, hipnóticos o ansiolíticos [292.89] F19.8 Otrassustancias (o desconocidas) [292.89]Especificar si:Con alteración del deseoCon alteración de la excitaciónCon alteración del orgasmoCon dolor sexualEspecificar si:Con inicio durante la intoxicación : cuando se cumplen los criterios para la intoxicación porsustancias y los síntomas aparecen durante su curso.ParafiliasF65.2 Exhibicionismo (302.4)F65.0 Fetichismo (302.81)F65.8 Frotteurismo (302.89)F65.4 Pedofilia (302.2)F65.5 Masoquismo sexual (302.83)F65.5 Sadismo sexual (302.84)F65.1 Fetichismo transvestista (302.3)F65.3 Voyeurismo (302.82)F65.9 Parafilia no especificadaCriterios para el diagnóstico deF65.2 Exhibicionismo (302.4)A. Durante un periodo de por lo menos 6 meses, fantasías sexuales recurrentes y altamenteexcitantes, impulsos sexuales o comportamientos que implican la exposición de los propios genitalesa un extraño que no lo espera.B. Las fantasías, los impulsos sexuales o los comportamientos provocan malestar clínicamentesignificativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del sujeto.
  • 96. Criterios para el diagnóstico deF65.0 Fetichismo (302.81)A. Durante un período de al menos 6 meses, fantasías sexuales recurrentes y altamente excitantes,impulsos sexuales o comportamientos ligados al uso de objetos no animados (p. ej., ropa interiorfemenina).B. Las fantasías, los impulsos sexuales o los comportamientos provocan malestar clínicamentesignificativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.C. Los fetiches no deben ser únicamente artículos de vestir femeni os como los utilizados para ntransvestirse (fetichismo transvestista) o aparatos diseñados con el propósito de estimular losgenitales (p. ej., vibrador).Criterios para el diagnóstico deF65.8 Frotteurismo (302.89)A. Durante un período de al menos 6 meses, fantasías sexuales recurrentes y altamente excitantes eimpulsos sexuales o comportamientos ligados al hecho de tocar y rozar una persona en contra de suvoluntad.B. Las fantasías, los impulsos sexuales o los comportamientos provocan malestar clíni camentesignificativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.Criterios para el diagnóstico deF65.4 Pedofilia (302.2)A. Durante un período de al menos 6 meses, fantasías sexuales recurrentes y altamente ex citantes,impulsos sexuales o comportamientos que implican actividad sexual con niños prepúberes o niñosalgo mayores (generalmente de 13 años o menos).B. Las fantasías, los impulsos sexuales o los comportamientos provocan malestar clínicamentesignificativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.C. La persona tiene al menos 16 años y es por lo menos 5 años mayor que el niño o los niños delCriterio A.Nota: No debe incluirse a individuos en las últimas etapas de la adolescencia que se relacionan conpersonas de 12 o 13 años.Especificar si:Con atracción sexual por los varonesCon atracción sexual por las mujeresCon atracción sexual por ambos sexosEspecificar si:Se limita al incestoEspecificar si:Tipo exclusivo (atracción sólo por los niños)Tipo no exclusivo
  • 97. Criterios para el diagnóstico deF65.5 Masoquismo sexual (302.83)A. Durante un periodo de al menos 6 meses, fantasías sexuales recurrentes y altamente excitantes,impulsos sexuales o comportamientos que implican el hecho (real, no simulado) de ser humillado,pegado, atado o cualquier otra forma de sufrimiento.B. Las fantasías, los impulsos sexuales o los comportamientos provocan malestar clínicamentesignificativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.Criterios para el diagnóstico deF65.5 Sadismo sexual (302.84)A. Durante un período de al menos 6 meses, fantasías sexuales recurrentes y altamente excitantes,impulsos sexuales o comportamientos que implican actos (reales, no simulados) en los que elsufrimiento psicológico o físico (incluyendo la humillación) de la víctima es sexualmente excitantepara el individuo.B. Las fantasías, los impulsos sexuales o los comportamientos pro vocan malestar clínicamentesignificativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.Criterios para el diagnóstico deF65.1 Fetichismo transvestista (302.3)A. Durante un período de al menos 6 meses, fantasías sexuales recurrentes y altamente excitantes,impulsos sexuales o comportamientos que implican el acto de transvestirse, en un varónheterosexual.B. Las fantasías, los impulsos sexuales o los comportamientos provocan malestar clínicamentesignificativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.Especificar si:Con disforia sexual: si el individuo presenta malestar persistente con su papel o identidad sexualesCriterios para el diagnóstico deF65.3 Voyeurismo (302.82)A. Durante un período de al menos 6 meses, fantasías sexuales recurrentes y altamente excitantes,impulsos sexuales o comportamientos que implican el hecho de observar ocultamente a personasdesnudas, desnudándose o que se encuentran en plenaactividad sexual.B. Las fantasías, los impulsos sexuales o los comportamientos provocan malestar clínicamentesignificativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.Trastornos de la identidad sexualF64.x Trastorno de la identidad sexual (302.xx)F64.9 Trastorno de la identidad sexual no especificado (302.6)Criterios para el diagnóstico deF64.x Trastorno de la identidad sexual (302)A. Identificación acusada y persistente con el otro sexo (no sólo el deseo de obtener las supuestasventajas relacionadas con las costumbres culturales).
  • 98. En los niños el trastorno se manifiesta por cuatro o más de los siguientes rasgos:1. deseos repetidos de ser, o insistencia en que uno es, del otro sexo2. en los niños, preferencia por el transvestismo o por simular vestimenta femenina; en las niñas,insistencia en llevar puesta solamente ropa masculina3. preferencias marcadas y persistentes por el papel del otro sexo o fantasías referentes a perteneceral otro sexo4. deseo intenso de participar en los juegos y en los pasatiempos propios del otro sexo5. preferencia marcada por compañeros del otro sexoEn los adolescentes y adultos la alteración se manifiesta por síntomas tales como un deseo firme depertenecer al otro sexo, ser considerado como del otro sexo, un deseo de vivir o ser tratado como delotro sexo o la convicción de experimentar las reacciones y las sensaciones típicas del otro sexo.B. Malestar persistente con el propio sexo o sentimiento de inadecuación con su rol.En los niños la alteración se manifiesta por cualquiera de los siguientes rasgos: En los niños,sentimientos de que el pene o los testículos son horribles o van a desaparecer, de que seria mejor notener pene o aversión hacia los juegos violentos y rechazo a los juguetes, juegos y actividadespropios de los niños; en las niñas, rechazo a orinar en posición sentada, sentimientos de tener o depresentar en el futuro un pene, de no querer poseer pechos ni tener la regla o aversión acentuadahacia la ropa femenina.En los adolescentes y en los adultos la alteración se manifiesta por síntomas como preocupación poreliminar las características sexuales primarias y secundarias (p. ej., pedir tratamiento hormonal,quirúrgico u otros procedimientos para modificar físicamente los rasgos sexuales y de esta maneraparecerse al otro sexo) o creer que se ha nacido con el sexo equivocado.C. La alteración no coexiste con una enfermedad intersexual.D. La alteración provoca malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreasimportantes de la actividad del individuo.Codificar según la edad actual:F64.2 Trastorno de la identidad sexual en niños [302.6]F64.0 Trastorno de la identidad sexual en adolescentes o adultos [302.85]Especificar si (para individuos sexualmente maduros):Con atracción sexual por los varonesCon atracción sexual por las mujeresCon atracción sexual por ambos sexosSin atracción sexual por ninguno12. Trastornos de la conducta alimentariaF50.0 Anorexia nerviosa (307.1)F50.2 Bulimia nerviosa (307.51)F50.9 Trastorno de la conducta alimentaria no especificado (307.50)Criterios para el diagnóstico deF50.0 Anorexia nerviosa (307.1)
  • 99. A. Rechazo a mantener el peso corporal igual o por encima del valor mínimo normal considerando laedad y la talla (p. ej., pérdida de peso que da lugar a un peso inferior al 85 % del esperable, o fracasoen conseguir el aumento de peso normal durante el período de crecimiento, dando como resultado unpeso corporal inferior al 85 % del peso esperable).B. Miedo intenso a ganar peso o a convertirse en obeso, incluso estando por debajo del peso normal.C. Alteración de la percepción del peso o la silueta corporales, exageración de su importancia en laautoevaluación o negación del peligro que comporta el bajo peso corporal.D. En las mujeres pospuberales, presencia de amenorrea; por ejemplo, ausencia de al menos tresciclos menstruales consecutivos. (Se considera que una mujer presenta amenorrea cuando susmenstruaciones aparecen únicamente con tratamientos hormonales, p. ej., con la administración deestrógenos.).Especificar el tipo:Tipo restrictivo: durante el episodio de anorexia nerviosa, el individuo no recurre regularmente aatracones o a purgas (p. ej., provocación del vómito o uso excesivo de laxantes, diuréticos oenemas).Tipo compulsivo/purgativo : durante el episodio de anorexia nerviosa, el individuo recurreregularmente a atracones o purgas (p. ej., provocación del vómito o uso excesivo de laxantes,diuréticos o enemas).Criterios para el diagnóstico deF50.2 Bulimia nerviosa (307.51)A. Presencia de atracones recurrentes. Un atracón se caracteriza por: 1. ingesta de alimento en uncorto espacio de tiempo (p. ej., en un período de 2 horas) en cantidad superior a la que la mayoría delas personas ingerirían en un período de tiempo similar y en las mismas circunstancias 2. sensaciónde pérdida de control sobre la ingesta del alimento (p. ej., sensación de no poder parar de comer o nopoder controlar el tipo o la cantidad de comida que se está ingiriendo)B. Conductas compensatorias inapropiadas, de manera repetida, con el fin de no ganar peso, comoson provocación del vómito; uso excesivo de laxantes, diuréticos, enemas u otros fármacos; ayuno, yejercicio excesivo.C. Los atracones y las conductas compensatorias inapropiadas tienen lugar, c omo promedio, almenos dos veces a la semana durante un período de 3 meses.D. La autoevaluación está exageradamente influida por el peso y la silueta corporales. E. Laalteración no aparece exclusivamente en el transcurso de la anorexia nerviosa.Especificar tipo:Tipo purgativo: durante el episodio de bulimia nerviosa, el individuo se provoca regularmente elvómito o usa laxantes, diuréticos o enemas en exceso.Tipo no purgativo : durante el episodio de bulimia nerviosa, el individuo emplea otras conductascompensatorias inapropiadas, como el ayuno o el ejercicio intenso, pero no recurre regularmente aprovocarse el vómito ni usa laxantes, diuréticos o enemas en exceso.13. Trastornos del sueño Trastornos primarios del sueño Trastornos del sueño relacionados con otro trastorno mental
  • 100. Otros trastornos del sueñoTrastornos primarios del sueño DisomniasF51.0 Insomnio primario (307.42)F51.1 Hipersomnia primaria (307.44)G47.4 Narcolepsia (347)G47.3 Trastorno del sueño relacionado con la respiración (780.59)F51.2 Trastorno del ritmo circadiano (307.45) (antes trastorno del ritmo sueño-vigilia)F51.9 Disomnia no especificada (307.47) ParasomniasF51.5 Pesadillas (307.47) (antes trastorno por sueños angustiosos)F51.4 Terrores nocturnos (307.46)F51.3 Sonambulismo (307.46)F51.8 Parasomnia no especificada (307.47)Criterios para el diagnóstico deF51.0 Insomnio primario (307.42)A. El síntoma predominante es la dificultad para iniciar o mantener el sueño, o no tener un sueñoreparador, durante al menos 1 mes.B. La alteración del sueño (o la fatiga diurna asociada) provoca malestar clínicamente significativo odeterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.C. La alteración del sueño no aparece exclusivamente en el transcurso de la narcolepsia, el trastornodel sueño relacionado con la respiración, el trastorno del ritmo circadiano o una parasomnia.D. La alteración no aparece exclusivamente en el transcurso de otro trastorno mental (p. ej., trastornodepresivo mayor, trastorno de ansiedad generalizada, delirium). [En el caso de que el insomnio estérelacionado con otro trastorno mental, ver F51.0 Insomnio relacionado con otro trastorno mental]E. La alteración no es debida a los efectos fisiológicos directos de sustancia (p. ej., drogas, fármacos)o de una enfermedad médica.Criterios para el diagnóstico deF51.1 Hipersomnia primaria (307.44)A. El motivo principal de consulta es la presencia de somnolencia excesiva como mínimo durante 1mes (o menos si se trata de la forma recurrente), tal y como ponen de evidencia episodiosprolongados de sueño nocturno o episodios de sueño diurno que tienen lugar casi cada día.B. La somnolencia excesiva provoca un malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral,o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.C. La somnolencia excesiva no puede explicarse mejor por la presencia de un insomnio y no apareceexclusivamente en el transcurso de otro trastorno mental (p. ej., narcolepsia, trastorno del sueñorelacionado con la respiración, trastorno del ritmo circadiano o parasomnia) y no puede atribuirse auna cantidad inadecuada de sueño.
  • 101. D. La alteración no aparece exclusivamente en el transcurso de otro trastorno mental. [En el caso deque la hipersomnia esté relacionada con otro trastorno mental, ver F51.1 Hipersomnia relacionadacon otro trastorno mental]E. La alteración no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas,fármacos) o de una enfermedad médica.Especificar si:Recidivante: si hay períodos de somnolencia excesiva que duran como mínimo 3 días y tienen lugarvarias veces al año durante al menos 2 años.Criterios para el diagnóstico deG47.4 Narcolepsia (347)A. Ataques de sueño reparador irresistibles que aparecen diariamente durante un mínimo de 3meses.B. Presencia de uno o ambos de los siguientes síntomas:1. cataplejía (es decir, episodios breves y súbitos de pérdida bilateral del tono muscular, la mayoríade las veces en asociación con emociones intensas)2. intrusiones recurrentes de elementos del sueño REM en las fases de transición entre el sueño y lavigilia, tal y como indican las alucinaciones hipnagógicas o hipnopómpicas o las parálisis del sueño alprincipio o al final de los episodios de sueñoC. La alteración no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas,fármacos) o de una enfermedad médica.Criterios para el diagnóstico deG47.3 Trastorno del sueño relacionado con la respi ración (780.59)A. Desestructuración del sueño que provoca somnolencia excesiva o insomnio y que se considerasecundaria a una patología respiratoria relacionada con el sueño (p. ej., síndromes de apneaobstructiva del sueño o de apnea central del sueño o de hipoventilación alveolar central).B. La alteración no se explica mejor por la presencia de otro transtrono mental y no se debe a losefectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas, fármacos) o de otra enfermedad médica(diferente de un trastorno de la respiración relacionado con el sueño).Nota: Codificar también el trastorno de la respiración relacionado con el sueño en el Eje III.Criterios para el diagnóstico deF51.2 Trastorno del ritmo circadiano (307.45)A. Presencia persistente o recurrente de un patrón de sueño desestructurado que obedece a unamala sincronización entre el sistema circadiano endógeno de sueño -vigilia del individuo, por unaparte, y las exigencias exógenas de espaciamiento y duración del sueño, por otra.B. Las alteraciones del sueño provocan un malestar clínicamente significativo o deterioro social,laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.C. Las alteraciones del sueño no aparecen exclusivamente en el transcurso de otro trastorno delsueño u otro trastorno mental.
  • 102. D. El trastorno no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas,fármacos) o de una enfermedad médica.Especificar tipo:Tipo sueño retrasado: patrón de sueño persistente que consiste en acostarse y despertarse tarde,con incapacidad para conciliar el sueño y levantarse a horas más tempranas pese a desearlo.Tipo jet lag: somnolencia y estado de alerta presentes en momentos del día inadecuados, y queaparece después de repetidos viajes transmeridionales a zonas con diferente horario.Tipos cambios de turno de trabajo: insomnio que aparece durante las horas que el individuodebería dormir o somnolencia excesiva durante las horas en que debería estar despierto, debido a unturno de trabajo nocturno o a un cambio repetido del turno de trabajo.Tipo no especificadoCriterios para el diagnóstico deF51.5 Pesadillas (307.47)A. Despertares repetidos durante el período de sueño mayor o en las siestas diurnas, provocados porsueños extremadamente terroríficos y prolongados que dejan recuerdos vividos, y cuyo contenidosuele centrarse en amenazas para la propia supervivencia, seguridad o autoestima. Los despertaressuelen ocurrir durante la segunda mitad del período de sueño.B. Al despertarse del sueño terrorífico, la persona recupera rápidamente el estado orientado ydespierto (a diferencia de la confusión y desorientación que caracterizan los terrores nocturnos yalgunas formas de epilepsia).C. Las pesadillas, o la alteración del sueño determinada por los continuos despertares, provocanmalestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de laactividad del individuo.D. Las pesadillas no aparecen exclusivamente en el transcurso de otro trastorno mental (p. ej.,delirium, trastorno por estrés postraumático) y no se deben a los efectos fisiológicos directos de unasustancia (p. ej., drogas, fármacos) o de una enfermedad médica.Criterios para el diagnóstico deF51.4 Terrores nocturnos (307.46)A. Episodios recurrentes de despertares bruscos, que se producen generalmente durante el primertercio del episodio de sueño mayor y que se inician con un grito de angustia.B. Aparición durante el episodio de miedo y signos de activación vegetativa de carácter intenso, porejemplo, taquicardia, taquipnea y sudoración.C. El individuo muestra una falta relativa de respuesta a los esfuerzos de los demás por tranquilizarle.D. Existe amnesia del episodio: el individuo no puede describir recuerdo alguno detallado de loacontecido durante la noche.E. Estos episodios provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral, o de otrasáreas importantes de la actividad del individuo.F. La alteración no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas,fármacos) o de una enfermedad médica.Criterios para el diagnóstico deF51.3 Sonambulismo (307.46)
  • 103. A. Episodios repetidos que implican el acto de levantarse de la cama y andar por las habitaciones enpleno sueño, que tienen un lugar generalmente durante el primer tercio del período de sueño mayor.B. Durante estos episodios, el individuo tiene una mirada fija y perdida, se muestra relativamentearreactivo a los intentos de los demás para establecer un diálogo con él y sólo puede ser despertadoa base de grandes esfuerzos.C. Al despertar (tanto en pleno episodio como a la mañana siguiente), el sujeto no recuerda nada delo sucedido.D. A los pocos minutos de despertarse del episodio de sonambulismo, el individuo recobra todas susfacultades y no muestra afectación del comportamiento o las actividades mentales (aunque en unprimer momento puede presentar confusión o desorientación).E. Los episodios de sonambulismo provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social,laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.F. La alteración no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas,medicamentos) o de una enfermedad médica.Trastornos del sueño relacionados con otro trastorno mentalF51.0 Insomnio relacionado con otro trastorno mental (307.42)F51.1 Hipersomnia relacionada con otro trastorno mental (307.44)Criterios para el diagnóstico deF51.0 Insomnio relacionado con... (indicar el trastorno del Eje I o el Eje II)(307.42)A. El principal motivo de consulta es la dificultad para conciliar o mantener el sueño, o la sensaciónde sueño no reparador al despertarse, durante al menos 1 mes, asociadas a fatiga diurna oafectación de las actividades diarias.B. Las alteraciones del sueño (o sus secuelas diurnas) provocan malestar clínicamente significativo odeterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.C. El insomnio se considera relacionado con otro trastorno (p. ej., trastorno depresivo mayor,trastorno de ansiedad generalizada, trastorno adaptativo con síntomas de ansiedad), pero reviste lasuficiente gravedad como para merecer una atención clínica independiente.D. Estas alteraciones no se explican mejor por la presencia de otro trastorno del sueño (p. ej.,narcolepsia, trastorno del sueño relacionado con la respiración o una parasomnia).E. Estas alteraciones no se deben a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas,fármacos) o de una enfermedad médica.Criterios para el diagnóstico deF51.1 Hipersomnia relacionada con... (indicar el trastorno del Eje I o el Eje II)(307.44)A. El motivo principal de consulta es la presencia de somnolencia excesiva durante al menos 1 mes,tal como ponen de relieve episodios de sueño nocturno más prolongados de lo normal o aparicióncasi diaria de episodios de sueño diurno.
  • 104. B. La somnolencia excesiva provoca malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral ode otras áreas importantes de la actividad del individuo.C. La hipersomnia se considera relacionada con otro trastorno (p. ej., trastorno depresivo mayor,trastorno distímico), pero es de suficiente gravedad como para merecer una atención clínicaindependiente.D. Estas alteraciones no se explican mejor por la presencia de otro trastorno del sueño (p. ej.,narcolepsia, trastorno del sueño relacionado con la respiración o una parasomnia) o por una cantidadinsuficiente de sueño.E. Estas alteraciones no se deben a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas,medicamentos) o de una enfermedad médica.Otros trastornos del sueñoG47.x Trastorno del sueño debido a una enfermedad médica) (780.xx)F1x.8 Trastorno del sueño inducido por consumo de sustanciasCriterios para el diagnóstico deG47.x Trastorno del sueño debido a... (indicar enfermedad médica) (780.xx)A. Alteración prominente del sueño de suficiente gravedad como para requerir una atención clínicaindependiente.B. A partir de la historia clínica, la exploración física o las pruebas de laboratorio hay pruebas de quelas alteraciones del sueño son la consecuencia fisiológica directa de una enfermedad médica.C. Estas alteraciones no se explican mejor por la presencia de otro trastor o (p. ej., trastorno nadaptativo en el que el agente estresante es una enfermedad médica grave).D. Estas alteraciones no aparecen exclusivamente en el transcurso de un delirium.E. Estas alteraciones del sueño no cumplen los criterios para la narcolepsia ni trastorno del sueñorelacionado con la respiración.F. Estas alteraciones provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o deotras áreas importantes de la actividad del individuo.Especificar tipo:.0 Tipo insomnio (.52): si el insomnio es la alteración del sueño predominante..1 Tipo hipersomnia (.54): si la hipersomnia es la alteración del sueño predominante..8 Tipo parasomnia (.59): si la alteración del sueño predominante es una parasomnia..8 Tipo mixto (.59): si hay más de una alteración del sueño, pero ninguna predomina.Nota de codificación: Incluir el nombre de enfermedad médica en el Eje I, por ejemplo, G47.0Trastorno del sueño debido a una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, tipo insomnio [780.52];codificar también la enfermedad médica en el Eje III.Criterios para el diagnóstico deF1x.8 Trastorno del sueño inducido por consumo de sustanciasA. Alteración prominente del sueño de suficiente gravedad como para merecer una atención clínicaindependiente.
  • 105. B. A partir de la historia clínica, la exploración física, o los hallazgos de laboratorio, hay pruebas deque 1 o 2:1. los síntomas del Criterio A aparecen durante la intoxicación o la abstinencia, o dentro del messiguiente2. el fármaco está relacionado etiológicamente con la alteración del sueñoC. La alteración no se explica mejor por la presencia de un trastorno del sueño no inducido porsustancias. Entre las pruebas que demuestran que los síntomas se explicarían mejor por la presenciade un trastorno del sueño no inducido por sustancias se incluyen las siguientes: la aparición de lossíntomas precede al consumo de la sustancia (o fármaco); los síntomas persisten por un períodoconsiderable de tiempo (p. ej., alrededor de 1 mes) tras el período agudo de abstinencia ointoxicación grave, o exceden claramente de los que cabría esperar teniendo en cuenta el tipo o lacantidad de sustancia consumida o la duración de este consumo; o existen otras pruebas quesugieren la existencia de un trastorno del sueño no inducido por sustancias independiente (p. ej., unahistoria de episodios de carácter recurrente no relacionados con sustancias).D. La alteración no aparece exclusivamente en el transcurso de un delirium.E. La alteración provoca malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreasimportantes de la actividad del individuo.Nota: Sólo debe efectuarse este diagnóstico en vez del de intoxicación por sustancias o abstinenciade sustancias cuando los síntomas excedan de los que habitual ente se asocian con la intoxicación mo el síndrome de abstinencia, y cuando sean de la suficiente gravedad como para merecer unaatención clínica independiente.Código para el trastorno del sueño inducido por (sustancia específica):F10.8 Alcohol [291.8] F15.8 Anfetamina [292.89] F15.8 Cafeína [292.89] F14.8 Cocaína [292.89]F11.8 Opiáceos [292.89] F13.8 Sedantes, hipnóticos o ansiolíticos [292.89] F19.8 Otrassustancias (o desconocidas) [292.89]Especificar tipo:Tipo insomnio: si el insomnio es la alteración del sueño predominante.Tipo hipersomnia: si la hipersomnia es la alteración del sueño predominante.Tipo parasomnia: si una parasomnia es la alteración del sueño predominante.Tipo mixto: si hay más de una alteración del sueño y ninguna predomina.Especificar si:De inicio durante la intoxicación: si se cumplen los criterios para intoxicación por la sustancia y lossíntomas aparecen durante el síndrome de intoxicación.De inicio durante la abstinencia: si se cumplen los criterios para abstinencia de la sustancia y lossíntomas aparecen durante o poco tiempo después del síndrome de abstinencia.14. Trastornos del control de los impulsos no clasificados en otros apartadosF63.8 Trastorno explosivo intermitente (312.34)F63.2 Cleptomanía (312.32)F63.1 Piromanía (312.33)F63.0 Juego patológico (312.31)F63.3 Tricotilomanía (312.39)F63.9 Trastorno del control de los impulsos no especificado (312.30)
  • 106. Criterios para el diagnóstico deF63.8 Trastorno explosivo intermitente (312.34)A. Varios episodios aislados de dificultad para controlar los impulsos agresivos, que dan lugar aviolencia o a destrucción de la propiedad.B. El grado de agresividad durante los episodios es desproporcionado con respecto a la intensidad decualquier estresante psicosocial precipitante.C. Los episodios agresivos no se explican mejor por la presencia de otro trastorno mental (p. ej.,trastorno antisocial de la personalidad, trastorno límite de la personalidad, trastorno psicótico,episodio maníaco, trastorno disocial o trastorno por déficit de atención con hiperactividad) y no sondebidos a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas, medicamentos) o a unaenfermedad médica (p. ej., traumatismo craneal, enfermedad de Alzheimer).Criterios para el diagnóstico deF63.2 Cleptomanía (312.32)A. Dificultad recurrente para controlar los impulsos de robar objetos que no son necesarios para eluso personal o por su valor económico.B. Sensación de tensión creciente inmediatamente antes de cometer el robo.C. Bienestar, gratificación o liberación en el momento de cometer el robo.D. El robo no se comete para expresar cólera o por venganza y no es en respuesta a una ideadelirante o a una alucinación.E. El robo no se explica por la presencia de un trastorno disocial, un episodio maníaco o un trastornoantisocial de la personalidad.Criterios para el diagnóstico deF63.1 Piromanía (312.33)A. Provocación deliberada e intencionada de un incendio en más de una ocasión.B. Tensión o activación emocional antes del acto.C. Fascinación, interés, curiosidad acerca de o atracción por el fuego y su contexto situacional.D. Bienestar, gratificación o liberación cuando se inicia el fuego, o cuando se observa o se participaen sus consecuencias.E. El incendio no se provoca por móviles económicos, como expresión de una ideología sociopolítica,para ocultar una actividad criminal, para expresar cólera o venganza, para mejorar las propiascircunstancias de la vida, en respuesta a una idea delirante o a una alucinación, o como resultado deuna alteración del juicio (p. ej., en la demencia, retraso mental, intoxicación por sustancias).F. La provocación del incendio no se explica por la presencia de un trastorno disocial, un episodi omaníaco, o un trastorno antisocial de la personalidad.Criterios para el diagnóstico deF63.0 Juego patológico (312.31)
  • 107. A. Comportamiento de juego desadaptativo, persistente y recurrente, como indican por lo menoscinco (o más) de los siguientes ítems:1. preocupación por el juego (p. ej., preocupación por revivir experiencias pasadas de juego,compensar ventajas entre competidores o planificar la próxima aventura, o pensar formas deconseguir dinero con el que jugar)2. necesidad de jugar con cantidades crecientes de dinero para conseguir el grado de excitacióndeseado3. fracaso repetido de los esfuerzos para controlar, interrumpir o detener el juego4. inquietud o irritabilidad cuando intenta interrumpir o detener el juego5. el juego se utiliza como estrategia para escapar de los problemas o para aliviar la disforia (p. ej.,sentimientos de desesperanza, culpa, ansiedad, depresión)6. después de perder dinero en el juego, se vuelve otro día para intentar recuperarlo (tratando de"cazar" las propias pérdidas)7. se engaña a los miembros de la familia, terapeutas u otras personas para ocultar el grado deimplicación con el juego8. se cometen actos ilegales, como falsificación, fraude, robo, o abuso de confianza, para financiar eljuego9. se han arriesgado o perdido relaciones interpersonales significativas, trabajo y oportunidadeseducativas o profesionales debido al juego10. se confía en que los demás proporcionen dinero que alivie la desesperada situación financieracausada por el juegoB. El comportamiento de juego no se explica mejor por la presencia de un episodio maníaco.Criterios para el diagnóstico deF63.3 Tricotilomanía (312.39)A. Arrancamiento del propio pelo de forma recurrente, que da lugar a una pérdida perceptible de pelo.B. Sensación de tensión creciente inmediatamente antes del arrancamiento de pelo o cuando seintenta resistir la práctica de ese comportamiento.C. Bienestar, gratificación o liberación cuando se produce el arrancamiento del pelo.D. La alteración no se explica mejor por la presencia de otro trastorno mental y no se debe a unaenfermedad médica (p. ej., enfermedad dermatológica).E. La alteración causa malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreasimportantes de la actividad del individuo.15. Trastornos adaptativosCriterios para el diagnóstico deTrastornos adaptativosA. La aparición de síntomas emocionales o comportamentales en respuesta a un estresanteidentificable tiene lugar dentro de los 3 meses siguientes a la presencia del estresante.B. Estos síntomas o comportamientos se expresan, clínicamente del siguiente modo:1. malestar mayor de lo esperable en respuesta al estresante2. deterioro significativo de la actividad social o laboral (o académica)C. La alteración relacionada con el estrés no cumple los criterios para otro trastorno específico y noconstituye una simple exacerbación de un trastorno preexistente.
  • 108. D. Los síntomas no responden a una reacción de duelo.E. Una vez ha cesado el estresante (o sus consecuencias), los síntomas no persisten más de 6meses.Especificar si:Agudo: si la alteración dura menos de 6 meses.Crónico: si la alteración dura 6 meses o más.Los trastornos adaptativos son codificados según el subtipo, que se selecciona de acuerdo con lossíntomas predominantes. El estresante específico puede señalarse en el Eje IV.F43.20 Con estado de ánimo depresivo [309.0]F43.28 Con ansiedad [309.24]F43.22 Mixto, con ansiedad y estado de ánimo depresivo [309.28]F43.24 Con trastorno de comportamiento [309.3]F43.25 Con alteración mixta de las emociones y el comportamiento [309.4]F43.9 No especificado [309.9]16. Trastornos de la personalidad Trastorno de la personalidad. Criterios diagnósticos generalesF60.0 Trastorno paranoide de la personalidad (301.0)F60.1 Trastorno esquizoide de la personalidad (301.20)F21 Trastorno esquizotípico de la personalidad (301.22)F60.2 Trastorno antisocial de la personalidad (301.7)F60.3 Trastorno límite de la personalidad (301.83)F60.4 Trastorno histriónico de la personalidad (301.50)F60.8 Trastorno narcisista de la personalidad (301.81)F60.6 Trastorno de la personalidad por evitación (301.82)F60.7 Trastorno de la personalidad por dependencia (301.6)F60.5 Trastorno obsesivo-compulsivo de la personalidad (301.4)F60.9 Trastorno de la personalidad no especificado (301.9)[Artículo relacionado...]Criterios diagnósticos generales para un Trastorno de la personalidadA. Un patrón permanente de experiencia interna y de comportamiento que se aparta acusadamentede las expectativas de la cultura del sujeto. Este patrón se manifiesta en dos (o más) de las áreassiguientes:1. cognición (p. ej., formas de percibir e interpretarse a uno mismo, a los demás y a losacontecimientos)2. afectividad (p. ej., la gama, intensidad, labilidad y adecuación de la respuesta emocional)3. actividad interpersonal4. control de los impulsosB. Este patrón persistente es inflexible y se extiende a una amplia gama de situaciones personales ysociales.
  • 109. C. Este patrón persistente provoca malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o deotras áreas importantes de la actividad del individuo.D. El patrón es estable y de larga duración, y su inicio se remonta al menos a la adolescencia o alprincipio de la edad adulta.E. El patrón persistente no es atribuible a una manifestación o a una consecuencia de otro trastornomental.F. El patrón persistente no es debido a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., unadroga, un medicamento) ni a una enfermedad médica (p. ej., traumatismo craneal).Criterios para el diagnóstico deF60.0 Trastorno paranoide de la personalidad (301.0)A. Desconfianza y suspicacia general desde el inicio de la edad adulta, de forma que las intencionesde los demás son interpretadas como maliciosas, que aparecen en diversos contextos, como loindican cuatro (o más) de los siguientes puntos:1. sospecha, sin base suficiente, que los demás se van a aprovechar de ellos, les van a hacer daño oles van a engañar2. preocupación por dudas no justificadas acerca de la lealtad o la fidelidad de los amigos y socios3. reticencia a confiar en los demás por temor injustificado a que la información que compartan vaya aser utilizada en su contra4. en las observaciones o los hechos más inocentes vislumbra significados ocultos que sondegradantes o amenazadores5. alberga rencores durante mucho tiempo, por ejemplo, no olvida los insultos, injurias o desprecios6. percibe ataques a su persona o a su reputación que no son aparentes para los demás y estápredispuesto a reaccionar con ira o a contraatacar7. sospecha repetida e injustificadamente que su cónyuge o su pareja le es infielB. Estas características no aparecen exclusivamente en el transcurso de una esquizofrenia, untrastorno del estado de ánimo con síntomas psicóticos u otro trastorno psicótico y no son debidas alos efectos fisiológicos directos de una enfermedad médica.Nota: Si se cumplen los criterios antes del inicio de una esquizofrenia, añadir "premórbido", porejemplo, "trastorno paranoide de la personalidad (premórbido)".Criterios para el diagnóstico deF60.1 Trastorno esquizoide de la personalidad (301.20)A. Un patrón general de distanciamiento de las relaciones sociales y de restricción de la expresiónemocional en el plano interpersonal, que comienza al principio de la edad adulta y se da en diversoscontextos, como lo indican cuatro (o más) de los siguientes puntos:1. ni desea ni disfruta de las relaciones personales, incluido el formar parte de una familia2. escoge casi siempre actividades solitarias3. tiene escaso o ningún interés en tener experiencias sexuales con otra persona4. disfruta con pocas o ninguna actividad5. no tiene amigos íntimos o personas de confianza, aparte de los familiares de primer grado6. se muestra indiferente a los halagos o las críticas de los demás7. muestra frialdad emocional, distanciamiento o aplanamiento de la afectividadB. Estas características no aparecen exclusivamente en el transcurso de una esquizofrenia, untrastorno del estado de ánimo con síntomas psicóticos u otro trastorno psicótico y no son debidas alos efectos fisiológicos directos de una enfermedad médica.
  • 110. Nota: Si se cumplen los criterios antes del inicio de una esquizofrenia, añadir "premórbido", porejemplo, "trastorno esquizoide de la personalidad (premórbido)".Criterios para el diagnóstico deF21 Trastorno esquizotípico de la personalidad (301.22)A. Un patrón general de déficit sociales e interpersonales asociados a malestar agudo y unacapacidad reducida para las relaciones personales, así como distorsiones cognoscitivas o perceptivasy excentricidades del comportamiento, que comienzan al principio de a edad adulta y se dan en ldiversos contextos, como lo indican cinco (o más) de los siguientes puntos:1. ideas de referencia (excluidas las ideas delirantes de referencia)2. creencias raras o pensamiento mágico que influye en el comportamiento y no es consistente conlas normas subculturales (p. ej., superstición, creer en la clarividencia, telepatía o "sexto sentido"; enniños y adolescentes, fantasías o preocupaciones extrañas)3. experiencias perceptivas inhabituales, incluidas las ilusiones corporales4. pensamiento y lenguaje raros (p. ej., vago, circunstancial, metafórico, sobreelaborado oestereotipado)5. suspicacia o ideación paranoide6. afectividad inapropiada o restringida7. comportamiento o apariencia raros, excéntricos o peculiares8. falta de amigos íntimos o desconfianza aparte de los familiares de primer grado9. ansiedad social excesiva que no disminuye con la familiarización y que tiende a asociarse con lostemores paranoides más que con juicios negativos sobre uno mismoB. Estas características no aparecen exclusivamente en el transcurso de una esquizofrenia, untrastorno del estado de ánimo con síntomas psicóticos u otro trastorno psicótico o de un trastornogeneralizado del desarrollo.Nota: Si se cumplen los criterios antes del inicio de una esquizofrenia, añadir "premórbido", porejemplo, "trastorno esquizotípico de la personalidad (premórbido)".Criterios para el diagnóstico deF60.2 Trastorno antisocial de la personalidad (301.7)A. Un patrón general de desprecio y violación de los derechos de los demás que se presenta desde laedad de 15 años, como lo indican tres (o más) de los siguientes ítems:1. fracaso para adaptarse a las normas sociales en lo que respecta al comportamiento legal, como loindica el perpetrar repetidamente actos que son motivo de detención2. deshonestidad, indicada por mentir repetidamente, utilizar un alias, estafar a otros para obtener unbeneficio personal o por placer3. impulsividad o incapacidad para planificar el futuro4. irritabilidad y agresividad, indicados por peleas físicas repetidas o agresiones5. despreocupación imprudente por su seguridad o la de los demás6. irresponsabilidad persistente, indicada por la incapacidad de mantener un trabajo con constancia ode hacerse cargo de obligaciones económicas7. falta de remordimientos, como lo indica la indiferencia o la justificación del haber dañado,maltratado o robado a otrosB. El sujeto tiene al menos 18 años.C. Existen pruebas de un trastorno disocial que comienza antes de la edad de 15 años.D. El comportamiento antisocial no aparece exclusivamente en el transcurso de una esquizofrenia oun episodio maníaco.
  • 111. Criterios para el diagnóstico deF60.3 Trastorno límite de la personalidad (301.83)Un patrón general de inestabilidad en las relaciones interpersonales, la autoimagen y la efectividad, yuna notable impulsividad, que comienzan al principio de la edad adulta y se dan en diversoscontextos, como lo indican cinco (o más) de los siguientes ítems:1. esfuerzos frenéticos para evitar un abandono real o imaginado. Nota: No incluir loscomportamientos suicidas o de automutilación que se recogen en el Criterio 5.2. un patrón de relaciones interpersonales inestables e intensas caracterizado por la alternancia entrelos extremos de idealización y devaluación.3. alteración de la identidad: autoimagen o sentido de sí mismo acusada y persistentementeinestable.4. impulsividad en al menos dos áreas, que es potencialmente dañina para sí mismo (p. ej., gastos,sexo, abuso de sustancias, conducción temeraria, atracones de comida). Nota: No incluir loscomportamientos suicidas o de automutilación que se recogen en el Criterio 5.5. comportamientos, intentos o amenazas suicidas recurrentes, o comportamiento de automutilación.6. inestabilidad afectiva debida a una notable reactividad del estado de ánimo (p. ej., episodios deintensa disforia, irritabilidad o ansiedad, que suelen durar unas horas y rara vez unos días)7. sentimientos crónicos de vacío.8. ira inapropiada e intensa o dificultades para controlar la ira (p. ej., muestras frecuentes de malgenio, enfado constante, peleas físicas recurrentes).9. ideación paranoide transitoria relacionada con el estrés o síntomas disociativos graves.Criterios para el diagnóstico deF60.4 Trastorno histriónico de la personalidad (301.50)Un patrón general de excesiva emotividad y una búsqueda de atención, que empiezan al principio dela edad adulta y que se dan en diversos contextos, como lo indican cinco (o más) de los siguientesítems:1. no se siente cómodo en las situaciones en las que no es el centro de la atención.2. la interacción con los demás suele estar caracterizada por un comportamiento sexualmenteseductor o provocador.3. muestra una expresión emocional superficial y rápidamente cambiante.4. utiliza permanentemente el aspecto físico para llamar la atención sobre sí mismo.5. tiene una forma de hablar excesivamente subjetiva y carente de matices.6. muestra autodramatización, teatralidad y exagerada expresión emocional.7. es sugestionable, por ejemplo, fácilmente influenciable por los demás o por las circunstancias.8. considera sus relaciones más íntimas de lo que son en realidad.Criterios para el diagnóstico deF60.8 Trastorno narcisista de la personalidad (301.81)Un patrón general de grandiosidad (en la imaginación o en el comportamiento), una necesidad deadmiración y una falta de empatia, que empiezan al principio de la edad adulta y que se dan endiversos contextos como lo indican cinco (o más) de los siguientes ítems:1. tiene un grandioso sentido de autoimportancia (p. ej., exagera los logros y capacidades, espera serreconocido como superior, sin unos logros proporcionados).2. está preocupado por fantasías de éxito ilimitado, poder, brillantez, belleza o amor imaginarios.3. cree que es "especial" y único y que sólo puede ser comprendido por, o sólo puede relacionarsecon otras personas (o instituciones) que son especiales o de alto status.4. exige una admiración excesiva.5. es muy pretencioso, por ejemplo, expectativas irrazonables de recibir un trato de favor especial ode que se cumplan automáticamente sus expectativas.6. es interpersonalmente explotador, por ejemplo, saca provecho de los demás para alcanzar sus
  • 112. propias metas.7. carece de empatia: es reacio a reconocer o identificarse con los sentimientos y necesidades de losdemás.8. frecuentemente envidia a los demás o cree que los demás le envidian a él.9. presenta comportamientos o actitudes arrogantes o soberbios.Criterios para el diagnóstico deF60.6 Trastorno de la personalidad por evitación (301.82)Un patrón general de inhibición social, unos sentimientos de inferioridad y una hipersensibilidad a laevaluación negativa, que comienzan al principio de la edad adulta y se dan en diversos contexos, tcomo lo indican cuatro (o más) de los siguientes ítems:1. evita trabajos o actividades que impliquen un contacto interpersonal importante debido al miedo alas críticas, la desaprobación o el rechazo.2. es reacio a implicarse con la gente si no está seguro de que va a agradar.3. demuestra represión en las relaciones íntimas debido al miedo a ser avergonzado o ridiculizado.4. está preocupado por la posibilidad de ser criticado o rechazado en las situaciones sociales.5. está inhibido en las situaciones interpersonales nuevas a causa de sentimientos de inferioridad.6. se ve a sí mismo socialmente inepto, personalmente poco interesante o inferior a los demás.7. es extremadamente reacio a correr riesgos personales o a implicarse en nuevas actividades debidoa que pueden ser comprometedoras.Criterios para el diagnóstico deF60.7 Trastorno de la personalidad por dependencia (301.6)Una necesidad general y excesiva de que se ocupen de uno, que ocasiona un comportamiento desumisión y adhesión y temores de separación, que empieza al inicio de la edad adulta y se da envarios contextos, como lo indican cinco (o más) de los siguientes ítems:1. tiene dificultades para tomar las decisiones cotidianas si no cuenta con un excesivoaconsejamiento y reafirmación por parte de los demás.2. necesidad de que otros asuman la responsabilidad en las principales parcelas de su vida.3. tiene dificultades para expresar el desacuerdo con los demás debido al temor a la pérdida deapoyo o aprobación. Nota: No se incluyen los temores o la retribución realistas.4. tiene dificultades para iniciar proyectos o para hacer las cosas a su manera (debido a la falta deconfianza en su propio juicio o en sus capacidades más que a una falta de motivación o de energía).5. va demasiado lejos llevado por su deseo de lograr protección y apoyo de los demás, hasta el puntode presentarse voluntario para realizar tareas desagradables.6. se siente incómodo o desamparado cuando está solo debido a sus temores exagerados a serincapaz de cuidar de sí mismo.7. cuando termina una relación importante, busca urgentemente otra relación que le proporcione elcuidado y el apoyo que necesita.8. está preocupado de forma no realista por el miedo a que le abandonen y tenga que cuidar de símismo.Criterios para el diagnóstico deF60.5 Trastorno obsesivo-compulsivo de la personalidad (301.4)Un patrón general de preocupación por el orden, el perfeccionismo y el control mental e interpersonal,a expensas de la flexibilidad, la espontaneidad y la eficiencia, que empieza al principio de la edadadulta y se da en diversos contextos, como lo indican cuatro (o más) de los siguientes ítems: 1. 2. 3.4. 5. 6. 7. 8. 1. preocupación por los detalles, las normas, las listas, el orden, la organización o los horarios, hasta el punto de perder de vista el objeto principal de la actividad. 2. perfeccionismo que interfiere con la finalización de las tareas (p. ej., es incapaz de acabar
  • 113. un proyecto porque no cumple sus propias exigencias, que son demasiado estrictas).3. dedicación excesiva al trabajo y a la productividad con exclusión de las actividades de ocioy las amistades (no atribuible a necesidades económicas evidentes).4. excesiva terquedad, escrupulosidad e inflexibilidad en temas de moral, ética o valores (noatribuible a la identificación con la cultura o la religión).5. incapacidad para tirar los objetos gastados o inútiles, incluso cuando no tienen un valorsentimental.6. es reacio a delegar tareas o trabajo en otros, a no ser que éstos se sometan exactamentea su manera de hacer las cosas.7. adopta un estilo avaro en los gastos para él y para los demás; el dinero se considera algoque hay que acumular con vistas a catástrofes futuras.8. muestra rigidez y obstinación.
  • 114. CIE-10 Prólogo a la edición españolaLa edición española del Capítulo F (V) sobre Trastornos Mentales y del Comportamiento de la 10ªedición de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10) de la Organización Mundial de laSalud es fruto de un esfuerzo colectivo considerable. No se trata simplemente de la traducción de laversión inglesa, entre otras cosas porque no hay una versión inglesa, sino que han sido necesariascinco sucesivas, para ir incorporando la experiencia de estudios de campo y de consultasinternacionales. La versión española ha seguido el mismo proceso, de tal manera que los resultadosde la investigación en lengua española han repercutido en la versión original en inglés. Además,estas investigaciones y consultas han repercutido en la propia traducción, en la que se han adoptadoalgunas decisiones importantes para satisfacer unos objetivos mínimos. Entre estos están: a) lacorrespondencia con la terminología psiquiátrica moderna e internacional representada por la CIE -10,b) la adaptación a un lenguaje técnico, es decir, preciso, y a la tradición psiquiátrica española y c) elsuperar en lo posible anglicismos y barbarismos tan frecuentes hoy día, sobre todo, cuando éstos noañaden nada nuevo a la precisión terminológica. A pesar de todo, la jerga psiquiátrica actual quedalejos de la tradición lexicológica de la medicina, que es de raíz griega. Es el precio que ha habido quepagar por la degeneración semántica de muchos vocablos y por el hecho que gran parte de lainvestigación nosológica actual nació en los EE.UU. de Norteamérica. A continuación se detallanalgunas de estas decisiones.En la versión española el vocablo trastorno se utiliza con mayor amplitud que en la inglesa, ya quepor un lado define el ámbito de la nosología y por otro conserva la ambigüedad indispensable paraincorporar los avances del conocimiento. Así, no todas las variaciones de la personalidad se incluyenen el Capítulo F (V) y por ello no se habla, por ejemplo, de personalidad histérica o paranoide. Sóloalgunas de las personalidades con rasgos histéricos o paranoides alcanzan el grado de lo morboso.Dicho de otro modo, sólo algunas cumplen con determinados criterios diagnósticos. Cuando secumple ésto, se habla de trastornos histéricos o paranoides de la personalidad. Los d emás tipos y siacaso grados, de la personalidad no morbosos pero relevantes para la medicina, figuran en elCapítulo Z de la CIE-10 junto con otros factores que influyen en el estado de salud y en el contactocon servicios médicos.Por otro lado, no tienen el mismo grado patológico el morbus Alzheimer, la neurastenia o lapiromanía. Sin embargo, todos ellos son trastornos, con independencia de que en su día se conozcanmejor los fundamentos biológicos, psicológicos o sociales que condicionan su etiopatogenia.Trastorno es la única palabra que tolera ambigüedad en la CIE-10.En castellano, como en otras lenguas latinas, la palabra delirio incluye el delirio confusional y el delirioesquizofrénico. La necesidad de distinguir delirium de delusion (o Delir y Wahn en alemán) haobligado a utilizar delirium por un lado e ideas delirantes por otro. He de confesar que delusióncontaba con mi agrado (si acaso por su adjetivo delusivo), pero el neologismo ya antiguo de HonorioDelgado no contó con un consenso suficiente. Por otra parte, tampoco resolvía el problema del delirioconfusional, que hubiera tenido que llamarse delirium, y esta vez sin adjetivo unívoco (delirantepertenece a delirium y a idea delirante).La decisión adoptada ha permitido no utilizar nunca la palabra delirio, y conserva la palabra delirantepara idea delirante. Parecido problema plantea la palabra afectivo y trastornos afectivos tal y como seutilizan en el DSM-III. El DSM-III-r y la CIE-10 han adoptado la expresión Mood (affective) disorders.Mood, humor, es una palabra mucho más adecuada que afectivo y permite concebir estos trastornosde un modo menos restrictivo. Por eso, Bipolar affective disorders se ha traducido como Trastornobipolar (y no como Trastorno afectivo bipolar) y la palabra afectivo aparecen siempre entre paréntesis.La versión inglesa utiliza a menudo la palabra persistent, cuya traducción castellana podía sercrónico. Sin embargo, se ha preferido siempre que ha sido posible persistente por el matíz negativode la cronicidad ("enfermos crónicos") y también por soslayar la tendencia o amenaza que existe enmuchos países de excluir la patología crónica y residual del ámbito de la sanidad (por ejemplo de lacompetencia de los Ministerios de Sanidad) par pasarlos al de las prestaciones sociales. Esto asucede con los alcohólicos crónicos, con las esquizofrenias residuales, con el retraso mental, con la
  • 115. demencia del anciano o con la propia del SIDA. Con independencia del lugar donde recibenasistencia y de la entidad responsable de la misma, es cierto que la psiquiatría no puede cerrar losojos a esta patología, por mucho que esté, hoy día, fuera del alcance de sus posibilidadesterapéuticas.Ansiedad y angustia se utilizan como sinónimos en la CIE-10 (corresponden al inglés anxiety). En lamayoría de los casos figura ansiedad, ya que se utiliza con mas frecuencia en medicina en general.Angustia parece significar una mayor gravedad psiquiátrica, fuera del alcance de la experiencia yposibilidades de intervención del médico general y de especialistas no psiquiatras. Resultasorprendente el éxito de la palabra pánico en castellano. Los enfermos con crisis de este tipo, cuandose esfuerzan en describirlas, sienten un súbito alivio a sus desvelos cuando se les pr gunta: "¿Es epánico eso que Vd. siente?". "Efectivamente, eso es", es la respuesta inmediata. La palabra describemuy bien la angustia en la soledad de un espacio poblado, que es el sentido griego original. Nosucede esto en francés o alemán, donde el voca blo está impregnado por la experiencia de lospánicos colectivos de las dos guerras mundiales.Las secciones de psiquiatría infantil han abandonado muchas palabras tradicionales (dislexia porejemplo) porque han sido utilizadas de manera muy poco precisa. Algo parecido sucede con autismo.La desventaja de tener que decir trastorno específico de la lectura o trastorno generalizado deldesarrollo frente a dislexia o autismo se ve compensada por una mayor precisión. Bien es verdad quees frecuente que las clasificaciones se utilicen mal, es decir, tomando de ellas los nombres de lostrastornos sin aplicar las pautas y criterios diagnósticos con precisión. Sería penoso que estosucediera y que trastorno específico de la lectura no fuera un diagnóstico, una alfo más preciso rja,que dislexia. Por lo demás la versión española no ha presentado graves conflictos que no hayanpodido ser resueltos. La experiencia de los estudios de campo realizados demuestra que su grado deaceptación, de comodidad de uso y de fiabilidad inter-examinador son análogos a los de la versión enotras lenguas. Es de esperar que estas cualidades persistan en el futuro. Piensen aquellos que sedecidan a utilizar la CIE-10 que se trata de un instrumento para el conocimiento y para fundamentardecisiones clínicas que ha sido definido como lenguaje universal de la psiquiatría. Se trata, en miopinión, de un paso de gigantes en estas postrimerías del segundo milenio.Juan J. López-Ibor AliñoDirector de la sede del Centro Colaborador de la O.M.S. para Investigación y Enseñanza en SaludMental para España, en el Hospital Ramón y Cajal (Madrid).
  • 116. PRESENTACIÓN Aspectos generales Principales diferencias entre en capítulo V (F) de la CIE 10 y el capítulo V de la CIE 9 Otras diferencias entre la CIE 10 y la CIE 9 Problemas terminológicos Aspectos prácticos Otras versiones del capítulo V de la CIE 10Aspectos generalesLa utilización del capítulo V (F) de la CIE-10 requiere un detenido estudio de esta introduccióngeneral, así como de los párrafos de introducción y explicación adicionales situados al comienzo devarias de las categorías de la clasificación. Esto es especialmente importante en la categoría F23[Trastornos psicóticos agudos y transitorios] y en la sección F30-39 [Trastornos del humor (afectivos)].Desde hace mucho tiempo se conocen las grandes dificultades que hay para la descripción yclasificación de éstas categorías y por ello se ha puesto un especial énfasis en aclarar la forma enque han sido enfocados estos problemas.Cada trastorno se acompaña de la descripción de sus características clínicas principales, así como delas características secundarias que, aunque menos específicas, son sin embargo relevantes. Acontinuación aparecen unas "Pautas para el diagnóstico". En la mayoría de los casos indican elnúmero y los síntomas específicos que suelen requerirse para un diagnóstico fiable. Sin embargo, enla redacción de dichos síntomas se ha mantenido un cierto grado de flexibilidad de cara a lasdecisiones diagnósticas, para que la clasificación pueda ser utilizada en variadas y a menudocomplejas situaciones clínicas, en las que deben tomarse decisiones d iagnósticas antes de que elcuadro clínico haya podido ser totalmente aclarado o cuando la información es aún incompleta. Enalgunas ocasiones y para evitar repeticiones innecesarias, se proporciona la descripción clínica ypautas para el diagnóstico de ciertos grupos de trastornos, además de aquellas específicas de cadatrastorno aislado dentro del grupo.Cuando los requisitos exigidos en las pautas para el diagnóstico se cumplan de forma evidente eldiagnóstico puede ser formulado como "seguro". Sin embargo, en muchos casos es útil registrar eldiagnóstico a pesar de que las pautas no se satisfagan totalmente. El clínico y todos aquellos queutilicen las pautas diagnósticas deben decidir en qué circunstancias vale la pena recoger diagnósticosque ofrecen grados menores de confianza (tales como "provisional" si se espera que aparezca másinformación o "probable" si la obtención posterior de dicha información es muy improbable) en loscasos en los que no se satisfagan en su totalidad las pautas propuestas. L definiciones sobre la asduración de los síntomas están asimismo pensadas más como pautas generales, que como requisitosestrictos. El clínico debería utilizar su propio criterio sobre la conveniencia de escoger un diagnóstico,aunque la duración de un síntoma determinado sea ligeramente mayor o menor de lo requerido.Las pautas para el diagnóstico debieran ser, asimismo, un estímulo útil para la docencia, dado quesirven de recordatorio de aspectos de la práctica clínica que suelen encontrarse ampliamentedesarrollados en la mayoría de los manuales de Psiquiatría. También pueden ser adecuados paraaquellos proyectos de investigación en los cuales no se requiera la mayor precisión (y porconsiguiente restricción) que ofrecen los Criterios Diagnósticos de Investigación.Las descripciones y pautas no presuponen implicaciones teóricas y tampoco pretenden abarcar laamplitud de los conocimientos actuales sobre los trastornos mentales y del comportamiento. Sonúnicamente un conjunto de síntomas y descripciones consensuadas por un gran número de asesoresclínicos e investigadores de diferentes países, que sirve de base razonable para la definición de lasdiferente categorías de la clasificación de los trastornos mentales.Principales diferencias entre en capítulo V (F) de la CIE 10 y el capítulo V de la CIE 9
  • 117. Principios generales de la CIE-10La CIE-10 es mucho más amplia que la CIE-9. Los códigos numéricos (001-999) de la CIE-9 han sidosustituídos en la CIE-10 por un sistema de codificación alfanumérico de códigos de una letra seguidade dos números, que completan el nivel de tres caracteres (A00-Z99). Así se ha aumentadoconsiderablemente el número de categorías disponibles para la clasificación. Además, un nivel decuatro caracteres permite subdivisiones numéricas decimales con mayor detalle.El capítulo que trata de los trastornos mentales en la CIE-9 sólo tenía treinta categorías de trescaracteres (290-319). En el capítulo V (F) de la CIE-10 hay cien categorías. Sin embargo, varias deestas categorías no se utilizan ahora, para permitir la introducción de cambios en la clasificación sin lanecesidad de rediseñar el sistema entero.La CIE-10 en conjunto ha sido diseñada para ser la clasificación nuclear de cada una de las familiasde enfermedades y de circunstancias relacionadas con la sanidad. La utilización de caracteresadicionales, hasta cinco o seis, permite detallar más específicamente alguna de sus partes. Por elcontrario, en ocasiones, puede ser necesario condensar las categorías para conseguir unos gr pos usuficientemente amplios como para, por ejemplo, la aplicación en atención primaria o en la prácticageneral. La "familia" de clasificaciones de información no contenida en la CIE-10 pero con importantesaplicaciones médicas o sanitarias incluye la clasificación de Deficiencias, Discapacidades yMinusvalías, la Clasificación de Procedimientos en Medicina y la Clasificación de los Motivos deContacto de Enfermos con Personal Sanitario.Neurosis y psicosisLa distinción tradicional entre neurosis y psicosis que se mantenía en la CIE-9 (aunquedeliberadamente sin intentar definir ambos conceptos) no se mantiene en la CIE -10. Sin embargo, eltérmino "neurótico" persiste para un uso ocasional, por ejemplo, en el encabezamiento de un grupoprincipal de trastornos: F40-49 (Trastornos neuróticos, secundarios a situaciones estresantes ysomatomorfos). La mayoría de los trastornos considerados como neurosis por quiénes utilizan esteconcepto están en dicha sección y en las siguientes, con excepción de las neurosisdepresivas. Parafacilitar el uso de la clasificación, los trastornos se agrupan según el tema principal común o lasemejanza diagnóstica, mas que siguiendo la dicotomía neurótico -psicótico. Por ejemplo, ciclotimia(F34.0) figura en la sección F30-39 [Trastornos del humor (afectivos)], en lugar de en la sección F60-69 [Trastornos de la personalidad y del comportamiento del adulto] y todos los trastornos debidos alconsumo de sustancias psicotropas están agrupados en F10 -19, con independencia de su gravedad."Psicótico" se ha mantenido como término descriptivo, en particular en F23 [Trastornos psicóticosagudos y transitorios], sin que recurrir a él presuponga nada sobre posibles mecanismospsicodinámicos, capacidad de introspección o juicio de realidad. El concepto se usa simplementepara indicar la presencia de alucinaciones, de ideas delirantes o de un número limitado decomportamientos claramente anormales, tales como gran excitación o hiperactividad, aislamientosocial grave y prolongado no debido a depr sión o ansiedad, marcada inhibición psicomotriz y emanifestaciones catatónicas.Otras diferencias entre la CIE 10 y la CIE 9Se han agrupado en F00-F09 todos los trastornos cuya causa sea orgánica, lo que hace más fácil eluso de esta parte de la clasificación en relación con la CIE-9.La reordenación de los trastornos mentales y del comportamiento debidos a las sustanciaspsicoactivas en F10-19 ha resultado también más útil que el sistema anterior. El tercer carácter indicala sustancia usada, el cuarto y quinto carácter, el sindrome psicopatológico, por ejemplo deintoxicación aguda y estados residuales. Esto permite la información sobre todos los trastornosrelacionados con la sustancia aunque sólo se use las categorías de tres caracteres.El bloque que comprende la esquizofrénia, los estados esquizotípicos y los trastornos de ideasdelirantes (F20-F29) se han ampliado con la introducción de nuevas categorías, tales como
  • 118. esquizofrénia indiferenciada, depresión postesquizofrénica y trastorno esquizotípico. La clasificaciónde psicosis aguda breve, que se veía frecuentemente en los países en desarrollo, se ha ampliadobastante en comparación con la de la CIE-9.La clasificación de los trastornos afectivos se ha visto influenciada por la adopción del principi de otrastornos agrupados conjuntamente con un tema común. Términos tales como "depresión neurótica"y "depresión endógena" no se han usado, pero sus equivalentes próximos pueden encontrarse entrelos diferentes tipos y niveles de gravedad de la depresión que están ahora especificados (incluyendola distimia [F34.1]).Los síndromes comportamentales y los trastornos mentales asociados con disfunciones fisiológicas ycambios hormonales, tales como trastornos de la alimentación, trastornos del sueño no orgánic y os,disfunciones sexuales se han agrupado en F50 -F59 y se han descrito con mayor detalle que en laCIE-9, debido a las necesidades crecientes de tales clasificaciones en psiquiatría de enlace.El bloque F60-F69 contiene nuevos trastornos de la conducta adulta, tales como el juego patológico,la piromanía y el robo, así como trastornos más tradicionales de la persoanlidad. Los trastornos de lapreferencia sexual están diferenciados claramente de los trastornos de la identidad genérica, y lahomosexualidad en sí misma está incluida como una categoría.Problemas terminológicosTrastornoEl término "trastorno" se usa a lo largo de la clasificación para evitar los problemas que plantea elutilizar otros conceptos tales como "enfermedad" o "padecimiento". Aunqu "trastorno" no es un etérmino preciso, se usa para señalar la presencia de un comportamiento o de un grupo de síntomasidentificables en la práctica clínica, que en la mayoría de los casos se acompañan de malestar ointerfieren en la actividad del individuo. Los trastornos mentales definidos en la CIE-10 no incluyendisfunciones o conflictos sociales por sí mismos en ausencia de trastornos individuales.Psicógeno y psicosomáticoEl término "psicógeno" no ha sido utilizado en los títulos de las categorías, debido a que tienedistintos significados en las diferentes lenguas y diferentes escuelas psiquiátricas. Cuando apareceen el texto, el término debe ser interpretado en el sentido de que el clínico considera queacontecimientos vitales o dificultades ambientales desempeñan un papel importante en la génesis deltrastorno.Por los mismos motivos, el término "psicosomático" no se usa en la CIE-10. Además este términopuede implicar que los factores psicológicos no juegen un papel en el desencadenamiento, curso yevolución de otras enfermedades no descritas como psicosomáticas. Los trastornos así denominadosen otras clasificaciones aparecen en los apartados F45 (trastornos somatomorfos), F50 (trastornos dela conducta alimentaria), F52 (disfunción sexual de origen no orgánico) y F54 (factores psicológicos ydel comportamiento en trastornos o enfermedades clasificados en otro lugar). Es especialmenteimportante reparar en la categoría F54, que corresponde a la categoría 316 en la CIE la cual debe -9,utilizarse para señalar la asociación de trastornos orgánicos (codificados en otros apartados dentro dela CIE) con una etiología emocional. Por ejemplo, el asma o el eczema psicógenos deben codificarsede acuerdo con la categoría F54 del capítulo V (F) junto con el código adecuado para la enfermedadorgánica, tomado de otros capítulos de la CIE.Deficiencias, discapacidades, minsuvalías y otros términos relacionadosLos términos "deficiencia", "discapacidad" y "minusvalía" se han empleado de acuerdo con lasrecomendaciones del sistema adoptado por la OMS. En algunas ocasiones el término se ha usado enun sentido amplio cuando se podía justificar por la tradición clínica.Aspectos prácticos
  • 119. Trastornos de niños y adolescentesLas secciones F80-F89 (trastornos del desarrollo psicológico) y F90-F98 (trastornos delcomportamiento y de las emociones de comienzo habitual en la infancia y la adolescencia), abarcanúnicamente aquellos trastornos que son específicos de estas edades. Varios de los trastornos deotras categorías pueden presentarse en personas de casi cualquier edad y por lo tanto pueden serutilizados para niños y adolescentes. Por ejemplo, F50 (trastornos de la conducta alimentaria), F51(trastornos no orgánicos del sueño) y F64 (trastornos de la identidad sexual). Algunos tipos de fobiasque se presentan en la infancia plantean problemas concretos de clasificación, tal y como seespecifica en F93.1 (trastorno de ansiedad fóbica de la infancia).Registro de más de un diagnósticoSe recomienda que los clínicos sigan la regla general de anotar todos los diagnósticos que senecesiten para abarcar todo el cuadro clínico. Cuando se registre más de un diagnóstico, suele serconveniente escoger uno de ellos como diagnóstico principal, quedando los demás como secunda rioso adicionales. Debe darse prioridad a los diagnósticos más relevantes en relación con el motivo por elcual se recogen. En la práctica clínica éste suele corresponder al trastorno que motiva la consulta o elcontacto con los servicios en los cuales se recoge la información. En muchos casos será el trastornoque motivó el ingreso en el hospital, el seguimiento ambulatorio o en una unidad de hospital de día.En otros casos, desde un punto de vista de la trayectoria vital del enfermo, el diagnóstico másimportante puede corresponder al trastorno que padece el enfermo a lo largo de los años, el cualpuede ser distinto de aquel que motiva la consulta actual (por ejemplo en el caso de un enfermoafecto de esquizofrenia crónica que acude por presentar de forma aguda síntomas de ansiedad). Siexisten dudas acerca del orden en que deben registrarse varios diagnósticos, o bien el clínico noconoce con certeza el propósito al que va a ser destinado la información, una regla simple consiste enregistrar los diagnósticos en el orden numérico en el que éstos aparecen en la clasificación.Registro de diagnósticos de otros capítulos de la CIE-10Se recomienda encarecidamente el uso de otros capítulos de la CIE 10, además del capítulo V (F).Los capítulos más relevantes para los servicios de salud mental son, entre otros:Capítulo VI: Enfermedades del Sistema Nervioso (G).Capítulo XVII: Malformaciones, deformaciones y anomalías cromosómicas congénitas (Q).Capítulo XVIII : Síntomas, signos y hallazgos clínicos y de laboratorio no clasificados en otra parte(R).Capítulo XIX: Lesiones, intoxicaciones y otras secuelas de causas externas (S, T).Capítulo XX: Causas externas de morbilidad y mortalidad (X).Capítulo XXI: Factores que influyen en el estado de salud y el contacto con los servicios de salud (Z).Como registrar un diagnósticoEl diagnóstico debe ser registrado anotando el código y el texto diagnóstico correspondiente. Lomismo debe hacerse para los diagnósticos adicionales de otros capítulos.Otras versiones del capítulo V de la CIE 10Las otras versiones del capítulo V (F) de la CIE-10 que han sido o están siendo desarrolladas enparalelo con la presentada aquí son:a) Conjunto de Criterios Diagnósticos de Investigación (CDI-10).b) Sistema multiaxial para la descripción de enfermos y diagnósticos.c) Clasificación simplificada para asistencia primaria.d) Breve glosario, de formato y tamaño similares al actual glosario del capítulo V (Trastornosmentales) de la CIE-9, que se incluirá en el volumen general del CIE-10. Está destinado a serutilizado por codificadores no profesionales y para poder hacer comparaciones con otrasclasificaciones con fines administrativos y económicos.
  • 120. Estas versiones serán publicadas por separado, y serán sometidas a estudios de campointernacionales en un futuro próximo.NOTASDurante la elaboración de la sección de trastornos mentales de la CIE -10, algunas categoríasdespertaron un considerable interés y fue necesario un debate especial antes de alcanzarse unconsenso entre todos los participantes. A continuación se resume el contenido de estas discusiones. Relación de las Demencias (F01-F03) con las Deficiencias, Discapacidades y Minusvalías. Duración requerida de los síntomas de la Esquizofrenia (F20.-). Esquizofrenia Simple (F20.6). Trastornos Esquizoafectivos (F25.-). Trastornos del Humor (Afectivos) (F30-F39). Agorafobia y Trastorno de Pánico. Categorías mixtas de Ansiedad y Depresión. Relación de los Trastornos Disociativos y Somatomorfos con la Histeria. Neurastenia. Trastornos específicos de determinadas culturas. Trastornos Mentales y del Comportamiento en el Puerperio (F53.-). Trastornos de la Personalidad del Adulto (F60.-). Retraso Mental (F70-F79). Trastornos de comienzo específico en la Infancia. Trastornos de Comportamiento y las Emociones de comienzo habitual en la Infancia y la Adolescencia (F90-F98). Trastorno Mental sin especificación. Supresión de Categorías propuestas en anteriores borradores de la CIE 10.Relación de las Demencias (F01-F03) con las Deficiencias, Discapacidades y Minusvalías.La reducción de la capacidad cognitiva es esencial para el diagnóstico de demencia, pero el deterioroconsecuente del funcionamiento social, tanto a nivel familiar como laboral, no se incluye entre laspautas diagnósticas. Este es un ejemplo de un principio general que se aplica a las definiciones detodos los trastornos del capítulo V de la CIE-10, que ha sido adoptado a la vista de las diferenciasentre distintas culturas, religiones y naciones en lo que respecta a los papeles sociales al alcance delos individuos y aceptables por ellos. Sin embargo, una vez hecho el diagnóstico, la medida en que lavida familiar o la actividad laboral y las diversiones están impedidas, suele constituir un buenindicador de la gravedad del trastorno.Este es el momento oportuno para referirse a las relaciones entre síntomas, criterios diagnósticos ysistemas adoptados por la O.M.S. para describir las deficiencias, discapacidades y minusvalías. Deacuerdo con esta clasificación, las deficiencias (esto es, "toda pérdida o anormalidad de unaestructura o función") se manifiestan psicológicamente por una interferencia con funciones mentalestales como la memoria, la atención y las emociones. Hay muchos tipos de deficiencias psicológicasque han sido reconocidas como síntomas psiquiátricos. En menor grado, algunos tipos dediscapacidad (definida como "toda restricción o ausencia, debida a deficiencia, de la capacidad derealizar una actividad en la forma o dentro del rango que se considera normal para el ser humano")han sido también a veces considerados como síntomas psiquiátricos. Algunos ejemplos dediscapacidad de este tipo en el plano personal son las actividades cotidianas, por lo generalnecesarias, relacionadas con el cuidado personal y la supervivenci (asearse, vestirse, comer y a
  • 121. controlar los esfínteres). La interferencia con estas actividades suele ser una consecuencia de laalteración psicológica, y tiene muy pocas influencias culturales. Por lo tanto, las discapacidadespersonales pueden ser criterios y pautas válidos, en concreto, en el caso de la demencia.Por el contrario, las minusvalías (es decir, "las situaciones desventajosas para un individuodeterminado, que limitan o impiden el desempeño de un papel que es normal en su caso, en funciónde su edad, sexo y factores sociales y culturales") son el efecto de las deficiencias o discapacidadesen un contexto social amplio, en el que pueden influir de un modo determinante factores culturales.Por lo tanto, las minusvalías para un determinado papel no deben ser utilizadas como componentesesenciales de un diagnóstico.Duración requerida de los síntomas de la Esquizofrenia (F20. -).Estadíos prodrómicosAntes de la aparición de los síntomas esquizofrénicos característicos puede haber un períodoprodrómico de semanas o meses, en particular en enfermos jóvenes, durante el cual aparece unconjunto de síntomas inespecíficos, tales como pérdida de interés, evitación de la compañía de losotros, abandono del trabajo, irritabilidad e hipersensibilidad. Estos síntomas no son diagnósticos deningún trastorno en particular, pero tampoco son característicos del estado normal del individuo. Amenudo estos síntomas son tan perturbadores para la familia e incapacitantes para el enfermo comolos síntomas más claramente morbosos, como las ideas delirantes y las alucinaciones que sepresentan más tarde. Considerado retrospectivamente, este estadío prodrómico parece ser una parteimportante de la historia natural del trastorno, aunque hay poca información sobre pródromossimilares en otros trastornos psiquiátricos o sobre la aparición y desaparición ocasionales de estadossimilares en personas que nunca desarrollan un trastorno psiquiátrico diagnosticable.Estaría justificado incluir este estadío prodrómico en las pautas opcionales para el diagnóstico de laesquizofrenia si pudiera caracterizarse, o fuera específico de este trastorno, o si pudiera describirsecon fiabilidad y si además fuera muy raro en otro tipo de enfermos o en personas sin patología. Parael propósito de la CIE- 10 se considera que la información sobre este punto es, en el momento actual,insuficiente para justificar la inclusión del estadío prodrómico como parte del diagnóstico. Unproblema adicional, estrechamente relacionado con el anterior y también pendiente de ser resuelto,es hasta qué punto estos estadíos prodrómicos pueden distinguirse de los trastornos esquizoide yparanoide de la personalidad.Diferenciación de los trastornos psicóticos agudos y transitorios (F23.-) de la esquizofrenia (F20.-)El diagnóstico de esquizofrenia en la CIE 10 se basa en la presencia de ideas delirantes,alucinaciones y otros síntomas característicos, y porque además se satisface el requisito de unaduración mínima de un mes.Hay en algunos países una tradición clínica muy arraigada, basada en estudios descriptivos más queepidemiológicos, que apoya la noción de que hay muchas psicosis agudas que tienen unapresentación brusca, un curso breve de unas pocas semanas o incluso días y una evoluciónfavorable, que son de naturaleza distinta a la de la "dementia praecox" de Kraepelin y a la de lasesquizofrenias de Bleuler. Términos como el de "bouffé dèlirante", psicosis psicógena, psicosisesquizofreniforme, psicosis cicloide y psicosis reactiva breve indican la ext nsión y a la vez la ediversidad con que se han recogido estas perspectivas en las diferentes escuelas. También hayopiniones y datos contradictorios sobre si en estos trastornos esquizofrénicos pueden presentarsesíntomas característicos pero transitorios, así como sobre su relación frecuente con tensionespsicológicas agudas (aunque la "bouffée délirante" fué descrita originalmente como no relacionadacon claros factores precipitantes psicológicos).Dada la falta actual de conocimientos suficientes sobre la esquizofrenia y sobre estos trastornos másagudos, se consideró que la mejor opción para la CIE-10 consistía en exigir un tiempo mínimo para laaparición, reconocimiento y posterior remisión de los síntomas antes de hacer un diagnóstico deesquizofrenia. La mayor parte de los datos clínicos y la opinión de los expertos sugieren que en la
  • 122. mayoría de los enfermos con estas psicosis agudas, la instauración de los síntomas psicóticos tienelugar en unos pocos días o a lo largo de una a dos semanas como máxim y muchos de los enfermos ose recuperan con o sin medicación en dos o tres semanas. Por ello parece razonable especificar lanecesidad de la presencia de síntomas esquizofrénicos claros y característicos durante al menos unmes antes de hacer el diagnóstico. Por lo tanto, lo más adecuado parece ser tomar un mes comopunto de corte entre los trastornos agudos con síntomas esquizofrénicos y la esquizofrenia misma. Enlos enfermos psicóticos sin síntomas esquizofrénicos, cuando estos persisten más de un mes no esnecesario cambiar el diagnósitco hasta alcanzar los requisitos temporales de trastorno de ideasdelirantes (F22.0), es decir, tres meses (ver la discusión más abajo).También se sugiere una duración similar para los casos de psicosis sintomáticas aguda (la psicosis sanfetamínica es el mejor ejemplo). La desaparición de los síntomas se produce en ocho a diez díasdespues de la suspensión del tóxico, pero teniendo en cuenta que los síntomas tardan de siete a diezdías en alcanzar un nivel que dé lugar a problemas (el tiempo que tarde el enfermo en acudir a losservicios psiquiátricos), la duración total del cuadro puede ser de veinte días o más. Por tanto, sipersisten los síntomas característicos, un mes parece ser el período adecuado exigible antes dellamar esquizofrenia a un trastorno. La adopción de un mes de duración de los síntomas psicóticoscaracterísticos como pauta necesaria para el diagnóstico de esquizofrenia descarta la idea asumidade que la esquizofrenia debe ser de duración relativamente larga. Una duración de seis meses se haadoptado en varias clasificaciones nacionales, si bien de acuerdo con los conocimientos actuales noparece que una restricción del diagnóstico de este tipo suponga ninguna ventaja. En dos grandesestudios multicéntricos internacionales sobre esquizofrenia y trastornos relacionados, el segundo delos cuales era de carácter epidemiológico, se encontró que una gran proporción de enfermos cuyossíntomas eran clara y típicamente esquizofrénicos duraron más de un mes y menos de seis, ytuvieron remisiones del trastorno marcadas, o incluso completas. Por esto, parece mejor para elpropósito de la CIE-10 evitar cualquier afirmación sobre una cronicidad necesaria para el diagnósticode esquizofrenia y considerar el término como descriptivo de un síndrome de diversas etiologías(muchas de ellas desconocidas) y varias formas de presentación, que dependen del equilibrio deinfluencias genéticas, somáticas, sociales y culturales.Se ha discutido mucho sobre cuál es la duración más adecuada para los síntomas cuando se trata dehacer un diagnóstico de trastorno de ideas delirantes persistentes (F22. ). Al final se eligió, como -menos malo, un período de tres meses, ya que haber elegido un punto de corte a los seis meses omás obligaba a introducir nuevas categorías diagnósticas entre los trastornos psicóticos agudos ytransitorios (F23.-) y el trastorno de ideas delirantes persistentes. Todo el tema de la relación entreeste tipo de trastornos necesita mejores conocimientos de los que se disponen hoy día. Una soluciónrelativamente sencilla, la que da prioridad a los trastornos agudos y transitorios, parece la mejoropción y sin duda contribuirá a estimular la investigación en este campo.La elaboración de la definición de los trastornos psicóticos agudos y transitorios (F23.-) se ha guiadopor el principio de describir y clasificar un trastorno o grupo de trastornos y de hacer explícitasopciones en lugar de utilizar nociones preconcebidas aunque aceptadas. Este punto se discutebrevemente en la introducción de dichas categorías diagnósticas.En esta clasificación no se ha usado el término esquizofreniforme para ningún trastorno concreto. Larazón es que ha venido siendo aplicado en las últimas décadas a conceptos clínicos diferentes y seasocia con un conjunto de características tales como inicio agudo, duración relativamente breve,síntomas atípicos o mixtos y un relativamente buen pronóstico. Nada sugiere que este término aportenuevas ventajas, de tal forma que no hay casi ningún motivo para incluírla en la denominación de unacategoría diagnóstica. Además, la categoría F23 (trastornos psicóticos agudos y transitorios) y sussubdivisiones, y el requisito de la presencia de síntomas durante al menos un mes para el diagnósticode esquizofrenia, hace que no sea necesaria una categoría intermedia más como diagnóstico. Eltérmino esquizofreniforme se ha insertado en varios lugares como un término relevante para aquellostrastornos que tienen una mayor concordancia con el significado que ha adqui rido a lo largo deltiempo, como guía para los que quieran utilizarlo. Dichos términos son: trastorno, crisis o psicosisesquizofreniforme sin especificar en F20.8 (otra esquizofrenia) y trastorno, ataque o psicosisesquizofreniforme breve en F23.2 (trastorno psicótico agudo de tipo esquizofrénico).Esquizofrenia Simple (F20.6).
  • 123. Se conserva esta categoría diagnóstica porque sigue siendo usada en algunos paises y porque noson claras ni su naturaleza ni sus relaciones con el trastorno de la personalidad esquizoide y con eltrastorno esquizotípico, todo lo cual necesita de información adicional para poder ser resuelto. Loscriterios propuestos para su diferenciación ponen un énfasis especial en delimitar claramente en lapráctica este grupo de trastornos.Trastornos Esquizoafectivos (F25.-).La conveniencia de incluir los trastornos esquizoafectivos (F25.-) de la CIE 10 en el bloque F20-F29(esquizofrenia, trastornos esquizotípicos y trastornos de ideas delirantes) o en F30 -F39 (trastornosdel humor [afectivos]) no puede apoyarse en investigaciones definitivas en ninguno de los dossentidos. La decisión de colocarlos en F20-F29 fue consecuencia de los datos de los estudios decampo del borrador de 1987 y por los comentarios que dicho borrador suscitó en todo el mundo através de las sociedades miembros de la Asociación Mundial de Psiquiatría, lo cual demuestra quehay grandes y prestigiosas escuelas clínicas que desean que sean mantenidos entre los trastornosrelacionados con la esquizofrenia. Es importante en es contexto el que, dado un conjunto de tesíntomas afectivos, la suma de tan solo ideas delirantes no congruentes con el estado de ánimo, noes suficiente para cambiar el diagnóstico por el de trastorno esquizoafectivo. Debe estar presentedurante el mismo episodio del trastorno al menos un síntoma típicamente esquizofrénicoacompañando a los síntomas afectivos.Trastornos del Humor (Afectivos) (F30-F39).Es probable que muchos psiquiatras sigan en desacuerdo con la clasificación de los trastornos delhumor hasta que los métodos de clasificación de los síndromes clínicos puedan apoyarse al menosen parte, en datos fisiológicos y bioquímicos, en lugar de limitarse, como ocurre en la actualidad, a ladescripción clínica del estado emocional y del comportamiento. Mientras persista esta limitación, lasalternativas son: una clasificación relativamente sencilla con pocos niveles, o bien una clasificaciónmás detallada y con muchas más subdivisiones.El borrador de la CIE 10 de 1987 utilizado en los estudios de campo tenía el mérito de la sencillez.Incluía, por ejemplo, sólo episodios depresivos leves y graves, sin separación entre hipomanía ymanía y sin recomendaciones sobre la especificación de la presencia o ausencia de conceptosclínicos habituales, como los de "sindrome somático" o alucinaciones e ideas delirantes. Sin embargo,las sugerencias de muchos de los clínicos implicados en los estudios de campo y los comentariosrecibidos de otras fuentes, demostraron que había una demanda general para especificar var iosniveles de gravedad y para incluir los conceptos mencionados. Además, el análisis preliminar de losestudios de campo puso en evidencia en muchos centros, que la categoría de episodio depresivo levesuele tener una baja fiabilidad entre investigadores.También se puso de manifiesto que la opinión de los clínicos sobre el número de subdivisionesrequeridas para la depresión están muy influidas por el tipo de enfermos que tratan con másfrecuencia. Así, aquellos que trabajan en asistencia primaria, en consultas externas o en psiquiatríade enlace necesitan medios para la descripción de enfermos con estados depresivos leves peroclínicamente significativos. Aquellos que trabajan en unidades de hospitalización prefieren categoríasmás extremas.Consultas posteriores con expertos en trastornos del humor (afectivos) dieron lugar a la versiónactual, en la se han incluído opciones que especifican varios de sus aspectos, los cuales, aunque aúnno pueden ser asumidos con certeza científica, son considerados clínic amente útiles por psiquiátrasde muchas partes del mundo. Es de esperar que su inclusión estimule un mayor debate einvestigación sobre su validez clínica.Queda por resolver el problema de cómo definir y hacer utilizar el diagnóstico de las ideas delirantesno congruentes con el ánimo. Parece que hay una demanda clínica suficiente y una evidencia enfavor de la especificación de las ideas delirantes congruen tes e incongruentes con el estado deánimo, al menos como una opción adicional.
  • 124. Trastorno depresivo recurrente breveDesde la introducción de la CIE-9 se ha ido acumulando suficiente información que justifica laintroducción de una categoría especial para los tratornos depresivos breves que satisfacen las pautasde intensidad del episodio depresivo (F32.-) pero no los de duración. Estos estados recurrentes notienen aún una significación nosológica clara, pero el adscribirles una categoría debe estimular larecogida de información encaminada a un conocimiento mejor de su frecuencia y su evolución a largoplazo.Agorafobia y Trastorno de Pánico.Hay en la actualidad un importante debate sobre el carácter primario de la agorafobia o del trastornode pánico. Desde una perspectiva internacional y transcultural, la evidencia disponible no parecejustificar el abandono de una noción todavía muy aceptada, de que es mejor considerar el trastornofóbico como el trastorno primario, siendo las crisis de pánico indicadoras de la gravedad del mismo.Categorías mixtas de Ansiedad y Depresión.Muchos psiquiatras y no psiquiatras, en especial aquellos de países en desarrollo y que trabajan enatención primaria, encontrarán muy utiles los bloques F41.2 (tratorno mixto ansioso-depresivo), F41.3(otros trastornos mixtos de ansiedad), en las varias subdivisiones de F43.2 (trastorno de adaptación)y de F44.7 (trastorno disociativo [de conversión] mixto). El objeto de estas categorías es facilitar ladescripción de unos trastornos que se manifiestan por un conjunto mixto de síntomas, para los quealguna de las denominaciones psiquiátricas más simples y tradicionales no es apropiada, pero quesin embargo incluye cuadros muy frecuentes, de intenso malestar y muy invalidantes. Estos c uadrosson también muy frecuentes en la asistencia primaria médica y psiquiátrica. Puede no ser fácil utilizarestas categorías de una forma fiable, pero es importante que puedan ser estudiadas y, en casonecesario, mejoradas en su definición.Relación de los Trastornos Disociativos y Somatomorfos con la Histeria.El término "histeria" no se ha usado en el título de ninguno de los trastornos del capítulo V (F) de laCIE-10 debido a sus muchos y variados significados. En lugar de ello, se ha pref rido el término e"disociativo" para englobar a trastornos que previamente se llamaban histeria, tanto disociativos comode conversión. Esto se debe, en gran parte, a que los enfermos con las variantes disociativa yconversiva a veces comparten características adicionales y además suelen presentar ambas almismo tiempo o en diferentes momentos. También parece razonable asumir que en ambos tipos desíntomas operan los mismos o parecidos mecanismos psicológicos.La utilidad de reunir juntos a varios trastornos con un modo de presentación predominantementefísico o somático bajo la presentación del término "somatomorfo" se apoya en su aceptacióninternacional generalizada. Pero, por las razones antes mencionadas, este nuevo concepto no fuemotivo suficiente para separar las amnesias y las fugas de la pérdida disociativa de la sensibilidad yla función motriz.Si debe aceptarse la existencia real del trastorno de personalidad múltiple (F44.81) como algoindependiente de un fenómeno cultural o incluso yatrogénico e specífico, su situación mejor es elgrupo de trastornos disociativos.Neurastenia.La neurastenia se ha conservado como una categoría en la CIE -10, aunque haya sido borrada deotras clasificaciones, ya que este diagnóstico es aún frecuente en muchos países Investigaciones .realizadas en diversos medios han demostrado que una proporción considerable de casosdiagnosticados de neurastenia pueden también ser clasificados como depresión o ansiedad. Haycasos, sin embargo, en los que el cuadro clínico no se ajus a las descripciones de ninguna otra tacategoría pero satisfacen todas las pautas de un síndrome neurasténico. Es de esperar que suinclusión como una categoría independiente estimule mas investigaciones en este campo.
  • 125. Trastornos específicos de determinadas culturas.En los últimos años se ha expresado a menudo la necesidad de contar con categorías independientespara trastornos como el Latah, Amok, Koro y otros posibles trastornos específicos de diversasculturas. Sin embargo, no han fructificado los intentos para identificar estudios fiables,preferentemente epidemiológicos, que apoyen su inclusión como trastornos clínicamentediferenciables de los otros de la clasificación. Por eso no se han clasificado aisladamente. Lasdescripciones de estos trastornos sugieren que pueden ser considerados como variantes de lasmanifestaciones de ansiedad, depresión, trastornos somatomorfos o trastornos de adaptación. Porello, en caso de necesidad debe usarse el código equivalente más próximo, junto a una nota adicionalindicando a qué trastorno cultural específico se hace referencia. En estos cuadros puede tambiénhaber elementos de búsqueda de atención y de adopción del papel de enfermo, que tiende a lo quese describe en F68.1 (producción intencional o fingimiento de s íntomas o invalideces somáticas opsicológicas [trastorno ficticio]), los cuales pueden también ser registrados.Trastornos Mentales y del Comportamiento en el Puerperio (F53. -).Esta es una categoría rara y aparentemente paradójica ya que incluye la recom endación de que seutilice sólo cuando sea inevitable. Su inclusión expresa el reconocimiento de la existencia de muchosproblemas reales en muchos países en desarrollo para reunir datos sobre casos de enfermedadpuerperal. Sin embargo, incluso en ausencia de información suficiente que permita el diagnóstico dealguna variedad de trastorno del humor (afectivo), o más raramente esquizofrenia, por lo generalsuele haber datos que permitan diagnosticar un trastorno leve (F53.0) o grave (F53.1). Estasubdivisión es útil para estimular la carga asistencial y para la planificación de servicios.Esta categoría no lleva implícito que, dada la suficiente información, una proporción significativa decasos de enfermedad mental post-parto no puedan ser clasificados en otros apartados. La mayoríade los expertos en este campo son de la opinión de que un cuadro clínico de psicosis puerperal muydifícilmente se puede diferenciar de forma fiable de un trastorno del humor (afectivo) o de unaesquizofrenia, lo cual justifica una categoría especial. Cualquier psiquiatra que pertenezca a laminoría que opina que existen psicosis post-parto específicas, puede usar esta categoría, pero debeser consciente de su verdadero propósito.Trastornos de la Personalidad del Adulto (F60. -).En todas las clasificaciones actuales, los trastornos de la personalidad en el adulto conllevan unaserie de problemas cuya solución requiere una extensa información que sólo puede provenir deinvestigaciones amplias y que requieren mucho tiempo. La difer ncia entre la observación y la einterpretación se hace particularmente problemática cuando se intentan definir pautas diagnósticaspara estos trastornos. También constituye un problema no resuelto, a la luz de los conocimientosactuales, el número de pautas que deben cumplirse para confirmar un diagnóstico. Sin embargo, losintentos realizados para especificar pautas diagnósticas para esta categoría pueden ayudar ademostrar que se necesita un nuevo enfoque para la descripción de los trastornos de la person alidad.Despues de ciertas dudas iniciales, se incluyó finalmente una breve descripción del trastorno limite dela personalidad (F60.31) como una subcategoría del trastorno de inestabilidad emocional de lapersonalidad (F60.3), de nuevo con la esperanza de estimular la investigación.Otros trastornos de la personalidad del adulto (F68.-)Se incluyen aquí dos categorías que no figuraban en la CIE-9, que son F68.0 (elaboración psicológicade síntomas somáticos) y F68.1 (producción intencionada o fingimiento de síntomas o invalidecessomáticas o psicológicas [trastorno ficticio]). Se trata, estrictamente hablando, de trastornos del papelde enfermo o conductas de enfermedad y por lo tanto es conveniente agruparlos junto con otrostrastornos del comportamiento del adulto. Junto a la simulación (Z76.5), que siempre ha estado fueradel capítulo V de la CIE, estos trastornos forman un trío diagnóstico que necesita a menudo serconsiderado en conjunto. La diferencia esencial entre los dos primeros y la simulación es que la
  • 126. motivación para la simulación es obvia y suele limitarse a situaciones que implican peligro personal,sentencias legales o grandes sumas de dinero.Retraso Mental (F70-F79).La política seguida en el capítulo V de la CIE 10 con respecto al retraso mental ha sido darle untratamiento tan breve y sencillo como fuera posible, reconociendo que sólo un sistema multiaxialcomprensivo puede hacer justicia a este punto. Es necesario desarrollar un sistema por separado yya se han iniciado investigaciones para hacer propuestas de aplicación internacional.Trastornos de comienzo específico en la Infancia.Trastornos del desarrollo psicológico (F80-F89)Los trastornos de la infancia tales como el autismo infantil y la psicosis desintegrativa, clasificados enla CIE-9 como psicosis, se contemplan ahora, más adecuadamente, entre los trastornosgeneralizados del desarrollo (F84.-). A pesar de las dudas sobre su nosología, se ha considerado quehay suficiente información como para justificar la inclusión de los síndromes de Rett y de Aspergerentre los trastornos específicos de este grupo. También s ha incluído, por su probable utilidad epráctica, al trastorno hipercinético asociado a retraso mental y movimientos estereotipados (F84.4) apesar de su carácter mixto.Trastornos de Comportamiento y las Emociones de comienzo habitual en la Infancia y laAdolescencia (F90-F98).Durante muchos años, las diferencias de opinión internacionales sobre la amplitud del concepto detrastorno hipercinético (F90.-) han sido un problema conocido. Este problema fue discutido en detalleen el encuentro entre los consultores de la O.M.S y otros expertos, organizado bajo los auspicios delproyecto conjunto OMS-ADAMHA. El trastorno hipercinético se define en la CIE-10 con mayoramplitud que en la CIE-9. La definición de la CIE-10 es también diferente en el relatiovo énfasis quese da a los síntomas que constituyen el síndrome hipercinético en su conjunto. Puesto que la basepara la definición ha sido los datos empíricos de investigaciones recientes, hay suficientes razonespara pensar que la definición de la CIE-10 representa un avance significativo.El trastorno hipercinético disocial (F90.1) es uno de los pocos ejemplos de una categoría combinadaque quedan en el capítulo V (F) de la CIE-10. En este diagnóstico se indica que deben cumplirse laspautas para el trastorno hipercinético (F90.-) y las del trastorno disocial (F91.-). Estas pocasexcepciones a la regla general están justificadas por su conveniencia clínica, a la vista de lacoexistencia frecuente de estos trastornos y de la importancia consiguiente del síndrome mi to. Sin xembargo, en los Criterios Diagnósticos para Investigación de los trastornos mentales y delcomportamiento, se recomienda que para fines de investigación se describan los casos aislados enesta categoría de acuerdo con la hiperactividad, las altera ciones emocionales y la gravedad deltrastorno disocial (además de por la categoría combinada como diagnóstico global).El trastorno disocial desafiante y oposicionista (F91.3) no estaba en la CIE-9 pero se ha incluído en laCIE-10 por su potencial predictivo de problemas de conducta posteriores. Sin embargo, hay una notarecomendando su uso preferentemente en los niños más pequeños.La categoría 313 de la CIE-9 (trastornos de las emociones específicos de la infancia y adolescencia)se ha desdoblado en dos categorías separadas en la CIE-10: los trastornos de las emociones decomienzo habitual en la infancia (F93.-) y los trastornos del comportamiento social de comienzohabitual en la infancia y adolescencia (F94.-), debido a la necesidad de diferenciar tanto en niñoscomo en adultos las diversas formas de ansiedad mórbida y emociones parecidas. La frecuencia conla que los trastornos emocionales de la infancia no desembocan en un trastorno similar en la vidaadulta y el comienzo frecuente de trastornos neuróticos en los adultos son claros indicadores de estanecesidad. El criterio clave y definitorio usado en la CIE-10 es la adecuación de la emociónpresentada al estadio de desarrollo del niño, además de una persistencia excepcional y unaalteración del funcionamiento social. En otras palabras, cuando se presenta tan sólo una forma leve,
  • 127. estos trastornos de la infancia son claras exageraciones de los estados emocionales y de lasreacciones que se consideran normales para su edad. Si el contenido del estado emo cional esexcepcional, o si se presenta a una edad no frecuente, deben usarse las categorías generales de laclasificación. A pesar de su nombre, la nueva categoría F94.- (trastornos del comportamiento socialde comienzo habitual en la infancia y adolescencia) no va en contra de la regla general de la CIE-10de no usar como criterio diasgnóstico la interferencia con el papel social. Las anomalías delcomportamiento social incluídas en F94.- son de un número limitado y se restringen a las relacionesdel hijo con los padres y con la familia próxima. Estas relaciones no tienen las mismas connotaciones,ni muestran las variaciones culturales de aquellas que se presentan en el contexto del trabajo o de lamanutención de la familia, las cuales no son pautas para el diagnóstico.Un número de categorías frecuentes en psiquiatría infantil, tales como los trastornos de la conductaalimentaria (F50.-), los trastornos no orgánicos del sueño (F51.-) y los trastornos de la identidadsexual (F64.-) se encuentran en las secciones generales de la clasificación porque comienzan y sepresentan con frecuencia en adultos. Sin embargo, se pensó que unas características clínicasespecíficas justificaban las categorías adicionales del trastorno de la conducta alimentaria en lainfancia (F98.2) y la pica en la infancia (F98.3).Es necesario tener en cuenta al utilizar las secciones F80-F89 y F90-F98, el capítulo neurológico dela CIE-10 (capítulo VI), que contiene síndromes con manifestaciones predominatemente físicas yetiología claramente "orgánica", entre ellos el síndrome de Kleine- Levin (G47.8) es de particularinterés para los psiquiatras infantiles.Trastorno Mental sin especificación.Hay razones prácticas por las que se precisa una categoría que recoja los trastornos menta no lesespecificados. Sin embargo, la subdivisión del espacio clasificatorio disponible para el capítulo V (F)en 10 secciones, cada uno cubriendo un área específica, plantea un problema para este requisito. Lasolución menos mala era usar la última categoría en el orden numérico de la clasificación, es decir,F99.Supresión de Categorías propuestas en anteriores borradoesde la CIE 10.El proceso de consultas y revisiones de la literatura que precedió al borrador del capítulo V (F) de laCIE-10 dio lugar a muchas propuestas de cambios. La decisiones sobre la aceptación o rechazo deestas propuestas estuvieron condicionadas por un gran nú mero de factores, entre ellos los resultadosde los estudios de campo, las consultas con los directores de los centros colaboradores de la O.M.S,los resultados de la colaboración con organizaciones no gubernamentales, la opinión de los miembrosde los paneles de expertos consultores de la OMS, los resultados de las traducciones de laclasificación y las limitaciones de las reglas que rigen la estructura de la CIE-10 en su conjunto. Engeneral ha sido fácil rechazar propuestas que eran muy particulares o qu no se apoyaban en la eevidencia, así como aceptar aquellas que venían acompañadas de una justificación consistente.Algunas propuestas, aunque razonables cuando se consideraban aisladas, no pudieron seraceptadas por la repercusión que pequeños cambios en una parte de la clasificación podrían tener enotras secciones. Algunas otras propuestas fueron muy sugestivas, pero precisaban mayorinvestigación antes de ser consideradas para el uso internacional. Varias de estas propuestasincluídas en las primeras versiones de la clasificación, fueron omitidas de la versión final, por ejemplola "acentuación de rasgos de personalidad" y el "uso peligroso de sustancias psicotropas". Es deesperar que continúe la labor investigadora sobre la situación nosológica y la utilidad de estas u otrascategorías nuevas.
  • 128. Categorías principales y descripcionesF00-F09Trastornos mentales orgánicos, incluidos los sintomáticosLa mayoría de los trastornos mentales orgánicos pueden comenzar a cualquier edad, excepto quizásdurante la primera infancia. En la práctica, la mayoría de estos trastornos tienden a empezar en laedad adulta. Algunos de estos trastornos son aparentemente irreversibles y progresivos y otros sontransitorios o responden a tratamientos específicos.El uso del término "orgánico" significa que el síndrome clasificado como tal puede ser atribuido a untrastorno o enfermedad cerebral orgánico o sistémico diagnosticable en sí mismo. El término"sintomático" se utiliza para los trastornos mentales orgánicos en los cuales la afectación cerebral essecundaria a un trastorno o enfermedad sistémico extracerebral.Para el diagnóstico de los trastornos de esta sección se requiere, en la mayoría de los casos, haceruso de dos códigos: uno para el síndrome psicopatológico y otro para el trastorno subyacente.DemenciaLa demencia es un síndrome debido a una enfermedad del cerebro, generalmente de naturalezacrónica o progresiva, en la que hay déficits de múltiples funciones corticales superiores, entre ellas lamemoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, ellenguaje y el juicio. La conciencia permanece clara. El déficit cognoscitivo se acompaña por logeneral, y ocasionalmente es precedido, de un deterioro en el control emocional, del comportamientosocial o de la motivación. Este síndrome se presenta en la enfermedad de Alzheimer, en laenfermedad vasculocerebral y en otras condiciones que afectan al cerebro de forma primaria osecundaria.La demencia produce un deterioro intelectual apreciable que repercute en la actvidad cotidiana del ienfermo, por ejemplo, en el aseo personal, en el vestirse, en el comer o en las funciones excretoras.Este deterioro de la actividad cotidiana depende mucho de factores socioculturales. Los cambios enel modo como el enfermo desempeña su actividad social, tales como el conservar o el buscar unempleo, no deben de ser utilizados como pautas para el diagnóstico, porque hay grandes diferenciastransculturales y factores externos que repercuten en el mercado laboral.Si estuvieran presentes síntomas depresivos que no llegan a satisfacer las pautas diagnósticas deepisodio depresivo (F32.0-F32.3) o si se presentaran alucinaciones o ideas delirantes, puederecurrirse a un quinto carácter para indicar cuáles de ellas son predominantes:.x0 Sin síntomas adicionales..x1 Con predominio de ideas delirantes..x2 Con predominio de alucinaciones..x3 Con predominio de síntomas depresivos..x4 Con otros síntomas mixtos.Pautas para el diagnósticoDeterioro de la memoria que afecta a la capacidad para registrar, almacenar y recuperar informaciónnueva. En estadios avanzados pueden también perderse contenidos familiares y material aprendidoen el pasado. Hay además un deterioro del pensamiento y de la capacidad de razonamiento, unareducción en el flujo de las ideas y un deterioro del proceso de almacenar información, por lo que alindividuo afectado le resulta cada vez más difícil prestar atención a más de un estímulo a la vez,como, por ejemplo, tomar parte en una conversación con varias personas. T ambién hay una dificultaden cambiar el foco de atención de un tema a otro. Para poder hacer un diagnóstico claro dedemencia, los síntomas y el deterioro deben haber estado presentes por lo menos durante seismeses.
  • 129. F00 Demencia en la enfermedad de Alzhei merF00.0 Demencia en la enfermedad de Alzheimer de inicio precoz.F00.1 Demencia en la enfermedad de Alzheimer de inicio tardío.F00.2 Demencia en la enfermedad de Alzheimer atípica o mixta.F00.9 Demencia en la enfermedad de Alzheimer sin especificación.La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad degenerativa cerebral primaria, de etiologíadesconocida que presenta rasgos neuropatológicos y neuroquímicos característicos. El trastorno seinicia por lo general de manera insidiosa y lenta y evoluciona progresivamente durante un período deaños. El período evolutivo puede ser corto, dos o tres años, pero en ocasiones es bastante más largo.Puede comenzar en la edad madura o incluso antes (enfermedad de Alzheimer de inicio presenil),pero la incidencia es mayor hacia el final de la vida (enfermedad de Alzheimer de inicio senil). Encasos con inicio antes de los 65 a 70 años es posible tener antecedentes familiares de una demenciasimilar, el curso es más rápido y predominan síntomas de lesión e los lóbulos temporales y nparietales, entre ellos disfasias o dispraxias. En los casos de inicio más tardío, el curso tiende a sermás lento y a caracterizarse por un deterioro más global de las funciones corticales superiores. Losenfermos con síndrome de Down tienen un alto riesgo de desarrollar una enfermedad de Alzheimer.La demencia en la enfermedad de Alzheimer se considera hoy día irreversible.Pautas para el diagnósticoa) Presencia de un cuadro demencial, como el descrito mas arriba.b) Comienzo insidioso y deterioro lento. El momento exacto del inicio del cuadro es difícil de precisar,aunque los que conviven con el enfermo suelen referir un comienzo brusco.c) Ausencia de datos clínicos o en las exploraciones complementarias que sugieran que el t astorno rmental pudiera ser debido a otra enfermedad cerebral ó sistémica capaces de dar lugar a unademencia (por ejemplo, hipotiroidismo, hipercalcemia, deficiencia de vitamina B12, deficiencia deniacina, neurosífilis, hidrocefalia normotensiva o hematoma subdural).d) Ausencia de un inicio apoplético, súbito o de signos neurológicos focales, tales como hemiparesia,déficits sensoriales, defectos del campo visual o falta de coordinación de movimientos, signos estosque no han tenido que estar presentes e la etapas iniciales de la enfermedad (aunque puedan nsuperponerse a ella en períodos más avanzados).En un cierto número de casos, los rasgos de la enfermedad de Alzheimer y los de la demenciavascular pueden estar simultáneamente presentes. Si ambos coin ciden claramente deberá hacerseun doble diagnóstico (y codificación). Si una demencia vascular precede a una enfermedad deAlzheimer, es posible que esta última sea imposible de diagnosticar en la práctica clínica.Incluye: Demencia degenerativa de tipo Alzheimer.F00.0Demencia en la enfermedad de Alzheimer de inicio precozEl inicio es más precoz que el de F00.1 y el deterioro tiene una evolución más rápida, con marcadasalteraciones de las funciones corticales superiores. En la mayoría de los casos se presentan, enperíodos relativamente precoces de la evolución, afasias, agrafía, alexia o apraxias.Pautas para el diagnósticoLas mismas que para F00, pero teniendo en cuenta el comienzo más temprano que la forma senil, esdecir, antes de los 65 años. El curso progresivo suele ser rápido.
  • 130. Incluye:Enfermedad de Alzheimer de tipo 2.Demencia presenil de tipo Alzheimer.F00.1Demencia en la enfermedad de Alzheimer de inicio tardíoDemencia en la enfermedad de Alzheimer en la que el comienzo clínico tiene ugar después de la ledad de los 65 años, normalmente hacia finales de los 70 e incluso más tarde, cuyo curso progresalentamente y en la que normalmente el rasgo más prominente es el deterioro de la memoria.Pautas para el diagnósticoLas mismas que para F00, teniendo en cuenta además la presencia o ausencia de los rasgos que ladiferencian de la forma de comienzo precoz (F00.0).Incluye:Enfermedad de Alzheimer de tipo 1.Demencia senil de tipo Alzheimer.F00.2Demencia en la enfermedad de Alzheimer atípic a o mixtaDemencias cuyas características no se ajustan a las descripciones y pautas para el diagnóstico deF00.0 y F00.1 y demencias mixtas, vascular y de Alzheimer.F00.9Demencia en la enfermedad de Alzheimer sin especificaciónF01 Demencia vascularF01.0 Demencia vascular de inicio agudo.F01.1 Demencia multi-infarto.F01.2 Demencia vascular subcortical.F01.3 Demencia vascular mixta cortical y subcortical.F01.8 Otras demencias vasculares.F01.9 Demencia vascular sin especificación.La demencia vascular (antes llamada demencia arteriosclerótica) incluye a la demencia multi-infarto, yse distingue de la demencia en la enfermedad de Alzheimer por el modo de comienzo, lascaracterísticas clínicas y la evolución. Lo más característico es que haya antecedentes de ictustransitorios, con breves trastornos de conciencia y paresias o pérdidas de visión fugaces. Lademencia puede también ser consecutiva a una serie de accidentes vasculares agudos o más raravez a un único ataque apoplético mayor. Es entonces cuando se manifiesta un cierto deterioro de lamemoria y del pensamiento. El comienzo de la enfermedad tiene lugar en la edad avanzada. Elcuadro suele ser brusco, como consecuencia de un episodio isquémico aislado o la demencia puedeir haciéndose presente de una manera más gradual. La demencia es la consecuencia de los infartosdel tejido cerebral secundarios a una enfermedad vascular, incluida la enfermedad vascularhipertensiva. Por lo general, los infartos son pequeños y sus efectos son acumulativos.Pautas para el diagnósticoPresencia de demencia. Deterioro cognoscitivo, que suele ser desigual, de tal manera que puedehaber una pérdida de memoria, un deterioro intelectual y signos neurológicos focales, mientras que la
  • 131. conciencia de enfermedad y la capacidad de juicio pueden estar relativamente conservadas. Uncomienzo brusco, un deterioro escalonado y la presencia de síntomas y signos neurológicos focalesaumenta la probabilidad del diagnóstico de demencia vascular, cuya confirmación ven drá sólo, enalgunos casos, de la tomografía axial computarizada o en último extremo de la neuropatología.Otras características son: hipertensión arterial, soplos carotídeos, labilidad emocional con distimiasdepresivas pasajeras, llantos o risas intempestivas, episodios transitorios de obnubilación deconciencia o de delirium, a menudo provocados por nuevos infartos. Suele aceptarse que lapersonalidad se mantiene relativamente bien conservada, pero en algunos casos hay cambiosevidentes de la misma, apareciendo apatía o desinhibición o acentuación de rasgos previos, talescomo egocentrismo, actitudes paranoides o irritabilidad.Incluye: Demencia arteriosclerótica.La demencia vascular puede coexistir con la de Alzheimer. En este caso utilizar el código F00.2,como en los casos en los que un accidente vascular surge sobre un cuadro clínico y unosantecedentes que sugieren la presencia de una enfermedad de Alzheimer.F01.0 Demencia vascular de inicio agudoSe desarrolla por lo general de un modo rápido tras una serie de ictus debidos a trombosisvasculares, embolias o hemorragias. En casos raros, la causa puede ser un único infarto de grantamaño.F01.1 Demencia multi-infartoTiene un inicio más gradual que la forma aguda, normalmente precedido de varios episodiosisquémicos menores que producen un número creciente de infartos del parénquima cerebral.F01.2 Demencia vascular subcorticalGeneralmente la corteza cerebral está indemne, lo cual contrasta con el cuadro clínico, que puedeparecerse mucho al de una demencia de la enfermedad de Alzheimer (cuando se presenta unadesmielinización difusa de la sustancia blanca puede utilizarse el término de encefalopatía deBinswanger). Pueden existir antecedentes de hipertensión arterial y de focos de destrucciónisquémica en las zonas profundas de la sustancia blanca de los hemisferios cerebrales.F01.3 Demencia vascular mixta, cortical y subcorticalCon componentes mixtos, cortical y subcortical.F01.8 Otra demencia vascular
  • 132. F01.9 Demencia vascular sin especificación